AGLI Recortes de Prensa   Viernes 9  Noviembre 2018

El enemigo está dentro
Jesús Laínz Libertad Digital 9 Noviembre 2018

Lo más grave es que los principales enemigos de España, los principales traidores, se sientan en el Consejo de Ministros.

–Pero si no hay altercados públicos, lógicamente eso no significa que no pueda haber un delito de rebelión, como sí que se produjo. Lo que se produjo el pasado 6 y 7 de septiembre en el Parlamento de Cataluña se puede entender como un delito de rebelión. Creo que clarísimamente ha habido un delito de rebelión, de sedición, en España, y que en consecuencia deberían ser extraditados esos responsables políticos a España.

Así de claro fue Pedro Sánchez en sus declaraciones televisadas del pasado mes de mayo, aunque de las incalificables declaraciones de la incalificable Carmen Calvo parezca deducirse que se trataba de otra persona por no ser presidente en aquel momento. La política en España es una perpetua burla a los ciudadanos.

Pero ahora, seis meses después, Sánchez se sienta en el sillón de La Moncloa gracias precisamente al apoyo de los partidos golpistas y filoterroristas, por lo que a nadie debería sorprender que hayaforzado a la Abogacía del Estado a contradecir a la Fiscalía no acusando a los golpistas del delito de rebelión, ése que tan claramente está tipificado en el artículo 472 del Código Penal.

Según parece, la clave de la cuestión es la ausencia de violencia suficiente como para considerar que, efectivamente, se produjo una rebelión. Las imágenes captadas se cuentan por cientos, si no por miles, y en todas ellas queda muy claro que si no corrió la sangre fue gracias al impecable comportamiento de policías y guardias civiles, que aguantaron el infame comportamiento de los separatistas con una fortaleza y una profesionalidad admirables. Pues si hubiera dependido de los dirigentes y mozos de escuadra golpistas –ésos que poco tiempo atrás habían pretendido adquirir armamento bélico–, se habrían vertido ríos. ¿Hace falta recordar las repetidas declaraciones de dirigentes separatistas explicando que sin muertos no habrá independencia? Hay que ser canalla para movilizar a los demás. Y muy canalla para encima desear que alguno pierda la vida para mayor gloria del movilizador.

El aberrante criterio gubernamental tendrá evidentes efectos atenuadores en las decisiones de los jueces españoles, pero tan importante o más que eso será el mensaje recibido por los demás países de la UE, que no tendrán ningún motivo para conceder más importancia al golpe de Estado que la que le conceda el Gobierno del propio país afectado. Si el Gobierno español no se ocupa de la primera de sus obligaciones, garantizar la pervivencia del Estado, que nadie sueñe con que se vayan a ocupar de ello los Gobiernos y tribunales de los demás países europeos.

Llevamos cuarenta años de vulneración del Estado de Derecho por parte tanto de los separatistas como de los inútiles perjuros que nos han gobernado desde que se promulgó la Constitución de 1978, y sorprende que todavía no haya saltado por los aires. Pero la mina subterránea que le están excavando los calamitosos gobernantes actuales será el golpe definitivo. Aunque muchos sigan sin darse cuenta, los españoles nos estamos jugando en estos días nuestra legalidad, nuestra estabilidad, nuestra prosperidad y nuestra paz.

Si el golpe de Estado de septiembre-octubre de 2017 les sale gratis a los golpistas, sea mediante sentencia sea mediante indulto; si el propio Gobierno no hace que la ley se cumpla caiga quien caiga, y mucho más ante unos hechos que podrían haber desembocado en derramamiento de sangre entre catalanes, no podrá después exigir a los españoles que cumplan las leyes ni a los políticos separatistas que no vuelvan a organizar un golpe de Estado.

Quizá conviniese recordar que la última vez en que el Estado de Derecho desapareció de España, debido precisamente a su demolición por los propios gobernantes, fue la sangrienta primavera de 1936. Como declararía con amarga contundencia Claudio Sánchez-Albornoz, presidente del Gobierno de la República en el exilio, los republicanos fueron los culpables de la Guerra Civil "por no haber sabido mantener el orden, cayera quien cayera". Algunos deberían tomar nota de las lecciones de la historia.

Lo más grave de lo que sucede hoy en España no es que los principales interesados en su demolición sean los separatistas. Eso es lógico y está muy claro desde hace muchas décadas, aunque la mayoría de los españoles no hayan querido darse cuenta de ello hasta que vieron las imágenes del año pasado en la televisión. Lo más grave es que los principales enemigos de España, los principales traidores, se sientan en el Consejo de Ministros.

Como dijeron aquéllos, "¡el enemigo está dentro, disparad sobre nosotros!".

www.jesuslainz.es

Sumisión de poderes
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 9 Noviembre 2018

El gobierno podemita presidido por Sánchez presentó anteayer su programa de Gobierno, que consiste en un golpe de estado loncheado, al modo del régimen comunista y narcotraficante de Venezuela que con tanto ahínco defienden el abyecto Zapatero y su monaguillo Iñigo black Errejón. Es la táctica del salami leninista: ir cortando, rodajita a rodajita, el cuerpo institucional opuesto a la dictadura hasta dejarlo en la cuerdecita y la chapa.

