AGLI Recortes de Prensa   Domingo 27  Enero 2019

Era muy fácil
Nuevo regate de Sánchez en lugar de romper ya con Maduro
Luis Ventoso ABC 27 Enero 2019

Sánchez, ese valiente que se bate a brazo partido contra el espectro de Franco, muerto hace 43 años, es incapaz de cortar rápido y rotundamente con la atrabiliaria y cruel dictadura de Nicolás Maduro. Ayer recurrió a otro rebuscado regate dialéctico para evitar reconocer al presidente provisional Juan Guaidó y romper así toda amarra con Maduro, cabeza visible de una narco dictadura que ha destrozado Venezuela. Sánchez, el supuesto líder «progresista» para «todas y todos», el rey del Falcon, el pensador que acude a Davos a arreglar el mundo -pero que se niega a explicar en el Senado sus cambalaches secretos con Torra-, resulta que no se atreve a condenar con claridad y energía a un tirano excéntrico e incompetente. No osa a desmarcarse de un sátrapa que usurpa la presidencia tras unas elecciones-pucherazo en las que solo concurrió él, que se ha inventado un Parlamento a su medida tras perder la mayoría en el legítimo.

A pesar de algunos tics antiespañoles, nuestro país conserva un importante ascendente en Hispanoamérica. Además, esta crisis la sentimos como propia, y más cuando una creciente colonia de venezolanos nos han elegido como tierra de refugio (es la comunidad de inmigrantes que más crece en España y aquí viven los padres de Guaidó y Leopoldo López). Así que Sánchez lo tenía fácil cuando compareció ayer en La Moncloa para fijar su posición. Bastaba con que dijese algo así: «Nicolás Maduro gobierna Venezuela de manera dictatorial e ilegal tras haber vulnerado la legalidad constitucional de su país. Además, su tiranía ha sumido a su país en el desabastecimiento, la híper inflación y la miseria y ha provocado el éxodo del 10% de la población. Por todo ello, España se ve obligada a condenar a un régimen que ha acabado con las libertades en Venezuela y reconoce como nuevo mandatario a Juan Guaidó, legítimo presidente provisional de conformidad con la Constitución vigente en su país, esa que Maduro ha incumplido. Por último, como país de referencia en la UE para las relaciones con Hispanoamérica, recomendamos a nuestros socios europeos que reconozcan también al presidente provisional Guaidó, que debe convocar unas elecciones libres e inmediatas». Así de sencillo y honorable, tal y como le pedía Felipe González. Pero no pudo ser. Maduro es un dictador... de izquierdas, y además se trata del padrino de Podemos, el socio de Sánchez. Toca caminar de puntillas.

Pedir a Maduro que convoque elecciones, como hizo Sánchez ayer, equivale a darle cuartelillo, pues supone asumir que tiene derecho a seguir dirigiendo Venezuela. Es notable que Sánchez no repare en que el argumento que otorga legitimidad a Guaidó es el mismo que le permite a él presidir España. Ninguno de los dos ha ganado su presidencia en las urnas, pero ambos la ostentan porque así lo prevén los arreglos constitucionales de sus países para determinadas circunstancias.

Venezuela necesita unas elecciones, ciertamente. Y España también, y con urgencia, porque no es justo seguir bajo el capricho de un prestidigitador de ideario de goma, principios multiusos y verdades elásticas.

Podemos y una parte del PSOE se retratan de nuevo con su respaldo a Maduro
EDITORIAL @AntonioRNaranjo esdiario  24 Enero 2019

Por acción u omisión, la izquierda española se está retratando de forma lamentable con su respaldo o indiferencia hacia el drama venezolano, que no admite ni equidistancias ni silencios. No lo ha mantenido Podemos, ni sus partidos satélites como IU, pero en el sentido opuesto al razonable: llamar Golpe de Estado a la resistencia democrática y constitucional a la tiranía de Maduro, deudora de la de Chávez, es de una indignidad extrema.

Especialmente en un contexto de represión, que se ha cobrado trece vidas en las últimas horas; de persecución de la oposición desde hace años; de asalto a las instituciones para imponer un monocultivo ideológico tiránico y, sobre todo, de hambruna masiva en un país que se abonó a la democracia incluso antes que España.

El origen chavista
El origen chavista de Podemos es incuestionable, desde un punto de vista ideológico y financiero en lo relativo a sus fundadores, y su intento por distanciarse cínicamente para no pagar una alta factura en España ha quedado en evidencia por el lamentable apoyo de Iglesias, Monedero o Garzón al sátrapa que martiriza a su pueblo.

Podemos se retrata negando la democracia en España y apoyando la tiranía de su amigo Maduro en Venezuela

Tampoco lo ha hecho muy bien el Gobierno de Sánchez, sin llegar a ese extremo. Puede ser comprensible la búsqueda diplomática de una respuesta conjunta de toda la Unión Europea, timorata una vez más; pero es incomprensible la falta de discurso político en un país que debe ejercer su autoridad moral e histórica en Latinoamérica en los grandes momentos.

¿Y Zapatero?
Especialmente cuando Zapatero, exlíder socialista, no se modera en llenar ese vacío con lisonjas al régimen que, bajo la supuesta buena intención de facilitar el diálogo, en realidad lo blanquean.

El reconocimiento al autoproclamado presidente Guaidó, que se sirve del precepto constitucional de llenar el vacío de un presidente que se niegue a tomar posesión en la Asamblea Nacional, es indispensable para deponer a Maduro y encauzar a aquel bello país por el cauce de la democracia auténtica. Ésa que existe en España, aunque lo niegue vergonzosamente Podemos; y no existe en Venezuela, aunque allí haga la vista gorda.

La transparencia llega a Andalucía
EDITORIAL El Mundo 27 Enero 2019

En un gesto de gran simbolismo, el nuevo Gobierno de Andalucía liderado por Juan Manuel Moreno celebró ayer su primer Consejo en Antequera. En esta ciudad malagueña firmaron hace 40 años un pacto todos los partidos de la región para conseguir la autonomía. Y PP y Ciudadanos quisieron visualizar ayer su firme compromiso con el autogobierno andaluz, frente a las críticas infundadas de quienes, en una mala digestión por la pérdida del poder, sostienen que el cambio pone en riesgo la autonomía. Pero, además, el nuevo Gobierno hizo ayer una cerrada y necesaria defensa de la unidad de España y del orden constitucional, poniendo a Andalucía como "garantía de la cohesión de todos los españoles" en un momento en el que está en juego por el desafío independentista catalán y la tibieza del Ejecutivo de Sánchez, rehén parlamentario de los secesionistas.

El primer Consejo de Gobierno andaluz permite vislumbrar dos de los objetivos fundamentales para esta legislatura. Por un lado, en cumplimiento de lo acordado entre PP y Ciudadanos, se va a producir en los próximos meses una rebaja impositiva, con la práctica eliminación de tributos tan injustos como el de Sucesiones y Donaciones, que representaba un inadmisible agravio comparativo con otras comunidades autónomas donde este impuesto es residual desde hace mucho tiempo. Con la nueva política fiscal avanzada ayer se pretende impulsar la competitividad y, sobre todo, generar empleo. No puede ser que un territorio con tantos recursos y potencial siga en el furgón de cola de Europa en este terreno, fruto en buena medida del fracaso de las políticas desarrolladas por el régimen andaluz desde la Transición.

Y, por otro lado, el nuevo Gobierno está decidido a acabar con el clientelismo y la corrupción que lastran a la región. Como hoy subraya en EL MUNDO Moreno en su primera entrevista desde su llegada al Palacio de San Telmo, la "regeneración" institucional y la "transparencia" son una meta prioritaria. En ese sentido, ayer se anunció una auditoría de 14 entes públicos para estudiar su eficacia. Urge acabar con el descontrol y la administración paralela en Andalucía, con casi 3.500 enchufados reconocidos por Susana Díaz en una estimación que se queda muy corta. Los primeros pasos van en la buena dirección.

Andalucía
Ciudadanos rechaza hacer una purga masiva de altos cargos en sus consejerías de Andalucía
Segundo Sanz Okdiario 27 Enero 2019

El partido de Juan Marín no prevé realizar un cese masivo de altos cargos en sus cinco consejerías y su Vicepresidencia dentro del Gobierno de la Junta de Andalucía, el primero al que accede a nivel autonómico.

Desde la formación naranja, con una estructura de cuadros que todavía no llega a ser extensa en esta comunidad, la búsqueda de perfiles afines para puestos de responsabilidad no está siendo tarea fácil, reconocen fuentes del partido centrista.

