AGLI Recortes de Prensa   Martes 27  Noviembre 2018

EL 1 DE DICIEMBRE
VOX se suma a la manifestación de DENAES y España Viva por la unidad de España
Agencias. España. Gaceta.es 27 Noviembre 2018

El partido de Abascal anima a acudir a la misma a toda su militancia y a sus simpatizantes.

La Fundación DENAES, para la defensa de la Nación Española, y la Plataforma España Viva han convocado para el próximo día 1 de diciembre a las 12 del mediodía una concentración en la Plaza de Colón de Madrid, bajo el slogan “En defensa de las instituciones, la unidad de España y contra la impunidad de los golpistas”.

VOX ha sido invitado por las entidades organizadoras, al igual que lo han sido otros partidos de carácter nacional, a sumarse al acto. VOX ha aceptado está invitación a la que acudirá su Presidente, Santiago Abascal; su Secretario General, Javier Ortega, y el resto del Comité Ejecutivo Nacional del partido. VOX anima igualmente a acudir a la misma a toda su militancia y a sus simpatizantes y desea que, como en concentraciones anteriores, sea un éxito de convocatoria, ejemplo de organización y carencia de incidentes.

El error del «cordón sanitario» a Vox
 La Razon 27 Noviembre 2018

En política, como en tantas cuestiones, las cosas no son como nos gustarían que fueran, sino como un cúmulo de factores que acaban conformando la realidad. En política, además, y de manera especial, pueden cometerse errores que trastoquen las buenas intenciones plasmadas en un programa. En las elecciones europeas de mayo de 2014 irrumpió Podemos con cinco diputados; ahora es el socio principal del Gobierno de Pedro Sánchez, un partido que ha crecido en una corriente contra las élites europeas y la UE, abiertamente antimonárquico y simpatizante del «proceso» independentista. Lo que clásicamente se llamaba un partido de «extrema izquierda». Es la representación clara del populismo de izquierdas que propone romper el consenso constitucional.

Tampoco nadie había previsto que España pudiese contar con un partido de extrema derecha –o populista de derecha o nacional-populista– con representación parlamentaria; entre otras razones, porque se partía de la constatación sociológica de que España es un país más moderado y tolerante de lo que los propios españoles creen. Pero en estos últimos años han pasado cosas que han alterado el juego político y que, en definitiva, han radicalizado al conjunto de la sociedad, a un lado y otro del espectro parlamentario.

La aparición de Vox responde sobre todo al desgarrón abierto por el independentismo catalán, lo que ha provocado que todo el debate político tenga un sesgo identitario y amplios sectores de la sociedad se hayan sentido impotentes y desamparados ante la absoluta impunidad con la que el nacionalismo catalán ha impuesto la ruptura de España. Eso es así, pero no lo es todo. Hay también una batalla cultural que está teniendo lugar en Estados Unidos y Europa y de la que será difícil que España escape: la izquierda ha conseguido que los principios de la «corrección política» sean aceptados sin posibilidad de réplica, y que las élites urbanas desarrollen su sistema de vida en contra de los valores que han representado a las clases medias automáticamente tildadas de «fachas». Trump, Le Pen, Salvini... están también en esta corriente.

El PP es un partido de Gobierno, moderado, integrador, con sentido de Estado, cuyo voto sigue siendo útil, que, en definitiva, ha sido un reflejo de la sociedad española y no está en su manera de entender la política la agitación y la sobreactuación ideológica, pero tampoco debe olvidar que la sociedad española ha sido convulsionada y a estos cambios culturales también hay que dar respuesta. Ante Vox, el PP debería evitar aplicar la estrategia del «cordón sanitario», a la que es tan afín la izquierda –bien lo saben precisamente los populares en Cataluña–, y atraer al orden de la política racional a estas formas de populismo que ante el problema planteado por el desafío independentista lo único que proponen es acabar con las autonomías.

