AGLI Recortes de Prensa   Jueves 27 Enero  2022

¡Sí, guapo! El alemán Scholz también pasa de ti
Miguel Ángel Belloso. okdiario 27 Enero 2022

El debate del momento en Europa, en gran parte artificial y destinado por suerte al fracaso, es la modificación de las reglas de estabilidad que han permitido más bien que mal el funcionamiento de la UE hasta la fecha. Es un debate en el que están muy interesados los gobiernos silvestres como el del presidente Sánchez, que ha logrado el récord de que España sea el segundo país con más déficit del club, así como el cuarto con la deuda pública más elevada en relación con el PIB. A pesar de estos registros ofensivos, la determinación del presidente por seguir gastando gracias a la financiación extra del banco central europeo y aprovechar sin solución de continuidad la suspensión de las reglas fiscales de la Unión no tiene límites, y así el martes pasado se actualizaron las pensiones conforme a la inflación, con un coste previsto de 6.500 millones, que no es moco de pavo, y que se apuntarán de aquí en adelante como un coste estructural de una nación que no se puede permitir el champagne, que no está en condiciones de atender esta hipoteca.

Al tiempo también se revalorizará el sueldo de los funcionarios, es decir, si se me permite generalizar y abusar del término, la remuneración de las clases pasivas, o atadas al Estado, mientras el sector privado sufre con el aumento de los impuestos y de las cuotas sociales, y los autónomos están a punto de padecer otra ofensiva a cuenta de la subida de sus contribuciones a la Seguridad Social. Vamos camino de un país cada vez más estatalizado y dependiente, donde el margen de maniobra para las empresas y los trabajadores que compiten abiertamente en el mercado se estrecha sin freno, y el oxígeno que alimenta la vida civil sin la muleta de la subvención es crecientemente exiguo. No lo ve así el Gobierno, cuyo propósito es seguir disponiendo de barra libre para continuar estirando el presupuesto, eso sí, en favor de la protección social, o sea de la promisión de la felicidad perpetua de unos súbditos cada vez más desposeídos de autonomía y de dignidad.

“Buena parte de la ciudadanía europea sabe que su futuro depende de las reglas fiscales suspendidas durante la pandemia. España aspira a jugar un papel para impulsar la reforma del pacto de Estabilidad”. Esto es lo que se podía leer hacer unos días en El País, el ‘periódico global’ que se ha convertido aceleradamente en un medio de información yonqui del poder, irrelevante y sectario. ¿Se puede ser más grandilocuente y estar al mismo tiempo tan equivocado? Por suerte, ninguna de sus aspiraciones ni de sus pronósticos llegará a buen puerto. La reciente visita a España del canciller alemán Scholz ha dejado este asunto del que hablamos meridianamente cristalino. Ante Sánchez, en La Moncloa, afirmó que el futuro para Alemania pasa por recuperar las reglas fiscales. “En los próximos años Europa caminará de la mano, y esto se hace sobre la base del pacto de Estabilidad que sirvió de marco para operaciones tan dramáticas como la de la pandemia”. “Esa contención nos ha permitido ahora disponer de los fondos europeos de recuperación, y eso nos hará contar con una hucha en caso necesario”.

Lo que vino a decir el alemán es que sin el corsé del déficit y de la deuda, pasajeramente interrumpido pero latente, que juega el papel de una espada de Damocles, su país jamás habría dado el visto bueno a un paquete de ayudas que se concreta en 140.000 millones para España.

Es verdad que Francia e Italia pugnan por modificar las reglas vigentes, y que a ellos se suma Sánchez, que es el político más necesitado de alivio -dada su masiva dependencia financiera del exterior- pero que, irónicamente, en un ejercicio de irresponsabilidad manifiesto, está dispuesto a tirar la casa por la ventana con más osadía que la que demuestran Macron o Draghi. Venturosamente, el pacto de Estabilidad está bien atado por la obligatoria unanimidad de las partes para su modificación, y los países del norte a los que pastorea Alemania no están dispuestos a aguantar las insolencias de un personaje menor como el español, que quiere prolongar la fiesta de gasto sin visos de contención alguna solo con el propósito de mantenerse en el poder practicando permanentemente el electoralismo y dejando en evidencia al resto de los socios.

El pacto de Estabilidad es esencialmente bueno porque es como el catecismo. Sus enseñanzas son irrefutables y bastante sencillas de entender: no gastar más lo que ingresas, no incurrir en deudas que no puedas honrar, combatir la subida de los precios, que es nociva para el bienestar común, defender con ahínco la libre concurrencia de los actores que participan en el mercado y reducir al máximo la dependencia de los ciudadanos del poder público, cuya generosidad, además de generalmente arbitraria, siempre es espuria.

Después de década y media de Merkel, los socialistas han vuelto a encabezar el gobierno alemán en una coalición en la que además de los verdes están los liberales, cuyo jefe es el ministro de Finanzas, Christian Lindner, un ortodoxo insobornable poco proclive a bromear con las cosas de comer. La aversión de Alemania a la inflación, que ahora está en máximos históricos, es legendaria; su reticencia a las compras de deuda por parte del BCE, a la que dio su aprobación a regañadientes, es conocida y notoria; y su inclinación por la prudencia presupuestaria y las reformas favorables a impulsar una economía europea más competitiva forman parte de la idiosincrasia nacional.

Pero esto no son sólo las virtudes que atesora el liberal Lindner. Es que el propio canciller Scholz, que fue ministro de Finanzas en la coalición de Merkel, siempre se ha postulado de la misma manera: en contra de los desvaríos presupuestarios, del descontrol endémico de la deuda y de la pasividad reformista en países como España cuando son gobernados por la izquierda. Por mucho que trate de engañar El País, no hay sintonía entre Sánchez y Scholz. Este es desde luego socialista pero todavía hay diferencias entre uno y otro. La distancia entre un socialista alemán y otro español que no tiene reparos en gobernar con los comunistas y que ha empeñado su futuro con otros partidos contrarios a la estabilidad, no ya económica, sino institucional sigue siendo insalvable. Por eso estamos de suerte. Todavía hay motivos para la esperanza.

Más realidad y menos propaganda
José María Múgica. vozpopuli.es 27 Enero 2022

“Saldremos más fuertes”. Fue el eslogan propagandístico del gobierno allá por el mes de mayo de 2020, justo cuando el confinamiento que nos tuvo encerrados en nuestras casas entre marzo y abril tocaba a su fin. Se refería a la pandemia del covid. Razonaba que, como consecuencia de la pesadilla, saldríamos más fuertes como sociedad española. Parecía obedecer a la pasión irrefrenable del gobierno por la propaganda.

Hacía parte de esa asombrosa capacidad para crear eslóganes, a cada cual más irreal: “Saldremos unidos”. O la ocurrencia -mil veces repetida por los portavoces gubernamentales- de referirse a la creación de un “escudo social”. Ya entonces, estaba al alcance de cualquier ciudadano que se trataba, todo ello, de un propósito rigurosamente imposible.

Y así fue: ni saldremos más fuertes, ni saldremos unidos –cuando más de cien mil de nuestros conciudadanos han perdido la vida- ni el escudo social parece que se encuentre muy a la vista.

Convendría, huyendo de tanta propaganda viciada, prestar atención a lo que se está publicando en España sobre las verdaderas consecuencias sociales de la pandemia que venimos padeciendo ya desde hace dos años. Así, recientemente se ha publicado un riguroso informe presentado por Cáritas, y elaborado por la fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada): Evolución de la cohesión social y consecuencias de la Covid-19 en España.

Se trata probablemente de la primera radiografía social completa del impacto de la pandemia en nuestro país; eso al margen de los comedores sociales, de la atención y el cuidado de las familias y de las personas que realiza Cáritas en nuestra sociedad. Según la investigación, la precariedad laboral durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia se ha duplicado, y alcanza a casi dos millones de hogares que dependen económicamente de una persona sustentadora principal del hogar.

Se ha producido un empeoramiento de las condiciones laborales, con el efecto de crear más trabajadores pobres, así como trabajadores más pobres. Durante la crisis el desempleo total familiar prácticamente se ha duplicado, es decir, hay casi dos millones de núcleos familiares donde todas las personas activas están en paro.

Esa desconexión digital supone serias dificultades para más de ochocientas mil familias que han perdido oportunidades de mejorar su situación debido a ese desconocimiento

El informe pone de relieve diversos factores de grave exclusión social. Por ejemplo, la desconexión digital, calificada como el nuevo analfabetismo del siglo XXI. Afecta a casi dos millones de hogares que viven esa brecha digital de manera cotidiana, algo que padecen fundamentalmente hogares conformados por personas de 65 y más años, ajenos a las nuevas tecnologías. Esa desconexión digital supone serias dificultades para más de 800.000 familias que han perdido oportunidades de mejorar su situación debido a ese desconocimiento en materia digital de dispositivos informáticos o de habilidades digitales que les aísla e incomunica de todo lo que requiere comunicarse con los demás, con la administración y con las empresas, mediante dispositivos informáticos.

