AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 14 Agosto 2019

¡Al agua, patos!
Emilio Campmany  Libertad Digital 14 Agosto 2019

Hay estos días en la prensa múltiples comentarios recriminando las vacaciones de los políticos. Son frecuentes también los que denuestan a senadores y diputados porque cobran a pesar de que no hacen prácticamente nada. Muchos son los que se quejan de que los ministros vaguean. No hablemos de las críticas que ha recibido Sánchez por irse a Doñana a bañarse con su señora. En definitiva, ha generado gran escándalo la holganza que disfrutan nuestros gobernantes, especialmente los del PSOE que, en vez de acodados en el chiringuito, deberían estar ocupándose de fraguar una alianza capaz de permitirle a Sánchez superar una sesión de investidura.

Tales censuras no pueden ser más injustas. La verdad es que no hay nada que negociar. Pablo Iglesias y Pedro Sánchez están jugando al gallina y el juego no terminará sino cuando el calendario los acerque al choque final el 23 de septiembre. Cuando falten unos días para esa fecha, si a Sánchez le da miedo que la derecha le gane las elecciones en noviembre, algo improbable, pero no imposible, cederá y pasará por tener ministros de Podemos. Si al borde de la convocatoria es Iglesias el que se arruga a la vista de unos comicios que pueden dejarle en la mitad de la mitad de los escaños que tuvo en 2016, le firmará un cheque en blanco a su rival y tendremos investido a Sánchez in extremis. Ni que decir tiene que esto último es lo más probable. Pero esa no es la cuestión. La cuestión es que nuestros políticos no hacen nada porque no tienen nada que hacer mientras la fecha fatídica no esté próxima. Y no es de recibo criticarles por hacer lo único que pueden hacer, que es sentarse a esperar. Y, si pueden hacerlo en la playa, mejor que gastando aire acondicionado en Madrid.

Ahora, con ser un poderoso motivo para veranear el no tener nada que hacer, hay razones de más peso para desear que se estén en la playa todo el tiempo que les venga en gana. Puede parecerles a los más agarrados y roñosos que pagarles las vacaciones a estos gandules es un despilfarro que no deberíamos permitirnos. Está muy lejos de ser así. No hay dinero mejor gastado ni inversión más rentable. Mientras chapotean en el agua felices como perdices, nuestros políticos no irán al BOE a implementar ninguna de las muchas ocurrencias por minuto que salen de sus derretidos sesos. Si se piensa con atención, el negocio del siglo sería tenerlos de vacaciones pagadas doce meses al año. Si encima la alternativa más probable es un Gobierno del PSOE respaldado por nacionalistas y comunistas, el tenerlo pospuesto indefinidamente, aunque sea a nuestra costa, sería más productivo que Inditex para Amancio Ortega. Los beneficios que extraeríamos los contribuyentes a cambio de unos modestísimos gastos en flotadores de pato, manguitos y bañadores turbo, más conocidos como bragas náuticas, serían unos dividendos inmensos. Si logramos que la situación se perpetúe durante los meses suficientes nos estudiarán en las escuelas de negocios. Es imperioso acallar las críticas. Que veraneen de por vida. Y nosotros, a pagarlo bien a gusto.

Ayuso: menos impuestos y más libertad
EDITORIAL  Libertad Digital 14 Agosto 2019

Ayuso ha dejado clara su intención de hacer del gobierno de la Comunidad de Madrid un decidido contrapeso al Ejecutivo central liderado por el PSOE

A pesar de no haber mencionado una sola vez el nombre de Pedro Sánchez en su discurso, Isabel Díaz Ayuso ha dejado meridianamente claro, durante la primera de las dos sesiones del Pleno para su investidura como presidenta de la Comunidad de Madrid, que el gobierno regional que pretende encabezar durante los próximos cuatro años será un decidido contrapeso al Ejecutivo central liderado por el PSOE.

Buen ejemplo de ello lo constituye, entre muchos otros, el compromiso, acordado con Ciudadanos y Vox, de reducir todos los tramos de la tarifa autonómica del IRPF; haciendo que se llegue a pagar hasta un 5,5% menos, así como elevar el mínimo personal y familiar por descendientes y ahondar en las deducciones sobre este impuesto. Además, su equipo garantizará a los nuevos autónomos una tarifa plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social durante dos años, el mismo tiempo que van a tener garantizada esa ayuda las mujeres autónomas que se reincorporen a su actividad tras la maternidad.

A su compromiso de compensar, en lo posible, la "voracidad del gobierno socialista", Ayuso ha añadido promesas como ampliar la libertad de elección de los ciudadanos en el ámbito educativo y sanitario y lograr que Madrid siga siendo la Comunidad que más crezca, la que cree más empresas y puestos de trabajo así como la que siga liderando la captación de inversión extranjera.

Al margen de lo anterior, pero con el mismo claro deseo de ofrecer un contraste a lo que ha representado y pueda seguir representado un gobierno presidido por Pedro Sánchez, Ayuso ha querido dar un enfoque nacional a su discurso de investidura haciendo una encomiable defensa de la unidad de España, de su Constitución y de su Rey. Eso, sin olvidar su crítica a "los homenajes a miembros de ETA, incluso fomentados por administraciones públicas". A este respecto, la candidata popular se ha comprometido a defender desde la Comunidad de Madrid "la memoria y dignidad de las víctimas de todas las formas de terrorismo" y a "plantar cara a quienes pretender tergiversar la historia y manchar su recuerdo", así como ha anunciado la creación de una Consejería específica de Justicia, Interior y Victimas del Terrorismo".

Así las cosas, se puede decir que Pablo Casado no va a tener mejor escaparate de lo que sería una España gobernada por el PP que la Comunidad de Madrid presidida por Ayuso; una región decidida a seguir siendo la locomotora de España y a hacer de la libertad y de la unidad de la nación su más representativa bandera.

Un proyecto alternativo al de Pedro Sánchez
EDITORIAL El Mundo 14 Agosto 2019

La candidata popular a presidir la Comunidad de Madrid aprovechó ayer su discurso para presentar un proyecto político y económico de corte liberal, pero sin olvidar los aspectos sociales como la defensa de la igualdad de la mujer, en el que no sólo están incluidas sus propuestas para los próximos cuatro años, sino las líneas esenciales de la oposición que el PP llevará contra un más que probable Gobierno socialista del PSOE. Con un grupo parlamentario muy mermado de sólo 66 diputados, Pablo Casado tiene poco que hacer en el Congreso. Por eso, aprovechará su poder territorial para desarrollar en las comunidades en las que gobierna con Ciudadanos una política completamente diferente a la que Sánchez y su socio preferente, Pablo Iglesias, quieren llevar a cabo, contraviniendo las recomendaciones de la Unión Europea. No hay que olvidar que el proyecto de Presupuestos que finalmente rechazó el Congreso contemplaba, por imposición de Podemos, un incremento del gasto social y una amplia subida de impuestos para sufragar una política irresponsablemente expansiva.

No es de extrañar que, en este sentido, el principal compromiso de Díaz Ayuso sea el de ejecutar una histórica bajada de impuestos, en la línea de lo hecho por los anteriores gobiernos presididos por Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, sus dos antecesoras en el cargo, que incluye deducciones fiscales para las familias, el mantenimiento de la tarifa plana para los autónomos de 50 euros de cotización a la Seguridad Social durante los dos primero años y una reducción del tramo autonómico del IRPF de hasta un 5,5% para compensar a los madrileños, argumentó, del incremento fiscal que Sánchez tiene previsto aplicar desde el primer momento en el que consiga pactar con sus socios y formar gobierno.

Pero Díaz Ayuso no se olvidó de los aspectos sociales de su programa, que contempla la plena igualdad del colectivo LGTBI, la lucha contra la discriminación de la mujer, el fomento de la conciliación del trabajo y la natalidad, la sostenibilidad medioambiental y el mantenimiento de la calidad de la enseñanza pública sin que eso suponga el abandono de los centros concertados.

Con casi toda seguridad, Díaz Ayuso será proclamada hoy nueva presidenta autonómica de Madrid, a pesar de las amenazas de Rocío Monasterio. Al término del discurso de la candidata popular, la portavoz de Vox le reprochó haberse olvidado del pacto firmado entre las tres fuerzas del centro derecha. Una crítica infundada con la que Monasterio pretende acaparar la atención mediática. Vox no debe olvidar que el papel que las urnas le han asignado es el de garantizar con su apoyo externo gobiernos de centro derecha como los de Andalucía, Murcia y Madrid.

El retorno de Manuel Azaña
Pedro Carlos González Cuevas okdiario 14 Agosto 2019

En la lucha por las ideas no sólo el lenguaje se utiliza como arma política; también los ritos y los símbolos juegan un papel crucial. De particular relevancia para una causa política resulta contar con mitos, con iconos venerables encarnados en personajes célebres que el relato histórico suele encumbrar muy por encima de su historia real.

Un ejemplo claro de lo que digo ha sido y es, en España, la figura de Manuel Azaña Díaz. Y es que no hace mucho ‘El País’, intelectual orgánico colectivo del progresismo español, daba la noticia de que el Gobierno socialista había recuperado en Francia el escritorio en que el último presidente de la II República firmó su renuncia a la Jefatura de Estado en febrero de 1939.

“Recuperar este objeto tan simbólico es, en cierta forma, una manera de recuperar a Azaña”, señalaba la secretaria de Estado para la España Global, Irene Lozano, antigua militante de Ciudadanos y hoy militante del PSOE. Meses antes, en febrero, Pedro Sánchez visitó las tumbas de Antonio Machado y Manuel Azaña, en Collioure y Montauban respectivamente. En ambos lugares de la memoria, pidió, teatralmente, perdón a los exiliados, algo que, según él, el Estado español debería haber hecho “mucho antes”.

Típico hollow men, hombre hueco, tal como describía T.S. Eliot al hombre-masa contemporáneo, Sánchez contempla la Historia contemporánea española no ya desde una perspectiva abiertamente superficial y maniquea, sino groseramente pragmática, como un arma política contra la derecha. Frente a un PP incapaz de ofrecer una visión coherente de su propia trayectoria política y de su genealogía doctrinal, la izquierda disfruta de una hegemonía total; dispone de todo un arsenal: Antonio Machado, Miguel Hernández, Federico García Lorca o Manuel Azaña. Por supuesto, la narración en que se fundamenta es falsa, pero políticamente efectiva. El PP, en cambio, ni tan siquiera ha conseguido dedicar una calle a su fundador, Manuel Fraga, o poner una placa en la casa en la que vivió y murió.

