AGLI Recortes de Prensa   Jueves 1 Agosto 2019

Cataluña: la deriva xenófoba del separatismo
Editorial El Mundo 1 Agosto 2019

Los ciudadanos constitucionalistas ven vulnerados sus derechos en Cataluña hasta el punto que la Fiscalía ha pedido ayuda contra el odio al español en esta comunidad

UNO de los mantras extendidos alrededor del desafío planteado por el independentismo estriba en reducir éste a una cuestión estrictamente jurídica. La realidad es que en Cataluña no subyace un problema de encaje territorial, sino de vulneración de derechos. En concreto, de los derechos de ciudadanía amputados por el unilateralismo separatista.No estamos ante un conflicto político que deba gestionarse de modo ordinario, sino ante el chantaje y la coacción de un movimiento nacionalista hegemónico en Cataluña. Prueba de la deriva xenófoba incubada tras décadas de inocular el odio a lo español en la enseñanza es el hecho de que la Fiscalía haya detectado un aumento significativo de los delitos de odio vinculados, por surrealista que pueda parecer, a la discriminación por origen territorial dentro de España. Además, el Ministerio Público subraya las lagunas legales que plantea el Código Penal para evitar que cada vez más ciudadanos se sienten discriminados por sentirse español, catalán, vasco, gallego, extremeño, andaluz, murciano o de cualquier otra región de España dentro del propio territorio nacional.

Ante este hecho, tal como revelamos hoy, la Fiscalía contra los Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona, que coordina el fiscal Miguel Ángel Aguilar, considera en su memoria de actividad del año pasado que se debería realizar una reforma legislativa para mejorar la tipificación como agravante del delito de cualquier rechazo por origen territorial dentro de España, así como el odio por usar cualquiera de las lenguas oficiales de nuestro país. En concreto, la memoria de esta Fiscalía revela que de 2017 a 2018 se dispararon los delitos por discriminación por orientación política en España, pasando de 83 a 203 atestados. Aunque la mayoría son delitos leves -como amenazas por redes sociales, daños o pintadas- muchos se archivan en los tribunales porque la acción investigada no puede tener reproche penal.

Cabe subrayar que insultar o amenazar por ser de un territorio concreto actualmente se podría encuadrar en la discriminación o incitación al odio por motivos étnicos, un agravante que alude al rechazo por tener un sentimiento de una comunidad determinada. Los constitucionalistas en Cataluña son víctimas de este tipo de delitos de odio, lo que prueba la degeneración xenófoba del separatismo. Extremo verbalizado por Torra cuando tachó de «bestias carroñeras» a los españoles y cristalizado en el espionaje en los colegios para controlar el uso del catalán entre el alumnado de esta comunidad. Esta deriva debe poner en alerta a todos los poderes públicos del Estado. Incluido el Gobierno, cuya obligación estriba en garantizar los derechos de todos los ciudadanos.

Odio por usar cualquiera de las lenguas oficiales de nuestro país.
Nota del Editor 1 Agosto 2019

Todos los países que tienen más de una lengua oficial, son como poco, una jaula de grillos. Quienes estamos contra la imposición de las lenguas regionales lo hacemos porque va contra nuestros derechos humanos y constitucionales, y además, tal disparate constituye el núcleo explosivo para destruir España. Hay que derogar todas las leyes de lenguas regionales, nada de odio, todo sentido común.

Mercado laboral
España tiene más parados que 19 países de la Unión Europea juntos
Calixto Rivero okdiario 1 Agosto 2019

El desempleo sigue siendo uno de los principales problemas de la economía española. Los últimos datos de la Encuesta de Población Activa mostraban que, en términos desestacionalizados, el paro volvía a subir. Lo más inquietante es que, mientras que se ralentiza el ritmo de creación de empleo como muestran todas las estadísticas, la recuperación no ha servido para solucionar uno de los males enquistados en el país. La muestra es que España tiene más parados que diecinueve países de la Unión Europea juntos.

Según los datos de la oficina estadística europea, Eurostat, España cuenta con 3.227.000 desempleados en junio. Este número supera a los que tienen en conjunto Bélgica (284.000 parados), Bulgaria (149.000), la República checa (105.000), Dinamarca (145.000), Irlanda (110.000), Croacia (127.000), Chipre (28.000), Letonia (63.000), Lituania (84.000), Luxemburgo (17.000), Malta (9.000), Nueva Zelanda (313.000), Austria (204.000), Portugal (344.000), Rumanía (352.000), Eslovenia (46.000), Eslovaquia (148.000), Finlandia (180.000) y Suecia (349.000).

Estos diecinueve países de la Unión Europea tienen tres millones de parados en total, frente a los 3,22 millones que hay en España.

Llama la atención que España supere en número de desempleados a estos países que cuentan en total con 129 millones de habitantes, frente a los 47 millones que hay en España, lo que muestra la verdadera dimensión del lastre que existe en el mercado laboral español.

España también tiene más del doble de parados que en la principal locomotora europea: según Eurostat, Alemania tiene 1,3 millones de parados (en el país habitan 83 millones de personas), frente a los 3,2 millones que hay en la economía nacional. En Francia hay 2,5 millones de personas paradas, con una población que asciende a 67 millones.

El desempleo juvenil (de menos de 25 años) también inquieta. Hay 498.000 jóvenes buscando trabajo y no lo encuentran, más que en Italia (427.000) y en Reino Unido (459.000), y el doble que en Alemania (240.000).

El segundo país de la UE con la mayor tasa de paro

España es el segundo país con peores tasas de paro en la Unión, con un 14% de la población activa afectada por esta situación, solo por detrás del 17,6% de Grecia, que solamente dispone de datos hasta abril de 2019, según la estadística publicada por Eurostat este miércoles.

El paro, además, vuelve a subir en términos desestacionalizados (eliminando los efectos del calendario) en el segundo trimestre un 0,53%. Esto no se produce desde el primer trimestre de 2013, cuando arrancó la recuperación.

Si se descuenta el efecto de las vacaciones de Semana Santa y el comienzo de la campaña de verano, el paro estaría subiendo en España, según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística, lo que confirma la tendencia a la desaceleración que se está observando en la economía y a la que el Gobierno quita importancia.

350.000 extranjeros sin residencia se han beneficiado de la sanidad universal de Sánchez en sólo un año
OKDIARIO 1 Agosto 2019

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha afirmado que alrededor de 350.000 extranjeros sin residencia oficial en nuestro país se han incorporado al sistema sanitario tras la recuperación hace un año de la cobertura universal. "Por encima de cifras, lo que se recuperó es que todas las personas tienen derecho a la protección de su salud por su condición de persona, de ciudadanía, en línea con los conceptos de derechos humanos y los objetivos" de la OMS y la ONU.

La líder de la cartera sanitaria lo ha confirmado en su visita al Hospital Universitario de Cáceres y el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón en una jornada que coincide con el primer año de la publicación del Real Decreto-ley 7/2018 y por el que se recuperó la cobertura universal para la protección de la salud y la asistencia sanitaria en España.

Carcedo ha señalado que en 2012 hubo una modificación del derecho de asistencia sanitaria por el que éste estaba sujeto a un concepto de "aseguramiento" en función de las circunstancias personales, "sobre todo" respecto a su relación con la Seguridad Social. Merced al decreto, se recuperó la asistencia sanitaria a los inmigrantes irregulares en las mismas condiciones que los españoles, sin que tuvieran necesidad de justificar su residencia.

"Nuestro sistema nacional de salud es uno de los mejores del mundo; combina la universalidad y la calidad", ha detallado Carcedo, que en su visita ha estado acompañada de los consejeros extremeños de Sanidad y Economía, José María Vergeles y Rafael España, respectivamente, y el alcalde de Cáceres, Luis Salaya.

Además, ha insistido que hay "dos premisas irrenunciables", la universalidad y la equidad, es decir, que "en iguales condiciones las personas" vivan donde vivan y con las circunstancias personales que tengan" puedan acceder al sistema sanitario.

Respecto a la calidad, la Carcedo ha explicado que la innovación y las nuevas tecnologías, la "fusión de la ingeniería con la medicina", han reportado muchos avances diagnósticos y terapéuticos al sistema. En este marco, la ministra ha señalado el valor de los centros sanitarios innovadores en la consolidación de un Sistema Nacional de Salud universal y de calidad.

LISTAS ELECTORALES MELILLA
Juzgado da la razón a Vox sobre el pufo de la lista electoral de Cs Melilla, pero no ve trascendencia penal
Redacción GCT 1 Agosto 2019

El Juzgado de Instrucción número 5 de Melilla ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa que abrió a raíz de la denuncia de Vox por supuestas irregularidades en la lista electoral de Ciudadanos (Cs) en Melilla por la que el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, acudió a declarar el pasado lunes como investigado.

Con este auto, cuya parte dispositiva ha publicado Vox Melilla a través de Twitter, el juzgado procede al archivo de las actuaciones, aunque da la posibilidad de presentar un recurso de reforma y subsidiario de apelación en un plazo de tres días, o recurso de apelación directo dentro de los cinco días siguientes a su notificación.

El partido ultraderechista ya ha anunciado en su perfil de la red social que piensa recurrir este archivo en reforma y apelación, ya que el sobreseimiento de la denuncia no es firme.

Según esta formación política, el juez le da la razón «al constatar la veracidad de la denuncia, pero le resta importancia penal», algo con lo que ha mostrado su desacuerdo.

Vox Melilla denunció a De Castro por presuntos delitos de falsedad en documento público y fraude electoral por la lista electoral con la que Cs se presentó a las elecciones del 26 de mayo en Melilla, tipificados en el artículo de 390 y siguientes del Código Penal y en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG).

Justificó su denuncia al considerar que en la lista de Cs se ha cometido una ilegalidad, ya que tiene constancia de que varios de los candidatos de la lista electoral de Cs «no estaban de acuerdo con figurar en la lista y no habían firmado personalmente» los documentos que hay que presentar ante la Junta Electoral.

Judith Bergman: "Suecia está en guerra"
Judith Bergman (Gatestone Institute) latribunadelpaisvasco 1 Agosto 2019

Extractos del artículo "Suecia está en guerra" publicado por la analista Judith Bergman en las páginas de la web del Gatestone Institute.

En 2018, Suecia experimentó una cifra récord de disparos mortales, 306 en total. Cuarenta y cinco personas fueron asesinadas y otras 135 heridas en todo el país, y la mayoría de las muertes se produjo en la región del sur, donde se encuentra Malmö. En marzo, el Centro Forense Nacional de Suecia calculó que, desde 2012, el número de tiroteos en el país clasificados como asesinatos o intentos de asesinato habían aumentado casi un 100%. El Centro también descubrió que el arma más común en los disparos fue el rifle de asalto Kalashnikov. "Es una de las armas más fabricadas en el mundo y se usa en muchas guerras", dijo el jefe de equipo del Centro, Mikael Högfors. "Cuando ya no se necesitan... se meten de contrabando en Suecia".

Según la policía, en los seis primeros meses de 2018, uno de cada dos disparos tuvieron lugar en un "área vulnerable", también llamadas "zonas de exclusión". En 2017, un informe de la policía sueca, "Utsatta områden 2017" ("Áreas Vulnerables 2017"), reveló que hay 61 áreas como estas en Suecia. Abarcan 200 redes criminales, compuestas por una cifra estimada de 5.000 delincuentes. La mayoría de sus habitantes son inmigrantes no occidentales y sus descendientes.

La policía escribió en el informe de 2017 que los conflictos étnicos globales se están reproduciendo en las áreas vulnerables:
... el poder judicial [sueco] y el resto de la sociedad [sueca] no entienden estos conflictos ni tienen respuestas sobre cómo resolverlos. La policía, por lo tanto, necesita tener un mejor conocimiento del mundo y comprender los sucesos para poder interpretar lo que está pasando en esas áreas. La presencia de los retornados, simpatizantes de organizaciones terroristas como el Estado Islámico, Al Qaeda y Al Shabab, y los representantes de las mezquitas de orientación salafista, contribuyen a las tensiones entre estos grupos y otros residentes de las zonas vulnerables. Desde el verano de 2014, cuando se proclamó un califato en Siria e Irak, han aumentado los choques sectarios, en especial entre los suníes, los chiíes, los cristianos levantinos y los nacionalistas de origen kurdo" (p. 13).
(...)
En 2019, el ritmo de los disparos se mantuvo alto. En Malmö —una ciudad de más de 300.000 habitantes, de los cuales un tercio es "nacido en el extranjero", según las estadísticas municipales—, un hombre de 25 años murió por disparos delante de una oficina de servicios sociales el 10 de junio, y el mismo día, en la Estación Central de Malmö, un policía disparó a un hombre que llevaba una bomba en su bolsa y al parecer se había comportado de manera amenazante. Esa noche, dos hombres fueron disparados en la zona de Lorensborg, de Malmö. Más tarde, esa misma noche, dos explosiones conmocionaron a la ciudad.

A causa del aumento de la cifra de disparos, los funcionarios municipales están al parecer tan incómodos en su trabajo en la ciudad que el Ayuntamiento de Malmö ha emitido unas directrices sobre cómo los empleados municipales —en especial los que trabajan en asistencia a domicilio, rehabilitación y alojamiento temporal— pueden proteger su seguridad en la ciudad cuando van a trabajar.

Bajo el encabezado: "Seguridad personal: pistas y consejos para evitar verse en situaciones indeseadas", el Ayuntamiento aconseja a sus empleados: "Planifica tu itinerario, conoce tu zona [...] intenta minimizar el tiempo desde que aparcas tu bicicleta/coche hasta que entras [en el destino]". También: "Antes de salir de un edificio, echa una ojeada a tu alrededor y evita verte en una situación indeseada [...] mantente alejado de personas que sean consideradas potencialmente amenazantes o peligrosas y aumenta la distancia si no hay otras personas cerca".

Un funcionario municipal, que recibió las directrices, acusó al Ayuntamiento de hipocresía: "A los medios, el Ayuntamiento dice siempre que todo está bien, aunque no lo esté. Después mandan este tipo de correo electrónico a sus empleados".

Las directrices sobre seguridad del gobierno municipal parecen apropiadas para una zona en guerra civil, como lo fue Beirut, en vez de la antaño pacífica ciudad de Malmö.

Beirut también viene a la cabeza en la ciudad sueca de Linköping, donde a principios de junio una explosión arrasó un edificio de viviendas, hasta el punto de que parecía haber sido atacado en una guerra. Milagrosamente, nadie murió en la explosión, pero 20 personas resultaron heridas. La policía sospecha que el incidente tiene que ver con las bandas de delincuentes. Unas semanas más tarde, dos hombres fueron disparados en el distrito de Skäggetorp en Linköping, que está en la lista de la policía de "áreas vulnerables" o "zonas de exclusión".

Después de eso, el 30 de junio, en nuevos incidentes relacionados con bandas criminales, se produjeron tres tiroteos en tres suburbios distintos de Estocolmo. Dos personas, de las cuales una había recibido un disparo en la cabeza, murieron. Uno de los hombres asesinados, un rapero llamado Rozh Shamal, había sido condenado anteriormente por asalto, robo y otros delitos relacionados con las drogas, entre otras cosas. Este año, sólo en Estocolmo, once personas han muerto por disparos, la misma cifra que en todo 2018. Este año, en Suecia, más de 20 personas han muerto hasta ahora por disparos.

"Esta tendencia es inaceptable", dijo Mats Löfving, jefe del departamento operativo de la policía nacional (Noa). "En muchos casos, se utilizaron armas automáticas militares. Estamos viendo una reducción en los heridos por violencia con armas de fuego, pero el número de muertos no baja".

El 1 de julio, el jefe de la Policía Nacional, Anders Thornberg, dijo que la situación es "extraordinariamente grave". Afirmó, no obstante, que la policía no ha perdido el control de las bandas y que la principal tarea es parar el aumento de la cifra de jóvenes delincuentes. "Por cada joven que disparan, hay entre 10 o 15 preparados para unirse", dijo. Sin embargo, sólo unos días después, añadió que los suecos tendrán que acostumbrarse a los disparos en el futuro cercano:

"Creemos que esto [los disparos y la extrema violencia] podrían continuar cinco o diez años en las áreas especialmente vulnerables", dijo Thornberg. "También tiene que ver con las drogas. Las drogas están consolidadas en la sociedad, y la gente corriente las compra. Hay un mercado por el que las bandas van a seguir peleándose".

Ulf Kristersson, líder del partido de la oposición, Moderaterna, dijo que la situación era "extrema para un país que no está en guerra".
(...)
El escritor sueco Björn Ranelid discrepó. "Suecia está en guerra y los responsables son los políticos", escribió en Expressen:

Durante cinco noches seguidas se ha prendido fuego a los coches en la ciudad universitaria de Lund. Esos actos dementes se han producido en cientos de ocasiones en varios lugares de Suecia durante los últimos quince años. Desde 1955 hasta 1985, no se quemó ni un solo coche en Malmö, Gotemburgo, Estocolmo o Lund. [...] Cuando una socióloga de la Universidad de Malmö explica los delitos [como una consecuencia de que] los jóvenes estén frustrados [...] está diciendo cosas sin sentido [...]. Repite las cosas que podría haber dicho un loro. Ninguno de esos delincuentes se está muriendo de hambre o no puede acceder a agua potable. Tienen un techo sobre sus cabezas y se les ha ofrecido colegio gratuito durante nueve o doce años. No viven en casas dilapidadas. Todos ellos [...] han tenido unos materiales en casa de una calidad superior que los varios miles de niños y jóvenes que crecieron en Ellstorp, en Malmö, donde yo vivía con mis padres y dos hermanos, en 47 metros cuadrados con dos habitaciones y una cocina, desde 1949 a 1966".

Ranelid concluía:
Se le llama educación, y esto es lo que les falta a miles de chicos y chicas en los hogares suecos de hoy. No tiene que ver con el dinero ni con cuál sea el lugar del mundo donde hayas nacido. No tiene nada que ver con la política o la ideología. Se trata de la ética, la moral y la convivencia entre las personas.

Los coches incendiados, frecuentes y generalizados, son sólo uno de los nuevos aspectos de la vida en la antes idílica ciudad de Lund. En enero, Sadeq Nadir, un llamado "menor sin acompañante" de Afganistán, quiso matar a varias personas de la ciudad embistiendo contra ellas con un coche robado. Aunque dijo que se había convertido al cristianismo, el material que se encontró en su apartamento demostró que quería librar la yihad y convertirse en mártir. Le dijo a la policía que su intención había sido matar. El suceso se clasificó al principio como intento de crimen terrorista, pero después se cambió a la acusación de diez intentos de asesinato. Aunque Sadeq ha admitido que su intención era matar, el juzgado de distrito sueco no consideró que Sadeq pudiese ser condenado ni por terrorismo ni por intento de asesinato. El tribunal alegó que no había conducido "lo suficientemente rápido" para causar un riesgo de muerte concreto. Asimismo, a pesar de que se descubrió que Sadeq había escrito textos sobre la yihad y el martirio y afirmaba que estaba actuando por Alá, el tribunal no consideró que hubiese actuado por ningún motivo de terrorismo religioso. Fue condenado sólo por causar un peligro para los demás y amenazarlos.
(...)
El 2 de julio, el Gobierno presentó una serie de propuestas para combatir la violencia armada, incluidas unas sanciones más duras por posesión de explosivos y nuevas competencias para los funcionarios de aduanas para que puedan bloquear paquetes de los que sospechen que contienen armas o explosivos. Según la oposición, las propuestas han llegado demasiado tarde. "Esto se podría haber hecho hace un año, también. Nunca ha habido tantos disparos en Suecia. Creo que para la mayoría de la gente es obvio que el Gobierno no ha hecho lo suficiente", dijo Johan Forssell, del partido de la oposición, Moderaterna.

Sin ir más lejos, el 6 de julio, el Día Nacional de Suecia, el primer ministro, Stefan Löfven, aunque reconoció que Suecia "sigue teniendo graves problemas sociales", declaró: "Pocas cosas estaban mejor antes en Suecia":

Pero, aunque podamos pensar en los viejos tiempos como unos tiempos idílicos cabañas rojas y prados verdes, pocas cosas estaban mejor antes. En la celebración de una fiesta nacional, creo que deberíamos celebrar justo eso, lo mucho que hemos logrado como país. Hemos construido un país fuerte, donde cuidamos unos de otros. Donde la sociedad asume la responsabilidad y no se deja a nadie abandonado.

Lamentablemente, es probable que muchos suecos se sientan terriblemente solos en un país que parece cada vez más una zona de guerra.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La barbarie sigue entre nosotros

Es especialmente repugnante que todavía haya miles de vascos que homenajean a los asesinos
Pedro García Cuartango ABC 1 Agosto 2019

EL azar ha hecho coincidir en el tiempo el centenario del nacimiento de Primo Levi con la celebración de varios homenajes a etarras en el País Vasco. ¿Qué relación se puede establecer entre la experiencia de un intelectual judío italiano superviviente del Holocausto y los actos de exaltación de unos asesinos que se vanaglorian de sus crímenes?

La relación existe y hay que buscarla en la similar actitud moral que sustenta el exterminio de los judíos y la glorificación de los crímenes de ETA. Y esa actitud no es otra que la deshumanización del adversario, su despersonalización y su reducción a la condición de cosa. Para matar, antes hay que privar a la víctima de su humanidad.

Eso se observa de forma evidente en los campos nazis de exterminio, donde a los presos se les daba un número, se les vestía con un uniforme harapiento y se les marcaba con un símbolo para diferenciar su identidad, ya que el régimen nacionalsocialista concedía un trato bien distinto a los delincuentes comunes que a los judíos.

En el País Vasco, durante muchas décadas, el mecanismo mental ha sido el mismo: excluir de la condición de ciudadanos y de hombres a quienes no compartían los ideales del nacionalismo que encarnaba ETA. En nombre de ese prejuicio, se marginaba, se señalaba, se amenazaba y se mataba a quien simpatizaba o pertenecía al PP o al PSOE.

No importaba la ideología y, por eso, asesinaron a mi compañero José Luis López de Lacalle, periodista, sindicalista, demócrata y hombre de izquierdas. Y tampoco, en la Italia ocupada por los nazis, importaba el estrato social, las ideas o la relevancia profesional. Los judíos fueron enviados a las cámaras de gas por el hecho de serlo, como muy bien subraya Primo Levi.

Por ello, es especialmente repugnante y refleja una profunda degradación moral que todavía haya miles de vascos que homenajean a los asesinos y los consideran héroes por haberse arrogado el derecho a eliminar a quienes no pensaban como ellos.

La única explicación de este fenómeno es que esas personas, entre ellas, padres de familia ejemplares, están convencidos de que las víctimas de la banda terrorista no eran seres humanos y que se habían merecido un tiro en la nuca por vestir un uniforme, ser jueces o concejales.

Si no es así, resulta imposible explicar esa complicidad con el asesinato y el terror, ese supremacismo que pretende pasar por virtud y esa contumacia en banalizar el mal, tan bien descrita por Hannah Arendt.

Quienes salen a la calle para recibir como campeones de una competición deportiva a etarras con las manos manchadas de sangre se retratan y evidencian el largo trecho que queda por recorrer en el País Vasco para normalizar la convivencia. Lo condenable de estas actitudes no está tanto en el terreno de la legalidad, aunque esto sea importante, como en el de la ética.

La gran lección de Primo Levi, de obligada lectura en estos tiempos convulsos, es que resulta muy peligroso olvidar el pasado y trivializar los horrores del nazismo porque en cualquier momento se pueden repetir. Tenía tanta razón que vimos materializada su advertencia en Yugoslavia, pocos años después de su fallecimiento, cuando el nacionalismo desató un infierno que provocó más de 150.000 víctimas mortales y un millón y medio de refugiados. Hoy el fantasma de la barbarie sigue instalado entre nosotros, aunque tendemos a ignorarlo cuando se manifiesta en actos tan miserables como los del País Vasco.

Advierten a la OTAN de que el separatismo catalán es un riesgo de desestabilización para toda Europa
M.A. Ruiz Coll okdiario 1 Agosto 2019

El presidente de la asociación Catalunya Peuple d’Espagne (CPDE), François Meylan, ha dirigido un escrito al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, para informarme de que las actividades del independentismo catalán pueden convertirse en un grave riesgo de desestabilización para la seguridad de Europa.

"A raíz de nuestras últimas investigaciones, hemos detectado varios acontecimientos preocupantes que, tarde o temprano, podrían afectar a la estabilidad de nuestro continente. O incluso, aún más, podrían ofrecer una cabeza de puente en Europa para alguna potencia militar que no sea miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)", señala Meylan en su escrito, que también ha sido remitido al nuevo presidente del Parlamento europeo, el italiano David Sassoli, a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y al ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

En su carta, Meylan recuerda que los independentistas tienen a su servicio un cuerpo de 16.000 Mossos d’Esquadra armados, que durante la jornada del 1-O se pusieron abiertamente del lado de los golpistas e incumplieron la orden judicial de impedir la celebración del referéndum ilegal.

"No sólo se trata de un cuerpo muy politizado, sino que también practica el adoctrinamiento dese su academia de Policía", explica el presidente de la asociación Cataluña Pueblo de España (CPDE), "se estima que más de la mitad de sus agentes –incluidos todos sus altos mandos– ya no son fieles a la Constitución española. Actúan o pueden actuar como una policía política a favor del aparato separatista catalán".

Stoltenberg
Encabezamiento de la carta escrita por François Meylan al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

François Meylan acompaña su escrito dirigido al secretario general de la OTAN con un amplio dossier fotográfico, en el que aparecen varios Mossos posando o incluso cuadrándose ante una bandera estelada independentista, o bien enfrentándose a la Policía Nacional durante la jornada del 1-O.

Y cita expresamente al líder de la sectorial de la ANC en los Mossos, Albert Donaire, quien "mantiene públicamente sus propósitos separatistas sin haber sido nunca molestado por sus mandos" ni expedientado por la División de Asuntos Externos (DAI).

Meylan va más lejos al advertir que los Mossos d’Esquadra pueden pasar de actuar como una "Policía política" a transformarse en "una fuerza armada insurgente" abiertamente hostil a la Constitución española. Al respecto, recuerda que el máximo responsable político de los Mossos, el conseller de Interior Miquel Buch, es un independentista que ha estado investigado en los tribunales por apoyar el golpe de Estado del 1-O desde la Asociación Catalana de Municipios (ACM).

La asociación Cataluña Pueblo de España (CPDE) también informa al secretario general de la OTAN de que el ex presidente Carles Puigdemont permanece huido de la Justicia, escondido en su mansión de Waterloo, y protegido por una escolta de Mossos d’Esquadra armados, cuyo sueldo pagan todos los españoles.

Mossos
La carta dirigida al secretario general de la OTAN incluye un amplio dossier con fotos de Mossos que apoyan el independentismo.

Meylan añade que, durante los últimos meses, la Generalitat ha usado el cuerpo de los Mossos para perseguir e intimidar a los constitucionalistas que limpian las calles de lazos amarillos y otros símbolos independentistas. Y cita el caso más reciente: el pasado 27 de junio, los Mossos detuvieron en Mataró a siete voluntarios que quitaban lazos y les mantuvieron arrestados durante 72 horas "sin cargos ni causa justificada".

Por todo ello, considera especialmente preocupante que, desde que en 2012 se puso en marcha el procés como cortina de humo para tapar los "escándalos de corrupción y malversación de Jordi Pujol, Artur Mas y Carles Puigdemont", la dirección de los Mossos no ha dejado de remitir al Ministerio de Interior solicitudes para comprar subfusiles, fusiles de asalto y otras armas de guerra.

Al respecto, recuerda que una de las principales asociaciones implicadas en el golpe del 1-O, la ANC, ha difundido diversos informes en los que se muestra partidaria de crear un "Ejército catalán" con más de 20.000 efectivos para consumar el proyecto independentista.

"El aparato separatista catalán, que hasta ahora ha sido financiado en gran medida por la malversación de fondos públicos", señala en su escrito, "tiene los medios financieros para construir un Ejército con unos pocos miles de hombres. Más fácilmente con los Mossos d’Esquadra que han decidido dejar de respetar la Constitución".

OTAN
Y recuerda el interés del Gobierno de Rusia por afianzar su posición en puestos clave del Mediterráneo: "La actual Generalitat y el aparato separatista catalán están dispuestos a venderse al mejor postor. Eso significa que la autonomía catalana, en caso de convertirse en una zona gris o zona sin ley, no dudaría en aliarse incluso con los socios menos frecuentes. Un uso libre de las instalaciones del puerto de Barcelona sería una bendición para el presidente Vladimir Putin".

François Meylan recuerda que el partido de Junqueras y Rufián, ERC, es "conocido por su ideología expansionista", pues considera que la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares y la Occitania francesa deben formar parte en el futuro de una hipotética República catalana.

Por último, advierte que los Mossos d’Esquadra, mientras persiguen a los constitucionalistas, protegen a los violentos miembros de los CDR (creados a semejanza de los comités de defensa de la Revolución cubana) que "cortan carreteras, buscan confrontación con la Policía, elaboran listas de vecinos que se oponen al proyecto separatista" y acosan a los constitucionalistas.

Perdieron cuando mataban, ¿ganarán haciendo política?
José Manuel Sánchez Fornet okdiario 1 Agosto 2019

Ya no matan, pero sus ideas políticas se instalan en las instituciones. Quieren romper el Estado y avanzan, sin prisa pero sin pausa, hacia su meta. Fueron derrotados policialmente, por eso ya no matan y ahora, al ser aceptados en la vida política, consiguen más resultados que cuando asesinaban. Su primera trinchera a superar es Navarra, influir en su Gobierno, euskaldunizar a su ciudadanía y, con fuerza política y votos, ejercer presión al Congreso y Senado, aplicar la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución y conseguir la incorporación de Navarra al País Vasco, como ya prevé el Estatuto de Autonomía vasco en sus artículos 2 y 47.

EH Bildu se abstendrá para que los 11 diputados del PSN-PSOE, los 9 de Geroa Bai (PNV), los 2 de Podemos y el de Izquierda Ezkerra, que suman 23, formen gobierno superando a los 20 de Navarra Suma que conforman UPN, PP y Cs. EH Bildu, heredero del brazo político de ETA, decide. Al mismo tiempo que el debate sobre el Gobierno de Navarra, se producen dos actos de homenaje y enaltecimiento del terrorismo en el recibimiento en sus pueblos a dos terroristas de ETA. Zabaleta Elosegui, asesino de cuatro guardias civiles y un civil, es recibido el sábado como un héroe en Hernani tras pasar 29 años en prisión. El domingo, en Oñate, Ugarte Villar, carcelero de Ortega Lara, es recibido con los mismos fastos tras 22 años de prisión. En ambos ayuntamientos gobierna EH Bildu. El Código Penal modificado en el año 2000 incluyó el enaltecimiento terrorista en el que podrían enmarcarse estos actos, distintas sentencias judiciales han permitido que estos hechos se puedan producir sin ningún reproche penal.

¿Qué sociedad acoge como a héroes a terroristas que han colocado bombas asesinando a niños, tiros en la nuca, y los reciben personas adultas aplaudiendo con niños a hombros? La debilidad del Estado, de la partidocracia camuflada de democracia que somos, del complejo de los partidos políticos españoles, y sobre todo, de la contaminación y giro al siglo pasado que está teniendo el PSOE en muchos territorios, están creando una situación peligrosa para la estabilidad del país.

Quienes hasta hace pocos años eran alimañas despreciadas por la inmensa mayoría de la ciudadanía han salido de las cárceles gracias a una negociación política (la sentencia “Parot”, aplicada de inmediato cuando en países europeos se suspenden otras indefinidamente por razones de seguridad nacional), evidenciando el pacto PP/PSOE con concesiones políticas y presos a cambio de que dejaran de matar. De eso hablaron durante dos horas el expresidente Zapatero y el ministro de Interior, Fernández Díaz, nada más llegar éste al Ministerio de Interior.

Normalizan y blanquean a quienes nunca han condenado un crimen, que posiblemente conocen a autores, cómplices o encubridores de los más de 300 asesinatos sin esclarecer, mientras crean un “cordón sanitario” contra Vox, que plantea cuestiones sobre derechos individuales muy despreciables, no es un peligro para el Estado, no cuestiona el régimen del 78, ni la Monarquía, ni es extrema derecha, ni ataca la democracia. EH Bildu, CUP, PDeCAT, ERC… Si atacan todo lo que no ataca Vox.

Los mismos que nunca condenaron un crimen de ETA van a permitir el gobierno del PSOE en Navarra para debilitar y destruir la nación. Avanzan más rápido con política que con crímenes. Muchos españoles preferirían morir por terrorismo antes que esta indignidad sobre víctimas y familiares y este futuro incierto para generaciones futuras. El PSOE no defiende elementales valores éticos de una democracia respetuosa de los derechos civiles. Están rompiendo la convivencia.

PNV y Bildu pactan un plan de adoctrinamiento nacionalista de Navarra con el permiso del PSOE
Carlos Cuesta okdiario 1 Agosto 2019

El PSOE ha dado el visto bueno a un plan de adoctrinamiento en Navarra negociado en el País Vasco. Un proyecto impulsado por PNV –en la Comunidad Foral esta formación se encuentra inmersa en Geroa Bai– y EH Bildu con el fin de disparar el adoctrinamiento nacionalista en Navarra a través de “convenios de colaboración" en materia “educativa, de euskera, o de medios de comunicación”.

La medida ha sido negociada en el Parlamento Vasco, no en el navarro. Se ha llevado a cabo, además, sin presencia de ninguna fuerza representante de los navarros y se ha incorporado al desarrollo del nuevo Estatuto de Autonomía Vasco, no de ninguna norma navarra, gracias a la propuesta directa de los socialistas –PSE-PSOE–. Es decir, todo ha sido negociado a espaldas de Navarra.

El plan consiste en toda una red de colaboración entre las diversas administraciones vascas y navarras que vayan alimentando la dependencia de la Comunidad Foral del entorno vasco. Pero, si el incremento de los lazos entre las dos regiones puede ser una cuestión más previsible, lo que llama la atención especialmente es que el texto ponga el acento en cuatro frentes de colaboración.

El primero de ellos es la sanidad. Ésta es la materia más sensible a ojos de la población y que resulta más normal que aparezca en un plan de reforzamiento de la colaboración diseñado en exclusiva desde el País Vasco. Sin embargo, los otros tres frentes no afectan a cuestiones como la empresa, la infraestructuras o el medioambiente, por poner algún ejemplo, sino que afectan a tres ámbitos puros de posible adoctrinamiento nacionalista: los convenios de colaboración en materia “educativa, de euskera, o de medios de comunicación”.

El plan ha sido impulsado por los socialistas para llegar a un acuerdo con los partidos separatistas vascos y evitar que planteen un enfrentamiento abierto con el Estado en su reclamación de “autodeterminación” vasca. Y eso significa que, evidentemente, la óptica de esta colaboración será nacionalista. Y ahí es donde cobra especial importancia la materia recogida en los convenios: la “educativa". Es decir, las escuelas. El “euskera”, es decir, la implantación en Navarra de la lengua cooficial vasca. Y por último, los “medios de comunicación”, es decir, el apoyo público a medios nacionalistas, tal y como ya ocurre en Cataluña.

Esta nueva cesión se suma a todas las ya publicadas por OKDIARIO. Unos datos que avalan que el PSOE ha empezado a pagar el precio de sus pactos con EH Bildu y PNV. Ambos partidos, de hecho, han pedido un nuevo Estatuto de Autonomía vasco y el PSE no sólo está por la labor de darlo, sino que, además, acepta que las relaciones con esta comunidad se rijan por un principio de bilateralidad, como si la relación entre España y una parte de ella fuera de igual a igual.

Todo ello se está desarrollando dentro del texto de ese nuevo Estatuto de Autonomía vasco, una norma donde se plasma no sólo la "autodeterminación" y el "derecho a decidir" del País Vasco en una primera fase, sino que, en una segunda, se pretende incluir a la Comunidad Foral en lo que ellos llaman su "nación": Euskal Herria.

El partido de Iñigo Urkullu ha exigido que el texto recoja el trato "de igual a igual", de "no subordinación", de esta comunidad autónoma con respecto a España. El borrador del texto señala sin rodeos, además, que "se configurará un nuevo modelo de relación con el Estado, bilateral, de igual a igual, de respeto y reconocimiento mutuo, de naturaleza confederal".

Porque, prosigue el citado texto, "el nuevo marco político de relación con el Estado español se estructurará al amparo de la disposición adicional 1ª CE y la adicional única del ‘Estatuto de Gernika‘, estableciendo un nuevo modelo relacional, singular y bilateral, que estará fundamentado en el reconocimiento de ambas partes como sujetos políticos. La relación será de respeto mutuo y de no subordinación, y a tal efecto se anudará un sistema de relación bilateral efectiva e incorporará un régimen eficaz de garantías que blindará el autogobierno vasco".

Investidura de María Chivite
Bildu tendrá todo el poder para imponer a sus afines en la comisión contra la policía de Navarra
Luz Sela okdiario 1 Agosto 2019

La formación de Arnaldo Otegi es determinante en el desarrollo de la polémica ley de víctimas de grupos de extrema derecha y funcionarios públicos.

Bildu será un actor determinante en el Gobierno de la socialista María Chivite, que previsiblemente será investida presidenta este viernes con su abstención. La formación de Arnaldo Otegi condicionará las mayorías del Parlamento navarro, de forma que tendrá también la capacidad de maniobrar para imponer sus intereses. Así ocurrirá con la llamada ‘ley contra la policía’, que perseguirá el "incumplimiento de derechos humanos" por parte de grupos de extrema derecha y funcionarios públicos en Navarra.

La intención del futuro Ejecutivo navarro es desarrollar dicha ley, recurrida por Partido Popular y Ciudadanos, y que equipara a las víctimas del terrorismo y sus verdugos. Su propósito es "configurar el derecho al reconocimiento y, en su caso, reparación de las víctimas de motivación política generadas por la acción violenta de grupos de extrema derecha o por parte de funcionarios públicos, regulando los medios y mecanismos para que sean reconocidas como tales víctimas y, en su caso, como personas beneficiarias de los correspondientes derechos de reconocimiento y reparación integral".

Miembros de asociaciones
La declaración de víctima, que dará derecho a recibir asistencia sanitaria así como una indemnización, queda en manos de una ‘Comisión de Reconocimiento y Reparación’, de perfil altamente político. Y, en la práctica, será la organización de Otegi la que determine su composición y la que dispondrá de todo el poder para imponer o vetar a los candidatos.

Así se recoge, en concreto, en el artículo 14, donde se precisa el sistema de elección de sus integrantes -cuyo mandato dura seis años- y que será por mayoría absoluta del Pleno navarro.

Según ese artículo, la Comisión estará integrada por nueve miembros, entre ellos, el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos y el del Instituto Navarro de la Memoria.

Además, se incluirá a dos peritos forenses y un psicólogo o psicóloga designados por el Instituto Navarro de Medicina Legal, "todos ellos con experiencia en materia de víctimas". El resto, serán elegidos por el Parlamento "entre los ciudadanos y ciudadanas mayores de edad que disfruten del pleno uso de sus derechos civiles y políticos y que cumplan las condiciones de idoneidad, probidad, cualificación y experiencia necesarias para ejercer el cargo". Estos candidatos serán propuestas al Parlamento de Navarra por los grupos parlamentarios, así como por las organizaciones y asociaciones que desarrollen su actividad en materia de "Derechos Humanos y Memoria" en la Comunidad Foral.

La mayoría absoluta, 26 diputados, viene condicionada por la formación de Otegi: el PSN tiene 11 diputados; Geroa Bai, 9; Podemos, 2 e Izquierda-Ezkerra, uno. Los socialistas, con el resto de sus socios de Gobierno, sumarían 23 votos. Es decir, precisan del apoyo de Bildu para lograr la mayoría necesaria para que sus candidatos prosperen. Al mismo tiempo, el partido de Otegi dispondrá de discrecionalidad para imponer a sus elegidos. Navarra Suma (la coalición de PP, Ciudadanos y UPN) tiene 20 escaños y, además, no es previsible que participe en la elección, por su rechazo frontal a esta ley.

A partir de 1950
Esta comisión, que dispondrá de dotación a través de los Presupuestos autonómicos, determinará la condición de víctima de quienes acrediten una "vulneración de derechos humanos en un contexto de violencia por motivación política", añadiendo que podrán serlo en casos "en que hayan podido intervenir funcionarios públicos o particulares" bien "en grupo o de forma aislada e incontrolada". En caso de fallecimiento, sus familiares tendrán derecho a solicitar la declaración correspondiente y "a beneficiarse de la compensación económica en la forma que se determine reglamentariamente". Se aplicará a acciones cometidas a partir de 1950.

La ley excluye expresamente "las personas que resultaran fallecidas o heridas por la manipulación de armas o explosivos con el fin de realizar alguna actividad violenta, incluido el caso de que con dicha manipulación lo que se pretendiera fuera repeler o evitar actuaciones legítimas de las fuerzas y cuerpos de seguridad".

No obstante, sí ampara a las "víctimas de grupos de extrema derecha o funcionarios públicos", lo que incluye a etarras y afines a la organización terrorista ETA que se consideren como tal en el contexto de la lucha antiterrorista. Ya en su preámbulo justifica el propósito de "dar amparo a un conjunto de víctimas de vulneraciones de derechos humanos que hasta ahora no encontraban acomodo en la legislación previa".

Cabe recordar que las relaciones del Gobierno autonómico con la Policía ya fueron muy tensas durante la legislatura del cuatripartito de Uxue Barkos. La consejera responsable de Interior era entonces María José Beaumont, propuesta por Bildu.

Chivite será investida este viernes con la abstención de los de Otegi, organización que, este miércoles, ratificó su voto con la consulta a su militancia.

Los socialistas se plegarán así a un Gobierno que estará condicionado por el partido proetarra durante toda la legislatura, ya que su apoyo será necesario también para que sus iniciativas prosperen en la Cámara de Navarra.

En una carta enviada en los últimos días a su militancia, Bildu confirmaba ya esa posición preferencial: "Tienen claro que somos sus interlocutores prioritarios y tienen el compromiso de mantener relaciones continuadas con nosotras" (sic). En la misiva se pedía a la militancia que apoyase la abstención para hacer presidenta a Chivite y explicaba que en los "contactos" mantenidos con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Unida, los socios de la socialista "son conscientes de que tendrán que contar con EH Bildu para conseguir la necesaria mayoría, en aras de la gobernabilidad".

Este fin de semana, el propio Arnaldo Otegi reclamó directamente la abstención a Chivite con el objetivo de "frenar" políticas "autoritarias". Otegi advirtió de que ese apoyo no supone "dar un cheque en blanco".

Investidura de María Chivite
El PSOE deja en manos del PNV la imposición del euskera en Navarra
Luz Sela okdiario 1 Agosto 2019

El PSOE de María Chivite ha otorgado la polémica gestión de esta lengua al nacionalismo. En el acuerdo se destaca que el euskera "es lengua propia".
Los socialistas de Navarra intentan ganarse a Bildu ofreciendo el euskera como "cultura propia"

La distribución de competencias en el futuro Gobierno de la socialista María Chivite, en Navarra, otorga al PNV -a través de su marca blanca, Geroa Bai- todo el poder para dirigir la imposición del euskera, una lengua que, pese a los continuados esfuerzos del nacionalismo, solo es oficial en la zona vascoparlante de la comunidad.

Geroa Bai controlará cuatro consejerías en el Ejecutivo de Chivite, que previsiblemente será investida este viernes gracias a la abstención de Bildu. Entre ellas, la de Relaciones Ciudadanas. Dentro de ésta, la organización dirigirá ‘Euskarabidea’, el Instituto Navarro del Euskera, con el fin esencial de potenciar su implantación.

La gestión del idioma fue muy cuestionada bajo el mandato del cuatripartito de Uxue Barkos y criticada también entonces por la ahora candidata socialista.

Sin embargo, Chivite ha optado por delegar la competencia en Geroa Bai, que se regirá por el acuerdo de investidura firmado también por Podemos e Izquierda-Ezkerra, y en el que se destaca que el euskera "es lengua propia". En este contexto, se insta a "apoyar" su "necesaria e imprescindible planificación educativa pública como lengua propia desde la voluntariedad y la convivencia". El documento añade que se promoverá el "desarrollo gradual y progresivo de la oferta educativa" de esta lengua.

En otro punto, se comprometen también a "apoyar el euskera en las expresiones culturales" e "impulsar la creación artística innovadora vinculada" a ella, "así como la labor de formación, investigación, producción, difusión y mediación".

El Gobierno navarro impulsará, dice , un "amplio acuerdo social y político entorno al euskera, reflejo de la idiosincrasia y realidad socio-lingüística navarra, que responda a las necesidades y permita seguir siendo libres en la forma de relacionarnos y convivir con las lenguas habladas en la Comunidad Foral, alejando definitivamente al euskera del debate partidista, la confrontación y desterrando sentimientos de discriminación en la ciudadanía".

El Ejecutivo de Chivite abre así la puerta a la imposición del euskera, avanzando para ello el "estudio y, en su caso, adaptación de la normativa para garantizar un tratamiento acorde con la demanda y la realidad sociolingüística del territorio, a la vez que ampare el uso y conocimiento del euskera por la ciudadanía de forma acorde con los principios de voluntariedad e igualdad de oportunidades".

Además, en el plazo de un año, se analizará la normativa sobre su uso en las Administraciones Públicas de Navarra para "impulsar una modificación de la normativa vigente de cara a buscar un mayor consenso sindical, social y político". El plan incluye también el fomento en los medios de comunicación y "la enseñanza del euskera a personas adultas, vida social y cultural, de manera especial programas dirigidos a la población más joven".

Todo, gestionado a través de ‘Euskarabidea’, un organismo autónomo y, reza el acuerdo, que será dotado con "presupuesto y recursos suficientes". La apuesta del anterior Gobierno de Barkos ya elevó considerablemente la dotación económica del organismo que, en dos años, pasó de un presupuesto de 2,8 millones (2015) a 6,9.

La normalidad de Bildu
Cristina Losada  Libertad Digital 1 Agosto 2019

Los de Bildu no pueden ser de ayuda a la hora de dar una pátina de normalidad democrática al acuerdo de Gobierno navarro, porque no está en su naturaleza, ni está en su agenda política, 'normalizarse'.

Qué mala suerte ha tenido el PSOE. Ha coincidido su negociación para gobernar con el nacionalismo en Navarra mediante la abstención de Bildu con un brote de apoteósicos homenajes a individuos de la organización terrorista ETA que han salido de la cárcel. No es de extrañar, por ello, que el Gobierno socialista en funciones haya anunciado que tomará alguna medida, después de haber consentido la realización de muchos otros durante su mandato.

Exactamente 179 actos de exaltación de ETA, desde junio de 2018, había recogido hasta hace unos días el Observatorio de la Radicalización de Covite. No es que antes de la llegada de Sánchez no se hicieran, porque se hicieron. Pero en cuanto a esos 179, la responsabilidad de mirar a hacia otro lado es del Gobierno socialista.

Consciente de la inoportunidad de la maldita coincidencia, hasta el Gobierno vasco, coalición del PNV y el PSE, ha salido retóricamente de su acostumbrado dolce far niente frente a los homenajes y exaltaciones a la organización terrorista. Aun justificando su inacción habitual en la jurisprudencia, se ha visto forzado a manifestar públicamente su rechazo después de los festejos de Hernani y Oñate, donde además se agasajó a uno de los secuestradores de Ortega Lara.

Estos mínimos gestos para salvar la cara ante la inminente investidura en Navarra con el concurso de Bildu han quedado en nada, reducidos a la retórica huera que eran, por obra del propio Bildu. Lo que ha dicho este partido es que hay que dar "sentido de normalidad" a los actos de homenaje a criminales de ETA. Lo cual quiere decir que hay que aceptar como normal que se celebre por todo lo alto el crimen terrorista. Porque ese es el sentido de esos actos. Ése, su significado. Claro y diáfano en la parafernalia. No es el acto íntimo de unos familiares que reciben al que sale de la cárcel, sino la pública apología de lo que hizo, de aquello por lo fue condenado y de su pertenencia a la organización terrorista. En definitiva, un acto de afirmación de ETA. Y un acto para marcar territorio.

Los de Bildu no pueden ser de ayuda a la hora de dar una pátina de normalidad democrática al acuerdo de Gobierno navarro, porque no está en su naturaleza, ni está en su agenda política, normalizarse. Y, como ellos mismos explicaron a sus bases para que aprobaran la abstención, sus votos serán "determinantes" para el devenir del Gobierno que presidirá María Chivite. Una influencia reforzada por la voluntad de los nacionalistas y podemitas coaligados con Chivite de tenerlos como "interlocutores prioritarios".

La vicepresidenta Calvo dijo que hay que diferenciar entre facilitar la gobernabilidad de las instituciones y compartir política y programa, y aclaró que los socialistas no comparten "las ideas de Bildu". Qué alivio. Pero la cuestión no son sus "ideas", que ya es mucho decir, sino sus actos, y en este caso tienen especial y decisiva relevancia los actos que no han realizado, como condenar la historia criminal de ETA. Esto no sólo no lo han hecho, sino que quieren "normalizarla". Y normalizarla hasta el punto de que se considere "normal" celebrarla. En cuanto a la gobernabilidad, la podían haber facilitado los socialistas navarros dejando que gobernara la lista más votada, Navarra Suma. Pero no. Había que tocar Gobierno y presupuesto, pesebre necesario, a cualquier precio.

Euskera, ikurriña y Guardia Civil: el coste de la alianza del PSN con sus nuevos socios
Los socialistas olvidan varias promesas electorales en el preacuerdo alcanzado con Geroa Bai, Podemos e I-E, pacto que apoyará EH Bildu para "incidir e inclinar la balanza en algunos temas"
P. G. El Confidencial 1 Agosto 2019

El debate de investidura arranca este jueves en el Parlamento de Navarra con el resultado de la votación ya anunciado: la socialista María Chivite se convertirá en presidenta de la comunidad foral gracias a la abstención de EH Bildu y los votos de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezquerra. El PSN encabezará un Gobierno de coalición con Geroa Bai y Podemos, pero necesitará el apoyo externo de las otras dos formaciones, forjando así una alianza con el cuatripartito que la pasada legislatura dio la presidencia a la nacionalista Uxue Barkos. Con la investidura ya cerrada, la duda pasa ahora por ver el peaje que exigen a Chivite para mantenerla en el Palacio de Navarra.

En la pasada legislatura, los socialistas se desmarcaron de Geroa Bai, Podemos, EH Bildu e I-E a la hora de aprobar o derogar determinadas leyes en el Parlamento de Navarra, entre las que destacan las polémicas votaciones de la Ley Foral de Símbolos o la Ley Foral del Euskera. En ambos casos, el PSN votó de forma distinta al cuatripartito y cargó contra su postura: "Separa a los navarros", "un interés nacionalista sin fundamento", "una visión de Navarra que no es la real"...

El PSN ha asegurado en todo momento que no hablaría con la izquierda 'abertzale', pero EH Bildu sostiene que a través de los contactos con otras formaciones han cerrado "varias garantías"

Pero el preacuerdo alcanzado en julio con Geroa Bai, Podemos e I-E refleja un paso atrás del PSN en estos temas, a lo que se suma que EH Bildu ya ha dejado claro que va a presionar a los socialistas para ir más allá. En una carta enviada a sus militantes este fin de semana, el partido aseguró que la abstención es la mejor opción porque "eso nos daría capacidad de incidir y de inclinar la balanza en algunos temas, condicionando la acción de gobierno". Entre los aspectos en los que se prevé que el PSN rebaje el tono, el euskera, la protección de los símbolos navarros y las competencias de la Guardia Civil encabezan las quinielas.
Los símbolos navarros

El 30 de marzo de 2017, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra hicieron valer su mayoría en el Parlamento y derogaron la Ley Foral de Símbolos de 2003, abriendo así la puerta a que la ikurriña ondease en los ayuntamientos de Navarra. En esa sesión, la propia Chivite tomó la palabra en nombre del PSN para cargar contra la decisión del cuatripartito, al que acusó de sacar adelante una medida que "separa a los navarros" y solo buscar "el avance de la construcción nacionalista". Desde entonces, la protección de los símbolos navarros se ha convertido en una polémica constante tanto en el plano político como en los tribunales.

En su programa electoral de 2019, el PSN se comprometió entonces a aprobar una nueva normativa que fuera similar a la anterior: "Mantendremos un compromiso inequívoco con los símbolos propios de la comunidad foral, impulsando de nuevo una normativa que lo dignifique frente a la dejación del Gobierno nacionalista de Navarra", aseguraba el partido en su programa de gobierno. Pero en el preacuerdo alcanzado con Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra a comienzos de julio, la referencia a la protección de símbolos navarros se volvió más ambigua y solo incluyó la primera parte: "Mantendremos un compromiso inequívoco con los símbolos propios de la comunidad foral".

Fomentar el euskera
El 22 de junio de 2017, el Parlamento aprobó con los votos del cuatripartito la Ley Foral del Euskera, sustituyendo así el término 'vascuence' por el de 'euskera' e incluyendo en la 'zona mixta' otros 44 municipios, lo que implica que las entidades locales puedan regular o fomentar el uso de este idioma. Antes de la correspondiente votación, la socialista Inmaculada Jurío criticó la medida al considerar que partía de "un interés nacionalista sin fundamento" en "una visión de Navarra que no es la real", postura que ha mantenido el PSN hasta las elecciones de este año.

"Las familias prefieren el inglés al euskera. Les guste o no escucharlo. Lo dicen los datos", aseguraba el PSN en el programa de gobierno de cara a las elecciones. Con este razonamiento sobre la mesa, los socialistas se comprometían a "garantizar un tratamiento acorde con la demanda y la realidad sociolingüística del territorio, pero sin imposiciones ni discriminaciones de ningún tipo, especialmente en el acceso al empleo público". La promesa, sin embargo, ha dado un giro de 180 grados en el preacuerdo de julio: a lo largo de 77 páginas, la palabra 'euskera' aparece 14 veces, frente a las ocho del programa electoral del PSOE, que ocupa 228 páginas. La diferencia también se refleja en las referencias al inglés: el término se utilizaba hasta 12 veces en el programa socialista y ahora ya no aparece ni una sola vez.

En el pacto alcanzado con Geroa Bai, Podemos e I-E, el mensaje es claro: "Apoyar la necesaria e imprescindible planificación educativa pública del euskera como lengua propia desde la voluntariedad y la convivencia", un impulso acorde a "la idiosincrasia y realidad sociolingüística navarra". Sobre las "imposiciones" y "discriminaciones" que denunciaba el PSN en torno al euskera y, en concreto, "en el acceso al empleo público", su promesa se ha reducido ahora a evitar que el euskera dé lugar a "sentimientos de discriminación en la ciudadanía".

Sacar a la Guardia Civil de la carretera
En octubre de 2018, la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, anunció que había acordado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acometer la transferencia "definitiva" de tráfico y seguridad vial a la comunidad navarra, lo que abría la puerta a que la Policía Foral asumiese esta competencia en lugar de la Guardia Civil. La promesa, sin embargo, no llegó a materializarse la pasada legislatura, a lo que se suma que el PSN tampoco la mencionó en su programa electoral. "Ha sido una legislatura perdida, con una consejería y un Gobierno confrontados con los propios miembros de la Policía Foral que han percibido imposición y falta de diálogo en todas sus actuaciones políticas", llegaba a decir en el documento. Sobre la competencia concreta, solo se hablaba de aplicar "medidas para mejorar la fluidez del tráfico en carretera y reducción de las cifras de siniestralidad".

En el preacuerdo, sin embargo, sí se recupera esta idea hasta en dos ocasiones. "Negociación de competencias no transferidas por el Estado culminando los traspasos necesarios para ello y en particular: tráfico y seguridad vial. Materialización de la transferencia ya comprometida", sostienen en el capítulo dedicado al autogobierno. "Acordar con el Gobierno central culminar los acuerdos sobre la transferencia a Navarra de la competencia de Tráfico y Seguridad Vial y seguir trabajando para que la Policía Foral sea la policía de referencia en Navarra en materia de seguridad ciudadana y medioambiente", sostienen a su vez en el que hace referencia a Justicia e Interior. Aunque no se menciona a la Guardia Civil de forma directa en ningún momento, la idea es clara: el nuevo Gobierno no quiere al instituto armado en sus carreteras.

Plataforma per la Llengua
Los espías de los recreos hacen caja: piden 30.000€ para que se hable más catalán en el patio
OKDIARIO 1 Agosto 2019

Plataforma per la Llengua, la autodenominada 'ONG del catalán', pide fondos para promover el uso del catalán en los patios escolares, tras su polémico estudio.
Torra permite que se espíe a maestros y alumnos para denunciar el uso del español

Plataforma per la Llengua, la autodenominada ‘ONG del catalán’, que espió a los niños en los patios de varias escuelas catalanas para comprobar si hablaban en catalán, ha aprovechado la polémica para recaudar fondos para la asociación.

La Plataforma pide colaboración ciudadana para recaudar hasta 30.000 euros con el propósito de potenciar el uso del catalán entre los jóvenes. "Solo el 14,6% de las conversaciones en los patios de los institutos de zonas urbanas de Cataluña son en catalán", se dice en el mensaje, y advierte: "Nos jugamos la salud del catalán, la cohesión social del país y la construcción de una sociedad basada en la justicia y la inclusión". La asociación remite a su página web, en la que se insiste en pedir ayuda para "promover el catalán en los patios de colegios e institutos".

Esta ONG, subvencionada por el Gobierno independentista, observó de incógnito a los estudiantes de 50 colegios catalanes y les vigiló en sus recreos, a fin de realizar un estudio sobre el uso de la lengua propia.

Como admitió la propia asociación, y reveló OKDIARIO, miembros de esta asociación acudieron a los colegios con la excusa de llevar a cabo una "actividad lúdica" en el patio, pero en realidad buscaban recabar datos sobre el idioma empleado por los chavales. Para ello, hablaban en inglés al profesor que dirigía la actividad, y observaba a los jóvenes en un rincón "para tratar de averiguar la lengua habitual de relación entre ellos durante el recreo".

La Plataforma utilizó esos datos para realizar un informe sobre el uso del catalán en los patios de los centros educativos catalanes, concluyendo que solo se habla en el 24% de las escuelas e institutos y que el 27% de los profesores de Secundaria utiliza el castellano para dirigirse a sus alumnos en los recreos. Según la asociación, se trata de una "situación anómala".

La propia asociación, en rueda de prensa para dar a conocer sus resultados, admitió que los centros no fueron informados "de toda la realidad de la actividad" ni fue tampoco "posible informar a nadie del propósito de la investigación para evitar el riesgo de fiabilidad de los datos".

La plataforma recibe anualmente 620.000 euros en subvenciones por parte de la Generalitat de Quim Torra.

¿Qué hacer en Cataluña?
Carlos García-Mateo okdiario 1 Agosto 2019

Los que hemos vivido cerca el procés catalán conocemos sus detalles sustanciales, sus efectos metafísicos. Algunos enterramos quizás para siempre cualquier espíritu optimista referido a la política. Un cansancio adornado de hastío. Vimos a la criatura nacer, cómo era alimentada y crecía. El término ‘proceso’ es bastante exacto, ilumina la naturaleza del fenómeno. Pero hay que aplicarlo a un periodo de unos cuarenta años, si contamos su gestación. No se logra fácilmente instaurar en una sociedad democrática la energía que toda porquería insurreccional necesita. Requiere de recursos y tiempo, cosas de las que el nacionalismo ha disfrutado.

Se ha escrito mucho sobre el Programa 2000 de Jordi Pujol, que sentó las bases para la construcción de una Cataluña nación, primero, y una Cataluña Estado, después. Esa gestación nacional encontró un hito en la famosa sentencia del Constitucional (2006-2010) sobre un Estatut que el ilusionista Maragall se sacó de la chistera para borrar cualquier complejo de “mal catalán”. No es que dicha sentencia atentara contra la estructura legal y emocional de Cataluña, sino que el nacionalismo (incluyo al PSC) decidió que sí lo hacía. Los grandes medios de comunicación catalanes se pusieron manos a la obra en el parto de la criatura. Un editorial, de título La dignidad de Cataluña y publicado en plan régimen de partido único por todos esos medios, anunció la buena nueva, en forma de velada amenaza a la independencia del poder judicial: ya había nacido el procés. A partir de ahí, todos los trabajos y los días se dedicaron a su alimentación y engorde. Se nos hizo vivir a los catalanes bajo una incesante propaganda que mezclaba el romanticismo insurreccional (la libertad de los oprimidos) con las poderosas y radiantes herramientas del siglo XXI. Sin la colaboración de la izquierda catalana (se le llamó “equidistancia”) este proceso no hubiera tenido ni el vigor ni tampoco su justificación por parte de una notable porción de compatriotas. El procés catalán tuvo, por tanto, inteligencia y medios. Tanto públicos como privados. La idea es que, aunque no haya logrado su objetivo último (la independencia de Cataluña), sí ha conseguido el objetivo secundario, y no es poco: la desestabilización del régimen vigente, me refiero a la entera España. Algo que está también en la erótica fundacional de algunos partidos allende el Ebro, como Podemos.

Si el engendro fue catalán, estimo que también podría ser catalán su defenestración. Es más, lo contemplo un deber estético. Los empresarios no nacionalistas, como el señor Bruguera (Círculo de Economía), han intentado en loables ocasiones ofrecer propuestas “de consenso”. La dificultad es su espíritu, la amabilidad delmoderantismo en tiempos muy exaltados.

Deberían ser los políticos quienes hicieran este trabajo de reencuentro. Reencuentro de las instituciones catalanas (mayores y menores) con España, con la mayoría (no nacionalista) de catalanes. Hay uno que va a intentarlo sin componendas ni eufemismos de tercera vía, Alejandro Fernández (PP). Además de cantarle a Torra un estribillo de Manolo Escobar en el Parlament, momento de saludable heterodoxia, se ha propuesto elaborar, contando con personalidades de muy diferentes ámbitos, un libro blanco para Cataluña. Sí, yo también guardo como oro en paño todas las fobias y las poquísimas filias cuando pienso en sus señorías y los partidos a que se deben. Sin embargo, hacen falta políticos audaces y también política abierta, pero no como afirma machaconamente el independentismo (y sus simpatizantes de la izquierda) con el fin de eludir el peso de la Justicia. Fernández, persona sensata, consciente de los graves errores del PP, recogerá propuestas y convicciones en ese libro blanco. Esperemos que no sea solo un instrumento de promoción política, sino que sirva para el citado reencuentro catalán.

Carlos García-Mateo es escritor y autor del blog Barcelonerías.

Insoportable impunidad
CONSUELO ORDÓÑEZ El Mundo 1 Agosto 2019

La autora recuerda que Covite ha contado 331 actos de enaltecimiento del terrorismo desde 2016 en el País Vasco y Navarra. Subraya la gravedad de los homenajes públicos a miembros de ETA excarcelados

Le voy a pedir un ejercicio de imaginación. Mohamed Houli y Driss Ouakbir son dos presuntos terroristas vinculados a los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto de 2017. Están acusados de los delitos de integración en organización terrorista, asesinato y lesiones de carácter terrorista; y, en el caso de Houli, se le suma también el delito de depósito de explosivos y estragos. Imaginen que estos dos presuntos terroristas son condenados por los atentados en los que dieciséis personas fueron asesinadas y varias decenas, heridas. Imaginen que cumplen condena y que, al salir de la cárcel, vuelven al pueblo donde vivían, a Ripoll. Imaginen que, a su llegada, les esperan decenas de personas que han cortado una calle, montado un escenario, formado un pasillo, traído banderas, cohetes y serpentinas, incluso una botella de cava, y los reciben con vítores, aplausos, baile de honor y flores. Imaginen que incluso les sientan en el sillón del alcalde como muestra de agradecimiento por los crímenes cometidos. Difícil de imaginar, ¿verdad? Sería un escándalo. Pues está pasando. Pero no en Ripoll, sino en el País Vasco y Navarra. Y no solamente el pasado fin de semana en las localidades de Hernani y Oñate. Ocurre prácticamente todas las semanas desde hace años. Y los homenajeados, como pueden imaginar, no son yihadistas, sino terroristas de ETA orgullosos de serlo.

La izquierda abertzale siempre ha promovido los homenajes públicos a miembros de ETA; recuerdo que mi hermano los denunciaba con asiduidad. Aunque este fenómeno no es nuevo, durante los últimos tres años ha sido una prioridad para Covite medir su verdadera dimensión. Así, empezamos a documentar en nuestra página web, en el Observatorio de la Radicalización, todos los actos relacionados con la radicalización en el ámbito del terrorismo de ETA.

El trabajo que hemos estado haciendo desde septiembre de 2016 ha superado todas nuestras expectativas: hemos identificado hasta 331 actos de enaltecimiento del terrorismo. La gran mayoría, 130, han sido actos de homenaje a presos de ETA que han salido de prisión o a miembros de ETA fallecidos. Otros van desde pintadas y pancartas alabando a ETA hasta jornadas de acoso a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o fiestas populares dedicadas a los terroristas de ETA. Todo esto hemos documentado en tan solo tres años.

Si exploran nuestro Observatorio de la Radicalización, quizá se pregunten cómo hemos conseguido tantas imágenes, tantos vídeos, tanta información. La respuesta es sencilla y se resume en una palabra: impunidad. La izquierda abertzale exhibe este despliegue audiovisual porque homenajear a terroristas orgullosos de serlo y vanagloriarse de los crímenes cometidos les sale gratis. Durante estos tres largos años, Covite ha estado librando una muy dolorosa batalla prácticamente en solitario contra la Audiencia Nacional y la inacción del Gobierno vasco, que tiene la obligación legal de impedir estos actos, pero que incumple su propia Ley de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas del Terrorismo. Durante esta contienda, Covite ha interpuesto 25 denuncias ante la Audiencia Nacional por posibles delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas. Pues bien, solo en una de ellas ha habido condena: a cinco menores de edad por homenajear en un instituto de Hernani a 22 miembros de ETA implicados en al menos 13 asesinatos.

Los argumentos de la Audiencia Nacional para desestimar nuestras denuncias se resumen en dos. El primero: donde todos vemos un homenaje y una clara intención de alabar la trayectoria criminal de un miembro de ETA, la Audiencia Nacional ve «un acto de expresión de alegría», una reivindicación a favor de los terroristas que considera legítima. Sentar al terrorista Andoni Gabiola en el sillón de Plenos del Ayuntamiento de Lekeitio -como ocurrió en septiembre de 2016- no implica querer honrarle, según el criterio de la Audiencia Nacional. El segundo argumento: no puede haber un delito de enaltecimiento del terrorismo porque "no hay riesgo de que ETA vuelva a utilizar la violencia". La Audiencia Nacional parece tener una fe ciega en la palabra de ETA: como ETA dijo hace un año que se disolvía, los homenajes han dejado de ser homenajes. Mientras tanto, ignora el desprecio y la humillación que sufrimos las víctimas y la gran mayoría de ciudadanos de este país cada vez que vemos cómo en nuestras calles se homenajea a etarras y se les permite que alardeen de los asesinatos que han cometido. La Audiencia Nacional no ve ningún riesgo en que haya niños en primera fila asistiendo a esos homenajes. ¿Quién nos garantiza que, dentro de unos años, estos niños no vayan a empuñar las armas?

Ayer recibí otro carpetazo definitivo a una de nuestras denuncias. El criterio en el que la Audiencia Nacional se ha basado para dilucidar si estamos ante un delito o no es "si se trata de perseguir conductas especialmente perversas de quienes calumnian o humillan a las víctimas. Actos todos ellos que producen perplejidad e indignación en la sociedad y que merecen un claro reproche penal". La realidad que perciben los jueces parece ser justo la contraria de la que estamos viviendo estos últimos días. No sé qué más tiene que pasar para que se deje de negar la evidencia. Este asunto no solo nos afecta a las víctimas, sino que va más allá, atañe al tipo de sociedad queremos vivir. ¿Una en la que se honra a terroristas y se deja desamparadas a las víctimas? ¿En la que las nuevas generaciones tengan como modelo a seguir a terroristas sanguinarios? Imploro, desde aquí, protección al Estado de derecho. Pido que se recobre el sentido de la responsabilidad y que se vuelva a aplicar el artículo 578 del Código Penal y la jurisprudencia del Tribunal Supremo para condenar hechos como los que hemos visto en Hernani y Oñate este fin de semana. Ya se hizo hace muy pocos años y se condenó a Arnaldo Otegi y a Tasio Erkizia. No es necesario cambiar este artículo del Código Penal; basta con aplicarlo.

Consuelo Ordóñez es presidenta de Covite.

La validez de la desobediencia civil
HENRY KAMEN El Mundo 1 Agosto 2019

La desobediencia civil, explica el autor, significa oponerse de forma pacífica a leyes injustas, tal y como hicieron Gandhi o Luther King. En Cataluña, es el poder político el que viola la ley con la complicidad de la Policía

Distante en mi memoria, cuando yo era todavía un niño en India, por casualidad hice uno de mis viajes en el mismo tren que Mahatma Gandhi. No puedo afirmar que el hecho tuviera algún significado especial para mí, pero ciertamente contribuyó a mi interés en sus enseñanzas, y todavía poseo libros sobre el tema que compré en aquel momento. Ninguna de las enseñanzas de Gandhi ha sido más influyente que la de satyagraha, "aferrarse a la verdad", una filosofía que incluye el concepto de desobediencia civil no violenta. En ese momento, en el Imperio británico, la desobediencia a las leyes públicas era severamente castigada. Pero, según Gandhi, era correcto desobedecer al luchar contra leyes que eran injustas y, por lo tanto, ilegales. Sus ideas fueron impactantes en ese período, pero pronto fueron estudiadas y adoptadas por movimientos de resistencia en India, Sudáfrica, Inglaterra y Estados Unidos.

En los movimientos de protesta contra las armas nucleares en Reino Unido y contra la discriminación racial en Estados Unidos y más tarde en Sudáfrica, las ideas de Gandhi se adoptaron como norma. Martin Luther King estudió los textos de Gandhi cuando era estudiante y adoptó las ideas tan completamente que pronto se convirtió en la personalidad más identificada por el público con la noción de desobediencia civil. Sin embargo, como todas las grandes ideas, la desobediencia ha sido frecuentemente pervertida hacia objetivos que no tienen nada que ver con la libertad, la justicia o la democracia. Esto ha sucedido en Cataluña.

Un líder separatista catalán proclamó hace dos semanas que si el procés contra los políticos acusados termina en condena, sus grupos iniciarán una campaña de "persistente desobediencia civil" y de "movilización constante y perseverante". ¿Qué representa exactamente esto? En la práctica, si seguimos la evidencia de lo que ya ha sucedido en los últimos dos años, desobediencia significa una campaña sostenida para "parar Cataluña", es decir, para colapsar a Cataluña. El objetivo sería paralizar, de un día para otro, importantes secciones del transporte por carretera y ferrocarril, el movimiento de taxis, autobuses y aviación, el funcionamiento de la educación escolar y las tiendas públicas. Esta deliberada destrucción de toda la vida pública normal en la región sería respaldada (como en el pasado) por el apoyo directo de la Generalitat, que dejaría el orden público efectivamente en manos de los grupos radicales de jóvenes conocidos como CDR. La Generalitat también emitiría órdenes a la Policía (los Mossos) de no intervenir.

¿Algo de esto se parece a la desobediencia civil? Me temo que no. La definición más sencilla de desobediencia civil, tal como se practica desde el siglo XX, es la oposición pública a las leyes establecidas, a través de medios no violentos. Las personas desobedecerían porque consideran que la ley prevaleciente es errónea e inmoral. Esa, en general, fue la posición argumentada por Martin Luther King en su Carta desde la cárcel de Birmingham (1963). King siempre mantuvo firmemente que su deber era respetar la ley, y que su llamada desobediencia era, de hecho, el respeto por una ley superior a la vigente. En otras palabras, al desobedecer la ley existente, él estaba defendiendo los derechos de la mayoría de la comunidad, así como la ley suprema emitida por Dios. Alcanzó esta posición a través de la reflexión y leyendo los escritos de Gandhi.

Veamos si el empleo de la desobediencia civil en Cataluña puede compararse de alguna manera con la estrategia adoptada por Gandhi y por King.

Primero, en Cataluña efectivamente no habrá desobediencia, porque los separatistas no estarán protestando contra ninguna ley. De hecho, dado que los separatistas contarán con el apoyo total del Gobierno regional y la Policía, tendrán realmente el control de las leyes y no protestarán en contra de ellas. Su único objetivo, entonces, será crear un desorden, pero desde una posición de fuerza, desde dentro del Gobierno autonómico. En cambio, ni Gandhi ni King tuvieron el apoyo del Gobierno y la Policía. La suya fue una auténtica desobediencia. En contraste, la desobediencia de los separatistas es simplemente fraudulenta.

En segundo lugar, el objetivo abierto de desorden tiene como consecuencia lógica el fomento de la violencia. Eso es exactamente lo contrario de la filosofía de Gandhi. El desorden, como muchos han experimentado en las actividades de los grupos ideológicos Òmnium Cultural y Asamblea Nacional Catalana, está destinado a producir violencia. No es necesario entrar en detalles sobre la violencia que la supuesta no violencia ha provocado en todas partes de la sociedad catalana. Existe amplia evidencia, como lo demuestran los vídeos grabados de los últimos meses. Hemos visto miles de personas burlándose de la Guardia Civil, desafiándolos a atacar, con provocativos gritos de "¡Somos gente de paz!" ("Som gent de pau!"). El hecho de que los separatistas no hayan tenido armas es parte de la estrategia. La confrontación (actitudes de agresión, de histeria de masas, de furia ideológica, de simple odio) ha sido la fuerza motriz. No menos importante ha sido la violencia de los insultos, la identificación habitual de todos los demás como fascistas, una identificación que en realidad ha sido más apropiada como descripción de los manifestantes. Es obvio que estos métodos, que no tienen nada que ver con los métodos empleados por Gandhi o por King, no constituyen desobediencia civil. Se asemejan más a una declaración de guerra contra el resto de la sociedad.

Llamar a una agresión "constante y perseverante" contra la sociedad civil, en otras palabras, es llamar deliberadamente y con el apoyo total del Gobierno autonómico a socavar la democracia. El tema no afecta a los derechos humanos de millones de personas perjudicadas (como fue el caso con Gandhi), ni a los derechos civiles de las personas de color (como fue el caso con King). El problema en Cataluña se refiere a los esfuerzos de una pequeña sección de la burguesía adinerada para obtener un mayor control de los recursos de la región, para lo cual han inventado una serie de falsificaciones históricas, más notoriamente en la presentación totalmente ficticia del Born, para demostrar al mundo que han sido durante siglos víctimas de la tiranía, la explotación y la injusticia españolas. Afortunadamente, el mundo se ha negado a escuchar.

Afortunadamente, también hay democracia en España. Tanto Gandhi como King eran demócratas, a diferencia de los partidarios de la desobediencia civil en Cataluña, que han dejado claro que desean evitar las elecciones, porque temen que se pueda hacer explícito lo que todos saben, que la mayoría de los votantes en Cataluña se opone a la desobediencia civil y a la independencia.

Esto nos lleva, lógicamente, a uno de los aspectos centrales de todo el debate sobre la desobediencia. ¿Es la desobediencia una estrategia eficiente? Sería incorrecto pensar que Gandhi o King lograron sus objetivos a través de la desobediencia civil. La satyagraha de Gandhi fue impresionante tanto en teoría como en la práctica, pero los objetivos finales se lograron gracias a una amplia gama de factores no relacionados con la desobediencia. No hay espacio aquí, por supuesto, para delinear esos factores. Entre ellos, desafortunadamente, también se destacó el uso sistemático de la violencia que resultó en la muerte de muchas personas. A la larga, sin embargo, fue la aplicación paciente de métodos democráticos, por hombres de generosidad y moderación, lo que trajo soluciones. Lo mismo sucedió en el caso de King.

¿Encontraremos hombres de generosidad y moderación para producir soluciones a la situación totalmente absurda creada en Cataluña?

Henry Kamen es historiador británico; entre sus últimos libros está España y Cataluña. Historia de una pasión (La Esfera de Libros, 2014).

Orgullosos de Bildu
Jorge Vilches. vozpopuli  1 Agosto 2019

Una parte del PSOE considera que la “normalización” democrática pasa por tratar a EH-Bildu como una organización más. La sociedad, dicen, quiere pasar página, dejar el terror, los asesinatos, los secuestros, las torturas y las extorsiones como historietas del pasado. La democracia, insisten, derrotó a ETA y es hora de ser generoso con los miembros de la banda, pero están equivocados.

No hay “líneas rojas” con los filoetarras, ni puerta que no esté abierta ni mano tendida porque, afirman estos socialistas, son el resultado del voto de los ciudadanos. Es como si los sufragios fueran capaces de blanquear cualquier organización, llenarla de legitimidad y, por tanto, pasar a engrosar las filas del sistema. Una vez integrados, piensan, no es necesario insistir en lo que hicieron, fueron y sostuvieron, aunque no se arrepientan. Tampoco importa la violencia estructural que mantienen, ni su justificación, como se vio en las agresiones de Alsasua.

Esa “normalización” solo funciona cuando va acompañada de dos cosas: un relato contundente sobre el triunfo de la democracia desde el referéndum de 1976 sobre la Ley de Reforma Política, y una declaración solemne de arrepentimiento de ETA, que contenga una petición de perdón. Esto es todavía más obligado si hay demasiados asesinatos sin resolver. Nada de esto se ha hecho, y nuestra democracia se degrada.

El relato que nos presentan las izquierdas, incluido el mundo bilduetarra, es la de una democracia fallida, trufada de franquismo. Es un revisionismo histórico que cuestiona la legitimidad de las instituciones, como la Monarquía, las Cortes, e incluso el Estado de las Autonomías. No hay, por tanto, una rectificación, sino una ratificación de su interpretación inicial: se hizo mal en los setenta, y es hora de ajustar cuentas.

El trasfondo es evidente: ETA tenía tanta razón para luchar contra el Estado, como el Estado para perseguir a la banda. Era una guerra entre iguales. La verdad ya no existe. Solo hay opiniones, y todas valen lo mismo. Así, las muertes fueron el precio de una batalla que mereció la pena librarse, tanto como que los castigos impuestos por la ley española responden a un tiempo histórico pasado y, en consecuencia, absurdo, antiguo, premoderno, desfasado.

Más de un centenar de homenajes en tres años son muchos, demasiados

¿Por qué no, entonces, homenajear a los terroristas? Más de un centenar de homenajes en tres años son muchos, demasiados. La democracia ganó la partida judicial a la banda, pero no quiso dar la batalla del relato, de la victoria moral que avergüenza al delincuente. Los bilduetarras se han crecido por el abandono y la complicidad de los miserables. Por eso, Otegi, el zapateresco “hombre de paz”, el que se fotografía con el ahora “moderado” Rufián, se paseaba por Barcelona para que los independentistas se hicieran selfies con él; eso sí, con el viejo Hipercor de fondo. Y quieren hacernos creer que si se te revuelven las entrañas es porque eres un facha.

María Chivite va a formar en Navarra un “gobierno de progreso” con el apoyo de Geroa Bai -el PNV navarro-, Podemos e Izquierda-Ezkerra, y la abstención de Bildu. Las bases de este último han dado su apoyo al PSN con unos números que rompen cualquier calculadora: 1.432 a favor, y 477 en contra. La dirección bilduetarra mandó una carta a los suyos diciendo que votaran positivamente porque tenían atados acuerdos con el gobierno de Chivite. Son garantías, dicen, sobre “el proceso soberanista”.

Es cierto que Chivite dio tranquilidad a los barones socialistas: no pasaría nada porque sería un “gobierno progresista”, de esos que se dicen “para revertir años de gobierno de la derecha”. Cerraron el acuerdo antes del 7 de julio y lo comunicaron a Moncloa y Ferraz. Redondo era partidario de que el PSN se hubiera abstenido para facilitar un gobierno de Navarra Suma y, así, añadir sus dos diputados a la investidura de Sánchez. No fue así, entre otras cosas porque el PNV -la madre patria de Geroa Bai-, se negó.

Frustrada la vía Redondo, entró en liza la vía Ferraz: Ábalos y Santos Cerdán comunicaron que el PSN estaba al borde de la ruptura, de colocarse en una situación muy parecida a la del PSC: nuestra decisión o autonomía organizativa. El motivo es que el PSOE ya había frustrado en dos ocasiones el gobierno de coalición. Zapatero lo vetó en 2007 y Rubalcaba hizo lo propio en 2014, cuando frenó una moción de censura contra Yolanda Barcina, de UPN.

Controlaron los tiempos: primero la constitución del Ayuntamiento de Pamplona en junio, luego la investidura de Sánchez, y después el gobierno de Navarra. A cada problema, una solución coyuntural. Así, el PSN de Chivite se abstuvo en Pamplona para que gobernara Navarra Suma y no Bildu. Luego el proceso presuntamente fallido de Sánchez, que aclaró el mapa de pactos. Por último, lo que quería el PSN desde 2007: gobernar con los nacionalistas, que es el estilo de los socialistas en todas las comunidades.

El PSOE de Sánchez ha pactado en Cataluña con ERC y en Navarra con Bildu con beneficios para los intereses de los independentistas, si no los filoetarras no se habrían decidido por la abstención. De esta manera, el relato enemigo de la Constitución, ese mismo que quiere romper esta democracia, se abre camino. Mientras, los socialistas se sienten orgullosos.

Una Ley de Lenguas
DAVID JIMÉNEZ TORRES El Mundo 1 Agosto 2019

La cuestión es acotar la capacidad de hacer daño de las leyes

Por una Ley de Lenguas (Deusto) es un ensayo inteligente, ambicioso, original y concienzudo. Y consigue ser todas esas cosas mientras aborda una cuestión complejísima: cómo gestionar la diversidad lingüística de España. Su autora, Mercè Vilarrubias, hace balance de cuatro décadas de política lingüística y, tras señalar sus numerosos problemas, propone adoptar una Ley de Lenguas de ámbito nacional. Esta tendría dos grandes vertientes: por un lado, consolidar la atención y el respeto a los hablantes de catalán, euskera y gallego; por el otro, garantizar los derechos de los castellanohablantes en las comunidades bilingües. Esto dificultaría la cooptación de las lenguas minoritarias por parte de proyectos nacionalistas, y limitaría la capacidad de los gobiernos autonómicos de implantar proyectos monolingües en comunidades que no lo son.

Otro mérito del libro es que no rehúye los aspectos más difíciles del jardín en el que se adentra. Esto lo expone necesariamente al debate y a la crítica. En las páginas de este periódico, sin ir más lejos, se han pronunciado en contra de sus propuestas voces tan autorizadas como Arcadi Espada (Lo común impropio, 14/07/19) y Teresa Giménez Barbat (Ganar el patio o ganar el mundo, 26/07/19). Objetan, entre otras cosas, que la Ley de Lenguas se equivoca en cuanto a la razón de ser del nacionalismo -según Espada, es la xenofobia y no el deseo de salvar una lengua-, o que participa de sus trampas conceptuales -según Giménez Barbat, porque asumiría que las lenguas minoritarias deben ser preservadas más allá de su utilidad comunicativa-. Conviene precisar, sin embargo, que la propuesta de Vilarrubias no gira sobre unos presuntos derechos de las lenguas, sino sobre los derechos de sus hablantes. Esto coloca el debate en el terreno que le corresponde: el de la ciudadanía. Es decir, cómo garantiza un Estado liberal los derechos de sus minorías -en este caso, de signo lingüístico-. Por otro lado, la propuesta responde a una necesidad cada vez más urgente: que los derechos lingüísticos de los ciudadanos no dependan principalmente de las decisiones de las élites autonómicas. La xenofobia y la irresponsabilidad son un rasgo lamentablemente común de la especie; máxime en un país tan generoso con los Torras y las Armengoles, los Urkullus y las Chivites. La cuestión es aprobar leyes que acoten su capacidad para hacer daño. La propuesta de Vilarrubias supone un excelente punto de partida para este debate.

Respeto a los hablantes

Nota del Editor 1 Agosto 2019

Mas leyes para seguir destrozando España. Hay una ley suprema que es la constitución que establece el deber de conocer el español y no establece deber de conocer lengua regional alguna. Por tanto lo que hay que hacer es derogar todas las leyes de lenguas regionales y utilizar la lengua española, como hacen un montón de millones de personas en todo el mundo.

Las miserables cifras del enaltecimiento a ETA: 331 actos en apenas tres años
Agencias eltorotv.com 1 Agosto 2019

Covite, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, ha cifrado en 331 los actos de enaltecimiento del terrorismo que, según asegura, se han cometido en las calles de los pueblos de la Comunidad Autónoma Vasca y de Navarra «en apenas tres años». Por ello, ha «implorado la protección del Estado de Derecho».

La Asociación, que contabiliza los actos que se celebran a favor de miembros de ETA o de la organización terrorista de los que tiene conocimiento, ha afirmado que en los últimos tres años se han realizado 331. De ellos, 130 son homenajes, 85 pintadas, 39 iniciativas en fiestas populares, 30 manifestaciones a favor de la amnistía de los reclusos, 12 ‘jornadas de lucha’ y otras 36 actuaciones diferentes.

La mayoría, 123, han tenido lugar en Gipuzkoa, 90 en Bizkaia, 76 en Navarra, 31 en Álava y una docena en otras provincias o en el extranjero. En lo que va de 2019, se han celebrado 17 homenajes a miembros de la banda en la Comunidad Autónoma Vasca y en la Comunidad Foral, según ha asegurado Covite.

La Asociación de damnificados de ETA ha lamentado, a través de las redes sociales, que los jueces de la Audiencia Nacional hayan archivado «muchas denuncias bajo el argumento de que estos actos no humillan a las víctimas». «Si los jueces de la AN escuchasen a las víctimas del terrorismo, comprobarían que están equivocados. Los homenajes públicos a los terroristas de ETA sí humillan a las víctimas», asegura.

Homenaje a Balerdi
En este sentido, destaca el hecho de que el 21 de diciembre de 2017 el miembro de ETA Francisco Javier Balerdi fuera homenajeado en San Sebastián, «ciudad en la que mató a cinco personas», precisamente «bajo la casa de una de sus víctimas».

«Incluso simularon el ruido de los siete disparos, uno por cada asesinato, pero, para la Audiencia Nacional, esto no fue una humillación, sino una ‘manifestación de alegría'», ha añadido.

Covite ha asegurado que «estos homenajes quiebran la confianza, destruyen los puentes y provocan nuevas heridas que se suman al vacío, la soledad y al silencio de muchas víctimas que estamos en la sociedad vasca».

La postura de EH Bildu
«Sin embargo, desde EH Bildu, en boca de Bakartxo Ruiz, nos piden que los veamos con sentido de la normalidad. ¿Normal es que haya una parte de la sociedad vasca que piense que un terrorista merece un reconocimiento al salir de la cárcel?», ha preguntado.

A su entender, «parte del problema radica en que muchas instituciones vascas se siguen mostrando impasibles e indiferentes, como lo hicieron tiempo atrás ante los crímenes de ETA». «El Gobierno Vasco dice querer acabar con los homenajes, pero sus palabras no se traducen en hechos. Dice que la Ertzaintza considera que no hay elementos de delito en los ‘ongi etorris’ y, por eso, no los impiden», ha indicado.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo ha precisado que los ‘ongi etorris’ son «una estrategia de comunicación política perfectamente diseñada por la izquierda abertzale, e ignorarlo es muy peligroso». «La Audiencia Nacional y el Gobierno Vasco juegan con fuego», ha advertido.

En todo caso, ha señalado que, «por suerte, estos días se está viendo cómo gran parte de la sociedad ha dicho ‘basta ya’ a la indignidad» ante los homenajes de expresos de ETA. «Este asunto nos afecta a todos.
¿Queremos vivir en una sociedad en la que se honra a terroristas y se deja desamparadas a las víctimas? no, ¿verdad?», ha preguntado.

Por ello, ha «implorado protección al Estado de Derecho». Además, ha asegurado que «no es necesario endurecer el artículo 578 del Código Penal, basta con aplicarlo». «Pedimos a la Audiencia Nacional y a los poderes públicos que utilicen sus armas legítimas contra la indignidad», ha subrayado.

Además, ha recordado que «hace unos años la kale borroka tampoco era considerada delito, hasta que los tribunales cambiaron de criterio». «Confiamos en que con los homenajes a etarras también lo terminen haciendo», ha concluido.


Recortes de Prensa   Página Inicial