De hecho, la propia consejera de Igualdad, Política Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, se incorporó a la política en las pasadas elecciones andaluzas del 2 de diciembre, en las que fue cabeza de lista por Huelva sin pasar por primarias y tras haber estado vinculada durante 28 años la docencia. Es decir, de dirigir un instituto público ha pasado al Gobierno regional pese a no tener conocimiento de cómo funciona la Administración andaluza al máximo nivel ni su relación con el poder legislativo del Parlamento autonómico.

De esta manera, Ciudadanos no ve inconveniente alguno en recurrir a altos cargos del anterior Gobierno socialista, fundamentalmente personal funcionario al que se le presume una debida independencia política. El problema está en que buena parte de esos funcionarios deben la plaza al PSOE, que los colocó a dedo durante décadas.

2.137 funcionarios ‘a dedo’
En concreto, según los últimos datos difundidos por la Oficina del Portavoz del Gobierno andaluz, el número total de empleados públicos de la Junta de Andalucía asciende a 270.101 personas, de los que 660 son cargos de confianza, que cesarán de forma automática con el nuevo Gobierno, mientras que otros 2.137 funcionarios están en puestos de libre designación en la Administración autonómicos.

Respecto a estas 2.137 plazas de libre designación, el informe de la Oficina del Portavoz precisa que se trata de funcionarios de carrera por oposición y jefes de servicio tras el procedimiento público interno convocado.

En ese informe, conocido antes de la investidura de Juanma Moreno y elaborado por el Gobierno de Susana Díaz, se dice que “no se ajusta a la realidad la imagen social que se pretende dar de que se trata de puestos ocupados de manera arbitraria o por personas ajenas al cuerpo de funcionarios”. Y se incide que lo que se “procura es la cobertura de estos puestos especiales con el personal funcionario más preparado para cada uno de los perfiles”.

“Ejército de ocupación”
Precisamente, éste es el argumento que esgrime la dirección de Ciudadanos. El responsable de Economía del partido centrista, Luis Garicano, ha cuestionado en las redes sociales en relación a Andalucía “la típica práctica de PP y PSOE de entrar en las instituciones como un ejército de ocupación y echar a todo el mundo, sean buenos, malos o regulares porque ‘no son de los nuestros'”. De este modo, ha subrayado que “gobernaremos con los mejores, sean o no de Ciudadanos”.

Con todo, PP y Ciudadanos se comprometieron en su acuerdo de gobierno a “desmontar” la llamada “Administración paralela” que creó el régimen socialista, esto es, la colección de organismos autónomos, entes instrumentales y otras estructuras duplicadas e innecesarias de la Junta de Andalucía.

Presidente, ¿no le deja Podemos posicionarse contra Maduro?
EDITORIAL @AntonioRNaranjo esdiario 27 Enero 2019

España debería estar liderando al ya amplísimo bloque internacional que se ha posicionado en favor de la vuelta a la democracia plena en Venezuela pero, en su lugar, está en el furgón de cola de quienes esperan acontecimientos y decisiones comunales de Europa para dar ese paso.

Por múltiples razones culturales e históricas, nuestro país tiene la obligación y la autoridad para legitimar el cambio que, desde la calle y las instituciones ajustadas a derecho, se impulsa en Venezuela contra ese sátrapa empobrecedor llamado Nicolás Maduro que perpetúa la estirpe del más siniestro aún Hugo Chávez.

Con Guaidó
Pero no, amparado en la tibieza de la Unión Europea, superada una vez más por su propia indolencia diplomática y política, Pedro Sánchez no se ha posicionado de la única manera presentable en en estos momentos: reconociendo al presidente Guaidó, que apelando a la Constitución venezolana y a la auténtica Asamblea Nacional, se ha proclamado presidente en aplicación del precepto legal de aquel país que se lo permite.

Avergüenza que un partido con ese discurso decida casi todo en España, pero avergüenza aún más que el Gobierno lo consienta

Desde Estados Unidos hasta Canadá, pasando por la práctica totalidad de Hispanoamérica y Brasil, la comunidad internacional se ha apresurado en reconocer a Guaidó, sin duda movida por un deseo de facilitar la transición desde un régimen cruel a otro democrático. El de Maduro, caracterizado por la represión, el hambre, el asalto a las instituciones, el desprecio a la Justicia y el uso de la violencia; frente al de Guaidó, sustentado en las leyes y con el único objetivo posterior de devolverle la palabra al pueblo.

Nada justifica la equidistancia, ni siquiera el lógico tacto diplomático, pero mucho menos si con ello se consolida la sensación de que Sánchez, simplemente, no puede hacer otra cosa: su principal aliado, Podemos, se ha posicionado a favor de Maduro y su constante represión, y ha tildado de Golpe de Estado al respuesta de una oposición perseguida, anulada y hasta encarcelada.

Sin liderazgo
Avergüenza que un partido con ese discurso decida casi todo en España, por mor de la debilidad de Sánchez, pero avergüenza aún más que el Gobierno lo consienta. Antes o después, en Venezuela volverá la libertad, y actitudes como ésta alejan a España de la solución y empañan su liderazgo en la zona, cada vez más borroso.

Franquismo y democracia
Pío Moa gaceta.es 27 Enero 2019

Los Mitos Del Franquismo (Historia)Años De Hierro, Los (Historia Del Siglo Xx)

Sobre la democracia, si en la guerra civil fue una cuestión ausente, también lo fue durante el franquismo, el cual tuvo oposición comunista y/ o terrorista, pero no democrática, porque la mayoría del pueblo identificaba la democracia con el violento caos separatista-totalitario recién vivido. Y tampoco las democracias extranjeras se hicieron populares tras la II Guerra Mundial, al aliarse con los gobiernos comunistas y dictaduras varias para aislar a España. Medida doblemente criminal, porque intentaba castigar a un país que no había intervenido en aquella conflagración; y porque el castigo implicaba hambre masiva. Por fortuna, la hábil diplomacia franquista evitó la hambruna y derrotó el aislamiento, ingresando en la ONU en 1955, hasta con voto de Moscú.

Las democracias no funcionan en sociedades como la II República, de pobreza creciente e intensos odios sociales. En España no podría funcionar mientras no se superasen aquellas lacras que la hicieron inviable en los años 30. Los odios pronto fueron olvidados mayoritariamente, como comprobó el maquis al no arraigar en el pueblo por mucho que invocase la democracia y no el comunismo. Pero superar las duras circunstancias económicas requeriría más tiempo. Otra condición para una democracia sería que los partidos del Frente Popular desapareciesen o cambiasen de orientación después de la experiencia pasada; y de esto no había el menor síntoma.

A la popularidad de Franco contribuyó mucho su abstención en la II Guerra Mundial, que ahorró al país ríos de sangre. La neutralidad hispana en las dos guerras gigantes del siglo XX son seguramente los mejores logros en la política internacional española desde el 98. Por sí misma, esa neutralidad revela la especial posición de España en Europa.

En cuanto a las libertades, el poder autoritario de Franco restringió las de expresión y asociación para los afines al Frente Popular (no para las “familias” del régimen, claro), y persiguió sobre todo a los comunistas, únicos que siguieron luchando realmente contra el franquismo. La represión bajó con rapidez conforme el PCE renunció al terrorismo una vez derrotado su “maquis”. El número de presos políticos –prácticamente ninguno demócrata—fue muy escaso. En las amnistías de la transición sumaban en torno a 300 para un país de 36 millones de habitantes, prueba de su escaso arraigo. El régimen tenía una policía política, la Brigada Político-Social (BPS), y es significativo que sus archivos, de indudable valor histórico, fueran destruidos por los sedicentes demócratas durante el primer gobierno del PSOE (cuya oposición a Franco fue insignificante).

El franquismo intentó asentar un sistema de nuevo tipo, ni fascista ni demoliberal, apoyado básicamente en la doctrina de la Iglesia con algunos ingredientes sociales de corte falangista. Este proyecto naufragó con el Concilio Vaticano II de los años 60, que no solo divorció a la Iglesia del régimen negando la confesionalidad, sino que lo hostigó y dio apoyo a comunistas, separatistas, terroristas de la ETA… El franquismo quedó sin su principal raíz ideológica ni otro futuro que una evolución hacia una democracia liberal, que preparaban varios de sus dirigentes y ocurriría tras la muerte de Franco.

Por otra parte, a falta de oposición democrática interna, el régimen debió afrontar la hostilidad de diversas democracias de Europa occidental, países en los que colaboración con los ocupantes nazis había superado bastante a la resistencia; y que no se debían sus libertades ni su prosperidad a sí mismos, sino a la intervención militar useña y a la ayuda económica posterior. E indirectamente a Stalin, sin cuyas victorias sobre Alemania habría sido imposible el célebre desembarco en Normandía. España, libre de tales deudas, constituía una excepción en Europa, y por ello objeto de repulsa.

Desde la invasión napoleónica España había perdido casi toda influencia exterior y, salvo en la guerra civil de 1936, había suscitado más bien un interés pintoresco o folclórico. En cambio con Franco recobró cierto peso en el mundo. Su victoria debía haberla agradecido toda Europa, pues la libró de verse entre un régimen comunista en el este y otro en el oeste. Después, en la guerra mundial, su neutralidad, buscada con ansiedad por Londres, benefició mucho más a los anglosajones que a los alemanes; y salvó a una parte del continente de la carga moral de las atrocidades perpetradas por todos los bandos (nazis, soviéticos y anglosajones), mucho peores que las de la guerra española. Franco previó la quiebra de la alianza entre Usa y Stalin, la llamada guerra fría, en la que España sirvió de retaguardia sólida frente al expansionismo soviético. Rompiendo la neutralidad anterior, suscribió pactos y cedió bases a Usa como mayor potencia anticomunista. Su tenaz política independiente con Hispanoamérica y países árabes le permitió doblegar el aislamiento, fomentar una línea de hispanidad, rechazar peticiones useñas de ayuda en Vietnam o derrotar en la ONU, sobre Gibraltar, a una Inglaterra apoyada por los países eurooccidentales. La propia hostilidad de estos países revela la importancia adquirida por España en aquel tiempo.

Cabe señalar una salud social superior a cualquier otro país europeo, medida por índices de delincuencia, población penal, suicidios, drogadicción, fracaso familiar, alcoholismo juvenil, etc.

Todo ello obliga a revisar las opiniones generalmente vertidas sobre el franquismo. Sí puede afirmarse que superó, en líneas generales, la herencia del 98 y la más antigua de la invasión francesa e hizo posible una democracia no convulsa. Sin embargo la cuestión es más complicada, como veremos.

Mucílago Sánchez
Pedro J. Ramírez elespanol 27 Enero 2019

El Tomo X de L'Encyclopédie definía en 1765 el mucílago como "una especie de cuerpo mucoso, vegetal, que se distingue por la propiedad de asimilarse al agua, para constituir con ella una especie de gelatina tenaz, lenta y viscosa, totalmente insípida, con el mínimo grado de aptitud para la fermentación vinosa". Y añadía: "Esta sustancia es totalmente análoga a la goma". O sea, que el mucílago se percibía como algo tan resbaloso que, para decir lo que es, el médico del duque de Orleans, Gabriel Venel, que escribió el texto, tuvo que explicar por tres veces a qué se parecía: a los mocos, a la gelatina y a la goma.

Así de delicuescente, evanescente, inconsistente, camaleónica y fláccida está siendo la actitud de Sánchez durante la crisis venezolana. Se ha jactado de liderar la posición de la UE pero aguardó, mudo, a lo largo de todo el miércoles para poder ir a remolque de Bruselas. O sea, a remolque de la nada, a la espera de que sean los acontecimientos en Caracas los que dicten sentencia. Y cuando rompió a hablar, fue para seguir la misma pauta.

El jueves llamó a Guaidó, desde Davos, para elogiar su "coraje" y darle su "respaldo" pero no le reconoció como “presidente legítimo”, tal y como ya habían hecho Estados Unidos, Canadá y la práctica totalidad de las democracias latinoamericanas. A continuación, Moncloa aclaró que lo que Sánchez apoyaba es que en Venezuela hubiera "elecciones libres", pero no que Guaidó constituyera un "gobierno de transición". Eso dejaba sólo dos opciones: o que las "elecciones libres" las convocara Maduro, disparatado oxímoron, dada su trayectoria, o que las "elecciones libres" se convocaran a sí mismas, en una especie de poltergeist para la historia de la politología.

El viernes al mediodía, cuando ya el Reino Unido había reconocido a Guaidó, Alemania había divulgado su disposición a hacerlo y PP y Ciudadanos habían presentado mociones en ese sentido en Estrasburgo, Borrell anunció, arrastrando los pies, que España propondría que la UE hiciera lo propio, si Maduro -todavía Maduro, de nuevo Maduro- no permite al pueblo que se exprese en las urnas "de manera libre, segura y contrastada".

Tras instar a nuestro corresponsal político, Daniel Basteiro, a hacer "un máster en derecho internacional", por osar preguntarle algo tan enrevesado y malicioso como "¿quién es el presidente de Venezuela?", el ministro de Exteriores se metió en un jardín, al precisar que esa exigencia electoral no debe concretarse "de la noche a la mañana", porque la UE "no puede hacer seguidismo de otros países", pero "tampoco se puede dilatar, de manera que se pierda la ocasión".

Sólo después de que Maduro se burlara de él, emplazándole a que convocara elecciones en España, Sánchez no ha tenido más remedio que concretar, este sábado, el plazo testimonial de ocho días. Es obvio que, cuando se cumpla, el pulso entre Trump y Putin, en las calles y cuarteles de Caracas, ya se habrá resuelto en un sentido o en otro; y tendrá poca o ninguna importancia lo que decidan España y el resto de la UE. Total, que a este Gobierno lo seguimos por lo bien que se explica.

***
Sánchez tenía cuatro elementos clave a su favor para dar la talla en la crisis: 1) un amplio consenso en la opinión pública española, en pro de la restauración de la democracia en Venezuela; 2) un sólido apoyo parlamentario pluripartidista, con Pablo Iglesias batiéndose en retirada, como excepción, y Errejón borrando las huellas de su pasado chavista; 3) una posición común en todas las democracias hermanas, con excepción del México escorado a la izquierda por López Obrador; y 4) una clara disposición por parte de Merkel, Macron y May -la triple M que seguirá dominando Europa, con o sin Bréxit- a propiciar la caída del dictador, disfrazado de presidente electo, tras unos comicios fraudulentos.

Con tan buenos ladrillos por amalgamar, Sánchez podía haber servido de sólido cemento y se quedó en inestable mucílago. A la hora de la verdad, su probada audacia, al hacerse con el poder por dos veces en el PSOE, ha naufragado en el limbo de la indefinición diplomática y la cobardía política con lengua de trapo. Es decir, en su propio vacío como gobernante.

Por una vez, desde que llegó al poder, le hubieran bastado sus 84 diputados. No era una cuestión numérica. La manifestación ya estaba en marcha, arrastrada por el ascendiente y significado transversal de los ex presidentes Aznar y González. Sánchez sólo tenía que encabezarla.

Era una ocasión única para arrebatar la bandera del activismo democrático a las que llama despectivamente"tres derechas" y demostrar que la causa de la libertad, en un país tan emocionalmente cercano, puede unirnos a todos. Pero le han faltado lucidez y -quién lo diría- agallas. Y lo peor es que este episodio es todo un síntoma del tono de sus casi ocho meses gobernando.

Sánchez viste bien, de viaje oficial en viaje oficial, de palacio en palacio, su metro noventa de estadista; pero, a la primera de cambio, cuando toca pasar de las musas al teatro, se estira y repliega como aquel Hombre de Goma de los tebeos mejicanos de los 60. Sístole, diástole. Flexión, extensión. Elongación, encogimiento.

Concluida su tabla de gimnasia, Sánchez se ha quedado agazapado, como cada noche, en la suspensión gelatinosa de esa indefinición y, a no ser que el Ejército abandone a Maduro y Guaidó emerja como triunfador, pronto volverá a apelar al elixir del diálogo. Otro mucílago, otra emulsión blandengue, para eludir el estado sólido de las propuestas concretas y los actos consecuentes.

Es lo mismo que está ocurriendo con Cataluña; lo mismo que, en el fondo, late tras el tumbado decreto de los alquileres, la exhumación de Franco o los propios Presupuestos. Sánchez pretende hacernos creer que lo suyo es el quiero y no puedo, por el obstruccionismo de los separatistas, de la oposición, de la familia del dictador o de sus propios aliados podemitas. Pero resulta que cuando puede, no quiere -o no sabe-, como está demostrando la crisis venezolana. O, no digamos, la violenta guerra de los taxistas contra los consumidores, a cuenta de las VTC, en la que el Gobierno se ha quitado medrosa e irresponsablemente de en medio y las autonomías oscilan entre la prevaricadora rendición de Torra y la destartalada ocurrencia de Garrido.

***
¿Para qué quería Sánchez reemplazar a Rajoy? Hay quien dice que para utilizar unos meses el Falcon, hacerse fotos -con y sin gafas- junto a los grandes líderes mundiales y adquirir, al final de la escapada, la condición de ex presidente, a modo de chollo vitalicio. Yo le concedo el beneficio de la duda y doy por hecho que pretende seguir en la Moncloa la próxima legislatura. Pero no atisbo a entender para qué, al margen de para subir los impuestos -ya está crujiendo a las empresas vía cotizaciones sociales- y poder repartir más dádivas, hasta estirar el mucilaginoso chicle del clientelismo.

