AGLI Recortes de Prensa   Sábado 25  Septiembre  2021

Al Gobierno no le desvela la inflación: prepárense para lo peor
EDITORIAL. Libertad Digital 25 Septiembre 2021

No hay mayor alerta que la despreocupación de la nefasta Nadia Calviño.

"La inflación es una enfermedad peligrosa y a veces fatal, que si no se remedia a tiempo puede destruir a una sociedad", decía Milton Friedman en Libertad de elegir. Corren tiempos especialmente adecuados para recuperar esta advertencia del célebre Nobel de Economía.

En agosto la tasa interanual del IPC fue del 3,3%, cuatro décimas más que en julio y la cifra más alta en casi una década. El mes pasado, el IPC encadenó su octava subida consecutiva y no hace más que confirmar lo que el Gobierno se empeña en negar: que la inflación ya se presenta como una amenaza de primer orden para la economía nacional.

La incompetente Nadia Calviño está siguiendo el mismo modus operandi que al inicio de la crisis del coronavirus. Maestra de la mentira y la manipulación, la ministra no dudó en afirmar entonces que la pandemia "tendría un impacto poco significativo" en la economía nacional. Luego, el PIB sufrió el mayor desplome de las economías desarrolladas. Pues bien, ahora Calviño lo que hace es subestimar la inflación, que a su juicio no es de temer porque "no es exorbitante".

No hay mayor alerta que, precisamente, la despreocupación de esta pésima gestora.

Los disparatados precios que está alcanzando la energía en los últimos meses están repercutiendo negativamente en la inflación, pero lo más significativo y preocupante es que el alza de los precios está siendo ya algo generalizado, se da en casi todos los productos, como muestra la subida de la inflación subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y el componente energético. Así, este indicador ha marcado en agosto el 0,7%, cuando en abril se situaba en el 0%.

Una de las consecuencias más graves del traslado de la inflación a la economía real es que actúa como un impuesto a los pobres. Es decir, detrae poder adquisitivo y devora los ahorros de las rentas medias y bajas. Esas por las que el Gobierno social-comunista finge desvelarse.

Es cierto que la inflación tiene unos componentes externos de los que no se puede culpar principalmente al Gobierno, desde la política monetaria del BCE a las distorsiones en los mercados internacionales provocadas por la pandemia –cuellos de botella de algunos productos intermedios básicos, encarecimiento de las materias primas, subida del precio del gas, etc-, pero eso no le descarga de responsabilidad porque tiene bazas –diplomáticas, legislativas, etc.– que jugar. A ver qué sucede, por ejemplo, cuando los bancos centrales comiencen a dar luz verde a la retirada de estímulos y encarezcan el precio del dinero a través de los tipos de interés.

Hay países que se están preparando adecuadamente para los tiempos duros, y otros, como España, que van a pagar muy caro estar en manos de una partida de incompetentes, oportunistas y fanáticos de ultraizquierda.

Puigdemont a la trena y Sánchez a la porra
Jimmy Giménez-Arnau. okdiario 25 Septiembre 2021

¿Qué es lo que hace que el aire sea respirable? No sólo el oxígeno. España sería un lugar libre para respirar si se evaporara el gas tóxico que expele la coalición social-comunista y Sánchez dimitiera. Pero como dicho zumbado no tiene otra ideología que su indecente ego, como carece de cualquier instinto noble, acepta las obscenidades que le imponen sus socios. Nada se opone a que digamos que su política se convierte en la usurpación de nuestros derechos, porque carece de intención democrática. El único afán del maniquí de La Moncloa es el abuso, puro y duro, al estilo de las repúblicas dictatoriales.

Retengo unos versos de Akhmatova y Pasternak – ya fallecidos – que lo retratan y clavan: “No porque esclavice, sino porque esclaviza sin imaginación; no porque siembre, sino porque él mismo cosecha; no porque sirva, sino porque cree ser el rey a quien sirve; no porque haga el ridículo 24 horas del día, sino porque parece un borrego” … (persiguiendo a Biden). Y cuando el zumbado creía tener todas las cartas marcadas aparece en la timba el delincuente en fuga y captura, el golpista Puigdemont, detenido no más bajar del avión en Cerdeña donde iba procedente de Bruselas, para asistir a un baile de sardanas.

El Gobierno señala que el prófugo “debe someterse a la acción de la Justicia, igual exactamente que cualquier otro ciudadano”, pues la detención obedece a un procedimiento judicial del juez Marchena que está en curso. Pero la ley nunca es igual para todos. Se hacen excepciones, con Sánchez, con Iglesias y sus colegas separatistas, a quienes se les autoriza a cometer la atrocidad que sea impunemente. Tal como está perfilado el tablero, las euroórdenes no se aplicarán y el corrupto de Waterloo volverá a librarse de la trena antes de que se apague el volcán de La Palma.

De ocurrir lo contrario, deseo de todo buen español, pronto volverá la paz a la isla en llamas y renacerá un paraíso. Y si Puigdemont acaba entre rejas, que es donde merece estar, pondrá en peligro los denigrantes pactos con otros separatistas que sostienen a Sánchez y el zumbado se irá a la porra. Por fin.

Puigdemont o la ceguera de Europa
EDITORIAL. https://gaceta.es 25 Septiembre 2021

La detención en la isla italiana de Cerdeña del ex presidente de la Generalidad catalana, Carles Puigdemont, es una buena noticia para España y para Europa. Para nuestra nación, porque tras la lamentable sentencia que condenó a los golpistas por un delito menor a la rebelión como es la sedición, y tras la vergüenza que supuso el indulto ilegítimo a los sediciosos que no han mostrado jamás arrepentimiento alguno —y que lo volverán a hacer—, la Justicia como primera línea de defensa civil de la unidad de España, unidad que da sentido a todo, había quedado en entredicho.

Para Europa, porque la detención de Puigdemont es la última —aunque remota— oportunidad de demostrar que la Unión Europea es algo más que un club de burócratas al servicio del Eje socialdemócrata. Un Eje preocupadísimo con la rebeldía de las naciones del Grupo de Visegrado ante las imposiciones ideológicas de Bruselas y poco, o nada, con la fractura nacional de uno de los más grandes países de Europa como es España.

Todos recordamos que la primera detención de Carles Puigdemont, en Alemania, se saldó con la humillante decisión de un organismo judicial de segunda como el Tribunal Regional de Schleswig-Holstein de negarle al Tribunal Supremo de una nación constitucionalmente liberal, garantista y europea como todavía es España la entrega del prófugo a menos que sólo se le juzgara por malversación.

Todos recordamos, y la residencia de Puigdemont en Waterloo es una prueba dolorosa, la vergonzosa actuación de los tribunales de justicia belga junto a la no menos pusilánime inacción del Estado belga, siempre melifluo con los movimientos separatistas que anidan en su corazón averiado y que algún día provocarán su propia fractura y su condena a la irrelevancia histórica.

Todos recordamos el absurdo garantista de permitir que un prófugo de la Justicia de un socio europeo recogiera el acta de eurodiputado, y todos recordaremos la absurda división en la cámara a la hora de aprobar el levantamiento de la inmunidad parlamentaria a Puigdemont y a sus conmilitones Ponsatí y Comín, por hechos delictivos (sin el presunto) ocurridos antes de que fueran eurodiputados.

Con estos antecedentes, mucho nos tememos que la Justicia italiana, que no tiene un delito en su ordenamiento semejante al de la sedición, elevará una consulta al Tribunal General de la UE y este al Tribunal de Justicia de la UE que todavía no ha despejado (la Justicia no sólo es lenta en España), la cuestión elevada por el juez Llarena sobre la interpretación belga de la directiva de euroórdenes. En ese laberinto, lo previsible es que alguna escapatoria ‘europea’ encuentre el prófugo que escapó de España escondido en un maletero, ligero de equipaje, con apenas una maleta de cobardía.

Si eso ocurre, si esta ultima oportunidad es desaprovechada, Europa demostrará su ceguera. Y no hay peor ciego que una Europa que reclama, por ejemplo, el diálogo con los talibanes y que es incapaz de defender a una nación que se niega a morir como la española.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Lo grave es que el futuro de Sánchez dependa del horizonte penal de un golpista
OKDIARIO 25 Septiembre 2021

El problema de fondo, con independencia de cómo se resuelva el laberinto judicial creado tras la detención y posterior puesta en libertad de Carles Puigdemont, que deberá comparecer el próximo 4 de octubre ante la justicia italiana, es que el Gobierno de España no puede depender de la reacción que la decisión de la Justicia italiana provoque en los golpistas catalanes. Ésa es la tragedia nacional: que Sánchez depende de lo que ocurra a Puigdemont, un prófugo de la justicia española que lideró el golpe contra la Constitución. Si el horizonte penal del expresidente de la Generalitat se complica, se complica el de Pedro Sánchez, algo inaudito en un Estado de Derecho que revela hasta qué punto el futuro político del presidente del Gobierno depende del futuro judicial de un golpista. Ése es el drama: que la estabilidad institucional de España esté ligada a la suerte que pueda correr un delincuente.

Más claro aún: que Sánchez, por mucho que diga lo contrario, prefiera que Italia rechace la petición del Tribunal de Supremo para que Puigdemont no sea entregado a España es algo insólito en una democracia como la nuestra, cuyo Gobierno está a esta hora implorando para que el sedicioso expresidente de la Generalitat pueda seguir en Bélgica. Y es que lo contrario, que Puigdemont fuera entregado a España, rompería el ignominioso equilibrio de fuerzas que mantiene a Sánchez en La Moncloa con la ayuda de los golpistas y los herederos políticos de una banda de asesinos. Porque si Puigdemont es entregado a España e ingresa, como es natural, en prisión, la continuidad del Gobierno de Pedro Sánchez pendería de un hilo que en cualquier momento podrían cortar los independentistas catalanes. Esa es la gravedad de la situación en que se encuentra España: que su Gobierno está cogido por la entrepierna por un grupo de golpistas. Es absolutamente indecente la situación política que vivimos y que se traduce en que lo que le ocurra a Carles Puigdemont puede marcar el destino del presidente del Gobierno de España.

Lo grave es que el dr cum fraude está destrozando España
Nota del Editor 25 Septiembre 2021

Cuando el dr cum fraude se dedique a contar nubes, podremos iniciar la reconquista de España y una de las primeras tareas debería ser la eliminación de todos los gastos (sueldos sin trabajar, pensiones sin haber cotizado, personal de apoyo para contar nubes, seguridad para que no les podamos silbar, etc.) que desde nuestros esquilmados bolsillos salen para para que muchos miserables destructores de España sigan riéndose de nosotros.

¡Idiotas, yo soy español!
Santiago Navajas. Libertad Digital 25 Septiembre 2021

En Chueca se manifiestan veinte pringados energúmenos gritando consignas como "¡Fuera maricas!". Una auténtica rareza en España, uno de los países más avanzados en cuanto a los derechos sociales de que disfrutan los colectivos LGTBI, los cuales cuentan con amplia simpatía social y respaldo laboral. Una de sus celebridades mediáticas recuerda cada dos por tres que es "rojo y maricón" como marchamo para el estrellato y el negocio. Sin embargo, la izquierda pretende agitar el fantasma de una homofobia generalizada en España para sacar rédito partidista de un electorado que consideran cautivo.

En Mondragón también hay energúmenos, los abertzales que van a increpar a las asociaciones de víctimas del terrorismo que protestan ante los Gobiernos español y vasco por la impunidad con que los etarras son homenajeados desde Santurce a Bilbao llegando hasta San Sebastián. La diferencia entre los que gritan "¡Fuera sidosos de Madrid!" y los del "¡Fuera españoles de Euskal Herria!" es que los segundos disfrutan de la complicidad y el respaldo del PNV y del PSOE, que cuentan con los resortes legales y sociales para que sus socios de la extrema izquierda nacionalista (EH Bildu es la segunda fuerza en el Parlamento vasco) sean tratados con el mismo desprecio moral y rigor jurídico que dedicamos a los neonazis.

Los delitos de odio (hate crimes) son una innovación legal que nos llega de los EEUU para combatir específicamente los crímenes producidos por prejuicios. En España se ha importado la figura sin más, pero no se ha aplicado correctamente, porque si bien en los Estados Unidos son minorías étnicas como los negros y los latinos las que sufren acoso social, discriminación política y violencia en todos los niveles, en nuestro país tenemos que son los propios españoles los discriminados sistemáticamente por los nacionalistas en Cataluña y el País Vasco, desde el sistema educativo al ámbito político y la dimensión social, incentivados por los métodos mafiosos y terroristas habituales en la extrema izquierda marxistoide, que ha abandonado las armas pero no la intimidación, la agresión y la expulsión de los que disienten de los dogmas de la tribu.

En Alemania, además, se persigue el speech hate, el discurso del odio, que penaliza la libertad de expresión en los casos vinculados al nazismo y sus víctimas: los judíos, los gitanos, los homosexuales y las ideologías que los combatían. En España, sin embargo, se permite que la televisión pública catalana identifique la maldad con hablar en español (¡en un programa para niños!), siguiendo el antiguo patrón racista de deshumanizar a los grupos que se pretende exterminar física o socialmente.

Puede parecer increíble que en un territorio español haya que aplicar el artículo 510 del Código Penal para proteger a los españoles de otros españoles. Pero es que si en los años 30 Ortega y Gasset dictaminó que con los nacionalistas sólo cabía sobrellevar la convivencia, desde la Transición los políticos de la derecha y la izquierda llegaron a la conclusión de que ante los nacionalistas sólo cabía la rendición a plazos. La xenofobia en el País Vasco y Cataluña se traduce en hispanofobia. Hasta tal punto que en los medios de comunicación nacionalista la palabra tabú España se suele sustituir por Estado. Y en el sistema educativo el ideal infame que se esconde detrás de la inmersión lingüística es el intento de hacer desaparecer el español para que Cataluña se convierta en una región monolingüe, aunque ello suponga meter en el armario de la censura para las ferias internacionales a los mejores escritores de la región.

Por ello es necesario desde la sociedad civil no mantener el silencio acomodaticio y apoyar electoralmente a todos aquellos que conviertan el ser español en un motivo de orgullo y una reivindicación de derechos civiles. Manuel Azaña respondió a los anarquistas que lo recibían en los mítines al grito de "¡Abajo la burguesía!" con un airado: "¡Idiotas, yo soy burgués!". Parafraseando al político republicano, digamos a los acomplejados de todos los partidos constitucionalistas que no se atreven a desafiar el monopolio nacionalista en el Parlamento, la televisión y la educación: "¡Idiotas, yo soy español!".

Timba de impostores
Eduardo Goligorsky. Libertad Digital 25 Septiembre 2021

La marcha de la recuperación democrática que ha partido de Madrid, inspirada por el ideal libertario de Isabel Díaz Ayuso, llegará también a Barcelona.

Ni mesa de diálogo, como la han bautizado los acólitos del Frankenstein monclovita, ni mesa de negociación, trampantojo ideado por los embaucadores secesionistas. Lo que han inaugurado Pedro Sánchez y Pere Aragonès es una timba de impostores. Timba porque sirve de escenario a sucesivas partidas de juego sucio, y de impostores porque quienes allí ejercen de crupiers carecen de atribuciones para ejecutar su proyecto de pasarle el rodillo al texto constitucional.

Regateo entre truhanes
Cuidado. ¿Acaso no son los presidentes de sus respectivas jurisdicciones? Sí, lo son, pero están abusando de ese título para poner la sociedad patas arriba con cambios revolucionarios. Sánchez reniega de los deberes que le corresponden como presidente del Gobierno y se convierte en impostor, amén de prevaricador, cuando subasta la integridad y soberanía del país que gobierna a cambio de su continuidad en la Moncloa. Llega al extremo de rendir pleitesía a la bandera de su adversario en la timba mientras se acojona cuando profanan la suya.

Aquí es donde se confirma que estamos presenciando un regateo entre truhanes. Porque el interlocutor del impostor Pedro Sánchez no le va a la zaga en desafueros. Pere Aragonès también es presidente. Pero ¿de qué? De una franquicia en el mapa de España, Cataluña, como podría serlo de una comunidad de vecinos, y cuando se arroga el derecho de tratar de igual a igual al presidente del Gobierno, como si él también fuera cabeza ejecutiva de un Estado, comete un delito de usurpación de autoridad. Y el hecho de que Sánchez tolere esta usurpación no hace más que ratificar su consabida felonía.

Poderes ficticios
Los temas que Aragonès pretende abordar en la timba –referéndum de autodeterminación y amnistía– están fuera del marco constitucional. Y punto. Pero, aunque no fuera así, el impostor carece de representatividad incluso en su reducido ámbito territorial y político.

Vayamos por partes. El títere Aragonès disfruta de su poltrona gracias al pacto precario que maese Oriol Junqueras, capo del tinglado Esquerra Republicana de Catalunya, ha concertado con un guiñol rival, Junts per Catalunya, al que solo lo une el odio visceral a España. Uncido al carro del prófugo Carles Puigdemont, Junts asesta puñaladas traperas al pseudopresidente, sabotea sus planes tácticos de independencia en el año 2030 bendecidos por la banda de Frankenstein y lo deja retratado como un impostor ridículo cuando alardea de sus ficticios poderes ejecutivos.

David González lo traduce en números en el elnacional.cat (20/9), vocero de la extrema derecha puigdemontista: Aragonés acude a la timba sin más respaldo que el del 41,67% del voto independentista cosechado por ERC, contra el 52,32% del voto del resto de partidos que agrupan a los talibanes supremacistas que no se suman a la chirigota. Elsa Artadi, vicepresidenta de Junts, insiste en que la que participa en la negociación es una "parte minoritaria del independentismo" (LV, 17/9). Zasca de los compañeros de viaje al impostor despojado de sus falsas credenciales.

Operación traumática
Sigue el timo. El impostor habla y actúa como si todo el pueblo de Cataluña participara en la cruzada independentista que, cada uno a su manera, impulsan ERC, JxCat, CUP, ANC, sus respectivas subsidiarias sociales y el agitprop ruso (muy interesado en el desguace de España y Europa). Nada más lejos de la verdad. Si es demostrativo que al impostor lo descalifiquen sus socios, lo es aun más que se adjudique una representatividad de la que está huérfano. Sobre todo para emprender una operación tan traumática como la imposición de una nueva nacionalidad de matriz tribal a siete millones y medio de ciudadanos españoles. Indeseada y rechazada por la inmensa mayoría de ellos. Nuevamente, los números cantan. Escribe Carles Castro ("El espejismo de la mayoría independentista", LV, 12/9):

En realidad, el 51,3% de votantes independentistas en los comicios del 14-F supone únicamente un 27% del censo electoral (compuesto por algo más de cinco millones y medio de catalanes). Esa cifra refleja, además, un retroceso de diez puntos con respecto al resultado del 2017, que parece dibujar el techo del voto secesionista. (…) A partir de ahí, la supuesta mayoría independentista no pasa de ser una fantasía. Sobre todo si se recuerda que la abstención batió records el 14-F (participó poco más de la mitad del censo) y los partidos independentistas extraviaron 600.000 votos con respecto al 2017. Esas son las cifras verdaderas de la cruda realidad.

Para completar el panorama, según la Enquesta a la Joventut de Barcelona 2020, difundida por el Ayuntamiento de esta ciudad, que Castro citó en otro artículo anterior ("Los jóvenes se olvidan de la independencia", LV, 21/8),

la preferencia por un Estado independiente para Catalunya entre la población de edades comprendidas entre los 15 y los 34 años cae desde el 38% hace seis años a menos del 33% en el 2020.

El auténtico diálogo
En síntesis, la timba montada por los dos impostores solo les sirve a ambos y a los buitres de su entorno para seguir lucrando en los envites amañados. El auténtico diálogo honesto y regenerador lo emprenderá la mayoría constitucionalista de ciudadanos libres e iguales en el ágora civilizada y en un nuevo Parlamento depurado de tartufos entreguistas, albaceas de asesinos y trogloditas identitarios.

La marcha de la recuperación democrática que ha partido de Madrid, inspirada por el ideal libertario de Isabel Díaz Ayuso, llegará también a Barcelona. Vaya si llegará. Para festejar con un abrazo el reencuentro entre hermanos españoles.

PS: Por supuesto, lo que resuelva la timba –si resuelve algo– carecerá de validez jurídica en España y la Unión Europea. Aunque tal vez cuente con el visto bueno de Rusia, China e Irán. Una joya.

Otra parodia en la Justicia europea
El fugaz arresto de Puigdemont tensa el separatismo y presiona a Sánchez
Editorial La Razón 25 Septiembre 2021

Es casi imposible encontrar un país de nuestro entorno en el que se suscitara un debate sobre la suerte de un prófugo de la justicia, acusado de delitos tan graves como encabezar un golpe contra la legalidad constitucional. Cualquier democracia consolidada da por supuesto que las reglas obligan a todos los ciudadanos, que nadie está por encima de la ley, y que no hay excepciones cuando un tribunal toma una decisión al respecto que no sea utilizar el sistema de recursos para lograr la razón en otra instancia.

Carles Puigdemont escapó en el maletero de un coche y permanece huido desde hace cuatro años, en los que Europa demostró las carencias de su ordenamiento para perseguir algunos delitos, y los gobiernos y las autoridades comunitarias resultaron escandalosamente ineficientes y ladinas en su voluntad de reformar un instrumento imperfecto como la euroorden.

Al expresidente de la Generalitat, que vive como un magnate bajo la protección belga, lo han arrestado en Cerdeña. Las autoridades italianas actuaron en virtud de una orden del Tribunal Supremo, como era su deber y el de cualquier instancia judicial en el espacio europeo. Horas después, fue puesto en libertad a la espera de si el Tribunal de Luxemburgo le devuelve la inmunidad como europarlamentario mientras comparece el cuatro de octubre ante la Corte de Apelación italiana. Que pueda regresar a Bruselas es una bufonada más de la Justicia en la Unión que relaja el lío. En todo caso, el laberinto jurídico es de una complejidad tal que los pronósticos sobre el porvenir son elucubraciones, aunque con Puigdemont libre el futuro parece está a su favor.

No lo es la exhibición ordinaria de las instituciones catalanas, que representan a todos los ciudadanos, agitando las calles, el victimismo y el discurso del odio contra España, que retrata una deriva enfermiza, absurda y mendaz. El arresto de Puigdemont podría enturbiar la mesa de diálogo, los Presupuestos y la legislatura, especialmente porque Junts no desaprovechará la oportunidad de tensionar el tablero contra ERC para minar su imagen y sus apoyos. Los grandes derrotados son como siempre los ciudadanos, desatendidos y despreciados en sus urgencias que son muchas. La detención de un prófugo de la Ley siempre debe ser bienvenida como virtud del Estado de Derecho por mucho que Europa no pierda la oportunidad de dar la espalda al Supremo y aliviar al delincuente al rebufo del gobierno de Sánchez, que indulta a los colaboradores de Puigdemont en el procés e incluso de alía con ellos.

¡Enhorabuena, «Puchi»!
Eduardo Inda. larazon 25 Septiembre 2021

España se ha convertido en una farsa, si no en una opereta bufa. Escuchando ayer a comentaristas, leyendo a editorialistas e interpretando a algunos políticos parecería que la detención del delincuente Puigdemont, alias Puchi, representa «una victoria del Estado de Derecho». Por cierto: la misma burra que nos vendieron cuando detuvieron, procesaron y posteriormente sentenciaron a los 12 golpistas que, encabezados por Junqueras, no se habían fugado de España.

Huidos de la Justicia se encuentran en estos momentos no sólo el caradura de Puchi, que vive a cuerpo de rey en su pedazo de mansión de Waterloo, sino los otros seis tejeritos que más explicable que inexplicablemente escaparon a la acción de la Justicia tras la proclamación de independencia. Luego Bélgica y Alemania hicieron el resto del trabajo sucio en pos del mal al negarse a cumplir la euroorden y, consecuentemente, a tramitar la petición de auxilio judicial de un socio comunitario. Nos trataron como si fuéramos la España de la dictadura, como si Franco siguiera vivito y coleando, cosa que tampoco es de extrañar teniendo en cuenta el tiempo del debate público que la izquierda patria dedica a hablar de un sujeto fallecido hace 45 años.

Lo peor de todo es que el desprecio de nuestros teóricos socios se consumó con la pasividad de un Rajoy que ponía la otra mejilla día sí, día también. No hubo vendetta. Eso se lo hacen a Alemania o Francia y el protagonista del feo se entera de lo que vale un peine aplicando esa por otra parte práctica enseñanza del «ojo por ojo, diente por diente» de La Ley del Talión. Vamos a ver si efectivamente el pájaro vuelve a casa o no porque técnicamente es discutible. El extraordinario Pablo Llarena, instructor del 1-O, sostiene que la orden de detención y entrega continúa activa, entre otras razones porque el Parlamento Europeo levantó la inmunidad al ex president de la Generalitat.

El problema es que los tribunales europeos han emitido pronunciamientos contradictorios sobre la vigencia o no de la euroorden. Si finalmente hay Justicia, el sedicioso del flequillo regresará a España en unos días. Y, en contra de lo que nos parezca a vuela pluma, lo cierto es que será la mejor noticia para un maleante que va para cuatro años que reside fuera de España, lejos de esa Amer que le vio nacer hace 58 años. Los precedentes hacen presagiar lo peor para los que amamos la igualdad de todos los ciudadanos ante Doña Justicia, para quienes defendemos a cara de perro el Estado de Derecho y para los que sostenemos que sin ley no hay democracia. Por mucho que los decentes fiscales del Tribunal Supremo insten el encarcelamiento del pájaro, por mucho que más tarde reclamen su procesamiento, por mucho que Llarena lo siente en el banquillo y por mucho que Marchena lo condene, dará igual porque luego llegará el tío Pedro con las rebajas y lo indultará. Eso en el supuesto de que el caso llegue a Sala porque, con un par, el ex ministro Campo sugirió hace meses que se puede otorgar el indulto antes incluso de la condena, apelando implícitamente al precedente de la Justicia franquista con los protagonistas del sonadísimo caso Sofico. Yo, por si acaso, me anticipo a los acontecimientos y felicito al golpista. ¡Enhorabuena, Puchi! Qué asco todo.

El prendimiento de Puigdemont
Iván Vélez. https://gaceta.es/ 25 Septiembre 2021

Hace cuatro años, acompañados por un par de guitarras y una generosa dosis de ginebra, un trajeado y corbateado grupo de asistentes a una fiesta entonó una coplilla que Youtube se encargó de popularizar:

Puigdemont, te van a meter en prisión
Y el Trapero, que va a ser su compañero,
y Junqueras lo mira y se desespera.

Una cobarde fuga efectuada a bordo de un maletero, un juicio con gran eco mediático y un puñado de indultos después, han constituido la antesala de la detención en Cerdeña del prófugo de la justicia española, Carles Puigdemont. El prendimiento del huido gerundense, que en Twitter se expresa bajo el emblema de Carlomagno, se ha producido en una isla que, en su día, formó parte de los dominios de la Corona de Aragón, estructura política que el secesionismo catalanista ha deformado dándole la denominación de Corona catalano-aragonesa, rótulo que se administra a los alumnos catalanes desde su más tierna infancia. Acaso los ensueños imperialistas que todo sedicioso catalán porta en su corazón, sean los que hayan empujado al expresidente de la Generalidad a presentarse en esa tierra en la que perduran ciertas reliquias lingüísticas de aquel tiempo. Confiado en pisar territorio propio, inflamado por el mito de la Cultura, Puigdemont se presentó en el aeropuerto de Alger, para asistir al Aplec Internacional Adifolk. El resultado fue su prendimiento por parte de la policía italiana.

La de Córcega no es la primera detención de don Carles, que ya fue retenido en Alemania hace unos años con el resultado que todos conocemos, precedente que debería servir para rebajar la euforia con la que ha sido recibida la noticia de la detención del mismo europarlamentario que ya ha esquivado la acción de la justicia española, arropado por esa misma Europa en la que muchos ven la solución a los males patrios. El que se abre ahora es un tiempo en el cual Puigdemont tratará de poner en práctica todas las argucias legales que retrasen, e incluso impidan, su llegada a España para ser juzgado. Un regreso, por cierto, al que se comprometió en su día alguien tan problemáticamente relacionado con la verdad como el presidente Pedro Sánchez, indultero que a estas horas estará analizando cuáles son las bazas con las que seguir practicando el oportunismo político que le caracteriza.

Con la mesa de entrega al secesionismo ya en marcha y la inmunidad de Puigdemont restituida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, tan anhelante de una Europa de las regiones en las que tiene perfecta cabida una Cataluña independiente e incluso unos Países Catalanes libres del yugo español, conviene refrenar las emociones, pues lo que ahora comienza es un judicializado periodo de incertidumbre. De momento, las opciones de entrega inmediata a España del fugado, de nuevo en el centro de atención mediática, son inexistentes. Rehabilitado para gran parte del mundo lazi, Puigdemont puede volver a ser un elemento de discordia en un ambiente en el que solo el odio a España opera como elemento de cohesión entre sectas que reproducen, a nivel regional, muchas de las pugnas partitocráticas que caracterizan a la España de hoy. De hecho, el viejo par Pnv/Ciu, comienza a verse amenazado por otro, el conformado por Bildu y ERC, que cuenta con Unidas Podemos como principal aliado en la idea de una España confederal, republicana y de izquierdas.

Con un más que previsible indulto ya previsto, que solo se activaría con el PSOE en el poder, todo conspira, pues no ha de olvidarse el timorato 155 aplicado por un PP entregado al particularismo, a favor de la ampliación de la desigualdad entre unos españoles que no deberían dase por satisfechos con la imagen de Puigdemont entre rejas.

‘Puchi’: se acabó el Erasmus
GRACIANO PALOMO. okdiario 25 Septiembre 2021

La detención, por fin, del jefe de los golpistas catalanes, pone fin a una anomalía democrática dentro de la Unión Europea y el fin del oprobio continuado contra el juez Llarena, magistrado instructor probo donde los haya.

Una vez que el Parlamento Europeo levantó su inmunidad y que la Justicia Europea, pese al gobierno de Madrid mirando hacia otra parte (mucho más ahora en plena luna de miel con el independentismo), la euroorden de Llarena -el gran triunfador en Cerdeña- se ha ejecutado. Ahora está por ver cómo funciona todo el sistema de garantías. Lo lógico es que sea extraditado a España y juzgado por intentar un golpe a la legalidad y a la democracia española.

Tiene una ventaja para vivir entre barrotes: comparte abogado con narcos, super narcos; hete aquí a un togado condenado por coadyuvar con terroristas etarras en el secuestro de Emiliano Revilla. ¡Echale bemoles! ¿Cómo se comería esto en el mundo libre, limpio y democrático?

Al minuto, se han puesto como auténticos basiliscos los “indepes” y sus socios de la extrema izquierda. Hay que reconocer en los “podemitas” su enorme capacidad para casar lo que se repele: ser comunistas y secesionistas al mismo tiempo. ¡Si Marx y Engels levantaran la cabeza!

Y Lenin, el hombre que odió los vuelos gallináceos en forma de nacionalismos.

Ahí tienen ustedes a los ministros bolivarianos echando pestes por sus boquitas porque la Europa libre ha activado sus mecanismos para poner entre rejas a un delincuente convicto que ha creído se podía reír siempre de la democracia española que le ha permitido cometer tantos desmanes con chulería en grado sumo.

¡Vamos a ver cómo reacciona el señor presidente del Gobierno! Porque interpretaciones a la detención de Cerdeña hay muchas; verdad al respecto solo una. A ver cómo baila el tango con la mano en la espalda del secesionismo puro y duro y con otra poniendo anillo a sus socios de extrema izquierda. Porque él, el gran Sánchez, al día de hoy, tras tres años de contradicciones, inexactitudes, engaños y batuecas, cree que aún puede seguir bailando en el alambre.

Alguer, una isla catalana en Cerdeña regada por el dinero de la Generalitat para promocionar la lengua
ÁLVARO CARVAJAL. Madrid El Mundo 25 Septiembre 2021

El municipio donde fue detenido Puigdemont es para el nacionalismo el punto más oriental de los Països Catalans

Siglos de historia compartida por haber formado parte de la Corona de Aragón y fuertes vínculos culturales convierten a Alguer en una isla catalana dentro de Cerdeña, donde miles de personas siguen hablando y pensando siglos después en alguerés, un dialecto del catalán, y donde sus habitantes se refieren de forma coloquial a su ciudad con el sobrenombre de Barceloneta.

Estos lazos, que han logrado perdurar en el tiempo pese al olvido en el resto de la isla, implican que en el imaginario nacionalista catalán este municipio italiano se considere el punto más oriental de los Països Catalans y, en consecuencia, que tanto la Generalitat como asociaciones soberanistas como Òmnium Cultural lo hayan regado con miles de euros en las últimas décadas para promocionar su relación con Cataluña y, en especial, para fomentar el uso de su lengua catalana.

Ahora Alguer escribe una nueva página de su particular historia con la detención de Carles Puigdemont, el prófugo ex presidente de la Generalitat, colocándose en el mapa europeo como el nuevo escenario de la telenovela judicial que persigue al huido desde 2017.

La presencia de Puigdemont en Alguer no tiene nada de casual, pues es un punto mimado por el nacionalismo por su singularidad lingüística y por sus raíces catalanas. Además de ser el punto de conexión con los movimientos independentistas sardos, que tanto apoyo han brindado en estos tiempos a los separatistas catalanes.

El ex president tenía previsto participar este fin de semana en un festival de folclore catalán llamado Aplec Internacional Adifolk, organizado por el Síndico de Alguer, la máxima autoridad municipal, que tiene al frente a Mario Conoci, un político que se ha significado por su apoyo al procés.

La simpatía de Conoci por Puigdemont es tal que estaba encantado con poder recibirlo este fin de semana junto a una delegación de dirigentes de Junts, en la que estaban la presidenta del Parlament catalán, Laura Borràs, y la consellera de Exteriores, Victòria Alsina. Por eso sus primeras reacciones en TV3 al arresto fueron para expresar su "solidaridad" con Puigdemont y su respaldo a un referéndum de autodeterminación para Cataluña.

El síndico -o alcalde- de Alguer es un entusiasta apoyo del independentismo catalán. En octubre de 2017 formó parte de una delegación del Partido Sardo de Acción que estuvo en Cataluña y que después del referéndum ilegal del 1-O tachó a España de "autoritaria y antidemocrática".

Conoci ha sido en su trayectoria un defensor del uso y la extensión del catalán en su municipio. Como vicesíndico de Alguer firmó un manifiesto para exigir su oficialidad dentro de la Unión Europea, en un movimiento coordinado por otras regiones de España y Francia.

De los 45.000 habitantes de Alguer, hay cerca de un 23% que declara que su primera lengua es el catalán, según datos oficiales de la Generalitat de 2004. Por eso la administración catalana abrió una oficina de la Generalitat en 2009 para tratar de preservar esa cultura con un programa de inversiones para extender el idioma, que convive en las calles de Alguer con el italiano y el sardo.

La influencia española en Cerdeña comenzó en el siglo XIII cuando la isla pasó a formar parte de la Corona de Aragón, dando origen a una relación que fue especialmente estrecha con Cataluña. Esa singularidad se ha mantenido a pesar del paso de los siglos y de los cambios políticos que ha vivido la isla, y que terminaron por convertirla finalmente en una parte más de Italia.

El legado más relevante de aquel pasado ligado a España ha sido la preservación de la lengua y de los vínculos culturales que han convertido el municipio en una mini Cataluña dentro de Italia.

Vivas (PP) contenta a Marruecos y aprobará por decreto el calendario sin Navidad y con Pascua musulmana
Ceuta sustituye el festivo de Navidad por el fin de Ramadán y Vox lo califica de "vergüenza histórica"
David García de Lomana. okdiario 25 Septiembre 2021

El presidente de Ceuta y de su Asamblea, Juan Vivas (PP), ha decidido en el último momento retirar del orden del día de la sesión plenaria que se celebraba este viernes el punto sobre la inclusión de la festividad islámica del fin del Ramadán (Eid Al Fitr) en el calendario laboral de 2022 en detrimento del lunes siguiente a Navidad, 26 de diciembre.

Una decisión que ha indignado a los diputados del grupo parlamentario Vox, que han abandonado el salón de plenos de la Asamblea y han retirado todas sus propuestas incluidas en el orden del día. El calendario se aprobará por decreto del Consejo de Gobierno para evitar su bloqueo.

Vox Ceuta ha condenado la actitud «dictatorial» de Vivas al impedir debate alguno sobre el calendario. «Es el PP el que ha elegido la marroquinización y el islamismo, porque es el Gobierno de Vivas el responsable del calendario laboral y sus miembros los que lo van a aprobar», ha denunciado este viernes el secretario provincial de Vox en Ceuta, Carlos Verdejo.

El líder de Vox ha acusado al Ejecutivo de Vivas de «quebrar la españolidad de Ceuta» con «un proyecto de multiculturalidad fallido» y de dejar «un legado marroquinizador». «Ha propagado la cultura marroquí hasta darle estatus de española», ha lamentado Verdejo, para insistir en que este calendario «es un capítulo más de la marroquinización» de la ciudad autónoma.

En la Asamblea «sólo hay un discurso único y uniforme», ha advertido Verdejo, quien ha responsabilizado directamente a Vivas por «no confrontar los postulados de Mohamed Alí o Fátima Hamed», líderes respectivos de las formaciones de Caballas y Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC).

«Vivas y el PP representan una etapa oscura y dañina para Ceuta», ha recalcado Verdejo. Por ello, ha llamado a la «Ceuta española» a concentrarse «en torno a Vox». «Podemos revertir la situación y estamos dispuestos a ello para recuperar la ciudad. A partir de 2023 gobernaremos para que hay menos gente que piense en irse a vivir fuera porque la ciudad está perdida», ha vaticinado el el líder de Vox Ceuta.

Asimismo, Verdejo ha respondido a las críticas de los populares acusando al partido de haber aprobado los dos últimos calendarios laborales y no éste, que el Gobierno de Vivas ha pactado con PSOE y Caballas. Verdejo ha recordado que si se aprobaron los dos anteriores fue por el compromiso del PP de crear una comisión de estudio e incluir San Daniel -10 de octubre- como festivo. «Estaban a tiempo de rectificar aprobando nuestra enmienda y lo han tirado por la borda», ha lamentado Verdejo.

10 minutos antes y por email
Sólo diez minutos antes del inicio de la sesión, los grupos parlamentarios han recibido un correo electrónico anunciando la decisión de retirar del orden del día de la sesión plenaria el debate sobre la inclusión de las pascuas musulmanas en el calendario laboral de 2022.

La decisión se ampara en un informe de la secretaria general de la Asamblea en el que se afirma que no está definido en la ley en quién recae la competencia de la aprobación del citado calendario, por lo que es viable que se apruebe por decreto del Consejo de Gobierno, al igual que hacen otras comunidades autónomas como Andalucía o el País Vasco.

Fuentes del Gobierno han explicado a Europa Press que la decisión se ha tomado «porque había una posibilidad cierta de que la propuesta del Gobierno no prosperara y tampoco lo hicieran las enmiendas del resto de los grupos. Había un riesgo cierto de que se bloqueara». Una posibilidad que el Gobierno ceutí ha decidido evitar, ya que el calendario laboral debe aprobarse y remitirse al Ministerio de Trabajo y Economía Social antes del 30 de septiembre.

La decisión ha contado con los votos a favor del PSOE y la formación localista Caballas, y los votos en contra de Vox y MDyC, que ha acusado al Gobierno local de «hurtar el debate» sobre el calendario laboral. Hamed ha urgido al presidente de la Ciudad a que explique su decisión y por qué decidió solicitar un informe en relación a la manera de aprobar el citado calendario laboral para 2022 cuando ya había un acuerdo cerrado para incluir las dos pascuas musulmanas -el Eid l Kebir, incluido desde 2010, y el final del Ramadán-.

Desde el Ejecutivo de Vivas emplazan a la comparecencia del portavoz, Alberto Gaitán, este próximo lunes tras el Consejo de Gobierno, para dar cuenta de la decisión final sobre el calendario laboral. La propuesta que llevó el Gobierno de Vivas a comisión informativa el pasado miércoles pasaba por mantener el calendario vigente en la última década, que ya contemplaba una de las dos pascuas islámicas, la Pascua del Sacrificio o Eid Al Kebir.

El calendario propuesto por el Gobierno de Vivas y que previsiblemente sea el que se remita al Ministerio de Trabajo y Economía Social, recogía como festivos el sábado 1 de enero (Año Nuevo), el jueves 6 de enero (Epifanía del Señor), los días 14 y 15 de abril (Jueves y Viernes Santo), el lunes 13 de junio (San Antonio), el sábado 9 de julio (Eid Al Kebir), el viernes 5 de agosto (Virgen de África), el lunes 15 de agosto (Asunción de la Virgen), el viernes 2 de septiembre (Día de Ceuta), el miércoles 12 de octubre (Fiesta Nacional), el martes 1 de noviembre (Todos los Santos), el martes 6 y el jueves 8 de diciembre (Días de la Constitución y de La Inmaculada) y el lunes 26 de diciembre (se pasaría al día siguiente la Natividad del Señor).
Recortes de Prensa   Página Inicial