AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 2  Septiembre  2020

Las empresas españolas, víctimas de la incompetencia del Gobierno
OKDIARIO 2 Septiembre 2020

Una señal inequívoca de la incapacidad del Gobierno socialcomunista a la hora de salir en auxilio de las empresas españolas vapuleadas por la crisis del coronavirus es que los ingresos por el Impuesto de Sociedades se han desplomado un 70%, porcentaje que preludia una tragedia de dimensiones colosales en el tejido empresarial. En esta coyuntura, la destrucción de empleo alcanzará cotas dramáticas en los próximos meses.

OKDIARIO ofrece hoy datos oficiales de la Agencia Tributaria que reflejan el «ritmo de avance» ( lo de avance es un sarcasmo) de la recaudación fiscal de los principales impuestos nacionales. Y el balance es para echarse a llorar: con datos ya consolidados del segundo trimestre del año, los ingresos tributarios totales confirman un desplome del 30%, con especial incidencia en las empresas. El IRPF pierde el 13% de sus ingresos; el IVA, el 29,8%s, y el Impuesto de Sociedades un 70,9% de lo recaudado el año anterior. Tres agujeros gigantescos que confirman que las medidas económicas desplegadas por el Gobierno -su famoso escudo social- han sido un rotundo fracaso.

Si en abril de 2019 la recaudación total por los cuatro grandes impuestos nacionales sumó 26.448 millones de euros, en abril de este año se quedó en 18.942. Y si en mayo de 2019 sumó 8.921 millones, este mayo no pasó de los 6.086 millones de euros. En porcentajes, un 28,4% de caída en abril y un 31,8% en mayo. Demoledor. Si el Ejecutivo socialista pensaba que con el fin del estado de alarma las cosas remontarían, los datos de junio confirman los peores augurios: otra pérdida de 2.583 millones de euros. Si nos centramos en las empresas, el motor de la economía y de la creación de empleo, los porcentajes de caída de recaudación en mayo asustan: un 49% menos.

Según las proyecciones del Banco de España, la ansiada recuperación no se produciría, en el escenario más benévolo, hasta el último trimestre de 2022, retrasándose hasta finales de 2024 o principios de 2025 en el peor de los supuestos. El salto de un escenario a otro depende del afianzamiento de los rebrotes: algo que ya parece estar sucediendo. De modo que la realidad desmonta el optimismo de un Ejecutivo que sigue empeñado en vender la falsa imagen de una nación en franca recuperación. Otra mentira más.

La 'moderación' y el 'consenso' del radical Pedro Sánchez
EDITORIAL Libertad Digital 2 Septiembre 2020

Debería resultar evidente que conceptos como unidad, moderación o consenso no son necesariamente valores positivos, pues el contexto y el objeto son determinantes. Aun así, resulta asombrosa la facilidad con que el Gobierno de Pedro Sánchez –sin duda el más radical y sectario de la OCDE– adultera y se apropia de valores que, si están bien fundamentados, pueden resultar muy necesarios, especialmente en estos momentos de crisis sin precedentes.

Buen ejemplo de la impostura propagandística gubernamental lo constituyó el acto celebrado el lunes en la Casa de America, al que fueron invitados los presidentes de las grandes empresas y en el que Sánchez quiso transmitir una imagen de moderación y de responsabilidad, al tiempo que hacía llamamientos a la unidad a formaciones ubicadas a su derecha. Ni que decir tiene que semejante oferta es un insulto a la inteligencia y carece de la más mínima credibilidad mientras Sánchez no renuncie a sus pactos con la extrema izquierda podemarra y siga ocultando las condiciones presupuestarias que le ha requerido Bruselas a cambio de su multimillonaria ayuda financiera, condiciones que resultan del todo incompatibles con el demagógico, populista e irresponsable acuerdo de Gobierno que suscribió con Pablo Iglesias. Y es que tratar de buscar acuerdos con los partidos ubicados a la derecha del PSOE sin renunciar a la compañía y al acuerdo con partidos tan enemigos del sector empresarial y, en general, del ordenamiento constitucional como Podemos y los separatistas es tanto como si un hombre fuera en compañía de su amante a pedir matrimonio a otra mujer.

No. Lo que busca Sánchez no es consenso, acuerdo o moderación. Lo que busca Sánchez es pura e incondicional adhesión; acomplejados y tontos útiles que le sirvan de compañeros de viaje en compañía de Podemos. Ni que decir tiene que los culpables de tamaña impostura no son los del Ibex por atender a la invitación del presidente, y menos aun por preferir abiertamente que gobernase con acuerdos con Casado antes que con Iglesias. Aun así, tanto estos empresarios como el propio Partido Popular, que no siempre brillan por su lucidez en el análisis político, han de ser conscientes de que quien tendría que "moderarse" y "arrimar el hombro" en aras de un fructífero y plausible consenso y un clima favorable a la actividad y a la inversión empresariales no es otro que el PSOE, cuyo líder, para encaramarse a la poltrona, no ha dudado en radicalizarse y en mantener alianzas con formaciones como Podemos, que hacen imposible la moderación y el consenso y que espantan tanto a Bruselas como a los empresarios del Ibex, a los que Sánchez trata ahora hipócritamente de tranquilizar.

Esperemos que todo esto lo tenga bien presente Pablo Casado en la reunión que mantendrá este miércoles con el presidente del Gobierno. Y no porque, como decía Bertolt Brecht, vivamos tiempos en los que "hay que defender lo obvio", sino porque, como venía a decir recientemente la encomiable y defenestrada Cayetana Álvarez de Toledo, vivimos en una "insólita España" en la que, ante el Gobierno más radical de Europa, resulta que es el principal partido de la oposición el que se tiene que moderar.

Contra la unidad
Carmelo Jordá Libertad Digital 2 Septiembre 2020

El presidente del Gobierno reunió este lunes a lo más granado del mundo empresarial español –por cierto, qué vergüenza ajena da lo suyo, señores del Ibex– para contarles varias cosas de mucho interés, como por ejemplo que por culpa del cambio climático hay incendios y tormentas de granizo en agosto, que sólo hay una humanidad o que es muy importante cambiar al defensor del pueblo para luchar contra la epidemia del coronavirus.

Pero lo principal que dijo Sánchez es que hay estar muy unidos, que los partidos políticos tienen que actuar todos a una, dejar de lado las diferentes ideologías –todas menos el feminismo y el cambio climático, que de eso parece que no hay que moverse ni un milímetro– y hacer lo que sea pero con el acuerdo de prácticamente todo el arco parlamentario. Y cuando digo lo que sea no lo digo por decir: Sánchez pide unidad pero en ningún momento explica alrededor de qué, más allá de vaguedades y generalidades que no llegan ni a declaración de intenciones.

Lo que está tratando de decirnos Sánchez, en suma, es que sólo por hacer unidos lo que sea irá mejor, que sólo por mantenernos en una opinión única y grupal saldremos antes y mejor de esta crisis espantosa.

Es llevar a un nuevo nivel el culto al consenso que ha anegado la cosa pública en los últimos años. El consenso, ese unicornio primo hermano del diálogo por todos buscado y jamás encontrado. Y es, sobre todo, un ejemplo de primera clase de un pensamiento completamente mágico e irracional, hijo y nieto de las procesiones y las danzas del hechicero con las que se convocaba la lluvia o se aplacaba la ira de los dioses. Puro magufismo político promovido desde la misma Moncloa que enloquecía contra los bulos y mandaba al Ministerio del Interior y la Guardia Civil a combatirlos.

Porque, por mucho que lo digan Sánchez, Redondo o el sursum corda, si todos los partidos deciden hacer muy juntitos y unidos las barbaridades que tienen en la cabeza el propio Sánchez o Iglesias, este país se irá al carajo. Por mucha unidad que haya del uno al otro confín del arco parlamentario, si la cosa sigue estando en manos de ministras como las Montero este país se irá a la mierda. Si los Presupuestos fuesen aprobados por 350 votos a favor y cero en contra, seguirían siendo los de este Gobierno desastroso y lo más probable es que este país se encaminase definitivamente al desastre.

Es más, por muy buena fama que tengan el consenso y la unidad, la Historia nos enseña que, excepto en momentos muy concretos, la unanimidad suele ser una señal inequívoca de que las cosas se están haciendo fatal y se acerca la hecatombe. Paradójicamente, uno de esos momentos fue esa misma Transición que los que ahora reclaman unidad llevan años dinamitando, ¡qué cosas!

¿Vivimos en la misma España el Gobierno y la ciudadanía?
La percepción generalizada es que, unos y otros, viven en entornos distintos muy alejados entre sí
Miguel Massanet diariosigloxxi 2 Septiembre 2020

Hay quien dice que la pandemia del Covid 19 le ha servido al Gobierno de cortina de humo para ocultar muchas de sus carencias y para permitirle ir retrasando, con pretexto de darle prioridad a la lucha en contra de la epidemia, alguna de sus promesas que, evidentemente, tanto por su cuantía como por la dificultad organizativa y la magnitud de la reacción de los presuntos beneficiarios de la medida, les hubiera sido imposible implantar en un entorno de normalidad. Para ejemplo dicen que basta un botón y, en este caso, el botón podría ser la famosa renta mínima vital que, pese a la urgencia con la que se tramitó la Ley y la prioridad en cuanto a su puesta en práctica que parecía querer darle el gobierno filocomunista que tenemos; los resultados han sido que, sólo 75.000 personas de las 750.000 que la han solicitado, han conseguido recibir la ayuda pedida. ¿Imprevisión, falta de fondos para hacer frente a tanta solicitud, improvisación de último momento ante la urgencia de dar a conocer una medida de indudable impacto social pero de complicada puesta en práctica?, un tema que, indudablemente, tenía como objetivo darle un respiro a un Gobierno al que le vienen lloviendo los problemas por todo este coladero en el que se ha metido con tal de pretender dar la sensación de que era capaz de solventar, él solo, con la ayuda de los comunistas y dejándose chantajear por separatistas vascos y catalanes, no sólo la pandemia del coronavirus, sino la otra pandemia, representada por la crisis económica que se viene anunciando, como consecuencia de los efectos nefastos de una epidemia que ha sido, lo peor gestionada que podía ser, por un Gobierno desnortado que ha sido incapaz de prever sus consecuencia y de dotarse de los medios que, la más elemental prudencia, hubieran aconsejado ante una situación que ya se venía anunciando, desde todas las instituciones sanitarias de la UE, meses antes de que al gobierno de Sánchez se le ocurriera tomar las precauciones pertinentes que, como se ha demostrado fehacientemente, no han sido las más adecuadas, rápidas y eficaces que debieran haberse adoptado.

Todos, en Europa, coinciden que la nación que peor ha gestionado la crisis del virus que nos llegó de China, ha sido España, por culpa de nuestros gobernantes presididos, cómo no, por este personaje, Pedro Sánchez, que cada día que pasa se vuelve más siniestro y que sigue en su intento de perpetuarse en el poder aunque, para ello, deba de condenar a España y su pueblo a una de las peores situaciones que se puedan dar para un país que no se merece estar en un escenario tan deprimente al que, sólo la estulticia y los intereses personales y electorales que priorizan a este ejecutivo, han sido los que nos están llevando a un punto del que nos va a ser muy difícil retornar, si es que todavía hubiera alguna posibilidad de hacerlo.

Incendios; paro; ertes; concursos de acreedores; .coronavirus; falta de cohesión entre el gobierno y las autonomías; miles de autónomos que no pueden sobrevivir a una situación con la que no tienen medios para poder enfrentarse; empresas grandes y pymes que cierran sus puertas; desconcierto en cuanto al problema escolar de la vuelta a las clases; todo el sector sanitario disgustado, reclamando medidas para poder enfrentarse con garantías a los rebrotes del Covid 19; separatismo que sigue aprovechando la debilidad del Gobierno para ir avanzando en su proyecto secesionista, etc. Y ante un panorama tan desalentador unos ministros que se dedican a reclamar a la oposición a que colabore con ellos ¿Colaborar a hacer una política que no lleva a otro resultado que la quiebra de España? Los partidos que cayeran en la trampa, y no dudamos que ya hay algunos que parece que ya han caído ¿no, señora Arrimadas?, o que parece que pudieran tener la tentación de hacerlo ¿qué pasa con el PP y su nuevo rumbo de tolerancia con el Ejecutivo, señor Casado? Lo único que conseguirán será darles oxígeno a unos gobernantes que se ven acosados por la realidad, que están apurando sus recursos, apelando a la demagogia y la propaganda de quienes colaboran eficientemente con ellos para ocultar al pueblo la triste verdad de que estamos en camino de entrar en un tipo de estado totalitario en el que, las libertades individuales, van a desaparecer para dar paso a un nuevo régimen político del estilo de aquellos que, tristemente, están vigentes en algunos países sudamericanos en los que, el comunismo castrista, ha conseguido que sus ciudadanos hayan quedado relegados a meros espectadores de las dictaduras opresivas que los tienen atenazados, sin que en ellos quede el más mínimo resquicio de democracia ni, tan siquiera, la menor esperanza de recuperarla.

Y en este punto de la vida española nos encontramos con personajes, como es el caso de la señora Arrimadas, que parece que no ha entendido, no se ha enterado y que sigue ciega ante lo que son los verdaderos planes del señor Pedro Sánchez. Piensa, la infeliz, que actuando de mediadora, cómplice, concubina política de los socialistas y presunta colaboradora en unos nuevos presupuestos que pudiera facilitar a Sánchez, iba a conseguir mejorar sus resultados electorales, hoy en día poco esperanzadores, y aumentar sus expectativas de alcanzar al PP en unas nuevas legislativas. Todo ello a costa de romper la estrategia de un bloque sólido de la derecha, la esperanza de una unión electoral de los tres partidos, PP,VOX y Ciudadanos para presentar un frente común y sólido ante las izquierdas capaz de ilusionar a un electorado que hoy lo único que ve es dispersión, traición, enfrentamiento e intereses puramente electorales, que no conducen más que a la perpetuación de las izquierdas que, si no ocurre algo muy grande que pueda cambiar el panorama que actualmente se observa en España, tienen todas las ventajas para volver a ganar unas elecciones al final de esta legislatura.

Lo cierto es que cuesta entender como una parte de la ciudadanía, una facción importante de ella, sigue como hipnotizada, impasible, pasmada sin reaccionar ni parecer enterarse de lo que está sucediendo en nuestra patria. Se van tragando, como quien come palomitas de maíz, todos cuantos informes, noticias, bulos, engaños, acusaciones, exculpaciones, desinformaciones y descalificaciones que directamente, desde las declaraciones de los ministros, los informes de los presuntos expertos en el coronavirus, los artículos de una prensa entregada al 90% a los partidos de separatistas e izquierdas, las TV convertidas en portavoces de comunistas y socialistas; salvo la catalana, mayoritariamente partidaria del independentismo; forman un totum revolutum cuya única y primordial misión es la de crear un cinturón sanitario en torno a la derecha, de modo que cualquier iniciativa por parte de los partidos de la oposición queda inmediatamente controlada, retenida, desvirtuada y contraatacada por la potente red de información de la que dispone el gobierno y sus socios.

En cierto modo los ciudadanos estamos en manos de los pocos reductos en los que se puede confiar que exista alguna objetividad; de aquella, cada vez más limitada, prensa que sigue manteniendo su línea de defensa de los valores, que parece que ya han dejado de tener vigencia en un país en el que muchos ya no nos reconocemos y que parece que va, a marchas agigantadas, en una dirección que no augura para los españoles nada positivo si, como parece ser, volvemos a una situación que se podría comparar a la que se produjo con la llegada de la II República, si bien es cierto que, afortunadamente, no se han producido los luctuosos sucesos que tuvieron lugar desde la proclamación del nuevo régimen republicano hasta el 18 de julio de 1936. Pero ya se advierten ciertos síntomas revolucionarios en distintos ambientes políticos; los separatistas siguen en sus posturas maximalistas, sin que la actitud irascible y rebelde del señor Torra nos permita tener la confianza de que no llegue un momento en el que el problema catalán se le marche de las manos al gobierno de Madrid y entremos en un nuevo intento de conseguir por la fuerza lo que, hasta ahora, no han podido lograr por otros medios.

Y uno se pregunta si, esta falta de sincronía entre lo que decide el Gobierno, lo que se nos dice a los ciudadanos; lo que transcurre tras la bambalinas que se nos oculta y los acuerdos, entendimientos, complots o maquinaciones que, solamente, son conocidos por algunos privilegiados mandamases que son los que, de verdad, manejan los hilos del país, es en realidad lo que correspondería a un país democrático, como pretendidamente es España, o más bien pudiera entenderse que pertenece a una especie de contubernio en el que personajes como el señor Soros y a un nivel más reducido, el catalán señor Roura, son los que nos podrían, si quisieran, dar la clave de lo que se pretende hacer con esta España en la que parece que han puesto su mirada como un posible objetivo de crear una cabeza de puente para ir situándose a las puertas de la UE, que quizá fuese su siguiente objetivo.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, tenemos la inquietud de que pertenecemos a este grupo mayoritario de aquellos a los que se nos oculta lo que se está tramando desde las altas esferas, con respecto al futuro de nuestra nación; un futuro que desde luego a la vista de un ciudadano de a pie ya se nos presenta como muy turbulento, pero que somos capaces de intuir que todavía existe el peligro mayor de que, la descomposición de nuestro país, pudiera llegar a ser el siguiente objetivo de quienes lo que se proponen es acabar con España. Y terminamos con una frase de alguien que no nos tenía mucho aprecio, Simón Bolívar, pero que estuvo acertado en su juicio: “Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia civil”

El Gobierno socialcomunista, al asalto de la Comunidad de Madrid
OKDIARIO 2 Septiembre 2020

El Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez ha incrementado su ofensiva contra el Ejecutivo autonómico de Isabel Díaz Ayuso. Madrid es para el Ejecutivo una pieza esencial y la consigna es clara: derribar al Gobierno regional del PP, que se ha convertido en firme oposición de la izquierda gobernante. Las declaraciones de Fernando Simón -luego rematadas por Pedro Sánchez- cuestionando la gestión de la Comunidad de Madrid en la crisis del coronavirus se enmarcan dentro de la estrategia de acoso y derribo planificada por el Gobierno, que ha convertido a Isabel Díaz Ayuso en principal enemigo a batir.

Cabe recordar, como informó OKDIARIO, que ya el delegado del Gobierno en Madrid y secretario general del PSOE en la Comunidad, José Manuel Franco, dejó claras sus intenciones de acabar con la presidenta madrileña e instó a los alcaldes socialistas a movilizarse contra ella utilizando todos los medios a su alcance. En ese sentido, Franco llegó incluso a denunciar al Gobierno madrileño por el acto de clausura provisional del «hospital milagro» de Ifema, argumentando que no se habían respetado las medidas de distanciamiento social. Un sarcasmo si tenemos en cuenta que fue Franco quien permitió, en plena extensión de la pandemia, la multitudinaria manifestación feminista del 8-M, que se convirtió en una bomba biológica. La fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid decidió ayer archivar las diligencias abiertas tras la denuncia de la Delegación del Gobierno, dejando así en evidencia el clamoroso sectarismo socialista.

Sin embargo, el Gobierno socialcomunista ha dejado claro que Madrid es su gran obsesión y que no va a reparar en medios para tratar de conseguir su propósito, aunque sea recurriendo a la mentira. Lo de Simón no es casualidad, sino fruto de un plan sistemático para debilitar a Isabel Díaz Ayuso que culminaría en una moción de censura sumando a su causa a parte de los diputados de Cs. Que Sánchez haya saltado al ruedo para apoyar al director de Alertas y Emergencias Sanitarias en sus críticas al Gobierno madrileño es indiciario de que el Gobierno está decidido a asaltar políticamente la Comunidad de Madrid

La bochornosa manipulación del Gobierno para coaccionar a Ayuso con la epidemia
ESdiario 2 Septiembre 2020

En lugar de atender el inquietante segundo capítulo de la pandemia, Pedro Sánchez se ha puesto como objetivo utilizarla para desalojar al PP de la Puerta del Sol.

El Gobierno de España ha decidido gestionar la segunda oleada de coronavirus, que en realidad es mera continuación de la primer, como un fenómeno ajeno a sus competencias y responsabilidades y, además, útil a efectos políticos para intentar minar a rivales políticos.

La persecución a la Comunidad de Madrid, fruto de la indigestión que para la izquierda tiene las victorias del PP durante tres décadas, ocupa más tiempo en los discursos de Pedro Sánchez, sus socios y sus altavoces que la propia lucha contra la pandemia y su efecto sanitario y económico más devastador.

Primero señaló Fernando Simón a comienzos de semana, y después disparó el propio presidente con un descabellado argumentario en la Cadena Ser, mostrando una honda "preocupación" del Gobierno ante los cuantiosos contagios madrileños, pero negándose a tomar ninguna medida y cargando las tintas, de manera obvia, contra Isabel Díaz Ayuso.

No es nuevo. Durante los peores meses de epidemia, el PSOE y Podemos hicieron lo posible por tapar las vergüenzas propias, que son incontables y explican el récord de mortalidad, y por cargar en la Puerta del Sol las consecuencias de sus negligencias, atacando incluso con sevicia proezas tan claras como el hospital de IFEMA alabado hasta por la OMS.

Que la Ley de Salud Pública aclare que, ante emergencias sanitarias como ésta, la máxima responsabilidad reside en la Administración Central, no ha sido suficiente para que el Gobierno haga su trabajo, en coordinación con unas Comunidades Autónomas que han de participar pero no puede encargarse en solitario, con recursos domésticos, de una amenaza internacional.

Pero que además esa indolencia tenga una clara intencionalidad política, resulta repugnante. Especialmente en aquellos que se han dedicado a tapar las insólitas negligencias de Moncloa desde marzo y a ayudarle a tapar hasta el número real de fallecidos mientras estigmatizan a Madrid y la abandonan a su suerte.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

¿Arrimará el hombro?
Emilio Campmany Libertad Digital 2 Septiembre 2020

Claro que hay alternativas a la coalición del PSOE con Podemos. El PSOE puede gobernar en solitario con el apoyo externo del PP o en coalición con éste.

Sánchez se encuentra en una situación en la que, en cualquier régimen parlamentario que no fuera el español, su Gobierno caería. Así suele ocurrir cuando un primer ministro pierde el apoyo de algunos de los partidos que lo auparon al poder, dejándolo en minoría, incapaz de sacar adelante ninguna ley. La caída es inevitable cuando la norma que el presidente del Consejo no consigue que le aprueben es la de los Presupuestos Generales. Para evitarlo, el editorialista de El País da la consigna que los medios de comunicación controlados por el Gobierno, incluidas las televisiones, tienen que difundir. El punto de partida es que en la práctica no hay alternativa al Gobierno de coalición del PSOE con Podemos. Y Ciudadanos hace muy bien en mostrarse dispuesto a apoyar los Presupuestos porque eso le dará una influencia muy superior a la que le correspondería normalmente con sus diez escaños. El PP debería imitar su ejemplo en eso y en otras cosas, como en las renovaciones del Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional, imposibles de llevar a cabo sin ellos.

Esta argumentación la resume Sánchez en su constante apelación al PP para que "arrime el hombro". Todo es consecuencia de la imposibilidad de asumir el precio cada vez más alto que Esquerra exige a cambio de su apoyo. El kilo de diputado independentista se ha puesto por las nubes debido a la proximidad de las elecciones catalanas, a las que Esquerra no puede acudir ataviado con el capirote de esbirro del Gobierno opresor de Madrid. Por su parte, Sánchez no quiere asumir el coste electoral que tendría aceptar las exorbitantes exigencias de la Esquerra. De manera que, dado que PSOE, Podemos y Ciudadanos apenas llegan a 165 escaños, y ni siquiera con los 6 del PNV se alcanza la mayoría absoluta, hace falta que el PP "arrime el hombro" y permita a Sánchez sacar sus presupuestos para librarle de la vergüenza de gobernar con los de Montoro, como lleva haciendo desde 2018.

Ahora, si la solución pasa por que el PP apoye los presupuestos de Sánchez, ¿para qué hacen falta Podemos y Ciudadanos? PSOE y PP suman una mayoría sobradamente holgada. Entonces, claro que hay alternativas a la coalición del PSOE con Podemos. El PSOE puede gobernar en solitario con el apoyo externo del PP o en coalición con éste. Otra cosa es que ninguno de los dos partidos las quiera por motivos electorales.

El caso es que el PP está recibiendo fuertes presiones para que ayude a Sánchez a salir del trance gratis et amore. Sin embargo, en Génova se resisten demandando la expulsión de Podemos del Gobierno como condición previa para negociar, que es lo mínimo que debe exigir. Naturalmente, la reunión de Sánchez este lunes con los grandes empresarios españoles en la Casa de América tenía como único objetivo pedirles que incrementen la presión sobre Casado a tal efecto. Así que la cuestión ha quedado reducida a si Casado aguantará o no. La destitución de Álvarez de Toledo augura lo peor, pero ya veremos.

Santiago Abascal: "Los que piensan que esta moción va a reforzar a Sánchez es que no nos conocen"

esRadio Libertad Digital 2 Septiembre 2020

Santiago Abascal se ha mostrado muy confiado en que la moción de censura que su partido se comprometió a presentar durante este mes de septiembre no sólo no ayudará al Gobierno sino que será un castigo para el Ejecutivo: "Los que piensan que esta moción va a reforzar a Pedro Sánchez es que no nos conocen porque lo que vamos a decir le va a debilitar y le va a retratar", ha dicho el de Vox en una entrevista durante la primera edición de La Noche de Dieter en esRadio.

Abascal no ha querido adelantar la fecha en la que se realizará el trámite parlamentario pero ha asegurado que, tal y como prometieron, "se va a presentar en septiembre", si bien el día concreto "está por determinar porque estamos manteniendo interlocución con muchos actores de la vida española para conocer sus preocupaciones y darles voz".

Además, ha defendido la moción porque "hay mucho temor y mucha zozobra" en la calle y su partido se siente en "la responsabilidad de representar el enfado y la indignación" de muchos españoles.

El de Vox se ha comprometido también a que en la moción "daremos voz en cualquier caso a todos esos españoles indignados" y mostró su confianza que estos hablarán "con los diputados" de todos los partidos para hacerles llegar su opinión.

¿Abascal candidato?
El presidente de Vox ha explicado que "si de aquí al momento" en el que vaya a presentarse la moción "hay españoles que puedan concitar un apoyo mayoritario" para ser candidatos o "si otros grupos" se muestran receptivos a los argumentos de la moción "estamos dispuestos a negociar", pero que en cualquier caso si no hay ningún nombre que suscite más consenso él mismo no tendrá ningún problema en ser el candidato.

En el caso concreto del Partido Popular, Abascal ha dicho que esperan tener contactos "con el PP y con Pablo Casado" con el que ha dicho que mantienen "una interlocución fluida", si bien se ha mostrado poco esperanzado de que esos contactos fructifiquen en algo concreto, ya que la "posición" de los populares "fue muy tajante de que no iban a apoyar", pero se ha comprometido a "escuchar" si desde el PP plantean "algún tipo de negociación".

Por otro lado, aunque Santiago Abascal se ha mostrado convencido de que la moción y el debate parlamentario perjudicarán al Gobierno ha asegurado que no le importa qué resultado pueda tener para su propio partido: "Lo vamos a hacer independientemente de que nos produzca un espaldarazo electoral o no o incluso aunque nos haga perder apoyos, no nos importa", ha dicho.

"No lloriquearemos por no hablar con Sánchez"
Santiago Abascal ha explicado también que su partido no ha recibido "ninguna llamada" del presidente del Gobierno para negociar los Presupuestos, si bien no se ha mostrado muy preocupado por ello: "Es cierto que en las últimas rondas mantuvimos dos conversaciones telefónicas con el presidente, hasta que nos dimos cuenta de que nos utilizaba, así que decidimos no atender más llamadas", ha dicho.

El de Vox ha calificado de "irrelevante" que Sánchez les llame o no, pero ha dicho que "lo verdaderamente grave es que Vox ha sido excluido de la vida política de principio por el mismo gobierno que ha pactado con los separatistas y Bildu".

Abascal ha dicho que el Gobierno y sus miembros "han alentado los escraches" contra su partido y que "Vox viene padeciendo la exclusión sistemática de la vida política y siendo demonizado". Aún así, "no lloriqueamos porque el presidente no nos convoque", ha dicho, ya que "le vamos a decir lo que le tenemos que decir desde la tribuna del Congreso".

Terrorismo
Las víctimas de ETA entregan a Dolores Delgado 250 indicios para ilegalizar a Bildu
Alejandro Requeijo Vozpopuli 2 Septiembre 2020

La Asociación de Victimas del Terrorismo (AVT) se reunió este martes por primera vez con la Fiscalía General del Estado que dirige Dolores Delgado y en el encuentro le entregaron un listado con todos los indicios recopilados por el colectivo durante años para instar a la ilegalización de Bildu por su relación con la banda terrorista ETA y su legado criminal.

Se trata de un documento con 250 pruebas al que ha tenido acceso este periódico y con el que la asociación mayoritaria de víctimas actualiza cada vez que mantiene una reunión con el máximo representante del ministerio público. Fuentes de la AVT califican el encuentro de productivo y dicen haber encontrado una actitud receptiva por parte de Delgado y su equipo durante la reunión en la que se abordaron diversos temas.

Se basan en el artículo 9.3 de la Ley de Partido de Políticos aprobada en 2002. Establece como motivo de ilegalización que una formación preste forma reiterada “apoyo político expreso o tácito al terrorismo, legitimando las acciones terroristas para la consecución de fines políticos al margen de los cauces pacíficos y democráticos, o exculpando y minimizando su significado y la violación de derechos fundamentales”.

Apoyo a 'Josu Ternera'
Recuerda acontecimientos recientes como el mensaje de apoyo que en las redes sociales difundió Bildu con motivo de la puesta en libertad provisional en Francia del histórico líder de ETA Josu Ternera. “Queremos trasladar nuestro abrazo a Josu y a todos sus familiares y amigos”, dijo la formación que encabeza el exportavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi.

Tanto EH Bildu como EHBai -su homóloga en el País Vasco francés- tildaron al terrorista como "uno de los principales protagonistas en el trabajo a favor de un escenario de solución en Euskal Herria". Huyó de la Justicia cuando le reclamaba por un atentado en la casa cuartel de Zaragoza en el que murieron varios niños.

La cuenta de la AVT arranca e 2011, desde el momento en el que el Tribunal Constitucional legalizó a Sortu, los herederos del brazo político de ETA al que luego se unieron otras formaciones minoritarias para dar lugar a la coalición Bildu. En la lista, por tanto, hay indicios atribuidos tanto a estas dos marcas como a Amaiur, nombre con el que concurrieron a las elecciones generales en el País Vasco y Navarra tras su vuelta a las instituciones en paralelo al proceso de ETA de abandonar la violencia.

Por parte de Sortu, la lista recuerda cómo este mes de agosto uno de sus dirigentes llamado Eneko Compayns, miembro del Consejo Nacional del partido y profesor de Derecho Constitucional en la Universidad del País Vasco, dedicó un homenaje a cuatro etarras fallecidos en 2000 cuando explotó por accidente el vehículo en el que viajaban, cargado de explosivos. “Han pasado 20 años pero todavía estamos presentes: Patxi, Ekain, Zigor y Urko. ¡Siempre en nuestros corazones!”, dijo en su cuenta de Twitter donde cuenta con 5.800 seguidores. El comentario fue difundido a su vez por más de 650 personas.

El Tribunal Constitucional abrió la puerta a la vieja Batasuna enmendando al Supremo. Pero en su sentencia, el máximo garante constitucional fue tajante al trazar las líneas rojas: no podría en ningún caso equiparar “las expresiones de la violencia terrorista con la coacción legítima que un Estado de Derecho se reserva a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuando persiguen, detienen y ponen a disposición judicial a los responsables de los delitos de terrorismo”. Tampoco podrían equiparar a víctimas con terroristas ni ensalzar a quienes perpetran esas acciones criminales o incitar al incumplimiento de leyes democráticamente aprobadas.

Desde la AVT recuerdan que en la anterior actualización de la lista (julio de 2019) había en torno a 200 indicios. Desde entonces son varias decenas de situaciones que a juicio de los representantes de las víctimas suponen un incumplimiento de las condiciones que les impuso la ley para regresar a la política.

La delegación, que ha estado encabezada por la presidenta de la AVT, Maite Araluce, ha hecho entrega también a la Fiscalía General de dos Guías elaboradas por la Asociación. Una de ellas recoge un decálogo de buenas prácticas para la Asistencia Jurídica a las víctimas del terrorismo en el ámbito de la Audiencia Nacional, elaborada por el equipo jurídico. La segunda, titulada Cómo afrontar el proceso judicial derivado del atentado que he sufrido, está redactada por su Departamento Piscosocial para las víctimas del terrorismo.

La Fiscalía General del Estado ha emitido un comunicado tras el encuentro en el que afirma que se han abordado “las principales inquietudes del colectivo”. El ministerio público hace alusión a las dos guías, también a una propuesta de reforma del Estatuto de la Víctima o a la preocupación de la AVT por las dificultades legales de perseguir los delitos de enaltecimiento y su impacto psicológico en las víctimas. Sin embargo, no hace ninguna alusión en el texto a los 250 indicios para instar a los tribunales a que ilegalicen Bildu.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial