AGLI Recortes de Prensa   Domingo 6  Junio  2021

Juan de Mariana contra Pedro Sánchez
Federico Jiménez Losantos. Libertad Digital 6 Junio 2021

El tirano tiene tres rasgos: su vileza moral, el atropello de los derechos y propiedades de los demás y el desprecio sistemático de todas las leyes.

Este viernes tuve el honor de recoger el Premio Juan de Mariana en el Casino de Madrid, por primera vez habilitado para celebrar en una gran sala un acto de la categoría que el Instituto imprime cada año a su premio, y que, en el último, por la maldita pandemia, no pudo celebrarse. Era, pues, una vuelta a la normalidad en un ambiente de distinción, noble palabra en desuso que no tiene que ver con el dinero o el fasto sino con la importancia que uno concede a lo que hace. En este caso, honrar la memoria del último y más extraordinario maestro de la llamada Escuela de Salamanca, a la que en puridad deberíamos llamar el Siglo de Oro del Pensamiento Español.

Debo agradecer a cuantos hablaron -José Carlos Rodríguez, Daniel Rodríguez Herrera, José María Marco y Alaska, con Javier Fernández Lasquetty de afortunado telonero- sus palabras en favor de lo que más que una empresa particular es la lucha que desde hace dos décadas largas, lleva el grupo Libertad Digital esRadio en favor de las ideas de Libertad y de España, que creemos y queremos indisolubles. Y como ante la amenaza permanente que sufre la primera y la inminente que padece la segunda había que aprovechar la sabiduría del Padre Mariana, evoqué algunas de las frases que, al honrar al maestro, honran también la fabulosa tradición cultural española, ocultada o desconocida, y retratan la tiranía que hoy actualiza el Psicópata Sánchez.

Retrato de Juan de Mariana por Jaime Balmes
Como hago de forma más extensa en el epílogo de Memoria del Comunismo, a cuya bibliografía me remito, reseñé algunas frases en que se muestra nítida la doctrina de Mariana, reivindicado durante el franquismo por Larraz, Ullastres y Fernández de la Mora, y sujeto, por tanto, a una persecución como la sufrida bajo el valido Duque de Lerma, pero a pies de Carmen Calvo, que es el balido del socialismo y el comunismo en el poder. Y rescaté la viñeta azoriniana que le dedica Jaime Balmes, el precursor del padre de la Escuela Austríaca Menger como dice Huerta de Soto y al que su temprana muerte privó de guiar la vuelta de la derecha política a su raíz natural, la de nuestra Ilustración, el catolicismo español del Siglo de Oro:

Es bien singular el conjunto que se nos ofrece en Mariana: consumado teólogo, latinista perfecto, profundo conocedor del griego y de las lenguas orientales, literato brillante, estimable economista, político de elevada previsión; he aquí su cabeza; añadid una vida irreprensible, una moral severa, un corazón que no conoce las ficciones, incapaz de lisonja, que late vivamente al solo nombre de libertad, como el los fieros republicanos de Grecia y Roma; una voz firme, intrépida, que se levanta contra todo linaje de abusos, sin consideraciones a los grandes, sin temblar cuando se dirige a los reyes, y considerad que todo esto se halla reunido en un hombre que vive en una pequeña celda de los jesuitas de Toledo y tendréis ciertamente un conjunto de calidades y circunstancias que rara vez concurren en una misma persona" (Balmes, O.C. t. XII, 1950).

Doctrina de Mariana contra la tiranía, aplicable a Sánchez

Defensa de la propiedad frente al poder:
"En primer lugar, es necesario afirmar que el príncipe no tiene derecho alguno sobre los bienes muebles e inmueble de sus súbditos, de tal forma que pueda tomarlos para sí o transferirlos a otros. Los que sostienen lo contrario son los charlatanes y aduladores, que tanto abundan en los palacios de los príncipes. Y de ello se infiere que el príncipe no puede poner nuevos tributos sin que preceda el consentimiento formal del pueblo. Pídalo pues, y no despoje a sus súbditos tomando cada día algo por su propia voluntad y reduciendo poco a poco (disminuyendo el peso de la plata en la moneda de vellón) a la miseria a quienes hasta hace poco eran ricos y felices."

Defensa de la legalidad frente a la autoridad real:
"Podrán los reyes cuando lo exijan las circunstancias, proponer nuevas leyes, interpretar o suavizar las antiguas, suplirlas en los casos que se haya previsto; más nunca, como pienso que haría un tirano, cambiarlas a su antojo y acomodarlas a sus caprichos y a sus intereses sin respetar nada las instituciones y las costumbres patrias. Los príncipes legítimos no deben obrar jamás de modo que parezcan ejercer una soberanía absoluta desvinculada de la ley."

(…) "Concedo de buena gana que existe una soberanía regia en todas estas cosas y que, bien por las leyes del reino bien por la costumbre de las naciones, se ha autorizado un cierto arbitrio para asuntos tales como hacer la guerra, administrar la justicia y establecer los magistrados o nombrar los jueces (...); creo, sin embargo, que en otras materias, la autoridad de la comunidad cuando todos han llegado a un acuerdo común, es mayor que la del príncipe."

Adivinación de la rebelión liberal del 4 de mayo en Madrid:
No hemos de mudar fácilmente de reyes, si no queremos incurrir en mayores males y provocar disturbios (…). Se les ha de sufrir lo más posible, pero no ya cuando trastornen la república, se apoderen de las riquezas de todos, menos precien las leyes y la religión del reino, y tengan por virtud la soberbia, la audacia, la impiedad, la conculcación sistemática de lo más santo. Entonces es preciso pensar en la manera cómo podría destronársele, a fin de no se agraven los males ni se vengue una maldad con otra. Si están permitidas las reuniones públicas, conviene consultar el parecer de todos, dando por lo más fijo y acertado lo que se estableciere de común acuerdo". (…)

"Ante todo, debe estar persuadido (el rey) de que no conviene agobiar a España con graves contribuciones; primero, porque una gran porción de ella está llena de fragosidades, peñas y montañas áridas, especialmente a la parte del Norte, pues la meridional goza de un clima más benigno. Muchas veces por la sequedad del aire y la falta de lluvias en el verano, padecemos tal escasez de cosechas, que apenas bastan para cubrir los gastos de la labor; por lo que sería demasiado grave aumentar tanta calamidad del tiempo, con nuevos y grandes tributos. Además, en España los labradores, pastores y otros que cultivan el campo, todos pagan religiosamente la décima de sus productos a las iglesias; por lo que si después de esto, los que no tienen tierras tienen que pagar otro tanto a los señores de las tierras, muy poco debe ser lo que les quede a los miserables para vivir y para que contribuyan al erario: cuando por otra parte parece justo que debían ser aliviados y más atendidos aquellos de cuyo trabajo e industria se alimentan todos los ciudadanos (…). Lo primero porque cesará el lucro por efecto de las escasas compras y ventas, con el que vive la mayoría de ellos, a los que seguirán en la misma suerte los artífices con especialidad, pues estos cifran únicamente su sustento y esperanzas en sus manos y en su trabajo diario."