Antes de salvar la vida que nunca peligró gracias a la hebilla-granada que los Mozos de Escuadra dejaron circular en el AVE Barcelona-Madrid (ese nuevo éxito y no la pardilla voxtitucional es lo que les hizo descubrir, tras veinte días oculto por orden de la Moncloa, al franco-banco-tirador), el defensor de la gente contra la banca, o como diría el muy constitucional Rivera, de las familias, dijo el miércoles que si el martes había hablado el Poder Judicial, el jueves y el viernes hablaba el Ejecutivo, o sea, Él. Y así todos los días, porque la mejor división de poderes es su sumisión al único poder legítimo que es el del pueblo, a la verdadera democracia, que sólo se alcanzará destruyendo la propiedad y las leyes burguesas que la protegen, tarea reservada los comunistas al frente de las grandes masas populares.

El destino que, en clave bolchevique, Pablenin le reserva a Sánchez es el de Fidel Castro a Dorticos o Daniel Ortega a Violeta Chamorro: presidir una república de transición al socialismo. Y el modo de conseguir que el pueblo, que prefiere la propiedad a que se la quiten, se desmovilice y aleje de la reacción política es eliminar, poco a poco o mucho a mucho, cuanto en las leyes y el parlamento burgués se oponga a la Revolución. En Venezuela, Chávez, increíblemente indultado de su golpe de Estado, laminó al Supremo; Maduro, tras su derrota electoral, creó un Parlamento paralelo. Los poderes Judicial y Legislativo, contrapesos del Ejecutivo, desaparecieron. Así, rodajita a rodajita, cuajó la narcodictadura.

Y el presidentísimo cum fraude que, junto a los comunistas, los separatistas y el centrismo-populismo, ha evitado el desprestigio de los jueces sustituyéndolos, y acaba de indultar a las víctimas de la Banca, no de los impuestos, ¿vacilará en indultar a los golpistas de octubre? Como diría Arcadi: ¡quia! El régimen del Indulto-Ley ha comenzado.

Empobrece, proletariza, revoluciona
Emilio Campmany Libertad Digital 9 Noviembre 2018

El PSOE viene desde hace tiempo quejándose del populismo, que es como si Ortega y Gasset se quejara de la metafísica. Los socialistas son catedráticos de la materia. La última lección la han dado con el impuesto que pesa sobre las hipotecas. La demagogia con la que el Ejecutivo ha tratado este asunto no la puede igualar ningún populista de derechas o de izquierdas de aquí o del otro lado del Charco.

Pero, más allá de quién va a pagar en primera instancia el impuesto, hay que llamar la atención sobre la agresión que los Gobiernos, éste y el anterior, están perpetrando contra la hipoteca. Es patente que, con independencia de los beneficios que hayan podido extraer quienes firmaron una, la probable consecuencia es que las hipotecas se encarecerán por otra vía. Lo que de ninguna manera cabe esperar es que los bancos pierdan dinero con cada hipoteca que firmen, porque, antes de asumir tal resultado, dejarán de concederlas. Y eso es lo que pasará con los clientes más débiles. Para éstos, el crédito hipotecario se cerrará. Si, por el exceso de tutela del Estado, conceder hipotecas a esta clase de clientes ha de suponer que no se puedan ejecutar por falta de pago, que no puedan cobrarse los intereses pactados y que los costes de tramitación tengan que ser asumidos por el banco sin posible compensación, a las instituciones financieras no les interesará conceder esta clase de créditos.

Esto significará dos cosas: que la clase media se verá imposibilitada de comprar una vivienda y que, aunque ya posea una, carecerá de toda capacidad de crédito para poner un negocio, ampliar el que tenga o superar un bache. Sólo serán beneficiarios de hipotecas quienes tengan acreditada capacidad económica para pagarla. Es decir, aquellos que, por no gozar de la sobreprotección del Estado, ofrezcan garantía de que el banco ganará dinero con su concesión.

Al margen del obvio desastre que para la economía nacional supone cercenar las oportunidades adquisitivas y emprendedoras de una clase social tan amplia, las consecuencias más importantes no serán las económicas. Las más graves serán sociales y políticas. La hipoteca ha permitido que España sea un país de propietarios. A los propietarios no les gustan las políticas expropiatorias ni hacer revoluciones. Negándoles a muchos de ellos el acceso a la vivienda y la capacidad de crédito que ofrecía ser dueño de un inmueble, la clase media se irá proletarizando. De esta manera, no sólo el PSOE dispondrá de más potenciales votantes para sus políticas de incautación y requisa, sino que Podemos podrá contar con una base social que, habiendo perdido la condición, real o potencial, de propietario, estará mejor dispuesta a la revolución.

