AGLI Recortes de Prensa   Lunes 11  Octubre  2021

Sánchez conduce a España a la quiebra económica como Zapatero
Los Presupuestos del Gobierno son una locura financiera insostenible para España que atienden, en exclusiva, a las necesidades electorales de un presidente en caída.
ESdiario Editorial 11 Octubre 2021

El Gobierno acaba de aprobar el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado que, por sus cifras y por su espíritu, parecen más los de un país nórdico próspero que los de una España económicamente alicaída sufrir el mayor daño del mundo por la pandemia junto a Argentina.

A falta de que sean aprobados definitivamente, para lo cual es imprescindible el apoyo de los nacionalistas que encarecerá la factura y ahondará en la desigualdad territorial; las cuentas públicas se sustentan en varias ideas muy equivocadas y contraproducentes:

Anteponen el gasto a la inversión, una estrategia electoral que busca recabar apoyos en tres segmentos poblacionales muy claros: los pensionistas, los funcionarios y los jóvenes. A todos ellos dedica un insostenible 25% del PIB, 150.000 millones anuales; 30.000 más que el importe total de los Fondos Europeos.

Se saltan todas las líneas rojas de deuda y déficit, aprovechando el relajamiento temporal de las normas fiscales de Bruselas para aprobar gastos estructurales. Esto, unido a la probable subida de los tipos de interés a medio plazo, es un peligro enorme para España: puede encontrarse en el futuro con pocos ingresos, demasiados gastos, sin ayudas europeas y con unos pagos anuales de la deuda insoportables.

Ignoran todas las previsiones reales de crecimiento y de ingresos para justificar un techo de gasto sin precedentes. Además, confían en los efímeros Fondos Europeos y en el incremento del esfuerzo fiscal la mejora de ingresos que debería proceder de una mayor y mejor productividad y competitividad.

Encima, introducen ya la penalización del ahorro, un concepto inquietante que puede extenderse en el futuro: de momento, limita ya el gasto en planes de pensiones, que es una forma de implantar el "impuesto al ahorro".

Y por último, cargan en las clases medias y productivas un sacrificio inmenso que, además, es insuficiente o inalcanzable: estima recaudar casi 100.000 millones con el IRPF; 75.000 millones con el IVA y 25.000 millones con el Impuesto de Sociedades.

El Gobierno va a dejar a España en quiebra para pagarse con unos Presupuestos suicidas su larga campaña electoral

Son unas previsiones inviables, pero además injustas, que presentan el "sablazo fiscal" que conoceremos al detalle en 2022, con la reforma impositiva que ya prepara el Gobierno y este mismo fin de semana confirmó Pedro Sánchez desde León, presentando ese abuso como la única manera de sostener el Estado de Bienestar, mucho más lastrado por los hasta 60.000 millones de euros de gasto superfluo que dilapida la "industria política".

En el momento en que más rigor deberían tener las cuentas públicas, Sánchez opta por unos irresponsables Presupuestos electorales que le permitan simular una recuperación ficticia durante dos años, el plazo en que habrá Elecciones.

Un país en quiebra
Y lo hace consagrando un concepto peligroso y negativo: media España pensionada de un modo u otro y otra media asfixiada por las subidas fiscales, la burocracia y el desmedido peso de la Administración Pública.

En 2009, Zapatero planteó unas cifras parecidas. Solo un año después, la intervención de Europa le hizo impulsar la modificación del artículo 135 de la Constitución para limitar el gasto y le obligó a implantar el mayor recorte de la historia en pensiones y funcionarios. Doce años después, se repite el error multiplicado, con un Gobierno centrado en su promoción a costar del futuro del país, que a este paso va a dejar en quiebra.

Menos gobierno, más individuos; eso que no soporta el progre caviar
Miguel Ángel Belloso. okdiario 11 Octubre 2021

Esta semana después de la Convención Nacional del PP ha sido deliciosa. No hay nada que me cause más placer que la reacción feroz de los opositores, del excremento pijo progre que domina el universo mediático y que, como niños mal criados que son, no tolera que no se le haga el seguidismo correspondiente. Si esto ha sido como lo cuento no hay duda de que la Convención ha sido un éxito y que la figura de Casado ha quedado debidamente reafirmada.

Estos chicos de la izquierda secularmente mal acostumbrada a someter las conciencias no soportan que Casado llenase la plaza de toros de Valencia, ni que Ayuso corriera en el Mall de Washington con diez kilos menos como una actriz de cine, o que tuviera el atrevimiento de criticar con oportunidad y acierto al Papa inefable que se sienta en la silla de Pedro; no tolera que el PP, según dicen, se haya escorado hacia la derecha rancia, y sobre todo no admite que hagan caso omiso a sus admoniciones, que básicamente consisten en que se inmole para facilitar el trabajo del mandarín que nos gobierna y renuncie a hacer oposición, porque eso es crispar, afirman con descaro.