Mariana describe al Tirano: Rey, Lenin o Sánchez
La defensa de la rebelión contra la tiranía, a ser posible de común acuerdo, y qué mejor acuerdo que las elecciones, de los bajos impuestos y del respeto a los que modestamente se ganan la vida parece redactada en una taberna en vísperas del 4M de Ayuso, cuando al grito de "Libertad" Madrid se alzó contra Sánchez y lo destrozó. Y en Memoria del Comunismo, cuando recurrí a este retrato del tirano por Juan de Mariana porque encajaba perfectamente en el de Lenin, véase si no retrata también a Sánchez:

Tirano, que, podemos decir, en resumen, subvierte todo el Estado, se apodera de todo por medios viles, y sin respeto alguno por las leyes, porque estima que está exento de la ley, y cuando se ocupa de los asuntos públicos, obra de tal manera que todos los ciudadanos se sienten oprimidos por toda clase de males, con una vida miserable, y los despoja de su patrimonio para dominar él solo los destinos de todos".

Mariana destaca tres rasgos en el Tirano: su vileza moral, el atropello de los derechos y propiedades de los demás, y el desprecio sistemático de todas las leyes, sustituidas por su despótica voluntad, que es su única Ley. Dígase si aquel sabio, que tanto sufrió por la Libertad y la Nación, no vio venir a este tirano dispuesto a destruir el Estado, su integridad y sus leyes, con tal de seguir disfrutando del Poder.

Adoctrinamiento fiscal en las aulas
EDITORIAL Libertad Digital 6 Junio 2021

Nunca antes los contribuyentes habían pagado tantos impuestos. La asfixia fiscal es ya insoportable y el Gobierno social-comunista no hace sino explorar maneras de exacerbarla.

María Jesús Montero necesita seguir esquilmando a una ciudadanía en la que no ve más que borregos que trasquilar. Así se lo ha prometido a Bruselas, que ya ha anunciado que 2022 será el último año de barra libre de gasto, déficit y deuda. El Gobierno de Pedro Sánchez ha disparado el déficit al 11%, el mayor descuadre de toda la UE, y elevado la deuda pública al 125% del PIB, por lo que el fin de la bula para los desequilibrios presupuestarios tendrá graves consecuencias.

Para intentar cuadrar las cuentas sin reducir el gasto, Montero planea un sablazo de 80.580 millones de euros, que conllevaría incrementar la práctica totalidad de los impuestos. Tal expolio, además de lastrar fatalmente la recuperación económica, podría costarle muy caro en las urnas al Gobierno. Es por eso que Hacienda ha pergeñado un plan propagandístico para intentar persuadir a los contribuyentes de que lo hace por su bien.

La orwelliana expresión "conciencia fiscal" aparece en cada vez más documentos oficiales, y la repiten los ministros hasta la saciedad. En la propia naturaleza de Hacienda está convertir el pago de impuestos en un acto moral y "solidario", y el forzado contribuyente se debe sentir orgulloso de contribuir a la no menos orwelliana justicia social, so pena de ser tachado de egoísta por el agitprop colectivista. Eso ya estaba inventado, sí. Pero ahora Hacienda pretende multiplicar sus artimañas propagandísticas y hasta ha puesto en la mira a los más vulnerables: los niños.

Así lo contempla el merecidamente ridiculizado documento España 2050. Los expertos del Gobierno recomiendan "focalizar" la propaganda fiscal entre los menores de edad, a los que califica como "futuros contribuyentes", para "reducir el fraude fiscal" y "fortalecer la concienciación social". Por lo mismo, pretenden asaltar los currículos escolares e infligir a los jóvenes cursos de "formación tributaria" en secundaria.

Esos cursos nada tienen que ver con la formación financiera, tan necesaria siempre que no la impartan fanáticos que tengan por modelo países devastados por el socialismo como Cuba, Venezuela o Argentina. En lugar de contribuir a la formación de ciudadanos más libres y menos dependientes del Estado gracias a la pedagogía sobre el ahorro, el dinero o la inversión, la "formación tributaria" presenta el Estado como un ente benefactor y protector de la ciudadanía, y los impuestos como única tabla de salvación de los más desfavorecidos.

Habrá quien pueda creer que todo este plan de intoxicación infantil, propio de regímenes totalitarios, se demorará bastantes años, por lo que no habría excesivos motivos para la preocupación, o que el Gobierno no tiene ninguna obligación de hacer caso a los expertos del documento vergonzoso. El caso es que el plan de adoctrinamiento infantil ya se ha puesto en marcha. Tal y como consta en el propio Plan Estratégico de la Agencia Tributaria 2020-2023, Hacienda se ha marcado como objetivo la "concienciación en las etapas iniciales del desarrollo de las personas", pues "resulta esencial en el comportamiento tributario en las etapas adultas".

Que los social-comunistas apuesten por el lavado de cerebros de esa manera evidencia el fracaso de sus políticas tributarias, que intentan vender como "solidario" un sistema que castiga a los emprendedores, genera empobrecimiento y fomenta el asistencialismo corruptor. Hay que pararles los pies de inmediato.

Sánchez trabaja el olvido
El plan es romper con el pasado y presentar el comienzo de un tiempo nuevo, el del verdadero Gobierno
Jorge Vilches. larazon 6 Junio 2021

No se rían, pero cuando Sánchez formó Gobierno en junio de 2018 la maquinaria propagandística no ahorró elogios, y lo llamaron el «Gobierno bonito». Uno de sus portavoces mediáticos llegó a decir que Sánchez arrancaba con una «fulgurante» adaptación hispánica del «concepto Trudeau», el primer ministro canadiense, en una especie de «liberal-progresismo simpático, empático y astuto». En fin. Hoy, Sánchez apuesta su supervivencia a una sola cosa: trabajar el olvido.

A mitad de legislatura las encuestas están dando la victoria al PP. Es un varapalo para los que, desbordando superioridad moral, plantearon la «España 2050». El Gobierno de los mil años no tiene pinta de durar unas elecciones más. La conciencia de que algo, por poco que sea, se ha hecho mal en el sacrosanto sanchismo ha llegado a Moncloa. La negligencia en todas las gestiones realizadas, desde la sanitaria hasta la económica o en política exterior pasan factura.

Han sido tres años de caos, de connivencia con quienes quieren romper el orden constitucional, España y lo que se ponga por medio con tal de cumplir su «unidad de destino en lo universal»; esto es, su Arcadia, o como diría el socialista Fourier, que el mar sepa a limonada. Al sanchismo le han fallado los socios, la gestión y la propaganda, con un despliegue que ha completado el manual de marketing político.

La remontada solo la pueden conseguir con el olvido general. El plan es romper con el pasado y presentar el comienzo de un tiempo nuevo, el del verdadero Gobierno. Lo dijo la vicepresidenta tercera Yolanda Díaz el 10 de mayo pasado: «La legislatura empieza ahora». Este inicio debe contar con caras nuevas. De ahí la remodelación del Gobierno anunciada con meses de antelación, que puede servir también para distraer de la subida de la electricidad. Las crisis de gabinete se hacen siempre a mitad de legislatura para dar la sensación de refuerzo, y con la esperanza de que los errores se puedan achacar a los sustituidos.

