AGLI Recortes de Prensa   Jueves 17  Diciembre  2020

El Gobierno Pilatos y la 'vuelta a casa por Navidad'
EDITORIAL Libertad Digital 17 Diciembre 2020

Esta es la hora en la que el Gobierno del socialista Pedro Sánchez y el comunista Pablo Iglesias no ha informado de cuáles fueron los informes y criterios científicos en los que se basó para fijar el número de comensales, la hora del toque de queda, la movilidad entre territorios y, en general, las restricciones que, con carácter general, formaban parte de su publicitado Plan de Navidad de lucha contra el covid-19.

Como tampoco ha comunicado Moncloa el número real de contagiados y muertos por el coronavirus, ni el nombre de los integrantes del supuesto comité de expertos que le asesora en esta sobrecogedora crisis sanitaria, la falta de información respecto al Plan de Navidad parece no tener tanta importancia, más aún cuando ha quedado claramente devaluado este miércoles con el anuncio del ministro de Sanidad de que las comunidades autónomas quedan facultadas para adoptar restricciones más duras de las inicialmente anunciadas.

Ya podrá Salvador Illa afirmar que eso no supone “un gran cambio” e insistir en que “se mantiene el Plan de Navidad que tomamos conjuntamente”, pero lo cierto es que el susodicho queda en papel mojado desde el momento en que cada Gobierno autonómico puede modificarlo a voluntad.

Lo único que no ha cambiado es la improvisación de un Ejecutivo incompetente que no asume sus responsabilidades y se lava las manos endosando el problema a las CCAA. Así las cosas, a la ciudadanía se le hace muy difícil cualquier planificación de cara a las fiestas navideñas. Al etéreo concepto de allegado se suma ahora la inseguridad derivada de no saber si podrá haber desplazamientos entre territorios, cuánta gente podrá reunirse alrededor de la mesa familiar y cuál será la hora del toque de queda. Todo quedará, según parece, en manos de las autonomías, a las que el Gobierno impresentable podrá acusar de haber adoptado medidas draconianas o de todo lo contrario...

Ya podrá el conocido eslogan publicitario alentar la vuelta a casa por Navidad, que esta es la hora en la que muchos españoles no saben si el hacerlo les pondrá en serios problemas con la autoridad. Qué vergüenza de Gobierno calamitoso, bueno para nada que no sea hacer el mal.

España y la rana
José Manuel Sánchez Fornet okdiario  17 Diciembre 2020

Si introduces una rana en un balde de agua muy caliente la rana salta inmediatamente fuera del agua y sobrevive. Si la metes estando el agua fría y la vas calentando, la rana muere sin moverse. España es hoy una rana en un balde de agua que están calentando poco a poco entre los comunistas bolcheviques, fanáticos talibanes de la intolerancia, odiadores de la libertad, de España y sus símbolos, desde el Gobierno de la nación donde les ha sentado para mantener su poder el secretario general del PSOE, para quien las canonjías del cargo son más importantes que la salud democrática de los españoles.

No es que España haya sido ejemplar desde la Constitución; no es una democracia sino un simulacro, una partidocracia de organizaciones que han colonizado el Estado y nos han llevado a esta situación límite. El desmontaje del Estado y la nación ha comenzado. PSOE y PP han hecho méritos por corruptelas y ambición sin escrúpulos durante 40 años y ahora vemos el precipicio. Somos uno de los países con peor tasa de pobreza, con instituciones corrompidas según el político de turno… nada que ver con democracias donde un político dimite o cesa por mentir. El problema es interno y externo. España, la duodécima potencia mundial en razón de su PIB nominal, no tiene ese peso en las decisiones del mundo. Que seamos parte de la UE es lo que nos sostiene con respiración.

Tenemos un vecino conflictivo por el Sur, Marruecos. Hace 45 años, por la fuerza, nos expulsó de los territorios africanos del Sáhara Occidental donde existían varias ciudades de españoles. Salimos de allí corriendo como cobardes. Hoy, a pesar de ser potencia administradora según la ONU, Estados Unidos ha reconocido ese territorio como parte de Marruecos sin avisarnos. Ahora la potencia emergente y vecina tiene en el punto de mira a Ceuta y Melilla. No tardará muchos años en que sea imposible vivir allí como ciudadanos españoles. De paso, ha extendido sus aguas territoriales hasta invadir las españolas de Canarias sin reacción del Gobierno. Un importante rearme armamentístico, que el artículo 6 del Tratado de la OTAN excluya a posesiones en África (Ceuta y Melilla) y la posición de las potencias aliadas de Marruecos (EEUU, Francia, Reino Unido, Rusia e Israel) vaticinan que más pronto que tarde esas dos ciudades españolas serán marroquíes. Las potencias mundiales creen que el Imperio que fue España con Felipe II, Carlos I o los Reyes Católicos tiene todavía mucho territorio. Caerán Ceuta y Melilla, después Canarias y después, veremos si no quieren crear los Balcanes en la península ibérica fomentando el independentismo en Cataluña y País Vasco.

España y sus demonios. No existe un país donde su lengua sea marginada por otras regionales para trabajar. Donde hablar la lengua común no sea suficiente. Miren a Francia, Italia, Alemania… Ocurre aquí en el País Vasco, Cataluña, Baleares y Galicia. PP y PSOE son responsables ante la historia. Los viejos señoritos herederos de Franco y los jóvenes presuntos socialistas que se subieron al carro de los vividores de la Casta política son responsables de 40 años de ruptura de la nación. Ninguno de ellos vive como vivía antes de esa traición. Todos millonarios o viven cómodamente. Pregunten a Bono. España, otra vez en su historia es víctima de su clase dirigente. ¿Es reversible la situación actual? Tal vez el futuro sean los Balcanes de la península ibérica, reinos de Taifas enfrentados por el agua y los recursos naturales, la conexión con Europa… o un país de miseria y hambre sin democracia.

Patada de Sánchez a Ayuso en la salud de los madrileños
OKDIARIO 17 Diciembre 2020

Si alguien pensaba que el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez iba a cesar en su estrategia de acoso y derribo contra la Comunidad de Madrid para cobrarse la cabeza política de Isabel Díaz Ayuso se equivocaba. Tras conseguir la Comunidad de Madrid, por fin, que Sanidad aceptase la realización de los test de antígenos en las farmacias, el Ministerio de Salvador Illa presiona ahora para que el Consejo Interterritorial de Salud desaconseje el uso de los test como medio para detectar el coronavirus en plena campaña navideña. La presidenta madrileña pretende tener los test a disposición de los madrileños para que eviten ir a las cenas o comidas familiares de Navidad con posibilidad de contagiar. Sánchez, de este modo, vuelve a poner otro obstáculo a los deseos de Díaz Ayuso de controlar la enfermedad.

El objetivo de Sánchez es que las recomendaciones de las comunidades autónomas a sus equipos médicos desaconsejen la receta de los test de antígenos. Así, los médicos que los receten estarían actuando en contra de las recomendaciones oficiales. Y los ciudadanos que confiasen en este mecanismo de detección de la enfermedad estarían recurriendo a los test de antígenos pese a recibir advertencias expresas de que pueden no ser fiables.

La obsesión de Pedro Sánchez con la presidenta madrileña roza lo patológico. Pero el problema es que en su afán desmedido por patear políticamente a Díaz Ayuso está poniendo en peligro la salud de los madrileños. La decisión llega, para colmo, tras la autorización verbal de Sanidad a la Comunidad de Madrid para que pueda disponer de los test en farmacias en aquellas zonas de alta incidencia de la enfermedad.

Madrid es la comunidad puntera en la dotación y uso de este tipo de test. Y el plan de Díaz Ayuso era reforzar el control y responsabilidad personal por medio de un mecanismo que pudiese avisar a cada persona antes de los encuentros navideños de si se encuentra infectado o no. La consecuencia lógica debía ser que aquellos con test positivo pasasen a aislarse de forma autónoma y sin llegar a los encuentros navideños. Lo que pretende Sánchez es boicotear este mecanismo de control de la enfermedad.

De este modo, por sus ansias infinitas de acabar políticamente con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Sánchez perjudica seriamente la salud de los madrileños.

Pelea de madrileños
Emilio Campmany Libertad Digital 17 Diciembre 2020

Dicen las crónicas que PSOE y Podemos andan a la gresca y que es muy natural que así sea una vez que, cerrada la negociación de los Presupuestos, se aproxima su aprobación. Es lógico que Podemos quiera demostrar a su potencial electorado que en materia de preocupación social no le gana nadie, y lo es igualmente que el PSOE quiera preservar su imagen de partido socialdemócrata serio negándose a ejecutar los despropósitos populistas de un “partido salido del 15-M”.

Esto es lo que dicen las crónicas, pero no es toda la verdad. El “partido salido del 15-M” no existe. Podemos es más bien el partido salido del 17-O de 1917. Y, como buen partido comunista, todo lo que propone está encaminado a empobrecer España. Sólo un país en la miseria puede, nublada la razón por el hambre, arrojarse en brazos del comunismo. No se trata de disputar al PSOE la agenda social. Algo hay de eso, pero lo esencial es generar paro y penuria so pretexto de proteger a los trabajadores. Tampoco el PSOE es el partido socialdemócrata europeo y serio que se resiste a adoptar medidas populistas. Su estrategia no tiene nada de seria ni de europea y es muy parecida a la de Podemos, aunque no idéntica. Su objetivo no es tanto generar pobreza como clientela que, con razón o sin ella, crea que su bienestar depende de que el PSOE siga gobernando. Da igual que se trate de parados, que es lo mismo que persigue Podemos, que empleados públicos interinos contratados a dedo bajo la supervisión de los sindicatos, que trabajadores de empresas semipúblicas controladas por el PSOE, que asalariados dependientes de asociaciones, fundaciones y organizaciones subvencionadas y gente así. Si estos y sus familias llegan a sumar lo suficiente, podrían ser decisivos en unas futuras elecciones.

De modo que el PSOE no puede consentir que Podemos le levante la clientela prometiendo más que los socialistas ni Podemos puede tolerar que el PSOE convierta al electorado podemita en clientes de los socialistas. Así que cada cual lucha por ganarse las mentes y los corazones de sus potenciales electores, que lo serán más por necesidad percibida que por convicción ideológica. Naturalmente, la sangre no llegará al río sino cuando uno de los dos partidos entienda que le conviene que haya elecciones. Y hoy por hoy a ninguno le interesa que las haya. La bronca merece lo que pensó Pascual Duarte cuando, venido a Madrid del campo, vio a su amigo Estévez cruzar una sarta de insultos con un parroquiano que había mirado a su mujer con algún descaro. “Se mentaron a las madres, se llamaron a grito pelado chulos y cornudos, se ofrecieron comerse las asaduras, pero lo que es más curioso, ni se tocaron un pelo de la ropa. (…) Cuando se aburrieron de decirse inconveniencias se marcharon cada uno por donde había venido y allí no pasó nada. ¡Así da gusto! Si los hombres del campo tuviéramos las tragaderas de los de las poblaciones, los presidios estarían deshabitados como islas”.

Pues eso. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son más madrileños que Estévez y discutirán hasta la saciedad y se mentarán a las respectivas familias, pero a la hora de la verdad siempre estarán de acuerdo en lo sustancial, que es en jorobarnos, aunque Pascual Duarte recurriría a otro verbo más expresivo.

El Derecho del más fuerte
Agapito Maestre Libertad Digital 17 Diciembre 2020

La justificación más radical de la institución del Derecho, otros dirán de la justicia, es que no existe razón alguna capaz de fundamentarla. Al margen de la fuerza, incluso de la violencia, no hay derecho racional posible. ¿Tiene, pues, razones el derecho en España? Algunas posee, especialmente desde el punto de vista argumentativo e instrumental, pero la principal, su posible independencia, está controlada por los poderosos. De ahí que los filósofos más realistas reconozcan que el Derecho solo le asiste, especialmente en nuestras tierras, al que tiene el poder. En España, desde que fue aprobada, en 1985, la Ley General del Poder Judicial, las grandes instituciones del llamado Poder Judicial, empezando por su órgano de gobierno, el Consejo General del Poder Judicial, dependen, digámoslo sin matices, del Poder Ejecutivo. O sea, aquí y ahora, manda el Gobierno de Sánchez-Iglesias sobre la Justicia.

Sin embargo, la torpeza, la estulticia y la mala fe de la coalición gubernamental de socialistas y comunistas a la hora de llevar a cabo la renovación del Consejo General del Poder Judicial han conseguido crear tanto malestar en esta institución que ha estimulado la protesta de los hombres vestidos con ropones negros. Ha aparecido algo parecido a un conato de rebelión de los jueces contra el Gobierno de España. Los hombres del CGPJ tratan, pues, no solo de aparentar autonomía e independencia respecto del Gobierno, sino que también parecen buscarla, sin duda alguna, a través del manejo técnico o instrumental de sus funciones. Algo es algo.

Aunque nadie debería hacerse demasiadas ilusiones, creo que las últimas acciones del CGPJ, especialmente las referidas a su función legal y legítima de nombramientos, abren un camino para frenar el proceso totalitario del Ejecutivo para poner a su disposición el entero Poder Judicial. Bastaría esgrimir que en la Administración no hay vacantes, o mejor, alguien siempre tiene que ocupar el puesto para que funcione el órgano administrativo, un principio elemental del Derecho administrativo, al alcance de cualquier lego en la materia como es el caso de quien les escribe, para echar por tierra la faramalla del Gobierno sobre la posible ilegalidad de actuación de ese órgano para nombrar cargos antes de que se renueve el propio CGPJ.

Todos los nombramientos realizados por el CGPJ, incluidas las previstas 25 designaciones (7 magistrados del Tribunal Supremo, 6 presidentes de Sala de los Tribunales Superiores de Justicia de Baleares, Canarias, Extremadura y País Vasco –3–, las presidencias de 12 Audiencias Provinciales –Almería, Baleares, Burgos, Cantabria, Ciudad Real, Gerona, Granada, La Rioja, León, Lugo, Navarra, Salamanca–), son legales y legítimos, pero si el Gobierno, utilizando sus argucias poderosas, lograse paralizar tales nombramientos estaría deslegitimándose aún más de lo que está. La proposición de ley presentada por el PSOE y Podemos para paralizar los nombramientos de la cúpula judicial es, se mire por donde se mire, una treta más del Gobierno para limitar aún más de lo que están las funciones del CGPJ. Es toda una chapuza jurídica intentar imponer límites a las funciones del CGPJ, cuando haya caducado su mandato, como en la actualidad, para que no se puedan realizar designaciones.

Pero, sobre todo, y esto es aún más importante desde el punto de vista político, es una señal de debilidad del Gobierno. Es normal, pues, que los jueces hayan reaccionado planteando una solicitud al Congreso de los Diputados que recabe un informe del Consejo de Europa y al propio CGPJ sobre la proposición de ley presentada por el PSOE y Podemos para paralizar los nombramientos de la cúpula judicial. A los seis vocales del CGPJ que han planteado la cuestión, aparte de las razones jurídicas y políticas que les asisten, tendremos que reconocerles su cuajo moral para enfrentarse a un Gobierno que hace mangas y capirotes de su propia ley… En fin, parece que por aquí se le abre una vía de agua al acorazado de Sánchez-Iglesias. Ojalá el Derecho del más fuerte sea vencido por el argumento del más débil.

Lunáticos, marcianos y 70.000 muertos
Pablo Planas Libertad Digital 17 Diciembre 2020

¿Cuántas muertes se habrían podido evitar si el Gobierno no estuviera plagado de narcisos, incompetentes e inmorales?

¿Cuántas personas habrán fallecido en España por coronavirus? ¿Setenta mil? ¿Ochenta mil ya? Según el Instituto Nacional de Estadística, sólo en la primera fase de la epidemia murieron 45.684 personas, 18.557 más de las que admite y admitió el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Murieron sin funerales, sin el más mínimo reconocimiento, en la inmensa mayoría de los casos sin que sus nombres y circunstancias aparecieran en los medios de comunicación. Y lo que es peor, muchos de ellos expiraron sin recibir asistencia.

Sólo unos días antes de que empezaran a morir, ministros, altos cargos y payasos a sueldo del Gobierno negaban que el coronavirus fuera a llegar a España. Habría uno o dos casos a lo sumo, dijo el epidemiólogo en jefe Fernando Simón. Y se reían de quienes recomendaban el uso de mascarillas. Alarmistas les llamaban. Y terraplanistas, que es el insulto preferido de la progresía más mamarracha. Menuda tontería el coronavirus, decían...

Al principio, el vicepresidente Pablo Iglesias aseguró que él se iba a hacer cargo de la gestión de las residencias de ancianos, pero a la que se reportaron las primeras muertes no quiso saber nada. Le faltó tiempo para desentenderse por completo. Miles de ancianos murieron encerrados e incomunicados, sin asistencia de ningún tipo, sin consuelo alguno, privados de sus familias. El colapso sanitario era de tal magnitud que ni por caridad se quería en los hospitales a los mayores de setenta años.

Durante semanas, médicos y enfermeras lucharon contra la enfermedad sin mascarillas ni equipos de protección individual porque ese Gobierno que según Sánchez ya en enero estaba al cabo de la calle de lo que podía pasar no consideró necesario proveer a los centros sanitarios del material más básico. Luego, con las prisas, se tuvo que acudir a un mercado con los precios desorbitados. Ni se sabe ni se sabrá cuántos pelotazos se dieron en medio de aquel caos, quién se lo llevó crudo y quién se hizo rico a costa de los muertos y gracias al Gobierno.

A la crisis sanitaria siguió la económica. Pasaban las semanas, los meses, y miles de personas sometidas a expedientes de regulación temporal de empleo seguían sin cobrar. Más la estafa del Ingreso Mínimo Vital, esa cortina de humo para ocultar las colas del hambre, el paro y la desesperación de cientos de miles de familias.

Mientras en el resto de Europa primeros ministros y ministros de Sanidad han sido interrogados por jueces y fiscales para esclarecer su actuación durante la epidemia, aunque sea por cubrir el expediente, aquí se ha cancelado cualquier posibilidad de recurrir a la vía judicial, al tiempo que la Fiscalía pone todo su celo en comisiones rogatorias sobre las finanzas del rey emérito en Londres y México y hace la vista gorda con la Neurona de Podemos.

No se sabe el número de muertos por el coronavirus en España, aunque es casi seguro que nuestro país lidera la relación de fallecidos por número de habitantes. Pero eso no es problema. El problema es un chat de exmilitares, que se va a volver a juzgar al siniestro Otegi, un hombre de Estado según Iglesias, o que a Sánchez le molesta que su Gobierno de socialistas y comunistas sea considerado un Gobierno social-comunista. Y ahí está, sin pudor alguno salvo para revelar con qué amigotes ha estado de farra en Doñana o La Mareta, llamando "lunáticos" a los del PP y "marcianos" a los de Vox.

¿Cuánta gente habrá muerto en España por el coronavirus? ¿Y cuántas muertes se habrían podido evitar si el Gobierno no estuviera plagado de narcisos, incompetentes e inmorales?

De traidores y corruptos
Zoé Valdés Libertad Digital 17 Diciembre 2020

Nada ha terminado todavía para el presidente Donald Trump, pese a que la prensa oficialista sigue confundiendo mediante mentiras y falsas celebraciones.

El resultado definitivo se verá el 6 de enero, y el mandatario tendrá, entre el 18 y el 19 de diciembre, espacio para poner en función la ley que firmó en el 2018, de eso pueden informarse en ZoePost.com. Habrá que tener paciencia y armarse de mucha serenidad. La información sobre todo se puede encontrar en la Constitución norteamericana. Porque de lo que se trata es de la Constitución y de la República. Los Padres Fundadores pensaron hasta en ello. Y hay que defender la Constitución y la República hasta el último de los respiros y con los mayores esfuerzos.

En caso de que por fraude y deshonor Joe Biden sea finalmente nombrado, jamás el pueblo norteamericano y el mundo podrán pagar al presidente Donald Trump lo que ha hecho por nosotros, destapando a todos estos traidores y corruptos, en el mayor fraude y traición de la historia, en lo que no sólo están comprometidos los demócratas, también hay mucho republicano sato, y desde luego se debe incluir a los Clinton, a Barack y Michelle Obama, y por supuesto a Joe y Hunter Biden. Esta gente, en vez de retornar al poder con el que se ha enriquecido, debiera ser juzgada y pagar en el futuro más inmediato por los males que ha ocasionado a Estados Unidos, incluyendo pérdida de vidas.

Antes de irse, si es que se tiene que ir, el presidente Donald Trump debiera desclasificar toda la información acerca de las traiciones, corrupciones y crímenes de estos individuos. Debiera otorgar la libertad a Eduardo Arocena y a Julian Assange. Debiera intervenir en Cuba a golpe de drones quirúrgicos y precisos en todos aquellos sitios donde se encuentren la familia Castro y sus esbirros más cercanos. Sin ninguna piedad, porque ellos no la han tenido con nadie.

Por otro lado, hay que ver lo malos perdedores y también lo malos ganadores que son los demócratas. Durante cuatro años, ellos y los medios que les siguen como perritos falderos no han cesado de atacar al presidente elegido por los estadounidenses en 2016, al punto de que no le han permitido gobernar con tranquilidad, y ni siquiera le han reconocido sus numerosos aciertos. Han atacado vilmente a su familia, y se han mofado hasta de los menores de esa familia. Vergüenza es poco, el odio los invade.

Pero, como ustedes estarán viendo, no sólo son malos perdedores, suponiendo que ganaran (que todavía está por verse), aun cuando la prensa no para de anunciar que Biden es el nuevo presidente y Kamala Harris no acaba de renunciar a su antiguo cargo (lo que resulta bastante sospechoso), ni siquiera tienen la decencia de, al menos, calmarse y callarse, dejar de perpetrar ataques contra los votantes de Donald Trump, contra la libertad de expresión y contra Estados Unidos.

Los demócratas, o sea, los socialistas, jamás se darán por satisfechos hasta que no vean al mundo empobrecido, a la humanidad encarcelada y contenta de vivir apresada, hambrienta, desprovista de sus propiedades, y lo que es peor, de sus libertades, tal como ha ocurrido en este nefasto 2020.

Esperemos y mantengamos la fe en que el 6 de enero acontezca lo que merecen los hombres y las mujeres que aman la libertad, que, como dice el dicho, Joe Biden deba irse con el rabo entre las patas, y que sea acusado de una vez junto con los traidores y corruptos que lo acompañan. Entonces se habrá hecho justicia y Donald Trump será reelegido presidente hasta 2024.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Nace OKCLUB, ¡únete a La Resistencia!
OKDIARIO 17 Diciembre 2020

España vive tiempos difíciles. Nuestra democracia corre el riesgo de convertirse en una Pedrocracia donde Sánchez ejerza su poder cesarista y televisado sin nadie que le controle. Estamos en el peor momento de nuestra historia y también en las peores manos. Por eso no nos podemos callar. Y no nos van a callar.

Este Gobierno cambia en sus cubiletes información por propaganda y se pueden contar con los dedos de las manos y nos sobrarían dedos, los medios de comunicación que nos atrevemos a denunciarlo. Por eso Sánchez e Iglesias quieren acabar con nosotros… pero no van a poder. Somos La Resistencia al Sanchismo y ahora tú también puedes estar con los que no se callan si te unes a OKCLUB, una plataforma de apoyo a OKDIARIO gracias a la que disfrutarás de una navegación sin publicidad, recibirás una newsletter diaria, whatsapp con las claves del día y otras muchas facilidades premium. Necesitamos más que nunca tu apoyo para continuar con nuestra labor informativa, de investigación y de la defensa de la España constitucional.

Los españoles se merecen un medio que no les mienta, que no se arrugue ante los intentos de censura y que cuente la verdad caiga quien caiga. Ese medio es OKDIARIO y por eso nace OKCLUB, un equipo formado por La Resistencia y por ciudadanos inconformistas que quieren saber todo lo que ni Sánchez ni Iglesias quieren que sepamos. Porque este Gobierno quiere confinar la verdad para seguir contagiando y extendiendo sus mentiras, su manipulación y su propaganda, el otro virus que infecta a España y que es casi tan letal como el COVID-19. Esta es la razón de ser de OKCLUB.

Si confías en el mantenimiento de la España constitucional, el periodo más próspero de nuestra historia, si no quieres que España termine convertida en Venezuela, si te asquea que proetarras y golpistas marquen la agenda de este país, tienes que unirte a nosotros y entrar ya en OKCLUB.

Cada día lees lo que OKDIARIO hace por y para ti, es la hora de ver qué puedes hacer tú por OKDIARIO. Porque OKDIARIO también eres tú.

Defiende tu libertad, entra en La Resistencia y únete a OKCLUB.

Prisas por imponer la agenda radical
Editorial ABC 17 Diciembre 2020

Sánchez no se abraza a Podemos, ERC y Bildu por necesidad, sino por una convicción para aunar fuerzas en su cruzada de poder personal, a costa de deteriorar la democracia

De fingir durante meses una victimización del Gobierno porque el PP se oponía a respaldar en plena pandemia sus Presupuestos, Pedro Sánchez ha pasado a mostrar su rostro más extremista y sus prisas por imponer su agenda radical aprobando -en muy pocos días, antes de fin de año y sin apenas debate- leyes que socavan pilares esenciales de nuestro modelo de convivencia. Sánchez es un extremista que pretende hacer pasar por una «agenda social de progreso» lo que solo es un auténtico proceso de degeneración democrática. Nunca ha querido negociar ni pactar absolutamente nada con partidos constitucionalistas y moderados. No es cierto que se haya visto obligado a caer en manos del «club de la moción de censura» porque no tenía otra alternativa para poder gobernar. Es que los ha elegido él, y a sabiendas de que el chantaje político al que le fueran a someter iba a ser lo de menos, porque en el fondo Sánchez está demostrando que piensa exactamente igual que ellos y lidera un proyecto común, destructivo del sistema político de 1978.

Sánchez se ha adaptado tanto al separatismo y a su proyecto revisionista, que ha decidido hacer ostentación de su extremismo entregando el Gobierno y el Parlamento -aún resiste el Poder Judicial- a partidos que no creen en la democracia. Y siendo esa táctica preocupante, lo más alarmante es que Sánchez demuestre en cada momento que él tampoco cree en la democracia, si ésta choca con su ambición de poder. Está cómodo con Podemos, y no resignado ni insomne, aunque Pablo Iglesias se haya empeñado en sabotear el Consejo de Ministros desde dentro y en apretar para acelerar el proceso. Con ERC, Sánchez comparte la unidad de acción porque él mismo está convencido de que la condena a los líderes separatistas fue injusta y debe excarcelarlos desactivando el delito de sedición, o directamente indultándolos. Y ahora está cómodo también con Bildu porque Arnaldo Otegui, en una increíble renuncia del PSOE a su propia memoria, ha sido «regenerado» por el socialismo para la democracia como si no hubiese existido un pasado terrorista de más de 800 asesinados.

Para cada uno de esos partidos, Sánchez tiene un motivo concreto de sumisión. Pero conviene no engañarse. No es una claudicación forzada por una compleja aritmética parlamentaria que le penaliza. Sánchez no es rehén de esos partidos, sino el principal partícipe de una estrategia colectiva, pactada y diseñada para desmantelar el andamiaje constitucional. Todos ellos se han conjurado para instaurar la «cultura de la muerte» a través de una ley de eutanasia y con la ampliación del aborto. Todos van a erradicar el castellano de las aulas allí donde quieran y golpearán a la escuela concertada a través de un adoctrinamiento ideológico forzoso. Todos van a dar luz verde a unos Presupuestos basados en el falseamiento de la realidad económica. Y todos se han confabulado para «dinamitar» la independencia judicial, como describen hoy los jueces en ABC, para crear un poder omnímodo dependiente del presidente del Gobierno. La deriva involucionista está fuera de duda, y por eso Sánchez indulta a Bildu en el Congreso con conversaciones cómplices que ayer exhibió a plena luz del hemiciclo. Queda la clave de bóveda de toda la estructura: la Monarquía parlamentaria, atacada con desprecio por la izquierda radical como nunca ocurrió en 50 años. Pero ni siquiera contra esta deslealtad se oye una expresa desautorización de Sánchez. Es la prueba de que el PSOE no es un mero subordinado en esa estrategia. Ni un cómplice. Es el instigador.

Facinerosos de estelada y barretina: ¿quiénes son?
Editorial Estrella Digital 17 Diciembre 2020

No es que sea una metáfora socorrida o manida. El señalamiento de ciudadanos inocentes, que ejercen sus derechos en libertad y con naturalidad, y a los que se les deja una señal de muerte a la puerta de su casa, o en la fachada en forma de pintura, es algo propio del nazismo, del fascismo… y de organizaciones criminales, incluida ETA. Pero, de una manera inequívoca y recurrente, esta marca mafiosa ha sido usada profusamente en los últimos tiempos, además, por el separatismo catalán y sus más feroces cachorros.

En pleno siglo XXI resulta más chocantemente totalitario, si cabe, que la dueña de un restaurante italiano de Barcelona tenga que denunciar ante las Fuerzas de Seguridad del Estado recibir amenazas personales y destrucción en su propio local, por parte de los facinerosos que lo manchan, en modo delito, con recados del tipo “habla catalán o emigra”.

Lo peor no es sólo eso, que esta forma cobarde de violencia se deje patente de una pared de forma anónima. Más grave es que, en muchos casos de forma abierta y bajo la capa de la impunidad, la propietaria de la pizzería Marinella haya sido atacada a bocados y despellejada en las redes sociales por las hienas y los perros salvajes del separatismo excluyente, al más puro estilo Nat Geo Wild.

Las sociedades, con frecuencia, recogen lo que siembran. Y el caso de la Cataluña, a lo largo de nuestra historia democrática, es el de una región que se ha ido empobreciendo por las decisiones de sus nacionalistas elites, que han echado sobre los campos la semilla del odio, el rencor y la aniquilación del otro. Y este miserable trabajo, sacado adelante por dirigentes que hoy están, algunos encarcelados, algunos fugados, algunos aguardando que el juez se pronuncie sobre corruptelas y latrocinios varios… y que han acreditado, por encima de otras consideraciones, un patológico y abyecto grado de inhumanidad.

Boicot de la Generalitat al castellano: promueve una lista de juegos sólo en catalán
El consorcio de "normalización lingüística" lanza una campaña para vivir "una Navidad en catalán", con una web en la que únicamente se promocionan juegos en este idioma y tiendas en las que se venden
Redacción @cronicaglobal 17 Diciembre 2020

"¿Y tú, juegas en catalán?". Con esa pregunta ha lanzado la Generalitat una nueva campaña centrada en la cuestión lingüística, una de sus grandes preocupaciones también ahora, en plena pandemia de coronavirus.

La Consejería de Cultura ha puesto a disposición de la ciudadanía numerosos recursos pensando en su objetivo de vivir "una Navidad en catalán". Una iniciativa que promueve través del Consorci per a la Normalització Lingüística (CPNL).

Promoción de juegos y tiendas adheridas
La iniciativa en cuestión cuenta con un nuevo espacio en la web de este organismo del Gobierno autonómico. En el mismo se incluyen apartados como un catálogo de juegos sólo en catalán, así como publicidad de las tiendas adheridas a la iniciativa en las que pueden adquirirse los productos. Según el Govern, este año ya dispone "de más de 1.000 propuestas".

El portal en cuestión ofrece información de la oferta de juegos, la edad de los destinatarios, la tipología y el fabricante; y dispone de enlaces directos al catálogo de juegos para facilitar las compras en las tiendas que la Generalitat promociona en la web del CPNL.

23 empresas y 322 tiendas
Esta entidad cuenta con 23 empresas colaboradoras, "comprometidas con la necesidad de potenciar el catalán en sus productos", y 322 tiendas que disponen de juegos en catalán del catálogo.

En la página web también se puede encontrar una lista de villancicos en catalán en Spotify, diversos recursos navideños y opciones de regalo de cursos de catalán y del Voluntariat per la Llengua, el programa del CPNL para practicar el catalán a través de la conversación.

Videojuegos
La web, asimismo, contiene una base de datos de videojuegos sólo en catalán, impulsado también por la Dirección General de Política Lingüística del Govern "para mostrar la oferta y promover la demanda y el consumo", según reconocen en la web.

Otros apartados incluidos en el portal son un calendario de actividades para "jugar en catalán" en los municipios catalanes; otro en el que se relatan los "objetivos y compromisos" de las "empresas colaboradoras" y "establecimientos adheridos"; y otro sobre "¿por qué es importante jugar", en el que se destaca la "importancia" de hacerlo en catalán en una comunidad bilingüe, en la que el castellano también es lengua cooficial y habitual para la mayor parte de la ciudadanía catalana.


Recortes de Prensa   Página Inicial