AGLI Recortes de Prensa   Jueves 9  Mayo 2019

El árbol y las nueces
José Manuel Sánchez Fornet okdiario  9 Mayo 2019

En 1977 el PSOE se manifestaba por el derecho de autodeterminación del País Vasco y Cataluña; tras la Constitución de 1978 pasó a defender el Estado de las autonomías y ahora vuelve cuarenta años atrás defendiendo la plurinacionalidad, un engendro que plantea un Estado asimétrico con privilegios de unos territorios sobre otros, alejado de la sociedad de personas libres e iguales que la Constitución de 1978 pretendía garantizar.

En 1990 un Acta de reunión de HB adjudicaba la siguiente frase a Xavier Arzallus, líder histórico del PNV, señalando la coincidencia de objetivos entre su partido y ETA: “No conozco ningún pueblo que haya alcanzado su liberación sin que unos arreen y otros discutan; unos sacudan el árbol, pero sin romperlo para que caigan las nueces, y otros las recogen para repartirlas". En 1996 Arzallus decía que en tres horas con Mayor Oreja y Aznar (investidura presidente del Gobierno) había conseguido más transferencias que en 13 años con Felipe González. Lo mismo debió pensar Jordi Pujol al conseguir ese año el traspaso de competencias en Tráfico, Justicia, Educación, Agricultura, Cultura, Farmacias, Sanidad, Empleo, Puertos, Medio Ambiente, Mediación de Seguros, Vivienda…

Celebradas elecciones generales en 2019 Alfonso Guerra destaca que en Cataluña los independentistas consiguieron 1.600.000 votos y los constitucionalistas, 2.400.000. Guerra suma los votos del PSC como constitucionalistas y se equivoca. Basta leer las propuestas de Iceta con nuevo estatuto, más competencias, más dinero, privilegios, blindar el Estatuto con lengua, cultura y Educación como competencias exclusivas de la Generalitat entre otras varias, y ni la mínima crítica a la inexistencia del Estado en Cataluña, los símbolos, la lengua o la solidaridad entre regiones y personas, rasgo definitorio socialista. El PSC siempre fue más nacionalista que socialista y español y coincide en objetivos con el independentismo. A veces los árboles no dejan ver el bosque.

Si el PSC es quien decide la política del PSOE en Cataluña tenemos un Caballo de Troya contra el Estado-nación español. Diluir España ocultando señas de identidad nacionales (lengua, bandera, Historia…) es una política que se extiende desde el PSOE a Navarra, Baleares, C. Valenciana y Galicia. Si no se detiene esta deriva España será una nación sin identidad propia, fraccionada en múltiples estados, los privilegiados ricos y los demás pobres, consolidando la situación actual que hay que revertir. Iceta pide a los españoles que queramos más a Cataluña porque “si no están cómodos crecerán los independentistas”. Querer más se traduce políticamente en dejarles construir un Estado asimétrico, plurinacional, con más competencias y derechos para Cataluña y su ciudadanía que para el resto del país. Un chantaje político. La teoría del árbol y las nueces de Arzallus en la que el PSC recoge el fruto haciendo de PNV y el independentismo sacude el árbol (España) como hacía ETA.

Pujol decía en sus últimos años que la independencia estaba superada y el encaje de Cataluña en España podría ser como Estado Libre Asociado (Puerto Rico con Estados Unidos). Se desconoce si el entonces jefe de Estado, el Rey emérito, estaba al tanto. Se ignora si de mantenerse la Corona como nexo de unión de ambos estados lo aceptaría. Sería el penúltimo escalón hacia la independencia. El último, cambiar la Monarquía si no aceptaba la corrupción política catalana por una República. Las maniobras de Pujol contra la Nación acabaron cuando unos policías y periodistas lo denunciaron despreciando su impunidad política y judicial desde 1983 (Banca Catalana), a cambio de que actuara con moderación en sus demandas nacionalistas. Y entonces el monstruo independentista se quitó la máscara.

Hacia el gasto desbocado desde el minuto uno
OKDIARIO  9 Mayo 2019

Que el PSOE y Podemos vayan a formar una mayoría en la Mesa del Congreso es un indicio claro de hacia donde irá la política económica del Gobierno en la próxima legislatura: hacia el disparatado aumento del gasto público. Sánchez, de compartir el Ejecutivo con Iglesias, correría el riesgo de que éste le contraprogramase; por eso gobernará en solitario. Pero una vez garantizado el dominio omnímodo de la Presidencia del Gobierno, parece seguro que en el Legislativo, donde no habrá verdadera lucha de poder, las dos principales fuerzas políticas de la izquierda colaborarán al unísono en la consecución de sus objetivos ideológicos.

Lógicamente, desde Bruselas contemplan con preocupación estos movimientos. Si ya el informe de primavera de la Comisión Europea cuestionaba las previsiones del Gobierno socialista –y eso que sólo llevaba unos meses en el poder con una precaria mayoría, fruto de la moción de censura–, cabe imaginar que en los próximos años España continuará alejándose progresivamente de los objetivos de déficit marcados por Europa. Todo ello incidirá negativamente en la marcha de la economía y de la creación de empleo, que a día de hoy aún continúa viviendo de las políticas puestas en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Pero no hay herencia que no se agote cuando se gestiona con criterios erróneos. La subida por decreto ley del Salario Mínimo –tanto la ya realizada como la próxima planeada-, unida a importantísimos aumentos de impuestos significa optar por políticas que, como dice el refrán, son pan para hoy y hambre para mañana. Y es que el gasto desbocado y la compra de votos pueden funcionar cuando la despensa está llena; este rumbo, sin embargo, garantiza que cuando venga la próxima crisis España volverá a ser un paisaje después de la batalla. De nuevo, por culpa de un Gobierno socialista.

PROGRAMA AUTONÓMICO Y MUNICIPAL
26M: El PP promete reforzar al Estado en las regiones y garantizar el castellano en las aulas
Agencias eltorotv.com  9 Mayo 2019

Los populares denuncia el uso de la Educación por la izquierda como un ‘instrumento de ideologización’, prometen garantizar la presencia de Guardia Civil y Policía en todo el territorio nacional y anuncian la creación de oficinas municipales de apoyo a la mujer embarazada.

El Partido Popular promete en su programa marco para las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo la intervención en condiciones de “plena operatividad en todo el territorio nacional” de la Policía y la Guardia Civil.

“Específicamente, ampliaremos las infraestructuras a disposición de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para así reforzar sus capacidades ante los nuevos desafíos”, asegura el PP, que se compromete a modificar la Ley 2786 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para “reforzar la necesaria coordinación” de la Policía y la Benemérita con las policías autonómicas.

En línea con su programa de generales, el PP se compromete a aprobar una moratoria que paralice la cesión de nuevas transferencias a las comunidades autónomas y reafirmar la competencia exclusiva que se reconoce al Estado e las relaciones internacionales. Por eso, el PP deja claro que clausurará los organismos que socaven esta competencia exclusiva.

También quiere reforzar la presencia del Estado en todas las comunidades autónomas e impulsar una legislación que establezca “normas armonizadoras que aseguren la unidad de mercado, con el fin de evitar la aparición de obstáculos que puedan fragmentarlo, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional”.

“La mejor manera de fortalecer el pacto constitucional es cumplir con la Constitución y garantizar la lealtad institucional. El golpe al Estado del 1 de octubre fue también un golpe al modelo autonómico”, añade el PP.
Compromiso con la Constitución

En su programa, el PP se presenta como el “único partido que acepta de un modo íntegro el modelo” de 1978. “El resto de partidos que concurren o bien quieren transformar el modelo autonómico en uno federal o confederal, eliminar figuras esenciales para la España rural como son las diputaciones o directamente acabar con las autonomías”, señala, en alusión a PSOE, Ciudadanos y Vox.

Dicho esto, el PP recalca que “más que nunca” reafirma su compromiso con la Constitución, que ha sabido “conjugar la unidad nacional con distintos niveles de autogobierno” y que ha permitido que estas cuatro décadas sean las de “mayor desarrollo y bienestar” de la historia reciente.

La Educación, ‘un instrumento de ideologización de la izquierda’
El Partido Popular afirma que el sistema educativo español es “un instrumento de experimentación e ideologización de la izquierda”, y propone convertirlo en “un ámbito donde se garantice la libertad de las familias” y “la convivencia de los modelos público, concertado y privado”.

Se compromete a extender al Bachillerato y en toda España las subvenciones públicas a la enseñanza concertada o mantener el carácter evaluable de la asignatura de Religión.

La primera de todas esas propuestas promete garantizar “la libertad de elección de las familias” y la eliminación de las “zonas de escolarización”. “Son las familias quienes deben elegir el modelo que deseen para sus hijos y las administraciones atender esas preferencias”, se recoge en el programa.

Español y religión
Los ‘populares’ también se comprometen a que el castellano sea en “la lengua vehicular ordinaria de la enseñanza en todo el territorio español”, aunque permitiendo que también lo sean las lenguas cooficiales en las comunidades donde existan.

Además, el PP promete un “cheque 0-3” de 1.000 euros al año “para compensar a las familias con hijos menores de 3 años tanto por gastos de guardería y colegio como de cuidadores profesionales”, y crear “pruebas académicas nacionales” al final de cada etapa educativa, para “estimular la mejora individual y del conjunto del sistema”.

Igualmente, se compromete a garantizar “el derecho de las familias de que puedan estudiar la asignatura de Religión en las mismas condiciones que el resto de asignaturas del programa oficial” manteniendo “su carácter voluntario y evaluable”, así como ampliar el estudio de la humanidades, “especialmente la Filosofía”, que recuperaría su condición de asignatura obligatoria en Bachillerato.

Los populares aseguran en su programa para las municipales y autonómicas del 26M que apoyan los centros de Educación Especial y “el derecho de las familias a elegirlos como propuesta educativa para sus hijos”, aunque facilitarán “la integración de los alumnos con necesidades educativas especiales en el caso de que esa sea la opción elegida por las familias”.
Lucha contra el top manta

El PP también se compromete, en su programa electoral para las próximas elecciones del 26 de mayo, a impulsar un Plan Especial de Protección del Comerciante “para evitar la proliferación de las ventas ilegales en las calles” de las ciudades. En esta línea, propone “reformar” el régimen de infracciones y sanciones y “reforzar” las ordenanzas municipales.

Respecto a la política migratoria, el PP quiere impulsar una “inmigración legal, ordenada y vinculada al mercado de trabajo”, así como medidas para luchar contra las mafias. Asimismo, contempla “la mejora de los medios a disposición de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado en Ceuta y Melilla y la costa de Andalucía y potenciará “el despliegue de FRONTEX para el control de las fronteras”, entre otras medidas.

En este punto, menciona a los menores extranjeros no acompañados (MENA), señalado que fortalecerá el sistema de atención “para que prime siempre el interés superior del menor”, al tiempo que expresa su deseo de potenciar “prioritariamente” el retorno a sus hogares “en condiciones de seguridad y respeto a sus derechos para que puedan crecer y desarrollarse con sus familias”.

Oficinas municipales de ayuda a embarazadas
Por otro lado, el PP plasma en su programa para las elecciones autonómicas y municipales el compromiso de poner en marcha, si gobierna, oficinas municipales de Ayuda a la Mujer Embarazada para que ninguna mujer deje de ser madre por su situación económica, social o familiar.

Así se recoge en el capítulo del programa electoral del PP dedicado a la familia, al igual que recogió en el programa para las elecciones generales del pasado 28 de abril. En este documento, también se comprometen a promover políticas desde las administraciones públicas desde “una perspectiva de familia”.

Los ‘populares’ quieren aprobar leyes de apoyo a la maternidad que contemplen “un conjunto de medidas para poner en valor la maternidad, ampliar las medidas de conciliación y corresponsabilidad, impulse medidas fiscales en favor de las familias”, entre otras propuestas.

Planes contra la soledad de los mayores
El PP propone a su vez medias para favorecer el envejecimiento activo, como el impulso de planes autonómicos con medidas contra la soledad, la búsqueda de solidaridad intergeneracional, la promoción de la autonomía personal, la prevención de la dependencia o el acceso a la formación, entre otras.

También se quieren encontrar soluciones al maltrato de personas mayores con planes autonómicos de protección a esta lacra, tanto cuando se produce en el seno de sus familias, como por parte de sus cuidadores.

El PP también quiere apoyar la rehabilitación de viviendas para que se adapten a las necesidades de este colectivo, promover la permanencia de estas personas en su propio domicilio y en su entorno social y familiar, reforzar la atención a la cronicidad y realizar un censo autonómico de personas con Alzheimer para poder ofrecer a las familias los recursos y servicios de apoyo disponibles.

En relación a las personas con discapacidad, propone reforzar la atención de los padres de niños con discapacidad, o en su caso el de su cuidador principal, para evitar que tengan problemas en su entorno laboral.

El castellano en las aulas del PP: una hornacina con un diccionario de la RAE.
Nota del Editor  9 Mayo 2019

Dada la bien documentada vergonzante trayectoria del PP en la defensa (es decir ataque) de España, de los derechos humanos y constitucionales, especialmente a los de los español hablantes, lo mas que se puede esperar es que coloquen una hornacina con un diccionario de la RAE.

Qatar Papers (2)
Qatar financia la expansión del islam por Europa
www.latribunadelpaisvasco.com  9 Mayo 2019

Financiando mezquitas, promoviendo “universidades”, subvencionando a organizaciones de todo tipo, proporcionando recursos económicos a numerosas oenegés y sufragando también la actividad de personalidades afines. Qatar, acusado reiteradamente de financiar el terrorismo islamista internacional, es también uno de los principales impulsores del islam político en Europa y, para ello, utiliza una presunta gran Organización No Gubernamental, denominada Qatar Charity (QC), con presencia directa o indirecta en prácticamente todo el continente. Solamente en 2014, esta máquina de poder y de influencia de Doha en Europa destinó más de 72 millones de euros a financiar 140 centros de culto musulmán, escuelas coránicas, liceos islámicos y asociaciones de musulmanes en 14 países del viejo continente.

Así se desprende de una investigación realizada por los periodistas franceses Christian Chesnot y Georges Malbrunot que han presentado en su libro “Qatar papers”, de reciente aparición en Francia. Chesnot y Malbrunot revelan en su trabajo que los cinco países más sensibles al proselitismo religioso sufragado desde Doha son Italia, Francia, España, Alemania y el Reino Unido. (Ver cuadro adjunto al final del texto)

La ONG Qatar Charity, que comparte responsables con el Gobierno islamista catarí, ha financiado íntegramente proyectos de proselitismo religioso en Katowice (Polonia), Kiev (Ucrania), Berlín (Alemania), Saronno (Italia) o en ciudadades españolas como Valencia o Zaragoza. Y, en otros capitales, europeas, si no ha financiado proyectos islámicos en su totalidad lo ha hecho en montantes superiores al 70%. Así ha ocurrido, por ejemplo, en ciudades como Roterdam (Países Bajos), Budapest (Hungría) Bracelona, Nantes o Sheffield (Gran Bretaña).

Según demuestran Chesnot y Malbrunot en su libro, el largo brazo de la financiación catarí del islam europeo se extiende, incluso, a las remotas zonas del norte noruego, donde destinó 300.000 euros al presidente de la Liga Islámica de este país para la compra de una iglesia católica y su posterior transformación en una mezquita.

No menos impetuosa es la subvención que Qatar ha destinado a impulsar el islam en un país de tan marcada tradición católica como Polonia. La Asociación Islámica para la Formación y la Cultura recibió 208.000 euros de ayuda para la puesta en marcha en Varsovia de un gran centro islámico, formado por una mezquita, una escuela musulmana, salas de conferencias y locales comerciales.

Tan expansiva y penetrante es la expansión islamista que Qatar está promoviendo en Europa que sus tentáculos han llegado hasta la ínfima isla anglo-normanda de Jersey, donde viven alrededor de 100.000 personas, de las cuales apenas 400 son musulmanes. Qatar Charity ha financiado totalmente con 720.000 euros la apertura de la primera mezquita de la isla. El centro islámico Al-Aziziyah se abrió, una vez más, en lo que era una antigua iglesia cristiana (en este caso, metodista) y dispone de una sala de oración para los hombres con una capacidad para más de 300 personas y otra sala de rezo para las mujeres (60 fieles), así como un centro de aprendizaje del Corán con disponibilidad para acoger a 70 alumnos.

La influencia de Qatar se extiende también más allá de Europa, y en ocasiones, además, se realiza de una forma notoriamente pública, como ocurrió en diciembre de 2018, cuando este país anunció haber alcanzado una serie de acuerdos con la ONU que suponen una inyección de 500 millones de dólares en diversos organismos del sistema en los próximos años, y que en palabras del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, conviertieron al país árabe en "socio estructural”.

Paralelamente, Qatar es en estos momentos el mayor donante extranjero para las universidades estadounidenses. Los fondos están destinados a la enseñanza del árabe y las lecciones sobre la cultura de Oriente Medio y su inclinación ideológica a veces se manifiestan sin ningún tipo de filtro, como en el plan de lecciones en las escuelas estadounidenses titulado “Expresa tu lealtad a Qatar”.

Mientras tanto, en Libia, Qatar, que se jacta de tener "magníficas relaciones con Occidente”, habría estado alimentando económicamente al movimiento yihadista Ansar al Sharia, mientras en Siria habría hecho lo mismo con Ahrar al Sham, los Hombres Libres de Siria, en su momento una organización terrorista clave en la transformación de las revueltas contra el régimen del presidente Bashar al Assad en sublevaciones islamistas.

Pero, además, Qatar también ha sido acusado de financiar a los terroristas del Estado Islámico (ISIS). El general Jonathan Shaw, ex jefe del Estado Mayor de Defensa en Gran Bretaña, declaró que Qatar y Arabia Saudita son responsables de la propagación del islam radical en Occidente. “Esta es una bomba de tiempo que, bajo el pretexto de la educación, el wahabí salafismo realmente se está incendiando en el mundo. Y se financia con dinero saudí y qatarí y eso debe terminar”.

Según el presidente del Foro de Medio Oriente, Daniel Pipes , “Doha no depende solo de la diáspora islamista en Occidente para avanzar en su agenda; también trabaja para influir directamente en los políticos occidentales y el público”. Uno de los ejemplos más notables de esta afirmación: uno de los intelectuales musulmanes más queridos por la izquierda occidental, Tariq Ramadan, nieto de Hasan al-Banna, fundador de la Hermandad Musulmana, a quien varias mujeres han acusado de violación y abuso sexual, ha estado recibiendo durante los últimos años 35.000 euros al mes de Qatar por sus labores de “asesor”.

Pipes explica, además, que “las estaciones (radio y televisión) cataríes en inglés producen una propaganda astuta contra los enemigos de Qatar, disfrazada de la retórica liberal occidental. La última aventura de Al Jazeera es su canal de medios sociales, AJ, que está dirigido a los jóvenes estadounidenses progresistas. Sus documentales sobre los males de Israel, Arabia Saudita y la administración de Trump, se encuentra entre la cobertura brillante de las campañas de derechos de los transexuales y los llamamientos emocionales por la difícil situación de los solicitantes de asilo en la frontera sur de Estados Unidos, temas aparentemente incongruentes para una emisora controlada por un régimen de Wahhabi”.

El diputado alemán y experto en Oriente Medio, Rolf Mützenich, ya lo advirtió en 2016: “Desde hace bastante tiempo tenemos indicios y pruebas de que los salafistas alemanes están recibiendo ayuda, aprobada por los gobiernos de Arabia Saudita, Qatar y Kuwait, en forma de dinero, el envío de imanes y la construcción de escuelas y mezquitas coránicas”.

Como explica el analista Giulio Meotti, "a medida que el gasto ideológico de Qatar en Occidente avanza, muchos europeos, aparentemente perdidos detrás de una ceguera voluntaria, persiguen sus inútiles acusaciones de 'discurso de odio', 'racismo' e 'islamofobia', mientras que los musulmanes radicales se infiltran en sus democracias y continúan rodeándolos".

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El icetazo
No dejaría de ser colocar a un nacionalista al frente del Senado
Luis Ventoso ABC  9 Mayo 2019

A veces pueblos de mérito y ejemplar trayectoria se dispersan y comienzan a no dar pie con bola. En ocasiones logran remontar. Otras asistimos sin saberlo al banderazo de salida de un declive imparable. Cataluña, y apena decirlo, ofrece desde hace un lustro un panorama político más cercano a Berlanga que a Jefferson. La pátina «seny» de antaño parece haberse evaporado y ahora se dan por normales situaciones bananeras, como la defunción legislativa de su Parlamento, convertido en una perpetua «performance» de amuletos amarillos y arrebatadas arengas sentimentaloides, que jamás se traducen en hechos que mejoren la vida cotidiana de los catalanes. El circo de las emociones nacionalistas nunca cierra, pero mientras tanto las empresas continúan largándose en goteo sigiloso, los servicios sociales dejan que desear. La comunidad, antaño admirada como la vanguardia de nuestro país, se torna antipática por el daño que le inflige el discurso xenófobo (y como triste ejemplo me remito a cómo se recibió en todo España el batacazo en Liverpool de un club que se ha vuelto enojoso por sus coqueteos con el independentismo, pues en todos los órdenes de la vida es complicado que recibas afecto si siembras desprecio al prójimo).

Un síntoma de la degradación política catalana es el pobre sentido de la responsabilidad de sus dirigentes, incluidos los constitucionalistas. No es serio que los líderes de Cs, PSC y PP que concurrieron a las elecciones autonómicas de diciembre de 2017 dejen en menos de dos años aquellos escaños por los que compitieron. Inés Arrimadas, magnífica ante el golpe de octubre e incapaz de extraer luego el menor rédito de su extraordinaria victoria, se ha fugado a Madrid en busca de mejor y más cómodo futuro, dejando tirados a los catalanes unionistas que cifraron sus esperanzas en ella. Albiol ha retornado a la vida municipal (de donde tal vez nunca debió salir, porque donde no hay mata no hay patata). Ahora podría darse el piro también Iceta, al que Sánchez pretende nombrar presidente del Senado sin ser siquiera senador.

El icetazo no sería noticia alentadora para España, pues supondría situar a un nacionalista en la presidencia del Senado (cámara de donde emana el 155). Cierto que Iceta no es independentista. Pero su corazón está donde está: en primar a Cataluña con más autogobierno, aun a costa de aflojar la unidad de España. Iceta demanda un trato fiscal ventajoso y a la carta para Cataluña, lo cual castigará a otras regiones. Cuando comenzó a sopesarse el 155, casi gimoteaba para que no se aplicase. Criticó en un artículo en el NY Times «la desproporcionada actuación» de la Policía española. Ha abogado por el indulto de los organizadores del golpe truncado de 2017. Se le ha calentado la boca y ha confesado en una entrevista en la prensa separatista vasca («Berria») que llegado el momento desearía un referéndum de independencia.

Comienza Sánchez 2. Puede durar ocho años, si la derecha sigue con su estupenda idea de inmolarse partiéndose en tres, y no presagia muchas dichas.

Sánchez elimina el artículo 155: propone a Iceta como presidente del Senado
Gesto del presidente con los golpistas a expensas de que el Parlament acepte sustituir a Montilla por Iceta como senador por designación autonómica.
Pablo Planas (Barcelona) Libertad Digital  9 Mayo 2019

El primer secretario del PSC y presidente del grupo socialista en el Parlament de Cataluña, Miquel Iceta, será el próximo presidente del Senado. Así lo ha decidido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que envía de esa manera un gesto de complicidad inequívoco a las formaciones separatistas. Sin embargo, los grupos nacionalistas en el Parlament ponen pegas a la sustitución del expresidente catalán José Montilla por Miquel Iceta como senador por designación autonómica.

La maniobra de Sánchez pretende ofrecer unas ciertas garantías a los golpistas de que el Senado no volverá a activar el artículo 155 de la Constitución. Iceta se ha mostrado en los últimos meses absolutamente contrario a la repetición de la experiencia. Es un declarado partidario de indultar a los golpistas encausados en el Tribunal Supremo y considera que se debería resolver el "encaje" de Cataluña en España a través de un referéndum de autodeterminación en cuanto el separatismo supere el umbral de la mayoría absoluta, unos diez años como máximo al actual ritmo según sus propios cálculos.

Iceta llegó a participar en manifestaciones de Sociedad Civil Catalana (SCC) después de la gran exhibición del 8 de octubre de 2017 e incluso defendió la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero tras la moción de censura se acomodó al nuevo rumbo y ha hecho numerosas declaraciones a favor de pasar página, de excarcelar a los políticos presos y de arribar a un nuevo pacto con los nacionalistas a base de reformar la Constitución para otorgar más concesiones y autogobierno a la Generalidad golpista.

Guiño y dudas separatistas
El guiño de Sánchez ha topado de primeras con los propios beneficiarios, que dudan en facilitar el nombramiento de Iceta en el Parlament. Tras haber dado su conformidad a Sánchez, Iceta y el PSC negocian con todos los partidos. Aseguran a los separatistas que el 155 ya es historia y a Ciudadanos que no se opondrá a la aplicación de dicho artículo si es necesario. Iceta se moja y se seca, pero se perfila siempre como un federalista contrario al más leve conato de poner orden en Cataluña.