La fascinación de la derecha
En su profunda ignorancia y sectarismo, Sánchez cree que tanto Machado como Azaña fueron marginados durante el franquismo. Si es así, se equivoca. En realidad, Machado siguió siendo en esa época un poeta de referencia para los vates de la situación, como Dionisio Ridruejo, Luis Rosales o Leopoldo Panero. Figuró en el canon literario y su obra aparecía en los libros de texto, siendo objeto de numerosos homenajes oficiales, alguno de ellos presidido por Adolfo Muñoz Alonso, uno de los intelectuales de la dictadura. Si hubo alguien marginado fue su pobre hermano, Manuel, que optó por los sublevados durante la Guerra Civil.

Centremos, sin embargo, nuestro interés en Azaña. Pese a las apariencias o los prejuicios muy arraigados, ha existido siempre en la derecha española un sector que, no sé muy bien las razones, se ha sentido tentado por la figura del alcalaíno. De 1932 data la obra de Ernesto Giménez Caballero, ‘Manuel Azaña’ (Profecías españolas), donde el vanguardista y fascista español interpretaba su figura como la de un “rey natural”, una especie de caudillo laico y modernizador. Sin duda, durante y tras el final de la guerra civil, Azaña se convirtió en la bête noire de los rebeldes; y su figura hubo de pasar a lo largo de bastantes años en las ergástulas y zahúrdas de la Historia. Lo cual comenzó a cambiar en el tardofranquismo. Sus Obras Completas fueron publicadas en México y, aunque prohibida su venta en España, podían comprarse en las librerías con relativa facilidad. La censura permitió la publicación del libro de Juan Marichal, ‘La vocación de Manuel Azaña’, que era básicamente una la introducción a las Obras Completas. En su obra ‘Historia de la guerra civil española’, Ricardo de la Cierva, biógrafo de Franco e historiador oficial de la dictadura en aquel nuevo contexto, interpretaba a Manuel Azaña como un “personaje interesantísimo y fuera de serie de la Historia contemporánea española”.

El libro comenzaba significativamente con una cita del discurso de Azaña en Barcelona, en julio de 1938, con el estribillo de “Paz, Piedad y Perdón”. Posteriormente, De la Cierva dio una interpretación liberal-conservadora del proyecto azañista. Muy favorable fue igualmente la obra de Emiliano Aguado –antiguo fundador de las JONS-, ‘Don Manuel Azaña Díaz’. Ya en democracia, intelectuales afines a la derecha como José María Marco volvieron a realizar una interpretación positiva del alcalaíno, representante de un supuesto patriotismo liberal y reformista. Tanto De la Cierva como luego Marco se dieron cuenta con posterioridad de lo desacertado de su perspectiva. El ex comunista Jorge Semprún lo vio meridianamente claro: esta valoración positiva del legado azañista demostraba que “los valores de los vencidos en la guerra civil son los que fundamentan la ley moral”.

En ese aspecto, las izquierdas no tuvieron problemas a la hora de “inventar” y “fabricar” un Azaña a gusto de sus consumidores y clientela política. El encargado de ello fue Santos Juliá Díaz, historiador de cámara del PSOE, autor de un par de libros sobre el alcalaíno, ‘Manuel Azaña, biografía política y Vida y tiempo de Manuel Azaña, en las que ofrece una interpretación mirífica y acrítica del personaje. No existe la menor duda de la identificación personal y política del biógrafo con el biografiado, al que presenta como un estadista incomprendido, que, en el fondo, se adelantó a su tiempo. Un personaje que “no estaba enterrado del todo” y que “tendría su lugar en la historia”.

Posteriormente, Juliá Díaz fue el editor de una nueva edición de la Obras Completas de Azaña, publicadas por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y Taurus. Esta edición fue presentada por el propio Juliá y por el entonces presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, quien afirmó que “la España que soñó Azaña es la que más se aproxima a nuestra España actual”. “Soñó progreso y hoy somos la octava potencia económica del mundo; soñó educación y hoy tenemos una enseñanza obligatoria y gratuita; soñó equilibro regional y hoy es el momento de nuestra historia de menor desequilibrio territorial”.

De todas estas interpretaciones extraemos una conclusión: la hegemonía absoluta que ejercen las izquierdas en el imaginario social español.

Emanciparse de la Historia, nada menos
Pero, ¿quién fue realmente Manuel Azaña? No, desde luego, un gran escritor. Como literato, fue claramente un autor menor, al que se exalta por motivos políticos, no estéticos. No entraremos, sin embargo, en esta faceta, porque doctores tiene la crítica literaria y yo no figuro entre ellos. No obstante, diré que, por ejemplo, El jardín de los frailes, me parece una obra aburrida, carente de tensión narrativa e ingenua desde el punto de vista ideológico. Por otra parte, en sus célebres Diarios, Azaña se autodestruye, porque muestra su auténtica faz tan sectaria como sarcástica. Nadie, sobre todo sus más directos colaboradores, salen bien parados de sus testimonios. En realidad, su importancia no es ideológica, sino política.

Cualquiera que profundice en su obra ha de llegar a la conclusión de que fue un hombre cuya cultura política estaba ya desfasada desde hacía tiempo. Su formación intelectual fue muy somera, y nunca pudo ser un hombre de ciencia. Su marco de referencia político no fue el mundo posterior a la Gran Guerra, sino el de la III República francesa. Como hubieran dicho Hayek y Oakeshott fue, ideológicamente, el típico “constructivista” y “racionalista político”, un arrogante que pretendía imponer sus criterios y prejuicios a la realidad del país. No existe en su obra la menor huella de Marx, Weber, Schmitt, Heller o Keynes.

El pensamiento económico la fue completamente ajeno. En su obra no aparece la menor reflexión sobre la revolución rusa, el marxismo, el fascismo, el nacional-socialismo el New Deal. La crisis del capitalismo liberal o del parlamentarismo clásico no pareció conmoverle en exceso; quizá porque ni tan siquiera fue consciente de su existencia. Con todo, Azaña no fue un mero reformista liberal, sino, como ya hemos señalado, un “constructivista”; su liberalismo es revolucionario, porque aspiraba a una construir una nueva nación, como él mismo señaló, “emancipándose de la Historia”. Nada menos.

Su actitud ante la Iglesia católica careció de inteligencia; la desafió directamente y, naturalmente, perdió la batalla. No menos irresponsable fue su planteamiento del tema catalán, incluso en algún momento llegó a reconocer la hipótesis de una secesión o el reconocimiento del derecho de autodeterminación. Dada nuestra perspectiva actual, hoy sabemos que, frente a la posición ingenua y negligente de Azaña, la razón histórica estuvo de parte de Ortega y Gasset en las discusiones parlamentarias sobre el Estatuto de Cataluña. Su modelo de república supuso un claro intento de marginación del conjunto de las derechas, a las que no otorgaba papel alguno en el nuevo régimen. De ahí su irresponsable posición ante el triunfo de los conservadores en las elecciones de 1933.

Reconoció sus errores
No participó en la insurrección de octubre de 1934, pero consideró ilegítima la participación de la CEDA en los gobiernos republicanos. Como jefe de Gobierno y luego presidente de la República, la lucidez y la eficacia políticas brillaron por su ausencia. A lo largo de la guerra civil, no fue más que una marioneta. Por ello, su discurso pronunciado en Barcelona en julio de 1938 –el de “Paz, Piedad y Perdón”- carece de grandeza, ya que está escrito y pronunciado bajo el anuncio de una derrota total. Además, su contenido fue censurado por las autoridades republicanas, al considerarlo derrotista. El epitafio de su trayectoria política fue La velada en Benicarló, donde, al menos en parte, reconoce sus errores.

Escritor mediocre, pensador inexistente, político de triste destino, ese fue Manuel Azaña. En ese sentido, cualquier intento de convertirlo en icono venerable tan sólo puede ser concebido como fruto de una mente superficial o suicida.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

España Global desmonta el proceso catalán con las 7 mentiras del independentismo
En un informe de 70 páginas realizado por el departamento que dirige Irene Lozano
Redacción www.vozpopuli.com 14 Agosto 2019

España Global, el departamento de Exteriores que dirige Irene Lozano, ha emitido un informe de 70 páginas en el que desmonta el proceso catalán. Dejando claras las 7 mentiras del independentismo, el documento quiere así combatir el secesionismo fuera de España.

La secretaría de Estado de la España Global, que dirige Irene Lozano, ha explicado en 72 páginas “la realidad sobre el proceso independentista”. Se trata de una guía para los responsables de Exteriores que hablan del proceso en el extranjero. Se reparte también entre corresponsales, periodistas en el exterior y otros interlocutores internacionales. El informe recoge las 7 mentiras que lanza el independentismo.

El documento resume la cronología del proceso. Y abarca desde la Diada del 2012 hasta las elecciones de diciembre de 2017. Con un apartado, además, del juicio al ‘procés’. En él se explican los delitos de los que se acusa a los líderes independentistas. También por qué se no se puede juzgar a los huidos y los hechos que se les imputan. El informe defiende la “independencia y garantías del sistema judicial español”. Y también incluye información sobre cómo es el proceso penal en España.

Falso o Verdadero
Este apartado del informe recoge hasta 46 hechos falsos con su consiguiente explicación verdadera. De todos ellos, extraemos las 7 mentiras más llamativas.

Falso: El movimiento independentista es pacífico. Verdadero: Como en todos los movimientos, hay diferentes formas de actuar. Hay sectores que se han radicalizado y han protagonizado actos violentos. Como ejemplo no dudan en poner el asedio al Departamento de Economía de la Generalitat en septiembre de 2017.

Falso: Los presos independentistas son presos políticos. Verdadero: En España no hay presos políticos. Ningún político catalán ha sido procesado por sus ideas. Todos los días se expresan libremente en los medios. Las personas procesadas solo lo están por cometer delitos tipificados en el Código Penal.

Falso: La ONU reconoce el derecho de autodeterminación. Verdadero: La ONU lo reconoce solo cuando han sido pueblos oprimidos o colonias, que no es el caso de Cataluña. La comunidad forma parte de España, tiene instituciones propias, una sociedad bilingüe y forma parte de un Estado de derecho.

Falso: Cataluña es una nación. Verdadero: La Constitución reconoce que es una “nacionalidad” igual que el País Vasco y Galicia. Cuenta con particularidades culturales, lingüísticas, históricas y políticas. El Tribunal Constitucional estableció en una sentencia de 2010 que las referencias a Cataluña como nación no tienen eficacia jurídica.

Falso: Los independentistas representan a la mayoría de catalanes. Verdadero: Las encuestas varían todos los meses. Una de las últimas, de finales de 2018, daba un 46,1% a los partidarios de la independencia y un 46,2% a los que querían seguir siendo parte de España.

Falso: Durante el referéndum, la policía causó más de mil heridos. Verdadero: Solo tres personas fueron ingresadas en hospitales por algún tipo de lesión directamente derivada de cargas policiales.