La pandemia ha aumentado también la brecha de género, quebrando el principio básico de igualdad que proclama el art. 14 de la Constitución de 1978. En tanto la tendencia general en hogares encabezados por varones ha sido pasar de la integración plena a la precaria; en hogares encabezados por mujeres ha prevalecido el descenso de la integración precaria directamente a la exclusión. Así, la exclusión social en hogares encabezados por mujeres ha pasado del 18% en 2018 al 26% en 2021, un incremento bien superior al registrado durante el mismo período en el caso de los hombres, que pasaron del 15% al 18%.

Ser joven se convierte por sí mismo en un factor de exclusión social. Según los resultados del informe, en España hay 2,7 millones de jóvenes entre 16 y 34 años afectados por procesos de exclusión social intensa que les veta realizar proyectos de vida autónomos. En 2021, se sumaron más de doscientas cincuenta mil personas jóvenes a la situación de exclusión, la mayoría en situación de exclusión severa. Se trata de medio millón de personas jóvenes más con respecto a 2018, que afrontan situaciones de especial complejidad, lo que hace un total de 1,4 millones de jóvenes en situación de exclusión severa.

Hay así un muy importante grupo de jóvenes en la franja de edad de 18 a 34 años que ha sufrido ya dos crisis muy importantes justo en una fase esencial de sus proyectos vitales a la hora de alcanzar una transición al empleo, a la vida adulta, a la emancipación: a los que tenían 18 años en 2008 les ha alcanzado la crisis de 2020 con 30 años. Nos estamos refiriendo al sector de población que, por razones evidentes de edad, encarna el futuro de nuestro país.

Nivel de desigualdad
La población inmigrante resulta especialmente castigada, al punto de que más de la mitad de los hogares con extranjeros se encuentran en situación de exclusión social en 2021. Unas peores condiciones de vida, malas viviendas y con más hacinamiento, menores recursos para adoptar medidas preventivas y una mayor exposición por sus empleos es la mayor característica de este sector de población.

Son colectivos amplísimos que sufren una situación de precariedad laboral y exclusión creciente como consecuencia de la pandemia. Cuya otra cara de la moneda es el incremento de la desigualdad social. Aquí otro informe recientemente presentado por Oxfarm Intermón es especialmente descriptivo de ese incremento de la desigualdad, cuyo desarrollo ha sido superior en estos dos años de pandemia a los últimos catorce años acumulados tras la crisis de 2008.

Los diez hombres más ricos del mundo han más que duplicado su fortuna, y actualmente acumulan seis veces más riqueza que los 3.100 millones de personas más pobres del mundo juntas. Es un nivel de desigualdad obsceno y perverso a todas luces. Así nos ilustran los informes elaborados para valorar el impacto de la pandemia en la situación socio-económica que sufrimos.

Sabemos también que los presupuestos en publicidad y propaganda se han incrementado en gran medida. Es posible que la función del Gobierno no sea contribuir a hacer mejores ciudadanos. Pero lo que es seguro es que, desde luego, su función no puede ser la de gastar el dinero público en publicidad engañosa y provocar una pavorosa crisis de confianza producto de la difusión de la mentira. En definitiva, necesitamos menos propaganda y menos farsa; y más, mucha más, atención a la realidad que padece España.

TV3, el retrato moral del independentismo
Pablo Planas. Libertad Digital 27 Enero 2022

TV3 es una de las llamadas "estructuras de Estado" más eficaces y consolidadas de las que dispone el nacionalismo. La televisión autonómica catalana es un éxito en términos políticos para sus promotores, una engrasada maquinaria para difundir bulos y odio contra los no independentistas, un instrumento propagandístico fenomenal con un público enganchado a los mensajes supremacistas que transitan por la parrilla, de los deportes al entretenimiento, de los informativos a los magacines.

En líneas generales se trata de una televisión insoportable, aldeana, aburrida y con ínfulas, pero que cumple perfectamente su función adoctrinadora y de banderín de enganche para la causa del separatismo. Y además se trata de un negocio extraordinario que ha hecho ricos a personajes como Jaume Roures, Toni Soler o Andreu Buenafuente, gracias al pago vía impuestos de los sectores masacrados por esa televisión, es decir, los votantes de los partidos no nacionalistas, las personas que no hablan catalán, los ciudadanos nacidos o venidos de otras partes de España.

De modo que las víctimas de las burlas, los insultos, las invectivas, las caricaturas y los tópicos contribuyen con su dinero al bienestar material de quienes les insultan, se ríen de ellos y les ridiculizan para solaz de una audiencia limitada pero fiel y adicta a las consignas, que no sólo se transmiten a través de los informativos sino en todos los espacios, y con especial contumacia en los supuestamente humorísticos.

Hubo un tiempo en el que críticos y expertos en televisión aludían a la impecable factura técnica, la modernidad visual y las innovaciones de TV3, y hasta se llegó a comparar con la BBC, tal como contaba Albert de Paco en un artículo publicado en este mismo espacio. Semejante disparate no es más que otro ejemplo de la inclinación separatista por el supremacismo y el narcisismo. TV3 es la BBC, sí, pero de bodas, bautizos y comuniones.

Los ejemplos de ataques y burlas contra la población no asimilada por el nacionalismo o por el resto de los españoles son incontables. El último, el sketch blasfemo en el que la aparición de una humedad en una pared con la cara de Jesucristo da pie entre mecagos en lo más sagrado a arremeter contra los andaluces y los votantes del PP y de Vox. Eso mismo, pero aplicado a los nacionalistas, habría causado un tsunami de victimismo, así como serias consecuencias para sus autores. En el caso contrario, es lo normal, como reírse de la Guardia Civil, de los españoles, que son ladrones y hay perros que los huelen. O hablar de la princesa y el sexo oral como si la aludida no fuera una menor de edad con los derechos propios de los menores.

La ventaja de todo esto es que permite atisbar el retrato moral del independentismo, de Pere Aragonès, Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y sus portavoces. En la medida en que consienten esos insultos, quedan definidos como personajes sin escrúpulos.

Cuando se aplicó el artículo 155 de la Constitución, TV3 y el resto de medios públicos de Cataluña quedaron fuera de la intervención. Según el PP, fue el PSC quien puso como condición sine qua non que la televisión autonómica estuviera al margen de la providencia. Había que salvaguardar las libertades de expresión y de información, se adujo. Lo que en realidad se preservó fue el agitprop separatista y la capacidad de esos medios para insultar y cosificar a quienes son diferentes y no piensan como ellos. Cerrar TV3 (o dedicar sus múltiples canales a emitir westerns) no habría sido un acto contra la libertad de expresión sino de justicia con quienes han sido sistemáticamente vejados por esa caja del odio.

Tezanos y el delito de malversación
OKDIARIO 27 Enero 2022

No daría para mucho la enésima manipulación del CIS -esta vez con la surrealista encuesta sobre las elecciones en Castilla y León- si no fuera porque el organismo demoscópico que sirve a los intereses de la izquierda lo pagan todos los españoles. Lo de José Felix Tezanos, que encima tiene una revista jugosamente subvencionada por el Ejecutivo, no es que sea una vergüenza, es que es de Código Penal. Como no es cuestión de perderse en debates estériles sobre la manipulación del sondeo de Castilla y León -Tezanos vuelve a a colocar al PSOE como fuerza más votada, en contra de la totalidad de los sondeos publicados- esperaremos a los resultados del 13-F para sacarles los colores al gran manipulador de la corte sanchista. Y a recordarle que utilizar fondos públicos para falsear la realidad es, aparte de una golfería, un delito de malversación.

La encuesta del CIS la conocía antes de ser publicada Pablo Iglesias, algo que en cualquier país serio del mundo serviría para poner a Tezanos en la calle. Aunque tampoco hay que dramatizar, porque lo malo -al fin y al cabo- no es que Tezanos filtre el sondeo a sus amiguetes socialcomunistas -para eso le nombraron-, sino que el sondeo lo elabore el CIS siguiendo los criterios de La Moncloa. Y los criterios de La Moncloa no son otros que generar expectativas para el PSOE que luego las urnas -como ocurrió en Madrid o Andalucía- desmontan.

OKDIARIO viene insistiendo desde hace ya años en que lo de Tezanos al frente del CIS está tipificado como delito en el Código Penal, pues está haciendo un uso espurio de fondos públicos. Espurio en cuanto sus encuestas son una pura falsedad. Es decir, con el dinero de todos los españoles fabrica encuestas «fake» a beneficio del PSOE de Pedro Sánchez. Si eso no es malversar, que venga entonces la Fiscalía de Pedro Sánchez a decirnos en qué consiste el delito de malversación.

El CIS de Tezanos o la corrupción de un organismo público
EDITORIAL. Libertad Digital 27 Enero 2022

No le falta razon a Vox al exigir al Gobierno explicaciones ni a Cs al reclamar la dimisión de Tezanos.

El último sondeo del departamento de intoxicación y propaganda que dirige el descalificable Jose Félix Tezanos ha dejado por enésima vez en evidencia su sometimiento servil al PSOE: frente a la totalidad de las encuestas sobre las autonómicas de Castilla-León publicadas hasta la fecha, que auguran una victoria del PP que algunos incluso ven próxima a la mayoría absoluta, el CIS vaticina una victoria del PSOE que dejaría a los populares sin posibilidad de gobernar incluso si contasen con el apoyo de Vox.

Pero aún resulta más escandaloso que el exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, haya dejado en evidencia que disponía de los datos del estudio sufragado con el dinero del contribuyente antes de que se hiciera público. Aunque el exvicepresidente de Sánchez se apresuró a borrar su metedura de pata, el hecho es que el potentado comunista –que va diciendo ridículamente que ahora puede decir la verdad porque ya no está en política– comentaba a primera hora de la mañana de este miércoles en su canal de Telegram los datos que no se iban a hacer públicos hasta el mediodía.

No le falta razón a Vox al exigir al Gobierno que explique por qué tenía su exvicepresidente "información privilegiada", como tampoco Ciudadanos carece de motivos para exigir la dimisión de Tezanos por esta filtración, ciertamente "gravísima".

Sea como fuere, cabe insistir en que se debe ir a la raíz del problema. Aunque la gestión de Tezanos haya batido, ciertamente, todos los récords de utilización partidista, lo cuestionable es la existencia misma del CIS –heredero del Instituto de Opinión Pública franquista– y la elaboración de sondeos electorales a cargo del contribuyente. El Estado ya cuenta con el INE para la elaboración de estadísticas relevantes, ajenas a la pugna electoral. Quien quiera encuestas electorales, que se las pague de su bolsillo. Sobre todo si lo que pretende con ellas, lejos de conocer mejor la opinión pública, es influir arteramente en ella.

Mala semana para dejar de estar indignados
Pedro de Tena. Libertad Digital 27 Enero 2022

Tres asuntos decisivos que dificultan el deseo de dejar de indignarse un poco con el camino por el que se despeñan España y Europa. Uno, 27 años del asesinato de Gregorio Ordóñez y la deshonrosa entrevista con Kirmen Uribe, subrayada por Iñaki Arteta en un clamoroso artículo sobre lo que llama la "imbecilidad moral". Dos, aniversario del asesinato impune y desaparición de Marta del Castillo en 2009. Tres, Putin y su eficaz e histórica táctica del "divide y vencerás", cuyo éxito cizañero llega incluso a las relaciones de PP y Vox.

Que los demócratas del tiro en la nuca o la bomba lapa o la goma dos en hipermercados y aeropuertos –formas irrefutables de tolerancia y de respeto a los adversarios– estén ganando la batalla debe de estar revolviendo a Gregorio Ordóñez en su tumba. Es la victoria de los hechos consumados, ojo, que no son hechos como los demás, sino hechos concebidos para perdurar y dominar. Mata que algo queda, como ocurrió con la guerrilla en Colombia, con la metástasis de la dictadura cubana y el golpe venezolano metastásico y demás fabricantes de cadáveres, pobres y neosiervos.

Pero el asqueroso y cómplice silencio del escritor Uribe sobre el asesinato como método político es de lo más abyecto que se ha visto nunca. ¿A qué nivel de degeneración intelectual y moral ha llegado alguien que no sólo prefiere callar sobre mil asesinados, sino que ni siquiera tiene valor y vergüenza para defender lo que realmente piensa? Si crees que matar al adversario es una herramienta política necesaria (para los demás no, claro, sólo para ETA), incluso en una democracia liberal, ten cojones para decirlo y escribirlo. Pero no. Ahora no, porque ahora no mola, porque ahora se trata de escenificar la farsa de una ETA democrática y sin pasado. Da asco. Mientras, Gregorio Ordóñez y casi mil más, deshechos y consumados. Muertos.

Lo de Marta del Castillo supera todos los niveles de perversión y sevicia. Un Estado de Derecho medianamente eficaz no puede fracasar de un modo tan infame, humillado por unos niñatos de tres al cuarto pero capaces de matar, extrañamente muy bien asesorados por quienes les explicaron con detalle que sin cuerpo y con silencio no hay delito ni condena. Y sigue sin encontrarse el cuerpo de Marta, para desconsuelo de unos padres que están llegando al límite de lo que puede soportarse. Nadie se lleve las manos a la cabeza o a la letra de la ley si algún día su corazón revienta. Otra versión del imperio del hecho consumado.

Y finalmente lo de Putin, el ZarGB que ya anunció hace años, desde la guerra de Kosovo y el reconocimiento de dicho Estado, que Europa iba a probar su medicina de la desunión. Desde entonces, ha financiado al separatismo catalán a las claras, interviene en el germen del independentismo de regiones italianas, escinde Ucrania en regiones amigas y enemigas y pretende romper el matrimonio Europa-Estados Unidos.

La propia ficha del Gobierno sobre Rusia, que enumera hechos, acciones y sanciones, lo dice así: "A estas tensiones se han venido sumando otras entre la Federación Rusa y los países occidentales. Rusia ha sido acusada de desestabilizar Occidente a tra­vés de intervenciones en el ciberespacio (según Associated Press, desde 2014 habría intervenido en al menos 19 procesos electorales en Europa, incluyendo Alemania, Francia, Reino Unido y Montenegro). A ello se unen más recientes casos de posible desestabilización rusa en los últimos años: financiación ocul­ta rusa a determinados partidos políticos europeos a lo largo de los últimos años". The New York Times explicó cómo apoyaba al separatismo catalán.

Pero va Pablo Casado y desliza, en pinza con Podemos, que Vox (un partido legal que acaba de ser considerado por el Tribunal Supremo un actor judicial no legitimado para recurrir el nombramiento político de la fiscal Dolores Delgado) es amigo de Putin, que ampara a la "extrema derecha europea". O sea. Y Vox apunta que entre el PP y China hay secretos. Putin sigue dividiendo. Los dioses (de Europa) deben de estar locos, tanto como el centro-derecha español, que, paso a paso, se aleja de la mayoría que conduce a la Moncloa y a un cambio esencial del rumbo de la nación. Este hecho aún no se ha consumado, por fortuna.

Mala semana para la dignidad, la justicia y la cordura.

Borrar el pasado para amañar el futuro
Editorial La Razón 27 Enero 2022

El Gobierno ha hecho caso omiso de las alegaciones presentadas tanto por la Real Academia de la Historia (RAH) como por otras instituciones relacionadas con el cultivo y la enseñanza de las Humanidades y se dispone a aprobar un decreto educativo que no sólo borra buena parte de la historia de España, sino que, además, altera el curso diacrónico de los acontecimientos que se ponen al alcance de los alumnos. Son tantas las voces sensatas, ajenas al sectarismo ideológico, que se han alzado contra el nuevo modelo curricular que sería ocioso por nuestra parte entrar en los planteamientos metodológicos del engendro.

Baste con reseñar que se pretende que los alumnos de Bachillerato acaben su ciclo educativo capacitados para hacer una interpretación crítica del mundo actual y de sus modelos de convivencia social mientras se les hurta los conocimientos básicos que explican el proceso de desarrollo propio de la sociedad en la que viven. Y todo ello, desde una redacción tan genérica de los contenidos básicos de la asignatura que impiden al profesorado saber a qué atenerse. Sin duda, lo peor no es el exceso de presentismo que denuncia la RAH, ni siquiera la dispensa al alumnado del menor esfuerzo de memoria.

No. Lo peor es que la eliminación de algo tan inherente al conocimiento del pasado como es la cronología dejará inermes a las nuevas generaciones frente a las interpretaciones interesadas de los apóstoles del revisionismo histórico, hijo dilecto de la demagogia y el populismo. En definitiva, la Historia, en expresión de Maquiavelo, como instrumento de la política. Así, se borran del temario unos hechos sin los que no es posible interpretar el mundo actual, como la peripecia de Al Andalus y los primeros choques entre las distintas visiones del islam, hoy, presentes en los conflictos bélicos más sanguinarios; o la pugna tres veces centenaria que mantuvieron el imperio español y el mundo anglosajón liderado por Inglaterra, sin la que no seríamos capaces de explicarnos Occidente. Se elimina, con la diacronía de Roma, lo que supuso el cristianismo en la concepción de la universalidad y, por ende, de los derechos humanos, y, por fin, desaparecen del conocimiento de los alumnos partes esenciales del proceso bimilenario de la construcción de España como nación.

Además, no se alcanza a entender, desde la simple honradez intelectual, la razón última de este cambio, que va en la dirección opuesta de lo que demanda la mayoría de la sociedad española, saturada de mensajes divisivos, de imposiciones de parte, no sólo nacionalistas, que amañan el acontecer histórico para fines espurios. Tristemente, nos hallamos ante un error injustificable por parte de quienes dirigen el devenir de la nación. Un error con varios nombres y apellidos, pero que tiene su máxima responsabilidad en la figura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Garriga advierte de la islamización de Cataluña: ‘Si no queremos que se convierta en Francia, hay que tomar medidas ya’
DENUNCIA EL SILENCIO DEL RESTO DE PARTIDOS
Rebeca Crespo. https://gaceta.es 27 Enero 2022

El líder de VOX en Cataluña, Ignacio Garriga, ha advertido de la islamización de la comunidad que se ha convertido en la región de España con mayor población musulmana como consecuencia de la creciente inmigración ilegal y de una estrategia de ingeniería social impulsada por el separatismo, que siempre ha visto con mejores ojos la inmigración árabe que la hispana.

En concreto, Garriga ha alertado de esta islamización poniendo como ejemplo la reciente denuncia que esta semana ha hecho Josep Monràs, el alcalde socialista de Mollet del Vallés, en Barcelona. El regidor del PSOE ha denunciado «acoso personal y coacciones» hacia él y su familia por parte de la Comunidad Islámica Al Huda por denegar los permisos para abrir una mezquita. Desde el pasado 21 de diciembre, en seis ocasiones más de un centenar de musulmanes se ha reunido para rezar y protestar contra el último rechazo de la licencia a las puertas de su domicilio particular, según denuncia Monràs.

El líder de VOX se ha remitido a esta noticia que ha publicado este miércoles La Vanguardia, para recordar que no es la primera vez que avisa de la islamización a la que Cataluña se está viendo sometida y los peligros que entraña.

«Hace apenas un año denuncié la islamización de Cataluña en el debate electoral. Todos los partidos guardaron silencio. Hoy lo repetimos: si no queremos que Cataluña se convierta en Francia o Bélgica, hay que tomar medidas ya», ha escrito en su cuenta de Twitter en una publicación que ha acompañado con un vídeo de una de sus intervenciones en el debate previo a las elecciones catalanas de febrero de 2021.

«Quiero poner sobre la mesa un debate silenciado por el conjunto de los partidos políticos y los medios de comunicación. Por un principal motivo: porque yo no quiero que Cataluña, que hoy es Francia con diez años de retraso, se convierta en los barrios que hay hoy en Francia», comenzó entonces Garriga en referencia a la conversión de la nación en el primer país musulmán de Europa.

Garriga también ofreció en aquel debate datos sobre la amenaza yihadista en la comunidad. «El 30% de operaciones anti yihadistas se han producido en Cataluña, más de un tercio de los centros islámicos son salafistas y están en Cataluña, y de las 400 detenciones que se han producido en España, 118 son en Cataluña», explicó el por entonces candidato.

La advertencia de Garriga sigue reflejándose en los datos. El número de musulmanes residentes en España superó por primera vez los dos millones en 2019, con Cataluña como la comunidad autónoma con más fieles, según el Estudio Demográfico de la Población Musulmana.

El crecimiento de la inmigración musulmana en la región también ha venido acompañada de un aumento de la delincuencia y de las operaciones anti yihadistas desarrolladas por la Policía Nacional en Cataluña. Así, más del 30% de los operativos contra el yihadismo en España se han desarrollado en suelo catalán, según informes del Ministerio de Interior del 2021.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Un presidente en minoría que se comporta como un vanidoso califa
OKDIARIO 27 Enero 2022

Pedro Sánchez es presidente del Gobierno después de que el PSOE obtuviera 120 escaños en las últimas elecciones generales y recibiera el apoyo -no precisamente gratis- de golpistas, nacionalistas y proetarras. Fue la fuerza más votada, pero su representación parlamentaria es la menor obtenida por un partido de Gobierno, de modo que los ademanes de califa del jefe del Ejecutivo no se justifican. Tal vez se crea el jefe del cortijo, pero su permanencia en La Moncloa está supeditada al oxígeno que le suministran los enemigos de España. Sánchez, en suma, no es quien para romper unilateralmente cualquier tipo de diálogo con el presidente del PP, principal partido de la oposición, ante un asunto de enorme trascendencia -una cuestión de Estado- como es el conflicto entre Rusia y Ucrania. El despliegue militar de España en la zona es un asunto capital que lleva implícito la obligación de llamar a Pablo Casado, con independencia de sus relaciones personales. Los intereses nacionales están por encima de las fobias de Pedro Sánchez. Su obligación como presidente del Gobierno, ante crisis como esta, es mantener abiertos los cauces de interlocución con el líder de la oposición.

Ha sido Pablo Casado quien ha llamado a Pedro Sánchez para expresarle su apoyo al despliegue militar de España. Y lo ha hecho por lealtad institucional. Porque por encima de cualquier diferencia están los intereses nacionales, algo que es incapaz de entender un presidente del Gobierno que ha hecho de la soberbia y la vanidad pilares de su estrategia política.

En situaciones como esta se conoce la pasta de la que están hechos los dirigentes políticos. Y la pasta de Sánchez -a la vista queda- es de una presuntuosidad insoportable. Tiene 120 escaños en el Congreso y se comporta como si dispusiera de una cómoda mayoría absoluta. Ni en ese caso estaría justificado su desplante al líder de la oposición, pero es que Sánchez gobierna en minoría con una arrogancia insufrible.

La inmersión escolar y la raza catalana
José García Domínguez. Libertad Digital 27 Enero 2022

1934. Siglo XX. Pompeu Fabra i Poch, activista político independentista durante toda su vida adulta, amén de padre e inventor de las normas ortográficas oficiales del idioma catalán contemporáneo, normas impuestas por los nacionalistas de la época frente al criterio científico de otro filólogo muy superior a Fabra en conocimientos lingüísticos sobre el catalán pero ajeno a la ideología separatista – el mallorquín Antoni Maria Alcover–, redacta y firma un manifiesto a la opinión pública que verá la luz bajo el bonito título de Per la conservació de la raça catalana. El documento promovido por Fabra y sus amigos tenía por objeto sensibilizar a las fuerzas vivas catalanistas con el proyecto, también ideado por ellos, de crear una Societat Catalana d’Eugenèsica, benemérita institución cuyo fin principal y único sería el de velar por el mantenimiento de la pureza de la raza catalana, tal como ya el encabezamiento del escrito confesaba de modo inequívoco. Y ahí Fabra, el gran inspirador espiritual de las gramáticas escolares que estudian todos los niños catalanes en el colegio, emitía sentencias del siguiente tenor:

Está todo el problema de la limitación de los nacimientos con graves consecuencias de carácter fisiológico, moral, económico, social y hasta quizás político (...) Debemos acudir a la inmigración forastera difícilmente controlable porque, suponiendo que fuera posible limitar el número de los recién llegados de acuerdo con las necesidades de cada momento, ya no lo sería poder efectuar una elección cualitativa (...) Pero, aunque no pudiéramos vigilar o dirigir la mezcla de razas (...) deberíamos ver cuáles serán las características de los nuevos catalanes descendientes de inmigrantes o producto de mezcla (...) También debería coordinar [la Sociedad] la búsqueda de los adecuados medios de defensa de nuestra raza con las obligaciones internacionales que se derivan de los convenios de la Sociedad de Naciones (sic).

2021. Siglo XXI. Joaquim Arenas i Sampera, el Camarada Arenas, activista político independentista durante toda su vida adulta y jefe del Servicio de Enseñanza del Catalán de la Generalitat, amén de autor material e intelectual de toda la política de inmersión lingüística obligatoria impuesta en primera instancia por Jordi Pujol, redacta y publica otra suerte de manifiesto en la prensa doméstica, papel donde, entre otras lindezas, se asegura que

la dictadura franquista aspiraba a una solución final basada en la residualización demográfica de los catalanes (...) El mundo académico ha continuado consolidando los estudios de lo que se llama ingeniería social de las migraciones, según la cual las dictaduras estimulan corrientes migratorias como instrumento para el genocidio lingüístico y cultural.

Desengáñense los inocentes, el idioma solo es el instrumento. El verdadero objetivo es otro: la raza.

¡Lástima que no sea verdad tanta belleza!
Carlos Dávila. okdiario 27 Enero 2022

Este título, claro está, es una copia exacta del que Lupercio Leonardo de Argensola colocó a un soneto cuyo segundo cuarteto hablaba así: “…Pero también que me confieses quiero/ que es tanta la beldad de su mentira,/ que en vano a competir con ella aspira/ belleza igual de rostro verdadero”. Lo ha recordado el cronista contemplando, atónito, la fotografía, el posado, entre ridículo y patético, de Pedro Sánchez parapetado tras su maletín de presidente, en el trance de fingir que está al habla con los mandatarios mundiales ocupándose de la preguerra de Ucrania. Naturalmente que si esa instantánea se hubiera difundido desde la Moncloa en tiempos del gurucillo Redondo, a él le hubiéramos atribuido tamaña estupidez, pero no: ahora se ha demostrado que el ingenio nace en el seso egocentrista, patológico, del aún presidente del Gobierno, Pedro Sánchez Castejón. Ese ejercicio de fingimiento atroz tiene muchos antecedentes, pero cuento dos, reales como la vida misma, que recogen que la megalomanía de este sujeto nace con él, tan pegado a él como el cordón umbilical.

Hace años, cuando el aún jefe del Gobierno se fajaba para lograr la Secretaría General del PSOE, algunos de sus colaboradores cercanos, Margarita Robles entre ellos, le conminaron a que no abandonara la campaña en un momento en que él no estaba en la mejor disposición. Sucedió entonces que una asesora de nombre V……. (aquí suprimo el nombre entero) le animó así: “Pedro, no te retires: tú vas a ser presidente del Gobierno”. Y él, henchido como un balón de baloncesto, asumió el reto con esta predicción. “Ves, en eso tienes razón: voy a ser presidente del Gobierno. El formidable libro de Joaquín Leguina Pedro Sánchez, historia de una ambición retrata a la perfección el providencialismo ateo de un individuo sin otro perfil que el de un enfermo del poder que supedita a este menester todas sus actuaciones. Laminar a sus amigos es lo más conocido. No excluye fechoría alguna.

Queda probado que, como en el soneto de Argensola, la mentira es su razón, la base en que funda su única aspiración vital: mostrarse al mundo como el gobernante extraordinario que el Universo necesita. Y entonces: ¿en qué fase se encuentra ahora? ¿Cuál es el motivo de la grotesca foto que está estremeciendo de risas todas las redes? Se ensaya la jugada de recuperarse de aquel cómico paseíllo en el que Biden se preguntaba: “Pero, ¿y este tío quién es?”, e ir haciendo cámara preparándose para el acontecimiento político que se celebrará en España el próximo mes de junio. Ese será su momento: la cumbre de la OTAN, la organización contra la que él luchó cuando siguió a pies juntillas aquella memez de OTAN de entrada, no que luego se convirtió en un festivo: Y de salida, tampoco (Y aquí, perdóneseme una digresión: pregunten a Miguel Roca por qué el resultado de aquel referéndum cambió como por ensalmo de ‘No’ al ‘Sí’ entre las seis y a ocho de la tarde de aquel día. Esto pertenece a los secretos de estado que probablemente conocerán nuestros tataranietos allá por el año 3022 de nuestra era).

Pero volvamos al caso, como en las rimas del abofeteado por la analfabeta progresía, José María Pemán. Ahora mismo y como ha reconocido sin ambages Albares, el ministro de la cosa exterior, España está en la citada preguerra promovida por el espía Putin, mucho más con la Alianza Atlántica que con la propia Unión Europea. La razón es tan infantil y espuria como ésta: convencer a los yanquis de Biden de que nuestro Gobierno, el que aún se sienta en La Moncloa, se pirra por aparecer del brazo y por calle con el veterano de la Casa Blanca, en un movimiento que es mucho más atrevido que el que en su día protagonizó Aznar con su amigo Bush jr. Ocurre, sin embargo, que Aznar no mandó ni un solo soldado a Irak, mientras que Sánchez, arrebolado por convertirse en amigo para siempre de Biden, está dispuesto a enviar a defender a Ucrania del colonialismo asesino de Rusia, hasta la Guardia Civil si hiciera falta,

Y todo esto a pesar de que los leninistas de su Gobierno siguen anclados en el NO a la guerra que les propulsó al lugar inmerecido en el que se encuentran ahora. ¿Por qué hace esto Sánchez? Fácil, porque ni el Podemos agónico del venezolano Iglesias, ni la fantasmal plataforma de la vedette Díaz, ya no le interesan un comino. A él le importa primero Pedro, luego Sánchez, y en tercer lugar, Castejón. Lo demás es una añadidura episódica. Y si hay que mentir, se miente. Ya resulta que el procomunista Sánchez se ha mudado al proyanqui y proatlantista Sánchez. ¡Bienvenido al club, mentiroso!

Por cierto: ¿te van a reñir tus cómplices Maduro y Zapatero? Sánchez, en su furiosa conversión, propaga y propala la especie de forma más o menos clandestina, que de sus socios leninistas les separan ya brutales discrepancias, contradicciones electorales, ideológicas, organizativas y programáticas y que él es un socialdemócrata a lo Scholz enamorado del vínculo atlántico que él tanto ha venido denostado.

Es de suponer que Biden y los suyos no serán tan estúpidos como para creerse como ciertos los arrumacos actuales de Sánchez, que sabrán que no es verdad tanta belleza, que lo suyo es el entendimiento con los sanguinarios comunistas de América y, sobre todo, mantenerse en el poder gracias a la disgregación del país al que dice representar, y gracia al apoyo de los terroristas de ETA ya encamados sin disfraz alguno en Sortu. La foto del psicópata narcisista no es una ocurrencia de fin de semana para mostrarla a los amiguetes enchufados. No, es una estrategia diseñada en el intento de atribuirse el papel de garante de la civilización democrática occidental. ¡Lástima que no sea verdad tanta belleza! Ni siquiera es cierta su cara de fotoshop; es fruto de un maquillaje, por otra parte, muy grosero.

Hablamos Español denunciará ante la Justicia a los colegios de Baleares que impongan el 100% en catalán
M. A. FONT. okdiario  27 Enero 2022

La Asociación Hablamos Español ha iniciado una campaña en Baleares para exigir el derecho de los alumnos a recibir al menos del 25% de las clases en castellano. El primer paso ha sido difundir por las redes sociales un mensaje ofreciendo los padres los servicios de la asociación para reclamar contra la imposición de la inmersión lingüística en catalán que ahora domina en la enseñanza pública en las Islas.

La presidenta de la Asociación Hablamos Español, Gloria Lago, ha manifestado a OKBALEARES que «se está hablando mucho de lo que pasa en Cataluña cuando en Baleares sucede exactamente lo mismo. Por eso animamos a las familias a reclamar su derecho a que los hijos reciban clases en español».

Explica Lago que el primer paso a seguir por los padres es realizar una petición al director del centro escolar. «Si un colegio no quiere cumplir la ley que le obliga a ofrecer el 25% de las horas lectivas en español, presentaremos una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Lago afirma que el 25% en español se fundamenta en sentencias judiciales que son de aplicación en toda España puesto que están basadas en la Constitución.

La presidenta de la Asociación Hablamos Español explica que otra forma de actuar para exigir el derecho a la educación en español es la formación de asociaciones de padres en cada centro. «A partir de tres familias se pueden crear estas asociaciones que tendrían la misión de ponerse a trabajar para reclamar al Govern balear el cumplimiento de las sentencias judiciales contra la inmersión lingüística en catalán».

La creación de este tipo de asociaciones ya se ha puesto en marcha en Cataluña y pronto se constituirá la federación de estas entidades. La intención de Hablamos Español es hacer lo mismo en Baleares y en la Comunidad Valenciana.

Y añade Lago: «Ya va siendo hora de que se nos escuche. El nacionalismo lo copa todo, copa todos los espacios y todos los ámbitos porque son gente super activa y muy experta en conseguir prebendas. Los que no somos nacionalistas nos hemos acostumbrado a no exigir nuestros derechos y esto tiene que cambiar. Debemos activar el espíritu combativo de los padres para que exijan el cumplimiento de sus derechos».

Gloria Lago insiste en sus declaraciones contra la imposición del catalán: «Ya está bien de tomaduras de pelo y ya está bien de abuso y de que esto ocurra sin que pase nada. Además, se vende a la opinión pública que la imposición del catalán es algo bueno, algo tolerantes, algo ecológico, que se protege una lengua que desaparece, pero lo primero, por encima de todo, son los derechos de los alumnos a estudiar en lengua paterna o en la que tienen más interés en aprender. Luego ya se puede hablar del aprendizaje de la otra lengua oficial en Baleares».

Finalmente Gloria Lago anuncia que el próximo sábado la Asociación Hablamos Español instalará una carpa en la calle San Miguel de Palma para facilitar a todas las familias que lo deseen la reclamación para que los hijos reciban al menos el 25% de la enseñanza en castellano.

El Parlamento Europeo pide investigar los vínculos del Kremlin con el secesionismo catalán
Redacción. https://rebelionenlagranja.com 27 Enero 2022

El informe denuncia contactos estrechos y regulares de Moscú con el secesionismo catalán

La Comisión Especial del Parlamento Europeo INGE (sobre injerencias extranjeras en los procesos democráticos de la Unión Europea y desinformación) ha incluido en su informe final una petición de «investigación en profundidad» de los contactos que mantuvieron funcionarios rusos y el independentismo catalán, sobre los que ya se indaga en España a través de algunos sumarios judiciales, como el ‘caso Voloh’, que investiga una supuesta vía de financiación rusa del denominado procès, que condujo al más grave proceso de ruptura de la España Constitucional.

La incorporación, que se acordó ayer martes tras más de un año de intensos trabajos, se ha producido a propuesta de la eurodiputada de Ciudadanos Maite Pagazaurtundúa.

El informe, aprobado por 25 votos frente a ocho y una abstención, reconoce que “las conclusiones sobre los contactos estrechos y regulares entre funcionarios rusos y representantes de un grupo de secesionistas catalanes en España requieren una investigación en profundidad”. Considera que “forman parte de una estrategia más amplia de Rusia para aprovechar todas las oportunidades de manipular los discursos con el fin de promover la desestabilización”.

“En un momento como el actual en el que asistimos a fuertes tensiones geopolíticas por la acción rusa, es importante que seamos muy cuidadosos a la hora de valorar todas las informaciones que tenemos sobre la relación entre secesionistas catalanes y personas de los servicios de inteligencia rusa”, denunció Pagazaurtundua.

La Eurocámara insiste en que la UE debe dotarse de herramientas para responder a los casos de ciberamenazas, desinformación y maniobras de polarización, ya que los medios «insuficientes» con los que cuenta Europa la convierte en un blanco fácil. «Esto se exacerba por los vacíos legales en la legislación y la falta de coordinación entre países de la UE», señala.

Sobre la respuesta concreta a China y Rusia, dos de los principales actores identificados en el informe, los parlamentarios reclaman alternativas financieras europeas a las inversiones chinas para evitar que se usen como herramientas geopolíticas en Europa.

Con respecto al papel de Moscú, la Eurocámara recomienda vigilar las relaciones «inapropiadas» entre partidos políticos y Rusia y poner coto al vínculo prohibiendo la financiación extranjera de formaciones políticas europeas.

El caso de Venezuela
El informe menciona a Venezuela entre los regímenes autoritarios relacionados con la financiación encubierta de actividades políticas por parte de actores y donantes extranjeros. “Rusia, China y otros regímenes autoritarios han canalizado más de 300 millones de dólares en 33 países para interferir en los procesos democráticos, así como Irán y u otros actores de Oriente Medio y de la extrema derecha estadounidense [que] han participado en la financiación encubierta, tendencia que se está acelerando claramente; considerando que la mitad de estos casos se refieren a las acciones de Rusia en Europa; considerando que la corrupción y el blanqueo de dinero ilícito son una de las fuentes de financiación política de terceros países autoritarios”, recoge el informe.

MEMORIA DEMOCRáTICA
Iñaki Arteta: retratos de la anestesia moral vasca (y II)
Óscar Monsalvo. vozpopuli.es 27 Enero 2022

Segunda parte del reportaje sobre la insensibilidad de gran parte de la sociedad vasca hacia el terrorismo de ETA y sus cómplices

Iñaki Arteta ha explicado con sus películas qué ha sido y es la sociedad vasca, compuesta de ciudadanos grises que resistieron la tentación del silencio y de otros ilustres que se entregaron a ella. Lo que no había hecho hasta ahora era explicarse a sí mismo. Hoy en Bilbao presenta su libro Historia de un vasco. Cartas contra el olvido (Espasa). Hace dos años presentó la que probablemente sea su obra más dura, Bajo el silencio, que centra este análisis.

Estamos en Echarri-Aranaz, Navarra. Habla la que fue su alcaldesa durante cuatro años. Define la convivencia política, con nueve concejales de EH Bildu y dos del Partido Popular, como "normal y natural". Cuando el periodista le pregunta qué significa una pancarta que está colgada en medio de la plaza, aparecen los nervios.

-Sí… Bueno, sobre este tema no te voy a contestar. No te voy a contestar porque, bueno, no…
-Es que no soy de aquí, pero, ¿qué significa...?
-Luego te lo cuento, ¿vale?
-¿Fuera de cámara?
-Sí.
-¿Pero es algo que no se pueda contar?
-Luego te lo comento, fuera de cámara.

La cámara se aleja, y la alcaldesa, ahora sí, se suelta y le explica qué significa.
-Es un tema delicado, y no tengo ganas de exponerme.
-Pero es de los presos de ETA, ¿no?
-Esta pancarta en concreto es sobre un preso de ETA muerto en la cárcel. Es una pancarta donde pone “No te olvidamos”.
-¿Y él estaba en la cárcel por haber pertenecido a ETA?
-Eeeeeh, sí, me parece que sí. No sé exactamente los detalles.
-No sabe los detalles, y al parecer tampoco sabe que en la pancarta no pone “No te olvidamos”, sino “El pueblo no perdona”.

Anestesia moral vasca
Le pregunta por unas imágenes del recibimiento a un etarra: la plaza llena de gente, abrazos, niños, música, bailes, fiesta. “Me parece que entra dentro de lo que es la libertad de expresión, sin más. No voy a entrar en valoraciones morales. Es un espacio común. Faltaría más, ¿no?, que no pudiera ocurrir eso”.

-Actualmente tenemos en Echarri siete presos políticos.
-Habla de “presos políticos”.
-Por supuesto.
-Pero estamos hablando de los presos por formar parte de la organización ETA.
-Sí, sí, sí. Aquí tenemos un historial muy complicado de víctimas políticas, de ambos lados.

Los asesinos de su padre fueron nombrados hijos predilectos del pueblo, cuenta el hijo

-¿Ambos lados a qué se refiere?
-Pues por ejemplo en el 37, en el 36, perdona, en el alzamiento…
-¿Estamos hablando de la Guerra Civil?
-Sí. En la Guerra Civil pues murieron me parece que son dieciséis personas.
“En Echarri ha habido dos alcaldes asesinados”, continúa. “Uno por ETA, en el setentayyy nueve, me parece que fue”.
-¿Ulayar?
-Ulayar.
-Y otro en la época republicana.

Imagino que se referirá a la II, pero podría estar hablando de 1873. Cuanto más lejos, mejor.

-¿Y cómo convive hoy por ejemplo la familia Ulayar?
-Su familia no vive en Echarri-Aranaz actualmente.
-Ya.

Y sí que fue dura esa convivencia con esta familia, y de esta familia con personas del pueblo. El periodista habla ahora con uno de los hijos de Jesús Ulayar, el alcalde asesinado en 1979. Le pregunta por las pancartas.

-¿Qué sientes tú al ver ese tipo de mensajes?
-Continuidad.

Los asesinos de su padre fueron nombrados hijos predilectos del pueblo, cuenta el hijo. Es un pueblo con algunas tradiciones destacables, como la del ‘tiro al fatxa’, que se repite cada año en ambiente festivo. Porque 1936, la época republicana, fue hace cuatro días.

Odio en las aulas
La escena se traslada a la Universidad del País Vasco, campus de Vitoria. Habla con un profesor de Sociología y de Trabajo Social, cerca ya de la jubilación.

-¿Por qué entró en ETA?
-De eso no hablamos.
-¿No quiere hablar?
-No no no no no.
-No quiere hablar de su pasado.
-No, no, no.
-¿Por qué razón?

El profesor se encoge de hombros y niega con la cabeza, como si fuera algo evidente. No ha dejado de sonreír ni un momento.

Larach sigue intentándolo. ¿No cree que es importante entender las razones que llevaron a una persona como usted a entrar en una organización como ETA? "No". ¿Y no cree que es importante para entender el momento actual? "No quiero hablar del tema".

Era suficiente con asesinar a unos pocos; los otros aprenderían a callarse o a entender que éste no era su sitio

-Pero… no le estoy diciendo que me desvele nada… usted fue condenado por pertenecer a un comando.
-Sí.
-¿Y no le parece que podamos hablar de…
-Sí, pero no quiero.
-En la última parte le puse que aprovechando su militancia me gustaría que me hiciera una valoración de eso.
-No la voy a hacer.

El periodista, finalmente, encuentra una grieta, que es la invitación a la docencia.

-Pues a mí me choca un poco, cómo una persona que estuvo militando en una banda armada venga ahora a hablar sobre que la sociedad vasca es plural, cuando ETA ha hecho todo lo contrario, intentar homogeneizar esta sociedad vasca.

-De ninguna manera ETA ha intentado homogeneizar a la sociedad vasca. Yo creo que estamos hablando de conceptos totalmente diferentes. ¿Qué es ‘homogeneizar’?

-¿Aniquilar al adversario político?

-¿Aniquilar políticamente al adversario? ¿Aniquilar…? ¿Un genocidio, por ejemplo? ¿ETA pretendía matar… a quién?
Coartadas intelectuales

Es muy interesante esta parte de la película, tal vez sea una de las tres escenas más relevantes. Mucho más, por ejemplo, que la del párroco de Lemona. Es interesante porque quien habla no es un sacerdote caído ni un militante fanático, sino un profesor de Sociología. Con su manejo de los conceptos, su arrogancia intelectual y su articulación racional. Y el profesor de Sociología no justifica los crímenes; los matiza. Los contextualiza.

-ETA pretendía matar… ¿a quién?
-¿No pretendía matar a todo aquel que no pensase como ellos?

El profesor niega, ahora sólo una vez, y sonríe. Porque cree que en ese momento, con la última intervención del periodista, ya ha ganado.

-Nunca. Yo creo que eso está muy mal expresado.
-Pues ayúdeme a expresarlo bien.
-Nunca ha intentado ETA, por lo menos en sus teorizaciones, nunca ha dicho que quien no piense como ETA era objetivo de ETA.
-Entonces, ¿por qué todas las víctimas de ETA eran personas vinculadas a partidos que no eran nacionalistas?
-Eso es una cosa, y otra cosa es decir que el objetivo de ETA es aniquilar a quien no piense como ETA. Hay un trecho.

Lo de ser justo o injusto yo creo que son términos muy relativos que no llevan a nada, son muy personales", repsonde un profesor de la Universidad del País Vasco (UPV)

Y efectivamente, hay un trecho. Y habría sido absurdo, por inútil, pretender recorrer todo ese trecho. No hacía falta aniquilar a todo aquel que no pensara como ETA, como la izquierda abertzale. Era suficiente con asesinar a unos pocos; los otros aprenderían a callarse o a entender que éste no era su sitio.

-¿Eso son razones para llegar a matar?
-Eso es todo como se teorice. En los 60 se teoriza que sí, ahora se teoriza que no.
-¿Para qué ha servido ETA?

