AGLI Recortes de Prensa   Sábado 14  Agosto  2021

Gasto elevado frente a gasto eficiente
José María Rotellar. okdiario 14 Agosto 2021

Si hace algunos meses, el Gobierno de Sánchez, apoyado en ERC, Podemos, el PNV y todos sus socios de la moción de censura, acordaron iniciar los procedimientos para impedir que Madrid baje impuestos y se quejaban de que el resto de españoles está pagando a Madrid dichas bajadas de impuestos al acusar a la región madrileña de que compite deslealmente, y, posteriormente, Puig, así como Escrivá, sugirieron un impuesto específico para los madrileños, ahora el consejero valenciano de Hacienda dice que las rebajas fiscales de Madrid perjudican a la clase media, porque el gasto por persona en educación y en sanidad están por debajo de la media, dando a entender que dichos servicios son peores en Madrid.

Nada más lejos de la realidad. Madrid no sólo genera recursos para cubrir sus servicios, sino que transfiere una parte importante al resto de regiones para que sirvan de ayuda para pagar los de dichas comunidades autónomas. Eso desde el punto de vista de la solidaridad regional.

Y desde el punto de vista del gasto, se enfrenta el concepto de gasto elevado frente a gasto eficiente. El consejero valenciano se centra en la visión de un mejor servicio asociado a un mayor gasto, y ahí se equivoca. Es más, puede que esa equivocación sea una de las causas por las que Valencia tiene un déficit y deuda importantes. Es cierto que está infrafinanciada, como lo están Madrid y Murcia, aunque la región madrileña pueda minimizar ese quebranto gracias a la generación de actividad que consigue con su política económica de impuestos bajos y eliminación de trabas, pero, por otra parte, esa infrafinanciación no es el único, ni el principal, problema presupuestario de Valencia.

La región valenciana tiene un nivel de gasto sumamente elevado, que debe corregir porque los recursos con los que se financia, principalmente impuestos, son limitados, y si se sigue subiendo el nivel de los mismos, además de alcanzar niveles confiscatorios, perderá recaudación, con lo que sólo conseguirá agravar la situación. En el comentario del consejero valenciano se encierra ese problema teórico de partida: cree que hay que gastar más, cuando lo que hay que hacer es gastar mejor. No se trata de aumentar el presupuesto, sino de hacer uno que atienda con eficiencia todos los servicios en los que las regiones tienen competencia. No se trata de recortar en sanidad, educación, servicios sociales o cualquier otro servicio esencial, sino eliminar los gastos que no sirven para nada, porque estos últimos están poniendo en riesgo a los primeros. Ahí, en lo no esencial, hay un cierto margen para poder disminuir el gasto y, con ello, el déficit y que, así, deje de aumentar la deuda.

Valencia debe darse cuenta -y también el sector público en su conjunto- de que no puede seguir creciendo el gasto; es más, debe disminuir para poder preservar el grueso de lo esencial, ya que si no en lugar de ajustes o reformas, se producirán recortes. No pueden seguir en esa espiral de gasto desmedido que no conduce nada más que al desastre. Los ciudadanos deben concienciarse de que las múltiples promesas de más gasto sólo encierran impuestos, inflación, o deuda, en definitiva, impuestos todos desde diversos puntos de vista. Contienen eso y también un final turbulento si los desequilibrios se mantienen en el tiempo.

El botín de un pirata
Jimmy Giménez-Arnau. okdiario 14 Agosto 2021

Desde que Sánchez enroló a unas ministras inútiles en el bajel pirata que gobierna sin luces, la luz cuesta más del doble. Así de gafe es este timonel. Le confiaron el buque insignia de la Armada española, el ‘Juan Carlos I’ y lo ha convertido en una patera a la deriva. Todo cuanto toca el mindundi acaba en naufragio. Es capaz de transformar plata en chatarra en un santiamén. Acepta prebendas que concede su régimen totalitario y goza del verano en La Mareta, sin importarle un cuerno que la gente se arruine con los recibos de la luz, del agua, del gas o la subida del IVA en los refrescos, en días de tanto calor. La angustia de los pobres se la suda y refrigera sus siestas en un palacio junto al mar, mientras disfruta de unas obscenas vacaciones.

El incapaz desconoce las variantes de la endemia (delta o lambda) y como no atiende a expertos, se escuda en mentiras: “España tiene medalla de oro en vacunación”. Gilipollez propia de este ignorante, pues Luc Montaigner, Nobel de Medicina, afirma que la inmunidad de rebaño “jamás se alcanzará con la inoculación, ya que la vacunación no impide ni el contagio ni la transmisibilidad del virus”. El sueño del idiota, de vacunar al 100% de la población, tiene otros oscuros objetivos, recaudatorios y propagandísticos, que acabar con el Covid.

Sánchez, conviene recordarlo, sólo es solidario con su ego. Cuando la Comunidad de Madrid y su poderosa presidenta Ayuso le derrotó en todos los frentes y le pidió más vacunas para el pueblo, el narciso juró en falso, jurando que no las tenía. Detesta a los madrileños y así le va.

Alegra saber que Messi, el mejor jugador del mundo, ha encontrado una “enorme felicidad” en París. Su Barcelona independentista fue un infierno atroz. Al regreso de unas plácidas vacaciones, Sánchez se topará con los bolcheviques en estado irracional, decididos a hacer saltar por los aires su enfermiza coalición. Unos y otros tienen lo que se merecen.

Un Gobierno incompetente y un modelo energético aberrante
EDITORIAL. Libertad Digital 14 Agosto 2021

La respuesta del Gobierno social-comunista al escandaloso aumento del precio de la luz ha sido la obcecación, el chivateo infame y la intoxicación de bajísima estofa. Pedro Sánchez y su banda no han querido explicitar los auténticos motivos de la descomunal subida. Ni reconocer que el Fisco es el más beneficiado por esta situación que quita el sueño a millones de españoles: el 70% del recibo más temido son impuestos y paraimpuestos (subvenciones a las renovables, peajes, déficit de tarifa, etc.), lo que le permite al Ejecutivo hacer el agosto (con perdón) a costa del asfixiado contribuyente, que encima tiene que escuchar los sermones insufribles del hatajo de hipócritas biempagados que componen el Consejo de Ministros.

Son muchos los factores que influyen en este incremento salvaje, pero cabe agruparlos en tres: 1) el precio del gas natural, que se ha disparado de los 8 euros/mwh de 2020 a los 60 de este mes; 2) el impuesto suicida a los combustibles fósiles, los llamados derechos de emisión (de CO2), que se ha multiplicado por dos en solo un año, y 3) la inflación política que representa ese 70% del coste asociado a impuestos y exacciones injustificables.

Pero de esto nada se dice. El espectáculo que está ofreciendo el Gobierno es dantesco. El cobarde Sánchez escurriendo el bulto ante los periodistas y la ignara María Jesús Montero culpando a José María Aznar y a Mariano Rajoy por no apostar por las renovables, cuando fueron precisamente las renovables las que inflaron el déficit de tarifa y todavía cuestan una barbaridad a los consumidores. (Mención aparte merece que dijera que es el carbón y no el gas la materia prima que hace subir el recibo: qué bochorno de ministra impresentable).

No fue hasta el tercer día de subidas estratosféricas que se dignó a dar la cara la vicepresidenta energética Ribera. Y lo hizo a la manera patético-chavista. Así, clamó por una empresa pública que nacionalizase las centrales hidroeléctricas. Hablamos de la ministra Ribera, no de Belarra la bandarra. El PSOE no es mejor ni más fiable que Podemos.

Esa medida demencial supondría un retroceso brutal en el mercado eléctrico. ¿Las consecuencias? Para empezar, no se abarataría la factura: al contrario, se encarecerían los costes de cada planta, se malgastarían recursos hídricos y energéticos y el Estado incurriría en gastos aún mayores. Si alguien tiene dudas, que eche un vistazo a lo que pasó con la YPF expropiada en Argentina o al calamitoso estado del sector petrolero venezolano.

Tan cierto como que una empresa pública no solucionaría el problema es que parte del gravísimo problema que tenemos planteado está en la moratoria nuclear: si España tuviera más reactores, estaría menos expuesta a los onerosos ciclos combinados o al suministro procedente del exterior.

España no necesita nacionalizaciones perpetradas por los esbirros locales del criminal Maduro sino más independencia energética, libertad de mercado y plantas nucleares de primer nivel, y relegar las insostenibles renovables a la condición de elementos marginales del sistema. España necesita un Gobierno digno de tal nombre con ministros que sepan de lo que hablan y que tengan bien presente que el modelo energético actual no es reformable sino una aberración que puede poner en riesgo la viabilidad económica de la Nación y el bienestar de la ciudadanía.

Incompetencia versus maldad
Nota del Editor 14 Agosto 2021

Si  fuera incompetencia lo que ejercen el dr cum fraude y sus quates, al irse da vacaciones, España y los españoles podríamos disfrutar del verano, pero no es incompetencia lo que ejercen sino pura y dura maldad. Y muchos españoles dudando antes de apoyar a Vox. Así nos va.

El sanchismo nos deja a dos velas
OKDIARIO 14 Agosto 2021

Nacionalizar una eléctrica ha dejado de ser una «mala idea» para el PSOE. Este bandazo del Gobierno sucede después de que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, dejara abierta la puerta a la creación de una empresa pública de energía en una entrevista en la Cadena SER. Una idea en la que venía insistiendo Podemos y que el “ala socialista” del Gobierno de coalición descartaba diciendo que ni siquiera estaba en la agenda del Ejecutivo.

Contra las cuerdas, el PSOE ahora coquetea con una empresa eléctrica pública que aglutine las concesiones hidroeléctricas una vez que expire su plazo de concesión. Puede que no sirva para bajar el precio de la luz pero al menos la pueden utilizar para enchufar a más amigos de la infancia de Pedro Sánchez, como ha hecho con Correos o Fomento. Mientras, Podemos mete presión al PSOE trabajando en un borrador legal calcado del que llevó a las tinieblas a Venezuela.

Este país es quizá el país más sostenible de la tierra. Allí ya no se contamina porque la gasolina es un artículo de lujo, las fábricas están cerradas, y millones de venezolanos cocinan con leña por la escasez de gas y electricidad. La situación en plena pandemia fue catastrófica: en el año 2020 hubo 157.719 apagones en Venezuela, con una media de 430 cortes al día. Caracas se quedó sin luz durante tres días. Maduro justificó el desastre acusando a EEUU de lanzar rayos electromagnéticos contra las centrales energéticas. No hizo falta porque ya llevaban en desuso desde que fueron nacionalizadas en 2007. La expropiación fue un negocio de oro para los altos cargos del chavismo: se hicieran millonarios apañando contratos y robando a manos llenas mientras dejaban a oscuras a los venezolanos.

En el país con las reservas de petróleo más grandes del mundo, la mitad de la población recicla cartones y chatarra de la basura para poder canjearlo por algo que llevarse a la boca. En las calles de Caracas nada se desperdicia. Es más, muchas veces el Metro de la ciudad deja de funcionar por falta de energía obligando a los caraqueños a volver a sus casas caminando. ¡Y así de paso queman energía! Para milenaristas como Teresa Ribera o Ione Belarra, esta es la tierra prometida en la que nadie derrocha energía por la sencilla razón de que esta es tan cara que sólo los esbirros del régimen pueden darse el gusto de consumirla. Nada más ecológico, verde y resiliente que un par de velas y una cartilla de racionamiento.

Aritmética autonómica
Madrid es la región con mayor capacidad fiscal, no por el tamaño de su economía –que es similar a la de Cataluña– sino por su mejor manejo de los incentivos tributarios a los contribuyentes
Ana Escobar. La razon 14 Agosto 2021

Si algunos de los políticos que regentan nuestras instituciones –y no digamos de los corifeos mediáticos que les acompañan– se manejaran mejor con la aritmética, seguramente no habríamos oído tantas tonterías sobre los asuntos fiscales y financieros de las Comunidades Autónomas –singularmente, de Madrid– como las que se han vertido en los medios durante las últimas semanas. Claro que hay que reconocer que, después de que entre Zapatero y los nacionalistas catalanes liaran el sistema de financiación regional, llenándolo de eufemismos con dotación presupuestaria para albergar a las políticas identitarias, la aritmética autonómica tiene su complejidad; y su entendimiento, lamentablemente, no está al alcance de todos. Lo ha mostrado con su pericia habitual Ángel de la Fuente en el informe que, sobre estos asuntos, publica periódicamente en Fedea.

No voy a entrar en describir sus cifras, pues otros lo han hecho ya con mejor o peor fortuna, sino en destacar los aspectos que me parecen políticamente más relevantes. Está claro, así, que Madrid es la región con mayor capacidad fiscal, no por el tamaño de su economía –que es similar a la de Cataluña– sino por su mejor manejo de los incentivos tributarios a los contribuyentes. Ello le otorga un papel crucial en la aportación de fondos a la solidaridad interregional de la que se benefician casi todas las autonomías, pues también Cataluña y Baleares son, con cifras más modestas, contribuyentes netos. Y eso ocurre sin que el gobierno madrileño cuente para su financiación con más recursos que los demás, pues, en términos por habitante, está exactamente en la media. Por cierto que alguno de los que últimamente se han apuntado a la madrileñofobia –me refiero a Revilla, el único residuo del franquismo que queda en la gobernación española– resulta ser que cuenta con unos recursos per cápita que están una cuarta parte por encima del promedio. Todo esto le quita la razón a Ximo Puig –y al ministro Escrivá que inexplicablemente le hace la ola– aunque sea verdad que la Comunidad Valenciana sea de las peor financiadas. Así que a estos políticos no les vendría mal una sesión de aritmética autonómica.

Disturbios en Vallecas
La UE advierte sobre el respeto a la libertad política ante los ataques de Podemos a Vox
Luz Sela. okdiario 14 Agosto 2021

Bruselas ha recordado el deber de los Gobiernos de respetar la «libertad de asociación» y ha expresado la condena a la violencia en una respuesta por escrito al eurodiputado de Vox Jorge Buxad sobre los altercados en el mitin que su formación celebró en Vallecas durante la campaña del 4-M.

El acto se convirtió en un polvorín con lanzamiento de piedras contra los asistentes y terminó con más de una veintena de heridos, entre ellos numerosos agentes.

Ocho personas fueron detenidas. Según adelantó El Confidencial, entre ellas se encontraban dos escoltas de Pablo Iglesias, entonces candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, que fueron arrestados por, presuntamente, instigar los enfrentamientos. El propio partido confirmó que uno de los detenidos era miembro de la formación y contratado por la misma, aunque negó que se tratase de un escolta del ex líder podemita Pablo Iglesias.

Iglesias salió incluso en defensa de los violentos, afirmando: «Los ultraderechistas de Vox organizaron una concentración en la Plaza Roja con el fin, absolutamente deliberado y evidente, de provocar altercados en el barrio». «Todo el mundo sabe a lo que iban: insultan a los vecinos, les amenazan, les lanzan objetos. En las redes están todos los vídeos para los que lo quieran ver», aseveró el ex dirigente de Podemos.

El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, afirmó por su parte: «Hoy unos pijos han ido a Vallecas a intentar provocar a los vecinos con bravuconadas. Estos les han recordado pacíficamente el poco amor por el trabajo que tiene su jefe y él se ha ido a por ellos para provocar una carga. Mañana las teles te mentirán y te dirán que fue al revés».

Disturbios
«Dos guardaespaldas privados de Pablo Iglesias Turrión fueron detenidos el pasado 15 de abril por agredir a agentes de la Policía Nacional en el mitin que mi partido celebró el pasado 7 de abril en Vallecas», comenzaba la pregunta de Buxadé a las autoridades comunitarias,

El también portavoz del Comité de Acción Política de Vox exponía que «es la primera vez desde la caótica e infausta Segunda República que en España ocurre un hecho tan grave». Por ello, planteaba a la Comisión Europea si había tenido conocimiento de las detenciones, si condenaba los hechos y las «acciones concretas para proteger la libertad política, la seguridad y el Estado de Derecho dentro de la Unión».

En su respuesta, la Comisión no entra a valorar los hechos concretos acontecidos durante los disturbios en Vallecas, alegando que se trata de un asunto interno de España.

Pero sí deja un aviso: «La Comisión condena todas las formas de violencia, pues atentan contra los valores comunes en los que se basa la Unión Europea». Y, sobre la «libertad de asociación» se remite a otra pregunta también de Vox, en la que la formación de Santiago Abascal se quejaba del «acoso sistemático y las constantes y múltiples situaciones de violencia por parte de la extrema izquierda y el separatismo».

En la respuesta a esa cuestión, la Comisión Europea se mostró tajante: «La democracia es un valor fundamental de la Unión Europea y promover elecciones libres y justas en la Unión Europea constituye una responsabilidad compartida entre todos los niveles de gobernanza».

«La libertad de asociación, en particular en cuestiones políticas, está consagrada en el artículo 12 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE», proseguía la respuesta, en la que se instaba a los Estados miembros a «garantizar el respeto de los derechos fundamentales de conformidad con su ordenamiento constitucional y sus obligaciones en virtud del Derecho internacional».

Sobre la cuestión concreta de Vallecas, la Comisión Europea reitera en su respuesta que «en lo que respecta a los asuntos de seguridad interior, las medidas de las autoridades nacionales con el fin de mantener el orden público y salvaguardar la seguridad interior, incluidas las adoptadas por razones de orden público, siguen siendo responsabilidad exclusiva del Estado miembro de que se trate. Por lo tanto, las cuestiones de policía son competencia exclusiva de España en este asunto».

******************* Sección "bilingüe" ***********************

ETA
El pago de sangre de Sánchez a Bildu: los presos etarras acercados suman 296 muertos
Luz Sela. okdiario 14 Agosto 2021

El fin de la política de dispersión de los presos etarras supone un triste balance para las víctimas de ETA. Los terroristas acercados por el Gobierno de Pedro Sánchez son responsables de la muerte de 296 personas, según los datos recopilados por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). Los traslados se multiplicaron especialmente tras lograr Sánchez el apoyo de Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y se dieron por concluidos a principios del mes de julio.

Según los datos, se han producido 108 traslados de presos con delitos de sangre, correspondientes a 97 etarras. En total, 202 terroristas han sido acercados a cárceles más próximas al País Vasco y Navarra.

Homenajes
Coincidiendo con este pago a Bildu, en julio se han disparado los homenajes a los presos de ETA. Como informó OKDIARIO, en ese mes se han registrado 19 actos públicos de enaltecimiento, según la denuncia de las plataformas de víctimas.

Actos que se realizan con total impunidad, ante la inacción de las autoridades públicas. En las próximas semanas, precisamente, está previsto el homenaje al sanguinario etarra Henri Parot.

Como informó este periódico, el Gobierno ha rechazado tomar medidas -como le han reclamado desde la Fundación Villacisneros y también desde Vox- y, en su lugar, se han remitido al fiscal jefe de la Audiencia Nacional. El acto está convocado para el próximo 18 de septiembre en Mondragón (Guipúzcoa).

Henri Parot fue condenado, entre otros, por el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, en 1987.

En marzo, el Ministerio del Interior acordó su acercamiento al País Vasco. El etarra fue condenado por 39 asesinatos cometidos entre 1978 y 1990 y da nombre a la doctrina derogada en 2013 por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, que facilitó la excarcelación de decenas de etarras. En el atentado de Zaragoza, ETA acabó con la vida de 11 personas, entre ellas, cinco niñas, con la colocación de un coche bomba cargado de explosivos. Prisiones alegó que el etarra aceptaba la legalidad penitenciaria para trasladarlo a la cárcel de León.

El homenaje ha sido convocado bajo el eufemístico nombre de «marcha solidaria». Según anuncian los organizadores, se recorrerán 31 kilómetros para denunciar «los 31 años que el terrorista lleva en prisión».

Tras el fin de los acercamientos, el entorno proetarra sigue presionando a Sánchez con nuevas cesiones.

La próxima es la libertad. El colectivo de familiares de presos han reclamado recientemente al Ejecutivo que dé más pasos en su política penitenciaria y, en un comunicado, exclaman: «Siguiente destino, ¡a casa!».

«El Estado español y, en este caso, la Audiencia Nacional española, continúa manteniéndose en un tiempo ya superado, pero no podemos permitirnos más trabas que buscan perpetuar la excepcionalidad», aseveran en la nota.

Consideran que los presos «tienen derecho a permisos, a terceros grados y a redenciones. Las y los presos vascos hace tiempo que iniciaron su recorrido jurídico y buena parte de ellos cumplen los requisitos para poder acceder al tercer grado, a permisos ordinarios, y a salir en libertad».

Las cesiones al entorno de ETA no cesan. Y proseguirán en los próximos meses en la medida en que Bildu es un aliado necesario para sostener a Pedro Sánchez en La Moncloa.

De hecho, ya han comenzado los movimientos para negociar las próximas cuentas públicas. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se reunió a finales de julio con la formación proetarra de cara a contar con el respaldo del bloque de la investidura para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2022.
Recortes de Prensa   Página Inicial