AGLI Recortes de Prensa   Martes 12  Mayo  2020

VOX convoca protestas en vehículos contra el Gobierno el 23 de mayo
Redacción rebelionenlagranja 12  Mayo 2020

VOX pedirá autorización para celebrar manifestaciones a través de vehículos el próximo 23 de mayo en las calles de todas las capitales de provincia en protesta contra la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus.

Así lo ha anunciado este lunes el portavoz del Comité de Acción Política, Jorge Buxadé, que ha precisado que esas protestas se convocarán “garantizando absolutamente las condiciones de seguridad ” de los ciudadanos que quieran manifestarse contra el Ejecutivo.

“Confiamos en que el Gobierno de la nación recuerde que existe una Constitución que consagra el derecho a la manifestación y el derecho a la reunión, y que no pueden ser vulnerados a través del estado de alarma”, ha dicho Buxadé, al tiempo que “será la prueba indiscutible, si las subdelegaciones del Gobierno prohíben estas legitimas reacciones de los españoles, de que están utilizando de forma abusiva, desproporcionada e ilegal el estado de alarma para imponer un estado de excepción encubierto”.

En este sentido, ha recordado que en el último debate parlamentario, el líder de la formación, Santiago Abascal, ya adelantó que VOX llamaría a los ciudadanos a manifestarse en coche en las calles.

La realidad rompe el «escudo social» del Gobierno
OKDIARIO 12  Mayo 2020

El Gobierno socialista ha venido presumiendo de haber desplegado un «escudo social» para proteger a los millones de personas que se han visto afectados por ertes como consecuencia de la crisis económica derivada del coronavirus, pero la realidad es dura y las promesas del Ejecutivo se desvanecen a medida que avanzan los días. El Ministerio de Trabajo de la comunista Yolanda Díaz prohibió despedir a ningún trabajador afectado por un expediente de regulación temporal de empleo seis meses después del fin de las ayudas, pero en la disposición adicional sexta del documento firmado por Gobierno, patronal y sindicatos se recoge que «este compromiso del mantenimiento del empleo se valorará en atención a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable». De esta forma, se abre la puerta a que se puedan producir despidos.

El documento, que se aprobará hoy en en Consejo de Ministros, señala que se tendrán en cuenta, especialmente, aquellos sectores de «alta variabilidad o estacionalidad del empleo». Asimismo, el Ejecutivo socialcomunista acepta que se pueda despedir cuando una empresa esté en peligro de entrar en concurso de acreedores y cuando se produzca la extinción ordinaria de los contratos temporales.

El «escudo social» del que tanto ha presumido Pablo Iglesias se ha dado de bruces contra la realidad. Las recetas mágicas de la izquierda no han dado resultados, porque a día de hoy cerca de un millón de personas afectadas por un erte siguen sin cobrar las ayudas. En lugar de impulsar una política de reducción de cargas fiscales a las pequeñas y medianas empresas, el Ejecutivo ha pretendido tapar el boquete con tiritas. Muchos de los que ahora se han visto afectados por expedientes de regulación temporal de empleo perderán su trabajo, porque más de un millón de empresas tendrán enormes dificultades para seguir adelante. El «escudo social» era una quimera y el socialcomunismo que nos mal gobierna va tomando conciencia de que una cosa es predicar -lo hacen de miedo- y otra muy distinta dar trigo.

La vileza contra Madrid
José María Rotellar okdiario 12  Mayo 2020

Resultaba extraño el tiempo que estaban tardando algunos sectores de la izquierda en atacar a la Comunidad de Madrid para tapar la incompetencia del Gobierno de Sánchez en la gestión de la doble crisis -sanitaria y económica- que ha provocado el coronavirus. Y resultaba extraño no porque fuese lógico ese ataque, que no lo es, sino porque es lo que la experiencia pasada, ante otras situaciones, muestra que esa izquierda ha hecho, de manera que el ataque estaba cantado que iba a terminar llegando.

Tras hacer gala de la peor gestión de la situación creada por la pandemia, el Gobierno ha pasado a difamar a la Comunidad de Madrid. El vicepresidente Iglesias, el líder comunista de Podemos, acusó el viernes por la mañana a Isabel Díaz Ayuso de “jugar con vidas” al solicitar el Gobierno de la Comunidad de Madrid el paso de fase en esta lenta reapertura que el Ejecutivo llama “desescalada”, para terminar diciendo el líder podemita que era lógico pensar que en Madrid sería más lento el proceso. Posteriormente, Lastra, la portavoz socialista en el Congreso, dijo en Twitter que estaban protegiendo a los madrileños al no pasar Madrid de fase.

Es decir, por los comentarios de ambos políticos, da la sensación de que, con independencia de si Madrid reunía o no los criterios sanitarios para pasar de fase, la decisión se había tomado previamente por motivos políticos, porque si los técnicos se reunían por la tarde, ¿cómo Iglesias podía saber por la mañana qué iba a opinar el famoso -y oculto- comité científico? Y si eran criterios sanitarios, ¿por qué se atribuye Lastra la decisión al decir que “estamos protegiendo la salud de los madrileños”?

Adicionalmente, por si no hubiese quedado claro el nuevo objetivo del Gobierno, el PSOE emitió un vídeo hace semanas donde venía a insinuar la responsabilidad del Gobierno regional en la muerte de 1.100 personas en residencias de ancianos, y este fin de semana volvía al ataque diciendo que “El Gobierno de la Comunidad de Madrid, el mejor ejemplo de gestión ineficaz e irresponsable ante la crisis del COVID”.

Al margen de eso, decir que ellos protegen la salud de los madrileños por no pasar de fase equivale a decir que la Comunidad de Madrid la ponía en peligro al solicitar el pase. Eso, además de falso, es vil y mezquino, incluso para quienes hacen de la ausencia de verdad y de la tentación totalitarista su guía en la actuación política. ¿De verdad pueden decir que Madrid no es la provincia -y comunidad, si quieren- más preparada para responder ante una crisis sanitaria? ¿Por qué, si no, miles de españoles de otras regiones acuden a la sanidad madrileña todos los años para tratarse de todo tipo de enfermedades? ¿Creen que esas personas no valoran su vida?

La realidad es que la sanidad madrileña en su conjunto es una de las mejores del mundo y, por supuesto, la mejor de España -que ya es buena de por sí en el resto de regiones-. Sanidad madrileña -pública y privada- por la que han pasado muchos insignes representantes de la izquierda que han sufrido coronavirus -muchos, tras ir a la manifestación del ocho de marzo que hizo que el Gobierno retrasase la adopción de medidas que podrían haber sido más suaves y efectivas-, del que afortunadamente se han recuperado.

Contratar a miles de sanitarios, levantar un hospital de campaña con más de cinco mil camas e incrementar notablemente el número de camas destinadas a cuidados intensivos en un breve espacio de tiempo, no parece que sea gestionar mal una situación, con independencia de que siempre se pueden hacer las cosas mejor, pero cuyo resultado ha sido muy positivo conjugando premura y necesidad con el aumento de recursos.

Muchos españoles comentaban estos días que lo positivo de que el centro-derecha no estuviese en el banco azul es que nos ahorrábamos espectáculos como el que pudimos ver cuando los atentados del 11-M o el sacrificio del perro Excalibur en el caso de la auxiliar contagiada por Ébola en 2014, que afortunadamente, sanó. Pues bien, vista la reacción de la izquierda contra la Comunidad de Madrid puede concluirse que los españoles que pensaban eso no se equivocaban: si estando el PP en la oposición acusa la izquierda al centro-derecha sin justificación ni argumentos para ocultar la gestión del Gobierno de la nación, qué no habrían hecho de estar gobernando el PP.

La Comunidad de Madrid es la obsesión de la izquierda, porque no soporta no ya el no gobernar allí desde 1995, sino que sea el espejo que les supone ver que se puede bajar los impuestos, ser austeros y tener los mejores servicios, aparte de ser los más solidarios con el resto de España. En lo personal, dos figuras políticas obsesionan especialmente a la izquierda: Aznar y Aguirre. No soportan que no se hayan rendido jamás, que hayan gestionado bien y que no admitan la superioridad moral de la izquierda. En lo político, detestan al PP en su conjunto. Y dentro de las administraciones gobernadas por políticos de Génova, la emprenden especialmente contra la Comunidad de Madrid, la más próspera de las regiones españolas desde 1995, justo el momento en el que la izquierda -y era una izquierda infinitamente mejor que la actual- dejó de gobernar en la región madrileña.

Cacería contra los rebeldes
Manuel Marín ABC 12  Mayo 2020

El sistema autonómico se ha convertido en la nueva víctima del coronavirus, que ya cursa contra las comunidades en calculada connivencia con Pedro Sánchez y con su manejo autocrático del poder. La división del territorio por «zonas sanitarias», más allá de la clásica distribución provincial, está transformando la España autonómica a diecisiete velocidades en un país aún más descompensado y peligrosamente enfermo de agravios comparativos. El estado autonómico ha quedado sojuzgado al mando único de La Moncloa bajo criterios ambivalentes, contradictorios e injustificados. Ninguna comunidad conoce a ciencia cierta, con informes tasados y objetivos, el cómo ni el porqué de su permanencia en la fase cero o su ascenso a la fase 1 de la «desescalada». Pero la sospecha de que no solo influyen razones sanitarias, sino notorios castigos políticos, se ha extendido. La palabra de Illa es palabra de Sánchez, y la palabra de Sánchez es palabra divina. Por tanto, hágase. O mejor, decrétese. Es más oficial y Ciudadanos le añade un plus de certificación democrática.

La rebelión autonómica contra Sánchez ya no es sorda, y la angustia de cada comunidad por recuperar su pulso económico ha dejado de edulcorarse cada mañana de domingo en los «zooms» diseñados por Moncloa para almidonar su discurso. Los presidentes regionales han perdido el temor a ser tachados de antipatriotas inoportunos, y la guardia pretoriana de Sánchez ha agotado a los barones con sus silencios, sus evasivas, sus respuestas etéreas o sus embustes.

Es políticamente incorrecto afirmarlo, pero son muchas las autonomías que dan por controlada la pandemia y asumen que, frente a la tragedia de miles de vidas ya irrecuperables, ahora les inquietan más el golpe económico y su propia supervivencia. Y no es justo tacharlos de insensibles. La ruina y el machetazo ideológico que se está asestando a algunas garantías y libertades empujan inconscientemente a muchos españoles a un sentimiento de obediencia ciega al Estado como único asidero frente a la catástrofe. Es un proceso de lobotomización en el que tomar una cerveza en una terraza, comprar un ramo de flores o pasear por la playa se ha convertido en una recompensa graciosa de Sánchez a cambio del sacrificio de renunciar a todo lo demás.

Pero no es una práctica muy democrática utilizar esa coartada para monitorizar la deriva económica de cada cual, manejarla a capricho, y alterar artificialmente la contribución de cada autonomía al PIB de modo arbitrario para cuadrar la geometría variable parlamentaria. El País Vasco ha sido premiado, y la Comunidad Valenciana, Andalucía o Madrid han sido castigados. Ya hay presidentes socialistas recordando a Sánchez que no actúa guiado por informes técnicos y que la lealtad al socialismo no implica sumisión al líder. Pero es la retorcida moda de Sánchez: castigar a barones críticos del PSOE para disimular su cacería contra el PP.

ESPAÑA: VEINTE MIL MUERTOS EN RESIDENCIAS DE ANCIANOS
Antonio García Fuentes Periodista Digital 12  Mayo 2020

Hoy cuando escribo es el nueve de mayo, estoy oyendo la emisora nacional, “Es-Radio”; son las diez cuarenta y cinco (aprox.) de su mañana; están entrevistando a una destacada política (es mujer) y ésta, asegura lo que dice mi titular; y que en alguna residencia, cuando llegaron, “la unidad militar, que el gobierno dedicó a ciertos auxilios”, por la pandemia que ha provocado el “virus chino”; dice la entrevistada, que en alguna de ellas había ya, veinte cadáveres. De todo esto, el gobierno ha ocultado y cubierto con una capa cómplice, la realidad de los hechos, y de los que debe haber los necesarios informes y partes, que por lógica, los inspectores (militares o sanitarios oficiales) debieron extender, al realizar las múltiples inspecciones, que por los motivos del escándalo (que ya salía a la calle), debieron hacer; y lo que ha provocado las múltiples querellas que han puesto en los tribunales, personas, entidades y asociaciones, en cantidad que desconozco, pero que son numerosas.

Pero este crimen o masacre ocurrida en España, tiene que tener forzosamente, unos antecedentes horribles; y que son, aparte de los del gobierno, por su dejadez manifiesta, de la necesaria inspección de estos asilos (donde en parte de ellos los desgraciados allí “almacenados”, eran tratados más como animales que como seres humanos); hay que nombrar también, a esas degeneradas familias, que visitando (si es que lo hacían) tan tenebrosas “antesalas de la muerte”; no denunciaron nada, o mejor sacaron de allí a “sus mayores”; muchos de ellos o casi todos, deduzcamos que han muerto así, sencillamente, por cuanto sus “deudos”, no tuvieron la dignidad, de tenerlos y atenderlos en sus propias casas o domicilios privados, y con los consabidos pretextos que hoy se hacen, los fueron largando y abandonando en vete a saber qué, lugares. Que cada cual imagine cada una de esas tragedias, puesto que hay campo enorme para ello.

¿Y qué, los que dicen gobernar y los necios de turno, nos estén diciendo hace ya mucho tiempo, de que vivimos en sociedades progresistas y avanzadas? ¿En qué y cómo, salvo en lo más crudo de lo material? Los que aún tengan la suerte de vivir en “tribus selváticas”; están mucho más civilizados, que el resto. La familia en la incivilización occidental, se hizo pedazos ya hace mucho tiempo; y el resultado, es (en sólo una parte) lo que ha ocurrido con esos “veinte millares” de viejos y viejas, sacados a la fuerza de unas familias, demasiado cómodas y ausentes totalmente, de las responsabilidades que deben existir en la familia “verdaderamente humana”, puesto que la existencia en ella, es como una gigantesca rueda; donde se empieza, atendiendo al recién nacido hasta que éste puede buscarse la vida sólo; y termina atendiendo a los viejos en el seno de la familia, con igual cuido a que recibieron los hoy adultos, cuando indefensos totalmente, vinieron a nacer en este perro mundo.

La decadencia actual es motivada, principalmente, por esa destrucción familiar, donde abunda en enorme cantidad, la irresponsabilidad de la mayoría de los miembros; donde ni los padres saben serlo, los hijos menos que los padres, y los viejos y ancianos, ya lo estamos viendo. Los gobiernos políticos ya lo estamos padeciendo. ¿Pero y las religiones o filosofías? ¿Dónde están los enseñantes (que no maestros de sabiduría)? ¿Dónde las escuelas, institutos, universidades, etc.? ¿Alguien se atreve a mantener que vivimos en progreso? ¿Cómo nos lo puede demostrar con la rotundidad que requieren las realidades que se ven en este planeta?

Terrible futuro el que espera a la humanidad, si no reflexiona y sabe crear de verdad, sociedades humanas, dignas de así ser denominadas. Amén.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

Sánchez, el de las bolas
Pablo Planas Libertad Digital 12  Mayo 2020

A Pedro Sánchez mentir le sale gratis. Siempre le ha salido gratis, ya desde el asunto de su tesis doctoral. Dijo que no podría gobernar con Pablo Iglesias y gobierna con Pablo Iglesias. Que no aceptaría el apoyo de los separatistas para ser presidente y es presidente gracias a los separatistas. Luego dijo que todo estaba controlado en cuanto al virus chino, que las mascarillas no eran necesarias, que bastaba con lavarse las manos... Dijo también eso de que España había sido el primer país de Occidente en tomar medidas, que es el que más test realiza. Y no una, dos o tres veces, sino cada vez que sale por televisión.

Había que verlo aquel 21 de marzo, en uno de los primeros Aló Presidente de los sábados. Menudo discurso se marcó el titán de Tetuán:

Ya se ha materializado la compra y la puesta en marcha de los test rápidos. Algo muy importante, los test rápidos. Se tratan [sic] de test fiables. Homologados. Y esto es muy importante, la homologación. Es muy importante porque deben contar con todas las garantías sanitarias. Tenemos comprometidas ya 640.000 unidades y vamos a llegar muy pronto al millón.

Sí, sí, básica la homologación y cuatro días después salieron los chinos diciendo que el Gobierno le había comprado los test a una empresa no homologada. Un esperpento. Pero le funciona. Hay mucha gente por ahí que cree que España es el país que más test realiza a su población, pruebas, además, de una fiabilidad absoluta. Muchas personas están convencidas de que España fue el primer país en adoptar medidas contra la pandemia y que es el más transparente también en cuanto a las cifras de contagiados, fallecidos y curados. Es más, seguro que muchos ciudadanos están al corriente de las positivas valoraciones que las más prestigiosas universidades del mundo llevan a cabo respecto a la gestión de la emergencia sanitaria por parte de nuestras autoridades.

Otra cosa es que sea mentira que universidad alguna haya dicho lo que dice Sánchez que dicen en Oxford y en la Johns Hopkins de Baltimore. Ni la primera "otorga a España la puntuación más alta de los países occidentales, noventa sobre cien en cuanto al rigor en la respuesta a la pandemia", como declaró Sánchez en sede parlamentaria, ni la segunda sitúa a España en el quinto lugar en cuanto a pruebas realizadas, como también manifestó el mismo sujeto en el mismo escenario. Es todo falso, unos bulos como una catedral, las bolas del presidente, unos embustes colosales que merecerían la intervención de oficio del ministro de Interior y la fiscal general del Estado.

Son de tal calibre las trolas de Sánchez que atraviesan fronteras. Nuestro presidente ya es el hazmerreír de los medios internacionales, algunos de los cuales le llaman directamente mentiroso, como la CNN. Otros, la mayoría, no informan de los datos de España porque el Gobierno carece de credibilidad. Qué vergüenza, aunque a Sánchez no parezca darle ningún apuro ser conocido dentro y fuera de España como un vulgar Pinocho.

Pobre, no puede evitar mentir. Es patológico. Además, no le pasa factura. Sólo cuando el paro supere el 20% empezarán a temblarle las piernas.

Querella en el Supremo contra el Gobierno al completo por homicidio imprudente
M.B ESdiario  12  Mayo 2020

Once abogados de toda España presentan la iniciativa en nombre de los familiares de 3.000 fallecidos. Y no descartan ampliar los delitos y sumar también a Fernando Simón.

Es la última iniciativa judicial contra el Gobierno y la primera que agrupa a las familias de miles de fallecidos por el Covid. Once abogados de toda España han presentado este lunes una querella ante el Tribunal Supremo en representación de más de 3.000 familiares de fallecidos contra Pedro Sánchez y los 22 vicepresidentes y ministros del Ejecutivo por posible delito de homicidio imprudente en la gestión de la pandemia.

La querella ha sido presentada ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo contra todos los miembros del Consejo de Ministros por "un número no determinado aún de delitos de homicidio por imprudencia grave" al haber permitido por acción o por omisión la extensión de la pandemia y la muerte de estas personas por el coronavirus.

Los firmantes de esta querella, que representan a 3.268 personas, han advertido que se podría ampliar para incluir los delitos de prevaricación y omisión del deber de socorro, entre otros, así como incluir al director del Centro de Coordinación de Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, y otros asesores de Sanidad como cooperadores necesarios.

En concreto, la querella representa a 3.268 las personas, cuyas familias han perdido a 3.274 familiares como consecuencia de la epidemia, aunque hasta el momento únicamente se han personado 116 familias "dado que las restantes no han podido obtener" el Certificado Médico de Defunción necesario para poder acreditar la muerte de los familiares, y las causas del óbito.

Entre otras cuestiones, en el texto de la misma se denuncia "la irresponsable y negligente inacción y actuación tardía y nefasta" por parte de los 23 miembros del Gobierno en la gestión y evolución de la pandemia por el nuevo coronavirus.

"Una crisis sanitaria", dice el texto, "que, amén de tardía, ha estado continuamente trufada de decisiones y ordenes verbales, contradictorias con las medidas previstas para el freno de los contagios, lo que a su vez ha contribuido de manera poderosa al desproporcionado incremento del número de víctimas que, posiblemente, se contagiaron en los propios centros sanitarios, en los que se produjeron dantescas escenas de hacinamiento de enfermos, creándose así un escenario perfecto para la propagación del virus".

"Lo que ha ocurrido con la pandemia del Covid es muy grave", ha explicado la Fundación Zaballos que preside la abogada Emilia Zaballos y que se ha unido a la iniciativa promovida e iniciada por la plataforma El Día Después.

"Las responsabilidades, desde nuestro punto de vista, están muy claras. Ahora le toca decidir a la justicia", ha señalado esta fundación que se ha unido a los once abogados de toda España que han presentado la querella.

Tesis sobre el PP
Pío Moa gaceta.es 12  Mayo 2020

UNA HORA CON LA HISTORIA
139 – Historia criminal del PSOE (19): la resurrección política de Azaña
https://www.youtube.com/watch?v=VX2KEv7E5T0

*******************
Crónica (para las redes sociales): tesis sobre el PP

**Ningún partido ha cometido la abyección extrema de declarar criminales a sus padres y abuelos, solo el PP. Solo él ha escupido sobre sus tumbas, las de quienes derrotaron al Frente Popular, sacrificándose para evitar a España la disgregación y el sovietismo. Lo hizo de modo oficial en 2002.

**El PP condenó a sus padres y abuelos en nombre de la democracia. ¿Qué entenderá por democracia el PP?: la propaganda antifranquista de los separatistas, comunistas y PSOE. Ese mero hecho revela la radical vaciedad moral, ideológica y política de ese partido.

**La infinita vileza de aquella condena a sus padres y abuelos refleja, además la profunda ignorancia de la historia y de la democracia de estos señoritos vacuos y cutres, empeñados en «mirar al futuro», un futuro sin aprender del pasado y acorde con la propaganda izquierdo-separatista.

**Desde el principio, el PP ha obrado, no como oposición, sino como auxiliar y en muchos casos financiador, del PSOE y los separatismos, aplicando y respaldando todas las políticas de estos. En particular las más liberticidas como las de memoria histórica y de género.

**Fingiéndose oposición, el PP ha logrado vivir de los votos ingenuos de quienes no querían los separatismos ni al PSOE. Le llamaban «el voto útil». Propiamente ha sido «el voto de la estampita», el timo en que siempre caen tantos incautos.

**Con el timo del «voto útil», el PP ha desarmado y marginado durante largos años cualquier oposición real a separatistas, comunistas y socialistas, y ha compartido la corrupción de todos ellos.

**No es lo malo que exista un partido tan miserable. Lo peor es que, con sus bellaquerías y seudojustificaciones, ha contribuido a embrutecer a una gran parte de la sociedad española.


En la playa de San Juan (Alicante)
Los vecinos piden ¡¡¡“libertad”!!! mientras la Policía identifica a una familia «por llevar banderas de España»
OKDIARIO 12  Mayo 2020

Los vecinos de la conocida como ‘rotonda de los quesos’ en la playa de San Juan (Alicante) han defendido al grito de ¡¡¡“libertad, libertad”!!! a una familia que paseaba portando banderas de España y un cartel contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

Así lo ha narrado en primera persona una de las protagonistas, que ha hecho circular las imágenes y sus comentarios a través de las redes sociales para denunciar los hechos. En el vídeo se aprecia cómo un grupo, con gente mayor y varios jóvenes, está siendo identificado por varios policías. «Íbamos unos cuantos, paseando, con un letrero de ‘Gobierno dimisión'», comienza a narrar lo que ha sucedido. Cuando desde las ventanas y los balcones la gente comienza a vitorearles, algún «mala sombra» ha llamado a la Policía.

Según la afectada, allí se han presentado al instante «cuatro o cinco lecheras, más motoristas, más un coche de la secreta… como si fuéramos delincuentes», ha contado una de las personas identificadas. Mientras se produce toda la acción, un vecino hace sonar el «¡Que viva España!» de Manolo Escobar.

Los agentes piden explicaciones al grupo al que se disponían a identificar y les han preguntado «qué hacían y por qué llevaban la bandera de España», siempre según la versión dada por la persona que ha difundido el mensaje en las redes sociales. Totalmente indignada, la mujer le ha contestado al policía que llevaba la bandera de España «porque quiero. ¿Es un delito?».

Ante el tumulto generado, los vecinos han empezado a salir a los balcones y ventanas. «Ha pasado lo que ellos no esperaban», continúa narrando la afectada, «todas las ventanas, de toda la rotonda, cacerolada, todos pidiendo ‘¡libertad, libertad'», ha explicado.

«Lo que ha ocurrido ha sido una falta de libertad tan grande, por pasear con la bandera de España, ¿nos van a defender?», explicaba y decía que la cara de los policías lo decía todo al ver la reacción de decenas de vecinos.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Fuerzas de Seguridad del Estado, no del Gobierno
EDITORIAL Libertad Digital 12  Mayo 2020

Uno de los peores hábitos del Gobierno social-comunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es la utilización aberrante de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para coartar y reprimir críticas absolutamente legítimas al amparo del desaforado estado de alarma decretado con la excusa de la lucha contra el covid-19. Recuérdese a este respecto la comparecencia del jefe de Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, en que afirmó que el Instituto Armado tenía como misión neutralizar las críticas a la penosa gestión de la crisis por parte de un Ejecutivo que tiene por vicepresidente a un sujeto que llegó a proclamarse emocionado cuando vio cómo se pateaba a unos agentes antidisturbios en las algaradas antidemocráticas de los indignados podemarras de Rodea el Congreso.

Con creciente y muy preocupante frecuencia se ve a miembros de las FSE sofocando protestas populares que, a diferencia de las que suele perpetrar la izquierda, no tienen componente violento alguno ni están alentadas por el deseo de generar perturbaciones desestabilizadoras del régimen constitucional. Sino que buscan llevar al espacio público la crítica a la execrable gestión del Gobierno de una pandemia de la que es tremendamente responsable, como de hecho denuncian literalmente ya decenas de españoles ante los tribunales.

El portavoz de la Unión Federal de Policía ha informado este lunes en los micrófonos de esRadio de la existencia de "órdenes políticas", transmitidas por las Delegaciones del Gobierno, absolutamente improcedentes en una democracia, por muy en estado de alarma que se esté. Igualmente injustificable es el acoso a los ciudadanos que, convocados por el tercer partido de la Nación, han salido a la calle con banderas nacionales pero cumpliendo escrupulosamente con todas las medidas de protección establecidas por las autoridades.

Tanto Vox como el mencionado sindicato policial coinciden en acusar a Sánchez de estar abusando de la situación para imponer un estado de excepción, vulnerando los derechos de manifestación y reunión.

Los mandos policiales han de tener bien presente en todo momento que las órdenes manifiestamente ilegales deben ser inmediatamente puestas en conocimiento de la ciudadanía y de la Justicia. Esto no es la Venezuela del execrable Iglesias, sino una democracia; por eso aquí lo que hay son Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, no del Gobierno.

La agenda de la impunidad
Editorial El Mundo 12  Mayo 2020

Resulta bastante burda la maniobra por la que uno de los dos partidos que sustentan el Gobierno de coalición, Unidas Podemos, pretende seguir impulsando su proyecto disolvente del orden constitucional bajo la máscara del sentimiento humanitario. Junto con los otros ocho partidos soberanistas (es decir, partidarios del inexistente derecho de autodeterminación) que ostentan representación en el Congreso -ERC, JxCat, PNV, Bildu, Más País, CUP, BNG y Compromís-, Podemos ha firmado un manifiesto que dice promover "el respeto a los derechos de las personas privadas de libertad". En él utiliza el subterfugio de la excepcionalidad asociada a la Covid-19 para que el Gobierno dé pasos "para proceder al acercamiento generalizado a prisiones cercanas a sus domicilios de todos los presos que así lo soliciten". Ningún acercamiento generalizado puede ser justo, como no lo es el indulto sin otra justificación que el cambalache político y el cálculo electoral.

A nadie que no sea un ingenuo se le oculta el interés del nacionalismo vasco y catalán en usar la pandemia para materializar la fantasía de impunidad que llevan largo tiempo acariciando. La quieren para aquellos que por sus graves delitos cumplen condena: terroristas o golpistas vinculados a sus respectivas ideologías. Pero la enfermedad no pone en suspenso la aplicación de la ley: lo contrario sería añadir degradación jurídica a un enorme desafío sanitario y económico. Cada día es más tóxica la presencia del socio de Sánchez en el Gobierno, paladín de todas las fuerzas centrífugas del Estado.

Jugar con sus cartas
Juan Carlos Girauta ABC 12  Mayo 2020

El gobierno que peor ha manejado la pandemia será inútil, será autoritario y será todo lo que la Justicia diga en su momento, pero mantiene incólume el oscuro poder de proyectar sus culpas. Vean lo de Ayuso. Diabólico atributo del sanchismo y del chavismo importado y zapaterino. Mi príncipe, que diría Delcy.

Creímos posible, entre las crispaciones zapatera y sanchista, otro PSOE. Uno firme ante el populismo de talonario y el separatismo. La primera vez que alguien te engaña no es culpa tuya. De ahí el Pacto del Abrazo. Los detalles quedan para un libro, algún día. Es revelador que del muy respetable equipo de negociación que se sentaba al otro lado de la mesa solo quede una persona en activo. Precisamente aquella que nada negoció, que pretendió imponerse y que provocó la única salvedad del amplio documento. Era la representante del PSC. Consideró inaceptable que, en materia de lengua y educación, nos atuviéramos a las sentencias judiciales. Se llama Meritxell Batet y hoy preside las Cortes. El resto de su equipo está fuera de la política. El grueso del nuestro también.

Quién era Sánchez como gobernante lo supimos a partir de la moción de censura que Rajoy prefirió al adelanto electoral. Cuando te han aupado Bildu y ERC, y Podemos te ha llevado de la mano a La Moncloa, ya parece imposible que engañes a nadie, ¿verdad? Pues, por increíble que parezca, no es así. No vamos a descubrir ahora la habitual naturaleza de las promesas políticas, pero a Sánchez corresponde el récord de falsedades en campaña. Busquen algún debate electoral del pasado noviembre; es instructivo. Pásmense con las medidas de todo tipo con que el PSOE iba a luchar contra el adoctrinamiento en las escuelas catalanas y en TV3, por ejemplo.

Sabemos por la reciente encuesta de este diario que el señor de los bulos mantendría sus escaños. No con los mismos votantes exactamente; algunos han volado, pero se compensan con los votos podemitas que un socialismo echado al monte cosecharía. Hay que estar ciego, o vivir dentro del marco mental del adversario, para que alguien ajeno al espacio político del gobierno se trague la premisa de que acercarse a este PSOE es «centrarse».

Lo explica la pereza del analista. Si te acercas al PSOE te centras porque sí, porque hay un «mapa de posicionamiento» para párvulos que lo dice. Y los párvulos solo usan un parámetro: el de la Yenka. Olvídense de matices; ni europeísmo, ni respeto a la esfera privada, ni mandangas. Izquierda y derecha. Punto. Lo peor de esta simpleza es imaginarse a valiosos políticos que remaban en la dirección multidimensional y sutil de la política diciendo: tenemos que centrarnos. Si esta pesadilla binaria de bandos inamovibles va a seguir imperando, como podemos dar por hecho, todo lo que no lleve la etiqueta izquierda se va a tener que unir tarde o temprano. Estás en guerra cuando te la declaran, no cuando tú quieres. Aunque seas pacifista.

 


Recortes de Prensa   Página Inicial