AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 3 Abril 2019

Ortega Lara apela al voto necesario: “Nos estamos jugando España y el futuro de nuestros hijos”
OKDIARIO 3 Abril 2019

José Antonio Ortega Lara, fundador de VOX, ha afirmado de manera determinante que durante estas elecciones generales “ha llegado el momento de hablar menos del voto útil y de hablar más del voto ‘necesario’” porque, según ha indicado en un acto del partido en Logroño, “nos estamos jugando España y el futuro de nuestros hijos“. Ha indicado el dirigente, además, que “el voto a VOX es el más necesario de todos” porque es el de los “principios y las convicciones personales“, pese a que “a muchos se les llene la boca al hablar del voto útil, la única realidad es que muchos lo utilizan en su beneficio para transformarlo en el voto del miedo, de la coacción, de la corrupción, del engaño y la mentira”.

Por ello, argumenta Ortega Lara, “hay que votar a VOX, un partido que no nace pensando en cálculos electorales cortoplacistas sino en el largo plazo, sobre todo, por la peligrosa encrucijada en la que se encuentra hoy España y donde no vale mirar para otro lado. Hoy hay que mostrar compromiso y VOX lo va a hacer“. El exfuncionario de prisiones ha asegurado que en VOX “nos encontramos con muchas dificultades pero poco a poco las vamos superando” y, además ha aprovechado para sacar pecho sobre los méritos de su formación: “Habernos opuesto a la corrupción y centrar el debate social en temas ‘tabús’ sobre los que la izquierda había impuesto su opinión”.

En este sentido, ha continuado Ortega Lara, “nosotros también tenemos nuestra opinión pero nos hemos visto sometidos al acoso, al insulto, nos han agredido y hemos padecido de todo pero no nos van a parar porque lo que buscamos es corregir las malas prácticas que se han dado en las instituciones”. Con respecto al voto “necesario”, Ortega Lara ha explicado que VOX “es más que necesario para difundir la cultura de la vida desde la educación y, sobre todo, en los casos en los que uno no puede defenderse por sí mismo, es necesario para defender las libertades personales y para que no nos hagan tener un pensamiento único por la fuerza”.

Así, ha continuado, “VOX no está solo para reclamar derechos sino para exigir obligaciones y garantizar una convivencia pacífica y democrática. Nuestro partido es muy necesario para la defensa del derecho de propiedad frente a las ocupaciones ilegales o incluso en el caso de impuestos abusivos. Vox es necesario para garantizar la defensa de nuestras fronteras frente al fenómeno de la inmigración ilegal” y ha destacado, “la inmigración tiene que estar regulada en función de la capacidad de aceptación de nuestro país y de voluntad de integración de las personas inmigrantes”.

VOX es “indispensable para crear las condiciones que favorezcan nuevas inversiones y disminuyendo las trabas administrativas, para la reforma del modelo de estado territorial y para abordar la financiación”. En este sentido, ha indicado, “las vacaciones fiscales vascas causaron muchos problemas y vosotros como riojanos conocéis el distinto tratamiento en el tramo autonómico del IRPF o en los impuestos de donaciones y sucesiones, dos impuestos que deberían desaparecer”.

También ha abogado por una política del agua ya que “carecemos de un plan hidrológico nacional en condiciones que esté basado en la solidaridad territorial” y ha explicado que “tenemos una deuda pública que no vamos a poder pagar nosotros. Ésta es parte de la herencia envenenada que le vamos a dejar a nuestros hijos”.

En el acto en Riojaforum también ha tomado la palabra Daniel Soriano, presidente de la gestora provincial, quien ha ayudado a dar los primeros pasos en VOX La Rioja y quien ha destacado que “estamos aquí para defender un proyecto para España con valores y principios“. Por su parte, la candidata al Senado, Silvia Garrido, ha asegurado “que no estamos solos en esta lucha” y ha decidido dar este paso porque “tengo ganas de defender nuestra bandera, nuestra patria y nuestros ideales”.

La candidata ha explicado que “estoy en VOX porque hace años noté una necesidad al no estar a gusto en una sociedad en donde no podía decir lo que quería expresar, donde ningún político se atrevía a decir lo que quería decir y encontré en VOX algo diferente donde pude entrar con esa misma ilusión“. Ahora, “y después de mucho esfuerzo, estamos a un paso de conseguir algo muy importante”.

“Se me tacha de fascista, homófoba o machista” –ha asegurado– “pero no voy a consentir que a mis hijos le falten becas o ayudas ni voy a consentir que nadie me diga cómo educar moralmente a mis hijos y mucho menos que me lo impongan. Yo defiendo a la mujer pero con un feminismo real porque no tenemos una lucha contra el hombre, sino que hombre y mujer nos completementamos”.

Por su parte, el candidato al Congreso por La Rioja, Jorge Cutillas, ha indicado que “hoy comenzamos una batalla electoral” y ha recordado sus comienzos en VOX Rioja, en septiembre de 2015, “cuando me encargaron organizar una presentación formal en La Rioja. Hoy encabezo la lista al Congreso y, aunque nos dan caña desde que nacimos y tenemos enemigos políticos e incluso yo he sido objeto de ataques, nosotros no vamos a retroceder”.

“Tenemos un compromiso que nace de unas ideas claras, nítidas y necesarias para La Rioja y para nuestra patria” y entre ellas, ha indicado, “queremos recuperar competencias para el Estado porque en La Rioja lo sufrimos con el concierto económico vasco y navarro”.

“La Rioja tiene un empobrecimiento, una economía parada y hay que impulsar ese crecimiento. Necesitamos un plan riojano de infraestructuras y transportes y exigir el paso del ave por La Rioja”. Además se ha referido a la DOCa Rioja, “porque tenemos una de nuestras mejores denominaciones de origen de vino y tenemos que potenciarlo mucho más”. “Tenemos grandes industrias, queremos que crezca el turismo, tenemos mucho que decir, hacer y crecer y necesitamos políticos eficaces y eso lo ofrece VOX”, ha destacado.

Durante su intervención, también ha hablado de memoria histórica “pedimos su derogación” porque “aunque el PP prometió hacerlo, no lo ha hecho. Queremos una inmigración regulada y pedimos el cierre de las mezquitas fundamentalistas”.

Abascal se harta de los ataques de C’s: “Si no rectifican, los vamos a barrer políticamente”
OKDIARIO 3 Abril 2019

El presidente de VOX y candidato a la presidencia del Gobierno de España, Santiago Abascal, se ha hartado de los ataques que Ciudadanos les ha proferido en los últimos días. El líder ha advertido a los de Albert Rivera en un acto en Logroño: “Si no rectifican, los vamos a barrer políticamente”.

Este lunes, en una entrevista en Antena 3, el presidente de Ciudadanos aseguraba que durante esta campaña electoral no había que dar protagonismo al grupo “ultraconservador“, haciendo referencia a VOX, formación de la que consiguieron el apoyo junto con el PP para gobernar en Andalucía tras el 2-D. Rivera, en la misma intervención televisiva, cree que las propuestas de Abascal son legítimas, pero se muestra partidario de “no dar más protagonismo” a los que piden “pistolas” para que haya “tiroteos en los colegios” y a los que consideran “enfermos” a los homosexuales.

Unas afirmaciones que tuvieron respuesta inmediata por parte del dirigente de VOX a través de Twitter: “Tú sí que estás enfermo Carlos Alberto. Eres una mentira con patas. Ya sabemos que tus amos (Macron y Soros) te han ordenado atacarnos. Pero como solo se te ocurran esas mentiras tan burdas te van a echar. Que no sirves ni para difamar. Caricato“.

También Manuel Valls, exprimer ministro de Francia y aspirante a la Alcaldía de Barcelona, también ha arremetido contra la formación de Abascal en diversos medios de comunicación. Hace unos días Valles pidió a Pablo Casado, líder del PP, y a Rivera, que digan de forma “clara” antes del 28-A que “jamás” pactarán con VOX. Afirmaba, además, que los “valores” de un “partido liberal, progresista, europeísta” como Ciudadanos son “totalmente contrarios a los de VOX”, por lo que tiene que estar “en la trinchera” en defensa de los principios de la Constitución frente a la “extrema derecha“.

Este martes Abascal ha intervenido en un acto público en la ciudad riojana, en el que también ha tomado la palabra José Antonio Ortega Lara –quién ha sido ovacionado en varias ocasiones–, y los candidatos por La Rioja al Congreso y Senado, Jorge Cutillas y Silvia Garrido. Además, ha intervenido el presidente de la gestora provincial, Daniel Soriano.

Abascal, acompañado de Ortega Lara, Cutillas y Garrido, entre otros, ha descendido las escaleras de una abarrotado Palacio de Congresos y Auditorio de La Rioja, Riojafórum, al grito de “presidente, presidente”, mientras los presentes ondeaban banderas de España y de la formación de derechas. Ortega Lara, por su parte, ha afirmado que “ha llegado el momento de hablar menos del voto útil y de hablar más del voto ‘necesario'” porque “nos estamos jugando España y el futuro de nuestros hijos”.

En este sentido, ha indicado Ortega Lara, “el voto a VOX es el más necesario de todos” porque es el de los “principios y las convicciones personales“. A pesar de que “a muchos se les llene la boca al hablar del voto útil, la única realidad es que muchos lo utilizan en su beneficio para transformarlo en el voto del miedo, de la coacción, de la corrupción, del engaño y la mentira”.

Zapatero 2: Haz que pase
Sánchez acierta al elegir como lema electoral una cita de «Titanic»
Luis Ventoso ABC 3 Abril 2019

A los españoles nos aburre hablar de economía (hasta que vuelva el sudor frío y la prima de riesgo se convierta otra vez en desayuno diario de todos los tertulianos). Las cuentas públicas, vaya muermazo. Resulta mucho más ameno enredar con los huesos de Franco, la Guerra Civil, ¡que acabó hace 80 años!; el mal llamado «lenguaje inclusivo», las pistolas de autodefensa, o las perrerías y puyazos de los partidos.

Los economistas temen que enfilamos otra crisis. La industria europea anda de capa caída, con un pésimo dato este lunes en Alemania. La robotización, que volteará por completo el mercado de trabajo, está ya a las puertas. Pero en nuestra precampaña todo eso son fruselerías. Ayer se conoció el dato de paro de marzo. Las reformas laborales de Sánchez ya dan sus frutos: la peor cifra de creación de empleo en cinco años. Es cierto que la coyuntura global no ayuda, pero con el gran presidente progresista para todas y todos el PIB se ha desacelerado respecto a los últimos cuatro años del viejo Mariano, el maulas que en teoría no hacía nada. La productividad en la era Sánchez es la peor desde 1995. El déficit comercial, el mayor en siete años. Las ventas de coches, indicador clave del pulso del consumo, llevan siete meses en caída libre. ¿Y qué propone Sánchez ante el agobio en ciernes? Pues tirar la casa por la ventana -en un país con una deuda pública del 98% del PIB- y subir los impuestos para ayudar a desalentar a empresarios y consumidores. En su programa hay de todo y para todos, porque lo único importante es el poder, y cuando casque la caja ya vendrá algún Mariano a pringar con la minuta: gratuidad de las primeras matrículas universitarias, más becas, nuevas subidas del salario mínimo, pensiones a ritmo del IPC, permiso de paternidad de 16 semanas, «ingreso mínimo vital» contra la pobreza infantil, reducción del copago farmacéutico...

Ayer el PSOE presentó el lema electoral de Sánchez: «Haz que pase». Es atinado. Aunque tal vez le falten dos palabras: «Haz que pase: Zapatero 2». Vuelve el día de la marmota. Verbena de despilfarro cuando el mundo económico enciende las luces rojas. Campaña electoral sufragada con nuestros impuestos (los entrañables «viernes sociales»). Y palanganeos anticonstitucionales bajo cuerda con los separatistas, delatados por la incontinencia verbal del nacionalista Iceta.

Al conocer el lema «Haz que pase», Isabel Celaá, la ministra portavoz, hizo una valoración tan sincera como cándida: «Es muy bonito. Es de “Titanic”». En efecto, puro Titanic: el iceberg aparece de frente y el alegre capitán ordena avante toda.

Quedan flotando en el ambiente las dos dudas de cada día: 1.-¿Realmente ese 20% largo de votantes todavía indecisos le van a dar al final su voto a Sánchez? 2.-¿Asumirá o no el electorado conservador que debido a la Ley D’ Hondt quien con Abascal se acuesta con Sánchez, Iglesias y Torra se levanta? ¿Haremos que pase?

Dejemos de atacarnos entre nosotros; hay que echar a Sánchez
Liberal Enfurruñada pkdiario  3 Abril 2019

Casi nadie cree en las encuestas. Muchas de ellas no parecen profesionales sino que da la impresión de que ofrecen los resultados que desea el medio que les paga. La mayoría no realizan el mínimo de entrevistas ni la segmentación que serían necesarias para hacer un pronóstico aproximado. Pero también es posible que los españoles hayamos empezado a engañar a los encuestadores, hartos de que nos quieran manipular. Sea por un motivo o por otro, hace ya bastante tiempo que las encuestas no son capaces de predecir los resultados electorales, en los últimos comicios andaluces se vio con claridad. No obstante no hacen falta encuestas para prever que el hundimiento al que los marqueses de Galapagar han abocado a Podemos, junto a la fragmentación del voto en el centro y la derecha, aúpan a Pedro Sánchez a una más que probable victoria que sería un enorme desastre para España.

La izquierda se une alrededor del dr. Cum Fraude mientras que el centro y la derecha se dividen casi a partes iguales entre un Partido Popular al que Pablo Casado le ha lavado la cara con nuevos candidatos que intentan hacer olvidar los malos tiempos pasados, un Ciudadanos crecido por los votantes de centro izquierda asustados por la deriva independentista del PSOE y el partido de Santiago Abascal quien ha conseguido atraer a VOX a todos los que están hartos del discurso único socialdemócrata. La debacle de los de Pablo Iglesias, unida a la enorme maquinaria electoral en la que Sánchez ha convertido el Consejo de Ministros, parece que será suficiente para compensar la pérdida de votos que para el PSOE deberían suponer sus continuas cesiones ante el independentismo, el anuncio de indultos para los golpistas y el referéndum con el que pagará para mantenerse en el poder.

Las consecuencias de una eventual victoria socialista serían desastrosas. Económicamente a España le costaría superar otra brutal crisis de deuda como aquella en la que nos hundió Rodríguez Zapatero cuando torpemente pretendió evitar la crisis inmobiliaria mundial, mandando a 3 millones de españoles al paro. Los socialistas sólo saben gobernar con un enorme gasto público que sale de los bolsillos de la clase media trabajadora y de la de nuestros hijos. El PSOE se está gastando hoy lo que tendrán que devolver las próximas generaciones, que recibirán una herencia sobre hipotecada. Y aun siendo tan grave, lo peor que dejará Sánchez no será la hucha vacía. Como buen heredero de Zapatero, el candidato socialista pretende poner fin al régimen democrático del 78 avivando los odios de la Guerra Civil. Y para conseguirlo no dudará en ceder lo que le exijan los independentistas catalanes, los proetarras vascos y los amigos del tirano Nicolás Maduro.

