AGLI Recortes de Prensa   Sábado 27  Marzo  2021

En la izquierda no cabe un tonto más
Eduardo Inda. larazon 27 Marzo 2021

Un servidor conoce como la palma de su mano el Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB). Por eso no me llevé las manos a la cabeza cuando el martes destapamos en «Okdiario» la barrabasada perpetrada por el tan socialcomunista como independentista Ayuntamiento de Palma de la mano de su alcalde, el tal José Hila, a cuenta del callejero «franquista». Cualquier demencia que me cuenten del PSIB me la creo. La manida frase del «es imposible que sea verdad» se incumple sistemáticamente con un partido tan patético en lo económico como brillante en el desarrollo de esa dictadura lingüística alumbrada por el corrupto Matas hace 23 años.

Me contaron que la presidenta Armengol, rebautizada como «Barmengol» por los masacrados hosteleros, se había saltado el toque de queda para irse de gin tonics y me lo creí. Porque conozco a la personaje, porque sé que nada ni nadie se le pone por delante y porque en 2007 destapamos que había dado positivo en un test de alcoholemia. Me informaron que se había comprado un ático de lujo en un palacete adquirido a su vez por su pareja gracias a un crédito de 6 millones de la ya desaparecida caja pública de Baleares y tampoco dudé ni medio segundo acerca de la veracidad de la noticia. Cualquier salvajada que a uno se le ocurra acaba siendo realidad con la izquierda balear. Como la expropiación bolivariana de viviendas ya en marcha o como esa incautación de un ya de por sí asfixiado hotel de lujo en la Bahía de Palma para alojar inmigrantes.

El problema es que, así como Alfonso Guerra o el profesor Tierno eran malvados, pero listos a rabiar, éstos son tan tontos como malos. Imagínense, pues, lo lerdos que son. Visto lo visto, en este último gremio cabe situar a un alcalde socialista de Palma que, nublado por su analfabetismo crónico y su odio a la otra España, ha cometido un error que en cualquier país normal lo enviaría al SEPE. Quitar calles dedicadas a Churruca y Gravina por «franquistas» es para mear y no echar gota. Una de dos: o él y sus asesores son gilipollas o él y sus asesores nos toman por gilipollas. Hubiera bastado con que consultasen su habitual fuente de saber, Wikipedia, para determinar que tanto el almirante guipuzcoano como su homónimo hispanoitaliano murieron 130 años antes de que Franco arribase al poder y 87 antes de que viniera al mundo en Ferrol. El otro agraviado, el también marino Cervera, se fue al otro barrio cuando Franco era adolescente. Por no hablar de la otra cafrada que supone borrar también del callejero la calle «Toledo» por «facha». Hace falta ser neandertal para meter la pata de esta paleta manera.

Ayer paralizaron el desatino, pero dimitir, lo que se dice dimitir, no ha dimitido ni su padre. Definitivamente, en la izquierda patria no cabe un tonto más. Si el PIB se midiera por el número de descerebrados, seríamos la primera potencia mundial por delante de EEUU y China, y si pudiéramos venderlos, nos comíamos con patatas a Amancio Ortega en un par de años. Lo peor de todo es que, tal y como me apostillan mis amigos palmesanos, «Hila es de lo mejorcito de la izquierda balear». No quiero pensar cómo será lo peorcito…

La derrota de Iglesias
Jimmy Giménez-Arnau. okdiario 27 Marzo 2021

Graham Greene, en una maravillosa novela, El Final de la Aventura, escribió que “el fracaso es también una forma de muerte”. No he encontrado mejor idea para definir a un traficante de mentiras como Pablo Iglesias, próximo a su ocaso político.

Tal titiritero indecente ha de saber que, de fracasar en su intento de ocupar la Presidencia de la Comunidad de Madrid, que hoy ostenta Isabel Díaz Ayuso, habrá perdido su última oportunidad para hacer el necio.

Iglesias va de humillación en ridículo, ni sus tribus, divididas, creen en él. Podemos no existe desde que su líder se convirtió en un nuevo rico. El del moño hortera ha perdido toda su credibilidad.

Aunque jure que fue por honor y valor, cualidades de las que carece, tal bicho salió del Gobierno por la puerta de atrás, pues ningún ministro socialista le iba a tolerar tomar decisiones totalitarias que perjudicaran a España. Iglesias, ¡kaputt! Un inútil menos.

La amenaza y trola del tramposo leninista
Carlos Dávila. okdiario 27 Marzo 2021

Que no, que no ha sido un despiste como lo quiere el periódico global de las izquierdas. Pablo Iglesias anunció al tiempo su dimisión como vicepresidente del Gobierno y su presentación como candidato a las elecciones regionales de Madrid sabiendo perfectamente que existía (y existe) una ley que le impedía (que le impide) esperar hasta abril para formalizar su marcha del Gobierno de Sánchez. Un común informante de Podemos advertía esta semana al cronista: “Pero, ¿en qué cabeza cabe que Iglesias ignorara este precepto?”. Y añadía: “Ha sido una martingala tan burda que no le ha resultado, ha sido un intento de que nadie se diera cuenta de la trampa”. Es lo que se dice desde una facción de Podemos (desde luego, no es la más querida por Iglesias) que además, y sin cortarse un pelo, confía en que “su salida de la política nacional coincida con su renuncia al liderazgo en el partido”. Ya se ve cuánto es el aprecio, decreciente y cada vez más visible, que el hasta ahora vicepresidente suscita en sus bases. Todavía sin embargo, y según se filtra, los más cercanos al jefe se siguen preguntando cuál es la versión cierta de la renuncia. “Aquí hay gato encerrado”, sugería discretamente el informante antedicho.

Lo que pasa es que escudriñar en la auténtica razón de su marcha es ya irrelevante. Lo es por dos motivos: el primero, porque tras los tortazos de Madrid, Murcia y Castilla y León, territorios electorales en los que Iglesias había previsto una victoria sin paliativos para desbancar a la derecha, el prestigio del líder de Podemos como prestidigitador de operaciones políticas triunfadoras se ha desmoronado por completo. El segundo, porque los que hasta ahora han venido siendo sus compinches en el Gobierno de la nación, a pesar de haberse dado también un trastazo idéntico en estas regiones, están muy medidamente satisfechos porque la salida del líder, o cosa así, ya no tenga reversión. Iglesias había calculado una salida clamorosa allá por el 14 de abril realizando una apelación histórica, y por tanto reivindicativa, de la II República. Claro está que sigue en esas trece, pero ya no contará con el formidable aparato del Gobierno del Estado para su demagógica, mentirosa y estúpida reclamación, como no sea que deposite en su señora, la ministra Montero, la primogenitura de la agitación.

Ahora Iglesias marcha de dislate en dislate. En su última, creemos, intervención en el Parlamento, se descolgó el pasado miércoles avisando de una querella “por cohecho” contra el secretario general del PP, García Egea. Volvemos a la fuente original de Podemos: “Pero, ¿es que alguien cree que esto le arrastrará votos en mayo?”. Por lo pronto habrá que esperar a que la amenaza se cumpla y después si se oficializa, la causa irá para largo, entre otras cosas, porque el diputado murciano tiene consideración de aforado, y la querella terminaría en el Supremo. Largo me lo fiáis. Es decir, que se trata de un trucado brindis al sol que le permite, eso sí, alguna primera página para él en los medios que han estado clásicamente a su servicio. Porque, a mayor abundamiento: si fuera verdad que algunos de los llamados tránsfugas de Murcia (en realidad lo han sido los tres de Ciudadanos que han apoyado la moción) hubieran cobrado, como acusa sin prueba alguna Iglesias, ¿alguien cree también que lo van a reconocer ante su enemigos? Pero este Iglesias nos piensa tontos o qué?

Su trampa, que no es saducea porque Iglesias no posee ni inteligencia ni habilidad para articular algo así, se ha desmoronado antes de empezar a plantearse. A la fuerza, atado a una camisa roja, se ha tenido que marchar del Congreso de los Diputados, donde sólo quedará recuerdo para su estilística espesa y barriobajera y para sus amenazas suburbiales. Ni una ley que se le pueda atribuir, ni una preocupación por las personas que le fueron atribuidas en su Vicepresidencia: los mayores incluidos en las residencias a las que nunca se ha acercado. Ni siquiera un discurso parlamentario en el que brillara su oratoria pedestre de facultad de los sesenta. Nada de nada: esta es su herencia. Deja, eso sí, conmilitones colocados, pero estos tienen escaso futuro en los próximos gobiernos de Sánchez. Este, ya al borde de convocar elecciones generales anticipadas, no tiene la menor intención de continuar manchándose con la sangre roja de sus socios, hasta ahora, leninistas. Por tanto: ¡vaya pan -repetimos- como unas tortas del tramposo comunista!

Ahora bien, el tipo que da por buenos los medios con tal de atracar los cielos, no es presumible que haya dado su última palabra. Su egocentrismo, al borde del tratamiento psiquiátrico, reviste tales proporciones que volverá a ingeniar otra trapisonda o, directamente, cualquier maniobra brutal. Este es un aviso: antes, Iglesias, crónico embustero, estaba políticamente en la UCI, ahora ya se encuentra de camino al tanatorio. Pero, ¡ojo! que el tipo todavía está en el camino.

Un juez federal acusa al New York Times y al Washington Post de un sesgo «escandaloso»
María Ariza. https://rebelionenlagranja.com 24

El juez Laurence Silberman acusó el viernes al New York Times y al Washington Post de ser «periódicos del Partido Demócrata».

Defendía que estos medios, así como el Wall Street Journal en cierta medida, son portavoces de un «sesgo bastante chocante» contra el Partido Republicano.

«La orientación de estos tres periódicos es seguida por The Associated Press y la mayoría de los grandes periódicos del país, como Los Angeles Times, Miami Herald y Boston Globe«, explicó. «Casi toda la televisión -red y cable- es una tromba del Partido Demócrata. Incluso la National Public Radio, apoyada por el gobierno, le sigue la corriente».

Además, el juez Silberman escribió que Silicon Valley «también tiene una enorme influencia sobre la distribución de noticias», que «de manera similar filtra la entrega de noticias de manera favorable al Partido Demócrata».

Calificó a Fox News, The New York Post y la página editorial del Wall Street Journal como «notables excepciones al control ideológico del Partido Demócrata», aunque admitió que «varios de los comentaristas de Fox se inclinan tan a la derecha como los comentaristas y reporteros de los principales medios se inclinan a la izquierda».

«Es bien aceptado que la discriminación de puntos de vista plantea el espectro de que el Gobierno puede efectivamente expulsar ciertas ideas o puntos de vista del mercado», dijo Silberman. «Pero la homogeneidad ideológica en los medios de comunicación –o en los canales de distribución de la información– corre el riesgo de reprimir ciertas ideas de la conciencia pública con la misma seguridad que si el acceso fuera restringido por el gobierno«.

El primer paso hacia un régimen dictatorial
«Hay que tener en cuenta que el primer paso que da cualquier régimen potencialmente autoritario o dictatorial es hacerse con el control de las comunicaciones, sobre todo de la difusión de noticias», añadió Silberman, quien dijo que «es justo concluir, por tanto, que el control unipartidista de la prensa y los medios de comunicación es una amenaza para una democracia viable. Puede incluso dar lugar a un extremismo compensatorio».

Silberman explica todo ello en base a un caso que, según él, el Tribunal Supremo debería revocar: el caso New York Times v. Sullivan, que data de 1964.

Dicho caso fue resuelto sosteniendo que, cuando los medios de comunicación hablasen de personajes públicos, serían únicamente responsables en virtud de las leyes estatales de difamación, si existiese mala fe. Mala fe definida por el Alto Tribunal norteamericano, para este caso, como aquel conocimiento del orador de declaración falsa o «desprecio imprudente por la verdad».

Según Silberman, esta resolución da vía ancha a los medios de comunicación para controlar la información y manipular la realidad. Así, añade: «la Primera Enmienda garantiza una prensa libre para fomentar un vibrante comercio de ideas. Pero una prensa sesgada puede distorsionar el mercado […] Y cuando los medios de comunicación han demostrado su voluntad –si no su afán– de distorsionar de esta manera, es un profundo error mantenerse al margen de normas legales injustificadas que sólo sirven para aumentar el poder de la prensa«.

VOX alerta de que la cúpula de la Comisión Islámica, detenida por terrorismo, designa a los profesores de islam en España
EN EXTREMADURA Y OTRAS REGIONES ESPAÑOLAS
https://gaceta.es 27 Marzo 2021

VOX ha pedido al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que termine con las clases de religión islámica en los centros educativos de la región, dado que “ha quedado demostrado que no hay una demanda social para impartir esta asignatura” en la comunidad.

Además, la formación ha manifestado que “no es admisible” las “presiones” que según indica han existido en algunos centros en la región para cambiar el menú escolar durante la época del Ramadán por alimentos Halal. “No son admisibles estas y otras imposiciones, dado que no caben en nuestra Constitución”, asevera.

Y ha criticado en una nota de prensa que los profesores que imparten dicha asignatura sean “nombrados” por la Comisión Islámica, cuyo presidente ha sido detenido por terrorismo, lo cual a su juicio “genera dudas sobre dichos profesores”.

Cabe señalar que el juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, Joaquín Gadea, ha acordado prisión provisional comunicada y sin fianza para el tesorero de la Comisión Islámica de España (CIE), Mohamed Hatem Rohaibani Sleik (61 años), al que imputa un delito de pertenencia a organización terrorista y otro de financiación del terrorismo, según fuentes jurídicas. Él es uno de los tres detenidos en la operación policial desarrollada el pasado martes. Los otros dos, entre los que se encuentra el presidente de la CIE, Ayman Adlbi, quedaron en libertad a la espera de que el magistrado decida si les cita para declarar.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Los socialistas, con el totalitarismo
Santiago Navajas. Libertad Digital 27 Marzo 2021

Ante la propuesta en el Congreso por parte del PP de condenar el nazismo y el comunismo, la izquierda y los nacionalismos votaron en contra. Lo de menos es que aprovecharan para sacar una vez más el franquismo a relucir. Tampoco fue lo más relevante que siguieran haciendo loas del terrorismo político que perpetraron Largo Caballero y Santiago Carrillo durante la II República. No, lo más significativo fueron las “infinitas distancias democráticas” que encontraba la portavoz del PP entre Bildu y el resto de formaciones políticas que se alineaban con el comunismo. ¿Hay una infinita distancia democrática entre Bildu y ERC, un partido que ha promovido un golpe de Estado? ¿Y respecto del PSOE? Porque la clave del Gobierno de Pedro Sánchez reside en haber traspasado las líneas democráticas que hacían que fuese un partido constitucionalista para pasarse al bando del Frente Populista.

Los de Bildu se han quejado de que los denominen “herederos de ETA”. Y tienen razón. La denominación exacta para el partido de Otegi es la de “legatarios de ETA””. La diferencia entre el heredero y el legatario es que este último sólo recibe los bienes del legado y no responde de las deudas del testador. Bildu se beneficia del prestigio de los etarras entre la extrema izquierda nacionalista vasca, y por eso los homenajes y fiestas a los terroristas que salen de prisión. Del mismo modo que el PSOE se beneficia del prestigio del terrorismo que promovió e incitó Largo Caballero en la II República para subvertir el régimen republicano y acabar con un Gobierno legítimo por la fuerza.

¿Qué sentido tiene que el PP plantee condenar el totalitarismo en todas sus formas si no es capaz de retirar la estatua de Largo Caballero del Paseo de la Castellana de Madrid? A la hora de la verdad, ¿será el PP de Pablo Casado como el ayuntamiento de Martínez-Almeida, que sí ha retirado una placa dedicada al Lenin español? Es reconfortante que Ciudadanos en esta ocasión no se haya puesto de perfil centrista y Guillermo Díaz, uno de los grandes parlamentarios de esta legislatura, haya desplegado una gran retórica de inspiración liberal para argumentar su apoyo a la declaración contra los totalitarismos de cualquier signo:

Los autoritarismos nazi y comunista son dos modalidades de asesinato en masa disfrazados de ideas (...) Yo me niego a separar hoy, como se está haciendo aquí, en dos bloques lo que es el dolor y la muerte, porque (...) quien asesina es un asesino, no el portador de una idea.

Simancas, el portavoz del PSOE, planteó la gran cuestión de fondo: si el PP iba a ilegalizar al PSOE. Cuando en 1979 los socialistas eliminaron a Karl Marx de su programa ideológico no echaron por la borda, sin embargo, su pasado de criminalidad política. Durante la Transición se guardaron bajo la alfombra los esqueletos políticos de la derecha y de la izquierda. Pero la izquierda ha roto el pacto de los barrenderos porque sus excrementos ideológicos le huelen a gloria utópica. Es hora de que enfrenten la dura verdad: que gran parte de los socialistas y los comunistas no lucharon contra el fascismo sino a favor de una dictadura social-comunista. De una república, sí, pero al modo bolchevique. Ahora que está de moda una arbitraria cultura de la cancelación que lo mismo se ceba con Woody Allen que con Plácido Domingo, es hora de cancelar, pero en este caso con sentido, gran parte de la historia de los socialistas para que su referente sea Julián Besteiro y no Indalecio Prieto. No hará falta ilegalizar el PSOE, ni que abandone su sede de Ferraz. Bastará con que reconozca sus crímenes políticos del pasado y abandone su compromiso con los enemigos actuales de la democracia y España.

Maltratar a Cataluña

Editorial ABC 27 Marzo 2021

El candidato de ERC a presidir la Generalitat, Pere Aragonès, no ha obtenido en la primera votación del Parlamento de Cataluña los votos necesarios para ser investido. La negativa de Junts, el partido que Carles Puigdemont maneja desde Bruselas mientras permanece fugado de la justicia, prolongará este proceso, como mínimo hasta el martes, quizá más, en medio de un juego de desplantes públicos y negociaciones de trastienda. Mientras tanto, Cataluña se sigue debatiendo en ese eterno juego de trileros de la política que manejan los tiempos a su antojo sin importarles en absoluto los ciudadanos catalanes que les votaron. En cualquier caso, salga adelante o no la investidura, haya Gobierno inminente o no, Cataluña quedará abocada a un nuevo periodo de inestabilidad que ningún catalán merece.

La carta de presentación de Aragonès fue ayer la cansina repetición del cúmulo de mantras delirantes con los que el independentismo pretende mantener vivo el pulso al Estado de Derecho, avivar un nuevo proceso separatista, y desafiar a las instituciones hasta tensionarlas al límite. Aragonès habló de «una Generalitat republicana que lleve al independentismo al corazón de La Moncloa», de «un compromiso infranqueable con la república catalana», y de un «acuerdo nacional para la amnistía (de los presos condenados por sedición) y la autodeterminación». No por conocida, la hoja de ruta deja de ser alarmante para la unidad de España. No les basta con dejar indefensos a los Mossos con tal de pactar el Gobierno autonómico con un partido antisistema y probatasuno como la CUP, ni con alentar la permanente fuga de empresas hacia otros lugares de España, ni con generar inseguridad jurídica y acentuar la quiebra institucional. La inmersión lingüística, ese instrumento con el que la Generalitat lleva décadas pervirtiendo el sistema educativo, generando odio a todo lo español, seguirá siendo el instrumento esencial del separatismo para su objetivo de ampliar su ‘base social’. Y, por supuesto, todo muy republicano, muy de izquierdas, muy social y muy antimonárquico. Un panorama idílico si de lo que se trata es de seguir arrastrando a Cataluña por el lodo de la indignidad política.

Allí donde el independentismo niega la democracia, la evidencia demuestra que es precisamente la democracia la que les permite lanzar amenazas como las de ayer. Por tanto, esa democracia cuya existencia niegan no solo existe, sino que además ampara ese tipo de mensajes. Algo muy serio, digno de autocrítica, le pasa a la sociedad catalana si su apuesta ciega sigue siendo un separatismo tan destructivo. En Cataluña no se aprueban leyes en interés de los catalanes, de sus negocios o de su salud, porque todo continúa viciado por un ansia de secesión. Todo su programa de gobernabilidad se sustenta en un concepto identitario de Cataluña frente a España, mientras unos delincuentes y unos huidos de los Tribunales manejan el destino de los catalanes desde la coacción, la conspiración política y la incitación al delito. O lo que es peor, desde la cárcel.

El constitucionalismo ha quedado lamentablemente arrasado en Cataluña, y la consecuencia directa es observar cómo el separatismo obsesivo se reparte el botín. Cs no puede cometer más errores por minuto, el PP es residual, Vox responde a un voto emocional sin capacidad de maniobra en el Parlamento catalán, y el PSC, con todo lo que Moncloa quiso que el ‘efecto Illa’ supusiera, va a quedar relegado a tener un papel testimonial. Una presidencia de ERC con el apoyo de Junts y de la CUP solo va a maltratar y a empobrecer más a Cataluña.

El PP nunca ha sido constitucionalista
Nota del Editor 27 Marzo 2021

El PP nunca ha sido constitucionalista. Sus acciones y omisiones siempre has sido para conseguir o alternar el poder, nunca para defender España y a los españoles.

Vox no responde a un voto emocional, Vox responde a la carencia absoluta de políticos con principìos éticos, humanos y constitucionales en el PP y C's; del lado comunista, ya sabemos algo por la historia. Cuanto mas tarden el resto de los españoles en despertarse, mas destruída estará España y más atropellados los derechos por los que hemos trabajado y seguimos en ello.

Vox reivindica el manifiesto de los 2.300 en su estreno en el parlamento catalán
Ignacio Garriga muestra la adhesión de su partido al Rey; los diputados separatistas abandonan el pleno.
Pablo Planas (Barcelona). Libertad Digital 27 Marzo 2021

Ignacio Garriga ha llevado la unidad de España, la lealtad a la monarquía y el Manifiesto de los 2.300 al pleno del Parlament. Los diputados de ERC y la CUP y algunos de Junts per Catalunya (JxCat) han abandonado la sala a modo de boicot contra la formación conservadora. No ha sido impedimento para que Vox se estrenara en la cámara catalana con un discurso en el que se ha recordado la vigencia del Manifiesto de los 2.300 y el atentado sufrido por Federico Jiménez Losantos, uno de los impulsores del texto, por su defensa del idioma español en Cataluña.

Las cosas, ha constatado Garriga, han ido a peor en Cataluña en los cuarenta años exactos transcurridos desde aquella declaración que denunciaba la discriminación de los castellanohablantes y la operación nacionalista para erradicar el idioma y la cultura española en Cataluña.

El líder de Vox en Cataluña también ha criticado a Aznar por el Pacto del Majestic, un acuerdo que, dijo, "acababa con la igualdad de los españoles y entregaba el sistema educativo a los separatistas". "Las cesiones continuaron con Zapatero, ese asalariado de Maduro", añadió Garriga. También exhibió la lealtad de su partido a la monarquía y recordó e

Además acusó al separatismo de haber promocionado la inmigración ilegal y el islamismo radical y advirtió que la inseguridad llegará a todos los barrios. Censuró las vinculaciones del separatismo catalán con Otegi, citó el atentado de Hipercor y acusó a los nacionalistas de ser un problema para la seguridad, la educación y la salud de los catalanes y del resto de los españoles. "Deje de hablar de un solo pueblo, señor Aragonès. Cataluña es diversa y ser catalán es una forma de ser español", espetó Garriga al candidato a la investidura. "El separatismo odia Cataluña y ha formado una administración en la que priman las redes clientelares, en las que no cuenta el mérito ni la capacidad", siguió Garriga.

Programa de máximos
El dirigente conservador también se refirió a su "programa de máximos" y prometió acabar con el Estado de las autonomías en cuanto tengan la mayoría suficiente en el Congreso, así como revertir el sistema de la inmersión lingüística, el cierre de TV3, el Diplocat, y la supresión de todas las subvenciones a las entidades separatistas. Garriga ha concluido su discurso con un "Dios bendiga a los catalanes".

La presidenta de la cámara, Laura Borràs, se ha quejado de que Garriga vulneraba supuestamente su presunción de inocencial al aludir a ella como imputada por corrupción y ha acusado a Garriga de odio a las minorías y de "generalizar" con el pueblo de Cataluña. Aragonès, en su turno de réplica, ha ahondado en las consideraciones de Borràs y ha acusado a Vox de discurso de odio y de fascismo.

"Tener que escuchar lecciones de alguien como usted que representa un movimiento que ha sembrado la división en la sociedad catalana no se lo voy a permitir" ha respondido Garriga en su réplica. "Ustedes son la encarnación del odio y no les voy a permitir que insulten a más de doscientos mil catalanes", añadió dirigiéndose a Aragonès. "Prepárense porque van a tener una legislatura en la que ustedes tal vez trabajen poco pero el Tribunal Constitucional va a trabajar mucho".


Recortes de Prensa   Página Inicial