Lo que no atisbo por ninguna parte es una visión de España, ni del mundo, que vertebre un proyecto como el de Felipe González en torno a la protección social y la integración europea, el de Aznar respecto a la defensa de las libertades o el de Zapatero sobre la promoción de los derechos civiles. What makes Pedro run?, que dirían los catadores de políticos en Washington. ¿Qué es lo que motiva a Pedro, si no es el poder por el poder?

A medida que van pasando los meses, es obvio que le gusta estar ahí, con Iván, con Begoña y con su perra. Por eso ha circulado tanto el chiste de que el problema de Sánchez es que no se fía de que Guaidó cumpla su promesa de convocar elecciones de inmediato, si se le otorga un mandato provisional e interino. En todo caso, volvemos a lo que ocurría con Rajoy: estar ahí, sí, muy bien, pero ¿para qué?

Es obvio que su estilo es el opuesto. Rajoy era la estabulación hierática; Sánchez, el movimiento continuo. Empiezo a dudar, sin embargo, de que, además de querer pasar por todas partes, pretenda llegar a ningún sitio. Por supuesto que la quietud garantiza el inmovilismo. Pero el desplazamiento sucesivo -o incluso simultáneo- en sentidos contrapuestos, también.

Rajoy no hubiera llamado a Guaidó, pero el efecto de llamarle, para decirle lo que le dijo Sánchez -qué valiente eres y qué solo te voy a dejar-, es intercambiable. Hemos sustituido un poste de telégrafo, en una desoladora carretera secundaria, por una ameba contorsionista, dentro de un infantil calidoscopio. Hemos cambiado un fósil por una mucosa. Al Estafermo por el Mucílago.

***
Treinta años antes de que se publicara ese Tomo X de L’Encyclopédie, nuestro Diccionario de Autoridades, citando la Palestra Farmacéutica de Félix Palacios de 1706, ya incluía al mucílago como un “licor muy espeso y viscoso que se hace en las boticas de raíces, simientes y frutos, machacados y cocidos en agua y después colados por una manga o paño”.

La fascinación por ese fluido se remonta, pues, varios siglos. Hasta bien entrado el XIX se confundió con el líquido sinovial de las articulaciones y se le atribuyeron todo tipo de propiedades medicinales. El mencionado artículo de Venel parece, a partir de su tercer párrafo, el monólogo del doctor Dulcamara en L'elisir d'amore. Acérquense, escuchen y compren porque resulta que "el mucílago se emplea como remedio tanto en el interior como en el exterior... es el emoliente, relajante y lubricante por excelencia... sirve para las inflamaciones del bajo vientre, de los riñones, de la vejiga... para las gonorreas virulentas, los esputos de sangre, las pérdidas de las mujeres, la incontinencia, la disentería, las diarreas irritables, los cólicos biliosos y nefríticos, la pasión ilíaca, el ardor de orina, el escorbuto, la erisipela, el reumatismo o el envenenamiento".

No es difícil imaginar a los charlatanes del siglo pasado -o a los community managers del presente-, esgrimiendo en medio de la plaza un frasquito del 'Mucílago del General Davids', que el fabricante de tintas Thaddeus Davids and Company incluía en su catálogo de productos, a modo de remedio milagroso.

El mucílago curaba o no curaba, pero lo que más fascinaba a quienes lo descubrían por primera vez era su capacidad de hincharse al entrar en contacto con el agua y adquirir ese esbozo de consistencia maleable, ni sólida, ni líquida, que tantas veces percibimos cuando un mindundi con arrojo pasa de ejercer de pinche de la política, concejal o, a lo sumo, diputado de a pie, a transformarse, por mor del destino o el azar, en un ungido de los dioses. Lo que cabía en el frasquito de una modesta covachuela ya necesita grandes residencias, escenarios suntuosos, séquitos nutridos, dispositivos de seguridad y asesores aúlicos para adquirir, mediante el frote, todo el esplendor de su emulsión.

Es ese momento mágico, en el que los gobernantes piensan que tienen el don de la levadura y son capaces de fermentar y amplificar cualquier fluido humano con el que entren en contacto. Luego, resulta que sólo producen pegajosos geles o incluso esporas babosas como el 'hongo del perro enfermo' -mucílago crustacea- que pringan a quienes tocan.

La política contemporánea, en general, y la situación española, en particular, no es líquida, como viene diciéndose, sino mucilaginosa. Su maleable inconsistencia la hace tan dúctil y atractiva como potencialmente letal, al modo de la drosera stenopétala, la planta carnívora también conocida como "rocío del sol", cuyo grácil despliegue radial atrapa a la vista, guía al olfato e incita al gusto. ¿Y qué son esas gotas brillantes, seductoramente segregadas en el centro de cada pétalo? Mucílago dulce. De eso murieron Eduardo, Patxi , Soraya, Elena, Antonio, César y otros insectos menores. Ahora le toca a Susana, pero ella no se deja.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La Infame Alianza: Falconetti, Putin, Maduro, Iglesias, Torra y Bergoglio
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 27 Enero 2019

Aunque sea Gobierno, Falconetti no es España. Por eso lo instalaron en la Moncloa sus socios comunistas, golpistas y separatistas tras el golpe de Estado en Cataluña: para no tener enfrente a España. O cuanta menos, mejor. Y por eso su estancia en el Poder, que empezó legalmente, se ha convertido en ilegítima al no convocar elecciones generales "a la mayor brevedad posible", como prometió al presentar la moción de censura contra Rajoy. Y por eso su estadía en el Poder está siendo una absoluta traición al orden constitucional en política interior y al interés nacional en la exterior.

El interés del PSOE contra el de España
Ningún episodio lo ha demostrado tan a las claras como la posición del Gobierno Falconetti ante rebelión venezolana contra la narcodictadura comunista más inhumana de que se tenga noticia -más de cuatro millones han huído ya del hambre y el terror, sobre todo a Colombia y Brasil, algo así como si seis millones de españoles huyeran a Portugal y Francia-, ante la que la posición del Gobierno español ha sido la de evitar tener posición. Lo que sea para no incomodar a sus socios comunistas y separatistas, ya que Podemos, Torra y los bildutaras han apoyado al gorilato venezolano.

Con ello, España se ha apartado de la posición amplísimamente mayoritaria de los países iberoamericanos, encabezados por el grupo de Lima, los vecinos Brasil y Colombia, además de los USA y Canadá, que reconocieron casi instantáneamente como presidente legítimo a Guaidó. Y dado el papel que España tiene en la política de la UE sobre Iberoamérica, los intereses particulares del Gobierno del PSOE han arrastrado a Europa a una obscena inhibición, mientras dictadores y dictadorzuelos de todo pelaje apoyaban a Maduro frente a los USA y a las democracias iberoamericanas: Rusia, China, Cuba, Nicaragua, Turquía, El Salvador, Bolivia… y el Papa, que no ha vacilado en traicionar vilmente a la heroica iglesia venezolana.

Méjico, que suele ser fascista en política interior y comunista en la exterior se ha posicionado a favor de Maduro en los mismos términos que España estos años, bajo la dirección de Zapatero: diálogo, mucho diálogo con los asesinos. Desde la crisis de los misiles en los 60 del siglo pasado, no había un alineamiento tan nítido de los países favorables a la libertad frente a los que defienden la tiranía comunista. Y España, yendo más allá, aunque en la dirección marcada por el hoy publicista narco-venezolano Zapatero, se ha apartado por primera vez en ochenta años de los países democráticos de América, con la que tantas cosas nos unen, y una esencial: la civilización occidental que llevaron nuestros antepasados y cuya mejor herencia es la defensa de la dignidad de la persona, léanse vida, seguridad, propiedad, libertad de expresión, reunión, asociación y organización. O sea, todo lo que persigue el comunismo en su sórdida narco-versión venezolana.

La llamada de Falconetti a Guaidó
Sin embargo, la rebelión institucional y popular de los venezolanos, con un líder único y legítimo al frente, hacen imposible la continuidad en la vileza de la Unión Europea. A toda velocidad, esa burocracia que himpla, sonido de las hienas, contra el populismo, decidió aplazar su posición sobre Venezuela ocho días. Pero twitter, que ha protagonizado la más rápida acción diplomática de la historia, resulta incompatible con estas ridículas dilaciones, claramente dictadas por Putin y su convolutos de Gazprom.

De hecho, Macron y Merkel adelantaron la política que, de forma grotesca, puso en escena Falconetti en Davos, a donde ha ido a conocer gente famosa, que esa es su agenda política: llenar la agenda particular. Pero llamar a Guaidó para felicitarle por su valor y no reconocerlo sería sólo un estúpido síntoma de cobardía si no hubiera añadido la petición de elecciones libres, que es precisamente lo que exige Guaidó a la dictadura.

Pero tres días después del alzamiento cívico en Venezuela, hasta las eurorratas francoalemanas han tenido que dirigir la petición a Maduro, y le han dado ocho días -quedan seis- para hacerlo, si no quiere que reconozcan al que ya deberían haber reconocido. Al final, muchos lo harán, porque Cuba y Rusia, que son los que mandan en caracas, dirán que sí pero que hay que dialogar sin límite de tiempo sobre las condiciones electorales… y se volverá a la casilla de salida. Momento en que cada país europeo hará lo que le parezca, es decir, lo que electoralmente convenga a cada gobierno.

El papelón de la Unión Europea
Naturalmente, de Falconetti y su homme de plaisir -bufón- Borrell sólo cabe esperar el respaldo a la posición podemita, catanazi y bildutarra, la misma tras la que se escudan Putin y su vopo lavanda Bergoglio: que haya elecciones libres en Venezuela, sí, pero, mientras tanto, no molestar a los que las impiden. Diálogo, mucho diálogo… y a destruir a la Oposición. Es lo contrario de la política española razonable, que Aznar y González han defendido desde el primer minuto: el reconocimiento inmediato de Guaidó.

Afortunadamente, la Oposición española ha defendido y exigido al Gobierno lo mismo desde el principio. Casado se presentó en la Puerta del Sol a dirigir la palabra a los miles de venezolanos contra la narcodictadura. Allí estaban también los representantes de Ciudadanos, y Rivera depositó de inmediato en el Congreso, de acuerdo con Casado, la petición de que se vote reconocer a la Venezuela que defiende la libertad contra la dictadura. Abascal y los dirigentes de Vox, aunque sin representación parlamentaria, se sumaron de inmediato a la petición de que España reconozca a Guaidó.

Ardo en deseos de ver a las brigadas de columnistas que atacan a Vox como enemigo de la democracia y la Constitución explicar que se haya situado, en encrucijada tan decisiva, junto a PP y C´s y frente a PSOE y Podemos. ¿Quién defiende más la libertad y mejor a Europa: los socios o cómplices de Maduro o los que apoyan a Guaidó y la Oposición que busca derribarlo? ¿Dónde está el "constitucionalismo" del PSOE de Falconetti? Pues donde el de Torra y Pablo Iglesias: en ningún sitio, porque no existe.

¿Es posible derrotar a la dictadura?
El último refugio de la inacción ante la dictadura venezolana es el que siempre se esgrimió ante los países comunistas en la Guerra Fría: no van a caer, hagan lo que hagan las democracias, así que mejor llevarse bien con esos regímenes. Los más hipócritas -los socialistas- añadían: ésa es la forma de que suelten a los presos políticos y mejore la vida de la oposición. Total, que si atacabas a los comunistas perjudicabas a los anticomunistas.

Obama, el Papa y los lamelibranquios de la UE han demostrado en su política con respecto a Cuba que eso es rigurosamente falso. Lo que hay que hacer ante cualquier tiranía comunista -y pocas tan crueles y débiles como la venezolana ahora- es apoyar a la Oposición y bloquear los fondos multimillonarios de los tiranos, sus familias, señoras, hijos y queridongas, los particulares de los narcogorilas y los estatales del petróleo, que deberían pasar al Gobierno de Guaidó. El modelo podría ser el del Directorio Antisandinista y el Gobierno Provisional de Nicaragua tras el somocismo, pero con una diferencia, hija de la experiencia: no cabe un solo comunista.

Pero eso queda relativamente lejos, y, en todo caso, no importa lo cerca que caiga. Lo esencial es la voluntad de oponerse siempre y en todas partes a la dictadura y a sus cómplices, que en España son sus empleados de Podemos y sus asociados del Gobierno de Falconetti. La oposición debe mantenerse unida y llevar al PSOE a votar en las Cortes el reconocimiento por España de Guaidó, única garantía de elecciones libres. Más difícil era la lucha contra la URSS, pero Reagan y Wojtila la debilitaron tanto que se hundió. No del todo, véase Putin, pero la Historia prueba que al comunismo se le puede vencer. Y siempre, y por todos los medios, se le debe combatir.

El Gobierno se humilla ante el golpismo.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 27 Enero 2019

REUNIÓN FANTASMA DE CARMEN CALVO EN BARCELONA CON LOS GOLPISTAS SIN LUZ NI TAQUÍGRAFOS PARA AVANZAR EN LA CONSTITUCION DE LA MESA DE PARTIDOS.

El Gobierno de España vuelve a arrastrarse suplicante ante el golpismo en Cataluña intentando por todos los medios conseguir su apoyo a los Presupuestos del Estado. Ayer, como ya comenté, tuvo lugar la reunión opaca y fuera de la agenda oficial de la vicepresidenta con Elsa Artadi y Pere Aragonés, de la que si conocemos algo es gracias a las notas que publican los medios de comunicación independentistas. El Gobierno de España no les da ninguna publicidad y calla porque sabe que lo que está haciendo es de vergüenza, una indignidad y una traición a España. Desde luego que solo hubo una mención de dicha reunión en la rueda de prensa habitual tras el Consejo de Ministros, a pregunta de un periodista de El Nacional.cat. La respuesta de la Ministra portavoz Isabel Celáa fue como acostumbra cuando un tema le incomoda, titubeante y sin concreción alguna según lo siguiente:

“Obviamente esperamos concreciones. Es un encuentro muy importante que sigue al del pasado jueves en Madrid y esta misma tarde se concretarán, en fin, las condiciones, las circunstancias, sobre las cuales trabajará o se abrirá esa mesa de partidos. En primer lugar, lo que habrá, efectivamente, ese encuentro institucional entre a vicepresidenta y Pere Aragonés y Elsa Artadi. Y ese es un encuentro institucional importante que se sigue a todos los trabajos de la Comisión bilateral, en lo que apolítica se refiere. Y además allí abrirán y concretarán cómo configurar la mesa de partidos. Yo creo que van avanzando, para nosotros es muy importante este avance. Se sigue determinando y concretando el diálogo político, que es justamente lo que venimos abonado desde junio y esta misma noche tendremos más detalles al respecto".

Los detalles los conocemos gracias a lo publicado por la periodista Nuria Orriols” en el periódico digital ARA.cat en el artículo titulado “La generalidad y la Moncloa se encallan en la mesa de partidos". Según esta información, la reunión duró unas dos horas, pero sin llegar a ningún acuerdo. Alude a fuentes de ambos Gobiernos para indicar que: “Durante la reunión hemos avanzado en la negociación de la composición de una mesa de diálogos de partidos. Las partes se emplazan a seguir trabajando en las próximas semanas”. En cuanto a la posición de la Moncloa expresa que sigue siendo la de considerar que el problema político debe resolverse en una mesa donde solo estén los partidos catalanes, “El ámbito de diálogo político es, como ya indicaron la semana pasada, el de partidos catalanes”.

Parece bastante claro, como ya dije ayer, que los golpistas pretenden implicar a todo el arco parlamentario español, con el exclusivo fin de avalar un posible acuerdo para la celebración de un referéndum sobre lo que llaman “autodeterminación” que es la forma “amable” de llamar a la independencia. La posición del Gobierno de la Generalidad es que la mesa de partidos ya existe en Cataluña y en ella participa el PSC además de ERC, los Comunes y JxCat. Ya se ha celebrado una reunión y está programada una segunda para el 1 de febrero, es decir, el próximo viernes. A ella el Presidente Joaquim Torra volverá a invitar a CIUDADANOS y la CUP. Supongo que con el PP ni se le ocurre pensarlo. Una reunión que seguramente se vea influenciada por el traslado, tres días antes, de los presos acusados por el golpe de Estado a cárceles de Madrid el martes 29 de enero.

Por otro lado, la famosa mesa económica bilateral está condicionada también por todo lo relacionado con el inicio del juicio sobre el golpe de Estado. La prensa independentista, el Gobierno de la Generalidad y las Asociaciones civiles ANC y OMNIUM, ya han iniciado una campaña de movilizaciones para denunciar lo que consideran una represión e injusticia y falta de garantías procesales. Para ello el mismo Presidente de la Generalidad ha anunciado que el juicio va a ser su única prioridad y que asistirá personalmente en la Sala y que tiene previsto ir a Bruselas para dar una conferencia sobre el juicio. Y va más allá al decir que si hay condenas propondrá al Parlamento de Cataluña una respuesta, sin descartar una nueva declaración unilateral de independencia.

