AGLI Recortes de Prensa   Domingo 23  Mayo  2021

La derecha ya sí suma
Editorial ABC 23 Mayo 2021

Por primera vez en los últimos años, un sondeo de ABC realizado por GAD3 da un vuelco radical al panorama político, concediendo una mayoría absoluta más que suficiente a la unión de escaños del PP, Vox y Navarra Suma. Entre los tres partidos sumarían 180 diputados para una hipotética investidura de Pablo Casado. No hay elecciones generales a la vista y por tanto cualquier encuesta tiene siempre un valor relativo. Sin embargo, la proyección de tendencias sí es relevante porque invierte totalmente la dinámica en que se habían instalado la izquierda, los nacionalistas y los independentistas. Impulsado por el triunfo arrollador de Isabel Díaz Ayuso en los comicios madrileños, el PP se convertiría hoy en el partido más votado con diferencia. Alcanzaría el 30,5 por ciento de los sufragios, lograría 138 escaños frente a sus 89 actuales, y superaría en más de cinco puntos al PSOE. Pedro Sánchez quedaría con 103 escaños y perdería 17 de sus 120 actuales. Y a su vez, Vox se confirmaría como la tercera fuerza en España, pero asumiendo un deterioro que le forzaría a rebajar sus 52 diputados a 40. La conclusión es que se está produciendo poco a poco un giro ideológico en nuestro país, y que aumenta exponencialmente el desgaste acumulado por Pedro Sánchez con su proyecto de revisionismo ideológico, su gestión de la pandemia, y su incapacidad para liderar la recuperación económica.

El análisis de estos datos tan favorables para el PP se basa en dos factores: la capacidad de regenerar ilusión en el electorado del centro-derecha con un proyecto reconocible como alternativa, y la desaparición fáctica de Ciudadanos, partido que pasaría de sus actuales diez escaños a solo dos, y que certificaría definitivamente el final de un partido en fase agónica. La formación de Inés Arrimadas llegó a tener más de cuatro millones de votantes que huyeron del PP en su peor etapa de corrupción y de abdicación de algunos principios propios de la derecha democrática. Pero aquello ocurrió mientras Albert Rivera lideraba Ciudadanos. Hoy el trabajo de Casado para recuperar a aquellos votantes empieza a dar resultado. Bien sea por méritos propios, bien sea por la decepción del votante de Ciudadanos con un liderazgo tan superficial como el de Arrimadas, lo cierto es que ni uno solo de esos votos revierte en el PSOE, ni tampoco en Vox, como sí ocurrió en los comicios catalanes. De manera unánime regresan al PP. A su vez, que haya dos partidos en la derecha, y no tres que se anulen entre sí por la proporcionalidad de la ley D’Hondt, dificulta mucho más a Sánchez pugnar en mejores condiciones.

Es notorio que Sánchez aún no ha sabido interpretar lo ocurrido con las urnas en Madrid, ni la magnitud del voto de castigo que ha sufrido. Su pretendida infalibilidad electoral se está resintiendo en una deriva constante que solo el CIS niega de forma interesada y falaz. Sus coartadas sentimentales de cordones sanitarios contra la derecha y sus apocalípticos llamamientos a luchar contra un fascismo que no existe han dejado de ser creíbles para su propio electorado. Y Podemos pasaría de 35 escaños a 17, uno menos de los 18 que perdería ya sin Pablo Iglesias al frente. Nada está escrito. Pero si Sánchez sigue viviendo en la realidad virtual de una España eufórica que solo él ve, la trayectoria de la derecha solo podrá verse reforzada conforme pase el tiempo. Esa es la mejor noticia para esta España del caos que empieza a estar agotada de sanchismo.

El destructivo PP
Nota del Editor 23 Mayo 2021

Hay quienes pretenden enterrar la historia, empeñados en levantar a los muertos. El PP no merece el apoyo de los españoles. El PP tiene que desparecer. Hay que apoyar a Voz u dejarse de milongas del PP que es parte enorme del desastre de España. Y si alguien duda aún de las intenciones del PP que eche un vistazo a Galicia, pero no olvide antes de disfrazarse de español hablante.

'España 2050', una nueva fechoría del Gobierno más incompetente
EDITORIAL Libertad Digital 23 Mayo 2021

El Gobierno redobla su ofensiva extractiva con un nuevo documento infumable. Escudándose en las recomendaciones de un centenar de expertos, el Ejecutivo social-comunista se ha sacado de la manga otra excusa para saquear aún más al contribuyente. Mientras la economía continúa sumida en la peor crisis en periodo de paz, Pedro Sánchez ha decidido presentar sus planes para la remota España del año 2050.

El Gobierno se ha pasado casi un año presumiendo de que el famoso informe estaba siendo elaborado por un grupo de selectos economistas, sociólogos y científicos; pero, como no podía ser de otra forma con el Gabinete presidido por un doctor fake, nada más lejos de la realidad. El bodrio de casi 700 páginas es pura propaganda liberticida carente credibilidad. Salvo contadas excepciones, tanto las propuestas como las conclusiones coinciden plenamente con los postulados social-comunistas de la banda de Pedro Sánchez y los secuaces de Pablo Iglesias. Es más, muchos de sus epígrafes parecen sacados de los programas del PSOE y de Podemos o de cualquiera de las ruedas de prensa de estos farsantes que están arruinando España.

El Ejecutivo social-comunista pretende que España llegue a 2050 con la economía completamente intervenida por el Estado y sometida al yugo de incontables regulaciones y prohibiciones. Quieren prohibir buena parte de los viajes en avión, imponer la jornada de 35 horas, transformar radicalmente los hábitos de consumo de la ciudadanía... En fin, un desafuero miserabilizador y liberticida.

Los expertos lamerones del Gobierno se han empeñado en que España eleve en 8 puntos del PIB la recaudación fiscal, lo que se traduciría en una masacre impositiva que afectaría a todos los tributos... y hasta crearía nuevos. Sin vergüenza, los ungidos palanganeros de Sánchez el falsario hablan de la "protección del medioambiente", la "eficiencia recaudatoria" o la "progresividad". Cuánto indeseable incitando al Estado a cometer todo tipo de fechorías...

Lo último que necesita España, en 2021 o en 2050, es una economía planificada por los políticos. Y para qué hablar si los políticos son Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, que jamás han creado riqueza y que están dando abrumadoras muestras de una colosal incompetencia en un momento crítico como el actual.

Marruecos, táctica y estrategia
Alejo Vidal-Quadras. vozpopuli.es 23 Mayo 2021

Marruecos engañó a niños para que cruzaran la frontera de Ceuta y ahora sus familias piden ayuda para que regresen

Marruecos es para España a la vez un socio comercial, un vecino incómodo y un potencial enemigo. Lo que está claro que no manifiesta es voluntad de ser un aliado leal ni un amigo fiable. Las relaciones con nuestro vecino del sur desde la Transición han pasado por períodos de tranquilidad relativa interrumpidos con excesiva frecuencia por chispazos de conflicto o por crisis materializadas en enfrentamientos con choques fronterizos, amenazas mutuas y desaires deliberados. Ambos países tienen una estrategia sobre su interacción mutua, que se concreta en movimientos tácticos basados en circunstancias variables o en errores o aciertos del otro. La estrategia marroquí está clara: mantener a España bajo presión con sus aspiraciones a incorporar al reino alauita Ceuta y Melilla y en un segundo plano, Canarias. Por supuesto, no entra en los planes del rey de Marruecos ni de las elites militares, religiosas y económicas que sostienen su régimen autocrático emprender una guerra abierta con España a banderas desplegadas, carros de combate escupiendo fuego y cazabombarderos atacando nuestras ciudades. Aparte de que semejante locura no sería tolerada por la comunidad internacional, sus posibilidades de victoria serían nulas. Por consiguiente, Marruecos practica respecto a España una técnica de desgaste paciente y corrosivo utilizando las armas de que dispone para doblegarnos: su control de la espita de la emigración, tanto propia como subsahariana, el intercambio de información y la cooperación en la lucha contra el terrorismo yihadista y los acuerdos de pesca bajo cobertura comunitaria.

En cuanto a la estrategia española, consiste en mantener a Marruecos calmado y satisfecho mediante la ayuda al desarrollo, la financiación de la aportación marroquí a la contención de los saltos, pateras y cayucos, así como a las labores de inteligencia antiterrorista, la intensificación de los intercambios comerciales y la amistad fraternal entre las respectivas casas reales.

La reciente irrupción en Ceuta de varios miles de asaltantes de la frontera, muchos de ellos menores de edad, auspiciada y organizada por el gobierno marroquí como represalia a la acogida en un hospital de Logroño para su tratamiento del líder polisario Brahim Ghali, es un ejemplo de libro de error táctico garrafal por parte de España. No está claro qué cerebro privilegiado en el Palacio de Santa Cruz o en La Moncloa accedió a semejante disparate, sin justificación alguna, ni humanitaria ni política. Desde luego, en la historia de las relaciones internacionales, el traslado de Ghali a territorio español pasará a los anales de las estupideces diplomáticas con todos los honores. Se manejan como hipótesis la escasa capacidad neuronal de la ministra del ramo, la frivolidad del presidente o una artera maniobra de Podemos basada en las mencionadas características de los autores del desaguisado. Con decir que hasta Marlaska se dio cuenta de que la burrada era de calibre estratosférico, poco hay que añadir. Ghali se podía haber quedado en Argel, donde hay hospitales públicos y clínicas privadas perfectamente dotadas para tratar un caso grave de covid, con todo el respeto debido a Logroño.

Un ególatra compulsivo
Este episodio lamentable, que ha puesto de manifiesto la idiotez de un lado y la falta de escrúpulos del otro, ilustra adecuadamente la presente situación. Si juntamos un gobierno dividido sobre una cuestión de Estado, con un jefe a la cabeza sin un dedo de frente, una responsable de Exteriores escandalosamente incapaz, una nación desgarrada internamente por secesionistas que paradójicamente son aceptados como socios por el Ejecutivo, el apoyo decidido de Estados Unidos a Marruecos y el único que podría arreglar el asunto exiliado en Emiratos, no es extraño que Rabat haya saltado sobre la ocasión y se dedique a explotarla a fondo. Si somos percibidos como un país debilitado por las dudas sobre su propia existencia y regido por un tropel deslavazado de extremistas y de inútiles mandados por un ególatra compulsivo y sin principios, lo raro sería que nuestros adversarios no nos tirasen a placer de la barba.

Es evidente que la única respuesta al ataque marroquí que hubiese frenado su agresividad hubiera sido devolver de inmediato al otro lado de la frontera a todos y cada uno de los invasores, con independencia de su edad, es decir, demostrar que si Marruecos recurre a métodos aviesos y contrarios al derecho internacional, a nosotros no nos tiembla el pulso a la hora de valernos de los mismos procedimientos. Sin embargo, lejos de reaccionar con coraje y decisión nos ponemos a discutir el número de menas que recibirá cada Comunidad Autónoma o, desbordados por los problemas actuales, a fantasear sobre 2050. Este Gobierno de nuestras desgracias oscila entre lo ridículo y lo patético. Mientras siga en el poder, Marruecos y cualquier otro actor internacional que pretenda humillarnos o imponernos sus pretensiones saben que tienen el camino abonado.

Los chantajes históricos de Marruecos
Control de inmigrantes, información sobre el terrorismo islámico, el Sáhara… Marruecos juega la carta del chantaje desde el siglo pasado
El Corán y la imagen de Hasán II eran los iconos de la Marcha Verde.
Luis Reyes. vozpopuli.es 23 Mayo 2021

Franco estaba en su lecho de muerte y la atención de toda España, desde la cúpula del régimen hasta la oposición clandestina, estaba concentrada allí. Hasán II, rey de Marruecos, vio la oportunidad histórica de apoderarse del Sáhara Español y decidió aprovecharla.

España y Marruecos tenían un tira y afloja sobre el Sáhara por lo menos desde el siglo XVIII. Carlos IV obtuvo un éxito diplomático en 1799, cuando el sultán de Marruecos firmó un acuerdo donde reconocía no tener derechos sobre la región. Sin embargo no se puede hablar de consolidación colonial española en el Sáhara hasta inicios del siglo XX, dentro de los pactos con Francia que establecerían el Protectorado de Marruecos, francés y español.

Pero en cuanto España y Francia devolvieron la soberanía, la llamada independencia de Marruecos de 1956, se produjo una invasión marroquí del Sáhara, una guerra secreta que duró dos años, 1957-58, y que los pocos españoles que había en el Sáhara llamaron “la Guerrita”. En España se supo que había una guerra en Ifni, otro enclave colonial más al norte del Sáhara Español donde mandaron a Gila y a Carmen Sevilla para animar a los soldados, pero nadie se enteró de la Guerrita. El Sáhara dependía de Presidencia del Gobierno, es decir, del almirante Carrero Blanco, que lo había calificado de “materia reservada”. Aquello quería decir que la prensa española simplemente no podía informar de nada relativo al Sáhara.

La escasa guarnición militar española fue totalmente sorprendida por la invasión marroquí de 1957. En Edchera, el 13 de enero de 1958, murieron 37 legionarios de la XIII Bandera, incluidos tres oficiales, y el intento de resistencia se saldó con un total de 42 muertos y 55 heridos. Hubo que retirarse de todo el territorio, encerrándose los españoles a la defensiva en las ciudades costeras de Villa Cisneros (actualmente Dajla), El Aaiún y Villa Bens (actualmente Tarfaya).

Solamente se pudo recuperar en 1958 gracias a la enérgica intervención militar de Francia, que desde sus bases de Argelia y Mauritania entró en el Sahara Español con todo lo que le faltaba a nuestras fuerzas: una aviación moderna que bombardeaba con napalm, blindados que a diferencia de los españoles sí funcionaban en el desierto, y gran número de tropas profesionales y experimentadas en operaciones saharianas. Pese al apoyo francés, Marruecos sacó tajada. España se retiró del norte del territorio, la zona llamada Cabo Jubi, y Villa Bens se convirtió en una ciudad fantasma.

La marcha verde
En los años 70 la ONU urgió a España que iniciara la descolonización, a lo que el Gobierno español se mostró dispuesto. Debía realizar un censo de la población saharaui, como paso previo a un referéndum de autodeterminación. Marruecos recurrió al Tribunal Internacional de La Haya para reclamar su soberanía, pero La Haya se la negó. Había fracasado la diplomacia de Hasán II cuando Franco enfermó -el 21 de octubre de 1975 hubo un comunicado oficial que hablaba de “proceso gripal”- y el rey alauita adivinó que el vacío de poder le facilitaría ejercer un chantaje.

En un golpe de efecto Hasán II convocó a su pueblo para realizar una marcha “pacífica”, con mujeres y niños, para “recuperar” los territorios ocupados por España. Era la Marcha Verde. La reacción del Gobierno español, presidido en ese momento por Arias Navarro –Carrero había sido asesinado por ETA en 1973- fue enviar a negociar con Rabat al ministro-secretario general del Movimiento, José Solís, al que llamaban “la sonrisa del Régimen” por su carácter campechano. Alguien hizo el siguiente análisis político: “Como Pepe Solís es andaluz se entenderá bien con el moro”.

Sí que se entendieron, Pepe Solís sonrió mucho y le dijo a los marroquíes todo lo que querían oír. Pero eso no detuvo los acontecimientos. El 7 de noviembre, el mismo día en que Franco era internado en el Hospital de la Paz en una situación que no permitía ninguna esperanza, la Marcha Verde, una masa de 300.000 personas alimentadas de propaganda nacionalista, fe islámica y subsidios de Arabia Saudita, llegó a la frontera de Marruecos con el Sahara, donde se decía que había campos de minas.

En realidad una semana antes, el 31 de octubre, un día después de que Don Juan Carlos aceptase desempeñar las obligaciones de Jefe del Estado en funciones, el Ejército marroquí invadió el Sáhara por el interior, sin encontrar resistencia. Por fin el 14 de noviembre, seis días antes de la muerte de Franco, España firmó el Acuerdo Tripartito de Madrid, por el que traspasaba a Marruecos y Mauritania la administración –no la soberanía- del Sahara. Las tropas españolas iniciaron su retirada.

La jugada le había salido redonda a Hasán II, el chantaje funcionó y sentó un precedente. Años después, cuando el terrorismo islámico comenzó a golpear a España, Marruecos encontraría otra herramienta para ejercer presión sobre nuestro país, pero es ya otra historia.

El socialismo y la ola de miseria en Iberoamérica
Nahem Reyes. https://gaceta.es 23 Mayo 2021

Recientemente se ha publicado el “Índice de miseria”, denominado así por su creador el Profesor Steve H. Hanke de la Universidad de Johns Hopkins, ubicada en la ciudad de Baltimore en la costa Este de Estados Unidos. Dicho índice es calculado sobre la base de la conjugación de parámetros cuantitativos como tasa de desempleo, inflación, costo de los préstamos bancarias, tasa cambiaria y el PIB real per cápita. El país que acumule mayor puntaje se ubica en el grupo de países cuya población vive en condiciones de miseria. Contrariamente, un menor puntaje indica que está en una situación diametralmente opuesta a la miseria, es decir, son países con una población “feliz”.

El estudio de 2020 publicado hace unos días abarcó un total de 156 países en todo el mundo, arrojando datos como el país más miserable Venezuela con 3.827,6, seguido por Zimbabue con 547 y Sudan con 193 puntos. En tanto, en la última posición –el más feliz- sorprendentemente se ubica Guyana en el puesto 156 con 3,3, acompañado por Taiwán en el 155 con 3,8, en el 154 Qatar con 5,3 y Japón en el 155 con 8 puntos.

Ahora dentro de este marco de países ¿cómo se sitúan las sociedades iberoamericanas? Para facilitar la comprensión del Índice de Miseria de Henke he segmentando su muestra en tres grandes bloques: los países elevadas condiciones de miseria, los países en estado de medianía y los países en bajas condiciones de miseria.

De conformidad a la distribución anterior, encontramos que los dos países Ibéricos se encuentran en el grupo del medio, España en el puesto 63 con 28,2 puntos y Portugal bordeando el tercer grupo en el puesto 103 con 18 puntos. En tanto, el grupo de los países con índices de miseria más elevados, básicamente lo comparten la gran mayoría de países de Iberoamérica, una amplia mayoría de África, Medio Oriente, Sudeste asiático y los países denominados ExURSS.

Entre los Iberoamericanos del grupo con alto Índice de Miseria se ubican además de Venezuela, que posee el ignominioso primer lugar ya por sexto año consecutivo, se encuentran: Argentina, Brasil, Perú, Uruguay, Honduras, República Dominicana, Panamá, Colombia, Costa Rica y Paraguay. En el grupo intermedio se ubican jerárquicamente Bolivia, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, México, Chile y Ecuador. Finalmente, en el último grupo Cuba en el 117 con apenas 15.8 puntos.

Aunque es muy importante acotar que el caso cubano evidentemente constituye una gran distorsión, pues no es una sociedad libre ni transparente debido a que está regida por un régimen socialista, por tanto, copada por un aparato burocrático hipertrofiado donde trabajan el grueso de la población devengando salarios muy por debajo de los estándares internacionales, a la vez, con un estrecho margen para la iniciativa privada.

Lo interesante de este estudio es que revela datos muy significativos como la escandalosa cifra alcanzada por Venezuela (seis veces más alta que históricamente deprimida Zimbabue), lo que poderosamente devela el abismal y acelerado proceso autodestructivo tanto de la economía como de la sociedad venezolana como consecuencia de la implementación del neocomunismo, sin duda, tal vez único país en la historia reciente mundial en experimentar semejante situación sin sufrir una guerra.

Finalmente, otra notable desmejora la encontramos en España, recordemos sufrió una severa crisis económica entre los años que corren de 2008 a 2014 durante el gobierno del socialista José Luís Rodríguez Zapatero y los tres años de Mariano Rajoy, del Partido Popular. A pesar del inicio de la recuperación económica, volvió al hoyo bajo la coalición izquierdista de Pedro Sánchez y el comunista Pablo Iglesias, este último ya fuera del Gobierno y de la política. España hoy se encuentra agobiada por el resurgimiento de la crisis económica consecuencia de la gestión de Sánchez y su mastodóntico Gobierno, y agudizada por la pandemia.

Gran éxito de las manifestaciones en la Comunidad Valenciana en defensa del español
Y CONTRA EL ADOCTRINAMIENTO SEPARATISTA
https://gaceta.es  23 Mayo 2021

La plataforma Hablamos Español ha celebrado este sábado varias manifestaciones en Castellón, Valencia, Alicante y Requena-Utiel para defender la libertad de elección de la lengua vehicular entre las oficiales en la enseñanza y para reivindicar una enseñanza “libre de adoctrinamiento separatista” y una función pública “sin aranceles lingüísticos”. En este sentido, han censurado el “chantaje lingüístico” del Gobierno autonómico en materia de educación.

Asimismo, ha abogado por la recuperación de la oficialidad de los topónimos en castellano, el bilingüismo en la administración o la apertura de las ayudas a los creadores en cualquiera de las lenguas oficiales.

En la ciudad de Valencia, la marcha, en forma de caravana de vehículos, ha partido del paseo de la Alameda hasta llegar a las Torres de Serranos, donde algunos de los asistentes han desplegado carteles con lemas como ‘Libertad de elección de la lengua’ o ‘STOP dictadura lingüística’ y han mostrado banderas de España.

A la marcha se han sumado representantes de VOX y PP. El presidente y portavoz adjunto del grupo parlamentario de VOX, José María Llanos, ha reclamado una educación “en libertad en todos los ámbitos” y “sin adoctrinamiento” y que los padres “puedan elegir la educación de sus hijos”. “La mejor educación es en la lengua materna, queremos que elijan las familias, a diferencia del Gobierno. Los hijos no son del Estado, sino de los padres”, ha manifestado.

Asimismo, se ha mostrado “harto” de que “se imponga un valenciano normalizado que es catalán” en la Comunidad Valenciana y, además, de forma “inaceptable”. “Algunos niños pueden estar estudiando catalán en la Comunidad Valenciana pero se les dan otras asignaturas en ese valenciano normalizado”, ha añadido.

El disparate del bilingüismo con las lenguas regionales
Nota del Editor 23 Mayo 2021

El bilingüismo con lenguas regionales es claramente anticonstitucional. El único idioma que hay deber de conocer es el español. Deberíamos copiar a los franceses en algo bueno y aplicar que el idioma de los españoles es el español, o como ellos, el idioma de la república es el francés, cosa que con los republicanos que hay por ahora en España, mejor la monarquía.

Cualquier cesión administrativa, educativa, sanitaria a las lenguas regionales es un insulto a la razón y a los derechos constitucionales y humanos de los español hablantes. El que en cualquier administración pública se gestione en lengua regional, es un disparate.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El Flautista de Rabat y el Ogro tonto de Moncloa
Federico Jiménez Losantos. Libertad Digital 23 Mayo 2021

Cuatro mil padres marroquíes buscan desesperados a sus hijos, que el Rey Flautista de Rabat llevó con engaños a Ceuta, sacándoles del colegio diciendo que en Ceuta jugaban Cristiano Ronaldo y Messi, y ahora vagan por sus calles, a merced las mafias que podrían prostituirlos o venderlos. El Gobierno del Ogro tonto de la Moncloa se ha apresurado a colaborar en ese secuestro, si no trata, de niños marroquíes, y las almas buenas del PP, tan de poner la otra mejilla y por huir de Vox, dicen que hay obligación legal de acogerlos. Mentira. España no acoge menas, colabora en su secuestro.

Estado Emotivo, Estado Fallido
En lo que cabe denunciar como crimen de lesa humanidad, el amigo de la ETA que ministra Interior como Ganimedes la copa de Júpiter se ha puesto como loco a repartir menores por las autonomías, cuando no se sabe si tienen familia, que seguramente la tienen, ni si los están buscando, que es probable que lo hagan. Todo por vender la foto de los soldados haciendo de enfermeras, aunque no las enfermeras de soldados, que sería lo igualitario.

En un artículo antológico, Cristina Losada ha definido España como un Estado Emotivo, que respira emociones administradas y sensaciones televisadas. Y como avisa, un Estado Emotivo en el que nadie, empezando por el ejército que debe defender sus fronteras, hace lo que le corresponde, está condenado a ser un Estado Fallido. Desde el golpe de Estado de 2017 en Cataluña y la sentencia exculpatoria de Marchena eso es España. Véase la apoteosis de Junqueras en la investidura del gobierno de Puigdemont.

En ese aquelarre de impunidades, el representante de Vox hizo su papel de recién llegado a la Legión para defender lo que se deje defender, pero además hizo sobre la invasión de Ceuta por Marruecos el diagnóstico correcto: estamos colaborando en un secuestro de Estado, no en una labor humanitaria, de las que tanto les gustan a las colaus para el Tercer Mundo. Allí pueden exhibir la compasión que no tienen con la media Cataluña que habla español, a la que odian, persiguen, marginan y machacan a diario.

La gravedad de la invasión, que no migración
Gracias a la brillante política de comunicación del PP desde tiempos de Aznar, el héroe que se negó a cumplir la sentencia del Supremo contra el antenicidio, y Rajoy, sorayo entre los sorayos, que logró que no cerraran la Sexta y la Cuatro metiéndolas en Tele5 y Antena3, y salvó de la ruina a PRISA, a cambio de que la SER y El País no atacaran a Rajoy, Soraya y Montoro, la mayoría de los medios audiovisuales han impedido que los españoles entendieran la gravedad de lo sucedido en Ceuta. Los 8.000 ilegales que Marruecos metió en 24 horas en una ciudad de 80.000 habitantes equivalen a 80.000 en Sevilla, 90.000 en Valencia, 80.000 en Zaragoza, 150.000 en Barcelona y más de medio millón en Madrid y grandes ciudades anejas. Sin esa comparación es imposible entender el crimen marroquí y el espanto de los ceutíes, recluidos en sus casas, cerradas a cal y canto, sin poder mandar a sus hijos a la escuela, ir al mercado o pasear al perro. Como la mayoría de los periodistas son de izquierdas y muchos medios de extrema izquierda, se ha dirigido la atención del público al lagrimeo de los ahogados, a los niños salvados y al desempeño eficaz del Ejército en tareas sanitarias, no bélicas.

El resultado de una operación más de cambio de escenario o de telón es que en vez de percibir con claridad la invasión y cómo combatirla nos hemos entretenido en debatir si había que devolver a los menas o meterlos en albergues, que, como en Baleares, aseguran su integridad física y sexual. Es enorme la generosidad del español sentado, al que Lope achacó cólera. No se instalaba entonces en el tresillo ante la tele, que, tocando un botón, le permite pasar de la indignación moral al solaz ético y al morbo vengativo.

Anteanoche, por ejemplo, supimos que Sánchez, en vez de prever las consecuencias de que pasee por España el jefe del Polisario, denunciado por violación, pidió a María Teresa Campos el teléfono de Rocío Carrasco, para ver cómo soporta la inacción de la Justicia ante diez años de maltrato. El gran psicópata, incapaz de emoción ante las víctimas del terrorismo que semanalmente afrenta Marlaska llevando etarras a casa, preocupado por el docudrama del Ministerio de Igualdad y la Fábrica de la Trola. Asombroso.

Si Sánchez llega ser de izquierdas y español
Lo curioso es que el flautista de Rabat o de Castillejos, que es de donde se ha llevado más niños, ha brindado a Sánchez una oportunidad de oro para frenar la cuesta abajo electoral que lleva desde el ayusazo del 4M. Estaba entretenido plagiando un trabajo sobre las perspectivas de 2050 de varios países europeos, dirigido por un español en Oxford que lo denuncia por apropiación indebida. ¡Como si Sánchez supiera hacer otra cosa! Se ha apropiado indebidamente del PSOE, del Gobierno de España y del pasado glorioso de la Nación para enlodarlo. ¿Cómo no va a apropiarse del futuro?

Si fuera de la Izquierda clásica, habría jugado con cuatro elementos que el flautista le ha puesto sobre la mesa, para que elija a placer. Primero: la dignidad nacional ante la invasión mora, cuya aversión tiene seculares y hondas raíces populares, transversales en lo ideológico y manipulables en lo emotivo. Segundo: la muestra de fuerza frente a la trampa de los niños robados, anunciando un rearme del Ejército que pasaría a ocupar de forma permanente Ceuta, Melilla y puntos clave de Canarias para frenar la trata de seres humanos, en cayuco, a nado, o con la flauta de Mohamed. Tercero: la denuncia en Estrasburgo, la ONU y otros organismos internacionales de los crímenes de lesa humanidad cometidos por Marruecos contra España, en particular el avieso rapto de menores y su utilización para invadir Ceuta.

Denunciar las bases y renegociar la OTAN
Y cuarto: la denuncia del Tratado con Estados Unidos que permite la existencia de bases militares en nuestro suelo. Desde el momento en que los USA están respaldando expresamente a Marruecos cuando España está viendo cómo Marruecos ataca sus fronteras, se entiende que los Estados Unidos han traicionado el espíritu y la letra de la alianza, y corresponde al Gobierno de España revisar todos los puntos de la alianza, incluía nuestra participación en la OTAN si no se compromete a la defensa de Ceuta, Melilla y las Canarias, también atacadas mediante la inmigración ilegal y violentadas en sus recursos naturales por la apropiación de aguas españolas.

Si Sánchez fuera de izquierdas al modo clásico, que no excluía la condición nacional, esta exhibición de dignidad antiimperialista pondría a sus pies a toda las izquierdas pasadas, presentes y futuras, que nunca jamás pondrían en cuestión su liderazgo, y a buena parte de la Derecha, que no podría discutir lo serio de sus argumentos y lo razonable de su indignación.

El PP tendría muy difícil defender nuestra alianza con los USA, que nos han abandonado por la sencilla razón de que Rabat es más fiable que Madrid. Y Vox tendría la ocasión de reafirmarse frente pero no contra las izquierdas, criticar el mundialismo, abrir realmente unas bases sindicales y compartir el culto a la bandera que, desde el momento en que Sánchez anunciara estos cuatro puntos, exhibirían sus televisiones, desde la Isobaras en la Televisión Espantosa hasta Jorgeja y Carlota en Sálvame, Rociíto.

Pero Sánchez es de la izquierda actual, que ante todo odia a España y que hace del pacto con sus enemigos la única estrategia para seguir en el Poder. Por eso no se le ha ocurrido aprovechar la ocasión que le brindó el flautista de Rabat para frenar su camino hacia la derrota electoral. El Ogro de la Moncloa, a fuer de antiespañol, es tonto. Por eso no llegará a 2050.

A Sánchez le crecen los enanos: Puigdemont, contra las cuerdas
OKDIARIO  23 Mayo 2021

El presidente del Gobierno es un lince. Hace unos días reafirmaba la estabilidad de su Ejecutivo y aseguraba que la legislatura llegaría a su fin con la ayuda de sus socios golpistas. Pero ERC y Junts han firmado un pacto de gobierno en el que Carles Puigdemont goza de amplias prerrogativas y controla parte del presupuesto de la Generalitat desde Bélgica, residencia del huido de la justicia. Sin embargo, la Audiencia Nacional ha reactivado la causa sobre el Tsunami Democràtic abierta por terrorismo en el Juzgado Central de Instrucción Número 6 y que hasta el momento se encuentra bajo secreto de sumario. Según ha podido saber OKDIARIO se investigará la participación del prófugo de la Justicia Carles Puigdemont en la trama, lo que supone un serio problema -como si no tuviera bastantes- para Pedro Sánchez, que ha puesto en manos de los golpistas catalanes su futuro político. Obviamente, estos exigirán al Gobierno socialcomunista que haga todo lo posible para que el horizonte penal de Puigdemont no se vuelva todavía más oscuro. Y practicarán el chantaje: o te mueves o te levantamos la silla.

El Juzgado de Instrucción Número 1 de la Ciudad Condal instruye la operación Vóljov, una investigación que comenzó con indagaciones sobre un supuesto fraude de subvenciones en la Diputación de Barcelona y desencadenó en una causa por la financiación de la estructura montada por Puigdemont en Bélgica y quienes estaban detrás de la asociación independentistas Tsunami Democràtic, promotora de los actos violentos en Cataluña tras conocerse la sentencia del 1-O. O sea, que la justicia estrecha el cerco sobre el hombre que ha salido ganando en el pacto ERC-Junts, lo que complica sobremanera la estabilidad del Gobierno de Pedro Sánchez. A este hombre, de un tiempo a esta parte, le crecen los enanos. No hay día que no le estalle una crisis. Es lo que tiene llevar haciendo equilibrios sobre la cuerda floja desde que llegó a La Moncloa.

Cientos de coches salen a la calle para denunciar el «chantaje lingüístico» en la Comunidad Valenciana
OKDIARIO 23 Mayo 2021

La plataforma Hablamos Español ha celebrado este sábado varias manifestaciones en Castellón, Valencia, Alicante y Requena-Utiel para defender la libertad de elección de la lengua vehicular entre las oficiales en la enseñanza y para reivindicar una enseñanza «libre de adoctrinamiento nacionalista» y una función pública «sin aranceles lingüísticos». En este sentido, han censurado el «chantaje lingüístico» del Consell en materia de educación.

Asimismo, ha abogado por la recuperación de la oficialidad de los topónimos en castellano, el bilingüismo en la administración o la apertura de las ayudas a los creadores en cualquiera de las lenguas oficiales.

En la ciudad de Valencia, la marcha, en forma de caravana de vehículos, ha partido del paseo de la Alameda y ha recorrido las calles Colón, Xàtiva y Guillem de Castro, entre otras, hasta llegar a las Torres de Serranos, donde algunos de los asistentes han desplegado carteles con lemas como ‘Libertad de elección de la lengua’ o ‘STOP dictadura lingüística’ y han mostrado banderas de España.

A la marcha se han sumado representantes del PP, Cs y Vox. En el primer caso han sido el diputado en Les Corts Valencianes y secretario general del PP de València, Juan Carlos Caballero, la concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de València Julia Climent y el concejal del PP y diputado provincial Juan Giner Corell.

«Nosotros hablamos orgullosos el valenciano pero también el castellano. La política que está llevando esté Consell es el de la imposición del valenciano y la de la erradicación del castellano. Y queremos que los valencianos tengan la libertad para elegir a qué centro quieren llevar sus hijos a estudiar y en qué lengua», ha afirmado Caballero, que ha recriminado el «chantaje lingüístico que aplica el Consell». «Queremos que nuestros estudiantes hablen castellano, valenciano e inglés y no arrinconar a una de las lenguas a costa de otra», ha añadido.

Por otro lado, ha garantizado que el PP «eliminará el requisito lingüístico que ha impuesto el Botànic para acceder a la Función Pública». «Lo vamos a eliminar cuando gobernemos porque queremos que en nuestra Administración estén los mejores profesionales y no los que hablen una lengua o otra», ha manifestado.

«Imposiciones»
Por su parte, la síndica de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Valencianes, Ruth Merino, ha criticado las «imposiciones del tripartito», que «impide a muchos niños valencianos estudiar en la lengua que quieren» y ha defendido la «absoluta libertad de todos los ciudadanos para elegir el idioma en el que estudiar y expresarse».

Así se ha pronunciado Merino, que también ha asistido a la marcha en Valencia junto a la diputada autonómica Patricia García, el portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, y la portavoz de Cs en la Diputación de Valencia, Rocío Gil.

«Los valencianos contamos con la riqueza de tener dos lenguas oficiales, que en ningún caso deberían suponer un enfrentamiento ni ser usadas para separarnos, sino para unirnos», ha añadido la síndica, quien ha reiterado que Cs «defiende el valenciano y está a favor de impulsarlo, pero, ante todo, está la libertad y el derecho constitucional de las personas para elegir la lengua que prefieran».

Giner, por su parte, ha reiterado que Cs «va a estar allá donde esté libertad» y ha puesto en valor el valenciano y el castellano. «Por eso precisamente no se puede excluir un idioma respecto al otro y tampoco imponerlo», ha apuntado, al tiempo que ha defendido que las lenguas «sean un valor añadido en el desempeño de un puesto laboral, pero no un requisito excluyente».

Finalmente, el presidente y portavoz adjunto del grupo parlamentario de Vox, José María Llanos, ha reclamado una educación «en libertad en todos los ámbitos» y «sin adoctrinamiento» y que los padres «puedan elegir la educación de sus hijos». «La mejor educación es en la lengua materna, queremos que elijan las familias, a diferencia del Gobierno. Los hijos no son del Estado, sino de los padres», ha manifestado.

Asimismo, se ha mostrado «harto» de que «se imponga un valenciano normalizado que es catalán» en la Comunitat Valenciana y, además, de forma «inaceptable». «Algunos niños pueden estar estudiando catalán en la Comunitat Valenciana pero se les dan otras asignaturas en ese valenciano normalizado», ha añadido.

COMUNIDAD VALENCIANA
Hablamos Español lleva a la calle el rechazo a la ley valenciana de plurilingüismo: "Queremos elegir la lengua"
NOA DE LA TORRE. Valencia. El Mundo 23 Mayo 2021

La protesta, que ha contado con el apoyo de PP, Ciudadanos y Vox, reactiva la batalla lingüística en la escuela

Hablamos Español, con el apoyo de PP, Ciudadanos y Vox, ha vuelto a sacar a la calle la protesta contra la ley valenciana de plurilingüismo. En este caso, con una caravana de vehículos que ha circulado por las tres capitales de provincia de la Comunidad Valenciana, además de en Requena, en lo que supone la reactivación del conflicto lingüístico en las aulas. La razón no es otra que la implantación el próximo curso en toda Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional de una ley promovida por el actual Gobierno de Ximo Puig y que finiquitó el anterior modelo educativo del PP. Para la asociación Hablamos Español, el actual plurilingüismo responde a la "imposición lingüística" y el "adoctrinamiento nacionalista".

Decenas de coches han recorrido este sábado el centro de Valencia al grito de "queremos elegir la lengua". Antonio ha sido uno de los que se ha sumado a la protesta. Con hijos estudiando en un colegio de la capital, denuncia que "les están imponiendo el valenciano, además de con la asignatura lingüística de valenciano, con otras materias que tienen que dar en valenciano y no en castellano".

"Me he puesto en contacto con el centro porque quiero poder elegir la lengua, pero con la actual ley van a la obligatoriedad del valenciano hasta llegar a un 60% de las horas, que es lo que quieren", ha agregado.

Aunque desde un principio la Conselleria de Educación -en manos de Compromís por el reparto de departamentos entre los socios del Gobierno valenciano- ha tratado de sortear la polémica, lo cierto es que el tema lingüístico sigue siendo su principal talón de Aquiles. O, al menos, el asunto que mayor controversia genera aun con el paréntesis de la pandemia.

La ley, que se aprobó tras tumbar la justicia un primer decreto denunciado por la Diputación de Alicante por discriminatorio con el castellano, tampoco gusta en realidad a quienes abogan por el 100% de valenciano en las aulas, es decir, por la inmersión lingüística. De hecho, la norma obliga a un mínimo del 25% de las horas lectivas tanto en castellano como en valenciano, de manera que se reserve entre un 15 y un 25% del tiempo para el inglés.

A cambio, también se aumentan las horas de valenciano en las zonas castellanohablantes respecto al modelo lingüístico anterior, lo que ha provocado especialmente el rechazo entre la comunidad educativa del sur de Alicante o en comarcas del interior de Valencia como Utiel-Requena. Y más ahora que, tras completarse el despliegue de la ley en Infantil y Primaria, el plurilingüismo llega a Secundaria, obligando, por tanto, a una mayor presencia de valenciano en muchos casos para dar continuidad al proyecto lingüístico de centro.

Los partidos de la oposición han pedido la paralización de la ley en los institutos, a los que ya llega con un año de retraso por la pandemia. Pero la reactivación de la batalla lingüística no gira únicamente en torno a la ley de plurilingüismo. Recientemente se acaba de conocer que un juzgado de Alicante investiga a la directora y a una profesora del colegio público Mediterráneo de Sant Joan a raíz de la denuncia de un padre por una circular que recibió redactada en valenciano.

En este caso, la Conselleria de Educación se ha puesto de parte de las docentes, a las que presta asistencia jurídica la Abogacía de la Generalitat ante la petición de 12 años de inhabilitación. Directores de centros han denunciado la "campaña de acoso" contra estas docentes, mientras que desde Hablamos Español se apoya a la familia por "reivindicar su derecho a que el centro educativo se comunique con ella en español".

En este sentido, la asociación ha comenzado una campaña de recogida de firmas a favor de la "libertad de elección de lengua" en la Comunidad Valenciana. Han agradecido el apoyo de Ciudadanos y Vox pero, sin embargo, han censurado al PP porque "no se han mostrado favorables a la libertad de elección de lengua". Desde Hablamos Español se critica, por ejemplo, "la política lingüística de corte nacionalista que el partido aplica en Galicia" o la que implantó en su día la ex consellera y hoy presidenta del PP de Valencia, María José Catalá.

En el manifiesto leído este sábado, se reclama también la rotulación oficial tanto en castellano como valenciano o "recuperar los nombres en español de nuestros pueblos". "Se empeñan en convertir la lengua en un problema", han denunciado los convocantes.


Recortes de Prensa   Página Inicial