AGLI Recortes de Prensa   Sábado 23  Febrero 2019

Cautela máxima en España
Daniel Lacalle elespanol 23 Febrero 2019

“I'll take a rain check 'til I get back on my feet”. Steven Tyler.

El cambio de 180 grados en el mensaje de los bancos centrales sobre subidas de tipos, añadido al aumento masivo de liquidez de algunos de ellos, ha despertado a los activos de riesgo y lanzado bolsas, bonos y materias primas a la estratosfera.

Pero mientras eso ocurría, los datos macroeconómicos globales empeoraban de manera evidente. El índice de sorpresa económica mundial se desplomaba en enero y febrero, los índices manufactureros mostraban contracción en Japón, y empeoramiento generalizado en la eurozona. Vean la diferencia entre evolución de la bolsa mundial y los datos macro agregados.

Ante la ralentización, las principales economías del mundo están tomando medidas para favorecer la inversión, atraer empleo y reducir los riesgos. En el G-20, la inmensa mayoría de los países están reduciendo impuestos y tomando medidas para atraer capital e inversión.

En España, como somos más listos, anunciamos enormes subidas de impuestos, escollos a la contratación y promesas de brindis al sol que nos recuerdan al Plan E (ahora disfrazado de verde) y otras genialidades de planificación central… Todo ello con un coste de 54.000 millones de euros para crear (si ustedes se lo creen) 30.000 empleos al año durante 10 años, es decir, mucho menos de lo que crean los autónomos por año. En 2018, crearon 18.900 puestos de trabajo además de incorporarse 52.000 personas al régimen especial de autónomos. No deja de ser otra anécdota de promesas del pasado que ya conocemos… y que nos salen muy caras. Porque la transición energética no necesita planificadores centrales financiando elefantes blancos y sobrecapacidad con más deuda e impuestos. Ya se está dando.

El problema de nuestro país es que en el debate electoral se está ignorando la rapidez con la que hemos pasado de un entorno de moderación del crecimiento a indicadores que preocupan, y mucho. Las constantes amenazas a la inversión, sectores tecnológico y automóvil, y a los creadores de empleo, pasan factura.

. El riesgo de impago de España es el tercero que más sube en Europa tras el de Italia y Francia, a pesar del efecto placebo del BCE, mientras el de Grecia o Portugal se han moderado.

. La creación de empresas cae un 20% mientras el cierre de negocios aumenta un 7% en ocho meses.

. La producción industrial española caía un 6,2% en diciembre.

. Los indicadores adelantados de confianza del consumidor, sentimiento económico y tendencia manufacturera, además de las expectativas de inversión, publicados por la OCDE y Eurostat, han caído en varios puntos.

El riesgo en las grandes economías es que los gobernantes y bancos centrales parten de un error de diagnóstico. Que todo esto se soluciona con más liquidez y bajos tipos. Con casi 9 billones de dólares en bonos soberanos con rentabilidad negativa, 1,8 billones de exceso de liquidez en el BCE y tipos reales negativos en la inmensa mayoría de los países de la eurozona, no podemos caer en la trampa de creer que la solución al exceso monetario es más exceso. Es como esperar curar una cirrosis tomando siete vodkas más diarios.

Otro gran error de diagnóstico es ¡acudir al enemigo exterior, siempre tan socorrido. El comodín de Trump. El problema de la eurozona y de España no es Trump, sino una política económica que ha abandonado todo impulso reformista y reducción de desequilibrios para -de nuevo- fiarlo todo a las inyecciones de liquidez del Banco Central Europeo.

¿Por qué nos debemos preocupar más en España? Porque los errores garrafales de aumentar gasto político e impuestos nos hacen mucho más vulnerables en una economía cíclica y compuesta por pymes. Casi el 90% de las empresas de España son muy pequeñas y débiles. Imponer las mal llamadas “negociaciones colectivas” sectoriales, que no son negociaciones porque las deciden cuatro por casi dos millones, sin atender a la realidad de las empresas, es simplemente una locura.

Nos debemos preocupar más que los japoneses, los franceses o los alemanes. Y ellos sí se lo están tomando en serio. Ninguno de sus ministros encoge los hombros, niega la realidad y suelta la lindeza de que “seguiremos creciendo más que otros”, como hacen los nuestros, cuando esos otros están al borde de la recesión.

Nos debemos preocupar más porque somos más vulnerables. Nuestras empresas son más pequeñas y están más penalizadas fiscalmente. El índice Paying Taxes de PWC para el Banco Mundial e 2019 muestra que las empresas españolas pagan más impuestos que las de la OCDE, el G-20 y la UE.

Nos debemos preocupar más porque no solo no estamos preparándonos para una ralentización, sino que estamos aumentando los desequilibrios y la carga a los contribuyentes, acelerando el deterioro de la economía.

España tiene que bajar la carga fiscal y presentarse ante el mundo como el país donde invertir, donde crear empleo, mostrando nuestra mejor cara, no pensar que arriesgar e invertir en nuestro país es un privilegio que nos conceden los políticos.

Chantajes, suspensos y mala educación
Malena Contestí okdiario 23 Febrero 2019

Un sistema educativo en consonancia, por desgracia, con los nacionalismos radicales es el caso que sufre Baleares. En España, como saben, hay un gran problema de fracaso escolar y se debe, sobre todo, a dos cosas: el modelo educativo y la injerencia totalitaria monolingüista. Es importante destacar que en España no ha habido una crítica seria al modelo educativo, un modelo donde la prioridad es que todo el mundo titule ‘Modelo de la Escuela Comprensiva o Global’, tal y como lo denominan, que significa que debe nivelarse a todos los alumnos. Esto hace que la exigencia en la enseñanza se rebaje obligatoriamente para todos y que deba aplicarse en muchas ocasiones un aprobado fácil, el cual está sorprendentemente estipulado. Y es un modelo que, como diría Carlos Serra, castra vocaciones, tanto para muchos profesores como para la enseñanza y aprendizaje de los alumnos que quieren o necesitan más nivel y, en definitiva, para una mejor preparación en general.

Además de eso, como decíamos, encontramos otro gran problema que es el sistema de inmersión lingüista obligatoria catalanista. Pongamos el caso de Baleares, aquí no se puede escolarizar en la enseñanza pública a un niño en español, todas las asignaturas son en catalán, te guste o no, lo entiendas o no, acabes de llegar o no, aunque suspendas todo por ello. Contraviniendo incluso a la Unesco y sus estudios sobre la idoneidad de la lengua materna o a todas las asociaciones pedagógicas del mundo o a la misma experiencia de la Comunidad Autónoma, pero eso parece que les da igual. Primero, dejemos claro que la Constitución dice que todos los alumnos tienen derecho a estudiar en todas las lenguas coofociales, es decir, el español en todo el territorio y la lengua cooficial que sea en cada parte del mismo, pero en Baleares tenemos un sistema de monolingüismo obligatorio.

Esto no es sólo es que vulnere, a todas luces, los derechos, sino que, además, ralentiza el aprendizaje y en muchos casos lleva al alumno a repetir curso. Es decir, se toma el colegio como una escuela de idioma y no como un liceo del conocimiento en el que elevar el nivel o mejorar la enseñanza. Sencillamente, esto no debería ser así. ¿Esto quiere decir que no estoy de acuerdo en que se estudie en la lengua cooficial? No, no es así, en VOX Baleares no estamos en contra de la inmersión lingüista, estamos en contra de la inmersión lingüista obligatoria, pero no de la voluntaria, que es muy diferente, tanto jurídica como pedagógicamente. Muchos catalanistas ponen como ejemplo a Canadá y, la verdad, esto ya es cansino, dicen otra mentira porque en el país canadiense hay inmersión lingüista voluntaria, pero no obligatoria. Justo lo que decimos, libre elección de lengua, pero los catalanistas le dan la vuelta y se hacen suyas cosas que no son a partir de falsedades y fantasías.

Ojo con VOX Baleares: de la inmersión lingüística al vacío.
Nota del Editor 23 Febrero 2019

La inmersión lingüística, en cualquier lengua regional, aunque sea voluntaria, no deja de ser un disparate ya que obliga a disponer de profesorado cuyo mérito se basa en la lengua regional y cuyo sobrecoste sale del bolsillo de los españoles.

Disponer de doble circuito, español - lengua regional es un disparate, solo hay deber de conocer el español.

Seguir con la locura de las lenguas regionales no tiene fin, hay que derogar todas las leyes de lenguas regionales y dejarse de defender lo indefendible.

Otra chapuza de Sánchez en la exhumación de Franco: su norma carece de rango para prohibir La Almudena
Carlos Cuesta okdiario 23 Febrero 2019

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha empeñado en sacar los restos de Francisco Franco a cualquier precio. Y eso está provocando precipitación y chapuzas impropias de un Gobierno democrático.

La última metedura de pata es directamente de rango normativo: el texto impulsado por este propio Gobierno en el que se permitía a la familia elegir destino para los restos del dictador tenía rango de Rea Decreto Ley. Se aprobó el 24 de agosto. El nuevo texto que impide elegir libremente el sitio de inhumación a los nietos no alcanza ese rango: es simplemente un acuerdo de Consejo de Ministros, por lo que no tiene fuerza para alterar la elección.

El Gobierno aprobó ese texto el pasado 15 de febrero con la intención de meter prisa a la familia, sacar los restos en pleno rally electoral, negar a la familia el uso de la cripta de La Almudena que tiene en propiedad, y llevar los restos de Franco a El Pardo por imperativo de Pedro Sánchez. Y ahí es donde Sánchez y su Ejecutivo pueden encontrarse en un callejón sin salida.

El primero de los textos no limitaba la libre elección del destino para la familia de los Franco, salvo por el hecho de forzar la salida del Valle de los Caídos. Se reguló a través del Real Decreto-ley 10/2018, de 24 de agosto, de modificación de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, “por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura”.

La norma mantenía así un rango suficiente para cambiar la ley anterior. Y allí se señalaba que “en el Valle de los Caídos sólo podrán yacer los restos mortales de personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil española, como lugar de conmemoración, recuerdo y homenaje a las víctimas de la contienda”. Y que “corresponde al Gobierno garantizar el cumplimiento de lo establecido en el artículo 16.3 de esta Ley, asegurando en todo caso unas condiciones adecuadas de dignidad y respeto. A tal efecto, se declara de urgente y excepcional interés público, así como de utilidad pública e interés social, la inmediata exhumación y el traslado de los restos mortales distintos de los mencionados en dicho artículo”.

Acuerdo motivado
El Real Decreto añadía que el “procedimiento se iniciará de oficio por el Consejo de Ministros mediante acuerdo de incoación, que designará órgano instructor. Dicho acuerdo dará un plazo de 15 días a los interesados a fin de que se personen en el procedimiento y aleguen lo que a sus derechos o intereses legítimos pudiese convenir. Los familiares podrán disponer en dicho plazo sobre el destino de los restos mortales indicando, en su caso, el lugar de reinhumación, debiendo aportar en ese plazo los documentos y autorizaciones necesarias”.

Es decir, que dejaba libertad plena para elegir el lugar de inhumación. Es más, señala las únicas causas por las que podía elegir el Gobierno: “En caso de discrepancia entre los familiares, o si estos no manifestasen su voluntad en tiempo y forma, el Consejo de Ministros decidirá sobre el lugar de reinhumación, asegurando una digna sepultura”. Nunca por el hecho de que al Gobierno no le gustase la elección.

El viernes 15 de febrero, sin embargo, el Gobierno cambió de parecer. Lo hizo porque la familia cumplió con lo regulado y eligió La Almudena como destino para los restos de Franco. Lo hizo, además, porque tiene allí un nicho adquirido en propiedad.

Y Pedro Sánchez ordenó su última chapuza: un “acuerdo motivado” aprobado por el Consejo de Ministros para la exhumación de Franco. Un acuerdo motivado no tiene fuerza era tumbar la propia norma previa del mismo Gobierno, donde se dejaba libertad para elegir el lugar de inhumación.

En ese acuerdo motivado el Gobierno socialista señala que la familia Franco dispondrá de 15 días para contestar al Gobierno, una vez se haya publicado la decisión ministerial “unánime” en el Boletín Oficial del Estado (BOE), sobre si desea hacerse cargo de los restos del dictador. Pero añade que la elección por La Almudena de los nietos del dictador queda “prohibida” por motivos de “seguridad”, entre otros.

Y como esa parte altera el texto de su propia norma previa, necesita ser de igual o superior rango para tener eficacia. En este caso no la tiene y, por lo tanto, se convierte en la enésima chapuza del Gobierno para exhumar a Franco.

Otra vez utilizando a Franco para arañar votos
OKDIARIO 23 Febrero 2019

El Gobierno de Pedro Sánchez está dando los últimos coletazos, pero todo apunta a que acabará con la misma medida propagandística con la que comenzó: la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos. Una promesa que aprobó en julio de 2018 y que, sin embargo, tras varios meses de retraso no tendrá tiempo de cumplir antes del 28-A, aunque no por ello deja de lado el uso de la figura del dictador para fines electoralistas. Este mismo viernes, casi a la misma vez que la ministra Isabel Celaá aseguraba haber cumplido con todos los trámites administrativos a su alcance para sacar los restos de Franco de la basílica madrileña, el Gobierno decidía suspender la subvención de 340.000 euros anuales a la abadía benedictina que guarda el conjunto eclesiástico.

Una medida de Patrimonio Nacional, del que depende la Fundación Santa Cruz del monumento de Cuelgamuros, que resulta demasiado azarosa para no encerrar sospechas, sobre todo si se tiene en cuenta la actual pugna jurídica por la exhumación de los restos de Franco. Este mismo viernes, Celaá, sabedora del más que probable incumplimiento de la promesa electoral si los Franco recurren al Tribunal Supremo –algo que ocurrirá casi con toda seguridad–, se ha sacudido toda responsabilidad y le ha pasado la competencia al Alto Tribunal.

Desde el principio, desde que se puso en marcha el expediente para el traslado de los restos mortales del dictador, tanto los Franco como el abad Santiago Cantera se han mostrado contrarios a la exhumación del cuerpo, aunque cabe recordar que en ningún momento ni la familia ni el prior se han negado a acatar la determinación del Supremo, si éste falla o no a su favor. No cabe duda, a tenor de la casualidad que entraña la decisión de Patrimonio Nacional, que la congelación de la partida presupuestaria a la abadía benedictina liderada por Cantera es un instrumento de presión en manos del Gobierno para echar un pulso a la orden eclesiástica y a los descendientes de Franco.

La UE contra Europa (III) Un totalitarismo melifluo
Pío Moa gaceta.es 23 Febrero 2019

Me dicen que hace unos días, en “El gato al agua”, Pedro Insua paró los pies a la politiquilla Ayuso, que lleva el PP para la Comunidad. La chica, que charlaba por los codos, se explayaba sobre las maravillas del inglés, e Insua le recordó que España no es un país bilingüe español-inglés, que el inglés se debe enseñar como lengua extranjera y no en igualdad –de hecho en superioridad– con el español, y que lo que hace el PP es impulsar una verdadera colonización y desplazamiento del español como lengua de cultura. Así me lo han contado. Me alegro muchísimo. Llevo unos quince años hablando de estas cosas y daba la impresión de que los políticos han logrado volver a los españoles serviles e indiferentes o despreciativos hacia su propia lengua y cultura. Parece que empieza a haber una reacción. A ver si cunde.

europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449 La ideología de la UE recuerda la advertencia del gran teórico liberal Tocqueville sobre el “despotismo democrático”. Vale la pena citarlo: “Un poder inmenso que busca la felicidad de los ciudadanos, que pone a su alcance los placeres, atiende a su seguridad, conduce sus asuntos procurando que gocen con tal de que no piensen sino en gozar (…) Un poder tutelar que se asemejaría a la autoridad paterna si, como ella, tuviera por objeto preparar a los hombres para la edad viril; pero que, por el contrario, sólo persigue fijarlos irrevocablemente en la infancia”. Esta clase de tiranía, sin precedentes en la historia, es compatible con formas democráticas, pues no se presenta como un poder brutal e impositivo, sino melifluo, incluso ñoño y tutelar, y la gente llega a creer que lo ha elegido ella. Tal absorbente totalitarismo anularía la libertad con mil regulaciones y más eficacia que las tiranías abiertas. Y por ello llegaría a despojar al ser humano de sus atributos.

Las instituciones burocráticas de la Unión Europea y los mayores gobiernos se empeñan en regular hasta los sentimientos. Y elaboran leyes inventando “delitos de odio”, no solo opuestos a la libertad de expresión, sino contra la más íntima autonomía del ser humano, que va más allá de los totalitarismos clásicos, limitados al control del pensamiento. No es solo que al perseguir unas manifestaciones de odio promueva inevitablemente las contrarias, sino que la misma concepción de tal “delito” es tan inaudita y opuesta a las tradiciones civilizadas, que asombra ver cómo se vienen imponiendo sin apenas resistencia; aunque eso esté cambiando.

Objetivo favorito del despotismo melifluo es la intromisión en la vida sexual de la gente, sobre todo promoviendo la homosexualidad y el aborto. No se trata del respeto a una persona al margen de su orientación sexual, sino del fomento activo del “amor estéril”, equiparándolo, hasta como causa de orgullo, al amor normal entre varón y mujer; y negando el derecho elemental de los niños a tener un padre y una madre.

En cuanto al aborto, solo puede definirse como destrucción de vidas humanas en el seno materno… que ha pasado a glorificarse como “derecho de la mujer” (y los derechos deben practicarse), despreciando el dato de que esas vidas corresponden en un cincuenta por cien al padre. Esa negación del padre constituye una criminal aberración sobre otra. El abortismo se flanquea con campañas insidiosas contra la maternidad, expuesta como un penoso mal y grave causa de “desigualdad”, pretendiendo no la igualdad ante la ley, sino la negación de las diferencias complementarias, físicas y psíquicas, que permiten la continuidad de la especie. Las mismas insidias atacan al varón, estigmatizándolo implícitamente como agresor natural de la mujer y negándole el principio jurídico de igualdad. Estas ideas alienadas fundamentan leyes despóticas, ensalzadas, con clásica perversión del lenguaje, como “inclusivas”, “liberadoras”, “igualitarias”…

Tales imposiciones socavan la familia, destruyen la atracción y confianza entre los sexos y alimentan un malestar social generador de frustraciones y violencias, a un tiempo denunciadas y favorecidas; y una histeria bien visible en manifestaciones agresivas para acallar cualquier disidencia y condenar a muerte civil al discrepante. Mientras, el aborto en la UE supera el millón anual y en torno a cien mil en España. Y no precisamente porque se trate de poblaciones pobres e ignorantes. Estas cifras tienen evidentes efectos demográficos, que se quieren compensar con una inmigración masiva so pretexto de que los recién llegados pagarán las pensiones de una población europea envejecida… sustituyéndola y desplazándola de paso.

Simultáneamente la UE busca destruir las identidades nacionales forjadas en siglos y presentadas arbitrariamente como focos de guerra (naturalmente que ha habido guerras entre naciones, pero los mayores focos bélicos de los siglos XIX y XX han sido casualmente las ideologías supranacionales). Se impondrían así sociedades multiculturales, muy alabadas, cuando no pueden significar otra cosa que una gradual difuminación de la cultura europea en una amalgama más fácilmente manejable por aquel “poder inmenso y tutelar”, presentido como una pesadilla por Tocqueville.

¿Puede ser detenida esa deriva? Hoy crece la resistencia a ella en varios países, en particular Polonia y Hungría, más sensibles al totalitarismo por haber combatido al soviético. Quizá el gran error de la UE consista en el intento de saltar de la unidad de mercado (CEE), beneficiosa en general, a una unidad política poco compatible con la realidad de un diversidad nacional hondamente asentada en la historia.

España dispone de una posición moral y políticamente privilegiada, al ser casi el único país libre de las atroces guerras mundiales y de las inmensas deudas contraídas por Europa occidental con el ejército y las finanzas useñas e indirectamente con Stalin; y al disponer de un vasto espacio cultural extraeuropeo. Esto debería permitirle una voz autorizada e independiente frente a los peligrosos impulsos tiránicos de la UE. Voz que solo podrá sonar si el país supera la discordia interna que amenaza su misma existencia.

************** El inmenso y desvergonzado fraude de las “fosas del franquismo” nos obligan a pagarlo a todos. Es una mentira “norcoreana”, que no debiera existir en una democracia. “Una hora con la Historia”, dedicado a combatir la “memoria antihistórica” no está subvencionada. Depende del apoyo voluntario de sus oyentes: escúchelo y difúndalo https://www.youtube.com/watch?v=8uprMK8nvi4

Para difundir en las redes sociales

*VOX cometería un grave error si se defendiera de las insidias que le califican de “extrema derecha”. Por el contrario debe atacar con contundencia: “¿Quiénes lanzan esas acusaciones? Los corruptos, los amigos de la ETA, los financiadores de los separatismos, los que elevaron el desempleo a cinco millones, los que regalan la soberanía de España a burocracias exteriores…” Este es el mensaje que le ha permitido romper el muro de silencio de los corruptos. Si ceja en él, se desinflará.

*Responder a las acusaciones de los corruptos enemigos de España sería darles una autoridad moral de la que carecen. Por el contrario, debe hacerse ver a todo el mundo esa carencia.

*Después de muchos años en que PP y PSOE se repartían poder, cargos y dineros, apoyaban a los separatismos, convertían a España en satélite político, económico y cultural de las mismas potencias representadas por Gibraltar, hay una reacción. VOX ha adquirido una enorme responsabilidad y debe estar a la altura.

*Tanto en relación con España, como con la democracia, la UE, la Hispanidad, la OTAN, la inmigración, los feminismos histéricos, etc., es preciso un discurso nuevo, sólido y coherente contra las falacias de esas ideologías.

*El feminismo odia aún más a la mujer que al hombre. En su histeria igualitaria odia la maternidad, por desigualadora, lanza continuas campañas contra ella, promueve el aborto y la homosexualidad. Realmente es una ideología contra la especie humana.

*Al Sánchez hay que referirse siempre mencionando su título de Doctor, con mayúscula, porque no es un doctorado como los corrientes.

*Parece que entre Casado y el Doctor han llegado a acuerdos bajo la mesa: vosotros no mencionáis mi doctorado y nosotros olvidaremos vuestros másteres. Hiena no muerde a hiena.

*No debe olvidarse que Podemos no es solo una agencia de Maduro, sino también una promoción especial del PP.

*Muchos quieren hacerse los locos ante el designio del Doctor de profanar la tumba de Franco. La cuestión de Franco es la clave de la democracia: de su regeneración o de su disolución, con la de España aparejada. La reacción tiene que estar a la altura del desafío de los delincuentes.

Un país en capilla
Los suministros de alimentos, medicamentos y otros productos de primera necesidad han llegadoa las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil
Hermann Tertsch ABC 23 Febrero 2019

Venezuela está en capilla. Reza porque el amanecer que se adivina esperanzador no esté condenado a un preludio de sangre, más allá del constante flujo de muerte en que hace ya lustros que se ha convertido la vida cotidiana de ese régimen socialista de mafia, narcotráfico, comunistas y generales. Claro está que no hay vuelta atrás. Han de producirse actos de fuerza para acabar con la voluntad de resistencia criminal del un régimen que no tiene el más mínimo escrúpulo ni la menor compasión hacia su pueblo. Nicolás Maduro y su mafia tienen que caer para que los venezolanos puedan vivir y no mueran en una demencial catástrofe de hambruna y enfermedades. Quien pide aun diálogo con el asesino solo es cómplice o mercenario del mismo.

El régimen controlado por La Habana y sus socios de los carteles de la droga se ha enrocado y amenaza con un baño de sangre si las democracias americanas se deciden a vencer la despiadada resistencia al suministro de ayuda humanitaria a una población exangüe. El régimen se quiebra. El siniestro general Hugo Carvajal ya ha cambiado de bando en busca de una solución personal. Otros negocian. Pero hay mafia narcotraficante que cree que puede resistir y mantener aquella inmensa industria criminal. Y el mando supremo que es el régimen comunista de Cuba, especialista en aguante y supervivencia, sabe que cuando caiga el régimen venezolano todos los focos se ponen en la isla. Hay una decisión ya tomada en una alianza panamericana sin igual de que hay que acabar con el foco de veneno ideológico, inestabilidad política y crimen organizado que es la Cuba comunista.

Aunque los planes de unos y otros están en plena ejecución, con fuerzas militares de los países aliados americanos en las fronteras venezolanas, el mundo no tiene aun elementos para adivinar qué puede pasar en los próximos días. Pero todos son conscientes de que estamos ante una cuenta atrás para acontecimientos de mucha gravedad y profundas consecuencias para el futuro de ese país y toda América. Hoy debe comenzar a entrar la ayuda humanitaria al territorio de Venezuela. Una ayuda que puede salvar centenares de miles de vidas en las próximas semanas y meses. Los suministros de alimentos, medicamentos y otros productos de primera necesidad han llegado a las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil. Tarde para miles de venezolanos muertos en pasadas semanas. Pero como punta de lanza de la esperanza. Mañana las fronteras pueden hacerse permeables. Para el principio del fin de una terrible pesadilla de tres lustros de horror.

Sánchez, el pequeño Nicolás
Javier Somalo Libertad Digital 23 Febrero 2019

El libro de Pedro Sánchez podía haber tenido muchos títulos: "Vida de Narciso", "Yo, Pedro", "Espejo, espejito"… Pero siendo cosa o encargo de Sánchez tenía que ser un manual, que esa debe ser su literatura de cabecera en caso de que la tenga. No es que los manuales sean un género menor, de hecho los hay bien recomendables como ese Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano de Plinio Apuleyo Mendoza, Carlos Alberto Montaner y Álvaro Vargas Llosa, de muy recomendable lectura mientras Maduro mata en las fronteras del infierno venezolano para que no llegue la ayuda humanitaria. Bien mirado, no creo que los autores de esta obra colectiva hubieran puesto pegas a un plagio de su título suprimiendo el origen geográfico.

El caso es que un presidente llegado al poder con menos votos que Kenia en Eurovisión y apoyado por los peores enemigos de la democracia ha publicado un libro en su octavo mes de mandato como arranque de su campaña electoral. Manual de Resistencia se titula el bodrio propagandístico. En la portada nos recibe un enorme rostro, mezcla del Capitán América y Roberto Alcázar –el de Pedrín– con media sonrisa forzada. Es él: Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, sin diferencia alguna del muñeco que le hagan –para poder quitarlo cuanto antes– en el Museo de Cera. Sí, es el presidente, nunca lo repetirá bastante, acude a citas importantes, le hacen fotos, tiene escolta y coche blindado y usa mucho, pero mucho mucho, nuestro helicóptero y nuestro Falcon. Incluso confiesa los problemas derivados de ser tan guapo. ¡Cómo demonios puede ser que Malú se haya fijado en Albert Rivera! Ay, el espejito, siempre traicionero. Es el Pequeño Pedro, el niño presidente que juega como Nicolás a coleccionar selfies –a Pedro le hacen otros hasta los selfies– en aviones, palcos y palacios. Igual de travieso que el niño espía pero mucho más peligroso.

En Libertad Digital hay antología suficiente como para evitarse leer el mostrenco editorial y hacerse una idea de lo que supone. El libro está plagado de mentiras absurdas como la del cambio de colchón de Rajoy, primera decisión que dice que tomó como presidente… Que la realidad no te estropee un buen párrafo. Pero hasta esa estupidez es importante porque todo en Sánchez es mentira salvo lo que es verdad: que es un peligro público, material inflamable al pie de una rugiente chimenea.

En el libro también se alude explícitamente a conversaciones con el rey Felipe VI que todavía son vigentes según los tiempos de la Política, los del decoro y los del sentido común. ¡Pero es que estuvo con el rey de tú a tú! Por eso los Sánchez-Gómez se colocaron como iguales con los reyes en el besamanos del Día de la Hispanidad hasta que les conminaron a dejar de hacer el paleto.

Ya habíamos comprobado en el otro libro, el de la tesis, que el pequeño Pedro ni siquiera sabía encargar cómo se citan otras obras aunque sea tarea sencilla: basta con haber leído la obra de referencia y consignar bien los datos bibliográficos según el formato que marque la editorial o siguiendo determinados cánones académicos. Pero lo fundamental es que si se cita algo es porque se ha leído. Pelillos a la mar. El Manual de Resistencia no requiere tanto academicismo o notas a pie de página. Por eso confunde a San Juan de la Cruz con Fray Luis de León, a Albert Einstein con Ernest Hemingway… y a Pedro Sánchez con el presidente del Gobierno de un país civilizado. Para Sánchez, la Estatua de la Libertad está en la Plaza Roja de Moscú pero esto no es descuido o error de bulto.

Un presupuesto paralelo para la campaña electoral
La penúltima desfachatez a la que asistimos con el libro de campaña es que el presidente tiene previsto donar los ingresos por ventas a "a los que desgraciadamente están olvidados, a las personas sin hogar". ¿Olvidados por quién? Ahora resulta que los presidentes de Gobierno arreglan los asuntos donando ingresos, como si el mal de "los olvidados" fuera irremediablemente culpa de otro. Porque Sánchez, como Zapatero, sigue en la oposición cuando está en el gobierno, técnica muy depurada que permite encabezar y rentabilizar manifestaciones y quejas contra ellos mismos.

Es rotundamente ilegítimo que un presidente en activo aproveche su posición para promocionar un libro que lleva su firma, y está por ver, o será imposible saber, lo que hace con los ingresos por ventas, con los adelantos y con las propinas del gigante editorial –Planeta– que sella su volumen y domina el panorama audiovisual español. Seguramente la Ley Electoral General no contemple con agrado el presupuesto de campaña paralelo que supone el dichoso libro. Pero, ¿qué son las leyes ante la ambición del Pequeño Pedro?

Y si el librito es aterrador, peor fue su presentación oficial, verdadero arranque de la campaña presidencial que parecía preparada hace meses. A falta de Felipe González y Alfonso Guerra como maestros de ceremonia y con Pepu Hernández haciendo campo atrás, se encargaron de la faena Jesús Calleja y Mercedes Milá, próximos ministros de Sánchez como se desencadene la tragedia. Faltó el experimento de la absorción en palangana de Don Camilo pero no tardaremos en ver una entrevista de Trancas y Barrancas –lo harían mejor, desde luego– al candidato que ahora, ya con libro, sí se somete al voto popular. Todo parece estar a la altura de las circunstancias. Sólo Mercedes Milá podía mezclar a "la Malú y el Rivera" con el libro de Sánchez en una presentación que ofreció en directo el canal 24 Horas de TVE como primer gran espacio gratuito pero patrocinado por Planeta y por todos los contribuyentes. Sencillamente, un escándalo.

Manual de campaña: Franco y las derechas, con Podemos de tangana
Está claro que la campaña de las elecciones más importantes e imprevisibles que hayamos visto en muchos años va a ser muy distinta a lo que nos tenían acostumbrados: llega el show, y parece que también el business. Todo pasa por el Valle de los Caídos y por la esperanza de que VOX salga bien parado en las encuestas. Viene el lobo, más fiero que nunca, y Podemos está desaparecido. Los "obreros" arrinconan en los barrios a Errejón, a punto de llegar a las manos y huelga imaginar la escena si se cruzan con la parejita de las verdes praderas. La Izquierda Unida de la DDR o la Stasi con Thermomix se plantea seriamente si unidos pueden o pierden… ¿Veremos a Sánchez con capa o antifaz resuelto a salvarnos de las hordas de Atila?

Es la intención. Este mismo viernes, en la rueda de molino posterior al Consejo de ministros, pudimos escuchar una pregunta pactada y formulada por una periodista mexicana. Por lo visto existe una "honda preocupación" en México ante el auge de VOX. En el país americano donde caen asesinadas unas 95 personas al día ven con recelo, según la ignota periodista que apareció por La Moncloa, la llegada de Santiago Abascal a la política, casi tanto como la de Guaidó a Venezuela. El caso es que Isabel Celaá tenía bien preparada la respuesta sobre la anormalidad –trifálica, supongo– de las derechas en España. Dejó igualmente claro que si la Iglesia pone trabas al desalojo de la momia del Valle, indudablemente sufrirá "un grave daño reputacional" y constató que, para crear el ambiente idóneo, el Gobierno ha retirado la subvención anual a la basílica "por razones obvias" y porque quizá no se justificaban los fines.

Esta es la campaña que nos espera del presidente. Surgida del capricho y basada en un libro que se vende a la salida de los mítines o como se quieran llamar ahora. Una campaña con escenas inventadas, con Mercedes Milá de animadora y buscando a Franco desesperadamente. Si no fuera porque el pequeño Nicolás también se presenta a las elecciones para representar a los millennials, diríase que nos hemos vuelto locos.

Un juicio europeo
CÉSAR ANTONIO MOLINA El Mundo  23 Febrero 2019

"Qualis artifex pereo", parece ser que gritó Nerón cuando vio perdida su vida, él que se la había arrebatado a tantos, entre ellos a Séneca. "¡Qué gran artista muere conmigo!", debe estar pensando también estos días nuestro presidente. Él, que acaba de caer víctima de lo que ya le advertimos: el suicidio de sus alianzas con independentistas y populistas. Y cae a pesar de su Manual de resistencia. Y no sólo debe estar pensándolo. Seguramente también los políticos catalanes sentados en el Tribunal Supremo. Lo mismo da incendiar Roma, el Parlamento con los Presupuestos gestionados con los enemigos de nuestro país, o las calles de Cataluña con mentiras reiteradas.

Lo dijeron los fiscales: "No hay legalidad democrática fuera de la legalidad constitucional". Y añadieron: "Nadie es perseguido por sus ideas, sino por sus acciones". Con las acciones ignominiosas no sólo cargan estos representantes políticos (algunos ni siquiera lo son, ni han sido elegidos) sino el resto de la ciudadanía. "No hay una soberanía catalana, hay una soberanía del pueblo español. El derecho a decidir corresponde a todo el pueblo español". En el pasado, nadie lloró una sola lágrima por el emperador, ni lo harán ahora sobre nuestros dirigentes estatales y autonómicos, cómplices temerarios de la destrucción de nuestra democracia que tantos siglos y sufrimientos costó. El próximo año, el 1 de enero, se celebrarán los 200 años del levantamiento del general Rafael del Riego, en Cabezas de San Juan, contra el absolutismo de Fernando VII y la proclamación de la Constitución de Cádiz de 1812. En aquella arenga, probablemente redactada por Alcalá Galiano, entre otras cosas se decía que la Constitución violada por el Monarca "había sido elaborada entre sangre y sufrimientos. Así pasó con casi todas las Constituciones españolas. También con esta última tras una cruenta guerra civil, del exilio de miles de españoles y la represión de la dictadura franquista durante 40 años. El trienio liberal acabó fatal y el cuerpo descuartizado de Riego fue arrastrado por las calles de Madrid.

La política no es un fin, sino un medio que ayuda al bienestar humano. Nerón, al menos, se consideraba un artista. Hoy, la mayor parte de nuestros políticos, y no deberíamos generalizar, desconocen el arte del que se vanaglorian. Vivimos en medio de la complejidad y la confusión de un país que no sabe ni siquiera de qué está hablando un político (o política, en este caso es pertinente el femenino) cuando pronuncia la palabra verdad. En nuestro actual panorama, la verdad amanece, atardece y anochece de una manera distinta. E incluso cuando se habla no se sabe de qué se está hablando; caso, por ejemplo, del relator, que pasará a los anales y adenda de los esperpentos. Estamos rodeados de mentiras, a veces incluso piadosas; de tergiversaciones, y falsas interpretaciones a conciencia. Estamos rodeados de filólogos aficionados que se dedican no sólo a inventar palabras sino también significados. La picaresca revivida. La decadencia del lenguaje, más que una enfermedad, es un síntoma de un gran estancamiento. La palabra va perdiendo su significación real, su sentido. Hipocresía, cinismo, obscenidad. Todo esto contribuye a crear falsos estados de derecho (los de los independentistas) o una supuesta nueva democracia partidista a su medida. Y entonces es cuando los ciudadanos, hartos, comienzan a manifestar su inquietud porque quienes contribuyen a estos despropósitos y utopías falsas han abandonado la lucha por la mejora de la vida cotidiana.

El filósofo Wilhelm Reich, un autor muy leído en mi juventud por aquello del Orgón (la unión de los términos orgasmo y organismo), un pensador que tuvo la osadía de intentar una síntesis entre el marxismo y el psicoanálisis y fue expulsado de ambos círculos; y que, por otros motivos, murió en una cárcel de EEUU, destacaba la capacidad de aguante de una sociedad llevada a la desorientación y afirmaba que lo importante no era saber por qué se rebelaba la gente, sino por qué no lo hacía. Para el filósofo francés Frédéric Gros, protestar es una declaración de humanidad. Gobernar es proteger y cuidar de los conciudadanos. Y el gobierno de una democracia debe de hacerlo de una manera competente (con conocimientos), virtuosa (cuidando de su integridad moral) y con abnegación (entregado a los demás y no a sí mismos). El salir a la calle se lleva a cabo cuando las autoridades dejan de ser útiles y siembran la discordia. La dignidad del individuo va unida a la libertad compartida con la nación o el estado. ¿Acaso se podían aceptar alguno de los puntos insidiosos de Torra? Cada uno de ellos atentaba gravemente contra la dignidad de los españoles que nos enteramos semanas después sin conocer que el hoy presidente en funciones se los hubiera devuelto. Torra, un personajillo que se ha aprovechado del esfuerzo y del trabajo de muchas generaciones de españoles que le han dado a él la libertad de expresión que él quiere coartar en los demás. Se aprovecha de la bondad de la democracia.

En La condición humana, Hanna Arendt afirmaba que aquel que verdaderamente desobedece es quien prefiere su interés personal al del colectivo. No es la ética del superviviente la que debe alentar la obediencia política, sino una ética del sacrificio. En democracia el gobernante y gobernado no equivalen, en absoluto, al dominante y al dominado. En democracia, como sujeto político, no se obedece en tanto que se había podido ser el que manda. Los políticos son nuestros iguales porque sus poderes son temporales y, tarde o temprano, vuelven a ser como nosotros mismos y nosotros mismos incluso podríamos sustituirles. La legalidad, y de eso ahora tienen los independentistas la oportunidad de aprender algo, es el centro del gobierno constitucional. Donde no hay una separación de poderes y unas instituciones libres que se controlan entre ellas, la fuente de la ley ya no es la razón sino el poder mismo. Y en España, como una vez más se comprobará tras este proceso judicial, la ley existe y funciona. De ahí que este juicio únicamente se lleve a cabo por el incumplimiento de las leyes.

El nacionalismo, como la Historia nos enseña, es una permanente amenaza. La labor de Europa es impedir, a los estados que la componen, su desarrollo. Por este motivo, el juicio que se está llevando a cabo en Madrid, es un juicio europeo. Es un juicio a favor de Europa y contra su disgregación, cosa que le encantaría a Putin. La nación identitaria está ligada al suelo, a una sociedad cerrada y patrimonializada; mientras que el estado alberga a ciudadanos en una sociedad abierta, protegida por la ley, ordenada y pacífica. La nación del independentismo quiere tomar el estado como una empresa de poder, agresiva y expansiva.

El nacionalismo es una forma de totalitarismo. Quienes sufrieron el nazismo y el comunismo creyeron en la reconstrucción de una Europa fuerte y no aislacionista, capaz de moderar el Este y el Oeste. El juicio derivado de los sucesos independentistas es un juicio en defensa de un sistema político democrático español y europeo. Europa se juega mucho en Madrid y luego en Estrasburgo. Dar razones a los destructores de Europa sería un suicidio. Deberían recordar las actuales democracias europeas lo que pasó por no acudir en auxilio de la Segunda República española. Aquel campo de entrenamiento de los extremismos de derechas e izquierdas, puede ser hoy el beneficio de la duda contra quienes intentan derrumbar la paz, el desarrollo y la concordia en la que hemos vivido en el continente durante décadas. La democracia debe combatir, sobre todo, el adoctrinamiento, la lucha totalitaria contra la comprensión. ¿No es acaso violencia imponer a los jóvenes doctrinas unilaterales y absolutamente falsas? ¿No es acaso violencia la propaganda antidemocrática? ¿No es acaso violencia el insulto reiterado a través de los medios de comunicación audiovisuales contra el resto de los españoles? ¿No es acaso violencia recorrer medio mundo insultando a sus compatriotas? Los nacionalismos destruyen la comprensión que se basa en el conocimiento, y el conocimiento no puede avanzar sin una articulada comprensión previa que denuncie las formas totalitarias del independentismo. El independentismo ha decidido que nuestra lucha contra él es una lucha contra la libertad. Otras formas de gobierno han negado la libertad, pero no de forma tan radical como los totalitarismos nacionalistas.

Kant, cuya efigie hoy los nacionalistas rusos persiguen en su ciudad natal de Königsberg (antes prusiana y después de la Segunda Guerra Mundial, soviética, y hoy rusa), a finales del siglo XVIII, habló de un equilibrio de poder para evitar los conflictos en la nueva Europa de las naciones-estado. Y ponía como ejemplo una historia del escritor satírico irlandés Jonathan Swift: habían construido una casa maravillosa en un lugar de gran belleza, todo transcurría en silencio y dentro de una gran paz bucólica hasta que un delgado y diminuto pájaro se posó sobre el tejado y, entonces, todo el edificio se vino abajo. Eso mismo nos podría pasar a los europeos.

César Antonio Molina es escritor. Ex director del Instituto Cervantes y ex ministro de Cultura. Su último libro es Las democracias suicidas (Fórcola).

Resumen artículo de Judith Bergman para el Gatestone Institute
Suecia: se persigue a los jubilados y se da la bienvenida al ISIS

  latribunadelpaisvasco.com 23 Febrero 2019

Por su gran interés, reproducimos algunos extractos del artículo "Suecia: se persigue a los jubilados y se da la bienvenida al ISIS", publicado por Judith Bergman en las páginas de la web del Gatestone Institute.

"El extremismo islamista que promueve la violencia constituye actualmente la mayor amenaza para Suecia", según un comunicado de prensa del 15 de enero emitido por el Servicio de Seguridad sueco (Säpo). "El nivel de la amenaza terrorista sigue siendo elevado, en una escala de 3 sobre 5. Esto significa que es probable que se produzca un acto terrorista", dijo Klas Friberg, director del Säpo.

Para poder abordar la amenaza del terrorismo, el Servicio de Seguridad trabajará en el futuro de modo aún más estratégico para limitar el crecimiento de los entornos extremistas. Podría ser ocuparse de las personas [omhänderta] que constituyen una amenaza para la seguridad, o cooperar con otras autoridades, trabajando más duro para asegurar que estos individuos sean enjuiciados por otros delitos, o eliminar sus oportunidades.

Aunque el Säpo está asegurando a la opinión pública sueca que hará "aún más" para limitar el crecimiento de los entornos terroristas en Suecia, el Gobierno sueco está exacerbando el problema al dar la bienvenida a los combatientes del ISIS que regresan al país. Aproximadamente 300 personas se fueron de Suecia para luchar por el ISIS y se calcula que alrededor de 150 combatientes del ISIS han regresado. Unas 50 de esas personas que no volvieron murieron en combate.
(...)
La ley sueca no permite que los servicios de seguridad tomen todas las medidas necesarias contra los combatientes del ISIS que retornan, aunque se adoptó una ley relativamente nueva, concebida para abordar el problema de los terroristas en Suecia, en 2016. La ley no permite a las autoridades, por ejemplo, confiscar y registrar los teléfonos móviles y ordenadores de los combatientes del ISIS que vuelven, a menos que haya una sospecha concreta de delito, según Fredrik Hallström, subdirector del mando del Säpo para los "actores motivados ideológicamente". Además, según Hallström, las autoridades no saben si los combatientes retornados constituyen un peligro o no para los ciudadanos suecos: "Es también difícil responder porque las valoraciones que hacemos pueden cambiar".

Muchos de los combatientes del ISIS se llevaron a sus familias con ellos, incluidos los niños pequeños, cuando se unieron al ISIS. Una familia que hablaba sueco y que había viajado para unirse al ISIS había realizado una película casera, emitida hace poco por los medios locales, sobre su vida yihadista. En una escena aparece la madre haciendo prácticas de tiro, mientras que el padre explica amablemente a sus hijos: "Ahora, vamos a ver cómo mamá hace la yihad". La película casera también muestra a la mujer disparando su pistola mientras exclama alegremente: "¡Eso ha estado genial!" y "¡Alahu Akbar!" ("Alá es el más grande").

En otra escena se ve al padre preparándose para salir a matar, mientras que cuenta a su hijo y a su hija pequeña cómo robó un walkie-talkie a un "infiel" al que había matado disparándole a la cabeza. El pequeño explica al padre cómo utilizar mejor la munición para su rifle de asalto y le pide ir con él, pero la madre le dice que su padre sigue pensando que es "demasiado pequeño". El narrador de la película explica que muchos niños de estas familias del ISIS han vuelto a Suecia con sus familias y acudido a jardines de infancia y escuelas suecas. La familia de la película es una de ellas. Las autoridades suecas, sin embargo, no saben cuántos niños han vuelto. Según una encuesta que realizó el canal de televisión SVT en los municipios suecos, los ayuntamientos sólo tienen constancia de 16 adultos y 10 niños de 150 retornados.

Ya en junio de 2017, el entonces director del Säpo, Anders Thornberg, declaró a los medios que el país estaba experimentando un problema "histórico" al tener que vérselas miles de "islamistas radicales en Suecia" (incluso en 2010 había 200 yihadistas en Suecia, según el Säpo). Thornberg también mencionó que su organización estaba recibiendo unas 6.000 pistas al mes relativas al terrorismo y el extremismo, frente a una media de 2.000 al mes en 2012.

Entre tanto, como era de esperar, los suecos se sienten cada vez más inseguros en su propio país. Cuatro de cada diez mujeres temen salir a pasear libremente, según el nuevo "Informe de Seguridad Nacional" publicado por el Consejo Nacional Sueco para la Prevención de la Delincuencia (Brottsförebyggande Rådet o Brå).

"Casi una cuarta parte de la población elige una ruta distinta u otro medio de transporte a causa de la ansiedad por la delincuencia, y una quinta parte evita la actividad en internet por temor a las amenazas y el hostigamiento", según el Brå.

Por lo que hace a las mujeres de entre 20 y 24 años, el 42% declara que a menudo eligió otra ruta u otro medio de transporte porque se sentían inseguras y les preocupaba ser víctima de delitos. La correspondiente proporción para los hombres del mismo grupo de edad es el 16% (...) El grado de actividad en internet también se puede ver afectado por las preocupaciones a ser objeto de delitos. Alrededor de una de cada cinco personas, al margen de su sexo, declara que durante el año pasado se ha abstenido de publicar nada en internet por temor a exponerse a las amenazas o el hostigamiento.
(...)
Los temores a las amenazas y el hostigamiento no es lo único que está haciendo que los suecos quieran evitar expresarse en internet. Muchos que han expresado opiniones incorrectas han sido acusados por las autoridades de "incitación contra un grupo étnico", delito castigable por la ley. El "problema democrático" que describe Söderström, por lo tanto, es doble: el temor a las amenazas y al hostigamiento de los demás, y el temor a ser enjuiciado por el Estado.

La organización de la que se cree que es en gran parte responsable de las acusaciones, al menos desde 2017, es Näthatsgranskaren ("El Investigador del Odio en la Web"), una organización privada fundada en enero de 2017 por un expolicía, Tomas Åberg, que al parecer decidió identificar y denunciar ante las autoridades a los ciudadanos que él y su organización decidan que están cometiendo delitos de pensamiento e "incitando al odio" contra los extranjeros. Åberg presumió hace poco de que había presentado 1.218 denuncias a la Policía sólo entre 2017 y 2018, y que de 214 acusaciones, 144 fueron a juicio. "Muchos aún siguen pendientes de que se presenten cargos", escribió en Twitter.

El pasado mes de noviembre, el Information Society Group, perteneciente al Consejo de Europa, invitó a Åberg como orador principal en su conferencia regional, "Abordando el delito de odio en los medios: el papel de las autoridades reguladoras y el poder judicial", en Zagreb. En la conferencia se analizaba "cómo el discurso del odio está regulado en los diferentes países miembros del Consejo de Europa, centrándose en los poderes judiciales y los organismos autorregulatorios de los medios". ¿Quizá el Consejo de Europa considera que los exitosos esfuerzos de Åberg para delatar a sus conciudadanos suecos a la Policía por delitos de pensamiento percibidos es un ejemplo que otros países europeos deberían emular?

Los contribuyentes suecos pagaron 1,5 millones de coronas suecas (165.000 dólares) por las actividades de Åberg en 2017 y 2018. La mayor parte, según el Fria Tider, se destina a pagar el salario del propio Åberg.

En noviembre, los esfuerzos de Åberg condujeron a la condena de una mujer de 70 años por escribir el siguiente comentario, sobre un artículo acerca de la violencia de los hombres musulmanes contra las mujeres, en un grupo de Facebook, Stand up for Sweden: "¿Es que no estamos en Suecia, o hemos transformado el país en un maldito monstruo musulmán?". La mujer fue llamada para ser interrogada en una comisaría de policía, la misma Policía que no tiene suficientes recursos para investigar los casos de violación. Allí, la mujer explicó:

Me provocaron varios titulares y Cold Facts [un programa televisivo de periodismo de investigación] que decían que habían quemado y pegado a sus esposas. Me pregunto si va a ser así en Suecia, también, y eso me deprime (...) Estoy en contra del maltrato a las mujeres. Vienen muchos musulmanes aquí. A lo que me debí referir es que están maltratando a las mujeres.

Que una mujer mayor esté preocupada por la seguridad física de las mujeres en Suecia es, al parecer, inaceptable para el Gobierno sueco, que en 2016 se declaró "feminista". Aunque los combatientes del ISIS que han vuelto puedan haber violado, saqueado, torturado y asesinado a su antojo y puedan seguir con sus vidas –o tramar actos terroristas contra los suecos–, las mujeres mayores suecas no pueden pronunciar una palabra sobre su temor a dichos hombres o su ideología. El fiscal jefe de la Fiscalía de Gävle, Lars Göransson, decidió enjuiciar a la anciana de 70 años por "incitación contra un grupo étnico". En noviembre, fue declarada culpable y condenada a pagar una multa de 4.800 coronas suecas (530 dólares).

Otro resultado de los esfuerzos de Åberg fue la condena en enero de una mujer de 78 años acusada de haber escrito en Facebook, entre otras cosas, que los musulmanes son "barbudos" y "fantasmas". La mujer se había entristecido cuando leyó acerca de los delitos cometidos contra los ancianos y cuyos autores se habían librado del castigo o sido condenado a penas muy leves. Después de que Åberg denunciara a la mujer, que al parecer es pobre y tiene una salud delicada tras padecer un infarto y una enfermedad pulmonar, el fiscal decidió acusar a la pensionista por seis comentarios que había escrito en Facebook. Entre ellos, el siguiente: "Sí, habría que expulsar a todos los musulmanes del país, no los queremos aquí. Un montón de barbudos que asustan a los niños".

La pensionista explicó en el interrogatorio:
Me enfadé cuando leí sobre cómo eran las cosas con los inmigrantes y cómo evitan el castigo por todo lo que hacen. Son absueltos, aunque roben y hagan otras cosas. Es injusto que los que cometen delitos graves puedan quedar libres. Gente que tira a las personas mayores al suelo y les roban el dinero.

La pensionista dijo que no habría escrito eso de haber sabido que era ilegal. Evidentemente, actuó bajo el erróneo supuesto de que vivía en una democracia. En enero, fue sentenciada a pagar una multa de 4.000 coronas suecas (443 dólares). La mujer vive de una pensión mensual de sólo 7.000 coronas (775 dólares).

"Incluso una referencia indirecta a apodos u otros términos ofensivos sobre la raza o los inmigrantes en general están sujetas a la ley contra la incitación contra un grupo étnico y es castigable", escribió el juez Jon Jonasson en su fallo.

Las autoridades suecas, claramente, no pueden enjuiciar o condenar –o no lo harán– a los yihadistas a los que han dado tan generosa bienvenida al país; sin embargo, no tienen reparos para acusar y enjuiciar a pensionistas ancianos e inofensivos. Se podría añadir que una cultura que respeta los derechos humanos de los combatientes del ISIS retornados más que los de las mujeres ancianas que los temen está acabada.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Fenomenología del separatismo: aprovechados, incautos y complacientes
Alberto J. Gil Ibáñez. vozpopuli 23 Febrero 2019

Si observamos el fenómeno independentista más de cerca nos percataremos de que se trata de un microcosmos complejo lleno de complejos y de especímenes muy distintos

Un error frecuente a la hora de analizar e incluso negociar o enfrentarse con el separatismo es considerar a este como un bloque homogéneo y coherente. Esta es sin duda la imagen que los rupturistas tratan de proyectar, pero se trata de puro marketing. En realidad, si aproximamos el microscopio y observamos el fenómeno más de cerca podemos percatarnos de que el nacionalismo es un microcosmos complejo lleno de especímenes distintos.

Bastaría incluir entre las preguntas recurrentes del CIS (por soñar que no quede) una que dijera ¿por qué se hizo usted separatista? Porque el separatista en su gran mayoría se hace no nace (aunque en este caso la pregunta sería ¿por qué se hizo su familia separatista?). Suponiendo que los independentistas quisieran responder a esa pregunta con sinceridad y profundidad (yendo más allá de clichés y lo anecdótico), encontraríamos una variedad de respuestas pues el proceso separatista se vive y manifiesta subjetivamente de distinta manera según el lugar (físico y mental) que ocupe cada individuo dentro o a lo largo del fenómeno. Seguidamente identificaremos los principales tipos que se dan dentro del separatismo. No se trata de una mera reflexión teórica, sino de la conclusión de años de observación y lecturas, de ver y escuchar a muchos separatistas (y también a otros muchos vascos y catalanes que no lo son) y de seguir, en su caso, los procesos de transformación o conversión:

En primer lugar, surgen lógicamente los “pioneros-creadores-impulsores” del relato, o reanimadores cuando éste languidece, que en ocasiones incluso alcanzan el rango de “mesías”. Ellos también tienen sus propias motivaciones personales, son los primeros interesados. Sabino PolicarpoArana era hijo de una familia carlista adinerada, intelectual de segunda o tercera fila (no llegó a terminar la carrera de Derecho), de mente algo perturbada, que se sentía obsesionado por escalar posiciones sociales y obtener reconocimiento social. El hecho que determina su “iluminación” y su “visión”, en realidad en un primer momento sería solo Vizcaya independiente, fue su rotundo fracaso en la prueba para ser catedrático de vascuence en el Instituto de Bilbao, ganada por Azcue, y donde Arana obtuvo cero votos (frente a los tres de Unamuno). A partir de ese momento comenzará su discurso xenófobo y racista, movido en parte también por despecho contra Unamuno, quien representaba el vasco-español de toda la vida.

En cuanto a Cataluña, el personaje esencial que logra revitalizar el nacionalismo catalán (todavía en 1885 el propio Cambó reconocía que el nacionalismo catalán era una “cosa mísera”) fue Prat de la Riba con su libro La nationalitat catalana. Pero no hay que olvidar que todavía en las elecciones de 1916 el lema de la campaña de Prat de la Riba sería “Por Cataluña en una Gran España”, un lema que firmaría hoy incluso Vox. ¿Qué pasó para que radicalizara su discurso? Pues un elemento no menor fue el enfrentamiento con su maestro Eugenio D’Ors (mucho más inteligente y brillante que el discípulo), quien combinaba sin problemas su identidad catalana con la española, y de cuya sombra alargada el primero quiso librarse.

Por lo tanto los creadores-impulsores del separatismo suelen ser narcisistas, con conflictos de personalidad, que tratan de satisfacer su ego y su vanidad, ocupando espacios donde no tienen que enfrentarse a la competencia de personas más brillantes que ellos. Esto se aplicará también a Arzalluz (un exseminarista que se movía entre el jansenismo de su madre y el carlismo de su padre), y a Pujol (enfrentado a Tarradellas y de cuyo ego y ambición a estas alturas nadie duda). En cuanto al proceso de radicalización de Lluis Companys sólo mencionar que de miembro de la Unión Republicana de Nicolás Salmerón y ministro de marina pasó a proclamar la República catalana y ordenar el asesinato de miles de católicos. Por no hablar de Arturo-Artur Mas o los recientes Quim Torra (el de las “bestias con forma humana”) y Puigdemont. De éste, procedente también de familia carlista, y que por cierto elimina su apellido paterno (¿será por su pasado franquista?) el "indepe-cuerdo" Xavier Rius ha dicho: “Estázumbado. Lodigoconpesar, porqueleconozco”.

En segundo lugar, aparecen los “seguidores” (el himno catalán debería llamarse en puridad de los "Seguidors" pues los Segadors acabaron pidiendo la vuelta del Rey de España en 1652), que presentarían los siguientes sub-tipos:

-Primero, surgen casi automáticamente la corte y cohorte de “aprovechados-oportunistas”. Los que tratan de sacar tajada del pastel y vivir (muy bien) a costa del cuento. En muchos casos coinciden con los que vivían igualmente bien llevándose de maravillas con el franquismo. Hoy ya son cientos de miles: cobran salarios, publican artículos y libros, obtienen contratos y cátedras, intervienen en tertulias, dan conferencias, reciben cuantiosas subvenciones… todo ello gracias al separatismo y no tanto a sus méritos. Les importa poco o nada lo de “patria” catalana, simplemente quieren llevarse la “pasta” de los catalanes y del resto de los españoles.

-Poco a poco, se forma el grupo de “devotos-creyentes-ofuscados-escapistas”. Estos son los más fanáticos. Creen de verdad en el paraíso post-independencia. Toda ideología o sistema de creencias (que es el nacionalismo) se fundamenta en un concepto de lo sublime (que sería la imagen del bien o el paraíso terrenal o ultra-terrenal) y en otro de lo rechazable (mal-infierno-pecado). La crisis de las ideologías utópicas y de las religiones favorece que el nacionalismo separatista llene ese vacío. Estas personas reciben una oferta que calma la ansiedad que produce preguntarse cada día por el sentido de sus vidas (potencialmente no demasiado brillantes). Al mismo tiempo logran escapar de su propia responsabilidad en relación con su fracaso, mediocridad o insatisfacción. Toda la culpa de “sus problemas” sería del “demonio” (o “chivo expiatorio”), identificado con “los españolistas”, “la derecha (siempre) franquista” o más simplemente: “Madrid”. El rencor es la base de su existencia, lo que en realidad hace que la ansiedad que querían curar se multiplique. Nunca estarán satisfechos.

-Un tercer grupo que tarda más en incorporarse al proceso es el de los “charnegos separatistas-cooptados”. Ya he descrito el “síndrome” que sufren estas personas. Aunque es comprensible ceder a la tentación de “sentirse integrado” y salir de los complejos y presiones que sufren los “no-nacionalistas”, hay algo extraño en estos descendientes de otras regiones que se suman a un proyecto que trata de romper el país de sus padres, abuelos, bisabuelos. Una prueba de que es un sentimiento impostado es que se “sienten” obligados a mostrarse más radicales que los propios separatistas, tal vez conscientes de que nunca llegarán a ser miembros de pleno derecho del club independentista, que siempre serán conversos útiles “bajo sospecha”.

-Un último grupo residual sería los independentistas “pasivos-prácticos”. Los que se dejan llevar por la marea, por no discutir, perder amigos u simplemente oportunidades. No presentan una ideología concreta y no tienen nada claro que con la independencia vayan a vivir mejor, pero por pura supervivencia deciden vivir el presente, caer simpáticos a los que mandan (al menos mientras manden) y no tener problemas.

Pero el independentismo también ha ocasionado el surgimiento de un nueva tipología en el resto de España: el de los “ingenuos-masoquistas”, también llamados en términos caricaturescos “madrileños complacientes” (nombre que les puso el catedrático catalán José V. Rodriguez Mora). Serían ciudadanos que viven fuera de Cataluña que quieren ir de “guays” o “modernos”, el antídoto para no ser tomados por “carcas” o “intransigentes”, aunque la Constitución de 1978 supusiera ya la renuncia al centralismo francés. A tal fin consideran que deben “comprar” al menos parte del relato separatista, aunque ello suponga pasar por alto el sufrimiento de todos los catalanes y vascos que no se sienten nacionalistas y admitir la visión de la Historia de España que más daño nos hace: hemos sido muy malos (incluso genocidas) mientras los demás muy buenos (aunque nos hayan invadido), Cataluña sería una nación (aunque no haya figurado nunca como tal) mientras España pura entelequia..

Se piense lo que se piense, esta dimensión personal resulta un hecho fundamental del que debemos ser conscientes si queremos ser eficaces (y justos) a la hora de tratar de contrarrestar el relato y la narrativa que sirven de base a nacionalista disgregador. Todo ello, si se quiere revertir el fenómeno separatista, y no simplemente “conllevarlo” o someterse a él, claro.

El Supremo anula 12 artículos de la Ordenanza Lingüística de Lugo por excluir el castellano
La sentencia firme desestima el recurso del Consistorio, tras la demanda ganada por la asociación Hablamos Español.
E. E. elespanol 23 Febrero 2019

La asociación Hablamos Español ha ganado en el Tribunal Supremo su demanda contra la Ordenanza del Uso del Gallego en la Administración Municipal de Lugo. El Alto tribunal ha desestimado el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de la capital gallega contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, que había anulado varios artículos de la citada norma.

Este procedimiento se inició en 2012, cuando Galicia Bilingüe recurrió dicha ordenanza. Después de litigar durante cuatro años, la Sala de los Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Galicia anuló total o parcialmente 12 artículos en 2016 por ser contrarios a derecho.

Pero el Consistorio, "empeñado en seguir imponiendo el gallego" y excluyendo el castellano, según una nota informativa de la asociación, recurrió la sentencia ante el Tribunal Supremo. La sala no sólo ha dado la razón a la asociación pro libertad de elección de lengua, sino que condena al Ayuntamiento a pagar las costas del juicio.

Galicia Bilingüe se integró recientemente en la asociación nacional Hablamos Español, también presidida por la viguesa Gloria Lago.

La Ordenanza cuyos artículos han quedado anulados en sentencia firme fue aprobada por unanimidad por el gobierno de la Xunta de Alberto Núñez Feijóo, cuyo conselleiro de Educación la puso como modelo de excelencia.

"Desde Hablamos Español nos felicitamos por este primer triunfo en los tribunales de la libertad contra la imposición y que se haya sentado jurisprudencia", afirma la nota de la asociación. Apunta el texto que esta jurisprudencia operará en Galicia y "en otros lugares de España donde el español también está siendo excluido del ámbito oficial".

Así, tras esta sentencia, quedan sin efecto las medidas que permitían declarar el idioma gallego lengua oficial de un organismo público sin citar expresamente al castellano. En los plenos y reuniones no se podrá prohibir el español en los Ruegos y Preguntas. Además, la sentencia indica que la rotulación de dependencias y despachos municipales tiene que incluir el español.

Decreta, asimismo, el tribunal que no se podrá prohibir el uso del español a contratistas y proveedores de los ayuntamientos, y éstos no estarán obligados a usar el gallego para relacionarse con el Consistorio, ni en la rotulación de sus bienes y servicios, ni con los usuarios. La ordenanza establecía, y ha quedado anulado, que debía figurar en el pliego de condiciones un compromiso de uso, y que el Gabinete de Normalización Lingüística podía incluso revisar su calidad lingüística.

Así, según destaca el mismo comunicado, "los ciudadanos podrán recibir documentos también en castellano sin tener que pedirlos formalmente", y aquellos que surtan efecto fuera de Galicia "tendrán que ser enviados en español, sin hacer constar que son una traducción del gallego".

Los funcionarios no estarán obligados a hablar siempre en gallego con los ciudadanos. Los cargos electos podrán usar el español en sus intervenciones públicas. En las revistas municipales, campañas publicitarias, etc., habrá de usarse también el castellano. Finalmente, los rótulos y señalización de la red viaria municipal han de ser bilingües.

Otra de las medidas que destaca Hablamos español como una victoria es que las actividades deportivas, culturales, juveniles, o de cualquier otro tipo no tendrán que ser obligatoriamente en gallego para recibir subvenciones del Ayuntamiento.

La dictadura del catalán vacía La Masía del Barça de niños del resto de España
Iván Martín okdiario 23 Febrero 2019

El catalanismo que se respira en La Masía está provocando que muchos niños de fuera de Cataluña no quieran fichar por el Barcelona.

El catalanismo que se vive en Cataluña durante los últimos años ha vaciado La Masía de niños llegados desde otros puntos de España. Dentro del lugar formativo de la entidad azulgrana el catalán es el idioma dominante, algo que echa para atrás a muchos padres que no ven en el centro un entorno propicio para la integración de sus hijos.

Dentro de La Masía se habla en catalán. Los entrenadores, fisios y demás empleados no suelen usar el castellano, lo que provoca que los jóvenes que no dominan la lengua local tengan serias dificultades para poder comunicarse con sus compañeros y entrenadores. Por ello, muchos padres prefieren que sus hijos jueguen en otros clubes donde su adaptación sea más fácil a nivel comunicativo.

El Barcelona, para tratar de integrarlos, apunta a sus jóvenes a colegios donde se imparten las clases en catalán, una práctica muy habitual en Cataluña. Sin embargo, esto tampoco termina de convencer a muchos padres, ya que prefieren que sus hijos aprendan una lengua extranjera como puede ser el inglés.

El independentismo también influye
La situación política que se está viviendo en los últimos tiempos en Cataluña también genera rechazo en muchos padres. Los habituales episodios de tensión en las calles y la palpable inestabilidad institucional hacen que muchos familiares de las futuras estrellas se lo piensen dos veces a la hora de dejar a sus hijos en La Masía, sobre todo ante la posibilidad de fichar por otros clubes como el Real Madrid o el Atlético.

Esta situación está provocando que las categorías inferiores del Barcelona se estén quedando sin niños provenientes de otras zonas de España que no sea Cataluña. Actualmente, tener otro Iniesta en la cantera azulgrana se convierte en un milagro.

A pesar de esta circunstancia, el club no cambia su política y sigue apoyando a los independentistas abiertamente. Es habitual ver en los partidos que el Barcelona juega en el Camp Nou grandes pancartas con mensajes políticos permitidas por la entidad o declaraciones de sus representantes favorables a esta causa.

“Es un juicio injusto que se desarrolla en un marco procesal cuando el Barça ya pidió en su día que el conflicto se resolviese en el marco político”, aseguró Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, el día que comenzó el juicio del procés.


Recortes de Prensa   Página Inicial