AGLI Recortes de Prensa   Martes 26  Marzo 2019

El salto a la pesadilla
Todo voto es útil si evita la senda venezolana en España
Hermann Tertsch ABC

Tenía razón ayer Ignacio, mi vecino Ignacio Camacho, al advertir de que Podemos es una terrible amenaza que se incrementa por ser subestimada. Lo es por diversas razones. Por el espectacular deterioro de la imagen, política, personal y hasta física, de su líder Pablo Iglesias. Por las debilidades que hoy ya son de dominio público, de un partido siniestro pero frágil, tan fanático como vividor, mitad cheka soviética, mitad parranda golfa. Ya se conocen su ineptitud, su desunión, su frivolidad y su corrupción. Dan menos miedo. Ya se sabe que sus dirigentes son tan vulgares como la inmensa mayoría o más. También porque las cifras cantan. Los sondeos muestran una clara tendencia al desfondamiento. Que se confirma en las calles con los fiascos de convocatoria a lo largo del pasado año. Y que ha vuelto a quedar en clamorosa evidencia en el raquítico mitin del retorno del maltrecho profeta. Cuya frase más brillante en ese momento estelar ha sido: «Después de tres meses limpiando culos me siento más preparado para ser presidente».

El ridículo que hacen Iglesias y su consorte Montero cada vez que hablan de su nuevo estado como padres y propietarios en la casa de La Navata no debe ocultar la seriedad de la amenaza extrema para la democracia y unidad nacional. Este peligro del triunfo de una voluntad totalitaria llega bien disfrazada. Pedro Sánchez, usurpador desvergonzado del aparato del Estado, abusa a diario del mismo sin ningún escrúpulo. Con la servidumbre de los medios, públicos y privados, construye una fachada electoral de proyecto de gobierno moderado. Su pretensión de engaño llega a modular voz y gestos para ocultar la violencia interior que sacude a ese hombre tan poco sereno y equilibrado. E igual que tras sus sonrisas hay rabia, tras la fachada política de la moderación está el proyecto de cambio de régimen que Pablo Iglesias aspiró a encabezar. Sánchez le ha robado la cartera. Le ha quitado el programa y el mensaje, aliados, tiempos y votantes, todo. Hasta la energía física y la imagen dinámica y juvenil se la ha arrebatado Sánchez a un Iglesias avejentado, que parece haber compartido con sus hijos todos los biberones del trimestre. Sánchez le ha sorbido el alma. Sánchez es Iglesias con buena planta.

Lo inaudito es que sus adversarios políticos no han reaccionado aun. PP y Cs actúan como si aspiraran a gobernar en solitario. Y si no, llevarse bien cuatro años con el rival gobernante. No podrán ni lo uno ni lo otro. El Frente Popular bajo Sánchez/Iglesias llega para acabar con el régimen y la continuidad histórica de la nación española. Los tres partidos que defienden la Constitución, la unidad nacional y la Monarquía, PP, Cs y Vox, tienen la misión histórica de hacer frente a quienes -Sánchez no lo oculta- tienen su modelo en un Frente Popular que mataba a su oposición. Yerran quienes pretenden que un hipotético acuerdo con Cs evitaría la marcha de Sánchez contra la España constitucional y por el cambio de régimen. Con Europa inmersa en una vorágine de cambios, nadie espere ayuda exterior para defender instituciones, leyes y reglas democráticas. Estas serán un obstáculo para quienes, con Sánchez/Iglesias a la cabeza, destruirán la economía en meses y recurrirán pronto a medidas especiales para aumentar dependencias y reprimir las quejas. PP, Cs y Vox no deberían perder una frase ni instante en criticarse. Toda su campaña ha de centrarse en explicar a los españoles que si se dejan engañar por Sánchez/Iglesias, España dará un salto hacia la pesadilla que será de muy difícil retorno pacífico hacia la democracia y la libertad.

De aquí al reconocimiento de la soberanía de Gibraltar sólo hay un paso
OKDIARIO 26 Marzo 2019

La exclusiva que aporta hoy OKDIARIO confirma las peores sospechas en todo lo relacionado con la negociación que el Gobierno del presidente Sánchez ha mantenido con las autoridades británicas sobre Gibraltar. La revelación que realiza este periódico quizás sea la más grave de todas las aportadas hasta la fecha; y es que el reconocimiento de una “autoridad gibraltareña” contraviene incluso el Tratado de Utrecht mediante el cual el Peñón pasó a manos inglesas. En dicho acuerdo, se especifica que “si en algún tiempo a Gran Bretaña le pareciera conveniente dar, vender o enajenar la propiedad de esa plaza, se dará a España la primera opción”. En línea similar, casi tres siglos más tarde, en 1967, la Asamblea General de la ONU, formuló que la descolonización de Gibraltar tenía que hacerse mediante la negociación entre los gobiernos de España y del Reino Unido.

En cambio, el texto firmado por el presidente Sánchez in extremis con motivo del Brexit contraviene 300 años de política exterior española pues reconoce, hasta en cuatro ocasiones distintas, a unas “autoridades gibraltareñas” con capacidad negociadora sobre materias que requieren de soberanía. De esta forma, gracias a la cómplice aquiescencia del Ejecutivo socialista, el Gobierno de Gibraltar avanza hacia su gran objetivo multisecular: ser un territorio soberano, con plena autonomía, que ha subarrendado su política exterior a la metrópoli, Gran Bretaña, pero que al mismo tiempo mantiene una relación de tú a tú con España.

La fórmula que se emplea varias veces en el texto –recordamos: hasta un total de cuatro–, donde se acepta como ente negociador sobre el Peñón a las “autoridades gibraltareñas”, implica reconocer de facto el cuarteamiento, la disolución de la integridad territorial española, algo que ni el Tratado de Utrecht se atrevió a plantear. Verdaderamente, la firma de este Acuerdo Internacional tiene una trascendencia histórica, aunque en un sentido muy diferente del celebrado por el ministro Borrell. Si el presidente Sánchez ha sido capaz de firmar ésto, a nadie debería extrañarle de su permanente affaire político con los señores Torra y Puigdemont.

La jauría humana
El testimonio de los tenientes de la Guardia Civil evidenció el odio y la violencia de ciudadanos que se ampararon en el anonimato de la masa
Pedro García Cuartango ABC 26 Marzo 2019

Los dos tenientes de la Guardia Civil que declararon ayer en el Supremo bien podrían haber hecho suya la frase del sheriff Calder cuando la multud se agolpa para linchar al preso que ha escapado de la cárcel: «Estoy harto de vivir aquí, estoy harto de este trabajo».

La escena pertenece a «La jauría humana», la película dirigida por Arthur Penn y protagonizada por Marlon Brando, que encarna el papel del jefe de policía de un pueblo de Texas en el que la frustración de sus habitantes acaba en un intento de linchamiento de un inocente.

«La jauría humana» se estrenó en 1966 y fue un fracaso de taquilla porque la sociedad americana rechazó el brutal retrato de unas gentes embrutecidas por el alcohol y la lujuria que, de repente, encuentran un chivo expiatorio para dar rienda suelta a su frustración.

Los cientos de personas que se aglomeran para intentar tomarse la justicia por su mano son padres de familia ejemplares, vecinos que acuden a los oficios religiosos y que pertenecen a asociaciones cívicas. Esos seres de vida anodina se convierten en fanáticos cuando un puñado de hombres les inocula el virus de la venganza, tal como muestra la película.

La pregunta que surge de las declaraciones de los dos oficiales de la Guardia Civil es por qué esos miles de manifestantes, convocados por ANC y Omnium, se comportaron aquel 20 de septiembre como una jauría humana que amenazaba, insultaba y lanzaba objetos contra la comitiva judicial que estaba dentro de la consejería de Economía.

«Nos habrían machacado si hubieramos intentado salir», afirmó uno de los tenientes, que describió el clima de violencia que había en la calle. Este agente señaló que fue Jordi Sànchez el que daba las órdenes en el exterior del edificio hasta el punto de que aseguró que los manifestantes no permitirían la salida de los agentes uniformados ni del material incautado. Esta declaración incomodó visiblemente al líder de ANC, sentado detrás de su defensor, al que le formulaba continuos comentarios. En un determinado momento, Sànchez exclamó en catalán: «¡Hijo de puta!», según la radio catalana RAC1.

Una frase que expresa la tensión que se vivió en el Palacio de las Salesas con frecuentes sonrisas y movimientos de cabeza de los abogados, intentando restar credibilidad al testimonio de los dos tenientes. Pese a estos esfuerzos, resulta difícil dudar de las versiones de estos agentes, que coinciden con la declaración de Montserrat del Toro, la letrada que encabezaba la comitiva judicial, que resaltó que sintió verdadero pánico y que tuvo que coger una baja médica después de aquella jornada.
Frente al espejoQuienes se sientan en el banquillo se niegan a admitir el fanatismo intimidatorio de sus bases

Como en la película de Arthur Penn, las personas que se concentraron frente a la consejería eran padres de familia, ciudadanos ejemplares y vecinos implicados en el bienestar de su comunidad que se comportaron como energúmenos, en el seno de una masa incontrolada que llamaba «asesinos» a los agentes y que destrozó los vehículos de la Guardia Civil.

En aquel ambiente de fanatismo y de odio exacerbados, una chispa hubiera podido desencadenar una catástrofe porque, como muy bien escribe Elías Canetti, el individuo pierde su personalidad en la masa y se deja arrastrar por un movimiento irracional que se nutre de la energía que genera y se retroalimenta. Visto con perspectiva, lo grave de los sucesos de aquellos meses no fue la celebración de la consulta ni la declaración de independencia sino la dinámica que crearon esos líderes que llevó a esos ciudadanos aparentemente normales a sumirse en una estela de rencor e intolerancia.

Por eso, quienes se sientan en el banquillo admiten su responsabilidad en los actos políticos, aunque minimizan su trascendencia, pero niegan con vehemencia la incitación al odio y la violencia que han reflejado los testimonios en este juicio.

Fue Canetti el que dijo que en la masa desaparece el miedo a ser tocado porque en ella se disuelve la conciencia individual. Nada se entenderá de lo que sucedió en Cataluña sin leer a Canetti.

Abascal, ¿dónde vas?
Carlos Dávila okdiario 26 Marzo 2019

¿Alguien sabe qué opina Abascal sobre algo que no sea repartir armas “a gogó”, pedir, eso es fácil, la destitución del impúdico Tezanos? ¿Dónde está este hombre que se presenta, o le presentan, como el salvador de la Patria Española? No se aviene a entrevista alguna, no ofrece una Conferencia de Prensa que se pueda llamar como tal, no tiene una sola idea de cómo enfrentarse a la próxima crisis económica que ya viene, ya lo verán.

Ni siquiera desde su escondite, absolutamente incógnito, ofrece pista alguna de cómo va comportarse tras su triunfo por goleada -del que sus “hooligan” presumen por anticipado- el 28 de abril. Le basta con que esa tribu de fans que le presentan como la reencarnación de El Cid Campeador, aneguen las redes sociales avisando que la reconquista de España está cerca, sólo a un mes vista. Le sobra también con que la televisión gubernamental, más desvergonzada que nunca, le encarame día tras día en el podio principal de la derecha. Sánchez, esta pesadilla universal que aún nos gobierna, ha ordenado que VOX y su Abascal profético aparezcan todos los días en la pantalla pirateada por el gurucillo Iván Redondo, donde reinan los periodistas que hace unos meses se vestían de negro para denunciar la “manipulación” de Rajoy.

Hagan la prueba, lectores: pregunten a cualquiera que se confiese votante próximo de VOX qué propone el líder sobre las pensiones que dentro de nada ya no se podrán pagar, sobre las consecuencias de ese Brexit que también a nosotros nos va a conmover o, más al lado, qué piensa sobre Cataluña. ¿Acudirá como primera providencia al Parlamento para urgir a la toma militar del Principado? ¿Exigirá, más suavemente, la suspensión de la autonomía? ¿Alentará al próximo ministro del Interior a que aprese sin disculpa alguna a la pléyade de idiotas separatistas que controlan desde Barcelona a la Junquera bajando luego hasta el Delta del Ebro? Ese enfervorizado y presunto votante seguro que no tiene respuesta alguna para este tipo de preguntas. Es más tampoco guarda contestación cuando se le interroga sobre la cuestión nuclear que VOX se está dilucidando en estas elecciones y que no es otra que ésta: ¿dejarán que siga destrozando España el bárbaro que nos asola? ¿Le parece clave el derrocamiento democrático de este individuo? ¿Qué es más importante la expulsión de Sánchez o seguir ensayando la voladura del Partido Popular?

En la certeza que nadie responderá a estas cuestiones que significan el futuro de España, este cronista, con extraordinaria seriedad, va contestar por el mudo votante interpelado: a VOX y a su ejército de forofos que rodean al líder carismático, les trae por una higa que Sánchez gane las elecciones y, tras apoyarse en toda la bazofia parlamentaria de la censura, desde los independentistas, pasando por los soviéticos y terminando por los filoterroristas del repulsivo Bildu, continúe barrenando esa Nación española que VOX dice que es su pasión. Por una higa: su propósito (para eso ha nacido) es volar el maldito Partido Popular por corrupto, por blandito y por cobarde. Y si el PP se resiste, VOX no renunciará nunca a ser el enterrador de la mayor apuesta ideológica y política que haya hecho nunca el centro derecha en nuestro país. Nunca. Que no se engañe Casado: cualquier pacto, tipo Andalucía, que puedan acordar los “Abascales” será simplemente táctico. En el fondo trabajan como el más puro leninismo: horadar para luego, más pronto que tarde, quedarse con el plato y las tajadas.

Ese es el programa de Vox y Abascal y de sus acólitos (a alguno de los cuales mejor es no conocer). Por eso el jefe está recogido, no se le vaya a preguntar por ejemplo, qué hacia él en el PP más sucio de la Comunidad de Madrid cuando Granados y González se repartían el santo y la limosna. ¿Qué hacía? Pues lo mismo que ahora: callarse como un mudito. Está silente; ni está, ni se le espera. Encantado con que Sánchez le haga la campaña y le transmita que si él, Campeador de la Nueva España, no es invitado a cualquier debate, el Gobierno del PSOE boicoteará la reunión. Son aliados, por eso Sánchez le cuida a este neonato de la política nacional. Es su mecenas.

Periodistas o sepultureros
Nota del editor 26 Marzo 2019

Muchos periodistas se encargaron de enterrar UPyD con su pretensión de que se unieran a Ciudadanos, y aún no han pedido perdón.
El PP ha demostrado que es incapaz de hacer algo por España, ha desperdiciado todas las ocasiones puestas a su disposición de hacer y deshacer, no tiene remedio y por ello tiene que desaparecer.

Casado y el caos autonómico
EDITORIAL Libertad Digital 26 Marzo 2019

El líder del Partido Popular ha comenzado a desgranar algunas de las medidas económicas de mayor calado que se compromete a adoptar si llega a la Moncloa tras las elecciones del próximo 28 de abril. Ciertamente, en el ámbito de la economía, que incomprensiblemente parece relegado en esta precampaña, hay muchísimo que hacer, y más pronto que tarde, si no queremos que la próxima crisis sea tan funesta como la de 2008.

Tal vez las transformaciones más necesarias tengan que ver con la racionalización normativa del caótico Estado autonómico. Como ha recordado Pablo Casado, en España hay tantos regímenes como autonomías, con todo tipo de regulaciones que lastran la competitividad de las empresas, perjudican notablemente la movilidad laboral e imposibilitan directamente la unidad de mercado. Así las cosas, el líder popular se ha comprometido a elaborar una Ley de Armonización para que los creadores de riqueza puedan "operar en todo el territorio nacional, garantizando que una licencia en una autonomía sea válida en otra".

Casado dice estar dispuesto a meter mano en esa fuente inagotable de ineficiencias que es el marco normativo vigente, cuya reforma uniformizadora y liberalizadora mejoraría sustancialmente la competitividad de la economía nacional a medio y largo plazo.

Ahora bien, el caos normativo autonómico tiene otras consecuencias nefastas de tipo social que el Partido Popular debería igualmente tener muy en cuenta. Piénsese, sin ir más lejos, en la sanidad y la educación: no es lógico ni tolerable que haya 17 sistemas sanitarios y que un murciano tenga problemas para ser atendido en la vecina Almería; y no es lógico ni tolerable que un niño español no pueda estudiar en español porque así lo han dictado los liberticidas que manejan a su ominoso antojo el sistema educativo en Cataluña.

Tras cuarenta años de Estado de las Autonomías, es hora de acometer reformas audaces que pongan coto a los peores agravios e ineficiencias. Y no sólo ni principalmente en la economía.

A buenas horas mangas verdes
Nota del Editor 26 Marzo 2019

Las promesas electorales se deben incumplir, decía más o menos un profesional de la política con cinco trajes iguales. Así que tras tantos años de inoperancia del PP, ¿ quén en su sano juicio podría fiarse de estos tipejos ? Y encima promete más leyes, que son lo que se incumple (por los de siempre) en vez de derogarlas. Sus cuates han tenido montones de oportunidades de hacer algo y así estamos.

Objetivo prioritario: ganar a Sánchez
Cayetano González Libertad Digital 26 Marzo 2019

A escasos treinta y dos días para la celebración de las elecciones generales más trascendentales desde la Transición, la mayoría de las encuestas publicadas en los últimos días coinciden en que Sánchez podría seguir en la Presidencia del Gobierno, aunque para ello necesitaría contar con los mismos apoyos que tuvo para sacar adelante la moción de censura: Podemos, independentistas catalanes, nacionalistas vascos del PNV y los amigos de ETA. Y a buen seguro que, si necesita esos apoyos, los tendrá, porque a todos esos grupos les une un objetivo común: la demolición del régimen constitucional del 78 para dar paso a una España que nada tendría que ver con la que ahora conocemos.

El bloque del centro-derecha, o vamos a denominarlo también el bloque constitucionalista, puede, según esas mismas encuestas, tener más votos que el otro bloque, pero menos escaños en virtud de la famosa Ley d’Hondt, que en su momento fue adoptada para favorecer el bipartidismo pero que, ahora que el abanico se abre y hay un gran número de candidaturas con posibilidades reales de conseguir escaños en una circunscripción, castiga sobremanera al tercero, y no digamos al cuarto y al quinto, en las circunscripciones con menor número de escaños.

En una situación de extrema gravedad como la que se plantearía si Sánchez consiguiese permanecer cuatro años más en la Moncloa, parecería lógico que el objetivo prioritario del PP, Ciudadanos y Vox fuera impedir democráticamente que el actual líder del PSOE pudiera seguir en la Presidencia del Gobierno. Para ello tendrían que llegar a algún tipo de acuerdo preelectoral que aliviara ese efecto castigo de la Ley d’Hondt. Como el plazo de las coaliciones electorales ya ha pasado, la única posibilidad real que a día de hoy existe es que esos tres partidos se pongan de acuerdo para renunciar algunos de ellos, y según los lugares, a presentar candidaturas en esas circunscripciones pequeñas. Pero el sacrificio lo tendrían que hacer los tres, empezando por el más veterano de ese bloque, el PP; siguiendo por el que cree que ha llegado para regenerar la política, Ciudadanos, y acabando por el recién llegado al club con unas buenas expectativas electorales, es decir, Vox.

¿Será posible ese acuerdo de aquí a la víspera del día de las elecciones? No parece fácil, porque los intereses partidistas y los de los núcleos que rodean a los líderes de esas formaciones no suelen facilitar las cosas para ese tipo de entendimientos. Pero, de no hacer algo en esa dirección, lo que no deberían es cargar sobre los electores la responsabilidad de una decisión que tendrían que tomar ellos.

Si Sánchez consigue seguir cuatro años más en la Presidencia del Gobierno, entonces sí que se podría hacer realidad aquella famosa aseveración del ahora socialista crítico Alfonso Guerra: "A España no le va a conocer ni la madre que la parió". ¿Alguien duda de que, si sigue en la Moncloa, Sánchez hará las concesiones que sean necesarias a los independentistas catalanes, incluido el indulto a los políticos que están siendo actualmente juzgados en el Tribunal Supremo por intentar dar un golpe de Estado desde las Instituciones catalanas? Y, en ese contexto, ¿por qué no dar también satisfacción a las reivindicaciones independentistas que puedan llegar desde el País Vasco, Baleares o la Comunidad Valenciana?

El abismo que se abre con sólo pensar en la posibilidad que el actual presidente del Gobierno siga pilotando la nave de nuestra nación requiere el 28 de abril una gran movilización de los ciudadanos que quieren que España siga siendo España, y que los partidos que están en esa misma onda aparquen sus intereses partidistas y pongan por delante el interés superior, que no es otro que defender la unidad de España, la Constitución, la libertad y la igualdad.

Objetivo prioritario: votar a Vox
Nota del Editor 26 Marzo 2019

El PP y Ciudadanos han demostrado sobradamente lo que son capacez de jhacer y de dejar de hacer, así que no queda mas salida que votar a Vox. Los votantes ya somos mayorcitos, y espero y deseo que como en USA, demos una sonora lección ante tanta intoxicación para machacar a Vox y consiguientemente España.

Inteligencia y conciencia ante el 28-A
ANTONIO TORRES El Mundo 26 Marzo 2019

El autor considera obligado, en las circunstancias actuales, apoyar al candidato con mayores posibilidades de sumar una mayoría alternativa suficiente a Pedro Sánchez, para evitar que llegue de nuevo al poder

En los meses que ha ejercido como presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha puesto en evidencia hasta qué punto su falta de escrúpulos puede seguir causando un gravísimo deterioro a la unidad, la convivencia, el bienestar social y el progreso económico de España. Que pueda encaramarse de nuevo al poder, aliado con quienes quieren subvertir el orden constitucional español y romper la secular unidad de la nación, nos obliga a apoyar con nuestro voto al candidato con mayores posibilidades de sumar una mayoría alternativa suficiente. ¿Se trata de una apelación al voto útil, al voto del miedo? Categóricamente, no; se trata de una firme apelación al voto reflexivo, al voto responsable para elegir a quien nos gobernará durante cuatro años.

Para eso debemos ejercer los españoles un urgente despliegue de nuestra inteligencia y poner algo de orden en lo que Víctor Pérez-Díaz ha denominado "barullo sistémico" a la española, pensando especialmente en las futuras generaciones. El legítimo hastío por la pasada deriva ideológica de un partido que mintió, no es razón válida para dimitir de una reflexión seria, donde prime la inteligencia sobre la voluntad y los sentimientos. Nos guste o no, en estas elecciones no es posible castigar a Mariano Rajoy, y no es aceptable que en el intento imposible de hacerlo se termine castigando a España y premiando a sus enemigos.

Apelo a un ejercicio de la inteligencia sobre la voluntad porque a veces confundimos ambas facultades sin darnos cuenta. Incurrimos con frecuencia en la falacia derivada de un precario entendimiento sobre los alcances y límites del ejercicio de la libertad, que constituye una de las fuentes de mayor confusión en la vida de las personas, la sociedad, las instituciones y las organizaciones humanas, entre las que se encuentran los partidos políticos. La voluntad es libre en su toma de decisiones para tratar de satisfacer toda clase de deseos y sentimientos; pero la inteligencia no es libre, porque está condicionada por la verdad. Y la verdad no es otra cosa que la adecuación de nuestro pensamiento a los objetos y los hechos que conforman la realidad. Los datos, lo que sabemos.

Además, con frecuencia incurrimos también en otra falacia cuando apelamos a nuestra conciencia como última trinchera inexpugnable en la que podemos refugiarnos cuando nos sentimos incómodos con lo que nos dicen desde fuera. "Votaré en conciencia, y punto", se está convirtiendo en una forma habitual de zanjar el diálogo político en un cierto ambiente político conservador. Pero, de nuevo, se actúa erróneamente si se piensa que la conciencia es la fuente de la verdad y la justificación para cualquier acto de nuestra voluntad. Como escribió Benedicto XVI, "el hecho de que la conciencia alcanzada obligue en el momento de la acción no significa canonizar la subjetividad... Sé con absoluta seguridad que hay algún error en la teoría sobre la fuerza justificadora de la conciencia subjetiva. La negativa de la voluntad que impide el conocimiento es culpa".

La conciencia no establece la verdad, ni siquiera mi verdad cuando prescinde de la inteligencia. Es exclusivamente, y nada menos, la sede de la elección entre lo bueno y lo malo, lo moralmente correcto y lo incorrecto a la luz de la verdad. La palabra conciencia proviene del latín, cum scientia, y significa exactamente eso: con conocimiento. Las elecciones de nuestra conciencia y los actos de nuestra voluntad, deben pues hacerse con fidelidad a la verdad, esto es, a la realidad de esos datos y hechos que constituyen la realidad y que descubre nuestra inteligencia cuando no se niega a hacerlo. Por eso las pasiones como la rabia o la ira, las fobias, los prejuicios, los juicios de intenciones, los sentimientos en estado puro, los puros deseos, son siempre fuente de errores por parte de la voluntad cuando toma decisiones renunciando a la luz de la inteligencia.

En las actuales circunstancias políticas de España, es perentoria la exigencia moral de un voto reflexivo y responsable. Hoy menos que nunca podemos permitirnos el lujo de negar, ocultar o distorsionar las consecuencias de un voto que no responda a las exigencias de la inteligencia política. Unas consecuencias seguras, insoslayables, conforme indica la evolución de los datos aportados por la práctica totalidad de las empresas demoscópicas, tanto para poder evitar la continuidad de Pedro Sánchez en el Gobierno de la nación como para disponer de la necesaria mayoría absoluta en el Senado. Aludir al pasado de un partido que, en efecto, no todo lo hizo bien y frustró a muchos españoles que le habían votado, sin tener en cuenta los evidentes cambios que ha experimentado tanto en personas como en compromisos públicos, implica una renuncia a la inteligencia que daña la suerte de España y de todos los españoles. En otros procesos electorales autonómicos, municipales y europeo que están en puertas, se podría votar sin pensar si nuestro voto tendrá o no la perniciosa consecuencia de mantener a Pedro Sánchez en el poder, pero ahora no es posible.

Nadie cuenta con un pasado impoluto, ni las personas individualmente ni las organizaciones de tipo alguno, lideradas siempre por personas. La razón es muy sencilla: el ser humano ama la verdad y quiere hacer el bien, pero absolutamente nadie está exento de la posibilidad de pensar erróneamente muchas veces y de actuar moralmente mal otras tantas. Por eso repugna a la inteligencia y resulta moralmente reprobable juzgar las intenciones del prójimo adjudicándole errores ajenos y negándole la oportunidad de rectificación, ya sea a título individual o al mando de una organización. Las instituciones del tipo que sean, incluidos los partidos políticos, son meros instrumentos al servicio de la comunidad política, de la nación; lo que hagan o dejen de hacer en favor del bien común depende de sus dirigentes y especialmente de su voluntad de rectificar errores.

Todos nosotros tenemos en este momento una enorme responsabilidad moral con la suerte de nuestra nación y de Europa, y debemos actuar conforme a esa responsabilidad, anteponiendo España a todo lo demás, haciendo incluso lo que no nos gustaría tener que hacer si eso es lo que exige la inteligencia. De eso depende o no librar a España durante los próximos cuatro años del espectáculo bochornoso y de altísimo riesgo que hemos vivido desde que Pedro Sánchez se encaramó al poder, de la mano de quienes se limitan a cumplir deseos y satisfacer sentimientos por pura voluntad de rechazo a España y a sus propios vecinos. Son la expresión de una voluntad que no atiende a razones de tipo alguno, desprecia la realidad porque ha renunciado al ejercicio de la inteligencia. No podemos hacer lo mismo.

No soy sospechoso de haber aceptado cualquier cosa de nuestros partidos, ni de defender algún interés a toda costa por partidismo ciego. Yo mismo fundé un partido hace dos años ante la deriva ideológica del Partido Popular y la necesidad de refundar en España un conservadurismo realista, firme en sus convicciones y abierto a la necesaria conversación que ha de primar en la vida política democrática. Pero la sorpresiva llegada de Pedro Sánchez al poder y la aún más sorpresiva llegada de Pablo Casado a la presidencia del PP, con un mandato claro de renovación y regeneración de ese importante partido, que va avanzando en medio de circunstancias no siempre favorables, me obligó a pensar y a elegir lo que mi inteligencia y mi conciencia, alimentadas por datos objetivos, me señaló como lo correcto: la decisión de congelar las actividades. No fue fácil. Pero España debe estar siempre por encima de intereses partidistas y personales. Es una cuestión de patriotismo y de conciencia. Es decir, de inteligencia.

Antonio Torres es empresario y presidente de Red Madre.

Última oportunidad para votar a Vox

Nota del Editor 26 Marzo 2019

En estos recortes, acumulados ya un buen montón de años, queda constancia de gran cantidad de tropelías del PP y ciudadanos y por ellos, con el conocimiento adquirido, no queda más remedio que votar a Vox y hacar desaparecer al PP que nos ha traído hasta aquí. Y estos predicadores podrían fijarse un poquito en Galicia, donde el PP se ha demostrado alumno aventajado en cometer todo tipo de tropelías contra los español hablantes.

Imponer sentido común y raciocinio para reconstruir España
José María Gay de Liébana okdiario 26 Marzo 2019

Faltan unas pocas semanas para que los españoles voten. Las alternativas políticas se van configurando y quien más quien menos empieza a tener una idea más o menos clara, o no, sobre a qué formación votará. Probablemente, en esa intención de voto no solo interviene el programa de cada partido sino el protagonismo de sus líderes. La izquierda, algo revuelta, mantiene a sus máximos representantes, aunque algunos de ellos saltan de sus viejas naves para cambiar de barco. En la práctica, los discursos de unos y otros son similares. La derecha, por su parte, aparece como más definida, pero habrá que ver si es factible encajar piezas. El centro se presenta poco cubierto – si es que en realidad lo hay – y, según sea, es dable que se escore más a la derecha o, quién sabe, si hacia la izquierda.

Personalmente, uno, puede pasar olímpicamente de pugnas electorales y competencias políticas. Confianza en que unos u otros resuelvan los problemas que acucian a España, no tengo. Sin embargo, veo que el 28 de abril tiene todos los visos para ser una fecha clave porque se gesta un futuro político intrigante con nuestra suerte económica en juego. Y es acá donde la preocupación del ser escéptico se prodiga.

Porque España votará. por el lado de la izquierda, propuestas económicas concretadas en arremeter sin piedad contra nuestras empresas, que son la semilla económica del país y su motor, fustigando despiadadamente a los empresarios, sangrando a quienes con su esfuerzo salen adelante y obtienen unas rentas digamos que simplemente decorosas, subiendo impuestos y cotizaciones sociales hasta la extenuación y regando con dádivas a todo quisque a golpe de extracción tributaria sobre quienes suman en pro de España.

La izquierda apuesta fuertemente por políticas fiscales expansivas, con aumento a mansalva del gasto público, arrojando nuestras cuentas públicas a lo más profundo de los infiernos y precipitando a España al abismo de la bancarrota. ¡Qué viva la algarabía! Y tras la bulla, llegará la resaca y la amarga medicina que aplicar a una España en derrumbe…

La falta de responsabilidad financiera de la actual izquierda, la ligereza y frivolidad al abordar el gasto, las consecuencias tanto para nuestro déficit público como para la deuda pública de sus ínfulas populacheras y derrochonas, constituye un serio peligro para el futuro de España en varias claves: la fiscal, que se perdería por el sumidero de unas cañerías embozadas de boñiga deficitaria al punto de embozarse y empezar a inundar estancias propias y ajenas; la financiera, por cuanto la situación de España en lo tocante a sus guarismos públicos a la media o a la larga requeriría la intervención de organismos internacionales y España estaría condenada a sufrir las consecuencias y la penitencia que impondría la troika; la económica, en cuanto a la crisis que se cerniría sobre nuestro país y el ocaso empresarial en el que nos sumergiríamos con el agravante de que ante el páramo en que España se convertiría nuestros jóvenes con inquietudes tendrían que volar en busca de oportunidades allende nuestras fronteras al igual que profesionales y gente preparada. Un doloroso efecto migratorio empañaría terriblemente una España de sombras donde el sol apenas iluminaría nuestros ánimos.

Por el lado de la derecha política, se presenta, sobre el papel, otro credo económico, más liberal y reconfortante para las empresas y contribuyentes, en busca de la prosperidad, prometiendo revolución fiscal enmarcada en bajadas de impuestos qué, ojalá, se cumplan… Sin embargo, la oferta económica de la derecha, para ser consistente, ni mucho menos se ha de limitar a convertir España en un país cómodo y confortable para hacer negocios con capacidad de seducción para que acá radiquen empresas tanto nacionales como internacionales. Hay que cohesionar distintas propuestas de cariz económico y, sobre todo, imponer el sentido común y el raciocinio para reconstruir una España que gradualmente se deprime y pierde energía.

Tiempos, pues, de encrucijada, los actuales, plagados de vacilaciones económicas, para una España sin vacunar ante el virus de una nueva crisis y con la curva de tipos, los de interés, invertida, a modo de aviso para navegantes de que penetramos en zona de turbulencias…

El Vox que "asombra" a Bannon y que destruye a PP y Ciudadanos
Lo que no dice Bannon, y no se explicita suficientemente en nuestro país, es que Vox es un artefacto destructivo de la derecha democrática en España, sea la conservadora del PP, sea la liberal de Cs)
José Antonio Zarzalejos elconfidencial 26 Marzo 2019

Más importante que la asignación de escaños que todas las encuestas atribuyen generosamente a Vox, ha sido la entrevista con Steve Bannon, publicada ayer en el diario 'El País'. El que fuera estratega de Trump, Bolsonaro y Salvini, gurú del populismo de derechas en América e impulsor del que ya toma cuerpo en Europa, se refiere con claridad y elogio a Vox. Según el entrevistado, sus contactos con el partido de Abascal se remontan a 2017, y le augura un “resultado asombroso” porque ha logrado “colocar su producto” y su victoria consiste en haber “trasladado su conversación al resto de la derecha: partidos como Ciudadanos y PP hablan como ellos”.

Las declaraciones de Bannon, instalado en Roma para impulsar el populismo nacionalista en las próximas elecciones al Parlamento Europeo, han coincidido con varios sondeos electorales. Todos ofrecen un resultado importante a Vox. El 'tracking' de El Confidencial le atribuye 31 escaños; la encuesta de 'El País', publicada el domingo pasado, coincide: también 31 diputados, y la de ayer en 'ABC' lo catapulta hasta los 36. Pero, al margen de las concreciones, parece indiscutible que Vox va a irrumpir con fuerza en el Congreso de los Diputados y que no se trataría de una fuerza política meramente 'amateur' sino conectada —ahí están las declaraciones de Bannon— con el 'nacionalpopulismo' que parece seguir los criterios estratégicos del norteamericano.

Lo que no dice Bannon, y no se explicita tampoco suficientemente en nuestro país, es que Vox es un artefacto destructor de la derecha democrática en España, sea la conservadora del PP sea la liberal de Ciudadanos, cuyos dirigentes, como bien diagnostica el que fuera asesor de Trump, hablan como los del partido de Abascal. Ni Casado ni Rivera se han salvado de la quema. Ciudadanos no debió entrar en el Gobierno de Andalucía y tanto los naranjas como los populares despilfarraron parte de su crédito en la plaza de Colón. El cortoplacismo de los estrategas de ambos partidos ante Vox es tan alarmante como la posibilidad de que los unos y los otros queden absorbidos por su fundamentalismo.

El crecimiento de Vox trocea el espacio inicialmente disponible para el PP y Ciudadanos. Los buenos resultados que se auguran al partido de Abascal están objetivamente impidiendo una mayoría liberal conservadora. No solo: Vox moviliza a la izquierda, que muestra una tendencia sostenida a agrupar el voto en torno al PSOE, que podría alcanzar los 130 escaños (o más, incluso) e intentar así una fórmula de gobierno con los mermados efectivos de UP y la agrupación de otros partidos menores, excluyendo, incluso, a los independentistas catalanes.

¿Alguna solución? La única es que Ciudadanos logre un resultado —como, por ejemplo, el que le augura el 'tracking' de este diario— que sume con el PSOE mayoría absoluta. Un entendimiento —difícil pero no imposible— entre los liberales contaminados por Vox y los socialistas (que no están libres tampoco de contaminaciones ideológicas y tácticas peligrosas) y que propiciaría como resultado un carril central para la política española. Si esa suma no diese el resultado suficiente o la tirria entre Sánchez y Rivera fuera tan insuperable como ahora parece, es verosímil la hipótesis de unas segundas elecciones. De momento, las declaraciones del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, prefiriendo una eventual investidura de Sánchez con los votos de Ciudadanos sobre los de los independentistas ofrecen indicios de por dónde el PSOE está detectando una salida a un posible bloqueo en el Congreso, pese a que Adriana Lastra haya querido emborronar la claridad del responsable de Organización de su partido.

La incompetencia de sus dirigentes y las circunstancias socio-culturales y políticas podrían dejar en posición muy residual a Unidas Podemos, que recobró la presencia de un Iglesias 'conspiranoico' y con un discurso de baja calidad democrática al interpelar por su voto a la alcaldesa de Madrid y arremeter contra los medios de comunicación. Los morados, en el margen extremo izquierdo del espectro, han perdido peligrosidad para el sistema. No así Vox, que goza de una superioridad sobre la que tuvo en 2014 Podemos: en Europa, su modelo ideológico está al alza, cuenta con financiación y dispone de referentes fuertes como Orbán y Salvini. Y Bannon se ha encargado de uncir a los de Abascal al carro del 'nacionalpopulismo' estampando sobre sus siglas una etiqueta de calidad ideológica radical. Preocupante.

¡ Que alegría ! Al fín, Vox es el artefacto destructor del PP y Ciudadanos; y claro, también del PSOE.
Nota del Editor 26 Marzo 2019

Esta es la última oportunidad para España de quitarse de encima a todos los inútiles, traidores que nos han pastoreado en esta falsa democracia, prometiendo y haciendo lo contrario.

España en Europa
Pío Moa gaceta.es 26 Marzo 2019

Las entradas de este blog y algunas otras se reproducen en www.piomoa.es

*Inglaterra sigue siendo un país bastante serio. Votó contra la sumisión de su país a la cada vez más totalitaria burocracia de Bruselas. Cosa que lamentan enormemente los españoletes cosmopaletos.

*La confusión política en España es tan grande que muchos que se dicen patriotas desean fervientemente seguir sujetos a las mafias y gobiernos LGTBI de la UE.

*España dejó de ser un país serio y renunció a su soberanía cuando Leopoldo Calvo Sotelo anunció la apertura de la verja de Gibraltar y Felipe González la llevó a cabo. Se trataba de anular una histórica victoria diplomática de Franco, es decir, de España y exhibir un servilismo abyecto hacia la potencia que invade nuestro país.

*Es un error culpar a Inglaterra por la invasión de nuestro territorio. Londres defiende sus intereses. Son los infames gobiernos salidos de la transición quienes traicionan los de España. Los mismos gobiernos corruptos y financiadores de los separatismos.

*Cuando oigo a un político o periodista decir que hay que olvidar el pasado y mirar al futuro, ya sé que estoy ante un estafador o ante un memo. Ambas “élites” abundantísimas en la derecha.

*Pide Casado el “voto patriótico” para el PP, el partido que más ha fomentado y financiado los separatismos y sometido a España a la burocracia de Bruselas. Más incluso que el PSOE. El hombre no sabe lo que es vergüenza, o confía en que los españoles no tengan memoria, para volver a estafarlos.

***********
España en Europa

Las naciones europeas son muy peculiares unas con respecto a las otras, aunque compartan rasgos ideológicos muy amplios. Pero España tiene una posición especial, bien manifiesta en el siglo XX en relación con hechos tan definitorios y decisivos como las dos guerras mundiales, la segunda de las cuales determinó una decadencia europea a la que no se ve fin. España, Suiza y Suecia son las únicas naciones europeas que consiguieron mantenerse al margen de ellas. Pero España es además la única que se reconstruyó con sus propias fuerzas, sin deber nada ni a los ejércitos de Usa y de Stalin ni a las finanzas useñas. Casi el único, también, junto con Suecia y el Vaticano, que salvó a gran número de judíos del Holocausto (y sin tener ninguna obligación, pues la mayoría de los judíos era hostil a España, representada entonces por Franco). Y el único que tuvo que soportar (y derrotar finalmente) un aislamiento criminal por parte de las potencias vencedoras.

Estas características prácticamente únicas no son casuales y tendrían que dar lugar a estudio y debate, precisamente contra la ocurrencia orteguiana del problema y la solución. Por lo pronto dan a España una posición moral y política de gran superioridad sobre el resto. Ortega, en cambio, tenía cierta razón en su España invertebrada cuando señalaba la inanidad de sus clases dirigentes, aunque él, contra toda evidencia histórica, hacía llegar esa inanidad hasta el episodio, tan absurdamente magnificado, de los Comuneros. La miseria de las capas dirigentes españolas proviene más bien del siglo XVIII, muy acentuada en el XIX. En el franquismo ya fue otra cosa, hasta que en la transición cobró forma una nueva clase que recogía la peor tradición: la insignificancia intelectual y la indecencia moral.

Y es así como, otra peculiaridad de España, mientras el país puede ostentar la mencionada superioridad sobre casi todo el resto, sus oligarquías, que tan poco tienen de élites, se comportan en la tradición orteguiana, con corrupto ademán servil y mendicante hacia lo que llaman “Europa” y de la que tienen tan poca idea como de la propia España.

europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449Nueva historia de España: de la II guerra púnica al siglo XXI (Bolsillo (la Esfera))
*****************
Este sábado, en “Una hora con la Historia”, trataremos las similitudes y contrastres entre Franco, Mussolini y Hitler.

El sábado último hicimos la comparación con Churchill y Roosevelt: https://www.youtube.com/watch?v=1wynyIvLcaU

Una hora con la Historia es un programa diseñado directamente contra la tiránica ley de memoria histórica, la leyenda negra y otras tendencias culturales y políticas que atentan contra la libertad y socavan la nación española. Con motivo del cambio de emisora, el programa se encuentra en serias dificultades económicas, fácilmente subsanables si un número suficiente de sus seguidores aporta mensualmente una pequeña cantidad. Las aportaciones mayoritarias están entre 5 y 50 euros mensuales, pero en número excesivamente bajo, lo que hace difícil la subsistencia del programa, que requeriría 3.000 euros al mes para manejarse con cierta holgura, y casi nunca los ha conseguido. Si usted es consciente de que está contribuyendo involuntariamente, a través de sus impuestos, a la batalla cultural de izquierda y separatistas, podrá hacerlo también de manera voluntaria a este, tanto en lo económico como en su difusión en las redes. La cuenta para contribuir es: BBVA, “Tiempo de ideas”, ES09 0182 1364 3302 0154 3346

Europa
La justicia europea anula una oposición para la UE por discriminar al castellano
El fallo da la razón a España, que denunció que los formularios para ser conductor de la Eurocámara sólo estaban en inglés, francés y alemán.
Juan Sanhermelando. Bruselas ESP 26 Marzo 2019

Las instituciones de la Unión Europea deben garantizar la igualdad de trato en materia lingüística a la hora de escoger a su personal. Así lo ha dictaminado este martes el Tribunal de Justicia de Luxemburgo (TJUE), que anula un procedimiento de selección de conductores para la Eurocámara de 2016 por discriminar al castellano. La sentencia da la razón a España, que había pedido tumbar la oposición porque los formularios para acceder a estas plazas sólo estaban disponibles en inglés, francés y alemán.

Además, los candidatos a conductores debían tener un "profundo conocimiento" de una de las 24 lenguas oficiales de la UE como 'lengua 1' y un conocimiento satisfactorio del inglés, del francés o del alemán como 'lengua 2'. El Parlamento motivó esta limitación en la elección de la lengua 2 "en función del interés del servicio, que exige que los nuevos agentes sean operativos inmediatamente y puedan comunicar con eficacia en su trabajo cotidiano". Alegó además que estas tres lenguas son las más utilizadas en la institución.

En su sentencia de este martes, el TJUE resalta que el Estatuto de los Funcionarios "prohíbe toda discriminación, como la ejercida por razón de la lengua". No obstante, puede admitirse una diferencia de trato de este tipo siempre que responsa a las necesidades reales del servicio, que sea proporcionada a estas necesidades y esté motivada por criterios claros, objetivos y previsibles.

En el caso de la selección de conductores para el Parlamento Europeo, la sentencia destaca que en el formulario de inscripción no se aclaraba que podía rellenarse en cualquier lengua oficial de la UE. Al estar disponible únicamente en inglés, francés y alemán, "los candidatos podían razonablemente suponer que debía cumplimentarse obligatoriamente en una de esas tres lenguas". Ello supone una diferencia de trato por razón de la lengua que en principio está prohibida y la Eurocámara no ha demostrado la existencia de un objetivo legítimo que la justifique, según el TJUE.
Accidentada llegada de Letizia a Argentina: un traje que le queda grande y una hora encerrada
Isabel BouzaLos Reyes han aterrizado en la capital argentina en la madrugada de este lunes. Su viaje de Estado ha…

Lo mismo ocurre con la limitación de la 'lengua 2' únicamente al inglés, al francés y al alemán. Una restricción que según el Tribunal de Justicia no puede justificarse ni por el hecho de que los conductores deben ejercer sus tareas en ciudades francófonas o germanófonas (Bruselas, Estrasburgo o Luxemburgo) ni porque los eurodiputados "utilizan con mayor frecuencia el inglés".

"El Parlamento no ha demostrado por qué cada una de estas lenguas tiene una utilidad especial para el ejercicio de las funciones de que se trata, ni por qué esta elección no puede abarcar otras lenguas oficiales potencialmente pertinentes para dichas funciones", reza la sentencia.

"Mientras el Parlamento Europeo no haya adoptado normas internas sobre las modalidades de aplicación de su régimen lingüístico, no puede afirmarse que esas tres lenguas sean, necesariamente, las más útiles para realizar todas las funciones en dicha institución", concluye el Tribunal de Justicia.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La Ministra de Defensa ataca a VOX.
Vicente A. C. M.  Periodista Digital 26 Marzo 2019

LA MINISTRA DE DEFENSA, MARGARITA ROBLES, CRITICA QUE VOX INCLUYA COMO CANDIDATOS A EXMILITARES DE ALTA GRADUACIÓN.

La hipocresía de estos socialistas es infinita. Ahora resulta que los partidos políticos no pueden incluir en sus listas electorales a exmilitares que ya no están en activo y gozan, por fin, de todos los derechos como el resto de ciudadanos al poder presentarse en sufragios pasivos como candidatos en cualquier candidatura electoral, ya sea a nivel local, autonómico o nacional. En una entrevista concedida al diario EL MUNDO, la todavía Ministra de Defensa y exportavoz del Grupo socialista en el Congreso, la exjueza Margarita Robles, ahora se descuelga diciendo que “ningún partido puede tratar de identificarse con las Fuerzas Armadas de este país, ni tiene derecho a utilizarlas con fines partidistas. Las Fuerzas Armadas son de España y de los españoles, y se caracterizan por su neutralidad política. Están en el siglo XXI, no en el XIX. Son modernas, preparadas y tecnológicas”.

Esta indisimulada crítica a VOX por sus últimos “fichajes” de exmilitares de alta graduación para sus candidaturas, parece haber escocido al PSOE y resto de partidos de izquierda y extrema izquierda.Y también a muchos de los medios de comunicación públicos y privados, que, como suele ser habitual, tergiversan la información y descalifican a VOX por hacer lo mismo que el resto de los partidos lleva haciendo desde antes del comienzo de la democracia. Y no por eso se les acusó de identificarse con las FFAA, lo cual en sí mismo tampoco es que sea una deshonra, sino todo lo contrario por los valores que defienden y representan. Lo hipócrita es querer tener una memoria selectiva, porque, sin ir más lejos, el mismo PSOE, el partido al que Margarita Robles defiende de forma tan talibán, incluye en sus listas a una excomandante, Zaida Cantera. PODEMOS, tuvo su candidato mucho más mediático en la figura del exJEMAD el exgeneral del ejército del aire Julio José Rodríguez.

La neutralidad de las FFAA y el que sus componentes junto a policías y jueces en activo tengan prohibido formar parte de candidaturas políticas, no excluye el que existan asociaciones de todo tipo como la UMD de la que uno de sus representantes, el excomandante Juli Busquets fue Diputado socialista durante cuatro legislaturas. Otras asociaciones militares son: Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME); Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME); Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM) y Unión de Militares de Tropa (UMT). Por su parte la Guardia Civil, un cuerpo policial con carácter militar, tiene igualmente asociaciones “profesionales” entre otras: Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC); Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC); Asociación de la Escala de Suboficiales de la Guardia Civil Profesional ASES-GC; Asociación Independiente de Guardias Civiles (AIGC). Y el cuerpo de la Policía Nacional no se queda atrás con el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

Según lo anterior, esa exquisita neutralidad que proclama Margarita Robles queda en entredicho con esta lista interminable de asociaciones políticas disfrazadas de “profesionales”. Porque lo que no dice Margarita Robles es que una cosa es que mientras se está en activo no poder ser elegible en candidaturas políticas y otra cosa es que no puedan ser electores, es decir votar con los mismos derechos que el resto de los ciudadanos españoles. Así que todos los partidos de una u otra forma intentan atraer el voto de estos numerosos ciudadanos y ciudadanas, solo en las FFAA son unos 120.000 y en las FFYCCSE otros 235.000, incluyendo a personajes de relevancia en situación de reserva (previo permiso obligado de la superioridad, Ministerio de Interior o de Defensa) o de retiro, en cuyo caso no se precisa de ningún permiso especial. Y este es el caso de los candidatos que ha incluido VOX en sus listas electorales a las elecciones generales y a las locales.

La posición de Margarita Robles es claramente tendenciosa y falta a la verdad de forma premeditada o bien por tener una memoria algo “distraída” que le hace olvidar que su propio partido usa a figuras mediáticas exmilitares retirados o en reserva, como es el caso de la excomandante Zaida Cantero que adujo acoso sexual abandonando el Ejercito y escribiendo el libro “No, mi General”. Las declaraciones de Margarita Robles siguen en ese tono descalificatorio sobre si España está o no en peligro manifestado por los candidatos exmilitares de VOX, afirmando que: “No concibo que se pueda crear una situación de duda o inseguridad sobre la situación de España. Esas razones que expresan para incorporarse a la política no se corresponden con la realidad”. Aquí parece también no dar importancia al fracasado golpe de Estado perpetrado por el exGobierno y Parlamento de la Generalidad en el año 2017 y que los actuales dirigentes mantienen vivo en su constante desafío a la legalidad.

Prosigue en su entrevista atacando a aquellos que según ella intentan patrimonializar lo símbolos de España y a las FFAA diciendo que: “Estoy cansada de esa gente que trata de patrimonializar la idea de España, sus símbolos, el himno, la bandera o las Fuerzas Armadas. España es de todos y sus símbolos también. Quienes hacen eso y se autodenominan como patriotas son justamente todo lo contrario”. Pues nada, le animo a que lo difunda en el PSOE que en verdad no se caracteriza por lucir esas banderas y sí por otras como las Republicanas. Será por eso que tampoco persiguen a aquellos que violan esos símbolos de España cuando queman banderas, abuchean y pitan cuando suena el himno nacional español, o rompen en público ejemplares de la Constitución. Un PSOE que dice que España es un Estado plurinacional y propugna la Federación de esos Estados. Un PSOE que se apoya en los votos de proetarras de EH BILDU, y en los golpistas de ERC Y PDeCAT ¡Váyase usted al guano Sra. Robles! No tiene legitimidad moral para decir que quienes defienden a España no son patriotas. La que no es patriota es usted.

No es admisible el que afirme que “Vox tiene un discurso de retroceso claro en derechos y libertades”, cuando el PSOE que usted representa liderado por aquél que les traicionó en el Comité Federal poniendo una urna en bambalinas de forma obscena y artera. Porque ese que usted defiende, Pedro Sánchez, se dedica a eliminar la disidencia en un claro retroceso de democracia. O cuando se dedica a aprobar Decretos Ley ante la impotencia de poder usar el modo democrático del debate en el Congreso y el Senado de España. Eso sí que es un retroceso en derechos y libertades, además de un suicidio económico al elevar el déficit pactado con la UE del Estado. ¿Quién va a pagar esa factura de gastos que ustedes dejan para el siguiente Gobierno? ¿Qué derechos y libertades afirma usted que conculca VOX? Eso señora Robles es simplemente mentira y una difamación que como jueza en “excedencia” debe saber que es un delito. No hay nada peor que un juez metido en política y que luego, como Baltasar Garzón, retoma su puesto para impartir justicia. ¿Es eso neutralidad e imparcialidad, Sra. Robles?

Finalmente, no quiero dejar de mencionar una declaración que por su inquina y falsedad manifiesta merece un comentario aparte. Se refiere al cambio del régimen socialista en Andalucía gracias a la coalición PP – CIUDADANOS con el apoyo de VOX. Margarita Robles dice que: “Fotos como la de la Plaza de Colón son el pasado, tratan de dividir y de confrontar. El proyecto para España del PSOE es todo lo contrario, es un proyecto abierto, de diálogo, de diversidad y de concertación”. Así que para el PSOE el que alguien le cuestione su política de apaños con los nacionalistas vascos, proetarras de BILDU (herederos políticos y defensores de la ETA), y con los partidos golpistas catalanes ERC y PDeCAT, se le acusa de buscar el enfrentamiento del pasado, es decir de guerracivilista, aquella guerra civil donde el PSOE tuvo una vergonzosa y desgraciada intervención y que ahora persigue fantasmas del pasado con la obcecación de la exhumación de los restos de Francisco Franco. ¿Quiénes han sido y son los que han dividido y enfrentado a la sociedad española en Cataluña? Pues precisamente los socios de Gobierno del PSOE de Pedro Sánchez y la Sra. Robles. Como dice el comunicador Federico Jiménez Losantos “los pájaros disparando a las escopetas”. Y en el PSOE hay demasiados "pajaros".

Así que no acepto lecciones de quienes se han caracterizado precisamente por dividir y enfrentar a los españoles apoyando a partidos radicales o independentistas. Ni a ese mismo partido que fomenta la desmembración de España confundiendo plurinacionalidad con diversidad cultural. Lo que define a los pueblos como el español es haber mantenido durante siglos su Unidad. Un concepto que parece molestar a este PSOE de Pedro Sánchez que no se contenta con el sistema autonómico y quiere ir mucho más lejos. Y desde luego que, si sigue cediendo a las exigencias de los separatistas, conseguirá ir tan lejos como lo que pretenden los golpistas catalanes creando su República independiente de Cataluña.

¡¡¡VOTAR PSOE ES VOTAR A LOS GOLPISTAS Y ENEMIGOS DE ESPAÑA!!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!

El «procés» era un desfalco masivo
EDITORIAL ABC 26 Marzo 2019

El pleno del Tribunal de Cuentas tiene previsto aprobar el jueves un contundente informe en el que achacará responsabilidad contable por numerosas ilegalidades a la Generalitat durante el gobierno de Puigdemont y la etapa anterior. Sin embargo, lo más relevante será la previsible presentación posterior de una querella por parte de la Fiscalía al entender que ya en el ámbito penal, la Generalitat desvió ingentes cantidades de dinero público entre 2011 y 2017 para financiar el proceso independentista en lo referente a su «acción exterior». De hecho, el fiscal del Tribunal de Cuentas estima fundada la existencia de indicios de delitos de prevaricación, malversación, falsedad en documento público y contra las instituciones del Estado. En ese informe, al que ha tenido acceso ABC, consta que la Generalitat se gastó 421 millones en euros en «acción exterior» -publicidad, manipulación mediática, etcétera- en siete años, y que el objetivo final era declarar la independencia creando «estructuras de Estado» propias. Más aún, las llamadas «embajadas catalanas» dilapidaron «sin ningún control» -así lo sostiene el máximo órgano fiscalizador del Estado- hasta 27 millones de euros en la promoción del proceso separatista, de modo que las sucursales exteriores de la Generalitat reabiertas durante el mandato del Gobierno de Pedro Sánchez estarían bajo sospecha de una responsabilidad penal constatable.

El dictamen del Tribunal de Cuentas, en paralelo al proceso penal que sigue su curso en el Tribunal Supremo por rebeldía, revela que toda la estrategia supuestamente legal del independentismo, avalada por multitud de Gobiernos extranjeros, y asentada sobre las bases de la libertad, la democracia, el derecho a votar o a la autodeterminación, eran una auténtica farsa. La Generalitat dedicaba dinero público que debió servir para financiar hospitales, escuelas o pensiones a crear un entramado delictivo con la independencia como coartada. Y todo ello, planteando un pulso inédito al Estado, fracturando a la sociedad catalana, bloqueando el Parlament y mintiendo sistemáticamente. En su día, el Tribunal de Cuentas ya condenó a Artur Mas y a otros dirigentes de su Gobierno al pago de una multa superior a los cinco millones de euros por su responsabilidad contable en la consulta farsa del 9-N de 2014. Antecedentes hay para que este tipo de abusos no se repitan. Es evidente que el Gobierno de Cataluña ha metido la mano en la caja de todos los catalanes para diseñar un golpe de Estado y que, más allá de las responsabilidades penales que puedan derivarse de su actuación, tampoco debe salir gratis el desfalco de las cuentas públicas que han llevado a cabo. Dedicar, como ha detectado el Tribunal de Cuentas por ejemplo, catorce millones de euros en lujosos viajes para dar conferencias en el extranjero en favor del independentismo no es solo jurídicamente reprochable, es una ofensa a los catalanes.

El Govern manipula un informe para avalar su inmersión lingüística
La Consejería de Educación tiene como referencia un documento europeo a favor de fortalecer la lengua materna y el bilingüismo, y que aplaude la postura del Gobierno español ante idiomas cooficiales
María Jesús Cañizares CG 26 Marzo 2019

El Govern sostiene que el sistema educativo catalán es un modelo de éxito. Lo asegura en cada ocasión en la que filólogos, políticos, padres o asociaciones que defienden el bilingüismo cuestionan la inmersión, esto es, el uso del catalán como única lengua vehicular en las aulas en detrimento del castellano. ¿En qué se basa la Consejería de Educación para avalar esos logros? Pues en un informe europeo en los que, lejos de bendecir ese modelo lingüístico, defiende el fomento de la lengua materna y el bilingüismo. E incluso aplauden las acciones del Gobierno español --“represor”, según las tesis independentistas-- encaminadas a favorecer las lenguas cooficiales españolas.

Se trata de Final Report de High Level Group on Multilingualism, un informe de la Comisión Europea que data de 2007 y que el consejero de Educación Josep Bargalló invoca cuando se le piden explicaciones parlamentarias.

"La lengua que se habla en casa"
“Los alumnos catalanes tienen el mismo nivel de lengua castellana que la media del Estado y el modelo educativo catalán no tiene ninguna influencia para el aprendizaje de la lengua castellana del alumnado. Con datos de los informes PISA, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la lengua familiar, la que se habla en casa, no condiciona los aprendizajes del alumnado, y el modelo de inmersión lingüística no perjudica el aprendizaje del alumnado castellanohablante”, aseguró el consejero de Educación, Josep Bargalló, en el transcurso de la Comisión de Enseñanza celebrada en el Parlament. Una reflexión que el propio Bargalló ya había escrito en su propio blog.

La diputada de Ciudadanos, Sonia Sierra, reparó en ello y solicitó una copia de esos informes de la OCDE. En respuesta a esta petición, el departamento de Educación remitió a ese informe europeo, que puede leerse en este enlace, y en el que nada se dice sobre las bondades del modelo lingüístico educativo. Al contrario: los autores de este documento sientan las bases del multilingüismo en los estados miembros de la UE que, según indican, deben “alentar a las personas a ser más abiertas a las culturas y perspectivas de otras personas”, así como “mejorar las habilidades cognitivas y fortalecer las habilidades de la lengua materna”. Aplauden “con satisfacción los recientes movimientos realizados por el Gobierno español para mejorar, en el marco de la UE, la situación de lenguas regionales que gozan de estado oficial en España”.

El informe hace una reflexión genérica sobre “las escuelas bilingües en el País Vasco, Galicia, Cataluña y la Comunidad Valenciana, donde, durante décadas, permanecen en vigor sofisticados métodos de inmersión lingüística y programas especiales de formación docente”. Se trata de métodos, añaden los autores, que “deberían difundirse en toda la UE”.

A tenor de ese informe, Sonia Sierra se pregunta “qué medidas piensa tomar la Generalitat para mejorar las habilidades cognitivas y fortalecer las habilidades de la lengua materna mayoritaria en Cataluña”, como indica el informe. “Entendemos que si esos son los documentos de referencia del Govern, Bargalló tiene a España como modelo de buena gestión del multilingüismo así como el bilingüismo escolar que hay en otras comunidades, pues en ningún país del mundo se considera un centro bilingüe aquel que da dos o tres horas de una lengua”, añade la diputada de Cs, quien ha presentado una batería de preguntas parlamentarias al departamento de Enseñanza en este sentido.

En mayo de 2018, el Parlamento Europeo, a través de la presidenta de la Comisión de Peticiones, Cecilia Wilkström, envió una carta a la Consejería de Enseñanza para recordarle que, "según la sentencia 31/10 del Tribunal Constitucional, se considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán". La misiva fue enviada tras la comparecencia en la citada comisión de la presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe, Ana Losada, quien denunció la discriminación de los castellanohablantes en el sistema de inmersión de la educación catalana, en especial para los españoles que se trasladan a Cataluña desde otras Comunidades Autónomas.

BHL lleva a Barcelona la catarsis desenmascarando al "trío satánico": Iglesias, Abascal y Puigdemont
JAVIER DALE Barcelona ESP 26 Marzo 2019

El vuelo intelectual de Bernard-Henry Lévy anidó este lunes en Barcelona con un monólogo que es a la vez ensayo y una herida sobre la vieja, a veces oxidada y, hoy de nuevo, esperanzadora Europa. Y lo hizo en compañía de Albert Boadella, en lo que supuso el regreso del cómico a la escena de Cataluña tras catorce años de diáspora.

Looking for Europe, la pieza que este martes presentarán en Madrid BHL y el propio Boadella, rozó el lleno en el Teatro Coliseum, con un público que, en su mayoría, ya contaba los cincuenta, y entre el que se encontraban personalidades de la cultura y la economía catalana. También políticos: entre otros, Manuel Valls –recurrentemente mencionado en una obra que, dijo, refleja “la lucha por la verdad” que representa la carrera municipal por la alcaldía de Barcelona–, el alcaldable del PP Josep Bou y la también popular y candidata a las generales por Barcelona Cayetana Álvarez de Toledo.

Ante esa audiencia, Levy recorrió Europa de norte a sur, del mito a la realidad, del origen de la historia al futuro inminente. Y azotó, vaya si azotó, a los populismos y separatismos: de Órban a Salvini, de Marine Le Pen a Putin y –textualmente- “Baby Trump”, haciendo parada en el “trío satánico” que, afirma, forman Pablo Iglesias, Santiago Abascal y Carles Puigdemont. Un trío que, reflexionó, representa dos tipos de populismos que “no son como el colesterol: no hay uno bueno y uno malo”.

Lévy se duele de Europa
La obra –narrada en francés, español y, brevemente, en catalán– simula la preparación de una conferencia para EL ESPAÑOL en un hotel de Sarajevo, presentada por Salman Rushdie y encargada por el director de este diario, Pedro J. Ramírez, a quien BHL recuerda y agradece un reportaje de hace 40 años, a vueltas de la participación del escritor en el programa La Clave de TVE –“BHL, el que puso KO a Santiago Carrillo”, clama el autor sobre el escenario-. Y es en ese contexto, el de Sarajevo 25 años después de su asedio dentro de la Guerra de Bosnia, y más de un siglo después del asesinato de Francisco Fernando que dio origen a la Primera Guerra Mundial, en el que Levy saca su látigo y se duele de Europa.

Se duele y hace que el público se duela, tanto por el extenuante esfuerzo que es la obra en sí (“Una hora y media hablando seguido… Yo hablo quince minutos seguidos y me muero”, comentaban un grupo de espectadores a la salida del teatro), como por el recorrido por todas las llagas de Europa: desde las cuchillas de la valla de Ceuta a la impiedad con los inmigrantes en Lampedusa, del Holocausto al Brexit, de la Unión burocrática y sin rostro a la amenaza de Putin.

Los latigazos de Lévy se dejaron sentir en el público, quedo y expectante, y que se reservó la sonrisa para las intervenciones de Albert Boadella, la primera de ellas interrumpida por un minuto de ovación nada más pisar el escenario. El cómico (tal vez haciendo caso a su propio mandamiento, escrito en sus Memorias de un bufón: “Traicionar periódicamente a la patria”), interpreta al propietario del hotel en el que se aloja el escritor, un catalán separatista que interrumpe la reflexión de Levy con una fusta inane, de corto alcance y miras, pero definitivamente cómica.

El regreso de Albert Boadella a un escenario catalán tiene algo de mofa joglariana. Catorce años después de actuar en Cataluña por última vez, el cómico pisa las tablas en un Teatro Coliseum que fue el escenario de la salida, bajo protección, de la secretaria judicial que el 20 de septiembre de 2017 quedó sitiada en la Consellería de Vicepresidencia, Economía y Hacienda, uno de los hechos centrales del juicio al Procés. La Consellería comparte manzana con el teatro, y ambos edificios distan entre sí apenas unos pasos.

El lienzo de la extinción de Europa
No falta el “Cataluña no es España”, el “nos roban” o la “evidente visibilidad” de las diferencias entre catalanes y españoles, que la audiencia, propicia a ese tonalidad del humor, recibió con risas y más de un aplauso. Sobre todo cuando Lévy, al fin, se decide a definir con un casticismo -que también aplicó al Presidente de la Generalitat Quim Torra- la pequeñez del discurso del personaje en el contexto de una Europa sangrante ante otra de sus horas decisivas.

Quizá por ello al terminar la representación, que se acercó más a las dos horas que a la hora y media, el ambiente era muy distinto al de los minutos previos. La catarsis a través de la comedia es apenas un alivio dentro del tour de force –imposible enumerar todas las grandes mentes europeas que menciona– de Lévy. Y por eso el aplauso final fue más solemne que febril. Seguramente porque es difícil sonreír ante el claro lienzo –“La otra tentación”- que traza el escritor: la extinción de la idea de Europa.

Este lunes, por cierto, se cumplían 62 años de la firma de los Tratados de Roma, germinales para el nacimiento de la Unión Europea. Lévy no lo mencionó. Pero más allá de localismos, el contexto era ese, y no otro.

Miserables además de idiotas
Nota del Editor 26 Marzo 2019

Clasificar a Vox en el mismo sitio que los comunistas e independentistas es absolutamente miserable.

“Toda causa nacionalista se alimenta del odio al contrario”
Adolfo García Ortega publica «Una tumba en el aire», Premio Málaga de novela, en el que recrea con escrupulosa verisimilitud un triple asesinato de ETA, aún sin esclarecer.
Juan Beltrán. larazon 26 Marzo 2019

El 24 de marzo de 1973, tres jóvenes españoles, Humberto, Fernando y Jorge, cruzaron la frontera francesa para ir a Biarritz a ver «El último tango en París». De regreso pararon en una discoteca y esto desencadenó una serie de hechos fatales. Confundidos con policías por un grupo de etarras, fueron secuestrados, brutalmente torturados y asesinados. Nunca más se supo de ellos. Sus cuerpos jamás aparecieron. ETA no reconoció el crimen y el sumario se cerró pronto sin haberse investigado. El escritor Adolfo García Ortega ha reconstruido con escrupulosa verosimilitud este episodio en su novela «Una tumba en el aire» (Galaxia Gutenberg), que publica ahora cuando se cumplen 46 años de aquellos hechos, como homenaje y memoria ante su injusto olvido.

–¿Qué le atrajo de esta historia?
–Me hablaron del caso y enseguida me interesó el terrible juego del azar que interviene en esta historia, así como el hecho de que fuesen a ver una película de Bertolucci. Luego, sus vidas.

–¿Qué papel jugó el azar?
–La mecánica del azar es un factor de la vida, un elemento que me atrae y que aquí fue determinante. Estos chicos se encontraron en el momento justo en el lugar equivocado.

–El caso no está resuelto ni investigado, se habrá documentado mucho.
–Sí, el sumario aporta poco, es corto y estuvo mal instruido, se cerró muy pronto. Me metí a fondo, pero internet y las fuentes accesibles dejaban muchas lagunas, dudas de interpretación y líneas no investigadas. Me acerqué a las familias y a personas del contexto que pudieran tener alguna información relevante.

–¿Quiénes?
–Servicios secretos de ambos lados, policías, etarras, ex etarras y gente de la zona que visité varias veces para sacar mis propias conclusiones después de obtener datos que variaban la versión que históricamente se había mantenido.

–¿Habló con Mikel Lejarza, «Lobo»?
–Sí, varias veces, y me dio bastante información. A él cuenta «Peixoto», creyendo que era uno de los suyos, cómo lo hicieron, le cuenta cosas que solo pueden ser propias de un testigo presencial.

–¿Cree que se ha acercado a la verdad?
–Estoy convencido de que la versión de la investigación que es esta novela supone un 95% lo que pasó.

–La crueldad empleada fue inmensa.
–Algún etarra contó a otro, desconociendo que era un infiltrado, que lo hicieron con bastante saña, llegaron a sacarle un ojo con un destornillador, quizá desesperados por una información que no tenían, además del sentimiento de rencor, venganza y resentimiento a la policía y por la acción violenta que preside su causa, eran fanáticos que no veían al otro como un ser humano.

–¿Ha sido injusto su olvido?
–Estaban olvidados socialmente, pero no por las familias, la herida sigue abierta y es imposible cerrarla porque no van a aparecer los cuerpos. Es una doble muerte, de las víctimas y de ellos, que también mueren lentamente con el dolor de no poder enterrarlos.

–¿Qué papel puede jugar la literatura?
–La fuerza de rescatar estas historias y la toma de una postura moral, la posibilidad de dar una especie de segunda vida a los que ya no la tienen y restituir algo la memoria de quienes la perdieron de manera injusta y brusca.

–¿La novela les da vida?
–Sí, no solo cuenta lo atroz, es también una historia de juventud, amistad, de cariño, de promesas truncadas... les aporta una personalidad y una entidad y también muestra a los etarras como son. Estos chicos representaban la inocencia, el bien o la normalidad de cualquiera de nosotros; ellos, por una causa fanática y una voluntad de transformación excluyente, lo son del mal, cometen actos criminales con saña y eso los retrata personalmente, acaban siendo personas miserables.

–La familia habrá sido fundamental para construir su perfil psicológico.
–Les estoy muy agradecido, me ofrecieron sus memorias, sus recuerdos. Luego la literatura los acompasa al conjunto de la novela, porque no es una biografía ni un libro periodístico, hay aspectos de su psicología y personalidad que están subrayados y matizados para generar esa idea de amistad, de grupo y de fortaleza que tenían los tres.

–¿Ha percibido en los etarras que entrevistó algún asomo de arrepentimiento o de altura moral?
–Arrepentimiento, no; altura moral, tampoco. Son gente que ha fracasado totalmente y ahora intentan construir unas vidas eludiendo el peso total de su fracaso personal, político y social.

–¿Solo los unía la causa nacional vasca?
–Toda causa nacional se alimenta del odio al contrario, es la esencia del nacionalismo. Los terroristas están permanentemente generando discursos auto-justificativos para seguir en su lucha armada que siempre son de desprecio, odio y deshumanización del otro, del enemigo, del policía, del empresario... como si no fueran personas.


Recortes de Prensa   Página Inicial