El sanchismo cuenta presentar ese cambio como un nuevo ciclo que detenga el avance del PP de Pablo Casado. Lo hará con tres ejes: la recuperación de la «agenda del reencuentro» con los golpistas, la inmunidad de grupo con el 70 por ciento vacunado en julio, y con la lluvia de millones de los fondos europeos. De esta manera los sanchistas creen que pueden resolver los tres grandes problemas que arrastran: la desastrosa imagen de cesión al independentismo, la inexistencia de un plan sanitario, y el grave deterioro económico.

Además, el anuncio de una remodelación ministerial ha ido acompañado de otro: habrá una purga en el PSOE. Es preciso eliminar voces discordantes, filtrar que rodarán cabezas antes del verano, porque solo es posible un partido al servicio de Sánchez. Es una advertencia a Susana Díaz y a los que pretendan ganar a Espadas, el candidato sanchista, en las primarias andaluzas del 13 de junio.

El sanchismo quiere llegar a octubre, fecha del congreso del partido que se celebrará en Valencia, como un proyecto renovado. La propaganda está cantada: Sánchez presentará una unidad inquebrantable del socialismo en torno a su persona, tras depurar a los pocos disidentes que quedan y convertir la Ejecutiva en su claque norcoreana.

A esto añadirá un Gobierno remodelado para la «España 2050», o la «Agenda 2030», centrado en traer la paz con los nacionalistas y en repartir los millones europeos. El sanchismo espera ahora que la lluvia de euros haga olvidar estos tres años de desastre encadenados, insultos y crispación, en los que el Gobierno pensó que el país estaba al servicio de su gobernante, y que las normas y las instituciones eran moldeables a su propio interés, para su rédito electoral.

La victoria del PP significa el fracaso de España.
Nota del Editor 6 Junio 2021

Si frente al  dr cum fraude solo estuviera el PP con Casado al frente, ¡ que Dios nos coja confesados ! como exclamaría un creyente.

Los defensores del bipartidismo, la esencia de que parezca que algo cambia para que todo pueda seguir igual (destrozando España), están empeñados sacar un conejo de la chistera para que la ciudadanía no se percate que la solución pasa por Vox y no por volver a repetir, infinidad de veces, los mismos errores.

El trienio decepcionante
Los españoles dan la espalda al Gobierno porque ha fallado en el fondo y en las formas
Editorial La Razón 6 Junio 2021

Pedro Sánchez ha cumplido tres años en La Moncloa. Es siempre una efeméride propicia para realizar el balance de su trabajo, de cómo ha impactado en el destino de España. Hay que preguntarse si el panorama del conjunto nacional y el de la ciudadanía es mejor, peor o equiparable al momento en el que el presidente pisó por primera vez La Moncloa. Es la forma honesta de evaluar su papel.

A nuestro juicio, el saldo de la acción ejecutiva del líder socialista es negativo. Supone una tarea compleja, casi imposible, diríamos, hallar un segmento de la vida nacional que pueda haber sido influido de forma positiva por las actuaciones gubernamentales. Obviamente, y es preciso admitirlo sin ambages, que sería injusto no contextualizar el trienio sanchista en la peor crisis en décadas, sistémica y global, provocada por la pandemia del coronavirus. Ha supuesto un test de estrés de la máxima exigencia no solo para las sociedades, sino para los gobernantes de todo el mundo y las capacidades de cada uno para afrontar las adversidades y tomar las decisiones correctas y razonables con que sortear encrucijadas endemoniadas y dramáticas.

Pedro Sánchez no ha sido el mejor capitán en esta tormenta perfecta, y España ha padecido una de las peores sacudidas por el covid de todo el orbe sin que desde el puente de mando se acertara con un rumbo suficientemente sensato y admisible. La evolución de los indicadores, pero sobre todo la realidad, han desmentido el credo de la Moncloa de que España y los españoles han salido más fuertes. No ha sido así ni en lo económico, ni en lo institucional, ni en lo social ni siquiera en lo emocional.

Nuestra democracia no atraviesa una etapa robusta ni brillante y la estrategia promovida desde la presidencia ha resultado decisiva en ese deterioro. Ese gris papel ha inducido el desgaste del poder que la opinión pública y el electorado expresan en cuanto se les brinda la oportunidad. Hoy suman más españoles críticos con la gestión de Sánchez que hace tres años. Son mayoría. Que la alternativa a la izquierda crezca, según la demoscopia, se entiende como una secuencia y réplica naturales e inevitables a los errores serios en casi todos los ámbitos de la vida pública. La encuesta de LA RAZÓN retrata y recoge esa decepción con el suspenso, 3,8, con que se valora al Ejecutivo, y con la descalificación mayoritaria de sus principales resoluciones. Ni en el fondo ni en las formas se ha conectado con una sociedad que ya apuesta por el cambio.

Adiós, consenso, adiós
Carmen Álvarez Vela. https://gaceta.es 6 Junio 2021

El consenso es esa cosa que excita tanto a los políticos españoles y en nombre del cual abandonan todos sus principios -si los tuvieran- incluidos los básicos que deben guiarlos a tomar las decisiones importantes, como son los principios de eficacia, prudencia y oportunidad. Y, encima, lo venden a la ciudadanía como un éxito.

El consenso es como el diálogo, una palabra trampa. Lo que se llama una «false friends». Que crees que estás diciendo una cosa y, en realidad, estás diciendo otra.

En España, un político dice «consenso», y todos a callar. Es como cuando jugábamos de pequeños al <<pilla pilla>> y nos poníamos a salvo. ¡Ah, he dicho «consenso», has perdido, a pactar!

A ver quién es el machote -perdón por el macromachismo, pero una tiene una edad y unos tics- que dice no al diálogo o al consenso, palabras sagradas. Sin embargo, no se ha demostrado que el acuerdo sea bueno per se. Por ejemplo, Waco sería el paradigma del consenso y el resultado fue, cuando menos, cuestionable.

Es sano desconfiar de las mayorías, ya se sabe el dicho: un millón de moscas no puede equivocarse; y ser crítico y analítico con las cosas de comer. Y no me refiero a las moscas, sino a la política. Perder el miedo a decir NO.

Ahora que nos venden las bondades de los indultos y vuelven a llamarnos a la política del diálogo, la concordia y el entendimiento con el separatismo -como si alguna vez se hubiera hecho otra cosa en cuarenta años- he recordado la aplicación del artículo 155 en Cataluña en 2017. Una -otra- oportunidad histórica perdida por el Partido Popular en aras del consenso. Con todos los motivos legales y políticos de su parte; con el apoyo de la mayoría de los españoles; con la mayoría absoluta en el Congreso y en el Senado y, sobre todo, con la responsabilidad y obligación de aplicarlo con toda la contundencia posible por ser quien estaba en el poder, se optó por pactar un artículo 155 inútil, sin contenido alguno que no contentó a nadie, pero que cumplía el gran requisito: fue consensuado con Ciudadanos y con el PSOE. El consenso es una excusa perfecta para diluir responsabilidades.

No se aplicó ni una sola media destinada a destruir el monopolio nacionalista en los medios de comunicación; no se revisaron las competencias en educación ni se hizo nada por revertir la política lingüística llevada a cabo hasta entonces; no se amenazó en absoluto la estructura de poder montada en Cataluña por la mafia separatista, cosa que llevaría años; no se hizo nada que cambiara el fondo de la situación en Cataluña. Tan sólo se convocaron otras elecciones, como si fuera algo novedoso en esa región.

Haber aplicado un artículo 155 largo y con un contenido profundo y eficaz, requería valentía para hacerlo en soledad.

Tanto complejo, tanta búsqueda del acuerdo contrasta ahora con las políticas sanchistas. Sánchez hace cada día de su capa un sayo. Le importa un bledo el consenso. Es cierto que lo nombra, que se llena la boca de la palabra diálogo, pero no se baja de lo que ya ha decidido. Somos los demás los que tenemos que ir a él. El epicentro del consenso, que es lo mismo que decir ‘la verdad’, está en la izquierda -o lo que sea eso que llaman izquierda española- y todos los demás debemos movernos hacia su luz. El que no haga ese viaje está en la crispación, en la ultraderecha y relegado al ostracismo social y político. Basta escuchar sus medios de comunicación para darse cuenta de que es algo que se da por hecho.

El reto ahora mismo está en saber decir no a las cosas que no tienen sentido, llámense indultos, conculcación de derechos fundamentales y arbitrariedades constantes sin miedo a que nos coloquen el sambenito de la crispación, de no dialogantes, de revanchistas o vengativos. Es muy importante tener claro que nosotros no nos hemos movido, no nos hemos radicalizado, el que se ha ido al monte, el que se ha radicalizado es el Gobierno de España. El desafío consiste en estar seguro del valor de la ley, del Estado de Derecho y que sobre estas cosas no hay consenso que valga.

Hace mucho tiempo que no cabe cesión alguna. No es posible el diálogo con quien está en la traición a la nación. Cualquier acuerdo con aquel que nos quiere arruinar económica, social, moral y políticamente es convertirnos en el Wako español.

Me atrevo a recomendarles que lleven el sambenito con mucho sentido del humor, templanza, firmeza, buenas formas, dignidad e inteligencia. Y, sobre todo, que acudan el 13 de junio a la Plaza de Colón, por encima de siglas y partidos, a decir NO a Sánchez con sólo una bandera, la bandera de todos, la española.

Piden al TSJC que obligue a la Generalidad a entregar los exámenes de Selectividad también en español

La Asociación por una Escuela Bilingüe demanda a la consejería de Investigación y Universidades por discriminación en las Pruebas de Acceso.
Pablo Planas. Libertad Digital 6 Junio 2021

La entidad "Asociación por una Escuela Bilingüe" (AEB) ha denunciando en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) la instrucción del Consejo Interuniversitario de Cataluña, de la consejería de Investigación y Universidades, para que los miembros de los tribunales de las Pruebas de Acceso a la Universidad repartan los exámenes en catalán y sólo entreguen copia en español en caso de que se pida de manera expresa por parte del alumno.

La maniobra es ya una tradición de la Selectividad en Cataluña, que este año afrontarán unos 40.000 alumnos entre el 8 y el 11 de junio. En teoría, los alumnos que se enfrentan a las Pruebas de Acceso a la Universidad en Cataluña tienen el derecho a hacer el examen en cualquiera de las lenguas oficiales de la comunidad, pero en la práctica no son informados de esa posibilidad y por defecto se les entrega el examen en catalán para que lo respondan en esa lengua, según denuncia la AEB.

El año pasado, la entidad pidió amparo al Defensor del Pueblo sin obtener ninguna respuesta. De ahí que este año se hayan dirigido al TSJC y hayan solicitado además la adopción de medidas cautelares para que los miembros de los tribunales informen a los estudiantes de su derecho a recibir las preguntas y enunciados en catalán, en español y en aranés. La AEB apunta al respecto que en muchas ocasiones los profesores se niegan a entregar exámenes en la versión en español aduciendo que no disponen de copias.

Los profesores están obligados por la Generalidad a contabilizar el número de copias que se reparten en español y hasta hace un par de años tenían orden de anotar el nombre y apellidos de los estudiantes que pedían el examen en español, pero sólo a "efectos estadísticos" según la administración autonómica.

La remodelación radical de la educación pública (1): Redefinición de género y autoselección
Redacción. https://rebelionenlagranja.com. 05 junio, 2021

Este artículo ha sido originalmente publicado por The American Spectator por Keri D. Ingraham y es la primera entrega de un artículo de tres partes: la segunda parte es «Civismo e Historia», y la tercera parte es «Teoría Crítica de la Raza y Académicos Woke». La Dra. Keri D. Ingraham es miembro del Discovery Institute y directora del American Center for Transforming Education del Instituto. Lleva casi dos décadas liderando el campo de la educación como consultora nacional, directora de escuela y es una requerida conferenciante norteamericana especializada en cuestiones de educación.

«Las ideologías extremas se están arraigando rápidamente en las escuelas públicas de Estados Unidos a través de nuevas políticas escolares, prácticas y planes de estudio con efectos devastadores para los estudiantes. Desgraciadamente, los estadounidenses hacen principalmente la vista gorda en lugar de alzar la voz contra el adoctrinamiento político y social que amenaza la educación de nuestros hijos y el propio tejido de nuestra nación.

Un avance radical se produce en el ámbito del sexo/género. Aunque históricamente los términos se utilizan indistintamente, en las últimas décadas se ha producido un cambio, ya que el sexo se refiere principalmente a una categoría biológica o anatomía, y el género se refiere a la forma de pensar o a los sentimientos de una persona sobre lo que es. En los últimos años, las escuelas han adoptado cada vez más la redefinición cultural del género: de masculino y femenino a una serie de alternativas creadas. A pesar de la realidad biológica de que sólo hay dos sexos distintos que se forman en el vientre materno y nacen, las escuelas aceptan, y en algunos casos promueven activamente, que los estudiantes se cuestionen y luego autoelijan su género en función de cómo se sientan.

El unicornio del género
Desde el preescolar y el jardín de infancia, el dinero de los contribuyentes financia contenidos radicales de educación sexual. Un ejemplo es el Unicornio de Género (una iteración de la Persona de Género), una imagen de dibujos animados de color púrpura con corazones y arcoíris. Adoptado en 2016 por el distrito escolar de Charlotte-Mecklenburg en Charlotte, Carolina del Norte, el uso de Gender Unicorn se ha extendido por todo el país y en Canadá. El plan de estudios de la ASCD del Estado de Washington en Contexto Primavera/Verano 2020 incluye el Unicornio de Género como uno de los varios «materiales educativos» para los profesores. La Asociación de Profesores de Alberta incluye el Unicornio de Género en su kit de herramientas para profesores de 152 páginas destinado a cultivar aulas que incluyan a los LBGTQ.

El personaje está diseñado para que resulte entrañable a los niños pequeños, similar a los populares Barney o Boz. Sin embargo, este unicornio guía a los estudiantes a través de la auto-selección de su identidad de género, su expresión de género, el género que les atrae físicamente y el género que les atrae emocionalmente. Cada opción incluye no sólo categorías como mujer/hombre y femenino/masculino, sino también «otro». Incluso su «sexo asignado al nacer» está abierto a la interpretación: incluye femenino y masculino, pero también «otro/intersexual».

Según Ely Sanders, Especialista en Salud Sexual y Salud Escolar del Departamento de Educación de Oregón, «cada vez hay más niños de preescolar que salen del armario y se identifican». Muéstrales a los jóvenes estudiantes el unicornio morado y pídeles que elijan entre varias opciones, y sin duda recibirás todo tipo de respuestas interesantes. Hable con cualquier niño de cinco años durante diez minutos, y se entretendrá y probablemente recibirá información errónea sobre cualquier número de temas. Pero si no se les incita o se les expone a estos conceptos por parte de los adultos, los jóvenes estudiantes seguramente no sacarían las conclusiones sugeridas.

La mayoría de los niños de preescolar no saben leer, atarse los zapatos o recitar la dirección de su casa. Pero en lugar de enseñarles los fundamentos académicos, las escuelas están promoviendo activamente la confusión de identidad, el daño emocional y la inseguridad, impactos negativos que duran toda la vida. No es de extrañar que los problemas de salud mental de los niños y los adolescentes aumenten considerablemente cuando se enseña a los alumnos a cuestionar su propia identidad y a elegir entre una lista cada vez mayor de opciones confusas.

Mientras tanto, los padres están ampliamente desinformados sobre lo que ocurre en las aulas en relación con este material. Por ejemplo, un padre preocupado de un alumno de segundo grado en Oregón se puso en contacto con el profesor después de que su hijo fuera expuesto a la Persona de Género sin ninguna comunicación previa. (Trágicamente, la enseñanza de la identidad y la fluidez de género y otros conceptos LGBTQ en estudios sociales y ciencias a menudo vienen sin ninguna advertencia u opción para que los padres puedan optar por sus estudiantes). Su preocupación fue desestimada y la solicitud de una reunión con el profesor para discutirla fue denegada. En su lugar, el profesor dirigió a los padres al director, quien respondió que la identidad de género es algo de lo que nuestra sociedad no ha hablado históricamente y declaró que era un avance positivo que ahora se enseñara a los alumnos sobre este tema

Además, el director afirmó que la enseñanza de la identidad de género podría darse a lo largo del curso escolar en todas las asignaturas. Y aunque Oregón permite la exclusión voluntaria en las clases de salud, el director recordó a los padres que la opción de inclusión no se aplica a las clases no relacionadas con la salud. Esta estrategia engañosa por parte de la escuela evidentemente cumple con la letra de la ley al proporcionar a los padres comunicación y privilegios de exclusión voluntaria en relación con el «contenido sensible de salud». Sin embargo, viola claramente el espíritu de la ley y elude el control de los padres sobre el adoctrinamiento de sus hijos.

Otro ejemplo de este tipo de adoctrinamiento es el del distrito escolar de Bethel, en el estado de Washington. Recientemente se asignó a los alumnos la realización de una encuesta relacionada con la COVID-19, en la que se pedía a los alumnos de sexto a duodécimo curso (es decir, de tan solo diez años) que seleccionaran su género. Las opciones incluían «hombre, mujer, transgénero, duda/no estoy seguro de mi identidad de género, o alguna otra cosa que encaje mejor». A continuación, la encuesta pedía a los estudiantes que indicaran su orientación sexual de entre las opciones proporcionadas: heterosexual, gay, lesbiana o «otra cosa que encaje mejor». Los padres no fueron informados del contenido de la encuesta, lo que siembra la confusión sobre la orientación sexual y la identidad de género. Cuando se le preguntó, el portavoz del distrito se negó a responder más que a pasar la pelota, diciendo que la gente podía hablar con los creadores de la encuesta. Un padre de Washington preguntó acertadamente: «¿es la intención del Estado inyectar la transexualidad y la hipersexualidad en todo lo que hacen?».

Baños
El adoctrinamiento de los jóvenes no termina en las aulas de primaria. A los estudiantes de todas las edades no sólo se les permite, sino que se les anima a utilizar el baño de la escuela de su elección: niños o niñas, hombres o mujeres, masculino o femenino. Además, en nombre de la «seguridad», un número cada vez mayor de distritos restringe la entrada del profesorado y del personal a estos baños de estudiantes para garantizar que no se produzca nada inapropiado o inseguro.

Obstaculizar los derechos y la seguridad de la mayoría de los estudiantes en un intento de promover y fomentar la confusión de género en otros, a escondidas de los padres, no sólo es inconstitucional, sino que supone un maltrato para todos los estudiantes.

La política desafía el sentido común. Cualquiera que haya ido a la escuela sabe que los baños siempre han sido un lugar privilegiado para el mal comportamiento de los estudiantes: hacer trampas, intimidar, beber, hacer y vender drogas, y más. Obviamente, los que hacían travesuras esperaban fervientemente que los profesores y administradores no irrumpieran y pusieran fin a sus actividades. Imagínense lo mal que pueden ir las cosas ahora, cuando los alumnos saben que los adultos no pueden entrar en los baños. Con cero supervisión, un chico puede entrar en el baño de una chica en cualquier momento, quedarse todo el tiempo que quiera y hacer lo que quiera, todo ello sin temor a que un adulto lo detenga. Como mínimo, uno pensaría que la responsabilidad legal a la que estarían sometidas las escuelas por este tipo de política les haría reflexionar. Pero está claro que, en las escuelas de hoy, la ideología y la corrección política están por encima de la protección de los alumnos y del sentido común.
Vestuarios

La misma lógica que otorga a la ideología la supremacía sobre todo lo demás también se aplica a los vestuarios. Los adultos saben que incluso cambiarse de ropa para hacer gimnasia en presencia de compañeros del mismo sexo puede poner en entredicho el pudor y la comodidad de muchos preadolescentes y adolescentes. Ahora imagínese un vestuario que da la bienvenida a estudiantes del sexo opuesto para que entren a voluntad.

La remodelación radical de la educación pública (2): Cívica e Historia
Redacción. https://rebelionenlagranja.com. 05 junio, 2021

Este artículo ha sido originalmente publicado por The American Spectator por Keri D. Ingraham y es la segunda entrega de un artículo de tres partes: la primera es «Redefinición de Género y Autoselección», la segunda parte es «Civismo e Historia», y la tercera parte es «Teoría Crítica de la Raza y Académicos Woke». La Dra. Keri D. Ingraham es miembro del Discovery Institute y directora del American Center for Transforming Education del Instituto. Lleva casi dos décadas liderando el campo de la educación como consultora nacional, directora de escuela y es una requerida conferenciante norteamericana especializada en cuestiones de educación.

«Seis ex secretarios de educación de Estados Unidos, que sirvieron a presidentes tanto demócratas como republicanos, están haciendo sonar la alarma sobre el grave peligro al que se enfrenta nuestra democracia constitucional. Años de polarización política han culminado en disturbios en nuestras ciudades durante meses, y en el asalto al Capitolio de Estados Unidos. Apuntan a una causa fundamental de nuestra situación: nuestra incapacidad para impartir una sólida enseñanza cívica e histórica en nuestras escuelas de primaria a secundaria.

