AGLI Recortes de Prensa   Sábado 29  Diciembre 2018

Balance negro del primer año de sanchismo
EDITORIAL El Mundo  29 Diciembre 2018

Quizá solo una inocentada hubiera justificado la irrupción de la autocrítica en el tradicional balance del año que realizó Pedro Sánchez ayer. Por el contrario, el presidente del Gobierno ofreció un discurso triunfalista y autocomplaciente en el que los únicos reproches estuvieron dirigidos a la oposición, que acaba de arrebatar el poder al PSOE en Andalucía tras casi cuatro décadas de régimen ininterrumpido. La sensibilidad selectiva de Sánchez le lleva adoptar una solemne actitud de vigilancia implacable frente al "extremismo" de la coalición de cambio andaluza, pero juzga legítima su forma de acceder y sostenerse en el poder gracias al apoyo de partidos que han protagonizado un golpe a la Constitución. Afirma el presidente que no es lo mismo pactar para una moción de censura que para una investidura; un distingo ridículo, por cuanto el efecto principal de ambos procesos es el nombramiento de un presidente.

Un desahogado cinismo le permite asimismo ofrecerse como ejemplo de "estabilidad y moderación", cuando ha batido todas las marcas de unilateralidad por número de decretazos en tan solo siete meses y cuando ni es capaz de garantizar la convalidación de todos ellos por el empeño en traicionar su promesa de elecciones y gobernar con 84 diputados. Razón de que todavía no haya ofrecido a los españoles unos Presupuestos propios que traduzcan su programa, sino mayormente anuncios, promesas de gasto y globos sonda que acaban siendo rectificados por la realidad, cuando no por Bruselas. Su propuesta estrella de subir el salario mínimo -sale adelante porque el coste recae en el empresario y no en el Estado- causará la destrucción de 100.000 empleos según el Banco de España. Por no hablar de medidas simbólicas como la exhumación de Franco, encallada entre el sectarismo y la chapuza. Más que gobernar, este Gobierno lo que hace es resistir. Hasta 2020 si pudiera.

Aunque prefiera olvidarlo, Sánchez viene de conceder una cumbre bilateral a Quim Torra con quien pactó un comunicado infame que valida las tesis secesionistas omitiendo la referencia a la Constitución, y ocultó luego a la opinión pública el catálogo de Torra con exigencias insultantes para la democracia española a cambio de continuar con el cacareado diálogo. Por eso no es una inocentada pero lo parece la afirmación de que la moción de censura «fue un revulsivo regenerador para nuestra democracia». Una cosa es reconocer que Mariano Rajoy cavó su tumba negándose a asumir responsabilidades por la corrupción del PP y otra concederle a Sánchez alguna eficacia regeneradora por el hecho de no ser Rajoy. Gobernar con los enemigos de la Constitución no regenera nada en absoluto: solo sirve de hecho para cronificar la crisis del Estado y acelerar el deterioro de las instituciones de todos los españoles. Preguntado por la baja del PSOE de José María Múgica a causa del abyecta foto de Idoia Mendia con Otegi, Sánchez replicó: "No veo nada polémico".

La oposición no perdió la oportunidad de refutar la euforia gubernamental. El PP tilda de "catastróficos" los meses transcurridos desde la moción y Cs recuerda que nada de lo que está pasando responde a una elección de los españoles, por lo que reclama las urnas cuanto antes. Pero hace tiempo que Sánchez no opera por criterios de país, si alguna vez lo hizo; el nuevo año le encontrará encastillado en La Moncloa, dispuesto a terminarlo allí como sea antes que someterse al juicio de los votantes.

Sánchez se enroca en su propaganda
 larazon   29 Diciembre 2018

Nadie esperaba, y hubiera sido insólito, la menor autocrítica del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la hora de pasar revista a sus meses al frente del Ejecutivo, pero de ahí al relato triunfal, absolutamente fuera de la realidad, con el que cerró el último Consejo de Ministros hay un largo trecho, que, sin embargo, la insistencia de los periodistas no consiguió acortar. No sólo España es otra gracias a su labor, sino que este Gabinete, a su juicio, «ha hecho más en siete meses que el anterior Gobierno en siete años». Como ya hemos señalado, contrastaba el tono triunfalista de Sánchez con las reiteradas preguntas sobre las dificultades que está encontrando su Gobierno para aprobar los Presupuestos del próximo año y las posibles fechas del adelanto electoral, que, naturalmente, no fueron respondidas, salvo para reafirmar la intención de agotar la legislatura, que parece ser lo único que de verdad cuenta en el ánimo del presidente.

Mientras tenía lugar esta comparecencia, las distintas instituciones económicas hacían públicos sus últimos informes del año, mucho menos triunfales sobre la marcha del país, por supuesto, de lo que pretende hacernos creer el inquilino de La Moncloa. Así, el incremento del PIB de tercer trimestre ha sido el más bajo de los últimos cuatro años, la balanza de pagos por cuenta corriente se ha deteriorado en un 71 por ciento, la deuda pública ha superado, por primera vez en nuestra historia, el billón de euros, hasta suponer el 98 por ciento del PIB, y el mercado bursátil va a cerrar el ejercicio con una caída del 15 por ciento, provocada en buena parte por el temor a un incremento de la inestabilidad política en 2019, cuando, además, ya no operen en la economía las medidas presupuestarias y las previsiones que dejó el anterior Gobierno del Partido Popular, como es el caso del incremento de la pensiones, que pese a la apropiación de la subida que hizo Pedro Sánchez, ya estaba incluida en los Presupuestos aprobados en abril.

El panorama, pues, es mucho menos lucido de lo que pinta La Moncloa y, por supuesto, amenaza con obscurecerse cuando entran en la ecuación otros factores de carácter político. La crisis catalana, por supuesto, pero, también, la propia fragilidad interna del partido del Gobierno, sacudido por la pérdida de su bastión andaluz y por la resistencia de una parte de sus dirigentes a mantener las políticas de acercamiento a los nacionalismos excluyentes, con el abandono de la formación de José María Múgica, como episodio más reciente. Todo ello no recibió más comentario por parte del presidente del Gobierno que un escueto «creo que no hay ningún elemento para la polémica», como si la renuncia de uno de los referentes del socialismo vasco en la lucha contra el terrorismo y por la libertad careciera de la menor importancia. Al contrario, Sánchez insinuó que podría mantenerse en el poder más allá de la legislatura con sus actuales apoyos separatistas, pese a declarar, como no podía ser de otra forma, que cualquier diálogo debía ajustarse al marco constitucional.

En definitiva, el jefe del Gobierno mantiene su vocación de permanecer y no está dispuesto a convocar nuevas elecciones, incluso si se ve obligado a prorrogar los Presupuesto y seguir tirando del expediente de los decretos. Esta evasión de la realidad política y social que vive España, donde ha surgido con fuerza un partido que refleja en sus votantes, entre otras cuestiones, el fuerte rechazo de los españoles a la política de apaciguamiento con los separatismos, es potencialmente muy peligrosa si, como parece, se intensifica el deterioro de la situación económica que registran todos los indicadores. En definitiva, la mejor salida posible es que los ciudadanos sean llamados a las urnas y decidan con su voto qué realidad viven.

Brutus y Mata Hari entran en barrena
Jimmy Giménez-Arnau okdiario  29 Diciembre 2018

Que dos infradotados con aires de grandeza caigan en la tentación del delirio, debería preocuparnos, sobre todo, porque la pareja a la que se alude está formada por Brutus Sánchez y Mata Hari Gómez, dúo de traidores tristemente célebres. Tales ególatras que se relamen el penacho por el mero hecho de okupar La Moncloa, cuentan los días que les quedan para seguir siendo los horteras más zafios que albergó la Presidencia, otra espectacular mención a añadir a la tesis cum fraude de Brutus. Este pájaro va de ave esplendorosa y es filfa pura. Nació para mentir y mentirá hasta que las urnas, a las que se resiste como ganso panza arriba, le nieguen el alpiste. Su Mata Hari le imita, alardea y pretende competir en elegancia, nada menos, con la reina Letizia, siendo la Gómez, una impostora de mercadillo.

La contundente victoria en Andalucía de la alianza Ciudadanos, PP y VOX, ha roto en pedazos las veleidades futuras de Brutus y Mata Hari. Ya no hallan estúpidos sueños en los que depositar sus carencias. Como mucho les quedan tres fotos y una en relieve. Por eso Sánchez acaba de largarse a Mali, a bordo de un Falcon, para no dar la cara. Por eso Gómez anula el afán de encontrar un peluquero que la peine para que no parezca una loca. El biorritmo de dichos monclovitas, no pasa la ITV sin enchufe. Brutus y Mata Hari entran en barrena. Hablan los datos: Europa, S. XXI, ningún matrimonio de presidentes del Gobierno hizo el ridículo. Pero este par de tramposos, arruina la estadística, pues Brutus Sánchez y Mata Hari Gómez, pasan de la soberbia al desfase y allí donde van, no dan el pego.

Rajoy alzó su copa y entre vapores etílicos, le brindó el gobierno de la Nación a un bello cisne dispuesto a nadar junto a todo tipo de miserables que le dejaran cumplir sus fantasías de pequeño burgués. El ganso amarró la oferta, voló en el Falcon y se erigió en el primer presidente español sin luces. Satisfizo sus ambiciones de volar alto a costa de hundir al PSOE durante años. Que se lo pregunten a Susana, que vio arder su cortijo. Los barones históricos también reconocen que el guapo trae buena suerte a raudales. Aunque sólo lo digan hoy, 28 de diciembre, Día de Inocentes e inocentadas.

Lo impensable, el magnetismo fake de un cisne chungo, dura poco. Brutus creyó que domar a otro traidor de la talla de Torra sería coser y cantar. Meter en razón a un socio que odia a España e insiste en teorías demenciales, obedeciendo mandatos que le dicta su lunático amo Puigdemont desde Bruselas, habiendo perdido de vista sus objetivos, como hacen los lazis, presagia el fin del botarate. Dios lo quiera, pues no hay mejor guiso en cazuela que aquel que reúne a todos los esquizofrénicos necesitados de hervor.

