AGLI Recortes de Prensa   Viernes 19  Noviembre  2021

Lo que pretende Sánchez es subvertir el orden constitucional
OKDIARIO 19 Noviembre 2021

En una de las enmiendas que PSOE y Podemos han presentado al proyecto de la Ley de Memoria Democrática se asegura que la democracia española no lo fue tal hasta que se consolidó. ¿Y cuándo asegura el socialcomunismo que se consolidó la democracia? Pues el 31 de diciembre de 1982, un mes después de que Felipe González jurara su cargo de presidente del Gobierno ante el Rey. Es decir, para Sánchez la democracia española empieza cuando el PSOE alcanza el poder. La enmienda representa un ataque frontal al artículo 1 del titulo preliminar de la Constitución española, que entró en vigor cuatro años antes -el 27 de diciembre de 1978- y que reza así: «España se constituye en Estado social y democrático de Derecho que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político». Para el socialcomunismo, lo que diga la Constitución no es relevante, porque esta gente lo que busca es la derogación con efectos retroactivos de la Carta Magna por la vía de una reinterpretación sectaria de su contenido. Y pretende hacerlo a través de una ley de Memoria Democrática, lo que, además de la expresión más palmaria del totalitarismo ideológico que les caracteriza, representa una aberración jurídica de tal naturaleza que provoca bochorno y estupefacción a partes iguales. Pero vamos a ver, Pedro Sánchez, ¿cómo en una ley se puede ir contra la piedra angular de nuestro sistema democrático, consagrada en el titular preliminar de la Constitución?

Eso de que la consolidación de la democracia se produjo con la llegada del PSOE al Gobierno en 1982 es, por decirlo suavemente, una forma de pretender subvertir el orden constitucional más propia de una pandilla de golpistas que de un Gobierno. En su afán de estirar la dictadura franquista hasta la llegada del socialismo -¿es que las elecciones de 1979 (las primeras tras la entrada en vigor de la Constitución) no fueron democráticas porque no las ganó el PSOE?- esta gente ha llevado su fanatismo ideológico a un grado de delirio que amenaza seriamente la democracia.

Dime de qué presumes, Pedro, y te diré de qué careces
Editorial. OKDIARIO 19 Noviembre 2021

De un tiempo a esta parte, Pedro Sánchez no hace otra cosa que repetir eso de que la recuperación de España es sólida y de que a nuestro país le aguarda un futuro esperanzador capaz de situarnos entre las naciones más avanzadas. Luego, uno mira las cifras y se pregunta si el presidente del Gobierno vive en una realidad paralela o es que su obsesión patológica por la mentira le impide tener un rapto de sinceridad. Y es que mientras Sánchez saca pecho, la totalidad de los organismos internacionales sitúan a España entre los países con mayor retroceso económico del planeta y, lo que es peor, con menor capacidad de recuperar en un tiempo prudente lo perdido. Según datos de la OCDE, el incremento interanual del PIB español en el tercer trimestre de 2021 es el cuarto más bajo de los países integrantes de esta organización. O sea, que estamos en el furgón de cola en crecimiento, pero vamos como un tiro en deuda y déficit.

Y es que España experimentó un aumento del PIB interanual del 2,67%, una cifra que se sitúa más de un punto porcentual por debajo de la media de la UE, por debajo de Portugal o Grecia, que ha registrado un crecimiento interanual ocho veces mayor que el de España. Si miramos a los países que integran el G20, las comparaciones son odiosas, porque su economía ha crecido una media del 12%, cuatro veces más que la economía española. Nos comparemos con quien nos comparemos de las naciones desarrolladas, salimos perdiendo y por goleada.

Pero este vendedor de burras cojas que tenemos por presidente del Gobierno sigue insistiendo en que saldremos de la pandemia mucho más fuertes y se niega a revisar los objetivos de crecimiento para 2021, pese a que no hay un solo organismo económico nacional y mundial que se crea las cifras del Ejecutivo socialcomunista. Lo de prometer se le da de miedo, pero lo de cumplir es otra cosa. Piensen en alguna promesa cumplida por Pedro Sánchez. ¿A qué les sobran dedos?

El dr cum fraude: comunista
Nota del Editor 19 Noviembre 2021

Efectivamente, el dr cum fraude es comunista, como los de los cien millones y aumentando de muertos. Está destruyendo España y algunos dicen que es un vendedor de burras cojas. Puede haber mayores estupideces, solo tenemos que esperar.

Cobradores frente a paganos
Emilio Campmany. Libertad Digital 19 Noviembre 2021

Esta política de enfrentar a los que cobran con los que pagan es suicida para la convivencia y letal para la economía.

La semana pasada el Tribunal Constitucional anuló el impuesto de plusvalía municipal. Lo hizo dando por bueno lo que ya se hubiera cobrado, no obstante haberse hecho en base a una norma inconstitucional. La sentencia rezuma el incontenible deseo de no hacer daño a las arcas municipales. Será porque en España los impuestos gozan de una muy alta estima en la opinión pública. De hecho, al sábado siguiente, la ministra de Hacienda se ufanó en un congreso regional de su partido de ser capaz de arreglar el desaguisado en un santiamén para que los ayuntamientos pudieran seguir engordando a nuestra costa con un impuesto que grava lo que ya ha sido gravado una y otra vez por otros impuestos.

Hace ya tiempo que el PSOE, en particular, y la izquierda, en general, llenan sus propuestas políticas de subidas de impuestos o de creación de otros nuevos porque creen que tales propósitos son acogidos cada vez con mayor entusiasmo por una parte considerable del electorado. De esta manera tratan de comprar el voto de aquellos españoles, por desgracia cada día más, que en términos netos piensan que cobran más del Estado de lo que pagan. Les transmiten la idea de que les conviene que gobierne la izquierda porque sólo ella es capaz de sacar a "los ricos" lo que tienen derecho a recibir.

Esta política de enfrentar a los que cobran con los que pagan es suicida para la convivencia y letal para la economía. No sólo porque es injusta, sino sobre todo porque está basada en una falsedad. El bienestar de los que cobran, ya sea momentáneamente porque están en el paro o enferman, ya sea indefinidamente porque están jubilados, no depende de que gobierne la izquierda, sino de que el Gobierno de turno se ocupe de que el marco jurídico y económico sea el mejor para crear riqueza. Porque es esa riqueza lo que luego permitirá, a través de unos impuestos justos, atender razonablemente a las necesidades de quienes realmente lo necesiten. Y los que pagan han de saber que, aparte de que en algún momento serán de los que cobran, para poder con su esfuerzo generar riqueza, están en un ambiente social y económico pacífico y previsible, lo que exige cobrar impuestos justos y suficientes.

Pero el PSOE en particular y la izquierda en general no transmiten esa idea. Dicen que ellos cobran a los ricos para dárselo a los pobres. Lo hacen con la esperanza de que esos "pobres" les voten. Y para estar seguros de que esos votos bastarán para ganar elecciones aplican políticas que garantizan que los pobres seguirán siéndolo y que cada vez sean más. Baste el ejemplo de las políticas educativas. Aprobar con suspensos significa que irán siendo más los que terminen el bachillerato sin la formación suficiente para acceder a estudios universitarios y a trabajos especializados, a la vez que hará que los títulos se devalúen también para los buenos estudiantes. Los Gobiernos de izquierdas no generan más pobreza por ser torpes. Lo hacen para tener potencialmente más electores a los que prometer subsidios, subvenciones y ayudas. A eso se ha reducido la izquierda.

El juego del calamar
Rafael Bardají. https://gaceta.es 19 Noviembre 2021

A mí, cada día que pasa, la política española me recuerda más y más a esa serie soporífera pero que ha enganchado a millones con el título de “El Juego del Calamar”. Quien no la haya visto, que no la vea. Es un rollo. Los protagonistas juegan voluntariamente a una serie de juegos infantiles y los que pierden, son eliminados. Asesinados, vamos. La motivación por jugar se resume en el instinto de supervivencia -aquello de que el hombre es un lobo para el hombre- y en la ambición de hacerse con el premio final, un montón de dinero.

La eliminación es lo que parece guiar la política española actual. En la izquierda, PSOE y Podemos andan a la greña día sí y día no y en lo que hay a la derecha, el PP, ya no sabe qué hacer para borrar del mapa a la formación de Abascal. Para unos y para otros, todo se reduce a un juego de suma cero. La única diferencia es que la izquierda juega con el poder en sus manos y la derecha, está en la oposición. Y ya se sabe, “estar en el gobierno quema, pero quema mucho más estar en la oposición, como contestó el veterano Giulio Andreotti a una periodista a la pregunta de si llevar treinta años en el poder no le desgastaba.

Lo malo es que mientras que por aquí nos revolvemos en la negra tinta del calamar, el mundo no espera a que resolvamos nuestras diferencias. Esta semana hemos visto, por ejemplo, que la UE avanza en su política de castigar a Polonia porque no traga con aquello de que es una nación soberana, dispuesta a defender sus fronteras. Salvo Vox, el resto de partidos españoles, con el PP de Casado a la cabeza han aplaudido y alentado que la UE no envíe los fondos de recuperación que le correspondían a Polonia. Quizá piensen que así les va a tocar más a repartirse entre ellos.

En segundo lugar, al Rusia de Putin, ese líder al frente de un país en decadencia pero que quiere jugar a ser una superpotencia, realiza un ensayo de un arma antisatélite (prohibidas por el tratado de desmilitarización del espacio exterior al que nadie hace caso), destroza con éxito uno de sus satélites inutilizados y obliga a los astronautas de la Estación Espacial Internacional a refugiarse en su vehículo de escape ante el peligro que los restos del satélite interceptado choquen y dañen vitalmente la estación. Un acto irresponsable y de bravuconería similar a la concentración de fuerzas de asalto que ha desplegado estos días en la frontera de Ucrania.

Tercero, el régimen iraní de los ayatollahs anuncia que ya está produciendo metal de uranio, algo que le faltaba dominar para avanzar irreversiblemente en su programa nuclear. Cuando Teherán decida sentarse a negociar frente a un debilitado Joe Biden ya no será para congelar el enriquecimiento de uranio, sino para no saltar a la fase de ensamblado de su primera cabeza nuclear y si se enrocan, para realizar su primer test atómico. Si nadie lo impide ahora, la bomba persa, islamista y revolucionaria está de camino.

Finalmente, el presidente Biden y el chino Xi Jinping hablaban durante tres horas y media vía zoom o similar para concluir en nada. China no quiere el colapso inmediato de América, pero lo ve inevitable y por eso no se digna a hacer concesión alguna.

En fin, empequeñecidos desde los años de Zapatero, a los españoles nos queda muy lejos Rusia, China y el Oriente Medio. Pero nos debería preocupar -y mucho- lo que pase con Polonia. No hay nación sin fronteras y aquella que no defiende las suyas se está condenando a desaparecer. Lo polacos lo saben bien por experiencias propia. Sólo que ahora Bielorrusia juega sucio, con civiles emigrantes, a una guerra híbrida con la complicidad de una Europa vendida al buenismo, al globalismo y a la renuncia al uso de la fuerza e, incluso, a la legítima defensa. No ha habido frontera que no se haya dibujado con sangre. Y posiblemente no haya frontera que se pueda sostener sin sangre. Pero salvo los polacos, pareciera que nadie está dispuesto a dar la suya.

La asignatura pendiente del centro-derecha: déficit en propaganda e información
Ya no es que los dirigentes del PP hayan perdido el norte en unos momentos trascendentales para el partido, es que, cuando han acertado, han sido incapaces de explotar el éxito
Miguel Massanet. diariosigloxxi 19 Noviembre 2021

“Hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed, la escasez y las enfermedades son culpa de nuestros opositores y hacer que nuestros simpatizantes se lo repitan en todo momento(…) Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va…”, Joseph Goebbels (ministro de propaganda nazi).

No es que la derecha peque de inmovilismo o carezca de personas capaces de contraponer el ideario denominado capitalista o de libertad de mercado como el que mejores resultados ha dado a través de la historia, a las tesis comunistas, anarquistas, totalitarias y dictatoriales de la izquierda en nuestro país; es simplemente que, en los años que lleva España en democracia, ni uno solo de los gobiernos denominados conservadores ni tampoco cuando se han tenido que limitar a formar parte de la oposición, han tenido el más mínimo interés en dotarse de una red de informativos: prensa, TV, radios, foros, propagandistas o cualquier otro medio que les permitiera contrarrestar la probada eficacia de los métodos de divulgación, captación de afiliados, exaltación del sistema, justificación de las acciones gubernamentales o, incluso, manipulación utilizados por las izquierdas para vender al pueblo aquellas actuaciones, incluso de dudosa o ninguna legalidad, utilizadas para conseguir los fines con los que las izquierdas pretenden anular a sus opositores políticos, para imponer en España su sistema totalitario de gobierno.

Ya no es que los dirigentes delo PP hayan perdido el norte en unos momentos trascendentales para el partido, ni que sus luchas internas les vayan haciendo perder votos o que la imagen de algunos de sus dirigentes vaya siendo cuestionada por las bases, a causa de la falta de perspicacia, contención y evidente inoportunidad respecto a sus declaraciones públicas; es que, incluso, en aquello que han acertado, en aquellos logros que han conseguido o en aquellos recursos jurídicos en los que se les ha dado la razón, han sido incapaces de explotar el éxito, de vender al pueblo la excelencia de su proyecto, de disponer de una red propia de informadores que les permitan contrarrestar la gran mayoría y preeminencia de los medios de difusión de los que se ha dotado la izquierda que, en cuanto al tema que tratamos, siempre le ha dado vuelta y media a unos partidos conservadores, que da la sensación de que tuvieran que pedir perdón por todo aquello que consiguieron, pero que dispone de la habilidad propagandística, la insistencia en la desinformación, el empeño en repetir consignas en las que se tergiversa la verdad o la evidente facultad de crear mundos virtuales de los que se vienen valiendo para conseguir desorientar a la masa ciudadana, siempre propicia a creer a quienes, aparentemente, defienden a los trabajadores de la “codicia” de los empresarios olos acusan de robarles su dinero.

Resulta curiosa la semejanza de los métodos de propaganda nazi con los que vienen utilizando nuestros políticos de izquierdas que, en lo que les conviene, no dudan en utilizar los mismos argumentos que empleaba el ministro de propaganda Goebbels cuando repetía aquello de que “una mentira repetida mil veces… se transforma en una verdad”.Lo cierto es que si se quiere estar en condiciones de plantar cara a estas izquierdas que amenazan con llevar al país a la ruina, no va a ser posible si el PP, C,s y VOX no buscan una estrategia común, no desarrollan un frente propagandístico capaz de emular o, al menos, intentar contrarrestar a la avalancha de información negativa para ellos que separatistas, comunistas y socialistas lanzan cada día a través de su gran poder mediático.

La política cainita, en este caso la especialmente practicada por la dirección del PP, no parece que sirva para que se cree una corriente de simpatía popular hacia ellos. Lo que está sucediendo con la presidenta de Madrid, la señora Ayuso y el empecinamiento del señor García Egea en tratar de quitarle méritos y de ponerle trabas en sus aspiraciones de dirigir el PP madrileño, no parece que sea el método más adecuando para convencer a los españoles de que, un gobierno del Partido Popular, sería capaz de evitar incurrir en los mismos defectos del actual ejecutivo de izquierdassi, cuando exista en sus seno la menor discrepancia, empiezan a sonar los tambores de guerra.

No parece que el señor Casado entienda bien lo que siguen pensando una gran mayoría de los simpatizantes del partido de Fraga Iribarne. Puede que, con su forma particular de intentar navegar por esta legislatura, piense que va a conseguir desbancar al señor Sánchez, un personaje que ha dado pruebas de tener un sentido de la oportunidad que le ha ayudado a sobreponerse a todas las dificultades, algunas muy grandes, a las que ha tenido que enfrentarse.

Pero hay algo que no debieran de olvidar los dirigentes actuales del PP y es que su base más sólida, sus votantes más fieles, sus apoyos más significativos no serán los que provengan de Ciudadanos o los que pudieran desertar del PSOE y ya no hablemos de lo que pudiera conseguir de VOX un partido que, de momento, lo único que hace es lograr más votantes, precisamente a costa del PP.

Y volvemos a lo de siempre. El señor Casado ha convertido su campaña en contra de VOX en el leitmotiv de su discurso, empeñado en aumentar las diferencias entre ambas formaciones. No parece que sea consciente de que, si llegara a ganar las elecciones, si fuera capaz de contrarrestar a las izquierdas, entonces, no podría gobernar sin la ayuda de VOX que, al menos hasta ahora, parece que sigue acumulando votantes y aumentando el número de escaños que le corresponderían.

No sabemos si se está a tiempo para cambiar el rumbo, ni si existe el convencimiento de que es preciso mejorar el tema de la comunicación con los ciudadanos. No parece que prescindiendo de valores oratorios como es el caso de Cayetana Álvarez de Toledo, simplemente porque es una señora que no coincide en todo con el señor Casado, nos parece de una ruindad de lo más que absurda. Lo mismo que el someter a la señora Ayuso a un tercer grado para evitar que aumente su fama dentro del PP, no es más que una de las tonterías más grandes que se pueden hacer porque, a la vez que desprestigia, o lo intenta, a una señora que salvó Madrid de caer en manos de las izquierdas, lo que demuestra es que los egoísmos y tics autoritarios en Génova pueden llegar a causar graves perjuicios a la imagen de los populares.

Es cierto que la opinión de un simple ciudadano de a pie, no se puede considerar ni tener en cuenta a la hora de diseñar un plan para una formación política, pero estamos convencidos de que muchos otros ciudadanos de a pie, que simpatizan y votan al PP, sienten que lo que estamos argumentando tiene su base y que, en ocasiones, hasta los personajes más preparados, más carismáticos y más influyentes tienen sus fallos, cometen sus errores y, cuando lo hacen, es muy posible que enmendarlos ya no sea factible.

En todo caso no entendemos muy bien el hecho de que la convención del PP que se debía celebrar en Madrid haya sido aplazada, al parecer, como una medida más de intentar perjudicar la candidatura de la señora Ayuso de presidir el PP en la comunidad madrileña. Lo hemos dicho y es posible que no sea posible que ocurriera, pero de situaciones semejantes, de estos desamores políticos pueden llegar a producirse situaciones inverosímiles pero que, extrañamente, de tanto en cuanto suceden, no debiera descartarse la posibilidad de un plante de la presidenta madrileña que, sin duda alguna, podría causar, al menos en la comunidad que preside, un gran descalabro al PP y, luego, vendría aquello “del llanto y el crujir de dientes” que suele ser el preámbulo de una salida poco airosa del campo político de ciertos personajes incapaces de prever los resultados de una mala decisión.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, somos conscientes de que hemos entrado en una fase en la que en España, unos y otros, nos estamos jugando el porvenir que, a la vista está, nos puede llevar directamente a lo que, cada día que pasa resulta más evidente: un intento, perfectamente orquestado por la unión del separatismo y las izquierdas, encaminado a desballestar la Constitución, imponer un régimen intervencionista, limitar las libertades individuales, desautorizar a los cuerpos de seguridad del Estado, favorecer el sindicalismo, uno de los factores más negativos de las relaciones laborales, fomentar la ocupación de las calles y los actos vandálicos subsiguientes; iniciando el camino hacia lo que se pretende desde el actual gobierno de Pedro Sánchez: convertir a la nación española en una más de las gobernadas por el régimen bolivariano imperante en Venezuela.

Hoy la frase que nos ilustrará se la debemos a don Miguel de Cervantes, y reza así: ”La falsedad tiene alas y vuela y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando la gente se da cuenta del engaño ya es demasiado tarde”.

Los fundadores de Podemos y el dinero sucio del chavismo venezolano
Sea o no delito, naciera o no Podemos por ello, ya está claro que sus fundadores facturaron millones de euros a un Régimen que empobrece y reprime a sus ciudadanos.
Editorial ESdiario  19 Noviembre 2021

La Audiencia Nacional ha ordenado a la UDEF que profundice en la posible financiación, desde Venezuela, de los fundadores de Podemos. Un documento presentado por el “Pollo” Carvajal demostraría un pago de 142.000 euros a Carolina Bescansa, a través de una red de empresas con sedes en España y Venezuela de dudosa trayectoria, así como otras presuntas entregas de ingentes cantidades de dinero al ínclito Monedero.

No es una novedad: la Justicia no ha podido demostrar nunca, hasta ahora, que Podemos se fundara como partido con dinero del Régimen de Hugo Chávez. Pero está más que documentado que los fundadores de Podemos, reunidos en la fundación CEPS, facturaron millones de euros a Venezuela por trabajos de consultoría, justo antes de que naciera Podemos.

Bescansa y Monedero, en el epicentro de la trama chavista de Podemos

El dinero existió, pues, más allá de que sirviera expresamente para crear un partido con el fin de extender el chavismo en España, algo que sería expresamente ilegal; o de que se pueda demostrar esa relación de causa y efecto.

Mientras se estrecha el círculo, algo está claro ya y es lamentable: los impulsores de Podemos se lucraron y dieron respaldo a un régimen tiránico. Y lograron ingentes cantidades de dinero, lo dedicaran a lo que lo dedicaran, de un país empobrecido que somete a los ciudadanos a pobreza y represión.

Se fundara o no Podemos con dinero chavista, sus promotores se lucraron con ese Régimen. Alguien así no puede gobernar España

Y falta por saberse si existe conexión entre esta "trama venezolana" de Podemos y los negocios del embajador Morodo, nombrado por Zapatero, promocionado al parecer por Bono e íntimo de los jerarcas del Régimen: su fortuna, que se estima en 30 millones de euros, tiene un origen cuando menos difuso y es objeto también de investigación judicial.

Todo ello compone un paisaje de conexiones del populismo español con el comunismo indigenista latinoamericano de lo más inquietante: no solo por los eventuales delitos que haya cobijado, muy graves de confirmarse, sino también por el impacto que esa funesta relación tiene para España. Porque todos ellos, conviene no olvidarlo, gobiernan el país. Con esas ideas. Y esas mochilas.

El ADN de Podemos
En España se ha normalizado que la corrupción y la violencia de la izquierda son disculpables porque todo lo hace por el pueblo. A la derecha no le queda ni la presunción de inocencia
Editorial ABC. 19 Noviembre 2021

La impunidad política con la que se conduce Podemos es una manifestación bien expresiva de la doble moral de la izquierda ante la corrupción. Que Podemos tenga varios dirigentes condenados penalmente e inhabilitados para cargos públicos es, por sí, muy grave. Que Podemos tenga abiertas varias investigaciones judiciales por uso irregular de dinero, ya sea por financiación ilegal procedente de Venezuela o por pagar a una niñera a disposición de la ministra Irene Montero, es también, en un régimen de transparencia política, muy grave. Pero es más grave aún que esto le suceda a un partido que está integrado en el Gobierno de la nación sin que su estatus dentro del Consejo de Ministros se haya visto mínimamente alterado por estos cargos judiciales y condenas firmes.

Por el contrario, lo que ese mismo Gobierno, con Pedro Sánchez a la cabeza, ha consentido es que los ministros de Podemos carguen contra los jueces como si fueran activistas de asamblea.

No hace falta recordar los casos de políticos europeos que han dimitido por haber plagiado unas cuantas páginas de su tesis doctoral. Tampoco hace falta recordar la dimisión del primer ministro austriaco, Sebastian Kurz, solo porque aparecía implicado en una investigación de la Fiscalía por posible corrupción. Las pruebas de la falsa moral de la izquierda por la regeneración del país están aquí mismo, en España, como son la moción de censura a Mariano Rajoy por una frase maliciosa en una sentencia; o la de Xabier Albiol, por aparecer en unos papeles de los que nadie ha dicho que sea ilegal o delictivo; o la muerte civil de Francisco Camps, exonerado de toda culpa en nueve de diez investigaciones penales, con la última aún en fase preliminar. Por ejemplo. En España se ha normalizado que la corrupción y la violencia que practica la izquierda son disculpables porque todo lo hace por el pueblo, incluso cobrar cientos de miles de euros del Gobierno de Venezuela para extender el credo bolivariano en España. La ausencia de ética pública en la izquierda es un lastre para el crédito de la democracia y un atentado a la integridad de las instituciones. Cuando se dice que la izquierda ejerce una pretendida superioridad moral es cierto, porque ha logrado despojar a sus delincuentes, sospechosos y corruptos de cualquier significación reprochable. Es un acto de anestesia de los recursos de la democracia para mantenerse digna.

En el Gobierno hay un partido que insulta a los jueces y tacha de conspiración cualquier investigación judicial sobre su financiación. No es un consuelo pensar que si la izquierda ha normalizado estas actitudes indignas es porque la sociedad acepta que la izquierda no puede ser de otra manera. Alguien sensato debe quedar en el socialismo español para levantar la voz frente a una colaboración que solidariza al PSOE con un partido instalado en el Código Penal y, en todo caso, en la responsabilidad política más indiscutible. La farsa de que la corrupción de la derecha es delito y la de la izquierda, una conspiración de la extrema derecha judicial, hace tiempo que dejó de ser una exageración para mutar en la punta de lanza de un discurso antidemocrático y socialmente tóxico. No es necesario que cada irregularidad que se atribuye a Podemos -al actual y al de sus ‘padres fundadores’, Iglesias, Monedero, Bescansa y Errejón- sea constitutiva de delito para que provoque una reacción de depuración ética y política de su condición de socio de gobierno. Es suficiente con que Pedro Sánchez le aplique la décima parte de aquella sensible y delicada epidermis democrática que exhibió frente a Rajoy.

Misil de Ayuso contra la pretensión de Sánchez de someter a los jueces
OKDIARIO 19 Noviembre 2021

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso planteará de nuevo que la Asamblea de Madrid no pueda elegir a los jueces del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en aras a garantizar la independencia de los magistrados por la vía de la despolitización de la Justicia. La propuesta representa un ataque frontal a la pretensión del Ejecutivo socialcomunista de Pedro Sánchez de que sea el Parlamento, y no los jueces, quienes elijan a los miembros del Poder Judicial. La propuesta de Díaz Ayuso -que quedó en suspenso debido a la convocatoria de las elecciones del 4M- representa una impugnación en toda regla de los métodos caciquiles de un Ejecutivo que, en su afán de controlar a los jueces, pretende convertirles en una suerte de convidados de piedra, quebrando de raíz la separación de poderes.

La reforma legislativa de Ayuso podría estar lista en dos meses y, tras su aprobación en la Cámara autonómica, se remitirá como proposición de ley a la mesa del Congreso de los Diputados. Obviamente, la mayoría socialcomunista tumbará la proposición, pero obligará a Pedro Sánchez a retratarse. Y es que el Ejecutivo socialcomunista tendrá que defender en el Parlamento nacional su tesis de que a los jueces no los pueden elegir los jueces, una idea que en la Unión Europea ha causado honda preocupación por lo que tiene de ruptura del principio de lo que representa el Estado de Derecho. Y es que la iniciativa de Ayuso recuerda que «la separación de poderes del Estado es uno de los principios estructurales de nuestra democracia y constituye el principal instrumento de control del poder público», por lo que la Justicia «debe mantener su independencia, tanto a nivel institucional como individual, de forma que la independencia de cada juez o magistrado no es posible si no se garantiza al mismo tiempo la independencia del Poder Judicial en su conjunto».

Todo un misil a la línea de flotación del discurso totalitario de un Gobierno que, en su afán por someter a todas las instituciones, pretende secuestrar a los jueces.

El PP se une a socialistas y comunistas y pide a la Comisión Europea que Polonia se quede sin los fondos de recuperación
MIENTRAS LOS POLACOS DEFIENDEN LA FRONTERA EUROPEA
LGI. https://gaceta.es 19 Noviembre 2021

El PP se une a socialistas y comunistas contra Polonia. La Gaceta de la Iberosfera

El Partido Popular se ha unido a socialistas, comunistas y verdes en el Parlamento Europeo y ha enviado una carta conjunta a la Comisión Europea en la que le insta a suspender los fondos de recuperación de Polonia, que hoy sufre una avalancha de inmigrantes ilegales en su frontera con Bielorrusia.

«Exigimos que la Comisión se abstenga de aprobar el plan de recuperación polaco hasta que se cumplan todas las condiciones», dice la misiva.

Así, señala que «un gobierno que niega la primacía de la legislación de la UE y viola los principios del Estado de Derecho no puede considerarse digno de confianza para cumplir con los compromisos y obligaciones en virtud de nuestros instrumentos legales».

Los grupos firmantes afirman que su demanda «no debe verse como un castigo contra el pueblo de Polonia, sino como un medio para apoyar la restauración del Estado de Derecho a la luz de su continuo deterioro».

La carta llega después de la sentencia del Tribunal Constitucional polaco, que reiteró la supremacía de su Constitución sobre la legislación europea y que aseveró que «el intento de interferir en el poder judicial polaco por parte del TUE viola el principio del Estado de Derecho, el principio de supremacía de la Constitución y el principio de preservación de la soberanía en el proceso de integración europea».

El jefe de la delegación de VOX en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, ha señalado en Twitter que la misiva demuestra «qué es el consenso progre». La formación pertenece al Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), que no ha firmado la carta.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Estamos en guerra
Alejandro Tercero. cronicaglobal 19 Noviembre 2021

Estamos en guerra. O, al menos, eso es lo que asegura el diputado de JxCat Francesc de Dalmases. Así lo proclamó solemnemente el dirigente nacionalista hace unos días en el Parlamento autonómico de Cataluña.

Y Dalmases no es un tipo cualquiera. Es la mano derecha de Laura Borràs (otra que también dice que estamos en guerra), presidenta del Parlament y candidata a la presidencia de la Generalitat por el partido del fugado Carles Puigdemont en las elecciones de febrero. Formación que, no olvidemos, gobierna esta comunidad en coalición con ERC.

Viendo lo que hay, no parece que lo de los indultos haya sido un buen negocio para la convivencia en Cataluña.

Supongo que se refieren a que no volverán a declarar la independencia. Y estoy de acuerdo. Pero no por los indultos, claro. No lo volverán a hacer por la ejemplar respuesta de la Policía Nacional y la Guardia Civil bajo mandato judicial el 1-O. Y por la posterior actuación de los tribunales, que llevó a algunos cabecillas del procés a pasar varios años a la sombra (aunque muchos menos de lo que el sentido común recomendaba).

En lo que me parece que mis amigos terceristas se siguen equivocando es en pensar que amenazas como la de que “estamos en guerra” son solo palabras vacías. Hay hechos que confirman la materialización de las intimidaciones de personajes como Dalmases. Veamos algunos de ellos.

Basta con hojear el proyecto de presupuestos de la Generalitat para constatarlo. Por ejemplo, las cuentas que ha presentado el Govern prevén destinar 284 millones de euros a TV3 y Catalunya Ràdio. Un pozo sin fondo que ya ha engullido miles de millones de euros y cuyo principal objetivo es promover el secesionismo y el odio a España.

También son inquietantes los 94 millones consignados a Acción Exterior, un 28% más que en las cuentas anteriores. Esto incluye 4 millones adicionales para las embajadas autonómicas en el extranjero, cuya casi única función es erosionar todo lo que puedan la imagen internacional de España. Todo ello a pesar de que la Constitución reserva en “exclusiva” a la Administración General del Estado las competencias en “relaciones internacionales” (artículo 149) y de que el Tribunal de Cuentas tiene un contencioso abierto con una treintena de dirigentes independentistas por promover el procés en el extranjero con dinero público. Un chiringuito que, además, proporciona a los propagandistas a las órdenes de la consejera Victòria Alsina sueldos muy generosos.

No menos escalofriante es el proyecto de la Consejería de Educación, dirigida por el ínclito Josep González-Cambray (ERC), para reforzar la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán (o lo que es lo mismo, la discriminación de los niños catalanes castellanohablantes) y establecer una especie de comités para controlar la lengua que utilicen profesores y alumnos en los centros. Un plan que incluye “cursos de sensibilización” a aquellos que se empeñen en utilizar de vez en cuando la lengua oficial propia de la mayoría de los catalanes, es decir, el español.

Como también es preocupante el grupo de trabajo propuesto por ERC a la CUP para preparar un referéndum secesionista (sí, otro referéndum) mientras muestran su desprecio más absoluto hacia el PSC.

A ver si al final va a ser verdad que estamos en guerra y algunos no se han enterado.

Carta abierta sobre Gibraltar XXVII
Enrique Domínguez Martínez Campos. https://rebelionenlagranja.com 19 Noviembre 2021

José Luis Yagüe, “decano” de los colaboracionistas españoles

Queridos amigos: Mientras los representantes de Gibraltar siguen, año tras año, representando su comedia en la ONU, el Peñón sigue siendo un foco de contrabando y dinero negro. Un juez de La Línea puso en libertad sin fianza a dos abogados investigados por ese motivo: por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico. Uno español y otro gibraltareño. Fue el 23 de septiembre pasado. El segundo de ellos con residencia en Sotogrande.

La Guardia Civil vinculó a ambos en el blanqueo de capitales. Llevó a cabo registros en Algeciras, Sotogrande, Estepona…, incautándose de dinero en efectivo, documentación que les compromete y vehículos de alta gama. Y quedaron en libertad. ¡“¡Prosperidad compartida”, amigos!

El día 24 la Cadena Joven del Campo de Gibraltar entrevistó al “decano” de los colaboracionistas españoles, José Luis Yagüe, porque había sido nominado para recibir el premio de Linense Ejemplar del Año. Quieren que ese premio se lo entregue el alcalde de Gibraltar, Fabián Picardo, rodeado por los ocho alcaldes del Campo de Gibraltar y el presidente de la Mancomunidad de Municipios en la noche del 20 de noviembre en el Palacio de Congresos de La Línea. Ya veremos. Cuando escribo esta carta estamos a 3 de octubre.

En esa entrevista, Yagüe decía entre otras cosas: “Los militares y el tema de Gibraltar… ufff…; frontera…, te voy a fastidiar y ahora te pongo colas de 8 horas como hizo el ministro Margallo… lo que hace falta es que no haya problemas en la Verja, que la gente trabaje y fluya el dinero… La gran equivocación (fue construir) la refinería… porque la bahía turística habría sido mucho mejor que Marbella… Ojalá que una personalidad de este calado, como el primer ministro (sic) de Gibraltar, pudiera venir a entregar este premio… como dos pueblos hermanos…”.

A ver, Yagüe. Los militares en España no dicen ni pío. Son los políticos los que mandan. ¿Te enteras? Aquí y en Gran Bretaña. Aunque allí pesan mucho más frente a la clase política que aquí. Y me pregunto, ¿este hombre es español o británico? ¿Qué esperará conseguir de GB para el Campo de Gibraltar? ¿Le paga alguien para expresarse así? Es cierto: el enemigo lo tenemos dentro. ¡Vaya forma de dar jabón al alcalde Picardo! Y por encima de todo, puertas abiertas para que Gibraltar siga colonizando y colonizando… ¡Qué asco y qué vergüenza me da la gente sin el menor atisbo de amor propio y dignidad!

Porque simultáneamente, en el Parlamento británico, un Comité presidido por Sir William Cash le decía al primer ministro que Gibraltar constituye para GB un territorio increíblemente importante. “La Roca y el pueblo de Gibraltar tienen relaciones únicas culturales, económicas y constitucionales (¿?) con el Reino Unido… Gibraltar ha abandonado la Unión Europea (por el Brexit) pero eso no es obstáculo para alcanzar un acuerdo entre GB y la Unión”. Se le olvidó decir que el INTERÉS (relación) de GB sobre Gibraltar, es la militar, por encima de todas.

De modo que el colaboracionista Yagüe a ver si se entera de la realidad de Gibraltar desde hace 300 años. Y si es con la Verja abierta o medio abierta, mejor aún, por las facilidades que España brinda a GB para que Gibraltar colonice aún más sus alrededores. En primer lugar, La Línea.

Y si no se entera el tal Yagüe y demás colaboracionistas, que vea ejemplos como este. El día 26, patrulleras de la Royal Navy y de Aduanas de Gibraltar se interpusieron bruscamente entre una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y una lancha fuera borda sospechosa por ser de las utilizadas por el contrabando de tabaco. Debido a la velocidad de todas las embarcaciones, la de la Royal Navy puso en evidente peligro a la tripulación de la patrullera de la Guardia Civil. Pero esto parece irrelevante para los necios o los bien pagados.

Los hechos tuvieron lugar en aguas españolas que en Gibraltar dicen ser suyas. Se pusieron en riesgo las vidas de los guardias civiles. Llueve sobre mojado. Y se evidencia así la actitud británica: primero, proteger a los contrabandistas, y poner de manifiesto, ante todo, que GB no quiere oir hablar de soberanía sobre Gibraltar. Allí los soberanos son ellos, guste o no y por la fuerza. Menos mal que la Guardia Civil no se arruga… de momento.

Al día siguiente, la famosa Soraya Fernández –famosa por su adhesión inquebrantable–, escribió un artículo en La Voz de Cádiz con un título realmente llamativo: “Las diez claves del ‘procés’ de La Línea”. Recordemos que es la corresponsal de Gibraltar en Algeciras. Según decía, esas claves se refieren al proceso para declarar La Línea “ciudad autónoma”, basándose en dos premisas:

1) Falta histórica de ayuda institucional española a ese municipio.
2) La Línea tiene una serie de problemas históricos desde hace 150 años (¿?) que nadie ha resuelto al tener frontera con Gibraltar.

Y así, la flamante corresponsal –que también escribe para ABC– intentaba dar respuesta a una serie de conceptos que todos conocemos, como qué es una “ciudad autónoma”, quién regula esa situación administrativa, etc.

Cuando se preguntaba por el porqué de las motivaciones para que La Línea inicie ese proceso, nos cuenta que se debe a las desigualdades “abismales” a ambos lados de la Verja, con una tasa de paro en La Línea del 40 %, sin industrias ni infraestructuras y contrabando de tabaco y narcotráfico al por mayor. Tengo que darle la razón. Pero ese es un problema interno de España, de la dejación e inutilidad de los gobiernos de nuestro país en los últimos 46 años. Por eso, La Línea se ha convertido en “fruta madura” para que sea absorbida por Gibraltar, ¿verdad Soraya?

Otra de las preguntas que se hace sobre ese “procés” es si La Línea seguiría perteneciendo a la provincia de Cádiz. Ella sabe que su alcalde dijo que le gustaría. Pero también sabe que “como ciudad autónoma” dependería del Estado. Es decir, lo dicho en alguna carta anterior: más división de España, menos unidad, más gasto público y mayores ventajas para Gibraltar.

Por último, Soraya se preguntaba cuál sería el recorrido administrativo de lo que quiere el ayuntamiento de La Línea. Con gobiernos como el socialcomunista de Sánchez y tan débiles como él, el recorrido puede ser el que impongan los políticos linenses. Solo VOX ha dicho que el referéndum que quiere organizar Juan Franco –llamado ya “el Puigdemont del Sur”– es ilegal. Y se opondrá con todas sus fuerzas y armas legales a su alcance.

Lo que queda claro es que doña Soraya ya está por la labor. A Gibraltar le vendría de perlas ampliar su ámbito colonial a costa de La Línea. Y de otras zonas de la comarca. Lo grave es que los españoles, en general, y los políticos en particular, no aprendemos. Tropezamos una y otra vez en la misma piedra. Es más, a los políticos parece que les encanta que por ahí fuera les tomen el pelo, les engañen y se engañen a sí mismos. En eso –y en otras muchas cosas– se llevan la palma el PSOE y sus políticos. ¿Y quiénes pagan las consecuencias?

Durante los días 29 y 30 de septiembre se reunieron en San Roque y Gibraltar las comisiones de coordinación de los distintos memorandos de entendimiento hispanobritánico sobre Cooperación Policial y Aduanera, Medio Ambiente y Derechos Ciudadanos en relación con Gibraltar y su entorno. Estos memorandos se firmaron en Madrid en noviembre de 2018 y han sido prorrogados hasta el 31 de diciembre próximo, hasta que se alcance un acuerdo, o no, entre la UE y GB.

Y mientras, GB por un lado, Gibraltar por otro y los colaboracionistas de toda especie por el suyo, intentando por todos los medios que el statu quo actual de Gibraltar no se altere. Al revés, que prevalezca sobre los intereses esenciales de España y aumente su influencia colonialista sobre el Campo de Gibraltar.

¿Es esa la “prosperidad compartida” que tanto le gusta pregonar y desea el gobierno de España?

Un abrazo a todos
Enrique Dominguez Martinez-Campos
Coronel de Infantería/DEM, r

Recortes de Prensa   Página Inicial