AGLI Recortes de Prensa   Lunes 9  Septiembre 2019

Las 'madrasas' autonómicas
Carlos MármolCronica Global 9 Septiembre 2019

“Si los deseos fueran caballos, los mendigos serían jinetes”. Es una frase de John Dewey, probablemente el filósofo estadounidense más importante de la primera mitad del siglo XX por sus aportaciones, entre otras disciplinas, a la pedagogía. Dewey creía (contra su entorno) que la única forma de enseñar a alguien algo es la inteligente combinación de la experiencia con la libre deliberación. Algo imposible de hacer en la España actual, cuya diarrea identitaria, cultivada con vehemencia por las élites territoriales, ha alcanzado algo que hace décadas parecía imposible: negar las evidencias de la ciencia en favor de la propaganda política y la práctica de la ingeniería social, convirtiendo así nuestra escuela (la de todos) en una letrina de ideologías que no se caracterizan por tener ideas, sino intereses.

El pacto educativo, imposible tras cuarenta años de democracia, parece ser la quimera de un unicornio. Como denuncian las editoriales de los libros de educación, las autonomías han impuesto por la vía de los hechos –que es la del dinero público– sus fantasías oníricas en los programas de estudios, sin que el Estado, teórico garante de la igualdad, se quiera dar por enterado. En esta España tan plural si eres de Canarias no necesitas saber qué es un río –porque en las islas afortunadas no existen y, claro, nunca vas a salir de ellas– ni tampoco mereces (si vas al colegio en Cataluña) conocer a los Reyes Católicos, esos retrógados monarcas españolistas. Ni siquiera te dan la opción de odiarlos: directamente los excluyen de la historia en favor de otros héroes indudables, como Wilfredo El velloso, gran referente del independentismo.

Da risa, pero se trata de una tragedia. Los editores de textos escolares han calculado el tamaño de esta locura: 1.700 normas jurídicas de obligado cumplimiento. Nadie, excepto el sentido común, les hace caso. El Ministerio de Educación les sugiere que acudan a los tribunales, como si entre sus competencias no figurara velar por la calidad de la enseñanza. Cada autonomía, emulando a su manera el modelo de los nacionalistas, o tratando simplemente de justificar su existencia, fruto de un acuerdo político cocinado durante la Transición que en la mayoría de los casos no fue consecuencia de ninguna demanda social, cree tener derecho a destrozar el patrimonio de la ciencia, sustituyéndola por la fe de los carboneros y la religión (terrible) de los dogmáticos. A los alumnos se les dice que lo importante es la procedencia, no los hechos; y que lo que es trascendente es la tribu donde han nacido (por azar) en vez de su talento individual.

Una de las causas del histórico atraso cultural de España con respecto a Europa es este furibundo localismo mental, convertido en su día en modelo institucional. Los resultados son lamentables: las aulas han sido convertidas en madrasas autonómicas. En ellas se dice –porque así lo dicta cada ayatollah– que el andaluz o el valenciano son idiomas, que un tambor rociero es un instrumento equiparable al piano forte o que Cataluña es una nación perteneciente a la Unión Europea distinta a España. Falsedades que, al ser desmentidas por la realidad –que no es autonómica, sino universal–, escandalizan a quienes han hecho un negocio de su falsa condición de ofendidos. Ni los deseos son como caballos, ni los mendigos son jinetes. Un país cuyo sistema educativo se sustente en las mentiras nunca podrá funcionar. Salvo que acepte, como único antídoto contra el adoctrinamiento político en las aulas, el fracaso escolar. Igual es la única manera de salvarse de tantísima mierda.

'Riverales' y liberales
FEDERICO JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 9 Septiembre 2019

Rivera no es liberal sino riveral. Toma hoy del liberalismo lo que atacaba ayer y temo que atacará mañana lo que aplaude hoy. Anteayer, acudía a los actos de Denaes de Abascal; ayer le arrojó aquí dos trolas a la cara, tan fresco. Dice que Vox quiere reeducar homosexuales: falso. No está en su programa, alguno de sus mejores candidatos es homosexual, y la izquierda rescató una opinión de Monasterio, antes de Vox, que Rivera recicla. Ortega Smith sí dijo que ese Orgullo donde llaman putas y rocían a las diputadas de Cs con orines de género debería ir a la Casa de Campo y no convertir en basurero el centro de Madrid. Opinión muy común en Chueca.

Añade Rivera que Vox quiere "legalizar las pistolas", sucio modo de llamar pistolero a su ayer amigo, y la verdad es que las armas de fuego son legales en toda Europa, en España hay tres millones de licencias de armas largas para caza y tiro olímpico, y las cortas para autodefensa se dan con licencia renovable sólo año tras año. Sí, Abascal criticó la condena a un anciano que mató a un tío armado que entró en su casa y aporreaba a su esposa. No tenía escolta como Rivera.

Si lo de Vox es calumnioso, lo del PP es sórdido sobre hipócrita. Ayer le atacaba por liberalazo y yo tuve grandes trifulcas en esRadio con Aguado y De la Torre que criticaban la supresión del impuesto de sucesiones en Madrid. La doctrina de Cs era que bajar impuestos es dumping fiscal. En cuanto a la globalización que defiende sin matices, no siempre es liberal. Véanse las subvenciones dopando las exportaciones de la UE; o China, robando propiedad intelectual a todo el mundo y despreciando el Derecho.

Como Rivera. Diez días después de investir a Ayuso crea con Podemos, PSOE y Vox un tribunal político para desgastarla, despreciando a los tribunales de verdad, que ya la llamaron a declarar como testigo -con otros 400- y nada había. El juez Rivera dice que "no tapará la basura del PP". ¿Cuál? ¿La de Garrido, el de Cifuentes, que fichó? ¿La de la consejera del PP de Castilla y León, que fichó e impuso a pucherazos? ¿La de Pilar Barreiro, a la que forzó a dejar la política por imputada, fue absuelta y Cs ni se disculpó? ¿Su candidato en Melilla, pasado a Marruecos? Y no olvido su pacto con los ultras de Libertas, ni el de Gobierno con Sánc

La izquierda pelea por el Gobierno, la Derecha solo por la Oposición
Federico Jiménez Losantos  Libertad Digital 9 Septiembre 2019

Mientras las izquierdas discuten cómo mantenerse en el Gobierno, las derechas debaten sobre cómo seguir en la Oposición: este es el resumen de la situación política española en Septiembre de 2019, tras el fracaso de la investidura de Sánchez y a dos semanas de nuevas Elecciones Generales.

El forcejeo en la izquierda de PSOE y Podemos es escandalosamente visible y motivo de burla en la derecha. Pero hay un cambio que no comentan y no admite bromas: algo habrá pasado para que Sánchez ya no quiera formar Gobierno con Iglesias, como cuando le ofreció tres ministerios y una Vicepresidencia para su culta señora, esa feminista a lo Evita, que, como cantaban en el Congreso las harkas de Iglesias y Sánchez en la recepción al Evito de Cristina Kirchner, vive. Recuérdese que la señora y cómplice del Dioni de la Pampa sólo se salvó de la cárcel por corrupción gracias al aforamiento. Y ha logrado evitar a la Justicia y asegurado su impunidad pese a ser sospechosísima de asesinar al fiscal Nisman para evitar su imputación como cómplice en la masacre de la AMIA, organizada en la embajada de Irán. ¡Y esta Izquierda infame celebrando en las Cortes que vuelve!

La riña por el liderazgo de la Oposición
Lo que no discuten PSOE y Podemos es cómo ir a la Oposición si fracasaban sus negociaciones. "Salvo el Poder, todo es ilusión", reza el himno de Sendero Luminoso y esa es la doctrina inalterable de la izquierda. Que la Derecha discuta quién manda en la Oposición; la Izquierda debate quién manda en Moncloa. Hasta Iglesias se apartó del Gobierno y sofrenó su inmenso orgullo para entrar en él a través de la vía conyugal y partidista. ¿Alguien imagina una actitud parecida en Casado, Rivera o Abascal para abandonar las filas de la Oposición y crear una alternativa de Gobierno? No. Por la sencilla razón de que siguen y piensan seguir enfrascados en decidir quién es el líder de la la Oposición a Sánchez, no cómo derrotarlo. Eso, lo dejan para la próxima ocasión. Son jóvenes, pueden esperar a que sus rivales se desgasten y perezcan en las urnas. Las veces que hagan falta.

Pero la próxima ocasión llega en dos meses. La última ya pasó y no se cumplieron las predicciones de ninguno de los partidos. Ciudadanos fue el más estrepitoso, cuando aseguró que la Banda de Sánchez estaba en la Habitación del Pánico, justo al lado, rematando el acuerdo con Podemos y los separatistas para el día siguiente. Llegó el día siguiente y no hubo acuerdo, pero Rivera no explicó su fallo. Se fue de vacaciones; y mes y medio después ha vuelto despreciando a Vox y atacando al PP, con los que acababa de formar Gobierno en Murcia y Madrid sólo dos semanas antes.

También falló el PP, que estaba seguro de que habría acuerdo, pero, más prudente, Casado prefirió no desgastarse discutiéndolo. Sin embargo, para explicar su error, menos estrepitoso pero idéntico al de Rivera, no ha dado ninguna explicación. Salió del paso ofreciendo una fórmula electoral, España Suma, a los partidos del centro-derecha, rechazada, como comenté aquí la semana pasada, por Ciudadanos y Vox… y también por una parte significativa del PP.

"España Suma", ¿sólo propaganda?
Cayetana Álvarez de Toledo, que explicó España Suma como lo más "generoso y patriótico" que cabe hacer ante la continuidad del pacto de comunistas, socialistas y separatistas, no dejó pasar la ocasión en su debut parlamentario para provocar a Vox a cuenta de Salvini, provocación en que cayó. Pero ¿es creíble un España suma que empieza por hacerle ascos a Vox? No lo parece. Feijóo, que no se arriesgó a presentarse a presidir el PP, pero sigue dispuesto a sabotear a Casado, que corrió el riesgo y ganó, dijo que España Suma, en Galicia, ya existe y es el PP. Nadie lo diría viendo los diputados de Ciudadanos por las provincias gallegas ni los votos de Vox, pero el sabotaje estaba claro, aunque, a la luz de las encuestas, el PP puede perder Galicia en un año si no refuerza con alianzas su propuesta electoral.

Más grotesco y más significativo, fue el irredimible Maroto, que, tras perder en el País Vasco todos los diputados, no sólo dijo en ABC que a los votantes del PP les daría miedo votar a unas siglas incluyendo a Vox, sino que la propuesta no había sido discutida en los órganos del partido, en los que al parecer todavía mandan más los ruinosos sorayos que Pablo Casado. Los únicos que han defendido España Suma han sido Bonilla y Ayuso, los más importantes en el poder territorial del PP, muy por encima de Feijóo. Sin embargo, el desprecio de Ciudadanos y de Vox, parece que ha sido suficientes para quedar bien ante los electores y poder echarle la culpa a Rivera y Abascal de una victoria de la Izquierda a la que se han resignado.

Tiene razón, por tanto, Abascal, cuando dice que España Suma es o parece ser una operación propagandística. Pero es evidente que ni todo el PP la ve como propaganda ni los votantes de Vox la desprecian. En una reciente encuesta de El Español, el 90% de los que votaron a Abascal quiere no sólo un acuerdo poselectoral con el PP, sino ir juntos ya a estas elecciones, con o sin Ciudadanos. Y si esa propaganda es tan bien recibida entre los votantes, ¿por qué no la hace suya Vox, vistas las dudas internas del PP, y, si falla, se queda él con la cosecha propagandística? ¿Por qué tras un verano de pactos le conviene un otoño de principios?

Vox ha tenido en ese ámbito dos éxitos: uno, reconocido, el plante a los ayatolás iraníes que humillaban a las diputadas del Congreso; y otro, apenas comentado y que tiene, a mi juicio, más valor: la negativa a apoyar el acuerdo del Ayuntamiento de Madrid "contra la violencia machista", por ser un término izquierdista que condena por principio a todos los hombres y ritualiza la propaganda sexista y discriminadora de la izquierda. Esos dos valiosos hechos han tenido lugar en las instituciones representativas, en las que Vox defiende la legalidad constitucional y la Monarquía parlamentaria.

El "Plus Ultra" de Vox, un curioso riesgo
Pese a caer en la trampita del PP durante el debate del Open Arms, es evidente que Abascal se ha revelado como un sólido parlamentario. De ahí mi sorpresa ante la vuelta a la opción de las movilizaciones de masas que supone el acto de Vista Alegre, con el sorprendente emblema "Plus Ultra". Reconozco que a mí me gusta, porque recuerda la refundación última de España, hace medio milenio, y la gigantesca, universal hazaña americana. Pero, dada la pérdida del latín, el lema se traducirá, y ya se encargarán de ello La Sexta y demás, como "ser ultra es un plus" o "vale más ser un ultra", precisamente cuando el punto flaco de la izquierda es la pérdida del miedo a Vox, sobre todo tras pactar con PP y Cs en Andalucía, Murcia y Madrid.

¿Por qué arriesga sin necesidad Abascal, provocando a la Izquierda? ¿Piensa que el miedo inducido por la izquierda hace meses pudo darle votos? ¿O trata de asegurar la continuidad del partido, aunque sea a la baja, porque su batalla no es contra la Izquierda sino contra Cs y el PP? Me temo lo segundo, que además coincide con la estrategia del enemigo. En todo caso, parece muy meditado: tras demostrar seriedad, recuperar un tono antisistema, como si PP y Cs fueran equiparables a PSOE y Podemos. Ha dicho Espinosa que PP y Cs estaban prestos a unirse a PSOE, Podemos y los separatistas tras las elecciones. Será disparate, pero no improvisación.

En realidad, da la impresión de que la Derecha en general seguía pensando que puede haber pacto de última hora Sánchez-Iglesias, pero que ante la evidencia de que lo normal es que no lo haya, corren a improvisar para, al menos, conservar los resultados de hace unos meses. Abascal, volviendo a las plazas de toros; Rivera, insistiendo en heredar al PP; y Casado, a verlas venir y a esperar el cansancio del votante de Vox y Cs. Pero los tres juegan a ver quién mandará en la Oposición a Sánchez, cuya victoria no discuten. Socialistas, comunistas y separatistas juegan a ver quién la aprovechará mejor, entre el disfrute del Poder y el jaque al Estado. Nuestra Nación, España, ni suma ni resta. La han borrado de la Aritmética.

Apología del triunvirato
Amando de Miguel  Libertad Digital  9 Septiembre 2019

De las muchas formas de gobierno, se recuerda aquella tan original del triunvirato de Craso, César y Pompeyo. Tiene su lógica cuando compiten distintas fuerzas políticas obligadas a entenderse y sin posibilidad de subordinarse.

En nuestras tradiciones culturales se halla latente el atractivo mágico del triángulo, que nos lleva al origen mismo de la religión: la Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) o la Trimurti (Brahma, Visnú y Shiva). Más cerca se encuentran los tres patriarcas hebreos (Sem, Cam y Jafet), de los que procede la organización del pueblo judío en doce tribus. La tradición cristiana exigió que los Reyes Magos fueran tres (Melchor, Gaspar y Baltasar). Para los antiguos romanos, tres hacen colegio (sociedad). Las comedias clásicas se resolvían en tres actos, así como las sinfonías en tres tiempos y las corridas de toros en tres tercios. Famosa es la distinción de los tres poderes de un Estado: ejecutivo, legislativo y judicial. El triángulo es el símbolo de la Masonería y el trébol, el signo de la buena suerte.

Ahora tenemos a las fuerzas de la derecha divididas en partes tres, como la Galia de César. No parece muy hacedera la idea de amalgamarlas en una especie de España suma. La razón es histórica. Los militantes de Ciudadanos (marbete confuso donde los haya) empezaron a serlo por no sentirse conformes con el PP, encima tocado este del mal de la corrupción, que aqueja a los que gobiernan. A su vez, los seguidores de Vox se juntaron por sentirse disidentes del PP y de Ciudadanos.

Cada uno de los tres líderes (Casado, Rivera, Abascal) podría encabezar la España suma o como fuera a llamarse el invento, pero siempre que cada uno de ellos descabezara a los otros dos. Así pues, no cabe más fórmula que una especie de triunvirato de la derecha, en el que no solo sumaran las fuerzas respectivas, sino que las multiplicaran o potenciaran. Por metáforas aritméticas que no quede.

La fórmula del triunvirato implícito permite que de momento se asocien dos o tres componentes para las elecciones del Senado o para formar Gobiernos locales, regionales o nacionales. Con el fin de evitar tensiones y malentendidos, lo mejor será reconocer que los tres partidos que van a componer el triunvirato son claros y distintos. El único propiamente de derechas, españolista o patriótico es Vox. Ciudadanos equivale más bien a un partido vagamente liberal, amparado por el Ibex 35. El PP representa la tradición del conservadurismo católico, aunque hoy ya no esté de moda decirlo. Cada uno de los tres será siempre minoritario, porque el electorado español se acerca más a la cómoda mentalidad socialdemócrata o estatista. En todo caso, se puede aceptar que la suma de Ciudadanos y el PP conforma la derecha (que ellos consideran centro, aunque se trate de una aberración óptica), en cuanto no es la socialdemocracia estatista. Pero entonces Vox no se situaría tanto en la derecha del arco parlamentario como en frente de las demás fuerzas, tocadas todas de progresía.

La expresión socialdemocracia estatista implica que contiene dos componentes heteróclitos: el PSOE (los herederos aburguesados de los socialistas revolucionarios) y Unidas Podemos (los sucesores de los comunistas y anarquistas de antaño). Obsérvese que esa última facción se dice en femenino; por eso mismo no se considera tanto partido como formación. Entre el PSOE y Unidas Podemos existe menos simpatía que la que rige la trimurti PP, Ciudadanos y Vox. Esa es la fisura por donde puede entrar a gobernar la derecha, siempre como triunvirato.

De poco va a valer repetir las elecciones generales. Los resultados serían bastante parejos a los actuales. Eso significa que el PSOE nunca podrá formar un Gobierno estable. Es decir, unas nuevas elecciones supondrían un paso más en el proceso de erosión de la democracia. Solo saldría beneficiado el doctor Sánchez, que a este paso seguirá siendo presidente en funciones para todas las estaciones, como dicen en inglés. Da risa imaginar que pueda haber un Gobierno del PSOE con algunos de los prebostes de Unidas Podemos, enchufados a diversos organismos. Pensemos en el Centro Nacional de Inteligencia, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, el Boletín Oficial del Estado, la Unidad Militar de Emergencia o la Oficina de Información Diplomática. Para no hacer el ridículo, una solución podría ser la creación de nuevos altos organismos o la revitalización de viejos organismos, que estarían en manos de Unidas Podemos. Por ejemplo, la Junta de Ampliación de Estudios o la Plataforma de Artistas de Tatuajes y Grafitis. El incremento de la nómina de altos cargos (con sus respectivos coches oficiales de gama alta) es la salida más fácil al actual bloqueo institucional. Total, paga el anónimo y sufrido contribuyente.

Contacte con Amando de Miguel fontenebro@msn.com

Tesis Pedro Sánchez
La Camilo José Cela oculta quién autorizó el tribunal amigo y la tesis ‘fake’ de Sánchez
Segundo Sanz okdiario 9 Septiembre 2019

Sánchez registró su tesis en el Ministerio de Educación con un título distinto al que luego publicó

La Universidad Camilo José Cela de Madrid (UCJC) rechaza hacer públicos los nombres de las personas que autorizaron tanto lectura de la tesis ‘fake’ del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como la composición del tribunal amigo. La Institución Educativa SEK, propietaria de la universidad, se niega a indicar qué expertos formaron parte de los filtros académicos por los que pasó la tesis antes y después de su depósito.

Tras interesarse OKDIARIO por tales filtros académicos, al margen de la directora de la tesis, Isabel Cepeda, y los componentes del tribunal, la respuesta de la Camilo José Cela ha sido la de no arrojar luz alguna en otro ejercicio de transparencia cero. "La UCJC dio respuesta a este asunto, basándose en toda la documentación existente en la Universidad, confirmando que el proceso de evaluación, interno y externo, de la tesis del doctor Sánchez Pérez-Castejón del año 2012 se produjo de acuerdo a la normativa vigente y a los protocolos de verificación y control habituales en el ámbito universitario", señala la institución a este periódico.

Sin embargo, siguen sin conocerse los nombres de los expertos que autorizaron la lectura de la tesis y la composición del tribunal, donde había integrantes muy próximos a Sánchez —e incluso de su propio departamento como Juan Padilla Fernández-Vega— y a la directora de la tesis.

Según la versión que dio la Universidad hace ahora un año, cuando estalló el caso Tesisgate en el Congreso de los Diputados a pregunta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, el trabajo de Sánchez fue depositado el 5 de octubre de 2012 (citando eventos curiosamente que habían ocurrido sólo tres días antes). Y el día 5 de noviembre la UCJC firmó su admisión y trámite. ¿Pero quién lo hizo? ¿Quién estampó su rúbrica tras revisar una tesis en la que el 52% de la misma está plagiado o contiene errores, según la wiki SánchezPlag? Secreto de Estado.

¿Observaciones?
La normativa vigencia entonces y aplicable al caso de Sánchez, a la que tuvo acceso OKDIARIO, señala que una vez finalizada la tesis doctoral, "el alumno presentará a la Facultad/Escuela la solicitud correspondiente para su lectura y defensa acompañada de su curriculum vitae, un informe favorable de su director y un ejemplar de la tesis".

Ésta pasa entonces a estar en depósito durante quince días naturales, "en los cuales la Facultad/Escuela se encargará de garantizar la publicidad de la misma, de tal manera que otros doctores puedan remitir observaciones sobre su contenido", reza la normativa. Tampoco hay constancia de si hubo observaciones de este tipo a la tesis ‘fake’ de Sánchez.

Después de los quince días naturales de depósito, y revisada la documentación que aporta el doctorando, "el Consejo o Junta de la Facultad/Escuela tomará su decisión y la comunicará a la Escuela Internacional de Doctorado–Vicerrectorado de Investigación, la cual decidirá, a su vez, si la tesis doctoral se admite a trámite", precisa el protocolo de aquella época. OKDIARIO ha preguntado a la Camilo José Cela por las personas que autorizaron esta tramitación, pero no ha recibido nombre alguno.

"Por escrito"
Si la resolución es favorable, se inicia el proceso de composición de tribunal, cuyo nombramiento tuvo lugar el 13 de noviembre. Las normas de la UCJC decían que los miembros propuestos "por el Decano/Director de la Facultad/Escuela" deberán comunicar "por escrito su aceptación a la Facultad/Escuela donde se vaya a defender la tesis doctoral", y ésta al director de tesis y al doctorando.

Tras recibir la tesis, los miembros del tribunal debían "remitir a la Facultad/Escuela un informe razonado, en un plazo no superior a treinta días" desde dicha recepción. Y estos informes sobre la tesis eran enviados después por la facultad en cuestión (en el caso de Sánchez la de Ciencias Jurídicas y Económicas) a la Escuela Internacional de Doctorado–Vicerrectorado de Investigación, la cual "autorizará la lectura y defensa de la tesis doctoral". Se desconoce igualmente el nombre del responsable o los miembros de esta instancia que suscribieron este trámite con fecha de 20 de noviembre. Seis días después Sánchez defendió la tesis ante el tribunal y obtuvo la calificación apto ‘cum laude’.

Hace un año, en calidad de director de la Escuela Internacional de Doctorado de la Universidad Camilo José Cela, Francisco López declaró a Ep que en aquella época las actuales "Comisiones Académicas pertenecían a las facultades". Por tanto, agregó, su labor "las ejercían los decanos de las facultades pero el procedimiento era básicamente el mismo, los mismos filtros", manifestó.



*******************

 


******************* Sección "bilingüe" ***********************

La represión y Cataluña
José García Domínguez  Libertad Digital 9 Septiembre 2019

Pese a las ya rutinarias bravatas de los cabecillas catalanistas, con el inane Torra amenazando hasta al lucero del alba desde la oronda redondez de su abotargada barriga, lo cierto es que la situación catalana se antoja mucho mejor hoy que hace un par de años. Algo, esa súbito sosiego, templanza y tranquilidad de espíritu que muestran ahora mismo, en vísperas de la romería anual de la Diada, el grueso de los políticos presos –única fuente de autoridad que reconocen las bases independentistas– que solo cabe atribuir a los contrastados efectos balsámicos de la represión. Y es que la represión, medicina apenas aplicada en pequeñísimas dosis tras la asonada del 1 de Octubre, se ha revelado como la única terapia eficaz para tratar con el catalanismo asilvestrado, valga la redundancia. Así, si las calles y plazas de Cataluña se muestran, pese a todo, mucho más transitables hoy que hace un par de años, cuando las airadas bullangas nacionalistas formaban parte del ubicuo paisaje cotidiano, esa tranquilidad relativa se debe únicamente a que Junqueras y los principales inductores de la insurrección están en su sitio: la cárcel.

Una institución, la cárcel, que ha tenido un efecto extraordinario en la mejora súbita del respeto a las normas más elementales de la convivencia en la región. Al punto de que sin ella, sin las celdas y sus virtudes civilizatorias, no es aventurado suponer que la situación en Cataluña sería a estas horas de insubordinación generalizada. Por eso conviene seguir explorando esa vía tan fructífera. Si la represión, todo lo legal y democrática que se quiera, huelga decirlo, ha funcionado, lo que hay que hacer, y con urgencia, es abundar en ella. Una represión legítima, la que encuentra su fundamento último en la propia definición del Estado en tanto que sujeto jurídico titular del monopolio de la violencia, que es la que ejercen todos los Estados compuestos del mundo, sin excepción, ante las eventuales tentaciones centrífugas de sus partes constitutivas. Porque debates como el que estos días nos ocupa aquí, ese a propósito de si los reyezuelos autonómicos pueden meter o sacar a Isabel y Fernando de los manuales escolares de Historia de España, serían inconcebibles en la muy descentralizada y federal Alemania. Completamente inconcebibles.

Y ello porque la insólita impotencia del Estado en España para lograr imponer a las Autonomías que ejecuten en tiempo y forma las normas legales de aplicación general que emanan del Congreso de los Diputados, esa rutina tan habitual entre nosotros, no se repite en ninguna otra parte. Es una tara única y exclusivamente española. ¿Y cómo consiguen todos los demás Estados compuestos del planeta, sin excepción, que los poderes regionales les obedezcan? Pues apelando a un mecanismo muy simple: la represión. En la Federación alemana, igual que en cualquier Estado federal, la autoridad central dispone de la potestad constitucional de enviar inspectores que verifiquen sobre el terreno si se están cumpliendo o no las leyes comunes votadas en el Parlamento. Y, en el caso de no serlo, la misma norma constitucional habilita al poder central para, sin necesidad de aplicar ningún 155, impartir de inmediato órdenes de obligado cumplimiento a las autoridades regionales. Y punto. La represión, sí, esa es la vía.

La caída de la economía catalana: del éxito al 'procés'
Daniel Rodríguez Asensio  Libertad Digital 9 Septiembre 2019

La evolución de Cataluña es motivo de preocupación, y no sólo por una deriva independentista que parece haber perdido el norte (si es que algún día lo tuvo). Estamos ante una deriva económica que debería estar levantando ampollas a todos los niveles. España debería estar luchando por recuperar la senda de crecimiento y creación de empleo con la comunidad autónoma más importante en términos de PIB a la cabeza. Sin embargo, estamos luchando por esquivar la recesión con toda una serie de indicadores evolucionando a la baja, tanto en España como (especialmente) en Cataluña.

Con datos de enero de este año, la fuga de empresas de Cataluña ya ascendía a más de 5.500, según el Colegio de Registradores. Este número, que puede parecer relativamente pequeño (en Cataluña hay del orden de 620.000 empresas, según el DIRCE), se comienza a poner en perspectiva cuando se incluye el efecto del coste de oportunidad. Según BBVA Research, desde el 1 de octubre se han dejado de crear más de 30.000 empleos en Cataluña.

A la vista de lo anterior, no es de extrañar la decepcionante evolución del mercado de trabajo en la región. El número de parados en Cataluña, según el informe de agosto del SEPE, se incrementó en 12.588 personas, en comparación con julio. Dicho de otra forma, casi una de cada cinco personas que engrosaron las listas del paro en un agosto de por sí fatídico, provino de Cataluña.

Ahora, los conductores del procés y sucedáneos pretenden subir el tramo autonómico del IRPF, un incremento de Sucesiones y Donaciones, y nuevos impuestos verdes. Ahí es nada, para una región que no sólo es la que mayor presión fiscal tiene a través de los tipos cedidos desde la Administración Central, si no que, también, es la que más tributos propios tiene. Con muchos de ellos, por cierto, echados atrás por el Tribunal Constitucional por su falta de respeto a la naturaleza básica de cualquier impuesto.

Los catalanes trabajan para el Estado, según el informe del día de la liberación fiscal de Civismo, nada más y nada menos que hasta el 5 de julio. En total, 186 días trabajando para un ente cuyo único objetivo dejó de ser hace ya décadas el bienestar de sus ciudadanos, sino el de los políticos que rompen el orden constitucional y atentan contra el eje de libertad de nuestra nación: la unidad de España.

La lucha por la independencia solamente ha sido una excusa para pedir a los catalanes paulatinas cesiones de las parcelas de su libertad individual en favor de un objetivo catalogado como social que, en realidad, solamente ha beneficiado a unos pocos. Mientras el sistema ha permitido continuar sólo por inercia, nadie ha levantado la voz más allá del ya notoriamente falso "España nos roba". La llegada de la peor crisis de nuestra historia económica reciente, y el necesario proceso de ajuste que tuvo que acometer el país entero solamente fue la chispa que encendió la mecha. Pero el detonador, y la carga explosiva en términos sociales ya estaban más que construidos. Ha ocurrido lo que pasa en cualquier sistema planificado: antes o después el ciudadano se da cuenta de que el Estado no puede devolverle lo que le había prometido, y comienza la fase de frustración y desengaño. Entonces, hay que buscar una diana sin nombre y apellidos a la que echarle la culpa. España.

Mientras, otra región, también con una excelente localización e infraestructuras, en la que se ha priorizado el servicio público orientado a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y se ha orientado la economía hacia la libertad, ha ido creciendo hasta convertirse en la región líder del país. En lo que va de año la Comunidad de Madrid ha creado una de cada cuatro empresas y uno de cada cinco empleos creados en España. Algo que no es novedoso. En 1980, el PIB per cápita catalán era un 6% superior al madrileño. Con la entrada del euro las tornas ya estaban cambiadas. Hoy, Madrid tiene una riqueza por habitante que es un 13% mayor.

Eso escuece, y vienen las teorías persecutorias propias de los colectivistas. Una vez que hemos identificado a un enemigo inanimado al que centrar nuestra ira, nada como acudir a escupir en la mano que te da de comer. Mientras "España roba" a Cataluña, la región acumula 2 de cada 3 euros de deuda en balance provenientes del Estado español, a través del FLA. El enemigo íntimo durante el día que presta dinero de todos por la noche.

Como el ataque institucional no es suficiente, hay que ir un paso más allá. Las necesarias leyes para garantizar la libre actividad económica, la evolución de los modelos normativos para adaptarse a los nuevos paradigmas económico-sociales, y las garantías públicas dejan de ser un sello de confianza para cualquiera que mire a la región. En su defecto, las instituciones se convierten en una maquinaria pesada cuyo principal objetivo es seguir manteniendo el status quo. La conclusión es una región paralizada, decadente y cada vez más cerrada. En 2017, migraron hacia Cataluña 18.965 personas provenientes de otras Comunidades Autónomas, un 28% menos que en 2005. La sangría de emigrantes hacia otras regiones es evidente.

Finalmente, cuando los datos demuestran el fracaso de un modelo económico colectivista, es más necesario que nunca el discurso político para seguir alimentando al leviatán. En ese camino surge la teoría de los vasos comunicantes y la competencia regional. Como si la economía fuera un juego de suma cero en el que un inversor que plantea venir a Europa eligiera solamente entre regiones españolas y no en lugares con iguales servicios públicos, impuestos menores y una excelente localización en toda Europa.

Y así, amigos, es cómo una comunidad que estaba llamada a ser parte de la historia de éxito de Europa por sus excelentes cualidades geoestratégicas se diluye en la mediocridad y se reorienta hasta la insuficiencia fiscal. Eso sí, con los empleados públicos mejor pagados de toda España, y casi triplicando la cifra de altos cargos de una región similar en población y PIB como Madrid. Sacar adelante la independencia requiere, al parecer, de mucho capital humano.

Los inversores seguirán volando, el paro se seguirá incrementando, y Papá Estado algún día también dejará de tener capacidad financiera. El asalto a la libertad tiene un precio que pagan los ciudadanos. Por ahora, los catalanes. Y, si permitimos que esto continúe, el resto de los españoles iremos detrás.
 

Quince de cada 100 colegios públicos valencianos ya no imparten ninguna hora en español
okdiario 9 Septiembre 2019

El subterfugio legal ideado por el Gobierno bipartito de la Comunidad Valenciana consuma el despropósito de la discriminación a la lengua oficial del Estado español, en la etapa de educación no obligatoria.
El 50% de los colegios públicos valencianos dará sus clases en catalán

Un año después de que la Generalitat Valenciana que gobiernan el socialista Ximo Puig y la nacionalista Mónica Olta implantase los planes de estudios "experimentales", para la inmersión lingüística en valenciano, el 15 % de los centros públicos han eliminado radicalmente el español de su temario.

Doscientos ocho colegios, seis de ellos concertados, de los 1.380 que integran la bolsa disponible en la página web de la Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana -con oferta de plazas para la etapa de educación Infantil, escolares de 3 a 6 años- ya han implantado la fórmula diseñada desde el Gobierno autonómico para erradicar el español del horario lectivo en sus aulas.

Los programas plurilingües "experimentales" son el subterfugio ideado para saltarse los porcentajes mínimos de exposición que establece la legislación actual sobre cada una de las lenguas de enseñanza. De este modo, la Consejería de Educación valenciana ha autorizado un método por el cual en los colegios adscritos no imparten ni una sola hora de español a sus alumnos de educación no obligatoria. Los escolares tendrá que esperar hasta Primaria para recibir contenidos en la lengua oficial del Estado.

El primer intento de la Generalitat se fraguó en 2017 mediante la aprobación de un decreto de plurilingüismo diseñado por el entonces consejero de Educación, el nacionalista valenciano Vicent Marzá, pero fracasó al ser declarado ilegal por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJV). Entendió el órgano judicial que la norma discriminaba al español.

Posteriormente, y una vez hubo entrado en vigor la ley 4/2018 actualmente vigente, se estableció que los contenidos académicos de los centros valencianos debían contemplar un reparto curricular trilingüe: un mínimo del 25% de las clases debían ser impartidas en valenciano, otro 25% en español y del 15% al 25% restante se reservaba para el inglés.

La trampa llegaría de la mano del artículo 8 de dicha ley donde se establece la figura de los Programas piloto que permiten a la Consejería de Educación autorizar programas plurilingües innovadores, bajo la premisa "experimental", siempre y cuando estos "cumplan o superen los objetivos establecidos en esta ley".

Algo que, en la práctica, se está incumpliendo ya en los 15 de cada 100 centros públicos en los cuales durante el próximo curso 2019/2019 se impartirá Educación en el nivel de Infantil, y en algunos casos Primaria, con un 90 % de horas lectivas en valenciano, un 10 % en lengua extranjera -inglés- y un 0 % en español.

De este modo, el Gobierno de la Generalitat de Puig y Oltra desconecta a los menores de su lengua materna natural y la única cooficial en España -tal y como se recoge en la Constitución Española- sin atender a la libertad de elección de los padres la lengua vehicular en la que quieren educar a sus hijos.

Además, el proyecto plurilingüe de la Comunidad Valenciana pasa por extender la financiación pública de la educación íntegra en valenciano hasta los alumnos de 2 años. Si bien dicha etapa no está incluida en la escolarización obligatoria, sí estará subvencionada, en un nuevo intento de la Generalitat por imponer el valenciano como lengua vehicular única.

En los próximos años, todos aquellos padres valencianos que no puedan permitirse alternativas distintas de la educación pública, para escolarizar a sus hijo, verán restringido su acceso a la gratuidad de la enseñanza a un modelo que fulmina el español de las aulas.

Entidades probilingüismo estallan contra la plataforma que 'espió' a los niños
La AEB, CCC, Tolerancia e Impulso exigen a la administración que actúe ante las maniobras de Plataforma per la Llengua para controlar y modificar las costumbres lingüísticas de los alumnos en el patio
Alejandro TerceroCronica Global  9 Septiembre 2019

Clamor y unanimidad entre las principales entidades en defensa del bilingüismo en Cataluña, que exigen una respuesta contundente a las maniobras de Plataforma per la Llengua para imponer el catalán a los niños durante el recreo en los centros públicos.

Esta es la posición de organizaciones como la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), Convivencia Cívica Catalana (CCC), Asociación por la Tolerancia e Impulso Ciudadano ante la última campaña de la entidad nacionalista para “promover el catalán en los patios de las escuelas y los institutos”.

Espionaje a los niños
La iniciativa de Plataforma per la Llengua se deriva del polémico estudio presentado en julio pasado en el que observó a los niños en los patios de medio centenar de escuelas públicas y concluyó que “solo el 14,6% de las conversaciones en los patios de institutos de las zonas urbanas de Cataluña son en catalán”.

La investigación generó una importante polémica. Partidos y asociaciones constitucionalistas acusaron a Plataforma per la Llengua de “espiar” a los niños y denunciaron que la Consejería de Educación lo permitió o incluso colaboró con la entidad. Posteriormente, la Generalitat se desmarcó del estudio pero no abrió ninguna investigación para descubrir cómo pudieron los activistas acceder a los colegios.

30.000 euros para acciones no definidas
Semanas después, Plataforma per la Llengua ha abierto un crowdfunding para “poner en marcha una gran campaña de sensibilización que cuente con los principales agentes de la comunidad educativa y que vuelva a poner en el centro del debate la importancia de promover el uso social del catalán entre los más jóvenes como herramienta fundamental de cohesión e inclusión sociales”. Pretenden recaudar 30.000 euros en donaciones para “promover el catalán en los patios de las escuelas”.

Preguntada sobre en qué consistirá esa campaña, Plataforma per la Llengua se ha limitado a señalar a Crónica Global que “de momento estamos en esta fase de crowdfunding para realizar acciones para poder potenciar el catalán en los patios, pero las acciones todavía no están concretadas”. ¿Y cómo han calculado el montante necesario para la campaña, si esta no está definida?, insiste este medio. “La campaña todavía no la hemos anunciado”, responden.

La Consejería de Educación se desmarca
Desde la Consejería de Educación son más concretos. “No tenemos nada que ver con esta campaña de Plataforma per la Llengua. Esa campaña no es nuestra ni tiene nuestra participación, como el consejero también dijo que no habíamos tenido nada que ver con el estudio de los patios”, responden fuentes del departamento autonómico.

De hecho, esa fue la contestación oficial que dio la consejería el 2 de agosto a un requerimiento por escrito de la AEB. “El Departamento de Educación no dispone de ninguna información en relación con el Estudio sociolingüístico en los patios de escuelas e institutos de zonas urbanas de Cataluña, elaborado por la Plataforma por la lengua”, dijo entonces.

Inacción de la Generalitat
Para la presidenta de la AEB, Ana Losada, esta situación es “muy grave”. “Si Educación no sabe nada del informe realizado en los centros públicos, ni quiere investigar qué centros autorizaron a la entrada de estos miembros de Plataforma, es incomprensible que ahora la Consejería no se alarme porque esa misma plataforma prepare una campaña para promover en el patio --que es su responsabilidad-- el uso del catalán”, señala.

Y considera especialmente descabellado que lance la campaña “basándose en los datos del informe que se hizo ilegalmente sin conocimiento del departamento”.
Silencio de la alta inspección

“Lo que hizo la plataforma viola los derechos de lo menores. Y ahora, casi de forma chulesca, lanza una campaña a sabiendas de que tendrá que entrar en los colegios. Parece la dueña de las escuelas públicas”, lamenta Losada.

La AEB ha trasladado estos hechos al Defensor del Pueblo pero critican el “silencio” de la Alta Inspección Educativa en Cataluña y del Ministerio de Educación. “¿Quién defiende los derechos de los alumnos en Cataluña? Nadie”, se queja. Y anuncia que están estudiando acudir a la fiscalía o a la justicia.

“La fiscalía debería mover ficha”
Para el presidente de Convivencia Cívica Catalana, Ángel Escolano, todo esto es “una barbaridad, algo impropio de un Estado de derecho democrático”. “Los poderes públicos deberían intervenir porque se están violentando los derechos de los menores. No se puede imponer a los menores en el patio ningún idioma. Pero, encima, que una entidad privada que no tiene capacidad coercitiva, porque es un particular, se atreva a inmiscuirse en el sistema público de enseñanza para vulnerar derechos fundamentales me parece un escándalo”, señala a Crónica Global.

Escolano considera que las acciones de Plataforma per la Llengua podrían ser constitutivas de “delitos contra derechos fundamentales” y cree que “la fiscalía debería mover ficha”. “En el momento en que tengamos evidencias materiales de que están vulnerando derechos fundamentales, interpondremos querella”, asegura. Y añade: “Esto no es ni medio normal ya. El problema no es que lo hagan estos locos, el problema es que lo permita la administración pública, cuando tiene un deber de vigilancia, no puede permitir esto. Es una auténtica atrocidad jurídica”.

“Dejadez del Estado”
Escolano destaca que los activistas de Plataforma per la Llengua hayan “perdido la vergüenza”. “Lo han hecho siempre, pero ahora encima presumen. Es por la sensación de impunidad. Viven en una realidad paralela en la que pueden hacer lo que quieran. Creen que los colegios son suyos, su feudo”, insiste.

Para el presidente de CCC, todo lo que está ocurriendo en este ámbito “es una muestra de dejadez por parte del Estado. Que estén quietos ante esto me parece una auténtica burrada. Y llegarán hasta donde les dejen”.

“Erradicar el español”
El presidente de la Asociación por la Tolerancia, Eduardo López-Dóriga, señala que, con acciones como esta, Plataforma per la Llengua “no pretende fomentar el catalán sino erradicar el español y, para ello, recurre a cualquier método”.

“Ya no se corta un pelo en reconocer que pretenden espiar a los niños y coartar su libertad. Es una vuelta de tuerca más. Quieren que en sus ratos de ocio hablen una lengua determinada y no la otra. Atenta absolutamente contra las libertades personales. Es lamentable”, subraya.

“Los padres también tienen que reaccionar”
Sin embargo, López-Dóriga no solo responsabiliza a las administraciones públicas. “Mucha culpa de lo que ocurre es de todos nosotros por no parar los pies a las entidades y profesores que fomentan esto. Recuerdo haber hecho un escrito al colegio de mis hijos en el que les decía que tenía que aceptar la inmersión obligatoria porque era ley pero que en los ratos de ocio, en el patio y en las asignaturas que no fueran el catalán, mis hijos tenían derecho a responder en el idioma que ellos quisieran. El profesor tenía la obligación de dar la clase en catalán pero mis hijos la libertad para responder en la lengua que consideraran oportuno, excepto en la clase de catalán. Si todo el mundo hiciera lo mismo, quizás otro gallo cantaría”, explica a Crónica Global.

El presidente de Asociación por la Tolerancia admite que “estamos abandonados por las instituciones” pero cree que “también tiene que haber una reacción por parte de la gente igual que la ha habido quitando lazos en las calles. Han de plantarse”.

“Ingeniería social”
El presidente de Impulso Ciudadano, José Domingo, se muestra “preocupado” porque “dedicarse a examinar la vida de los otros son prácticas que vulneran el derecho a la intimidad y que podrían ser cuestionables jurídicamente”. Por ello, pide a Plataforma per la Llengua que “retire la campaña” e insta a la inspección educativa a abrir una investigación. “Hay que pedir a la sociedad que no contribuya a políticas de persecución de ciudadanos”, añade.

Impulso Ciudadano denuncia que los informes y actuaciones de la entidad nacionalista “no son trabajos de campo sino de ingeniería social, para cambiar el modelo de escuela catalán y los usos privados de la lengua”. Algo que hacen “impunemente” y en muchas ocasiones “estimulados de manera generosa con subvenciones públicas”.

Gobierno, Cs y PP
De momento, el Gobierno, Ciudadanos y el PP han reaccionado, aunque de forma comedida. La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, criticó el informe de Plataforma per la Llengua a finales de julio, le dedicó “un reproche político” y aseguró que el Gobierno “se estaba informando” sobre lo ocurrido.

Cs ha registrado esta semana en el Congreso varias preguntas al Ejecutivo para saber “cómo va el proceso de información que está llevando a cabo" y qué opina sobre los nuevos proyectos de la entidad nacionalista. El PP, por su parte, ha solicitado la comparecencia del consejero de Educación, Josep Bargalló, en el Parlament, y ha registrado una batería de preguntas en la cámara autonómica para que el Govern dé explicaciones por lo sucedido.

Envite del PP al «adoctrinamiento» nacionalista en los colegios vascos
Los populares anuncian una «enmienda a la totalidad» contra el modelo educativo del Gobierno autonómico
Adrián Mateos. La Razon 9 Septiembre 2019

El Partido Popular pondrá el foco sobre las aulas vascas en el cónclave que tendrá lugar a finales de semana en Vitoria, en el que se anunciará una «enmienda a la totalidad» al programa educativo confeccionado por el Gobierno autonómico. Según ha podido saber ABC, la formación que lidera Alfonso Alonso denunciará el «adoctrinamiento» del nacionalismo en colegios e institutos, causa, a su parecer, del paulatino declive de un modelo que ha cosechado «los peores resultados de su historia».

Desde el PP vasco inciden en que el Departamento de Educación que dirige la consejera Cristina Uriarte ha descuidado materias esenciales, entre ellas el inglés, a cambio de impulsar en las aulas el «proyecto de construcción nacional» ideado por el PNV. Sostienen que la escuela, la lengua y la cultura, así como los medios de comunicación «y la propia historia reinventada» constituyen los «principales instrumentos de reafirmación y control» de los nacionalistas.

Entre otros asuntos que se abordarán en la convención de los días 13 y 14 de septiembre, a la que también acudirá el presidente de la dirección nacional, Pablo Casado, los populares vascos presentarán un diagnóstico de la situación que se vive en las escuelas, donde, según denuncian, «se fomentan los contenidos localistas y las versiones sectarias cuando se abordan cuestiones históricas o políticas». En este sentido, algunos libros de texto «plantean una dicotomía permanente entre el País Vasco y España», que son presentados como realidades diferenciadas, enfrentadas y contrapuestas.

Historia de ETA
Tema aparte es el relato de la historia reciente de la comunidad autónoma vasca. Precisamente, el pasado año fue objeto de polémica la presentación de «Herenegun!», la unidad didáctica destinada a ilustrar a los jóvenes de 4º de ESO y 2º de Bachiller sobre el terrorismo de ETA. Un programa que el Ejecutivo autonómico se vio obligado a retocar ante las críticas de las asociaciones de víctimas por la «visión sesgada» de unos materiales que «blanquean» la actividad de la organización criminal.

«El Gobierno vasco, a través de la Secretaría de Paz y Convivencia, presentó unos materiales que justifican la teoría del conflicto, compran la tesis de la izquierda “abertzale” y blanquean los crímenes de ETA mediante testimonios de terroristas o políticos de su entorno», argumentan desde las filas populares. Subrayan además que en el programa del Ejecutivo, cuya revisión será presentada en octubre, se minimizó la importancia de las Fuerzas de Seguridad y la Justicia y se presentó a los asesinos «al mismo nivel que las víctimas».

Euskaldunización
Para poner en contexto la situación del panorama educativo vasco, el PP autonómico apela a las notas del último informe PISA, que data del año 2015. Su publicación hizo que saltaran las alarmas, pues puso de relieve el retroceso de los estudiantes del territorio en cada una de las materias evaluadas: literatura, matemáticas y ciencias. En este último apartado se registraron de hecho los resultados más bajos de la historia, diez puntos por debajo de la media de España y de la OCDE.

En lo que respecta al inglés, el País Vasco se sitúa a la cola de las comunidades autónomas que imparten el idioma en el segundo ciclo de Educación Infantil —67% en centros públicos y 86% en concertados, cuando en territorios como Madrid, Castilla y León, Galicia, La Rioja o Murcia es del 100%—. Este hecho hace que la mitad de las familias matriculan en academias de inglés a sus hijos, «pero son muchas las que no se lo pueden permitir», resaltan los conservadores en el documento que presentarán esta semana. Por otro lado, solo el 8% del profesorado acredita el nivel C1 de inglés, la titulación que se exige para dar clases en euskera.

El partido de Alonso achaca esta relajación a la apuesta del PNV por situar el sistema educativo «al servicio de la euskaldunización». «Forzaron los ritmos», denuncian los populares, en una estrategia que no generó mejores resultados «en el conocimiento del euskera».

Propuestas
Todas estas cuestiones serán analizadas en la comunicación que llevará por título «Una Educación para la libertad» y que estará a cargo de Iñaki Oyarzábal, presidente del PP de Álava. En este espacio se propondrán también medidas enfocadas a reconducir la situación en escuelas, desde la elaboración de un plan estratégico que ponga «especial atención» a las materias en las que exista mayor retraso respecto a otras CCAA hasta el establecimiento de un sistema trilingüe que «garantice la adquisición de competencias necesarias en las lenguas oficiales y una lengua extranjera al término de la etapa obligatoria».

Se propondrá a su vez un programa de excelencia del bachillerato y un plan especial de apoyo a los centros con más necesidades y que obtienen peores resultados «independientemente de la red educativa a la que pertenezcan».

En este sentido, también se romperá una lanza a favor de la escuela concertada, objeto de lo que consideran un «ataque frontal de la izquierda y el nacionalismo radical». El partido subraya que ambas redes «son complementarias y no subsidiarias», y añade que la educación concertada «favorece la libertad de elección de las familias con pocas recursos». «Somos conscientes que dichos centros atraviesan dificultades derivadas de una financiación insuficiente que se debe incrementar», apuntan, dado que con el 50% del alumnado reciben el 30% del presupuesto educativo.

El PP en Gallicia
Nota del Editor 9 Septiembre 2019

En vez de envite parece que han querido decir invite al adoctrinamiento nacionalista como en Galicia.

Cultura financia el delirio indepe que convierte a Colón en catalán
OKDIARIO 9 Septiembre 2019

El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) acoge hasta el 20 de octubre una exposición en la que se alienta el delirio nacionalista de que Cristóbal Colón era catalán y ejerció como "embajador de la Generalitat", un imposible histórico dado que la institución ni siquiera existía en la época del Descubrimiento de América. El Ministerio de Cultura participa como socio y financia al MACBA (el pasado año le otorgó 1,2 millones de euros), de modo que con el dinero de todos los españoles el Gobierno contribuye generosamente a dar pábulo a la pluscuamperfecta mamarrachada independentista.

El secesionismo ha hecho una reinterpretación sectaria de la historia y vive permanentemente a lomos de irrisorias entelequias que forman parte de su amplísimo manual de mentiras, algunas de las cuales, como las de la condición catalana de Colón o Santa Teresa de Jesús, que según ellos no era de Ávila, provocan un torrente de carcajadas. Pero lo que no provoca ninguna gracia, sino que causa indignación, es que con los impuestos de los españoles, el Ministerio de Cultura se sume a la farsa y ofrezca sustento material a esa legión de iluminados miembros de la secta indepe.

Que Pedro Sánchez llegara a La Moncloa con el apoyo del independentismo catalán no parece causa suficiente para amamantar el mullido pesebre donde moran los descerebrados que han hecho de Cristóbal Colón un catalán ilustre y han decidido arrebatarle a Santa Teresa su Ávila natal para hacerla hija natural de alguna zona inconcreta del Ampurdán.

De modo que el Ministerio de Cultura sale de inmediato a poner orden en el desatino expositivo del MACBA o habrá que concluir que el dinero de todos los españoles empleado en afianzar la idea de que Colón era catalán y otras estupideces históricas forma parte de esa estrategia de distensión con la que Pedro Sánchez trata de asegurarse, con los mismos socios de antaño, su permanencia en La Moncloa.

El Lehendakari, la inmigración ilegal y la inopia socialdemócrata
RAUL GONZALEZ ZORRILLA. Director de La Tribuna del País Vasco 9 Septiembre 2019

Como es habitual, el lehendakari Iñigo Urkullu, siempre presto a sumarse a los actos institucionales más proclives a la demagogia facilona, buenista y vacua, ha presidido un acto organizado por el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Ispáster con ocasión del “Día de la Diáspoa Vasca”.

En una intervención ética e ideológicamente blandita e inane, el Lehendakari repasó diferentes momentos en los que el “pueblo vasco salió al exterior” y, atendiendo “al carácter migrante de Euskadi”, Urkullu explicó que actualmente “no podemos mirar para otro lado como sociedad” ante la llamada de “otros pueblos en busca de un futuro mejor” (¿?).

Al comparar los procesos migratorios siempre legales emprendidos por numerosos españoles en décadas pasadas con la actual aceptación por las bravas de las corrientes migratorias ilegales procedentes en demasiadas ocasiones de ámbitos geográficos, socio-culturales y religiosos absolutamente incompatibles con nuestras democracias, el Lehendakari no solamente demuestra estar en la misma inopia socialdemócrata que la mayor parte de las élites político-económicas occidentales sino que, además, está insultando a la memoria de nuestros abuelos y está humillando a nuestros antepasados emigrantes que, por ejemplo, nunca recibieron (ni exigieron) ayudas sociales, subvenciones públicas ni sueldos o viviendas gratis en los lugares a los que llegaron.

Nuestros abuelos y bisabuelos todo lo consiguieron trabajando duramente, soportando en muchas ocasiones numerosos ataques racistas, y entregando su esfuerzo, su valor y su empeño al país de acogida.

Nuestros abuelos y bisabuelos jamás cuestionaron las leyes, las normas y las tradiciones de las naciones que les recibieron. De hecho, y en no pocos casos, con el paso del tiempo se convirtieron en los mayores defensores y en los mejores artífices de esas mismas normas.

Nuestros abuelos y bisabuelos no crearon problemas de orden público, ni cometieron actividades terroristas y mucho menos se dedicaron a promocionar la delincuencia callejera.

Nuestros abuelos y bisabuelos emigrantes engrandecieron, enriquecieron y mejoraron las sociedades que les acogieron, no se dedicaron a sembrar conflictos ni a insultar, despreciar o mancillar las tradiciones, costumbres y creencias de las personas y de las sociedades que les abrieron sus brazos.

Los descendientes de nuestros abuelos y bisabuelos emigrantes, en la mayor parte de los casos, se han convertido en ciudadanos respetables de las sociedades que les acogieron, y no han acabado dedicándose al terrorismo, al tráfico de drogas o a crear redes delictivas.

Y es que nuestros abuelos y bisabuelos fueron respetables migrantes que hicieron grande y noble el hecho de emigrar, y que convirtieron en un orgullo y en una satisfacción el hecho de acoger a los recién llegados. ¿Puede decir el Lehendakari, mirando a los ojos de los ciudadanos vascos que viven, por ejemplo, en el barrio bilbaíno de San Francisco, que actualmente ocurre lo mismo?

Valpuesta, patrimonio de la Humanidad
Ernesto Ladrón de Guevara  latribunadelpaisvasco.com  9 Septiembre 2019

El gran Saturnino Ruiz de Loizaga, incansable investigador de antropología cultural y paleografía, experto en la Alta Edad Media y conocedor profundo de las vicisitudes y primeros pasos del idioma que hablamos 600 millones de hablantes en todo el mundo, nos habló este sábado último a un grupo de la Asociación Hablamos Español, en el marco de lo que fue la sede de la diócesis de Valpuesta en el siglo IX.

Nos hizo un repaso del inicio de la reconquista cristiana con la formación del reino de Castilla en sus primeros pasos y nos sumergió en aquel ambiente que propició el paso del latín a nuestra lengua actual en sus primeras expresiones, antes de las Glosas Emilianenses de San Millán de la Cogolla.

Estar en ese espacio majestuoso de lo que fue Colegiata, antes de ser trasladada la diócesis a Burgos, ayudaba a trasladarse mental y espiritualmente a aquellos siglos de repoblaciones y presuras en un ámbito geográfico que abarcaba a parte de Cantabria, a las Encartaciones, a la mitad de Alava, y a los valles de Losa y de Mena en Burgos, en un contexto de mucha inestabilidad donde las razias musulmanas obligaban a los pobladores de aquellas tierras a compartir la azada con la espada. Y percibíamos por ósmosis la importancia de los monasterios con su doble uso de fortalezas y lugares de rezo, cultura y registro de los intercambios patrimoniales, registrados en los cartularios.

Ahí, en el occidente de Alava y oriente de lo que luego sería Burgos, el latín se iba convirtiendo en un idioma no culto hablado por la gente, que sería el primer comienzo de nuestra lengua actual. Sus primeras palabras quedaron contenidas en unos cartularios donde se reflejaban las transaciones, propiedades y registros administrativos primarios que regulaban la cotidianidad de las gentes. Valpuesta y Bujedo son los ámbitos donde esos libros de registro, estudiados por Saturnino, nos han dejado esa prueba de lo que sucedió en ese espacio geográfico, en unas especiales circunstancias, para que se produjera el milagro de nuestra lengua. Esa lengua que es tan vasca como el euskera, porque como dijo el gran Sánchez Albornoz, “Vasconia fue la abuela de Castilla”. Habrá que recordar que el Conde Fernán González, promotor del primer reino castellano, fue Conde de Alava.

Las Juntas Generales de Álava en Sesión Plenaria celebrada el día 18 de octubre de 2004, aprobaron la siguiente moción transacionada con la original que promoví cuando fui procurador de Unidad Alavesa:

“MOCIÓN 30/2004, DE 18 DE OCTUBRE, POR LA QUE SE PROMUEVE LA CELEBRACIÓN DE CONVENIOS CON OTRAS INSTITUCIONES PARA PROFUNDIZAR EN LAS INVESTIGACIONES SOBRE EL CARTULARIO DE VALPUESTA Y DE AGRADECIMIENTO ESPECIAL A D. SATURNINO RUIZ DE LOIZAGA Y TODOS LOS INVESTIGADORES QUE HAN COLABORADO EN ESTOS TRABAJOS. 1.- Las Juntas Generales de Álava instan a la Diputación Foral de Álava a facilitar los cauces para la firma de convenios interinstitucionales que profundicen en las investigaciones sobre el Cartulario de Valpuesta, su vínculo con el nacimiento de la lengua castellana, así como las iniciativas posteriores que deriven de dichos estudios. Para ello, las Juntas Generales de Álava instan a la Diputación Foral de Álava a participar con el Gobierno de Castilla-León, el Gobierno español, la Real Academia de la Lengua Española y todos aquellos organismos e instituciones que puedan estar interesados. 2.- Las Juntas Generales de Álava manifiestan su especial agradecimiento a don Saturnino Ruiz de Loizaga y a todos los investigadores que con su trabajo han ayudado a profundizar en este hallazgo y han abierto un campo de investigación en torno a una de las tres lenguas más habladas en el ámbito internacional. Vitoria-Gasteiz, a 19 de octubre de 2004”

En la justificación de motivos de la moción inicial que dio como resultado la que aquí transcribo, yo exponía lo siguiente:
“Demasiadas veces se dice que el euskera es la única lengua propia de los alaveses como vascos que somos.

Sin embargo, desde una perspectiva histórica, y desde un enfoque diacrónico de la génesis de la lengua común de todos los españoles, no deja de ser igualmente cierto que el castellano es la lengua propia de Álava, pues las investigaciones más recientes fijan el nacimiento de la lengua romance por antonomasia, hablada como primera lengua por más de cuatrocientos millones de ciudadanos de nuestro Planeta, en la comarca de Valdegovía, lo que debe llenarnos de orgullo. Ya es admitido, gracias a las investigaciones de Saturnino Ruiz de Loizaga, reproducidas en numerosas obras publicadas y de otros eminentes investigadores de la lengua como don Ricardo Ciérbide, doña Emiliana Ramos, o don Nicolás Dulanto, que le han sucedido en dichos trabajos, que los textos en lengua romance más antiguos encontrados han sido hallados en Valpuesta, en el Valle de Valdegovía, en la frontera entre Alava y Burgos. Y, por tanto, se puede afirmar con propiedad, mientras no haya otras investigaciones que lo desmientan, que el castellano nació en Álava.

Dada la importancia que ello tiene, y que en nada perjudica a la consideración de la otra lengua oficial, el euskera, como patrimonio importantísimo de todos los vascos, y considerando el valor filológico y el testimonio cultural y documental que supone el Cartulario de Valpuesta, así como el enclave histórico en el que se sitúa, es necesario que la Diputación Foral de Alava patrocine los estudios pertinentes y la reconstrucción del valor documental y patrimonial que encierra la antigua Colegiata de Valpuesta.”

El texto de mi moción era más ambicioso que el finalmente aprobado. Tuve que acceder a la transacción que me ofrecía el PNV para que prosperara, aunque por su indefinición no tuviera efectos prácticos, que era lo que pretendían los nacionalistas; al final quedó en una mera declaración institucional.

El Partido Popular y el Socialista, lejos de ayudarme en la pretensión de la iniciativa, pusieron palos en las ruedas y se abstuvieron. Al final, un único procurador entre 51 logró que, al menos, las Juntas Generales emitieran un posicionamiento de apoyo a Saturnino, y a la consideración de que Alava era la sede, a caballo con Burgos, del origen del castellano, lo cual no era poco, aunque fuera meramente testimonial.

Pero de los efectos prácticos nada se supo y nada se ha hecho. Saturnino Ruiz de Loizaga fue sumido en el olvido y en la invisibilidad porque el objetivo de los nacionalistas era que nunca aflorara la importancia de lo que fue la antigua Autrigonia, es decir el oeste de Alava, junto a las Encartaciones, en el nacimiento del castellano y en el origen de Castilla.

Lo lamentable es que el Partido Popular no hiciera nada al respecto, más allá de ayudar al PNV en ese ostracismo a Valpuesta, a Saturnino y a dejar en dique seco la potenciación de esa zona como germen y cuna del castellano. Del PSOE nada hay que esperar, y de los demás actuantes en la política vasca aún menos. Ese es el panorama demencial y oligofrénico de los agentes intervinientes en la vida política vasca.

No es menos decepcionante la inopia de los gobiernos de Castilla-León, que lejos de poner en valor ese patrimonio cultural, histórico y antropológico han sumido a Valpuesta en el olvido.

En España no tenemos remedio. ¿Creen ustedes que si esto sucediera en otra nación como en Inglaterra, Francia o Alemania no pondrían a este lugar como un enclave cultural de primera magnitud en el patrimonio de la humanidad, y a su descubridor a la altura de quién halló las pinturas rupestres de Altamira? ¿O están esperando a que fallezca el autor de los hallazgos como desgraciadamente acostumbramos a hacer en este País’


Recortes de Prensa   Página Inicial