A los millones de personas que respetan al Rey y a la Constitución les auguro buenas nuevas en 2019 y excelentes tiempos para España. Bastarían sus millones de votos para sacar al títere de La Moncloa, aprovechando que Brutus, su álter ego desleal, no tiene otra salida que convocar elecciones. Los votos de los demócratas minarían las columnas separatistas que sostienen el palacio donde se atrincheran Polichinela y su bailarina de cómic. Dinamitar la sede con votos, no es sólo una imagen poética, sería la justa manera de mandar a la mierda a esos chacales que ultrajan a un país que les dejó medrar en él. Como España es mucha España, quien la vende a terroristas, ya sabe lo que le espera. O como diría el Premio Nobel español Camilo José Cela: “Que les apliquen órdenes y reglamentos”. ¡Feliz año!

Jurando por España, activando el patriotismo latente
Sigfrid Soria gaceta.es  29 Diciembre 2018

Tomar posesión de un cargo institucional jurando se había convertido en facha porque rezumaba catolicismo retrógrado, patriotismo franquista trasnochado y escasa evolución individual, todo ello siempre bajo la óptica de los iluminados. Sin embargo, si prometías ya era otra cosa; proyectabas una imagen moderna, audaz, amplia, fiable y evolucionada. Parecía que habías superado viejos traumas del pasado y se podía contar contigo para participar en la sociedad buenista de lo políticamente correcto, aunque el partido en el que militabas robara más que el Dioni en una concentración de furgones blindados o utilizara el Aparato del Estado en beneficio propio. Es más, si además de prometer, hasta meter, tirabas de aquello de “por imperativo legal” o tirabas de cualquiera de las extravagantes fórmulas que hemos visto en los últimos tiempos, entonces ya entrabas en una categoría mítica reservada para los más valientes, los osados de las camisetas reivindicativas y de las performances llamativas.

Pero en medio de tanta gilipollez (1) ha llegado VOX y ha reventado los complejos a los que la progresía había inducido a millones de españoles. En la toma de posesión de los 12 andaluces hemos visto 12 juramentos, independientemente de que esos 12 sean más o menos católicos practicantes, lo cual pertenece al terreno estrictamente personal y privado de cada uno. Estamos ante una nueva simbología, efecto rebote del absurdo aturdimiento progre, libre de miedos por ir en contra de la corriente de la corrección política imperante. No se había visto nunca a todos los miembros, y “miembras” hembras (2), de una formación política jurar y no prometer. Pero los 12 de VOX no solo han jurado, han ido más allá y han incluido “por España”, con dos gónadas cada uno de ellos y ellas (2). Ahí queda eso, para que no haya la más mínima duda de que VOX no solo ha llegado, sino que ha venido a cambiar definitivamente las cosas. Por los símbolos se comienza. No veas cuando se entre de lleno en el fondo transformador.

Y es que, con lo que no contaban quienes han llevado a España al marasmo moral e intelectual y a la cutrez ideológica, la desnortada progresía, es con que dentro de la inmensa mayoría de españoles hay pólvora patriótica cuya mecha ha sido prendida por el peligro de la situación límite generada. De ahí la avalancha que está recibiendo VOX de patriotas que nunca habían votado, así como de quienes lo han hecho a todos los partidos políticos, y cuando afirmo a todos es todos. Y vemos la paradoja de que el aturdido sistema buenista, que ve peligrar su estructura con la llegada de VOX, comienza a ponerse nervioso y se aferra a las etiquetas de ultraderecha, extrema derecha e, incluso, fascista.

Acabo de mentar el sistema y que este peligra con VOX. Es verdad. Pero, ¿qué sistema es el que peligra? Peligra el que ha llevado a España a una deuda pública de un PGE que no para de crecer, peligra el que hace a los españoles profundamente desiguales en educación, sanidad, justicia, seguridad y prestaciones sociales, peligra el sistema que prima económicamente a aquellas regiones que presionan con golpes de estado, peligra ese sistema que convierte en culpable al 50% de la población de España, peligra el sistema al que no le importa quién y cómo entre en la casa de todos y, en definitiva, peligra el sistema que hace completamente inviable el presente y futuro de los españoles. Y aunque el peligro para el sistema sea democrático, dado que VOX siempre se ajustará estrictamente a los conductos que establece la Constitución, cierto es que es un peligro real para la zona de confort de los inmovilistas.

Respecto de las etiquetas, hay que descartar las de facha y fascista porque al ser VOX un partido político opuesto al socialismo, etiquetarlo así demuestra cuando menos una descomunal ignorancia de la historia. En cuanto a las otras etiquetas, las de lateralidad, las de ultra y extrema derecha, procedo a hacer una simple y breve comparativa. Existe un partido político en Francia llamado Agrupación Nacional, liderado por Marine Le Pen, que asume la etiqueta de ultraderecha otorgada por los franceses y por todos los países de la UE. Este partido propone la salida de Francia de la UE y del euro, la salida de Francia de la OTAN, incrementar los impuestos, liquidar la Constitución francesa y abrir un proceso constituyente, luchar por suprimir el FMI, el BM y la OMC, controlar desde el Gobierno los medios de comunicación, establecer la jornada laboral de 35 horas, incrementar el gasto público, amparar la violencia y subversión callejera como herramienta de cambio social, fomentar el antisemitismo y nacionalizar sectores industriales.

Seguidamente a la descripción anterior, procedo a afirmar contundentemente algo que merecería un punto y aparte y un párrafo diferente: TODOS ESOS ELEMENTOS QUE IDENTIFICAN A AGRUPACIÓN NACIONAL COMO PARTIDO ULTRA LOS COMPARTE PODEMOS Y NI UNO DE ELLOS VOX. Y ALGUNOS DE ELLOS LOS COMPARTE EL PSOE.
¿Queda claro?

Por cierto, feliz año 2019 a todo el que me lee, siendo parte de la inducción de dicha felicidad el impulso renovador hacia la sostenibilidad de España que darán las victorias a todos los niveles que obtendrá VOX en los próximos comicios electorales, incluyendo el más que probable a Cortes Generales, en el que el partido de Santiago Abascal será sin lugar a dudas el ganador.

(1) Palabra RAE comúnmente utilizada por el Premio Nobel Camilo José Cela.
(2) Siento haberme dejado llevar por el ridículo lenguaje inclusivo, pero el trasfondo del texto así lo requería.

La Andalucía que madruga
Segundo Sanz okdiario 29 Diciembre 2018

– “Qué mal está la cosa. Hace una semana fuimos a coger aceitunas y nada más llegar nos encontramos con varios furgones de inmigrantes. Y lo que en principio iba a ser un mes de faena se ha quedado en apenas 12 días. Vaya tela… Ahora entiendo lo que ha pasado con VOX”

– “Pero tío Juan, si tú eres de izquierdas de toda la vida, ¿cómo dices eso? Con esos de VOX es volver a los palos y a la explotación”

– “Y seré de izquierdas hasta que me muera, pero es que esto de la inmigración se ha ido de las manos. Yo no digo que no trabajen, porque de algo tendrán que vivir, pero es que resulta que vienen aquí y terminan quitándonos el jornal”

– “Y eso, ¿no será culpa de los patrones? Porque al final son ellos quienes los contratan”

– “También, pero de algo tendremos que comer y vestirnos o comprar ahora algún regalito para los nietos por los Reyes, ¿no?”

Esta conversación en un pueblo de la Vega del Guadalquivir no es ciencia ficción, sino la pura realidad. Tan dura como ganarse la vida en un campo de adversidades. Y es que el terremoto político que ha sacudido Andalucía no ha venido por la irrupción de lo que llaman extrema derecha, sino por la emergencia de la extrema necesidad.

“A esto había que darle un cambio”, es la frase más escuchada desde el pasado 2 de diciembre entre todo aquel que no tiene el carné del PSOE, está podemizado o es un estómago agradecido –lo será por poco tiempo más– de ese cortijo de chupópteros y enchufados en que el socialismo ha ido convirtiendo la Junta de Andalucía, con una Administración paralela de decenas de miles de trabajadores que dan para gestionar 16 provincias en lugar de ocho. Por no hablar de las cifras de desempleo, siempre en los puestos de cola.

Este voto de cabreo, de desesperación, de sacudida del tablero político, y al mismo tiempo de esperanza, no es algo ajeno a lo que ha ocurrido en otros países europeos o de Occidente. La Andalucía que madruga es, por el momento, el trasunto patrio de lo ocurrido en EEUU con la Deep America –la América Profunda– del trumpismo o en el Viejo Continente con la France périphérique –la Francia periférica– de Marine Le Pen y la Middle England –la Inglaterra media– del Brexit.

Votantes de clase media trabajadora, sin títulos universitarios, afincados en zonas rurales, muy críticos con el Establishment, que quieren un mayor control de la inmigración y que no terminan de ver las ventajas de pertenecer a la Unión Europea (UE). La cuestión está en que este perfil no puede analizarse desde el eje izquierda-derecha, pues el descontento no entiende de etiquetas. Un 10% de los nuevos votantes de VOX en Andalucía confiaron antes en formaciones de izquierdas, mientras que un 20% de esos casi 400.000 apoyos procede de la abstención.

Por tanto, quienes persistan en la demonización del nuevo sujeto político, al que satanizan como “extrema derecha”, que miren primero en sus hogares, en sus familiares, después en lo ocurrido en esas otras potencias mundiales, y que luego reflexionen sobre cómo rebatirlo sin un odio cainita, más propio de otras épocas.

Una oportunidad para Andalucía
Daniel Lacalle. El Español  29 Diciembre 2018

“Don’t you forget about me, I’ll be alone, dancing alone”. Keith Forsey

Andalucía es una de las regiones de Europa con mayor potencial económico. Sus empresarios y autónomos son héroes, soportando una de las cuñas fiscales más altas de España y de la OCDE. Sus contribuyentes son verdaderos ejemplos de paciencia. Han sufrido el expolio fiscal constante y, con ello, una gestión de los recursos públicos deficiente, confiscatoria y clientelar.

El triste legado que dejan casi cuarenta años de socialismo es una región que, según la Unión Europea, se encuentra entre las más pobres (al bajar su PIB por debajo del 75% de la media en 2017), es campeona en paro (22,9%) con un diferencial de paro estructural promedio de 14,5 puntos porcentuales con respecto a Europa y de 7,6 puntos porcentuales con respecto a la media española durante los últimos quince años.

La región muestra pobres cifras en materia educativa. El informe PISA y el de Diferencias Educativas Regionales de la Fundación BBVA concluyen que Andalucía es la comunidad con más número de repetidores en Educación Secundaria Obligatoria, su tasa de abandono escolar es cinco puntos superior a la medida nacional y el rendimiento de los escolares de 15 años es el más bajo de España. Y los estudiantes andaluces no son menos inteligentes o con menor potencial que otros, todo lo contrario. Tienen en su mayoría excelentes cualidades, creatividad, talento, iniciativa individual y capacidad, pero no se potencian en el sistema educativo. Todo ello se puede y debe mejorar con una política educativa orientada a la excelencia, no a “igualar a la baja”. No se soluciona aprobando con un suspenso, sino potenciando el mérito y excelencia individual.

No es por falta de fondos. Andalucía ha recibido desde 1986 más de 100.000 millones de euros en fondos de la Unión Europea, además de ser la región donde más ha invertido el Estado desde 2008 (26.100 millones entre 2008 y 2017), y recibir de la caja común de solidaridad territorial el equivalente al 4% de su PIB.

Casi cuatro décadas de socialismo no solo han dilapidado esos fondos, sino que han convertido a Andalucía en un auténtico infierno fiscal y burocrático. La cuña fiscal a empresas y familias se sitúa entre las más altas de España, según el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) y Civismo. En IRPF, el mínimo y máximo son más altos que la mayoría de las comunidades autónomas y la presión fiscal es 1,3 puntos superior a la media nacional. Los contribuyentes de la región pagan más en IRPF, Actos Jurídicos Documentados, Transmisiones Patrimoniales, Patrimonio, Sucesiones, Donaciones, etc. Adicionalmente, Andalucía se sitúa como una de las dos comunidades autónomas con mayor intervencionismo y menor índice de libertad económica, según estudio de Cabrillo, Albert y Biazzi.

Criticar estas evidencias no es atacar a Andalucía, es defenderla. Lo que ataca a Andalucía es el modelo de paro e intervencionismo impuesto desde la Junta.

Todo para sostener el ¿Estado de bienestar? No. El bienestar burocrático. Del total de gasto social de 2017, 29.625 millones de euros, solo el 50,5% se dedica a protección ciudadana, dependencia, sanidad y educación. Más del 45% se va a gastos varios e imaginativamente divididos que esconden un gasto político cifrado en 6.000 millones de euros y casi 24.000 puestos.

Según reconoce la propia Junta, para la administración paralela trabajan 23.899 personas. La Cámara de Cuentas de Andalucía muestra que los contratados en entes instrumentales de la Junta han aumentado constantemente hasta 2018 mientras se recortaba en sanidad, por ejemplo. Precisamente aquellos que defienden lo público deberían estar indignados ante la creación de administraciones paralelas y entes instrumentales pagados con mayores impuestos.

¿Se han visto mejoras? Por supuesto. Solo faltaba que esa cantidad ingente de fondos hubiera hecho que todo empeorara. Pero relegar a una región de enorme potencial y talento a resignarse a ser “aceptable entre las peores” es simplemente inaceptable para los que conocemos el valor y potencial de Andalucía.

Ahora, con el final del gobierno socialista, llega una enorme oportunidad y nada fácil de implementar.

Las bajadas de impuestos propuestas en el acuerdo anunciado esta semana son una parte, pero no suficiente. Debe reducirse más la presión fiscal y también la burocrática. Y se cumplirá con el déficit y los compromisos presupuestarios eliminando entes instrumentales innecesarios.

Debe eliminarse la administración paralela, ya que no se pudo llevar a cabo en los años de coalición Ciudadanos-PSOE. Desde marzo de 2015 hasta 2018, las sociedades públicas, agencias empresariales, fundaciones y consorcios aumentaron personal en casi 850 personas. Se ha demostrado en muchas ocasiones que cerrar entes deficitarios sufragados con enormes impuestos no aumenta el paro, sino que lo reduce, porque el efecto depresor sobre el empleo es mayor que lo que contrata.

Cuando una región tiene un potencial tan amplio, cercenado durante décadas por la bota intervencionista, la oportunidad es triple: atraer muchas más empresas, facilitar la contratación y eliminar los incentivos perversos. De esa manera no solo se garantizan los servicios públicos, sino que se termina con la espiral negativa que pone escollos al crecimiento.

Andalucía ha demostrado que sus empresas y sus ciudadanos son tan buenos o mejores que cualquier comparable… cuando les dejan. Que la región tiene talento y potencial para compararse con los mejores, no con los más pobres de Italia. Que son capaces de crear valor, empleo y crecimiento, de investigar y generar patentes como nadie, cuando les dejan.

Andalucía ha sufrido un sistema que penalizaba el éxito y subvencionaba el clientelismo.

Andalucía no solo puede ser una de las regiones más ricas e innovadoras de Europa, que incentiva el talento y el éxito desde un modelo facilitador, no entorpecedor. Puede ser el motor de crecimiento de Europa y entrar en las regiones más ricas y con menor paro.

Todos y cada uno de los ciudadanos de Andalucía se pueden beneficiar de un cambio en positivo. Talento, sobra. Intervencionismo, también.

Qué es el antifranquismo: sus señas de identidad
Pío Moa gaceta.es  29 Diciembre 2018

*El antifranquismo es el imperio de la mentira y la falsificación histórica

*Antifranquismo son leyes totalitarias como las de “memoria histórica” o “de género”.

*Antifranquismo es impulso a los separatismos y a la disgregación de España.

*Antifranquismo es venta de soberanía a la burocracia de Bruselas.

*Antifranquismo es complicidad servil con la invasión del territorio español por Gibraltar y con la colonización cultural de España.

*Antifranquismo es corrupción.

*El antifranquismo es el cáncer de la democracia y de la propia existencia nacional de España.

En su evolución histórica se aprecian tres antifranquismos. El primero fue el de la guerra, salido de unas elecciones fraudulentas –verdadero golpe de estado–, y distinguió a los criminales que pretendían disgregar España, imponer regímenes totalitarios y supeditar la nación a la URSS ( mediante la entrega de las reservas financieras a Stalin). De paso, aquellos antifranquistas asesinaron, torturaron y, en especial su sector socialista, robaron en gran escala. Y todo lo hacían, faltaba más, en nombre de la libertad y la democracia. Fue un apogeo de la estupidez y la canallería, como diagnosticó el médico e intelectual liberal Gregorio Marañón.

El segundo fue el de la posguerra hasta la muerte de Franco. La derrota desanimó a aquellas bandas de delincuentes federados en el Frente Popular, excepto a los comunistas. Salvo actuaciones de menor enjundia de algunos socialistas y anarquistas, los comunistas fueron los únicos que mantuvieron la lucha por sus objetivos (¿hay que explicarlos?) durante todo el franquismo. Primero intentaron una nueva guerra civil mediante el maquis, y al fracasar organizaron la infiltración en la universidad, en sectores intelectuales y en los sindicatos falangistas, donde, muy lentamente y con grandes sacrificios, fueron ganando posiciones. Por supuesto, todo lo hacían en nombre de la “democracia y la reconciliación nacional”: pretendían que la gente se reconciliara con ellos para aplastar a los muy justos vencedores de la guerra. A última hora surgió del separatismo vasco la ETA, grupo comunistoide de asesinos profesionales, también empeñado en “liberar” a los vascos e imponerles su democracia. Y grupúsculos maoístas pro o abiertamente terroristas. Esta fue la oposición real al franquismo.

Y el tercer antifranquismo es el que cobra impulso en la transición agrupando –a menudo en torno a los comunistas– a quienes no habían hecho oposición a Franco ni asumido ningún riesgo o sacrificio, sino que habían prosperado bajo el régimen y a menudo en su propio aparato de estado: separatistas, socialistas y personajes variopintos ansiosos de hacer carrera política (y a menudo económica). Así se formó un informal segundo frente popular con la pretensión de saltar sobre los muy fructíferos cuarenta años de gobierno de Franco para enlazar la democracia con el Frente Popular de la guerra. La gente acababa de salir del franquismo y su satisfacción se mostró en un referéndum que por abrumadora mayoría apoyó la democracia desde y no contra el franquismo, y sí contra cualquier aventura de frente popular. La nueva derrota les hizo ser más cautos por bastantes años, pero ni por un momento cesaron en su propaganda antifranquista, a base de falsificar la historia sistemáticamente. Falsificación aceptada por la derecha, primero inhibiéndose y pronto colaborando con ella. Y de paso extendieron la corrupción de forma masiva, vendieron progresivamente la soberanía española, ahora ya no a la URSS sino a la burocracia de Bruselas, promovieron y financiaron los procesos de disgregación de España, convirtieron Gibraltar en un emporio invasor, corrupto y corruptor de toda la política española, y avanzaron en políticas abortistas, homosexistas y ultrafeministas.

