AGLI Recortes de Prensa   Jueves 6  Enero  2022

Secuestro del Estado
José Manuel Sánchez Fornet. okdiario  6 Enero 2022

Un total de 140.000 millones de euros va a gestionar un Estado infectado de partidismo, trufado de corrupción, carente de controles rigurosos y burocratizado, que ha creado estructuras innecesarias en la Administración central, autonómica, provincial o local para colocarse ellos, familiares y amigos.

Aeropuertos sin tránsito de personas construidos para embolsarse millones, AVE sin pasajeros, polideportivos en pueblos que ni acudiendo el 100% de sus habitantes y localidades cercanas sería sostenible; ser amigo de quien tiene capacidad de decidir o influir te hace pasar de empresario frustrado sin ideas ni capacidad a empresario millonario. Depende de tus amistades, no de tu capacidad, y eso ocurre igual con gobiernos de izquierda, derecha, nacionalistas, comunistas o independentistas. Se usa y abusa de fondos del Estado para protección, pompa y boato en las instituciones, prácticas heredadas de la dictadura mantenidas y extendidas con la excusa del terrorismo en esta partidocracia con máscara de democracia. Comportamientos propios de dictaduras bananeras, no de democracias.

Los partidos sustituyen al Estado; el ejecutivo manda en el legislativo e influye en el judicial. El dedo del líder decide las listas y los diputados obedecen por el pesebre, como los demás en otros organismos que sirven a su señor, que les ha colocado con salario estratosférico comparado con la media del país o la profesión del designado (Defensor del Pueblo, Tribunal de Cuentas, CNMC…).

El último escándalo conocido, que afecta al padre del presidente, Playbol, ha pasado sin pena ni gloria recogido sólo por este diario. Antes ha habido otros no aclarados (viaje de la vicepresidenta de Venezuela, dinero público para traducir al catalán, Espadas al Senado para mantener un sueldo…); los medios de comunicación de masas están subvencionados, condicionados, por los poderes públicos de todas las administraciones y todos los partidos. Políticos profesionales que no han superado nunca una oposición ni han hecho otra cosa en su vida que medrar y obedecer en el partido-secta (todos lo son).

“Nadie quedará atrás”, dice el Gobierno, mientras millones de ancianos y enfermos hacen colas en entidades públicas o privadas; ancianos no atendidos en su Centro de Atención Primaria exigiéndoles que obtengan cita por internet. No saben. Pasan horas de pie en la calle llueva, nieve o ventee o a pleno sol en verano, y algunos retrasan tratamientos pudiendo tener secuelas graves por ello. Sé que es competencia de las comunidades autónomas, pero seguimos siendo una nación con una Constitución y hay un Gobierno de España que es responsable de la salud de su ciudadanía. Ancianos a los que cualquier empleado en cualquier banco se niega a recoger o entregar dinero y lo remite al cajero automático. Un gobierno lejos de la gente en sus coches oficiales, residencias, pompa, boato, escoltas (para protegerse de la indignación de la gente del pueblo), y cargando al Estado costes que deberían abonar de sus bolsillos ministros, altos cargos, diputados y otros de la casta privilegiada.

Del precio de la luz, el IPC, o la sedición de parte del Estado en Cataluña contra la lengua oficial en España, el castellano, se escribe y leemos a diario, sin reacción del Gobierno de la nación porque necesita los votos independentistas. Una democracia que normaliza los ataques a la nación y sus símbolos, sumado a la mentira habitual de su clase política está condenada. No saldremos más fuertes; unos pocos saldrán con sus faltriqueras, de familiares y amigos llenas, pero, además de los ancianos de hoy, las próximas generaciones seguirán pagando con colas de hambre, sangre, sudor y lágrimas la deuda contraída, los préstamos que habrá que devolver y la indigencia ética derrochadora de nuestra clase política.

La reconquista está en marcha y se hará
Hermann Tertsch. https://gaceta.es/ 6 Enero 2022

La guerra cultural que las fuerzas comunistas lanzaron hacia 1960 para la penetración total de los Estados por la hegemonía cultural y política no fue cruenta, porque liberales y conservadores cedieron sin resistencia todo el espacio público, cultural, educativo y mediático. Son 60 años de bombardeo de doctrina igualitarista del rencor, historia falsificada, cristofobia, liquidación de valores y voladura de familia, relaciones humanas y lazos civilizatorios. En colegios, universidades, libros, cines, teles y radios, criando resentidos odiadores. Esta deriva totalitaria ya en su máximo control y abuso masivo y delincuente en España llega al punto en que su incompetencia absoluta no es defendible por cauces democráticos. Le harían perder el poder. Valora ahora cuánto tiene que violar la ley para mantenerse en el poder.