Para la intelectualidad progresista, el PP ha abandonado en Valencia la moderación capaz de preservar la convivencia democrática y la deseable construcción de acuerdos de Estado. A su juicio, esa política deja huérfanos a votantes que sólo bullen en su imaginación calenturienta y que presuntamente aspiran a una política donde las soluciones a los problemas nazcan de la negociación. Según estos exégetas, estos cínicos, estos caraduras, Casado ha escogido una deriva contra los nuevos movimientos sociales, feministas y LGTBI, y también contra el independentismo catalán. Ojalá fuera así. Si los críticos acertasen, y yo soy escéptico, sería la señal inequívoca de que el PP ha vuelto a reencontrar el camino que puede llevarle directo a ganar las próximas elecciones.

Si ya una vez ganado el poder -y yo continúo siendo escéptico- tuviera el coraje necesario para derogar las leyes de memoria democrática, las ridículas normas feministas, la ley de inmigración, la de la eutanasia, la del aborto así como para reformar radicalmente el sistema educativo, entonces estaríamos en presencia de un gran líder, de alguien determinado a cambiar el país a mejor, de producir una catarsis en toda regla y de liquidar de un plumazo la hegemonía socialista, el pensamiento políticamente correcto y las consecuencias hediondas del movimiento woke y de las políticas de la cancelación siempre en busca de falsas víctimas, de reivindicaciones extravagantes, de causas depravadas e indefectiblemente dirigidas a dictar lo que se puede decir y lo que no.

De la reordenación ideológica que Casado anunció en Valencia lo que más me gustó fue esa frase de que quiere menos Gobierno para devolver el poder a los individuos, ese lema que es propiedad de todos los grandes como Reagan o Thatcher y que repugna a la izquierda fanática de lo público, empeñada en la corrupción moral de las nuevas generaciones, a las que quiere hacer dependientes y siervas del Estado omnipresente y falazmente filantrópico.

Casado dijo en Valencia que hay que reformar el sistema político español para recentralizarlo, el sistema económico para liberalizarlo y el ecosistema cultural para extirpar de la sociedad el cáncer del colectivismo. Y acusó al socialismo sanchista -rozando la filigrana- de promover una política inmoral, que subsidia y estabula a los jóvenes, adoctrina en la escuela, expropia los beneficios empresariales, degrada las instituciones, ocupa la Justicia, censura -o eso quiere- a los medios, defiende a las dictaduras comunistas, expulsa la inversión exterior y degrada la reputación del país. ¿No les parece conmovedor? ¿No les parece el retrato ajustado de lo que está sucediendo en nuestra nación?

El caso es que, como consecuencia de este falso desviacionismo respecto al PP de toda la vida, ahora la tarea de los arietes del progresismo será ahondar en las diferencias, que las hay dentro del partido, en relación con el renovado discurso oficial, que es un regreso a la propuesta con la que Casado ganó hace casi tres años las primarias. Ahora las hienas de los medios de izquierda volverán a contraprogramar con la moderación clásica e institucional del gallego Feijóo y de los presidentes peperos de Andalucía, de Murcia y de Castilla y León, que son básicamente unos palmeros iletrados. Es una incitación a la revuelta con algún sentido porque, aparte del caso del gallego -que es como una Merkel en su tierra y está por encima del vuelo gallináceo, aunque enreda lo que puede con su vis socialdemócrata- los otros son políticos menores que no soportan que Ayuso haya adelgazado y esté más guapa que nunca, que haga footing en Washington frente al Capitolio y que luego llegue a Valencia en loor de multitudes. No digieren su protagonismo, pero no reparan en que no es Ayuso la que busca el estrellato; éste es que le otorga la gente corriente por su franqueza, su desparpajo y sobre todo por su eficacia como gobernante.

Contra lo que sostiene la izquierda mediática casi todo funcionó bien en esta Convención del PP. Los reproches de Aznar a López Obrador, su desdén más el de Ayuso hacia la práctica injustificada del perdón ante la mayor gesta de España por los siglos de los siglos -que fue la colonización-, también la crítica de Vidal-Quadras al sistema autonómico (¿o es que la libertad de expresión y de opinión en este país solo es patrimonio de la izquierda?), las palabras de Vargas Llosa diciendo que a veces la gente vota mal e incluso la absurda queja de una militante lamentando que hubiera pocas mujeres en la Convención. Todos estos hechos demuestran que en el PP todavía anida el interés por la discrepancia, por la confrontación de pareceres y que todavía queda en el partido una pulsión por la libertad. Sólo así se puede recuperar el sentido de Estado necesario para gobernar un país y conducirlo a mejor puerto del que nos espera con el sanchismo.