Incluso cuando se enseñan civismo e historia, hay discordia sobre el contenido y la forma de enseñarlo. Y con demasiada frecuencia, los sindicatos de profesores, en lugar de modelar un comportamiento social positivo, promueven el adoctrinamiento de los estudiantes en puntos de vista políticos partidistas. También hacen demandas extravagantes a cambio de que los profesores vuelvan a las aulas para prestar los servicios para los que han sido contratados: la escolarización presencial de nuestros hijos.

Esto es mucho más que una pendiente resbaladiza: es un abandono total de una educación basada en hechos a cambio de un adoctrinamiento basado en la agenda.
El fracaso en la enseñanza de la educación cívica

La educación cívica, definida por el diccionario Merriam-Webster como «una ciencia social que trata de los derechos y deberes de los ciudadanos», es inexistente en la mayoría de las escuelas estadounidenses de hoy. Cuarenta y dos de nuestros 50 estados no exigen educación cívica para graduarse. Esto no siempre fue así. La educación cívica solía ser fundamental para la educación pública. Como señala Charles Salter en un artículo para Education Week, desde sus inicios, el propósito básico de la educación pública era «preservar y perpetuar una sociedad democrática que funcione, educando a los ciudadanos en las formas de esa democracia». Thomas Jefferson señaló sabiamente el objetivo de la educación pública de «educar e informar a toda la masa del pueblo. Son la única confianza segura para la preservación de nuestra libertad».

Salter continúa diciendo que, sin educación cívica, estamos produciendo «un electorado al que no se le ha enseñado a pensar profundamente en cómo se supone que funciona una democracia, en el papel del público para hacerla funcionar o en cómo evaluar la información que recibe antes de tomar decisiones». Esta falta de educación se traduce en una incapacidad para autogobernar con eficacia. Un ejemplo dramático de esta ignorancia cívica es el gobierno de la mafia que ha sido común en las ciudades más grandes de Estados Unidos durante el último año.

Esta deficiencia es especialmente problemática en una época de proliferación de noticias que no se basan en una presentación equilibrada y objetiva de los hechos, sino que pretenden provocar emociones y manipular las creencias del público. Al cambiar de emisora de noticias, se obtienen resúmenes muy contradictorios de los acontecimientos del día, en los que un acontecimiento determinado se hilvana para alimentar el relato más amplio que la emisora promueve.

Los estudiantes no suelen estar preparados para hacer una evaluación independiente basada en el conocimiento de lo que se presenta desde los medios de comunicación y a través de las redes sociales. Un ejemplo excelente es la información sobre los disturbios «mayoritariamente pacíficos» que se produjeron en las ciudades estadounidenses durante el verano de 2020 y más allá, que causaron miles de millones de dólares en daños a propiedades públicas y privadas y numerosos heridos y muertes de personal de las fuerzas del orden. Pero dependiendo del medio de comunicación que sigas, tu impresión de los eventos destructivos puede variar mucho.

Otro ejemplo es la confusión de una frase que prácticamente todo el mundo apoya -que las vidas negras, de hecho, importan- con la organización Black Lives Matters (BLM). Protestando en ciudades de todo Estados Unidos por millones, muchos de estos partidarios de BLM no eran conscientes de que están defendiendo el marxismo – por no hablar de lo que es el marxismo en su esencia:

El marxismo es una filosofía social, política y económica que lleva el nombre de Karl Marx. Examina el efecto del capitalismo sobre el trabajo, la productividad y el desarrollo económico y aboga por una revolución obrera para derrocar el capitalismo en favor del comunismo…. Como resultado de la revolución, Marx predijo que la propiedad privada de los medios de producción sería sustituida por la propiedad colectiva, bajo el socialismo primero y el comunismo después. En la etapa final del desarrollo humano, las clases sociales y la lucha de clases dejarían de existir.

Patrisse Cullors, cofundadora de BLM, confirmó la conexión entre BLM y el marxismo, explicando que ella y sus compañeros organizadores son «marxistas de formación. Estamos súper versados». En su libro When They Call You A Terrorist: A Black Lives Matter Memoir, Cullors describe su introducción al marxismo como protegida de Eric Mann. Dedicó años a estudiar el marxismo bajo la dirección del antiguo agitador de la organización terrorista doméstica Weather Underground

Hoy en día, los líderes que ocupan altos cargos gubernamentales a nivel federal y estatal están explotando rápidamente un principio subyacente: cuanto menos educados estén nuestros ciudadanos en materia de civismo, más flexibles serán para la aceptación de filosofías y programas radicales, y más podrá crecer el poder del gobierno. El resultado final será la pérdida del sueño americano: la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. ¿No crees esto? Echa un vistazo a los ciudadanos de los actuales países socialistas y comunistas de todo el mundo. Según Ben Shapiro, «mientras que los defensores del marxismo hoy reniegan de los estalinistas y los maoístas y el régimen de Castro y Venezuela y Corea del Norte, todas esas naciones pensaron que también estaban cumpliendo el sueño de Marx».
El Proyecto 1619 – Redefiniendo la historia de Estados Unidos

El controvertido Proyecto 1619 de Nikole Hannah-Jones, publicado en The New York Times Magazine en agosto de 2019, «pretende replantear la historia del país colocando las consecuencias de la esclavitud y las contribuciones de los estadounidenses negros en el centro mismo de nuestra narrativa nacional.» La principal premisa de Hannah-Jones dice: «Los ideales fundacionales de nuestra democracia eran falsos cuando se escribieron. Los negros estadounidenses han luchado para hacerlos realidad».

Desplácese por la página de inicio del Proyecto 1619 y encontrará algo más que un simple contenido histórico. Más bien, en apoyo de una reinterpretación radical de la fundación y la historia de Estados Unidos, se expone lo que el historiador de Princeton Sean Wilentz describe como «falsedades, distorsiones y omisiones significativas«. En el sitio web se anima a los profesores a utilizar el contenido en sus aulas, y se proporciona un enlace para acceder a recursos gratuitos, como planes de estudio, guías y actividades.

Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) no perdieron tiempo en adoptar el Proyecto1619 como plan de estudios oficial del distrito en septiembre de 2019, apenas un mes después de su publicación. La directora general del distrito, la Dra. Janice Jackson, proporcionó a cada escuela secundaria de CPS entre 200 y 400 copias en lo que describe como un «recurso para ayudar a replantear la institución de la esclavitud, y cómo todavía estamos influenciados por ella hoy.»

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Desmontando la foto de Colón
La demonización de la imagen sirvió a la izquierda para crear un relato y deslegitimar a sus protagonistas. En verdad, fue el icono visual del rechazo a la figura del relator de Sánchez
Susana Campo. larazon 6 Junio 2021

Corría el año 1996 cuando un spot cambió la comunicación política. Tras varios años en los que las distintas formaciones políticas lanzaban mensajes en positivo hacia el electorado, en los años 90 un Felipe González en caída libre, tras cuatro victorias electorales consecutivas, encargó un video agresivo en el que se intercalaban intervenciones del candidato popular, José María Aznar, gesticulando desde su escaño con imágenes de unas manos dirigiendo una marioneta y un perro ladrando con rabia y con ganas de morder a su presa. De fondo, una voz en off criticando todas la políticas de los populares. El video retrataba a la derecha como casposa y retrógrada frente a una España en positivo que representaba la izquierda. La campaña no fue tan eficaz y Aznar llegó a la Moncloa. Una similitud se puede hacer entre aquella desafortunada campaña electoral y el relato que la izquierda trata de construir en torno a las manifestaciones de las fuerzas de centro derecha en la plaza de Colón.

En febrero de 2019, se reunieron representantes del Partido Popular, un entonces poderoso Ciudadanos liderado por Albert Rivera y un todavía emergente Vox para criticar la política de favores del Ejecutivo de Pedro Sánchez hacia los independentistas catalanes bajo el lema «Por una España unida». Aquel símbolo de la unidad de la derecha, que contó con el apoyo de miles de ciudadanos en las calles madrileñas, no tardó en ser utilizado por la izquierda y los nacionalistas para cargar contra la derecha y construir su propio relato para atacar a las fuerzas democráticas y desprestigiar las ideas que defendían.

LA RAZÓN analiza con varios expertos qué supuso esa icónica imagen y su alcance político a una semana de que se repita en el mismo escenario otra manifestación convocada por la sociedad civil –a la que se unirán distintas fuerzas políticas– contra los más que probables indultos que aprobará el Ejecutivo de Pedro Sánchez antes de verano.

«Es como el dóberman de Felipe González. Esa idea que hay en el imaginario de la izquierda de que hay una parte del electorado sin domesticar y que hay que tener cuidado. No hay que magnificar esa foto. A quien le afecta es al imaginario de la izquierda, es una cuestión de consumo interno para parte del electorado progresista», explica Manuel Mostaza, director de Asuntos Públicos de Atrevia.

«En el fondo, lo que demostró la foto es el que el PSOE estaba en un situación de extrema debilidad y que si articulaba los relatores –evidentemente no iba a tener una “foto de Colón” con la que atacar al “trifachito”– iba a tener a una parte sustantiva de la sociedad española en las calles», señala Juan Carlos Jiménez, experto en Historia del pensamiento y de los movimientos sociales y político de la Universidad CEU San Pablo. Esa instantánea «paralizó» al Gobierno que estaba asumiendo el discurso nacionalista y todas sus propuestas sin ningún problema. «Se les hizo ver que, independientemente de los partidos que se estaban manifestando, había una parte de la población que estaba claramente en contra del relator y la mesa de negociación y a favor de la unidad de España».

A estas alturas, está más que demostrado el uso político que desde los partidos de izquierda se hizo de esta imagen dado que, en un desesperado intento de vencer a las encuestas, se apresuraron a fijar una estrategia conjunta para deslegitimar a los protagonistas de la foto y trataron de neutralizar su mensaje mediante constantes ataques y burlas.

«Los dos ganadores de aquello fueron Vox y PSOE porque a los dos les vino bien para su estrategia de auxilios mutuos, que es lo vienen practicando durante toda la legislatura», señala Ignacio Varela, consultor y analista político. En su opinión, «sirvió para provocar un cierre de filas en la izquierda tremendo y darle a Sánchez la campaña hecha. Y, también, para consolidar y cristalizar la partición de la derecha en tres opciones», describe el analista.

Los expertos consultados para este análisis coinciden en subrayar que los de Abascal fueron el partido más beneficiado. El partido ganó presencia mediática a las puertas de las elecciones generales. Irrumpió en el Congreso con 24 escaños en abril de 2019 y logró 52 diputados en la repetición electoral de noviembre. El PP, por su parte, sufrió un batacazo electoral, al pasar de 137 a 66 escaños. Es cierto, también, que Pablo Casado tenía por delante un liderazgo por formar después de unas primarias dolorosas. En la repetición electoral, mejoró hasta los 87 escaños. Finalmente, Ciudadanos logró su mejor resultado al sumar 57 escaños en las elecciones de abril, aunque en noviembre se quedaron solo con diez que forzó la salida Rivera.

«La foto fue una acción que supuso, de alguna manera, el icono visual de una narrativa. En esa ocasión fue la unión de tres partidos en contra de algo. Les une el rechazo aunque luego por separado, se distancien», asegura Verónica Fumanal, presidenta de la Asociación Comunicación Política.

Por su parte, Lluís Orriols, politólogo y profesor de la Universidad Carlos III coincide en que la icónica imagen refleja «de forma muy clara que en España existe una política de bloques» y visualiza en la agenda «las políticas territoriales». En su opinión, «cuando varias formaciones se manifiestan juntas, «los ciudadanos acaban asimilándolos», al igual que cuando pactan para hacer coaliciones. En ese momento, la foto sirvió «para constatar una realidad, más que para crear otra», ya que para gobernar una u otra fuerza, necesitan pactar entre las de un mismo signo. Y, concluye, que el Gobierno «trató de sacar rédito» para atacar al PP y tacharlo de partido radical.

La denominada «Plataforma del 78» ha convocado una protesta, que se prevé multitudinaria, contra la medida de gracia a los condenados por el procés. Será el próximo 13 de junio. Y, otra vez, en la plaza de Colón. «Si el PP ha decidido que los indultos sean para Sánchez lo que la guerra de Iraq fue para Aznar hace quince años, me parece bien, pero sería más sensato movilizar a la sociedad a posteriori», asegura Ignacio Varela. Por su parte, Fumanal insiste en que, de nuevo, «será Vox quien capitalice la protesta» del próximo domingo.

Contra España y en defensa de España
Nota del Editor 6 Junio 2021

El PSOE está destruyendo España y Vox es la defensa de España. Cualquier comentario en contra de quienes están en la defensa de España es una traición.

Ortega Lara: el icono del terror
Se cumplen 24 años de la liberación del entonces funcionario de prisiones, 532 días de secuestro tras los cuales su vida jamás sería igual: sufrió trastornos del sueño, estrés, ansiedad y depresión
Pilar Ferrer. larazon 6 Junio 2021

Se cumplen veinticuatro años del fin del secuestro más terrible y largo de la sanguinaria historia de ETA. Un hombre, José Antonio Ortega Lara, estuvo enterrado en vida durante 532 días en un zulo símbolo del horror, mucho peor que un ataúd porque nunca perdió la consciencia.

Ahora, cuando los Reyes han visitado el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo con sede en Vitoria que recuerda la tortura que padeció el funcionario de prisiones, a las gentes de bien se les abren de nuevo las carnes y se preguntan cómo se puede pactar algo con un partido como Bildu, los herederos de aquella barbarie. Tal vez por ello, Don Felipe y Doña Letizia fueron vitoreados en la capital alavesa, mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, eran abucheados. La historia nunca puede borrarse y aquella salvajada etarra cambió para siempre la vida de una buena persona, un sencillo trabajador que cuando fue liberado pensó que de nuevo eran los terroristas y pronunció un grito desgarrador: «Por favor, matadme de una puta vez».

El nombre de José Antonio Ortega Lara se escribe con negra penumbra en la sanguinaria trayectoria de ETA. Nacido en Montuenga, una pedanía de Madrigalejo del Monte, en Burgos, trabajaba como funcionario de prisiones en Logroño, adonde se desplazaba todos los días desde su domicilio burgalés.

El 17 de enero de 1996, cuando regresaba a su casa, fue secuestrado en el garaje por orden de un «comando» liderado por Josu Uribetxeberría Bolinaga, quien reclamaba el inmediato traslado de los presos etarras a cárceles vascas. Cuando un día, en medio de su infierno, Ortega preguntó a sus carceleros por qué le habían secuestrado, la respuesta fue tremenda: «Estás arrestado por ser un miembro del aparato represor».

Y allí, en un zulo ubicado en la localidad guipuzcoana Mondragón, tierra del terrorista Bolinaga, maloliente y repleto de humedad por su cercanía al río Deba, comenzó su entierro en vida. Un espacio de 2,2 metros de ancho por 1,80 de alto, que le impedía ponerse por completo en pie. Un entorno cargado de suciedad, con paredes llenas de mugre decoradas con carteles de presos y dónde los secuestradores aumentaban su tortura con un ventilador. Casi seiscientos días de martirio durante los que, según su propia confesión, José Antonio pensó muchas veces en cortarse las venas y suicidarse.

Aquel uno de julio, hace ahora veinticuatro años, la Guardia Civil le localizó en el siniestro zulo de Mondragón, bajo el suelo de una recoleta nave industrial, en una operación policial dirigida por el entonces magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, en la que intervinieron más de 60 agentes que lograron detener a cuatro de sus secuestradores.

La imagen de Ortega Lara liberado era tremendamente patética: famélico, había perdido 23 kilos y masa muscular, presentaba una larga barba, llevaba un sucio jersey rojo y su mirada estaba ausente, perdida, casi ciego. Era el resultado de unos días en los que nunca pudo ver la luz y solo podía dar tres pasos totalmente encorvado.

Él mismo ha contado cómo le ofrecían dos cubos de agua, uno para asearse y otro para sus necesidades. Le entregaban una mugrienta bandeja con un vaso de agua, vegetales y algo de fruta, así como el periódico que a duras penas podía ojear. Según Ortega Lara, al principio hablaba de política con los terroristas, luego ya careció de trato y les reclamó muchas veces con desesperación su propia muerte.

Desde aquel día, cuando ya liberado se asomó al balcón de su casa burgalesa junto a su mujer Domitila y su pequeño hijo, la vida de José Antonio jamás sería igual. Sufrió trastornos del sueño, estrés postraumático, crisis de ansiedad y depresión.

Aconsejado por los médicos y psicólogos se jubiló anticipadamente como funcionario de prisiones en el Ministerio del Interior y siguió con horror los posteriores secuestros y atentados de ETA, entre ellos el salvaje asesinato del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco, días después de su liberación. Fue entonces cuando aceptó ir en un último puesto en la candidatura del Partido Popular a la Alcaldía de Burgos, encabezada por Juan Carlos Aparicio, en solidaridad con los concejales populares víctimas de la banda terrorista.

En todas sus declaraciones, siempre se mostró radicalmente contrario a cualquier negociación con ETA y en 2008 anunció su baja de militancia en el PP por diferencias ideológicas con su política penitenciaria. Años después, se acercó a Santiago Abascal, a quien conocía de sus años en el PP, y fue uno de los fundadores del nuevo partido, Vox, dónde hoy sigue como una figura altamente simbólica, en recuerdo del secuestro más largo y salvaje de los etarras.

Cuando la Guardia Civil detuvo a su carcelero Bolinaga y le preguntaron por el funcionario de prisiones, el terrorista se limitó a decir. «Que se muera de hambre ese represor». En todos estos años, la vida de Ortega Lara ha tenido sus altibajos, entre el recuerdo, el dolor y la esperanza de estar con su familia. No ha querido participar en un puesto de primera fila política, pero es muy cercano a Abascal y aparece en todos los actos de Vox donde se le llama, en especial los relacionados con las víctimas del terrorismo.

La imagen de los Reyes visitando esa reproducción del zulo le ha provocado un sentimiento traumático, un zarpazo en su memoria ante aquel agujero excavado en el suelo de Mondragón. Don Felipe y doña Letizia pudieron comprobar la réplica de aquel horror, con el ascensor hidráulico que comunicaba la superficie con el interior del zulo. Y como su mismo nombre indica, ese Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo le evoca a Ortega Lara su más profundo dolor. Para que nadie jamás olvide. Aunque a veces, como bien le dijo un día a Patxi López la madre del hijo asesinado, Juan Antonio Pagazaurtundua: «Patxi, haréis cosas que nos helarán la sangre”.

La AEB lleva las pruebas de selectividad al TSJC por discriminar a los castellanohablantes
La entidad denuncia que la Generalitat prioriza los exámenes en catalán y solo ofrece la versión en español si los alumnos la piden expresamente y si hay copias suficientes
Alejandro Tercero.  cronicaglobal 6 Junio 2021

La Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) las pruebas de selectividad --que afrontan 40.000 alumnos catalanes entre el 8 y el 11 de junio-- por considerar que el reparto prioritario de los exámenes en catalán es contrario al principio de no discriminación y al derecho a la educación.

Como cada año, el Consejo Interuniversitario de Cataluña (dependiente del Departamento de Investigación y Universidades) dictó el miércoles pasado unas instrucciones destinadas a los miembros de los tribunales de selectividad indicándoles que deben repartir los ejercicios en catalán y, solo en el caso de que algún alumno lo solicite, podrán entregarle el ejemplar del examen en castellano.
Medidas cautelarísimas

La AEB considera que la instrucción vulnera el derecho a la no discriminación (artículo 14 de la Constitución) y el derecho a la educación (artículo 27), por lo que ha interpuesto un recurso contencioso administrativo de amparo de los derechos fundamentales solicitando la nulidad de esta instrucción ante la sala de lo contencioso administrativo del TSJC. Y recuerda que la normativa general y los tribunales --en reiteradas sentencias-- establecen que las lenguas oficiales son vehiculares sin que se pueda otorgar un "carácter preferente" a ninguna de ellas y que los alumnos tienen derecho a elegir el idioma oficial en el que desarrollar las pruebas.

Además, la AEB ha pedido la aplicación de medidas cautelarísimas, debido a que las pruebas de selectividad empiezan el próximo martes 8 de junio, de cara a que se adopten las medidas necesarias para que los miembros de los tribunales de las PAU repartan a los alumnos los enunciados del examen en catalán o en castellano o en aranés según la elección del estudiante y en el mismo momento, "dado que, en ocasiones, en el aula solo se dispone del examen en catalán".
Artimaña para no usar el español

En caso de que las medidas cautelares solicitadas fueran aceptadas, sería la primera vez, en los últimos años, en que los catalanes que quieran realizar su ejercicio en castellano o en aranés podrán desarrollar las pruebas en esos idiomas desde el principio, sin necesidad de pedirlo expresamente y "en las mismas condiciones que los alumnos que quieran realizar la prueba en catalán".

Según la AEB, la desinformación sobre la posibilidad de escoger el examen en cualquiera de las estas lenguas, la necesaria petición expresa y la contabilización del número de exámenes entregado en español tienen como objetivo "obstaculizar" que el alumno elija esta lengua para responder y es "una clara discriminación por razón de lengua" que responde a "razones identitarias" y que "perjudica claramente a los estudiantes que quieran desarrollar los ejercicios en castellano o en aranés".


Recortes de Prensa   Página Inicial