Cojamos aire.

-Como movimiento social yo creo que ha sido el catalizador de una forma de entender el País Vasco, que ha unido la lucha nacional y la lucha social, pero ETA es mucho más que eso también, es una organización armada que ha dejado víctimas, una organización armada donde se ha implicado buena parte de la población o una parte de la población vasca, son muchas cosas. Y lo de ‘Para qué ha servido’, es una pregunta que… para qué ha servido tal cosa… es justo o injusto… estaríamos en el gran tema de lo que es justo, de lo que es injusto… ¿Es justo matar a una persona? Es injusto, diríamos desde un punto de vista teórico. Ahora, hay mil razones para poder matar a una persona. En defensa propia, en una guerra, porque me están atacando… eh… quiero decir, que lo de ser justo o injusto yo creo que son términos muy relativos que no llevan a nada, son muy personales.

Pluralidad política
El dogmático con determinaciones sociales invisibles es relativista con los valores más universales. El profesor de universidad, pastor del conocimiento, comparte relativismo con el párroco de Lemona, pastor del alma. Insiste de nuevo el periodista con una pregunta sobre su militancia en ETA, si volvería a hacerlo. Niega con la cabeza, no le interesa hablar de eso.

-Una persona que haya estado militando en ETA, que ahora tenga un cargo como docente de la universidad, con un pasado como ese, ¿no le parece relevante discutirlo o matizarlo, al menos?

El profesor vuelve a negar con la cabeza, y esta vez también con la mano.

-¿Cómo se puede entonces llegar a una normalización si no podemos tener una conversación?
-Si seguimos así, lo dejamos.

El estudiante David Chamorro fue apaleado en el campus de Vitoria por impulsar una asociación para denunciar los mensajes de apoyo a ETA

El periodista, y creo que también el espectador, aprieta la mandíbula, cuenta hasta tres y hace un esfuerzo por continuar.

-Me gustaría volver a hacer hincapié en ese aspecto de si la izquierda abertzale entiende lo que es respetar la pluralidad política.
-Por supuesto. Sí, sí. (Pausa de cuatro interminables segundos). ¿Tú lo dudas?
-¿No ha sido ese el motivo del surgimiento y de los cincuenta años de violencia de ETA, el no respetar esa pluralidad política?
-No. No.
-¿La base de ETA no era utilizar ese miedo, el matar a uno y atemorizar a cientos?
-A cientos de qué.
-A cientos de personas.
-No, nunca. Nunca, nunca, yo creo que todas las teorizaciones de ETA nunca han sido para atemorizar a la población civil, sino al Estado.

Una pequeña pausa, ya queda poco.

-¿Se garantiza aquí en la UPV la pluralidad política?
-… ¿De quién?
-¿Cualquiera puede manifestar su posición ideológica?
-Yo creo que sí. Así de simple, sí sí.

El siguiente entrevistado es, lógicamente, David Chamorro. El estudiante apaleado en el campus de Vitoria por impulsar una asociación para denunciar los mensajes de apoyo a ETA y en defensa de España. Del Estado.

-¿Y qué ha pasado con esa asociación, seguisteis con ella?
-No, rompimos el acta. Algunos nos hemos movilizado por otros grupos, pero en la universidad es imposible.

Violencia en la UPV
El periodista intenta hablar con la rectora, Nekane Balluerka, pero desde el rectorado insisten en la negativa: “Ya, bueno, la respuesta estaba dada, ¿eh? O sea, no hay intención de focalizar en la universidad un problema colectivo del País Vasco y menos en un momento en que, joé, todo eso está entrando en otra dimensión”.

Insiste el periodista, insiste el responsable del rectorado. Y se llega a otro momento interesante.

-Me gustaría saber si desde la universidad se está protegiendo la pluralidad ideológica, por ejemplo.

-¿Tú qué crees? (“¿Tú lo dudas?”, preguntaba el profesor de teorizaciones).

-Yo soy receptor de distintos testimonios, y a mí lo que me ha dicho textualmente un alumno es que no va a seguir con la constitución de una asociación que lo que quiere es promover la unidad de España por miedo a nuevas represalias.

-Ya. Ya, ya, ya. Eso es una postura personal, y evidentemente ante un sentimiento subjetivo solo puedo mostrar respeto.

-¿Por qué en el comunicado que se publica no se hace mención explícita a la naturaleza de la agresión, que es de carácter político?

-No lo sé, Felipe, de verdad, es que (risa).

-¿Existe algún tipo de protocolo de actuación para casos de agresiones de carácter político, como los hay para agresiones de carácter de violencia de género, por ejemplo?

-Felipe, Felipe. Ya está, eh. Ya está, ya hemos hablado.

Habla ahora con otro profesor de la UPV, que sí cuenta lo que hay. Van recorriendo el edificio. En cada tramo de escaleras, en cada pared, hay carteles y pintadas en defensa de la lucha obrera, de la unidad de clase, la hoz y el martillo. No hay ninguna sobre la “raza vasca” ni sobre el pasado glorioso.

Hablan sobre la conferencia que dio en el campus el antiguo etarra José Ramón López de Abetxuko, que pasó varios años en la cárcel por delitos de sangre. El profesor cuenta que cuando se enteró llamó a la rectora para quejarse y para pedir que lo impidiera. La rectora le explicó que no lo iba a prohibir, al contrario, porque por encima de lo que él u otras personas pudieran sentir estaba la libertad de expresión.
El profesor hizo entonces lo que se espera de cualquier persona decente en su posición, y lo que en realidad aquí ya no se espera de casi nadie: escribió varias copias de un cartel y lo colocó a la entrada de la conferencia. Cada vez que lo colocaba lo arrancaban. Cada vez que lo arrancaban lo volvía a colocar.
"Aquí al lado ETA asesinó a Fernando Buesa y a Jorge Díaz".

La escuela católica
Dejamos la universidad, pero seguimos con la educación. Habla con el director de una ikastola de Bilbao.

-Quería hablar también de otro aspecto muy importante de la historia reciente del País Vasco que lo ha marcado mucho, que ha sido la violencia terrorista. ¿Qué se cuenta aquí sobre esas décadas de violencia?

-¿Qué se cuenta? Pues que desde que empezó la Guerra Civil hasta que ETA nos dijo que desaparecía, dolor. Dolor. Porque este país no ha hecho más que sufrir. Pero en Euskadi ha habido un choque de identidades

-Sí, pero yo le estaba preguntando concretamente por la violencia de ETA.

-Sí, sí, sí, ahora voy, ahora voy, ahora voy. Entonces, esa violencia, lo que ha generado es muchísimo dolor. Creo que cada uno tiene en su parte emocional una vivencia diferente. Gente que ha tenido familiares de ETA, gente que ha sufrido la violencia de ETA. Gente que lo ha vivido desde un lado, que lo ha vivido desde otro.

El periodista le dice que ha mezclado parte de las consecuencias de la Guerra Civil, el franquismo, GAL, ETA. “No, no, no he mezclado. Déjame que te explique”.

Y le explica.

-Fueron a la Guerra Civil. Estuvieron prisioneros. Se les prohibió hablar en euskera. Sufrieron humillaciones, fusilamientos. Y eso, eso es algo que se transmite de generación en generación. Ese dolor empieza ahí. Esa humillación, en algunos casos por ser vasco, empieza ahí. Los hijos de aquellos gudaris, los hijos de aquellos que fueron a la Guerra Civil, que perdieron la guerra y fueron humillados, aquellos son los que también crean ETA. Entonces, no es justificar ni mezclar, es… como un continuo.

El director de la ikastola, católica, termina con los brazos cruzados, rostro serio, enfadado. “Son temas muy sensibles. Muy sensibles”.

Profesor de universidad, director de ikastola y, por último, los alumnos. Preguntas en un instituto de Vitoria. Parece que lo único que se recuerda o que se transmite sobre la historia de ETA es el atentado contra Carrero Blanco.

-¿Y qué te parece que hayan existido grupos como ETA que hayan matado?
-Pues… es que yo no sé si es verdad las cosas que dicen sobre ellos, entonces no sé, no puedo juzgarles.

Hernani, otro alumno.
-¿Y tus profesores también te hablan por ejemplo de ETA?
-Eeeh… hemos estado haciendo unos trabajos, y un trabajo era, pues, los cinco fusilados de ETA que fueron por un esto que hicieron.
-Pero sabes por ejemplo que era una banda armada que ha asesinado casi a mil personas.
-Sí, eso ya escuché en la televisión y así, y eso sí sabía.

Guecho, dos alumnos.
-¿Y qué os parece que alguien mate por unos ideales políticos?
-La verdad es que todos están mal, sabes, todo lo que tenga que ver con matar… o sea, al final es una vida, sabes, da igual tu opinión, es libertad de expresión.

“Al final es una vida”. ¿Ves, cura de Lemona? Ésa era la respuesta.
¿Qué os enseñan sobre ETA?

A continuación hablan dos alumnas de 2º de Bachillerato, mismo escenario. Les pregunta por un vídeo en el que aparecen.

-¿Qué decís en ese vídeo?
-Hacemos un llamamiento para una manifestación que hubo en Bilbao.

-¿De qué era la manifestación?
-De los presos vascos. De los presos políticos vascos.

-¿Y esos presos, por qué están presos?
-Pues a ver, hay de todo, pero al final son personas que están en la cárcel tras un conflicto político.

-Y por ejemplo, aquí en el colegio, ¿qué os enseñan sobre ETA?
-No hay una cosa así… es que al final la educación que recibimos está impuesta por el Estado español, entonces se nos inculcan, se nos enseñan cosas que es lo que les… desde ese punto de vista, desde el punto de vista… de Madrid, digamos.

-¿Y qué os parece por ejemplo que hayan matado también a vascos, a niños… guardias civiles, jubilados…?
-A ver, bueno, o sea, nosotros sabemos que está la violencia de ETA, ¿no?, que es lo que utiliza mucha gente aquí para condenar otro tipo de cosas, pero también es verdad que hay otras muchas violencias.

Da muchísima pena esta parte. Dos crías repitiendo lo que les dicen en casa, en las fiestas, en la asamblea de estudiantes, los viajes a la cárcel en coche en días lluviosos, el contexto en el que surge… el mismo discurso reseco que repiten los líderes de la izquierda abertzale, las contextualizaciones del profesor de la UPV, la renuncia ética del cura.

Habla en Bilbao con la hija de dos presos de ETA, actualmente el padre en la cárcel. Una infancia dura, tenía nueve meses y su madre ingresó en prisión, miles de kilómetros para estar con ellos.

-Para ti, ¿qué es ETA?
-Bueno, es una organización… armada, que en su día fue… espera, una cosa, ¿esto es necesario?
-Perdóname que te lo pregunte, porque obviamente yo vengo de otro entorno, pero a tu padre le han condenado por matar a más de diez personas.

Hay un corte. La chica que ha tenido una infancia muy dura, el padre mató a más de diez personas, se explica. “La sociedad lo que necesita no es esto, la sociedad lo que necesita es empezar a dar pasos para avanzar, para avanzar. Y creo que así no avanzamos”. “¿Por qué sólo me preguntas qué es ETA, no me preguntas qué es la violencia del Estado?” “Porque tus dos padres han pertenecido a ETA”, responde el periodista. La chica se levanta, terminan las preguntas.

"No sé, me incomoda la entrevista"
Aparece ahora Kirmen Uribe, conexión desde Nueva York. La distancia le permite escribir sobre el País Vasco de manera más pausada, más libre, cuenta. El periodista le pregunta cómo vivió el terrorismo en Ondarroa, cuando vivía allí. Respuesta: “La historia de la violencia en el País Vasco es muy larga, y viene por lo menos desde la Guerra Civil”. Pero la violencia que sí tuvo respaldo social en el País Vasco fue la de ETA, dice Larach. Respuesta: “Yo creo que la propia sociedad vasca ha sido la que le ha dicho ‘No’ a ETA también”. “Matar no es el camino”, reconoce al menos. También ha habido represión, miles de torturados, añade. Miles, sí. “No quiero contar la misma historia, yo creo que tenemos que dar un paso adelante. No sé, yo creo que hay que ir hacia adelante y tratar de ver lo que nos une”. El gran poema. Le pregunta por una expresión que usó en el documental Polifonías vascas: genocidio cultural. Le parece extraño ahora, pero acaba diciendo que hubo un tiempo en el que sí hubo un genocidio cultural. Había empezado bien, relajado, pero se va tensando. Le pregunta por el relato.

-Yo creo que lo que algunos tratan es de imponer el relato, ¿no? Además, imponerlo desde fuera.
-Imponerlo, a qué te refieres.
-No sé.

“¿Cómo le contarías a tus hijos lo que pasó, que tendrían que saber los jóvenes para que no se repita?” Más de diez segundos de silencio sobre un fondo negro. “No lo sé”, al final. “¿Crees que hay una idea clara de lo que se tiene que contar? Porque tu silencio…” “Sí, hay una idea clara, pero no la quiero contar”. “¿El miedo ha sido un factor determinante para no poder hablar?” Más silencio. “No sé, no sé. Me incomoda la entrevista”. Ah, la incomodidad repentina. Ah, la comodidad garantizada cuando se habla sólo de marinos, de océanos, de grandes viajes, de generalidades. Para terminar, le lee una cita de Dante: “Los lugares más calientes del infierno están reservados para quienes callan ante la injusticia”. “Muy bien, me parece muy bien… (silencio) Pero hay muchas injusticias”.

Es probablemente la escena más dura de toda la cinta. Se hace muy difícil terminarla. Y de alguna manera se llega incluso a sentir compasión por Uribe. Es un hombre dedicado a las palabras a quien le faltan las palabras. No es la indiferencia del cura de Lemona, tampoco la racionalización del profesor de Sociología. Es algo distinto, más profundo y más triste.

Pactos PSE-Bildu
Vuelta a Hernani. Le pregunta a una concejal de Bildu cómo vivió los años de conflicto armado. Dice que vivió los últimos años, que había mucha tensión. Pone un ejemplo de esa tensión: había partidos políticos ilegalizados. “Yo he vivido pocos asesinatos, pero sí he vivido muchas redadas policiales, por ejemplo”. A ti se te muere el padre, a mí se me pierde el boli.

Le pregunta cómo se lo explicaba a sus amigos de fuera. “Un conflicto político que…” Se hace más lío, pero llega al origen: “En el momento en que Castilla conquista el Reino de Navarra ya desde entonces la resistencia existe”. Casi nada.

Hablan de los pactos del PSE con quienes apoyaron a ETA. "Los asuntos locales se ven de otra manera, hay que hacer que una ciudad avance, son temas sociales". Siguen hablando, el periodista le recuerda que no solo ha habido pactos a nivel local, sino también en Navarra, también en España. “Claro, pero es que… así son las cosas”.

"Estoy medio zumbao"
Sorpresa hacia la mitad de la película. Aún falta casi una hora. Habla en Amaiur, Navarra, con Silveira, el bertsolari de la segunda escena. ¿Cómo te han afectado a ti todos estos años de violencia? “Como todos, estoy medio zumbao”.

No sé si es profundamente honesto y describe a la perfección a todas esas personas que viven en un mundo ético en el que ETA no hizo nada malo, hizo lo que tenía que hacer, o si sencillamente él está realmente enfermo y no está diciendo nada real sobre el resto del entorno abertzale.

“¿Cómo se puede empatizar con alguien que le ha pegado cinco tiros en la nuca a una persona?” Silveira intenta decir algo, algo sobre por qué a alguien que pega cinco tiros se le considera asesino y al que los recibe una persona, simplemente. Queda más claro con lo que dice a continuación: “Yo no creo que se hubiera dado el caso nunca de que saliera un militante de ETA con una pistola a la calle y empezara a matar a cualquiera”. No mataban a cualquiera, y por lo tanto el asesinado no era simplemente una persona, es lo que viene a decir. Le dice el periodista que también han matado a niños. “Supongo que en algún accidente habría en algún atentado con coche bomba grande y así, alguna vez habría pasado. Pero nunca nadie ha salido a matar a un niño o a matar a gente que no tuviera implicación directa con el conflicto. O sea, al principio eran militares y policías, luego…”.

Le pregunta si todos los asesinados estaban implicados en el conflicto, dice que al principio todos los asesinatos eran con pistola, todos los asesinados tenían un nombre, evocando la mística del soldado que mira a los ojos a aquel a quien va a dar muerte. Le recuerda el periodista que tenían nombre, y que además también tenían familia. La respuesta de Silveira es interesante porque sale la otra pata de ETA y la izquierda abertzale. No es sólo nacionalismo, es también izquierda. Se pregunta si todos los que vivieron una reconversión no tienen también familia, todos los que trabajan por 800 euros con tres hijos y alquiler de 500. No es sólo la “liberación del pueblo vasco”, siempre fue también la liberación del trabajador vasco lo que justificó los asesinatos.

Es impresionante la honestidad extraña de Silveira. Habla sin filtro. O con el filtro de las drogas, y de los efectos de las drogas. Sea lo primero o lo segundo, dice esto: “Si España no se hubiera pasado 40 años gastando esa fuente de energía en ETA, la habría gastado en hacerle frente al euskera y hacerle frente a la forma de vivir que hay aquí. Entonces, como parapeto, para enfocar los ataques es para lo que ha servido ETA, y para que mucha gente haya gastado el 33% de su vida en nada”.

Le pregunta el periodista si engrandece con sus letras de entonces a ETA. “Engrandecía cuando las hacían, es que ETA no existe ya. Ni yo existo. El ‘yo’ aquel que en aquella situación de vida era, ya no soy, entonces, yo era ése, ahora soy éste”. Silveira, que era bertsolari, ahora es Heráclito.

El bertsolari accede a improvisar unas estrofas. Las últimas palabras son para Primo Levi, sobre un fondo negro.

Nos ha quedado una facultad y debemos defenderla con todo nuestro vigor, porque es la última: la facultad de negar nuestro consentimiento.

Así termina esto.


Recortes de Prensa   Página Inicial