A estas alturas podemos ya descartar que los líderes del centro y la derecha se vayan a poner de acuerdo para hacer las renuncias que a cada uno de ellos les corresponda y así lograr los pactos preelectorales que serían indispensables para arrebatarle a la izquierda ese puñado de escaños que pueden marcar la diferencia. Pero si ellos no lo hacen tendremos que ser los votantes los que demostremos nuestro patriotismo y nuestro compromiso con la libertad. Tenemos que dejar de atacarnos entre nosotros, basta ya de hablar de derechita cobarde, de veleta naranja ni de populistas, basta de insultos y descalificaciones. Critiquemos a los líderes de estos partidos constitucionalistas cuando se ataquen entre ellos. Todo nuestro empuje debe estar centrado este mes en evitar el mayor peligro al que nuestra democracia se ha enfrentado desde la Transición: hay que echar a Sánchez, hay que derrotarlo en las urnas.

¿ PP 2.0 ? No, gracias, hoy tampoco me fío. Seguré votando a Vox, cada día más indispensable.
Nota del Editor 3 Abril 2019

Pues eso, del PP no puedo fiarme y lo único decente que puede hacer es desaparecer. Han dado tantas muestras de incapacidad, inutilidad, corrupción, traición, etc. que su destino tiene que ser el olvido, y si es posible que antes levanten las alfombras. Todos los españoles tenemos la obligación de votar a Vox, los que piensen que tapándose la nariz y votando al PP van a conseguir que el PP arregle algo, tienen que echar un poco la vista atrás, razonar y votar.

El hecho y el contexto
El testimonio de un jefe de la Policía Nacional evidencia la manipulación independentista sobre la violencia de las Fuerzas de Seguridad el 1 de octubre
Pedro García Cuartango ABC 3 Abril 2019

Mientras se retiraban de Kuwait en enero de 1991, las fuerzas iraquíes incendiaron 700 pozos petrolíferos en una táctica de tierra quemada. Los medios de comunicación occidentales publicaron la foto de unos patos con sus plumas contaminadas. Con el tiempo se demostró que la imagen no había sido tomada en el lugar del conflicto. Pero aquella fotografía se convirtió en un icono de las consecuencias devastadoras del ataque de la coalición encabezada por EEUU sobre el medio ambiente. Poco importó que esa guerra hubiera sido provocada por la decisión de Sadam Husein de invadir el emirato y que la destrucción fuera efectuada por su ejército derrotado y en retirada.

Este ejemplo nos ayuda a ilustrar el poder de las imágenes que, en muchas ocasiones, transmiten un relato que poco o nada tiene que ver con la realidad. En este sentido, resulta mucho más fácil combatir la propaganda que deriva de un eslogan ingenioso que invalidar el impacto de una fotografía que se impone por su fuerza visual.

Muchos ciudadanos españoles leyeron las crónicas periodísticas o vieron imágenes por televisión grabadas durante la consulta del 1 de octubre. En todos esos documentos informativos se mostraba a las Fuerzas de Seguridad del Estado intentando entrar en los colegios electorales mediante métodos expeditivos y, a veces, violentos.

Pero lo que no nadie pudo ver fueron las grabaciones realizadas por la Policía Nacional en las que los manifestantes agredían a los agentes. Esas imágenes existen y serán exhibidas en el juicio en el Supremo. Pero el Gobierno renunció, por razones no explicadas, a difundir esos testimonios gráficos.

Los independentistas ganaron la batalla del relato, sobre todo, fuera de España, donde todavía persiste la idea de que hubo una actuación desproporcionada por parte del Estado. En un alarde de manipulación, los promotores de la consulta llegaron a hablar de más de 800 heridos por la brutalidad policial. Nadie sabe de donde sacaron la cifra.

Esta versión maniquea se ha derrumbado en el juicio con los testimonios de los agentes que han narrado las agresiones, las vejaciones y los insultos que sufrieron en las semanas anteriores y posteriores a la consulta.

Ayer compareció en el Supremo el jefe de la Brigada de Información de Barcelona, cuya declaración sirvió para contextualizar el caso de Roger Español, el manifestante que perdió la vista en un ojo a causa del disparo de una pelota de goma por la Policia Nacional en la escuela Ramón Lluch de Barcelona.

Lo que se ha contado sobre este hombre es absolutamente cierto y ha quedado constrastado que sufrió ese grave percance en aquella actuación de la Policía Nacional. Y ello resulta lamentable. Nunca se debería haber llegado a ese extremo.

Pero lo que el relato independentista ocultó es que en aquel incidente las Fuerzas de Seguridad del Estado fueron acorraladas y agredidas mediante el lanzamiento de objetos y vallas metálicas en ese centro educativo. Los agentes no podían salir y siete de ellos sufrieron lesiones.

Roger Español estaba en primera fila y, según ha quedado constancia gráfica, pegó una patada por la espalda a un policía, increpó y empujó a otros agentes y lanzó una valla metálica en su intento de impedir el cumplimiento de una orden judicial. En ese contexto, sufrió la perdida de la visión de un ojo, lo que no ha evitado que el Juzgado número 7 de Barcelona le haya abierto un procedimiento penal por estas agresiones.

El testimonio del jefe de la Policía Nacional y de sus subordinados pone en evidencia que la conducta de quienes habían tomado el colegio fue violenta e intimidatoria, No fueron víctímas de la brutalidad policial sino que la propiciaron y provocaron.

El hecho de que Roger Español resultara herido por una pelota de goma es incontrovertible, pero el contexto de lo que sucedió sugiere una interpretación totalmente distinta a la que han dado los independentistas. Este hombre no pasaba por allí ni tenía una actitud pasiva. Y ello no obsta para subrayar que no se merecía el daño irreparable que sufrió en aquella desdichada jornada.

El caso de Roger Español no es una anécdota porque revela las contradicciones de un discurso independentista que denuncia la paja en el ojo ajeno y se niega a ver la viga en el ojo propio.

Sea o no responsabilidad directa de los dirigentes que se sientan en el banquillo, las bases del independentismo adoptaron una actitud violenta para intimidar a quienes no compartían su proyecto. Ahí están los escraches, las amenazas, las vejaciones, los ataques a las sedes de los partidos y los tribunales y todo el repertorio de iniciativas que han quedado en evidencia en este proceso.

No es cierto, como han sostenido Cuixart y Romeva, que el independentismo se defendió contra el Estado con una estrategia de resistencia pasiva y pacífica. Un hecho aislado se puede manipular, pero no es posible ignorar el contexto para valorar lo que aconteció en Cataluña.

A cornadas contra la Nación
Cristian Campos elespanol 3 Abril 2019

Si España fuera Gotham, Carmen Calvo sería el Joker. Un villano nihilista y suicida sin otro objetivo que el caos. Un caos amargo y violento que no busca poder o riqueza, sino que ciudadanos, autoridades y héroes se muestren tal y como un cínico cree que son: monstruos como él, farsantes, impostores, criaturas deformes que simulan vivir en el paraíso mientras giran la vista frente a la podredumbre que les rodea. Un villano que "sólo quiere ver el mundo arder", como dice el mayordomo Alfred en un momento de El Caballero Oscuro.

Porque… ¿a santo de qué viene ahora Carmen Calvo y le endosa el mérito de la primera vuelta al mundo, la de Magallanes y Elcano, a Portugal, a la Península Ibérica, a Europa e incluso a la Humanidad en pleno con tal de que este no sea atribuido a España? ¿A santo de qué le encarga Calvo un desmentido que niegue cualquier traza de responsabilidad española en la empresa a alguien como José Álvarez Junco, ese capitán Ahab cuya carrera, obsesiva y churrigueresca hasta el esperpento, no ha tenido otro objetivo que demostrar que España no existe, que vivimos una mentira, que esto que vemos a nuestro alrededor no es una Nación, sino sólo un Matrix diseñado por cuatro fachas?

¿En qué país, en fin, el Gobierno dedica todos sus esfuerzos a negar no ya los mitos de la Nación, que tira que te vas, sino los mismos hechos históricos? Hechos innegables, documentados, tangibles, irrefutables. Y eso, a cambio de nada. Sin mayor beneficio electoral, sin mayor ganancia demoscópica. ¿Qué buscan en el empeño Carmen Calvo y Pedro Sánchez si todos aquellos que desean ver arder este país ya tienen otros bidones de gasolina a los que recurrir? Unidas Podemos, Ada Colau, Oriol Junqueras, Carles Puigdemont, el PNV, Arnaldo Otegi… Es decir los futuros socios del PSOE en ese Frente Popular que nos espera tras el 28 de abril.

¿Será simple ignorancia? Que Carmen Calvo, catedrática de Derecho Constitucional, no se haya leído la Constitución y crea, como lo cree el Newtral de Ana Pastor, que el artículo 14 de la Carta Magna no consagra la igualdad de hombres y mujeres parece probarlo. Pero no atribuyamos a la ignorancia lo que puede ser atribuido a la maldad: lo que ocurre es que el PSOE ha analizado ya (correctamente) cuál fue su error en 1936: intentar destruir la democracia sin haber destruido antes la Nación que la sustenta.

Y por eso Carmen Calvo no encarga informes que desmientan la Leyenda Negra, pero sí niega aquellas empresas de las que cualquier otra nación se sentiría orgullosa. O no pone pie en pared cuando un socialista francés viaja hasta Madrid para presentar sus respetos a un puñado de presos acusados de ejecutar un golpe de Estado contra la democracia española. O accede a humillar la testuz frente a cualquier cacique del botijo regional con tocado de plumas de gallina autóctona que le exige disculpas, o pleitesía, o el 19% del PIB, o el 6% del territorio regional, o el fin de la igualdad entre españoles, o vaya usted a saber qué otra sandez cuyo única respuesta posible sería la de "váyase usted a esparragar, y a paso ligero, caballero".

El reverso de ese proceso de demolición de la Nación en el que anda empeñado el PSOE es el escrupuloso respeto que demuestra el socialismo por las mentiras y los delitos de los nacionalismos periféricos. Ahí todo es apoyo, y comprensión, y propaganda, y financiación, y laissez faire. Que equivale a derribar a cornadas el Congreso de los Diputados para construir en su lugar un local de préstamos usureros regentado por Carles Puigdemont.

Me pregunto qué creen los votantes socialistas que ocurrirá después de que el PSOE triunfe en su experimento. ¿Qué creen que ocurrirá, en fin, cuando medio país vea demolido todo aquello que le une al otro medio?

El voto al Senado
Emilio Campmany Libertad Digital 3 Abril 2019

Si el problema más importante que tiene España es la sublevación blanda que contra el Estado mantiene la Generalidad, es crucial tener una mayoría suficiente en el Senado para poder hacerle frente legalmente.

Es tradicional quejarse de las listas cerradas. Sin embargo, el Senado se elige por listas abiertas y en ninguna convocatoria hay debate acerca de la conveniencia de votar, por encima del partido por el que se presenta cada cual, a Fulano o a Mengano. Podría atribuirse la indiferencia a la escasa importancia que la Cámara Baja tiene en nuestro sistema. Pero tal consideración, que podría haber valido para elecciones anteriores, no es cierta en éstas. Es bien sabido que la Constitución atribuye en exclusiva al Senado la función de aprobar o rechazar la intervención de una comunidad autónoma por parte del Gobierno, tal y como establece el artículo 155. Aquí, el Congreso de los Diputados no tiene nada que decir.

No obstante, la iniciativa siempre corresponde al Gobierno. De manera que, en la medida en que Sánchez tenga garantizado seguir en la Moncloa, el voto al Senado seguirá siendo tan irrelevante como siempre. No obstante, hay una probabilidad razonable de que el bloque de la derecha reúna una mayoría suficiente que le permita gobernar. Y ¿de qué le serviría al votante de derechas lograr el resultado ansiado si luego el Gobierno de coalición que se forme no puede aplicar el 155 porque no tiene mayoría en el Senado? Casado ya ha contestado a esta cuestión diciendo que le da igual, que puede conseguir un efecto similar mediante la aplicación de otras leyes. No parece que haya leyes suficientes para eso. Pero, aunque las hubiera, no sería el camino correcto, pues se trataría de un fraude de ley de libro. Recuérdese que se da tal cuando se obtiene, mediante la aplicación de una norma, el resultado prohibido por otra que es la que procede realmente aplicar. Una intervención de facto de una autonomía sin la aplicación del 155 es ilegal.

Así que, si el problema más importante que tiene España es la sublevación blanda que contra el Estado mantiene el Gobierno de la Generalidad de Cataluña, es crucial tener una mayoría suficiente en el Senado para poder hacerle frente legalmente. Hoy por hoy, siendo como es el PSOE el partido que será más votado, es imposible que el bloque de la derecha consiga esa necesaria mayoría. La única forma de lograrlo es que los tres partidos en liza, Ciudadanos, PP y Vox, aprovechando la feliz circunstancia de que en cada provincia los electores votamos a tres candidatos, obren de consuno, retiren a dos de sus tres personas propuestas y nos pidan que votemos a las tres que queden, una de cada uno de los tres partidos. No lo harán, por supuesto, y eso significará que a ninguno de ellos les importa tanto como dicen el desafío de los separatistas catalanes. A los electores nos falta coordinación para poder ponernos de acuerdo sobre los tres que habría que votar en cada provincia. Y así será como la derecha perderá la mayoría en el Senado y la posibilidad de aplicar el 155, aunque consiga formar Gobierno. Típico efecto perverso de la miopía y el egoísmo de los políticos españoles.

Lo que queda del franquismo

Pío Moa gaceta.es 3 Abril 2019

Nueva historia de España: de la II guerra púnica al siglo XXI (Bolsillo (la Esfera))europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

¿Cuándo cayó la II República? Ni el 1 de abril de 1939 ni el 18 de julio del 36, sino el 16 de febrero del 36. Llegaba gravemente herida por la insurrección socialista-separatista de octubre de 1934: https://www.youtube.com/watch?v=qQSH_svyens
*******************
Invito a dar máxima difusión a este texto:

Imperdonablemente, se me pasó ayer el aniversario de la gran victoria nacional en la guerra civil. Es curioso que tampoco recibiera en general la atención que merece, supongo que debido a que la leyenda de una guerra entre fascistas y demócratas ya pocos la sostienen tal cual, pese a seguir siendo siendo la base y fuente de numerosas medidas políticas actuales, de leyes totalitarias y de un democratismo tan falso como el del Frente Popular, con el que se identifican los actuales liberticidas y enemigos de la nación española. Unos cuantos puntos al respecto.

1. Franco no venció a ninguna democracia, sino a un régimen salido de unas elecciones fraudulentas, que destruyó la legalidad republicana (defendida por el propio Franco en octubre de 1934 frente al PSOE y separatistas) en un clima de terror y crímenes. Un régimen de marxistas y separatistas servido como auxiliares por republicanos de izquierda.

2. Franco logró esa victoria partiendo de una relación de fuerzas materialmente desesperada, que habría hecho tirar la toalla a casi cualquier otro militar o político. Y ganó con flexibilidad, sin perder ninguna batalla, con gran economía de sangre y dejando finalmente que los partidos del Frente Popular se matasen entre ellos para ocupar sin disparar un tiro la gran extensión que quedaba en manos rojas. Estos hechos lo convierten en uno de los mejores estrategas y tácticos del siglo XX en todo el mundo. Probablemente a ningún otro militar pueden atribuirse tales éxitos

3. Durante la guerra el crimen fue la tónica del Frente Popular, incluso entre sus propios componentes. Como lo fue la supeditación a Stalin (Franco nunca se supeditó a Hitler y Mussolini. Y por entonces Hitler no había emprendido su carrera genocida, al revés que el “protector” del bando rojo). Gracias a su enorme superioridad de partida y a la ayuda-dirección soviética, el Frente Popular se mantuvo cuando tenía la guerra perdida, alargando innecesariamente las víctimas y estragos, con el deseo de complicar a España en una guerra europea mucho más salvaje.

4. La victoria del bando nacional fue también una victoria para Europa, que de otro modo habría quedado atenazada por regímenes soviéticos al este y al oeste.

5. El Frente Popular ganó, no obstante, la batalla de la propaganda al presentarse como el bando de la democracia y ser reconocido como tal en gran parte del mundo y en la misma España. Esa victoria tuvo la consecuencia de que por muchos años la democracia fuera inviable en España, pues luego de aquella traumática experiencia nadie prácticamente la reclamaba… ¡a no ser los comunistas, única oposición real que tuvo el franquismo!

6. Gracias a su respaldo popular, el régimen franquista pudo evitar a España la guerra mundial, reconstruir el país con sus propias fuerzas sin deber nada a nadie –al contrario que el resto de Europa–, desafiar y vencer el criminal aislamiento impuesto por comunistas, demócratas y dictaduras varias, y desarrollar económica y socialmente el país como nunca antes o después.

Los Mitos Del Franquismo (Historia)La guerra civil y los problemas de la democracia en España (Nuevo Ensayo)

7. La decisión popular de una democratización desde y no contra el franquismo fue posteriormente traicionada por los políticos al identificar democracia con antifranquismo, como había hecho el Frente Popular. Ello ha impulsado una evolución política que ha llevado a una nueva alianza de izquierdas totalitarias y separatistas, con apoyo de una derecha miserable, hasta desembocar en una nueva destrucción de la legalidad, en el resurgimiento de odios del pasado y en el golpe de estado permanente.

8. Sin embargo cabe la esperanza de una rectificación sin llegar al enfrentamiento o la disgregación de España. Y esa esperanza se basa en lo que queda del franquismo. Pues lo que queda sigue teniendo enorme peso:

a) En primer lugar, una paz, la más prolongada en varios siglos, basada ante todo en la superación de los odios republicanos y en una reconciliación nacional que todavía no ha logrado quebrantar del todo el antifranquismo con su falsificación del pasado; y basada también en una prosperidad económica sostenida, aunque con grandes altibajos y paro excesivo desde la transición.

b) En segundo lugar queda la monarquía, también herencia del régimen anterior, y que mal que bien, quizá más mal que bien pero aún así, no ha dejado de representar un factor de estabilidad.

c) En tercer lugar queda la Iglesia, salvada del exterminio genocida por la victoria de Franco y que, si bien en crisis cada vez más profunda y llena de contradicciones, viene constituyendo un factor de estabilidad social y arraigo cultural.

d) Permanecen también numerosas leyes racional y cuidadosamente elaboradas entonces, en contraste con las nuevas de carácter liberticida, como las de memoria histórica y de género, con unos estatutos de autonomía de tendencia disgregadora, etc.

Estos factores de estabilidad, aunque socavados y en crisis, han impedido un derrumbe mayor…, que no obstante puede llegar si no se opera una reacción políticamente consciente y popularmente respaldada. Que ya parece en marcha. Porque la gran cuestión de la democracia, sin la cual no puede esta regenerarse, es justamente la cuestión del franquismo. Y creo que todas las personas que se sienten demócratas y patriotas deben celebrar abiertamente la fecha del 1 de abril todos los años.
****************


******************* Sección "bilingüe" ***********************

¡Emergencia Nacional! No le dejes pasar.
Vicente A. C. M. Periodista Digital  3 Abril 2019

EL PSOE PONE UNA FOTO GIGANTESCA DE PEDRO SÁNCHEZ EN FERRAZ CON EL LEMA DE CAMPAÑA “HAZ QUE PASE”.

No hay día que no tenga su afán en esta ya tediosa y larga precampaña electoral. La maldad de hoy viene otra vez de la mano del PSOE que ha descubierto el que será su lema de la campaña oficial a las elecciones generales. El cartel colgado en la sede central de la calle Ferraz en Madrid incluye una foto gigantesca del líder supremo, Pedro Sánchez, y un texto que dice “HAZ QUE PASE” Una frase escueta y directa con un verbo que tiene varias acepciones según el contexto de la conversación y que ha sido al segundo objeto de mofa y befa por los vigilantes de campaña de otros partidos, sacando el típico “meme” en las redes sociales, en las que añaden “y que no vuelva”. Porque si se analiza la ambigua frase se podría tratar desde una orden que se da a un tercero permitiendo el acceso de alguien a una determinada estancia (como si fuese una visita al médico), o bien un ruego (ya que no lleva los típicos signos de exclamación propios de una orden tajante), pero en el sentido de pedir a otro que algo suceda y se haga realidad. En este caso el hecho que el que escuha el mensaje ya conoce y entiende, el votarle para que sea de nuevo Presidente del Gobierno de España.

Hay quien habla de que en el PSOE se está haciendo un descarado culto al líder (como ya sucede en PODEMOS con Pablo Iglesias) y creo que no les falta razón. Otros empiezan a murmurar "por lo bajini" la gran influencia que está teniendo el nuevo “gurú” de presidencia, el joven sociólogo donostiarra Iván Redondo Bacaicoa (en euskera se escribiría Bakaikoa). Un hombre que ha trabajado como consultor y asesor de diferentes políticos del PP, entre los que están Antonio Basagoiti, Xabier García Albiol y José Antonio Monago y ahora es asesor de Presidencia de Pedro Sánchez. Un estratega que logró que los del PP que asesoró fracasaran. ¿No sería un caballo de Troya de la izquierda? El caso es que, al menos, este asesor consiguió que prosperase la moción de censura. Algo por otra parte nada extraño ni meritorio por las inmensas facilidades dadas por Mariano Rajoy y el PP, así como por la posición mercenaria del PNV que no tuvo empacho en cambiar de mecenas y ponerse del lado de quien se reafirma en reconocer una España plurinacional. Y solo faltaba el apoyo de los separatistas de EH BILDU y de los golpistas catalanes de ERC y PDeCAT para completar la obscena sesión.

El caso es que tampoco es difícil apostar ahora por quien va a saber aprovechar la caída en barrena de su socio UNIDOS PODEMOS con un Pablo Iglesias devaluado y cuestionado por la mayoría de las confluencias regionales. El retorno de votos de PODEMOS al PSOE es el efecto marea. Pero las encuestas desde luego solo indican una tendencia de que el PSOE volverá a superar los 100 escaños y se quedaría en el entorno de los 110 a 115, tras haber llegado al pozo de los actuales 85. Mucho menos probable es que ese efecto marea se produzca en los votos que huyeron a CIUDADANOS, a pesar de que su imagen de centro izquierda haya quedado perjudicada por el pacto en Andalucía con el PP y el apoyo de VOX, así como por esa foto inconveniente en la concentración de la plaza de Colón junto al PP y VOX. Por otro lado, el PP se verá seriamente castigado por su división tras la renuncia de Rajoy y puede quedar incluso por debajo de los 100 escaños dependiendo de esas circunscripciones de baja densidad de población que ahora están trabajándose duramente para evitar una catástrofe. Lo que nadie duda es que VOX ha venido para quedarse y será determinante como en Andalucía.

No hace falta ser muy espabilado para ver que España se radicaliza y que ni el PP ni el PSOE van a lograr mayorías absolutas. Ha aparecido por la derecha un nuevo activo, VOX, que compite con el PP al que le ha arrebatado el discurso de la derecha que no se avergüenza de serlo y que planta cara sin complejos a la izquierda populista, demagógica y ruinosa que es el actual PSOE de Pedro Sánchez. Su fuerza reside en no plegarse a las presiones de ese falso progresismo que no duda en aliarse con los enemigos de España, en los que de manera clara está integrado UNIDOS PODEMOS. El PP se ha convertido en un espectro de lo que fue en la época de José María Aznar y en todo lo contrario de lo que fue la Alianza Popular de Manuel Fraga. Un partido debe tener un ideario que sea sólido, estable,firme y claro en sus mensajes y que no se esconda y se sustituya por el pragmatismo, la desidia y la inanidad de una burocracia impersonal y anodina, como la llevada a cabo por Mariano Rajoy, donde se quiso tapar la corrupción, del mismo modo que la Iglesia ha estado haciendo con la pederastia.

Si se quiere convencer, lo primero es estar convencido uno mismo de aquello que propone a los demás. Solo así puede uno transmitir lo que los ciudadanos esperan: sinceridad y transparencia. Algo esencial para no defraudar a quienes solo se dejarán engañar una vez, a menos que su ceguera sectaria les impida ver la realidad. Cuando se defiende la Unidad de España y la Constitución, no se pueden poner paños calientes con aquellos que solo pretenden separarse e imponernos a todos sus exigencias. El error mayúsculo de esta democracia ha sido permitir en la primera ocasión que esos enemigos de España, que ya vienen de lejos, tuviesen la llave de la gobernabilidad. Y eso ha sido por culpa de los dos principales partidos a nivel nacional, PSOE y PP, que se han ido alternando en el Gobierno de la Nación. Nunca se comportaron con el sentido de Estado que requería el desafío secesionista y nacionalista. Al contrario, se les permitió usar sus escaso poder y que se desarrollase el cáncer del separatismo en las regiones de España donde gobernaban.

Ahora, Miquel Iceta, ese bailongo y dicharachero personaje del PSC, ha dicho la verdad de las intenciones de Pedro Sánchez y esa parte del PSOE que le apoya. Se ha puesto un límite de diez años para que se logre una mayoría sensible de ciudadanos catalanes favorables a la independencia, fijada en el 65% para que se realice un referéndum pactado y vinculante en esa autonomía, sin tener base legal para hacerlo porque no bastaría la mayoría absoluta, sino la aprobación de los dos tercios del Congreso. Y eso, por ahora se escapa a lo que el PSOE puede conseguir repitiendo el pacto de la vergüenza que obtuvo en la moción de censura e investidura de Pedro Sánchez. Una situación que debería avergonzar a muchos dirigentes y militantes del PSOE en este cambio de criterio que fue el que forzó la dimisión - cese de Pedro Sánchez por la Ejecutiva Federal.

Aún no pierdo la esperanza en el buen criterio de mis conciudadanos y que finalmente no den su apoyo a quien no solo nos lleva a la ruina económica, como ya hizo Zapatero, sino que además nos lleva a la destrucción como Nación vendiendo nuestra Soberanía a cambio de quedarse en el poder y con los despojos. Porque si se abre el melón de la independencia, los que ahora se contienen se pondrán en cola para apuntarse en una balcanización de España. Algo que es inadmisible en una UE que se debilitará y se verá quizás obligada a revertir lo conseguido, sin un final claro de mantener unido al grupo más adelantado de lo que se llamaba la Europa de las dos velocidades. Porque que nadie dude de que si España se desintegra, le seguirán países done el excepticismo ante la UE es ya casi mayoritario, como sucede en Italia que tiene una historia mucho más conflictiva como nación y sufre el mismo problema de la ingobernabilidad.

Prefiero que no suceda ese escenario y para ello lo imprescindible es que los socialistas que no comparten la deriva de sus actuales dirigentes, disfrazados ahora de moderados, no apoyen esa locura que nos lleva irremisiblemente al desastre. Hay que exigir que no se nos mienta a los ciudadanos, ni como hace Pedro Sánchez, ocultar sus intenciones sin mencionar en sus 110 puntos del programa de la “España que quieres” ni una sola vez a Cataluña y su desafío secesionista. Porque al menos yo no quiero esa España que se me ofrece por quienes solo pretenden ,como quería Pablo Iglesias, asaltar el poder y vneder lo que no les pertenece, nuestra Soberanía Nacional y la integridad territorial de España.

¡¡¡VOTAR PSOE ES VOTAR A LOS GOLPISTAS Y ENEMIGOS DE ESPAÑA!!!

¡¡NO TE DEJES ENGAÑAR!! ¡¡SI QUIERES A ESPAÑA NO LE DEJES PASAR!!

¡Que pasen si pueden y su conciencia se lo permite un buen día!

Seguimos financiando el golpe de Estado separatista
EDITORIAL Libertad Digital 3 Abril 2019

Aunque los lazos amarillos presentes en edificios públicos como demostración de rebelión contra el Estado de Derecho y solidaridad con unos golpistas presos –a los que abiertamente se ensalza como "presos políticos"– no sean meros "símbolo[s] partidista[s]" que vulneran la "neutralidad" de las instituciones en periodo electoral, bien está que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) admita a trámite la querella presentada por la Fiscalía –a instancias de la Junta Electoral Central– contra el presidente de la Generalidad, Quim Torra, "por un delito de desobediencia a resoluciones judiciales o a decisiones u órdenes de la autoridad superior, cometido por una autoridad o funcionario público". Lo que resulta una auténtica vergüenza es que el Estado siga financiando una Administración regional en rebeldía que sigue malversando fondos públicos por un importe mucho mayor que el que conlleva la fabricación y colocación de unos cuantos lazos amarillos.

No otra cosa es lo que el Gobierno del felón Pedro Sánchez permite al autorizar la adhesión de la Generalidad al Fondo de Facilidad Financiera (FFF), al que el execrable Torra pretende endosar un crédito por valor de 814 millones de euros.

Ya resultó una vergüenza que, desde 2012 –fecha de la creación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y del inicio oficial del proceso secesionista, entonces liderado por Artur Mas–, el Gobierno de Rajoy se dedicara, año tras año, a procurar un privilegiado auxilio financiero a una Administración en rebeldía que de otra forma no habría podido abordar los elevadísimos costes de su ilegal proceso secesionista, que van mucho más allá de los que supusieron los referéndums ilegales de 2014 y 2017. Con todo, no menos vergonzoso es que el Gobierno de Sánchez haya permitido que la Generalidad, tras su hipócrita desvinculación del FLA, haya permitido su adhesión al FFF, que establece condiciones y controles todavía más laxos y que estaba dirigido exclusivamente a las Administraciones que cumplieran con los objetivos de déficit y endeudamiento señalados.

La Administración golpista, que incumple sistemáticamente tanto los objetivos de déficit como los de deuda, argumenta arteramente que este crédito es para sufragar, fundamentalmente, "vencimientos de deuda" y el pago de salarios. Pero nada dice de con qué dinero pagó los gastos del Consejo Asesor para la Transición Nacional de Cataluña; o las nuevamente activas embajadas de Cataluña, destinadas a "internacionalizar el conflicto"; o las incrementadas partidas a la radiotelevisión pública catalana –justificadas en su día como servicio indispensable a la causa del procés–; o las no erradicadas "estructuras de Estado"; o, en general, toda la red de empresas, fundaciones y demás chiringuitos que tejen una red de intereses al servicio de la causa separatista. Es público y notario que todo este entramado no lo han sufragado los separatistas de su bolsillo, por lo que resulta irrelevante que lo fuese con fondos propios de la Generalidad, mediante el FLA o a través del más novedoso y laxo FFF. El hecho es que son agujeros tapados con dinero público que merecerían una investigación como la que se llevó con ocasión de los gastos de las consultas separatistas de 2014 y 2017.

En cualquier caso, sin una retractación pública por parte de Torra y demás ralea, que sea además verificable, respecto al ilegal proceso separatista, cualquier auxilio financiero de la Administración central a la Generalidad constituye un acto de complicidad con la malversación de fondos públicos que entraña el proceso secesionista. Es más: la no retractación pública debería ser ya razón más que suficiente para que, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, la Generalidad fuera intervenida indefinidamente.

Basta ya de permitir que quienes están comprometidos públicamente con la violación de las fronteras más valiosas de la Nación –aquellas que constituyen a España como Estado de Derecho– sigan estando al frente de una institución del Estado. Basta ya de que el Estado financie de forma decisiva, aunque sea de forma indirecta, lo que no es otra cosa que un persistente golpe de Estado.

El separatismo retrata a Sánchez
Editorial ABC 3 Abril 2019

La pretensión de Pedro Sánchez de revalidar una mayoría para su investidura en la que solo fueran suficientes los votos a favor de Podemos y del PNV tiene toda la lógica del mundo si lo que intenta es ofrecer una imagen de distanciamiento con el separatismo catalán. El PSOE es consciente de que cualquier asociación entre Sánchez y ERC o el PDECat es tóxica para sus intereses, tal y como se demostró en los comicios de Andalucía, donde más de 400.000 votantes socialistas cambiaron su voto o se abstuvieron. Sánchez asume que su imagen de cesión humillante al independentismo durante nueve meses fue perjudicial. Por eso ahora se empeña en hacer piruetas con una sobreactuada ostentación de españolismo. Pero todo es mercadotecnia política. Todo es una impostura electoralista para tratar de convencer a una parte sustancial de su electorado de que no está negociando bajo la mesa con la unidad de España. A día de hoy parece difícil que una hipotética investidura de Sánchez pueda sumar solo con un Podemos en barrena y con el PNV, que por cierto también ha vuelto a desempolvar sus eternas exigencias de autodeterminación. Una vez más Sánchez dice una cosa para hacer la contraria. Sencillamente, aparenta desdeñar al separatismo catalán marcando distancias, pero es absurdo e irreal pensar que no volverá a cortejarlo si lo necesita con tal de volver a ser presidente del Gobierno.

En su tradicional carrusel de confusión, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, negó ayer que, como él mismo había afirmado la víspera, Sánchez aceptara en sus reuniones con Torra la idea de que la única salida al conflicto pasa «por una solución validada democráticamente por los ciudadanos de Cataluña». «Y lo saben tanto -añadió- que el otro día se le escapó a Iceta». En efecto, Iceta propuso «encauzar» las reivindicaciones del separatismo a través de un referéndum si se lograba convencer al 65 por ciento de los catalanes. Sin duda, el PSC es rehén de la estrategia iniciada por ERC para «ampliar la base» del independentismo y para forzar así al Gobierno a ceder. Sánchez ya ha dicho en varias ocasiones que la solución de la cuestión catalana pasa «por una votación». Pero siempre fue deliberadamente confuso para no aclarar si en esa votación deben participar todos los españoles o no, si sería un referéndum de autodeterminación consentido por el Gobierno central solo para votantes catalanes, o si aludía a la votación de un nuevo Estatuto.

Sánchez no sabe lo que quiere. O sí, y lo oculta porque su plan pasa por poner la unidad de España en almoneda con tal de repetir en La Moncloa. Ni el PSOE ni el PSC engañan ya a nadie. No en vano, Iceta llegó a defender abiertamente en su programa electoral el «derecho a decidir». Si Sánchez necesita volver a humillarse ante ERC y PDECat lo hará. Blanco y en botella.

Testigos de la violencia del 1-O
Editorial El Mundo 3 Abril 2019

A medida que avanza el juicio cunde la preocupación en las defensas de los acusados. No es para menos. El metódico esclarecimiento de los hechos a través del testimonio de los testigos está talando la enredadera de mentiras con que el separatismo trató de camuflar la responsabilidad de unos dirigentes muy concretos en el asalto al orden constitucional de otoño de 2017. Cada día aparece más clara la compleja trama que desde el Govern hasta los Mossos d'Esquadra y desde el tejido asociativo independentista hasta la cooperación necesaria de algunos empresarios se coordinó para desbordar la ley a despecho de la unidad territorial, la soberanía nacional y la igualdad de todos los españoles. Para ello, hubieron de incurrir en actos de violencia activa y pasiva que fundamentan la grave acusación de rebelión y que, en número de varios centenares según el sumario, están siendo desglosados ante el Tribunal Supremo.

En este sentido, la declaración ayer del comisario de la Policía Nacional responsable de la Brigada de Información de Barcelona durante el 1-O resultó especialmente significativa. Pues no solo denunció la pasividad de los Mossos, que desobedecieron conscientemente la orden judicial de impedir el referéndum, sino la oposición abierta que la policía autonómica catalana planteó para obstaculizar la labor de la Policía Nacional y la Guardia Civil. El comisario refirió casos de una deslealtad indignante: seguimientos de mossos a coches policiales, contraespionaje -el testigo cifró en 271 los comunicados en los que los mossos informaron de la ubicación de unidades de Policía solo en Barcelona-, omisión de auxilio cuando los agentes nacionales pedían refuerzos e incluso cobertura directa de las votaciones en los centros en lugar de su clausura. La traición de la cúpula comandada por el mayor Trapero a las órdenes recibidas, a su misión constitucional y a sus propios compañeros de servicio fue deliberada y exige justicia.

Los testigos policiales describen el ambiente vivido en aquella ominosa jornada como "prerrevolucionario". Según uno de los mandos, en el centro Ramon Llull de Barcelona hubo siete policías heridos: recibieron golpes y patadas y les lanzaron objetos, incluidas vallas. El saldo del 1-O para las Fuerzas de Seguridad fue de 72 agentes lesionados. De lo que se infiere la evidencia de una subversión violenta del orden legal que complica mucho el objetivo de las defensas de negar la rebelión.

A esto se suma la sentencia del Constitucional, que certifica que el Parlament vulneró los derechos políticos de Cs al tramitar la ley del referéndum, y la imputación de Torra por desobedecer a la Junta Electoral. Si en el Supremo se dirimen responsabilidades por lo consumado, en la Generalitat perdura una rebeldía que vuelve imposible la convivencia y reclama un cambio de timón en Moncloa para garantizar la libertad e igualdad de todos los catalanes.

El apoyo de Bildu es contra España
 larazon 3 Abril 2019

El coordinador general de Bildu, Arnaldo Otegi, anunció ayer que la representante de su formación en el Diputación Permanente de las Cortes, Marian Beitialarrangoitia, votará a favor de la convalidación de los reales decretos del Gobierno. A nadie se escapa que se trata de un voto decisivo, el «número 33», por el que los representantes del PSOE venían pugnando en negociaciones que pretendían discretas, pero a las que, ayer, el antiguo jefe etarra dio carta de naturaleza. Es más, la diputada vasca se jactó de que las últimas 48 horas había recibido «un sinfín de llamadas del partido del Gobierno» preguntándoles qué iban a hacer. La decisión de los proetarras no sólo permite constatar que se mantiene el acuerdo político entre el PSOE y los nacionalistas que hicieron posible la moción de censura, sino que a la izquierda radical independentista vasca parece convenirle que el actual presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, pueda presentar en la campaña electoral las bazas de sus llamados «viernes sociales», en la suposición, cuando menos arriesgada, de que le permitirán ganar las elecciones el próximo 28 de abril. O dicho de otra forma, que resulta mucho más inquietante, que a los herederos directos del grupo terrorista que con más violencia, saña y falta de humanidad intentó destruir la unidad de España y su democracia, objetivos a los que no han renunciado en absoluto, les interesa que el próximo presidente del Gobierno vuelva a ser un Pedro Sánchez que dependa de sus votos.

Otegi lo reconoce paladinamente, cuando afirma que desde la izquierda nacionalista se trata de frenar a la derecha y, al mismo tiempo, de mantener la firme defensa de la soberanía nacional del pueblo vasco». Por supuesto, la misma Bildu tiene que admitir que, desde el punto de vista de los postulados de izquierda radical que representa, los decretos sujetos a la convalidación parlamentaria se quedan cortos e, incluso, insinúa que podrían apoyar su tramitación como proyecto de Ley si algún grupo parlamentario lo pide, porque les gustaría introducir algunos cambios en clave de autogobierno. Nada que pueda sorprendernos. La mayoría de los decretos en cuestión, como los que se refieren al mercado del alquiler o al control de horarios laborales, se quedan a medio camino de la estatalización de la vida ciudadana, que es lo que impregna la ideología de Bildu, y no tienen otra virtud que la de tirar de la barra libre del gasto público a la mayor gloria de la propaganda electoral socialista. Pero los proetarras, como los separatistas catalanes, no tiene mucho margen de maniobra, al menos, en el corto plazo.

Una victoria de las formaciones de centroderecha en los próximos comicios, con una mayoría parlamentaria estable, significaría el final de las especulaciones sobre los posibles indultos a los responsables del golpe de estado de Octubre en Cataluña que hoy se sientan en el banquillo del Tribunal Supremo, y, al mismo tiempo, permitiría reforzar al estado de libertades públicas surgido de la Transición, cuyo cuestionamiento es una de las estrategias revisionistas de la extrema izquierda populista y, muy especialmente, de los movimientos separatistas que pretenden forzar la asunción legal del supuesto derecho a decidir. Con todo, lo peor en este extraño maridaje político entre el PSOE y sus socios de la moción de censura es que priman intereses bastardos a los que representa la Nación española. Ya lo dijo Bildu con todo el cinismo del que es capaz, y es mucho, cuando afirmó que sólo estaban en las Instituciones españolas como medio para desgastar en lo posible nuestro ordenamiento constitucional. No son, pues, los alquileres o los permisos de paternidad lo que de verdad preocupan a los proetarras, sino cómo conseguir sus fines irrenunciables.

Iván no es infalible
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 3 Abril 2019

La mejor prueba de que el lema de campaña de Sánchez no es bueno y que, por tanto, Iván Redondo no es infalible, es el comentario de Celaá, con vocecita de fan de Leonardo di Caprio: "¡Es precioso! ¡Es de Titanic!". Y el gabinete monclovita de bulos y trolas añadió que es la continuación de "La España que quieres". Lo de España ya no debe parecerle precioso a Celaá, que también ocultó en su declaración de bienes un velero y que se verá salvándose como Kate Winslet mientras Pedro Di Caprio se ahoga con Celine Dion al fondo. Pero si Azaña criticaba que Ortega y otros muchos intelectuales que respaldaron el golpe de Primo de Rivera por acabar con la vieja política, en realidad estaban rindiendo culto al "incipiente dogma de la infalibilidad del sable", tener que explicar un lema de campaña prueba que el incipiente dogma de la infalibilidad de Iván es infundado. Si logra finalmente formar Gobierno, será por otras razones. Y hay muchas.

Una sería Villa Tinaja, el iceberg inmobiliario que el Titanic sociata lleva en la nevera. Es difícil imaginar -y votar- como ministres de Igualdad y Vivienda a Irene y Pablo. Y más viéndole a ÉL hacer pucheritos en un cementerio cuando ve que la cámara le está grabando, camino de una fosa común donde podrían estar los huesos de un tío abuelo, que ya son ganas de huesos, teniendo tan cerca Paracuellos. Otra, es el Icetaberg, que oculta nueve partes separatistas bajo el agua y enseña una constitucional para engañar a los barcos de pabellón español y que se estrellen. Por más que se esmere Ábalos en mostrar el pedrismo con rostro hispano, ves al oblongo saltimbanqui con Falconetti, y no te lo crees. Y otra, el juicio a los golpistas del 1-O que deben investirlo Presidente si no quiere pasar como dice, sin querer, el cartel del Gran Hermano Pedro.

Eso bastaría para hundir a cualquier gobierno o político de derechas. No digamos si la asesora contra el maltrato infantil de Casado, Rivera o Abascal fuera María Sevilla, detenida tras secuestrar a un hijo y ocultarse de la Justicia con dos criaturas sin escolarizar ni tratamiento médico, y que era asesora de Podemos en el Parlamento. Es otro caso Juana Rivas, a la que respaldaron la Izquierda, Rajoy y Rivera. Pero las teles pixelan la cara de la secuestradora, por si el Titanic. A Iván siempre le quedará Ferreras.

LOS ESPAÑOLES Y EL LENGUAJE
¿La Coruña o A Coruña? Batalla sin cuartel en Twitter por la queja de un madrileño
 Periodista Digital. 3 Abril 2019

El lenguaje es algo muy serio en España y para los españoles, aunque no siempre nos ponemos de acuerdo. (La RAE atiza con el diccionario en la cara a los progres del lenguaje sexista)

La Real Academia Española, contra todo pronóstico, aseguró el pasado verano en su cuenta de Twitter que, ante la duda de escribir Sanxenxo o Sangenjo:

"fuera de usos oficiales, en español se recomienda usar la forma tradicional española del topónimo".

Esa afirmación, que desapareció de la red social de la RAE poco tiempo después, reabría el cuestionamiento de los topónimos de Galicia que, por ley, "tendrán como única forma oficial la gallega".

Ahora no es la RAE quien ha puesto el debate encima de la mesa, sino un tuitero llamado Madrileño (@viajero903) al que le parece complicado distinguir entre A Coruña y La Coruña y, por ello, está recavando apoyos en las redes y ha formulado la siguiente petición. ("Imbécil": Monumental zasca de la RAE a una tuitera feminista que se pasó de listilla)

En poco más de un día su demanda se ha hecho viral, contando con 4.000 retuits y acumulando cientos de comentarios hasta el punto de que "La Coruña" se ha convertido en trending topic.

Las irónicas respuestas a la reivindicación del madrileño anticipaban ya la que se le iba a venir encima, según recoge El Español.

Aunque sin embargo, tiene que haber gente para todo, y el artículo "la" también ha tenido sus defensores:

Totalmente de acuerdo, soy Gallega y comparto y apoyo que en todo el territorio español se rotule en nuestro idioma, el español.

Recortes de Prensa   Página Inicial