AGLI Recortes de Prensa   Jueves 29  Julio  2021

La Yenka nacional
Rafael Bardají. https://gaceta.es  29 Julio 2021

En el verano de 1965, apareció el bikini en España de la mano de “las suecas”, tantas y tan deseadas que dieron nombre a alguna playa hoy ya olvidada bajo el empuje de otro tipo de turismo, mezcla de nacional y cutrez internacional (la actual playa de La Mata en Torrevieja, por ejemplo, fue durante años la playa de las Suecas). También en ese año los primeros integrantes de Pink Floyd jugueteaban con los alucinógenos y la psicodelia camino de Formentera, a la que visitarían con insistencia hasta finales de la década, y los Beatles se ponían una montera para su ya mítico concierto de Las ventas. Pero 1965 fue, ante todo, el primer año en el que los españoles tuvieron su canción del verano. Un dúo de hermanos holandeses afincados en Barcelona, Johnny & Charley había grabado unos meses antes lo que bailaría media España en ese verano del 65: La Yenka.

No cuento esto por nostalgia, sino con pena. Casi seis décadas más tarde parecería que España sigue en el mismo punto con aquello de “izquierda, izquierda, derecha, derecha, adelante, detrás, un dos tres…”. Quizá con una notable excepción: mientras que la izquierda siempre avanza tres pasos y retrocede dos, la derecha avanza uno y retrocede dos. La izquierda avanza imparable mientras que la derecha está siempre a la defensiva, cuando no en retirada.

Cierto, Santiago Abascal y su partido Vox han logrado lo inesperado, rebelarse contra esa situación de sumisión permanente a lo progre y decir alto y claro basta de superioridad moral de la izquierda. Una izquierda revanchista, excluyente, antidemocrática y antiespañola. Pero la apuesta de Vox, como saben sus dirigentes, no es para pasado mañana.

En términos militares podría decirse, metafóricamente hablando, que la izquierda de Pedro Sánchez y sus socios están planteando una campaña relámpago, un blietzkrieg, al estilo de las tropas hitlerianas al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, cuya velocidad de ataque sorprendió a unos ejércitos aliados que confiaban en sus líneas defensivas y que esperaban una lenta guerra de desgaste, al igual que en la Gran Guerra. Los europeos se equivocaron y cayeron uno tras otro ante la imparable marcha de los Panzer.

En ese sentido, Vox necesita un tiempo (para organizarse, convencer y crecer) que no tiene. Aún peor, y siguiendo con la imagen de la invasión de Hitler, la oposición que representa el actual PP de Pablo Casado, que es el mismo que el de Rajoy sólo que en la oposición, parece mucho más tentada por el reconocimiento por parte de su enemigo, que por la resistencia al mismo. Me atrevería a decir que Pablo Casado no quiere ser De Gaulle, sino que se contenta con ser Petain y que Sánchez le deje gobernar sobre su Vichy particular, por muy títere que fuera. Su problema, no obstante, es que el actual presidente del PP no tiene más que una vieja sede -a la que ha repudiado- como su territorio, porque su mando sobre Andalucía, Madrid o Galicia está muy disputado y contestado. Con todo, el sueño de formar un gobierno de salvación nacional que sólo él quiere no se le va de la cabeza.

Por eso, quienes ante el avance del socialcomunismo en España hacen un desesperado llamamiento a la unidad de la derecha, yerran el tiro por completo. El lamentable caso de Ceuta y la declaración como persona non-grata al líder de la formación más votada en esa ciudad, debería bastar para saber de la imposibilidad de que una “oposición institucional” como quiere ser el PP no es compatible con una oposición real, como Vox.

El temor a Vox sigue primando en 13 Rue de Génova. Y sólo tenderá a agudizarse. El PSOE de Sánchez sólo quiere humillar a Casado y sus votantes se pensarán lo del voto útil si éste solo sirve para contentar a partidos pro-marroquies y antisemitas o para prolongar las políticas sociales del PSOE. No olvidemos que el joven colombiano que dejó tuerto a un enfermero en el metro de Madrid, de quien los medios ocultan su nombre, no sólo tenía numerosos antecedentes criminales, sino que recibía ayuda social del ayuntamiento de la capital. Por ser joven, extranjero y criminal. Si hubiera sido español y honrado, nadie le habría regalado nada. Porque en eso, el PP y el PSOE son la misma cara de la moneda.

El dilema de la derecha no es su fusión, sino cuánto tardará Vox en primar sus intereses sobre los del PP. De momento, su españolismo le ha llevado a ser extremadamente prudente y sensato, pero no puede permitirse el riesgo de ser percibido como la muleta permanente de un PP que le desprecia y le exprime por igual. Seguramente no haya llegado aún el momento de enfrentarse al PP, pero a medida que el tiempo nos acerca a un escenario electoral, no hacerlo también le pasará factura a los de Abascal. ¿Quién querría aspirar a ser la llave de un gobierno de Casado contra Vox? El voto útil al que llamará el PP sólo se le combate siendo útil de verdad y eso, cada día pasa por servir menos al PP y más a España. Génova tiene que saberlo y si no lo sabe, Vox debería enseñárselo. De lo contrario, seguiremos bailando la Yenka, un pasito en cada dirección sin movernos del lugar.

La mala intención del PP
EDITORIAL. https://gaceta.es 29 Julio 2021

El ejercicio de aparente irresponsabilidad del Partido Popular, de su presidente, Pablo Casado, de su secretario general, Teodoro García Egea, de su portavoz nacional, José Luis Martínez Almeida y, al fin, del presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, en la justificación de una operación de acoso y señalamiento al presidente de VOX, Santiago Abascal, y por ósmosis, a sus cuatro millones de votantes, nos obliga a cuestionarnos con seriedad qué hay detrás de una maniobra rechazada por tantas personas cabales dentro del PP y alabada por la izquierda pura y dura, incluida la nueva dirección de El País.

Lo evidente es que la declaración de persona non grata de Abascal y la negativa del PP a reconsiderarlo, es cuanto menos inconveniente para el Partido Popular… salvo que Génova esté planeando su mudanza a un edificio amplio con vistas a la calle Ferraz.

No es descabellado pensar que el Partido Popular de Casado —no las bases, sino los mandos— se encuentra en un momento de grave perturbación ante la idea, reconfirmada por las encuestas, incluso las pagadas por el PP, de que el bipartidismo ha muerto. En este sentido, demasiadas lenguas dan por hecho que el PP cuenta con el voto cautivo de VOX, pero estas maniobras que en principio son tan arteras como absurdas, como atacar ad hominem a Abascal en la moción de censura, nombrarle persona non grata en Ceuta o asegurar, como hizo ayer Casado, que «el PP jamás señala a ningún demócrata» (excluyendo a VOX del selecto club de los demócratas), parecen el comienzo de una operación de recolocación a la izquierda del centro político que dice representar el PP con vistas a futuros pactos, que no serán con VOX.

Al fin y al cabo, dudamos de que Casado prefiera someterse a la dura negociación con un partido político insobornable como VOX que pone los principios por encima de los sillones. Su sitio natural, el del PP del postaznarismo, el que va de Rajoy a Soraya pasando por Lassalle, es el pacto con otros partidos con los que el Partido Popular comparte agenda social, política subvencionadora, aumento de la presión fiscal, despilfarro público autonómico, fe ciega en la Europa de los burócratas, renuncia a la identidad española, sumisión al ecologetismo, seguidismo de la agenda social —aborto, familia, inmigración— que marca la izquierda, pulsión globalizadora, complejo histórico y una política de parchear las crisis económicas mendigando fondos y elevando la deuda pública, que es elevar la hipoteca de los españoles del futuro.

Ante maniobras tan malintencionadas como las de la moción de censura o la declaración de Ceuta, todo apunta a que Casado está preparando el terreno para no pactar un Gobierno con ese socio exigente, desacomplejado y, por lo tanto, incómodo, que es VOX. Si fuera eso, que desde luego lo parece, y lo parece con entusiasmo, lo honrado por parte de Pablo Casado sería decirlo.

Casado y el bueno odio a Vox
Pablo se desmarca de Abascal (su antiguo compañero y amigo) porque ser de derechas en este país le da corte
Carla De La Lá. La razon 29 Julio 2021

A Pablo Casado, como saben, le “da cosa” ser de derechas, a ver qué van a decir los medios civilizados, las revistas de moda… ¿qué se yo?, ¿a quién le teme Pablo Casado?

Lo cierto es que Pablo (qué ganas de decir Pablete y estrujarle los cachetes) se desmarca de Abascal (su antiguo compañero y amigo) porque ser de derechas en este país donde la virtud es el tejido conectivo líquido, que circula por las venas de todos los vertebrados de izquierdas, le da corte: “No somos iguales repite” porque el “buen odio” a Vox en España es “cosa de niños”, es bueno, diría que ya costumbre e incluso religión, como lo era entre los nazis el “buen odio a los judíos”; por eso insultar a sus militantes y miembros, es gratuito y lícito.

Con respecto a Vox y su fascismo, su franquismo, su extrema derecha, su machismo, racismo, homofobia, negacionismo, hirsutismo, canibalismo… no caben los argumentos, jamás se menciona nada positivo, se exagera lo negativo o directamente se inventa. En España cualquier antipodemita es fascista y todos los de Podemos, libertadores. Sin embargo, la realidad es siempre más sofisticada que tales maniqueísmos.

Vox no es fascista (ni xenófobo, se declara en contra de la inmigración ilegal descontrolada) de hecho se declara liberal en lo económico, cuando el fascismo fue antiliberal; la mayoría de sus miembros manifiestan ser creyentes y más concretamente cristianos (de ahí la defensa de la familia, las alternativas al aborto… entre otras propuestas pro vida…); el fascismo era ateo recalcitrante y por supuesto, anticlerical.

Y toda esta soledad (en principio) que rodea a Vox, ese patetismo que despiden a veces las hazañas circenses de Abascal, como su moción de censura… no están exentas de cierta Belleza… la de ver cómo unos pocos, tienen aún los arrestos, de levantar la barbilla y mirar de frente a un gobierno que se ufana mientras nos ningunea y que nos ha estafado desde su concepción.

“¿La política, añade felicidad o la quita?”_ Hace poco pregunté a Olona

-”Yo tripeo y aguanto con entraña dura, pero una cosa es la política y otra, VOX, porque solo VOX en cada sesión es objeto de insultos descarnados que llegan hasta el punto de deshumanizarnos, como en las técnicas del nazismo. Al que llaman facha, que es todo aquel que se atreva a disentir, se le deshumaniza para luego justificar cualquier ataque. Cuando una diputada de Vox es objeto de una agresión y le parten una ceja, se niega la evidencia y se dice que es kétchup. Y cuando lo probamos y se alzan voces médicas acreditando la veracidad del informe de lesiones, se hace el silencio. El esfuerzo que tenemos que invertir en VOX es doble. Defender a los españoles y salir al paso de las mentiras que se vierten sobre nuestras ideas y sobre nuestra vida personal”.

VOX, a cada cual lo suyo, atrae a mucho a jumento (como cualquier partido) por motivos muy groseros, y también a pijos jovencillos limitones en la búsqueda de sensaciones y a pijos talludos con una visión excesivamente romántica de España y de su posición de privilegio, pero también a personas muy capaces, divergentes y desprejuiciadas que simplemente no encuentran otra bandera en el bando liberal.

¿Hay alguien más en la oposición?_ Pregunto mirando arriba y abajo, porque a derecha e izquierda seguro que no hay nadie.

Si usted, apreciado lector, está en contra del aborto o de la eutanasia, porque es cristiano (bajo sospecha) o simplemente porque se inclina por la vida, arrodíllese y pida perdón.

Si está a favor del matrimonio, de la familia, no se le ocurra hacer apología de semejantes monstruosidades intelectuales: rectifique, aflíjase, laméntelo, recapacite y pida, junto a mí, perdón.

Si tiene un apellido largo o histórico, es tiempo de abjurar, de desdecirse, arránqueselo como una rémora si quiere ser considerado un individuo civilizado y, por último, pida perdón.

¿Fuman ustedes? ¡Desdichados! ¡Pidan perdón! Pero, sobre todo, díganme que no votan a VOX, ¡díganmelo! Porque el “buen odio” a Vox en España es civismo, sentido común, noción de prestigio, marcador evolutivo.

Desgraciadamente no están claras las bases de este “Club de la Bondad”, que se ha montado la izquierda en España (y en todo el globo) pero eso es lo de menos; para pertenecer a él tenemos que tener un buen ejemplo de fascista o de capitalista con el que apuntalar nuestra identidad.

Cabe destacar, que con sus defectos, el merecido éxito (y el aislamiento) de Vox se deben a este asunto, a que se ríen del “Club de la bondad” y nunca se han posicionado junto al “virtuoso” del buenismo vacío, tan de moda, que eleva al imbécil a los cielos de la superioridad moral porque es el virtuosismo del tonto.

- ¿Crees que VOX conseguirá un sorpasso al PP y gobernará un día?_Pregunté también a Macarena.
-No tengo ninguna duda. VOX gobernará. La pregunta que me gustaría hacerle al señor Casado es si en las elecciones próximas VOX obtiene un escaño más que el PP, va a permitir que Santiago Abascal sea el presidente que España merece o le va a entregar el gobierno a la izquierda.

Insultos y cordones sanitarios: los ataques del PP a VOX antes de la afrenta de Ceuta
SE SUMA A LA DEMONIZACIÓN DE LA TERCERA FUERZA POLÍTICA EN ESPAÑA
https://gaceta.es 29 Julio 2021

VOX cree que el PP es «cooperador necesario» en la estrategia [de la izquierda] de demonización y deshumanización de su formación al permitir que su líder, Santiago Abascal, fuera declarado ‘persona non grata’ e ‘indeseable’ en la Asamblea de Ceuta y de que el presidente de esa ciudad autónoma, el ‘popular’ Juan Jesús Vivas, tildara dicha posición de «responsable».

Así, desde VOX sostienen que o el PP reconsidera su «errónea» decisión, la desautoriza «de algún modo» y repara el daño producido por la votación o «no va a poder seguir reclamando ayuda a VOX para aprobar sus propuestas en ayuntamientos o en los plenos autonómicas». Al mismo tiempo, desde la dirección nacional del PP han mostrado un férreo apoyo al presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas. «Lo que necesitamos es más personas como él y menos declaraciones incendiarias», dijo este lunes el alcalde de Madrid y portavoz del partido, José Luis Martínez Almeida.

La de Ceuta no es la primera afrenta del PP a VOX, formación que le permite gobernar en las regiones de Andalucía y Madrid, y en grandes ayuntamientos de España (Madrid, Zaragoza…), mientras Génova colabora (por acción u omisión) con el veto antidemocrático de la izquierda a los casi cuatro millones de votantes de la formación.

«VOX es la ultraderecha de verdad», afirmó el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en enero de 2019. «VOX es tan peligroso para Europa como Le Pen o Salvini», dijo el eurodiputado Esteban González Pons en mayo, un mes después de las elecciones generales en las que VOX logró 24 escaños (siendo quinta fuerza nacional) pero no pudo formar parte de la Mesa del Congreso por el pacto del PP con la izquierda.

Los populares trataron de mantener el cordón sanitario a su único aliado potencial tras las elecciones de noviembre, pero les salió mal. Querían la presencia de Ciudadanos en la Mesa del Congreso, a pesar de que contar con solo 10 diputados, y prefirieron votarles a ellos (aunque no sumaban) en lugar de dar sus votos a VOX. La consecuencia de su veto a VOX fue regalar un puesto más a Podemos en la Mesa.

El PP también votó (con la izquierda) a favor de dispersar a los diputados de VOX (tercera fuerza, con 52 escaños) en el Congreso y de colocar, por tanto, a buena parte de ellos en el gallinero, en la parte menos visible de la Cámara Baja. Además, en febrero de 2020, la formación liderada por Pablo Casado pactó con el PSOE que VOX se quedara fuera todas las presidencias de comisiones parlamentarias.

En octubre, el PP se unió al Frente Popular para rechazar la moción de censura de VOX al Gobierno socialcomunista. En la sesión, Pablo Casado lanzó ataques personales desde la tribuna a Santiago Abascal. «Hasta aquí hemos llegado», declaró.

Antes de las elecciones autonómicas en Cataluña (del 14 de febrero) en las que VOX logró ser la primera fuerza nacional con 11 escaños y el PP estuvo cerca de ser extraparlamentario, Pablo Casado equiparó a VOX con el golpista prófugo de la Justicia Carles Puigdemont y dijo que se trataba de «radicalismos iliberales»… y tres meses después evitó responder a ‘Financial Times’ si consideraba a VOX un partido democrático.

En junio, el PP también se unió al PSOE, Unidas Podemos y el PNV para repartirse los puestos en la ‘Conferencia sobre el Futuro de Europa’ y quitar a VOX el representante que le correspondía.

Ceuta, un ejemplo de la alianza PP-PSOE
El PP rompió en noviembre del pasado año su acuerdo con VOX en Ceuta y pactó los Presupuestos con el PSOE… una decisión «saludable», según Vivas, que aplaudió así que «dos formaciones diferentes, pero no antagónicas», se pusieran de acuerdo «para conseguir la estabilidad política de la ciudad».

Desde entonces el desprecio hacia VOX, partido más votado en las elecciones generales en la Ciudad Autónoma, se ha intensificado. En mayo, tras la avalancha de 10.000 inmigrantes ilegales, el PP firmó una declaración junto al PSOE y a los partidos islámicos contra el derecho de manifestación de VOX…

…y otra en la que equiparaba a agresores y agredidos tras la violencia islamoizquierdista en Ceuta contra la formación liderada por Abascal. «Cada uno es responsable de sus actos», afirmó la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, antes de que el consejero de Medio Ambiente, Yamal Dris, del PP, llamara «sinvergüenza» y «fascista» al portavoz de VOX, Carlos Verdejo.

El Gobierno sigue hiper endeudándose contratando 30.445 nuevos funcionarios
“Los intelectuales resuelven problemas. Los genios los previenen” -Albert Einstein-
Miguel Massanet. diariosigloxxi 29 Julio 2021

La megalo-burocracia de los grandes países mastodónticos, dirigidos por partidos comunistas, ya se puede considerar como un clásico en la historia de quienes han intentado y conseguido implantar regímenes autoritarios en países muy poblados y que, por tanto, requieren disponer de una policía muy bien organizada, unos servicios de información perfectamente dotados y un número muy elevado de personas que, de alguna manera, vivan a costa del partido o de sus órganos de gobierno encargados del desarrollo económico, de la seguridad, de la enseñanza, de la propaganda, de la defensa y de las relaciones internacionales.

Grandes naciones, como Rusia y la China, han sido un modelo a exportar de esta hiper desarrollada y super politizada burocracia, puesta al servicio de los gobiernos totalitarios, que han desterrado cualquier tipo de participación ciudadana o de modelo democrático, para ejercer un control absoluto y, en la mayoría de casos, despótico, sobre sus ciudadanos que se dejaron llevar por las promesas de una vida mejor y, en muchas ocasiones, de venganza contra los supuestos abusos del capitalismo, objetivo directo de aquellos partidos comunistas o independentistas.

Desde el momento que en Europa empezaron a languidecer las doctrinas de Marx y Lenin, fracasaron los intentos de ir minando las naciones mediante el sistema de Frentes Populares y que, todo el entramado económico de la URSS y su implantación obligatoria en todos los países del Este de Europa, se fue abajo con la caída del muro de Berlin; fue cuando la propaganda comunista se dirigió hacia la América latina, donde la corrupción de sus gobiernos, el maltrato a la población indígena, la deficiente explotación de sus recursos y la proliferación de un caciquismo brutal que condenaba a muchos de sus ciudadanos a una existencia dentro de la extrema pobreza; constituía un caldo de cultivo propicio a que, como ha sucedido, las doctrinas comunistas se fueran extendiendo rápidamente y con amplia aceptación por toda aquella gente harta de ser oprimida y explotada.

Desgraciadamente, Europa no ha actuado con la debida diligencia y las ayudas que deberían haberse dado a las democracias de aquellos países subdesarrollados, no se dieron; las sanciones económicas no se aplicaron contra las nuevas dictaduras y los intereses particulares económicos de cada nación han prevalecido sobre la lucha en contra de un comunismo que, como se ha visto, no ha parado de extenderse por toda América del sur.

La muestra más sangrante de los errores políticos de la UE es la forma en la que se han comportado con el régimen autoritario del señor Maduro, en Venezuela. Han consentido que fracasase la rebelión que debiera de haberle obligado a abandonar el país, no han tomado represalia alguna para obligarle a restaurar la democracia y siguen sin atreverse a mover pieza, siempre pendientes de que sus intereses en el país pudieran salir perjudicados.

Pero, como siempre sucede con las enfermedades infecciosas, en cuanto se les da baza se trasladan de un lugar a otro como, por desgracia, hemos podido comprobar con la epidemia del coronavirus. Los enviados del comunismo bolivariano a España, para implantar la semilla de la revolución comunista, encabezada por los señores Iglesias, Errejón, Monedero y Echenique, fue la avanzadilla para, con el apoyo de los separatistas catalanes, de algunas emisoras de radio y más tarde de las televisiones, consiguieran hacerse oír y captar,en poco tiempo, los suficientes votos para conseguir un amplia representación en las Cortes; de modo que nos llegó a hacer pensar que estábamos ante el peligro inminente de convertirnos en otro satélite del comunismo mundial.

En estos momentos la situación se ha convertido en extremadamente compleja. El comunismo ha perdido fuerza en España; el señor Iglesias ha desaparecido de la política (al menos aparentemente) pero, con todo esto, se da la paradoja de que siguen participando en el Gobierno, mantienen el chantaje sobre el señor Pedro Sánchez, a quien tienen como rehén ya que, si le retirasen su apoyo, su gobierno no se sostendría y deberían convocarse nuevas elecciones que, en manera alguna, le garantizarían al actual presidente que pudiera recobrar la poltrona gubernamental.

P. Sánchez no es tonto, es el clásico listillo al estilo de aquellos personajes pícaros, como el Guzmán de Alfarache o el de la Vida del Buscón don Pablos, gente de escasos conocimientos pero de indudable ingenio para ganarse la vida. Sabe que no puede vivir de rentas, de su físico que atrae a las mujeres o de sus promesas que, el tiempo y la realidad, se encargan de ir desautorizando.

Debe conseguir, en lo que le queda de legislatura, asegurarse que cuando lleguen las próximas elecciones tendrá dominada a España y, si las hay, serán como cualquiera de estas que se celebran en Venezuela, en las que nadie osa oponerse a la candidatura oficial.

El tener un número de funcionarios o empleados públicos que sepan que tienen su sueldo asegurado, que nadie los echará mientras dominen los socialistas, que van a cobrar unos sueldos que en la vida privada difícilmente iban a conseguir es, sin duda, asegurarse un puñado importante de votos que añadir a los que, en la actualidad, ya viene consiguiendo de los inmigrantes que permite entrar en España, de los parlamentarios que ocupan los escaños de su partido y de todos aquellos que ya tienen asegurados sus empleos en las empresas públicas, centros docentes, y, por qué callarnos, en el propio Ejército que han conseguido convertir en una ONG o en simples bomberos, mediante ir colocando en los puestos de mando a quienes saben que no les van a causar problemas ni, mucho menos, van a impedirles que sigan su labor de ir dividiendo España, para contentar a separatistas catalanes y vascos.

Como muestra de aquello a lo que nos estamos refiriendo podemos decir que los empleos creados por los Ejecutivos autonómicos desde que dieron por finalizado el último “tijeretazo”, resulta que superan en mucho lo que el Gobierno central tiene en proyecto hacer. Basta decir que el gasto en nóminas de las CC. AA se dispara en 95.000 millones de euros y el número de empleados en 2.000.000. Como informe adicional conviene advertir que Hacienda desconoce a qué ayuntamientos pertenecen 1002 empresas, fundaciones, consorcios y asociaciones públicas. ¡Y esto que Hacienda lo sabe todo de todos nosotros!

Pero ahora resulta que, según la ministra Montero, el gobierno va a lanzar una oferta récord de 30.445 nuevas plazas, cuando sabemos que se escatima en gastos de mantener la operatividad del Ejército, cada vez más abandonado en los PGE para disgusto de muchos de sus integrantes que, como ya sucedió en tiempos de la II República, se consideran como funcionarios mal pagados.

No estamos seguros de que muchas de estas plazas que se ofrecen sean necesarias y que la productividad de los funcionarios que actualmente trabajan para el Estado sea precisamente ejemplar.

Se habla de digitalización de la Administración y de todas sus oficinas, como ocurre con la Administración de Justicia que carece de los más elementales medios para evitar que todos los procedimientos judiciales vayan con una lentitud bochornosa y que, a nuestro criterio, redunda en perjuicio, en ocasiones grave, para las personas pendientes de que se les administre Justicia; pero esta actualización y mejora necesarias no acaba de llegar mientras se despilfarra en otros gastos.

Y no queremos acabar este comentario sin hacer mención a algo que clama al cielo que esta sucediendo, precisamente, en el momento más inoportuno y que, si quienes son los culpables de que suceda lo que está sucediendo, no toman las medidas para rectificar y cambiar el rumbo de sus actuaciones, los ciudadanos españoles, los que pese a todo y a todos los que intentan eliminarnos seguimos defendiendo la unidad de España, la Constitución, el actual régimen democrático y que seguimos defendiendo nuestro patriotismo y la defensa de nuestros valores morales; seguro que vamos a tomar represalias cuando llegue el momento de acudir a las urnas.

¡Vergonzoso, señor Casado, el comportamiento del PP en Ceuta cuando se han abstenido de evitar la moción de designar, como persona nos grata, al presidente de VOX señor Abascal! Puede que no les interese que vaya progresando VOX, porque les resta votos a ustedes que, en ocasiones, se muestran excesivamente mojigatos cuando se trata de enfrentarse a políticas manifiestamente reprobables del actual Ejecutivo pero, en manera alguna, el PP de Ceuta debía haber colaborado con una señora musulmana, cuyas intenciones evidentes son socavar la moral de los ceutíes para ir dando paso a la, cada vez más evidente, campaña de convertir la ciudad de Ceuta en una parte más de Marruecos.

Puede suceder que los que hemos votado siempre al PP decidamos hacerlo por VOX,. Así de claro.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, pueda resultar poco entendible que, a medida que nuestra Deuda Pública vaya alcanzando cifras tan desorbitadas como es la última conocida de 1’4 billones de euros, una cifra récord en nuestra historia, el ejecutivo, por intereses políticos, intenciones aviesas, objetivos inconfesables, siga empeñado en hundirnos cada vez más aumentando el gasto público hasta límites que puedan poner en peligro la estabilidad económica y social de nuestra nación.

Malditos libertadores
José García Domínguez. Libertad Digital 29 Julio 2021

Para entender el definitivo fracaso histórico de la revolución en Cuba, un fracaso, el del castrismo, que en el fondo no deja de constituir un apéndice del fracaso colectivo de América Latina, hay un libro escrito por un izquierdista inteligente que los derechistas inteligentes deberían conocer. Se titula Malditos libertadores y su autor, Augusto Zamora, antiguo embajador de Nicaragua en España, confiesa haber empleado los últimos treinta años en demoler el mito más definitivamente sagrado de Latinoamérica: Simón Bolívar. Así, en Malditos libertadores la responsabilidad última de la ecuménica miseria secular de las masas latinoamericanas recae en aquellos falsos libertadores a sueldo todos del Imperio Británico, los grandes caciques de las oligarquías parasitarias criollas, con Bolívar a la cabeza, que conspiraron contra España no para liberar a nadie, sino para entregar las nuevas repúblicas al dominio económico inglés a cambio de que Londres los mantuviera en el poder contra la voluntad y los intereses de sus pueblos. He ahí el origen de todas esas economías tan ajenas a la racionalidad capitalista, las de esos Estados volcados en el monocultivo, exportadores crónicos de primeras materias e importadores, también crónicos, de absolutamente todo lo demás. Ya fuese el grano de Argentina, el cobre de Chile o el azúcar de Cuba. Un modelo económico neocolonial que la clase de los parásitos como Bolívar impuso al conjunto del continente.

La vieja izquierda de antes, la de Zamora, aquélla que reconocía su señas de identidad en lo económico, que no en la causa lgtbi o en el feminismo de tercera generación, ubicaba ahí la causa última del fracaso de Latinoamérica. Y en lo fundamental tenía razón. Pero Cuba no tiene excusa. El castrismo pudo romper esas cadenas del subdesarrollo perpetuo. Sin embargo, ni lo intentó. Los Castro, por el contrario, se limitaron a cambiar de cliente. Dejaron de vender azúcar a Estados Unidos para seguir vendiendo azúcar, solo que a la Unión Soviética. Azúcar antes de la evolución y azúcar después de la revolución. Siempre azúcar. El mismo modelo de la oligarquía ineficiente y parasitaria de siempre, pero envuelto en una bandera roja. Y cuando se acabó la Unión Soviética, otro monocultivo exportador. En lugar de azúcar, turismo. Y en lugar de rusos controlando el sistema desde Moscú, hoteleros españoles amparados por el Gobierno de Madrid. ¿Por qué Fidel no intentó nunca industrializar la isla con el apoyo soviético para tratar de convertirla en un país, como los desarrollados, dotado de una economía diversificada e independiente? Seguramente porque, y en lo más profundo de su ser, seguía habitando otro viejo oligarca criollo como Bolívar. Lean el libro.

¿A dónde va Perú?
Agapito Maestre. Libertad Digital 29 Julio 2021

Mal estaba Perú, pero el porvenir de este país ha desaparecido. El Jurado Nacional de Elecciones ha proclamado nuevo presidente a Pedro Castillo, después de un mes de acusaciones, recursos e impugnaciones por parte de la otra candidata, la señora Keiko Fujimori. El pleno del JNE declaró por unanimidad la improcedencia de las cinco apelaciones presentadas por el partido político Fuerza Popular a las actas de proclamación descentralizadas de los jurados electorales especiales (JEE). Se elaboró el acta de proclamación de los resultados generales de las elecciones, naturalmente, cometiéndose todo tipo de trampas, hasta que finalmente y por medios oscuros se proclamó a Pedro Castillo nuevo presidente de Perú. Todo parece que ha sido un asunto amañado por este órgano corrupto para que gobierne un partido revolucionario. La tradición violenta y sanguinaria de Perú continúa, como si no pasara nada, pero tengo la sensación de que ahora se ha ido más lejos. Se ha dado una vuelta de tuerca más para terminar con cualquier posibilidad de vía democrática para reformar el país.

El paisaje pacífico y a veces de ensueño, bañado por el llamado Lago Español, contrasta con un paisanaje belicoso. El Perú ha estado en guerra con todos los países limítrofes. Pareciera que su destino, después de tres siglos de calma, ha sido guerrear con otros y consigo mismo. Le sentó mal la independencia al Perú. Este país de fuertes contrastes no ha podido cortar con su pasado más violento. La peor casta política, corrupta y criminal se ha impuesto al país de los bellos valles, las mesetas sosegadas y las altas cumbres andinas. Uno de los países con mayor biodiversidad del planeta y mayores recursos minerales del mundo estará gobernado por un comunista sin otra idea de la democracia que hacerla desaparecer.

El Perú de los Fujimori y de los Alán García, de los Alejandro Toledo y de los Vladimiro Montesinos y otras yerbas parecidas, pleno de corrupción y de sobornos, cohechos y crímenes de Estado, siempre tuvo enfrente a gente no menos peligrosa que ellos: Túpac Amaru, Sendero Luminoso y otros grupos terroristas siempre estuvieron al acecho… El partido de Pedro Castillo es una mezcla de la ideología de los terroristas de Perú y de la corrupción de los gobernantes de las tres últimas décadas. Terrorismo de Estado y del Narco se dan la mano. Un partido de carácter comunista, una vez más, utilizando las urnas, alcanza el poder y, además, ha contado con la colaboración de viejas instituciones corruptas.

Nada bueno puede esperarse de estos gobernantes. La vía revolucionaria ha vuelto a imponerse. Hoy, pues, 28 de julio, coincidiendo con el segundo centenario de la independencia de Perú, será proclamado oficialmente presidente de Perú Pedro Castillo, cuyo programa de gobierno es fácil de resumir: primero, la culpa de todo lo malo que sucedió y sucede en Perú la tuvieron y la siguen teniendo los españoles; segundo, implantará un régimen severo de carácter totalitario para culpar de todos los males futuros del Perú al capitalismo y a USA. En fin, lo de siempre. Perú va al suicidio. A partir de ahora todo será revolución, destrucción y miseria comunista.

Desde la independencia de España hasta hoy, Perú, como el resto de toda la América española, ha ido para atrás. ¡Cuándo se escribirá la historia de Hispanoamérica sin España! La paz, el sosiego y la buena vida de la América española desaparecieron con las guerras civiles que terminaron con el Imperio español. A partir de entonces, cuando España dejó de desangrarse en América, comenzó un resurgimiento de la España peninsular. Las cosas son así de reales. Da igual los índices que se tomen para juzgar los niveles de bienestar de una sociedad, al final, todos concluirán que España salió ganando. El único país que se salvó, después de las guerras civiles en Hispanoamérica, fue España. Por el contrario, a la América que se independizó de España, a esa América sin España, no le ha ido bien en la historia de los siglos XIX y XX. Rompieron con sus tradiciones y han sido incapaces de crear nada nuevo. Indigenismo y nacionalismo son sus grilletes.

Perú, rumbo a la barbarie
EDITORIAL. Libertad Digital 29 Julio 2021

Ante el silencio ominoso o cómplice de la mayor parte de Occidente y con el apoyo explícito del grupo habitual de países totalitarios que extienden su influencia por buena parte del mundo –Cuba, Rusia, Irán, China y, por supuesto, Venezuela–, Perú ha tomado un derrotero extraordinariamente peligroso que puede conducirle a la catástrofe.

Por mucho que trate de edulcorarse desde los medios de izquierdas, lo que ha llegado al poder en Perú de la mano de Pedro Castillo y, sobre todo, del secretario general de su partido, Vladimir Cerrón, es un cóctel mortífero con un ingrediente principal, un comunismo leninista que se exhibe sin complejos y que, además, se adereza con otros ingredientes igualmente nocivos: indigenismo antioccidental, bolivarianismo chavista, ultranacionalismo reaccionario y atrasista y, como guinda putrefacta, un racismo feroz que puede acabar degenerando en un auténtico baño de sangre.

Es importante resaltar que, aunque incluya esos elementos indigenistas y racistas, el plan de Castillo, Cerrón y los suyos no es un retorno al Perú incaico previo a la llegada de los españoles, sino algo más parecido a los regímenes totalitarios del siglo XX, pero con un toque andino y caribeño, de la mano de los criminales que detentan el poder en Cuba y Venezuela. Leninismo bolivariano, en suma, con un matiz que lo hace aún más aterrador si cabe: la presencia en Perú Libre, y no sólo simbólica, de elementos de Sendero Luminoso, la más bárbara y sanguinaria banda terrorista de la historia de Iberoamérica, cuyo nivel de crueldad estremeció a toda América en los años ochenta y noventa del Novecientos.

Por otra parte, Perú tiene todas las papeletas para convertirse en una suerte de narcoestado canalla –ya hay sobre la mesa una ley de hoja de coca para favorecer las plantaciones y eludir el control internacional–, que financiará actividades revolucionarias dentro y fuera del país y enriquecerá a los cleptócratas con mando en plaza mientras el país se sume en la miseria, tal y como ha ocurrido en Venezuela o Cuba.

Puede parecer un diagnóstico muy pesimista, pero es que la situación no da lugar a demasiadas esperanzas: Perú Libre no es un partido normal sino un movimiento liberticida de los que se instalan en el poder para no abandonarlo jamás. En la estela de sus homólogos en países como Venezuela o Bolivia, pretende convocar una Asamblea Constituyente y redactar una nueva Constitución para instaurar una nueva legalidad que brinde legitimidad a un régimen abiertamente antiliberal.

Pese a que Castillo ha alcanzado la presidencia por sólo unos miles de votos y con muy serias acusaciones de fraude en su contra, eso no le va a impedir desarrollar su programa totalitario en contra de la mitad de la población. Más bien al contrario: lo que hará será forzar la máquina de la confrontación, la intimidación y el control de los medios y la economía hasta lograr imponer su voluntad por las buenas o por las muy malas.

El cansancio del pueblo cubano
Zoé Valdés. Libertad Digital 29 Julio 2021

Nadie puede aventurarse a medir los niveles de cansancio del pueblo cubano frente al castrismo, mucho menos tampoco dimensionar en qué momento se cansó por fin ese pueblo; sobre todo cuando la persona que intenta medirlo o ponerlo en dimensión estuvo mamando de la teta del castrismo hasta el otro día, beneficiándose de ese régimen, y enfrentándose a todos aquellos que estuvieron no sólo cansados desde hace décadas, además combatían y siguen combatiendo a ese régimen desde hace mucho más tiempo.

De modo que resulta hipócrita y como mínimo una falta de respeto con los cubanos que aman la libertad y han luchado y luchan por ella afirmar que es justo ahora que el pueblo cubano se cansó sólo porque se ha lanzado a las calles.

Resulta peor y más dañino incluso el cansancio cuando se soporta callado y encerrado. Por el contrario, salir masivamente a las calles puede resultar una vía, pero no estoy segura de que sería con fortuna una solución. La prueba es que, como en otras ocasiones, la tiranía no sólo ha acallado esas manifestaciones que se produjeron a partir del 11 de julio, además ha reprimido, ha encarcelado, ha desaparecido y torturado; otra vez ha sacado beneficio de ellas con la complicidad del Gobierno de Estados Unidos y de una oposición oportunista, trepadora y traidora.

Por otro lado, desde el 6 de octubre del 2020, Yandier García Labrada, miembro del Movimiento Cristiano Liberación, fue encarcelado por protestar en una cola, ese fue el pretexto para encerrarlo e incomunicarlo. Lo que por ejemplo no sucedió con ningún miembro del Grupo San Isidro ni del 27N, ni de Cuba Decide, ni de Unpacu, que son los grupos que la agenda de Joe Biden y Kamala Harris, o sea la de Barack Obama, a todas luces, desea imponer como oposición.

Yandier García Labrada ha estado todo este tiempo sin petición fiscal, ayer precisamente lo condenaron a 5 años de cárcel. Amnistía Internacional no lo ha nombrado todavía preso de conciencia, lo que sí ha hecho con otros que han permanecido detenidos apenas unos días. Yandier, como otros presos, corre el riesgo de ser ignorado y olvidado, en pos de la moda de los reguetones liberadores y las cancioncitas que el matrimonio Estefan también de su parte tratan de imponer.

Francamente, no me canso de repetirlo. Lo de Cuba da dentera. Sigan clamando ahora con los dientes apretados: "¡Pioneros por el comunismo –digo no– por el socialismo. Seremos como el Che, o guareber…!".

Antifascistas mudos
Lo injurian porque se opuso en su día a que el claustro universitario debatiera «un manifiesto de apoyo a los líderes independentistas procesados por los hechos del otoño de 2017»
Julio Valdeón. La razon 29 Julio 2021

A Ricardo García Manrique, catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Barcelona, un colega, Carles Mancho, lo ha acusado de «colono» y «fascista». El arranque supremacista contra el autor de «La filosofía de los derechos humanos durante el franquismo» y «El valor de la seguridad jurídica», entre otros libros, tuvo lugar mientras quienes jamás desafinan en el coro de las verdades reveladas y los guiones previamente acordados dedica sus bien remunerados espacios en prensa a denunciar las teóricas iliberales derivas del PP.

Los insultos contra el hombre que escribió «La libertad de todos: una defensa de los derechos sociales» coinciden con la astracanada de Ceuta, cuyo Ayuntamiento declaró «persona non grata» al líder del partido más votado en la ciudad durante las últimas elecciones generales, Santiago Abascal. Fue nauseabunda la conducta de esos 9 del PP, que se abstuvieron, equidistantes entre la democracia y el acoso, mientras cuelgan el cartel de «indeseable» a un político con el que no tienes por qué coincidir –en caso de duda, lean mis columnas–, pero que no promueve la destrucción del entramado constitucional, no reclama que sean conculcados los derechos políticos de sus conciudadanos, no defiende regímenes dictatoriales y tampoco dedica los sábados a celebrar, qué sé yo, la memoria, gloria y hazañas de unos asesinos.

El ataque contra García Manrique sucedió frente a ciento ochenta colegas. Lo injurian porque, como él mismo ha explicado, se opuso en su día a que el claustro universitario debatiera «un manifiesto de apoyo a los líderes independentistas procesados por los hechos del otoño de 2017». El profesor invocó entonces «el deber de neutralidad ideológica de las universidades». «Una vez debatido y aprobado el manifiesto», añade, «lo impugné junto con otros compañeros ante los tribunales, los cuales nos dieron la razón y lo anularon. Eso fue lo que pasó». Discutir el modelo de construcción nacional, con unos golfos en el papel de prohombres y una guardia de corps bien activa, es motivo de excomunión y escrache, mientras atacan a los demócratas y callan como putas nuestros autoproclamados antifascistas, tan audaces con el débil como tibios frente al gorila.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

La Memoria multinivel
José Manuel Sánchez Fornet. okdiario 29 Julio 2021

En los últimos cinco años el PSOE ha planteado la estructura del Estado como: Estado de las autonomías, Estado federal, Estado federal asimétrico, Estado plurinacional y en la ponencia de su próximo congreso lo definen como Estado multinivel. Indecente baile de San Vito al son que tocan los independentistas catalanes para disponer de competencias y privilegios como País Vasco y Navarra, creyendo que así podrán detener o retrasar sus demandas independentistas. La cohesión social, a tomar por culo.

El PSOE ha firmado un acuerdo político con todos los partidos de izquierda que quieren cambiar la Constitución, el Estado y romper la nación (UPodemos, ERC, Bildu, Más País, BNG, Compromís…), para robarnos el derecho de todos los españoles a votar sobre el destino de la nación. Es un Frente Popular como el de la Segunda República, y dicen en ese acuerdo que los partidos de centro y derecha en España no tienen legitimidad para hacer política (como decían entonces) y que nunca llegarán al poder. En 1936, la diputada bolchevique “La Pasionaria” amenazó en el Congreso al diputado de derechas Calvo Sotelo (“éste no vuelve a hablar aquí”), quien poco después fue secuestrado en su casa por miembros de las fuerzas de seguridad (escoltas de Indalecio Prieto) y asesinado de un tiro en la nuca.

España es más una partidocracia corrupta que una democracia digna de tal nombre, con un Gobierno ilegítimo que llegó al poder mediante una estafa electoral; prometió que no habría indultos a los independentistas y que no pactaría con el comunismo bolchevique. ¿Cuántos diputados ganó con esas mentiras? ¿Cuántos votos robados con engaño? Una campaña electoral indecente, inmoral, indigna de una democracia del primer mundo propia de un país bananero de chichinabo.

Ahora llega una ley de Memoria que dicen democrática pero que, a la vista de los antecedentes y el sectarismo del que hace gala esta izquierda, incluido el PSOE, bien podría llamarse de Memoria bolchevique. Sánchez puede ser el peor líder que ha tenido nunca el PSOE desde Largo Caballero, quien defendió la imposición violenta de una dictadura del proletariado a imagen y semejanza de la que impuso Stalin en la Rusia soviética. Si el PSOE y Sánchez desprecian la historia y las hemerotecas y siguen rindiendo homenaje a Largo Caballero, ¿cómo podemos los españoles fiarnos de la Memoria que quiere contar este Gobierno? ¿Creen que podrán relatar los asesinatos y fusilamientos de los nacionales ignorando las checas, torturas y asesinatos de los bolcheviques? Un secretario de Estado del Gobierno de España ha dicho públicamente estar dispuesto, si se dieran las circunstancias, a asesinar a la familia real española como hicieron con la familia real rusa los bolcheviques. Sigue en el cargo. Han borrado la Transición y han vuelto a las trincheras de odio.

La guerra civil no fue un conflicto de fascistas contra demócratas. Fue un intento de golpe de Estado fallido que condujo a una guerra, protagonizado por militares que en los cinco años que duró la Segunda República obedecieron fielmente a la misma contra los intentos de golpes de Estado del PSOE de Largo Caballero (1931,1934) o del presidente de la Generalitat, Companys, considerado hoy un demócrata sin mácula mientras se llama fascistas a los soldados que impidieron aquel intento de romper la nación. Sus víctimas eran españoles. No se levantaron contra la democracia porque la República ya no lo era, estaba en manos de dirigentes bolcheviques como Largo Caballero que anunciaba la dictadura del proletariado contra la democracia burguesa que era, según él, la Segunda República. El presidente del Gobierno debería apagar las hogueras de odio.

El peor aval es el que Sánchez brinda a los golpistas
EDITORIAL Libertad Digital 29 Julio 2021

La Generalidad pretende abonar con dinero público los avales que reclama a los golpistas el Tribunal de Cuentas por malversar caudales públicos.

Ya se ha denunciado en estas mismas páginas la colosal tomadura de pelo que supondría que la Generalidad de Cataluña abonara con dinero de los contribuyentes los avales que reclama el Tribunal de Cuentas a una treintena de golpistas del 9-N y del 1-O por el delito de malversación de caudales públicos que supuso la promoción exterior del ilegal proceso separatista. Si inaceptable era que la Generalidad, a fin de evitar que los golpistas pagasen de su bolsillo dichos avales, creara un Fondo Complementario de Riesgos de 10 millones de euros, sería igualmente un fraude de ley –y prevaricación y malversación de caudales públicos– que los avales corrieran por cuenta del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), organismo público cuyo único accionista es la propia Generalidad.

Esta burda maniobra de la Generalidad, que sigue en manos de unos individuos que han proclamado su objetivo de culminar el proceso de secesión, no ha engañado en absoluto al Tribunal de Cuentas, que, tras seguir viendo indicios de ilegalidad en esta maniobra, ha pedido este martes un informe –afortunadamente no vinculante– a la Abogacía del Estado sobre la licitud de que un organismo público dependiente de la Generalidad avale a quienes están acusados de desviar dinero publico para promocionar en el extranjero las dos consultas secesionistas perpetradas hasta ahora.

Si decimos que el informe de la Abogacía del Estado no es "afortunadamente" vinculante es porque, aunque debería ser el primer interesado en denunciar tamaño fraude de ley, desgraciadamente se ha comportado hasta la fecha como la Abogacía de un Gobierno obsesionado por no desairar a sus socios separatistas.

De lo que, en principio, sí cabría congratularse es de que la Fiscalía de Cataluña, a instancias de una denuncia de Ciudadanos, haya decidido abrir diligencias de investigación por un delito de malversación contra este aval por cuenta del ICF que evita a la treintena de ex altos cargos golpistas imputados abonar los 5, 4 millones que les exige en avales el Tribunal de Cuentas. El hecho de que la Fiscalía catalana haya abierto diligencias únicamente a los miembros de la Junta de Gobierno del ICF –sin incluir al presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, ni al consejero Jaume Giró, tal y como pretendía Ciudadanos– no debe, en principio, generar dudas respecto a la actuación del Ministerio Público, habida cuenta de que Aragonès y Giró son aforados, por lo que el órgano competente para decidir si se les abre una investigación es el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, ante el que han sido denunciados por Vox y por Convivencia Cívica Catalana.

Habrá que estar pendientes del desarrollo de los acontecimientos; pero aun cuando los golpistas indultados terminen pagando de su bolsillo el dinero que han malversado, no dejará de ser una vergüenza que el Gobierno central permita, con absoluto desprecio del artículo 155 de la Constitución, que otros dirigentes políticos no menos comprometidos públicamente con la secesión de Cataluña sigan rigiendo las instituciones del Principado. Eso, por no hablar de que este infausto Gobierno ha llegado incluso a considerar una "piedra en el camino" que el Tribunal de Cuentas pida responsabilidades económicas a quienes han perpetrado un golpe de Estado a cargo del contribuyente.

Aragonès come aparte
Pablo Planas. Libertad Digital. 29 Julio 2021

Al igual que todos los separatistas supremacistas, considera que el resto de las regiones de España son escoria dirigida por chusma y ellos no se mezclan con el vulgo. Así de claro.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acudirá finalmente a la conferencia de presidentes autonómicos que se celebra este viernes en Salamanca. La dirigente popular recelaba y recela de las intenciones de Pedro Sánchez, que tiende a creer que esta clase de cumbres deben incluir una sesión de masaje de su estilizada figura después de los revolcones sufridos con Biden en la OTAN y en los Estados Unidos.

El reparo de Día Ayuso es perfectamente comprensible y debería favorecer la introducción de cambios para que estas conferencias reflejaran con más nitidez la unidad y cohesión de España, la coordinación entre las Administraciones autonómicas y la predisposición de los Gobiernos regionales a cooperar y compartir recursos.

La posición de la presidenta madrileña no tiene nada que ver con la del presidente de la Generalidad catalana, Pere Aragonès, quien rechaza la fórmula de las conferencias de presidentes autonómicos por motivos muy diferentes, aunque una parte de la prensa pretenda equiparar a la líder popular con el dirigente republicano.

Si Aragonès no va a Salamanca no es porque considere que la reunión es una pérdida de tiempo a mayor gloria cosmética del bello Pedro. No va porque considera que él, en calidad de presidente de la Generalidad de Cataluña, está a la altura del presidente del Gobierno y muy por encima, por ejemplo, de la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, o de los presidentes de Andalucía, Murcia y las dos Castillas. Es más, Aragonès, al igual que todos los separatistas supremacistas, considera que el resto de las regiones de España son escoria dirigida por chusma y ellos no se mezclan con el vulgo. Así de claro.

De ahí que Aragonès exija reuniones bilaterales y marque distancias con sus verdaderos homólogos, los presidentes autonómicos, representantes del Estado en sus respectivos territorios.

¿Y quién es Aragonès para adoptar tales pretensiones? En un publirreportaje emitido la semana pasada en TV3 para glosar la figura del recadero de Junqueras se destacaba como gran gesta política del nuevo president que se había llegado a encadenar durante un rato a las puertas de una emisora de radio en Madrid para denunciar el supuesto discurso español contra Cataluña. Semejante hazaña es el único mérito, por decirlo de alguna manera, del currículo político de Aragonès. Ojo, que son los del "puta España", los que se niegan a vacunar guardias civiles, los que han erradicado el idioma español, los que no se quitan la palabra "franquista" de la boca cuando hablan del resto de España...

Al parecer, el presidente vasco, Íñigo Urkullu, no tenía previsto asistir, pero tras arrancar un nuevo acuerdo fiscal a Sánchez ha decidido honrar a los presidentes con su distinguida presencia. Otro que come aparte. Son muy conscientes los nacionalistas vascos y catalanes de sus privilegios, pero que muy conscientes. Lo que no cuentan nunca es que tales privilegios fueron una graciosa concesión de Franco, que optó por favorecer económicamente a Cataluña y el País Vasco en detrimento de otras regiones de España. Y ahora afirman que la emigración era un invento para desactivar las ansias de libertad nacional de sus territorios. No tienen vergüenza.

En teoría, la reunión de este viernes entre los presidentes autonómicos debería servir para debatir la reforma del sistema de financiación autonómica y el reparto de los fondos europeos. De lo primero, Urkullu no tiene nada que decir porque el País Vasco disfruta de un concierto económico que es un agravio para el conjunto de España. De lo segundo, Aragonès ya habría apalancado 30.000 de los 72.000 millones de fondos que dicen que un día u otro llegarán a nuestro país procedentes de la Unión Europea. ¿Cabe mayor desahogo y más desfachatez? Si Sánchez fuera un presidente que se respetara a sí mismo, Aragonès acudía a la reunión de Salamanca so pena de aplicación del 155. Igual que Urkullu no habría recibido un regalo para asistir.

Sánchez cede más impuestos al País Vasco mientras quiere subírselos a Madrid
El Gobierno se paga su estabilidad consagrando agravios en España y permitiendo privilegios al País Vasco, Navarra o Cataluña que además quiere que pague Madrid.
ESdiario Editorial 29 Julio 2021

Pedro Sánchez despide el curso político con un balance de autobombo que, antes de conocerse, ahondará en la especie artificial de que España va por buen camino y de que su Gobierno es un ejemplo de transparencia; y con la Conferencia de Presidentes convocada para el viernes en Salamanca.

Allí no acudirá el titular de la Generalitat, Pere Aragonés, convencido de que sus desplantes refuerzan su supuesta particularidad sobre el resto de presidentes y reforzado por Moncloa con una mesa bilateral que viene a concederle un estatus especial que no tiene.

Y sí irá, en el último momento, el lendakari vasco, Íñigo Urkullu, pero no precisamente por buena voluntad ni compromiso con la España autonómica: si en la anterior ocasión aceptó presentarse a cambio de 2.000 millones de euros extra; ahora lo hará previa cesión al País Vasco de las tasas Tobin y Google y del IVA por las compras a distancia.

Sánchez tratará a Urkullu y Aragonés al margen del resto de presidentes
Que el mismo presidente que permite o impulsa ambas trágalas, incompatibles con la cohesión territorial y promotoras de privilegios, insista una y otra vez en acusar de "dumping fiscal" a la Comunidad de Madrid y esté empeñado en subir los impuestos a los madrileños; deja claros una vez más los principios del personaje.

Es inaceptable que Sánchez se compre apoyos dando privilegios y mientras quiera pasarle la factura a Madrid

A los beneficios fiscales que ya tienen el País Vasco y Navarra, resumidos en una ínfima aportación al Estado con excusas históricas; se le añaden ahora los privilegios políticos y económicos que Sánchez quiere darle al independentismo catalán a cambio de tiempo: porque eso es lo que consigue a cambio, en exclusiva, sin una renuncia expresa a unos planes soberanistas que en realidad el Gobierno va cargando de razones.

¿Que pague Madrid?
Con ese panorama, intentar que Madrid pague los platos rotos y además, lejos del reconocimiento a su solidaridad, sea estigmatizada, es inaceptable. Porque no hay progresismo alguno en consagrar el principio de que, quien más tiene, más se tiene que quedar si a cambio concede un apoyo interesado a un Gobierno coyuntural que va a legar a España problemas estructurales.

Es tan evidente el agravio, y tan obvias las causas que lo impulsan, que cabe preguntarse hasta dónde serán de permisivos con el abuso los presidentes de otras comunidades que, con estos esquemas, también sufren o sufrirán estragos. ¿Los Page, Vara, Lambán o Puig van a ser antes de sus comunidades o del PSOE sanchista, tan irreconocible? El viernes despejarán la duda. Y sus vecinos deberán tomar nota.

Recortes de Prensa   Página Inicial