Si Vox acepta, acata y defiende la Constitución tiene derecho a entrar en el juego político, de la misma manera que es aceptado Podemos y los nacionalismos disgregadores, habiendo dado muestras estos de graves deslealtades. No hace falta esperar la llegada a la vida pública de esta nueva formación para comprobar que la «democracia de masas» –la que pide el voto directo, como también pide Vox ahora un referéndum para suspender las autonomías–, la que no acata las leyes que no le gustan, la que cree que miles de tuits son miles de votos, la que insulta y escupe al adversario, es el mayor riego para el liberalismo parlamentario. Será fácil para este partido abrirse paso en un paisaje con políticos desprestigiados y un sistema puesto patas arriba por los populistas de izquierda y derecha.

El derrape de "La razón"
Nota del Editor 27 Noviembre 2018

En lo que queda hoy de España, defender al PP es todo un síntoma de locura, de desconocimiento de la historia reciente y de la realidad. La penúltima del PP es arrodillarse ante el quinto frente que quiere barrer Cualgamuros y la última es la ocurrencia de su nuevo y "carismático" lider de retornar la educación al gobierno central, como si en Galicia, donde "gobierna" el PP no hicieran lo mismo que en las demás regiones donde el español es lengua impropia.

Sánchez, más ‘gili’ que Lord Smith
Carlos Dávila okdiario 27 Noviembre 2018

Hace algunos años, no en el Paleolítico desde luego, los liberales españoles se llevaron a Cádiz a celebrar la “Pepa” a un lord inglés del partido correspondiente que se apellidaba Smith. De nombre creo que John, ¿cómo si no? Convenientemente libado con varios litros de manzanilla y con las manos picadas de tanto pelar langostinos, el lord tuvo a bien, entre reflujo y reflujo, de firmar un papel redactado por sus correligionarios hispanos, en el que Smith reconocía sin ambages la cosoberanía española sobre Gibraltar. Es más, creo recordar que el noble pero gili británico incluso aceptaba con su rúbrica que en un tiempo prudencial, la Roca fuera devuelta con todos los honores a su legítimo dueño: España. Al día siguiente de tan emotivo acto, Smith y una caravana de liberales al mando de Joaquín Satrústegui, entramos a pie por el istmo robado a España, con el ánimo, luego cumplido, de entrevistarnos con Joshua Hassan, entonces jefe del Peñón. Nos recibió amable el súbdito de Su Graciosa pero, rápidamente, nos invitó a Federico Jiménez Losantos y al firmante a abandonar el salón del Gobierno al grito de: “¡Periodistas, no!”. Segundos después localizó al convaleciente Smith y le citó en perfecto andalusí: “Y usted, Smith, al final se queda conmigo”.

Smith suplicó, tras la reunión con el colonialista, que se anulara al escrito, pero era tarde: la revolucionaria especie hecha noticia ya estaba recorriendo Europa; ¡qué decir del Reino Unido! De Smith nunca más supimos, solo el conductor que le abandonó en el Aeropuerto de Jerez, le escuchó murmurar: “Estos españoles me han buscado la ruina ”. Pues bien, el sábado, una vez que pudimos ver al presidente Sánchez solazándose en las televisiones amigas de la recuperación de Gibraltar, y tras dialogar con varios diplomáticos conocedores del contencioso histórico que comenzó en 1714 en Utrecht, por mi cuenta y riesgo concluí: “Este Sánchez es más gili que Lord Smith”. Ufano, como una damisela en su puesta de largo, Sánchez se presentó a la consideración nacional como el español providencial que, tres siglos después, ha vengado el entreguismo de Felipe V. En el momento en que comunicaba con la solemnidad bodoque que le caracteriza que ya había procedido a informar del acontecimiento al sucesor ordinal de aquel Rey, pensé enseguida que se había dirigido a nuestro Monarca actual más o menos de esta guisa: “Señor, desde mañana mismo la bandera española ya puede ondear en Main Street”.

Y el pícnico Picardo y la teresiana (¿se puede vestir peor ¡oh, my God!) aún se están riendo porque presumen, con razón, de que el Brexit “no tendrá efecto alguno sobre la soberanía británica”. Los ingleses nos la han metido doblada como si todos fueran Harry Kane. El gran éxito de Sánchez y de su secretario de Estado, Aguiriano (culpable directo por su indigencia diplomática de este universal fiasco) consiste en una carta personal que un embajador británico le ha dirigido a la Unión Europea, en la que el desvergonzado sugiere que “verdes las han “sega’o””, que nos veremos para seguir discutiendo con los españoles pero que preferentemente no sea en Cádiz, y que el Peñón se queda dónde estaba: en Buckingham Palace. Creo que a estas horas nuestro Rey Felipe VI (II para Sánchez) todavía cavila sobre si llamar a su prima lejana Isabel o quizá a su juvenil adolescente Carlos, y darles las gracias porque al final, merced a la monumental gestión de Pedro Sánchez Smith, se ha reparado una tropelía secular. Sánchez ya se puede ir de viaje otra vez, y con su señora claro está.. De ridículo en ridículo hasta el esperpento final. Esperemos que por el bien del universo mundo, el esperpento esté próximo. Más gilis con vistas a la Bahía (de Cádiz) ya no nos caben en el body.

Irlanda logra mucho más que Sánchez con Gibraltar y hace peligrar el acuerdo del Brexit en la Cámara británica
Carlos Cuesta okdiario 27 Noviembre 2018

Los representantes de Irlanda del Norte no fueron como el Gobierno de Pedro Sánchez en el asunto de Gibraltar. Ellos sí pelearon sus reclamaciones, lograron doblegar al Gobierno británico y consiguieron el respaldo de la UE. Y lo hicieron hasta tal punto, que ahora el problema lo tiene Theresa May, primera ministra de Reino Unido, para conseguir que el acuerdo salga airoso de la Cámara de los Comunes. Y es que las cesiones ante Irlanda del Norte son tan notables que parte de los propios conservadores no comparten el resultado de la negociación.

Y todo ello, mientras May alardea de haber doblegado a otro negociador: a España en el asunto de Gibraltar, donde el Gobierno de Sánchez ha tirado por tierra todas las reclamaciones históricas de soberanía sobre el Peñón.

El Gabinete de May respaldó el acuerdo logrado con la UE. Lo hizo a pesar de las dimisiones de ministros como Dominic Raab y Esther McVey. Pero ahora el asunto es distinto. Y es que las cesiones arrancadas por Irlanda del Norte están provocando que muchos parlamentarios conservadores duden del respaldo en la Cámara de los Comunes en una sesión decisiva que deberá decidir si el legislativo británico acepta o no el acuerdo de salida de la UE.

Reino Unido ha conseguido que Gibraltar mantenga el mismo estatus pese a lo que diga Sánchez

Nadie pone en duda que la parte de Gibraltar ha quedado bien defendida para los intereses de Reino Unido. Pero sí ponen en duda cómo se han llevado las negociaciones con Irlanda del Norte. Algo que demuestra que, efectivamente, Sánchez fue claramente blando en la defensa de los intereses de España y que podía haber logrado mucho más.

El problema ahora para May es que los 10 asientos del Partido Unionista Democrático (DUP), que suele votar con el Gobierno, o incluso muchos tories euroescépticos del European Research Group (ERG) encabezados por Jacob Rees-Mogg y Steve Baker pueden votar con mucha probabilidad contra May. Y lo pueden hacer por el acuerdo sobre Irlanda.

El pacto en el caso irlandés evita, de hecho, los controles fronterizos. Así, si en julio de 2020 no se ha logrado un acuerdo entre las partes, Reino Unido tendrá que elegir: o prorroga el periodo de transición posterior al Brexit, o se queda indefinidamente en una unión aduanera con la UE. Es decir, que no podrá aislar a Irlanda del Norte cortando sus rutas tradicionales de comercio.

En caso de optar por la última opción, además, Irlanda del Norte accederá a un estatus especial: además de quedarse en la unión aduanera, aplicará las normas de Bruselas en materia agrícola y en intercambio de mercancías, algo que, de nuevo, defiende los intereses de esta región. Tan sólo habrá controles entre Irlanda del Norte y el resto de Reino Unido para el tráfico de animales vivos y productos animales, y los habrá a efectos excesivamente de seguridad alimentaria.

De este modo, el beneficioso acuerdo para Reino Unido -que le permitirá seguir en la unión aduanera tras el Brexit siempre que siga aplicando las reglas comunitarias en materia social, medioambiental, de ayudas públicas, de competencia y de fiscalidad, se convierte en una opción definitiva para Irlanda del Norte, a menos que esta región acepte cambiarla en un acuerdo con Reino Unido.

Es decir, justo lo contrario del desastre de negociación cosechada por Sánchez: que sólo podrá obtener el beneficio de una cosoberanía si Reino Unido lo acepta en una negociación posterior y ya con una España sin la capacidad de presión de contar con la UE detrás suyo.

¿Por qué el acuerdo del Brexit es un mal acuerdo para España?
Jorge Mestre okdiario 27 Noviembre 2018

Pocos recuerdan que cuando España se incorporó formalmente a la Comunidad Europea una de sus grandes renuncias fue precisamente olvidarse de las pretensiones de reintegración de Gibraltar al estado español. Por ello resulta inexplicable que ahora que son los británicos quienes quieren irse marquen la agenda de su salida y además la política que desde la UE se debe seguir, incluyendo a Gibraltar como una nueva renuncia de las aspiraciones españolas.

Es decir, si hace 30 años tuvimos que renunciar a la situación anómala de la existencia de una colonia de un país supuestamente aliado y amigo en nuestro territorio, ahora resulta que nuestro voto u opinión como actor afectado pesará lo mismo que lo que pueda pensarse sobre Gibraltar desde Lituania o Noruega.

El gobierno del presidente Pedro Sánchez podrá venderlo como quiera, pero el acuerdo del Brexit es nefasto para los intereses nacionales. Sí, los intereses estratégicos que todo país debe defender si quiere sobrevivir. Estamos entre los cinco grandes países de la UE y somos uno de los diez países del mundo en número de representaciones diplomáticas, pero de poco nos sirve todo ello si luego somos incapaces de ejercer todo el potencial que se nos supone para defender nuestro criterio en una negociación.

La carta de Juncker es un premio de consolación, es el clásico diploma de participación que se le entrega a uno cuando no ha ganado algo, es hambre para hoy y hambruna para el mañana. ¿Para qué se crearon los tratados internacionales? Precisamente para evitar los malentendidos, el papel mojado de una carta de buenas intenciones y los acuerdos verbales que el diplomático francés, Philippe de Commines, ya situara como factores desencadenantes de conflictos.

La negación de responsabilidades que ha hecho el gobierno Sánchez tendrá consecuencias en el futuro, quizás en un lejano horizonte donde ya no tenga otra oportunidad que la de someterse al escrutinio de la historia. En el ámbito de las relaciones internacionales, los acuerdos informales acaban siempre por romperse o caducar.

El Reino Unido ha apelado a su propia causa y no ha visto ninguna opción que no fuera la suya. Eso ha significado que la negociación haya sido tan mala para los intereses españoles. Al igual que Irlanda ha estado encima del proceso de negociación hasta el momento de la firma final, el gobierno español tenía que haber hecho lo propio, y haber evitado de ese modo la introducción de un artículo (el 184) que no contaba con nuestro respaldo.

“Lo mejor que puede pasarnos a los españoles es que el acuerdo del ‘Brexit’ sea tumbado próximamente en el parlamento británico”

Desde que España iniciara el camino de reconciliación con Europa en los años de la Transición, los diferentes gobiernos adoptaron con un entusiasmo sórdido cualquier cesión de soberanía a Bruselas del que pagamos ahora las consecuencias. Estar en la UE no has traído prosperidad y desarrollo, pero también ha significado una desnaturalización de nuestro país sin que nuestros gobernantes, especialmente desde la era Zapatero, hicieran nada por evitarlo. Antes al contrario, se ha aceptado cualquier cosa que llegara desde Bruselas con independencia de lo mala o buena que resultara para nuestro país.

Dos ejemplos ilustrarán perfectamente mis palabras. España se solidarizó hace cuatro años con los países que sintieron en sus espaldas la amenaza de Rusia y decidió secundar las sanciones que la UE impuso a Moscú con claras pérdidas para nuestra industria y agricultura. Sin embargo, esa solidaridad no ha sido recíproca por parte nuestros vecinos con los fugitivos independentistas ni con el desafío a nuestra integridad territorial. Así que lo mejor que puede pasarnos a los españoles es que el acuerdo del ‘Brexit’ sea tumbado próximamente en el parlamento británico y que a partir de ahí se abra otro proceso negociador donde dejemos de ser el país del trágala.

Franco y Gibraltar
Pío Moa Gaceta.es 27 Noviembre 2018

la reconquista y españa-pio moa-9788491643050En Una hora con la Historia, y dentro de las sesiones sobre la Reconquista, tratamos la expulsión de los judíos, un tema extremadamente controvertido, sobre cuyas causas y consecuencias han menudeado las interpretaciones más variopintas. https://www.youtube.com/watch?v=0vwGsc-Zkyg

*****************
Como todos los lunes, trataremos la cuestión de Gibraltar y su alcance, a fin de que nuestros lectores lo difundan al máximo, el enlace o el texto entero, en las redes sociales y por correo electrónico. A fin de traer a primer plano un problema de máxima gravedad, que los partidos del tercer Frente Popular tratan de mantener oculto:

Ahora que unos estafadores dirigidos por un doctor fraudulento quieren prohibir decir la verdad sobre el franquismo, es tanto más necesario que cuantos tengan algún aprecio a la libertad insistan, más que nunca, en sostener y divulgar la realidad de Franco y su régimen contra la tiranía de este tercer frente popular. He escrito al respecto Los mitos del franquismo, que debería servir de base para un argumentario que los propios defensores de la necesidad histórica de aquel régimen suelen tener harto confuso, al extremo de facilitar la demagogia contraria, como señalaba Ricardo de la Cierva.

Para los que defendemos activamente la devolución de Gibraltar a España, la defensa de Franco es también esencial, porque fue él el único gobernante español en dos siglos que hizo algo práctico al respecto, derrotando primero a la diplomacia inglesa en la ONU y a continuación cerrando la verja y convirtiendo el peñón en una ruina. Tuvieron que ser los sucesores de Franco los que invirtieron esa política, convirtiendo la colonia en un emporio de negocios oscuros extremadamente corruptor de toda la política española. El problema de Gibraltar es ante todo y en primer lugar, el de unos políticos y partidos que se dicen demócratas pero que en realidad parasitan la democracia y tiranizan a los españoles. Los mismos que han ´recatado a la ETA y premiado sus crímenes, que han apoyado y financiado los separatismos hasta llevar al país al actual golpe de estado permanente con amenaza de liquidar las libertades más elementales.

Hoy asistimos a una nueva farsa con motivo de la salida de Inglaterra de la UE. Algunos se hacían ilusiones, pronto decepcionadas de que “era una gran ocasión para presionar sobre Gibraltar”. No podía ser ocasión de nada con semejantes políticos. Y de paso ponía en evidencia otra cuestión: cómo nuestros “socios” de la UE han apoyado siempre a Inglaterra. Y seguirán apoyándola a través de la OTAN. Estamos en un período de descomposición del régimen de 1978, que exigirá reformas de verdadera profundidad. Y debemos hacer del tema de Gibraltar un ariete propulsor de esas reformas.

Frases a divulgar en las redes sociales y otros medios:

*Franco logró de la ONU el reconocimiento del derecho de España sobre Gibraltar. Los gobiernos siguientes, desde Felipe González, han apoyado la política de Londres contra España.

*La cuestión de Gibraltar revela la traición e indecencia radical de unos políticos corruptos y de tendencias tiránicas, que han satelizado a España a intereses ajenos.

*Gibraltar no solo ocupa un punto estratégico clave para España, no solo parasita el entorno, deprimiéndolo y fomentando la delincuencia, también es un grave factor de corrupción sobre toda la política española

La derecha trata de rehuir la cuestión del franquismo. Izquierda y separatistas han entendido bien su transcendencia. Y mientras la sociedad y la clase política no acepten la realidad histórica, España será un país enfermo.

Autor del libro “Européen D’ Abord”
Jean-Yves Le Gallou: "La civilización europea es insuperable; es la civilización de la libertad y del respeto a las mujeres”
www.latribunadelpaisvasco.com 27 Noviembre 2018

El escritor Jean-Yves Le Gallou es director de la Fundación Polémia y uno de los co-fundadores del Instituto Iliade para la conservación de la Memoria Europea. Recientemente, acaba de publicar un libro, “Européen D’ Abord” (“Europeo, primero”) que está teniendo un fuerte impacto sobre la opinión pública gala.

El trabajo, que tiene como subtítulo “Essai sur la preference de civilisation” (“Ensayo sobre la preferencia de civilización”), se presenta ante el lector de una forma que no deja lugar a dudas sobre sus intenciones: “Muchos franceses ya no se sienten en Francia cuando están en Saint-Denis, Mantes-la-Jolie o Marsella. Se han convertido en extranjeros en su propia casa y prefieren el ambiente de capitales como Praga, Budapest o Lisboa. ¡Finalmente se sienten, primero, europeos! Son europeos francófonos. Ser francés se ha convertido en un simple concepto legal (nacionalidad) y estadístico. Un concepto vaciado de todo contenido histórico y cultural. Ser europeo, por el contrario, tiene un contenido fuerte y carnal, un contenido espiritual y civilizacional. La civilización europea es insuperable: es la civilización de la libertad y la encarnación, la civilización que respeta a las mujeres y ve lo divino en la naturaleza, la civilización de los grandes descubrimientos”.

Para Le Gallou, la preferencia de la civilización consiste en poner “la preservación y la transmisión del patrimonio en el centro de las elecciones personales y de la acción política: se trata de recuperar la memoria de Europa y de reafirmar el derecho de los pueblos europeos a su identidad y su continuidad histórica”.

En una entrevista realizada por Yann Vallerie para los medios de “reinformación” bretones Breizh-Info, Jean-Yves Le Gallou, explica que, actualmente, no sufrimos de un exceso de identidades sino de una falta de identidad. “El choque de civilizaciones no se establece entre diferentes continentes sino en el interior de ellos. Europa se enfrenta a los mundos africanos y musulmanes que no solo le son profundamente extraños sino que a menudo le son hostiles. Y esto ocurre en la tierra de los europeos. Hoy, la basílica de Saint-Denis, necrópolis de los reyes de Francia, se encuentra en tierra de la ocupación musulmana”.

Preguntado sobre cómo definiría Europa, Jean-Yves le Gallou explica que “Europa es un continente, el glorioso cabo de Asia que escribió la historia del mundo. Europa es también una civilización que une los orígenes griegos y latinos (humanidades clásicas), celtas y germánicos, por no mencionar los de nuestros hermanos eslavos en el este. También son quince siglos de herencia cristiana que todos los europeos comparten, incluso quienes no creen en la Santísima Trinidad”.

Le Gallou es de la opinión de que Europa se construye sobre las identidades de todos los pueblos que se unen. Y se unen “contra los globalistas, los cosmopolitas, los inmigrantes, la tiranía de los jueces y de los medios de comunicación, y de los gnomos de Bruselas. No debemos confundir a la Unión Europea (instituciones temporales) con Europa, que es una civilización multimilenaria".

Yann Vallerie. “¿Cree que las próximas elecciones europeas serán un verdadero referéndum para la supervivencia o el suicidio de la civilización europea, especialmente en relación con la inmigración?”

Jean-Yves Le Gallou. El tema real de las elecciones europeas no son las instituciones europeas y sus cuerpos legislativos, es decir, el Consejo de Ministros y el Parlamento. Bastaría con cambiar la mayoría para cambiar la política. El problema real está en otra parte: es el poder de los jueces, ¡que existe en todos los países europeos! El Consejo de Estado y el Tribunal de Casación (en Francia) no son mejores ni peores que el Tribunal de Justicia Europeo. Sin mencionar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (CEDH), el peor de todos... pero que no depende de la Unión Europea.

También, y muy especialmente, el problema real es la ideología dominante y las políticas que ésta inspira e impone. Durante 40 años, los lobbies y los medios de comunicación han seleccionado a los políticos (franceses) con un doble criterio: conformismo y cobardía. Por ello, no hay que sorprenderse con el resultado de esto. Mientras tanto, en el Este de Europa los políticos se han forjado frente a la adversidad y siguen siendo profundamente portadores de la historia de su gente a la que están apegados intelectualmente y carnalmente. Esto es lo que ocurre con políticos como Victor Orban, Jarosław Kaczyński, Vaclav Klaus o Vladimir Putin.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

También les incluye en un registro
El Gobierno Vasco impulsa una campaña para identificar con insignias a los ciudadanos dependiendo del conocimiento que éstos tengan del euskera
www.latribunadelpaisvasco.com 27 Noviembre 2018

El Gobierno Vasco y otras instituciones independentistas han puesto en marcha una campaña propagandística, denominada Euskaraldia, para marcar con "chapas" (insignias) de un tipo u otro a las personas, según sea el conocimiento que éstas tengan del euskera.

Tal y como explica la Asociación Hablamos Español en una nota de prensa, la iniciativa del Ejecutivo autonómico, liderado por el PNV con el apoyo del PSE-PSOE, llega "disfrazada bajo términos y expresiones asociadas a algo positivo, aunque lo que se esconde detrás no es otra cosa que ingeniería social, un lamentable intento de cambiar el idioma que las personas utilizan habitualmente". En el País Vasco, poco más del 12% de los ciudadanos utiliza habitualmente el euskera.

En el caso de la campaña Euskaraldia, además, se trata de un lamentable señalamiento, dice Hablamos Español. "Promocionada desde el Gobierno Vasco, ayuntamientos y otras instancias, se vende como un intento de 'librar la batalla por afianzar el euskera, romper inercias y participar de un cambio de hábitos lingüísticos'. Los participantes deben inscribirse en un registro y convertirse en 'ahobizi', persona que entiende y habla euskera, o 'besariprest', que solo lo entiende. En ambos casos, la persona deberá llevar una chapa con una boca o con una oreja según sea su grado de conocimiento" (Ver imagen).

La campaña impulsada por la Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno de Vitoria tiene un presupuesto de 40.000 euros y, además, se extiende a Navarra y Logroño, donde el uso del euskera es residual.

Para Hablamos Español, la iniciativa está causando un fuerte malestar entre personas "que se sienten presionadas en su lugar de trabajo porque les ofrecen lucir una chapa 'para que los clientes sepan cómo relacionarse con ellos'". Tal y como se explica desde la asociación presidida por Gloria Lago, "algunas de esta quejas han llegado a Hablamos Español, y al hacer un seguimiento de esta campaña, nos hemos encontrado con al menos un colegio que la está aplicando a los niños, en este caso la chapa lleva figuras de Batman. Dado que la campaña Euskaraldia está, en principio, dirigida a mayores de 16 años, nos hemos puesto en contacto con responsables del Gobierno Vasco para informarles de que esto está sucediendo. La campaña se difunde utilizando al polémico payaso "Porrotx" como gancho. Cabe recordar que bajo este nombre artístico está José María Aguirretxe, exconcejal de Herri Batasuna en Lasarte".

Caso Pujol
Hacienda concluye que Pujol cobró 6,7 millones a constructoras hasta 2008 con "facturas ficticias"
La Agencia Tributaria envía un informe al juez José de la Mata en el que multiplica por siete los ingresos irregulares conocidos hasta ahora de la familia del expresident, que hace siete meses eran 900.000 euros
Tono Calleja www.vozpopuli.com 27 Noviembre 2018

El presunto fraude de la familia Pujol en sus ingresos de empresas constructoras entre 2004 y 2008 fue siete veces mayor de lo conocido hasta ahora. Esta es la principal conclusión que se desprende del tercer informe que la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), un departamento adscrito a la Agencia Tributaria, envía al juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, que instruye el 'caso Pujol'.

El segundo informe de la ONIF alertaba hace siete meses al juez de que el fraude conocido era de 900.000 euros, una cantidad muy exigua si se tiene en cuenta la actual: 6,7 millones procedentes de nueve constructoras; algunas de ellas, como por ejemplo Copisa Construcción Pirenaica, también salpicadas en la investigación judicial de la financiación ilegal de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC).

Las empresas que habrían abonado las cantidades millonarias a los Pujol, además de la mencionada Copisa Construcción Pirenaica fueron: Novensauro Inmobles, Construcciones Materiales y Pavimentos Inmobiliaria, Simper Office, Hotel Glories, Famguesa, New Piave Seis, Brantridge Holdings y Emte.

No les conocían
Los Pujol percibieron las mordidas mediante las empresas Iniciatives Marketing i Inversions (Imisa) y Project Marketing CAT SL, en las que Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente catalán, y su excónyuge Mercé Gironés Riera tienen una participación del 100% en su capital social. Y en todos los casos, los dueños de las empresas que realizaron los pagos desconocían la participación de Pujol en las operaciones de las que cobraron comisiones.

"Las facturas expedidas por las mercantiles Imisa y Project Marketing CAT SL son siempre posteriores a los contratos, escrituras u otros documentos en los que se materializa el negocio dónde habría intermediado Jordi Pujol Ferrusola, y en los que no se ha hallado ni una sola mención a su participación", concluye la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF).

Las facturas son siempre posteriores a los contratos mercantiles, en los que no se ha hallado ni una sola mención a la participación de Pujol Ferrusola

Los funcionarios sostienen, además, que de la documentación aportada por las empresas no queda clara la realidad del trabajo efectivo que prestó Jordi Pujol Ferrusola o los inversores que buscó para los diferentes proyectos.

"Simples llamadas"
La aportación a las diversas operaciones económicas por parte de Jordi Pujol Ferrusola, según la ONIF, se circunscribe a dar información sobre posibles negocios: "Limitándose aquel a ejecutar una gestión personalista, limitada a simples llamadas telefónicas en las que informaba sobre posibilidades concretas, no necesitando por ello trabajador alguno ni sede social".

Como ejemplo, las sociedades del Grupo Copisa pagaban únicamente por la información proporcionada y nunca se documentaba con carácter previo, la cantidad o forma de pago. El pago de los supuestos trabajos de intermediación de Pujol Ferrusola se llevaba a cabo una vez conseguido el negocio en cuestión, momento en el que se abría un proceso de discusión sobre el importe a recibir.

Ninguna de las empresas mencionadas han logrado aportar documentos en los que se dejara constancia de trabajo alguno real: "Como pudieran ser correos electrónicos, justificaciones de la experiencia profesional de Jordi Pujol Ferrusola en cada una de las materias, gastos, informes de avance, etc", resalta la ONIF.

"Con quién intermedió"
Algunos empresarios han llegado a declarar que desconocían con qué cargo de su empresa intermedió Pujol Ferrusola para conseguir un negocio y las correspondientes comisiones.

Por su parte, los agentes de la UDEF que investigan el 'caso Pujol' consideran que el primogénito de los Pujol utilizó la formación política que presidía su padre, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) para justificar el cobro de comisiones a empresarios, según consta en un informe de enero de 2018, en el que los policías analizan los vínculos entre los casos Pujol, 3% y Palau de la Música.

 


Recortes de Prensa   Página Inicial