AGLI Recortes de Prensa   Martes 19  Octubre  2021

Guerra civil posmoderna
Santiago Navajas. Libertad Digital 19 Octubre 2021

En 1979, en un congreso extraordinario, el PSOE echó a Marx por la ventana. En 2021, 40º Congreso, Marx ha vuelto a entrar en el PSOE por la puerta.

Tras la muerte de Franco, González asumió que los socialistas sólo podrían alcanzar el poder, en una sociedad que hacía la transición hacia una democracia liberal dominada por la clase media, si abandonaban los postulados de la guerra de clases y la nacionalización de la propiedad privada. El desenterramiento de Franco muestra que Sánchez ha comprendido que la guerra de identidades (de género, de etnias, de nacionalidades) es la transmutación contemporánea de la guerra de clases. Es el signo de una época en la que el marxismo posmoderno se ha introducido en los resquicios de una izquierda que ha dejado de ser ilustrada y racional para devenir inquisitorial y emocional.

En estos cuarenta años, los socialistas no han dejado de cantar en sus congresos La Internacional y de levantar el puño. Marx no estaba muerto, sino hibernando. Ahora no son famélicos ni se dirigen a los obreros, campesinos y demás proletarios, sino que su target (como diría su nuevo Willy Münzenberg, Iván Redondo) son los individuos líquidos que pululan en Tinder y Netflix en busca de experiencias efímeras e identidades fluidas. Seguramente cuando Alfonso Guerra pronosticó que los socialistas iban a dejar España que no la iba a reconocer ni la madre que la parió no esperaba que tampoco la fuera a reconocer él mismo. Pero, a la hora de la verdad, tanto Guerra como González se han arrodillado ante el PSOE woke de Zapatero y Sánchez.

Las democracias liberales se organizan a través de la paradoja de acoger en su seno partidos autoritarios que, compitiendo entre sí, garantizan la pluralidad y la libertad negada dentro de sus aparatos leninistas. Ninguno, sin embargo, alcanza el nivel de totalitarismo del PSOE. Con su jerarquía de hierro y la servidumbre voluntaria de sus miembros, hay que reconocerles que, desde el punto de vista darwiniano, representan un caso sin parangón de éxito evolutivo. Aunque sea un caso más bien parecido al de los parásitos: el ser vivo más grande del planeta se encuentra en Oregón, es un hongo que se extiende a través de 880 hectáreas. Así los ciento cuarenta años del PSOE, camino de los mil años que pronosticó Hitler para el III Reich.

¿Cómo no admirar a un partido capaz de apropiarse de Clara Campoamor, presentando a la feminista liberal, a la que acosó y casi asesinó durante la II República, como si fuese una filistea a lo Carmen Calvo? ¿Cómo menospreciar a un partido que se olvida de los asesinados y perseguidos por los nacionalistas para pactar con estos, estando la sangre derramada todavía caliente? ¿Cómo no asombrarse ante un partido que clama por la justicia social y el bien común mientras presenta leyes que destruyen la educación pública en nombre del igualitarismo, la presunción de inocencia –en pro del linchamiento de género– y los mercados creadores de prosperidad, al tiempo que Zapatero, Bono et alii devienen casta extractiva? ¿Cómo subestimar a un partido que prepara el asalto a la Constitución para desespañolizarla como ya ha hecho con la historia, la lengua y las costumbres?

Decía que Marx ha vuelto a entrar en el PSOE. En este caso, un Marx pasado por el estructuralismo posmoderno pero fiel a su seña de identidad, la guerra entre colectivos, a los que se azuza unos contra otros para que haya, como susurró Rodríguez Zapatero a Gabilondo, crispación social.
Bienvenidos a la guerra civil posmoderna.

Los coros y danzas del sanchismo
Rosa Díez. okdiario 19 Octubre 2021

Un amigo, catedrático de Psicología y Psicólogo en ejercicio, me ha explicado en clave psicológica el espectáculo de coros y danzas de tres días de duración que ha organizado el PSOE S.L. para “compensar” el rechazo con el que los ciudadanos reciben a Sánchez cada vez que sale a la calle.

El catedrático me ha explicado que una de las características de la psicopatía es que no tiene tratamiento ni, por tanto, cura. Parece que los científicos, tras largas discusiones, han llegado al consenso de que los psicópatas no sólo no responden al tratamiento, sino que aprenden de las terapias y las aplican a sus víctimas, lo que les convierte, además de en enfermos crónicos, en personas peligrosas para la sociedad.

Otra característica de los psicópatas es que tienen una necesidad brutal de no ser descubiertos, y cuando sienten el rechazo (porque los han pillado) se dejan llevar por las pulsiones más primarias. Cuando eso se produce, su reacción es mixta: por un lado vuelcan un odio brutal contra quien se ha atrevido a rechazarlo y por otro, se organizan homenajes. Es lo que se llama en psicología la táctica de compensación.

Desde esa perspectiva cabe analizar la fiestuqui que el PSOE SL le ha organizado a Sánchez en Valencia el pasado fin de semana. No es que el PSOE (“que no estaba muerto, que estaba de parranda…”) necesitara dar una imagen de unidad para estar en mejores condiciones ante la larga campaña electoral que nos espera. No es que estén preocupados por el repunte de la derecha en las encuestas o por las consecuencias electorales de “el frente amplio” que preparan los comunistas fashion comandados por la vicepresidenta a la que Sánchez pasea vestida de blanco por los jardines de la Moncloa. No digo que eso no haya formado parte de las motivaciones que han llevado a elegir para el 40 Congreso Federal el PSOE un formato más propio de los coros y danzas del franquismo que de los tradicionales Congresos del partido. Pero lo que verdaderamente ha convertido el congreso socialista en un espectáculo de luz y sonido, con un mitin de cierre inaudito en la historia del PSOE, ha sido la necesidad patológica de Sánchez de sentirse “querido”, de ser aplaudido y hacerse selfies para compensar el rechazo que ha comprobado que le profesan los ciudadanos a los que aún no ha podido comprar.

¡Atrás quedaron los tiempos en los que la clausura de los Congresos del PSOE – más allá de una cierta parafernalia cuando salían al escenario los elegidos para la nueva dirección- venía precedida de sesudas sesiones de debates entre los delegados que duraban hasta altas horas de la madrugada.

He asistido a varios congresos socialistas y sé que, aunque los delegados pensaban que ellos lo decidían todo, de vez en cuando entraba en la sala de la ponencia alguien de la dirección y reconducía (o trataba de reconducir) los debates. Pero también he visto cómo más de una vez los asuntos llegaban al plenario pues el aparato no había podido «sofocar» o reconducir las propuestas «de la base». Recuerden el Congreso de 1979 en el que Felipe González y su gente no pudieron conseguir que en la ponencia política el PSOE migrara del marxismo y se declarara socialdemócrata. González renunció a ser secretario general con esa ponencia (qué tiempos, que González…) que salió una Ejecutiva provisional que meses más tarde convocó un congreso extraordinario en el que el PSOE se proclamaría socialdemócrata para que González aceptara ser reelegido secretario general.

No es que a nadie le pueda extrañar que el tipo que eligió a un propagandista para diseñar la estrategia del Gobierno y tomó todas las decisiones aplicando los principios de la propaganda de Goebbels haya decidido montar un espectáculo circense en vez de un Congreso. Al fin y al cabo, el PSOE es ahora una Sociedad Limitada y él es el único propietario. Él no siente que tenga que dar explicaciones a nadie, ni siquiera a los afiliados de su partido a quienes de forma magnánima ha pagado viaje y bocadillos para que vayan a aplaudirle. Si se fijan, él ha seguido con el guion del Goebbels de bolsillo que le ha traído hasta aquí y en el fin de fiesta se limitó a repetir sus mentiras hasta que parezcan verdades: «somos socialdemócratas…»; “nadie quiere a España más que nosotros…”; “gobernamos virtuosamente…” ; y así, suma y sigue hasta la apoteosis final. Como se suele decir, “Más falso que un duro de feria”. Pues eso: nada de lo que soltó Sánchez en la traca final se corresponde con ninguna resolución del Congreso y, mucho menos, con ninguno de sus actos.

Como decía Alfredo Pérez-Rubalcaba, “en España se entierra muy bien a los muertos”. Pero creo que no ha quedado nadie para enterrar dignamente a un PSOE cuyos miembros no quieren asumir que ellos mismos han matado- y/o dejado que liquiden- a un partido que, con sus luces y sombras, fue en el pasado un elemento clave para hacer la Transición y construir la democracia. Lástima que los propios protagonistas de aquellos tiempos – como González- hayan abandonado el patriotismo constitucional para abrazar el nacionalismo de partido. Lástima que el socialismo español verdaderamente existente se haya convertido en una Sociedad Limitada propiedad de un único accionista que cada tres años les paga una fiestuqui para que crean que la empresa también es suya.

Lástima… O no. A lo mejor todo esto ayuda a desenmascarar al traidor.

Demoledora Sentencia del TC sobre la suspensión del Congreso en el estado de alarma
Redacción. https://rebelionenlagranja.com 19 Octubre 2021

El Gobierno desapoderó al Congreso de su función de control parlamentario vulneró el derecho de los diputados

El Tribunal Constitucional (TC) ha dictado una demoledora sentencia en la que afirma que la suspensión de la actividad parlamentaria durante las primeras semanas del estado de alarma decretado por la pandemia del coronavirus COVID-19 «desapoderó» al Congreso de los Diputados de una de sus principales funciones, la de controlar al Gobierno.

Así lo fundamenta el pleno del TC en la sentencia en la que por mayoría estima el recurso de amparo interpuesto por Vox contra el acuerdo de la Mesa del Congreso de 19 de marzo de 2020 que decidió suspender desde ese día la actividad del Congreso de los Diputados.

La sentencia destaca que la función constitucional de control al Gobierno del Congreso «debe ser ejercitada con la máxima intensidad durante un estado excepcional, como en este caso el estado de alarma, para garantizar de ese modo los derechos de los ciudadanos y el propio Estado de derecho».

La dura sentencia del Alto Tribunal establece que «la decisión de suspender el cómputo de los plazos de la tramitación de toda clase de iniciativas parlamentarias, sin excepción alguna y sin haber establecido un margen temporal de duración, resulta contrario a una de las funciones más caracterizadas del trabajo parlamentario, el control del Gobierno, y respecto del Congreso de los Diputados también de la exigencia de responsabilidad política».

La sentencia explica que «no es tanto la duración de la suspensión acordada cuanto más el propio acuerdo de suspender la tramitación de las iniciativas parlamentarias de los miembros de la cámara, porque tal decisión conlleva en sí misma un desapoderamiento de la función que la Constitución ha conferido al Congreso de los Diputados, como es la del control del Ejecutivo».

«Las razones de necesidad de aprobación de la normativa y las comparecencias del presidente del Gobierno, del ministro de Sanidad o de otros altos cargos de dicho Ministerio en cuestiones relacionadas con la crisis sanitaria no excluyen esa misma exigencia -de control- respecto de otras cuestiones propias de la gestión del Gobierno», aclara.

En este sentido, recuerda que «durante la vigencia del período de suspensión fueron otras muchas las cuestiones suscitadas que asolaban a nuestro país (seguridad pública, trabajo, asistencia social, residencias de mayores, etcétera), de las que eran competentes otros ministerios del Gobierno».

La resolución, de la que ha sido ponente el magistrado Antonio Narváez, señala que la declaración del estado de alarma, como la de cualquiera de los otros dos estados de excepción y de sitio, no puede en ningún caso interrumpir el funcionamiento de ninguno de los poderes constitucionales del Estado y, de modo particular, el Congreso de los Diputados.

En este sentido, considera que la decisión de la Mesa hizo cesar temporalmente la tramitación de las iniciativas parlamentarias, lesionando el derecho a la participación política de los diputados.

«En la declaración del estado de alarma, el ejercicio del derecho de participación política de los diputados debe estar en todo caso garantizado y de modo especial la función de controlar y, en su caso exigir al Gobierno, la responsabilidad política a que hubiere lugar«, subraya la sentencia.

¿ Y ?
Nota del Editor 19 Octubre 2021

Vas por un carril de 50 km/h (que cualquier conductor medianamente preparado puede sortear con amplia seguridad a 80) a 60 km/h y varias semanas más tarde (para poder seguir esquilmándote) la Dirección General de Tributos y Robos te larga 100E de castigo, cantidad que para cualquier pudiente con buen coche le supone nada de nada. Ahora el tc larga una sentencia gruesa y el dr cum fraude y sus quates no parar de reírse.

Adoctrinamiento en las aulas: llegan los borradores de currículos de la Ley Celaá
María Ariza. https://rebelionenlagranja.com/ 19 Octubre 2021

Vuelve la Ley Celaá prácticamente un año después de que las calles se pintasen de naranja contra esta. Pero vuelve ya con forma. La forma de los borradores de currículos para primaria y la ESO que entrarán en vigor el próximo curso 2022-2023.

Aunque pendientes todavía de aprobación y posterior desarrollo por parte de las comunidades autónomas, ya sabemos hacia dónde irá la educación.

¿Quieren un adelanto? Leer con perspectiva de género y el uso ético de las palabras serán algunos objetivos de la asignatura de lengua y literatura socialista. Ya se hacen una idea de por dónde van los tiros.

Se introduce una nueva asignatura: la materia de Valores Cívicos y Éticos, que se impartirá al menos en uno de los cursos de primaria y de la misma manera en la ESO. Una asignatura que viene a sustituir a la educación para la ciudadanía impulsada por el PSOE en 2006, y derogada posteriormente por el PP.

Una nueva materia que se podría denominar de educación para la ciudadanía mundial, algo que también se impartirá junto a los dogmas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La materia pretende que el alumnado tome “conciencia de la lucha por una efectiva igualdad de género y del problema de la violencia sobre las mujeres, a través del análisis de las olas y corrientes del feminismo y de las medidas de prevención de la desigualdad, la violencia y la discriminación por razón de género y orientación sexual, mostrando igualmente conocimiento de los derechos LGTB y reconociendo la necesidad de respetarlos”.

«Conciencia de los bienes públicos globales y percepción del valor social de los impuestos» serán también objetivos de la educación cívica, que además de formación tributaria, contará con la enseñanza de la Agenda 2030, nociones de ecofeminismo o decrecimiento, esto es, consumir y producir menos para ayudar al medio ambiente. Entre otras cosas, los profesores deberán hablar de consumo responsable y alimentación y soberanía alimentaria.

También se pretende introducir en las escuelas la educación para la salud, por supuesto, con especial mención a la educación afectivo – sexual. Algo que sí se computará en las convocatorias, a diferencia de la asignatura de religión.

Biología, literatura e historia con enfoque de género

Pero no se crean que la ideología se cuela solo a través de esta asignatura.

En las clases de Biología también se enseñará a diferenciar sexo de sexualidad, a respetar la libertad sexual y a fomentar el rechazo a actitudes de discriminación basadas en el género.

En Lengua y Literatura, se omiten los períodos históricos de la literatura a estudiar para sustituirse por una lectura con enfoque de género o el uso ético del lenguaje, otro de los grandes objetivos será que el alumno conozca la diversidad lingüística y dialectal de su entorno.

En Historia, se estudiarán la legitimación del poder, las identidades múltiples, el calentamiento global, la concentración de la riqueza, las aglomeraciones urbanas, los movimientos migratorios o la historia de la discriminación hacia la mujer.

Y de todo ello solo se puede extraer una única ventaja ¿cuál? Que si el alumno no quiere, no tendrá por qué estudiarlo, porque como ya saben no será necesario aprobar para poder pasar de curso.

Ideología de género a la fuerza
Abogados Cristianos consigue retirar libros LGTBI de institutos de Castellón
Redacción. https://rebelionenlagranja.com 19 Octubre 2021

Un juzgado adopta la medida cautelar a petición de esa asociación jurídica

El pasado viernes 15 de octubre, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Castellón retiró de manera cautelar, a petición de Abogados Cristianos, 32 ejemplares de libros de ideología LGTBI en once institutos públicos de Castellón y en el centro Pi Gros. Los libros, completamente ajenas a las necesidades educativas de los niños y jóvenes de dichos centros, eran una donación de la Concejalía de Igualdad de la ciudad.

El juzgado toma la medida cautelarísima en base a la «urgencia», ya que los libros ya estarían en los centros para su distribución.La urgencia de la medida deriva del hecho de que si no se paraliza su distribución de inmediato los libros podrían repartirse al alumnado, de modo que produciría los «perjuicios irreparables» a la que Abogados Cristianos apela.

El motivo que ha impulsado a Abogados Cristianos es que repartir estos libros “vulnera derechos fundamentales, como el de los padres a decidir la educación de sus hijos, la libertad ideológica y de culto y la obligación de la administración de ser objetiva y neutral”

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Miente la prensa blanqueadora: Otegi no ha pedido perdón
EDITORIAL. Libertad Digital 19 Octubre 2021

Al cumplirse diez años desde que ETA dejara de asesinar, Arnaldo Otegi se ha sumado a la campaña de blanqueamiento de su banda terrorista lanzada por el Gobierno y sus terminales mediáticas con unas declaraciones pretendidamente reparadoras.

El criminal que tuvo encerrado en una cueva al empresario Luis Abaitúa y que se fue a disfrutar de la playa el día en que sus conmilitones asesinaron a Miguel Ángel Blanco dice ahora que siente mucho el dolor de las víctimas, un dolor que "nunca debió haberse producido". Para Otegi y los de su calaña, basta con decir que sienten el dolor causado a las familias de los casi 900 asesinados y a los miles de mutilados en sus acciones terroristas para saldar su responsabilidad por la sangre derramada, de la que tanto se han beneficiado. Sus palabras, lejos de reparar el daño causado, suponen una nueva humillación a las víctimas del terrorismo, que han reaccionado con indignación ante la nueva maniobra del etarra, que en ningún momento ha pedido perdón, por mucho que intoxique la prensa blanqueadora.

Si es cierto que Otegi lamenta el dolor causado por ETA ("nunca debió haberse producido" no quiere decir lo mismo que "nunca debimos infligirlo"), su obligación es ayudar a esclarecer los más de 300 asesinatos cuya autoría sigue sin conocerse y denunciar los estragos causados por la organización terrorista en un País Vasco de donde –detalle no menor pero con frecuencia convenientemente ignorado– huyeron decenas de miles de personas y en el que los españolistas son y siguen siendo objeto de intimidaciones y presiones que les amargan la vida.

Pero las maniobras de Otegi y su banda no son lo más importante de esta siniestra historia. Lo más importante y pernicioso es la actitud del PSOE, que sigue hacia delante con el proceso que inició el despreciable José Luis Rodríguez Zapatero y ya no oculta su sintonía con el partido heredero de la pútrida ETA; partido al que no duda en pedir apoyo cuando así lo necesita. No es casual que las declaraciones de Otegi que están conmoviendo a la nauseabunda izquierda mediática se produzcan un día después de que el indigno Zapatero pidiera a las víctimas del terrorismo que aprendan a convivir con los asesinos de sus seres queridos.

"No importa que las víctimas sigan humilladas y sigan sufriendo, para eso son víctimas", ha replicado Maite Araluce, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). "Y, mientras tanto, ponemos el foco en los terroristas, que, pobrecillos… se tienen que reinsertar a la sociedad y tienen que seguir con sus vidas adelante". No se puede decir más con menos palabras de estos farsantes, que tanto daño están haciendo a la Nación y que tienen toda la intención de seguir haciendo y diciendo cosas que "nos helarán la sangre", que diría la indomable Pilar Ruiz, matriarca de los Pagaza.

La socialdemocracia de Sánchez era eso: blanquear a un terrorista
OKDIARIO. okdiario 19 Octubre 2021

Después de que Arnaldo Otegi se despachara con unas declaraciones hipócritas en las que aseguró, sin condenar a ETA, que asesinar a casi 1.000 personas fue un error, como si segar la vida de personas fuera una simple equivocación, el PSOE se ha lanzado a una ignominiosa estrategia de blanqueamiento del jefe de Bildu, partido clave para la supervivencia política de Pedro Sánchez. Se conoce que la socialdemocracia que reivindica el secretario general socialista es eso: blanquear a un terrorista para convertirlo en socio preferente.

El teatrillo socialista provoca náuseas, porque la operación de lavado de imagen de Bildu es fruto de la estrategia de José Luis Rodríguez Zapatero, que es quien ha pergeñado el plan de acercamiento sin matices del PSOE a los herederos políticos de ETA. Y es que socialistas y proetarras están sentando las bases para una alianza estratégica de largo alcance que ha provocado la airada reacción del PNV, consciente de lo que ambos se traen entre manos. Los nacionalistas vascos tienen claro que lo que están tramando PSOE y Bildu representa toda una amenaza para su hegemonía política en el País Vasco y de ahí que ya hayan advertido al Gobierno -la última vez hace unos días con el decreto de reforma energética-. El pasado domingo, Zapatero abría la puerta al aconsejar olvidar determinadas cosas del País Vasco. «Dejemos a esa sociedad que administre con inteligencia qué dosis de memoria y olvido son necesarias, porque quizá hay cosas en la historia que hay que olvidar», señaló. Un día después, Otegi recoge el guante y el socialismo alaba el cambio de actitud del dirigente proetarra. Verde y con asas.

Ya sabemos que el giro hacia posiciones más moderadas de Sánchez era una mentira, una pura estrategia de marketing. A las primeras de cambio, el muy ‘socialdemócrata’ presidente del Gobierno ha dejado claro que su intención es gobernar con el apoyo de un partido que tiene tras de sí un largo reguero de sangre. Para el PSOE, Otegi ya no es un terrorista, sino un socio leal al que hay que mimar para seguir en La Moncloa.

La orquesta del Partido Sanchista sigue tocando mientras el Titanic se hunde
Por mucho "marketing socialdemócrata" que despliegue Sánchez, la realidad de su proyecto es demoledora y el precio en las urnas que pagará el PSOE será inmenso.
Antonio Martín Beaumont España esdiario  19 Octubre 2021

Partido Sanchista. Así será mientras ¡Peedroo! gane elecciones. El PSOE ha exhibido “uniformidad” en la Feria de Valencia. Su 40º Congreso también ha sido el de la euforia. ¿Que Carmen Calvo reivindica en los prolegómenos su lucha por el feminismo “de verdad” frente al “sensacionalista” de Irene Montero? Aplausos cerrados. Vítores a quien es una célebre estrella pasada.

¿Que los barones socialistas no se ponen de acuerdo con la financiación autonómica? Pelillos a la mar. Juan Espadas, el político andaluz que parece ser el inventor del consenso, el alcalde de Sevilla que eficazmente cerró el capítulo de la pesadilla Susana Díaz en el libro de Sánchez, cuadrará el círculo. En el socialismo actual cualquier túnel se afronta viendo la luz final.

La Moncloa es un pegamento mágico que arregla hasta la vajilla de la abuela hecha añicos. ¿Arnaldo Otegi y los bilduetarras? ¿Indultos? ¿Oriol Junqueras? ¿Trifulcas de coalición? ¿El precio de la luz? “Sánchez y su equipo lo tienen todo atado, los demás estamos aquí para hacernos ‘selfies’ con los mandamases, agolparnos para rozar la mano del presidente en sus paseíllos por el ferial, comer paella, beber y pasarlo bien”, cuenta un delegado.

El PSOE se rinde ante Sánchez y acepta todos sus abusos con Podemos, Bildu y ERC

No hay críticos. Es el efecto -trampa- de las primarias: si un líder está bendecido por el voto de los militantes, quien ose enfrentarse a él estará en realidad chocando contra el partido. Si, además, a quien se contradice es el presidente del Gobierno, sacar los pies del tiesto es considerado traición a las siglas.

Vean, vean lo que le ha pasado a José Luis Ábalos. Era el Sancho Panza de la novela sanchista, el “ministro de Marrones” a quien ningún hidalgo caballero dejaría tirado, pero... se topó con los creadores de relatos de la factoría monclovita.

El PSOE es como el Titanic, cuya orquesta seguía tocando mientras se hundía. Un cuento de la lechera que los españoles, cuando se abran las urnas, van a encargarse de romper

Y cuando vieron que los sondeos no daban más de sí, que el “caballero” Sánchez no era capaz de superar la barrera de cien diputados, decidieron dar un giro total al guion y cargarse incluso al fiel escudero. A grandes problemas, soluciones draconianas. "José Luis, tu tiempo ha pasado”, fue la gélida despedida de quien tiene calado hasta los tuétanos que el único papel imprescindible es el suyo.

Todo y todos, por tanto, al servicio y gloria de Pedro Sánchez. “Superfélix” Bolaños es el nuevo hombre fuerte político de una Ejecutiva Federal de perfil bajo mediático, para no eclipsar al César, que gravitará sobre el jienense Felipe Sicilia de portavoz, Adriana Lastra como vicesecretaria general y el secretario de Organización, Santos Cerdán. Ninguna sorpresa. La guardia pretoriana lista para revista.

Los jarrones chinos
Hasta los “jarrones chinos” han corrido a la cuidad del Turia para que "urbi et orbi" se vea que la cohesión socialista es total y la fiesta acorde con la era posCovid. El cierre de filas no sabe de términos medios. La foto era evidente: a Sánchez le apoyan el pasado y el futuro del partido. Felipe González, Jose Luis Rodríguez Zapatero, Joaquín Almunia presentando armas ante su Capitán General.

Las críticas de Felipe de otros días han dejado paso a la “sugerencia” y al abrazo de ahora. Desde Ferraz incluso se filtró que el ex presidente “viene controlado”. Ni en los mínimos detalles se ha dejado de hacer exuberante manejo del poderío de Sánchez. Ningún cabo suelto en un festival de saludos y fuegos artificiales en un cónclave montado para lanzar un triunfal mensaje sanchista, que rebosa las elecciones de 2023 para proyectarse, como mínimo, a 2030.

Quizá el 40º Congreso del PSOE, tal como indican las encuestas (salvo el CIS del militante socialista José Félix Tezanos) y cada día se encarga de recordarnos el centroderecha, sea como el Titanic, cuya orquesta seguía tocando mientras se hundía. Un cuento de la lechera que los españoles, cuando se abran las urnas, van a encargarse de romper. Pero, no quepa la menor duda, el “agitprop” socialista está a pleno funcionamiento.

Otegi no se arrepiente del terrorismo, auxilia a Sánchez para cerrar sus pactos
El Gobierno impulsa el blanqueamiento de los herederos de Batasuna por mero interés personal, sin ninguna exigencia más allá de cuatro palabras hipócritas que no le valen a las víctimas.
Editorial ESdiario  19 Octubre 2021

El líder de Bildu, Arnaldo Otegi, protagonizó ayer una insólita comparecencia para lamentar, con una pose artificial y claramente inducida por el Gobierno para blanquear sus alianzas, el dolor infligido por ETA y reconocer a duras penas que nunca debía haberse producido.

Tanto el PSOE como Podemos han saludado ese mensaje, dándolo así por suficiente para legitimar a Bildu como socio prioritario, algo que lleva siendo ya años: las investiduras de Sánchez, sus primeros Presupuestos o su llegada al Gobierno de Navarra ha contado, por acción u omisión, con el respaldo decisivo de los herederos de Batasuna.

Otegi siente el "dolor" de las víctimas de ETA pero no condena ni aclara los asesinatos

La oposición y las víctimas, por el contrario, han mostrado su indignación con un mensaje que considera insuficiente y ofensivo, destinado más a auxiliar a Sánchez que a atender a los damnificados por el horror y a la democracia española.

Porque, más que atenderlas a ellas y construir el relato correcto de tantas décadas de terror, las palabras de Otegi parecen destinadas a adecentar el indecente cambalache entre Moncloa y el universo abertzale: el traslado masivo de terroristas al País Vasco; los homenajes que reciben al volver a sus pueblos y quizá hasta su salida de prisión, toda vez que la gestión de los presidiarios es desde hace poco tiempo responsabilidad del Gobierno vasco.

Solo le sirve a Sánchez
Bildu, nacida de los restos de Batasuna y dominada por Sortu; no ha condenado el terrorismo, impulsa homenajes a etarras en sus municipios de origen; exige la liberación de los condenados y no ayuda a esclarecer los casi 400 crímenes de ETA que aún no tienen responsables directos ante la Justicia.

Cuatro palabras de supuesta aflicción no pueden enterrar ese currículo ni reescribir una historia cuyo final no debe ser rehabilitar a los asesinos y humillar a sus víctimas. Nada de eso le viene bien a España, que no necesita reducir sus exigencias para integrar en la democracia a quienes más la han pisoteado y menos voluntad de rehabilitación tiene. A Sánchez quizá le valgan un par de frases de compromiso e interesadas, pero al país, a su Estado de Derecho y a sus mártires no le llegan en ningún caso.

La verdadera historia de ETA y Zapatero
Pablo Planas. Libertad Digital 19 Octubre 2021

La banda terrorista estaba derrotada y lo que consiguió Zapatero es que pareciera que ETA decidía graciosamente dejar de matar.

El miércoles se cumple el décimo aniversario de la lectura por parte del etarra David Pla del comunicado en el que la banda terrorista ETA anunciaba el "cese definitivo" de su "actividad armada". Al citado individuo le acompañaban otros dos sujetos encapuchados y tocados con chapela. Los terroristas optaban por la vía institucional. Es decir, harían lo que habían hecho hasta ese momento, pero sin asesinatos y coches bomba. Otra cosa eran las extorsiones, el peso mafioso de la banda, su espesa influencia en una parte de la sociedad sin atisbo de moral y en buena parte del arco político.

A cuenta de la efeméride, periódicos como El País o el Diario Vasco, del grupo Vocento, que también edita el Abc, han emprendido una campaña para atribuir el mérito del fin de ETA como banda terrorista a José Luis Rodríguez Zapatero, Jesús Eguiguren y el exterrorista Arnaldo Otegi. En una entrevista a Zapatero y Eguiguren en el Diario Vasco, el expresidente del Gobierno asegura:

Lo primero que se me viene a la cabeza son dos ideas. La primera, que si Jesús Eguiguren y Arnaldo Otegi no hubieran empezado a reunirse en un caserío es muy probable que lo que sucedió el 20 de octubre de 2011 a las siete de la tarde, el día que más recuerdo de todo mi período político, no hubiera sucedido todavía. Y nadie puede saber si hoy aún continuaríamos con el drama histórico de la violencia. El diálogo entre Jesús y Arnaldo Otegi fue el principio de todo, el principio del fin.

A mayor abundamiento, en la pasada edición dominical de El País se ponía en boca del expresidente del Gobierno la misma tesis:

Zapatero asegura que el final del terrorismo fue resultado de la conjunción de dos factores, el debate interno en el mundo abertzale y la determinación de su Gobierno de persistir en el diálogo. Pero la decisión clave del proceso fue mantener la interlocución permanente con los facilitadores/mediadores internacionales, el centro suizo Henri Dunant –que tenía hilo directo con ETA–, incluso cuando los terroristas rompieron el diálogo con la bomba en la T4 de Barajas, que asesinó a dos inmigrantes ecuatorianos. Zapatero supo enseguida que el atentado generó una reacción contraria en la izquierda independentista, liderada por Arnaldo Otegi. El principio del fin del terrorismo fue el diálogo entre el presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, y el propio Otegi, cuenta Zapatero. Eguiguren le informó de que mantenía contactos informales con Otegi, quien pretendía que Gobierno y ETA abrieran un diálogo. En ese momento, la banda estaba debilitada, llevaba un año sin matar y en la izquierda independentista crecían los críticos con la violencia.

Pues sí, la banda estaba debilitada y llevaba un año sin matar. Eso sí que es irrefutable. El coraje de las víctimas, la heroica reacción de una parte de la sociedad vasca amenazada que se erigió en escudo humano frente a los asesinos y sus acólitos, la dedicación, sacrificio y eficacia de la Guardia Civil, la Policía Nacional y los servicios de inteligencia y la valentía y profesionalidad de muchos jueces y fiscales habían llevado a ETA a un punto terminal, a un callejón sin salida en el que su derrota era cuestión de tiempo.

Se sucedían las detenciones, las cúpulas terroristas caían a los pocos meses, incluso semanas, de haberse constituido. Los éxitos policiales eran continuos y la moral de los terroristas estaba por los suelos. El final de ETA era inminente. En contra de la suposición de que con ETA no se podía acabar policialmente, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado habían logrado aplastar a la serpiente, dejándose la piel y a cientos de compañeros en el camino.

En el preciso instante en el que la guerra contra el terrorismo estaba ganada, Zapatero, Eguiguren, Otegi y otros personajes de parecida calaña acudieron raudos al rescate de los terroristas y sus siglas. Se pretendía evitar la escenificación de la derrota policial de ETA y se logró hasta el punto de que el fin de los asesinatos se atribuye ahora en no pocos medios a la decisión de ETA de abandonar la "actividad armada" y al PSOE.

La maniobra no puede ser más vomitiva. Décadas de lucha contra el terror, mil muertos, cientos de crímenes sin resolver, sufrimiento sin límite, ejemplos escalofriantes de abnegación, toneladas de heroísmo, de honor, de generosidad, un dolor infinito, valor e inteligencia a raudales, todo eso convertido en un apaño político entre Otegi y Eguiguren bendecido por Zapatero.

Si ETA dejó de matar fue porque ya no podía, porque la Policía Nacional y la Guardia Civil tenían a los terroristas rodeados y vencidos, sin capacidad de maniobra ni de reacción salvo para los atentados suicidas, algo que no estaba en las previsiones de aquellos miserables a quienes el Gobierno de Zapatero salvó de una rendición sin condiciones.

La banda terrorista estaba derrotada y lo que consiguió Zapatero es que pareciera que ETA decidía graciosamente dejar de matar. Y a partir de ahí se ha generado toda esa narrativa según la cual ETA practicaba la "lucha armada" en vez del terrorismo y dejó de "luchar" porque quiso y a mayor gloria del "diálogo", ese mantra de Zapatero cuyo fin último es eliminar de toda esta historia a las víctimas y a la policía.

En un país con un Gobierno decente, este miércoles se rendiría homenaje a las víctimas del terrorismo y a quienes combatieron contra el terrorismo y lo vencieron. En cambio, son mayoría los medios que compran el relato de Zapatero, una auténtica estafa, una grosera manipulación de la historia a cargo del tipo erigido en estandarte de eso que llaman "memoria histórica". De aquí a nada será imposible convencer a las nuevas generaciones de que la historia de ETA no es como la explican los etarras y sus colegas. Asco absoluto.

La mentira sobre el final de ETA y las palabras de Otegi
Cayetano González. Libertad Digital 19 Octubre 2021

La denominada 'izquierda abertzale', de la que ahora es líder Arnaldo Otegi, no puede ser es un referente de nada ni de nadie.
Habrá que prepararse de aquí al miércoles –día en que se cumplirán diez años desde que ETA anunció que dejaba de asesinar– para asistir y digerir la ingente campaña de propaganda oficial que incidirá en dos mensajes: ETA fue derrotada por el Estado de Derecho y, evidentemente, ese final fue gracias a Zapatero –con el difunto Rubalcaba en la sala de máquinas– y a su proceso de negociación política con la banda, que empezó incluso antes de llegar a la Presidencia del Gobierno. El aperitivo de esta campaña consistió en el publirreportaje que Luis Rodríguez Aizpeolea escribió este domingo en El País con el expresidente como interlocutor.

¿Ha sido ETA totalmente derrotada? Esa es la pregunta que ninguno de los palmeros del PSOE y de Zapatero –los había también en el PP rajoyista– toleran que pueda ser planteada siquiera. Los que mantienen que la banda terrorista ya no existe no tienen en cuenta –unos por ignorancia supina, otros para que no se les venga abajo la posición– que ETA nació en 1959 como un proyecto político para destruir España. La excusa fue enfrentarse en aquel entonces al régimen franquista, pero hete aquí que, muerto Franco, ETA siguió matando, y lo hizo porque en realidad su enemigo no era el franquismo, sino España y el régimen democrático que trajo la Constitución de 1978.

ETA, por tanto, era y es mucho más que una banda terrorista. Era y es un proyecto político totalitario que durante más de cincuenta años utilizó la violencia para conseguir sus fines políticos. ETA ya no mata –lo cual es, obviamente, un alivio para sus potenciales víctimas–, pero su proyecto político está más fuerte que nunca: es la segunda fuerza política en el País Vasco; apoya al Gobierno presidido por la socialista Chivite en Navarra; tiene cinco diputados en el Congreso y, sobre todo, es considerado un interlocutor válido, un partido más, por el Gobierno social-comunista de Sánchez. ETA, su heredero político Bildu, así como ERC y el PSOE son los actores principales del proceso pilotado por el actual inquilino de la Moncloa que tiene como objetivo principal la demolición del régimen constitucional del 78.

Que la parte operativa de ETA fue derrotada es una obviedad. Ya lo estaba cuando, en 2004, Zapatero llegó a la Moncloa. En lugar de perseverar en esa línea de asfixiar a la banda terrorista con la ley y con la acción tan eficaz de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, optó por entablar un proceso de diálogo político con los terroristas, lo que proporcionó a estos el aire que no tenían. Ese proceso de Zapatero retrasó varios años el final, amén de suponer una humillación y una afrenta para las víctimas del terrorismo y por ende para gran parte de la sociedad española. Esa es la verdad, aunque no la digan ni Agamenón ni su porquero, en este caso el periodista Rodríguez Aizpeolea.

A esta campaña de blanqueo de ETA pilotada por el Gobierno de Sánchez se ha sumado este lunes el líder de Bildu, Arnaldo Otegi, con unas declaraciones que a los biempensantes les pueden haber desconcertado. Dirigiéndose a las víctimas del terrorismo de ETA, Otegi ha dicho: "Sentimos enormemente su sufrimiento. Eso nunca debió ocurrir". Como bien ha subrayado el presidente de Voces contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, "es como si Hitler hubiera pedido perdón a sus víctimas".

Hagamos la prueba del nueve a Otegi para testar su sinceridad. ¿Está dispuesto el líder de Bildu a reconocer que, durante los últimos cincuenta años, no ha habido dos bandos enfrentados en el País Vasco, sino un grupo terrorista que mataba –los verdugos– y 857 personas que fueron asesinadas –las víctimas– por ser españoles? ¿Está dispuesto Otegi a decir alto y claro que la violencia nunca se puede utilizar como instrumento para conseguir fines políticos como hizo ETA? ¿Está dispuesto a pedir a sus conmilitones que colaboren con la Justicia para esclarecer los más de 300 asesinatos de ETA que están todavía por resolver?

La denominada izquierda abertzale, de la que ahora es líder Arnaldo Otegi, no puede ser es un referente de nada ni de nadie. Todo lo contrario que las víctimas del terrorismo, los auténticos héroes de nuestro tiempo, que siempre estarán en la memoria de los españoles de bien y que deberían ocupar el lugar principal en la historia de España del siglo XX y del actual.

ENTREVISTA
Jiménez Becerril, víctima de ETA: «El PSOE necesita blanquear a Bildu y le ha pedido un gesto a Otegi»
Otegi se mofa de las víctimas sin condenar a ETA: «Su dolor nunca debió haberse producido»
Pelayo Barro. okdiario 19 Octubre 2021

Teresa Jiménez Becerril (Sevilla, 1961) es diputada del Partido Popular por Sevilla en el Congreso de los Diputados. Es, a su vez, víctima de ETA: a su hermano Alberto, concejal del PP en Sevilla, y a su cuñada Ascensión, tres pistoleros de la banda terrorista les descerrajaron varios tiros en la cabeza cuando caminaban rumbo a casa, donde les esperaban sus tres hijos pequeños. Desde esa perspectiva de víctima y política, Jiménez Becerril ofrece a OKDIARIO su visión sobre esas ‘disculpas’ que ha ofrecido el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, en el décimo aniversario del anuncio del fin de ETA.

PREGUNTA.- Otegi dice que siente profundamente el dolor de las víctimas. ¿Por qué ahora? ¿Son disculpas sinceras?
RESPUESTA.- Creo que no son sinceras. Hechos son amores y no buenas razones. Nosotros necesitamos hechos. Si fueran sinceras ya habríamos visto algunos gestos hacia nosotros (las víctimas). No que te levantas después de 10 años y dices que sientes mucho el dolor de las víctimas. No es sincero. Es mentira.

P.- Otegi vuelve a meter en un mismo saco a «todas las víctimas».
R.- Aquí no hubo dos víctimas. Hubo unos que pegaban tiros en la nuca, como el que mató a Alberto y a Asen, o que ponían coches bomba, e inocentes que morían. En el momento en que este hombre dice «todas las víctimas», ¿a cuáles se refiere? Equidistancia entre víctimas y verdugos. Es un pedazo de hipócrita.

P.- ¿Qué debería hacer Otegi para que sus disculpas suenen creíbles?
R.- Tendría que condenar el terrorismo, que no lo condena. Ni él ni ninguno de Bildu. Tiene que empezar a esclarecer los 379 crímenes de ETA como jefe de ETA que ha sido. Tiene que colaborar con la Justicia para encontrar, que ellos saben quienes son, a quienes asesinaron a esas 379 personas. Y tiene que acabar con los homenajes, porque es muy hipócrita hablar del dolor de las víctimas cuando los suyos organizan esos actos que glorifican a los terroristas.

P.- ¿Hay una estrategia para blanquear a Bildu?
R.- No tengo ni la menor duda. Yo se lo he dicho a Otegi, usted no puede blanquearse, las manos las tiene manchadas de sangre y va a ser muy difícil blanquearlas. Luego está Patxi López diciendo que qué gesto, que qué maravilla, que era justo lo que esperaban de Bildu. Está claro como el agua, negociaron los Presupuestos con ellos, fue a los primeros que invitaron a negociar, a los batasunos. El Gobierno necesita blanquearles y les han pedido un gestito.

P.- Aquello de Zapatero del «hombre de paz».
R.- Otra vez han vuelto a sacar de paseo al «hombre de paz». Zapatero lo llevó a Europa y todo, y ahora lo recuperan por estas declaraciones. Dentro de nada vamos a tener que tocarle las palmas cada vez que abra la boca. El terrorista que disparó en las piernas a Cisneros.

P.- Patxi López ha dicho que a ver si con esto se callan los «agoreros» que atacan a Sánchez con ETA.
R.- Mire usted, Patxi López, yo de agorera no tengo nada. Yo soy víctima de ETA, y si le digo a Sánchez lo que le tengo que decir cuando negocia con ETA es porque veo la indignidad que está haciendo con todos los españoles.

P.- Hemos visto una oleada de acercamientos de presos. ¿Viene otra de excarcelaciones?
R.- Bildu no le dio la investidura por nada, ni los Presupuestos de 2020 por nada, ni le va a dar los de este año por nada. Bildu llega allí con su papelito diciéndole «quiero esto, esto y esto». Y uno de esos «estos» es el acercamiento masivo al País Vasco. No queda ningún preso que no esté allí o muy cerca de allí. Absolutamente todos han sido acercados ya. El siguiente paso es verlos a todos en la calle. Tener a toda esta gente todos estos años riéndose, haciendo homenajes, con la cabeza alta… y a las víctimas con la cabeza agachada…

P.- Hoy publica OKDIARIO que la Audiencia Nacional investiga cartas de arrepentimiento de etarras tras detectar plagios. Copian hasta las disculpas.
R.- Por ejemplo, los tres asesinos de mi hermano Alberto y de su mujer, Ascen. Rápidamente progresaron de grado. ¿Por qué? No tengo ni idea, a mí nadie me lo ha dicho. Cuando llamas y preguntas dicen que es que se arrepienten, que lo han escrito en una carta. Y ahora la Audiencia Nacional nos dice que son falsas. Pues o Instituciones Penitenciarias o el Ministerio del Interior no han hecho bien su trabajo.

Recortes de Prensa   Página Inicial