Parole, Parole del partido podrido
Nota del Editor 11 Octubre 2021

Ya sabemos que las promesas electorales no obligan a nada, menos a su cumplimiento, como el Madrid Central de Almeida. En el caso de partido podrido, las promesas electorales son la inversa de lo que luego van a hacer, lo contrario de lo prometido. Así que a ver si de una vez, el partido podrido desparece y deja de causar daños colaterales en lo que ha ido dejando de España.

Iglesias y Monedero, hasta aquí hemos llegado
OKDIARIO 11 Octubre 2021

El documento que hoy aporta OKDIARIO es la prueba del nueve de la financiación por parte del régimen boliviriano de Venezuela de Podemos con el fin de propiciar en España un cambio político. Es decir, la dictadura chavista pagó a dirigentes como Pablo Iglesias, luego vicepresidente del Gobierno, o Juan Carlos Monedero 6,7 millones de euros a través de la Fundación CEPS. El fin no era otro que exportar a nuestro país los principios inspiradores de una dictadura que ha laminado cualquier vestigio de libertad en Venezuela.

El documento, que ya fue adelantado en 2016 por este diario, tiene el valor añadido de ser el original, firmado por Hugo Chávez y con los membretes oficiales, que Hugo El Pollo Carvajal ha depositado en la Audiencia Nacional como apoyo a la declaración realizada hace días ante el juez García Castellón. Se comprometió a aportar documentos probatorios y ya están en poder del magistrado. Si en su día Pablo Iglesias arremetió contra el director de OKDIARIO acusándole de manipulador, ahora se enfrenta a la dura realidad de tener qué dar explicaciones ante la justicia, donde ya no vale parapetarse tras una catarata miserable de insultos. OKDIARIO y su director tenían razón.

Podemos se creó para tratar de afianzar en España un régimen ignominioso y fue la dictadura chavista quien alentó con partidas millonarias la bastarda estrategia podemita para acabar con la democracia española. Podemos forma hoy parte del Gobierno, lo que añade si cabe mayor gravedad al escándalo. ¿Qué dirán Iglesias y Monedero? Las pruebas están ahí, en sede judicial. El horizonte penal de estos paniaguados con ínfulas de dictador se complica. Su plan reaccionario para demoler el Estado de Derecho ha quedado al descubierto. El Pollo ha cantado y el temblor de piernas en Podemos es evidente ante las pruebas irrefutables de su miserable connivencia con un régimen infecto. Tic-tac, tic-tac, tic-tac….

Santiago Abascal endurece su discurso y se lanza contra Pablo Casado
Santiago Abascal se aleja de Pablo Casado en su discurso de clausura en el acto de Vox celebrado en Madrid cuyos organizadores dicen que se han superado los 20.000 asistentes.
L. F. España. esdiario 11 Octubre 2021

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha endurecido su discurso y ha hecho más visibles sus diferencias con el PP. Pero sobre todo, con su presidente, Pablo Casado, al que a atacado directo a su yugular augurando que "no llegará a ningún Gobierno" y reprochándole como un "burdo relevo" de las políticas del PSOE.

En un multitudinario mitin en Ifema, en Madrid, Abascal ha clausurado el 'Viva 21' con un duro discurso contra los 'populares'. "Son unos grises", ha reprochado acusándoles de querer llegar a la Moncloa solo para dar trabajo a sus seguidores pero mantener la "ideología progre".

Abascal machaca a Biden en la gran fiesta de VOX por alimentar la "hispanofobia"

"Para ellos, el cambio significa que 10.000 socialistas se van al paro y entran 10.000 del PP", ha lamentado poniendo en duda el compromiso de Casado de derogar las leyes del Gobierno de Pedro Sánchez. "No lo hicieron cuando tenían casi 200 escaños", ha recordado Abascal.

Así, ha apuntado que esas mismas políticas que Casado dice que derogará cuando llegue al Gobierno están vigentes en las comunidades gobernadas por su partido, como Andalucía, Madrid o Galicia. "No derogará nada y no llegará a ningún Gobierno porque a los españoles no se les puede mentir", ha avisado aprovechando para mofarse del "gafe" del presidente del PP tras la imputación de Nicolas Sarkozy y la dimisión del canciller austriaco Sebastián Kurz.

En este punto, Abascal ha advertido al líder de los 'populares' de que no puede contar con el apoyo seguro de Vox. "Igual se encuentra obligado a votarnos a nosotros", ha deslizado apuntando que la alternativa también puede ser un acuerdo con los socialistas para "apuntalar la degradación institucional".

"Nosotros tenemos nuestra propia agenda", ha dejado claro Abascal en la presentación de su llamada 'Agenda España' con la que Vox se opone a la 'Agenda 2030' de Naciones Unidas y que está seguro que contaría con el apoyo de la mayoría de los españoles si se presentara sin las siglas de ningún partido.

Abascal se lanza contra Casado: "No llegará a ningún Gobierno. No se puede mentir a los españoles"
FERNANDO LÁZARO. Madrid. El Mundo 11 Octubre 2021

Músculo y mensaje. Hoy Vox ha dado el pistoletazo de salida a su precampaña electoral. Y lo ha hecho poniendo en marcha unas jornadas festivas y políticas en las que ha logrado reunir a miles de personas (los organizadores dicen que se han superado los 20.000), superando sus históricos eventos de Vistalegre.

Y su líder, Santiago Abascal, no solo ha marcado sus "infinitas" distancias políticas con el PSOE y con el PP, sino que, durante casi 50 minutos de intervención, ha fijado sus pilares para una próxima gobernabilidad.

A sus contundentes ataques a la izquierda, al "Gobierno social comunista", Abascal añadió mensajes duros al PP en general y a Pablo Casado en particular.

Arrancó denunciando que la agenda de política de futuro para España, la del 2030, la del PSOE y la del PP, es la misma. Y se refirió al anuncio de Casado en su pasada convención de que derogaría las leyes del PSOE y Podemos. "Es mentira. No derogará nada. No llegará a ningún gobierno, porque a los españoles no se les puede mentir". Aseguró que Casado dice que va a derogar leyes "que el PP tiene" vivas en Andalucía, Madrid o Galicia.

En su opinión, en Andalucía, el PP está pactando ya los Presupuestos con el PSOE "después de incumplir los acuerdos que alcanzamos" para la investidura.

"Igual el señor Casado se ve obligado a apoyarnos a nosotros o pactar con el PSOE", añadió Abascal durante su acto político, que tenía todos los tintes de mitin.

"Están convencidos de que van a gobernar... Parece que no saben de matemáticas. El PP no es una alternativa, es un simple relevo, son los mismos".

Abascal estuvo respaldado por un importante elenco de dirigentes políticos del ámbito internacional.

Hizo un claro llamamiento a los jóvenes: "No os dejéis engañar, no os dejéis robar por este Gobierno. A los jóvenes os quieren someter con limosnas. Roban a vuestros padres para compraros a vosotros".

Abascal defendió los valores europeos y apostó por crear un frente en el sur de Europa, con Italia y Portugal, "para frenar las imposiciones de los progres". "Levantaremos todo lo que derriben estos talibanes europeos", sentenció

Vox ha llevado a cabo este fin de semana su primer gran acto en vísperas de lo que prevén que serán meses vertiginosos electorales, con un respaldo significativo a todo su elenco de dirigentes. Además, los organizadores han recogido el apoyo de numerosos dirigentes tanto europeos como iberoamericanos.

Sin duda, quien más entusiasmo ha despertado entre los miles de concentrados en el acto Viva 21 ha sido el que fuera funcionario de prisiones secuestrado por ETA durante 537 días, José Antonio Ortega Lara, quien ejerció de telonero de lujo. Ortega Lara, que no ocupa cargos esenciales ya en el partido, ha defendido por este orden de importancia la vida, la libertad y la propiedad, que entiende que están en peligro con este gobierno. En su opinión, Vox es más que un partido, llamado a cambiar y defender los valores tradicionales de España y su unidad:

La Agenda España de Vox

- Devolución inmediata al Estado de las competencias en Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia.

- Eliminación de toda legislación de género que establezca diferencias laborales entre españoles atendiendo a su sexo, raza u orientación sexual, tales como cuotas, preferencia en la contratación o prevalencia en caso de empate en una oposición.

- Suspensión inmediata de la autonomía de aquellas comunidades que utilicen recursos e instrumentos del autogobierno regional para atentar contra la unidad de España.

- Derogar todas las leyes que alienten el enfrentamiento y la división entre españoles, como las llamadas leyes de "memoria democrática" o "memoria histórica".

- Asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones mediante la reducción drástica del gasto político y la superación del sistema autonómico que despilfarra fondos públicos.

- Garantizar una inmigración legal y ordenada.

- Impulsar la subida de todos los salarios, especialmente los más bajos.

- Garantizar el derecho a ser educado en español en todo el territorio nacional y el deber de todos los españoles de conocer la lengua común.

- Liberar todo el suelo que no esté o deba estar especialmente protegido.

- Suprimir de la Sanidad pública las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud (cambio de sexo, aborto, eutanasia, etc.) e incluir en ella los servicios bucodentales.

- Garantizar la libertad de conciencia para todos los profesionales sanitarios ante las imposiciones de la cultura de la muerte; aborto o eutanasia.

- Supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y Plusvalías municipales en todo el territorio nacional, impuestos que suponen confiscaciones injustas, duplicadas o desproporcionadas del patrimonio de los españoles.

- Despliegue militar en las fronteras de Ceuta, Melilla y Canarias.

- Eliminación de las ayudas públicas a inmigrantes en situación ilegal y de las subvenciones a ONGs, asociaciones o cualquier entidad que destine sus fondos a promover o ayudar a la inmigración ilegal.

- Cierre de los centros de MENAs que crean inseguridad en nuestras calles. Todos los menores extranjeros deben ser repatriados con sus padres a sus países de origen de forma inmediata.

- Cierre de las mezquitas fundamentalistas y prohibición de su financiación por parte de Estados u organizaciones extranjeras.

- Los jueces deben elegir a los jueces.

- Prohibición de indultos para delitos relacionados con la corrupción política, la forma política del Estado o la integridad territorial.

- Aprobación de una Ley de cuidados paliativos que asegure la asistencia sanitaria digna y el acompañamiento familiar, médico y espiritual de los enfermos.

- Prohibición de los vientres de alquiler y toda actividad que cosifique y utilice como producto de compraventa a los seres humanos.

- Abordar decididamente el grave problema olvidado del suicidio.

VOX no quiere ser un mero apéndice del PP
Editorial La Razón 11 Octubre 2021

Sin duda, muchas de las propuestas políticas, económicas y sociales que figuran en la particular agenda de VOX, que ayer presentó su líder, Santiago Abascal en un acto multitudinario, las suscribirían la mayoría de los votantes del Partido Popular o, de hecho, ya figuran en los programas de Pablo Casado, pero, es evidente que la articulación legislativa de buena parte de las demandas de la formación conservadora conllevaría una sensible reforma de la Constitución para la que, al menos de momento, se carece del necesario consenso social y político.

Nos hallamos, por supuesto, ante una declaración de principios, absolutamente legítimos, vaya por delante, que requerirían, para su implementación, de profundos cambios en la percepción de la sociedad actual, incluso, de carácter moral, y de una previa labor de pedagogía que se nos antoja ilusoria. Asimismo, otras propuestas, que señalan con acierto los problemas más acuciantes de los españoles, adolecen de la misma falta de anclaje en la realidad de los populismos de izquierda, tan proclives a las soluciones simplistas. Con todo, nada hay en el discurso de VOX que se aparte, siquiera remotamente, de las reglas de juego de la democracia y del respeto a los derechos fundamentales de las personas.

Cuestiones como el rechazo a la discriminación positiva en favor de las mujeres o de otras minorías suscitarán el rechazo, con tintes apocalípticos, además, de la izquierda y de los movimientos feministas, pero no son más que la reivindicación de la igualdad de todas personas ante la ley, por encima del cualquier otra consideración. Igualmente, la devolución al Estado de las competencias de Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia, que vaciarían de contenido el modelo autonómico constitucional, no son descabelladas, pero, como ya hemos señalado, exigen un consenso, hoy, imposible. Por último, las propuestas del control de inmigración ilegal o las de carácter salarial, siempre suenan bien entre los sectores más desfavorecidos, que compiten por unos servicios sociales escasos, pero responden a factores complejos, presentes en casi todos los países de nuestro entorno.

Se aducirá que si la política es el arte de lo posible, ello no implica renunciar a aspiraciones de máximos. Y es cierto, pero el partido de Abascal, como otras formaciones europeas de corte más conservador, no debería encastillarse en sus referentes ideológicos, hasta el punto de impedir el cambio político que desea la mayoría de los españoles. Abascal, por supuesto, está en su perfecto derecho a no dejar que su partido se convierta en un mero apéndice del PP, aunque sólo sea porque una parte de sus votantes, como señalan los estudios de opinión, no proceden de ese sector ideológico y difícilmente apoyarían a un centro derecha que perciben como liberal, pero el hecho es que VOX y el Partido Popular están condenados a entenderse y que cuanto antes se rebaje el tono de las críticas personales, mejor será.

La democracia imaginaria
Pedro de Tena. Libertad Digital 11 Octubre 2021

Nos gusta consolarnos de nuestras decepciones – vivir es decepcionarse tras el limbo olvidado de la infancia -, imaginando que somos partícipes de pleno derecho de un régimen político llamado democracia en el que cada uno de nosotros cuenta y es tenido en cuenta. Algunos de nosotros creímos ayudar a su formalización en España e incluso arriesgamos mucho en el empeño. Nuestra civilización occidental es la defensora de los valores democráticos y su expresión política es el fin de la historia de la convivencia: más allá de ella, no hay otra forma mejor de organizar una sociedad si lo que quiere preservar es el máximo de libertad individual, la cota más elevada posible de igualdad política y social e incluso los mecanismos más generosos de solidaridad.

Pero a veces, y cada vez más, parece que estemos componiendo un relato pastoril en el que somos el ganado, no unos pastores que han logrado que los balidos de sus rebaños se parezcan cada vez más en la creencia de cada uno de sus ejemplares es libre y feliz mientras son otros los que toman las decisiones fundamentales, como, por otra parte, siempre ha ocurrido.

Apenas reparamos en que en cada uno de los Estados del planeta hay un grupo de personas, muy pocas, que controlan poderes básicos para dominar a sus ganados humanos como el poder económico (con propiedad libre o no), el poder político (con varios partidos o con uno pero recaudador de tributos), el poder militar compacto y disciplinado al servicio, casi siempre, de los anteriores y el nuevo poder cultural (educativo, periodístico o digital) destinado a bendecirlo todo. Por eso, el poder judicial, que tiene en la cabeza un relato diferente fundamentado en el Derecho y la verdad, es un estorbo.

Cuando uno lee noticias como las que anuncian la aparición de una nueva arma letal planetaria fundada en el pulso electromagnético o EMP; cuando uno comprueba que los estados hacen experimentos con organismos vivos exterminadores (el caso del Covid ha encendido luces y alarmas pero no es algo nuevo); cuando uno se percata de la vida cotidiana de los presuntos ciudadanos libres dependen de materias primas cuya posesión es objeto de enfrentamiento entre élites económicas y políticas y uno se cerciora de otras muchas decisiones que se toman sin que la democracia predicada tenga nada que ver, es justo pensar que residimos en una democracia imaginaria.

Pongamos por caso el asunto de la entrada en España de Brahim Ghali, el líder del Frente Polisario (a ver si se comprende que una cosa es el pueblo saharaui y sus derechos machacados y otra el terrorismo que conviene a Argelia, la protectora de Ghali), que recientemente declaró la guerra a Marruecos, y que está acusado de diversos delitos – genocidio entre otros -, en España.

Un día, Pedro Sánchez – es que no puede ser otro -que había negociado nadie sabe qué cosa con Argelia y las empresas españolas y extranjeras relacionadas con el gas argelino el pasado otoño de 2020, decide atender al líder polisario aquejado de Covid en un hospital español sin informar de ello al gobierno marroquí, en pleno estado de guerra contra el Polisario y, oscuramente, contra Argelia. Seguramente pagaba favores a Argelia porque había otras soluciones, como enviar discretamente un avión medicalizado a Argelia para atender al paciente u otras que no acierto a suponer en este momento.

Posteriormente, se dan dos consecuencias. Una, que la ciudad de Ceuta se ve invadida por un ejército de miles de adolescentes y casi niños marroquíes empujados a ocupar la ciudad española por un cabreado reino de Marruecos, aliado preferente de USA en la zona y país de atención preferente para España. Los ciudadanos de Ceuta, cuyo futuro está en manos ajenas desde hace mucho, han sufrido en sus carnes cómo funcionan las cosas de verdad.

Pero hay otra. El precio del gas no para de subir y subir y con ello el recibo de la luz en España. La batalla por el gas en el Magreb que ha reducido a la inutilidad al gaseoducto marroquí, con un canon del 7 por ciento por transportar gas argelino bajo el Estrecho de Gibraltar hasta Zahara de los Atunes, ha potenciado el gaseoducto que va directamente de Argelia a España por Almería. Pero, ¿se ha traducido la operación en una bajada de los precios del gas argelino para el "amigo español", gas codiciado por otros países, China, sin ir más lejos? Pues no.

Queda un juez de Zaragoza peleando por la verdad y la legalidad y unos ciudadanos en Ceuta (sin olvidar a Melilla y a Canarias, sufridoras de decisiones relacionadas) y el resto de España cuyo destino se juega en mesas y ámbitos muy alejados de sus decisiones.

O sea, ¿democracia? Bueno, como mucho, una democracia imaginaria, un sueño idealista del que nos convendría despertar. La realidad del poder – capacidad para hacer que las cosas vayan en consonancia con nuestros deseos -, está en otras partes.

VOX presenta la Agenda España para defender la libertad y la prosperidad de todos los españoles
Una respuesta patriótica a la agenda globalista
https://gaceta.es 11 Octubre 2021

El líder de VOX, Santiago Abascal, ha presentado este domingo la Agenda España, una respuesta que las agendas globalistas que, a juicio de la formación, «pretenden la destrucción de las clases medias, la liquidación de la soberanía de las naciones y el ataque a la familia, la vida y las raíces comunes de Occidente».

La Agenda España «tiene como único objetivo proteger a los españoles, atender a sus necesidades y dotar a las próximas generaciones de un horizonte de libertad, igualdad, prosperidad, justicia y respeto por sus valores y tradiciones».

En su discurso, Santiago Abascal ha señalado que la agenda de Sánchez y la de Casado es la misma, un plan que pasa por «promover la inmigración masiva, la ideología de género, la religión climática, un multiculturalismo fracasado y prohibir nuestra cultura arrancando raíces y silenciando la historia». «Tenemos nuestra propia agenda, y no es la de VOX, sino la de España, la agenda que votaría la mayoría de españoles», ha añadido.

Asimismo, ha reprochado al líder del PP, Pablo Casado, que sea un «burdo relevo» de las políticas del PSOE. «Para ellos, el cambio significa que 10.000 socialistas se van al paro y entran 10.000 del PP», ha señalado, al tiempo que ha puesto en duda que Casado vaya a derogar las leyes del Gobierno de Pedro Sánchez. «No lo hicieron cuando tenían casi 200 escaños», ha recordado Abascal, en referencia a la mayoría absoluta dilapidada por Mariano Rajoy.

También ha asegurado que VOX no es más que «un instrumento al servicio de España» y ha recordado los hitos logrados por su partido, como la condena a los líderes del golpe separatista o las recientes sentencias del Tribunal Constitucional declarando ilegales el primer estado de alarma y el ‘cerrojazo’ del Congreso, decisiones que ya hubieran llevado a la dimisión «de cualquier Gobierno de Europa».

Abascal, Meloni y Ventura pondrán en marcha un foro en defensa de la ‘Europa del Sur’ frente a la amenaza de los burócratas de Bruselas
para proteger la identidad de las diferentes naciones
Agustín Benito. https://gaceta.es 11 Octubre 2021

El presidente de VOX, Santiago Abascal, la líder de Fratelli d’Italia, Giorgia Meloni, y el líder de la formación portuguesa CHEGA, André Ventura, se han reunido este domingo en el marco de la convención ‘Viva 21’ celebrada en Madrid y organizada por VOX para presentar la ‘Agenda España’ frente a la globalista ‘Agenda 2030’, apadrinada por el resto de las formaciones del arco parlamentario, ONG y lobbies climáticos.

Los tres líderes han coincidido en la importancia de contar con unas fronteras fuertes y seguras para proteger la identidad de las diferentes naciones europeas, la prosperidad de sus conciudadanos y la convivencia en sus barrios; el respeto a la soberanía nacional, «donde reside la verdadera democracia»; y la defensa de la familia, de la cultura de la vida, de la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos y de las tradiciones de los Estados miembros.

Así, han denunciado que la deriva de los órganos burocráticos comunitarios no satisface las necesidades de los europeos y se han comprometido a poner en marcha un foro de colaboración de los patriotas del sur de Europa con similitudes en términos de identidad, historia, costumbres, valores y vocación geopolítica con el objetivo de dar un impulso alternativo al proyecto europeo.

En su intervención, André Ventura ha señalado que en Portugal, España, Grecia e Italia «han decidido estrechar lazos porque hay una amenaza real sobre nuestras sociedades». «Tenemos que juntarnos para conseguir cambiar la idea de que la Europa del norte trabaja y la del sur no (…). Nosotros tenemos el mismo derecho de ser europeos y de querer una Europa mejor, fuerte y segura».

Por su parte, Meloni ha señalado que «la identidad es el enemigo principal de la corriente globalista». «Todo lo que nos identifica está siendo atacado (…), pero nosotros no lo permitiremos». «La actual Unión Europea es una caricatura de la civilización europea, con su necesidad de eliminar las diferencias, de imponer directivas absurdas…». «Hay otra Europa posible y para construirla será fundamental nuestra fuerte alianza entre españoles e italianos junto a los pueblos hermanos que están unidos a nosotros por la misma matriz latina. Esto nos permitirá construir una Europa más equilibrada y podremos redescubrir los verdaderos valores que han fundado Europa», ha aseverado.

Compromiso con la libertad en la Iberosfera
Además, han reafirmado su compromiso con la defensa del Estado de Derecho en la Iberosfera ante la amenaza del comunismo. Meloni y Ventura ya firmaron la ‘Carta de Madrid’ auspiciada por Abascal en octubre de 2020 y que ya ha sido firmada por más de 8.000 personas de más de 20 países, y que aspira a unir frente al totalitarismo izquierdista a defensores de la libertad a ambos lados del Atlántico.

«Es un manifiesto de valores extraordinario para aunar fuerzas y ayudar a nuestros hermanos latinoamericanos a liberarse del juego de los gobiernos socialcomunistas que están debilitando a su pueblo», ha manifestado Meloni en el acto de Viva 21.

Así, recoge que «el avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de las naciones» y señala que «el Estado de Derecho, el imperio de la ley, la separación de poderes, la libertad de expresión y la propiedad privada son elementos esenciales (…) que deben ser protegidos frente a aquellos que tratan de socavarlos» y subraya que una parte de la Iberosfera está secuestrada por regímenes totalitarios que cuentan con la protección de iniciativas como el Grupo de Puebla, al que pertenecen el presidente argentino, Alberto Fernández, el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, la actual ministra española Irene Montero, y los expresidentes corruptos de Bolivia y Ecuador Evo Morales y Rafael Correa, respectivamente, y su matriz criminal, el Foro de Sao Paulo.

Editorial
La inmigración aprovecha la incoherencia del Gobierno
Editorial ABC 11 Octubre 2021

El triunfalismo con que el Gobierno insiste en tapar las crecientes carencias, no solo económicas, que afectan a España ha situado en un segundo plano del debate la crisis migratoria. En lo que va de año, el número de inmigrantes llegados a nuestras costas, principal vía de acceso, ha crecido más de un 50 por ciento respecto a 2020, cifra que se dispara en el caso del archipiélago canario. No hay datos de Ceuta desde el asalto del pasado mayo. Oficialmente los están procesando, que es lo más parecido a ocultarlos. La estadística que reconoce el propio Ministerio de Interior, sin embargo, es suficiente para que el Ejecutivo adopte medidas urgentes: 28.729 personas han entrado en España de forma ilegal de enero a septiembre. Sobra triunfalismo y falta transparencia para reconocer una crisis cuyas dimensiones no dejan de aumentar y que revela la incoherencia, consecuencia directa del populismo, en este caso de manga ancha y puertas abiertas, con que la izquierda aborda cualquier problema.

Mentiras a bordo del Falcon
Sánchez se ha convertido en el presidente menos transparente de nuestra democracia y en un dirigente incapaz de disociar el ámbito público del privado. Y eso le acerca al caudillismo
Editorial ABC 11 Octubre 2021

La Audiencia Nacional ha vuelto a retratar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como un compulsivo de la opacidad que, inexplicablemente y de modo reiterado, se niega a ofrecer a ABC información sobre la utilización de un avión Falcon del Estado para sus desplazamientos privados. La Sala de lo Contencioso administrativo de la Audiencia es ya la tercera instancia judicial que da la razón a ABC sobre el derecho de acceso a una información que debería ser pública, que no compromete la seguridad del Estado, y que no supone ninguna carga añadida de trabajo a la Administración. De este modo, la Abogacía del Estado, convertida una vez más en la abogacía del Gobierno, ha vuelto a sufrir un varapalo jurídico muy contundente que, por desgracia, solo contribuye a dañar aún más la imagen de una institución que está perdiendo prestigio a chorros desde la llegada de Sánchez al poder.

Hace dos años, ABC quiso recabar datos a través del Portal de Transparencia sobre los medios de transporte aéreo utilizados por Sánchez entre el 1 de enero y el 20 de mayo de 2019. Por entonces, era público y notorio que habría utilizado un Falcon del Estado para desplazarse a un concierto musical en Benicásim o a la boda de un familiar en La Rioja. Pese a ser actos de marcado carácter personal, y pese a que pudo trasladarse por medios infinitamente más baratos, Sánchez optó por el Falcon, con todos los gastos lógicamente a cargo del Estado. ABC se limitaba a reclamar que Moncloa informase de las fechas de los viajes y de la justificación oficial que aconsejaba realizarlos en Falcon. La única respuesta que recibió este periódico es que publicar esos datos comprometería la seguridad nacional, algo evidentemente falso, como acaba de reseñar la Audiencia Nacional. La resolución es nítida y recuerda que la Abogacía del Estado ni siquiera se molestó en discutir que era información pública y que ABC tenía derecho a conocerla. Alegar eso habría sido hasta temerario, y por eso no lo hizo, aunque tal y como concibe Sánchez las leyes de nuestro Estado, y dada su manera de utilizar el poder, todo era posible.

Pero es que además es completamente absurdo, y así se lo hace saber la Audiencia al Gobierno, sostener que ABC arriesgaría la seguridad nacional y la integridad del presidente del Gobierno. Y todo, por la sencilla razón de que cuando ABC reclamó esa información los viajes ya se habían realizado, eran de dominio público porque fueron objeto de cobertura mediática y, sobre todo, porque no son materia clasificada. Se ha convertido en una pésima costumbre que Sánchez recurra a los secretos oficiales cuando le viene en gana. Bien sea para no explicar por qué dedica ingentes recursos públicos para acudir a la boda de su cuñado, cuando hay alternativas mucho menos onerosas que no comprometerían su seguridad; bien sea para traer a España de modo clandestino a un líder del Frente Polisario manipulando todo tipo de documentación y creando una crisis diplomática con Marruecos. Ni sus viajes privados son secretos de Estado, ni dar cuentas al ciudadano de lo que hace con el dinero público pone en riesgo la seguridad de nada. Lo único seguro es que Sánchez se ha convertido en el presidente menos transparente de nuestra democracia y en un dirigente incapaz de disociar el ámbito público del privado. Y eso le acerca al caudillismo. Tan pobre es la ética pública de este Gobierno como lógico es el reproche que le hace la Audiencia Nacional por su abuso cesarista del poder.

******************* Sección "bilingüe" ***********************


Recortes de Prensa   Página Inicial