Las fuerzas de la revolución cultural, política y también geopolítica con actores externos como Rusia, Irán o China intentan destruir la civilización occidental. Han hecho ya colosal daño en países vulnerables como Venezuela y España. Pero quieren toda América y toda Europa. Ante la pasividad, traición e incompetencia de las fuerzas que prometían la defensa de las naciones y de la libertad, muchos países se han visto literalmente arrollados ante este paseo triunfal del ejército cultural-mediático, y después burocrático y de poder de la izquierda. Muy tarde ha surgido la reacción a la presión brutal de este proyecto de cambio global de sistema que dirigen elites, organismos de la ONU, las nuevas multinacionales globalistas y las tropas de choque de la izquierda socialcomunista adoctrinada en sus diversas denominaciones.

El proyecto revolucionario que tiene pasos a corto plazo como la Agenda 2030 reflejados en el ominoso Pacto Verde de la UE se presenta con dos versiones: suave socialdemócrata en Europa y violenta con fuerzas narcocomunistas en América. Sus tácticas son diferentes, sus fines no. Al final la buena noticia es que por primera vez en estos seis decenios han surgido en Europa -y se ven indicios esperanzadores en América- fuerzas nacionales decididas a defender y a toda costa libertad, nación, verdad, familia, vida, en suma, la civilización occidental. Estamos en un cambio de tiempos. Las fuerzas totalitarias necesitan destruir las democracias para retener el poder. Y las fuerzas nacionales por primera vez se coordinan entre sí para la reconquista de todos los espacios o poderes que se le entregaron a la izquierda sin lucha.

No debe extrañar que aunque otros partidos nacionales iniciaran antes esta reacción contra el mal y el totalitarismo, sea un partido español, VOX, el que es ya el referente para tantos en Europa y América. Es el Espíritu de la Reconquista que entiende y convoca como nadie. El Espíritu de la Reconquista es el que llevó a un pueblo cristiano arrollado por el islam en 711 a batallar desde una minúscula mancha asturiana durante más de 30 generaciones hasta 1492 para recuperar para el cristianismo toda la tierra hispánica hollada por el islam. El Espíritu de la Reconquista es la fuerza interior de quien sabe que lucha por una causa inmensamente mayor que él. La Reconquista se continuó con el milagro de la Conquista de América, la mayor gesta civilizadora de la humanidad, solo comparable a la del Imperio Romano. La Conquista de América solo fue posible por la memoria de ese pundonor de siglos que hizo cruzar los Andes con coraza y crear puertos desde Cabo de Hornos hasta Alaska, y ciudades, universidades y hospitales, servicios sociales y catedrales en tres siglos de prodigio.

Nuestra reconquista exigirá no menos valor y aguante y como aquella será de fin incierto ante el poderío y la falta de escrúpulos del enemigo. Ellos quieren destruir nación, familia y libertad para tener individuos entregados, dependientes e intercambiables, sin identidad. Nosotros vamos a evitarlo y a dar esperanza a todos aquellos en España que quieran vivir en libertad, con respeto y dignidad con un gobierno al servicio de la nación y no con una caterva de tiranuelos parásitos comandados por el peor como ahora es el caso. La reconquista está en marcha. Un hito fue la entrada de VOX en el Parlamento andaluz. Hoy está en toda España y pronto asumirá la colosal responsabilidad de recomponer el Estado y la nación, que sufren un largo y brutal ataque desde dentro. La reconquista será muy dura. Pero se hará.

Carta a los Reyes Magos
Rafael Bardají. https://gaceta.es  6 Enero 2022

Yo empezaría, obviamente, con lo que más quiero: que se acaben los tiktoks de enfermeras y enfermeros haciendo el ganso sobre el telón de fondo de los enfermos de covid. Que no digo que no tengan derecho a un desahogo de cuando en cuando, pero que, al menos, no nos hagan testigos cómplices del mismo, dejen de hacer el ridículo y se tomen su profesión con algo más de respeto.

Como no creo que se me conceda ese deseo, por imposible dada la naturaleza humana, pediría entonces que el 2022 no me decepcione mucho. Al gobierno no le pido nada, porque lo considero del todo perdido, pero de la oposición sí que me atrevería a esperar algo. Por ejemplo, empezando con las elecciones autonómicas de Castilla León. Yo no sé a quien la convocatoria de elecciones anticipadas ha pillado con el pie cambiado, pero me temo que a Vox le ha cogido sin -todavía- un líder indiscutible que multiplique aún más su crecimiento. Al igual que con Andalucía, donde todo apunta a que Macarena Olona será la número uno cuando Juanma Moreno se decida a llamar al voto a los andaluces, no parece descabellado que una formación centralista, como Vox, coloque a uno de sus pesos pesados, aunque proceda de Madrid. Yo me atrevería a afirmar que el número uno ideal para Castilla León, en esta convocatoria, no puede ser más que Javier Ortega Smith. Nunca le vi para el Ayuntamiento de Madrid pero los últimos acontecimientos donde Vox ha quedado descolgado y carente de influencia gracias a las ladinas, pero esperables, maniobras del alcalde, llevan a pensar que su papel está ya amortizado en la capital. Y, sin embargo, Javier Ortega es un activo en términos de identificación con el proyecto Vox, bien conocido en toda España y puede tener el tirón que el partido de Santiago Abascal necesita en estas autonómicas.

En términos nacionales también me atrevería a pedir no sólo que se cumplan las predicciones de las encuestas y que el apoyo a Vox logre una mayor representación parlamentaria, algo que se tendrá que comprobar en las autonómicas de Castilla y León en primer lugar. Me gustaría que sus dirigentes fueran capaces de salir airosos de la situación complicada en la que se encuentra su partido, obligado por su responsabilidad a no favorecer un gobierno de izquierdas siempre que el PP pueda gobernar con su apoyo directo o indirecto, pero, a la vez, no encasillarse en ser la muleta de los de Casado de cara a sus propios votantes. Es una delgada línea por la que tiene que caminar los de Abascal porque consolidarse como alternativa implica que el PP no se consolide en el poder allí donde lo mantiene. Igualmente, el apoyo prácticamente incondicional a los dirigentes regionales del PP alimentará el discurso del pragmatismo con el que el PP reemplazará al del miedo en las próximas generales: «Para votar a Vox, que apoyará al PP, mejor vota PP desde el principio». Si no, al tiempo.

En fin, y para acabar que no pretendo ser muy ansioso con sus majestades los Reyes Magos, yo pediría que la oposición en España se libre de su actual estrategia, franco-rajoyista, de que el tiempo resolverá nuestros problemas. El PP está esperando el descalabro de Sánchez sin hacer nada, porque cualquier iniciativa, entienden los dirigentes de Génova, se les volverá en su contra. No se dan cuentan de que es así porque sus iniciativas son malas, muy malas, no porque sean iniciativas; y Vox está esperando que el PP vuelva a decepcionar a sus votantes y se produzca un corrimiento electoral finalmente en su dirección. Que yo no cuestiono que ese sea el futuro, pero cuestiono el «finalmente», esto es, el cuándo. Al fin y al cabo, en cien años, todos muertos, ya se sabe. Vivimos en una cultura del ya y el ahora y apostar por el éxito en 2027 o 28 me parece, cuando menos, arriesgado. Máxime si es verdad como ha definido un responsable del partido la actual situación bipartidista en España: Todos contra Vox.

En fin, queridos Reyes Magos, déjenme el mejor regalo pues: que esté equivocado

El balance internacional del año 2021
Nahem Reyes. https://gaceta.es 6 Enero 2022

El acontecer mundial a lo largo del año 2021 estuvo marcado por cuatro grandes temas: la pandemia / sindemia / parapandemia del virus de Wuhan o covid-19; la humillación de EEUU tras su desastrosa retirada de Afganistán; la escalada agresiva de China contra India y Taiwán; y las fuertes fricciones experimentadas por Rusia y la Unión Europea.

Primero, Bill Gates, el flamante Dr. Anthony Fauci, el nefasto director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud -el etíope y buen servil del régimen chino Dr. Tedros Adhanom-, además de la Rochelle Walensky, directora del Centro de Control de Enfermedades (CDC), y por supuesto, los voceros de los diferentes laboratorios fabricantes de las vacunas contra el precitado virus prometieron que tras su producción y su masiva aplicación se cortaría la trasmisión disminuirían notablemente los casos y gradualmente la crisis se disiparía.

Paradójicamente, en 2021 se evidenció el gran fiasco de todas las vacunas, independientemente de su origen, es decir, las chinas (Sinopharm, Sinovac y CanSino Biologic), las estadounidenses (Johnson & Johnson, Pfizer y Moderna), la inglesa (Astra-Zeneca), la rusa (Sputnik V), las cubanas (la Abdala y la Soberana), entre otras. Simplemente fracasaron en impedir el contagio y peor aún, la transmisibilidad, por lo que el mundo experimentó oleadas tras oleadas de brotes del virus que a su vez implicó la implementación de más medidas restrictivas a la movilidad de las personas a escala nacional e internacional, afectando nuevamente de modo muy negativo la economía a escala individual, familiar y lógicamente mundial.

Sin contar las absurdas medidas como los llamados «refuerzos», «boosters» o 3° y hasta 4° dosis, en caóticos programas de vacunación que han llegado al extremo de mezclar diferentes tipos de vacunas a las personas, cierres de vuelos internacionales y de lo que los burócratas llaman «actividades no esenciales» y hasta el altamente cuestionable «pase verde» o «pasaporte sanitario», pese a todo ello, el resultado ha sido el mismo, el virus chino abre el 2022 casi de la misma manera que irrumpió a finales de 2019, con la gran diferencia que nuestra libertad ha sido grandemente expoliada por los distintos gobiernos, los Estados han gastado enormes cantidades de dinero en una vacunación infructífera, pero que si elevó notablemente las ganancias de los laboratorios implicados en la producción y venta de las vacunas antes citadas. Por todo ello, tenemos la base fáctica para sostener que esta historia continuará sin mayor variación a lo largo de este año.

El segundo tema en nuestro orden del balance 2021, resulta casi obligatorio repasar brevemente lo concerniente a la humillación auto-infligida por el propio presidente Joe Biden al poder militar y político de los EEUU, quien desoyó tercamente sus asesores y ordenó una retirada totalmente apresurada lo que suscitó el desorden, desorden que abrió peligrosamente las brechas para el rápido colapso del gobierno constituido de Ashraf Ghani, la toma del control por parte del Talibán sin contar los varios atentados terroristas que cobraron la vida de civiles e incluso de efectivos de las Fuerzas Armadas estadounidenses. Este hecho demostró una enorme debilidad de EEUU en la liza internacional, a la vez, evidenció el desconcierto total reinante en la Casa Blanca en lo referido a la sensible materia de la política exterior y la seguridad.

Esta evidente y acertada lectura geopolítica rápidamente la tomaron los enemigos de EEUU, vale decir, Vladimir Putin, presidente de la potencia rusa y Xi Jinping, líder del gigante comunista chino, que a juzgar en términos de política internacional obraron como lógica e históricamente corresponde, es decir, el vacío auto-generado por la Administración del demócrata Biden rápidamente es ocupado por otros Estados, sus potencias rivales.

Ello nos lleva a nuestro tercer y cuarto punto, las expresiones de poder a escala regional aunque con claro tinte de influencia global. Nos referimos, por una parte, a la escalada agresiva de Rusia contra Ucrania, a quien en el 2014 le robó Crimea y el último tercio del año que recién feneció apostó un gran contingente de tropas en la frontera con su pequeño vecino. La débil reacción de la Unión Europea se limitó a la diplomacia, pero es una Europa técnicamente de rodillas, pues, el mayor proveedor de gas a la región es justamente Rusia, situación que se agudiza cuando la región padece un déficit de dicho producto en al menos 13.000 millones de metros cúbicos en pleno invierno y en un contexto de limitación de mercado por proveer de este producto a la región, pues Noruega y Argelia si bien es cierto que aumentaron ya sus producciones de gas, será dentro de 12 meses cuando podrán abastecer la región, por lo que Putin tiene el viento a favor en la gestión de estas crisis en la que Europa no expondrá en pleno invierno a colocar en riesgo su abastecimiento de gas.

Finalmente China, al igual que Rusia, incrementó su presencia hostil en la región, primero contra Taiwán y luego contra India. En cuanto a la isla asiática fueron múltiples los episodios de tensión por el sobrevuelo de naves de combate chinas que se aproximaron al espacio aéreo taiwanés, mientras que contra India, la tensión se centra en la cordillera del Himalaya donde existe un histórico diferendo limítrofe desde 1914. En todo caso, China ha apostado de manera permanente tropas en su lado de la cordillera, por lo que la respuesta de India será recíproca. Si bien es cierto que hubo algunos intentos de diálogos, el mismo fracasó tras acusaciones mutuas de falta de cooperación y estancamiento. Esto motivó a que Japón, Taiwán e India formen una suerte de bloque de cooperación estratégico y militar ante una eventual agresión por parte de China, a la que nuevamente la débil Administración de Biden asomó la posibilidad de cooperación en ese sentido, aunque queda la enorme duda si cumplirá.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La crueldad separatista
Imma Lucas. vozpopuli.es 6 Enero 2022

Leo en titular que "Carles Puigdemont cree que los presos de ETA sufren vulneración de derechos" y me pregunto dónde quedan los derechos de todos aquellos que murieron asesinados por los terroristas, y, sobre todo, me pregunto por qué el independentismo catalán, rozando la crueldad, se muestra tan afín a aquellos asesinos que se mancharon las manos de sangre y sumieron en el miedo y el dolor a los vascos y, por extensión, a todo el país. Creo que a muchos de los votantes independentistas tampoco les place ver cómo sus líderes acuden a manifestaciones en favor de los presos de ETA, y se rodean de gente partidaria de la causa de estos criminales, como hizo Oriol Junqueras a los pocos días de ser indultado. Harían bien en alejarse de lo que queda de ETA y velar por reparar el daño causado.

No existe argumento que haga posible aceptar el vínculo que se teje cuando los independentistas amparan causas que tienen algún tipo de relación con la banda asesina. Cuando la política sigue sin trazar una férrea línea roja entre sus anhelos de independencia, como defienden partidos legítimos en Euskadi y Cataluña, y lo que ETA significa, el separatismo se convierte en una causa con tintes de inmensa crueldad. Hay pensar más en los muertos, en las víctimas, en sus familiares y amigos aislando a todo aquello que esté salpicado por la sangre y el terror. ¿Se arrepienten los presos? ¿Harían por acercarse a los familiares de los que un día asesinaron a pedirles perdón? ¿Muestran algún grado de conmiseración los simpatizantes y los próximos a la banda terrorista con las viudas, hijos, familiares de aquellos a quienes asesinaron? ¿Les ayudan de algún modo, les han podido decir un lo siento? Aunque estas víctimas ya ni quieran ni necesiten, ¿darían el paso? Sólo reconociendo el dolor y el daño causado se puede empezar a reconstruir una sociedad golpeada por el terror sembrado por estos criminales.

Lecciones de Derecho
No tienen nada que ver los políticos presos por el 'procés' con los etarras presos. No se entiende porqué algunos siguen mostrando ostensiblemente su simpatía por ellos. No es lo mismo Oriol Junqueras que Javier García Gaztelu -asesino de Miguel Ángel Blanco-. No es lo mismo, por lo tanto no entiendo porqué líder como el de ERC, que ahora preside el partido que gobierna en Cataluña, puede acercarse a cualquier causa que tenga algo que ver con los asesinos. Respeto a cualquier partido que haya sido votado democráticamente pero jamás a aquellos que asesinaron supuestamente en aras de un proyecto independentista. Esto deberían tenerlo en cuenta sus correligionarios catalanes. Puigdemont no puede dar lecciones de Derecho o de cumplimiento de la legalidad dado que no ha predicado con el ejemplo, como sí hizo Junqueras en su momento, al quedarse en Cataluña y acudir ante el Tribunal.

Sólo hace unos meses que Arnaldo Otegui reconoció tímidamente el daño causado a las víctimas, mientras -sin condenar atentados- ha tenido alfombra roja en el Parlament de Cataluñaa. Verlo por los pasillos de ese recinto, en compañía de unos políticos que no se plantean la vía de la violencia, produce una sensación de impunidad. ¿Cómo el independentismo catalán puede seguir sin marcar una clara línea roja con esos asesinos etarras? Euskadi y Cataluña pueden simpatizar por proyectos políticos comunes, pero siempre lejos de ETA y de lo que representa. De hecho, bien haría Cataluña en ver cómo el País Vasco es, junto con Asturias, la comunidad que más dinero invierte en sanidad y seguir sus pasos. La sanidad es materia transferida y muy contentos no están del sistema los catalanes ni con la atención primaria ni sanitaria en general: listas de espera, etc.

Los niños de ahora desconocen lo que fue ETA y lo que significó, pero debe aún repararse el daño causado a sus víctimas, sus familiares y sus amigos. A ver si Sus Majestades de Orienta ejercen su magia y convierten a los políticos destructores en constructores, en reparadores, que buena falta nos hace. Cuídense.


Recortes de Prensa   Página Inicial