Necesitaron un proceso bastante largo para invertir por completo la decisión popular de 1976. Pero ya el gobierno de Aznar, ideológicamente vacuo y muy colaborador con los separatismos, propició la victoria de Zapatero, debida en parte a su alevosa explotación del más brutal atentado de nuestra historia. Zapatero creó un tercer frente popular de facto, compuesto, como siempre, de separatistas y grupos de inspiración totalitaria. Y una de sus líneas fundamentales de actuación consistió en la revancha contra el franquismo, imponiendo una ley de “memoria histórica” tan totalitaria y liberticida como falsaria. Fue un nuevo triunfo de “la canallería y estupidez, del “Himalaya de falsedades” denunciado por Besteiro. Como siempre, en nombre de la democracia, cuya defensa, así como la muy necesaria del franquismo, fue abandonada por una derecha hundida en una bajeza insondable. Rajoy mantuvo una ley tan inicua, que ahora pretende empeorar el gobernante más indigno y delincuente que ha sufrido España desde la transición. Y completarla con el ultraje a los restos del hombre que derrotó felizmente al primer Frente Popular. Esta es la democracia… de los liberticidas y ladrones.

Así pues, el antifranquismo nunca dejó de ser la misma cosa: alianza de hecho o de derecho entre separatistas y totalitarios, cuajada por tercera vez en un Frente Popular que es preciso derrotar política e intelectualmente. Si la democracia ha de salir de su actual estado putrefacto debe convertirse en democracia franquista, que reconozca su origen en aquel régimen, reconozca la necesidad histórica del mismo y lo respete profundamente. El franquismo no fue democrático, no podía serlo después de las experiencias funestas de la república y el Frente Popular. Pero la democracia ha de ser franquista y recordar el pasado, o repetiremos lo peor de él, como advertía el filósofo J. Santayana. Esta es la tarea histórica del momento para los españoles patriotas y demócratas.

(Invito a mis lectores a difundir cuanto puedan este artículo, enlazándolo en redes sociales y comentándolo, y de otras formas)

Un claro caso de delito de odio
OKDIARIO  29 Diciembre 2018

La brutal agresión que ha sufrido un guardia civil en Almería este jueves deja claro que estamos ante un caso de los denominados “delitos de odio”, además de ante una sinrazón desmedida. Siete personas propinaron al agente una paliza en una taberna de la ciudad por pertenecer al cuerpo de la Benemérita y vestir un polo con una bandera de España. Como si con alguna de estas dos cosas el guardia civil, tal y como le gritaron los agresores antes de acometer el ataque –entre ellos un camarero del local–, estuviera “invadiendo el espacio sideral con estas pintas de fascista”.

Según la definición del Ministerio del Interior –que parte de la dada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en 2003– cualquier delito puede ser tildado de odio si la víctima de la agresión se elige por su “real o percibida conexión, simpatía o pertenencia a un grupo”. Tras lo anteriormente citado, no cabe duda de que los actos de amenazas y daños –tipificados en los artículos 208, 209 y 263 del Código Penales– tienen, no sólo relevancia penal, sino también importancia política.

Desde las pasadas elecciones del 2 de diciembre, cuando el PP, Ciudadanos y VOX sumaron los votos suficientes para sacar al PSOE de la Junta de Andalucía, la sociedad andaluza se ha polarizado al calor de los discursos del miedo a la derecha construidos por los socialistas y Adelante Andalucía. Teresa Rodríguez, líder de Podemos en la región, tildando a la derecha que legítimamente ha ganado los comicios de “fascista” o “matones de colegio” o Quim Torra llamando a la desobeciencia a los Cuerpos y Seguridad del Estado y apelando al guerracivilismo son dos formas claras de alentar este tipo de agresiones.

Resulta inmoral que los dirigentes políticos de la izquierda más radical, como es el caso de la formación morada en Andalucía, actúen de manera tan irresponsable. Con su actitud lo único que consiguen es sembrar rencor, dividir a la sociedad y fomentar un odio desmedido hacia una bandera que jamás debería ser una provocación, sino un instrumento de cohesión social y orgullo para todos los españoles.

“El efecto llamada de Sánchez trae a España más pateras que en los últimos 8 años juntos
OKDIARIO  29 Diciembre 2018

Al menos 769 inmigrantes han perdido la vida o desaparecido en el mar Mediterráneo mientras intentaban alcanzar las costas españolas en 2018, un año en el que al menos 56.480 personas han logrado llegar a España tras cruzar en mar Mediterráneo, según los datos recopilados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) hasta el 28 de diciembre. Estas cifras suponen el año de más llegada de pateras de la década. Han llegado tantas como en los últimos ocho años sumados

En 2018 se ha batido el récord de llegadas en patera a España al superarse las cifras registradas durante la ‘crisis de los cayucos’ de 2006, cuando 39.180 personas alcanzaron España por la vía marítima, principalmente a través de las Islas Canarias. Este año han llegado al menos 17.300 migrantes más que en aquella ocasión y, de hecho, España ha recibido en 2018 a más personas abordo de pateras que en los últimos ocho años juntos.

Según los datos oficiales consultados por Europa Press, desde el año 2010 hasta el 2017, un total de 56.243 migrantes accedieron a costas españolas a través de embarcaciones: unas 3.632 en 2010; 5.441 en 2011; 3.804 personas en 2012; 3.237 en 2013; 4.552 en 2014; 5.312 en 2015; 8.162 en 2016; y 22.103 en 2017. Sin embargo, sólo en 2018 lo han conseguido al menos 56.400.

Este año, las costas baleares y peninsulares han registrado la mayor parte de las llegadas de embarcaciones: de acuerdo a los últimos datos del Ministerio del Interior a fecha 16 de diciembre, llegaron en 2018 unas 53.032 personas en 1.918 embarcaciones, lo que supone un 164% más con respecto al año pasado.

Eso sí, la vía marítima que más ha crecido es la de las costas canarias, adonde han llegado 1.266 migrantes en 65 pateras, lo que representa un 204% más en comparación al año pasado, cuando lo consiguieron 416 personas.

2018 también se ha convertido en el año más trágico al registrarse el pico máximo en el número de muertes en el mar. Según la OIM, al menos 769 migrantes han fallecido o desaparecido en la ruta occidental del Mediterráneo, más del triple que en todo 2017, cuando murieron 224 personas camino de España.

Así, la cifra de fallecidos en el mar Mediterráneo se ha incrementado en un 243% con respecto al año pasado, y es treinta veces superior a la que se registró hace cuatro años en 2014, cuando fueron 24 los fallecidos. En todos los años posteriores se superó el centenar de muertes: 102 en 2015; 128 en 2016; 224 en 2017; hasta los más de 760 de este año.

De acuerdo a las cifras de la OIM, octubre ha sido el mes que ha registrado más muertes en la frontera sur con 144 fallecidos, seguido de noviembre, con 114 muertes contabilizadas. Le sigue septiembre (99 fallecidos), abril (89), febrero (75), agosto (68), junio (55), enero (28), marzo (25), mayo (21) y julio (15).

Según datos de la organización, al menos 2.242 personas han perdido la vida intentando alcanzar Europa a través de todas las rutas del Mediterráneo, siendo la central la que mayor número de muertes concentra (al menos 1.306 personas).
España la ruta más activa

La ruta migratoria del Mediterráneo hacia España ha sido la más activa este año, ya que representa más de la mitad de todas entradas irregulares a través de las fronteras en Europa en 2018, según la agencia de fronteras de la Unión Europea (FRONTEX).

Los nacionales de Marruecos, Guinea y Malí han representado el mayor número de migrantes que cruzaron esta ruta en 2018. Según datos de ACNUR a fecha 23 de diciembre, el 21% de los que han entrado de manera irregular en España es de Marruecos; el 20,8% de Guinea; y el 16,1 de Malí.

El número de migrantes que tomaron tanto la ruta del Mediterráneo oriental como la del Mediterráneo central ha bajado, aunque el número total de migrantes detectados en la oriental en los primeros 11 meses del año aumentó en un 30% debido a un aumento en los cruces en las fronteras terrestres, según FRONTEX. En el caso de la ruta central, en los primeros 11 meses de 2018 se redujo en un 80% en comparación al año pasado.

De acuerdo a los datos de FRONTEX, el número de cruces irregulares de las fronteras de la Unión Europea disminuyó un 30% respecto al año pasado. La bajada en el número de llegadas se debe principalmente a una menor presión migratoria en el Mediterráneo central y, a la espera de datos definitivos a cierre de año, 2018 es el año con menos cruces fronterizos irregulares desde 2014.

Crecen las llegadas por tierra
Por otro lado, la ruta terrestre hacia España –que contabiliza las llegadas a través del salto del vallado de Ceuta y Melilla pero también en los dobles fondos de vehículos y otras fórmulas— ha experimentado un aumento del 8,5% en 2018. De acuerdo a los datos de Interior, han entrado 6.505 personas por esta vía, mientras que el año pasado a fecha 16 de diciembre lo hicieron 5.995 personas.

Se han producido al menos 4.500 entradas terrestres por Melilla, lo que supone un aumento de alrededor del 15% con respecto al año pasado; mientras las realizadas a través de Ceuta han disminuido entorno al 5%, al contabilizarse entorno a 1.900.

Según datos de ACNUR, la suma de las entradas irregulares, tanto por la vía marítima como por la terrestre en 2018, asciende a 62.479, frente a las 28.350 entradas irregulares del año pasado. Así pues, el número total de entradas irregulares en 2018 en España supera las llegadas registradas en 2017, 2016 y 2015 juntos: el año pasado terminó con 25.786 llegadas irregulares; el 2016 con 14.558; y 2015 con 16.292.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Sánchez accede a seguir financiando a Cataluña con fondos públicos quitando control sobre sus finanzas
Borja Jiménez okdiario  29 Diciembre 2018

Cataluña abandonará el FLA en 2019 y se acogerá a otro mecanismo de liquidez.

La Generalitat de Cataluña abandonará el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) en enero de 2019 para financiarse a través del Fondo de Facilidad Financiera (FFF), otro mecanismo de liquidez habilitado por el Estado a través del cual el Gobierno tendrá un menor control sobre sus finanzas.

Pese a la imputación de los directores de TV3 y Catalunya Ràdio por el 1-O, pese a que Torra dilapidó 21.000 euros públicos para ir a ver a las golpistas Anna Gabriel y Rovira a Suiza y pese a que la Fiscalía ha demandado a Puigdemont por desviar fondos públicos para el referéndum ilegal, el Gobierno de Sánchez ha accedido a que la Generalitat de Cataluña pueda salir del FLA, para seguir financiándose a través del Estado, pero con un menor control sobre sus cuentas.

Fuentes del departamento de Economía han explicado a Efe que la Generalitat pedirá al FFF exactamente la misma cantidad que tenía previsto solicitar al FLA, es decir, algo más de 8.000 millones de euros, y que por este importe pagará el mismo interés.

La Generalitat ha pedido prestados al FLA este 2018 más de 9.000 millones de euros y pedirá prestados en 2019 entre 8.071 y 8.557 millones al FFF para atender sus necesidades financieras, con lo que el total cedido por las arcas públicas españolas asciende ya a 80.000 millones de euros.

De esta deuda, Cataluña ha devuelto sólo 14.500 millones, con lo que, en total, cuando cierre 2019 Cataluña adeudará 65.500 millones de euros al conjunto de España que, dividido entre los 7,4 millones de ciudadanos de la Comunidad Autónoma.

Cataluña habrá recibido más de 80.000 millones del Estado desde 2012, fecha en la que se creó esta ‘hucha’ pública para aquellas Comunidades que, por la poca confianza que generaban, no podían financiarse en los mercados. Cataluña, para que se hagan una idea, copa más el 30% del rescate de las Comunidades Autónomas.

Sin embargo, el Govern ha decidido renunciar al FLA y recurrir a otro similar, aunque algo más flexible, al que se pueden acoger las comunidades que cumplen con una serie de requisitos, como es el Fondo de Facilidad Financiera.

La administración catalana podrá adherirse al FFF tras contar con el visto bueno del Ministerio de Hacienda, ya que ha cumplido con las exigencias para acogerse a este mecanismo, y ello le permitirá seguir financiándose a través del Estado, pero con un menor control sobre sus finanzas. La voluntad del Govern es recurrir al FFF como paso previo para que Cataluña pueda volver a financiarse en los mercados.

En una entrevista con Efe, el secretario general del departamento de Vicepresidencia y de Economía del Govern, Albert Castellanos, ya avanzó que la Generalitat barajaba volver a emitir deuda en los mercados financieros a partir de 2020, aunque supeditó este objetivo a que se dieran una serie de condiciones, como cuadrar el objetivo de déficit, cumplir con la regla del gasto y “ser capaces de reestructurar la deuda de la Generalitat, que supone el 300 % de sus ingresos ordinarios”.

“Depender menos del FLA y poder salir a los mercados (financieros) no es una necesidad tan financiera como política, porque la Generalitat tendría un grado de soberanía económica superior”, remarcó Castellanos, que recordó que tres cuartos de la deuda acumulada por la Generalitat están actualmente en manos del FLA.

Torra y las agencias
Quim Torra no cesa en su empeño de mejorar la calificación de la deuda de Cataluña y su imagen en los mercados. Tanto es así, que además de agencias de calificación, como Moody’s, también se han sentado con grandes bancos de inversión, como JP Morgan o Morgan Stanley, para que mejoren sus recomendaciones sobre los bonos catalanes. Fuentes conocedoras aseguran no haber visto nada igual: “Nunca antes alguien había intentado que se mejorara una recomendación sin ni siquiera traer mejoras o por lo menos promesas de que vayan a mejorar en algún aspecto”.

Y es que basta con ver las últimas recomendaciones que la gran banca de inversión ha hecho sobre España, donde las palabras más repetidas han sido “a pesar de Cataluña”. Morgan Stanley Spanish Holdings habló recientemente sobre la situación del mercado nacional, que “viene impactado por Cataluña”. Según destacó, el Ibex 35 tuvo en 2017 su mejor comportamiento desde 2013 “a pesar del conflicto político catalán”.

También habló Morgan Stanley sobre Cataluña en la memoria de resultados, cuando hizo mención sobre la evolución de la renta fija en 2017. En cuanto al mercado español, dice el informe, “destaca el coste de la deuda española a 10 años que ha estado en niveles del 1,57%, a pesar de la incertidumbre política causada por el referéndum de independencia y las subsecuentes elecciones en Cataluña”.

Sánchez blanquea a ETA
OKDIARIO  29 Diciembre 2018

“No veo ningún elemento para la polémica”. Con semejante obscenidad y desvergüenza ha despachado Pedro Sánchez la polémica fotografía en la que Idoia Mendia, la secretaria general del PSE-EE, compadreaba cocinando un menú de Nochebuena con Arnaldo Otegi. Una escalofriante instantánea con el líder de la proetarra EH Bildu –condenado hasta en cinco ocasiones por pertenencia a la banda armada ETA y enaltecimiento del terrorismo– que ha provocado un comprensible malestar dentro del seno del PSOE.

La imagen del brindis en la portada de El Diario Vasco entre la socialista Mendia y Otegi es un trago amargo que, por respeto y decencia hacia las víctimas que han sufrido las balas de ETA, no debería haberse dado jamás. El etarra vasco encarna el símbolo del terrorismo de sangre y plomo que ha atemorizado a la sociedad vasca y española durante 40 años. Cuatro largas décadas de asesinatos a quemarropa, bombas, tiros en la nuca y secuestros a políticos que lo único que hacían era ejercer la política sin armas y dentro de los marcos constitucionales y democráticos. Es inadmisible que el partido que ocupa la Presidencia del Gobierno muestre amiguismo con alguien como Otegi, la alegoría de una de las etapas más oscuras de la historia de España.

Sánchez, tirando de ese inaceptable buenismo socialista que a menudo le caracteriza, ha intentado justificar lo injustificable y, de nuevo, ha dejado claro que es capaz de venderse sin rubor al mejor postor con tal de arrancar un puñado de votos. Las palabras de Sánchez quitando importancia a este grave hecho encierran una indignidad humana sin parangón y dejan en evidencia algo que ya veníamos vislumbrando: España no merece a un presidente que intenta blanquear la imagen de unos terroristas que tienen más de 800 asesinatos a sus espaldas.

Múgica: "No en mi nombre".
Vicente A. C. M. Periodista Digital  29 Diciembre 2018

EL PSOE CONFRATERNIZA CON ARNALDO OTEGI (ALIAS “EL GORDO”) MIEMBRO DE LA ETA AVERGONZANDO A SUS PROPIAS VÍCTIMAS.

La imagen de la confraternización navideña entre representantes del PSE (Partido Socialista de Euskadi) con el etarra Arnaldo Otegi ha causado estupor, vergüenza e irritación en un amplio sector del PSOE y, en particular, de sus víctimas del terrorismo de la ETA. Y esta no es la primera vez que el PSE intenta dialogar con esa banda terrorista de la que Arnaldo Otegi es uno de sus iconos más vivos. Basta recordar aquella mesa de diálogo encabezada por el entonces Secretario General de ese partido, Patxi López, de los López maketos de toda la vida, en esas reuniones con BATASUNA,-cuya heredera EH BILDU, logró su legalización a pesar de las múltiples evidencias de su relación con este partido etarra-,en las que el interlocutor era el mismo personaje, Arnaldo Otegi. Aquellos eran otros tiempos en los que la ETA seguía asesinando y quizás aún era mucho más repulsivo ver esa imagen de sumisión de un partido que había perdido y seguiría perdiendo a muchos de sus miembros a manos de camaradas de sus interlocutores. Un diálogo que más parecía una rendición incondicional en un intento de blanquear políticamente a los partidos abertzales y en una inútil estrategia de que ETA abandonase la violencia.

Y esas reuniones se reprodujeron en el tiempo coincidiendo con los “altos el fuego” que declaraba la ETA de forma reiterada donde se aprovechaba para plantear las inamovibles exigencias de independencia y de construcción de Euskal Herria. Unas reuniones que fueron bendecidas por el mismísimo Tribunal Supremo que en una sentencia memorable, por lo vergonzosa, sentenció ante una demanda de Manos Unidas que “el ejercicio del control judicial sobre la actuación de los otros poderes del Estado -y concretamente sobre la actuación del Ejecutivo- "nunca podrá realizarse haciendo abstracción de la primacía que tiene el principio democrático en el sistema constitucional, primacía que tiene las Cortes Generales, que representan al pueblo español, las que controlan la acción del Gobierno” para añadir que “sería un fraude constitucional corregir la dirección de la política interior o exterior de un Gobierno democráticamente legitimado”. Hay que resaltar que para entonces BATASUNA estaba ilegalizada como partido político por su relación directa con la ETA. No sé si este mismo argumento es el que bendice las reuniones bilaterales que mantiene Pedro Sánchez con los golpistas catalanes de la Generalidad, como la última mini cumbre.

Estas reuniones siguieron produciéndose con los partidos herederos de BATASUNA y sucesivamente ilegalizados: HERRI BATASUNA, EUSKAL HERRITARROK Y SORTU. Hasta que finalmente EH BILDU obtuvo el blanqueo definitivo y hoy en día sigue legalizada, subvencionada y controlando presupuestos públicos en todo El País Vasco. Así que no puede extrañar que el PSE mantenga una actitud de confraternización con sus verdugos. De hecho, no solo el Gobierno Vasco y el PSE han mantenido reuniones con los etarras. Todos los Gobiernos de España en algún momento han intentado lograr un pacto imposible con la ETA, como aquellas famosas reuniones en Argel, o los constantes guiños con la suelta de asesinos etarras como de Juana Chaos, o la no impedida fuga de Josu Ternera, o la liberación por causas humanitarias de terroristas como Josu Uribetxeberria Bolinaga. Incluso partidos como ERC suplicaron a la ETA que dejase de atentar en Cataluña, porque no era parte de España.

Así que lo que ha hecho la Secretaria General del PSE, Idoia Mendía, es solo dar un paso más en esa infame búsqueda de la normalización con quien hasta hace pocos años ha aterrorizado a la sociedad española y ha causado dolor a cientos de víctimas, incluidos compañeros de partido como José María Múgica, cuyo padre Fernando Múgica fue vilmente asesinado por la ETA. Camaradas de Arnaldo Otegi Mondragón con el que comparte cocina, brindis con cava, mesa y risas. Pero es que pedir algo de ética y respeto, aunque fuera solo por sus camaradas asesinados, es querer sacar agua de un pozo seco. Tan seco como las mentes de este tipo de personas carentes de conciencia y de escrúpulos. La renuncia a su militancia en el PSE de José María Múgica y su rotundidad al escribir "No en mi nombre", es un acto de dignidad personal que debería ser imitado por quienes se hayan sentido avergonzados por este nuevo episodio de compadreo indecente con unos asesinos etarras. Y es que aquí no puede haber matizaciones ni equidistancias, o se está con las víctimas o se está con los verdugos.

Tampoco nos puede extrañar que Pedro Sánchez haya intentado minimizar este vergonzoso episodio, con una excusa que produce náuseas en lo que solo es una trivialización indigna al decir que: “No veo ningún elemento para la polémica”, achacándola a la normalidad de este tipo de situaciones dadas las fechas navideñas en las que nos encontramos. Y la verdad es que no he visto a nadie de ningún partido político ir a Venezuela a descorchar un cava con el etarra de Juana Chaos. Pero esta estrategia no es casual, ya que si Pedro Sánchez está en el poder es precisamente gracias al apoyo de los votos de EH BILDU, PNV y los golpistas del PDeCAT y ERC. Y tampoco es de extrañar el que la Delegación del Gobierno en Navarra haya permitido que se realicen actos de homenajes a miembros de la ETA en Pamplona y que la Fiscalía no actúe en otros flagrantes casos de homenajes a etarras en El País Vasco. Y es que esa actitud es una forma de pagar por el apoyo prestado y el futuro para los presupuestos. No sé si eso entra dentro del nuevo llamamiento a la transvesalidad.

Es una indignidad que revela la verdadera cara de este nuevo socialismo que aupó a un ambicioso, soberbio y radical Pedro Sánchez cuando fue cesado por traicionar a la Ejecutiva Federal del PSOE y querer imponer el pacto con los enemigos de España y su Constitución. El mismo que hace un uso perverso de su lema “por el cambio”, que ha resultado ser a mucho peor, mucho más sectario, revanchista y guerracivilista que aquél que caracterizó a la primera etapa de Gobierno socialista con Felipe González y la etapa oscura de los GAL y las legislaturas de José Luís Rodríguez Zapatero.

El ejemplo de dignidad de José María Múgica me hace tener una leve esperanza en que una parte de ese PSOE no va a permanecer callada y pasiva ante esta deriva de sus dirigentes en pactos inaceptables con los enemigos de España para mantenerse en poder. Solo hace falta que esa parte no conforme haga público su rechazo y condena y se desmarque recuperando un partido en el que ya no se pueden sentir identificados ni representados. Tods ellos deberán decir también "No en mi nombre". La pregunta es ¿se atreverán a dar ese paso?

¡¡¡GOBIERNO OKUPA DIMISIÓN!!! ¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!
¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!

Blanquear la derrota
Alberto García Reyes ABC

En la derrota se retratan todos los mediocres: engreídos, soberbios, ignorantes, chabacanos, impertinentes... Cuando Susana Díaz desembarcó en el Hotel Ritz en la precampaña de las generales, su falso halo de solidez intelectual encandiló a quienes no la habían tratado nunca porque iba vestida con la estola del triunfo. Ella irrumpió en la política nacional tratando de aparentar una solvencia completamente impostada, haciéndose pasar por la sultana de Andalucía cuando sólo era una niña mimada que había heredado el patrimonio de sus antepasados y que carecía de capacidad y valores para mantenerlo. Susana ha sido la perdición del socialismo andaluz porque se ha creído mejor que sus padres, que fueron quienes construyeron el emporio, y ha dilapidado todo su legado. Suele ocurrir con las terceras generaciones de casi todos los negocios. Díaz no llegó a la política desde la nada, sino desde la cuna. Subió a lo más alto intrigando. Dio más importancia a la fontanería del partido que a su propia formación académica. Y se encaramó al poder en una operación de blanqueo que ha terminando hundiendo al PSOE en su propio paraíso.

Por eso su reacción al pacto del cambio en Andalucía está siendo, antes que pueril, arrabalera. Porque ahora, en el fracaso, ha emergido su verdadero talante vulgar, su vaciedad teórica, su ineptitud práctica y, sobre todo, su pequeñez política. Susana Díaz malvive estos días en su propia trivialidad. Ha dejado al PSOE moribundo -el parte de defunción lo firmará Pedro Sánchez cuando no tenga más remedio que bajarse del Falcon- no sólo por su gran caída en las urnas, sino porque está exhibiendo su incapacidad para levantarse con dignidad y aceptar su destino. Su última orden delata su verdadera condición soez: que todo el partido repita, con melodía de papagayo, que el acuerdo entre el PP, Ciudadanos y Vox es «el pacto de la vergüenza» y que están llevando a cabo «una operación de blanqueo» del fascismo. Lo dice quien trató de blanquear el escándalo de los ERE diciendo primero que era cosa de «cuatro golfos» y después que sólo era un tema administrativo; quien blanqueó el uso de dinero público en burdeles ocultando la información al juzgado; quien blanqueó los problemas de la Educación detectados en el informe Pisa acusando al PP de decir que los niños andaluces eran más torpes; quien blanqueó las listas de espera en la sanidad pública metiendo camas en los pasillos de los hospitales y obligando a los médicos a dedicar sólo cinco minutos a cada paciente; y sobre todo quien blanqueó el pacto infame de su partido con etarras, independentistas y populistas de la extrema izquierda para lograr la presidencia del Gobierno sin respetar la decisión de los votantes.

Susana Díaz se ha inculpado con su actitud descortés como una mediocre que ha amortajado a su partido. Porque no ha entendido que Andalucía ha ido a las urnas con un cubo de cal para blanquear su fachada como medida sanitaria contra la peste moral que ha traído este PSOE a España.

Juicio a los golpistas catalanes
La traducción simultánea en catalán a los golpistas durante el juicio del 1-O costará 70€ por hora
Los golpistas catalanes que han solicita traducción simultánea en catalán durante el juicio del 1-O hablan perfecto español
María Jamardo okdiario  29 Diciembre 2018

El abogado de los acusados catalanes Sánchez, Rull y Turull presentará en los próximos días ante el Tribunal Supremo un escrito solicitando formalmente la traducción simultánea para sus representados. Postura a la que se sumará el letrado de Cuixart quien afirmó que "el catalán es lengua oficial del Estado español"

Los abogados de los políticos separatistas catalanes, acusados por el 1-O, solicitarán formalmente al Tribunal Supremo que los acusados puedan declarar en catalán durante las sesiones del juicio, que arrancará el próximo mes de febrero. La estrategia de las defensas supondrá a la Justicia española un coste adicional de 70 euros por hora, si finalmente el tribunal accede a la petición de las defensas.

Según los datos oficiales facilitados a OKDIARIO por Justicia, las tarifas de los intérpretes, que deberán asumir la traducción en tiempo real de las declaraciones de los acusados, ascienden a 70 euros por la primera hora de trabajo y 68 euros la segunda hora y siguientes. El importe total para las arcas públicas dependerá del número total de sesiones que fije la sala y de la duración de cada uno de los interrogatorios de los 12 acusados.

En sus intervenciones durante la vista previa que se celebró el pasado 18 de diciembre, las defensas ya avanzaban su petición. El argumento era que, de haberse celebrado las sesiones correspondientes ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, los políticos acusados podrían haberse expresado en catalán. Y exigirán lo mismo en Madrid.

Los baremos oficiales del Ministerio de Justicia ascienden a 70 € para la primera hora de traducción y 68 € la segunda y sucesivas

“Ya lo adelanto: solicitaremos que se habiliten los mecanismos para que pueda haber traducción simultánea”, avanzó el abogado Jordi Pina, que representa al presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez y los ex-consejeros de la Generalitat, Josep Rull y Jordi Turull.

La petición fue respaldada por la abogada Marina Roig, letrada del líder de la asociación independentista Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, quien destacó que el catalán “es una lengua oficial del Estado español” y que esta cuestión no sería necesaria si “estuviésemos ante el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona -que actualmente investiga los actos y planes para la organización del referéndum- o el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña”.

Ambos, no obstante, matizaron que el hecho de que los acusados pudiesen hablar en catalán no “garantiza” que el tribunal vaya a poder percibir las expresiones literales, sino sólo “las traducciones del intérprete”. Un hecho que, nuevamente, intenta abrir una vía, por parte de las defensas, para el posterior recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por inexistencia de una tutela judicial efectiva.

El Supremo pospone la decisión
El auto en el que el Supremo se declara competente para juzgar a los líderes del ‘procés’, conocido este jueves, se pronuncia también sobre la traducción simultánea de sus interrogatorios, aunque el alto tribunal pospone su decisión definitiva.

Según la Sala, apelar “al derecho a que las sesiones del juicio se desarrollen en la lengua materna de los procesados” contrasta con la postura mantenida hasta el momento por las defensas, que, durante el tiempo de investigación, no se quejaron de “indefensión”.

En el auto, el tribunal avanza en cualquier caso que esperará a valorar el escrito que, en los próximos días, presenten los abogados de la defensa.

“Hacer depender el derecho a un proceso justo de la distancia entre la sede del propio domicilio y la del órgano jurisdiccional o del uso de la lengua materna por los profesionales que asumen la defensa, conduciría al sinsentido de negar que ese derecho tenga vigencia, por ejemplo, en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”, anticipándose al posible futuro recurso de las defensas, por este motivo, ante la jurisdicción europea, aclara a continuación.

Los abogados de los acusados tendrán que esperar, como mínimo, al 15 de enero para conocer la decisión del tribunal sobre la admisión de las declaraciones en catalán.

Jon Juaristi: "El PSOE es hoy el partido más perjudicial para España"
FERNANDO PALMERO El Mundo   29 Diciembre 2018

Nacido en 1951 en Bilbao, Jon Juaristi ha dejado constancia de su trayectoria vital y política en su libro de memorias 'Cambio de destino' (Seix Barral, 2006). ANTONIO HEREDIA
149 comentariosVer comentarios

Ensayista, poeta, novelista, filólogo de formación y referente intelectual de toda una generación

Catedrático de Literatura Española en la Universidad de Alcalá de Henares y columnista de 'ABC', ha sido director de la Biblioteca Nacional y del Instituto Cervantes

"Algunos, es verdad", escribió Jon Juaristi en Sacra Némesis (Espasa), "tendremos que irnos a otra parte, pero no porque se nos expulse. Imperará aquí la norma primera de todo conformismo, la que Arzalluz me ha recordado con frecuencia en los últimos meses: si no estás contento, ancha es Castilla. Yo, lo confieso, me siento incapaz de presenciar el apasionante proceso de construcción de la etnia vasca del siglo XXI, de la Euskal Herria nacional, de la utopía abertzale (...) Sé que, fuera de aquí, añoraré las sombras del hayedo de Urquiola, el dulcísimo acento del eusquera de Vizcaya y algún rincón de mi Bilbao castizo, pero eso está indisolublemente unido a un mundo que se acaba, si no se ha terminado ya sin que lo hayamos advertido". Como tantos otros, también él, cuyo nacionalismo de juventud le llevó a formar parte de la primera ETA, tuvo que abandonar el País Vasco a finales de los 90 para instalarse en Madrid. Eran los años del acuerdo de Estella y de la tregua trampa de los terroristas. Entonces, ya denunció la estrategia de la banda y constató cómo, sin disparar un tiro, ETA consiguió una victoria justo cuando estaba a punto de ser derrotada.

¿Ha ganado ETA definitivamente?
ETA ha podido salir impune, pero realmente los que han ganado han sido los nacionalistas. ETA se utilizó para eliminar cualquier posible oposición a la consolidación del privilegio. Franco, que era un gran vasquista, favoreció a los vascos frente al conjunto de los pueblos españoles, por eso, el nacionalismo salió del franquismo bastante preocupado por la posibilidad de una nivelación democrática y, por lo tanto, de una pérdida de los privilegios ancestrales, que vienen de la noche de los tiempos, de Tubal, y van pasando por distintas manifestaciones históricas, incluso por codificaciones forales. El propio nacionalismo español, desde sus orígenes, tuvo una posición muy ambigua. Por un lado, se inventa a los vascos, en el siglo XVI, como comunidad primitiva para justificar que España existía ya en el Paleolítico, para poder decir nosotros venimos de ahí, de ese mamut hablando en euskera. Los vascos, por tanto, tenían que ser miembros necesariamente de la nación española, pero, por otra parte, tenían que mantenerse como un grupo separado del resto de los españoles, y eso crea una comunidad de esquizofrénicos. Una vez que se ha resuelto lo de ETA, que ya todos los partidos políticos son de Euskadi y se ha consolidado el privilegio, han vuelto a ese planteamiento. La definición de la identidad vasca que da el lehendakari Urkullu es que son la nación foral, que es como decir que son el agua seca, porque o eres nación o eres foral. Pero mientras esa situación se mantenga estarán conformes.

¿No es una contradicción que la Constitución legitimara la existencia de los fueros?
No, porque a través de la Constitución del 78 España opta por la fórmula tradicional de la organización de la identidad española, es decir, por la presencia de unas nacionalidades históricas, donde los vascos juegan un papel fundamental. La disposición adicional primera lo que hace es crear una constitución vasca dentro de la Constitución con un contenido indefinible, sin límite para los derechos históricos, que por supuesto no existen, y que pueden actualizarse en el marco del Estatuto. El Tribunal Constitucional ha venido avalando todas las reivindicaciones vascas, porque lo contrario sería ir contra la Constitución.

¿Es lógico que Torra, un representante del Estado, hable la de la vía eslovena y nadie haga nada?
Lo absurdo de esta situación solo tiene parangón en la historia española con lo que ocurrió durante el Sexenio revolucionario. Entonces, tanto los republicanos federalistas como los unitarios estaban de acuerdo en que había que dar la independencia a los vascos, no por una simpatía especial, sino porque mientras existiese el carlismo sería imposible organizar el resto del país. Pero lo más importante era que el partido del Gobierno de la República se sublevó contra la propia República, como ocurrió en el cantón de Cartagena. Pla decía que era lógico que fracasara la República porque estaba dirigida por ampurdaneses, como Estanislao Figueras y Pi i Margall. Es cierto, sin embargo, que el independentismo catalán para mí ha sido una sorpresa, ni siquiera durante la Guerra Civil llegó a este extremo. Companys proclamó la república catalana dentro de una república federal, que no existía, pero su límite era el federalismo. Básicamente, la situación actual es producto de un problema de evasión de responsabilidades penales, de una cadena de escándalos de corrupción. Que se lleve a juicio a la figura más emblemática del catalanismo político de la Transición y sus hijos vayan a la cárcel provocó una conmoción dentro del catalanismo. España nos roba es la denegación por inversión del discurso: no nos roban los Pujol, nos roba España. Y entonces se pone en marcha el independentismo, cosa que produce una enorme alegría a los nacionalistas vascos, porque se dieron cuenta de algo que no habían sospechado nunca: que los nacionalistas catalanes eran incluso más tontos que ellos.

¿Cómo se explica la inacción del Estado?
Más que del Estado, habría que hablar de la inacción de dos gobiernos sucesivos. Primero, el de Rajoy, que hace la payasada de activar el 155 para llamar a las elecciones. Y ahora, el de Sánchez, que llega con una propuesta inversa: hace una moción de censura no para llamar a las elecciones, sino para seguir hasta la eternidad. No creo que esto se pueda explicar si no es con conceptos psiquiátricos, como una locura de poder de personajes muy concretos. En cualquier caso, hoy, el partido más perjudicial para España no es Podemos, ni siquiera son los partidos nacionalistas, es el PSOE, una máquina destructora de todo lo que sea racionalidad política. Con Sánchez en La Moncloa hay un riesgo inminente de ruptura, porque si Torra proclamara la independencia, el presidente no mandaría ni a un sereno para impedirlo. El 6 de octubre del 34, cuando este riesgo de separación no existía, el Ejército envió a sus tropas.

¿Existe cierta connivencia en Europa con el secesionismo de Cataluña?
Ante España, Europa ha tenido siempre una actitud, si no de hostilidad, sí de falta de empatía, salvo que la sangre rebasase un poco los Pirineos. Lo de Cataluña suscita apoyos individuales, pero no pronunciamientos de los órganos de poder europeo. La UE tiene sus aspectos positivos y negativos y uno de los aspectos negativos es que realmente nunca será una nación. En realidad, no se sabe muy bien qué es Europa más allá de una unión aduanera y una estructura que ha ido recogiendo competencias de los Estados nacionales, como se ha demostrado durante la crisis de los refugiados: ¿acaso los Estados que tienen fronteras exteriores no tienen derecho a tener fronteras?

¿Cree que el discurso antiinmigración tendrá mucho recorrido en España?
Tendrá recorrido en la medida que haya una indignación en determinados puntos. Es bastante sintomático lo de El Ejido, donde Vox ha sido el partido más votado. Hay un libro de Mikel Azurmendi de 2001, Estampas de El Ejido, que hacía una descripción bastante realista de la situación, y desde entonces no se ha intervenido, no se han arreglado los problemas fundamentales. La gente puede tener una visión simpática de los inmigrantes hasta que vienen en masa a vivir a la casa de al lado. Vivimos en un planeta bastante convulso, en el que hay un exceso de gente, y no es por ponerme malthusiano, pero la demografía siempre actúa en contra de la democracia y genera una depreciación de la vida humana, porque los recursos no estarán nunca a la altura de los problemas que se plantean. Felipe González solía decir que la mejora de la sanidad pública genera demanda de sanidad pública. La gente ya no va al médico por un problema de apendicitis o un tumor cerebral, va porque en el dedo le ha salido un absceso o está muy angustiado. Esto puede ser comprensivo, pero esta hipertrofia de la sanidad puede acabar con ella, y con los servicios públicos en general.

¿El populismo de Podemos es igual al de Vox?
Vox me parece bastante simplista, no creo que tenga ni siquiera una ideología sistemática, es más bien el partido de la derecha cabreada, de los que van a misa y del pequeño empresario, que están hartos de que le toquen constantemente las narices. Lo que más me molesta de Vox es esa hostilidad al Estado de las autonomías, justo cuando han llegado a hacerse notar gracias a unas elecciones autonómicas. Las autonomías se pensaron para desaguar tensiones, para organizar un reparto vertical del poder y evitar que se concentrase en el Gobierno central y que un partido se identificase totalmente con el Estado. Pero Vox es un problema que se le plantea al PP, no a España en general, y no tiene que ver con el populismo de Podemos, que es un mucho más horizontal, más disperso. Yo lo comparo con el demonio maniqueo, que tiene mil cabezas y ninguna sabe qué piensa la de al lado, pero todas están de acuerdo en andar jodiendo algo. Esta idea de la bestia del Apocalipsis se corresponde con su estructura en círculos, que son círculos infernales, cada uno con su propia versión de lo que debe ser la transformación revolucionaria, desde el anticapitalismo hasta Ynestrillas, que podría haber estado en Podemos en su momento. Creo que el discurso de abdicación del Rey fue una gran torpeza, porque dijo una cosa terrible: me voy porque hay una nueva generación que llama a las puertas y se lo merece todo. No se puede decir eso, la generación no es un sujeto político. Y en aquel discurso se enuncia como si fuese una verdad probada. Una generación no se merece todo, cada una tiene que pasar por un proceso de tribulaciones e irse depurando, acrisolando con el sufrimiento para merecer algo. Y menos una generación que sale de Somosaguas: nos lo merecemos todo, hasta el Rey lo ha dicho. Esa nueva generación no sabe nada del proceso constituyente, y dice cosas como que lo impuso el Ejército y tres o cuatro grupos de extrema derecha y de policías que derramaron mucha sangre. La sangre la derramaron los antifranquistas, como el Grapo o ETA, que jamás luchó por la democracia, su modelo era el del Ejército popular, el modelo Ho Chi Min, para entendernos.

¿Con el bipartidismo vivíamos mejor?
Yo creo que sí. Para un país como éste, el bipartidismo es lo más cercano a un sistema ideal. Ahí estoy con Menéndez Pidal, que hablaba de un partido que represente la tradición y otro el progreso, incluso, si se quiere, la revolución, pero que se entiendan, como en Italia ocurrió con el compromiso histórico entre la democracia cristiana y el Partido Comunista. Hay que acercarse a eso, pero desde luego no con Sánchez y su camarilla, que viven muy contentos con esta situación de fragmentación y enfrentamiento.

¿Qué es el judaísmo cultural o ateo al que se ha referido en algunas ocasiones?
El judaísmo cultural está bastante ligado a la construcción del Estado de Israel y a una cultura israelí de aluvión que asimila elementos de todas las diásporas que llegaron allí. El judaísmo cultural como tal no existe más que en el sentido de judaísmo de síntesis que ha sido en Israel el elemento de cohesión de la sociedad. El judaísmo no es una religión teocéntrica, yo creo que ni siquiera es una religión. Se trata de una especie de ética nomocéntrica, donde la centralidad está en la ley, y el primer mandamiento de la ley es no adorar dioses, y por supuesto dioses indefinibles. Hay una voluntad de no doblar la rodilla ante ninguna imagen de Dios, y eso me parece muy emocionante. El judaísmo es un ateísmo muy refinado, aunque muchos judíos lo nieguen. Uno de los grandes textos del judaísmo, no reconocido como canónico por ninguna de sus ramas, es ese cuento de Kafka del campesino que llega al palacio de la ley y el guardián le dice que no puede entrar y se queda esperando toda la vida. El guardián es Dios y el palacio es la ley. El centro del judaísmo es la Torá, la ley, y no Dios, que es algo indefinible. Ser ateo en el judaísmo no es ninguna rareza, hay muchos practicantes que lo son.

¿Le preocupa el resurgimiento de la judeofobia?
Jean-Luc Nancy ha dicho recientemente que la propia identidad europea se estructuró sobre la base de la judeofobia, se funda en la negación del derecho a la existencia del judaísmo. Eso ha creado una especie, no de inconsciente colectivo, pero sí de patrón cultural básico en las identidades europeas e incluso en la Europa socialdemócrata y progresista, donde el antijudaísmo se manifiesta como rechazo al Estado de Israel. El último argumento del antisemitismo es el antisionismo, todos los demás han caído: el judeobolchevismo, por razones obvias, la identificación de las altas finanzas y de la banca mundial, los libelos de sangre, y los secuestros de niños ya no se los cree nadie... lo que queda es Israel. Y qué hacen los israelíes, pues según el mito: matar palestinos, y en concreto, matar niños palestinos, como les gusta decir a los antisemitas.

¿Es España antijudía?
No lo ha sido en el sentido estricto, porque no ha sido moderna. Aquí hay un antijudaísmo de tipo religioso, pero los judíos son una minoría muy poco perceptible, ni en Madrid ni en el resto del país.

Las víctimas a los etarras de los "celdas" de Pamplona: "Nosotros no matamos"
Los proetarras han colocado una caseta de cristal similar a una celda en el centro de Pamplona
larazon.es.   29 Diciembre 2018

Participantes de dos actos convocados a escasa distancia por la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo (Anvite) y la por red Sare de solidaridad con los presos de ETA se han enfrentado hoy a gritos en las inmediaciones de la sede del Parlamento de Navarra.

Como ya sucedió este viernes, aunque entonces ambos colectivos no llegaron a acercarse entre ellos, los proetarras han organizado en el paseo de Sarasate una instalación que simula una celda en la que cada media hora se ha introducido una persona, por relevos, con el objetivo de "acercarse a la realidad de los presos".

A su alrededor, un centenar de personas ha seguido los mensajes de la megafonía de esta iniciativa de Sare que aboga por "eliminar las medidas de excepción y respetar los derechos fundamentales" de los presos de ETA con su acercamiento a cárceles de Navarra y País Vasco.

Las víctimas a los etarras de los "celdas" de Pamplona: "Nosotros no matamos"
A escasos metros, también como ayer, la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo (Anvite) ha organizado de forma paralela un acto en protesta por la convocatoria de Sare, que ha consistido en una concentración tras una pancarta con el lema "Verdad, memoria, dignidad y justicia", en la que han participado unas 300 personas.

La mayoría eran víctimas y familiares de víctimas de ETA, aunque también en un segundo plano se han situado representantes de los partidos UPN, PSN y PP.

En este segundo solo tan solo ha tomado la palabra el presidente de Anvite, José Ignacio Toca, quien ha leído los nombres de todos los asesinados por ETA en Navarra.

El acto de Anvite ha finalizado con un prolongado aplauso de los presentes y varios vivas a Navarra, España, la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Entonces, tras su conclusión, muchos de los asistentes a esta concentración se han dispersado, pero algunos han comenzado a corear el lema "¡Aquí estamos, nosotros no matamos!" en dirección al grupo de Sare, que se encontraba a unos 50 metros, y poco después han emprendido la marcha hacia ellos, que seguían ajenos a la situación.

En la celda simulada se encontraba en ese momento la parlamentaria de Podemos-Orain Bai Laura Pérez y un nutrido grupo de personas que seguía el acto de Sare.

Cuando estas han comenzado a oír de cerca gritos como "Asesinos" o "Sin pistolas no sois nadie" al llegar al lugar algunos de los participantes en la otra concentración, les han respondido coreando el lema "Euskal presoak etxera" ('Presos vascos a casa'), mientras los agentes de la Policía Nacional intentaban establecer un cordón entre ambos grupos.

Aunque algunos de los participantes en los actos han llegado a encararse, y la situación de ha prolongado durante un cuarto de hora, el enfrentamiento no ha pasado de los gritos.

Debacle en el PSE-PSOE
Socialistas, nacionalistas y proetarras cocinan la excarcelación de los presos de ETA
www.latribunadelpaisvasco.com  29 Diciembre 2018

Una fotografía de la portavoz de los socialistas vascos, Idoia Mendia, con Arnaldo Otegi en la portada de “El Diario Vasco” ha acabado con las últimas migajas de decencia política que quedaban en el PSOE. El periódico guipuzcoano entregó su cubierta de la pasada Nochebuena a lo que tituló como “La mejor receta de la política", y en ella incluía la imagen de la infamia: unos sonrientes y risueños Idoia Mendía (PSE-PSOE), Arnaldo Otegi, Andoni Ortuzar (PNV) y Lander Martínez (Podemos) brindando en una cocina en la que simulaban preparar un menú de Nochebuena.

Tras la publicación de la instantánea, el espanto atenazó a los militantes socialistas a los que todavía les queda un ápice de vergüenza. Uno de ellos, José María Múgica, uno de los principales baluartes de los socialistas en Guipúzcoa e hijo de Fernando Múgica, dirigente del PSE y abogado asesinado por las huestes de Arnaldo Otegi el 6 de febero de 1996, enviaba una carta a su partido en el que presentaba su dimisión inmediata. Se despedía con una frase rotunda y demoledora: “No en mi nombre”. Posteriormente, José María Múgica explicaría a “El Mundo” que “escenificar una cena de Nochebuena, nada menos, en la que están la secretaria general socialista y Arnaldo Otegi, me parece una auténtica barbaridad. Cuando se llega a esa barbaridad y se cruzan fronteras que nunca se deberían cruzar, se dice que no en mi nombre, tan sencillo, tan complicado y tan triste como eso, no en mi nombre”.

El ya ex miembro de los socialistas vascos constataba que en Euskadi se está viviendo un proceso de blanqueo de la banda terrorista y que no esperaba ver en ese proceso a la máxima dirigente de su partido en el País Vasco. “Estamos asistiendo a una situación permanente de intentar el blanqueo del terrorismo y eso es inquietante para toda la sociedad, a intentos de pasar la página más penosa de la historia del País Vasco y que la secretaria general se preste a esa escenificación de una forma tan insensata, no sé cómo calificarlo... uno dice hasta aquí, ¡hay una frontera que no se puede traspasar!”.

Por el contrario, y como es habitual, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se siente sumamente cómodo con la chusma de independentistas, proetarras y de extrema izquierda que le mantienen vivo en La Moncloa. Preguntado por la fotografía en cuestión, ha respondido negando la mayor: "En estas fechas se hacen imágenes de líderes de distintas formaciones. No hay ningún elemento para la polémica”.

La realidad es que, según ha podido saber La Tribuna del País Vasco, los socialistas vascos, con Idoia Mendía a la cabeza, están jugando un papel crucial como cadena de comunicación esencial entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y la formación proetarra Bildu, liderada por Arnaldo Otegi, para buscar vías de excarcelación, en unos casos, y de acercamiento a cárceles próximas al País Vasco, en otras ocasiones, de numerosos presos de la banda terrorista ETA. Todo ello, siempre bajo la mirada atenta y la acción dinamizadora del Gobierno de Vitoria, representado para estos menesteres por el propio Iñigo Urkullu y su secretario general de Derechos Humanos, Jonan Fernández, y el PNV, representado por Andoni Ortuzar.

Actualmente, entre sus objetivos se encuentran no solo la aproximación de decenas de etarras a prisiones vascas sino también la búsqueda de vías políticas para acelerar la progresión de grado de muchos de ellos, lo que podría abrir la puerta a la excarcelación de decenas de asesinos etarras. Por lo que se ve, Mendía, Otegi, Ortuzar y Martínez brindaron alegremente por ello la pasada Nochebuena.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial