AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 11  Septiembre 2019

El consejo del tonto, el malo y el listo
Emilio Campmany  Libertad Digital 11 Septiembre 2019

Zapatero, en conjunción planetaria con Cebrián y González, reclama a Sánchez que llegue a un pacto con Podemos. No debería el presidente del Gobierno echar en saco roto tan sabio consejo. Los tres parecen creer que las elecciones las carga el diablo y lo que hoy se vislumbra como una victoria segura en dos meses puede muy bien dejar de serlo. Choca sin embargo la coincidencia. De Zapatero sabemos que su profunda solemnidad siempre derrota a la izquierda y, por tanto, no extraña que fomente la alianza con los comunistas. Encima está la fuente de financiación que ha encontrado en el bolivarianismo, tan caro a los de Pablo Iglesias. Irene Montero, como vicepresidenta, podría hacer mucho por Maduro y daría la ocasión a Zapatero de apuntarse el tanto y cobrarlo, para sí y para quien esté en condiciones de facturar informes a lo Monedero.

Algo choca la presencia de Cebrián en el coro de cobardes que no ven en las futuras elecciones una oportunidad de mejorar resultados sino una ocasión de perder las que ya se ganaron. Lo digo porque hace apenas unas semanas el que fuera furibundo filosoviético promulgó urbi et orbi su apostasía y confesó haber sido bautizado en la iglesia liberal. Es extraño porque para su periódico será el único liberal genuino sobre la faz de la Tierra, ya que todos los demás son en realidad ultraliberales o peor, neoliberales, gente sin alma que pretende conjurarse con la burguesía para alienar al proletariado. Pero ya se ve que sólo fue un mal pensamiento y que, como el hijo pródigo, obedece a su querencia por el recio bolchevismo de dacha y caviar.

Más sorprendente aún es la coincidencia en la prudente admonición de Felipe González. El expresidente, aunque fuera un torpe terrorista, siempre fue un buen socialista y, como tal, odiaba a los comunistas. De modo que nunca se permitió apoyarse en ellos para gobernar, a pesar de que el precio que tuvo que pagar a los nacionalistas catalanes y vascos fue mucho más elevado del que hubieran exigido un Santiago Carrillo, al principio, o un Julio Anguita, al final. Que ahora dé consejos que para él no tuvo ha de tener alguna explicación. No sirve la que vale para Zapatero porque González no puede estar más enfrentado al régimen de Maduro. Tampoco puede ser la misma de Cebrián porque al sevillano nunca le gustó la URSS. Es verdad que les vendió lo de "OTAN, de entrada no", pero lo que cobró, entre otras cosas, fue que el Politburó le cortara la financiación a Carrillo, que de todas maneras andaba eurodescarriado. ¿Qué será lo que ahora le atenaza? A lo mejor no es miedo y lo que pretende el tontiastuto es que Iglesias se confíe en la creencia de que hay una oportunidad real de que le den un ministerio y deje pasar el tiempo sin ceder al gratis total, que es su única verdadera opción. Cuando vaya a darse cuenta de que los Reyes son los padres, ya estarán convocadas las elecciones en las que el comunista perderá una decena de escaños. A lo mejor el gatazo todavía se da maña cazando ratones.

EVENTO EN VISTALEGRE
Vox ante unas posibles nuevas elecciones: «Vamos en ascenso libre»
Redacción. España Gaceta.es 11 Septiembre 2019

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha destacado este martes que si finalmente se repiten las elecciones, su partido las afrontará «sin miedo» porque va «en ascenso libre».

Con estas palabras se ha pronunciado en los pasillos del Congreso para referirse a unos hipotéticos comicios generales el 10 de noviembre, que es cuando se celebrarían si no hay acuerdo de investidura antes del 23 de septiembre, el día en que acaba el plazo de dos meses que da la Constitución para que lo haya si fracasa un primer intento.

Es lo que ocurrió en julio entre PSOE y Unidas Podemos y es la sensación dominante ahora tras fracasar una nueva reunión entre los equipos negociadores de ambos partidos.

Espinosa ha reconocido que sigue pensando que al final habrá acuerdo, pero también que si éste no se produce y llega el escenario electoral, Vox podría dar «la sorpresa».

Ha puesto como ejemplo el éxito que a su juicio está teniendo la organización del gran acto que han convocado para octubre en la plaza de Vistalegre, en Madrid, ya que este mismo martes han comenzado a poner en venta las entradas y «se han agotado en cuestión de horas». El evento se llamará «Vistalegre Plus Ultra», ha dicho.

El portavoz de Vox en el Congreso ha rechazado concurrir en esas elecciones bajo la marca «España Suma» que está patrocinando el PP; ha dicho que es «una trampa» de este partido por cuanto sus siglas están «quemadas».

En respuesta a una pregunta sobre si el líder del PP, Pablo Casado, ha llamado o se ha reunido con su homólogo en Vox, Santiago Abascal, para esa posible alianza, ha afirmado: «No me consta, pero me atrevo a decir que no».

Igualmente, ha confirmado que nadie del grupo popular en el Congreso se ha puesto en contacto con el suyo para que alguien de la formación de Vox acuda al acto por la defensa de la Constitución organizado el jueves en el Congreso.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La verdadera derrota de los separatistas

José García Domínguez  Libertad Digital 11 Septiembre 2019

El catalanismo, el nacionalismo y el independentismo, que como los personajes del misterio de la Santísima Trinidad también resultan ser uno y trino a la vez, celebra una derrota cada 11 de septiembre con, es sabido, gran alboroto callejero y creciente presencia de añejos, rudos y pintorescos visitantes comarcales en las aceras de Barcelona, algunos subidos a sus propios tractores. Una gran derrota histórica, la suya, que sin embargo no aconteció hace tres siglos, tal como pregona la mitología oficial, sino hace apenas unos cuarenta años. Porque la suprema derrota, la llamada a ser definitiva, del catalanismo es un acontecimiento crepuscular del que hemos podido ser testigos directos los habitantes de la plaza que aún estamos vivos en el tiempo presente. Y es que el independentismo catalán ha perdido la batalla decisiva no en medio del fragor, a veces épico, de la lucha política, sino en el siempre rutinario aburrimiento de los pupitres escolares. La batalla crítica, esa en la que ellos y nosotros nos jugábamos el futuro, era la que se estaba desarrollando intramuros de los colegios y escuelas de la demarcación desde que PP y PSOE, González y Aznar, ambos con miopía aguda digna de mejor causa, entregaron la red de instrucción pública a los predicadores separatistas.

Porque no es cierto que haya habido un proceso de lenta y creciente radicalización de las élites catalanistas a lo largo de las cuatro décadas últimas, otra gran mentira coral, que desembocó en el 1 de Octubre. No ha habido ninguna radicalización durante todo ese tiempo por la muy simple razón de que los catalanistas siempre han pensado y pretendido lo mismo. Tan independentistas e íntimamente desleales a España eran en los albores primeros de la Transición como ahora mismo. Exactamente igual. La única diferencia es que hace cuarenta años sabían que aún tenían que disimular. Por aquel entonces tenían que ocultar sus cartas con sumo cuidado, dado que eran muy conscientes, siempre lo han sido, de su crítica debilidad demográfica. Los catalanes puros, o sea ellos, se sabían pocos. Demasiado pocos como para intentar nada en serio durante el último tercio del siglo XX. De ahí la gran idea estratégica pujoliana: apoderarse de todos los resortes del sistema educativo y utilizarlo con decisión férrea e implacable con el fin último de nacionalizar en el plazo de una generación a los descendientes de la inmigración interna de los sesenta. La lengua, de sobra es conocido, sería el caballo de Troya que hiciera factible ese vasta obra de colonización de las mentes alógenas.

Pero la gran idea del patriarca falló. Falló estrepitosamente. La prueba palmaria de que falló, tan dolorosa para ellos, es que la presencia de castellanoparlantes de origen en la romería de la Diada resulta estadísticamente insignificante, despreciable de hecho, desde el muy preciso instante en que dejaron de ocultar su propósito rupturista. Ahora ya lo sabemos: la lealtad nacional se inculca en la intimidad de las cuatro paredes del hogar familiar. Solo entre las cuatro paredes del hogar familiar. La escuela, la prensa y los otros mil canales de la propaganda política pueden, sí, reforzarla cuando ya existe, pero nada más que reforzarla. Es la suprema lección del procés. Cuarenta años de obsesivo adoctrinamiento nacionalista en las aulas no han servido para nada en el caso de esa mitad de la población local cuyas raíces familiares carecen de impregnación con la tradición histórica catalanista. He ahí su verdadera gran derrota, no el cuento chino de 1714.

La socialista Chivite sigue profanando la sangre de sus compañeros asesinados
OKDIARIO 11 Septiembre 2019

Que el socialismo parece dispuesto a vender navarra al nacionalismo vasco parece una evidencia. Que Geroa Bai y EH Bildu van a cobrarse muy caro su apoyo a la investidura de la socialista María Chivite como presidenta del Gobierno foral, también. No se trata de meras suposiciones ni de juicios de valor sin fundamento, sino la constatación de que los últimos movimientos van irremediablemente en esa dirección.

El PSOE va a utilizar Navarra como moneda de cambio, un siniestro intercambio de cromos que es la gran baza que estaban esperando PNV y Bildu para lograr su histórica aspiración de controlar, como primer paso previo a la anexión, el territorio vecino, cuna de españolidad y dique de contención de la recurrente estrategia expansionista del nacionalismo vasco.

Después de "regalar" Huarte a EH Bildu, el PSOE acaba de entregar a separatistas y proetarras el control parlamentario de los fondos locales, claves para hacer y deshacer a su antojo e impulsar su estrategia de "euskaldunización"de Navarra. Geroa Bai controlará las comisiones de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Paisajísticos, Desarrollo Económico y Empresarial y Economía y Hacienda. Es cierto que el denominado Mapa Local Navarro –toda una reforma de la administración local foral que dispara el poder de los proetarras– depende orgánicamente de un consejero socialista, pero no lo es menos que Geroa Bai cuenta con capacidad de maniobra suficiente para apuntalar su proyecto anexionista.

El hecho de que EH Bildu haya puesto, por otra parte, la vista sobre el control municipal de Navarra para transformar el entero esquema administrativo significará que utilizará su poder comarcal para controlar e imponer modelos educativos en el ciclo de cero a tres años y plantear la obligatoriedad del euskera en toda Navarra.

En definitiva, separatistas y proetarras huelen la debilidad del socialismo, al que han convertido en rehén de sus aspiraciones. Han nombrado a María Chivite presidenta y van a cobrarse, una a una, la pieza. Navarra, más que nunca, está en peligro.

PSN: rehén y cómplice
Juan Ángel Soto okdiario 11 Septiembre 2019

Hace un mes, señalaba en ‘El delirio de Chivite‘ que los españoles harían bien en no olvidar que la presidenta de Navarra gobernará esta comunidad gracias a Bildu, tal y como ellos mismos se encargaron de recordarle. La última manifestación del sometimiento del PSN al nacionalismo ha sido su reciente respaldo a este partido, a Geroa Bai y a Podemos en su oposición a los recursos presentados por PP, Ciudadanos y Vox ante el Tribunal Constitucional (TC) con motivo de la Ley de Abusos Policiales, que fueron admitidos el pasado viernes.

Esta ley permite a una suerte de tribunal político determinar, sin intervención de un juez, que alguien es bien víctima, bien torturador, y en caso de que considere que se trata de lo primero, concederle una reparación económica significativa. Es decir, habilita a los socios de Gobierno de Chivite, de demostrada afinidad al terrorismo de ETA, para acusar de forma absolutamente arbitraria a quienes velan por el mantenimiento del Estado de derecho en la Comunidad Foral.

Esta ley es muy similar a otra que el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional el año pasado por no cumplir con las garantías procesales que marca la Carta Magna. Por ello, no resulta extraño que se hayan aceptado los recursos presentados contra ella. Una aceptación que, a los ojos de Chivite y sus compañeros en el Ejecutivo, constituye un ataque contra el autogobierno y una estratagema “para ganar en los tribunales lo que no han conseguido en este Parlamento”, como señaló la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz.

No sorprende que Podemos, Bildu y Geroa Bai se alineen en contra del bloque constitucionalista en este punto. De nuevo, lo verdaderamente remarcable es la actitud del PSN —y, por supuesto, el refrendo del PSOE. Y es que, actuaciones como esta no dejan sino dos posibilidades que la expliquen. La primera, que el sentido agradecimiento del PSN a EH Bildu por haber contribuido a la investidura de Chivite se enmarque en la deriva ideológica del PSN hacia una euskaldunización de Navarra. La segunda hipótesis —que va ganando enteros cada día que Sánchez pasa en La Moncloa en esta pantomima a la que llamamos Gobierno en funciones— consiste, sencillamente, en que el gesto del PSN haya venido motivado por una cuestión meramente instrumental: mantener la concordia en una comunidad que aspira a gobernar. En otras palabras, podemos hallarnos ante un PSN aquejado de un preocupante síndrome de Estocolmo, o ante maniobras que constituyen el pago —o el primero de muchos— de un rescate que puede salir carísimo a los navarros y a los españoles en general.

Tanto la primera como la segunda posibilidad explican por qué el PSN respalda ahora una ley que no apoyó en marzo y que, como se ha señalado antes, vuelve sobre los pasos de una norma anterior ya declarada inconstitucional. En realidad, ambas opciones se tratan de las dos caras de una misma moneda. Si la deriva ideológica es real, la oposición a la Constitución Española resulta evidente. Pero si estamos ante el último ejemplo de utilitarismo sanchista, en el contexto de esta polémica también supondría un acto profundamente inconstitucional. Mucho me temo que el aconstitucionalismo en el que pretenden navegar Sánchez o Chivite no existe. O se es constitucionalista o anticonstitucionalista. Y el PSOE nunca debería haber desertado de lo primero.

Juan Ángel Soto, director de Civismo

La desvergüenza del PSOE con los herederos de Batasuna y de ETA
EDITORIAL ESdiario 11 Septiembre 2019

El PSOE de Navarra se ha aliado con Bildu y Geroa Bai para rechazar sumarse a un recurso de los partidos constitucionales contra la repugnante ley vasca que, en síntesis, equipara el terrorismo a los abusos policiales y acaba dando el mismo estatus a los verdugos que a las víctimas.

Es harto probable que el Tribunal Constitucional acabe anulando total o parcialmente ese engendro del PNV que blanquea a ETA, entrega una especie de razón a los asesinos y reescribe la historia para falsearla, al dibujar un inexistente enfrentamiento entre iguales que generaron sufrimiento en ambos lados.

Esa lectura no solo es falsa e indecente, sino también peligrosa a futuro: lejos de sentir vergüenza, las futuras generaciones abertzales se sentirán orgullosas de sus antecesores, hasta el punto de querer emularlos de nuevo si se dan las circunstancias.

La desvergüenza de Chivite solo es comparable al bochorno de Ferraz, cómplice necesario del pacto entre el PSN y Bildu

Pero que el nacionalismo haga eso no es nuevo ni sorprende. Lo sonrojante es que lo suscriba el PSOE navarro y lo tolere su central nacional, en la segunda concesión visible y ostentosa en pago al respaldo de Bildu a la presidenta Chivite, que solo ha alcanzado el puesto gracias a la abstención de la nueva Batasuna.

¿Merece tanto la pena alcanzar el poder a costa de legitimar a quienes, entre tantos otros, asesinaron a unos cuantos miembros del propio PSOE? ¿Cómo se puede poner en el mismo plano el dolor que aún causa ETA con los eventuales excesos cometidos en la lucha antiterrorista, por lo demás perseguidos, juzgados e incluso sentenciados por el Estado de Derecho?

La desvergüenza de Chivite solo es comparable al bochorno de Ferraz, cómplice necesario del pacto tácito entre el PSN y Bildu y ahora espectador silencioso de las lamentables consecuencias que tiene: mirar para otro lado o aliarse con quienes quieren presentarse como héroes siendo en realidad unos crueles asesinos.

Los socios separatistas de la socialista Chivite piden ya la implantación del euskera en toda Navarra
Carlos Cuesta okdiario 11 Septiembre 2019

Geroa Bai y EH Bildu han exigido ya al Gobierno socialista de Navarra encabezado por María Chivite la implantación plena del euskera en toda la comunidad foral. La voz cantante la ha llevado Ana Ollo, la consejera impuesta por los separatistas navarros al frente de la cartera de Relaciones Ciudadanas. La exigencia es categórica: acabar con la “zonificación” del euskera en Navarra. Traducido: que en toda la región se produzca la invasión escolar del vascuence así como la obligatoriedad de asistir a los ciudadanos y realizar todos los trámites administrativos en la lengua del País Vasco.

Esta medida supondría, para empezar, un aumento exponencial del destino de fondos públicos a esta política y, además, la entrada de todo un potente contingente de vascoparlantes en la Administración Navarra.

Las posibilidades de Chivite de negarse a esta exigencia son mínimas. Los separatistas de Geroa Bai -marca blanca del PNV en Navarra- y los proetarras de EH Bildu conforman un bloque necesario para la gobernabilidad de la socialista. Sin ellos, la legislatura estará muerta nada más empezar. Una realidad que conoce perfectamente el partido de Pedro Sánchez en Navarra.

El Gobierno socio-separatista de Navarra con el apoyo de los proetarras está arrancando. Pero, de hecho, el esquema político está ya definido y pactado. Una parte decisiva para los separatistas de Geroa Bai –formación que lleva en su ADN al PNV– es la inmersión lingüística de Navarra en el Euskera. La quieren a toda costa. EH Bildu les respalda y Podemos exactamente igual. El Gobierno de María Chivite ya ha aceptado negociar el plan de impulso radical al euskera.

Negociación con Geroa Bai
Geroa Bai ha exigido ya -y Chivite ha aceptado sentarse a negociar- distintas medidas: la primera, garantizar el derecho de la ciudadanía a elegir “cualquiera de las dos lenguas propias de Navarra en las administraciones públicas”, en referencia al castellano y el euskera, pese a ser esta la lengua vasca.
En segundo lugar, garantizar el acceso “a la enseñanza en euskera y del euskera” a cualquier alumno que lo solicite.

En tercer lugar, impulsar “el uso del euskera en la vida social”, lo que conlleva toda una campaña de lanzamiento con su correspondiente presupuesto. El derecho a reclamar el euskera quedará blindado, además, por una nueva Ley Foral. Y ello implicará que la actual “zonificación con criterios restrictivos” pasará a mejor vida: todas las zonas de Navarra, aunque el nivel de penetración del euskera sea nulo, pasarán a contar con los mismos esquemas de impulso de la lengua vasca.

La inmersión en el euskera no será sólo a título particular y en los colegios. También lo será en el ámbito oficial. Para ello se garantizará que la Administración de la Comunidad Foral pueda atender en euskera a la ciudadanía que así lo solicite.

La medida supondrá nuevas promociones de funcionarios con pleno conocimiento del euskera y la planificación de programas de formación en dicha lengua del personal al servicio de las administraciones públicas. Y ello, con especial insistencia en áreas “como la Justicia o la emisión de documentos oficiales como el DNI”.

Todo ello bloqueará el acceso a plazas públicas de aquellos que no tengan conocimiento del euskera. Una maravillosa oportunidad que no desaprovecharán los hombres de Geroa Bai y EH Bildu para colar a sus cuadros políticos en esas posiciones de control de la Administración.

La socialista Chivite acepta que proetarras y Geroa Bai controlen todas las instituciones comarcarles de Navarra
Carlos Cuesta OKDIARIO  11 Septiembre 2019

Chivite asegura que la abstención de Bildu no ha supuesto contraprestación alguna a los proetarras

Las cesiones del Partido Socialista a EH Bildu siguen su ritmo. Tras el acuerdo de abstención para dar el control de Navarra a los separatistas y proetarras, y regalar el Ayuntamiento de Huarte a EH Bildu, la socialista María Chivite acaba de dar el control parlamentario del entorno y las finanzas municipales a los mismos separatistas y proetarras.

Los grupos parlamentarios de PSN y Geroa Bai se han repartido este martes las presidencias de las comisiones en el legislativo foral. Y EH Bildu se ha hecho, gracias al partido de Pedro Sánchez, con la inmensa mayoría de las secretarías. Un esquema que se complementa con el control por parte de la separatista Geroa Bai de las comisiones clave en el control del entorno local.

Han sido en total nueve las comisiones constituidas: cuatro serán presididas por PSN; tres por Geroa Bai y sólo una por Navarra Suma, la fuerza constitucionalista que ha conseguido más votos en la comunidad foral y que agrupa a UPN, PP y C’s.

Control de los fondos públicos
Pero la clave radica en que Geroa Bai controla las comisiones de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Paisajísticos; Desarrollo Económico y Empresarial; y Economía y Hacienda. Algo que le confiere el control pleno sobre las reformas y el seguimiento de los fondos públicos de los Consistorios. Las mesas además cuentan con toda una lista de secretarios, de los cuáles seis van a los proetarras, uno a Podemos y otro al PSN.

Hay que tener en cuenta que además la propia Consejería de Ordenación Territorial está ya bajo control de Geroa Bai. Y aunque en el impulso del denominado como Mapa Local Navarro -toda una reforma de la administración local foral que dispara el poder de los proetarras- ha quedado en manos de un consejero socialista, lo cierto es que desde la consejería de los separatistas podrán impulsar cambios.

Y esta es la clave de lo que está ocurriendo. EH Bildu ha puesto la vista sobre el control municipal de Navarra. La formación proetarra sabe que la socialista y presenta Navarra María Chivite depende de ella y de Geroa Bai y quiere, gracias a ese poder, transformar el control municipal en la Comunidad Foral con una norma que depende en estos momentos del bloqueo o permiso del Gobierno de Pedro Sánchez. Una norma que da buena parte del poder local a EH Bildu.

Mapa Local
Se trata concretamente del denominado Mapa Local, más conocido como Ley Araiz ya que su autoría corresponde a Adolfo Araiz, diputado de la formación proetarra. Si se lleva a cabo este cambio legislativo se permitiría a EH Bildu, entre otras cosas, garantizar el avance del euskera en la práctica totalidad de Navarra o controlar servicios básicos en municipios donde no han ganado las elecciones.

Esa ley, la llevada a cabo por Araiz, pretende alterar el poder municipal trastocando todo el esquema administrativo local de esta comunidad y lo quiere hacer por medio de 12 nuevas comarcas que sustituyen al esquema clásico. Hasta ahora Navarra ha estado dividida en 65 mancomunidades, lo que confería más poder a cada uno de los ayuntamientos a causa del fraccionamiento.

La agrupación en 12 comarcas, diseñadas según los criterios de Araiz, haría que muchas de esas áreas fuesen controladas en cuanto a sus servicios básicos por los hombres de EH Bildu. Es por ello, que la norma es muy relevante porque traslada a las comarcas competencias que hasta ahora eran municipales. La citada normativa, si se aplicara definitivamente, permitiría a estas comarcas controlar e imponer modelos educativos en el ciclo de cero a tres años y plantearía la obligatoriedad del euskera en toda Navarra. Y, además, incluiría un nuevo modelo de financiación que no mejora, ni garantiza los servicios básicos, provocando que muchos de éstos tengan que ser financiados por las comarcas, justo el organismo en el que gana poder EH Bildu.

El día de la marmota catalana
Jorge Trías Sagnier ABC 11 Septiembre 2019

El 11 de septiembre, como todos los años desde 1976, ocurrirá lo mismo que todos los años: Los partidos y asociaciones nacionalistas depositarán una ofrenda floral en el monumento a Rafael de Casanovas que, sosteniendo el mástil de la bandera, cae herido al final de la guerra de sucesión en 1714 poco antes de que las tropas de Felipe V vuelven a entrar en la ciudad de Barcelona.

Pero este no es el tema. Hoy este 11 de septiembre marcará, nuevamente, el inicio de la confrontación anual con el Estado y en esta ocasión servirá de plataforma de ensayo para cuando se haga pública la sentencia y comience el festival de protestas por las presumibles condenas de quienes llevan casi dos años encarcelados o fugados. Los antaño terroristas, algunos de ellos condenados a más de treinta años de prisión, se retratarán con los Torra, los Puigdemont, los Junqueras y demás ralea; y veremos a los Carles Sastre y al tal Bentanach, que participó en el secuestro y tiroteo de Jiménez Losantos, pasearse por las instituciones como Pedro por su casa. Porque lo cierto es que ahora las instituciones catalanas se han convertido en su casa. Y es posible que más de un obispo o arzobispo clame también contra la «injusticia» por mantener a tan «buenas personas», alguno ferviente católico, en la cárcel. Los discípulos de Batista i Roca, ese antropólogo empeñado en resucitar la «raça catalana» y del arzobispo Pont i Gol, son quienes inspiran hoy el catalanismo, tanto el laico como el de inspiración católica. Pero de aquellos a los que asesinó, secuestró y disparó el independentismo catalán y de los que la Iglesia se olvidó y las instituciones despreciaron, no se acuerda nadie.

Carles Sastre, hoy secretario general del sindicato de la CUP y calificado como «preso político» por TV3, fue quien puso la bomba en el pecho a José María Bultó que, al explotarle, lo dejó descuartizado. Y no satisfecho con esa hazaña, al haberse beneficiado de la Ley de Amnistía, también participó en el asesinato del matrimonio Viola por el mismo método. Una de las hijas de Viola tuvo que reconocer el cadáver de su padre decapitado. Cuando Torra accedió a la presidencia de la Generalitat, sin embargo, no tuvo inconveniente en fotografiarse junto al terrorista saludándole afablemente. Anteriormente, el tal Sastre ya había aparecido retratado junto a Artur Mas y a quienes habían suscrito el Pacto por el Referéndum. Estos terroristas, ahora denominados «patriotes catalans», procedían de un grupo que se denominó Epoca (Exercit Popular de Catalunya) que se había inventado un personaje llamado Martínez Vendrell inspirándose en ideas de Batista i Roca al que Pujol le otorgó la Creu de Sant Jordi. Este antropólogo, que suscribió el manifiesto «per la conservació de la raça catalana» en 1934, fue uno de los fundadores del escultismo catalán y de los «minyons de muntanya». Martínez Vendrell, que pasaba por ser experto en explosivos, junto a otros personajes como Montserrat i Sangrá o Fredi Bentanachs, que salió el otro día fotografiado en estas páginas junto a su socio Puigdemont, son los que, procedentes de este fantasmagórico y criminal «exercit» fundaron Terre Lliure, el grupo terrorista catalán organizador de los crímenes de Bultó, del matrimonio Viola y del secuestro y tiroteo del periodista Jiménez Losantos. Ahora se han reconvertido en las autodenominadas CDR con apoyo institucional de la Generalitat y mediático de TV3.

Y lo más increíble del asunto es que cuentan con el apoyo de una buena parte del clero catalán con el peregrino argumento de que el independentismo, los lazos amarillos o las partidistas esteladas es lo que quieren una buena parte de catalanes. ¿Cómo ellos, los «pastores», van a recriminar esas ideas a sus ovejas? Incluso van más allá: ¿Por qué no colocar esos símbolos en los campanarios o en las fachadas de las iglesias? El nuevo arzobispo de Tarragona, Planellas, reivindica la figura del «gran Pont i Gol», ese arzobispo que se autoproclamaba «Primat de las Espanyas», como si ese titulo existiera. Este «gran» arzobispo fue el arquetipo de la doble moral, del mirar hacia otro lado y de justificar, al fin y al cabo, con su silencio, los más aberrantes crímenes del independentismo catalán. El horrendo asesinato de Bultó lo convirtió el arzobispo en un «doloros afer» (doloroso asunto) y no tuvo vergüenza en firmar un documento en favor de uno de los implicados en el crimen, Lluís Montserrat i Sangra, por ser la madre de éste de la misma villa natal, Bellpuig, del arzobispo y conocerla desde la infancia. Al fin y al cabo, el «gran» Pont i Gol tenía una «vella i profunda amistat amb la seva familia» (la del terrorista). El hijo de Bultó, Manuel, tuvo que escribir al Papa, entonces Juan Pablo II, quejándose del trato recibido ya que, entre otras cosas, alguno de los terroristas gozó de protección en el monasterio de Montserrat para huir de la acción de la Justicia en tiempos en el entonces abad, Casiá Just, que no escondía su simpatía y adhesión a la Esquerra Republicana de Catalunya. El Santo Padre sí otorgó protección a la familia Bultó y en su visita relámpago a Montserrat le dio al Abad una dura reprimenda.

Hoy, la ciudad de Barcelona será invadida por toda esa gente, ancianos y jubilados en su gran mayoría, con sus símbolos estelados y sus lacitos amarillos, calzados con sandalias de suela gore-tex, y todos con sus pensiones y jubilaciones bien provistas. Llegarán en autocares fletados por el «Òmnium», la ANC (Assemblea Nacional Catalana) o, incluso, por los propios ayuntamientos. En su mayoría dinero público. Al fin y al cabo es su fiesta anual, la fiesta que se organiza en Cataluña cada año, como el día de la marmota, para pedir la independencia, desde que Mas, el hijo político de Pujol, disparó el pistoletazo de salida cuando su maestro, junto a todos su hijos y su mujer, fueron imputados por corrupción masiva. Antes de convertirse en la fiesta independentista, el 11 de septiembre ya era la fiesta del nacionalismo catalán, que recibía con pitos, protestas y piedras a los tímidos populares que, de forma vergonzante, pretendían colocar flores a Casanovas.

Es de tal calibre la estupidez que nos rodea que hay una asociación denominada «Nova Història», liderada por un ignorante llamado Bilbony, amiguete de Junqueras, que pretende que Colón, Santa Teresa, Shakespeare, Hernán Cortés, Erasmo o Copérnico eran catalanes. Así se escribe la historia en buena parte de Cataluña. Fukuyama, en su nuevo ensayo «Identidad» se refiere al «thymós» o esa parte del alma que busca el reconocimiento. Ese «orgullo» con el que se forjan, para bien o para mal, los sentimientos nacionales. Mal asunto en Cataluña mientras sigamos celebrando el 11 de septiembre de 1714, una derrota sin paliativos.
==========================
Jorge Trias Sagnier es Abogado y escritor

Un día nacional para Cataluña
HENRY KAMNEN El Mundo 11 Septiembre 2019

El autor señala cómo los dirigentes de la Generalitat, a los que califica como los verdaderos enemigos de la Diada, han utilizado la falsificación de la Historia para construir un relato falso e imponer un sistema anti democrático

La primera ley aprobada por el nuevo Parlamento regional de Cataluña en 1980, bajo la presidencia de Jordi Pujol, fue un decreto del 12 de junio estableciendo el día 11 de septiembre como la Diada de los catalanes. El texto en el que se sustentaba la ley afirmaba que la propuesta "conmemora la triste memoria de la pérdida de nuestras libertades el 11 de septiembre de 1714, y la protesta y resistencia activa contra la opresión". Por desgracia, fue un error mayúsculo escoger esa fecha. En realidad, la rendición de Barcelona al ejército borbónico ocurrió, según el duque de Berwick, no el día 11, sino poco después del mediodía del 12 de septiembre. Cuando el historiador republicano Salvador Sanpere i Miquel publicó posteriormente en 1905 una historia detallada del asedio de Barcelona, según él el día crucial, el día que "significaba la muerte de la nación catalana", no era el 11 sino el 15 de septiembre, cuando la ciudad entregó sus banderas al nuevo gobernador de la ciudad.

Sanpere i Miquel tenía un objetivo claro: especificar el momento de la muerte para proclamar después el renacimiento de la nación. Sin embargo, el error cometido en 1980 sobre la fecha de la Diada fue agravado por algunos escritores posteriores cuyo propósito era crear un mito nacionalista sobre los acontecimientos del año 1714. El resultado es que ahora se ha desarrollado una corriente de pseudo-información dedicada no al renacimiento de la nación sino a una distorsión insensible de la historia, cultura y política de la misma. Este flujo, promovido con entusiasmo por ejemplo por TV3 de Cataluña, está financiado activamente por el liderazgo actual de la Generalitat. La situación obviamente afecta a la forma en que vemos el contexto político de la Diada.

Hoy nos encontramos en una encrucijada en el desarrollo de la nación catalana, cuando quienes dicen amarla deben tomar una decisión sobre su futuro. ¿Puede la Diada, cuya celebración podemos aceptar como el 11 de septiembre, ofrecer alguna esperanza para el renacimiento de la nación que pasó por las tribulaciones del año 1714? ¿Se pueden resolver los errores del año 2017, que ahora esperan su evaluación en el veredicto del procés, como parte de un progreso hacia una Cataluña tranquila y próspera? El problema es que hay grupos que no ven errores en el pasado y que están decididos a repetir esos errores en el futuro. En muchos lugares públicos de Cataluña, hoy hay enormes carteles que proclaman con orgullo: Tornarem a fer-ho (Volveremos a hacerlo). Quienes promueven este punto de vista son, podemos estar seguros, los enemigos de la Diada.

Seamos claros acerca de quiénes son los enemigos de una nación democrática. Son, en primer lugar, aquellos que desean subvertir sus tradiciones políticas al negarse a celebrar elecciones libres y al mismo tiempo afirmar que el 80% de la población los apoya. Una consellera de la Generalitat ha proclamado esta semana que no necesitan elecciones porque ya tienen mayoría. El presidente de la Generalitat afirma actualmente que aunque no haya ni elecciones ni referéndum el único objetivo es la independencia, que puede proclamarse sin necesidad de consultar los deseos democráticos de la mayoría de la población.

Los enemigos, en otras palabras, no respetan la vida política de la nación. Hace dos años, bajo el liderazgo de la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, los líderes separatistas proclamaron y aprobaron formalmente una declaración de una república independiente. Esto inmediatamente dio esperanza a los separatistas entre la población. Pocos días después, sin embargo, Forcadell y otros participantes declararon que todo el proceso había sido simbólico y que de hecho no se pretendía ni se declaraba la independencia. ¿Esto mostró algún respeto por el proceso político? Evidentemente no.

Los enemigos de la nación, efectivamente, son aquellos que no respetan su pasado. Han distorsionado y tergiversado sistemáticamente todos los aspectos relevantes de la historia de Cataluña. Un producto típico de la falsificación es la rehabilitación en Barcelona del Born, una obra que costó más de 90 millones de euros y está dedicada a falsificar los eventos del asedio de la ciudad en 1714. El intento de eliminar la presencia de los Reyes Católicos de los libros de texto escolares en Cataluña es otro claro ejemplo de falta de respeto por el pasado de la nación. Durante el reinado de los Reyes Católicos hubo en realidad profundos avances en la cooperación de las dos coronas (de Castilla y de Aragón) en todos los ámbitos principales: en la larga campaña de conquista de Granada, en la idea de instituir una política religiosa común, o en una política militar conjunta en Italia. Fue una experiencia de colaboración sin precedentes en la Europa de aquel tiempo. La Generalitat, sin embargo, hace tiempo que perdió interés en lo que realmente sucedió en el pasado de la nación.

Los enemigos de la nación hoy son aquellos que se atrincheran en la ilegalidad desafiando las leyes que ellos mismos deben observar. El presidente de la Generalitat ha declarado que si el veredicto del procés en Madrid va en contra de los acusados, sus partidarios iniciarán una campaña de "desobediencia civil persistente" y de "movilización constante y perseverante". Si seguimos la evidencia de lo que ya sucedió durante los últimos dos años, "desobediencia" significa una campaña sostenida para "parar Cataluña", es decir, para desestabilizar el país. El objetivo sería paralizar, de un día para otro, secciones importantes de transporte por carretera y ferrocarril, movimiento de taxis, autobuses y aviación, funcionamiento de la educación escolar y tiendas públicas. Esta destrucción deliberada de toda la vida pública normal en la región, por supuesto, no es desobediencia civil; es terrorismo público perpetrado no por la población sino por el propio gobierno de la Generalitat.

Los enemigos de la nación son, finalmente, aquellos que dividen a la sociedad civil provocando tensiones y violencia, organizando manifestaciones masivas y subvirtiendo la tranquilidad de las familias y amigos. Hay poca necesidad de entrar en detalles sobre la violencia que la no violencia de los separatistas ha provocado en todas partes de la sociedad catalana. Hay amplia evidencia, como lo han demostrado los registros de vídeo. Hemos visto masas de jóvenes burlándose de la policía, desafiándolos a atacar, con gritos de "Som gent de pau!" (¡Somos personas de paz!). El hecho de que los separatistas no tenían armas era parte de la estrategia. Es la confrontación (actitudes de agresión, de histeria colectiva, de furia ideológica, de simple odio de la multitud) lo que ha sido la fuerza impulsora.

El inminente veredicto del procés ofrece a los catalanes la oportunidad de celebrar una Diada que proclamará la paz civil entre la población y la salud democrática entre los que participan en la política. Como ha expresado esta semana el ex presidente de la Generalitat, José Montilla, la Diada debe expresar "la unidad del país, en toda su pluralidad". Sin embargo, la abierta amenaza de algunos políticos separatistas de que las masas imitarán a los estudiantes de Hong Kong e iniciarán una rebelión contra sus opresores, ofrece pocas esperanzas de mejorar las actitudes de algunos que actualmente gobiernan los destinos del pueblo catalán.

Henry Kamen es historiador británico; entre sus libros está España y Cataluña. Historia de una pasión (La Esfera de Libros, 2014).

El negocio de vivir del separatismo: sin dinero público no habría independentistas
Ni diputados ni senadores independentistas rehúsan a seguir cobrando de los contribuyentes españoles. Llegan a percibir casi 5.000 euros mensuales.
Elena Berberana  Libertad Digital 11 Septiembre 2019

Las declaraciones de independencia en Cataluña se suceden día sí, día también. Los políticos separatistas irradian rebeldía institucional en plena Diada. De España no quieren nada, excepto su dinero. Los 15 diputados del Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana-Sobiranistes no renuncian a las nóminas procedentes de su odiada España. Acabáramos. Tampoco lo hacen los 7 diputados del PDeCat. Ni, por supuesto, los senadores separatistas, 17 entre JuntxCat (4) y el partido de Gabriel Rufián (13).

Vivir del separatismo es un negocio muy rentable. El estatus económico y el tren de vida del que disfrutan los nacionalistas a cargo del contribuyente español es digno de admirar. En nuestro país ir contra la Constitución es garantía de éxito. Una empresa asegurada. Veamos.

Casi 5.000 euros mensuales
Recientemente se dio a conocer el sueldo del presidente de Esquerra. Gabriel Rufián cobra más que el propio presidente en funciones de España, Pedro Sánchez, y dicho sea de paso, quintuplica el salario de cualquier contribuyente medio. El diputado independentista ingresó 85.719 euros brutos por su actividad política contra el Reino. Desde ERC adelantaron que nada procede de las arcas del partido por lo que todo sale del Estado español, el mismo Estado al que repudia. Por un lado reivindica la declaración unilateral de independencia y, por detrás, tiende la mano llegando a percibir hasta 3.000 euros más que Sánchez.

En el caso de Rufián, la nómina aumenta por ser portavoz parlamentario. No obstante, sus compañeros independentistas de la Cámara Baja tampoco se pueden quejar. De hecho, a los 14 miembros políticos que abominan de todo lo español, les corresponde una asignación mensual de 2.981,86 euros. Pero, ojo, esto es solo puro maquillaje de base para no cabrear al contribuyente. Es lo que aparentan cobrar pero nada más lejos de la realidad.

A los 2.981,86 euros se añaden eventuales complementos por la función que se les atribuyera (entre 1.847,35 y 739,30 euros más cada mes). A su vez, hay que sumar una indemnización de 1.921,20 euros al mes para cubrir los gastos derivados de la función parlamentaria, según publica la web del Congreso de los Diputados.

Aquí no acaba la cosa. Además se benefician económicamente de ser catalanes. Al no vivir en Madrid se les otorga otros 917, 03 euros mensuales por tener una circunscripción electoral distinta a los diputados de la gran capital. En resumidas cuentas, la nómina de un diputado separatista asciende a 4.903,06 euros mensuales.

Por pura lógica, tal y como pidieron partidos como Ciudadanos, PP o Vox, negar a España es negar también su dinero. Pero quizás la derecha aún no es consciente de que son independentistas pero no son tontos. Y si hay que entrar en el Senado, pues también se entra. Todo sea continuar con el chiringuito abierto y succionando dinero público. Veamos.

Senadores independentistas, otro chollo
JuntxCat, con 4 senadores, y Esquerra, con sus 13 senadores, tienen un salario base asignado de 2813,87 euros mensuales, según el Régimen Económico y Ayudas de los Señores Diputados. Otro de las atribuciones económicas a las que tienen derecho los senadores es la indemnización, al igual que los diputados. En el caso del Senado es de 1.823,86 euros más para los senadores que están fuera de Madrid como los separatistas.

Por si no fuera suficiente para sus señorías anticonstitucionalistas no iban a faltar los complementos. En concepto de representación cobran entre unos 600 y unos 3.000 euros. Además de los gastos de libre disposición, ayudas al transporte público por tierra, mar y aire y dietas por las que pueden cobrar hasta 150 euros al día, jamón ibérico y entrecot de ternera financiados por todos los españoles.

Anticapitalismo de Ipad
Además, y pese a que muchos se declaran anticapitalistas como Rufián, ninguno ha hecho ascos a los Ipad, ordenadores de última generación y smartphone varios con todas las conversaciones pagadas, qué duda cabe.

En cuanto a los políticos encarcelados, tanto Oriol Junqueras, de ERC, como Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, de Junts per Catalunya, las nóminas estaban casi preparadas. Sí, por muy rocambolesco que pudiera parecer, a punto estuvieron de percibir emolumentos del país contra el que han dado un golpe. La Mesa del Congreso suspendió el sueldo de estos diputados por iniciativa impulsada por Vox. Un chasco que no entraba en los planes de los separatistas.

De momento, tanto diputados como senadores del separatismo continúan con su empresa pública. La idea de separarse de España les funciona como hecho insólito. Su financiación y actividad están costeadas por su enemigo, sin duda alguna, un negocio más que redondo. Y es que, sin dinero público, no habría separatistas.

Así marginan el castellano los Bomberos de la Generalitat
Alejandro TerceroCronica Global 11 Septiembre 2019

“Hay un empeño político muy claro para arrinconar el castellano. Es una estrategia de largo recorrido, poco a poco se va marginando hasta que se deje de usar”.

Así denuncia un agente de los Bomberos de la Generalitat la situación lingüística en este cuerpo de emergencias autonómico, en el que --al igual que ocurre en los Mossos d’Esquadra-- se ha ido extendiendo progresivamente el catalán como “lengua hegemónica”.

“Presión implícita”
Sergi --prefiere usar un nombre ficticio por discreción-- insiste en que “todo está hecho un poco al límite para forzar las normas pero sin traspasarlas”. No hay una “imposición directa”, ni “indicaciones explícitas orales o escritas para utilizar un idioma concreto”, pero todo está sutilmente encaminado a que así sea.

¿Cómo? Los eventos oficiales, las comunicaciones internas, las presentaciones, los actos públicos, los materiales para la formación, la inmensa mayoría de las clases presenciales, los cursos online… “todo se realiza únicamente en catalán”, se genera una “presión implícita” con “delicadeza”. El agente señala que han conseguido “crear la percepción de que el castellano es una herencia del Antiguo Régimen”. “Como te sientes en minoría, no te atreves a usar el castellano, te dejas llevar”, añade.

Filtro en las oposiciones
El bombero relata que, con el requisito de acreditar un nivel B2 de catalán, se ha filtrado y se continúa filtrando el acceso al cuerpo, haciendo muy difícil la entrada de personas de fuera de Cataluña.

Sergi considera que lo razonable sería que las lenguas de ámbito autonómico fueran "un mérito pero nunca un requisito” para las oposiciones, como las sentencias judiciales han indicado en varias ocasiones.

Incentivos para usar el catalán
Por otra parte, el agente advierte de que en los procesos de promoción interna de los Bomberos de la Generalitat el dominio del catalán está altamente valorado en la tabla de puntuación, lo que no ocurre con el castellano.

Y, aunque es posible responder en castellano en las entrevistas personales, el ambiente empuja a no hacerlo. En los psicotécnicos verbales, presentes en algunos procesos, las pruebas no siempre han estado disponibles en ambos idiomas. Todo ello supone una desventaja competitiva para aquellos que tienen el español como lengua materna, insiste.

Twitter solo en catalán
La cuenta oficial de Twitter de los Bomberos de la Generalitat --que, con 189.000 seguidores, es el canal de referencia para informarse sobre situaciones de emergencia en Cataluña-- es una buena muestra de cuál es la consideración que este departamento otorga a los catalanes castellanohablantes o a los residentes estacionales no bilingües.

De su análisis se constata que los mensajes se emiten únicamente en catalán. Solo la cuenta de Protección Civil --un servicio que tiene una estrecha relación con los Bomberos-- traduce a otros idiomas los avisos de especial riesgo, pero constituyen una proporción ínfima de los mensajes publicados.

Sin quejas
Interpelados sobre esta cuestión, desde Bomberos se han limitado a admitir a Crónica Global que, salvo “grandes emergencias”, los mensajes se lanzan solo en catalán.

El cuerpo autonómico de emergencias justifica esta discriminación hacia los que tienen como propia la lengua española con el argumento de que no les ha llegado “ninguna queja” en este sentido.

Esto sólo pasaba en la Alemania nazi
OKDIARIO 11 Septiembre 2019

La jefa de Gabinete de la Consejería de Calidad Democrática, Buen Gobierno y Transparencia de la Comunidad valenciana, Aurora Mora, se ha lanzado en las redes sociales a denunciar a una camarera argentina por no atenderla en valenciano. Mora, mano derecha de la consejera podemita Rosa Pérez y directora de comunicación de IU en la región, apunta con aviesas intenciones en su perfil de Twitter el nombre de la tasca "El Botijo", para convertir al establecimiento en el pim- pam- pum de las iras de los radicales de la izquierda populista.

El proceder de la jefa de Gabinete sigue la misma estrategia de estigmatización empleada por los nazis: señalar a una trabajadora y el establecimiento para que, después, sean objeto de una catarata de insultos y de llamamientos al boicot en las redes sociales.

La siniestra y cobarde táctica empleada por Aurora Mora supone una intolerable amenaza que revela el grado de odio, intolerancia y sectarismo que caracteriza a la izquierda radical, capaz incluso de poner en la diana a una trabajadora por no saber valenciano. "Que lo aprenda", subraya en actitud disciplente y déspota la alto cargo, quien en el colmo del sarcasmo se siente víctima de un nuevo caso de "discriminación lingüística".

Que quien así se manifiesta en las redes sociales sea la jefa de Gabinete de la pomposa consejería de Calidad Democrática, Buen Gobierno y Transparencia de la Comunidad de Valencia dice muy poco de la calidad democrática (lo suyo es un pluscuamperfecto ejemplo de totalitarismo), Buen Gobierno (su comentario es la constatación de todo lo contrario) y Transparencia (se esconde en las redes para causar el mayor daño a través de un tuit) de una clase política que exhibe un comportamiento inquietante por lo que rezuma de antidemocrático.

Si el Gobierno tripartito valenciano que preside el socialista Ximo Puig tiene un gramo de dignidad política, Aurora Mora no debería seguir un minuto más en el cargo. Aunque los antecedentes no invitan precisamente al optimismo.

Comunidad Valenciana
Una alto cargo de Ximo Puig denuncia a una camarera por no atenderla en valenciano
OKDIARIO 11 Septiembre 2019

"La camarera me ha dicho: 'No soy valenciana, soy argentina'. Y yo le he contestado que aprenda el valenciano", afirma Aurora Mora, dircom de IU y alto cargo en el Gobierno autonómico del socialista Ximo Puig

Una alto cargo del Gobierno tripartito de la Comunidad Valenciana y dirigente de Izquierda Unida ha denunciado en las redes sociales que la camarera de un restaurante de Valencia no la ha atendido en valenciano. Se trata de Aurora Mora, jefa de gabinete en la Consejería de Calidad democrática, Buen Gobierno y Transparencia del Ejecutivo autonómico, cuya consejera es la podemita Rosa Pérez. También es directora de comunicación de IU en la región. Así lo asegura en su perfil de Twitter.

"Nuevo caso de discriminación lingüística en Valencia. Me han dicho que soy una maleducada para pedir un café solo con sacarina y una tostada de jamón dulce. Y encima, se niegan a darnos el libro de reclamaciones", afirma Auroa Mora en un mensaje publicado en Twitter.

En otro mensaje, el alto cargo de la Generalitat valenciana del socialista Ximo Puig revela que la camarera que la había atendido no lo había hecho en valenciano por ser argentina y no dominar ese idioma. "La camarera me ha dicho: ‘No soy valenciana, soy argentina’. Y yo le he contestado que aprenda el valenciano", señala en otro tuit.

"No atendíais a razones"
Esta denuncia de Aurora Mora ha generado multitud de críticas en las redes sociales, entre ellas la de Eduardo Martín, empleado de la Tasca El Botijo, el local donde ocurrieron los hechos. "Me sabe mal que se utilice el nombre de un local para hacer reivindicaciones políticas. Tasca el Botijo es un lugar común para gente de todas las ideologías, lenguas y nacionalidades y centenares de clientes valencianos y valencianoparlantes nos avalan", destaca este empleado en un comunicado colgado en su Twitter.

"Sobre la reclamación: La camarera es argentina y atendió en castellano, lengua que todavía es cooficial en Valencia y al no entenderos le habéis increpado. En cambio, ella no os ha llamado maleducados en ningún momento", revela Martín en la misma nota. "No obstante, fue a buscar a otra camarera que sí hablaba valenciano. Vosotros ya no atendíais a razones y habéis pedido la hoja de reclamaciones. Lo que prueba que estabais más interesados en el conflicto que en merendar", añade.


Recortes de Prensa   Página Inicial