Sánchez es un descerebrado que apenas logra intuir que empobrecer le dará votos. Pero Iglesias sabe muy bien lo que hace. Lo que no se entiende es que, bajo la añagaza de amparar a "la gente", haya tantos dispuestos a colaborar en la proletarización de España, paso previo indispensable para una revolución comunista, que será más bolivariana que soviética, pero comunista.

El envenenamiento separatista a los niños tiene barra libre y nadie lo investiga
ESdiario 9 Noviembre 2018

Ciudadanos reclama al Gobierno las conclusiones de la Alta Inspección sobre la introducción de soflamas separatistas en las clases y los manuales de los centros educativos de Cataluña.

Todo el mundo sabe que, durante décadas, la educación pública ha sido una de las principales herramientas de adoctrinamiento en Cataluña. Pero ahora, además, se iba a poner negro sobre blanco el fenómeno. O eso parecía, porque la investigación a tal efecto ha desaparecido de repente del radar público.

Ciudadanos ha reclamado al Gobierno los resultados del informe que se solicitó a la Alta Inspección Educativa tras la denuncia de casos de adoctrinamiento en las escuelas catalanas a través de los libros de texto. La formación 'naranja' pone en cuestión que el Ejecutivo se esté tomando esta situación como una urgencia, ya que, según apuntan, desde que se iniciaron los trámites han pasado 14 meses.

Fue el pasado mayo de 2017 cuando el Gobierno de Mariano Rajoy anunció que solicitaría "de manera urgente" un informe sobre la adecuación de los libros de texto a la currícula básica obligatoria.

Desde entonces, la formación que lidera Albert Rivera ha llevado a cabo diferentes denuncias sobre este tema en el Congreso. La portavoz de Educación de este partido, Marta Martín, preguntó al respecto a la patronal de editoriales de libros de texto (ANELE), en el marco de las comparecencias del Pacto de Estado de Educación. Su representante, según explica Ciudadanos, afirmó en su discurso que habían llegado a realizar 25 versiones de un mismo libro para adecuarlo las comunidades autónomas.

El Ejecutivo de Rajoy pidió un informe sobre los contenidos de libros de texto en diferentes autonomías en mayo de 2017. Pero no aún no hay noticias

En relación con este asunto, el portavoz parlamentario Juan Carlos Girauta, realizó también una pregunta en la sesión de control del Pleno al entonces ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, que insistió en que el informe estaba solicitado. "Mientras, en agosto de 2017 ANELE salió a los medios para volver a denunciar la situación", explica Ciudadanos.

"Puesto que el Gobierno continuó sin realizar comunicación alguna al respecto, Ciudadanos preguntó en junio de 2017 sobre la presunta financiación, por parte de editoriales de texto beneficiadas por el Decreto Marzá, de grupos independentistas asociados al referéndum del 1-O y a la política plurilingüista", indica la formación en un texto registrado en el Congreso.

Cinco menciones pero sin datos concretos
Hasta este momento, según indica, han sido cinco las ocasiones en las que el Ministerio de Educación ha hecho referencia en sus respuestas al procedimiento abierto en la Alta Inspección Educativa y al informe que esperaban de la misma, pero nunca han concretado sus resultados o su procedimiento.

Rivera se remanga y tritura al PSOE por permitir el adoctrinamiento en las aulas de Cataluña
Puesto que ya ha pasado más de un año desde la apertura del proceso sin recibir ninguna información medianamente relevante por parte del Gobierno, Ciudadanos ha visto necesario pedir estos datos al actual Ejecutivo a través de una iniciativa en la Cámara Baja, en la que, además reclaman explicaciones por un procedimiento que era de "urgencia" y ya tarda 14 meses.

Además, la formación 'naranja' quiere saber sí el nuevo Gobierno socialista tiene previsto poner en marcha medidas en relación a la adecuación de los libros de texto al currículo básico obligatorio.

Bruselas no se cree a Sánchez
 larazon  9 Noviembre 2018  9 Noviembre 2018

La Comisión Europea no se cree las cifras económicas del Gobierno. Esta es la evidente conclusión, pese a la suavidad del tono, de las previsiones que ayer presentó el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, sobre el crecimiento del PIB, el porcentaje del déficit, la inflación, el desempleo y la Deuda Pública para los ejercicios de 2018,2019 y 2020. En todos los casos, Bruselas corrige a la baja los datos remitidos por La Moncloa por entender excesivamente optimistas los previstos ingresos fiscales de los nuevos impuestos medioambientales y a las transacciones financieras incluidos por el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez en el borrador de presupuestos.

Y no sólo. La Comisión alerta de las consecuencias negativas para la creación de empleo del nuevo Salario Mínimo Interprofesional y señala que aunque la economía española seguirá creciendo a mayor ritmo que el resto de las principales de Europa, hay síntomas claros de desaceleración. No es la primera vez que Bruselas disiente de las cuentas patrias desde que nuestro país firmó los acuerdos de estabilidad y equilibrio presupuestario y que éstas, al final, acababan por dar la razón a las previsiones de Madrid, pero la situación actual presenta diferencias de fondo que llaman a la suspicacia.