Falso: Del referéndum del 1-O se deriva un mandato democrático en favor de la independencia de Cataluña. Verdadero: No fue un referéndum democrático. No tuvo las mínimas garantías democráticas, ni en el proceso de votación en sí. No hubo censo, ni campaña por el ‘no’, ni neutralidad de los medios públicos catalanes. Sí hubo numerosas irregularidades y no fue observado por ninguna institución internacional.

Otoño caliente en Cataluña: una mala situación que puede ir a peor
La sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O es el único puente que puede hacer revivir la unidad de acción de los partidos independentistas.
Toni Bolaño. La Razon 14 Agosto 2019

Normalmente se habla de independentistas, en general, pero tal apreciación no es acertada. El movimiento independentista siempre ha sido de amplio espectro y la unidad sólo ha significado unir fuerzas ante el enemigo común: el Estado español. Pero la unidad siempre ha sido una entelequia. Artur Mas fue su primer damnificado. Después de someter a ERC en 2015 bajo la fórmula de Junts pel Sí, tuvo que abandonar la presidencia por la presión de la CUP y la unidad empezó a resquebrajarse. En las elecciones, los tres partidos principales concurrieron en listas separadas a pesar del 1-O. Contra pronóstico, el primer round lo ganó Puigdemont por la mínima y abrió el camino de la confrontación por la consecución del liderazgo independentista.

Tras muchos altibajos, con deterioro de relaciones personales incluidas como entre Puigdemont y Junqueras, la división se agudizó y se plasmó en el proceso electoral de abril y mayo. El resultado empate en el pulso. ERC gana las generales y las municipales, pero pierde las europeas. Ahora, ante el «otoño caliente» –Diada Nacional, aniversario del 1-O y sentencia– las tensiones dejan de ser solapadas. El ex diputado de CDC, Carles Campuzano, pone negro sobre blanco esta tensión en un artículo en El Periódico «el soberanismo más lúcido ya hace días que ha comenzado el camino de la rectificación. Con muchas vacilaciones y dudas, por supuesto». El autor habla de hacer autocrítica a pesar de «las prisiones injustas, los procedimientos judiciales desatados, el exilio, los impactos emocionales de la violencia del Estado durante los meses de septiembre y octubre de 2017, no hacen nada fácil recorrer el camino que toca transitar». Al tiempo alerta de los extremismos «las nuevas vías por las que los independentistas tendremos que caminar están plagadas de obstáculos. Algunos están en el propio mundo independentista. El fanatismo de unos pocos, el oportunismo de otros y la incompetencia no nos ayudan». Todo un mensaje dirigido a Puigdemont y su cohorte de aduladores y a los radicales que se han hecho fuertes en redes sociales y en las organizaciones civiles.

La única amalgama que puede hacer cuajar la mahonesa independentista es la sentencia del 1-O. Es el único puente que todavía no está roto, del todo. Por primera vez en años, las tensiones que pueden cortar la mahonesa han salido a la luz. Es la batalla final por alcanzar el liderazgo independentista y por imponer una nueva hoja de ruta al movimiento tras el fracaso del «procés».

La ANC y los CDR
El fracaso en la proclamación de la República ha provocado un gran cisma. JxCat y ERC, sobre todo el partido republicano, son blanco de las críticas de los que postulan que «el pueblo quiere la independencia y pasará por encima de los partidos que abandonen la lucha». Este sector radical aboga por la revolución pura y dura, por alimentar un clima de violencia que favorezca «la represión del estado». Estos grupos antipartidos, de diversa procedencia ideológica, se han hecho fuertes en los CDR por todo el territorio y tienen en Paluzié, la presidenta de la ANC, su voz autorizada.

El fracaso de las «listas unitarias» en las municipales no arredra a estos colectivos que pretenden crear un partido al margen del actual establishment tomando como referencia el éxito de la ANC en la toma de poder de la Cámara de Comercio de Barcelona. La agrupación de Sant Cugat de la ANC así lo ha propuesto para debate en la organización porque no «se puede estar presos de los presos». Un nuevo partido que dé «la voz al pueblo». Paluzié, de momento, se niega alegando que este «no es el papel de la ANC» y al tiempo agita a estos colectivos contra los partidos tradicionales por sus «pactos con el PSC», que llevaron a Joan Tardà a tener un duro cruce de palabras con la dirigente de la Asamblea. El enfrentamiento se ha agudizado en los últimos días. Excrementos en las sedes de los partidos, insultos en las redes.. La tensión ha crecido desde que ERC se abstuvo en la investidura de Pedro Sánchez, lo que ha llevado a Anna Simó, encausada en el proceso del 1-O y al ex conseller Huguet a anunciar su no asistencia a una Diada que se avecina tensa. De hecho, colectivos de la ANC propusieron «el tramo 155» para colocar a los líderes de partidos en la marcha «unitaria».

La cuestión no resuelta de Puigdemont
El autoproclamado presidente en el exilio todavía no ha resuelto su propia ecuación. Se reunió con Mas el pasado mes de julio y no se zanjó cual será el nuevo partido de la derecha independentista ni quién lo dirigirá. La vieja guardia de la extinta CDC quiere plantear un pulso a Puigdemont pero no tiene la fuerza necesaria y, lo que es peor, un líder. En esta tesitura, Mas se ofrece a liderar este proyecto porque el 23 de febrero dejará de estar inhabilitado. Sin embargo, los sectores más radicales cercanos a Puigdemont avisan «JxC no debe ser la refundación del PDeCAT», como aseguró la líder en Madrid, Laura Borràs. El hiperliderazgo de Puigdemont lo impregna todo y él será quién decida como queda el puzzle que hoy forman el PDeCAT, la Crida per Catalunya –su gran fiasco– y Junts per Catalunya. Septiembre es la fecha.

ERC versus ERC
También ERC elige septiembre para tomar decisiones en la celebración de su congreso. Las bases republicanas están revueltas ante el discurso pragmático de Junqueras, Tardà, Rufián o Aragonés. Se debaten entre este pragmatismo, que defiende un nuevo camino para lograr la independencia tras el fracaso actual, y los que abogan por mantener la unilateralidad y no enterrar el procés. En la ejecutiva, las tensiones son evidentes y se pusieron de manifiesto en los días previos a la votación de investidura de Sánchez. Los partidarios del «no» se impusieron desautorizando a Junqueras. Una nueva ejecutiva ratificó la abstención pero las diferentes corrientes toman posición ante el congreso de septiembre. Quién gane el cónclave será el candidato del partido. Aragonés, vicepresidente económico, es el favorito pero no se descarta la candidatura de Roger Torrent, presidente del Parlament, ni que los críticos de la corriente «1 de octubre».

El enfrentamiento ERC-JxC
Las relaciones son o nulas o malas. Joaquim Torra lejos de aglutinar sensibilidades las ha distanciado y, hoy por hoy, es un verso suelto rodeado de un grupo de colaboradores con nula experiencia política. Las diferencias del Consell Executiu han dejado al gobierno de Cataluña al pairo.

El papel de la CUP
Los malos resultados electorales están variando su estrategia. Por un lado, quieren consolidar los liderazgos por lo que su actual dirección aboga por el retorno de David Fernández y, por otro, no descartan entrar en el gobierno salvando los presupuestos siempre y cuando no se abandone la unilateralidad.

¿Elecciones anticipadas? Torra las defendió durante meses. Ahora ha dado un paso atrás ante los malos augurios demoscópicos y la indefinición del proyecto de Puigdemont. Pere Aragonés, (ERC) aboga por elecciones porque «sin presupuestos no es posible mantener al gobierno». Frente a los independentistas, sólo el PSC parece revivir de sus cenizas. El PP no levanta cabeza y Cs está en plena crisis como los Comunes . El panorama es sombrío.

Generalitat de Cataluña
Torra gastará 382.000 € en subvencionar obras de literatura en catalán
Raquel Tejero okdiario 14 Agosto 2019

El Gobierno catalán, liderado por Quim Torra, destinará 382.000 euros a financiar la creación de obras de literatura en catalán durante el año 2019. El Govern subvencionará a aquellos que escriban libros en catalán, los traduzcan, investiguen sobre literatura catalana o inventen recursos digitales para potenciarla.

La Oficina de soporte a la iniciativa cultural, dependiente del departamento de Cultura de la Generalitat, es la encargada de financiar estas dotaciones. Las ayudas se dividen en cinco modalidades y destinatarios: los escritores en catalán, los traductores al catalán, las investigaciones sobre la producción literaria catalana, la difusión de ésta y los que inventen recursos tecnológicos para ello.

La primera es la de creación de obras literarias. Torra justifica la dotación en que "durante sus ochocientos años de existencia, la literatura catalana ha sido sometida a los trasiegos propios de las diferentes situaciones legales que la lengua catalana ha sufrido en sus diversos territorios”, según puede leerse en la propia convocatoria.

Según la Generalitat, “esto ha marcado la literatura catalana tanto en cuanto a su capacidad de difusión y de presencia pública como por su incardinación en los programas de los centros de enseñanza y universitarios”.

Por ello creen importante dotar de un recurso económico proveniente del dinero público a aquellos escritores que decidan escribir en catalán sus obras. Algo similar sucede con el segundo supuesto, el de los traductores. La Generalitat también dotará de presupuesto a aquellos que traduzcan al catalán obras escritas en otras lenguas.

Otro de los supuestos es el de aquellos que se dediquen a realizar estudios sobre la producción literaria catalana. Con ello pretenden que se fijen las referencias históricas y lingüística catalanas. En este sentido también incluyen los proyectos digitales que ayuden a ello.

Por último, la Generalitat también subvencionará a aquellas personas o entidades que promocionen el uso de la lengua catalana en el marco de la literatura.

El presupuesto total para estas ayudas es de 382.000 euros y cada persona podrá tener acceso a un máximo de 10.000 euros para sus proyectos.

4 millones para periódicos
Aún más cuantioso es el presupuesto que Quim Torra destinará para subvencionar periódicos en catalán: 4.094.000 euros.

La subvención está destinada a empresas periodísticas y entidades sin ánimo de lucro que realicen publicaciones periódicas en catalán. El Govern considera que estas entidades juegan un papel importante "en la construcción del espacio catalán de comunicación” y "deben enfrentarse, sin embargo, a una situación de desventaja competitiva respecto a otros medios hechos en otros idiomas con muchas más expectativas de mercado”.

Por ello han puesto a disposición de las mismas más de cuatro millones de dinero público para que puedan continuar con su actividad. Las subvenciones se repartirán teniendo en cuenta la tirada que cada una de las empresas o entidades pueda llevar a cabo y la posibilidad económica de las mismas.

La España de los homenajes a ETA
Teresa Jiménez Becerril ABC 14 Agosto 2019

El terrorista Otegui nos dice con su arrogancia habitual que hay 250 presos y que habrá 250 homenajes. Aclara que las víctimas deben ir acostumbrándose a esos recibimientos que, mientras él considera normales, yo considero, no sólo una humillación, sino un delito de enaltecimiento del terrorismo. En esta España del todo vale es imposible que cesen los homenajes cuando los pactos políticos, como el acordado en Navarra por el PSOE, se hacen con la bendición de Bildu, impulsor no sólo de los humillantes recibimientos a terroristas, sino de las continuas ofensas a las víctimas. ¿Acaso alguien cree que esos homenajes son espontáneos? Son actos políticos con fotos de los terroristas y proclamas sobre la pertencia a ETA de los homenajeados, que son vitoreados en plazas públicas por haber asesinado a inocentes.

Ante tanto escarnio me dirijo a los jueces y fiscales, pero también al presidente en funciones porque es quien debería amparar a las víctimas y ordenar actuaciones para que estos actos, que tanto dolor causan, no sólo a quienes hemos padecido de cerca la crueldad de ETA, sino a todos los españoles que han sufrido con nosotros la amenaza terrorista, cesen de inmediato y que la Ley 29/2011 de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo no se convierta en papel mojado. Uno de sus artículos establece que el Estado «asume la defensa de la dignidad de las víctimas». Y la pregunta obligada es: ¿qué se entiende hoy en España por dignidad? ¿Qué entiende Sánchez por dignidad cuando da vía libre a Chivite para alzarse con el Gobierno foral mediante el voto indispensable de Bildu, que equipara a víctimas y verdugos?

Si alguien ha olvidado lo que es la dignidad, les diría que es lo contrario a brindar por alguien que ha asesinado a un joven matrimonio y ha dejado huérfanos a tres niños, por ejemplo. Y en este país nuestro, por primera vez, un presidente ha sido capaz de cruzar todas las líneas rojas, alcanzando el poder a lomos de la peor ralea, representada por independentistas, etarras y otros partidos que comulgan con ellos. Las víctimas de ETA se han convertido en un obstáculo y deben ser silenciadas porque sus testimonios recuerdan los motivos por los que fueron asesinados sus familiares: la defensa de la unidad de España, la democracia, la libertad y la igualdad de todos los españoles. Tantas vidas sacrificadas por unos valores con los que este Gobierno ha mercadeado sin pudor en Navarra. Y que nadie se llame a engaño y compre la excusa de que el PP y Cs no le dejan otra salida. Siempre la hay cuando no se está cegado por la ambición de poder.

Existe una fuerte corriente política cuyo objetivo es borrar décadas de terrorismo. Quienes no nos rendimos y seguimos en el duro camino del recuerdo, estamos sufriendo un bombardeo de humillaciones, no sólo de los Oteguis, sino incluso de personajes como el humorista Dani Mateo, quien escribió hace unos días lo siguiente: «Cuando se habla de Franco, dicen que no hay que andar removiendo el pasado, pero con ETA... ¡Oye! Que no pase un día sin avivarla, no se nos vaya a morir». Yo no le veo la gracia. ¿Le han matado a usted a su hermano, a su padre o a un hijo? Mi voz es la única arma que tengo contra ETA y nadie va a conseguir que enmudezca para complacer a quienes pretenden que perdamos la memoria y la dignidad. Ha logrado hacer saltar a mi sobrino Alberto, quien le ha dicho que hasta el último día de su vida va a recordar a sus padres, asesinados por ETA, para que tipos como él no ganen la batalla de la memoria. Mejor dicho imposible.

Como ven, estamos viviendo tiempos difíciles pero por fortuna somos muchos más y mejores. Los diputados del PP hemos tramitado una proposición de ley para ampliar el delito de convocatoria de actos de homenajes a terroristas, para evitar que esos 250 recibimientos que dice Otegui que están por venir se hagan realidad, ante la impotencia de sus víctimas, que no tienen por qué sufrir una segunda victimización, viendo cómo reciben a los asesinos de sus seres queridos con cohetes y bailando. Yo voy a resistir en mi batalla porque el día en que se normalice la indignidad de homenajear a ETA, los españoles no seremos dignos de la nación en la que hemos nacido.

El publicista que perdonó 80.000€ por el 1-O facturó luego 8,2 millones con el Govern
Ferran Burriel, director de la agencia NothingAD, ha ganado concursos públicos millonarios de la Generalitat tras no cobrar por su trabajo dando visibilidad al referéndum soberanista
Marcos Lamelas. Barcelona El Confidencial 14 Agosto 2019

El juicio en el Tribunal Supremo por los denominados 'hechos de octubre' deparó muchos momentos gloriosos. Uno de ellos lo protagonizó el publicista Ferran Burriel, director y socio de la agencia de publicidad NothingAD, cuando explicó que había perdonado una factura de 80.440 euros a la Administración catalana por su labor en medios de internet con anuncios sobre la campaña del registro de catalanes en el exterior para el 1-O. Al no haber cobrado, resulta difícil en este caso probar malversación alguna. Pues bien, después de eso, entre 2018 y 2019, NothingAD ha ganado concursos públicos de la Generalitat por valor de 8,2 millones.

En total, ocho concursos públicos entre 2018 y 2019 que suman esos 8,2 millones, según consta en la documentación de contratación pública de la propia Generalitat. Todos adjudicados a la empresa de Burriel, en la que el mismo ha comparecido para presentar las ofertas que han acabado resultando ganadoras. La generosidad de Burriel durante el tenso año político de 2017 ha tenido premio: dos años después, su empresa ha multiplicado por 100 la cifra perdonada en su día de forma tan oportuna.

De los ocho concursos, dos de ellos fueron ganados en una unión temporal de empresas junto con la firma Kardumen Grau Clotet, pero el resto los obtuvo la firma NothingAD en solitario. Algunos de estos concursos fueron negociados directamente con la Generalitat, a veces para departamentos como la Agencia Catalana de Turismo o la Entitat Autònoma de Jocs i Apostes (EAJA), que gestiona el juego dependiente de la Generalitat.

Los tres principales concursos ganados por la empresa de Ferran Burriel son uno de 4,3 millones por parte de la Dirección General de Difusión para inserciones de publicidad en internet, otro de 2,4 millones —este adjudicado con la UTE de Kardumen— por la gestión e inserción de publicidad institucional en medios digitales y otro de 864.000 euros para definir objetivos y estrategia de una campaña en redes sociales. En todos estos concursos, la cifra incluye el IVA. El resto son contratos menores, pero que también suman.

En todos los casos, la empresa de Burriel obtiene la mejor puntuación y lleva a cabo la oferta más baja. La cantidad facturada a la Generalitat es más impresionante porque, según consta en el Registro Mercantil, NothingAD facturó 2,2 millones de euros al cierre de 2017, el último año con cuentas depositadas. Ahora lo ingresado por un único cliente, la Generalitat, cuadruplica esa cifra.

Situación inverosímil
En el juicio sobre los 'hechos de octubre', la declaración de Burriel rozó lo inverosímil. “Usted hace un trabajo, le deben 80.000 euros y ¿no lo reclama judicialmente? ¿Lo da por perdido?”, le interrogó el fiscal Jaime Moreno el pasado 6 de marzo cuando tuvo que comparecer como testigo. El publicista se limitó a señalar que hicieron una “factura en negativo” y “dieron por perdida” la cantidad.

“¿Lo dieron por perdido… 80.000 euros? ¿Tirados? 80.000 euros yo no los tengo todos los días, pero si los pierdo me da algo. ¿La empresa los perdió y no pasó nada? ¿No los han reclamado judicialmente?”, insistió Moreno. En este punto, tuvo que intervenir el juez Manuel Marchena para zanjar la cuestión y confirmar que Burriel “hizo un abono en negativo y que esa cantidad ya no la reclama”. Visto lo visto a toro pasado, una sabia decisión empresarial.

La insoportable impunidad de los Pujol
Pablo Sebastián Republica 14 Agosto 2019

Según informa el diario El Mundo las autoridades de Suiza han informado a la Audiencia Nacional española que han descubierto un nuevo fondo opaco por valor de 18 millones de euros de la familia de Jordi Pujol y más concretamente de Jordi Pujol JR. y en compañía de uno de sus amigos y testaferros, Carlos Tusquets y Trías de Bes.

Hace pocos días el juez De la Mata anunció que había descubierto otra cuenta opaca de los Pujol en Andorra con la tapadera de otro empresario Francesc Rober Ribes por valor de 9 millones de euros.

Lo que se suma a importantes sumas ya encontradas en Andorra de esta familia de ‘patriotas’ y ladrones compulsivos cuya fortuna han querido justificar con herencias no probadas y huelen a comisiones de la corrupción del 3 % o del 5 % de muchos contratos públicos del gobierno de la Generalitat de Cataluña.

Mismos contratos y comisiones que en el caso de las concesiones de las ITV en el Gobierno de Artur Más acabaron con la condena de Oriol Pujol a más de dos años de cárcel. La que no sólo no ha cumplido este delincuente sino que ya está en libertad como por arte de magia, lo que no ocurre en España con ningún condenado similar.

Isabel Pantoja cumplió dos años íntegros de su condena en prisión pero los Pujol son intocables e inmunes al peso de la ley que han burlado una y otra vez.

El gran jefe Jordi Pujol, ex presidente de la Generalitat que es a todas luces presunto instigador y cómplice del golpismo y del plan para la independencia de Cataluña, es sin duda el jefe de la banda familiar corrupta.

Y a la vez un super intocable por las autoridades del Estado a las que amenazó desde el Parlament de Cataluña cuando advirtió al Estado diciendo que si sacudían las ramas del árbol (imaginamos que de la corrupción) ‘se caería todos los nidos’ como diciendo que él tenía información sobre otras muchas y muy altas corrupciones.

Pues que caigan de una vez todos los nidos y que la familia Pujol, empezando por Jordi JR. que ha burlado a la justicia de manera escandalosa, empiecen a entrar en prisión preventiva y a cumplir las condenas que les vayan cayendo sin ninguna ventaja como las de Oriol Pujol.

Y que nos expliquen Mariano Rajoy y Pedro Sánchez por qué los Pujol no sufren el peso de la ley y por que los jueces y fiscales no actúan con la misma contundencia que lo hacen contra cualquier otro delincuente político o común.

Y si Pujol padre tiene datos contra algún alto dignatario del Estado español o gobernante, de ahora o de los de antes, que lo diga y que sepamos toda la verdad. Pero está escandalosa situación de la inmunidad de la familia Pujol no puede continuar, y menos ahora que ya sabemos para que querían los Pujol (y otros grandes golfos del nacionalismo catalán) la independencia: para lavar la inmensa fortuna cosechada a la sombra de la corrupción de la Generalitat
 


Recortes de Prensa   Página Inicial