Su nombramiento como presidente del Senado no implicaría cambios en la estructura socialista en Cataluña. La intención de Iceta es conciliar el cargo de cuarta autoridad del Estado con el de líder del PSC y presidente del grupo en el Parlament. Al menos eso es lo que ha pactado con Sánchez, que este jueves se personará en Cataluña para arropar la candidatura de los socialistas a la alcaldía de Barcelona.

Pleno aplazado
A última hora de la tarde se decidió aplazar hasta la próxima semana, miércoles 15, la sesión en la que se debe votar la designación de Iceta. Junts per Catalunya no ha decidido aún el sentido de su voto mientras que ERC ha anunciado que votaría en contra si la votación se verificaba este jueves. Los republicanos quieren negociar la situación de Oriol Junqueras, cuyos abogados han solicitado su libertad provisional para tomar posesión del acta del diputado en el Congreso y ejercer sus funciones sin cortapisas. Los letrados están a la espera de la respuesta del Supremo y en ERC pretenden que la "operación Iceta" pese en las determinaciones judiciales. Con todo, se da por descontado el nombramiento de Iceta en el Senado.

Patinazo de Sánchez
Editorial EL RUGIDO DEL LEÓN elespanol  9 Mayo 2019

Pedro Sánchez ha intentado valerse de su victoria el 28-A, con mayoría absoluta incluida en el Senado, para nombrar presidente de la Cámara Alta a Miquel Iceta. Pero el anuncio ha sido precipitado. Iceta no es senador, y aunque pretende acceder al escaño por designación autonómica en sustitución de José Montilla, debe someterse necesariamente a la votación del Parlament.

ERC, JxCat y la CUP ya han anunciado su rechazo a la propuesta, pese a que el perfil de Iceta parecía un guiño al mundo nacionalista. De sobra es conocida su posición en el conflicto catalán: cuando no aboga abiertamente por el indulto a los líderes del procés, desliza la necesidad de que Cataluña celebre en un futuro un referéndum de autodeterminación.

Órdago fallido
El patinazo de Sánchez al enseñar sus cartas sí deja algo claro: no tiene intención alguna de concebir el Senado como un dique de contención contra el independentismo. Conviene recordar que la Cámara Alta es la institución encargada de poner en marcha la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que faculta al Estado a intervenir una comunidad autónoma.

Prueba de la improvisación de Sánchez es que los independentistas se enteraron por la prensa de la nominación de Iceta. Esa torpeza obliga ahora a los socialistas a negociar contrarreloj el nombramiento. Y ERC ya pone precio: la suspensión del juicio en el Supremo a los cabecillas del golpe separatista.

Concesiones
El constitucionalismo tiene motivos para temer que el órdago fallido de Sánchez puede encerrar nuevas concesiones a un nacionalismo insaciable y desleal. Más aún por cuanto Iceta promulga un federalismo de difícil encaje constitucional. El episodio pone de manifiesto, en cualquier caso, que la voluntad del presidente Sánchez sigue estando condicionada por una negociación con quienes tienen el propósito de romper España.

Congreso de los Diputados
El PSOE y Podemos tendrán vía libre en la Mesa del Congreso para disparar el gasto público
Luz Sela okdiario  9 Mayo 2019

La mayoría de PSOE y Podemos en la Mesa del Congreso concede al Gobierno la capacidad de tramitar sin límite sus iniciativas. La Comisión Europea ha cuestionado las previsiones económicas del Ejecutivo.

La previsible mayoría de PSOE y Podemos en la futura Mesa del Congreso otorgará una capacidad ilimitada a ambos partidos para tramitar sin problemas sus iniciativas, anulando cualquier opción de ‘veto’ por parte de la oposición. Ello implicará, por ejemplo, que el partido del Gobierno y sus socios parlamentarios tendrán luz verde a todas sus propuestas. Entre las promesas de los socialistas figuran numerosas iniciativas que conllevan un incremento del gasto público, lo que ya ha generado las suspicacias de Bruselas.

Según el artículo 31 del Reglamento del Congreso, corresponde a la Mesa las siguientes funciones entre otras: organizar el trabajo parlamentario, ordenar los gastos de la Cámara, programar las líneas de funcionamiento interno y el calendario de sesiones y, lo que es más importante, "calificar los escritos y documentos de índole parlamentaria, así como declarar la admisibilidad o inadmisibilidad de los mismos". Asimismo, este órgano podrá "decidir la tramitación de todos los escritos y documentos de índole parlamentaria".

Hasta ahora, la mayoría en la Mesa la ostentaba el centro-derecha al ocupar cinco de los nueve puestos (tres el PP y dos Cs, frente a cuatro del PSOE y Unidos Podemos). Pero en esta nueva legislatura, el panorama cambia porque el PSOE, Podemos y los partidos independentistas y nacionalistas suman juntos 198 escaños.

Precisamente, en la anterior legislatura, las quejas del PSOE contra la Mesa se enfocaron precisamente en que la mayoría de que entonces disponían PP y Ciudadanos bloqueaba sus propuestas. Un motivo que llevó incluso a los socialistas a presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional "por el bloqueo sistemático". El grupo cifró en cerca de 50 las iniciativas tomadas en consideración por la mayoría del Pleno y que estaban obstaculizadas por "la facultad de ampliación de plazos de enmiendas", una de las prerrogativas que corresponde adoptar a la Mesa.

De hecho, hace dos años, los socialistas llegaron a registrar una proposición de ley de reforma del Reglamento del Congreso para limitar la sucesión de prórrogas a la presentación de enmiendas a las proposiciones de ley de los grupos parlamentarios con el fin de evitar bloqueos y aligerar la tramitación de leyes.

Los socialistas pretendían que sólo fuese posible aprobar dos ampliaciones de plazos de enmiendas, por lo que en total la iniciativa sólo estaría parada un mes.

La mayoría de PP y Ciudadanos impidió la iniciativa legislativa del Ejecutivo surgido tras la moción de censura y esa fue la excusa para que Sánchez optase por la polémica vía del real decreto.

Salvo imprevistos, PSOE y Podemos se harán con la mayoría en la Mesa del Congreso, y también del Senado. De entrada, la Mesa -que habrá de constituirse el próximo 21 de mayo- estará formada por PSOE, Podemos y PP, de acuerdo a sus resultados en las pasadas generales. La presencia de Ciudadanos no está asegurada. Y mucho menos la de Vox, con menos escaños.

Entrada de ERC
Sin embargo, sí cabe la opción de que los socialistas den entrada a algún representante de los partidos independentistas, ERC, o del PNV, cediéndoles algunos de sus puestos. Una posibilidad sobre la que ahora se trabaja, y con la que se pretende lograr una mayoría parlamentaria más sólida de cara a las votaciones de la nueva legislatura.

Cabe recordar que PSOE, Podemos y ERC sumarían mayoría absoluta en el Pleno. Los republicanos, con 15 diputados, incorporarán previsiblemente a su grupo parlamentario a Bildu (4), partido con el que firmó un acuerdo de colaboración antes de las elecciones.

En el Congreso ya se ha registrado las primeras negociaciones, que lideran la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra y la portavoz de Podemos, Irene Montero. Por parte de Ciudadanos, ha participado el secretario general, José Manuel Villegas. El partido de Albert Rivera contaba en la pasada legislatura con dos puestos en este órgano parlamentario.

El presidente del partido naranja defendió este miércoles que, en su opinión, su partido debería tener dos puestos en la Mesa porque ésa era su representación en la última legislatura y en las últimas elecciones generales ha ganado 25 escaños.

Rivera considera seguro el acuerdo de Sánchez para gobernar con Unidas Podemos y con el apoyo de otras fuerzas, y opina que ese pacto se visualizará en la composición de la Mesa del Congreso, antes de las elecciones autonómicas y municipales.

Los socialistas "tienen ya socios desde hace años, que son Podemos y algunos nacionalistas", apuntó.

Aviso de Bruselas
La Comisión Europea (CE) presentó este martes su Informe de Primavera, en el que cuestiona las previsiones del Gobierno sobre la marcha económica.

Según el organismo comunitario, el déficit público terminará 2019 por encima de lo estimado, la creación de empleo será inferior a lo recogido en el Programa de Estabilidad y la deuda pública no bajará en lo previsto.

En concreto, la Comisión eleva en tres décimas -del 2 al 2,3% del PIB, más de 3.500 millones– la previsión de déficit. En empleo, considera que la creación de puestos de trabajo se frenará una décima más. Además, advierten de que la subida de salario, tras la aprobación del Salario Mínimo, lastrará la marcha económica.

El Gobierno de Pedro Sánchez recoge en los documentos enviados a Bruselas una importantísima subida de impuestos. Los españoles pagaremos 95.505 millones más hasta 2022, según informó OKDIARIO.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial