AGLI Recortes de Prensa   Jueves 23  Mayo 2019

La lengua de todos, arrinconada en Cataluña
EDITORIAL ABC 23 Mayo 2019

La lucha por el bilingüismo en el sistema educativo catalán se está perdiendo ante la pasividad del Estado. La expulsión del castellano de las aulas nunca fue una exageración de cuatro familias de «charnegos», sino un instrumento para desarraigar a los jóvenes catalanes de cualquier vínculo cultural, social e intelectual con el resto de España. Su objetivo, la crisis social que hoy vive Cataluña. La última confirmación de esta limpieza lingüística se encuentra en el informe elaborado por la Asamblea por una Escuela Bilingüe, cuya conclusión es muy clara: ni un solo colegio ni instituto catalán cumple con la obligación de que un 25 por ciento de la enseñanza se imparta en castellano.

La sola voluntad del nacionalismo no es suficiente para semejante desprecio por la ley y las sentencias de los tribunales, que encuentra su complemento perfecto en la pasividad de los gobiernos centrales y en la actual connivencia de la izquierda para la ejecución de la hegemonía nacionalista. El supuestamente moderado nuevo presidente del Senado, Manuel Cruz, ya ha dicho que no se dan las condiciones para otro 155. Mensaje que el nacionalismo recibe con alivio porque garantiza impunidad, pese a convertir la escuela catalana en un vivero separatista de adoctrinamiento de alumnos y persecución de profesores. El «no te preocupes» de Sánchez al preso Junqueras significa toda una declaración de principios, que incluye seguir mirando a otra parte en la marginación del castellano en las aulas. Quien crea que permitiendo al nacionalismo conservar sus resortes de control social e intervención ideológica va a lograr su apaciguamiento, no sólo se equivoca, sino que se convierte en cooperador activo de la «balcanización» de Cataluña. Y ahí sigue la izquierda española, complacida con las políticas nacionalistas más disgregadoras que se practican en la UE.

El disparate del bilingüismo
Nota del Editor 23 Mayo 2019

La lucha por el bilingüismo no tiene sentido puesto que significa en último extremo que es irrelevante el deber de conocer el español que establece la C.E. A estas alturas está claro que hay que derogar todas las leyes de lenguas regionales y dejar que el español recobre su valía y los derechos sonstirucionales y humanos de los español hablantes. Cualquier cesión a las lenguas regionales supone reducción de los derechos humanos y constitucionales de los español hablantes

Formación del espíritu supremacista
Editorial El Mundo 23 Mayo 2019

El grotesco espectáculo de desafío al orden constitucional en que degeneró la sesión constitutiva de las Cortes se alimenta de un vicio de origen. El hecho de que ya sean más los diputados catalanes partidarios de la ruptura con el Estado que el número de los leales a la Constitución -masivamente refrendada en su día en Cataluña- hunde sus raíces en un fenómeno denunciado por EL MUNDO desde su fundación: el perverso modelo de inmersión lingüística. Una poderosa herramienta de ingeniería social que impulsaron los socialistas catalanes en la esperanza de fomentar la integración de las clases trabajadoras, pero que pronto Pujol convirtió en una máquina de generar buenos catalanes: aquellos que pagaban el peaje de renunciar a su personalidad castellanoparlante, empezando por su lengua materna, para abrazar una identidad alternativa diseñada desde el poder. El que se negaba veía aminorada su proyección en el espacio público y menoscabados sus derechos.

La historia de esta gran discriminación culmina en una crisis política y social que hoy representa la principal amenaza para la supervivencia de la nación democrática instituida en 1978. Ni la experiencia de los tripartitos encabezados por el PSC sirvió para corregir el rumbo -antes bien aceleró la carrera hacia el choque con la Constitución, reforma estatutaria mediante- ni fueran obedecidas las sucesivas sentencias del Constitucional, que ampara el derecho de los castellanoparlantes a recibir un 25% de las asignaturas troncales en castellano. Sentencias nunca cumplidas.

El exhaustivo informe de la Asamblea por una Escuela Bilingüe al que ha tenido acceso este periódico no solo atestigua que la mayoría de los proyectos lingüísticos que rigen en las escuelas catalanas está fuera de la ley. Es que promueven la segregación, el apartheid de la comunidad castellanoparlante: se persigue el objetivo deliberado y sostenido de evitar a toda costa el uso del castellano en aulas, pasillos, patios, comedores o salas de profesores. Las consignas espigadas de un total de 2.214 centros (el 95% del total), están formuladas con el descaro que solo da la sensación de impunidad. "El catalán es la lengua propia de los Países Catalanes". "No hablar en castellano delante del alumnado". Hay multitud de ejemplos, tan incómodos para el PP de Méndez de Vigo que aplicó el 155 como para Isabel Celaá, recalcitrante negacionista de un evidente adoctrinamiento.

A los niños catalanes se les educa en el hábito de la exclusión identitaria. Se les está acostumbrando a sentir lo español como extranjero, abocándolos al choque cultural con otros catalanes y el resto de españoles. Se les forma en un espíritu nacional catalán, tan incompatible con el pluralismo como el franquista. Las consecuencias están a la vista de todos.

Bienvenida a los golpistas
Cristina Losada Libertad Digital 23 Mayo 2019

Era de esperar que los cuatro golpistas elegidos diputados fueran recibidos con entusiasmo por los suyos al entrar en el hemiciclo del Congreso. Es un precio que paga la soberanía nacional, allí representada, a esos dos millones de ciudadanos de Cataluña que votan para cargársela. Aunque es un precio bajo si se recuerda que hasta una organización terrorista ha tenido posibilidad de colocar sus piezas allí y en otras instituciones. La diferencia es que estas son las primeras elecciones generales posteriores al golpe separatista de octubre. Y que es la primera vez que recogen su acta cuatro diputados a los que se juzga por rebelión, que es un delito contra la Constitución. La Constitución que, como diputados, deben acatar y a la que, como miembros de un Gobierno autonómico catalán, no hicieron más que atacar.

Con el fervor de la peña separatista y la satisfacción de los cuatro electos, que fueron todo sonrisas mientras estuvieron en el Congreso, había que contar. Cosa distinta es que hubiera que acogerlos con cariño más allá del grupo de fans y hooligans. Pero ocurrió. Un espectador que no estuviera en la Cámara, que viera las noticias, fotos y vídeos de la sesión para hacerse una idea de lo sucedido, concluiría que en el Congreso se estaba recibiendo con afecto y cordialidad a unos diputados que habían sufrido algún percance y que, por fin, gracias a Dios, podían estar en el sitio que les correspondía. Lo que no podría deducir, viendo las escenas entrañables, es que esos cuatro diputados están procesados y en prisión preventiva por intentar derribar el orden constitucional del que nace el Congreso, y al que ha de someterse.

Fue una sesión de bienvenida a los cuatro golpistas. De bienvenida a casa. Sólo lo fue en parte, pero es la parte que sobresale. Y no es más que la punta del iceberg. Es posible que algunos diputados, nada sospechosos de simpatía por los golpistas, no cayeran en la cuenta de que, por ser educados, estaban contribuyendo al proceso de normalización de los acusados. A la normalización del golpe. Lo de otros ya fue más que cortesía: fue contribuir al proceso de canonización. El más santo, Junqueras, por supuesto, al que el presidente del Gobierno dio la mano, pero sobre todo dio la palabra. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quedó tan encantado que hizo saber que Sánchez le dijo a su jefe que estaba de acuerdo en "hablar". Del plan calmante y antiinflamatorio, de la terapia del ibuprofeno, como decía Borrell, vamos a pasar a la terapia de la desinhibición.

En la constitución de las Cortes se hicieron los shows que son de costumbre desde hace algunos años, incluidos los falsos acatamientos. Parece que en este tipo de sesiones los únicos que cumplen el protocolo sin excepción, en todos los aspectos, incluida la vestimenta, son los ujieres. Pero lo que queda y lo que espanta es la acogida que se dio a los que unos llaman "presos políticos" y otros, "políticos presos". La impresión general fue de camaradería, como si unos y otros y, en todo caso, muchos miembros del Congreso vieran a los cuatro acusados de rebelión, ante todo, como políticos. Procesados y en prisión preventiva, sí, pero políticos, igual que ellos. No habrían acogido del mismo modo, de ninguna manera, a un político procesado por delitos graves de corrupción al que permitieran salir de la cárcel para recoger su acta. Ni darle la mano ni abrazos ni besos ni nada. Porque la corrupción pringa. Pero un golpe –¿qué golpe?– como el de octubre no mancha: eso fue política y la prueba es que lo hicieron políticos. Aún está por medir el grado de blanqueamiento de la rebelión separatista catalana, pero así, a ojo, ya se ve que falta poco para que adquiera la blancura de la inocencia.

Federico entre filósofos
Agapito Maestre Libertad Digital 23 Mayo 2019

Dieter Brandau, en la sección de la tertulia de Los Catedráticos, ha invitado a Federico Jiménez Losantos para que hable de la nueva edición de su libro La ciudad que fue. Barcelona, años 70. Lo he escuchado con entusiasmo estoico y me he animado a releerlo. Naturalmente, leeré con atención el nuevo prólogo que ha escrito para la ocasión; pero, mientras me llega el libro, déjenme que les recuerde un par de detalles de la edición del año 2007 que hacen que este libro aún sea actual. Filosófico.

Es obvio que existen personajes con ciudad. Ortega no es sin Madrid ni Menéndez Pelayo sin Santander y, seguramente, aunque por motivos diferentes, Federico no sería sin Barcelona. También hay, sí, periodistas con ciudad. Y la de Federico, a pesar de los pesares, es Barcelona. Además, Federico Jiménez Losantos debería tener en Barcelona un lugar que le rindiera culto por la imagen maravillosa que ha construido de la ciudad condal en los años setenta. Nadie ha cantado tan bien como él la modernidad de esta ciudad en la etapa final del franquismo. Es, sin duda alguna, un libro nostálgico sobre todo en su primera parte. No podría ser de otro modo para quien reconoce desde las primeras líneas de su libro que "en realidad, Barcelona, no tenía mucha más libertad que otras ciudades españolas; la libertad la poníamos los que íbamos allí a buscarla". Todo es nostalgia. ¿O es que alguien no tendría nostalgia de que alguna vez tuvo 18 años? No hay, pues, nada que objetar a un autor que comienza con una autocrítica. Pero, ay, para que nadie me acuse de amiguismo, diré que la Barcelona que yo conocí en esa época, comparada con Madrid, que me cobijaba y me daba alas, era bastante más cutre y desarrapada.

Mas es su crítica a la alianza entre el nacionalismo catalán y la izquierda española lo que convierte a este libro en una pieza filosófica de plena actualidad. La crítica de Federico al vínculo trágico entre el nacionalismo catalán, que siempre tuvo su placenta en la utilización perversa de la lengua catalana, y la izquierda comunista y socialista sigue siendo una fuente intelectual de capital importancia para desarrollar una idea democrática de la nación española. Resulta realmente instructivo revisar la crítica a la que somete este libro las posiciones de los izquierdistas, que copiaron todos los argumentos y patrañas de Vázquez Montalbán, para negar la nación española. Es especialmente singular el análisis riguroso que lleva a cabo de las posiciones izquierdistas de gente como Manuela de Madre, Bru de Sala, García Prieto, y del mismo Arcadi Espada, que todavía en los años noventa, entre el 94 y 96, no era capaz de denunciar la barbaridad de la inmersión lingüística como factor clave para marginar a las personas y escupir sobre sus libertades. Sí, amigos, todavía en el año 1996 había periodistas, como Arcadi Espada, que no estaban dispuestos a aceptar que la lucha por los derechos individuales y contra el nacionalismo catalán fuera la defensa del Manifiesto por la Tolerancia Lingüística.

Sin embargo, Federico no es un derrotista. Cree que algunos avances ha habido contra el nacionalismo catalán, incluso ha habido periodistas, caso de Espada, que han conseguido aprender qué pasaba en Cataluña: "En fin, ahora que Arcadi ha avanzado en el ingente trabajo de averiguar lo que allí estaba perseguido, injuriado y apaleado desde hace muchos años, porque las tres cosas le ha tocado sufrirlas a él, no me extrañaría que la piara periodística habitual le dedique también descalificaciones de flamenquería, sacristía y chulería brava. No habrá en ello animadversión personal: es un género el de la omertá izquierdista barcelonesa que se reconoce caricaturizando y alanceando lo español, para sentirse moralmente superior y políticamente a salvo. Aunque, tras la hazaña de Cs, costará mucho mantener lo primero y será imposible sostener lo segundo; incluso a mi muy apreciado Arcadi".

Vergüenza en el Congreso
EDITORIAL ESdiario 23 Mayo 2019

Sánchez ha preferido decirle "No te preocupes" a Junqueras que a los españoles, con una imagen lamentable que resume el deterioro de la España constitucional.

La constitución de las cámaras, solemne inicio de la XXIII legislatura, arrojó algunas de las imágenes más tristes e indiciarias del profundo deterioro político, institucional y social que padece el sistema, auspiciado paradójicamente por quienes más tendrían que cuidarlo y respetarlo.

Si la estampa de cuatro diputados y un senador procesados por gravísimos delitos paseándose por el Congreso ya resulta indignante, la del presidente Sánchez tranquilizando al golpista Junqueras alcanza la categoría de humillante, acrecentado por el deplorable papel de la nueva presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, blanqueando la insultante e inconstitucional toma de posesión de muchos diputados.

Las apelaciones a la diversidad y el diálogo que suelen maquillar la tibieza de la izquierda ante el desafío separatista son, amén de inútiles frente a ellos, indecorosas con el legado real de la Constitución y falsarias del recorrido protagonizado por España desde 1978.

La Constitución ya recoge todos esos valores a los que se apela ahora para, simplemente, blanquear el flagrante incumplimiento de las responsabilidades institucionales propias y tolerar los pavorosos excesos de quienes, luego, son decisivos para aprobar unos Presupuestos como en el pasado lo fueron para hacer prosperar una moción de censura.

¿Y el Supremo?
Todo ello supone además un ataque al Tribunal Supremo, que en contraste con el deplorable comportamiento del Congreso, cumple con sus funciones y ejercer con diligencia sus funciones pero, ahora, parece una antigualla incapaz de traducir al lenguaje jurídico el evidente relato político en vías de imponerse desde el Gobierno y el secesionismo.

Ante esto, el centroderecha constitucional debe hacer algo más que competir entre las distintas siglas por parecer la primera y más enérgica formación en la denuncia de todos estos excesos. Da igual que el PP, Cs o Vox hayan sido más o menos diligentes en pedir la suspensión de los diputados procesados o el cambio en el reglamento que impida las tomas de posesión folclóricas.

No hay que engañarse: la tolerancia al separatismo no es buena para la convivencia, sino letal con la democracia

Lo relevante es que esa acción tenga efectos o, al menos, permita visualizar una alternativa sólida ante un desmán que amenaza con enterrar la maravillosa herencia democrática simbolizada en la Transición. Casado, Rivera y Abascal han de tener la grandeza suficiente para entender que, antes de sus disputas por liderar este espacio, ha de estar la réplica eficaz al sanchismo.

Ese régimen incipiente que, en lugar de decirle "No te preocupes" a los españoles, se lo dice al líder políticos juzgado por rebeldía y que, en vez de defender la Jefatura de Estado como icono de la España democrática, permite que se adquiera la condición de diputado apelando en tono guerracivilista a la República.

Batet blanquea a los golpistas
EDITORIAL ABC 23 Mayo 2019

La decisión de la nueva presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, de descargar sobre el Tribunal Supremo la responsabilidad de suspender a los cuatro diputados independentistas juzgados por rebelión tiene el riesgo de provocar un conflicto institucional entre poderes del Estado. De nuevo aparece en este socialismo acomplejado la pretensión de blanquear a unos golpistas, sacudirse de encima la culpa de su suspensión como diputados y aparentar que el PSOE hace todo lo posible por dilatar plazos con tal de no perjudicarles. Sánchez y Batet están contribuyendo a convertir a Oriol Junqueras y demás «mártires» del golpismo en Cataluña en víctimas de un supuesto Estado represor, como si los acusados de pretender la ruptura de España tuvieran que ser beneficiarios de derechos inalienables por encima de la ley. Por eso Batet ha insinuado que el Congreso tiene dudas jurídicas sobre si es ella quien debe suspender de funciones a los separatistas en virtud del Reglamento de la Cámara. Y por eso hace la vista gorda y empuja a la Sala Penal del Supremo a ordenarlo con la Ley de Enjuiciamiento Criminal en la mano. El fondo de la cuestión no se basa por tanto en una cuestión de competencias para la resolución de posibles lagunas jurídicas, sino en el más puro interés electoralista: con los colegios electorales abiertos el domingo y para no perder alcaldías en Cataluña, ni a Batet ni al PSC les interesa aparecer en plena campaña como los causantes de un perjuicio a los diputados-reclusos. Además, ya es conocido que es un partido favorable al derecho de autodeterminación.

Sánchez ha dejado claro que le resulta más relevante quedar bien con Junqueras que proteger la pacífica convivencia, los equilibrios y la colaboración entre el poder legislativo y el judicial. El enfrentamiento institucional entre el Congreso y el Supremo es evidente, por soterrado que sea y por maquillado que quede mientras Batet enreda a los españoles con coartadas juridicistas sobre el alcance de posibles lagunas y busca una legitimación a su falta de valentía. Batet quiere forzar al Supremo a tomar una decisión que debía tomar ella, en cumplimiento de la legalidad. Empieza mal su gestión porque no asume su responsabilidad de ejecutar una decisión que prevé la ley, que es legítima, que es justa y de sentido común. No es posible, o no debería serlo, que una democracia sólida permita a unos golpistas campar a sus anchas y manejar los hilos del país desde una celda, mientras los distintos poderes del Estado se enzarzan en una pugna procedimental derivada de los intereses tácticos del Gobierno y de la cobardía política de Sánchez. Llegados a este punto, lo menos relevante es quién decida finalmente la suspensión de los acusados. Lo único importante es que sean suspendidos con urgencia para evitar otro escarnio del separatismo contra nuestra democracia.

Batet bloquea la suspensión de los presos
 larazon 23 Mayo 2019

Innecesario debate el que ha introducido la recién nombrada presidenta del Congreso, Meritxell Batet, sobre quién debe suspender a los presos independentistas encausados por el golpe de octubre de 2017. Está en sus manos hacerlo en estricta aplicación del Reglamento del Congreso, como especifica su artículo 21.2. Queda en éste claramente expresado que un diputado «quedará suspendido en sus derechos, prerrogativas y deberes parlamentarios» cuando «se hallare en situación de prisión preventiva y mientras dure ésta», «o cuando una sentencia firme condenatoria lo comporte».

No hay duda de que el camino para su aplicación se cumple, como así lo indico el Tribunal Supremo en un auto de la semana pasada, y que no hay más problema para llevarse a cabo, más allá de razones políticas de conveniencia para los intereses electorales de Pedro Sánchez o la vía de «diálogo» abierta con el independentismo. Batet prefiere ahora, en la primera decisión importante que debía tomar tras la lamentable sesión constituyente de la Cámara, eludir su responsabilidad y trasladar al Supremo la competencia. La decisión es insólita porque ni siquiera existe un conflicto de competencias, aunque Batet quiera propiciarlo, ya que existe una doble vía para poner en marcha la suspensión de los diputados presos. «El Tribunal Supremo es el competente para determinar las consecuencias de las conductas de quién está juzgando», dijo la presidenta del Congreso tras enviar una carta al TS pidiendo explicación de las consecuencias de la aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en tanto que afecta a los cuatro diputados separatistas.

Las consecuencias son sabidas una vez que los cuatro diputados han tomado posesión de sus escaños y acataron –o denigraron– la Constitución, ya que es de «obligado cumplimiento». Todo indica que Batet está obstaculizando una medida que no quiere aprobar hasta después de las elecciones del 26-M por si tiene algún efecto negativo para el PSOE. Dilatar este procedimiento argumentando que «la función jurisdiccional pertenece en exclusiva al poder judicial» es añadir más confusión, ya que no ha aclarado si hoy, que es cuando se reúne la Mesa del Congreso, pedirá un informe a los letrados de la Cámara sobre cómo actuar y si debe esperar a la respuesta del Supremo. Batet está dando muestras de que no quiere tener la responsabilidad sobre una suspensión que es de oficio.

El pasado martes, día la apertura de la XIII Legislatura, quedó patente que no iba a mover un dedo para reconducir la bochornosa sesión orquestada por los independentistas y la inestimable colaboración de Pablo Iglesias. Se escudó en una lectura sesgada de la sentencia 74/1991 del TC sobre la fórmula que debía emplear para acatar la Constitución –olvidó tener en cuenta que no se debe desnaturalizar o vaciar de contenido el acatamiento mismo «mediante fórmulas que supongan un fraude a la Ley»–, lo que permitió un insulto al Congreso y a las instituciones democráticas. Pudo salir en defensa de la dignidad de la Cámara que estaba acogiendo a unos inculpados con graves delitos contra la democracia, pero no lo hizo. Por su parte, la Fiscalía ha pedido que sean suspendidos de forma inmediata a los diputados presos instando a que el Congreso aplique la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim), que supone la suspensión de quien «estuviere ostentando función o cargo público», una medida que el TC avaló con una sentencia del pasado marzo. La patética sesión de apertura de la Legislatura, con la complaciente actitud de la presidenta del Congreso, anunció una manera muy comprensiva de entender el tratamiento que en un futuro deben recibir los líderes independentistas una vez dictada sentencia.

Más oxígeno al separatismo
Editorial EL RUGIDO DEL LEÓN elespanol 23 Mayo 2019

La maniobra de Meritxell Batet por la que intenta trasladar al Tribunal Supremo la decisión de suspender a los diputados presos es una argucia que persigue dos fines. Por un lado, lavarse las manos para no aparecer como responsable de la medida. Por otro, ganar tiempo, de manera que la suspensión no se produzca, en cualquier caso, antes de las elecciones del domingo.

Sólo veinticuatro horas después del bochornoso espectáculo vivido en el Parlamento, el ardid de la presidenta del Congreso, supeditando su responsabilidad al tacticismo político, desgasta aún más la institución.

¿En Zarzuela?
A los independentistas les ha faltado tiempo para designar a Jordi Sànchez como encargado de acudir a la Zarzuela para participar en las consultas que el Rey iniciará la semana que viene a fin de proponer candidato a la investidura. Sería lo último: ver a Felipe VI recibiendo en su casa a alguien que está en prisión preventiva y a la espera de una sentencia por rebelión.

Aunque no es necesario ser diputado para participar en esa ronda de consultas, está claro que los separatistas están tomando la permisividad del Estado como un acicate para redoblar su órdago. Por eso era tan importante que desde el Parlamento se pusiera coto a tanto desmán.

Ambigüedad
La iniciativa de Batet de tratar de endosar al Supremo la suspensión de los diputados presos es un suma y sigue en el error de haber permitido que Oriol Junqueras y sus compinches adquiriesen la condición de parlamentarios proclamándose "presos políticos".

El Supremo ha sido claro ya al respecto: en este momento procesal, con los líderes del golpe separatista en mitad del juicio, son las Mesas del Congreso y del Senado las que deben suspenderles en sus funciones. Pero es que hasta la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aseguraba este martes que la suspensión "es obvia" en atención a al "artículo 21" del Reglamento de las Cortes.

Al actuar como lo está haciendo, Batet vuelve a cultivar la ambigüedad frente al separatismo, y al hacerlo alimenta las sospechas que ya pesaban sobre ella, sancionada en su día por el PSOE por defender el derecho de autodeterminación de Cataluña. No es lo que más conviene a la tercera autoridad del Estado.

Sois un excremento. Todos
Pedro de Hoyos Periodista Digital 23 Mayo 2019

He visto, como la mayoría de ciudadanos, una parte de la increíble puesta en escena que nuestros diputados montaron ayer en la Cortes. Han convertido un lugar noble, donde deben reunirse los mejores, en un mercadillo barriobajero, donde se juntan comadres y compadres a criticar a sus vecinos de patio.

Lo que sentí tras ver las escenas en las que zafios carreteros, rudos leñadores y atildados posmodernos se burlaban de los ciudadanos solo se puede definir como vergüenza ajena. Y al mismo tiempo sentía que justamente ese era uno de los males de España, hemos dejado de sentir vergüenza, tanto ajena como propia, hemos dejado de sentirnos obligados a manifestar el respeto a los demás con nuestras palabras, con nuestros actos y con nuestra ropa. Ah, y también hemos dejado de sentirnos obligados a mostrar respeto por la inteligencia, la cultura y las entendederas de los demás.

La casa de la democracia debe ser la casa de la tolerancia, sí, toooodos deben ser bienvenidos y respetados, siempre en nombre de la democracia. Pero la casa de la tolerancia no es una casa de tolerancia, existen una serie de normas, de compromisos, de sobreentendidos que deben mantenerse y ser respetados. Lo que ayer se vivió en el congreso de los diputados fue una muestra de la baja condición social de nuestros políticos, dudo todavía si a su vez éstos son fruto de la baja condición social de todos los ciudadanos, que activa o pasivamente, hemos sacado adelante un parlamento de gamberros, sectarios y acomplejados niñatos indignos de cargar sobre sus espaldas con la honrosísima obligación de representar a todo un pueblo. O a varios, si como parece vamos a ser una nación de nacioncitas, un pueblo de pueblecitos.

Por algún motivo hemos desalojado a los mejores, a los más preparados, de los puestos de decisión, de modo que solo los más zafios, rufianes y sanchopancescos españoles pueden encontrarse satisfechos en un lodazal semejante. Nuestros políticos han convertido el otrora noble y dignísimo arte de la representación de las esperanzas y necesidades del pueblo en un albañal en el que convergen todas las inmundicias que los españoles somos capaces de coleccionar en quince días de campaña para exhibirlas durante cuatro años en una casa de tolerancia con ventanales a la calle. Con ventanales a la puta calle, déjenme terminar con el mismo ambiente de alcantarilla que se vivió ayer en el Congreso.

Malditos, a mí no me representáis, soy medianamente culto, medianamente respetuoso, medianamente socializado, medianamente amable, medianamente comprensivo, medianamente tolerante, medianamente demócrata, medianamente… lo que es decir mejor, infinitamente mejor que vosotros. Cabrones, si es verdad que sois producto de nuestra sociedad solo sois nuestro excremento.

El Supremo devuelve la pelota a Batet: el Congreso debe suspender a los diputados golpistas
Miguel Ángel Pérez Libertad Digital 23 Mayo 2019

El Tribunal Supremo ha remitido este jueves un escrito a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, donde insiste en los argumentos ofrecidos en su auto de 14 de mayo dejando claro que la Mesa del Congreso era la competente para suspender a los diputados golpistas, tal y como avanzaba esRadio y Libertad Digital. Una decisión que tomaba para evitar un "conflicto competencial" en pleno juicio sobre el 1-O,

Batet remitía ayer un oficio al presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, solicitando que la Sala de Enjuiciamiento del 1-O confeccionase un informe sobre la suspensión de los 4 diputados presos, Oriol Junqueras, Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sánchez, que recoge el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal LECRIM.

Dicho artículo establece que "firme un auto de procesamiento y decretada la prisión provisional por delito cometido por persona integrada o relacionada con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes, el procesado que estuviere ostentando función o cargo público quedará automáticamente suspendido en el ejercicio del mismo mientras dure la situación de prisión".

Según el Supremo, "la configuración constitucional del Tribunal Supremo hace inviable la elaboración del informe requerido" por Meritxel Batet, sobre la aplicación del el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal LECRIM. El escrito firmado por el presidente del tribunal del 1-O, Manuel Marchena, añade además que la causa penal seguirá su curso y que es misión del tribunal salvaguardar los fines del proceso.

Recordamos que en el auto de la semana pasada remitido al Congreso y el Senado, el Supremo afirmaba que "el ejercicio de ese derecho participativo y particularmente el ejercicio efectivo del cargo para el que han sido elegidos puede verse afectado, en su caso, en la medida en que se pretenda su ejercicio de una manera incompatible con la situación cautelar de privación de libertad en la que en este momento se encuentran. El propio artículo 21 del Reglamento del Congreso de los Diputados prevé la situación de que un diputado se halle en situación de prisión preventiva y que ello implique la suspensión de sus derechos y deberes parlamentarios".

La vicepresidenta del Congreso se resiste
Nada más conocer la respuesta del Supremo, la vicepresidenta del Congreso, Gloria Elizo, ha señalado que no cree que una decisión como la de suspender a los políticos presos pueda ser tomada "a la ligera" solo con la consideración del tribunal. Por eso, Elizo, de Podemos, ha descartado que la Mesa del Congreso pueda decidir este jueves si suspende o no a los políticos presos.

Asimismo, Elizo ha señalado que se podrían adoptar otros procedimientos que retrasarían aún más la decisión. Según la vicepresidenta, la Cámara Baja podría volver a preguntar al Supremo sobre su propia respuesta y apunta a que la Mesa podría asumir "que no es competente" para tomar una decisión como ésta, informa Alicia González. Cree además que es necesario estudiar detenidamente la aplicación de la ley de enjuiciamiento criminal y del propio reglamento del Congreso lo que haría imposible tomar una decisión con urgencia, ha señalado a la salida de un desayuno informativo.

DENUNCIA DE LA AVT
La ‘traición’ de Francia a las víctimas de ETA
eltorotv.com 23 Mayo 2019

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha calificado este martes de «traición» el acercamiento por parte de Francia del etarra Mikel Carrera Sarobe, alias ‘Ata’, a la prisión de Lannemezan, situada a unos 230 kilómetros de San Sebastián.

A través de un mensaje en su perfil de Twitter, la AVT ha lamentado que el país galo haya acercado al «asesino» de «dos guardias civiles». «Francia traiciona a las víctimas incumpliendo el compromiso adquirido de no acercar a presos de ETA con delitos de sangre», han manifestado.

La asociación presidida por Maite Araluce se ha expresado así tras conocer el acercamiento del último jefe de comandos de la banda terrorista ETA, que está condenado a dos cadenas perpetuas dictadas en Francia por el asesinato en 2010 del gendarme galo Jean Serge Nerin, que fue la última víctima mortal de la banda, y de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en Capbreton en 2007.

En concreto, el país vecino estableció la cadena perpetua con la obligatoriedad de que pase al menos 22 años en prisión. ‘Ata’ ha sido trasladado este martes desde la prisión de Reau Sud Francilien, en la Réau –en el departamento de Sena y Marne– a la prisión de Lannemezan, una de las más próximas al País Vasco, según ha informado Etxerat.

Desde principios del año pasado, las autoridades francesas han llevado a cabo varios traslados de etarras a la citada prisión, entre ellos Arkaitz Agirregabiria, condenado a 25 años por su responsabilidad en el adiestramiento de miembros de ETA e identificado por su relación con el atentado del policía francés Jean-Serge Nerin, última víctima mortal de ETA, que falleció durante un tiroteo con miembros de la banda armada el 16 de marzo de 2010.

España: Oleada de crimenes cometidos por inmigrantes
Soeren Kern lagaceta.eu 23 Mayo 2019

Seis migrantes africanos violaron en grupo a una niña de 12 años en un pueblo cerca de Madrid, pero las autoridades españolas, aparentemente para evitar alimentar los sentimientos contra la inmigración, ocultaron al público la información del crimen durante más de un año.

El 15 de marzo de 2018, la niña de 12 años se encontraba jugando junto con otras niñas en un parque del municipio de Azuqueca de Henares, cuando alrededor de la una de la tarde, seis inmigrantes, cinco marroquíes y un nigeriano, se acercaron al parque infantil. Se llevaron a dos de las niñas a un edificio cercano abandonado, pero luego dejaron que una de ellas se fuera tras descubrir que era musulmana. Los inmigrantes, de entre 15 y 20 años, agarraron a la niña de 12 años por los brazos y las piernas y se turnaron para violarla, primero analmente y luego por vía vaginal, durante casi una hora.

El público no fue informado acerca del crimen hasta el 20 de marzo de 2019, cuando el periódico El Mundo publicó los resultados de una investigación. Según el informe, los fiscales y jueces españoles decidieron en secreto que tres de los menores serían retenidos en una institución para delincuentes juveniles durante tres años para luego, en lugar de ser deportados, ser «reinsertados» en la sociedad española. Uno de los mayores de edad está recluido en detención preventiva; los otros fueron dejados en libertad.

La violación en grupo ha puesto de relieve el incremento de crimines cometidos por migrantes en España, donde las políticas de inmigración «progresista», promovidas por todos los partidos políticos a excepción del partido populista Vox, están alimentando una afluencia migratoria ilegal de África, Asia y Oriente Medio. La violación en grupo también ha centrado la atención en la indulgencia del sistema judicial español, que habitualmente deja a los delincuentes migrantes en libertad.

No se encuentran disponibles estadísticas fiables acerca de los delitos cometidos por migrantes: los datos recopilados por el Ministerio del Interior español en categorías específicas de delitos (homicidio, violación, robo, etc.) no desglosan la nacionalidad de los delincuentes.

Adicionalmete, diferentes bases de datos del Ministerio del Interior arrojan resultados distintos acerca del número real de delitos. Una base de datos, por ejemplo, muestra que hubo 332 homicidios en España en 2017, mientras que otra muestra que hubo 308. Una base de datos muestra que hubo 865 violaciones en 2017, mientras que otra muestra que hubo 1,382 — una diferencia del 60%.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra que los inmigrantes representan aproximadamente el 10% de la población total española, y el 32% de la población penitenciaria española. El INE no desglosa las estadísticas según la nacionalidad de los internos, aunque los datos del Ministerio del Interior muestran que la mayoría de los inmigrantes detenidos en 2017 procedían de solo dos países: Rumania (18,032) y Marruecos (17,464).

A pesar de la falta de estadísticas oficiales, la evidencia que se encuentra en las páginas de los periódicos locales muestra que la criminalidad cometida por los migrantes — que va desde el robo a pequeña escala, pasando por el abuso sexual hasta llegar al homicidio — es un problema creciente en todo el país.

En Barcelona, por ejemplo, 15 miembros de una banda de delincuentes magrebís conocida como «La Manada de Alá» agredieron sexualmente a una mujer en una estación de metro. Los migrantes, que se encuentran en situación irregular en España, y algunos de los cuales son menores no acompañados, tenían extensos antecedentes penales y eran bien conocidos por la policía.

El crimen, ocurrido en el suburbio barcelonés de Santa Coloma el 11 de noviembre de 2018, tuvo lugar cuando una pareja intentó salir de la estación de Can Peixauet. Los jóvenes, de Marruecos y Argelia, lanzaron insultos y abusos verbales a la pareja mientras bajaban de un tren, luego siguieron a la pareja hasta un ascensor, donde agredieron a la mujer y apuñalaron a su compañero.

Más tarde, la policía encontró a los jóvenes en un edificio abandonado, que habían ocupado durante meses, y donde anteriormente habían sido detenidos en relación con una serie de robos en la zona. Los jóvenes estaban infectados con sarna, obligándo la policía a activar un protocolo especial de descontaminación para los agentes involucrados, los vehículos policiales y las celdas de la cárcel. La mayoría de los 15 jóvenes han sido dejados en libertad.

Las violaciones en grupo cometidos por migrantes se han vuelto cada vez más comunes en España. A continuación algunos de los acontecimientos de los primeros cinco meses de 2019:

Alicante, 16 de abril. Tres argelinos violaron en grupo a una joven de 19 años. Uno de los hombres fue detenido en el aeropuerto de Alicante-Elche cuando intentaba huir del país.
Tarragona, 28 de marzo. Once inmigrantes menores de edad fueron detenidos por violar en grupo a una joven en el parque del Anfiteatro. De los once, solo uno pasó a disposición judicial acusado de un delito de agresión sexual. Los otros diez, acusados de abusos sexuales, quedaron en libertad.
Alicante, 26 de marzo. Cuatro marroquíes menores de edad violaron en grupo a una joven de 15 años. Filmaron la violación y luego le exigieron un pago de 50 euros para evitar que el video se publicara en las redes sociales.
Alicante, 22 de marzo. Diez argelinos fueron detenidos por violar en grupo a tres jóvenes entre 14 y 17 años. La policía dijo que los miembros de la banda se sostenian robando casas y negocios y vendiendo los artículos robados en el mercado negro.
Sabadell, 2 de febrero. Ocho marroquíes violaron en grupo a una joven de 18 años en una nave industrial abandonada. La joven estaba celebrando su cumpleaños cuando se separó de sus amigos. Los marroquíes, de edades comprendidas entre 21 y 53 años, estaban sin hogar y vivian como ocupas en el almacén. De los ocho, solo dos estuvieron en prisión preventiva.
Algeciras, 6 de enero. Tres dominicanos fueron detenidos por violar en grupo a una niña de 14 años.
Benidorm, 5 de enero. Cuatro ecuatorianos fueron detenidos por drogar y violar en grupo a una joven de 19 años durante Nochevieja.

Las víctimas de delitos sexuales cometidos por migrantes a menudo son niños pequeños y adolescentes, así como mujeres mayores:

Barcelona, ​​18 de mayo. Un narcotraficante dominicano de 36 años fue detenido por violar a una niña de 13 años en el Raval.
Valencia, 16 de mayo. Un boliviano fue detenido por violar repetidamente a su hija de 14 años.
Granada, 17 de abril. Un marroquí de 45 años fue detenido después de masturbarse frente a los niños durante una procesión de Semana Santa.
Salt (Girona), 4 de abril. Un maliense de 42 años fue detenido por abusar sexualmente de su hija de 14 años.
Hospitalet de Llobregat, 11 de marzo. Un indio de 25 años fue detenido por violar a una niña menor de edad que había conocido en las redes sociales.
Sagunto (Valencia), 23 de febrero. Un ecuatoriano de 24 años acusado de violar repetidamente a una niña de 16 años justificó el crimen al decirle al juez: «Soy la reencarnación de Jesucristo y tengo documentos que lo acreditan».
Valencia, 22 de febrero. Un hondureño fue condenado a cuatro años de cárcel por tener una relación sexual con una niña de 14 años. La edad de consentimiento en España es de 16 años.
Sils (Girona), 20 de febrero. Tres hombres, entre ellos un venezolano, intentaron secuestrar a una niña de 12 años cuando salía del colegio.
Berga (Barcelona), 18 de febrero. Un senegalés de 33 años fue detenido por agredir sexualmente a una mujer de 72 años.
Barcelona, 7 de febrero. Un imán de 40 años fue acusado de violar analmente a un niño de 13 años en una mezquita durante una lectura del Corán.
Blanes (Girona), 6 de febrero. Un senegalés de 24 años fue detenido por agredir sexualmente a una niña de 11 años.
Beniel (Murcia), 5 de febrero. Un marroquí de 34 años fue detenido después de que manoseó los pechos de dos niñas durante las fiestas de la Candelaria.
Sant Josep (Ibiza), 2 de febrero. Un marroquí de 48 años fue detenido por agredir sexualmente a una mujer de 87 años en su vivienda. El hombre accedió al interior de la casa y, tras comprobar que la mujer se encontraba sola, la tiró al suelo colocándose encima de ella, manoseándola y golpeándole la cara. La mujer sufrió fuertes traumatismos en el rostro, por lo que tuvo que ser atendida por el personal sanitario. La policía dijo que el mismo hombre había agredido sexualmente a una joven de 19 años en la vía pública de Sant Antoni en abril de 2018.
Leganés, 28 de enero. Un pakistaní fue detenido por agredir sexualmente a dos jóvenes en su casa. El hombre atrajo a las jovencitas colocando anuncios falsos en los que manifestaba estar buscando cuidado de niños y servicios de limpieza del hogar.
Archena (Murcia), 27 de enero. Un guatemalteco de 38 años fue detenido por abusar sexualmente de su hijastra de 11 años.
La Bañeza (León), 19 de enero. Un senegalés fue detenido por pedir prostituirse a una menor de 16 años. Le ofreció dinero y le preguntó cuánto cobraba por noche.
Santomera (Murcia), 15 de enero. Un argelino fue detenido por hacer proposiciones sexuales a un grupo de niños e invitarlos a su hogar.
Valencia, 12 de enero. Un colombiano fue detenido por drogar a una niña de 16 años e intentar violarla.

Otros delitos sexuales cometidos por migrantes en España durante los primeros cinco meses de 2019 incluyen:

Valencia, 17 de mayo. Un marroquí de 18 años fue detenido por violar a una turista belga de 18 años.
Madrid, 10 de mayo. Un guineano de 27 años fue detenido por agredir sexualmente a tres mujeres en un club en Carabanchel.
Martorell, 9 de mayo. Un marroquí de 40 años fue detenido por intentar violar a tres mujeres mientras hacían deporte junto al río Llobregat. Un juez envió al hombre a una clínica de salud mental.
Barcelona, ​​19 de abril. Un frances de 32 años de origen marroquí violó a una portuguesa de 37 años en los jardines del Museo Marítimo, ubicado junto a La Rambla, una de las principales atracciones turísticas de Barcelona. El violador mordió la oreja de su víctima, le rompió el brazo y la dejó gravemente herida. La policía entregó la oreja cortada al hospital, donde los médicos realizaron una cirugía reconstructiva. Una semana antes del ataque,vecinos del barrio alertaron a la policía sobre el comportamiento agresivo del hombre. El hombre fue detenido tres veces y dejado en libertad. Algunos creen que el ataque podría haberse evitado con una aplicación más estricta de la ley.
Murcia, 15 de abril. Dos marroquíes, de 21 y 26 años, fueron detenidos por secuestrar y agredir sexualmente a una joven transexual de 18 años.
El Vendrell (Tarragona), 8 de abril. Un dominicano de 23 años fue detenido por violar a una mujer de 32 años en el portal de su edificio.
Crevillent (Alicante), 5 de marzo. Un marroquí de 32 años fue detenido por agredir sexualmente a varias mujeres en las calles del pueblo.
Bermeo, 4 de marzo. Un africano subsahariano intentó violar a una mujer en el centro del pueblo.
La Palma del Condado (Huelva), 27 de febrero. Un rumano fue detenido por agredir sexualmente a dos mujeres en un céntrico parque.
Lloret de Mar (Girona), 23 de febrero. Un marroquí de 23 años violó a una mujer en un cajero automático.
Lorca, 26 de febrero. Un marroquí de 31 años intentó violar a una mujer a quien agarró por la espalda.
Madrid, 26 de febrero. Un rumano de 31 años fue detenido por agredir sexualmente a al menos cinco mujeres en las proximidades de la estación de Renfe de Tres Cantos.
Valencia, 24 de febrero. Un paquistaní de 48 años intentó violar a una mujer en un aparcamiento.
Santa Cruz de Tenerife, 22 de febrero. Un marroquí fue detenido por agredir sexualmente a una mujer enfrente de las instalaciones del Albergue municipal, donde se aloja el implicado. Cuando el novio de la mujer intervino, fue atacado con golpes en la cabeza.
Pamplona, ​​19 de febrero. Tres rumanos, de 17 y 18 años, fueron detenidos por agredir sexualmente a una mujer en el baño de un bar.
Palencia, 14 de febrero. Un peruano de 36 años fue detenido por agredir sexualmente a la hija de su pareja.
Marbella, 13 de febrero. Un chino de 35 años fue detenido por agredir sexualmente a una mujer en dos ocasiones. En ambas ocasiones, el hombre ató a la mujer con una cuerda y la amordazó. La golpeó, la asaltó sexualmente y luego usó su teléfono celular para transferir dinero de su cuenta bancaria.
Beniaján (Murcia), 12 de febrero. Un marroquí violó a una mujer de 37 años que había conocido unos días antes. En mayo, tres hombres también fueron detenidos por violar a una mujer en la misma localidad.
Villaviciosa de Odón (Madrid), 9 de febrero. Un camerunés de 21 años violó a una estudiante inglesa de 21 años. El hombre, que llegó a España como refugiado político, había recibido alojamiento y asistencia social gratis durante un año mientras se procesaba su solicitud de asilo.
Marbella, 8 de febrero. Un senegalés intentó violar a una camarera en un restaurante. El implicado entró en el establecimiento alrededor de las once de la mañana y comenzó a coquetear con la mujer, quien le respondió que estaba casada. El se fue. Al poco tiempo, la trabajadora salió para hacer algunas compras en un supermercado cercano cuando el hombre intentó violarla.
Cádiz, 7 de febrero. Un guineano de 19 años fue detenido después de exhibir repetidamente sus genitales en la vía pública. El joven se encuentra en situación irregular y fue detenido por infringir la Ley de Extranjería, no por el exhibicionismo.
Palma de Mallorca, 4 de febrero. Un marroquí de 42 años fue detenido tras intentar manosear los pechos a varias mujeres en la Estación Intermodal de Palma.
Capdepera (Mallorca), 22 de enero. Un marroquí de 25 años fue detenido por agredir sexualmente a una mujer de 39 años que estaba montando en bicicleta.
Culleredo, 21 de enero. Un peruano agredió sexualmente a una mujer en un autobús.
Guadalajara, 20 de enero. Un argelino de 25 años fue detenido por intentar violar a una mujer de 40 años.
Formentera, 20 de enero. Una mujer fue agredida sexualmente por dos hombres que parecían ser sudamericanos o marroquíes.
Mataró, 14 de enero. Un marroquí agredió sexualmente a una mujer en un aparcamiento.
Safor (Valencia), 11 de enero. Un pakistaní fue detenido por agredir sexualmente a su hijastra. Fue detenido en un puesto de control policial mientras viajaba en un autobús a Italia.
Valencia, 9 de enero. Un libanés fue detenido por drogar y violar a una joven de 20 años durante Nochevieja.
Villajoyosa (Alicante), 8 de enero. Una mujer de 29 años fue agredida sexualmente en el Hospital de la Marina Baixa por dos hombres que parecían ser marroquíes. El hospital ha sido escenario de varias agresiones sexuales: los trabajadores deben recorrer un camino oscuro cuando van del hospital al aparcamiento.
Mislata (Valencia), 5 de enero. Un colombiano de 28 años drogó y violó a una niña de 16 años.
Burriana (Castellón), 2 de enero. Dos rumanos fueron detenidos por secuestrar y violar a una joven de 17 años durante Nochevieja.
Valencia, 1 de enero. Un guineano de 18 años agredió sexualmente a una barrendera en la plaza Vicente Iborra.

Crímenes de honor y violencia de género cometidos por migrantes:

Madrid, 6 de mayo. Un marroquí asesinó a puñaladas a su pareja, una española de 47 años llamada Juana U.M. La policía dijo que se cree que el hombre, con una larga lista de antecedentes penales, y al menos 30 condenas previas, huyó a Marruecos para evadir a la justicia española.
Granada, 17 de mayo. Un marroquí de 36 años apuñaló e hirió gravementea su ex esposa, de 32 años.
Sueca (Valencia), 1 de abril. Un marroquí de 40 años fue detenido por secuestrar y agredir a su esposa e hijas.
Tudela, 21 de febrero. Un argelino fue detenido tras agredir a su ex pareja y amanezarla de muerte.
Burriana, 20 de febrero. Un marroquí agredió a su hija de 18 años porque tuvo una conversación con un compañero de clase.
Totana (Murcia), 3 de febrero. Un ecuatoriano de 41 años fue detenido por golpear y violar a su novia después de que ella se negara a tener relaciones sexuales con él.
Reus, 1 de febrero. Un dominicano de 19 años decapitó a su novia y luego se suicidó saltando desde una ventana del quinto piso.
Salamanca, 28 de enero. Un colombiano de 31 años fue detenido por agredir a su esposa en plena calle.
Mula (Murcia), 27 de enero. Una boliviana fue detenida por agredir a su hija de 15 años. La policía dijo que la niña había sido azotada con un cinturón de cuero todos los días durante dos años a manos de su madre y de su hermano mayor.
El Palmar (Murcia), 25 de enero. Un marroquí de 50 años fue detenido por agredir a su esposa y amenazarla de muerte después de que ella le pidiera el divorcio.
Bonavista (Tarragona), 20 de enero. Un argentino de 44 años fue detenido por empujar a su esposa desde el balcón de un tercer piso.
Vigo, 14 de enero. Un marroquí de 41 años fue detenido después de amenazar de matar a su esposa. La pareja tuvo una discusión después de que él la acusara de pasar demasiado tiempo hablando con los vecinos.
Murcia, 8 de enero. Un marroquí de 29 años fue detenido por agredir a su esposa y obligarla a esconderse en un armario.
Vilagarcía (Pontevedra), 7 de enero. Un rumano de 60 años agredió a su esposa en un parque público.
Salamanca, 7 de enero. Un marroquí apuñaló a su esposa embarazada.
Laredo, 3 de enero. Un ecuatoriano de 29 años apuñaló a su ex novia.
Madrid, 2 de enero. Un ecuatoriano de 41 años lesionó gravemente a su esposa después de golpearla con una escoba de aluminio.

Los inmigrantes menores de edad no acompañados — conocidos en España como «MENAS» (menores extranjeros no acompañados) — también participan en actividades delictivas:

Barcelona, ​​12 de mayo. Un grupo de 40 menas ocuparon un edificio de viviendas de cinco pisos frente a una estación de policía. Los menas insultaron y amenazaron a la policía que se acercaba al edificio.
Zaragoza, 27 de abril. Un mena de 15 años fue detenido después de darle un puñetazo en la cara a una mujer rompiéndole la nariz mientras intentaba robarle su teléfono. Luego agredió e hirió a tres policías que intentaron detenerlo.
Zaragoza, 14 de marzo. Tres menas fueron detenidos por agredir a su tutor.
Melilla, 12 de marzo. Quince menas agredieron a un agente de policía.
Valencia, 11 de marzo. Tres menas argelinos que huían de las autoridades francesas fueron detenidos después de abordar un tren sin billete. Los menas apuñalaron y torturaron a otros dos argelinos en la ciudad francesa de Lyon. Una de sus víctimas murió en el ataque del 5 de marzo, que fue grabado y compartido por los menas en las redes sociales.
Palma de Mallorca, 25 de febrero. Un mena argelino agredió sexualmentea su maestra de 24 años en un centro de acogida a refugiados. El joven, completamente desnudo, empujó a la mujer al interior de un baño.
Palma de Mallorca, 14 de febrero. Dos menas argelinos fueron detenidospor presuntos delitos de abusos sexuales, acoso, violencia doméstica y amenazas graves hacia los vecinos y también contra el personal y otros menores del centro de protección donde están tutelados.
Arenys de Mar (Barcelona), 10 de febrero. Tres menas agredieron y robaron a Susanna Mir, consejal de PDECat. Los tres jóvenes eran reincidentes, conocidos por la policía.
Barcelona, ​​7 de febrero. Un mena marroquí fue detenido por violar a seis mujeres de entre 40 y 78 años.
Zaragoza, 10 de enero. Tres menas fueron detenidos por agredir a agentes policíales e intentar robar a una mujer de 58 años.

Algunos migrantes son delincuentes seriales:

Tarragona, 8 de mayo. Un marroquí de 36 años fue detenido después de haber robado en el interior de siete coches en una noche. Aunque tiene una larga lista de antecedentes penales, con al menos 17 condenas anteriores, fue liberado.
Salou (Tarragona), 7 de mayo. Un argelino de 67 años fue detenido por robar un bolso que contenía dos teléfonos móviles de gama alta. La policía dijo que el hombre tiene una larga lisa de antecedentes penales, con al menos 170 condenas previas.
Gijón, 18 de abril. Un argelino de 24 años fue detenido después de haber robado el interior de más de 20 coches en una semana.
Usurbil (Gipuzkoa), 3 de abril. El líder de una banda argelina fue detenidopor cuarta vez en cinco años por robar coches y casas en el País Vasco. La banda es responsable de casi 100 robos de coches y 200 robos de casas desde 2013, según la policía.
Madrid, 29 de marzo. Ocho miembros de una banda marroquí fueron detenidos por robar 57 coches y camionetas para venderlos en África.
Gijón, 22 de marzo. Un marroquí fue detenido por robarle el bolso a una mujer. El hombre, que arrastró a la mujer por el suelo durante varios metros antes de tomar su bolso, tiene, según la policía, una larga lista de antecedentes penales.
Beniaján (Murcia), 14 de marzo. Un marroquí de 24 años fue detenido por robar en más de 50 coches y sustraer material informático, relojes, teléfonos móviles y cargadores, altavoces y otros productos tecnológicos.
Leganes, 9 de febrero. Un polaco fue detenido por intentar violar a una mujer cuando salía de su oficina. La policía dijo que el hombre tiene una larga lista de antecedentes penales, con al menos 18 condenas previas.
El Ejido (Almería), 6 de enero. Un marroquí de 18 años, en situación ilegal en España, fue detenido por agresión sexual. La policía dijo que era responsable de al menos seis robos a mano armada.

Los mayores y discapacitados son cada vez más víctimas de asaltos y robos cometidos por migrantes:

Vitoria-Gasteiz, 14 de mayo. Una mujer de 75 años murió por las lesiones sufridas cuando fue asaltada y robada por dos marroquíes en el portal de su edificio.
L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), 26 de abril. Un argelino de 52 años fue detenido por agredir brutalmente a una mujer de 91 años. La mujer fue caminando con su hijo a primera hora de la tarde cuando el hombre argelino comenzó a golpearla con una barra metálica. Fue hospitalizada y recibió más de 100 puntos en la cabeza y en el cuello. La policía dijo que el argelino no tenía hogar y tenía problemas de salud mental.
Gandia, 26 de abril. Un pakistaní de 22 años fue detenido por agredir y robar a un hombre discapacitado. Después de confesar el crimen, el juez le dio una sentencia suspendida de ocho meses, aparentemente porque era su primer delito. Unas horas después, también en Gandia, el mismo hombre fue acusado de agredir y robar sexualmente a una mujer.
Jerez de la Frontera, 24 de abril. Un marroquí de 34 años fue detenido por agredir y robar a una pareja mayor, de 81 y 83 años, en la entrada de su casa.
Cieza (Murcia), 3 de abril. Un migrante ilegal fue detenido por robar a varias mujeres mayores.
Cantabria y Vizcaya, 12 de marzo. Dos argelinos, de 45 y 51 años, fueron detenidos por robar en las casas de 35 ancianas. Los argelinos, haciéndose pasar por plomeros, obtuvieron acceso a las casas pretendiendo llevar a cabo reparaciones.
Lérida, 16 de febrero. Un argelino de 48 años fue detenido por robar a seis personas mayores. El 9 de noviembre, el implicado fue detenido por robar a dos ancianos, de 70 y 84 años. La policía dijo que el hombre había robado al menos a otras 17 personas de la misma manera: acosaba a sus víctimas, todas mayores, cuando regresaban a casa del supermercado. Luego accedía a los edificios al ofrecerse para sostener la puerta o ayudarles con las bolsas.

Otros homicidios, asaltos con agravantes y robos violentos cometidos por migrantes incluyen:

Cobeña (Madrid), 3 de mayo. Dos pandilleros dominicanos fueron detenidos por asesinar a un estudiante de 20 años durante una pelea en un festival local. La policía dijo que la banda, dedicada a robar carteras y teléfonos celulares durante los festivales, suele robar en promedio a 80 y 100 personas por noche.
San Sebastián, 28 de abril. La policía vasca ha detenido a siete personas, entre ellas tres rumanos y dos marroquíes, después de que un joven de 17 años fuera asesinado durante una pelea en una conocida discoteca.
Vigo, 24 de abril. Un marroquí apuñaló a una viandante de 40 años después de que la mujer se negara a entregar su bolso.
Madrid, 11 de abril. Una numerosa banda de jóvenes marroquíes agredió a un niño de 15 años después de que el «miró» a dos niñas del grupo conflictivo. El niño sufrió graves lesiones en los ojos, pómulos, mandíbula y dientes. La banda tiene hasta 50 miembros, de entre 14 y 20 años, que han estado aterrorizando el barrio de Congosto en el sur de Madrid durante más de un año. La madre del niño dijo: «Esta banda hace quedadas en los institutos, a la salida de los chavales. Llevan cadenas y palos para pegarles.» Otro padre agregó: «A primera hora de la tarde, o a última hora. En una zona del barrio, o en otra. Y eso es lo peor. Que no hay forma de garantizar que tus hijos están a salvo en ningún lado. Se han ido adueñando de Congosto ante la pasividad policial».
Rojales (Alicante), 2 de abril. Un húngaro de 49 años asesinó a su pareja de 39 años en su domicilio.
Almería, 27 de marzo. Un marroquí, con situación irregular en España, fue condenado a un año de prisión por agredir a una prostituta después de que ella se negara a darle sexo gratis.
Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), 18 de marzo. Un marroquí de 25 años fue detenido por secuestrar a su esposa y exigir un rescate de 5.000 euros.
Las Palmas de Gran Canaria, 12 de marzo. Dos marroquíes, de 19 y 41 años, fueron detenidos por cometer una serie de asaltos y robos.
Alcorcón, 9 de marzo. Un marroquí de 20 años y un dominicano de 20 años fueron detenidos por apuñalar a un dominicano de 21 años en el cuello.
Tarragona, 7 de marzo. Dos marroquíes dieron una patada en el estómago a una mujer embarazada después de que ella se negara a entregarles su mochila.
Cieza (Murcia), 7 de marzo. Dos marroquíes con órdenes de deportación pendientes fueron detenidos después de intentar robar un coche.
Tarifa, 5 de marzo. Tres marroquíes agredieron y robaron a una pareja de ancianos.
A Coruña, 3 de marzo. Un marroquí y un ciudadano portugués fueron detenidos por robar una farmacia y una clínica dental.
Valencia, 1 de marzo. Un guineano de 20 años fue detenido por robarle 20 euros a una mujer. El hombre atacó a la mujer por detrás, la agarró del cuello y la dejó inconsciente.
Elche, 18 de febrero. Tres adolescentes, uno de Argelia, uno de Ecuador y otro con ciudadanía española, fueron detenidos por robarle el bolso violentamente a una mujer.
Jaén, 15 de febrero. Un marroquí de 19 años fue detenido por agredir a su esposa escapó de la custodia policial.
Lepe (Huelva), 4 de febrero. Un marroquí de 28 años, que se encontraba en situación irregular en España y con una orden de deportación, agredió a una mujer y se apoderó de su bolso. Cuando la policía intentó detenerlo, se volvió violento y atacó a la policía. También se cree que es responsable de numerosos delitos contra el patrimonio en establecimientos del pueblo.
Palma de Mallorca, 3 de febrero. Cuatro argelinos, un marroquí y otro hombre con ciudadanía española fueron detenidos después de agredir y robar a un hombre que acababa de ganar 1.200 euros en una sala de bingo.
Ceuta, 22 de enero. Un marroquí fue detenido por robar con violencia a una mujer.
Barcelona, ​​13 de enero. Un polaco fue detenido por empujar a una prostituta asiática desde un balcón. La mujer fue hospitalizada con graves lesiones en la cabeza.
Galapagar (Madrid), 12 de enero. Tres marroquíes fueron detenidos por entrar en una vivienda, amenazar a dos niños con un cuchillo y obligar a su madre a retirar dinero de un cajero automático. Luego robaron una tableta, con sistema integrado de rastreo GPS que permitío su detención por parte de la policía.
San Javier, 24 de enero. Un marroquí de 18 años fue detenido por agredir y robar a una mujer en la entrada de su vivienda.
Granada, 15 de enero. Cinco marroquíes fueron detenidos por agredir y robar a una pareja de teléfonos móviles y dinero.

La violencia también está aumentando en los centros de acogida de refugiados:

Madrid, 17 de abril. Un marroquí de 18 años apuñaló a un marroquí de 17 años en un centro para menores no acompañados en Hortaleza. Según informes, la violencia en las instalaciones está en espiral. «Hay una escalada de violencia que no hay quien la pare», dijo un trabajador. «Muchos llegan a Madrid pensando que va a ser la solución a sus vidas y cuando ven que no es así se decepcionan», dijo otro. El 26 de marzo, más de 20 inmigrantes menores de edad agredieron a guardias de seguridad en el mismo centro.
Palma de Mallorca, 14 de febrero. Dos migrantes menores de edad no acompañados fueron detenidos por presuntos delitos de abusos sexuales, acoso, violencia doméstica y amenazas graves al personal del centro de protección donde están tutelados.
Melilla, 2 de enero. Un argelino de 21 años fue detenido por agredir sexualmente a un marroquí de 21 años en un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Los migrantes atacan cada vez mas a los agentes de la policía española:

Las Cabezas de San Juan (Sevilla), 12 de mayo. Dos marroquíes dispararon a policías que iban a notificarles una denuncia.
Palma de Mallorca, 10 de mayo. Cuatro migrantes que venden productos falsificados agredieron a la policía al arrojarlos al suelo y patearlos repetidamente en la cabeza.
Gijón, 16 de abril. Un marroquí de 28 años se desnudó y luego agredió a un agente de policía que le ordenó vestirse.
Murcia, 7 de marzo. Un argelino de 34 años intentó atropellar a un policía que le había ordenado detener su coche durante una inspección rutinaria de transito.
Barcelona, ​​6 de marzo. Un marroquí de 35 años que gritaba «Allahu Akhbar» fue detenido después de que trató de apuñalar a varios policías.
Salamanca, 1 de marzo. Un marroquí de 24 años fue detenido tras agredir a tres policías.
Bilbao, 25 de agosto. Un senegalés de 25 años, acusado de robar un teléfono móvil en el recinto festival, pateó a un agente de policía y fracturó además la pierna de otro agente. Se necesito la intervención de nueve agentes para refrenar al hombre, quien llamó a otros migrantes senegaleses para que lo respaldaran. El Sindicato Vasco de Policía y Emergencias (SVPE) denunció la «falta de medios» que obliga a la Policía Municipal de Bilbao a trabajar en condiciones precarias. «Tenemos taser, pero están guardadas en un armario por cobardía política», dijo un agente de policía. La policía de la ciudad tampoco tiene acceso a cascos ni escudos antidisturbios.

Varios casos criminales relacionados con migrantes se están abriendo camino a través del sistema judicial español, que en algunos casos ha mostrado ser indulgente:

Sanlúcar la Mayor (Sevilla), 24 de abril. Un rumano que había golpeado con la cabeza a un agente de policía rompiéndole la nariz, y que posteriormente mordió a otro oficial en el brazo, fue dejado en libertad sin fianza. El implicado, que tiene una larga lista de antecedentes penales, agredió a los agentes después de que intentaron disolver una pelea. El fiscal local y el juez decidieron que los ataques no eran suficientes para justificar la detención provisional. Medios locales informaron que la decisión fue recibida con malestar por la policía, quien dijo que no podía entender cómo alguien que actuó con tanta violencia puede quedar libre, y que su liberación reforzaría el sentimiento de impunidad entre los delincuentes.
Murcia, 22 de abril. Un marroquí de 32 años que admitió haber violado a una mujer, recibió una sentencia suspendida de cinco años, con la condición de que no volviera a violar durante los próximos cinco años. La Audiencia Provincial de Murcia justificó la indulgente sentencia después de establecer que el acusado actuó como lo hizo debido a su adicción al cannabis, que «disminuyó sus facultades intelectivas y volitivas».
Palma de Mallorca, 11 de abril. Tres pakistaníes fueron condenados a tres años y medio de cárcel por vender drogas en Magaluf.
Ciudad Real, 9 de abril. Un rumano de 47 años fue condenado a 81 años de cárcel por violar hasta seis veces a sus dos hijas, de 14 y 15 años, mientras su madre no estaba.
Murcia, 17 de marzo. Un marroquí fue condenado a nueve meses de cárcel por exponerse repetidamente a una niña de 11 años en Águilas. El hombre permanece libre a la espera de una apelación.
Alicante, 6 de marzo. A un brasileño de 32 años se le impuso una sentencia suspendida de 16 meses por eyacular a una menor de edad en un autobús urbano. También se le prohibió usar el transporte público durante ocho meses.
Valencia, 20 de febrero. Los fiscales pidieron que un brasileño de 41 años fuera condenado a ocho años de cárcel por violar a un joven de 16 años en las duchas de un gimnasio.
Palencia, 1 de febrero. Un costarricense de 39 años fue condenado a ocho años de cárcel por agredir sexualmente a una niña de 13 años que cuidaba a sus dos hijos.
Zaragoza, 16 de enero. Un guineano se libró de una pena de prisión después de que admitiera haber abusado sexualmente de dos niñas menores de edad.
Palma de Mallorca, 8 de enero. Un senegalés fue condenado a cuatro años de cárcel por intentar violar a una turista británica de 29 años en el baño de un bar en Magaluf, Mallorca. También se ordenó su deportación después de que cumpla dos tercios de su sentencia.
Sevilla, 8 de enero. Tres rumanos fueron condenados a 14 años de cárcel por violar en grupo a una mujer paraguaya de 27 años en un campo al lado del Estadio Olímpico.

Mientras tanto, en Jerez de la Frontera, Juana, una mujer de 70 años que ofreció refugiar en su casa a un inmigrante llamado Mohamed, ha quedado sin hogar. Cuando la mujer regresó a su casa después de una estancía en el hospital, descubrió que Mohamed, a quien la mujer había conocido en un comedor social, había cambiado las cerraduras y se había negado a dejarle entrar. Debido a la idiosincrasia de la ley inmobiliaria española, que a menudo favorece a los inquilinos a costa de los propietarios, la mujer enfrentará una ardua batalla para recuperar el control de su vivienda.

En Madrid, una pareja de ancianos que regresaba a casa despues de unas vacaciones descubrió que su piso había sido «ocupado» por migrantes africanos. Cuando un equipo de la cadena de televisión madrileño Telecinco fue a investigar, los migrantes destruyeron la cámara. La pareja está viviendo actualmente con miembros de la familia, mientras que el despacioso sistema judicial español determina quién tiene derecho de vivir en el inmueble.

También en Madrid, cientos de inmigrantes indocumentados del África subsahariana se alborotaron en el barrio de Lavapiés, uno de los distritos más «multiculturales» de la capital española. Los disturbios fueron el resultado directo de muchos años de deferencia extrema por parte de los funcionarios españoles hacia los inmigrantes ilegales, y el fracaso generalizado de hacer cumplir la ley, todo, aparentemente, por temor a ser acusado de racismo.

Los disturbios fueron provocados por falsos rumores de que la policía local había matado a Mmame Mbaye, un vendedor ambulante senegalés de 35 años. Hoy en día, las ciudades españolas están llenas de inmigrantes africanos en situación irregular que venden mercancía falsificada en las calles más concurridas. Se les conoce como manteros por exhibir sus productos en mantas, y por recoger sus mantas y huir siempre que se acerca la policía.

Según los informes iniciales, Mbaye murió luego de ser supuestamente perseguido por la policía desde la Puerta del Sol, en el centro de la ciudad, hasta Lavapiés, donde colapsó. Sin embargo, el 22 de abril de 2019 un tribunal de Madrid confirmó que Mbaye no murió como resultado de la persecución policial. En cambio, tenía una enfermedad cardíaca y murió de un infarto mientras caminaba con un amigo en Lavapiés. La Audiencia Provincial de Madrid destaca que de «las actuaciones no se desprende el más mínimo vestigio de que el fallecido se hubiese visto sometido personalmente a ningún tipo de hostigamiento o persecución policial previa que pudiera haber desencadenado los letales efectos de la patología cardiaca que presentaba». Los magistrados señalan: «No existe dato objetivo ni testigo alguno que afirme la existencia de tal hostigamiento o persecución, que no cuenta con otro sustento que las meras afirmaciones de la parte apelante, [una ONG llamada S.O.S. Racismo Madrid]».

Sin embargo, la muerte de Mbaye provocó protestas violentas que duraron varios días causando una destrucción masiva de bienes públicos y privados.

El ayuntamiento de Madrid, administrado por la alcaldesa Manuela Carmena, ordenó a la policía que se mantuviera fuera del barrio de Lavapiés para evitar «situaciones de tensión». El resultado es que los migrantes ilegales, lejos de enfrentar la amenaza de deportación, ahora están seguros de que sus acciones violentas los han capacitado para tomar el control de todo un barrio de una importante capital europea.

Soeren Kern es analista de política europea para el Instituto Gatestoneen Nueva York.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Una determinación ejemplar de la Fiscalía
Editorial El Mundo 23 Mayo 2019

A través de un contundente escrito, la Fiscalía pidió ayer al Tribunal Supremo la suspensión "inmediata" de los presos electos al amparo del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que impone la suspensión del ejercicio del cargo electivo a quienes estén procesados por rebelión y en situación de prisión provisional. Frente a los titubeos del Supremo, que ha arrastrado los pies para delegar la decisión en la Mesa del Congreso, y frente a la dilación interesada de Meritxell Batet, resulta elogiable la determinación mostrada por el Ministerio Fiscal en todo el proceso judicial posterior al golpe del procés. Su extraordinaria firmeza y rigurosidad contribuye a reforzar el Estado de derecho.

La Fiscalía alude a "la obligada adopción por imperativo legal de la medida de suspensión de funciones en el cargo público" de los los cinco presos preventivos elegidos el 28-A. Por tanto, no cabe seguir mareando la perdiz, que es lo que busca Batet pidiendo una aclaración al Supremo para ganar tiempo y, de paso, eludir cualquier coste electoral para el PSOE después de permitir la burla de los electos en su toma de posesión. La ley resulta meridianamente clara. Los políticos presos deben ser suspendidos de forma automática. Lo contrario vulneraría la legislación.

'El Congrés dels Diputats'
Pablo Planas Libertad Digital 23 Mayo 2019

El Congreso y el Senado se han convertido en extensiones de ese antro que es el Parlamento catalán.

Ya se ha dicho que Meritxell Batet y Manuel Cruz, a la sazón presidentes del Congreso y el Senado, deberían tomar nota de los métodos y procedimientos del juez Manuel Marchena si es que pretenden ejercer sus funciones con rigor y consistencia. Sin embargo, no dejan de emitir señales inequívocas en el sentido contrario. Los parlamentarios separatistas acuden a las cámaras con la indisimulada intención de reventarlas. Y, digan lo que digan Batet y Cruz, esos diputados no acataron la Constitución, sino que se rieron de la Constitución con su pánfila complacencia y pasmosa abstinencia.

Así, la distensión que pregonan los socialistas para encarar el expediente catalán no es más que la pura claudicación ante el golpismo, la aceptación de los procedimientos que rigen en el Parlament, el socavamiento permanente de la democracia y la legalidad, el desprecio por las más elementales formas de parlamentarismo y convivencia. Batet y Cruz, tercera y cuarta autoridad del Estado, desperdiciaron una oportunidad única en el momento idóneo para ejercer dicha autoridad, pero optaron por degradar sus cargos y permitir el típico circo separatista de las solemnes bravatas, en algunos casos sin hacer mención siquiera al célebre "imperativo legal". No era tan difícil evitarlo, como ha puesto de manifiesto en sobradas ocasiones el citado magistrado Marchena.

El Congreso y el Senado se han convertido en extensiones de ese antro que es el Parlamento catalán, y la prueba está en que Meritxell Batet renuncia a aplicar el reglamento de la Cámara y rebota la suspensión de los golpistas presos al Supremo. Que se coma el marrón Marchena. Igual que en tiempos de Mariano, pero con el agravante de la persistencia en la omisión. Aun así, un tema menor en comparación con la escena del presidente del Gobierno con Junqueras. Esa foto certifica el pacto del que alertan PP, Ciudadanos y Vox, el entendimiento en fondo y forma entre el PSOE y los golpistas. Junqueras le dijo a Sánchez que comprendía que no le diera la mano, sostiene el entorno del preso, pero fue el presidente quien dio el paso. Pero hombre, Oriol, qué cosas tienes. "No te preocupes", choca esos cinco y ten paciencia. ¿Será capaz Sánchez de no indultar a los golpistas si les cae una pena práctica que exceda el tiempo que han pasado en prisión provisional?

El abogado de Joaquim Forn, exconsejero de Interior y candidato a la alcaldía de Barcelona, sostiene que su cliente saldrá a la calle cuando termine el juicio en el Tribunal Supremo. El letrado Javier Melero sostiene que en ese momento se habrá disipado la posibilidad de que la fuga de un preso anule el proceso.

Tendría sentido si Forn no fuera uno de los golpistas arrepentidos. Siguió a Puigdemont hasta Bruselas pero decidió regresar y comparecer ante la Audiencia Nacional. El que fuera responsable de 17.000 mossos armados prometió abandonar la política a cambio de la libertad provisional. Denegada la petición, ahora se presenta a la alcaldía de Barcelona con el objetivo de convertir la capital catalana en la capital de la república por los mismos procedimientos seguidos por la Generalidad y el Parlament.

Tanto da. El saludo de Sánchez y Junqueras en el Congreso de los Diputados es el reflejo de un pacto de hierro. Dicen los críticos del PSOE que los de ERC no son de fiar, como se ha demostrado con Iceta, pero en ERC replican que más gordo es lo de los socialistas, que apoyaron el 155. El siguiente paso es el nombramiento del sustituto de Batet al frente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública. Se barajan, entre otros, el nombre del mismo Iceta y el de José Zaragoza, que es el diputado del PSC que se interpuso entre Abascal y Espinosa de los Monteros.

Tendrá indignidad y minoría
Isabel San Sebastián ABC 23 Mayo 2019

Por mucha euforia que desatara en el PSOE su victoria el pasado 28-A, lo cierto es que sus siglas obtuvieron 123 diputados, evidentemente insuficientes en el empeño de gobernar. Ni siquiera sumando a esa exigua representación los 42 escaños de Podemos alcanzan los de Pedro Sánchez una cifra cercana a la mayoría imprescindible para sostenerse en la poltrona. Si pretende conseguir la investidura y aprobar alguna ley, empezando por la de Presupuestos, el ambicioso líder socialista va a tener que tejer pactos. Y dada la actual configuración del Congreso, así como los compañeros de viaje que escogió para adelantar su llegada a La Moncloa desahuciando de allí a su inquilino antes de tiempo, parece claro que solo tiene una opción, carísima en términos políticos: los separatistas. ¿Con qué pagará el jefe del Ejecutivo ese poder que tanto ansía? El martes lo dejaron muy claro tanto él como Batet en la sesión constitutiva de las Cortes. La contrapartida de ese oscuro trueque va a ser nuestra dignidad colectiva. La de la Nación española. La de la democracia española. La de la Constitución que nos rige. La del pueblo español escarnecido en su soberanía por quienes declararon unilateral y violentamente la independencia de Cataluña, incurriendo en un presunto delito de rebelión que se juzga en el Supremo, y ahora tienen la desfachatez de proclamarse «presos políticos». Ante ellos habrá de agachar el testuz una y otra vez el señor Sánchez, so pena de acabar igual que su predecesor.

Esto no ha hecho más que empezar. Si hemos de guiarnos por lo sucedido en esa jornada esperpéntica, la legislatura va a someter a dura prueba nuestra capacidad de resistencia a la humillación. La presidenta de la Cámara, o sea, la que se supone debería representarnos a todos, impondrá silencio a quienes traten de alzar la voz para denunciar los excesos de los sediciosos, tal como hizo al cortar el micrófono a Rivera, mostrando al tiempo una tolerancia infinita a sus insultos. ¿O acaso no es un insulto hablar de «presos políticos» en un Estado de Derecho impecable, como es España? El silencio ominoso de Batet ante esa injuria no encuentra amparo en ninguna sentencia del Constitucional. Esa callada por respuesta la retrata a ella como cómplice necesaria del escarnio y deja al descubierto el mandato que ha recibido de su jefe de filas: tragar lo que sea menester con tal de no indisponer a la rufianesca izquierda republicana.

Sucede, no obstante, que la voracidad de los independentistas es ilimitada. No hay tributo de sumisión capaz de satisfacerla ni servilismo que les parezca suficiente. Tuvo ocasión de constatarlo recientemente Miquel Iceta, cuya ofrenda apaciguadora en forma de propuesta de referéndum de aquí a diez o quince años fue respondida con un veto en toda regla a su nombramiento como senador. Podrá arrastrarse cuanto quiera el president del Gobierno, que nunca serán sus aliados. A lo sumo, se servirán de él para alcanzar alguna meta en su deriva independentista, antes de traicionarle y seguir haciendo camino. Exactamente igual que el PNV, cuyo peculiar sentido de la «lealtad» pudieron comprobar en persona hace algunos meses Rajoy y Sáenz de Santamaría, desalojados del poder vía moción de censura, ante quienes los vascos habían comprometido días antes esa palabra que presumen de no romper nunca, a cambio de un cuponazo multimillonario en las cuentas aprobadas con su apoyo.

Nuestro calvario va a ser doloroso, aunque en modo alguno comparable al que le espera a Pedro Sánchez. Ganó y será investido, sí. Pero con 123 escaños tendrá indignidad y minoría.

Sánchez y “mi amigo Johnny”

Cristina Seguí okdiario 23 Mayo 2019

Numerosos estudios de prestigio han concluido que 2 de cada 3 niños, de entre 4 y 7 años, tienen amigos imaginarios porque normalmente nuestros querubines les asignan un rol lúdico o de tutela para superar sus miedos y ansiedades. Lo raro de narices es llegar a los 47 abriles y consultar tus “elefantes rosas” con “mi amigo Johny” que se te acaba de poner al móvil en el Congreso de los Diputados. Johny se lo cogió a Pedro Sánchez el día de la constitución del Congreso de los diputados cuando Junqueras, corpóreamente excelso por los excesos del economato carcelario, le pasó por el costado.

O el presidente tenía delirium tremens o tiró del móvil desesperado para esquivar al coñazo del socio golpista que le se acercaba ávido de indulto por la escalerita alfombrada junto al escaño, pero ni “mi amigo Johny”, ni Carmen Calvo que sonreía junto al presidente del Gobierno, ni Zamarrón, el diputado con pinta de Valle-Inclán encargado de recoger el voto para la mesa del Congreso diputado por diputado, evitaron el vídeo para la posteridad en el que el Presidente del Gobierno de España se puso, por primera vez ante las cámaras y ante el taquígrafo del periodismo, a disposición del golpismo.

“¿Cómo estás?”. “Tenemos que hablar”. “Venga, no te preocupes. Hablamos. Batet, la nueva Forcadell presidenta del Congreso a costa de 14.000€ al mes, no pudo esperar ni una jornada antes de rememorar la misma pulsión golpista-vaginal que le llevó a romper la disciplina de voto el 26 de febrero del 2013 para apoyar “el derecho a decidir”, a propuesta de CiU, en la misma sede de la soberanía nacional que tuvo la oportunidad de volver a ultrajar ayer usando como títeres a Junqueras, a Rull, a Sánchez y a Turull, que hicieron aquello que ella no tuvo el valor de hacer. Prometer “por imperativo legal con lealtad al mandato democrático del 1 de octubre y al pueblo de Cataluña” en el caso de los criminales de JxCat, y prometer “como preso político y desde el compromiso republicano” como fórmula elegida por el criminal Junqueras. Hoy, la socialista del PSC arrodillada al chasquido de los dedos del golpismo para limpiar la letrina de Junqueras e inepta para todos y cada uno de sus cometidos, ha reanudado su tarea de menosprecio a las instituciones del régimen democrático haciendo esperar 7 minutos al Rey con el propósito de rebajar a Don Felipe a costa de los que ayer ella misma ascendió a presidentes de la República.

Apoyando a toda la tropa rea se encontraba Pablo Iglesias, el jefe en funciones de los Pissarellos y todas la patulea periférica que, inconscientemente, parafraseaba el término “Primo de Riverista”, “Justicia social”, para reivindicar la suelta de “presus polítics”, el cine lésbico de Nicaragua, el empoderamiento de la mujer unihueva de Nicaragua, y el apareamiento sin violencia obstétrica para la hipopótama lesbiana de Guinea Bisáu. Quizá debido a tanto patrocinio carnal salió Junqueras del abrazo con Iglesias sobre el hemiciclo con la orondez propia de aquel al que le acaban de engendrar una criatura.

Entretanto, Vox nos hacía el favor de patear sobre el tablado para silenciar los ultrajes golpistas y de denunciar eso que debe ser el famoso “racismo institucional” que siempre ha denunciado Podemos: la esposa del ministro Ábalos, policía local en excedencia y enchufada por el marido como asesora del delegado del Gobierno en Madrid, ojo avizor sobre “el negro de vox”, Ignacio Garriga, desde la tribuna de invitados: “¿quién es ese negro de ahí?. Debe haber llegado en una patera”. En la más pura concepción socialista de la dignidad humana y del derecho a la igualdad y al progreso. Una persona negra debería conformarse con bajarse del Aquarius y convertirse en la fauna bucólico pastoril del alcalde en los callejones de las ciudades. Negro igual a mantero

Suspensión en suspenso
Sánchez y Batet saben que la decisión sobre los presos corresponde al Parlamento. Los jueces no los sacarán del aprieto
Ignacio Camacho ABC 23 Mayo 2019

Durante la fase aguda del procés era frecuente que la oposición y los medios criticasen -criticásemos- a Rajoy por eludir las decisiones políticas y parapetarse tras los tribunales. Era la estrategia de la vicepresidenta Soraya y su célebre «batallón Aranzadi», que presentaba recurso tras recurso mientras la rebelión proseguía impertérrita su avance. La cosa acabó con una desobediencia flagrante y una declaración de independencia ante el absentismo desesperante de un Gobierno que echó mano de su autoridad demasiado tarde. Pues bien: he aquí al Partido Socialista, cuyo líder fue entonces uno de los más críticos, utilizando el mismo procedimiento exacto para sacarse de encima el compromiso de suspender en sus funciones a los parlamentarios separatistas sometidos a juicio. Sólo que no le mueve un exceso de prudencia como al marianismo sino un ataque de pánico al voto de castigo que podría sufrir en Cataluña en las elecciones del domingo. Después de sus demostraciones de buen rollito con Junqueras -«no te preocupes»-, Sánchez no quiere conflictos que empañen su plan de armisticio.

Así, La Moncloa ha ordenado a la Fiscalía y a la presidenta del Congreso que mareen la perdiz con innecesarias solicitudes y preguntas al Supremo. Pero el auto judicial es diáfano al respecto: la suspensión corresponde a la Cámara porque, además de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, así lo contempla su propio reglamento. Marchena está teniendo mucho cuidado en la dirección del proceso para evitar cualquier argumento con el que los procesados puedan apelar ante los jueces europeos, y no va a incurrir bajo ningún supuesto en la violación de garantías de los reos o la invasión de competencias del Parlamento. Batet -ay, cómo pesan ciertos apellidos en según qué momentos- sabe que la decisión está bajo su responsabilidad, o la de la Mesa, y sólo trata de ganar tiempo hasta que los comicios estén resueltos. Luego puede prolongar el papeleo: informe de los letrados, junta de portavoces y trámites diversos, pero antes o después le tocará dictaminar sobre los congresistas presos. Lo magistrados no le harán el favor de sacarla del aprieto. Suspenso en su primer examen serio.

Con todo, incluso cuando el obstáculo electoral esté despejado, el PSOE tendrá que enfrentarse a un pronunciamiento ingrato: aceptar la inevitabilidad de suspender a los encausados o desafiar a la oposición y a la opinión pública interpretando la norma del modo más laxo y permitiéndoles incluso votar en la sesión de investidura por método telemático. Esto último constituiría un monumental escándalo, tan grave que acaso ni siquiera Sánchez esté dispuesto a afrontarlo. Pero ahora lo único que le importa es sacudirse el engorroso expediente durante un rato. Para apaciguar a los independentistas, incluso para indultarlos -¿alguien lo duda después de lo del martes?-, tiene por delante todo el mandato.

El incendio del Reichstag
Oriol Junqueras podrá vanagloriarse algún día de haber desestabilizado el Congreso, pero eso no impide que la maquinaria de la Justicia siga su curso
Pedro García Cuartango ABC 23 Mayo 2019

Hitler invitó a la cúpula política y militar del Tercer Reich para celebrar su cumpleaños en la cancillería en abril de 1943 cuando la guerra estaba por decidir. El historiador William Shirer cuenta que la conversación derivó a los tesoros artísticos que se habían perdido en el incendio del Reichstag en 1933.

Hermann Göring interrumpió a uno de los asistentes y exclamó con vehemencia: «el único que realmente sabe lo que pasó allí soy yo porque yo le prendí fuego». Dicho esto, dio una palmada, acompañada de una sonrisa de satisfacción.

Llegará algún día en que Oriol Junqueras, sentado en una mesa con compañeros o familiares, podrá emular al lugarteniente de Hitler con una frase muy similar: «El único que realmente sabe lo que sucedió en el Congreso aquel día soy yo porque todo respondió a lo que yo había planeado».

Oriol Junqueras tuvo su foto y sus minutos de gloria en la sesión inaugural de la legislatura cuando logró convertir la Cámara en escenario de un esperpento. El éxito superó todas sus expectativas, pero apenas ha tenido tiempo para disfrutarlo porque ayer tuvo que levantarse a las siete de la mañana en la cárcel de Soto del Real para desplazarse en el furgón policial al juicio en el Supremo.

Llegó con un gesto contenido, vestido con traje y camisa y oscura y con aspecto meditabundo. Se sentó en el banco que hay detrás de los abogados y allí permaneció leyendo buena parte de la jornada, como si lo que dijeran los testigos y los peritos le fuera profundamente indiferente.

Con su grueso cuello y su tonsura, el líder de ERC evoca un fraile impasible a la realidad exterior y los avatares del destino. No daba la impresión ni siquiera de prestar atención a los expertos de Hacienda que certificaron que hubo una malversación de libro por parte de la Generalitat en la organización del procés. También parecía ajeno a la petición de Meritxell Batet de pedir un informe al Supremo sobre la eventual suspensión de su condición de diputado, que se antoja tan ineludible como inmediata.

Hay que reconocer que Junqueras aguanta el tipo con estoicismo mientras la maquinaria de la Justicia sigue funcionando al margen de la propaganda nacionalista. Cada día queda más evidencia que los acusados intentaron subvertir el orden constitucional y desobedecieron a los tribunales. Por ello están en el banquillo, aunque siempre le quedará el consuelo a su cabecilla de haber incendiado el Reichstag.

Con los golpistas no se coleguea
OKDIARIO 23 Mayo 2019

La política tiene un aspecto de dramatismo y teatralización, sin duda, pero también incluye grandes dosis de simbolismo, pues los representantes públicos hacen precisamente eso; representar a los ciudadanos que les han elegido para defender sus intereses. Todo ello hace que la política, pese a todos los pesares –conviene recordarlo especialmente en esta época líquida–, sea una actividad importante, que demanda cierta dosis de seriedad. Resulta, por tanto, a todo punto improcedente que Inés Arrimadas salude en el Congreso efusivamente –con dos simpáticos besos– a los golpistas Turull, Rull y Sànchez. Hablamos de unos individuos que actualmente se encuentran en prisión por haber cometido unos delitos de extrema gravedad, como el de rebelión que puede acarrear hasta 25 años de prisión. Y no es de recibo que una representante de una fuerza política constitucionalista contribuya a la atmósfera de frivolización que hemos vivido en el Congreso. Ha sido un teatrillo nada casual montado para ir deslizando sobre la opinión pública una intencionalidad siniestra –el pacto con los independentistas y el indulto a los golpistas–, y quienes encarnan los valores de la Carta Magna, dada la relevancia de lo que está en juego, han de ser más avispados y menos triviales.

Los dos besos de Arrimadas a los golpistas son tan criticables como el compadreo de Andrea Levy y Alicia Sánchez Camacho en el Parlament nada menos que con el hoy prófugo Puigdemont. Pese a que Arrimadas está fuera de toda duda, ha sido la voz del constitucionalismo en el Parlament, una voz clara, cristalina que ha dicho las verdades incómodas que escuecen a los independentistas, eso no quita para que en un momento de tanta significación mantenga las distancias, pese a que las normas de cortesía inviten a lo contrario.

Arrimadas ha dado el salto a la política nacional. Ha dejado de ser la cabeza visible de las fuerzas constitucionales en el Parlament –también es cierto que el resultado de las generales muestra cierto agotamiento con C’s en Cataluña– pero eso no significa que tenga que cambiar el rictus y las maneras que en tantas sesiones ha demostrado en la Cámara catalana. Cabe esperar que desarrolle en la capital de España una trayectoria con el mismo empuje y acierto. Desde luego, su aterrizaje en las Cortes no ha sido con buen pie.

Ortega Lara llama al "voto patriótico" de VOX porque defiende "la vida y la unidad de España"
OKDIARIO 23 Mayo 2019

José Antonio Ortega Lara afirmado que VOX es una formación que defiende "la vida, la propiedad y la unidad de España", a pesar de la imagen "distorsionada" que se trata de dar por "aquellos nos han intentado destruir".

José Antonio Ortega Lara, fundador de VOX, sale en defensa del partido que cofundó junto a, entre otros, Santiago Abascal. Ha afirmado que VOX es una formación que defiende "la vida, la propiedad y la unidad de España", a pesar de la imagen "distorsionada" que se trata de dar por "aquellos nos han intentado destruir".

A tres días para las elecciones municipales, autonómicas y europeas, Ortega Lara ha apelado al “voto patriótico” durante el acto celebrado en el teatro Cervantes de Valladolid ante 200 personas.

En su intervención ha estado acompañado por el candidato de VOX a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Jesús García Conde; por el diputado de Valladolid en el Congreso, Pablo Sáez; y por el candidato a la alcaldía de Valladolid, Javier García Bartolomé.

Ortega Lara ha abogado por la modificación del Estado de las Autonomías en lo que ha considerado que “no han funcionado” porque “no ha logrado satisfacer a los independentistas, ha creado desigualdad entre los españoles y ha provocado enfrentamientos entre las Comunidades”

“No significa que dejemos de creer en el Estado autonómico, pero si modificar lo que no ha funcionado bien”, ha asegurado Ortega Lara, quien ha detallado que en temas como Interior plantean que se controlen desde el Estado, incluyendo policías como los Mossos de Esquadra o la Ertzaintza.

La Generalitat ha recaudado más de un millón de euros con las multas por no rotular en catalán
Borja Jiménez okdiario 23 Mayo 2019

La Generalitat de Cataluña ha recaudado 1,2 millones de euros con las multas impuestas a comercios por no rotular en catalán.

Desde que Artur Mas se pusiera al frente de Cataluña, en 2010, la Generalitat ha impuesto más de 1.000 sanciones a comercios por no rotular en catalán por los que ha ingresado más de un millón de euros. Sólo en 2010, de hecho, la Generalitat ingresó 221.500 euros por este concepto. Una cifra que, aunque se ha ido reduciendo con el paso del tiempo, superó los 75.000 euros en 2017, y los 50.000 euros en 2018.

Según la Ley discriminatoria independentista, tanto el interior como el exterior de un establecimiento, con independencia de cuál sea su tamaño o ubicación exacta, tendrá que estar redactado al menos en catalán. Este deber incluye el cartel exterior visible desde la calle indicativo de la actividad comercial, el cartel del horario comercial, la rotulación interior relativa a las ofertas o servicios en un establecimiento, los rótulos interiores de las secciones de los establecimientos o de las tiendas o, incluso, los lineales de las estantería.

Con esta Ley en la mano, la Generalitat sigue persiguiendo a los comercios que no rotulan en catalán. Según fuentes de la Agencia Catalana de Consumo, el año pasado se impusieron 78 sanciones por este concepto, frente a las 67 de 2017, las 70 de 2016, las 68 de 2015, las 57 de 2014 o las 88 de 2013, año al que hay que remontarse para encontrar más sanciones que las impuestas en 2018.

La Ley
El régimen jurídico que establece los derechos lingüísticos de las personas consumidoras en sus relaciones con los empresarios y comerciantes que prestan sus servicios o comercializan sus productos en el ámbito territorial de Cataluña se encuentra establecido en la Ley 22/2010, de 20 de julio, del Código de consumo de Cataluña y en la Ley 1 / 1998, de 7 de enero, de Política Lingüística. En su artículo 4, la Ley catalana establece que “las personas consumidoras tienen derecho a recibir en catalán cualquier información de carácter fijo”.

Es decir, “cualquier elemento informativo de carácter fijo deberá estar redactado al menos en catalán con independencia de su soporte (por ejemplo los carteles o rótulos de las empresas o establecimientos que contengan información relacionada con la actividad comercial desarrollada, siempre y cuando tengan carácter permanente)”.

Recortes de Prensa   Página Inicial