En primer lugar, porque el crecimiento extraordinario registrado durante los últimos gobiernos del Partido Popular vino ayudado de una coyuntura exterior favorable, con bajos precios de la energía, tipos de interés negativos, un euro más débil y un ajuste salarial que propició un notable incremento de la productividad, con altos crecimientos del sector exterior. Elementos, todos ellos, que no desmerecen la política económica desarrollada por los citados gobiernos, pero que han cambiado de signo.

En segundo lugar, porque la elaboración de los Presupuestos del Estado no venía condicionada por el afán de gasto de los socios comunistas de Pedro Sánchez, para quienes las cuentas públicas se deben más a una finalidad clientelar, de beneficio electoralista, que a la gestión realista de los ingresos del Estado. Este cambio en las circunstancias exteriores, con el precio del petróleo camino de los máximos de la década, un euro al alza, el previsto final de los estímulos financieros y un horizonte de mayores turbulencias para el comercio internacional es lo que, sin duda, ha tenido en cuenta Bruselas al hacer sus recomendaciones.

Si ya es un hecho el deterioro de la balanza comercial, si ya comienzan a percibirse las señales de desaceleración del turismo y de la producción industrial, es lógico que se advierta al Gobierno sobre la debilidad de sus previsiones fiscales. Más aún, cuando un incremento excesivo de la presión impositiva sobre empresas y clases medias, que son siempre las más afectadas, reduce el consumo interno y traba la creación de empleo. Por otra parte, y a tenor de la reacción de los portavoces gubernamentales, no conviene confundir el tono mesurado, casi amable, de la reconvención europea con su fondo. Bruselas está muy preocupada con la situación de Italia, que parece enconada ante la insistencia del nuevo Gobierno populista de Roma en elevar el gasto público sobre una previsión de ingresos demasiado voluntarista, como para indisponerse con otros socios que, de momento, se declaran dispuestos a cumplir los compromisos contraídos. En el caso de España con más razón, una vez que las autoridades comunitarias saben de las dificultades del Gobierno de Pedro Sánchez para aprobar su proyecto de PGE y la alta probabilidad de que se deban prorrogar los actuales, que, pese a la intención declarada del presidente de elevar el gasto por la vía de los decretos, sí cumplen con la previsiones de Bruselas y siguen propiciando un crecimiento sostenido.

Susana Díaz es la inevitable heredera del infecto legado de los EREs
EDITORIAL esdiario 9 Noviembre 2018

La recta final del juicio por el caso de los EREs en Andalucía discurrirá en paralelo a la precampaña y la campaña electoral en Andalucía. Una coincidencia que, junto a la ratificación de las penas de prisión e inhabilitación para los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, pesarán como losas en la que es su heredera natural, Susana Díaz. Y no solo en cuestión de imagen y proyección pública. A la actual presidenta también cabe asignarle una responsabilidad política en este monumental escándalo, emblema de toda una época.

Más de 850 millones de euros bajo sospecha y una inquietante hipótesis resumen el caso de los EREs: la Junta de Andalucía organizó una compleja estructura para perpetuarse en el poder creando desde las instituciones una red de tintes sistémicos. Algo insólito.

Urge poner fin a 40 años de socialismo cacique y corrupto en Andalucía
Porque a diferencia de las tramas catalanas del 3% o de caso Gürtel, tan deleznables, en el caso de los EREs los desvíos de fondos masivos eran públicos y el montaje no se efectuó desde altos cargos sirviéndose de su condición o del partido al que representaban, sino desde el propio Gobierno y las instituciones andaluzas.

O a eso, al menos, apuntan todos los indicios, apuntalando una organización que afecta a una veintena de altos cargos y mancha al conjunto de la Junta de Andalucía. Y encabezándolo todo, los dos predecesores de Susana Díaz en la presidencia andaluza, a la sazón presidentes nacionales del PSOE también en los últimos años.

A Griñán este caso puede llevarle a la cárcel; y a Chaves, endosarle una inhabilitación casi a perpetuidad. Pero el simple juicio ya es un baldón para una forma de gobernar, basada en el peor clientelismo y en la corruptela continuada, sin más fin que la perpetuación del socialismo en el poder, y en toda una época.

Un laberinto de intereses
Y ese escenario, lo quiera o no asumir, ya estaba Susana Díaz, heredera de los hoy procesados y beneficiara, a título político al menos, del régimen de fidelidades institucionalizado por ellos, cuajado de eternas sospechas sobre el caciquismo convertido en norma: desde las famosas peonadas y Mercasevilla al más reciente escándalo de la fundación Faffe, cuyos fondos se destinaban a pagar juergas en prostíbulos; el laberinto de intereses creado por la Junta y alimentados con dinero público para ganarse el fervoroso respaldo del tejido andaluz ha sido crónico.

La recta final del juicio del mayor caso de corrupción de nuestra democracia no solo manchará la campaña electoral de la candidata del PSOE: el negro legado de Chaves y Griñán le pertenece en exclusiva

Con todo, este oscuro panorama para una región tan rica y con tanto potencial como Andalucía, cuenta con esperanzadoras perspectivas por delante. De un lado, las judiciales, con un castigo ejemplar para los que hayan prevaricado y malversado de manera tan impune y colosal; y de otro, las políticas, con unas elecciones que pueden hacer realidad una regeneración efectiva tras casi cuatro décadas de atraso y monopolio infecto.

Informe de la AVT
El 36% de los asesinatos de la banda terrorista ETA se encuentra sin resolver
www.latribunadelpaisvasco.com 9 Noviembre 2018

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) cifra en 307 el número de asesinatos de la banda terrorista ETA que todavía están sin resolver de un total de 853, lo que significa que, en palabras de la presidenta de la organización, Maite Araluce, al 36 por ciento de las víctimas "se les ha privado de su derecho a la justicia". Asi lo explica la AVT en un amplio informe en el que lleva meses trabajando y que va a entregar a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, al Defensor del Pueblo y a todas las instituciones que tengan interés en conocer estos datos. En el documento también incluyen los asesinatos sin resolver de otros terroristas como los GRAPO o grupos yihadistas.

Las conclusiones que saca la asociación de víctimas de este estudio pormernorizado es que el número de personas asesinadas en atentados terroristas ocurridos en España asciende a 1.175. De éstas, un total de 853 corresponden a ETA, 228 a grupos yihadistas y 94 a los GRAPO. En 378 casos, el autor material no habría sido condenado.

14 CASOS RESUELTOS EN SIETE AÑOS
Los 307 asesinatos de la banda terrorista ETA que la asociación de víctimas contabiliza como sin resolver corresponden a 234 atentados, en su mayoría cometidos en el País Vasco, y son aproximadamente una veintena menos que el primer balance que se hizo en diciembre de 2011.

En la rueda de prensa de presentación del dossier, la abogada de la AVT Carmen Ladrón de Guevara ha explicado que tras la publicación de las primeras cifras tanto la Fiscalía como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se pusieron manos a la obra para tratar de resolver la mayor cantidad de crímenes posibles. En casi siete años, se han esclarecido 14.

Ahora, la Audiencia Nacional cuenta con un fiscal especializado en asesinatos terroristas sin resolver, Marcelo Azcárraga, que está analizando toda la documentación de que se dispone, entre la que están los conocidos como 'papeles de Francia' que fueron incautados a la banda terrorista tras su disolución. Ladrón de Guevara ha indicado que esta documentación no está llevando, de momento, a la apertura de ningún caso sin resolver nuevo, sino que lo que está logrando es apuntalar investigaciones que ya estaban abiertas previamente, ya que la Fiscalía ya disponía de copias de estos papeles por comisiones rogatorias. Posiblemente, ll análisis completo de estos documentos procedentes de Francia lleve años de trabajo a las Fuerzas de Seguridad.

30 ASESINATOS EN JUZGADOS DEL PAÍS VASCO
La presencia de un fiscal dedicado a los crímenes terroristas sin resolver ha hecho que éste haya presentado 30 querellas de crímenes que no han sido nunca investigados en la Audiencia Nacional, sino que se trataba de sumarios que se habían quedado en juzgados de instrucción del País Vasco. De estas querellas, unas 20 corresponden a asesinatos de ETA y el resto de los GRAPO.

De todas formas, la abogada ha remarcado que se trata de casos muy antiguos, de antes de que existiese la Audiencia Nacional. La intención con la presentación de estas querellas ahora era que se les reconociese como víctimas del terrorismo, aunque la AVT ha hecho un repaso y todas ellas ya contaban con este estatus.

Ladrón de Guevara admite que algunos de los 307 asesinatos sin resolver de ETA y de los 37 de los GRAPO podrían estar prescritos ya, debido a los muchos años que han pasado -hay algunos de los años setenta-, si bien la AVT también los incluye en su lista, ya que no quiere que "caigan en el olvido". "El hecho de que hayan prescrito no quiere decir que las víctimas no tengan derecho a saber".

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Alsasua, por si no sobrara con uno, otro Halloween
Jesús Javier Corpas. gaceta.es 9 Noviembre 2018

Pareciera un hito del surrealismo. Y, si sus autores, en vez de unos cenutrios, hubieran sido unos genios, Dalí la hubiera firmado, y Buñuel, filmado.

Porque ver a un tipo gritando «iros a la puta meseta», delante de un emblema del movimiento independentista castellano que luce el morado «Conde Duque de Olivares» y fundó la hermana de Txiqui Benegas, es de traca. Lo más coherente de eso es que, en efecto, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya pertenecieron mucho tiempo a Castilla. Qué frente a asesinos de ETA condenados, como el Carnicero de Mondragón, y diversos sicópatas (Os ahogaremos con la sangre de nuestros abortos, decía una pancarta enarbolada por dos cosas encapuchadas) decidiendo quién puede andar o no por las calles, Borja Semper, del PP vascongado, diga que no se le debe crispar, es patético. Te has cubierto de gloria; sigue de vermús con EH Bildu; Ordóñez te queda lejos. Más, cuando el PPN sí estaba.

