AGLI Recortes de Prensa   Sábado 15  Diciembre 2018

El regalo de Navidad de PSOE y Podemos a los trabajadores: menos sueldo neto
Daniel Lacalle elespanol 15 Diciembre 2018

“Boy, you’re gonna carry that weight a long time”. Paul McCartney/John Lennon.

La demagogia del Gobierno y Podemos con sus socios de coalición de recesión con el salario mínimo interprofesional (SMI) esconde una subida de impuestos a todos los asalariados.

La subida del SMI a 900 euros es falsa. No solo rompe el pacto ya alcanzado entre agentes sociales y gobierno para subirlo de manera pactada, es una falacia populista indigna de un país serio. La subida se consumirá en su totalidad en nuevos impuestos anunciados. Además, supone un incremento de la base mínima de cotización hasta los 1.050 euros, desde los 865 actuales.

Es decir, una subida del SMI que solo afecta a un 3,5% de los trabajadores no solo se queda en nada, sino que supone una subida de impuestos a los demás.

El regalo de Navidad de PSOE y Podemos a todos los asalariados es menos renta disponible y una subida de impuestos encubierta bajo el subterfugio de la "solidaridad" con el dinero de los demás.

Esto supone 54 euros al mes o 650 euros al año adicionales a lo que ya están pagando. Sobre el salario bruto medio anual publicado por la Agencia Tributaria (AEAT) de 2017 (25.038 euros) supone una disminución de la renta disponible (incremento de la brecha fiscal) del 2,6%. Si lo hacemos sobre el salario bruto medio del sector privado (80% de los asalariados con un salario bruto medio de 22.933 euros) la disminución es del 2,8%.

La OCDE ya muestra que España tiene una de las brechas fiscales más altas. Brecha fiscal es la diferencia entre lo que cobramos en bruto y lo que percibimos en nuestra cuenta bancaria o bolsillo, en neto. No debería sorprendernos. España es el único país de los que yo analizo donde se habla constantemente sobre el sueldo neto, como si los impuestos que paga el empleador y el trabajador no fueran parte del salario. En un país donde un mileurista es casi un dos mileurista incluyendo impuestos.

La brecha fiscal en España, según la OCDE, es del 39,3% para un trabajador que cobre el salario medio. El 27,9% corresponde a las aportaciones a la Seguridad Social a cargo del empleado y del trabajador (23% y 4,9%, respectivamente). Tras este aumento de impuestos, estamos hablando de una brecha fiscal del 30,5% correspondiente a la Seguridad Social y del 41,95% para el conjunto de su nómina.

Es decir, que un salario español consumirá en impuestos casi el 42% del total. Supondría ser peor que en Grecia (40,8%) y Portugal (41,4%).

Además es profundamente regresivo, porque esa reducción de renta disponible hace mucho más daño a los trabajadores con salarios medios y bajos.

La coalición de la recesión podría haber bajado cuotas sociales y mantener la renta disponible de trabajadores y facilitar la contratación para que el salario mínimo subiera por crecimiento del empleo, como en los países que no lo tienen fijado por ley. Esos países nórdicos de los que tanto hablan para unas cosas y que tienen mercados de trabajo más flexibles y sin salario mínimo obligatorio.

Pero no se han quedado en eso. Además han decidido destruir el pacto social acordando eliminar elementos de la reforma laboral sin contar con los creadores de empleo.

Con las dos medidas, y sin el más mínimo respeto a trabajadores, empresas y autónomos, destruyen el consenso entre agentes sociales, suben los impuestos a los asalariados y ponen más escollos a la creación de empleo.

Cuando escuchen que el gobierno es buenísimo subiendo el salario mínimo interprofesional, recuerden que a la vez les están quitando un 2,8% de su sueldo neto anual.

Cuando vuelvan a hablarles de "políticas sociales", sepan que han implementado las dos medidas más antisociales que pueden anunciarse. Reducir el salario neto a la inmensa mayoría de la clase trabajadora y poner escollos a la creación de empleo.

El socialismo siempre hace lo mismo, perjudicar a los que finge proteger.

El Gobierno privilegiado
Ramón Pérez-Maura ABC 15 Diciembre 2018

Recordemos sólo algunos datos: Los radicales catalanes jaleados por el presidente de la Generalidad, Quim Torra, están organizando comandos para asaltar Barcelona el día 21 de diciembre con motivo de la reunión del Consejo de Ministros. Las Fuerzas de Seguridad del Estado ya han detectado un plan de los sediciosos para desperdigar a la Policía el próximo viernes mediante «acciones relámpago» que obliguen a los Mozos de Escuadra, a la Policía y la Guardia Civil a dispersarse. Hace siglos que no era tan emocionante como el próximo viernes ser ministro del Reino de España. Para ello una facción de los llamados Comités de Defensa de la República han creado unos Grupos Autónomos de Acción Rápida. Las autoridades de la nación conocen la voluntad violenta de esos grupos y de sus instigadores, pero no consta que nadie haya sido detenido. Déjenlo para mejor ocasión. Al mismo tiempo, la Generalidad ha filtrado el teléfono de una profesora que pide el cumplimiento de la Ley en cuanto al uso del castellano en los colegios. Ya comprenderán que no se hace para que le consulten cómo aplicar la ley, sino para que sea acosada por los radicales de Torra y sus adláteres. Los que han sugerido una guerra civil -pequeñita, sí, para todos menos para los que mueran- siguen en sus puestos sin que les pase aparentemente nada.

En medio de este escenario, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo -que ayer volvió a presidir el Consejo de Ministros porque Pedro Sánchez faltó al cuarto de los últimos siete que han tenido lugar en noviembre y diciembre- ha tenido la iniciativa de mandar al vicepresidente de la Generalidad, Pere Aragonés, una carta en la que le pide «la máxima colaboración» cuando lo que tenían que haberle enviado era una dura advertencia sobre a qué se enfrenta si sigue violando la ley. Pero con el doctor Sánchez infringir la ley no tiene consecuencias cuando tu superviviencia política depende del violador.

Y ahora nos encontramos con que los medios que no se ponen a disposición de los ciudadanos para que puedan vivir en plena libertad en Cataluña, para que se puedan expresar sin coacciones, sí se van a desplegar el próximo viernes para que el doctor Sánchez pueda celebrar un Consejo de Ministros de nula utilidad práctica e inmenso coste económico. Porque el objetivo es que el Gobierno privilegiado pueda moverse en libertad por Barcelona. Cuando el verdadero objetivo debería ser que los ciudadanos de a pie que pagan sus impuestos y son acosados cada día por los sediciosos puedan ser verdaderamente libres.

Y en medio de este disparate, el Gobierno ha escogido reunirse en la Lonja del Mar de Barcelona, un edificio neoclásico del siglo XVIII. Por si no fuera ya bastante vergonzoso el que el Gobierno no imponga su autoridad frente a la Generalidad, para celebrar una sesión del Consejo de Ministros pide prestado un edificio a la Cámara de Comercio. Como me decía días atrás un amigo que es un veterano socialista del equipo de Enrique Tierno Galván (¿sabrá el doctor Sánchez quién era el catedrático Tierno Galván?) «para eso es más digno hacerlo en la Delegación del Gobierno o, de perdidos al río, en la antigua Capitanía General». O en el Palacio Real de Pedralbes, añadiría yo. Pero no. Todo es de tapadillo, como con miedo. Y lo que es peor: garantizando la ruta de la huída de Barcelona. Porque desde la Lonja del Mar, la huída en barco no ofrece ningún problema. Atentos a sus pantallas.

Votantes liberales de VOX
Santiago Navajas Libertad Digital 15 Diciembre 2018

A los votantes de VOX les han llamado últimamente analfabetos (el novelista Julio Llamazares), locos y rabiosos (el filósofo Daniel Innerarity), ultraderechistas y fascistas (casi toda la prensa progresista). Los han acosado en los sitios más peligrosos (en el programa de Cristina Pardo en La Sexta). Han pedido que se les haga un cordón sanitario (el candidato de Ciudadanos Manuel Valls) y se ha decretado contra ellos una alerta antifascista (Pablo Iglesias). Una periodista que en Twitter se declara "mujer, feminista, vegetariana y de izquierdas" pide que antes de votar a VOX se piense en ella porque "no quiero morir" (va a morir igual, esperemos que más tarde que pronto, a mayor gloria de la pizza vegetariana).

Entre los votantes de VOX, alguno habrá que esté loco, alguno habrá analfabeto y rabioso, incluso habrá algún despistado de Falange. Pero no creo que muchos más que en otras formaciones. El caso es que he charlado con unos cuantos votantes de VOX en las últimas elecciones andaluzas y son todo lo contrario, profesionales liberales y profesores, todos ellos de alto nivel intelectual y moral. Comprometidos con los valores más democráticos y liberales, habían votado anteriormente al PSOE, al PP y a Ciudadanos, pero consideran que el partido de Abascal es el que más potentemente desafía dos dogmas del actual sistema político que, precisamente, ponen en cuestión los valores fundamentales de la estructura moral de la Constitución: la libertad, la igualdad y la solidaridad entre todos los españoles. No son el perfil del votante de VOX, fundamentalmente preocupado por la inmigración y la unidad de España, pero creo que sus razones merecen un análisis sosegado.

Los dogmas que discute VOX y que cuentan igualmente con el rechazo liberal son los que imponen la ideología de género, por un lado, y la subordinación al nacionalismo, por el otro, porque están disolviendo como ácido el conjunto de valores compartidos y de vínculos solidarios, de tradiciones y de costumbres, que forman la base de la Nación y del Estado. La Nación como forma ética de vida a partir de la cual se desarrolla una sociedad jurídica que se plasma en una Constitución. En la actualidad, en España no tiene sentido hacer una reforma formal de la Constitución si antes no se enhebran de nuevo los vínculos sociales entre sujetos libres e iguales. Decía Wittgenstein que "imaginar un lenguaje significa imaginar una forma de vida". Análogamente, el desarrollo de una Nación sólo es comprensible desde una forma de vida que se ha desarrollado en la Historia a través de una alianza de seres que, por un lado, comparten una lengua (o varias) y unos ancestros comunes mientras que, por otro, se proyectan hacia una meta de ciudadanos que se relacionan de la manera más virtuosa posible (o menos viciosa). La Nación con mayúscula de la Constitución es la mejora ético-política de la nación étnico-lingüística. Pero la Nación (racional) sin la nación (sentimental) está vacía, del mismo modo que la nación sin la Nación está ciega.

Para estos votantes liberales, el voto a VOX es el resultado de cuatro sentimientos político-morales. En primer lugar, el de indignación política cuando se vulnera el principio de la igualdad ante la ley y su correlato de la presunción de inocencia, ambos menoscabados por la Ley de Violencia de Género. En segundo lugar, el de desafección respecto al cumplimiento de la Ley provocado por la impunidad con que los nacionalistas socavan el imperio de la Ley en Cataluña. En tercer lugar, el de humillación al ver convertidos en ciudadanos de segunda a todos aquellos que, bien sea por la Ley de Violencia de Género o por el golpismo de los políticos catalanes, no se sienten amparados y defendidos por el Estado de Derecho. En cuarto lugar, el generado por la continua ofensa y desprecio de los nacionalistas y la izquierda que se pretende progresista y cosmopolita pero que solo es nihilista a los símbolos de la nación española, a la que detestan. El odio de los nacionalistas viene de su creencia de que en Cataluña y País Vasco la relación entre el español y el catalán/el vasco es de suma cero, por lo que solo una lengua cabe en su territorio. El desprecio de los progresistas les viene de su patológica identificación entre lo español y lo franquista, que se ve aumentada por el cultivo de un morboso resentimiento a través de la memoria histórica.

Se suele acusar también a VOX de ser un partido inconstitucional, preconstitucional o anticonstitucional, según sea de ingenioso el tertuliano de turno. Pero lo cierto es que la Constitución ha sido subvertida por todos aquellos que han introducido subrepticiamente los significados que están haciendo cambiar el espíritu de la misma en un sentido que no era el originario, para que se actualice según las necesidades e intereses particulares de quienes detentan el poder. Los liberales que apoyan a VOX no están de acuerdo ni con sus planteamientos selectivamente antimusulmanes ni contra los homosexuales (véase sus propuestas de no enseñar el islam en el sistema educativo o de acabar con el matrimonio homosexual), pero consideran que dichas propuestas no son sino un brindis al sol sin posibilidad de realización. Pero sí consideran que, en alianza con los hasta ahora más tibios PP y Ciudadanos, es posible revertir la situación de modo que se pueda reautonomizar España para que se eliminen los privilegios medievales consentidos a los nacionalistas y acabar con el feminismo radical que consagra la discriminación contra los hombres en el ámbito judicial y político, vulnerando de este modo en su raíz el principio de igualdad formal a favor de una pretendida justicia social material que envenena las relaciones entre hombres y mujeres.

Hablando de mujeres. En la entrevista de Ana Rosa Quintana a Santiago Abascal, la periodista amenazó al líder de VOX con que las mujeres no le votarían. Sin embargo, la evidencia disponible indica que al menos la mitad de los votantes de VOX son mujeres (Sondeo 40dB). También, y contra los prejuicios de Llamazares e Innerarity, resulta que VOX destaca en cuanto a los estudios de sus votantes. Finalmente, incluso Errejón e Iglesias han reconocido que Venezuela no es el paraíso político y económico que nos habían vendido. ¿Terminarán por admitir Carmen Calvo y Pedro Sánchez que la Ley de Violencia de Género es un infierno social y que dialogar con golpistas y racistas es una infamia moral? Esperemos que para entonces no sea demasiado tarde.

Las sicilianas maneras de la Generalidad
Emilio Campmany Libertad Digital 15 Diciembre 2018

Durante un maravilloso viaje por Sicilia, hice con mi mujer una excursión a Palermo en un coche de alquiler. Buscando aparcamiento por el centro, descubrimos un sitio libre en una plaza. Bajado del coche, me di cuenta de que había una señal de prohibido aparcar. La cuestión es que estaba haciendo lo que otros muchos. De hecho, no había un sitio libre en todo el lugar, a pesar de la prohibición. Dudé. Vi a un carabinero y le pregunté. Me respondió: "No le aconsejo que aparque aquí. Podrían multarle. Es mejor que deje el coche en esa calle, donde está igualmente prohibido aparcar, pero allí mis compañeros no le multarán". Le di las gracias al agente y seguí su sabio consejo, ya que era obvio que la probabilidad de ser multado dependía exclusivamente de él.

En ese mismo estilo siciliano, nos informa Pablo Planas, se comporta la Generalidad de Cataluña cuando desaconseja al Gobierno celebrar el Consejo de Ministros en la Casa Lonja de Mar. Allí, al parecer, la Policía autonómica tendría graves dificultades para proteger a los ministros de las iras de la turba nacionalista y es mejor que se reúnan en otro sitio donde puedan protegerles mejor. Eso es lo que ha dicho Elsa Artadi, como si ella y su jefe, Quim Torra, no tuvieran nada que ver con el asunto. La verdad es que es precisamente la Generalidad la que, con el propósito de reventar la reunión del Gobierno de España en Barcelona, enviará hasta donde finalmente éste se reúna a los energúmenos que, financiados con nuestro dinero, la propia Generalidad alecciona, dirige y organiza. De ella provienen las órdenes de acosar al Gobierno y tratar de impedir su reunión. Es difícil de creer que la señora Aratadi quiera de verdad proteger a los ministros del acoso de quienes están a sus órdenes. Más bien cabe sospechar que pretende concentrarlos en un lugar donde sus matones puedan más fácilmente hostigarlos.

Es también costumbre muy siciliana extorsionar a comerciantes y tenderos a cambio de una protección que en principio no precisan. A quienes se niegan a pagar, se les demuestra lo mucho que necesitan el auxilio que se les ofrece destrozando su local. Para que la cosa queda clara, los que revienten la tienda tienen que ser los mismos que ofrecen sus servicios de seguridad. La mucha protección que la Generalidad ofrece al Gobierno no sería necesaria si no fuera por las agresiones que ella misma se propone perpetrar contra él por medio de los detestables Comités en Defensa de la República, que no son otra cosa que uno de sus brazos armados, como todo el mundo sabe.

Los modos sicilianos de los separatistas catalanes no son ninguna novedad. Es probable que sean la herencia recibida tras los muchos años que gobernaron la isla. O quién sabe si en Sicilia son como son por haber sido gobernados durante tanto tiempo por catalanes de la misma ralea de los que hoy gobiernan Cataluña.

Una reforma educativa nacida del sectarismo
EDITORIAL El Mundo 15 Diciembre 2018

La historia de las reformas educativas en España abunda por desgracia en ejemplos de sectarismo. Pero la que prepara la actual titular de Educación, Isabel Celaá, pulveriza todos los registros de unilateralidad. Celaá dio ayer el primer paso para derogar la norma actualmente vigente, la Ley Orgánica para la Mejora Educativa del PP, con el objetivo de sustituirla por un articulado que remite a la ley socialista de 2006, y todo con la comunidad educativa en contra. Porque la ministra primero confeccionó el texto sin respetar los plazos de consulta pública y después lo abordó en el Consejo de Ministros sin que se pronunciaran con anterioridad el Consejo Escolar del Estado, el Consejo de Estado o la Conferencia Sectorial de Educación.

El rechazo concitado por el borrador de la reforma es transversal, pues ha sido reprobado por todas las asociaciones de padres de alumnos y por la Conferencia Episcopal, pero también por los sindicatos: Comisiones Obreras advierte de que el texto "ignora al colectivo docente" y hasta UGT lo critica por "carecer de una memoria económica que sustente el articulado". Es difícil poner de acuerdo a sectores tan opuestos en el mismo reproche. El inaudito comportamiento de Celaá solo se explica por la prisa de un Ejecutivo carente de gestión que exhibir ante el ciclo electoral que se le viene encima, así como por la necesidad de marcar perfil ideológico con el que reforzar la desvaída identidad de un Gobierno contradictorio y más débil que nunca. El plan ministerial apuesta por reducir la posibilidad de repetir curso, eliminar las reválidas e introducir "flexibilidad" en el Bachillerato; es decir, se trata de socavar las bases meritocráticas de la cultura del esfuerzo en aras de una concepción buenista de la pedagogía, garrafal estrategia que, más que integrar a los alumnos en la vida escolar, dañará sus expectativas en la vida laboral.

La ministra se ha comprometido a que, cuando reciba los informes de los órganos consultivos, incorporará sus enmiendas al anteproyecto. Haría bien en empezar por el informe del Consejo Escolar del Estado que denuncia "la circunstancia negativa en algunos puntos del Estado de asignar un uso marginal a la lengua castellana, de forma que no parece la lengua oficial de todo el Estado". Con socios separatistas, complicado.

Celaá insiste en que se garantiza el castellano aunque la nueva ley educativa da vía libre a Cataluña para desterrarlo
J. G. Stegmann ABC 15 Diciembre 2018

El anteproyecto de la nueva ley educativa que prepara el Gobierno ha llegado este viernes al Consejo de Ministros para su estudio. Se trata de una «primera lectura», ha dicho la ministra de Educación, Isabel Celaá, de esta ley que retoma, con modificaciones, la LOE, aprobada por los socialistas en 2006 y que supone, al mismo tiempo, la derogación de la Lomce, más conocida como «Ley Wert». «Supone una modernización del sistema, lo que se hace con esta ley es modernizar la LOE, sobre la que se reclinaba la LOMCE, y situarla en las directrices europeas y la OCDE», ha dicho Celaá.

Preguntada por las garantías de la enseñanza del castellano en las aulas, Celaá ha dicho que está en «una proporción» y que se garantiza como lengua oficial. Sin embargo, el texto parece decir lo contrario.

El anteproyecto elimina la obligatoriedad de dar castellano y catalán «en una proporción razonable», tal como establece la justicia y tal como recoge la Lomce. Y queda redactado así: «Las Administraciones educativas fijarán la proporción del uso de la lengua castellana y la lengua cooficial como lengua vehicular, así como las materias que deban ser impartidas en cada una de ellas, pudiendo hacerlo de forma heterogénea en su territorio, atendiendo a las circunstancias concurrentes».

Sin embargo, Celaá ha defendido las garantías de la enseñanza del castellano aludiendo a otra parte del texto, la que se refiere a la distribución de competencias entre el Estado y las comunidades para determinar el currículo de las materias (no en qué lengua se imparten).Así, el nuevo texto asignan un 55 por ciento al Estado en caso de comunidades con lengua cooficial y un 65 en las demás.

«El Estado se reserva el 55 por ciento cuando habla de lenguas cooficiales y el 65 cuando trata con comunidades sin lengua; ahí también está contenido el castellano. Está en una proporción, se garantiza el castellano como lengua oficial. ¿Desde hace cuatro meses no se garantiza?», defendió Celaá.

Religión
Preguntada por la asignatura de Religión cuya presencia en el texto reclaman muchas organizaciones, Celaá ha dicho que «sí está». El problema es que se regula en las disposiciones adicionales segunda y tercera y, por tanto, se la deja afuera del bloque de asignaturas fundamentales.

La nueva ley elimina de la Lomce el apartado 3, que dejaba la determinación sobre el currículo y los libros de texto a las autoridades religiosas. El problema es que dejar esta asignatura apartada del resto, podría suponer un tratamiento distinto de la misma en relación al resto de materias. Los acuerdos suscritos con la Santa en 1979 establecen que la Religión tendrá un tratamiento «equiparable a las demás disciplinas fundamentales».

Fase de consultas
Celaá ha aclarado que el texto que ha aterrizando en el Consejo de Ministros no es el texto definitivo sino que está en una fase de consultas a falta del informe del Consejo Escolar del Estado. Se preveé que el texto final llegue al Congreso en el mes de enero.

Padres, madres, alumnos, profesores, sindicatos y organizaciones educativas de todo color ideológico reunidos en el Consejo Escolar del Estado se han lanzado en contra (total o parcialmente) de la nueva ley educativa. Es precisamente, el sesgo político de la nueva ley y el escaso papel de las familias lo que más preocupa a las organizaciones educativas, según las enmiendas que avanzó ABC el pasado lunes.

Las críticas también se hacen a la posibilidad que contempla el nuevo texto a obtener el título de Bachillerato con una asignatura suspensa, a la eliminación de la «demanda social» (que se entiende como un golpe la concertada) en el artículo 109.2, que aludía a que la oferta de plazas escolares se hacía, entre otros criterios, en función de lo que pedían las familias. Este se sustituye por un párrafo que hace referencia al «derecho a la educación» o al «principio de participación», pero no al reconocimiento a la «libertad de enseñanza».

La ministra ha precisado que este anteproyecto afectará a 8 millones de estudiantes, a 700.000 docentes y 28.000 centros educativos. Además, ha aclarado que el texto es «respetuoso con la Constitución». «Respeta las competencias del Estado como de las comunidades autónomas», ha dicho la ministra.

Celaá ha explicado que con este nuevo texto se vuelve en Primaria a los ciclos educativos. «El sistema educativo español tiene un problema de excesivas repeticiones, establecer una Primaria por ciclos reduce esa inoportunidad de que los alumnos repitan curso a curso». La tasa de repetición, ha precisado, es del 27 por ciento.

Ha recordado, además, que se eliminan las reválidas, los itinerarios tempranos y se evita doble titulación para la ESO, es decir, solo habrá una titulación a la que se pondrán encaminar también los alumnos que estén en FP Básica. «Habrá, en consecuencia, muchos más recursos en juego en el sistema, el alumno que repita tendrá asignado un tutor del centro y se procurará que llegue con éxito al final del recorrido».

«Modernizamos de tal manera que nadie se quede atrás para que todos tengan un trabajo digno en la vida. Es un camino con múltiples pasarelas, muy flexibles, y no se le condiciona a nadie»

La ministra ha aclarado que también habrá un Bachillerato más flexible (el texto permite obtener el título con una asignatura suspensa) y se pone el foco en el estudiante. «Es una escuela inclusiva», ha dicho.

LAS PREFERENCIAS DE RIVERA
Ciudadanos apela a la abstención del PSOE para marginar a VOX en Andalucía
La Gaceta  15 Diciembre 2018

Continúan los movimientos en el tablero de ajedrez político; el último, de Ciudadanos, que ha apelado a la abstención del PSOE en Andalucía para permitir un gobierno de la formación naranja y del PP, con los socialistas en la oposición a pesar de haber ganado las elecciones, de forma que los de Albert Rivera queden ‘desligados’ de Vox al dejar de ser ‘decisivos’ los votos de la formación de Abascal.

Rivera ha pedido a la presidenta de la Junta en funciones y candidata socialista, Susana Díaz, que tenga “dignidad” para aceptar lo que ellos consideran una derrota y “responsabilidad” para salirse de los márgenes del “sanchismo” y no “bloquear” la comunidad.

Rivera llama ‘populistas’ a VOX
Ante la duda por el papel que tendrá Vox en las negociaciones con el PP, el presidente de Ciudadanos entiende que primero hay que preguntar si el PSOE va a permitir que se ponga en marcha el Gobierno andaluz y si Díaz prefiere “que los populistas tengan la llave” o que los constitucionalistas pacten.