Es evidente que este escenario compromete el objetivo de Pedro Sánchez y su Ejecutivo de mantenerse en la Moncloa hasta otoño del 2020. Y eso solo lo logrará si consigue el apoyo de los golpistas, el cual está supeditado a concesiones políticas, ya que las económicas las tienen aseguradas gracias a la debilidad e indignidad del Gobierno de Pedro Sánchez. La segunda presentación de los PGE la han previsto para mediados de febrero y si no hay avances en esa ilegítima Comisión bilateral al más alto nivel entre el Gobierno de España y el de la Generalidad, el desenlace está cantado. No existe ninguna duda de que todo depende de las concesiones políticas que pasan por pactar el referéndum en esa mesa de partidos donde estén PSOE, C’s y sobre todo PODEMOS que desde luego no mantiene una posición neutral sino muy favorable a que se legitime el derecho de los catalanes a decidir por encima de la Soberanía Nacional que reside en el conjunto del pueblo español.

Pedro Sánchez tiene mucha prisa por aprobar sus PGE antes de que se produzca el desenlace del juicio sobre el golpe de Estado. Su prioridad de Gobierno es aprobar los PGE, y si no se atreve a dar el paso que le piden, entonces aplicará el plan B de prorrogar los PGE del PP que tampoco cumplen con el objetivo fijado por la UE para este ejercicio. Lo que pasa es que no creo que su socio Pablo Iglesias se avenga a ese plan y finalmente termine por forzar el adelanto de las elecciones. Lo que no termino de entender es el silencio del resto de autonomías claramente perjudicadas por estas cesiones a los golpistas catalanes. Es inaudito el que no hayan denunciado este atropello que solo persigue objetivos partidistas y ambiciones personales de un impresentable como es Pedro Sánchez. No entiendo cómo no se ha convocado una sesión extraordinaria en el Senado para debatir sobre la deriva de este Gobierno de Pedro Sánchez, que se burla de esa Institución parlamentaria negándose a mostrar el panfleto de exigencias que Joaquim Torra le entregó el día de su reunión bilateral en diciembre en Barcelona.

De este Gobierno de Pedro Sánchez solo espero traición, felonía de la más baja estofa, como demuestra la opacidad que está dando a estas reuniones casi clandestinas de la vicepresidenta Carmen Calvo, que ni siquiera figuran en su agenda oficial. Y eso es o porque se avergüenzan, cosa harto improbable, o porque son tan taimados que esconden sus intenciones hasta que ya sea demasiado tarde para reaccionar. Algo que puede acarrear consecuencias imprevisibles y traducirse en enfrentamientos violentos nada deseables. Es nuestro deber pedir explicaciones y obligarles a abandonar este camino que han emprendido desde que tomaron el poder y que quieren vender como “diálogo” lo que no es sino una rendición incondicional ante los golpistas por razones puramente personales y partidistas. Es una desgracia el que el PSOE vuelva a ser protagonista en España de una sumision a las exigencias de sus enemigos, como ya hizo durante la Segunda República. Es una desgracia que la ambición personal de un solo hombre nos lleve a todos al enfrentamiento y a un abismo donde pueden repetirse errores del pasado. La incompetencia y sectarismo de Pedro Sánchez y su Ejecutivo deben ser denunciadas y neutralizadas como ya hizo la Ejecutiva Federal del PSOE cuando le destituyeron como Secretario General. La inacción se entenderá como complicidad.

Lo que está claro es que no se puede permitir que Pedro Sánchez siga por este camino.

¡¡¡GOBIERNO OKUPA DIMISIÓN!!! ¡¡ELECCIONES GENERALES YA!!
¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!

El libro más peligroso
Daniel García-Pita Pemán ABC 27 Enero 2019

Según los estudiosos de Cornelio Tácito (de prenombre Cayo, según algunos, o Publio, según otros), en su obra «Sobre el origen y territorio de los germanos», también conocida como «Germania», se expresa una premonición de la decadencia del Imperio romano.

Concretamente, en el capítulo XXXIII del libro se felicita Tácito de las discordancias y luchas entre las tribus germanas que «por favor particular nos han querido hacer los dioses» y hace votos para que «haya entre (los germanos) siempre grandes aborrecimientos» ya que «estas discordancias entre los enemigos» son un regalo de la fortuna en un momento en que «están declinando los hados del imperio». En esta última frase sustentan los intérpretes la pretendida premonición de decadencia. Se comprende que para otros muchos conocedores de Tácito la tesis carezca por completo de sentido, habida cuenta la fecha en que se escribió la obra. Es una de las muchas polémicas estériles que abundan entre especialistas de cualquier ciencia.

La identificación de Tácito con la decadencia del imperio fue la razón por la que un grupo de pensamiento que alcanzó notoriedad en los últimos años del régimen franquista eligiera el nombre del historiador romano como pseudónimo colectivo para firmar sus artículos de opinión. La idea del nombre creo que partió de José Luis Álvarez, pero no lo recuerdo con total seguridad. Pienso que la sutileza del pseudónimo no fue apreciada por la censura, ya ablandada en aquellos años. Los artículos del grupo se redactaban en una pequeña oficina cercana al Bernabéu y se publicaban en el diario «Ya». Varios miembros del grupo Tácito tuvieron que declarar ante el juez de orden público como consecuencia de uno de sus últimos artículos. Pocos días después pasaron a formar parte del primer gobierno de Suárez. Más adelante intervinieron activamente en la formación de la UCD, en la redacción de la Constitución de 1978, y algunos de ellos, con no menos fervor, en la desaparición del partido tres años después.

No solo discusiones estériles se han derivado de la «Germania». En su libro, Tácito elogia con entusiasmo las virtudes de los germanos, virtudes que antaño habían hecho grande al Imperio romano y que habían entrado en un periodo de decadencia. La «Germania» fue por ello objeto de mitificación y de mistificación en Alemania a lo largo del tiempo como testimonio de las virtudes del pueblo alemán, que finalmente, en el nazismo, sirvieron de fundamento de su superioridad racial. Christopher B. Krebs analizó el proceso de manipulación glorificadora de la obra de Tácito en «El libro más peligroso: la Germania de Tácito, del Imperio romano al Tercer Reich». Narra cómo un comando alemán, siguiendo las órdenes de Himmler, intentó sin éxito apoderarse del más antiguo manuscrito existente del libro.

No es de extrañar el fervor nazi hacia la «Germania». Entre las múltiples alabanzas de Tácito a los atributos y las costumbres de pueblos y tribus germanas, cito esta manifestación contenida en el capítulo IV: «Yo soy de la opinión de los que entienden que los germanos nunca se juntaron en casamiento con otras naciones, y que así se han conservado puros y sencillos, sin parecerse sino a sí mismos». O esta otra del capítulo XLIII: «Y los arios, además de aventajar en fuerzas a los pueblos que hemos mencionado, ayudan su fiereza natural con el arte y con el tiempo».

La idealización nacionalista del pasado degenera inevitablemente en una falsificación descarada de la historia. A partir de leyendas se consolidan lugares comunes sobre los atributos de un pueblo que lo distinguen y lo sitúan por encima de los pueblos vecinos. Es la peor enfermedad de los nacionalismos. Se manifiesta con una amplia gama de registros, desde una épica ingenua al más vulgar provincianismo. Pero siempre desprende un inconfundible aroma racista.

El señor Sabino Arana fue pionero en esa senda, nunca abandonada del todo por sus seguidores políticos en el País Vasco. En sus escritos hay un enaltecimiento de todo lo vasco en comparación con la vulgaridad de los mesetarios, con párrafos que parecen extraídos de la «Germania». También hubo en el origen del catalanismo político apóstoles de la superioridad racial catalana. Hasta fechas recientes, a diferencia de lo que había sido frecuente en el País Vasco, y posiblemente por pudor, los políticos nacionalistas catalanes habían dejado confinada cualquier manifestación de supremacismo racial al ámbito puramente académico, como expresión de una etnología supuestamente científica y políticamente inocua de puro ridícula. Últimamente, sin embargo, algunos líderes nacionalistas han superado cualquier sentido de la vergüenza ajena, y para «apretar» en el «procés» nos ofenden a los demás españoles con manifestaciones que, no por ridículas, dejan de ser menos insultantes. Poco dicen de la proverbial sensatez catalana.

Nuestra lógica irritación ante las idioteces de tanto émulo provinciano de Tácito no nos debe conducir a desenfocar la esencia de la cuestión. No busquemos una «Catalonia», una «Vasconia» o una «Al-Ándalus» que como la «Germania» sea causa del gravísimo problema de organización del Estado que padecemos. Aunque mucho pese a nuestros Tácitos regionales, el enaltecimiento de las virtudes de sus convecinos no se convertirá en augurio del desvanecimiento de nuestro destino como nación.

Nuestro problema no es otro que el Título VIII de la Constitución, «un desastre sin paliativos», lo califica Muñoz Machado, nuevo director de Academia, en su lúcido «Informe sobre España».

A partir de graves errores técnicos de origen hemos idealizado hasta el absurdo el sistema autonómico y hemos sacralizado una organización estatal ineficiente para la gestión de los intereses públicos, despilfarradora de recursos económicos, duplicadora de competencias, creadora de cientos de organismos innecesarios, inventora de derechos históricos inexistentes y, sobre todo, generadora de desigualdad creciente entre los españoles en servicios básicos como la sanidad y la educación.

No es antidemocrático, ni retrógrado, ni extremista pedir que los partidos constitucionales promuevan cuanto antes, dentro de la Ley, medidas de reforma y de remediación de los excesos del sistema que ha generado el Título VIII de la Constitución, nuestro «libro más peligroso».

----------------------------------------------------
Daniel García-Pita Pemán es abogado y miembro correspondiente de la real academia de jurisprudencia y legislación

El independentismo normaliza la violencia y bate a palos las localidades en las que PP, C's y Vox pretenden manifestarse

Nueva agresión separatista en Cataluña en un acto de Ciudadanos mientras la Generalidad se inventa un oleada de violencia ultraderechista.
Pablo Planas (Barcelona) Libertad Digital 27 Enero 2019

Los últimos fines de semana en Cataluña vienen marcados por la violencia política. Desde el pasado diciembre se ha recrudecido la tensión. El separatismo está en pie de guerra. Que las calles serán siempre suyas y ni un paso atrás son los gritos más coreados en sábado y domingo en Gerona, Barcelona, Vich, Tarrasa o Torroella de Montgrí, en la Costa Brava, donde este sábado el concejal de Ciudadanos de Blanes Sergio Atalaya ha recibido el impacto de una lata de cerveza en pleno rostro. Participaba junto a un grupo de diputados y concejales de Ciudadanos en un "paseo informativo" por la localidad. En realidad pretendían montar una carpa para repartir folletos, pero el ayuntamiento, gobernado por ERC, se lo había prohibido.

Los Mossos d'Esquadra han impedido el linchamiento sin practicar detenciones o identificaciones entre los agresores. Como se puede apreciar en el vídeo difundido por Ciudadanos, un grupo de exaltados insultan al herido, que sangra por la nariz, y gritan "fuera". Los policías tienen órdenes estrictas de no cargar contra los violentos. Se interponen a un palmo del concejal y del diputado de C's en el "Parlament" Jean Castel, que junto al portavoz Carles Carrizosa y otros dirigentes pretendían informar de sus propuestas. En su cuenta de Twitter Castel ofrece diferentes perspectivas del ataque y el paseo por Torroella.

La exconsejera de Trabajo de la Generalidad y exdirigente de UGT en Cataluña, Dolors Bassa (ERC), en prisión preventiva por el golpe de Estado, es natural de la localidad y el separatismo ha considerado un insulto que Ciudadanos pretendiera hacer política allí. Cabe constatar que Bassa se ha situado al margen de los presos de Lledoners y pide a sus partidarios que no condicionen su suerte judicial con protestas. Sea como fuere, el independentismo ha impedido el acto de Ciudadanos en su pueblo. Tampoco le pareció oportuno al separatismo que las agrupaciones locales del PP y Vox celebraran el pasado día de la Constitución con actos en Gerona y Tarrasa. Las cargas de los Mossos para evitar que los separatistas se abalanzaran sobre los concentrados por la Constitución provocaron una purga en la policía autonómica.

Como es habitual, los dirigentes y partidos nacionalistas no condenan los ataques a los políticos y activistas no nacionalistas, ya sean agresiones a personas que reparten propaganda constitucionalista o retiran lazos amarillos o pintadas amenazantes en domicilios de jueces y fiscales. Menos atención les merecen los habituales cristales rotos de las sedes de PP, Ciudadanos y el PSC o los ataques a martillazos contra tiendas de moda o la redacción del medio no nacionalista Crónica Global.
El último chiringuito separatista

Las arengas del presidente de la Generalidad, Quim Torra, a los Comités de Defensa de la República (CDR) cobran forma con los boicots a los partidos no nacionalistas mientras que la maquinaría mediática del separatismo difunde un informe de la recién creada por la Generalidad "Oficina de Derechos Civiles y Políticos de Cataluña" difunde un informe en el que asegura que unas veinte organizaciones de ultraderecha han protagonizados más de trescientos ataques contra independentistas.

Al frente de tal "Oficina de Derechos Civiles y Políticos" figura Adam Majó, exconcejal de la CUP en Manresa, con un sueldo de más cien mil euros al año, según ha denunciado esta semana la jefa de la oposición en la cámara catalana, la líder de C's Inés Arrimadas. El informe firmado por el nuevo beneficiario de la también novedosa entidad institucional separatista ha dado pie a una nueva ofensiva mediática en TV3, Catalunya Ràdio y los medios subvencionados sobre la supuesta oleada de violencia ultra.

Cataluña
Los hijos de guardias civiles en Cataluña, obligados a cambiar de colegio por el acoso separatista
Las agresiones y ataques a la Guardia Civil en Cataluña se producen al menos una vez al mes. Los vástagos son cambiados de colegios por señalamiento o enviados a otras Comunidades Autónomas.
Álvaro Medina vozpopuli.es 27 Enero 2019

Pintadas en las fachadas, acoso a los hijos en el colegio, agresiones directas en manifestaciones y en la actuación del referéndum ilegal del 1-O o familias separadas por el clima irrespirable en Cataluña. Es el día a día de los guardias civiles desplazados a esta Comunidad Autónoma, que aún no tiene oficialmente la categoría de zona peligrosa. Pero también lo sufren los hijos de estos agentes, quienes para "protegerles" les cambian de colegio o bien les envían a otras Comunidades Autónomas.

No son pocos los menores de los agentes de guardias civiles que han tenido que recibir o reciben ayuda psicológica para poder afrontar el duro día al que se enfrentan a Cataluña. En algunos colegios son directamente señalados por profesores, como ocurrió tras el 1-O en el centro educativo El Palau, donde hasta 6 profesores han cambiado de destino tras recibir las duras críticas del resto del alumnado por promocionar el acoso a los hijos de guardias civiles.

Numerosos agentes viven incómodos e intranquilos desde el último año, una situación de la que se contagian sus familias, siendo los niños los más vulnerables. El equipo de psicólogos ha atendido a más de una decena tras el acoso y señalamiento. La terrible situación ha provocado que parejas e hijos de los guardias civiles se tengan que separar para no verse aún más perjudicados por el acoso separatista. "Es más fácil soportarlo así", ha confirmado el portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) a Vozpópuli en una entrevista en Barcelona.

"Unos 200 agentes de la Guardia Civil en Cataluña han pedido el traslado por el acoso de los independentistas", ha asegurado. Otros agentes han optado por tener a la familia en otras Comunidades Autónomas mientras realizan su servicio a los ciudadanos en Cataluña.

Este territorio no tiene graves problemas con las mafias del narcotráfico, al menos no al nivel de La Línea de la Concepción, tampoco hay un grupo terrorista activo, como pasaba con ETA en el País Vasco, pero el ambiente es irrespirable por el acoso y agresiones de los separatistas.

"No hay un mes sin algún tipo de incidente", ha afirmado a este medio el portavoz de la AUGC en Barcelona, un guardia civil experimentado y residente en la Ciudad Condal.
Jóvenes recién salidos de la academia reemplazan a los agentes que piden el traslado

"Ahora no están mandando agentes con experiencia, sino que Cataluña es uno de los destinos obligatorios nada más salir de la academia", ha matizado al ser preguntado si los agentes que se han marchado por petición propia son reemplazados.

El juicio del 1-O, una nueva excusa para los separatistas
La Guardia Civil en Cataluña tiene un gran reconocimiento desde fuera de la Comunidad Autónoma, más después del 1-O, pero dentro la vida se hace cuesta arriba a diario. La denuncia de la Asociación Unificada de la Guardia Civil en Barcelona se produce en un período de "calma chicha".

"A partir del 5 de febrero la presión va a aumentar", ha augurado el portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil en declaraciones a Vozpópuli. En esa fecha se inicia el juicio contra los políticos presos en prisión preventiva acusados de delitos tan graves como "rebelión", que puede llegar a acarrear hasta 30 años de prisión.

"Estamos preparados para cuando llegue el juicio", aunque esperan que solo se presente ante las puertas de la residencia un puñado de separatistas, o bien un grupo de centenares de ellos, como ocurrió los días posteriores al 1-O, con la intención de asaltar este cuartel, aunque no llegaron a hacerlo.

Este cuerpo de seguridad tiene a su servicio un gabinete psicológico, activado desde el referéndum ilegal para preservar la salud psicológica de los menores.

La AUGC señala al Mosso separatista Albert Donaire
Uno de los principales agitadores de los llamados CDR y de las CUP es Albert Donaire, un mosso abiertamente independentista, denunciado por delitos de odio e injurias. En uno de sus discursos, Donaire, que aún insiste en la república inexisten, pedía "abrir las cárceles" y "sacarles de allí", en referencia a los políticos presos.

"Nadie del Gobierno español puede impedirlo", aseguraba este mosso. Al mismo tiempo, decía que la Policía Nacional y la Guardia Civil no pueden tener el control de todo el territorio, ni siquiera con el apoyo de Mossos o el Ejército. "Somos más fuertes", recibiendo así el aplauso de los asistentes al acto donde se pronunciaba.

El portavoz de la AUGC no descarta que se esté trasladando información ya no solo desde los Mossos d'Esquadra a los CDR, sino también desde la Dirección de los colegios, al disponer de los datos de la profesión de los padres, obligatoria para el registro.

Los constitucionalistas 'se olvidan' de la Guardia Civil
Mientras todas las manifestaciones de los llamados constitucionalistas han pasado por Vía Laietana, donde se encuentra la emblemática Comisaría de la Policía Nacional, que los independentistas pretenden convertir en un museo de la Memoria Histórica y archivo de la represión franquista en Cataluña, la Benemérita no tiene quien la arrope, más allá de un reducido grupo de catalanes que se desplazan expresamente para darles las gracias y rendirles un pequeño homenaje.

Hasta ahora ninguna manifestación constitucionalista ha pasado por delante de los cuartes de la Guardia Civil, tampoco se han acercado públicamente a ellos para darles las gracias por el servicio, un hecho que sí recibe la Policía Nacional. "No deben olvidarse las agresiones en Cataluña sufridas por agentes de la Benemérita", ha señalado el portavoz de la AUGC en Barcelona.

Albiol, insultado por independentistas delante de su hija, que rompió a llorar
Agencias Libertad Digital  27 Enero 2019

El diputado del PPC y candidato a la Alcaldía de Badalona, Xavier García Albiol, ha denunciado hoy la "agresividad" de un grupo de independentistas que han proferido insultos contra él cuando asistía a un espectáculo infantil con su hija de 11 años a la que, asegura, han hecho llorar.

"Quiero mostrar mi indignación con la agresividad de algunos independentistas que en un espectáculo infantil y cuando voy acompañado de mi hija de 11 años se dedican a insultarme hasta hacer llorar a mi hija. Por suerte la mayoría que lo ha presenciado le ha dado cariño y ánimo", ha escrito Albiol esta tarde en su cuenta de Twitter.

El incidente ha sido criticado por políticos de distintos partidos que a través de la misma red social han lamentado lo ocurrido y han transmitido al diputado del PP catalán su solidaridad y su apoyo.

Entre estos políticos se encuentra el presidente del PP, Pablo Casado, que esta noche, en su cuenta de Twitter, ha asegurado sentirse "indignado" por la "actitud intolerante del independentismo que no respeta nada ni a nadie" y ha expresado su determinación de "acabar con estas actitudes borrokas que no representan a la mayoría de catalanes".

"Mi solidaridad y apoyo a Albiol, un fuerte abrazo y un beso a Nadia y al resto de su familia", concluye el texto de apoyo escrito por Casado en la red social.

Por esta misma vía también han plasmado su solidaridad, ente otros, el presidente de Vox, Santiago Abascal, que ha enviado ánimo al diputado catalán y le ha recordado que él mismo ha vivido en algunas ocasiones "esa misma situación" y conoce "cómo se sienten los hijos".

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, por su parte, ha calificado lo ocurrido de "indignante y repulsivo" y ha ofrecido apoyo y abrazos a García Albiol y a su hija.

Nace la Asociación Esteban de Garibay para defender la libertad y reivindicar la idea de España en el País Vasco
Ascen Corcuera  latribunadelpaisvasco.com 27 Enero 2019

Se ha presentado en Bilbao la nueva Asociación Esteban de Garibay, presidida por el ex delegado del Gobierno en el País Vasco y exparlamentario del PP vasco Carlos Urquijo, que trabajará para combatir, desde la sociedad civil, el "relato falso que ha calado" en el País Vasco y reivindicar "la normalidad con la que la identidad vasca y la española han estado unidas".

En palabras de Urquijo, la asociación pretende ser "un cauce de expresión para muchas personas que, por miedo, por temor o por complejo, no se atreven a expresarse públicamente". Por ello, su intención es que sea un proyecto "trasversal" que está "abierto a todos" y sólo "exige la defensa de la libertad, el amor al País Vasco y a Navarra y la pasión por España, y la adhesión a los valores recogidos en la Constitución del 78".

La Asociación Esteban de Garibay ha visto la luz de la mano del propio Carlos Urquijo y de los también miembros de la Junta de la entidad Iñigo Gómez-Pineda, presidente de la Fundación Villacisneros, y Conchita Martín, viuda del teniente coronel Pedro Antonio Blanco, asesinado por ETA el 21 de enero de 2000. También han estado presentes la presidenta del PP en Vizcaya, Raquel González, y la expresidenta del PP vasco María San Gil.

La nueva asociación toma el nombre de Esteban de Garibay, "cronista real y bibliotecario de Felipe II y el segundo escritor en euskera", porque "esa normalidad con la que asumió su condición de ser vasco y español es lo que pretendemos representar", ha explicado Carlos Urquijo, quien ha explicado también que la iniciativa nace ante "la desconexión evidente del País Vasco con respecto al resto de España" que se ha producido en los últimos años, debido a "la penetración del nacionalismo institucional y no institucional en todos los ámbitos de la sociedad" y a la actuación de la banda terrorista ETA "durante 50 años".

"Se ha construido una realidad falsa que conviene desenmascarar", ha señalado el presidente de la asociación, que ha censurado que el Instituto Gogora "nos quiere contar, en relación con el terrorismo, que aquí hubo dos comunidades enfrentadas", aunque "ahora parece que van a recular un poco porque ha habido contestación social".

Asimismo, ha advertido de que también "se ha falseado la potencia económica" del País Vasco ya que "la tiene también por la solidaridad del resto de España", teniendo en cuenta, por ejemplo, que el déficit en materia de pensiones era de 3.400 millones de euros en 2017.

En otro momento de su intervención, Urquijo ha afirmado que "para trabajar por la libertad y por España, por la Constitución, no es necesario estar en el PP, en Ciudadanos, en Vox, ni estar en nada. Se puede estar y es compatible, pero hay trabajo muy importante que quiere hacer la sociedad civil y hay gente deseando participar", ha afirmado.

Según ha indicado su presidente, la Asociación Esteban de Garibay tendrá como objetivo el "divulgar un relato veraz sobre aquello que quiere ser borrado en el País Vasco, que es la normalidad con la que, durante siglos, la identidad vasca y española estuvieron indisolublemente unidas" sin que supusiera "ningún problema".

"Pretendemos reivindicar con naturalidad nuestra aportación crucial al nacimiento, a la construcción y al progreso de la nación española, el derecho de educar a nuestros hijos en libertad eligiendo el idioma que nos parezca más oportuno, explicar que sin la solidaridad del resto de españoles el País Vasco sería una ruina en pocos meses, y que ETA no fue un grupo de patriotas descarriados, sino que fue un grupos terrorista, ultranacionalista que quiso imponer un proyecto totalitario a través de las armas".

Por su parte, Iñigo Gómez-Pineda, presidente de la Fundación Villacisneros, ha señalado que su asociación apoyará esta nueva iniciativa desde el punto de vista económico y con recursos humanos porque considera que la sociedad civil debe ser "protagonista" y no estar "solo como espectadores" y votar cada cuatro años.

Conchita Martín, por su parte, ha destacado que ha decidido implicarse en este proyecto porque considera que "merece la pena participar en la recuperación del País Vasco como sociedad porque la sociedad vasca tiene derecho a integrarse de nuevo en lo que aporta el resto de España, y recuperarse con dignidad y verdad". "Tenemos que seguir sosteniendo la memoria verdadera para que no sea manipulada", ha indicado.

CONFERENCIAS Y PREMIO
Tras su presentación, la primera actividad de la asociación será un ciclo de conferencias sobre el terrorismo y sus consecuencias, la primera de las cuales se celebrará el 23 de febrero en Bilbao con la participación de Juan Pablo González (presidente de la Audiencia Provincial de Madrid), Javier Zarzalejos (ex secretario general de la Presidencia de Gobierno) y Daniel Portero (presidente de la asociación Dignidad y Justicia)

Entre sus futuras actividades, la asociación tiene previsto también convocar un premio anual con el objetivo de reconocer a personas que se destaquen por defender los valores constitucionales.
Recortes de Prensa   Página Inicial