AGLI Recortes de Prensa   Viernes 28  Junio 2019

La demagogia siempre tiene precio
 larazon  28 Junio 2019

El Banco de España advierte en su informe trimestral sobre la evolución de la economía española de que se está produciendo un encarecimiento del tipo de interés medio aplicado a los nuevos préstamos hipotecarios, que estaría en torno al 2,4 por ciento, es decir, 30 puntos básicos, fenómeno que no se registra en ningún país de la eurozona y que tampoco tiene correlato con otras operaciones de préstamo, como los créditos al consumo. A falta de nuevos datos, el organismo que dirige Pablo Hernández de Cos, apunta a que este encarecimiento podría estar relacionado con los cambios legislativos impulsados por el Gobierno socialista en la legislación hipotecaria, que, entre otras cuestiones, hace que los bancos corran con el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, reduce los intereses de demora y de amortización anticipada de los crédito y extiende en el tiempo la protección frente al desahucio de los clientes morosos.

Pese a las protestas de la banca española, que niega la mayor y atribuye lo ocurrido al aumento de las hipotecas a interés fijo, el informe del regulador no hace más que confirmar lo que cualquier lego en la materia podía pronosticar: que las entidades de crédito, muy golpeadas por la política monetaria del Banco Central Europeo, que mantiene los tipos prácticamente en cero, no sólo iban a trasladar al consumidor el incremento de los costes impuestos por el Gobierno, sino, como también se está produciendo, a endurecer las condiciones y las garantías exigidas para la concesión de una hipoteca.

Que esta situación se produzca, además, cuando se desacelera la creación de empleo y aumenta la demanda en el mercado inmobiliario, con costes prohibitivos para los trabajadores más jóvenes o con menores ingresos, debería llamar a la reflexión ciudadana sobre los efectos del populismo en el la vida pública. Como señalamos en su momento desde estas mismas páginas, era imposible no reparar en el oportunismo político, demagogo en el exacto sentido del término, que suponía corregir desde el Ejecutivo la resolución del Tribunal Supremo sobre el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Que la decisión judicial hubiera venido envuelta en una trifulca de magistrados poco edificante para los ciudadanos no exime lo más mínimo al Gabinete de Pedro Sánchez, que fue el que tomó la decisión, de sus consecuencias. Sin duda, la misma confusión creada por los jueces del Supremo, que sólo ayudaba a consolidar la percepción popular de que la banca siempre gana y daba pábulo a las teorías conspiratorias más variopintas, era una tentación irresistible para que un Gobierno en precario, como era el caso en noviembre de 2018, no aprovechara la oportunidad de presentarse ante la opinión pública como el valladar contra los malvados banqueros. Y ello, en un país donde la presión impositiva sobre el mercado inmobiliario es de las más altas de nuestro entorno. En España, los gravámenes para una operación media hipotecaria suponen un coste añadido de 2.800 euros, frente a los 500 de Italia o los 250 de Francia. En Reino Unido, Alemania y los Países Bajos, por citar tres ejemplos próximos, no se paga nada. Y que sepamos, no es «la malvada banca» la que decide la política fiscal.

Pero ese debate sobre las cargas impositivas que acosan a quien pretende adquirir una vivienda –que es la gran y, muchas veces, única inversión de toda una vida–, carece de la vistosidad que precisa el político populista, siempre a la búsqueda de un cabeza de turco que pague la cuenta. Con un riesgo añadido: que mientras «paguen los banqueros», se abre la veda para que la izquierda incremente la presión fiscal. La realidad, sin embargo, es tozuda y el Banco de España no ha hecho más que describir los primeros efectos de una mala decisión.

La entrevista a Otegi es porque necesitan los votos de la antigua ETA
Carlos Dávila okdiario 28 Junio 2019

Se lo confieso, en la noche del miércoles, en vez de ver la entrevista-masaje, la entrevista ITV que le hicieron a Arnaldo Otegi en TVE, me fui también a TVE a ver una película antigua, antiquísima; una película fantástica, que revela hasta qué punto personajes de la Historia de España pueden tener una traslación universal realmente notable.

Salí ganando, porque por lo que he visto y leído después, la entrevista fue un auténtico bochorno. Una vergüenza nacional de la que alguien tendría que hacerse responsable. Pero de verdad, ¿ustedes creen que sin la autorización expresa del señor Redondo, del jefe del gabinete de Sánchez, y del propio Sánchez, la soviética Matero hubiera dado permiso para hacer esta entrevista-masaje a un terrorista confeso, que ha estado en la cárcel, que secuestró a Javier Rupérez, y que intentó asesinar al diputado de UCD Gabriel Cisneros? ¿Ustedes creen eso? ¿A qué nos se lo creen? Yo, tampoco.

Está sucediendo que Sánchez necesitan los votos de la antigua ETA, y va a hacer todo lo posible por conquistarlos ya que desde Ciudadanos y desde el Partido Popular no los va a conseguir.

A propósito de Ciudadanos, les digo algo, y sobre todo a sus disidentes. ¿Han visto ustedes con quién se las gasta Sánchez? ¿Se puede votar a favor de Sánchez cuando se está dando el morro con los terroristas? ¿Qué están diciendo los disidentes de Rivera? ¿Qué está diciendo el ambicioso Garicano, qué está diciendo Roldán, don Roldán, ese muchacho excelso en economía que lleva en el ADN el gen socialista de su padre? ¿Qué dirán sobre lo ocurrido en la televisión bochornosa de la señora Mateo? ¿No se dan cuenta de que no se puede pactar con un partido como el de Sánchez? ¿O van a seguir ronroneando para tener un puesto en el próximo gobierno de Sánchez?

¿Qué es esto? Vergüenza, bochorno, miseria ante lo que es una auténtica extorsión y, desde luego, un agravio absolutamente increíble a todas las víctimas del terrorismo que ha habido en España.

Casado calla... y gana
Emilio Campmany Libertad Digital  28 Junio 2019
El silencio también es música

Las líneas rojas de unos y las estridencias de otros están devolviendo al PP lo que Rajoy arrojó a la alcantarilla: el liderazgo del centroderecha español. Fueron la mansedumbre, la tibieza, la abulia marianistas las que ahuyentaron del PP a tantos electores liberales y conservadores que buscaron en Ciudadanos o Vox a alguien que compartiera sus ideas. Sin embargo, ninguno de los dos partidos beneficiados ha sabido capitalizar el regalo. No sólo, sino que, al poco de demostrarse incapaces de evitar que el PP fuera el más votado de los tres, se desesperaron y pagaron su enfado con muchos de sus electores, que tan sólo quieren evitar que la izquierda gobierne. Lo hace Ciudadanos tratando de imponer su veto a Vox y lo hace Vox tratando de imponer su programa a Ciudadanos, abusando ambos de la indispensabilidad de sus escaños para formar cualquier mayoría de derechas en las comunidades donde, como Madrid, es posible.

Esta impaciencia, este diletantismo, esta intransigencia están destrozando en pocas semanas las expectativas que sin duda ambos partidos podrían tener a largo plazo si estuvieran gobernados por personas sensatas con un poco de madurez. ¿No ha sido el PP el más votado de los tres? Pues que gobierne allí donde pueda hacerlo con un acuerdo de mínimos que todos puedan suscribir en materia económica y fiscal. Qué necesidad hay de negarse a pactar con alguien con el que, sea cual sea la imagen que transmita de ellos la prensa de izquierdas, se comparte programa económico. Qué necesidad hay de esgrimir aspectos del programa propio que se sabe a ciencia cierta que los otros no van a suscribir, haciéndolo además desde la debilidad que da ser tercera fuerza. ¿Tanto cuesta dar a los votantes lo que los votantes quieren, esto es, que la izquierda no gobierne y esperar y ver?

Mientras, al PP de Pablo Casado se le da la oportunidad de hacer música con el silencio. El joven presidente del PP ha aprendido a contener su tendencia a la verborrea y, con una presencia de ánimo insólita, se ha sentado a ver cómo los berridos de sus potenciales aliados generan arrepentidos de haber votado a aficionados y producen convencidos de la necesidad de volver al redil del PP. Casado fue desde el principio mejor que Rajoy. Pero para ser mejor que Rajoy hace falta poco. Está siendo el griterío de sus rivales y su propio inteligente silencio lo que lo está convirtiendo en el líder que, al menos aparentemente, necesita la derecha española. En política, a veces, no hace falta ganarse las cosas, basta con no poner obstáculos a que te las regalen. Y eso es lo que está haciendo Casado, probablemente gracias al sabio consejo de Teodoro García Egea.

Si Pablo Iglesias sigue empeñado en ser ministro del Frankestein 2.0 y Sánchez continúa enrocado en no hacerlo, habrá nuevas elecciones generales para después del verano y los electores del centro-derecha demostrarán a los novatos que dirigen Ciudadanos y Vox lo magníficas que han sido las oportunidades que han perdido de callarse.

Memoryless
Nota del Editor 28 Junio 2019

En las baterías, la propiedad o atributo memoryless significa que los repetidos procesos de carga y descarga no acumulan cambios indeseados y por tanto es una clara virtud.
En política, el olvido del pasado es algo terrible. Nos conduce a repetir una y otra vez los mismos errores que claro, con cada iteración sus resultados son de un efecto destructor exponencial hasta que el último apague la luz. Hay que defender España y para ello hay que apoyar a Vox. Los demás han demostrado su incapacidad y traición-

La irresponsabilidad de Sánchez no justifica la de Rivera
Antonio Robles Libertad Digital 28 Junio 2019

Desde que Sánchez hizo en Navarra de Pedro y recordó a todos su falta absoluta de escrúpulos, se han venido arriba los partidarios de no facilitar el Gobierno al PSOE. El primero, Rivera, ya tiene una razón objetiva para justificar la desconfianza en Sánchez. ¡Como si se necesitasen evidencias! J. C. Girauta daba razones sobradas para demostrar la mentalidad estafadora del personaje, Jorge Bustos las completaba y Federico J. Losantos las desgrana cada día en esRadio.

Es ocioso recordar que Sánchez no es leal ni a su madre, valga el dicho popular. Es más, si mañana le interesase abjurar de los nacionalistas para seguir en el Falcon, lo haría. Sin descartar que él sea el primer interesado en buscar una disculpa para apartarse de amistades peligrosas que tarde o temprano le pasarán factura. Rivera lo sabe, por eso busca el cuanto peor, mejor. O lo que es lo mismo, uno y otro piensan más en sus proyectos personales que en el bien común del Estado.

Ya sabemos quién es Sánchez, pero también qué es Cs y para qué nació. Aunque ahora les parezca a los nuevos patricios naranja que la función de bisagra le queda pequeña a Cs. ¡Ojo con anteponer los proyectos personales a los de partido, y los de partido a los nacionales!

Di razones sobradas el 3 de mayo, en "El problema de España está en la izquierda", de la obligación histórica que tiene Cs de facilitar el Gobierno al PSOE para evitar que los nacionalistas sigan chantajeando a los distintos Gobiernos de España. Para eso nació Cs. Y esa función de bisagra no es incompatible con que, si mañana tiene capacidad para formar Gobierno, cambie su prioridad. Pero hoy PSOE + Cs suman 180 escaños, mayoría absoluta y sin la necesidad de terceros. La primera oportunidad histórica para gobernar en coalición sin populistas ni nacionalistas.

En estos tiempos de abismos para la nación, el simple ofrecimiento de abstención o pacto al PSOE ya erosiona la ventaja de populistas y nacionalistas. Si se opta por el pacto y se ponen condiciones para garantizar la soberanía nacional, además de poner en evidencia a Pedro Sánchez al obligarlo a posicionarse, Cs capitalizaría sus opciones electorales, de ser desestimadas.

El pacto PSOE-Cs implicaría como primera condición la incompatibilidad de cualquier otro acuerdo con populistas y nacionalistas. Y, más allá de los temas sociales, donde el PSOE marcaría la agenda, Cs exigiría garantizar el uso universal de la lengua común española, el fin de la inmersión; garantizar los símbolos nacionales y la presencia del Estado en todas las CCAA, el compromiso de no conceder indultos a los golpistas, aplicar el 155 o la Ley de Seguridad Nacional cuando las circunstancias lo requieran, el control de los Mozos de Escuadra y la intervención de TV3 para garantizar la pluralidad mediática, impulsar un cambio en la ley electoral y promover un ministerio de cultura que restaure un relato histórico nacional basado en los hechos, la ciencia y la neutralidad.

Que Pedro Sánchez podría lograr la investidura y a continuación incumplir lo acordado y recurrir a populistas y nacionalistas es altamente probable. Pero Cs habría conseguido que saliera de la madriguera una vez más, visibilizar su mentalidad estafadora y, de paso, rentabilizar su traición a la nación de todos.

Más allá de ello, el aparato de propaganda del PSOE trata de culpabilizar a Cs de echarlos en manos de los nacionalistas por negarles el apoyo a la investidura.

El sofisma es tan grosero como sostener que se sumó a la manada porque la chica guapa del barrio no consistió acostarse con él.

No es la obscenidad de Sánchez lo que se valora, los votantes nos han obligado a contar con ella, sino la lealtad o no de Cs al Estado.

Coda: Albert, tú que tanto gustas de rodearte de iconos históricos, Kennedy, Obama, Suárez, deja de joder con la pelota y sé consecuente con lo que fueron: no te preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino que puedes hacer tú por tú país. ¿O es más fácil predicar que dar trigo?

Soñando espero
Nota del Editor 28 Junio 2019

El PSOE tiene que desaparecer. Está en ello, aunque las circunstancias en las que se apoya (educación, propaganda, medios afines, parte importante de la sociedad idiotizada) hacen que el proceso sea más lento de lo que nos gustaría. De momento hay que seguir apoyando a Vox como único grupo defensor de España.

El presidente del 'dedazo': Sánchez dispara un 12% los cargos de libre designación
Libre Mercado Libertad Digital  28 Junio 2019

El Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas encargado de elaborar el Registro Central de Personal ha dado a conocer los puestos nuevos creados bajo la figura de "personal eventual". A 1 de enero de este año el número de trabajadores eventuales elegidos por libre designación alcanzó los 670, un número que es el resultado de la suma del conjunto de todos los ministerios.

De esta forma, el presidente del Gobierno en funciones ha disparado el número de cargos un 11,9% respecto a 2018, cuando estos trabajadores llegaron a ser 599. El crecimiento es, sin duda, notable, sobre todo si se tiene en cuenta que en el año 2015 el personal "eventual" sumaba 595 efectivos. Esto supone que durante el mandato de Mariano Rajoy se mantuvo más o menos estable.

El aumento se debe, principalmente, a que Pedro Sánchez ha incrementado el número de ministerios de 13 a 17 durante su legislatura. En Presidencia, a simple vista parece que se han quitado 91 puestos eventuales, pero la explicación se encuentra en que Sánchez dividió la cartera creando la nueva de Política Territorial y Función Pública. Si se suman ambas el resultado es que el actual presidente ha incrementado en 55 personas los cargos en el ministerio de Presidencia. La subida, si se compara con los datos de 2015, es asombrosa. Hace cuatro años, solo había 291 puestos eventuales en Presidencia, ahora suman 484.

El incremento de Sánchez marca un máximo histórico desde que se tienen datos. En el primer boletín, publicado en 2002 con José María Aznar al frente del Gobierno, el número de trabajadores eventuales era de 455. José Luís Rodríguez Zapatero elevó los cargos de confianza hasta los 648 en su segunda legislatura. Después, Mariano Rajoy recortó la plantilla de eventuales un 19,3% y ahora Sánchez la ha disparado marcando un nuevo récord. Por si fuera poco, el puesto de estos asesores o personal eventual suele asociarse a la categoría 30 de la Administración, la más alta, con un sueldo a cargo de los Presupuestos.

La dirección saliente de Canal Sur maniobra para maniatar a la nueva dirección

Trata de cambiar las reglas de la contratación antes de que lleguen "los otros".
Pedro de Tena (Sevilla) Libertad Digital 28 Junio 2019

La dirección de Canal Sur, que aún no ha sido relevada y que todavía ejerce de forma fiel al PSOE andaluz, tal y como demuestra su trayectoria, ha aprovechado que el nuevo equipo directivo (impulsado por el gobierno de Juan Manuel Moreno pero aceptado por consenso en el Parlamento andaluz), que no ha tomado aún para dar un golpe de mano e impedirle la gestión de la RTVA en materia de contratación de personal.

El meollo de la maniobra es la aprobación de un nuevo reglamento de la Mesa de Contratación para que "los otros", como llaman a los nuevos directivos consensuados por PP y Ciudadanos con los demás partidos, PSOE incluido, , no puedan decidir sobre futuros contratos temporales, promociones internas y oposiciones. Además de la dirección saliente han participado como cómplices de la operación los tres sindicatos más afines al PSOE andaluz, que son UGT-A, el Sindicato de Periodistas de Andalucía y la Agrupación de Trabajadores de Canal Sur.

Dentro de Canal Sur, el Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) fue una escisión de la propia UGT que tuvo lugar en 1999 y, según fuentes sindicales, fue promovida desde el propio PSOE. La Agrupación de Trabajadores de Canal Sur (ATCS) de más reciente creación, está dirigida por ex miembros del SPA y que a su vez fueron de UGT. Sin embargo, aunque la ATCS pretende dar una imagen de independencia de los partidos e incluso coquetea con Ciudadanos, su comportamiento indica que ha actuado al dictado de la dirección saliente.

Sebastián Uribe, director de Recursos Humanos, propuso el pasado 18 de junio un nuevo Reglamento de la Mesa de Contratación que tenía que entrar en funcionamiento y aprobarse el próximo lunes, día 1 de julio, es decir, antes de que tomasen posesión el nuevo director general de la RTVA y Canal Sur Radio y Televisión, Juan de Dios Mellado así como el nuevo presidente del Consejo de Administración de la RTVA, Rafael Porras. La toma de posesión de ambos está prevista para los días 3 y 4 de Julio, tras la celebración del pleno parlamentario reglamentario,

Con el objetivo de maniatar a la dirección entrante, de modo que no pueda intervenir siquiera en la contratación de un 10 % de personal nuevo, tal como viene regulado en el Convenio Colectivo, ni en las baremaciones de puestos de trabajo, los tres sindicatos presentes en la Mesa de Contratación y que tienen representación en el Comité Intercentros, se han puesto de acuerdo con la actual dirección para torpedear la gestión de "los otros".

Comisiones Obreras no ha querido participar en el pacto y así lo ha expresado en un comunicado emitido ayer, 27 de junio. CGT, en su comunicado del mismo 18 de junio, ya mostró su oposición a la propuesta de la Dirección del Ente.

Comisiones Obreras, en su comunicado, ha rechazado ayer formar parte de esta maniobra que se realiza, dice, en "tiempo de descuento" aludiendo a la premura con la que la dirección saliente ha impulsado la operación y su coste futuro.

Textualmente afirma que "algunos de estos "representantes", y la propia dirección de RRHH, se da mucha prisa ahora en aprobar este reglamento "antes de que vengan los otros" mientras guardan en un cajón las demandas continuadas de trabajadoras/es en fraude de ley para estabilizar de forma justa su situación o las reivindicaciones históricas de muchos colectivos (Ayudantes Técnicos, Operadoras/es de Vídeo, Ayudantes de Producción, Auxiliares administrativas/os). Cuánta prisa para determinados chanchullos y cuanta desidia para lo que realmente importa: la estabilidad y los derechos de la mayoría."

Por su parte, CGT, que está con voz pero sin voto en la Mesa de Contratación, dijo en su comunicado del pasado 19 de junio, que "si la excusa de algunos sindicatos es que hay que cerrar esto, el Reglamento de la Mesa de Contratación, para que los que vengan (¿a partir del 4 de julio?) no hagan un desembarco y enchufen por un gran coladero a sus personas de confianza, en CGT decimos que hay que negociar un buen modelo de estructura profesional para que esta empresa tenga futuro…"

El propósito de los implicados en la maniobra ha sido otorgar un poder casi absoluto a la Mesa de Contratación no sólo para decidir sobre la contratación temporal de personal o diseñar las bases de un concurso-oposición, sino para modificar a su antojo el Convenio Colectivo de la RTVA.

Actualmente, el Artículo 24 del X Convenio Colectivo de este ente instrumental de la Junta, dice sobre la Mesa de Contratación:

La Mesa de Contratación se dotará de su propio reglamento de funcionamiento y en él se regularán las Bolsas de trabajo, procedimientos de acceso, contrataciones y demás materias que ésta estime por conveniente.

Pero añade: "La Empresa podrá contratar directamente, al margen de las Bolsas de Trabajo, hasta un 10% de la contratación media anual. Esta contratación directa, en la medida de lo posible, se ajustará a los casos en los que la especificidad de las características del puesto a contratar así lo requiera."

El reglamento propuesto por la actual dirección para la Mesa de Contratación, que cuenta con cinco representantes del Comité Intercentros y cinco directivos o jefes de la Dirección de la Agencia Pública Empresarial de la RTVA y sus Sociedades Filiales, pretende eliminar la capacidad de la dirección para contratar libremente a ese 10 por ciento y quiere obligarla a cubrir todas sus necesidades de personal mediante las Bolsas de Trabajo, reguladas asimismo de forma intencionada para mermar la igualdad de oportunidades de todos los legítimos aspirantes a trabajar en Canal Sur e impedir, han dicho, una "redacción paralela" obediente al nuevo gobierno andaluz.

Además, en la Disposición adicional 1ª del reglamento propuesto, se pretende fulminar el Art.21. apartado 4 de Convenio para poder facilitar a quiénes están ejerciendo y cobrando por una categoría superior a la debida (más de 100 empleados y jefes) – que están sumando puntos para futuras bolsas de trabajo u oposiciones y ganando ventaja frente a otros aspirantes -, para que consoliden esas plazas en próximas convocatorias. Legalmente sólo pueden estar en esa situación por necesidades del servicio durante un año.

También se pretende que en la baremación de las convocatorias de bolsas de trabajo (internas o externas) u oposiciones, prime más la experiencia laboral (sin tope) limitando los puntos relativos a los méritos formativos. De esta forma quiénes llevan años trabajando en Canal Sur, hayan entrado como hayan entrado, o los recientes relevistas (empleados contratados para sustituir parcialmente a los que se van a jubilar próximamente) que han entrado pero que nunca ha aprobado una oposición, puedan obtener plaza frente a los que tienen poca experiencia o ninguna.

Por si fuera poco, se impide la congruencia entre el salario real percibido y los títulos que se solicitan para cada plaza, porque, por ejemplo, a los productores-presentadores y redactores, que están en distintos niveles salariales, se les pide la misma titulación.

Es decir, el nuevo reglamento propuesto por los partícipes en la maniobra pretende que ahora, tras de 30 años de enchufismo en Canal Sur, público y publicado, no se pueda contratar a nadie sin el control del poder sindical afín al PSOE y al equipo directivo saliente de Joaquín Durán, actual director en funciones desde hace años. Se trataría así de atar de pies y manos a la nueva dirección durante toda la legislatura.

El Ayuntamiento de Madrid cuelga una bandera de España como reclamó Vox
Redacción gaceta.es 28 Junio 2019

El Ayuntamiento de Madrid, gobernado por PP y Cs, ha desplegado una bandera de España en la fachada del Palacio de Cibeles, días después de que Vox reclamara al nuevo alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, que colocara la enseña nacional en lugar de la arcoíris, con motivo de las fiestas del Orgullo.

El líder de Vox, Santiago Abascal, escribió en su cuenta de Twitter que si Martínez Almeida quería demostrar que Madrid «respeta los derechos de todos, al margen de su orientación sexual», debía colgar la bandera española en el Ayuntamiento, en lugar de la de «un lobby que odia a todo el que no piensa como ellos».

Desde el Ayuntamiento, sin embargo, han indicado que «ahora que en otros ayuntamientos, como el de Ada Colau, se cuelgan símbolos que dividen, que ofenden, que insultan y que hacen apología del golpismo, se hace muy necesario reivindicar la bandera nacional y los valores que representa de unidad, concordia entre españoles y respeto a nuestra Constitución, garante de nuestras libertades y derechos».

La instalación de la bandera de España se produce un día antes de que el Consistorio cuelgue la enseña LGTBi en el lateral izquierdo de la fachada en lugar de centrada, donde se ha colocado en años anteriores y donde ahora se encuentra la enseña nacional.

Fuentes municipales han indicado que la bandera arcoíris, que será diferente a la de los dos años anteriores y tendrá 15 metros de largo por 3 de ancho, tendrá esa nueva ubicación para no afectar «a ninguno de los relieves arquitectónicos» de la fachada, recién restaurada.

Tras conocer las actas de la negociación con ETA
Vox presenta una querella contra Zapatero por omisión del deber, revelación de secretos y colaboración con banda terrorista
www.latribunadelpaisvasco.com 28 Junio 2019

Tras haber conocido las actas que plasman las negociaciones que tuvieron lugar entre José Luis Rodríguez Zapatero y la banda terrorista ETA, Vox ha presentado una querella contra el expresidente del Gobierno y exsecretario general del PSOE por los delitos de omisión del deber de perseguir delitos, revelación de secretos y colaboración con banda terrorista.

En opinión de la formación de Santiago Abascal, "la ley es aquello que nos unifica y nos equipara como ciudadanos libres e iguales, nadie está por encima de ella. Por ello, el único diálogo posible es aquel que se enmarca dentro de la legalidad. Eso no excluye a la política, ya que es inconcebible llevarla a cabo en un marco diferente".

Vox considera que el mayor homenaje que se puede hacer a todas y cada una de las víctimas es velar por su memoria y dignidad, que es, además, la dignidad de todos los españoles. "Es por ello que Vox no asistirá a ningún acto en el que estén presentes cómplices y blanqueadores de ETA. Además, esperamos que el resto de grupos políticos no se preste a la normalización de esta infamia, al igual que han anunciado otros colectivos de víctimas".

A juicio de Vox, "España se encuentra ante una encrucijada por su continuidad histórica como nación". Y, por ello, añade: "Estamos dispuestos a mantener la batalla política y legal por esa continuidad de la Nación, del Estado de derecho y de las libertades y derechos de todos los españoles".

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Sánchez abraza la ignominia de ERC y Bildu
OKDIARIO 28 Junio 2019

Cualquier rastro de idealismo, de pensar en el interés general de España, desaparece desde el momento en que Pedro Sánchez culmine su plan de pactar con los golpistas de Esquerra y los proetarras de Bildu. Su estrategia muy probablemente dará resultado en términos de rentabilidad. Garantizar la abstención de estas dos formaciones, ambas de extrema izquierda, le permitirá presionar a Podemos con mayor eficacia. Excusamos señalar que el hecho en sí de la abstención en modo alguno servirá de coartada técnica para esgrimir que el PSOE no pacta con esta gente. El propio Otegi, en la infame entrevista de TVE, explicó que su horizonte es “no bloqueo, no cheques en blanco”.

Ya sabemos cuáles serán las tarifas que llevarán los cheques de ERC y de Bildu. En el caso de los independentistas catalanes, se está pactando una transformación de la Justicia para dar a los jueces de Cataluña más control sobre los presos. Y también se ha pactado ya la reforma de la Ley Orgánica General Penitenciaria con el fin de acelerar los beneficios penitenciarios. Esto significará un indulto de facto.

En lo que respecta a Bildu, su abstención –negociada de forma indirecta a través de sus contactos previos con ERC– tiene como precio el acercamiento de los presos etarras y la dotación de competencias plenas al País Vasco para acelerar la salida de las cárceles de los miembros de la banda terrorista. Están exigiendo, además, el respaldo a una norma navarra -el Mapa Local- que permitirá a los de Otegi tener un mayor control municipal por medio de una reforma administrativa de toda Navarra.

En resumen, Sánchez comienza a demostrar que tiene toda la intención de recoger la herencia ideológica de Zapatero, de proseguir el camino marcado por el presidente que arruinó España. Su pacto descarado con la extrema izquierda y los independentistas tiene como fin la exclusión de millones de españoles que no simpatizan con esta sensibilidad radical. Y, mientras tanto, la derecha española dividida y habitando, en porción no menor, en los cerros de Úbeda. Ver para creer.

Ciudadanos al pie de su sepultura
Manuel Peña Díaz cronicaglobal 28 Junio 2019

Cantaba Celia Cruz en el inolvidable y bailongo No hay cama pa’ tanta gente que a los invitados, llegados el momento, hay que echarlos como sea: “Tírenlos pa’ bajo que son un peligro arriba. Oye, la verdad es que con esta gente no hay quien pueda, oye, son una amenaza. Pa’ fuera, pa’ la calle”. La discreta pinza PSOE-PP está demostrando que, sin ser tan explícita, es contundente y recuerda, por activa y por pasiva, que en el poder no hay cama para tanta gente.

Primero actuaron contra el fenómeno Podemos, y ahora lo hacen contra Ciudadanos. No es que el PSOE y el PP sean aliados con pacto de sangre, pero sí silenciosos y comunes beneficiados del deterioro de los nuevos partidos, a los que están dejando cocerse en su propia salsa, mientras ellos se intercambian cómplices sonrisas de perros viejos. El último en caer en la trampa de estas arañas madres ha sido Rivera y su equipo más allegado.

Al nacionalismo se le escapó vivo Ciudadanos, y ese fue el error de sus supervivientes. Confiados por su capacidad de resiliencia ante el acoso de los ultras independentistas, se lanzaron al escenario nacional con un proyecto de transformación y regeneración del régimen partitocrático. Sin embargo, en muy poco tiempo han adquirido los peores tics de los viejos partidos con el culto al líder​ y a la jerarquía. Tampoco han sido capaces de desarrollar habilidades regeneradoras para contrarrestar al viejo bipartidismo que ahora, ante la posibilidad de otra convocatoria electoral, reaparece como nuevo.

Además, no es extraño que ERC apoye a PSOE a cambio de nada, cuando nada equivale a facilitar todo lo posible para que Ciudadanos se autodestruya y deje de tocar las narices en Cataluña. Las próximas elecciones catalanas pueden ser el punto de inflexión de esa nueva estrategia de los ultras republicanistas: para avanzar en el resistente cinturón de Barcelona hay que desalojar a Ciudadanos y permitir con alianzas que el PSC --cómplices a medio plazo del nacionalismo-- ocupe buena parte su sitio, de prestado y no por mucho tiempo.

Si el cardenal Junqueras parece haber aprendido de su impaciencia por la independencia, el “adolescente caprichoso” de Rivera ni siquiera ha tomado nota del error ni del giro de su principal adversario. Así, los naranjas en lugar de arrastrar al dinosaurio socialista hacia el sentido de Estado lo han dejado --con su “no es no” a Sánchez-- al albur de los hipnotizadores de la extrema derecha independentista, vasca y catalana. Y para colmo se alían con los que tienen muy poco sentido de Estado y todo de Nación. Si muchos votantes de Ciudadanos lo habían sido por su primigenio e ilusionante antinacionalismo, ahora se encuentran ante un disparate mayúsculo: el partido naranja coquetea, se deja querer y hasta pacta con Vox, un partido tan nacionalista como extremo.

Ciudadanos primero renunció a la socialdemocracia y ahora a ser la bisagra entre partidos estatales que debía facilitar pactos de Estado por la educación, de reforma de la ley electoral, del mercado laboral y de la vivienda, incluso de la Constitución en clave territorial o competencial. Visto lo visto, pueden pensar muchos electores, mejor será que nos quedemos con el bipartidismo rejuvenecido, eso sí, a ser posible con una alternancia de mayorías absolutas que permita prescindir de los destructivos y fanáticos parásitos nacionalistas.

Ciudadanos, si no rectifica, está muy cerca de su sepultura. No estaría de más, por si acaso, que fuesen pensando en sus últimas palabras. Y entre el “¡Aún no!” de Luis XIII y el “Llegado a la meta antes de la meta” de Torcuato Tasso, pueden recurrir al último suspiro del astrónomo Tycho Brahe a su colega Kepler: “No dejes que mi vida haya sido en vano”.

El PP tiene un plan para Cataluña. ¿Y Ciudadanos?
Sergio Fidalgo okdiario 28 Junio 2019

El constitucionalismo catalán necesita una hoja de ruta clara para plantar cara al secesionismo con eficacia, y no como en la actualidad, que parece un combate entre un ejército perfectamente pertrechado y organizado, el separatista, y por otro lado la banda de Pancho Villa, pero en su peor época y con tirachinas como arma principal. El desequilibrio de fuerzas es tan notable que el independentismo, aun teniendo a buena parte de sus líderes en prisión preventiva, investigados o fugados, va ganando la batalla por goleada.

Una cosa está clara: si ha existido un plan para evitar que el secesionismo se apoderara de Cataluña, diseñado por algún gobierno de España, o por los partidos no nacionalistas, ha demostrado poca eficacia; los independentistas han montado dos consultas (9-N y 1-O) y han intentado un Golpe de Estado que se consumó en la DUI del 27 de octubre del 2017. Por no hablar de su dominio aplastante sobre los principales resortes de poder social, como clubes deportivos, colegios profesionales o universidades.

Frente a un secesionismo que ha conseguido desterrar la presencia del Estado en Cataluña y que ha seguido fielmente el programa 2000 de Jordi Pujol en todos los ámbitos, desde la educación a los medios de comunicación, el constitucionalismo catalán no ha sido capaz de generar una respuesta lo suficientemente eficaz para intentar desmontar la red de dominio social que el separatismo ha tejido en los últimos treinta y cinco años.

Societat Civil Catalana, la entidad civil más importante del constitucionalismo, sí que lo ha intentado y el nuevo presidente recién elegido, Fernando Sánchez Costa, quiere profundizar en la necesidad de mantener a esta entidad como un think tank de referencia, tanto en Cataluña como a nivel de todo el país. Es algo, y no poco, pero no es suficiente para poder acabar con la hegemonía social, política, cultural y económica que detenta el secesionismo. Sobre todo porque a SCC le falta músculo financiero.

Además, el resto de entidades tienen tan pocos recursos que acostumbran a solicitar ayuda en las páginas de crowdfunding. Con un Seat Panda, por mucho que lo truquemos, es casi imposible ganar una carrera de Fórmula 1 a un Ferrari. Así está el mundillo constitucionalista en Cataluña, desprovisto de medios frente a unas entidades independentistas llenas de apoyo institucional. Y no se trata solo de Òmnium Cultural o la ANC, sino de la miríada de asociaciones de todo tipo controladas por el secesionismo y que le garantiza el dominio de la sociedad civil en prácticamente todo el territorio catalán.

El presidente del Partido Popular en Cataluña, Alejandro Fernández, va a convocar a la sociedad civil constitucionalista en la elaboración de un libro blanco que sirva de hoja de ruta para que España, y todo lo que representa, esté más presente en Cataluña. Y pretende que el resultado de estas reuniones forme parte de las prioridades de su partido a nivel nacional cuando llegue de nuevo al Gobierno del país.

Está claro que llega tarde, dado que el PP ha gobernado en varias ocasiones, pero es remarcable el propósito de enmienda de Pablo Casado y meritoria la labor de Fernández para que de una vez por todas haya una respuesta conjunta, abierta a todos los partidos y entidades, contra el secesionismo catalán. La propuesta de Josep Bou de crear un grupo conjunto del PP con Cs y Manuel Valls en el Ayuntamiento de Barcelona iría en el mismo sentido. ¿El PSC? Sigue en el debate eterno de sus dos “almas”, la “catalanista” y la “españolista”. Primero deberían aclararse qué quieren ser de mayores, antes de intentar plantear una respuesta seria al secesionismo.

¿Y Ciudadanos? ¿Cuál es la hoja de ruta que tiene para destejer la red secesionista? ¿Qué plan tiene Carlos Carrizosa o Lorena Roldán para desmontar la red secesionista? ¿A qué sociedad civil ha convocado Cs para prestarle apoyo? Bien está el montar actos reivindicativos en Vic o en Torroella de Montgrí. ¿Pero hay algo más? Paseando a Inés Arrimadas por los pueblos dominados por el nacionalismo no se gana la batalla. Está bien albert riverareivindicar que el espacio público es de todos, pero que el primer partido constitucionalista de Cataluña, que duplica al siguiente y multiplica por 9 el número de escaños en el Parlament del tercero, no haya demostrado a estas alturas que sabe lo que hace y que nos lidera hacia algún sitio. Todo ello denota que los separatistas no solo no están reculando en su hegemonía, sino que la van a detentar durante decenios.

Sergio Fidalgo es el director de Elcatalán.es

El hacha de Otegi en TVE
Cristina Losada Libertad Digital 28 Junio 2019

Ha sido reaparecer Zapatero pidiendo indultos y una sentencia que "no comprometa el diálogo", y reaparece a lo grande, en la tele pública, su hombre de paz preferido, Arnaldo Otegi, que es uno de los grandes ídolos del separatismo catalán. Donde mayor número de rendidos admiradores debe de tener el que fue dirigente de la organización terrorista ETA es ahí, entre los separatistas de Cataluña. Lo llevaron de invitado de honor a la Diada previa al golpe de Estado del 1-O, y se lo rifaban en la calle jóvenes y mayores para sacarse selfies con él. Le invitaron a más de un programa de TV3, y público y periodistas quedaron encantados con su verbo y su persona. Prueba del irresistible encanto es que vuelve a esos platós con regularidad.

La última vez que estuvo en la cadena separatista dijo que hacían falta políticos como Ernest Lluch, sin que dijeran, ni el entrevistador ni él, que a Lluch se le echaba en falta porque lo habían asesinado los correligionarios del batasuno. Tanto le quieren en TV3, que es raro que no le hayan hecho tertuliano. Aunque es más fácil saber cuál es el secreto de su hechizo: no su inverosímil faceta de hombre de paz, sino su íntima vinculación con ETA, su condición de heredero político del terror. Es el hacha lo que gusta. Contra lo que se suele creer y suele decirse, los que admiran al fanático que comete y justifica crímenes no lo hacen a pesar de que mata, sino porque mata.

Otegi pasa ahora de TV3 a TVE, y hay fundamento para pensar en los motivos. Daniel Portero, de la asociación Dignidad y Justicia, dice que así se le agradece el apoyo en Navarra a un Gobierno de los socialistas. No hay duda de que este tipo de honores mediáticos se conceden por algo. Cuando Zapatero estaba en sus diálogos nada platónicos con la ETA, se recurrió al Times para sacar al asesino en serie De Juana Chaos, demacrado en una cama hospitalaria, diciendo que hacía un llamamiento por la paz, y le concedieron prisión domiciliaria. Ya sabemos, con más certeza que entonces, que la ETA puso como condición para seguir dialogando que se arreglara lo de De Juana. Hoy no hace falta tanto subterfugio, y se puede colocar el hacha en prime time en TVE sin que nadie se vista de negro, mucho menos por las víctimas de ETA.

Hace dos días, un ex alto cargo del socialismo navarro mostraba su impaciencia con la exigencia de veto a Bildu en estos términos: "Ya vale lo de vivir de las rentas de ETA". Y no lo decía por Bildu, ni por el propio Otegi, que viven políticamente de las rentas de los asesinatos, secuestros y extorsiones de la organización terrorista. Al contrario. Todo eso es agua pasada, Bildu y Otegi son tan legales y legítimos como los demás y se puede pactar con ellos sin problemas. Más aún, la normalidad democrática consiste en pactar con ellos: los que no condenan la historia criminal de ETA deben su actual estatus político a ese historial y continúan alimentando la comunidad del odio que sustentó el terrorismo. Qué menos que una entrevista con Otegi en TVE para afianzar esa anómala normalidad, tan provechosa cuando se traduce en apoyo parlamentario.

Ábalos estableció la equivalencia entre Bildu y Vox semanas atrás, y todas las semanas lo hace de un modo o de otro la portavoz del Gobierno en funciones. Hay que suponer que, en el ámbito socialista, la equivalencia ha caído, en favor de Bildu. Pero sigue cumpliendo una función poner a los dos partidos al mismo nivel. Así, Televisión Española defiende la entrevista con Otegi diciendo que hay tanto pluralismo informativo allí que el mismo día llevan a la dirigente de Vox Rocío Monasterio. Vox y Bildu, Bildu y Vox, siempre en pareja, siempre gemelos. La equivalencia es muy útil para la limpieza en curso. Lo que se está haciendo es ensuciar a Vox para limpiar a Bildu. Lo está haciendo el Partido Socialista.

Hay argumentos en favor de entrevistar al diablo si se deja y uno los puede comprar o no. Pero esto de Otegi no es una entrevista. Es una operación política. Con razón estaba exultante el batasuno, que anunció en Twitter: "No os perdáis mañana la entrevista que me realizarán en La Noche 24 horas". Hay, sin embargo, otras razones. Hay 856 razones, por lo menos, para no darle a Otegi el lustre de la televisión pública. Son 856 personas que se perderán la entrevista porque perdieron la vida a manos de ETA.

Normalizar a Bildu es ofender a las víctimas
Editorial EM 28 Junio 2019

El pluralismo constitucional permite que Bildu sea legal, pero la legalidad no es condición suficiente de la dignidad

Ya parece un tópico decir que, derrotada policialmente ETA, afrontamos la lucha por fijar el relato de medio siglo de terror. Pero no es un tópico sino una necesidad moral contraída con las víctimas: el día que la democracia española las olvide, estará cimentándose sobre la vergüenza. El pluralismo constitucional permite que Bildu pueda hoy participar en política; pero la legalidad no es condición suficiente de la dignidad. En este país existía un consenso por el cual los partidos excluían a los testaferros de ETA de todo acuerdo. Ese consenso empezó a romperse con Zapatero, el intento de normalización arreció con la irrupción de Podemos -indigna que Irene Montero rechazara ayer aplaudir las palabras de Marimar Blanco en el homenaje por el Día de las Víctimas- y el sanchismo pretende consumar esa homologación para servirse de sus votos, de los que depende su poder tanto en Navarra como en el Gobierno central.

La hermana de Miguel Ángel Blanco tomó la palabra -el único diputado presente de Bildu salió entonces del hemiciclo- para censurar la entrevista a Otegi en TVE, en la que un condenado por terrorismo se puso a hacer cálculos con más o menos dolor "del que teníamos derecho a hacer". Las víctimas no merecen esta ignominia.

Zapatero y Otegi, los perpetradores de la paz
Karina Sainz Borgo. vozpopuli  28 Junio 2019

Arnaldo Otegi y José Luis Rodríguez Zapatero. Exterrorista uno, expresidente del Gobierno el otro. El primero es pensionista de ETA; el segundo, un lobista de la paz ajena. Tanto el dirigente de EH Bildu como el político socialista reventaron esta semana el termómetro moral: Otegi con su entrevista-enjuague en el Canal 24 Horas; y el otro, aprovechando las rebajas de verano, que se ofreció a conseguir indultos a precio de saldo a los procesados por los delitos de rebelión, sedición y malversación en Cataluña.

Otegi y Zapatero comparten un talento de maquilladores y sepultureros. Los dos son verdugos, a su manera. El de Batasuna invirtió sus años mozos en vaciar las cacerinas de su pistola y ahora pretende hacer virtud de ello. Mientras que Zapatero, en su ejercicio de jarrón chino y aspirante a Nobel de la Paz, pensó que llegaría a Oslo si conseguía sentar en una misma mesa a asesinos y sátrapas -Maduro y su gabinete- con perseguidos políticos y víctimas del régimen bolivariano, a los que les cavó una fosa al validar como buenas unas elecciones fraudulentas.

Estilistas del agravio y la inmoralidad, Otegi y Zapatero gustan travestir las tropelías con eufemismos. Dijo Otegi que el perdón es un ejercicio estéril -por eso no lo pidió- y que hay que dejar de mirar de una vez al pasado, según él, un baúl de reproches contra la banda terrorista ETA, a la que él perteneció y a la que, por supuesto, no se refirió en esos términos en su entrevista. Lo que viene del pasado no son reproches, son difuntos. Cada vez que Otegi habla, el viento arranca de las lápidas de sus víctimas, letra a letra, la frase ‘Descansa en paz’.

A los dos, a Zapatero y a Otegi, les gusta la paz… en los cementerios. Incluso alguno se creerá merecedor de un premio en la materia. Afanado en intermediar ahí donde nadie lo llama, Zapatero le ha dejado un recadito a la justicia española pidiéndole que sentencie con sentido de diálogo, esa palabra que tanto le gusta al socialista para blanquear a dictadores y sinvergüenzas, mientras les sirve en bandeja de plata el canapé de la exculpación. Otegi y Zapatero, perpetradores de la paz, sepultureros de la justicia.

Las infamias de Arnaldo Otegi en TVE ante las que la Fiscalía debe actuar de inmediato
@ElentirVigo TBN  28 Junio 2019

El PSOE quiere blanquear a Bildu para pactar con ellos.

El PSOE, que controla TVE, lleva días intentando blanquear a Bildu para conseguir un pacto con ese partido de ultraizquierda en Navarra que permita a los socialistas gobernar en la comunidad foral. Además, Sánchez necesita al menos la abstención de Bildu y de los separatistas de ERC para poder formar gobierno. La entrevista de esta noche se enmarca en esa estrategia. Pero los favores del PSOE a Bildu no vienen de ahora. Si ese partido fue legalizado fue como consecuencia de los pactos entre Zapatero y ETA. A eso hay que añadir que ya en diciembre, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, cargó contra Vox diciendo que no acepta la Constitución y Bildu sí. Hace unos días Bildu desmintió a la ministra: ese partido “no avala la Constitución”.

TVE eligió para esta entrevista la víspera del aniversario del primer atentado de ETA.

Es especialmente nauseabundo que TVE eligiese precisamente este día para una entrevista como ésa. Y es que este jueves se celebra el Día de Víctimas Terrorismo, con motivo del aniversario del primer atentado de ETA, en el que fue asesinado la niña Begoña Urroz, de sólo 22 meses. Es asqueroso invitar a TVE en vísperas de esa jornada a un tipo que estuvo en prisión condenado por pertenecer a esa banda terrorista y que además se niega a condenar los asesinatos de ETA. Y digo esto en presente porque esta noche se le preguntó por ello y Otegi se negó, una vez más, a condenar los crímenes de ETA:

En el colmo del cinismo, Otegi se atribuyó la desaparición de la violencia etarra que él y otros mantuvieron activa durante décadas. Dijo, además que “nuestra estrategia política no necesita de la violencia armada para conseguir nuestros objetivos”. Es decir, que han dejado de asesinar no porque esté mal, sino porque no les hace falta. Asco es decir poco. Pero las infamias no se acabaron ahí. Como se puede escuchar en el vídeo, ese miserable equiparó a ETA con España, pidiendo a los que defendemos la unidad de nuestra Nación que entendamos que “no se puede defender utilizando métodos de carácter violento”. Esto ya es el colmo: este canalla no puede comparar a nuestro país con una banda criminal e irse de rositas. La Fiscalía tiene que actuar sí o sí contra estas intolerables declaraciones, emitidas con el dinero de nuestros impuestos.

Siguiendo con las infamias, Otegi también expresó una falsísima disculpa a las víctimas de ETA por “si hemos generado más dolor a las víctimas del necesario o del que teníamos derecho a hacer”. Es decir, que considera que él y sus cómplices tenían “derecho” a causar dolor, es decir, a usar la violencia contra personas inocentes para conseguir sus perversos objetivos políticos.

Que el PSOE se haya buscado a estos socios de investidura en Navarra y en toda España deja bien claro el grado de indignidad al que han llegado el Partido Socialista de la mano de Sánchez. Lo ocurrido esta noche en TVE no puede quedar así. Los responsables de este canal deben dimitir de inmediato. Y Otegi debe volver a sentarse en el banquillo para responder ante un juez por las infamias que ha lanzado esta noche. Por lo demás, espero el PSOE tenga que volver pronto a comparecer ante las urnas: un partido que se alía con esa gentuza no merece gobernar España. Y los españoles debemos ser consultados sobre los infames pactos que está buscando Sánchez con los que odian a España y no condenan el asesinato de cientos de españoles.

(*) Artículo publicado inicialmente en el Blog Contando Estrelas

Comprensión, derechos y representatividad
Mercè Vilarrubias cronicaglobal 28 Junio 2019

Acabada la campaña de las elecciones municipales, la Ada Colau bilingüe que vimos entonces ha vuelto a su monolingüismo habitual. Su reciente discurso de investidura como alcaldesa fue exclusivamente en catalán excepto cuando se dirigió a los ciudadanos y ciudadanas de izquierdas de Madrid, a los que quiso mandar un mensaje de aliento frente a la pérdida de la alcaldía por parte de Manuela Carmena. Antes de dirigirse a ellos, Colau aclaró que iba a hablar en español porque se dirigía a los madrileños.

En Twitter se inició un debate respecto al idioma. ¿Por qué tiene que avisar, casi disculparse, Ada Colau por hablar en español?, se preguntaban algunos tuiteros. Recibieron varias respuestas, la mayoría de fanáticos, pero en el debate emergió una que me pareció relevante. Una tuitera dijo que era normal que Colau se dirigiera en español a los madrileños y madrileñas y que, por otra parte, no usara esta lengua en el resto del discurso porque el catalán mayoritariamente se entiende en Cataluña. Si casi todos lo entienden, ¿qué problema hay? Además, parecía una pregunta sincera.

Es esta una cuestión de calado en el tema de las lenguas, el grado de comprensibilidad de una lengua y sus efectos en la práctica. Es un hecho que el catalán es entendido mayoritariamente por aquellos que viven en Cataluña, aproximadamente un 80% lo comprende, según la última encuesta de usos lingüísticos de la población. Si uno es hispanohablante, en un año viviendo aquí puede llegar a comprenderlo bastante bien. A las personas provenientes de otros países les lleva más tiempo, pero con los años de residencia, no muchos lo hablan, pero la mayoría acaban comprendiéndolo. Otra cosa es hablarlo con fluidez o escribirlo con comodidad. Esto ya implica más dificultad.

Hay que decir que la amplia comprensión del catalán por parte de la ciudadanía posibilita ciertas cosas, pero no las posibilita todas. Ada Colau puede hacer sus discursos exclusivamente en catalán cuando se dirige a la ciudadanía barcelonesa y será comprendida por la mayoría. Sin embargo, esta comprensión no oculta el déficit democrático que implica el no usar también la otra lengua mayoritaria de los barceloneses y lengua oficial​. Si un representante público en sus intervenciones solo usa una lengua cuando hay dos en su comunidad, los ciudadanos hablantes de la lengua excluida no pueden sentirse plenamente reflejados en las instituciones de todos. La comprensión de lo dicho es poco consuelo cuando la identidad lingüística de uno es absolutamente obviada por aquellos que deberían representarnos a todos.

Aplicado a otros campos, como los documentos administrativos, los informes sanitarios, las informaciones culturales o las instrucciones de seguridad, la comprensión tampoco es el argumento más relevante. Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a usar su lengua materna oficial en todas estas áreas. Es una cuestión de derechos lingüísticos, no de comprensión.

Así, no deben confundirse los planos, la amplia comprensión de una lengua facilita las cosas, hace que esta lengua pueda ser usada mayoritariamente en los discursos públicos, en la escuela y en los medios, pero están también las demás cuestiones: los derechos lingüísticos, en primer lugar, y la igualdad entre todos, lo que conlleva la no discriminación. Para ello, todos debemos vernos reflejados lingüísticamente en las instituciones comunes.

La comprensión es una cuestión fundamental que, a la inversa, determina toda la política lingüística del País Vasco. El euskera es tan poco comprensible que el bilingüismo es la norma en el País Vasco. Los carteles bilingües y los discursos mayoritariamente en español no son del agrado de los sectores nacionalistas que deben soñar por la noche en un euskera más transparente para los hispanohablantes. En los hospitales, por ejemplo, si los carteles informativos estuvieran solo escritos en euskera, la recepción se colapsaría de personas preguntando dónde deben ir, cosa que el Gobierno vasco, lógicamente, no se puede permitir. Por ejemplo, Urgencias es Larrialdi en vasco. No se parece en nada. Mientras que Urgències o, en gallego, Urxencias, se entiende.

Hay que ser claros en este tema. La comprensión no debe ser el único criterio para la comunicación institucional. La comprensión es una dimensión, muy importante y que tiene efectos en la práctica. Pero no puede anular las otras do
 


Recortes de Prensa   Página Inicial