“Se van a tener que mojar, porque vamos a llegar a un acuerdo”, ha advertido Rivera sobre las negociaciones entre PP y Ciudadanos, que continúan este sábado a la espera de cerrar un pacto programático antes del lunes, que les permita después empezar a hablar de la composición de la Mesa del Parlamento y del Gobierno autonómico.

Y Díaz sigue con lo de ultraderecha
Sin embargo, el PSOE de Andalucía ha descartado una abstención y ha tildado de “tomadura de pelo” la petición, que achacan a que Rivera está “avergonzado” por tener que pactar con Vox.

“O van a la mesa en la que está sentada la ultraderecha o van a una mesa con los constitucionalistas”, ha retado a Ciudadanos el PSOE, y fuentes socialistas, en declaraciones a Efe, han recalcado que la formación naranja tiene que decidir “con quién se sienta”.

Han recordado que los 47 escaños del PP y Ciudadanos no son suficientes para gobernar ni para presidir el Parlamento, por lo que ha pedido a Rivera que sea “claro”.

La posición pública de Ciudadanos es negociar sólo con el PP, y por ello su líder en Andalucía, Juan Marín, ha lanzado una advertencia a los populares, a quienes ha dicho que espera que no estén negociando con Vox de forma paralela porque eso rompería el compromiso de exclusividad que ambos partidos cerraron.

Marín ha desvelado que rechazó una petición de diálogo del PSOE porque entiende que se puede gobernar con 47 escaños (los que sumaría con el PP), pero “a partir de ahí el resto de fuerzas tendrá que hacer con sus votos lo que considere oportuno”, en referencia a un posible apoyo de Vox.

En ese contexto, se ha conocido un encuentro del líder del PP-A, Juanma Moreno, y el de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, aunque los populares han garantizado que fue la semana pasada y que sólo se tomaron un café para conocerse, sin ninguna “voluntad negociadora”.

Fuentes del PP-A han dicho a Efe que el encuentro se produjo porque ambos líderes no se conocían y que no había ningún ánimo de ocultarlo, ya que se reunieron en un hotel céntrico de Sevilla e incluso hubo personas que les hicieron fotos.

Moreno ha defendido que su partido está legitimado para hablar “con quien quiere, cuando quiere y como quiere”, y que la única “línea roja” que tiene es la Constitución española, aunque no ha hecho referencia específica a este encuentro con Vox.

“Nosotros hablamos con todos, nunca hemos creído en cordones sanitarios”, ha sentenciado en su discurso Moreno, que cree que hay partidos que se plantean siempre “aislar, marginar y limitar” al PP.

Mientras tanto, continúan los posicionamientos para conformar la Mesa del Parlamento andaluz, cuestión en la que Ciudadanos recuerda que el reglamento de la Cámara estipula que tienen que estar representadas todas las fuerzas, independientemente de los cargos que ostenten después, lo que abre la puerta de este órgano a Vox.

Adelante Andalucía también ha anunciado que van a “defender” el derecho a estar con voz y voto en la Mesa y también defenderán que Vox tenga una vocalía sin voto.

La confluencia entiende que este órgano se debe componer como en la última legislatura, donde también había cinco grupos políticos y se habilitó una vocalía sin voto para el más pequeño.

Europa otra vez objetivo de ataques yihadistas: es la ideología, estúpidos
Antonio Alonso Marcos okdiario 15 Diciembre 2018

Europa ha vuelto a ser, otra vez, objetivo de ataques yihadistas. Europa, sí. No sólo Estrasburgo, no sólo Francia. Europa. ¿Por qué se repiten ataques de este tipo? El estudio de las biografías de los terroristas no da una explicación completa, pero sí ilustra muy bien qué tipo de personaje puede llegar a caer en esa espiral destructiva. Parafraseando el famoso eslogan de James Carville, en este caso no es la economía sino que “es la ideología, estúpido”. Dicho sin ánimo de ofender, claro está, pero la verdad es que, si no atajamos adecuadamente este problema, las generaciones futuras nos podrán llamar algo más que idiotas o estúpidos.

Se aducen multitud de causas para explicar este fenómeno yihadista. La conjunción de todas ellas bien mezcladas resultan ser un cóctel mortífero, como se desprende del perfil genérico de los terroristas que han atentado en Europa en los últimos años: joven (entre 18 y 30 años), varón, de origen magrebí, de segunda o tercera generación de inmigrantes, habitante de ciudad, más concretamente de suburbio depauperado, que ha caído en la espiral de las drogas, el alcohol y la noche para evadirse de una vida sin futuro profesional. Sin embargo, esta descripción sociológica no aclara por qué en el mismo barrio algunos se convierten en terroristas mientras otros son capaces de convertirse en abogados.

En efecto, las razones socio-económicas no explican suficientemente por qué un joven abandona su vida normal, su rutina, y busca nuevos horizontes siguiendo caminos de muerte. Por otro lado, las causas ideológicas son las que mejor ayudan a completar este rompecabezas. Es la ideología, que viene conformada por la educación recibida en la familia, la mezquita y la escuela y por la reacción de acogida o rechazo que provoca en su grupo de padres –amigos, compañeros, gente de edad similar–.

Los discursos de la tolerancia y el respeto no han sido asimilados por todos los criados en Europa occidental. Y esa brecha es aprovechada por depredadores: los captadores. Estos son una especie de salvadores, personajes que se acercan a estos muchachos y les ofrecen una “salida digna” para una vida deprimente y poco motivadora. Les dicen que hay alguien a quien le deben obediencia absoluta y que es su deber acatar su voluntad; y que ellos, los ya citados captadores, son quienes mejor conocen la voluntad de esa persona.

Francia presentó en febrero de este año su flamante “Plan nacional de prevención de la radicalización“, compuesto por 60 medidas. Como se ve, los planes políticos no son infalibles y estamos expuestos a que estos trágicos acontecimientos se repitan. Chérif Chekatt, nacido en Estrasburgo en 1989, de padres marroquíes, acumula 27 condenas en 3 países desde 2011. Además, desde 2015 pertenece al grupo de los más de 10.000 radicales a quienes la Dirección General de Seguridad Interior les ha asignado una “Ficha S”. Cuando iba a ser detenido por un atraco a mano armada que casi acaba en homicidio, se escapó. Quizá fue ese el punto que cambió su rumbo: había cumplido ya dos años en prisión en Francia, un año y medio en Suiza y dos años y tres meses en Alemania y pensó que ya no iba a purgar más años en la cárcel, donde al parecer se radicalizó.

Es la ideología, no la religión. Algunas suras del Corán justificarían la violencia extrema contra los no creyentes, pero generalmente, en la Europa del siglo XXI, los imanes interpretan esas suras de manera restrictiva, circunscribiéndolas al momento histórico en el que se dictaron –S. VII–, y se centran en las suras más espirituales, en el mensaje más universal y más humano del Corán. Sin embargo, un grupo de personas toma partes del libro sagrado musulmán que les conviene para sus fines y las manipula a su antojo para conseguir ciertos objetivos políticos. Eso es ideología.

Antonio Alonso Marcos es profesor de la Universidad San Pablo CEU.

Crimen en nombre del islam
Rogelio Alonso El Mundo 15 Diciembre 2018

El atentado perpetrado en Estrasburgo ofrece la oportunidad de analizar los riesgos y amenazas que hoy plantea lo que Assaf Moghadam y Colin Clarke han definido como "el movimiento yihadista global". Sus conclusiones en un reciente trabajo -Mapping Today's Jihadi Landscape and Threat- complementan las de otro iluminador análisis del Center for Strategic & International Studies y permiten destacar cuatro factores distintivos en la evolución del terrorismo yihadista.

En primer lugar, permanece el potencial de movilización terrorista mediante la apelación a una ideología basada en una interpretación fundamentalista del islam que fomenta el victimismo en algunas comunidades musulmanas y la deshumanización de quienes los yihadistas salafistas estigmatizan como "infieles" y "apóstatas". En segundo lugar, el importante debilitamiento del Estado Islámico no se ha traducido en su completa desaparición obligando a mantener una estrategia multifacética que incluye la acción militar en diferentes regiones fallidas. En tercer lugar, ese declive se ha complementado con el reforzamiento de Al Qaeda, organización terrorista que muchos analistas erróneamente consideraban desaparecida. Sin embargo, como Bruce Hoffman advirtió tiempo atrás, ha actuado con "paciencia estratégica" compensando los reveses sufridos estableciendo alianzas con grupos en diversas regiones del planeta. En cuarto lugar, el movimiento yihadista global muestra una descentralización estructural que permite diferenciar hasta cuatro tipos de actores amenazantes: Estado Islámico; Al Qaeda y organizaciones afiliadas; grupos sin vinculación con los anteriores pero que comparten su adhesión ideológica al salafismo que inspira el terrorismo yihadista; así como redes y actores inspirados en esa ideología pero sin adscripción a ninguna de las estructuras citadas.

Es en esta última categoría donde parece encuadrarse el terrorista de Estrasburgo. También, posiblemente, los autores del atentado en Barcelona en 2017, pues si bien inicialmente algunos observadores asumieron la propaganda del Estado Islámico al reivindicarlo, las investigaciones policiales hasta la fecha no han podido determinar dicha autoría de forma fehaciente, aunque sí, sin duda, su inspiración. También ahora la propaganda del IS se ha atribuido el crimen sin que aún haya evidencia de esa conexión con el grupo.

El atentado de Estrasburgo expone otro rasgo relevante en la morfología del terrorismo de inspiración islamista: su relación con la delincuencia común. El asesino, Chérif Chekatt, fue condenado en múltiples ocasiones cumpliendo pena de prisión por sus delitos. Como Rajan Basra y Peter Neumann han demostrado, el nexo entre ambas tipologías delictivas se ha intensificado, siendo incluso propugnado por el Estado Islámico. La criminalidad es una rica fuente de captación de radicales. Por un lado contribuye a la radicalización yihadista de delincuentes susceptibles de asumir una ideología religiosa que les permite redefinir sus acciones criminales. Dicha ideología, convenientemente adaptada a sus circunstancias personales, sirve para legitimar sus conductas trasgresoras aliviando el cuestionamiento personal que pueden motivar, en especial cuando devienen en negativas consecuencias como el encarcelamiento. A través de la propaganda yihadista se insta a individuos involucrados en otro tipo de criminalidad diferente al terrorismo a implicarse también en la violencia y a servirse de la delincuencia para sus acciones terroristas. La criminalidad constituye un factor de riesgo en la radicalización yihadista, pues supone la existencia de unos precedentes de ruptura de inhibidores morales y tácticos, una propensión a la transgresión que puede reorientarse hacia el terrorismo mediante un marco justificativo como el que aporta la ideología salafista. En esa línea, un póster propagandístico del Estado Islámico en Facebook se dirigía a entornos criminales con este reclamo: "A veces la gente con los peores pasados crea los mejores futuros".

La inclusión del terrorista francés en un fichero de radicales revela otra importante variable. Agencias de seguridad y responsables políticos discrepan sobre la definición de un concepto como el riesgo. El riesgo implica incertidumbre sobre cuándo y cómo puede concretarse un peligro previsible. Los contextos culturales y políticos condicionan la percepción del riesgo, sus indicadores y los recursos aplicables para su prevención y contención. Persisten las discrepancias sobre la identificación de indicadores de riesgo de una radicalización ideológica que precede al acto terrorista.

Hay quien se escandaliza de que algunos terroristas fueran objeto de vigilancia policial antes de perpetrar atentados, mientras critican la prevención antiterrorista cuando se instruyen casos basados en pruebas indiciarias. El investigador puede tener la convicción de que un radical constituye un peligro potencial, pero si el periodo de investigación no coincide con la actividad delictiva, se dificulta la obtención de autorización judicial para determinadas actuaciones. A veces se obtiene inteligencia sobre individuos con idearios radicales y violentos, aparentemente dispuestos a cometer actos terroristas, pero se carece de pruebas de cargo que evidencien de manera irrefutable que está ya involucrado en perpetrarlos.

Resulta imposible mantener bajo constante vigilancia a cientos de personas que hoy reproducen discursos radicales y, por tanto, susceptibles de pasar a la acción súbitamente si obtienen recursos que se han simplificado al recurrirse a vehículos, cuchillos y otras armas ligeras. Además, en estas investigaciones la existencia de una finalidad terrorista es interpretable requiriendo siempre un control judicial y quedando todo ello determinado por premisas judiciales y políticas. Por tanto, ¿hasta dónde debe adelantarse la barrera preventiva para disminuir el riesgo?

En previsión de nuevos atentados por parte de los múltiples actores que conforman el movimiento yihadista global conviene no exagerar el desafío, pero tampoco infravalorarlo sino evaluarlo en su justa medida. Esta tipología terrorista posee una considerable capacidad desestabilizadora y propagandística, aunque la materialización de sus aspiraciones máximas se enfrenta a dificultades no menores. Por ejemplo, como destaca Barak Mendelshon en Jihadism constrained, la consolidación de gobiernos sustentados en afiliaciones religiosas en democracias occidentales en las que priman las identidades nacionales; la generación de efectos perdurables en las estructuras políticas de multitud de entidades nacionales; y la consolidación de una unidad de acción entre la diversidad de actores del movimiento terrorista transnacional. Tampoco puede subestimarse que si bien la inmediata materialización de objetivos estratégicos parece compleja, lo es menos la consecución de significativos logros tácticos como los que a veces obtiene el terrorismo. Entre ellos los derivados de renunciar a definir el terrorismo yihadista como lo que realmente es: violencia perpetrada por fanáticos radicalizados en una interpretación fundamentalista del islam que sacraliza y legitima el terror en su nombre.

La desideologización del terrorismo de inspiración islamista, negando la evidente relación entre esta violencia y el islam, exime a una parte de la comunidad musulmana de sus responsabilidades en su deslegitimación. Lo ilustra Douglas Murray en su ensayo The strange death of Europe recordando las reacciones a los asesinatos yihadistas en el Reino Unido. Las víctimas parecían serlo de fenómenos naturales, omitiéndose cualquier culpabilización de la ideología detrás del terror. Idílicas y emocionales apelaciones a la paz y canciones para adolescentes como himnos que rechazan cualquier violencia fueron recursos utilizados para vaciar de contenido religioso el terrorismo inspirado en el islam. Ése es uno de los riesgos ante la actual amenaza yihadista: la relativización de la decisiva importancia que la ideología posee en la movilización de terroristas islamistas fanatizados, incluidos aquellos con perfiles delincuenciales como el del criminal de Estrasburgo.
------------
Rogelio Alonso es catedrático de Ciencia Política y director del Máster en Análisis y Prevención del Terrorismo, Universidad Rey Juan Carlos.

REFORMA DE LA LOMCE
El Consejo Escolar enmienda a Celáa: el español debe garantizarse desde el Gobierno nacional
La Gaceta  15 Diciembre 2018

El Consejo Escolar del Estado ha propuesto que la Administración del Estado fije una porción mínima del uso de la lengua castellana en toda España, “como lengua oficial que es”.

El máximo órgano consultivo del Gobierno en materia educativa ha incluido esta recomendación en su informe de ponencia sobre el anteproyecto con el que el Ejecutivo quiere derogar la Lomce y crear una nueva ley educativa.

Precisamente el Consejo de Ministros de este viernes ha dado una primera lectura al anteproyecto que defiende la ministra de Educación, Isabel Celaá. La ministra ha especificado en la rueda de prensa posterior al Consejo que ahora es tiempo de consulta, ya que el Consejo Escolar del Estado y otras instituciones deben hacer sus dictámenes sobre el texto.

El informe del Consejo, al que ha tenido acceso EFE, consta de 33 páginas y el apartado 60 lo dedica a la lengua castellana en la enseñanza.

“Se da la circunstancia negativa en algunos puntos del Estado de asignar un uso marginal a la lengua castellana, de forma que no parece la lengua oficial de todo el Estado, y se incumple el artículo 3 de la Constitución cuando señala que todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”.

Además añade: “Al ser la lengua castellana patrimonio común de todos los españoles, no parece conveniente que la Administración central haga delegación total de su uso vehicular en el ámbito educativo a las administraciones autonómicas”.

La reforma de Celaá prevé que sean las administraciones las que determinen el número de horas en lengua castellana.

Otras recomendaciones del Consejo pasan por una coordinación entre comunidades de las políticas educativas, fijar una financiación del sistema educativo, que las becas sean un derecho subjetivo y se elimine “el adelanto de dinero por parte de las familias” y que toda la ley incluya el concepto de “ruralidad”, como garantía de igualdad educativa, social, económica y demográfica.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
El ruin, el memo y el lazi

Jimmy Giménez-Arnau okdiario 15 Diciembre 2018

Tres politicastros sin honor –Iglesias, Sánchez, Torra– asumen que el propósito de la enmienda es el itinerario del día siguiente, pues sin arrepentirse de todo el mal que han hecho, aparean sus delirios con las perversiones que rubrican a diario. Dicho trío nació para mentir y mintiendo cual bellacos que son, obtienen ganancia de ello. ¿Acaso el Estado de Derecho carece del utensilio jurídico capaz de procesar, juzgar y sentenciar a este peligroso trío que, de continuo, denigra al Rey, a España, su Constitución, jueces, agentes del orden y a los que son o se sienten españoles? ¿Llegará el día en que desaparezca de nuestras vidas semejante patulea con conocimiento y cultura? Pensemos que sí. Bastaría con no votar a tales ineptos y traidores en futuras elecciones.

La triada de manguis se empecina en calentar el patio y desoye toda opinión. Hasta Rufián, que elige bien sus palabras y las envuelve en piel de sapo, retrata a Iglesias por ruin: “¡Mientes a sabiendas!”. Le faltó decir, ¿por qué no te vas a Caracas? Casado también arrinconó a Sánchez, el memo, urgiéndole a poner firme a cualquier golpista con un 155 duro y, de no bastar, sugiero una idea que quizá tenga en mente Abascal: mandar a la Cataluña sediciosa a la más contundente fuerza militar que tenemos, La Legión. Arrimadas y Rivera tampoco se ocultan, plantándole cara al lazi de Torra y a su macabra obsesión de crear protomártires por la vía eslovena. Remato el párrafo: ni un solo cadáver valdría la pena para proclamar una arruinada y ridícula República virtual.

Los tres politicastros –el ruin, el memo y el lazi– caben en la misma piñata. Son los patrones del mal en una jungla sin leyes tuneada a su antojo. Urden intrigas, hilvanan falsedades, inventan bajezas y tanto el ruin como el lazi, se mofan del memo, según era de suponer. El memo autoriza, al lazi y al ruin, a verse con los políticos presos, porque los tres aseguran, valga la imbecilidad, “que si de algo está bajo mínimos la Democracia, es de diálogo”. Y a los que andan en huelga de hambre, los forran de polvorones, sobrasada y torrijas para aguantar el tirón. Desde que iniciaron la huelga los mártires del procés, han engordado como cerdos de engorde. Pero siguen en agónica huelga, completando su dieta a base de batidos proteínicos que les suministran los funcionarios de prisión. No hay cosa en política que tenga tanto éxito como la apariencia del éxito.

El juramento de unión y auxilio mutuo con el que Dumas padre hizo célebres a tres mosqueteros: “Todos para uno y uno para todos”, lo acopló el memo, muy ducho en el mal plagiar, a su lema de batalla: “Mentir, mentir y volver a mentir”. Un juramento que enardece a sus socios, el lazi y el ruin, quienes se jactan de pertenecer a los tres mosqueteros actuales que pretenden despedazar nuestra Nación. Tal terna colmada de idiotez, no cae en la cuenta de que tiene las horas contadas. Antes de que las campanadas del reloj de la Puerta del Sol anuncien el Año Nuevo, se verá a los camisas pardas del CDR huir como ratas, mientras La Legión marca su ligero y estricto paso con el carnero al frente por Vía Layetana, repartiendo claveles que garanticen la paz. Pero hasta que dicho milagro ocurra, los políticos dignos que hemos citado habrán de unirse para enviar al limbo a estos tres pajarracos corruptos. O no habrá milagro.

El 21-D está entre culpables y radicales
Malena Contestí okdiario 15 Diciembre 2018

Cataluña se prepara para un 21-D –debido a la celebración del Consejo de Ministros– donde, casualmente, se condensan varios acontecimientos. Una Dos huelgas, una de Renfe y otra de Mossos, todo aliñado con la revolución callejera de los CDR y sus superiores en violencia –que ya es decir– los conocidos GAR . Todo junto y condensado, además, en el comienzo de un puente festivo por la Navidad, de modo que los problemas tendrán, sin duda, ese puntito explosivo que se busca.

Los días de la ira se acercan, valga el uso de la palabra con doble sentido, porque tenemos publicadas las instrucciones que de la kale borroka independentista-comunista catalana. Se preparan para la confrontación violenta sin precedentes en la que expresamente declaran que van a sabotear la región entera –sus vías, sus calles, sus carreteras– y van a atacar a todas las Fuerzas de Seguridad del Estado para sembrar el caos. Todo ello, dicen, sin usar la vía de la violencia, una declaración absolutamente manipulada que pervierte el lenguaje de manera absurda.

No obstante, recordemos que en su comunicado también relatan que, si no les hace caso, irán directamente a asaltar el Parlamento catalán. Y esto, señores, es muy grave.

La sátrapa de Cabra ataca de nuevo
Segundo Sanz okdiario 15 Diciembre 2018

“Proteger la libertad sexual de las mujeres implica aceptar la verdad de lo que dicen. Las mujeres tienen que ser creídas sí o sí, como en cualquier otro tipo de delito. Las víctimas deben contar con la solidaridad del Estado”. No, no es ningún conjuro de las brujas de Zugarramurdi; son palabras de la vicepresidenta del Gobierno de España pronunciada en las Cortes Generales esta semana.

A Carmen Calvo le está pasando lo mismo que a su jefe. Si el presidente del Gobierno ya no es el mismo Pedro Sánchez de antes de llegar a La Moncloa el pasado junio, como dijo la propia ministra de Igualdad, ella tampoco es la doctora en Derecho constitucional que llegó a impartir clase en la facultad de Derecho de Córdoba. O ese doctorado se lo regalaron en una tómbola, y es más fake que el del Obama de Pozuelo, o su delirio femi-ultra le lleva hasta lo ilegal, a ultrajar el sentido de la ley, a sabiendas de que sus estupideces las tumbaría el Tribunal Constitucional sin despeinarse. Lo más probable es que sea esta segunda opción, porque resulta que la Doña es reincidente.

El pasado septiembre, la vicevogue acusó a PP y Ciudadanos de “amordazar” la mayoría Frankenstein del Congreso (la del sanchismo, nacionalistas, separatistas, proetarras, populistas) por coincidir en la toma de decisiones en la Mesa de la Cámara. Calvo quiso así desacreditar el órgano de gobierno del Congreso, elegido por los diputados en una votación tan democrática como que la que invistió al Doctor Fraude. Obvió de esta manera que fueron precisamente sus socios del PNV, ERC y PDeCAT los que permitieron al comienzo de la legislatura que PP y C’s sumaran mayoría en la Mesa.

Y ahora, en otra afirmación anticonstitucional, se le han vuelto a ver las costuras de su hembrismo autoritario, cada vez más crónico. La número dos de Sánchez sería una gran jueza en la dictadura de Venezuela, donde no existe la presunción de inocencia, pero aquí en España, por suerte, los tribunales funcionan, los jueces imparten justicia y Santos Tirano Banderas no es más que un personaje de la brillante obra de Valle-Inclán. Otra cuestión es que se quiera someter al Poder Judicial desde el Poder Ejecutivo, pero de eso sabrá más la profesora Calvo.

La sátrapa de Cabra ataca de nuevo enterrando un principio básico: la presunción de inocencia sólo acaba cuando quien ejerce la acusación, independientemente del delito que sea, demuestra con pruebas la culpabilidad del acusado. Lo de “sí o sí” es volver a la Edad Media, a reinstaurar la Probatio diabólica por la que se obliga al acusado a demostrar algo que le supone imposible y que debería probar la parte acusadora. Con esto, que es de Primero de Derecho y propio de la Inquisición, quiere jugar quien va de Progrewoman. En estas manos estamos…

Lengua, matemáticas, geometría y química políticas
Jesús Javier Corpas gaceta.es 15 Diciembre 2018

Valle Inclán se me presentó siempre como un señor leñoso, tal los troncos de los bosques navarros que imaginó desde lejos para sus novelas. Quizá porque madera fue la que le hizo perder el brazo, y de ese material estaba hecho el bastón que lo sustentaba. Quizá por las vetas de su piel, en las vetustas fotografías, anciana entre unas barbas forestales. Don Ramón María, sobre sus ramas dramaturgas de creador esperpéntico, gozaría estos días en que los argumentos se retuercen como sarmientos.

Y es que ha ocurrido un terremoto en Andalucía.

Por las declaraciones de algunos, se diría que, ante ello, querrían obrar como en el chiste; ya saben: «Movimiento sísmico desarticulado. Epicentro y veinte cómplices más detenidos».

Conocemos que tras unas elecciones (eso a lo que tanta alergia tiene Pedro Sánchez) casi todos se adjudican la victoria. Pero ahora se han batido los registros del disparate; veamos: El PSOE, siempre defensor de los multipactos para desalojar a la lista más votada, ahora dice que debe gobernar esta. Y Susana da un paso más:
«Si no se computan los votos de VOX ha ganado la izquierda» twittea toda sería. Claro que debajo le contesta un chungón:
«Si no se cuenta la hamburguesa, las patatas ni el pastel, hoy he comido vegetariano».

El PP, que llevaba tiempo postulando el gobierno para las listas con más papeletas, ahora recula y es partidario del pacto con Ciudadanos, exigiendo a VOX, decisivo para la suma, que se abstenga.

Ciudadanos riza el rizo: además de presentar un candidato que ha pertenecido a cada uno de los partidos negociantes, se postula a todos; le da igual con quién, el asunto es el butacón. Y en un alarde tan original como falto de conocimientos aritméticos, pide gobernar por ser el partido que más sube. Les convendría volver al cole; no es necesario ser matemático para determinar quién cuenta con el mayor aumento, y son los del diccionario.

Más comedidos han estado estos últimos, ofreciéndose a desalojar el cortijo y sus entramados sin ansiar cargos en una junta azul-naranja; los verdes van a resultar los más maduros.

Y hasta aquí lo chistoso. Porque otros no se han sabido comportar:

Leyendo en España a uno se le hunde la geometría. Es absolutamente imposible que una línea tenga extrema derecha y no extrema izquierda. Igual que círculo cerrado es una redundancia, por más que los más cerrados círculos sean los de Podemos. Tanto, que se entra o se sale en función del cariño profesado al señor del casoplón. Vale que hayan bajado en todo; vale que no les gusta lo que ha votado la gente, pero arengar desde una mansión a las masas a echarse a la calle contra un resultado electoral adverso, no es de recibo. Tres personas apalizadas, destrozos en mobiliario urbano, o insultos (un cómico de la órbita les llamó cerdos a los andaluces desde su programa) siguieron a su proclama. Y pese a la violencia desatada entre banderas comunistas, gritos de «arderéis como en el 36», «a por ellos como en Paracuellos» etc., se oculta su ideología bajo el eufemismo «antifascista». No obstante, muchos los asocian al color de los hematomas.

Claro que Sánchez, quien se hincha de proclamar la bondad de cambios en la última constitución cuando necesita a los separatistas, llama inconstitucionales a quienes quieren modificarla en otro sentido. Y de mientras, la «transitoria» acumula décadas sin transitar.

Hablando de radicales, podemitas, bildutarras y peneuvistas del ayuntamiento pamplonés quitan el nombre de avenida del Ejército a la construida en terrenos cedidos por esa institución marcial a Pamplona, que circula entre casas militares, Comandancia o Delegación de Defensa y Ciudadela, hasta las piscinas castrenses.

Mientras, arden Cataluña y Andalucía en tanto Sánchez con su señora va quemando queroseno de aquí para allá con el reactor:
—Aprovecha churri, no sea que esto dure poco. Aunque quedamos bien colocados este nivel de viajes cuesta mucha pasta.

Foto arriba, plagiando a Kennedy; cesión abajo, imitando a ZP; son radicales libres haciendo reverencia a una triple M que ya es pasado: Macron, Merkel, May. Don Ramón, esto sí que es un esperpento.

Eslovenia, capital Andorra
José García Domínguez Libertad Digital 15 Diciembre 2018

El Torra, ese Garibaldi de casino de capital de comarca con mesa camilla y brasero, luce demasiado fofo y barrigón como para que nadie se pueda tomar ni medio en serio que lo suyo ahora son los partisanos yugoslavos. Porque una cosa es vender seguros, que en eso andaba el hombre la única vez en su vida que trabajó, y otra vender motos. Y la moto de Eslovenia como que no suena creíble. Por lo demás, se vuelve a constatar con eso de Eslovenia que a los catalanistas les pasa lo mismo que a las sardinas, los boquerones y el pescado en general: su memoria también dura muy poco más de tres segundos de reloj. De ahí que ya todos ellos se hayan olvidado de que el último modelo oficial de la República Catalana era Dinamarca, no un agreste patatal balcánico poblado por airados carniceros vocacionales. Recuérdese que Junqueras nos prometió muy formalito en su día que todos aquí, en el país petit, íbamos a sufrir una metamorfosis danesa. Seríamos, pues, daneses de toda la vida tras la proclamación de su republiqueta. Eso sí, daneses kumbayás. Y es que en la bucólica Dinamarca, ¡ay!, también tienen un ejército; un ejército como el de Madrit.

Y no sólo tienen un ejército, sino que, por imperativo de sus acuerdos internacionales de defensa con otros Estados occidentales, los daneses se ven forzados a invertir unos cuatro mil millones de euros anuales en tanques, misiles y demás artilugios de guerra de muy mortífera eficacia. Algo que Junqueras, recuérdese también, prometió que no ocurriría jamás en la republiqueta pacifista, feminista, ecologista y trompetista de la Cataluña rica y plena. Pero es que tampoco conviene olvidar que, antes de convertirnos en daneses sin mecha ni pistola, íbamos a ser suecos. Lo de hacernos todos suecos se le ocurrió a Pujol. Que fue cuando Pla se tomó algo a coña el asunto, poco antes de retirarse a morir de asco en su masía del Ampurdán. Aquello de Suecia, que a muchos ya nos iba bien, se les fue de la cabeza muy pronto, sin embargo. Ocurrió cuando empezaron a hablar de Israel. Se ve que se les ocurrió que en Israel también son pocos y están rodeados de tribus harto rudas y primitivas. Una metáfora y un modelo perfectos. Dicho y hecho. Cataluña, la europea y modernísima Cataluña, sería Israel. Y los del otro lado del Ebro, ya se sabe, los moros. Y así tiramos una temporada, otra. Hasta que cayó el Muro y entonces nos dijeron que la cosa iba a ir de imitar el modelo lituano. Y si no el letón. Y si tampoco el estonio.

Íbamos a ser, sí o sí, la cuarta república báltica. Hasta que se lo pensaron mejor y concluyeron que no, que, ya puestos, mejor ser Quebec. Y entonces empezaron con la monserga de Quebec. Que tampoco duró mucho, por cierto. Porque enseguida descubrieron el modelo escocés. Y empezamos a ir de escoceses, pero sin faldeta. Todo para cavilar al instante que tampoco el genuino modelo de esa colla eran las Tierras Altas. Porque el verdadero modelo, el único en puridad, siempre ha sido... Andorra. El Torra, como todos los otros, sueña en su fuero íntimo con otra Andorra, no con ninguna Eslovenia ni cosas raras por el estilo. Andorra es su ideal: un país que goza de la cobertura del Banco Central Europeo y del euro sin tener que pagar ni un céntimo a cambio. Y en el que, además, el setenta por ciento de la población tiene el estatus permanente de realquilados con derecho a cocina, gentes sin ningún derecho político. Un sitio donde solo el 30% del censo posee acceso ilimitado a todos los privilegios asociados a la posesión hereditaria de la ciudadanía, mientras los demás habitantes del país deben contentarse con una crónica posición subordinada y dependiente frente a los únicos andorranos auténticos. Con eso, que no con los Balcanes, es con lo que fantasea nuestro orondo y sobrealimentado libertador de la mesa camilla y el brasero. Nadie se engañe: su modelo, el auténtico, es una pequeña y soberana cueva de evasores fiscales con derecho vitalicio de pernada identitaria.

REUNIÓN DE GOBIERNO Y CONSEJERÍA
Cierre en falso del caso de los papeles del Archivo de Salamanca
La Gaceta  15 Diciembre 2018

“Cultura podría poner fin al conflicto de los papeles de Salamanca en 2019”. Con este titular explicaban las agencias de prensa el resultado de la reunión en Madrid del ministro de Cultura y Deporte con la consejera de Turismo de Castilla y León y del alcalde de Salamanca. Pero la realidad, la realidad que desde Salvar el Archivo de Salamanca cuentan, es muy diferente. La historia del cierre en falso del caso del Archivo de Salamanca.

Contemos primero la versión oficial: El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, informaba el pasado martes que “si lo técnico no atasca lo político”, el primer trimestre de 2019 es una “fecha perfecta” para poner fin al conflicto de los llamados “papeles de Salamanca” según marca la Ley de Memoria Histórica de 2005.

Así lo aseguraba al término de la reunión que mantenía en Madrid con la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, María Josefa García, y el alcalde de Salamanca, Alfonso F. Fernández Mañueco, que se despedía su mandato. En el encuentro las tres partes coincidían en cumplir la ley de 2005 que fija los acuerdos de restitución a la Generalitat de Cataluña de los documentos confiscados con motivo de la Guerra Civil y custodiados en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca.

“Lo que planteamos -ha matizado Guirao- es zanjar de una vez el cumplimiento de la ley de 2005, cerrar ese capítulo para que no siga generando polémica ni elucubraciones (…) El primer trimestre de 2019 me parece una fecha perfecta porque si lo técnico no se atasca, lo político no tiene por que atascarse”.

En este sentido, el ministro explicaba que “queda muy poco para terminar su cumplimiento” ya que en base a los criterios que marca la ley ” quedaría por devolver muy poquita documentación”.

El regidor salmantino ha destacado que con el cumplimiento de la ley se llega a un “acuerdo satisfactorio” para poner fin a este “tema especialmente sensible que ha generado mucha controversia”. Valoraba, además, la “apuesta” que se hace para que el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca sea “un gran archivo nacional de documentación” que podría acoger documentación “desde la II república hasta la transición democrática”.

Ahora, lo que cuenta a La Gaceta el presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez.

Sánchez denuncia un “cierre en falso” de la cuestión, y la traición del pacto político, ya que “durante el primer trimestre de 2019 se seguirán sacando documentos del Archivo”. Lo que se ha pactado, explica, es que no se atenderán “futuras reclamaciones”, pero sí parece que se llevarán a cabo las anteriores a este encuentro.

Por otro lado, y respecto a la supuesta exigencia, por parte de Cultura,de la devolución de los documentos, Sánchez explica que desde el Ministerio se ha pedido a la Generalitat que elabore un listado de los documentos que tiene que devolver. “Es como decirle a un ladrón que haga una lista de lo que debe devolver”. señala Sánchez, que lamenta que se “haya vendido como un éxito lo que en realidad es un desastre”. “El ministro de Cultura y Pedro Sánchez han querido quitar este asunto del debate electoral”, señala Policarpo Sánchez, que añade que la Generalitat debe devolver al Archivo el 25% de los documentos de lo que recibió en 2014, y, según la lista, se devolverá sólo un 0,4%.

Así las cosas, y tras denunciar que no se está cumpliendo la ley en lo que al Archivo de Salamanca se refiere, Sánchez anuncia que presentarán una iniciativa parlamentaria en el Senado, a través de la senadora de Foro Asturias Rosa Rodríguez Posada y que el próximo día 20 registrarán ante el Ministerio un escrito exigiendo que no se entreguen más documentos y se hagan retornar todos los que legalmente pertenecen al Archivo.

Y, si el Gobierno no hace nada, señala Sánchez, están dispuestos a elevar el caso al Supremo.

Adoctrinamiento y consignas contra España en agendas escolares catalanas
Esther Armora ABC 15 Diciembre 2018

Citas y textos en los que se incita a la desobediencia, se tilda de «ladrones» a los Borbones, se presenta a España como un país insolidario en la crisis de los refugiados y se pide una actitud activa en la defensa de la lengua y la identidad catalana. No se trata del programa de ningún partido político nacionalista, sino de las notas que aparecen a pie de página en la agenda escolar que este año se ha distribuido en un total de 58 escuelas y casi una cincuentena de institutos públicos de Cataluña, Valencia y Baleares.

Unos 32.487 alumnos de estas comunidades han utilizado este curso la polémica guía, publicada por ediciones AT bajo el nombre de Agenda de la Terra -Agenda de la Tierra-, según consta en la página web de la editorial. Los autores de la agenda (maestros, educadores y pedagogos) explican que la editan desde el año 2013 y ofrecen a los centros interesados en adquirirla la posibilidad de «personalizarla» y hacer una portada propia. Su objetivo es, según exponen, «estar presentes allá donde cuando pronunciamos “Bon dia” nos respondan con las mismas palabras», refiriéndose al ámbito lingüístico catalán.

Quejas de padres
El sindicato educativo AMES (Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria) ha recibido quejas de padres a cuyos hijos se les ha dado desde sus respectivos centros el «controvertido dietario». «Son anotaciones con consignas políticas claras, que ensalzan el pancatalanismo, critican a la Corona y posicionan a los alumnos en contra de España», afirma en declaraciones a ABC Antonio Jimeno.

Entre las anotaciones que aparecen a pie de página de la agenda, figura una en la que, según denuncia Jimeno, «se justifica la desobediencia» a la autoridad y «se insulta a los Borbones». «Es simple: desobedecemos porque creemos que un cambio es posible. ¡Libertad de Expresión! Tomemos posiciones. Los Borbones son unos ladrones»; otra en la que se apunta la escasa sensibilidad del gobierno español con respecto a la crisis humanitaria de los refugiados («El estado español solo ha recibido el 10 por ciento de los refugiados que se comprometió a acoger en 2017, mientras que en el estado francés el porcentaje ha supuesto el 21 por ciento»), y otra en la que se insta a tener una actitud activa con respecto al fomento de la lengua catalana («¿Te gusta que en el bar tengamos la carta de bocadillos también en valenciano, que en las tiendas los dependientes se dirijan a ti en catalán? Pues ya puedes contribuir a mejorar la situación de la lengua en los comercios, museos y cines puntuándolos en la app CatalApp».

«Provocar a la justicia»
La citada agenda escolar -un instrumento de comunicación entre el alumnado, las familias y el profesorado que los estudiantes llevan diariamente a clase para anotar sus deberes y actividades en el aula- incluye unas páginas finales en las que pueden anotarse también las comunicaciones que se produzcan entre centro y familia, y las entrevistas que se solicitan a los profesores. Precisamente en este apartado, en la pg. 127, aparecen dos anotaciones que, según se expone en la parte superior del folio, «debían figurar en las páginas 19 y 37 de la agenda» pero que, a petición de algunos docentes, se han colocado en las páginas finales alegando que «podrían provocar a la justicia, que ha encausado a algunos de sus compañeros».

La primera cita, acompañada de una figura de un profesor amordazado expone que «mientras en Cataluña había docentes encausados por el 1-0, la autodeterminación de Cataluña fue el tema escogido para el concurso de debate entre los estudiantes de 400 institutos de EE. UU». La segunda, ilustrada con imágenes de policias cargando contra manifestantes, recuerda que «históricamente ha sido la ciudadanía responsable quien se ha atrevido a cuestionar la legitimidad de las leyes». «Podrían haber eliminado estas dos citas pero no lo han hecho, solo las han puesto al final», denuncia AMES.

«Contenido no adecuado»
F. C., el padre de una alumna de un instituto de la provincia de Barcelona, uno de los centros a los que ha llegado este curso la Agenda de la Terra de AT, no dudó en denunciar el caso cuando vio el contenido del dietario escolar de su hija. «Ella ya se había percatado, pero al verlo supe que tenía que expresar mi queja a los responsables del centro», dice el padre. Como ya tenía una cita concertada con la tutora de la clase de su hija por otra cuestión, aprovechó para decirle que consideraba que «la agenda no era adecuada para los escolares por el mensaje político de los pies de página».

La docente, según relata el denunciante, se limitó a decir que desconocía el contenido de la agenda y que «los alumnos tienen la opción de elegir otra». Eso fue lo que, según explica el padre, hizo la estudiante. «Apartó esa agenda y continuó el curso con otra», apunta. En otros centros educativos de la zona como la escuela Ginebró de Llinars del Vallès (Barcelona) o los institutos Llicà e Hipàtia d’Alexandria, de Lliçà d’Amunt (Barcelona), también se utiliza la citada agenda, según denuncia Antonio Jimeno.

«Sentirse no español»
Según el responsable de AMES, el contenido de la agenda «predispone a los alumnos a sentirse catalán y no español», y «a pensar que su país comprende las Baleares, la Comunidad Valenciana y otras tierras en las que hay catalanohablantes, aunque sea en un proporción muy baja». A su entender, «esta agenda es una pieza más de la lluvia fina, la atmósfera, el paisaje difuso que el niño se encuentra al entrar en el centro escolar».

«Muchas de las cosas que se dicen en el instituto, el niño o el adolescente no las comenta en casa, porque sabe que sus padres se pueden enfadar e ir a hablar con su profesor o con el director del centro y, luego, él es el que tiene que convivir con esos profesores y ese director», añade el profesor, quien advierte de los riesgos de que «estos mensajes vayan calando en los alumnos a través de un material facilitado desde el colegio». «O se controla lo que se enseña en los colegios o la suerte ya está echada», concluye.


Recortes de Prensa   Página Inicial