Qué solo dos jefes de formaciones políticas acudieran a apoyar a los agredidos en Alsasua y a que las vías públicas no sean solo de los violentos, es muy triste; las ausencias dicen mucho de los ausentes.

Claro que leer en los textos bildutarras que ellos «son agramonteses y los malos, beamonteses» (sic) demuestra dos cosas: que su espíritu está en la Edad Media, y que esta les resulta ignota por completo. Creo que la desconocen, porque sino sabrían que, de esos dos bandos, el de Agramont lo conformaron los seguidores del rey Juan II de Aragón, padre de Fernando el Católico durante las guerras civiles que asolaron Navarra entre aquel y su otro hijo, el Príncipe de Viana. El chiste es que la consejera que para Interior nombró Barcos, es una de EH Bildu apellidada Beaumont. Y hasta aquí la gracia.

Lo que de comedia tenía la incoherencia aberzale, se trasforma en tragedia cuando vemos a pistoleros etarras entre los que lanzaban piedras y amenazaban. Y tenemos en la memoria los casi novecientos asesinados (entre ellos numerosos niños), a aquella mujer disparada a quemarropa sobre su tripita de embarazada, aquel médico torturado hasta el fin; los miles de viudas, viudos, mutilados y huérfanos.

Ahí, el número de Alsasua, que nunca tuvo la estética de Dalí, huye además del humor de Buñuel. Y se muestra mascarada grotesca del terror y la muerte. Un Halloween de importación, en el cual unos elementos, junto a un cartel de la secesionista Izquierda Castellana, gritaban como posesos «españoles hijos de puta, iros a vuestra puta meseta». Y esto a Geroa Bai le parece «ejercicio de ciudadanía democrática y madurez política» (sic). Y el mezquino e ignorante portavoz del PSOE en el senado menospreciaba a las víctimas del terrorismo que acudieron a Alsasua; si Ander Gil, impresentable, decir a los familiares de asesinados por ETA y otras víctimas del terrorismo presentes «que nunca despidieron a un compañero en un funeral […] que nunca tuvieron que mirar bajo su coche» (sic), es miserable. Igual que I-E y Podemos, que se alinean de nuevo con el radicalismo abertzale, para decir que «fue una respuesta pacífica a la extrema derecha que fue a provocar» (sic).

Por lo menos, confiemos que este espectáculo en la Barranca ayude a los jueces de la masiva agresión (vaya aquí mi solidaridad con los agentes y sus mujeres) para valorar «el ambiente de pacífica convivencia donde solo hubo una pelea de bar» (sic).

Mientras, algunos ministros critican, no a los reventadores, sino a los asistentes a una convocatoria legal; otros se ponen de perfil en una neutralidad vergonzante entre los legales y agresores. E invade el alma una terrible congoja.

Quieren meter a ETA en las aulas vascas

Javier Igartua Ybarra okdiario 9 Noviembre 2018

Herenegun a algunos les sonará a chino pero afecta y mucho a la educación de nuestros hijos. El Gobierno Vasco quiere incorporar a la asignatura de Historia -según cuentan- la memoria reciente de 1960 a 2018.

Según el propio Gobierno Vasco quieren contar un periodo especialmente violento y fomentar el pensamiento crítico en los chavales. La realidad y lo que no cuenta el PNV es que quieren meter a ETA en las aulas vascas.

Testimonios como el de la abogada de batasunos Jone Goirizelaia o Asier Harraiz, ex militante de Jarrai -las juventudes de ETA- que se jactan de no haber condenado el terrorismo en ese material audiovisual que van a enseñar en las aulas a nuestros hijos. Por no mencionar que en él aparecen etarras condenados; asesinos que han matado a gente. Que se enseñe esa basura a nuestros críos merece el calificativo de vergüenza.

Por otra parte, introducen en ese mismo material audiovisual referencias a la mal llamada ley de abusos policiales del PNV. Esa en la que se compara a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad españoles con unos terroristas como los etarras.

En ese ajo anda metido el Partido Socialista, que ha comprado la historia que el PNV se ha inventado con esta indecencia. Están llevando a ETA a las aulas, están intentando blanquear a la banda terrorista.

Yo les recuerdo a los socialistas que están haciendo el juego con este tipo de planteamientos educativos a los terroristas que han asesinos a más de 900 personas en España y que no se puede jugar a ángeles y demonios. O se está con las víctimas o con los verdugos.

Del PNV me lo espero porque siempre han preferido por su unión independentista estar con ETA antes que con las víctimas del terrorismo. Pero, señores del PSOE, ¿así pagan a sus víctimas, a aquellos a los que les costó la vida pertenecer a su partido?

Menos mal que el PP Vasco va a llevar hasta sus últimas consecuencias las medidas para paralizar esta indignidad educativa. Defenderé siempre que nuestros hijos no pueden ser educados de tan forma sectaria, partidista y con tintes de violencia como pretenden el PNV y el PSOE. Yo, siempre, con las víctimas del terrorismo. Memoria, Dignidad, Verdad y Justicia.

Alsasua: la lección más dura
Luis Garicano e Íñigo Calderón Libertad Digital 9 Noviembre 2018

Este domingo la plataforma España Ciudadana ha realizado un acto en Alsasua en memoria y como reivindicación de los guardias civiles destinados allí y a las fuerzas y cuerpos de seguridad en general. Normalmente sólo víctimas del apartheid nacionalista local, o de un ostracismo civil asfixiante, pero que hace un par de años, el 15 de octubre de 2016, llegó de nuevo a violencia física cuando dos de ellos fueron apaleados junto a sus parejas por una multitud en un bar. Simplemente por su profesión, por hacer su trabajo.

Cuando se supo de la agresión y la imputación de los causantes tras la denuncia de Covite ante la Audiencia Nacional, pasó lo de siempre: el entorno nacionalista y abertzale del PNV y EH Bildu, sus marcas navarras y también sus becarios de Unidos Podemos, ante los ojos de unas direcciones del PSOE y del PP siempre tibias, generaron toda una movilización de apoyo a los "jóvenes de Alsasua". Según el retrato resultante, ya no son presuntos agresores sino simplemente jóvenes, víctimas de un Estado vengativo o justiciero que amenaza con imponerles penas muy severas por un linchamiento de nada a unos guardias civiles. Unos que, por cierto, iban provocando por haber atravesado la zona de exclusión de Alsasua que ya deberían conocer. Hay varias manifestaciones de apoyo (a los agresores), y desde las instituciones gobernadas por el nacionalismo auspician una campaña de apoyo a los "chavales de Alsasua" (a los agresores). En cuanto a los agentes agredidos: también olvidados.

Después, a alguno se le ocurre internacionalizar el tema y llevarlo a Europa, otra senda bien trillada por el nacionalismo, y, en un episodio bastante desconocido pero no por ello menos vergonzoso, cuatro europarlamentarios de dichos grupos presentan una pregunta a la Comisión Europea el 20 de julio de 2017, que ha pasado bajo el umbral de radar hasta hoy, pese al altavoz que se le ha dado desde dichos entornos y sus estentóreos aplausos, y que merece la pena repasar para el estudio etológico del pensamiento nacionalista, porque tiene su miga. En la primera de las tres cuestiones a la Comisión preguntan si considera que la transposición de las previsiones comunitarias sobre el tratamiento penal del terrorismo es correcta en España; y en la tercera, para rematar, que cómo piensan la CE y Eurojust aunar criterios para que no se vivan situaciones similares.

¿Que dónde está el truco? Pues que en la Decisión Marco 2002/475/JAI europea original se entiende delito de terrorismo cuando el objetivo de la agresión es "intimidar gravemente a una población", y en el art. 573.1 del Código Penal se transpuso por Ley Orgánica 2/2015 "provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella", y es este último añadido precisamente la base de la apreciación del Supremo del indicio de delito de terrorismo.

Esto significa que, a los ojos del nacionalista medio, de a euro la docena, y sus followers de Unidos Podemos, la agresión indiscriminada a una población intimidándola al completo es terrorismo, como la que emprende un yihadista que conduce por una calle peatonal sin discriminar a quien arrolla. No obstante, cuando la agresión es discriminatoria, cuando sólo se agrede a algunos, a una parte de la población que piensa diferente, tiene determinada religión, condición sexual o termina aterrorizando sólo a determinado colectivo, entonces no es terrorismo. Es decir, por esta lógica si los "jóvenes de Alsasua" hubieran entrado al bar a agredir a todos entonces sí sería terrorismo, pero si entran a agredir sólo a guardias civiles y sus familias entonces es una pelea de bar. El matiz es interesante como demostración de que el nacionalismo es una ideología que provoca un sesgo cognitivo grave, uno que puede llegar incluso a invertir completamente la percepción de la realidad como síntoma. Para el buen nacionalista, la discriminación bien hecha es objeto de descargo.

En más, en la defensa de los "muchachos de Altsasu", estos 3 partidos, PNV, Bildu y Unidos Podemos, han pedido a la Comisión Europea y Eurojust que intercedan para limar la legislación antiterrorista española. Así, de paso que están pidiendo que no sea terrorismo agredir cuando sólo se aterrorice a parte de la población, piden también que no lo sean otras cosas añadidas y no consideradas en los mínimos de la Decisión Marco, como "alterar gravemente la paz" cortando carreteras, haciendo pintadas, poniendo carteles, etc. Que no sea terrorismo tampoco delinquir "contra la libertad", no sólo el secuestro, sino también que se embarguen calles enteras, cascos viejos o zonas de tu pueblo donde no se pueda pasar con libertad si se tiene tal o cual ideología o se viste de tal o cual manera, en definitiva, la generación de zonas de exclusión y guetos. Que no sea terrorismo agredir la "integridad moral": los insultos, carteles, burlas, chanzas, caricaturas y mentiras, la presión social en general, la atmósfera irrespirable. Que no sea terrorismo atentar "contra la libertad e indemnidad sexual": rapados, desgarros de ropa, grabados, piropeos y comentarios degradantes, manoseos y gestos obscenos sistemáticos al diferente. Que no sea terrorismo atentar contra el patrimonio privado, romper escaparates, pintar coches y pinchar ruedas, señalar negocios para que no entre nadie, o los de padres y familiares, como ha tenido que sufrir el propio Albert Rivera u otros compañeros en Cataluña. Entre otras muchas cosas.

Bien por los europarlamentarios nacionalistas, pidiendo a Eurojust la desprotección del diferente en la mismísima cámara de la diversidad por excelencia.

Para finalizar, una observación particular: la legislación española no denota mayor dureza al ser más extensiva en materia de terrorismo, sino más lecciones aprendidas tras muchos más años de sufrirlo que el común de la sociedad europea, años que han hecho escuela y nos han enseñado algunas de las peores facetas del ser humano, y también, justo es reconocerlo, algunas de las mejores. Que el nacionalismo y sus becarios interpelen a la Comisión y Eurojust para rebajar el umbral a partir del cual considerar el delito de terrorismo sólo es muestra de que no han aprendido esas lecciones, lo que sólo es muestra a su vez de que ellos no las padecieron. La acción de unos pocos en Bruselas no puede disminuir el orgullo que sentimos por nuestra ley, nuestro vínculo colectivo real, que en este caso puede ser más avanzado que el europeo, pero también nos ha costado la lección más dura.


Frankenstein en Alsasua
Roberto L. Blanco Valdés La voz 9 Noviembre 2018

Convocados por la plataforma España Ciudadana, el domingo pasado se reunieron en Alsasua unas 300 personas con el pacífico objetivo de homenajear a la Guardia Civil, el cuerpo policial que de un modo más brutal sufrió, durante décadas, los zarpazos del terror. De las 829 personas asesinadas por ETA, 230 eran guardias civiles, casi un tercio de las víctimas mortales de su repulsiva trayectoria criminal. Ni el lugar ni la fecha elegidos para homenajear a la Guardia Civil fue casualidad, pues este octubre hacía dos años que en la localidad navarra dos agentes de paisano y sus parejas habían sido agredidos con absoluta cobardía por un grupo de ocho matones abertzales.

El acto de homenaje a quien defendió durante años en España la libertad de todos frente a la barbarie terrorista se celebró en un ambiente de completa hostilidad, pues el fascismo radical y proetarra es un enemigo feroz del pluralismo democrático. En el que los abertzales consideran un territorio dominado solo cabe hacer lo que permiten estos nuevos camisas pardas que, no pudiendo reventar por la fuerza bruta la reunión, al impedírselo un gran despliegue policial, utilizaron todos los medios a su alcance para boicotear un acto en defensa de la libertad: hicieron sonar campanas, tiraron petardos y abuchearon sin tregua a los reunidos.

Pero los fascistas no lograron evitar que se escuchara, limpia y alta, la voz de los demócratas. Entre otros la de mi querido Fernando Savater, luchador por la libertad que tantos admiramos, quien defendió que «no tendría ningún sentido que deshiciéramos los estados democráticos, para dar gusto a etnicistas e identitaristas, y perdiéramos la oportunidad de crear esa España y Europa unida, donde lo que cuente no sea de donde viene cada cual sino las ideas y las leyes compartidas y el propósito de avanzar juntos hacia una España y una Europa más justas».

Lo vergonzoso, por previsible, no fue, sin embargo, el inmundo acoso de los nacionalistas -entre los que se encontraba el llamado Carnicero de Mondragón, etarra autor de ¡17 asesinatos!- sino la obscena reacción del PSOE y el Gobierno corresponsabilizando de los incidentes, por supuesta «provocación», a los demócratas. Lo hizo con una desvergüenza infinita Ander Gil, portavoz del PSOE en el Senado: «Es una grave irresponsabilidad que las tres derechas vayan de la mano a Alsasua a avivar los conflictos y no a fomentar la convivencia». Y lo hizo el ministro del Interior (¡nada más ni nada menos que del ministro del Interior!) que, tras calificar de «energúmenos» a los agresores, desautorizó, al mismo tiempo, a quienes habían organizado ¡en una localidad española! un acto en defensa de la libertad.

Las increíbles palabras de ambos políticos constituyen la mejor prueba de que el Gobierno Frankenstein ha convertido al PSOE en un doctor Jekyll que se comporta cada vez más como un irreconocible míster Hyde.


Recortes de Prensa   Página Inicial