AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 8  Diciembre  2021

Pasividad del Gobierno ante una inflación y una deuda disparadas
EDITORIAL. Libertad Digital 8 Diciembre 2021

La presión inflacionista hará más pronto que tarde que el BCE eleve los tipos de interés, lo que podría abocar a España a una situación insostenible.

El incremento de la inflación es una lacra que está afectando a todos los países occidentales. Aun así, este mal de muchos, que siempre es consuelo de tontos, no debe borrar el hecho de que España es uno de los que más lo está sufriendo. Por eso, y por las escandalosas cifras de desempleo, encabeza el índice de miseria de la UE. El IPC subió en noviembre un 0,4%, lo que sitúa la tasa interanual en el 5,6%, el nivel más alto en casi treinta años.

Por mucho que el Ejecutivo social-comunista le quite importancia asegurando con alegre estulticia que se trata de un fenómeno transitorio, la inflación subyacente (que no tiene en cuenta los alimentos no elaborados ni los productos energéticos) subió el mes pasado un 1,7% (en abril era del 0%), lo que indica que, una vez eliminado el efecto volatilidad, el aumento generalizado de los precios sigue ahí. Por otro lado, no hay un solo dato objetivo que lleve a pensar que el tremendo aumento del precio de la energía vaya a ser necesariamente pasajero.

Lo peor es que a la descontrolada inflación hay que añadir que España es uno de los países europeos con más deuda pública: ya ronda el billón y medio de euros, superando el 122% del PIB.

Hasta ahora, los efectos de ese insensato nivel de endeudamiento se han podido anestesiar por la muy cuestionable política de tipos artificialmente bajos del Banco Central Europeo (BCE), que nos permitía pagar muy poco en concepto de intereses. Sin embargo, la creciente y generalizada presión inflacionista hará que, más pronto que tarde, el BCE eleve los tipos, lo que podría colocarnos en una situación insostenible. Téngase en cuenta, en este sentido, que el objetivo legal y fundacional del BCE no es auxiliar a Gobiernos irresponsables y manirrotos como el de Pedro Sánchez y su socia Yolanda Díaz, sino el de preservar el valor adquisitivo del euro.

Así las cosas, ya podrá el Gobierno cerrar los ojos y aferrarse a su política de aumento del gasto y, consecuentemente, del déficit y el endeudamiento públicos, que esa desquiciada huida hacia adelante bien puede llegar a su fin precisamente por el incremento de la inflación. Con todo, es inútil pedir previsión a un individuo como Sánchez, que parece guiarse exclusivamente por el cortoplacismo más inescrupulosamente oportunista.

¡Todo es bueno para el convento…!
Ignacio Centenera. okdiario 8 Diciembre 2021

En esta semana preñada con fiestas institucionales y religiosas tenía el firme propósito de no hablar del presidente del Gobierno, pero ya hay mucha hipersensibilidad y ha sido escuchar su apasionada defensa de la Constitución y saltar como un resorte.

Porque esta vez no se trata de las habituales gríngolas y martingalas que nos aparejan los políticos, sino que hay que ser un profesional del desahogo para decir que la Constitución es su hoja de ruta. ¡Después de lo que le tenemos oído a él y a sus socios! ¡Después de lo que concluyeron en el congreso de Valencia y de las decenas de propuestas de reforma, afectando incluso al Título Preliminar, que tiene presentadas el PSOE!

Y es que el verdadero peligro para nuestro entramado constitucional no son los partidos radicales y populistas, que nunca tendrán respaldo suficiente, ni los independentistas, que se circunscriben a territorios concretos, sino el rumbo revisionista que tomó el partido socialista con Rodríguez Zapatero. Antes, por ejemplo, recurrían solo teóricamente al desiderátum federalista, pero ahora, y aunque lo prohíba expresamente el artículo 145.1 de la CE, ya es objetivo irrenunciable, da igual si es en el formato simétrico, asimétrico o mediopensionista. Pero el PSOE ya ha dejado de esconderse, y ya se reconocen como el caballo de Troya del 78.

Pues solamente con ese ejemplo ya no hay credibilidad en la defensa constitucional que pretende, pero es que a Pedro Sánchez no le importa tirar hoy contra la canasta de su equipo, si a él le van a aplaudir por encestar. Y es que todos hemos tenido el típico amigo al que todo le aprovecha. El que, de cualquier situación, por muy bochornosa que sea, sabía sacar una ventaja o provecho personal, aun a costa de negar lo evidente y de culpar a los demás de los propios actos. Y es que esta época de pocos principios es para quien carece completamente de ellos; para quien solo tiene interés en defender su propio interés y se ha perfeccionado en tocarnos su melodía hasta estar afinado como un violín de concertino.

A nadie le puede extrañar, ya que lo hace a diario y con cualquier tema: el feminismo, el ecologismo, el europeísmo… ¡Lo que sea! ¿O es que ya nos hemos olvidado de que cuando sufríamos los momentos más duros de la pandemia, llegando, en parte por sus errores, a los niveles de mortandad más altos de Europa, aprovechó para decir que había salvado la vida a medio millón de personas?

Y todavía tenemos que ver cómo se va a aprovechar del fenómeno Yolanda. Sabe que necesita una izquierda a su izquierda para mantener el poco voto comunista y rebañar los votos pasotas, perroflautas y radicales. No pueden dejar que se desinflen y se va a aprovechar de que el trampantojo Díaz les haga un 15M pijo-sindicalista al institucionalizado y encastado Podemos.

Del propio Pablo Iglesias, que va de superlisto, también se aprovechó. Para hacer la moción de censura haciéndolo pasar por necesario, para hacer la campaña electoral haciéndolo pasar por indeseable, y para meterlo y sacarlo del gobierno haciéndolo pasar por imprescindible primero y por sustituible después. ¡Y no es que Iglesias no se lo merezca! En primer lugar, porque él mismo no ha hecho otra cosa que menospreciar a compañeros, parejas y votantes, y después porque lo que firmo con Sánchez era algo parecido al pacto de Ribbentrop-Mólotov en el que Hitler y Stalin se estaban engañando mutuamente.

Desde luego que esos comportamientos falsarios e incongruentes no son muy edificantes, pero algo podía aprender Pablo Casado, que arrastrando su síndrome Filemón solo saca bofetadas de cualquier situación, y en especial de la actual guerra interna del PP. En su lugar Sánchez ya habría liquidado al alfil Teodoro, al que gran parte de sus compañeros tachan de liante murciano, y no por ser su honorabilísimo gentilicio sino por ser sujeto del verbo murciar.

Pues eso, a Sánchez esta semana le toca defender la Constitución, como le tocó envolverse en aquella enorme bandera española en 2015, como le toca gobernar o apoyarse en quien sea o desdecirse una y mil veces. Sin pudor ni vergüenza se despierta cada día encantado de conocerse y perdonándose todas las incoherencias, dispuesto a aprovechar en su exclusivo beneficio cualquier situación y asumiendo en su comportamiento aquello de “todo es bueno para el convento”, llevando una puta al hombro.

La desafección y el acoso al español
Irene González. vozpopuli.es 8 Diciembre 2021

Una de las columnas de Fernando Savater que recoge su último libro, Solo integral, está dedicada a los desafectos personales y especialmente políticos que ha ido sintiendo, con algún periodo de descanso, para irse agudizando poco a poco hasta hacerse crónicos. Sentí cierto consuelo al ver que mi desafección paulatina por el sistema político actual no era una novedad de mi generación, sino que quizás se trata de algo inherente a todo pensamiento honesto sobre la política, aunque creo que la situación se ha agravado a día de hoy.

Los festejos por el Día de la Constitución fueron organizados por el Gobierno del PSOE, que es como dejar en manos del veganismo la organización de la Feria de carne de Extremadura. Muchas voces denunciaron la ficción constitucional que suponía ese acto, celebrado tras las graves sentencias del Tribunal Constitucional contra un Gobierno que existe con el apoyo de quienes vulneran nuestra Carta Magna. Sin embargo, fue una ceremonia muy representativa de la realidad política.

El PSOE celebró, incluso reivindicó, el ejercicio de su poder al margen del Parlamento y de la Constitución, concediendo a la oposición el único papel que le reconoce en su sistema político, el de oyente sin voz al que se le convoca tan sólo para abroncarlo por sus mínimos gestos de cuestionamiento de las acciones del Gobierno y al que se le exige que aplauda después a los insultos recibidos.

Un ejemplo muy ilustrativo de la situación real de la gente que se sitúa fuera de la izquierda bajo un Gobierno del PSOE, ya institucionalizada tras el Día 6 de diciembre, ocurrió tras el fallecimiento de Almudena Grandes. La escritora, que relató en una de sus columnas en El País el gozo de las monjas al ser violadas por milicianos republicanos en la Guerra Civil, estuvo comedida en su última pieza para ese diario, en la que llamaba malas a las mujeres de derechas. El establishment político, acultural y mediático no ha dudado en exigir luego, a esas mismas mujeres, que la distingan con el título de Hija predilecta de Madrid, acusándolas, luego de la negativa, de ser sectarias. Les faltó exigir una estatua de oro. Un comportamiento típico del maltrato que la izquierda ejerce en el poder contra todo aquel que piense distinto y que no se avenga a apuntalar su poder sin controles ni cortapisas. Es decir, la sumisión previa anulación de la realidad.

