AGLI Recortes de Prensa   Martes 29 Octubre  2019

Exhumado Franco, Sánchez pierde la Memoria
OKDIARIO 29 Octubre 2019

Pedro Sánchez  pretende que los familiares de las víctimas de la Guerra Civil que se encuentran en los osarios del Valle de los Caídos reclamen privadamente el traslado de sus tumbas. Y, con ese fin, pretende dotar una partida presupuestaria de 10 millones de euros. Trata de que los ecos de la exhumación de Franco no se agoten, pero asume la imposibilidad de identificar buena parte de las tumbas. Por eso prefiere traspasar la responsabilidad de la búsqueda de los restos mortales a las familias.

Por decirlo de una manera más clara: Sánchez repartirá 10 millones de euros para desatenderse de su compromiso de materializar el traslado. Es, sin duda, mucho más cómodo. La Justicia ha determinado que sólo se podrán exhumar aquellas tumbas perfectamente identificadas, únicamente aquellas en que se sepa exactamente que los restos que se sacan de la fosa son efectivamente los buscados. El resto –nada menos que 12.510 fosas– que se encuentran sin identificar, no se podrán tocar y, por lo tanto, jurídicamente, no se podrá garantizar que no se ven afectados restos de otros difuntos. Así que de lo prometido en su día, nada.

En definitiva, que después de la exhumación propagandística del pasado jueves, el presidente del Gobierno se lava las manos, incumple sus promesas y abandona a su suerte a las familias de las víctimas de la Guerra Civil. Logrado su objetivo preferente, lo demás le trae sin cuidado, lo que demuestra que el traslado de los restos mortales del dictador no buscaba hacer justicia ni reparar la dignidad dañada. Solo tenía un fin: garantizarse el poder tras las elecciones del 10-N.

No era más que una coartada de tintes electorales, un señuelo partidista para invertir el curso de las encuestas. Ese es Sánchez, un rentista que se ha servido de un muerto para seguir en La Moncloa. Con 10 millones de euros, el jefe del Ejecutivo en funciones se quita del medio para que sean las familias quienes encuentren  a sus deudos. Sánchez en estado puro. Exhumado Franco, las familias que se busquen  la vida.

Así desmonta Santiago Abascal la campaña del PP contra Vox
OKDIARIO 29 Octubre 2019

Santiago Abascal ha desmontado en Ciudad Real los ataques que este lunes ha lanzado el Partido Popular contra Vox. El PP ha asegurado que existe un acuerdo entre la formación verde y el PSOE para impedir que Pablo Casado siga escalando hasta adelantar al PSOE el 10-N. "Pablo [Casado] manda a su casa a ese trilero al que conocen en toda Murcia", ha señalado Abascal en referencia al secretario general del PP, Teodoro García Egea.

Este lunes diferentes voces del PP se han lanzado a criticar a la formación de Santiago Abascal. Por la mañana, desde Génova se mencionaba la existencia de un pacto entre PSOE y Vox para torpedear el crecimiento del PP de cara al 10-N. Abascal ha señalado ante los suyos que no se creerán que vaya a pactar con "el usurpador de La Moncloa y desenterrador de odios", en referencia al presidente en funciones y candidato socialista, Pedro Sánchez, ha asegurado el presidente de Vox ante un Teatro Quijano lleno.

"Vox es el único partido que no va a pactar con el PSOE", ha advertido al tiempo que afirmaba que el "resto sí lo ha hecho" recordando uno por uno en el momento que lo han expresado públicamente.

El otro ataque que ha recibido el partido de Abascal ha venido de la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, que ha criticado que Vox utilice la bandera de España en los sobres de propaganda electoral que enviarán a los domicilios de los votantes. Abascal bromeaba asegurando que parece que al PP le ha "picado una avispa asiática".

En cuanto a lo de la bandera, Santiago Abascal ha arremetido contra Álvarez de Toledo. "Parece que les molesta que usemos la bandera de España porque es de todos", el tema, ha explicado es que "nadie la había usado" y ha añadido que "seguro que en las próximas elecciones el PP la usa y Vox le aplaudirá".

Lleno absoluto
Un acto que ha comenzado a las puertas del lugar del encuentro político con los simpatizantes, ya que se han quedado gran cantidad de personas fuera y con las que el líder de Vox ha querido tener unas palabras de agradecimiento. "Vosotros también estáis dentro", les ha dicho aprovechando para arremeter contra el Ayuntamiento de la ciudad –gobernado por PSOE y Ciudadanos– por no cederles un lugar más grande para el encuentro.

También ha tenido críticas para el partido que ostenta el Gobierno en funciones a cuenta de temas como la exhumación de Franco o los altercados en Cataluña tras la sentencia del Procés. Sobre esto último, ha lamentado también las declaraciones de la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie, en la que aseguraba que la violencia era positiva porque visibilizaba el conflicto en el exterior.

Y es que para el líder de Vox a la "emergencia nacional" se une una social y ha criticado que se les "demonicen" por decir "la verdad". Ha aludido al "boicot" que sufrió ante su participación en el ‘Hormiguero’ pero se ha alegrado que haya una esperanza porque hay cada vez más gente que se "atreve a levantar la voz ante la dictadura ‘progre'", ha sentenciado.

Por su parte el candidato al Congreso por la provincia de Ciudad Real, Ricardo Chamorro, ha acusado al bipartidismo como el causante de la "marginación histórica" que ha sufrido esta provincia y les ha echado en cara que no dispongan de infraestructuras clave como el desdoblamiento de la N-420, una conexión "digna" de Almadén con Andalucía o la autovía entre Toledo y Córdoba, entre otras.

Ha aludido a los problemas de desempleo y ha erigido a su partido como la opción de devolver a la provincia al lugar "que se merece" sacándola de la "marginación a la que ha sido sometida por parte de PSOE y PP, que han venido a sustituir a los caciques del Siglo XIX".

Vox exige a Batet que declare nula la expulsión de su diputada porque fue ilegal
Considera que la presidenta del Congreso cometió una "flagrante infracción" del Reglamento
Segundo Sanz okdiario 29 Octubre 2019

Vox ha registrado este lunes un escrito ante la Diputación Permanente el Congreso en el que insta la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, a que declare nula la expulsión la pasada semana de su portavoz adjunta y secretaria general del grupo, Macarena Olona.

Según la solicitud, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, el partido de Santiago Abascal considera que la expulsión de Olona por parte de Batet al inicio de la última Diputación Permanente no se ajusta a la legalidad y responde a una "flagrante infracción". La diputada de Vox fue echada de la sala Constitucional por la presidenta socialista cuando defendía a la Policía desplegada en Cataluña y pedía explicaciones a la Mesa sobre el curso que se había dado a su iniciativa para exigir al Gobierno la aplicación del estado de excepción en esta comunidad.

En concreto, Vox esgrime que Batet cometió una "infracción del artículo 104.1 del Reglamento de la Cámara en relación con los artículos 6 y 32.2 del citado Texto reglamentario y los artículos 23.2 y 103.1 de la Constitución española". El citado precepto 104.1 establece que "al Diputado u orador que hubiere sido llamado al orden tres veces en una misma sesión, advertido la segunda vez de las consecuencias de una tercera llamada, le será retirada, en su caso, la palabra y el Presidente, sin debate, le podrá imponer la sanción de no asistir al resto de la sesión".

Sin embargo, el partido de Abascal esgrime que Batet debió advertir a Olona de las "consecuencias que se seguirían de una tercera llamada" al orden, en el momento de "formular la segunda, como es requisito preceptivo del procedimiento sancionador, uno de los cuatros exclusivos requisitos procedimentales que se contemplan". Batet, reza el texto de Vox, se limitó a indicar, al tiempo de formular la segunda llamada al orden, que "me va a obligar a llamarla al orden por tercera vez, Sra. Olona". La tercera llamada al orden se produjo, afirma el partido de Abascal, pero "acompañada de la sanción de expulsión que, no habiendo sido advertida previamente, deviene nula por ilegal". En este contexto, se recuerdan además los precedentes de Vicente Martínez-Pujalte (PP) y Gabriel Rufián (ERC), en los que los presidentes del Congreso (Manuel Marín y Ana Pastor, respectivamente) sí realizaron el aviso conforme al reglamento.

Batet "amordazó"
Además, Vox —que no forma parte de la Mesa de la Diputación Permanente— subraya en su escrito que mediante la expulsión de Olona "resulta innegable que esa Presidencia eliminó el difícil –y exclusivo- trance para el Gobierno, al que debería haberse enfrentado durante la sesión, de no haberse acordado la ilegal expulsión". De esta forma, añade el partido de Abascal, Batet "amordazó, precisamente, la única voz que iba a resultar incómoda al Ejecutivo. Feliz coincidencia para no pocos que, sin duda, aplaudieron su actuación con justificada vehemencia", remata, aludiendo a los aplausos que Ciudadanos, PSOE y Podemos dedicaron a Batet tras su polémica decisión.

Nuevas sombras en torno a Sánchez
Editorial ABC 29 Octubre 2019

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no ha dicho toda la verdad sobre la publicación, meses atrás, de su libro «Manual de resistencia». Si cobró los 16.666,66 euros que consta haber percibido de la editorial antes del 2 de junio de 2018, cuando fue proclamado presidente del Gobierno tras la moción de censura, lo ocultó en su declaración oficial de bienes. Y si lo hizo después, estando en el ejercicio de sus funciones como jefe del Ejecutivo, habría incurrido en una ilegalidad porque ningún miembro del Gobierno puede ejercer actividad profesional o mercantil alguna mientras ostente su cargo y se trate de una prestación de servicios, como es el caso con la editorial Planeta. En cualquiera de los dos supuestos, Sánchez obvió la legalidad vigente pese a ser él mismo quien admitió haber percibido esa cantidad en la declaración de bienes que formalizó en mayo de este año, una vez que ya pudo adquirir la condición de diputado tras las elecciones generales. De hecho, cuando fue investido presidente no era diputado porque había renunciado a su escaño en 2016. Sánchez se convirtió en el primer presidente del Gobierno en publicar un libro desde La Moncloa, algo absolutamente inédito, pero las revelaciones de ABC hoy no dejan lugar a la duda. No ha contado toda la verdad sobre la publicación de su libro, y tan es así que tanto la editorial como el propio Sánchez ocultan el contrato, sus condiciones y hasta la fecha de su rúbrica. Así las cosas, Sánchez actúa considerando la Presidencia del Gobierno como una suerte de cortijo privado en el que cree ser inmune a la legalidad para saltársela a conveniencia.

Anteriores presidentes del Gobierno también publicaron libros, pero siempre antes o después de ejercer como tales. Sánchez no, porque hasta la ley que rige para el resto de los políticos en España debe quedar supeditada a una estrategia mediática y propagandística que dé lustre a su figura política, a mayor gloria de su imagen pública. Es tanto como utilizar torticeramente el cargo en beneficio propio, y eso queda reforzado además por un escrito de la Oficina de Conflicto de Intereses, que reconoce que Sánchez nunca ha solicitado compatibilidad alguna para participar en una operación mercantil, por escasamente cuantiosa que sea. Ni siendo diputado ni siendo presidente. Igual que ocurrió cuando ABC denunció el plagio de su tesis doctoral, ahora todo resulta ser opaco y falaz también con su libro. Incluso, hasta fraudulento ya que ni siquiera el «Manual de resistencia» fue escrito por él, sino por Irene Lozano, exdiputada socialista y ahora secretaria de Estado para España Global. Sánchez debería dar explicaciones, aunque es de sobra conocido que esa expresión no forma parte de su vocabulario.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cataluña, dos pueblos, dos comunidades
Alejandro Tercero Cronica Global 29 Octubre 2019

El procés no ha sido tan negativo como muchos creen. Ha tenido algunas consecuencias beneficiosas para el futuro de Cataluña y del resto de España. La principal de ellas es que ha servido para desenmascarar buena parte de los mitos difundidos durante décadas por el nacionalismo catalán y comprados sin vacilar por el constitucionalismo buenista.

Ahora todo el mundo sabe ya que el independentismo catalán no es precisamente un ejemplo de pacifismo. Ahora todos sabemos que el Estado español no es tan débil como parecía. Ahora todos los independentistas saben que jamás se celebrará un referéndum ilegal y que la secesión unilateral es imposible. Ahora todos los soberanistas saben --lo confirma el atronador silencio de la comunidad internacional a su reclamación-- que Cataluña no tiene derecho a la autodeterminación --entendido este como un derecho a separarse del resto de España--. Ahora el 155 ha dejado de ser un tabú que hacía temblar a todos los Gobiernos. Ahora los partidos de ámbito nacional y la justicia saben que aplicar la ley sin complejos es siempre la mejor solución para enfrentarse a los que desafían el orden constitucional. Y ahora toda España sabe que ceder ante el nacionalismo es el mayor error que se puede cometer.

Pero, por encima de todo, hay una cuestión que ha quedado muy clara en estos años: Cataluña no es un solo pueblo.

Así lo proclamó con nitidez y contundencia el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, el pasado 18 de octubre durante una rueda de prensa desde Bruselas. Así lo reiteró el máximo dirigente del PP y líder de la oposición, Pablo Casado, tres días después en una visita a Barcelona. Y así lo vienen certificando las urnas y las movilizaciones ciudadanas de los últimos años, como las celebradas el pasado fin de semana en la capital catalana.

El lema sobre el que el catalanismo ha construido su discurso durante decenios era una falacia. La piedra angular del nacionalismo era una simple excusa para asimilar a media Cataluña, aquella que no estaba dispuesta a renunciar a su identidad. No era más que un argumento simplista y populista acuñado por Josep Benet, abrazado por Paco Candel y utilizado por Jordi Pujol para dinamitar cualquier obstáculo que se encontrase su proyecto homogeneizador de la sociedad catalana.

Con el pretexto del “un sol poble” se puso en marcha y se mantiene el sistema de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, la mayor aberración cultural perpetrada en una democracia occidental en décadas. Con el pretexto del “un sol poble” se ha borrado del espacio público cualquier símbolo de pertenencia a España. Con el pretexto del “un sol poble” se ha señalado y avergonzado a cualquiera que se atreviese a reivindicar abiertamente un sentimiento de identidad compartida --catalana y española-- colocándole con éxito la etiqueta de facha. Con el pretexto del “un sol poble” los gobiernos nacionalistas han convertido los medios de comunicación públicos y concertados en meros instrumentos de propaganda. Con el pretexto del “un sol poble” se ha acusado de atacar a Cataluña a todo aquel que se ha rebelado contra el omnipresente credo nacionalista, con efectos demoledores --en no pocos casos, causando su muerte civil--.

Pero la resignación ante todo eso ha empezado a cambiar gracias al procés.

Las apelaciones a la diversidad y la pluralidad de España han sido un lugar común de todos los discursos políticos desde la recuperación de la democracia. De hecho, la propia Constitución habla de los “pueblos de España” en su preámbulo para referirse a ellas.

¿Por qué lo que es bueno, adecuado y conveniente para España no va a serlo para Cataluña?

La Cataluña no nacionalista no parece dispuesta a seguir tragando quina sin rechistar. Reconocer, asumir y respetar que Cataluña no es un solo pueblo, sino dos comunidades con identidades claramente diferenciadas, es el primer paso para tratar de reconstruir la convivencia envenenada por el nacionalismo hasta su aniquilación. Cualquier proyecto de futuro deberá edificarse sobre esta realidad o estará condenado a fracasar.

Lo que les une
Rosa Díez okdiario 29 Octubre 2019

“La libertad es el derecho a hacer lo que las leyes permiten. Si un ciudadano tuviera derecho a hacer lo que éstas prohíben, ya no sería libertad, pues cualquier otro tendría el mismo derecho”. Montesquieu, de El espíritu de las Leyes.

El pasado día 25 se dio a conocer lo que los promotores llamaron un acuerdo para “defender la autodeterminación y exigir la libertad de los políticos independentistas en prisión”. La propuesta venía  suscrita por varios partidos independentistas de Cataluña, País Vasco, Galicia y las Islas Baleares. Los partidos firmantes son ERC, JxCat, PDeCAT, CUP,  Demòcrates, la Crida Nacional per la República, EH Bildu, BNG, Esquerra Valenciana, República Valenciana, Més per Mallorca y Més per Menorca.

Los abajo firmantes conocen de sobra que la autodeterminación como concepto jurídico y democrático no existe en ninguna Constitución democrática del mundo, porque en democracia los ciudadanos nos  autodeterminamos cada vez que vamos a las urnas. El derecho internacional y  las resoluciones de NNUU coinciden en que el derecho a la autodeterminación debe limitarse a los casos de descolonización, de un pueblo oprimido o sujeto a ocupación militar extranjera, o en el que existan una violación sistemática de los derechos humanos. Ninguno de esos supuestos son de aplicación en los planteamientos de secesión que se hacen en España, ya sea en Cataluña como es el caso que nos ocupa, ya sea en el País Vasco como ha sido a lo largo de la historia de nuestra democracia. Más aún: en España la violación de derechos humanos se ha producido, desde que hay democracia y se aprobó la Constitución, por parte de los grupos terroristas que han promovido y/o apoyado las tesis secesionistas.

Al dar a conocer esta nueva propuesta para saltarse las leyes y las resoluciones de los tribunales los medios de comunicación   han hecho énfasis en el calificativo de  “independentistas” como nexo común de las formaciones políticas que han suscrito ese acuerdo para contravenir las Leyes nacionales e internacionales. Pero ese aspecto no es lo único que define ese conglomerado político, no es lo único que les une. Déjenme que les ponga algún ejemplo:

    Están unidos por su alianza con Sánchez, pues la mayor parte de los partidos que suscriben ese acuerdo gobiernan con el Partido Socialista Obrero Español en decenas de instituciones municipales y autonómicas de toda España.

    Están unidos con Sánchez porque Sánchez eligió  como socios a esos partidos políticos que defienden la vulneración de las leyes y de las resoluciones judiciales; Sánchez los eligió saltándose a la torera  lo que para si reclama, eso es, que gobierne la lista más votada. Vaya como ejemplo Badalona (mayoría PP) o Gobierno de Navarra (mayoría Navarra Suma).

    Les une su pulsión antisistema (no respetan las resoluciones de los tribunales, de justicia ni reconocen su legitimidad,  no reconocen la autoridad del Jefe del Estado…) aunque todos ellos se financian con los impuestos que pagamos los ciudadanos de su denostada España.

    Les une su defensa política del pasado de ETA; todas las formaciones que han suscrito ese acuerdo han justificado y/o justifican, por activa o por pasiva, la historia de terror de ETA; todas ellas participan, por activa o por pasiva, de la estrategia de legitimación de la banda terrorista y están comprometidas, por activa o por pasiva,  en lavar su historia de terror.

    Les une su compromiso- en el discurso y en los hechos- de destruir la España democrática que surgió de la Transición y cristalizó con la Constitución Española de 1978.

    Les une su ideología nacionalista, no solo independentista; todas las formaciones que han suscrito ese acuerdo defienden los derechos tribales frente a los derechos individuales de los ciudadanos.

 Pero hay algo mucho más definitorio, mucho más profundo, que les une por encima de cualquier diferencia táctica o puntual que pudieran tener: todas las formaciones políticas que han suscrito ese acuerdo para romper España tienen un mismo candidato para la Presidencia del Gobierno de España: Pedro Sánchez. Todas las que tenían representación parlamentaria le hicieron presidente en su moción de censura y todas quieren que Sánchez siga siento Presidente del Gobierno España.

Eso es lo que más les une. Anotado queda.

Otegi suelta la serpiente de la paz en Cataluña
El soberanismo incopora al exterrorista como maestro de la 'kale borroka' y fajador del "conflicto"
Rubén AmónEl Confidencial 29 Octubre 2019

El soberanismo catalán ha incorporado la maestría de Arnaldo Otegi. Maestría en la 'kale borroka', en la semántica del conflicto y en la indumentaria del pasamontañas. Le concedió TV3 un espacio de propaganda la noche del viernes, precisamente para alojarlo entre los notables de la causa separatista. Y para cosentirle la oportunidad de amalgamar todos los fenómenos independentistas, de forma que no se explicaría el fervor de la estelada sin los trabajos preliminares y libertarios de ETA.

Los 829 muertos fueron, al cabo, un parte de guerra coyuntural, un tributo de sangre necesario en el camino de la utopía independentista. Otegi no admite la derrota de ETA. La interpreta como un periodo de transición hacia la expectativa política del soberanismo. Era necesario el terror. Las tumbas y los presos predispusieron un nuevo escenario de negociaciones y de sensibilidades. Es hora de liberar a la serpiente de la paz.

Parte de la entrevista a Otegi en TV3.
Otegi considera que Junqueras es un preso político equiparable u homologable a los etarras que todavía permanecen en prisión con los colmillos ensangrentados. No le conviene en absoluto al padre Oriol semejante paralelismo, pero es la propia Esquerra la que ha convertido al feroz Arnaldo en un compadre necesario del sabotaje al Estado.

La credibilidad que se le otorga tanto blanquea su pertenencia en la banda armada -lo dice una sentencia del Supremo- como vincula el soberanismo con los espectros de ETA, pero Otegi aporta excelentes soluciones cavernarias al movimiento 'indepe' -ningún lugar mejor que la extorsión de la calle- y formaliza una suerte de frente común al Estado español.

No participa abiertamente el PNV de semejante aberración, pero sí especula con sus resultados. Y aprovecha el desgaste de Cataluña para prosperar en el autogobierno, no digamos si los diputados de Madrid resultan otra vez imprescindibles en las aritméticas. La política es un invento de los griegos donde siempre ganan los nacionalistas vascos.

Arnaldo Otegi ha logrado que se le llegue a percibir como a un estadista. No superaría un control de metales, pero el cariño que le tiene Pablo Iglesias y la condescendencia con que lo tratan los corresponsales extranjeros redundan en una reputación que ahora le cultivan los aliados del soberanismo catalán. Se trata de un giro hacia la radicalidad, pero sucede que el movimiento 'indepe' se ha despojado de la impostura afable.

Torra es un activista incendiario, las CUP se imponen tanto en la calle como en el parlamento, mientras que Esquerra simpatiza con el discurso del apartheid que condujo a Otegi a mistificarse ridículamente con Nelson Mandela. Avergonzaba verlo salir de prisión con una bolsa que reivindicaba la bandera de Sudáfrica. E impresionaba que sus partidarios se tatuaran el número de preso. El sitio no era la muñeca. Era la nuca.

Henchido por el viento a favor de las esteladas, fanfarronea Arnaldo con el Estado opresor y fantasea con la patria oprimida. Razones tiene. No porque padezca las represiones, sino porque las ejercen los soberanismos y los soberanistas. Más de la mitad de la sociedad catalana se desenvuelve bajo la discriminación institucional, cultural, conceptual y propagandística del independentismo.

Lo demostró la manifestación de ayer. No podía ser tan multitudinaria como las ortodoxas del régimen porque el constitucionalismo no consiste en un movimiento organizado, religioso ni burocratizado, pero la presencia de PSC, PP y Ciudadanos en el umbral de una misma pancarta sobrentiende un consenso pendiente de reflejarse en el Parlament e ilustrativo de una sociedad coaccionada y hostigada por el oficialismo.

Se ha incorporado a él Arnaldo Otegi con el pasamontañas en el cajón. Todavía no puede presentarse a cargo de lehendakari porque está inhabilitado. Lo hará en 2021. El Estado de derecho que sus pistoleros quisieron reventar concibe la rehabilitación y la reinserción, pero resulta aberrante y atroz la posibilidad de redimirlo en la política, como si ETA hubiera sido un peldaño necesario, un trampolín a la gloria.

Que se rehabilite, sí. Pero no en la vida pública. Que lo haga desempeñando un oficio discreto cuya rutina no revuelva las tripas de las víctimas del terrorismo ni de los demócratas sensibles. Todos nos acordamos de dónde estábamos el día que asesinaron a Miguel Ángel Blanco. Otegi también: estaba en la playa.

'Procés'. Diligencias judiciales
Los disturbios en Cataluña: Una investigación por "terrorismo" fragmentada
ÁNGELA MARTIALAY.  ESTEBAN URREIZTIETA. El Mundo 29 Octubre 2019

De los 154 detenidos por las revueltas en Barcelona tras la sentencia del 'procés', sólo 31 personas acabaron en prisión preventiva

La Audiencia Nacional considera a los Comités de Defensa de la República (CDR) una "organización criminal" con fines terroristas. Así lo sostuvo el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, el juez Manuel García Castellón, en el auto donde envió el pasado mes de septiembre a prisión a siete de sus miembros, en el marco de la denominada la operación Judas por delitos de organización terrorista, estragos y tenencia de explosivos.

Sin embargo, pese a la gravedad de los hechos que se investigan en el tribunal especial ubicado en Madrid, las diligencias judiciales abiertas a raíz de los graves disturbios que se han vivido en diferentes puntos de Cataluña como respuesta a la sentencia del procés, están siendo investigados en hasta 14 juzgados diferentes en la actualidad.

Según informan fuentes jurídicas a EL MUNDO, en todas las causas donde había detenidos por un delito de desórdenes públicos la Fiscalía ha pedido el ingreso en prisión de los imputados. Pese a este criterio uniforme por parte del Ministerio Público, la suerte procesal de los protagonistas de las acciones violentas ha sido muy dispar al no estar las pesquisas centralizadas en la Audiencia.

De los 154 detenidos por los disturbios en los últimos días en Cataluña, a quienes se les atribuyen delitos de desórdenes públicos, atentado a agentes de la autoridad, daños, robo con fuerza o lesiones, sólo 31 han acabado en prisión preventiva.

Un total de 82 fueron detenidos en la ciudad de Barcelona, quedando un total de 57 en libertad provisional. Por su parte, 17 fueron arrestados por disturbios en Gerona, quedando 11 de ellos en situación de libertad. En Lérida fueron detenidas 36 personas y sólo cinco de ellas acabaron en prisión provisional (junto a un menor de edad en un centro de internamiento).

Por otro lado, en Tarragona fueron detenidas 13 personas, quedando 11 de ellas libres. A estas detenciones se suman las que asumieron los juzgados de Vic, Mataró, Igualada, El Prat de Llobregat, Badalona, Vilanova I la Geltrú.

Honoris causa kale borroka
Valentí Puig okdiario 29 Octubre 2019

Algunas universidades de Cataluña llevan demasiado tiempo intentando convivir con la presión independentista –si no protagonizarla- por la vía de negarla o de someterse a una complicidad que tanto en términos institucionales como morales es perversa. Mientras la Cataluña no nacionalista ejerce su pluralismo entre la espada y la pared, gracias a la solidez del Estado a pesar de todo, espacios elementales de la libertad intelectual siguen sujetos a la espiral del silencio. No puede decirse que haya un ‘fair play’ académico sobre el debate de lo que está ocurriendo en la sociedad catalana. En un enfrentamiento con los estudiantes del independentismo más radical, encapuchados,  la rectora de la universidad de Tarragona tuvo que escuchar que las leyes no sirven para nada y asumir el dilema de cerrar o no la universidad con la más reciente “huelga de país”, organizada por la inter-sindical independentista que dirige Carles Sastre, quien en 1977, en plena transición democrática, asesinó al industrial José María Bultó poniéndole un artefacto explosivo en el pecho, y también se le sospechó organizador del atentado contra el exalcalde Viola. Carles Sastre es un asiduo psicopatológico de TV3.

Esa indefensión es la zozobra de cientos de profesores que son críticos con el ‘procés’ y de miles de estudiantes que quieren ejercer el derecho a la educación y asistir a clase porque no consideran incompatible sus derechos con tener una u otra posición política. La propuesta de invitar a expertos en constitucionalismo, de distintas tendencias, para debatir el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo fue rechazada en una de las universidades como si fuera una iniciativa delictiva, mientras la kale borroka estudiantil –alentada por aquellos profesores que prefieren la causa de la secesión al pluralismo crítico- cierra facultades, corta accesos viarios o veja a los estudiantes que quieren ir a clase. Es otra circunstancia del momento post-liberal que va cuajando en Cataluña. Que todo eso ocurra en la universidad es singularmente siniestro. La coacción de la “universitas” va más allá de la anomalía o de la disfuncionalidad. Irradia intolerancia en dosis que acaban siendo sistémicas. 

¿Para cuándo un doctorado honoris causa colectivo para una representación simbólica de la kale borroka en las universidades de Cataluña? De modo explícito, se ha dado en algunas universidades –no en todas- una negociación entre los estudiantes secesionistas y el rectorado para que cumplimentar las huelgas contra la sentencia y no asistir a clase a fin de participar en sentadas y revueltas no afectase a los expedientes académicos de quienes dan prioridad a la algarada frente al saber y la ciencia. Son los novillos de la kale borroka catalana. Erosionan la función primordial de la calidad universitaria para Cataluña.

Inevitablemente, tenía que ser la universidad de Girona la más voluntariosa al aprobar de forma unánime la adaptación del sistema de evaluación a las ausencias del estudiantado secesionista y al mismo tiempo pedir la libertad de los políticos sentenciados por el Supremo.  Eso implica un claro deterioro de los “standards” académicos y una falta de respeto a los contribuyentes que sufragamos el sistema educativo y que lo desearíamos óptimo, libre y competitivo. Algo huele a neumático quemado en aquellos claustros universitarios que asumen la kale borroka casi como un derecho inalienable.  Visto así, es argumentable que las leyes no sirven para nada.

Denuncian "presión y acoso " del independentismo a alumnos y docentes
CSIF lamenta las consecuencias que la sentencia del Tribunal Supremo tiene en las aulas
Redacción Crónica Global 29 Octubre 2019

Las consecuencias de las protestas contra la condena del 1-O llegan a las aulas. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado este martes que la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés está provocando que muchos docentes y alumnos sufran "presión y acoso" desde los sectores independentistas.

Mario Gutiérrez, presidente nacional de educación del sindicato, subraya que los centros deben mantenerse al margen del "ámbito político" y lamenta que no está sucediendo.  "La presión ahora es insoportable para aquellos que no comulgan con las tesis independentistas, se callan, no dicen nada por miedo a las represalias", ha asegurado.

Lazos amarillos en los centros
A través de un comunicado, CSIF ha reprobado la colocación de "lazos amarillos en el interior de los centros, insultos, marginación, huelgas y protestas excluyentes, intransigencia para los que disienten con el independentismo".

Respecto a la huelga educativa indefinida convocada en universidades e institutos del territorio, Gutiérrez ha dicho que CSIF "respeta el derecho a huelga como no puede ser de otra manera" pero que estas "tienen que ser laborales y no políticas", y por ello han pedido respeto para los que no secunden los paros.

Inspectores "puestos a dedo"
Desde el sindicato sostienen que, antes de llegar "a los extremos" que se han visto ahora, ya advirtieron al Ministerio de Educación que "no podía hacer oídos sordos a las recomendaciones que la Inspección hacía". También mostraron su disconformidad respecto al "exceso" de inspectores "puestos a dedo" que en Cataluña rondan el 60%.

Por ello, la entidad más representativa en las administraciones públicas ha trasladado una queja formal al Consejo Escolar del Estado, en el que está presente toda la comunidad educativa, incluido el propio ministerio.

Violencia independentista
Arran lleva su escuela de ‘kale borroka’ a Valencia tras la llamada de Torra a extender la secesión
Los separatistas valencianos se enfrentan a la Policía en el Día de la Comunidad
Pelayo Barro okdiario 29 Octubre 2019

El grupo radical separatista Arran ha puesto en marcha en Valencia una ‘escuela’ de kale borroka para enseñar a los independentistas valencianos a tomar las calles, tal y como viene ocurriendo en Cataluña en las últimas semanas. Una iniciativa en sintonía con las intenciones del presidente catalán Quim Torra de extender el proyecto separatista a todos los autodenominados ‘Països Catalans’.

Una escuela para trasmitir todos los conocimientos de la lucha callejera. Un máster avanzado de kale borroka dirigido a extender la violencia urbana a la Comunidad Valenciana. Se trata de la última idea de Arran, los ‘cachorros’ que ejecutan en las calle las ideas que difunde la CUP desde las instituciones.

Esta primera cita de la ‘escuela de formación’ de técnicas revolucionarias de Arran ha tenido lugar este mismo fin de semana en el Teatro El Micalet de Valencia. En esta escuela  contado con ponencias impartidas por Joan Sebastià Colomer, que puso de ejemplo los métodos de la Revolución Soviética y la figura de Lenin como método de construcción de un "nuevo mundo".

El cartel con el que se convocaba el evento va acompañado de una fotografía de jóvenes encapuchados corriendo por un calle. Una escena muy en la línea de lo visto estos días en Cataluña.

En los últimos días, distintas franquicias del grupo -como la de Ripoll- han organizado ‘talleres antirrepresivos’ por toda Cataluña, cuyo objetivo es "hablar de represión y autodefensa y compartir experiencias de estos días de lucha", en referencia a los disturbios de las últimas semanas.

Extender el separatismo
Arran trata de trasladar así las enseñanzas de su kale borroka a otros de los territorios ansiados históricamente por el separatismo catalán: la Comunidad Valenciana, Baleares, y la imaginaria ‘Cataluña del norte’ en suelo francés.

De todos esos territorios, en el que más voluntariedad está mostrando Arran es precisamente en la Comunidad Valenciana.  El pasado 9 de octubre se celebró el Día de la Comunidad Valenciana y grupos de radicales separatistas convocados por Arran protagonizaron graves enfrentamientos contra la Policía.

En línea con ello, Quim Torra firmó este mes junto a EH Bildu, BNG, ERC y otras fuerzas minoritarias independentistas la creación de un frente común para extender el separatismo a otras regiones. Un pacto secesionista al que no se han sumado ni Compromís ni el PNV.


 


Recortes de Prensa   Página Inicial