Sólo en clave de celebración de ese poder impune y expansivo que ejerce Pedro Sánchez puede interpretarse el discurso sectario de la nacionalista del PSC en la Puerta de los Leones del Congreso, Meritxell Batet, en el que acusó a la oposición de romper la convivencia por acudir a los Tribunales para proteger los derechos de los españoles.

La desafección de mi generación quizá sea más grave que la de otras anteriores porque no la genera únicamente el comportamiento del Gobierno contra los ciudadanos, sino la ficción que se ha creado y creído la oposición y los medios de ese mismo Gobierno y que nos imponen, con lo que abandonan a la ciudadanía en esa tierra de nadie, atrapada entre lo que ve y lo que le dicen que tiene que ver.

Los medios no favorables a Sánchez amanecían sorprendidos por el desquiciado discurso de Batet. “Es inexplicable siendo profesora de Derecho Constitucional, ¡en la Pompeu!”, ignorando que no ganó su cargo de presidenta del Congreso a pesar de su insubordinación enconada a votar en favor del marco legal, sino precisamente gracias a esa convicción anticonstitucionalista.

El nombramiento de Batet fue toda una declaración de la hoja de ruta del Gobierno de Sánchez: utilizar las grietas estructurales de nuestra Constitución, que no garantiza la separación de poderes si hay deslealtad desde el Ejecutivo a dicho principio, para poder ejercer un poder sin control y sin consecuencias. “Poner al lobo en la puerta del corral” como dicen los sabios abuelos. Sin Batet como presidenta, no hubiese podido cerrar el Congreso durante la pandemia ni ignorar todo obstáculo constitucional que impidiese sus caprichos, aunque ahí tuvo alguna aliada por sorpresa. Esa misma jugada es la que han consumado con los nombramientos del resto de órganos constitucionales y esperan llevar a cabo con la caza mayor del Consejo General del Poder Judicial.

Quizá la mayor desafección en la semana del aniversario de la Constitución -que el Gobierno festeja y no cumple, y los medios ya ni denuncian- es que el constitucionalismo en Cataluña, un movimiento cívico heroico tras 40 años de inmersión, de asfixia, mediante la que se han violado los Derechos Humanos de los niños por una cuestión étnica lingüística, esté celebrando el reconocimiento ejecutivo por parte del Tribunal Supremo de un miserable y humillante 25% de educación en español en las escuelas públicas de . Todo gracias el desgaste profesional y personal de 80 familias que, en solitario, lucharon por conseguir lo mejor para sus hijos.

En esta semana de homenaje constitucional se ha orquestado otro acoso a un niño de cinco años en Canet a causa de que sus padres tuvieron la osadía de reclamar ese 25% de las clases en español. Las fuerzas vivas subvencionadas del separatismo, que funcionan como el Ku Klux Cat, han hecho un llamamiento a apedrear la casa de ese niño y ha acosarle en la escuela por las demás familias. Pero no pasa nada, circulen. Celebremos la democracia en España y las lecciones constitucionalistas del PSOE.

Fariseísmo constitucional
EDITORIAL. https://gaceta.es/  8 Diciembre 2021

Cada 6 de diciembre, la misma vieja historia, el mismo espectáculo. El establishment, es decir, el poder y toda su corte mediática, declaran su entusiasmo por la Constitución española de 1978. El fervor magno, por desgracia, sólo les dura 24 horas. Incluso menos. Apenas los minutos necesarios para declarar algo muy progre a una televisión subvencionada o maumauar un editorial desde esa nueva izquierda exquisita que es el socioliberalismo periodístico.

Cumplidas las dos funciones de mañana y de tarde para los telediarios, el establishment vuelve a casa, palacio o similar, se quita el maquillaje y dedica los 364 días siguientes, 365 si el año es bisiesto, a preparar bocaditos de roquefort con nuez molida con los que recaudar fondos para los Panteras Negras, que por si acaso alguien no ha leído a Tom Wolfe, debería servir como alegoría del ejercicio sistemático de desprecio y aniquilación de la Carta Magna.

A la Constitución se la puede despreciar de muchas maneras. Por ejemplo, incumpliéndola con afán, decretando estados de alarma ilegales, socavando la separación de poderes, usando la Fiscalía General del Estado con fines partidistas y arrojando a la basura los principios de igualdad y de presunción de inocencia. También, por supuesto, alabando la inmersión lingüística y otras patrañas para relegar nuestra lengua común, el español (mal conocido también como castellano), ese campeón contra el nacionalismo.

La lista de desprecios a la Constitución de la mayoría de los partidos políticos del arco parlamentario —sobre todo de esa mayoría frankenstein— es larga y obscena. Ojalá quedara vivo algún padre de la Constitución que no haya recibido (y aceptado) el premio Sabino Arana o la cruz de Sant Jordi, para preguntarle si no habría merecido la pena ser un poco más explícito en algún que otro artículo o haber dispuesto un severo régimen sancionador para los que a diario, desde el poder que les concede la Constitución, trabajan para acabar con ella.

Que no son sólo los políticos del establishment. Junto a ellos conviven determinados medios y organismos parasitarios que se dicen independientes, pero que mendigan suscripciones a cambio de premios (fiesta incluida) en un proceso de mutualismo parecido al que mantiene el pez payaso con la anémona. También esos parásitos, justo el 6 de diciembre, se erigen en campeones de la Constitución que desprecian cada medianoche del resto del año, cuando al sonar las campanadas convocan con entusiasmo al espíritu republicano de Antonio García-Trevijano o maquillan, de nuevo, el cadáver de Manuel Azaña. Inciso: no dejen de leer Azaña, el último libro de José María Marco.

Frente a todos ellos, políticos del establishment y sus anémonas (o al revés), en los últimos años apenas ha habido otra oposición que no sea la de VOX: han sido las demandas, querellas y recursos presentados por la Vicesecretaría Jurídica de VOX los que han logrado detener el rodillo positivista y nacionalista, y frenar la ruptura de España. Y nadie más. Esto no es opinable. Son hechos objetivos.

Que los que duermen enroscados bajo el discurso de la tercera república se atrevan a decir o escribir que VOX es un partido anticonstitucional por no querer participar del homenaje que los sepulcros blanqueados del consenso socialdemócrata le tributan una vez al año durante unos pocos minutos, es una estupidez que podrá engañar a unos cuantos, pero cada vez a menos.

La Constitución no es perfecta y ojalá pudiera modificarse para eliminar los pequeños, pero notables, errores y las imprecisiones que dejan al albur de lo politizado que esté el Tribunal Constitucional ciertas interpretaciones que en el pasado rarísima vez han sido pro reo, es decir, pro España. El partido de Santiago Abascal tiene claros esos errores, pero también sabe que la defensa de la Constitución de 1978 — no los golpes de pecho ni los rasgones de vestiduras de los fariseos constitucionales cada 6 de diciembre—, es, hoy, la primera muralla que defiende Minas Tirith hasta que llegue la caballería de Rohan. Para un análisis más detallado, lean a Tolkien, que aquí, como Wolfe, también sirve como alegoría.

Pablo Iglesias amenaza con quemar la Constitución
Liberal Enfurruñada. okdiario  8 Diciembre 2021

Para celebrar el aniversario de nuestra Constitución, el ex líder de Podemos y ex vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, publicó ayer un artículo de opinión en el que amenaza con la que él denomina “tensión constituyente” que reclama reformas y lo ilustra con un ejemplar de la Constitución reconvertido en caja de cerillas a punto de ser prendidas. Esas reformas por las bravas con las que amenaza el podemita son por todos conocidas y quien mejor lo expresó fue la madre de sus hijos y sólo por eso ministra de Igualdad, Irene Montero cuando, en 2013 siendo aún becaria, tuiteaba aquello de “Felipe no serás Rey que vienen nuestros recortes y serán con guillotina” y “todos los Borbones a los tiburones”. Iglesias y Podemos maquillan de feminismo y ecologismo las demandas que según ellos reclama la ciudadanía, pero sus cargas de profundidad pretenden en realidad poner fin a la unidad de España terminando con nuestra monarquía parlamentaria.

Ione Belarra, la amiguita de la becaria y sólo por eso ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, justificaba la necesidad de reformas diciendo que “la Constitución debe actualizarse para tener, esta vez, madres y no sólo padres, para que la juventud pueda votarla y para incorporar la igualdad o la protección del medioambiente como ejes rectores”. Y en el mismo sentido Irene Montero afirmaba que “nuestra Constitución solo tiene padres” y que “nos merecemos una Constitución feminista”. Ocultando ambas que en las Cortes Constituyentes de 1977 había mujeres en todos los partidos y de todas las ideologías, como por ejemplo Dólores Ibarruri, la Pasionaria, que fue elegida diputada por Asturias en 1977. Pero cuando Montero y Belarra hablan de feminismo no están incluyendo en él a todas las mujeres, ni siquiera a todas las de izquierda, sino sólo a su grupo de amiguitas de facultad y a sus ‘grupies’ pijo neo comunistas.

Aquellas mujeres diputadas y senadoras olvidadas por Podemos, en 1978 contribuyeron a la redacción y aprobación del artículo 14 de nuestra Constitución que dice que “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” y no cabe mayor aspiración feminista que el de la igualdad consagrada en nuestra Carta Magna sin que ni las podemitas ni sus amiguitas tengan ningún mérito en ello. Pero feminismo y ecologismo son sólo las banderas utilizadas para distraer la atención de las reformas que de verdad desean implementar y que, como saben que de las urnas no van a obtener el respaldo necesario, ya van anticipando que deberán ser llevadas a cabo por la fuerza.

Y eso que hoy nos parece imposible ya lo han llevado a cabo en varios países de Hispanoamérica donde reformas como las que desea Podemos, que nos alejan de la democracia acercándonos a las tiranías comunistas, se han ido implementando paso a paso. Aquí en España todavía tenemos un sistema judicial bastante imperfecto y politizado, pero que aun así ha podido condenar a un Gobierno que repetidamente ha incumplido la Constitución, anulando sus actos ilegales, decretar el cese y la inhabilitación de sus socios catalanes e incluso la entrada en prisión de los líderes golpistas. Y también disponemos de unas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que, incluso dominadas por un ministro entregado a etarras y golpistas, son capaces de hacer cumplir la ley y mantener el orden y la seguridad pública. Así que, para poder quemar la Constitución, derrocar al Rey y deshacer España, Podemos sabe que tiene antes que controlar la justicia y cargarse a la policía. Y por ahí van sus propuestas. Cuando los podemitas piden una “justicia representativa y participativa” lo que quieren es tomar ellos las decisiones judiciales, y cuando reclaman «despolitizar» a la Policía abordando una «reforma de calado» de su legislación, pretenden convertirla en una policía chavista. Y si la extrema izquierda elige y controla a jueces y policías, ¿quién les impedirá quemar la Constitución, derrocar al Rey y desmembrar España?

La taifa despoblada
Josep Ramón Bosh. larazon 8 Diciembre 2021

En las pasadas generales de 2019, hasta 19 partidos obtuvieron representación, la cifra más alta de la historia. El bipartidismo llegó a su fin, el crecimiento imparable de partidos autonómicos, regionales y provinciales está siendo fundamental para los que, despreciando a la nación española, se coaligan para gobernar. Volvemos a las taifas. Propuestas como las del PRC de Miguel Ángel Revilla de Cantabria o el fenómeno Guitarte con su Teruel Existe, amenazan con extenderse como una mancha de aceite por la llamada España vaciada.

Taifa es una palabra de origen árabe, que significa «bando» o «facción». Tras la muerte de Almanzor en 1002, al sufrir la derrota en Calatañazor, se instaló en al-Ándalus una larga etapa de fragmentación y disputa que terminó con lacalifato de Córdoba en 1031 y la creación de las taifas, hasta 39 pequeños reinos. Taifas hubo en Jerez, Badajoz, Albarracín, Almería, Arcos, Ca lata yud, Granada, Murcia, Ronda, Toledo, Tortosa… España fue una enorme taifa, lo que facilitó el avance cristiano y la ansiada taifas fueron, en buena medida, los antecedentes de nuestra tradición cantonal.

La idea de la España Vaciada parece un producto fabricado por el PSOE para restar diputados a PP y Vox, y evitar la probable derrota de Sánchez. La izquierda y el nacionalismo quieren dividir España en taifas, y conociendo nuestra historia parece un camino inexorable. Córdoba se destruyó por la ambición de poder de sus califas, el desprecio a los intereses de sus habitantes, la acumulación de riquezas, las disputas de bienes, la enemista de intriga, la descomposición del vínculo entre el califa y la dinastía Omeya y especialmente la falta de un sentido de unidad.

El empoderamiento de la España vaciada, como sinónimo de otorgar poder a las taifas.
La Ley Orgánica del Régimen Electoral General( LOREG) establece que el Congreso se compone de 350 representantes de las 52 circunscripciones, con la que Ceuta y Melilla disponen de un diputado cada una, mientras que el resto tienen asignados dos diputados como mínimo y el resto se reparten según la población empadronada. Tal y como está la Ley D’Hondt, el voto de todas las personas que acuden a las urnas no vale lo mismo en todas las circunscripciones y se traduce en que el número de escaños depende de varios factores, como por ejemplo la diferencia de población, no hay el mismo número de votantes en Teruel que en Madrid.

Una ley electoral que facilita el «divide et impera».
El sistema de cálculo proporcional creado a finales del siglo XIX por el jurista belga Víctor D’Hondt, en vigor España, establece que en cada circunscripción se excluyen a las candidaturas que no hayan obtenido, al menos, el 3% de los votos válidos. El resto de las candidaturas, se ordenan de mayor a menor, en una columna, según el número de votos obtenidos. Luego se divide el número de votos por cada candidatura entre 1,2,3, etc ., según el número de escaños correspondientes a cada circunscripción. Los escaños se atribuyen a las candidaturas que obtengan los cocientes mayores, atendiendo a un orden decreciente.

La propuesta electoral «España vaciada» ha conseguido constituirse a través de más de un centenar de asociaciones, siguiendo el ejemplo de Teruel Existe, que con un solo diputado ha obtenido notables concesiones y una parte sustancial de los fondos europeos de recuperación, destinados a luchar contra la despoblación. Su principal reto electoral será Castilla y León, el feudo del PP, y donde recientes sondeos, otorga n un importante número de diputados, en plazas como Soria, Palencia, Zamora o Ávila.

El PP consiguió el último escaño en juego en las últimas generales en 14 de las 30 provincias por las que España vaciada se plantea presentarse. Pablo Casado puede perder las elecciones en sus feudos. Pedro Sánchez lo sabe. A la izquierda no le interesa la unidad de España, quiere el poder en sus taifas, banderías y cantones.

Charla con una cubana
Santiago Navajas. Libertad Digital  8 Diciembre 2021

Me presentan a una cubana y no se me ocurre preguntarle otra cosa que qué tal por Cuba. Se echa a llorar. Me cuenta que ella, técnico superior, se ha tenido que venir dejando atrás a su familia. Tenía tres problemas fundamentales. Primero, sobrevivir. Muchas veces les faltaba para comer. El comunismo como reparto de la miseria. Segundo, no caer bajo el radar de la policía, ya sea por comprar en el mercado negro lo básico o por criticar al régimen. La policía llega de improviso, te acosa y puedes "desaparecer". El comunismo como opresión. Tercero, lo peor: ¿cómo convencer a un hijo para que estudie y sea buena persona cuando ve que a sus padres estudiar y comportarse decentemente no les ha servido de nada, y los que mejor lo llevan son los que saben traficar en el mercado negro? El comunismo como corrupción moral.

Me contaba todo esto mientras le seguían cayendo las lágrimas. Por su familia que se ha quedado atrás. Por las privaciones y las humillaciones. Lo peor: por la falta de esperanza después de décadas de criminales ideológicos y de que no haya perspectiva de que el régimen se hunda. Lo único que anhela: poder llevar una vida normal. Ganar lo que permita una profesión para la que ha estudiado duramente. Poder ofrecerle a su familia lo necesario para vivir dignamente. No tener que vivir pendiente de la policía. Contribuir a que su país sea próspero y no un agujero negro.

Mientras vive angustiada, cruelmente tratada por un régimen genocida de su propio pueblo, en España tenemos a políticos, intelectuales y artistas que justifican el comunismo como un ideal y tienen a Castro y al Che como referentes. Incluso dentro del Gobierno socialista. Nunca debemos olvidar esta infamia del socialismo español. No olvidaremos especialmente lo de Rodríguez Zapatero y la plana mayor de la extrema izquierda, de Iglesias a Errejón. Cuando murió Franco tuvimos la suerte de estar rodeados de democracias europeas que alentaron, con su ejemplo y su apoyo, la transición a la democracia. ¿Con quiénes cuentan los cubanos? Con Venezuela, con Nicaragua, con los peronistas argentinos y los populistas chilenos, con Honduras, con López Obrador... y, si no tuvieran suficiente, con Zapatero y Monedero riendo las gracias a los sátrapas en fiestas de chivos.

Traté de consolarla. Le hablé de la caída del franquismo. Del hundimiento del Muro de Berlín. Sobre todo, le dije, me alegraré más del crack del régimen comunista cubano que de todo lo anterior. Será, sin duda, la más grande noticia de nuestra vida. Por lo simbólico. Por ella. En tiempos de las dictaduras franquistas o socialistas europeas también había familias encantadas con los regímenes. Como me decía esta cubana, si vives dentro del sistema, sobre todo en la jerarquía comunista, tienes una serie de privilegios que te convierten en un lacayo feliz.

PS. Sería de justicia que el proceso de homologación de sus estudios y carreras fuese un proceso mucho más veloz para que se pudiesen convertir en españoles de pleno derecho lo más rápidamente posible, como se ha hecho con los sanitarios durante la pandemia. No sólo no hay que pedir perdón a los tiranuelos contemporáneos, herederos de los antropófagos aztecas, sino que tenemos que ayudar a aquellos hispanoamericanos que sufren las dictaduras de izquierdas. España debe ayudar, como hace cinco siglos, a devolver América al pueblo, empoderándolo y enriqueciéndolo: liberándolo.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La desastrosa política económica del Gobierno va a generar más daños aún
Recortar las pensiones, subir los impuestos e intervenir el mercado de trabajo son tres errores de bulto en un país que necesita más reformas y menos intervencionismo.
Editorial ESdiario  8 Diciembre 2021

El pleno del Congreso ya ha aprobado la derogación parcial de la reforma de pensiones del anterior Gobierno y la imposición de un nuevo modelo que, de hecho, supone un recorte de las pensiones futuras; una subida de impuestos; un retraso de la edad de jubilación y un desgaste de las arcas públicas.

De entrada, se deroga el factor de sostenibilidad creado por el Gobierno de Rajoy en 2012 para ligar de nuevo la revisión de las pensiones al IPC. Y en su lugar se crea en su lugar el Mecanisno de Equidad Intergeneracional que, en realidad, es una subida del “impuesto al trabajo”.

Sánchez ultima otro infierno fiscal con los impuestos ya disparados

Desde el próximo año, el 0.6% del coste de un empleado irá a la hucha de las pensiones al menos entre 2023 entre 2032, una subida que asumirá básicamente la empresa en un 66% y que puede subirse a lo largo de los años si el Gobierno lo estima oportuno.

Además, se reducen los incentivos de todo tipo y las desgravaciones de los planes de pensiones privados, al objeto de retrasar la jubilación y extender la vida laboral hasta los 67 años, reducir con ello el tiempo de cobro de una pensión y estimular el "fondo público de pensiones" impulsado por el Gobierno para hacer negocio a costa del sector privado.

Un español ya paga más impuestos que casi nadie y tendrá más difícil cobrar una pensión o encontrar trabajo con las reformas del Gobierno

Ahora falta por conocerse si finalmente se ampliará de 25 a 35 años el periodo de cálculo de la pensión: antes del próximo 1 de enero se conocerá este dato crucial, pues el Gobierno tiene que enviar a lo largo de diciembre su reforma definitiva a Bruselas.

Negro futuro
Con esta primera fase de la reforma, ya se puede afirmar que un trabajador actual tendrá en el futuro una pensión más baja; extenderá su vida laboral más que nunca y además pagará mientras más impuestos, y todo ellos "gracias" a Bildu y ERC, sin los cuales el Gobierno no hubiera tenido los votos suficientes.

Para rematar el tétrico panorama, la confirmación de que España fue con México el país con más subidas de impuestos en 2020 y la posibilidad de que, en breve, se apruebe la reforma laboral más intervencionista y sindicalizada en muchos años; no arrojan buenos augurios para nadie más allá del Gobierno, obsesionado en mantener su política intervencionista sustentada en la deuda, la recaudación y las subvenciones.

De pe a pa
Pablo Molina. Libertad Digital 8 Diciembre 2021

La mejor forma de fortalecer el orden constitucional y preservar el Estado de Derecho es plantar cara a Sánchez y a sus conmilitones.

Tenemos un presidente del Gobierno que vela por el cumplimiento de la Constitución, no solo porque ha de hacer honor a la promesa realizada el día de su nombramiento, sino como fruto de su más profunda convicción. Lo dijo muy claramente ayer a las puertas del Congreso en la conmemoración de un nuevo aniversario de aquélla, para que las fuerzas disgregadoras que buscan torcer el espíritu de la Carta Magna sepan con quién se están jugando los cuartos: aquí la Constitución se va a cumplir "de pe a pa".

¿A quién iba dirigida la admonición de Sánchez? Pues, naturalmente, al PP y a Vox, los dos partidos que, hoy por hoy, constituyen el principal riesgo para nuestra convivencia democrática. Para Sánchez, podemitas, bilduetarras y demás separatistas pueden seguir tranquilos amenazando con golpes de Estado (Título I) o abogando por la desaparición de la Corona (Título II), dos detalles menores que no deben desviar nuestra atención respecto a los verdaderos enemigos de la Constitución.

La presidenta del Congreso hizo también su contribución intelectual a los fastos conmemorativos señalando al partido de Abascal como responsable directo de las turbulencias antidemocráticas que hemos vivido en este último año. Los recursos de Vox al Tribunal Constitucional (todos ellos fallados a su favor) son un ataque al régimen, al contrario de lo que hacen los socios del PSOE condenados por intentonas golpistas y colaborar con organizaciones terroristas, que para Batet deben de ser dos formas creativas de consolidar el Estado de Derecho y fortalecer nuestras instituciones.

El problema del sanchismo es que confunde su Gobierno con la democracia, de manera que quien se opone al dictado del socialcomunismo zarrapastroso ha de quedar señalado como enemigo de nuestro régimen de libertades. Pero es justamente al contrario. La mejor forma de fortalecer el orden constitucional y preservar el Estado de Derecho es plantar cara a Sánchez y a sus conmilitones, dispuestos a dinamitar el régimen surgido de la Transición para poner en marcha su proyecto republicano, en el que la derecha, en todo caso, será tolerada, pero jamás habilitada para que pueda gobernar.

Bildu y Sortu siguen siendo ETA
Los dos partidos se han propuesto blanquear su pasado, como si casi mil personas no hubiesen sido asesinadas. Lo grave es que Sánchez quiera anular la memoria colectiva del horror
Editorial ABC 8 Diciembre 2021

El proceso de travestismo de los dos partidos herederos de Batasuna, Bildu y Sortu, hacia su blanqueamiento definitivo se está acelerando a marchas forzadas. La estrategia es sencilla y además cuenta con la complicidad del aparato de propaganda del Gobierno. Se trata de concederles el marchamo de partidos plenamente democráticos y con legitimidad acreditada, no ya para estar en las instituciones, sino para dirigirlas. Ahora es cuando cobra todo el sentido la expresión que avanzó en su día Pablo Iglesias, siendo aún vicepresidente, con su invitación a Bildu para que se sumara a la «dirección del Estado». Aquello no era la expresión genérica de un deseo político, sino el inicio de un camino que el PSOE y Podemos están recorriendo de la mano de los sucesores de ETA junto al PNV y ERC.

Ese es el cariz de sus socios, y esta es la indignidad a la que Pedro Sánchez quiere someter ahora a todos los españoles convirtiendo la sanguinaria historia de ETA en una inocente causa política superada por una suerte de indulto inmoral, como si tuviese que dejar de existir la memoria colectiva del horror. O como si fuese posible decretar una prescripción política de cada coche bomba, de cada disparo en la nuca, o de cada secuestro y extorsión.

Tanto Bildu como Sortu tienen en sus núcleos de dirección a terroristas con antecedentes penales, muchos de los cuales continúan vigentes en términos de inhabilitación. Es el caso del propio Arnaldo Otegi. Sin embargo, la laxitud moral del Gobierno con estos partidos les está facilitando fingir que están modificando sus objetivos, lo cual es falso. Son quienes fueron, y la letra de sus sentencias condenatorias a manos de los tribunales no puede ser borrada por Sánchez solo porque antes o después necesitará asegurar a Bildu como socio. Es una operación de marketing político que fraguan Bildu y Sortu sobre la sangre de todas víctimas de ETA, y lo que cabe preguntarse con frustración es por qué la apadrina el PSOE. Eran el brazo político de una organización criminal, y ahora solo quieren disfrazarse de partidos útiles a la sociedad, de formaciones institucionalizadas que aparentan renegar de la violencia sin que sea así. No piden perdón. Solo «lamentan» los atentados y gesticulan aparentando que se han rehabilitado para convivir en democracia. Quieren ser ERC a la vasca. Por eso es incomprensible que Sánchez jalee tanta mentira. No solo está alentando -para enfado del PNV- posibles futuras alianzas con Bildu en el País Vasco, sino que el PSOE ha diseñado junto a Otegi una ‘nueva normalidad’ para los restos de ETA, lavando sus antecedentes penales hasta el punto de dejarlos poco menos que en pecados disculpables de juventud.

Bildu se ha ofrecido al PNV para aprobar los presupuestos vascos; ha hecho lo propio con los de Sánchez; viene a decir que los homenajes a etarras ya no serán actos de exaltación de asesinos… Y ahora uno de los eternos estrategas de ETA, Rufino Etxebarria, abandona la dirección de Sortu para terminar de ‘purificar’ a la formación y mostrar el camino a Otegi, porque solo dejando paso a una generación nueva los proetarras culminarán su cínico proceso de blanqueo. Sin embargo, no cuadra nada. Es la impostura de unos falsarios. Que ETA ya no mate no significa que sus sucesores hayan dejado de cultivar la semilla del odio acosando a los demócratas, humillando a las víctimas, sin aclarar ninguno de los 350 juicios pendientes, sin indemnizar a una sola víctima, y con todos sus presos jactándose de estar cerca de casa. Esto sí que es una perversión de la memoria democrática.

Podrás quitarle las competencias, pero jamás la honra, Marlaska
OKDIARIO. okdiario 8 Diciembre 2021

Podrá dejarla sin competencias en Navarra, pero no podrá jamás dejarla sin honra, por mucho que se esfuerce. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dado la puntilla a la Benemérita, que reclamaba la acción del Gobierno ante lo que los agentes consideran el último atropello: ya ni siquiera les pasan los avisos del Servicio de Emergencias del 112 en el territorio foral. Las presiones de Bildu han dado resultados -si alguien se pregunta por qué los proetarras siguen apoyando a Pedro Sánchez, aquí tienen una de las claves- y la Guardia Civil ha sido expulsada de facto de Navarra. Desde que la actual presidenta socialista, Maria Chivite, unió su destino político al de Bildu -igual que Pedro Sánchez-, la «expulsión silenciosa» de Navarra de la Benemérita es un hecho incuestionable.

Primero fue la transferencia de las competencias de Tráfico a la Policía Foral; luego, los operativos de montaña y, ahora, la comunicación de emergencias a través del 112. Cómo será que el coronel jefe de la Guardia Civil en la IX región, José Santiago Martín Gómez, hizo pública su denuncia durante un acto policial en Navarra el pasado mes de noviembre. Delante de mandos de la Policía Foral y de responsables del departamento de Interior navarro, el mando de la Benemérita advirtió de la merma operativa que suponía que sus guardias civiles no pudiesen tener acceso a los avisos de emergencias y, por tanto, no pudiesen movilizar a sus patrullas. El mando de la Guardia Civil ha llegado a cursar una queja interna ante la Dirección General, pero la honra de Marlaska es nula y su docilidad ante el chantaje proetarra, total.

Eso sí, por mucho que el ministro se empeñe en expulsar a la Guardia Civil de Navarra, el honor de quienes han sacrificado sus vidas en defensa de la libertad permanece intacto. Los podrá echar, pero jamás podrá mirar de frente a un Cuerpo cuya entrega y dignidad empequeñece la figura de alguien -qué sarcasmo- que se apellida ‘Grande’-Marlaska.

independentismo en cataluña
Sociedat Civil Catalana ilumina Educación para que Sánchez aplique el 25% de castellano en las aulas
Diego Buenosvinos. okdiario 8 Diciembre 2021

La organización Societat Civil Catalana (SCC) ha recordado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a través de una proyección animada sobre la fachada del Ministerio de Educación, la «obligatoriedad» de aplicar el 25 por ciento de las clases en las aulas catalanas en castellano.

De esta forma, Societat Civil Catalana se ha concentrado este martes frente al Ministerio de Educación para exigir que el Gobierno haga cumplir las sentencias judiciales en relación al 25 por ciento de asignaturas que se deben impartir en castellano dentro de la educación en Cataluña.

La concentración ha sido liderada por el presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, quien ha solicitado al Ministerio de Educación «que mande la ejecución de la sentencia», reivindicando la importancia de que el 25 por ciento de asignaturas en castellano «sea una realidad ya».

Así se ha manifestado Costa, con proyecciones de mensajes como «¡25% ya!» o el logo de Societat Civil en la fachada del Ministerio, tras destacar que el 55 por ciento de los catalanes tienen «como lengua materna el castellano». Por ello, ha asegurado que es «totalmente incomprensible y que sólo se entiende desde el sectarismo y el supremacismo» que no se permita impartir dos asignaturas vehiculares en castellano.

Asimismo, ha afeado la política lingüística de la Generalitat alegando que «es contraria al sentido común, a la igualdad de oportunidades, a los preceptos y recomendaciones de la UNESCO y de la ONU, a los derechos cívicos y a las libertades».

«Ya es hora de que lleguemos de una vez a un acuerdo de convivencia lingüística en Cataluña y que se trate con normalidad en la escuela lo que es normal en las calles, el bilingüismo», ha apostillado.

Por su parte, la responsable de derechos lingüísticos de SCC, Ángela Herrero, ha incidido en que los alumnos «no salen preparados para decir que conocen el español», al tiempo que ha reclamado que es un derecho de los niños «para que no tengan una barrera más» al lado del resto de estudiantes.

Finalmente, desde Societat Civil Catalana han destacado que es el Gobierno quien puede hacer ejecutar la sentencia a través de la Abogacía del Estado, por lo que han reforzado su petición al Ejecutivo «de cumplir y hacer cumplir» dichas sentencias. «Queremos nuestras dos lenguas queridas, el catalán y el castellano, en plena igualdad», han sostenido.

Recurso en Estrasburgo
Por estas razones, su organización, junto a la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB), tienen tiene intención de recurrir al Tribunal Europeo de Justicia: «No puede ser que estemos con un Govern que se niega a cumplir las sentencias y está en continuo proceso de desobediencia. Esto no es serio, llevamos demasiado años con esto».

Sociedad Civil Catalana recuerda que el 53% de catalanes tiene como lengua materna el castellano, frente al 32% que tiene el catalán.

La Generalitat dice que el niño que pide clases en castellano «vulnera el derecho del resto de familias»
OKDIARIO  8 Diciembre 2021

La Generalitat ya dijo que no acataría la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que obliga a que los alumnos reciban el 25% de las clases en castellano. El Govern separatista ya tiene el primer ejemplo de incumplimiento con un chaval de Canet de Mar (Barcelona) que pide clases en castellano. Los de Aragonés aseguran que esta petición es una «vulneración flagrante al derecho de la mayoría de las familias».

Así se ha pronunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo sobre el fallo de la Justicia catalana, que, según ha dicho, se dirige al centro y no a la Generalitat, lo que, bajo su punto de vista, impide la mediación.

En este contexto, ha reafirmado la idea de que se trata de una «vulneración flagrante al derecho de la mayoría de las familias» que se obligue a cambiar la lengua, lo que la portavoz del Ejecutivo catalán ha calificado de sorprendente. No es sorprendente que un organismo público, pagado por todos, no haga cumplir las sentencias judiciales.

En cualquier caso, ante las amenazas de la familia de la población barcelonesa de Canet de Mar que logró que su hijo diera clases en castellano en, al menos, un 25% del horario lectivo, Plaja ha señalado que el Ejecutivo catalán es contrario a «cualquier manifestación violenta, sea verbal o física» y que «siempre va a condenar y criticar cualquier actitud violenta».

Eso sí, ha dicho desconocer el caso concreto, pero ha señalado que el Gobierno de Cataluña siempre estará «en contra de amenazas y actos violentos».

Linchamiento
Al más puro estilo nazi, los separatistas han iniciado una campaña de señalamiento del niño y su familia. «¡Que se vayan!», aseguran los indepentendistas que han pedido incluso apedrear la casa familiar. Ante estos hechos, de nuevo el Govern hace oídos sordos dice desconocer que existan estas amenazas. «¡Me apunto a ir a apedrear la casa de este niño! Que se vayan fuera de Cataluña. No queremos supremacistas castellanos que nos odian», ha señalado Jaume Fàbrega, escritor y consultor gastronómico que cuenta con un blog en el diario separatista VilaWeb.

Este mensaje fue eliminado horas después de las redes sociales. Fàbrega ya dimitió como profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona tras llamar a Ciudadanos «el cáncer de Cataluña». Pero no ha sido el único mensaje que difundió el independentismo radical para tratar de amedrentar a una familia que pide que se aplique la sentencia de impartir al menos el 25% de las clases en castellano en todos los centros de Cataluña. «Apartheid a la familia que quiere destruir nuestra escuela y nuestro modelo. No son bienvenidas dado que no aman a Cataluña. Ya pueden marcharse por donde hayan venido», ha señalado otro usuario.

Totalitarismo lingüístico en Cataluña
Fiscalía debe detener la encuesta entre escolares catalanes sobre usos lingüísticos en familia
Agustín Benito Alba. https://rebelionenlagranja.com/ 8 Diciembre 2021

La presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña (AEB), Ana Losada, ha solicitado este martes a la Fiscalía que evite la distribución entre los escolares catalanes de una encuesta del Síndic de Greuges sobre sus usos lingüísticos en sus ámbitos familiares.

En el escrito presentado ante la Fiscalía Superior de Cataluña, Losada sostiene que esta encuesta «puede constituir vulneraciones graves de los derechos de los menores, tanto en lo que se refiere a su derecho a la intimidad personal y familiar, la libertad ideológica y el derecho a no ser obligado a realizar trabajos o tareas que no redunden en su beneficio o provecho».

La encuesta hace preguntas a los escolares como: ¿Cuál es tu lengua? ¿Qué lenguas estudias en la escuela? ¿Qué lenguas estudias fuera de la escuela? ¿Qué lengua hablaste primero en casa? ¿Cuál es la lengua que hablas con tu padre y/o con tu madre? o ¿cuál es la lengua que utilizas habitualmente? en casa, con tu familia, con tus amigos, cuando lees, en las redes sociales o cuando ves series?

También pregunta en qué lengua les habla el profesorado, dónde ha nacido, dónde han nacido sus padres, de qué nacionalidad son y qué nivel de estudios tienen.

En uno de los apartados de la encuesta, el alumno debe responder cuál es la lengua que utiliza en clase cada uno de los profesores, especificando por materias.

Con la encuesta «se pretende llevar a cabo sin autorización del tutor legal y se pide a los alumnos fiscalizar la lengua usada por los profesores».

«Se trata de una actuación que no responde al interés superior del menor y que carga a éste con una tarea que no es útil para su formación, aprovechando la situación de subordinación del menor en el entorno escolar para conseguir que facilite información de naturaleza íntima y familiar sin el necesario consentimiento de sus representantes legales«, alega Losada en el escrito presentado a la Fiscalía.

También argumenta que la encuesta del Síndic «tampoco se atiene al Código de Buenas Prácticas del Sistema Estadístico Europeo (2017) y, para colmo, el Síndic de Greuges no forma parte del Sistema Estadístico de Cataluña».

El escrito solicita la intervención del Ministerio Fiscal invocando la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor, las leyes educativas de 2006 y 2009 y la condición del menor como titular de libertad de ideología, de conciencia y de religión (LO 2/2006) y de libertad de pensamiento (Convención de los Derechos del Niño de 1989, en BOE 1990).

Losada también ha presentado una denuncia por la misma encuesta ante el Defensor del Pueblo y ante la Alta Inspección Educativa del Ministerio de Educación.

El pasado 4 de noviembre en una reunión telemática, el conseller de Educación, Josep González Cambray, y la secretaria de Transformación Educativa, Núria Mora, informaron a más de 3.000 docentes del envío de esta encuesta a los centros.

Según la AEB, en las indicaciones y respuestas a dudas de los directores «se responde que no hay obligación de informar a las familias, que es una encuesta anónima, pero que constará en el código de centro, y que los resultados de la encuesta podrán ser consultados por el propio centro y se enviarán también al Departamento, además de al Síndic«.
Se trata, pues, de ir configurando un verdadero archivo de familias y profesores castellanohablantes, sin su consentimiento, aprovechando la subordinación del menor, vulnerado el derecho a la intimidad personal y familiar.
Un paso más del totalitarismo lingüístico en Cataluña.

Totalitarismo lingüístico
Acoso en redes contra la familia que logró 25 % de enseñanza en castellano
Redacción. https://rebelionenlagranja.com 8 Diciembre 2021

La asociación Hablamos español ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Superior de Justicia de Cataluña contra los autores de diversos mensajes de Twitter dirigidos contra la familia que consiguió que un juez les reconociera el derecho a un 25 % de enseñanza en la escuela.

El hostigamiento empezó cuando alguien publicó de parte de la citada escuela, en Canet de Mar (Barcelona), que a partir de ahora se veían obligados a impartir un 50 % de clases en castellano.

«Os informamos de que nuestra escuela ha sido denunciada por una familia de P5A y a raíz de ello el TSJC ha dictado que las horas lectivas en esta clase deben ser el 50 % en castellano«, decía el mensaje tras el que «se desató una campaña en redes sociales en contra la familia«, han explicado desde la asociación en un comunicado.

Entre los mensajes publicados destaca, según, los denunciantes, «uno de la cuenta de Twitter de un varón, al parecer, profesor del Grado de Turismo de la UAB, redactado en los siguientes términos: «Me apunto a apedrear la casa de este niño. Que se vayan fuera de Cataluña. No queremos supremacistas castellanos que nos odian».

En la denuncia ante la Fiscalía de Barcelona contra el autor de este mensaje y contra otros se solicita al Ministerio Fiscal que «proceda a investigar los hechos denunciados y que tras identificar a los autores de los tuits que incitan a la violencia y odio se proceda contra sus responsables».

Más allá, Hablamos español ha señalado que a su juicio la «despreciable campaña orquestada» contra esta familia «es un motivo más» para agilizar el cumplimiento de la sentencia que obliga a la Generalitat de Cataluña a garantizar la presencia de, al menos, un 25 % de horas lectivas en español.

Educación
Doble discriminación: El Govern apoya a las familias que señalaron a los padres que consiguieron el 25% de castellano en Canet
GERMÁN GONZÁLEZ. Barcelona. El Mundo 8 Diciembre 2021

La campaña para desobedecer de los padres de una escuela de Canet pone en la diana a un alumno de cinco años y a sus progenitores

Doble discriminación: El Govern apoya a las familias que señalaron a los padres que consiguieron el 25% de castellano en Canet

La Generalitat ha dado un paso más en su escalada contra las decisiones judiciales que obligan a dar el 25% de castellano en las aulas. Ahora, además de negarse a acatar estas resoluciones de los tribunales también dan amparo a las familias que han puesto en la diana a los padres que han iniciado las demandas para que sus hijos puedan recibir esta escolarización en las dos lenguas. Así, se ha pasado de la desobediencia a tomar partido sin rubor por las personas que han señalado a otros padres por reclamar el bilingüismo.

El próximo jueves, el consejero de Educación, Josep González-Cambray, se reunirá con la dirección y las familias de la Escuela Turó del Drac de Canet de Mar (Barcelona), afectado por la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sobre la aplicación del 25% del castellano. Hace una semana, un grupo de padres denunció por las redes sociales que una familia del grupo de P5 pidió y ganó ante la Justicia que su hijo recibiese escolarización de castellano. La medida debe hacerse efectiva a partir de este jueves.

La reunión es una muestra más del apoyo expreso de la Generalitat a la escuela y a los padres contrarios a la decisión judicial. Hace unos días la secretaria general del Departament de Educación, Patrícia Gomà, instó a las familias del centro a "hacer público su rechazo" ante la resolución de recibir el 25% de las clases en castellano y recordó que en el caso de Canet se producían reacciones públicas contrarias a que los alumnos reciban menos clases en catalán, gracias a la "publicidad" mediática sobre la decisiones judiciales contra la inmersión lingüística. Por eso instó a las familias a movilizarse.

Desde la Generalitat también se afirmó este martes que la decisión judicial es una "vulneración flagrante al derecho de la mayoría de las familias" ya que consideran que al comunicarse la decisión a la escuela directamente se impide la mediación. Pese a esto el Govern rechazó "cualquier manifestación violenta, sea verbal o física" ya que "siempre va a condenar y criticar cualquier actitud violenta". Y es que las "reacciones públicas contrarias" a las que hacía referencia la administración catalana se convirtieron en un linchamiento público por las redes hacia la familia del menor que pidió clases en castellano por parte de sectores del independentismo que proponían desde "dejar al niño solo en el aula" a ir a su casa "a lanzar piedras", como dijo un escritos y ex profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Señalamiento
Ante una resolución judicial de "obligado cumplimiento", el centro comunicó al tribunal que aceptaba la decisión el 22 de noviembre y la semana pasada explicó a todos los padres que se hará durante tres tardes a la semana clases en castellano. Numerosos padres de la escuela hicieron pública esta situación por las redes sociales asegurando que eran "medidas impuestas" y que "replanteaba el modelo de escuela catalana con el proyecto de inmersión lingüística". Por eso instaron a movilizarse a todos los padres que estaban en contra de la decisión judicial colgando pancartas y recogieron firmas para mostrar su rechazo a la decisión del TSJC, además de recibir el apoyo de sindicatos de educación de cercanos al soberanismo. Incluso para el próximo viernes plataformas independentistas convocan una protesta ante la escuela para "desobedecer" las decisiones judiciales convocadas.

Sin embargo, la familia del menor que pidió las clases en castellano está viviendo estas protestas como un auténtico acoso. No sólo por el linchamiento en las redes sociales sino ante la posibilidad de que se desvele su identidad públicamente y se viertan represalias sobre ellos. En este sentido las entidades Asociación por una Escuela Bilingüe (AEB) y Hablamos Español presentaron ante la Fiscalía denuncias por lo que consideran un delito de incitación al odio contra los padres. "Me apunto a apedrear la casa de este niño. Que se vayan fuera de Cataluña. No queremos supremacistas castellanos que nos odian", indicaba un mensaje por las redes.

La presidenta de la Asociación por una Escuela Bilingüe (AEB), Ana Losada, que representa a los padres, señaló que se esta realizando un "minucioso seguimiento de cualquier posible situación que pueda suponer una situación de acoso para la familia y sobre todo para el menor" y añadió que hace unos días recordó a la dirección del centro su obligación por velar para salvaguardar la identidad de la familia. Sobre los padres aseguró que "están tranquilos y firmes" e incluso han recibido el apoyo de otras familias del centro, también de la misma clase, que están de acuerdo en que sus hijos reciban clases en español.

La AEB señala que los padres ha llevado la demanda de petición de que su hijo en P5 reciba clases en castellano de forma discreta y que cuando el TSJC comunicó la resolución a favor de su petición no lo hicieron público. Así, indican que fueron el resto de padres del aula y del centro los que empezaron a moverse por las redes sociales para denunciar la situación y que los medios de comunicación públicos catalanes así como otros soberanistas amplificaron sus reivindicaciones, lo que generó ese "acoso" hacia la familia afectada.

Hasta Bruselas
Las reacciones políticas no se hicieron esperar. La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, afirmó que "desconozco los detalles de las personas que fueron los demandantes y la cuestión del niño, pero, de ser así, hay que reprobar cualquier acción de acoso, es intolerable. Esa sería la posición del Gobierno, pero desconozco los detalles". Además recordó que la nueva normativa en materia educativa "habla de alcanzar competencias en ambas lenguas".

Por su parte, la portavoz del Partido Popular en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, instó a Bruselas a condenar el acoso de la familia de Canet de Mar y apuntó hacia el Govern por perjudicar "la convivencia, la tolerancia y el respeto a la ley en Cataluña, al negarse a acatar la sentencia que obliga a impartir un 25% de las clases en las escuelas catalanas en castellano". Lamentó que el consejero de Educación, Josep González-Cambray, "en un flagrante acto de prevaricación, asegurara que no exigiría el cumplimiento de esta sentencia" que insta a cambiar el sistema educativo de inmersión lingüística además de no "garantizar la seguridad y derechos del menor".

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, afirmó que "no tiene nombre" lo que "el nacionalismo está haciendo" con una familia de Canet de Mar, en Barcelona, por pedir que su hijo de cinco años reciba un 25% de las clases en castellano. Por eso, interpeló al Gobierno para ver "a qué espera" para salir en defensa de este niño y su familia y, en concreto, si la ministra de Educación, Pilar Alegría, piensa "cumplir con su obligación y proteger a esta familia".

Por su parte, el líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, acusó a la Generalitat de Cataluña y su presidente, Pere Aragonès, de ser "responsables directos" del "acoso" a este niño de cinco años. "El separatismo señala y la basura fanatizada ataca", destacó Garriga

Tirar la piedra (al castellanohablante) y esconder la mano
Gerard Mateo. cronicaglobal 8 Diciembre 2021

Entre la desobediencia de boquilla y el acoso a quienes plantan cara a la inmersión lingüística monolingüe en catalán. En esos parámetros se mueve el independentismo más fanático y, lo que es peor, con la aprobación de la radicalizada Generalitat. El caso de la familia señalada por exigir que se respeten los derechos de su hijo de recibir la educación en las dos lenguas cooficiales en Cataluña lo tiene todo para convertirse en el último bombazo de Netflix, si la plataforma compra la idea. El asedio por tierra, mar y Twitter es tan indignante como peligroso.

La historia, ya por casi todos conocida, es la siguiente: una valiente familia, con todo el derecho del mundo, consigue por la vía judicial –ya que la Generalitat impone el 100% en catalán– que el 25% de las clases de su escuela –aunque pide el 50%–, en Canet de Mar, las reciba su hijo en castellano. Algo que, por otro lado, deberán hacer todos los colegios tras las resoluciones judiciales, salvo que el Govern desobedezca –como ha insinuado, incluso incitando a las familias a oponerse al fin de la inmersión monolingüe– o que nadie le obligue a ejecutar las sentencias, que tampoco se puede descartar, repasando el historial de los actores de este tablero.

El caso ha llegado a las redes sociales, donde un exprofesor de la UAB (¡un exprofesor!), Jaume Fàbrega, que nunca decepciona, ha llamado a apedrear la casa de esta familia. Peor aún, se apunta “a apedrear la casa de este niño”, un muchacho de 4 años, por “supremacista”. Esta frase, que contiene un claro mensaje de odio, obviamente ya está en manos de la fiscalía para que proceda como deba hacerlo. Por desgracia, es la única vía para enfrentarse a este sujeto, porque con gente que opina de este modo es imposible razonar. Mejor no intentarlo. De todos modos, que haya personas así entra dentro de las probabilidades, porque somos muchos en el mundo. Lo que no es de recibo es el apoyo velado del Govern.

Preguntada por la cuestión, la portavoz del Ejecutivo autonómico, Patrícia Plaja, ha calificado de “sorprendente” el hecho de que “un solo alumno obligue a cambiar la lengua al resto” –afirmación incierta, dado que el catalán se mantendrá en el 75% de la educación de la escuela–, y ha considerado que “es una vulneración flagrante al derecho de la mayoría de las familias y los alumnos del centro” que, o bien comulgan con sus tesis nacionalistas, o bien no se han atrevido a plantar cara a la inmersión. No solo eso, sino que ha tratado de presionar a algunos medios con que suavizaran este enfoque, porque lo habían entendido mal. En todo caso, tiene guasa esta reacción de Plaja justo después de anunciar una ley catalana contra el racismo y la xenofobia. Ya intuimos qué casos pueden quedar al margen de esta ley.

La comparecencia de Plaja ha tenido continuidad poco después, tras conocerse que el mismo conseller de Educación, Josep González Cambray –que llamó a desobedecer las sentencias judiciales sobre la inmersión–, se reunirá este jueves con la dirección y las familias de esta escuela de Canet. Lo hará junto a la alcaldesa del municipio, la secretaria de Transformación Educativa de la consejería y el director de los Servicios Territoriales. Viendo sus antecedentes, no parece que sea un encuentro en son de paz; más bien es posible que de ahí salgan, por lo menos, nuevas palabras de rechazo a la justicia.

Curiosamente, esta visita de producirá cuando algunos padres de este centro acaban de firmar un manifiesto para blindar la inmersión, denunciar que este caso tiene un trasfondo político y defender que ellos respetan mucho el castellano, aunque de forma velada están acorralando a los disidentes y avisando a otros que quieran dar el paso. Eso sí, no vaya a ser, están totalmente en contra de cualquier tipo de violencia y señalamiento. Faltaría más. Si esto no es acoso encubierto y respaldado por las instituciones, que baje Dios y lo vea. En todo caso, estas familias tiran la piedra y esconden la mano, no como el amigo Fàbrega que, dentro de lo que cabe, va de cara.

La Vanguardia, la valedora de la burguesía separatista catalana
Vemos como un medio de comunicación, que en otro tiempo se caracterizó por su objetividad, ha caído en lo más bajo del proselitismo y el sectarismo separatista
Miguel Massanet. diariosigloxxi 8 Diciembre 2021

"La pasión puede ser destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo. La peor de todas, la que ha causado más estragos en la historia es la pasión nacionalista", Mario Vargas Llosa.

La soledad, esta compañera incómoda de los mayores (me niego a aceptar el calificativo inhabilitador de anciano o viejo por lo que comporta de exclusión, descarte o anulación de cualquier actividad intelectual de los que pertenecemos a la tercera edad) pero que, en la mayoría de casos, forma parte de la cotidianidad de los que, con suerte, podemos peinar canas, tiene la rara virtud o llámese como se quiera, de convertirnos en unos fríos, distantes, enfurruñados y poco manejables críticos del entorno en el que nos ha tocado vivir. Esto supone una buena dosis de intolerancia, de análisis implacable y de poca receptividad hacia lo que, desde las alturas del poder político, por medio de su poderosa maquinaria de propaganda y de su, casi absoluto, control de los medios informativos, se intenta vender a la ciudadanía mediante la machacona, edulcorante, sibilina y anestesiante información amañada, retocada, suavizada y presentada de modo que, a los ojos del pueblo, resulte lo suficientemente atractiva para aceptarla sin oposición.

En Cataluña, esta parte de España en la que parece que las leyes, la Constitución, los ligámenes interregionales, la confraternización y la tolerancia con el resto de los españoles no tiene cabida, ni hay medio de que entiendan que sus veleidades nacionalistas, su historia inventada, sus mal humores intransigentes y falta de empatía con el resto de comunidades, están condenadas a fracasar por mucho que se valgan del chantaje al actual Gobierno, tan propicio a ceder ante sus exigencias, del que se valen para mantener en alto un estado de crispación que impide que, en España, se normalice el Estado de derecho, se dedique más tiempo al gobierno útil de la nación y se deje de satanizar a aquellos partidos políticos que se manifiestan en contra de las cesiones al separatismo y los avances, aparentemente imparables, de una izquierda bolchevizada que, valiéndose de un gobierno débil y de una situación de perenne inseguridad, están buscando desestabilizar el país, crear un ambiente revolucionario y, mediante el desorden y las luchas callejeras, crear el clímax propicio para instalar una dictadura comunista en España.

Precisamente en la comunidad catalana y, concretamente, en la prensa escrita, tenemos un ejemplo palpable de lo que supone un medio privado de información puesto al servicio de la causa separatista, en el que colaboran un plantel de periodistas a los que no les importa inventar, tergiversar, falsear y vender como buenas, actuaciones de la Generalitat, el gobierno socialista, los partidos separatistas catalanes, las instituciones adictas al objetivo independentista y, atacar, sin miramiento alguno y respeto por la verdad, a cuantos de alguna manera luchan para conservar Cataluña dentro del Estado español.

La Vanguardia, del grupo Godó, financiada generosamente desde la Generalitat, dotada de un poderoso y sectario elenco de propagandistas del independentismo, se está mostrando como uno de los medios más activos, relevantes, luchadores y progresistas en todo cuanto se refiera a un ataque sin contemplaciones a la derecha ( no sólo en España sino a la del resto de países de nuestro alrededor, especialmente con los que están gobernados por la derecha o partidos que son contrarios al desarme moral, opuestos al aborto o que siguen manteniendo la diferencia entre matrimonios homosexuales y matrimonios heterosexuales.

Una de las particularidades del rotativo de los Godó, que no podemos entender, es que su plantilla de directores adjuntos no tiene fin. Con tantos altos cargos no es de extrañar que su periódico tenga necesidad de apoyos de la Generalitat para poder satisfacer unas nóminas que se nos antojan estratosféricas. Y uno de ellos, Miguel Molina, nos ha obsequiado con un artículo cuya base es enviar a nuestra Constitución de 1978 al desguace. Para este señor, que no se ha parado en contemplar lo que sucede en otros países, los EE. UU de América, por ejemplo, una Carta Magna, que tiene sólo cuarenta años y pico, ya está obsoleta. Una constitución que fue aprobada mayoritariamente por todo el pueblo español y, muy especialmente, en la comunidad catalana. Confunde este señor las partes con el todo, lo que le permite renegar de la vigencia de una constitución que, precisamente, se instauró para que tuviera continuidad en cuanto a salvaguardar la unidad de la nación española, contra lo que ya existía entonces a causa de las aspiraciones de la Terra Nostra y otras organizaciones terroristas instaladas en aquella región de España.

El hecho de que haya aspectos que debieran revisarse (por ejemplo, las excesivas concesiones que se les han hecho a las autonomías y que, como vemos, están dando alas a los partidos que reclaman la independencia de España); la exigencia ineludible de recobrar una enseñanza única para toda la nación; la imperiosa necesidad de devolver al idioma castellano su aplicación, sin más disquisiciones, en toda España y sin permitir que sea sustituido por los idiomas regionales que siempre deberían haber estado subordinados el idioma español. Caben, por supuesto, enmiendas, como sucede en los EE. UU, que mejoren algunos aspectos de la ley, pero, en modo alguno, las que intentan imponer los separatistas con el objetivo de facilitar que, algunas partes de España, pudieran separarse voluntariamente de ella sin que el resto pudiera opinar.

Habla el señor Molina de un pretendido distanciamiento de “la juventud” de la Constitución actual. Se basa en una encuesta publicada en La Vanguardia, una de estas encuestas propias de quienes persiguen un objetivo propagandístico y que están previamente cocinadas entre los directivos del medio y la empresa que las construye. Al parecer se pretende decir que el sistema democrático está en capa caída. Sin embargo, los números que se facilitan no demuestran, ni de lejos, que la aceptación haya disminuido de una forma alarmante ya que, en el 2021, un 78% de los encuestados admite que “la democracia siempre es preferible” contra unos números irrisorios, de un 4% que prefieren en algunos casos la dictadura. Por otro lado, las alternativas no dan motivo para justificar el mencionado descontento, porque lo que ha subido es el número de los que no saben, no contestan y de los que tanto les da, que alcanzan la elevada cifra del 17’8%, la más elevada desde 1985.

Pero lo que verdaderamente se esconde ante unas conclusiones tan poco científicas es la idea, de todos estos propagandistas de la independencia, de restar importancia a la Constitución por ser la piedra angular de la defensa de la unidad de la nación española. Y, metidos en harina, conviene que no dejemos de comentar una de las declaraciones del señor Pedro Sánchez con motivo de la celebración se la vigencia de la Carta Magna. Y no se queda corto el señor presidente en dejar clara su intención de convertir España en su dominio particular, en una nueva república al estilo de la del señor Maduro, dejando claro que la reforma que él pretende hacer de la Constitución la quiere llevar a cabo con la exclusión del partido de la oposición, el PP. Es evidente que no está en su mano el hacerlo porque, ni en sueños, tendría la mayoría parlamentaria para cometer una cacicada semejante. Pero la declaración de intenciones está hecha. Y aún más, habla de una Carta Magna “sin opciones a reforma”, algo que en la actualidad no existe, porque sí hay posibilidades de reformarla, siempre que exista una mayoría cualificada en las cámaras, para hacerlo. Estos tics del señor presidente del Gobierno, son los que deberían alarmar a todos los ciudadanos españoles que no estén de acuerdo con las dictaduras y, aún menos, cuando se tratan de implantaciones totalitarias que, en modo alguno, pueden admitirse en un estado democrático como es el nuestro, al menos hasta ahora.

Existe en los políticos, especialmente en los de izquierdas, una propensión a valorar, yo diría que, a supervalorar a la juventud, presentándola como la víctima del capitalismo. Es obvio que quienes se han propuesto vendernos las bondades de un comunismo trasnochado, tienen mucho interés es convertir a los estudiantes en sus aliados, aprovechándose de que, por su propia naturaleza, el joven es más altruista que las personas mayores. Pero no debieran olvidar que, pese a esta circunstancia transitoria, en España la mayoría no ha votado al comunismo y si hoy tiene un cierto predicamento, se lo debemos a los oficios del señor Pedro Sánchez que, después de haberlo negado como Judas, se entregó en cuerpo y alma a lo peor de comunismo bolivariano, equivocación que está pagando con creces en unos momentos en los que se ve impotente para parar a la señora Yolanda Diaz, a la que no es capaz de frenar en su auge dentro de las izquierdas españolas , lo que puede complicarle sus posibilidades de volver a repetir legislatura al frente del Gobierno.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, vemos como un medio de comunicación que, en otro tiempo se caracterizó por su objetividad, ha caído en lo más bajo del proselitismo y el sectarismo separatista, de la mano del grupo Godó y de quienes forman parte de su plantilla, que no dejan de dar muestras de su ojeriza hacia España, la derecha española y todos aquellos que se oponen a sus intereses, como miembros de la mafia burguesa-separatista que sigue existiendo en Cataluña.

Hoy la frase que vamos a incluir se la debemos al señor Federico Giménez Losantos, que nos habla de un personaje que el PP ha dejado en la cuneta: “Vidal-Quadras es el único político catalán que le ha plantado cara al separatismo.Y con el que el PP triplicó los votos.”

El peligro de las enfermeras andaluzas
José García Domínguez. Libertad Digital 8 Diciembre 2021

Leo de pasada en la prensa doméstica que uno de TV3 (no me he fijado en el nombre porque todos dicen siempre lo mismo y son intercambiables) ha provocado un pequeño alboroto local tras reclamar a las autoridades de la Generalitat que obliguen estudiar gramática catalana a unas enfermeras andaluzas que acaban de contratar en Barcelona. Parece ser que el de TV3 no sabe hablar el castellano y que tampoco lo entiende con la suficiente pericia como para evitar correr el riesgo de que las andaluzas le pongan un supositorio la próxima vez que acuda al consultorio de su barrio con intención de que le miren la presión arterial.

Así, tras denunciar el peligro andaluz que se cierne sobre todos los usuarios de la sanidad pública de la demarcación ante la inexplicable pasividad cómplice de los poderes públicos, el de TV3 parece que ha expresado su temor a verse tildado de nazi por los clásicos inadaptados de siempre. Y es que ese furtivo de las andaluzas no sólo desconoce los rudimentos del castellano, sino que tampoco da señales de saber nada de los nazis. Pues ocurre que a los nazis lo del idioma que hablase o dejase de hablar el prójimo era un asunto que les traía más bien sin cuidado. Algo, esa honda indiferencia lingüística de los nacionalsocialistas, que se antoja evidente cuando se repara en que los judíos germanos se comunicaban en el mismo idioma alemán que ellos, afinidad fonética que no les evitó ser exterminados. De ahí que al de TV3 resulte por entero procedente y legítimo catalogarlo de tonto del culo, pero en ningún caso de nazi.

Yo creo que todas las mañanas del año, y siempre antes de desayunar, deberíamos dar las gracias a Dios por lo muy negados que son para la política los catalanes catalanistas. Porque son muy negados. Mucho. Así, si solo tuviesen un poco de cintura política, solo un poco, estoy convencido de que en octubre del 17 podrían haber ganado. Pero perdieron entonces y perderán siempre porque ese cerrilismo tan cafre con el asunto de la lengua resulta superior a ellos. ¿Qué les habría costado abrir un poco la mano con la inmersión hace veinte años para que el proyecto de la independencia llegase a seducir a un buen puñado de castellanohablantes? No les habría costado nada, pero no pueden. Gracias, Señor.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial