AGLI Recortes de Prensa   Lunes 7  Junio  2021

Esto no es una crisis de Gobierno, es un Gobierno en estado crítico
OKDIARIO 7 Junio 2021

No hay Gobierno -formalmente existe, desgraciadamente, y así nos va-, pero la realidad es que lo que tenemos no es un Ejecutivo dedicado a la gestión de los problemas de España y los españoles, sino una jaula de grillos, un grupo de gente mal avenida -algunos no se soportan- y perdida en mil batallas internas que está causando un daño inmenso al interés general. Decir que son como el ejército de Pancho Villa sería elogioso, porque ese estaba mucho más organizado que el que lidera Pedro Sánchez, cuya única obsesión es permanecer en La Moncloa, aunque para eso tenga que atentar contra la dignidad de una nación que es demasiado grande para un Gobierno tan pequeño.

Lo último -aunque no inesperado- ha sido filtrar que habrá una remodelación del Ejecutivo, incluso apuntando nombres, para luego, sin negar la filtración, decir que Sánchez sólo está preocupado en resolver los problemas de España, cuando el mayor problema de España es él. El espectáculo es deprimente: desde todos los bandos se apunta a ese o aquel ministro, una guerra de intereses cruzados que revela, con toda su crudeza, que este Ejecutivo pretende tapar su estado crítico con una crisis de Gobierno; esto es, con un simple cambio de ministros. El problema no se arregla cambiando nombres, porque es estructural: a Sánchez no le preocupa España, sino su permanencia en el poder. Y la tragedia es que ha supeditado España a su mero interés personal. En estas circunstancias, las filtraciones interesadas se enmarcan dentro de esa guerra que se libra en el seno de un Ejecutivo superado por las circunstancias y empeñado en una peligrosísima huida hacia adelante.

Sánchez es el gran culpable, porque lo que está ocurriendo es consecuencia directa de su enfermiza obsesión por perpetuarse en La Moncloa, utilizando a su propio Gobierno como escudo para salvar su pellejo político y alentando en la sombra las pendencias del Consejo de Ministros. Sacrificará a quien crea conveniente. Conveniente para él, no para España, claro está.

Los cerdos del Sur: lo que va de Draghi a Sánchez
Miguel Ángel Belloso. okdiario  7 Junio 2021

Con motivo de la gravísima crisis financiera de 2011, que estuvo a punto de arrumbar con el euro, la prensa anglosajona acuñó el acrónimo ‘pigs’ para referirse a los países del Sur que acumulaban deudas indecentes y necesitaban imperiosamente planes de rescate y de ajuste: Portugal, Italia, Grecia y España. Aquí gobernaba entonces Zapatero, un personaje ayuno de conocimientos económicos, sobrado de sectarismo político e incapaz de enderezar la situación, dado su pésimo bagaje intelectual y su carga de adrenalina corrosiva. No sólo Bruselas sino hasta los Estados Unidos de Obama lo conminaron a desplegar un programa de estabilización contrario a todas sus promesas de más gasto social y de más izquierdismo en vena. Naturalmente, perdió las siguientes elecciones, en las que venció Rajoy, que fue asistido internacionalmente para arreglar un sistema financiero extremadamente débil con ayudas por valor de 100.000 millones, de las que al final se usaron poco más de la mitad.

Pasada una década, los cerdos más importantes del Sur siguen siendo los mismos en términos de PIB: Italia y España. La deuda pública de ambos países es descomunal y los desequilibrios económicos muy abultados, particularmente en nuestra nación, que padece una tasa de paro escandalosa afectando criminalmente a los jóvenes. La pandemia ha multiplicado los desajustes en los ‘pigs’, aunque con la ventaja de que las reglas fiscales de la Unión Europea están suspendidas y de que se han aprobado programas de ayuda financiera multimillonarios para hacer frente a la caída abrupta de la actividad correspondiente a la clausura de las unidades productivas durante más de un año.

Pero la reacción de los países más castigados por la crisis vírica no ha sido pareja. El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, logró un acuerdo para nombrar primer ministro a Mario Draghi con el apoyo de todas las fuerzas políticas. Draghi ha sido el anterior responsable del Banco Central Europeo, es una persona absolutamente independiente con todas las ambiciones y pompas colmadas, sin otra pretensión que la de conseguir por una vez, y no lo tiene fácil, revertir el atraso secular de una nación asfixiada por un sector público elefantiásico, una burocracia pesada e ineficiente y un mercado laboral todavía peor que el español, en el que hasta el momento es imposible despedir a nadie: una verdadera ratonera para la supervivencia de las empresas.

Como era de esperar, Draghi se ha puesto manos a la obra. A fin de recibir los fondos europeos por valor de 200.000 millones de Bruselas -la mitad como donación- ha presentado un plan de reformas que ha contado con el respaldo de la mayoría del Parlamento italiano; una parte importante de las mismas orientada a agilizar la Administración, otra a liberalizar de una vez por todas el mercado de servicios, y la última a facilitar urgentemente los ajustes de la fuerza laboral de las empresas a un coste asumible. También está dispuesto a reducir los impuestos susceptibles de mejorar la competitividad del país y a no subir ninguno de los demás. Ha nombrado una comisión de expertos independientes que será la encargada de decidir el destino de las ayudas europeas para evitar cualquier tentación de clientelismo y, aún más crucial, ha empezado una cruzada para profesionalizar las empresas públicas, defenestrando los anteriores cargos políticos y nombrando, como repuesto, a expertos avezados en la gestión.

En España, el cerdo más promiscuo del club de los ‘pigs’, estamos siguiendo el camino opuesto. Casi al mismo tiempo que Draghi prescindía del principal responsable del holding público empresarial para nombrar, como sustituto, al que era el número dos del Banco Europeo de Inversiones desde 2007, el presidente Sánchez ordenó caprichosamente la destitución del presidente de Indra Fernando Abril-Martorell, una empresa cotizada y destinada a ser puntera en la industria militar para nombrar, después de un episodio tortuoso, a un socialista catalán que es, como gran descubrimiento, ingeniero. La maniobra ha causado pérdidas millonarias en bolsa a los accionistas de la compañía, la mayoría de ellos inversores extranjeros con capacidad de prescripción internacional que seguramente han tomado buena nota -estamos en presencia de un Gobierno que no albergará ningún escrúpulo a la hora de tomar el control de las sociedades donde pueda-, y que por tanto difícilmente oficiarán como alentadores de la llegada de capital a nuestro territorio.

También en sentido contrario a Draghi, el plan de Sánchez no contempla un programa serio de consolidación fiscal a largo plazo -de reducción del déficit y de la deuda pública-, no incluye en detalle clase alguna de reforma en asuntos clave como el sistema de pensiones o la legislación laboral, desprecia cualquier mención a la revitalización del mercado único en un país como el nuestro sometido a diecisiete normas cada cual más punitiva para el ejercicio del libre comercio, y, lo que es más importante, es un plan que no cuenta con el respaldo del Parlamento.

En lo que se refiere a España, el plan de Sánchez para ser acreedor de la donación de 70.000 millones -que nos llegarán con cuenta gotas- es un plan exclusivamente del presidente, un programa que rehúye cualquier programa de ajuste estructural como el que ha presentado Draghi -que se asemeja mucho a los programas tradicionales de estabilización del Fondo Monetario Internacional- y que tiene el evidente riesgo, cuando no la intención tácita, de convertirse en un mecanismo de reparto de dinero y de favores entre empresas afines y colaboradoras. Y ya se sabe, después de lo de Indra. El que no se avenga al dictado del líder supremo, que se atenga a las consecuencias.

Draghi es un árbitro ejecutivo en favor del juego limpio y de la mayor eficiencia de la economía. Es una garantía de que sus propuestas serán lo más sensatas posible, porque desprecia la conveniencia política. Sánchez sólo aspira a ser el jefe del club, el capo de la banda, y semeja estar muy dispuesto a practicar el clientelismo en vena, ése que valide, perpetúe y confirme su poder incontestable.

Es difícil que esta distinta manera de proceder entre los sucesos venturosos que observamos en Italia y los desdichados que ocurren aquí pase desapercibida en Bruselas. Según me dicen algunos amigos en la capital de Europa es improbable que esto tenga consecuencias a corto plazo. La primera remesa de donación a España llegará sin duda, porque la UE no puede permitirse vetar a un país europeo por mucho que su desidia, su falta de diligencia técnica y su aversión por la excelencia merecieran un castigo. Pero está claro que, tras esta primera liquidación monetaria, el desembolso del resto de los recursos comprometidos será sometido a un chequeo severo que en este momento el Gobierno de Sánchez no parece capaz de pasar con nota.

Para los franceses y los alemanes, que son los que cuentan, el señor Draghi conserva una reputación a prueba de bomba y asegura una estabilidad institucional crítica para el futuro del proyecto comunitario. Draghi es lo más parecido a Dios, igual que Sánchez es un oportunista, un vendedor de crecepelo, un embustero compulsivo y un felón. Alguien del que jamás te podrás fiar. Una condena para España.

El rompecabezas irresoluto del panorama político español
“La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”, Marco Publio Cicerón
Miguel Massanet. diariosigloxxi 7 Junio 2021

El tiempo siempre se suele encargar de dar la razón a los que han sabido ver con claridad lo que viene a deparar el futuro que, en muchas ocasiones, suele diferir de lo que aquellos que esperan de él confirmación de sus acciones interesadas, de sus augurios imaginados o de sus intentos de justificar actos, que modifican aposta una situación presente, con la amenaza de hechos o acciones que, en un futuro, pudieran confirmar la necesidad de aquel cambio, aparentemente innecesario o perjudicial para el pueblo. Y esto nos hace recordar aquella situación provocada por la inestabilidad política de los pueblos del Este que motivó la gran marcha de miles y miles de emigrantes que abandonaron sus países para intentar entrar en Europa en busca de refugio político y de una mejor vida. La demagogia fácil, interesada, insensata y desprovista de cualquier criba de sentido común, de las izquierdas y de aquellos que encontraron en aquella circunstancia una forma de conseguir adeptos para su propia causa. hizo que muchas naciones del viejo mundo se convirtieran en refugio de personas de diversas razas, sentimientos religiosos, culturas, hábitos y costumbres, en ocasiones incompatibles con las de los ciudadanos oriundos del país. Una experiencia que, en muchas ocasiones, se ha pagado con brotes terroristas, inadaptados, lumpen, enfrentamientos con los nativos y en aumentos de criminalidad, que en nada han contribuido a mejorar la vida, las relaciones o la paz en aquellos pueblos que no supieron frenar, de una manera racional, la entrada de inmigrantes a causa de que, la mayoría de ellas no estaban ni económicamente, ni socialmente ni por sus costumbres, preparadas para asumir aquella invasión de allende sus fronteras.

Han pasado los años y, en estos momentos se produce en muchas de las naciones de acogida, un claro sentimiento de rechazo hacia aquellos que vinieron de fuera para crear nuevos problemas, no adaptarse y pretender, incluso, disponer de derechos y beneficios sociales que, en muchas ocasiones, no están ni al alcance de los propios ciudadanos del país en cuestión. Hoy hemos leído que la hospitalaria Dinamarca ha decidido obligar a los solicitantes de acogida a esperar en un centro del continente africano, mientras el gobierno sigue negociando con Ruanda y Egipto para que acojan a los peticionarios. Pero en España, bajo la égida de Sánchez y su grupo de aprendices de ministro, fue uno de los países que más se ofreció para que viniera quien quisiera, para que todos fueran recibidos “con los brazos abiertos” y no fue la señora Colau, alcaldesa de Barcelona, la que menos interés puso en que nos enviaran a la Ciudad Condal cuantas más personas inmigrantes fuera posible, para integrarlas en el pueblo catalán. Hoy, Canarias está desbordada de gentes que les llegan desde la costa africana a miles, superando su capacidad de absorción y desesperada para que el Gobierno de la nación les busque una solución que, por lo visto, tarda en llegar y que suele consistir en trasladarlos a la península para que, después de un simulacro de tenerlos internados en centros de acogida, acaben por huir de ellos o, que sea el mismo gobierno el que los envíe a las distintas comunidades para que hagan de ellos lo que puedan.

Pero, volviendo a la vergonzosa actualidad nacional, provocada por el intento de los socialistas de encontrar un medio para ocultar, ensombrecer, difuminar u obscurecer la intención declarada de concederles el indulto a los delincuentes que están cumpliendo condena, por secesión y malversación de caudales públicos, en las cárceles catalanas; debemos denunciar el nuevo intento de resucitar pasados temas de corrupción, por los que el PP tuvo que enfrentarse, primero, al 99% de la prensa nacional que se dedicó, con insistencia, a tacar a cada uno de los acusados para que no fueran sólo los jueces los que tuvieran que condenar, si es que cabía hacerlo, a los “investigados”.; sino que fuera una opinión pública sabiamente aleccionada la que dio las espaldas al PP. Aquello ya pasó, ninguno de los que actualmente están en la dirección del PP tuvo, ni remotamente, nada que ver con aquellos lamentables sucesos. Pero los socialistas insisten en que no se olvide cuando ellos piensan que les puede favorecer.

El intentar correr una cortina de humo volviendo a resucitar aquellas efemérides o pretendiendo involucrar al señor Casado en un tema de espionaje (si es que se quiere llamarlo, impropiamente, de esta forma) que parece que ha motivado que la señora Cospedal y su marido hayan sido procesados por ello, no da la sensación de que sea más que otra de las malignas artimañas de este sujeto, Rasputín de medio pelo, conocido como el artista de la mentira, el engaño, la manipulación y los métodos claramente repulsivos y de carácter evidentemente totalitario, de los que se vale para intentar ocultar la incapacidad del actual presidente del gobierno, señor Pedro Sánchez, para gobernar una España que, hasta hace poco, tenía una Constitución que garantizaba los derechos del pueblo español, sus libertades, a la posesión y la propiedad, que respetaba todas las creencias y que protegía la libertad de mercado. En efecto en hombre fuerte del presidente, Iván Redondo, no ha tardado en recobrar la confianza de su protector después de las sendas pifias de Murcia, Castilla y León y Madrid. Evidentemente que este intento de recobrar su influencia en Madrid está condenado al fracaso porque, cada día que pasa, las restricciones que pretende imponer el Gobierno a los madrileños parece que no hacen otra cosa que reafirmar los votos de la señora Díaz Ayuso.

Claro. Los socialistas y comunistas, tan expertos en fabricar mentiras y en confundir al personal, han acuñado un término “corrupción” que no dejan de utilizarlo para cualquier tema que sirva para poner al PP en un brete. Empecemos, por cuanto a los que desconocen nuestra legislación, por enterarles de que, en nuestro CP, no existe el llamado delito de “corrupción” ,lo que no impide que sí exista la definición y que, en ella, se entiendan comprendidos otros varios delitos ( en número de 10 apartados) que pueden ser encajados en la definición siguiente: “la utilización de un poder de actuación oficial o conferido al autor por una colectividad, grupo, compañía, sociedad o cualquiera otra entidad, en interés particular para la consecución de una ventaja indebida, patrimonial o de otro tipo en su favor o en de un tercero”. Pero es que, abundando en este tema, resulta de una temeridad, idiotez, cara dura, desfachatez e ignorancia supina que ahora saquen a relucir lo de la señora Cospedal y su marido cuando ellos, los socialistas y los sindicatos afines, tienen un marrón en Andalucía, con el tema de la apropiación indebida por los directivos del PSOE en Andalucía que está siendo tratada por los tribunales y que, para mayor INRI, para pararle los pies a la juez Alaya, que había llevado una instrucción perfecta de caso, resistiéndose a toda clase de amenazas, presiones y demás intentos de comprarla, tuvieron que recurrir, para que dejara el expediente de los ERE de Andalucía, a nombrarla magistrada del TSJA por lo que, por obligación e incompatibilidad, de mala gana, se vio obligada a dejar el tema, que pasó a manos de una juez más proclive a las tesis socialistas, que ha conseguido que la mayoría de los encausados, sea por prescripción, por dejar pasar el tiempo en sustanciar las acusaciones o por no encontrar delito en algunos de los acusados, la mayoría de los que fueron empapelados fueron exonerados y dejados en libertad.

No podemos permitirnos dejar de comentar, aunque sea brevemente, y ante la deriva que nuestros gobernantes han decidido tomar, para preguntarnos si es cierto que ¿queremos, de veras, convertir a esta España de nuestras entretelas, este país maravilloso, de clima mediterráneo, de sol y de gente alegre, divertida, acostumbrada a una vida relajada, a pasarlo bien y disfrutar de la vida, de los deportes, de las playas y de la montaña que sabe apreciar los tiempos de ocio, todo ello ¿ en uno de estos lóbregos “paraísos comunistas” como aquellos de los que “disfrutan” naciones como Bolivia, Venezuela, Nicaragua o cualquiera de las comunidades caribeñas representada por Cuba y los herederos de Fidel Castro dónde, después de infinitos años de revolución, resulta que los pobres cubanos todavía no saben lo que es vivir en libertad y gozar de los beneficios de cualquier democracia de las existentes en el mundo occidental?. No creo que, de verdad, siendo público y palmario que la vida en los paraísos comunistas está enteramente dirigida desde el poder y que, cualquier sombra de democracia ha sido absorbida por los dirigentes, convertidos en tiranos, dueños y señores de la vida y las haciendas de sus súbditos, a los que ni les queda la esperanza de cambiar el régimen, porque ya no existe la posibilidad de un voto libre que los librase del totalitarismo al que están sometidos.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, tenemos la desagradable impresión de que hemos llegado a un punto en el que, si la ciudadanía españolas, todos aquellos españoles que seguimos creyendo en las libertades, en el impulso individual; en un Estado que no ponga peros a la actuación de quienes tienen aspiraciones e iniciativas para emprender negocios; que se ocupe principalmente de mantener el orden; asegurar la propiedad privada; mantener al país a la altura que se merece en el ámbito internacional; dotar a la enseñanza de los medios y los profesores capaces de elevar a los alumnos a la altura que se merecen en cuanto al ranking del resto de países europeos y ocuparse de que la Sanidad y la Seguridad Social sigan siendo uno de los logros de los que enorgullecernos los españoles. La frase de hoy se la debemos al gran filósofo romano Séneca: “Pierden el día por esperar la noche, y la noche por miedo al amanecer.” Esto nos puede ocurrir a los españoles si persistimos en esperar que, la solución a los problemas de nuestro país, nos caiga del Cielo.

Varapalo judicial al Gobierno: el CGPJ aprueba por 15 votos a 6 el informe crítico con la Ley de Memoria Democrática
Miguel Ángel Pérez. Libertad Digital 7 Junio 2021

El pleno del Consejo General del Poder Judicial CGPJ ha aprobado el informe crítico con la Ley de Memoria Democrática que prepara la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. El dictamen, que ha salido adelante sin modificaciones, ha obtenido el voto de 15 de los 21 vocales que integran el pleno.

Concretamente, han votado en contra los vocales José Antonio Ballestero, Nuria Díaz, Juan Manuel Fernández, José María Macías, Juan Martínez Moya y Concepción Sáez. En este contexto, han anunciado voto particular concurrente los vocales Álvaro Cuesta, al que se adherirán Clara Martínez de Careaga, Rafael Mozo y Pilar Sepúlveda; y el vocal Enrique Lucas, al que se adherirá el vocal Vicente Guilarte. Por su parte, formularán voto particular discrepante los vocales Nuria Díaz, Juan Manuel Fernández y Juan Martínez Moya; los vocales José Antonio Ballestero y José María Macías y la vocal Concepción Sáez.

La ponencia aprobada fue elaborada por los vocales del CGPJ Roser Bach (progresista) y Wenceslao Olea (conservador). El informe de 102 páginas, al que ha tenido acceso Libertad Digital, denuncia que el anteproyecto del Gobierno sobre la Ley de Memoria Democrática, vulnera derechos fundamentales como la libertad de expresión y el derecho de reunión, al querer eliminar fundaciones vinculadas con el franquismo así como prohibir sus manifestaciones.

El dictamen del CGPJ apunta que la incitación al odio contra las víctimas se manifiesta con expresiones que el legislador puede limitar en la medida en que afectan a la dignidad de estas; pero añade que la apología del franquismo, sin el requisito adicional del menosprecio o humillación a las víctimas, constituye la expresión de ideas que, aunque contrarias a los valores proclamados por la Constitución, están amparadas por la libertad de expresión. Además, sostiene que la futura Ley no debería alcanzar a los supuestos en los que el ejercicio del derecho de reunión está sujeto al régimen jurídico previsto en la LO 9/1983, reguladora del derecho de reunión

El mismo informe cuestiona también la creación de la Fiscalía de Memoria Democrática, que ha respaldado la fiscal general del Estado Dolores Delgado, y asegura que ante todo su denominación tendría que ser Fiscalía de Derechos Humanos.

El CGPJ señala que "sin prejuzgar el juicio de oportunidad que sustenta la opción del prelegislador, cabe advertir que esta decisión organizativa respecto de la estructura del Ministerio Fiscal no parece corresponderse con el carácter esencialmente administrativo de las medidas e instrumentos de protección de las víctimas contemplados en el Anteproyecto de Ley, por lo que el desempeño de las funciones constitucionales propias del Ministerio público en ámbitos reservados a la actuación de las administraciones públicas no se revela como particularmente idóneo".

Eliminación de símbolos
Por último, el informe reprocha al Ejecutivo que quiera eliminar símbolos supuestamente vinculados con el franquismo o la guerra civil sin tener en cuenta su valor cultural, histórico y artístico. Según el informe del CGPJ, "debe tomarse en consideración que ello implica la posible existencia de símbolos y elementos susceptibles de retirada conforme a lo dispuesto en el APL (Anteproyecto de Ley) que, sin embargo, incorporen un valor histórico, cultural y/o artístico relevante".

"En este sentido", continúa el CGPJ, "procede recordar que el artículo 46 Constitución Española establece que: los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio".

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Sánchez destroza al PSOE
EDITORIAL Libertad Digital 7 Junio 2021

Las últimas encuestas reflejan la fuerte caída del PSOE y un crecimiento progresivo del centro-derecha, tendencia que se ha intensificado muy especialmente tras las elecciones madrileñas del pasado cuatro de mayo. El último de estos estudios sitúa al PP como la fuerza más votada a larga distancia del PSOE, que quedaría 4,5 puntos y 32 escaños por debajo de los populares. El buen resultado de VOX, que mantendría sus actuales diputados, permitiría a Casado formar Gobierno holgadamente y afrontar una legislatura con amplia mayoría liberal-conservadora en el Congreso de los Diputados.

A esta cómoda mayoría del centro-derecha contribuiría el hundimiento definitivo de Ciudadanos, en abierta descomposición desde que Arrimadas decidió unirse a los socialistas para acabar con los gobiernos de coalición con el PP, que prácticamente desaparecerá de la escena política nacional tras las próximas elecciones generales.

Es evidente que la victoria arrolladora de Díaz Ayuso está detrás de este despegue electoral del PP, cuya imagen como valladar liberal frente al socialismo ha salido enormemente reforzada a pesar de la política delicuescente que Casado ha querido imprimir a su partido como principal seña de identidad. La campaña de Ayuso enfrentándose prácticamente en solitario a las traiciones socialpodemitas desde el propio Gobierno, sin componendas ni apaños, y su franqueza al situar a VOX como una fuerza respetable con la que es necesario contar (dos ideas-fuerza que enmiendan las principales estrategias de Pablo Casado y Teodoro García), se ha traducido en una victoria espectacular que sienta unos sólidos cimientos para la llegada del PP al Gobierno de la Nación.

El PSOE se desploma por la calamitosa gestión de la pandemia y, sobre todo, por la imagen penosa de un Pedro Sánchez cada vez más despreciado por el votante medio. No solo se trata de la abrumadora incapacidad demostrada por su Gobierno durante la crisis del COVID-19, con el coste de más de cien mil muertos, sino del entreguismo constante de Sánchez ante sus socios parlamentarios, que ha convertido al PSOE en un partido que mendiga vergonzosamente sus apoyos a los separatistas, radicales y proetarras de cuyas migajas parlamentarias depende su supervivencia.

Los indultos a los golpistas del proceso secesionista catalán son la última afrenta a los españoles que ha convertido a Sánchez en un personaje tóxico para sus propias siglas, hasta el punto de que más de trescientos mil votantes socialistas ya han decidido confiar en el PP en las próximas elecciones generales. La cifra es apabullante, pero está todavía muy lejos de la catástrofe que Sánchez va a provocar al PSOE si las fuerzas disolventes que le apoyan le retiran la confianza antes del final de la presente legislatura.

Y encima Carmen Calvo nos vacila
EDUARDO INDA. okdiario 7 Junio 2021

El Gobierno de la gente. El Gobierno del escudo social. El Gobierno progresista. El Gobierno de los pobres. El Gobierno que arreglará Cataluña. El Gobierno que nunca indultaría a los golpistas. El Gobierno que nos va a meter en la modernidad. El Gobierno más verde de todos los tiempos. El Gobierno más honrado. El Gobierno de los vulnerables. Y, por ende, el Gobierno que acabará con el tarifazo y la pobreza energética, mantra que se inventaron unos dirigentes, los de Podemos, que año y medio después de llegar al Consejo de Ministros son ricos energéticos a los que les importa un pepino que suba el recibo porque el que no vive en una casa oficial, lo hace en un casoplón y gana no menos de 75.000 euros pese a que no sepan hacer una O con un canuto.

Cuántas milongas nos ha encalomado el singermorning de Iván Redondo, el jefe de Gabinete de Pedro Sánchez. Milongas que no han pasado el filtro de ese 80% de medios de comunicación instalado en el pensamiento único socialcomunista y que mira hacia otro lado cuando desde Moncloa nos mienten con alevosía, premeditación y nocturnidad. Lo cual, dicho sea de paso, sucede laborables, fiestas de guardar, Navidad, Semana Santa y verano. Así se las gasta este pollo al que ha retratado magistralmente Graciano Palomo en su libro Iván Redondo, el manipulador de emociones. Un tipo que actúa como si la vida fuera esa serie House of Cards que se ha tragado no menos de 30 veces para aprender cómo hacer el mal. El problema es que en ese drama estadounidense la ficción y la realidad rara vez coinciden.

El Gobierno de la gente es un Gobierno en el que sus grandes puntales no pueden salir a la calle sin llevarse una pitada de campeonato, sin que se acuerden 10 ó 12 veces de toda su parentela, sin que les intenten agredir. Reacciones tan impresentables como reveladoras del estado de cosas que vivimos en España con un Ejecutivo que no sólo es el peor de la democracia sino también el más desahogado. Los tres últimos contactos reales de Pedro Sánchez con la ciudadanía (votación del 4-M, Ceuta y Alcalá de Henares) se han saldado con una reacción ciudadana que hubiera acabado en linchamiento si no estuviera acompañado por una treintena de armarios empotrados armados hasta los dientes.

El Gobierno del escudo social presenta los ERTE como algo suyo cuando esa figura la diseñó y la introdujo en la reforma laboral Fátima Báñez, indiscutiblemente la mejor ministra de Trabajo desde la vuelta de las libertades hace 44 años. Unos benditos ERTE que fueron impuestos desde Bruselas para evitar una revuelta ciudadana que se hubiera llevado por delante a todos los gobernantes de la Unión Europea. La gran pregunta es de qué sirven los ERTE y ese imprescindible salario mínimo si se paga tarde y, consecuentemente, mal. Las hipotecas, el cole de los niños, la compra y la luz se pagan al contado. Ni los bancos, ni los centros educativos, ni el súper, ni la eléctrica de turno te permiten normalmente saldar las pellas a plazos.

El Gobierno de los pobres es bastante rico. Tres ejemplos: la ministra Celaá, esa mentirosa Celaá que declaró oficialmente un patrimonio de 195.000 pavos cuando es de 4 kilos; ese astronauta llamado Duque que aún sigue en la luna menos a la hora de comprar sus dos mansiones (Jávea y Madrid) a través de sociedades instrumentales; y, obviamente, esos caraduras llamados Irena y Pablo que adquirieron un casoplón de 1,2 millones por 670.000 euros y que antes de llegar a la vida pública no tenían donde caerse muertos y ahora cada uno atesora 100.000 pavos en la cuenta corriente y 750.000 eurazos de patrimonio conjunto.

El Gobierno que va a arreglar Cataluña lo va a hacer dinamitando todo el statu quo del 78, que prohibía tácitamente a un presidente pactar con golpistas y/o etarras. Lo peor de todo es que lo de la antaño región más próspera no sólo no se aliviará con el indultazo sino que se agravará. Tiempo al tiempo. El genio por antonomasia, Sir Winston Churchill, lo pudo explicar más alto pero no más claro: “No puedes razonar con un tigre cuando tienes la cabeza en su boca”. Pues eso. Los tejeritos catalanes ya han avisado que repetirán el 1-O, lo cual no es óbice para que ese jeta de marca mayor que es Sánchez se ponga el mundo por montera con tal de seguir volando en Falcon, vivir en Moncloa y veranear en Doñana o en La Mareta a cuerpo de rey, y nunca mejor dicho.

El Gobierno que nos va a meter en la modernidad y en el New Green Deal hará deliberadamente imposible lo primero por cuanto los 140.000 millones que van a venir de Europa se van a repartir desde Moncloa a dedo, con lo cual la arbitrariedad, que normalmente está reñida con la eficacia, está servida. Como apunte les recordaré que el 3% de 140.000 kilazos son 4.200. Lo segundo es otra utopía si tenemos en cuenta que el presidente que nos amenaza con prohibir los vuelos de menos de dos horas y media emplea el Súper Puma para largarse a Toledo, ciudad situada a 70 kilómetros de Madrid, y el Airbus para ahorrarse los 180 que distan la capital de Valladolid. Como todo sea así, en 20 años el cielo de España será más negro o gris que azul.

No menos descongojante es eso del Gobierno más honrado. Un Consejo de Ministros en el que asientan sus reales varias personas que formaron parte del Ejecutivo de los ERE, entre otros el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, no está precisamente próximo a la canonización ni mucho menos a la santificación. Menos aún para dar lecciones a la oposición. Si bien es cierto que ninguno de ellos fue imputado por los ERE, no lo es menos que se trata del mayor saqueo de dinero público de la historia de España (680 millones que se dice pronto). Por no hablar de los integrantes de Podemos, Ione Belarra e Irena Montera, partido que germinó gracias a la corrupta financiación de dos dictaduras tan terribles como la venezolana y la iraní.

Y el Gobierno de los vulnerables, el que iba a acabar con el facturazo de la luz y la pobreza energética, ha resultado ser el de las mayores subidas de la historia. Los precios están en los mismos niveles que padecieron los madrileños en particular y los españoles en general cuando la traicionera Filomena se presentó con una virulencia de la que este Ejecutivo tampoco se había percatado. Y eso que al frente de la Agencia Estatal de Meteorología está un tipo, Miguel Ángel López, que no es precisamente un piernas. Pero el caso es que fallaron cual escopeta de feria de poblacho de mala muerte.

Lo que ahora astillas de medianoche a las 8 de la mañana es lo que antes te cobraban en las horas normales. Cómo serán de bestias las cosas que el jueves pasado el coste de la electricidad se llegó a disparar un 187% respecto al mismo día del año anterior. Casi el triple. De locos. Y éstos eran los que hace no tanto, cuando gobernaba Rajoy, aseguraban por boca de Pedro Sánchez que una subida del 26% era “otro golpe del Gobierno a las familias”. ¿Cómo se le llama a lo de ahora, entonces? ¿Un lechón, un leñazo, un bofetón, un sartenazo o, y perdón por la expresión, un hostión?

Con todo, lo peor no es eso, porque los incrementos exponenciales del recibo de la electricidad suelen ser coyunturales. Y así volverá a ser esta vez —espero—. Aunque no es menos cierto, como digo, que con este Gobierno de ricachones energéticos estamos en picos nunca vistos. Lo más grave es que, para más inri, se ríen en nuestro careto. Con dos pelotas. La perla soltada por la tan burguesa como forrada Carmen Calvo es un insulto a la inteligencia. “El temazo no es a qué hora tenemos que planchar sino quién plancha”, espetó esta misma semana, mientras millones de familias se las ingeniaban para ejecutar las tareas del hogar en las horas valle que, desgraciadamente, coinciden con la madrugada. Hacer apostolado del feminismo, que no feminazismo, es hasta aconsejable pero no en cualquier escenario. Con la que está cayendo, con millones de familias viéndoselas canutas para llegar a fin de mes, más aún tras la inflación eléctrica, hay que echar mano de la asepsia, la austeridad verbal, la pedagogía, la humildad y la empatía. Virtudes todas ellas que brillan por su ausencia en esta persona.

Lo que no se puede ni se debe ser, menos aún si eres vicepresidenta del Gobierno de España, es una frívola y una chula. Porque lo que salió de la augusta boca de la política de esa Cabra bombardeada a saco por la aviación republicana fue una barrabasada que pone en duda su catadura moral. Carmen Calvo no ha pedido perdón. Ni lo va a hacer. Ésta es la que, tras acusar al PP de desmantelar la Sanidad Pública, se fue a la privada para tratarse de ese Covid que afortunadamente superó. Eso sí: espero, confío y deseo que pronto le podamos dedicar el “tanta paz lleves como descanso dejas” de rigor. Incidir en quién plancha y no a qué hora se plancha y cuánto cuesta planchar, y encima entre risas, es una burla a la ciudadanía que en cualquier democracia de calidad le costaría el puesto. Por cierto: nuestra protagonista era una de las integrantes del ala sensata del Ejecutivo. No quiero pensar lo que habría piado si fuera del ala extremista.

Lo bueno de toda esta coyuntura es que ya sabemos qué hacer para que vuelva a caer esa factura que todos los últimos de mes nos trae a maltraer: no votar al PSOE ni a Podemos. Y tampoco estaría de más que esta banda baje de una puñetera vez ese 21% de IVA (el mismo que abonas por un Rolex o un Ferrari), los costes regulados o que suprima el Impuesto a la Electricidad (otro 5,1%). Los llamen como los llamen, tributos para mantener chiringuitos como ese Ministerio de Igualdad que nos cuesta 451 millones al año. Ya está bien de sablearnos por todas partes.

¿Un indulto o un tributo?
Fulgencio Coll Bucher. https://rebelionenlagranja.com 7 Junio 2021

La difícil situación por la que pasa el Estado español es difícil de entender y prácticamente imposible de describir. Existe un síntoma claro que adelanta un diagnóstico de gravedad, no existe la separación de poderes y esta situación lleva un desgaste institucional evidente y al autoritarismo. Quizás el elemento de cohesión nacional que existe, junto a la Historia común, es la igualdad ante la ley. Y la presunción que debe aplicarse es que defendiéndolo se protege a la nación y como efecto, se refuerza el Estado.

Esta igualdad se ha quebrado. La anomalía que supone que partidos que no respetan la Constitución estén legalizados, es sólo viable si le conviene a otras fuerzas políticas calificadas de constitucionalistas que han dejado de serlo. Es curioso que una competencia autonómica sea la de prisiones si sólo hay un código penal para el Estado. ¿Por qué el garante del cumplimiento de las penas de los terroristas vascos debe ser el Gobierno autonómico de Vitoria?, ¿qué tipo de autonomía es esa?. A qué se debe que se haya efectuado el agrupamiento de presos a dosis cuando es una única decisión política que permitió la formación de Gobierno. ¿Por qué los sediciosos catalanes hacen como si cumpliesen sus penas en cárceles de la Generalitat?

El indulto grupal a los sediciosos catalanes es un hecho social, política y jurídicamente disruptivo porque es una exigencia de los delincuentes para que los partidos de los que proceden sigan prestando apoyo al Gobierno de la nación. Esta causa de apariencia evidencial, es construida con una finalidad como la concordia, concepto social y jurídicamente indeterminado.

Su precedente es muy peligroso para la cohesión nacional porque el principio de igualdad se utiliza como táctica política. Si a esto se le suma el cambio del tipo penal infringido para adecuarlo a un contexto determinado, entonces el fraude legislativo es evidente. Lo más probable en un Estado de Derecho es que los partidos políticos que ha planeado y ejecutado la sedición fuesen ilegalizados.

Es más que probable que la decisión de la concesión del indulto responda a motivaciones oportunistas pero sus consecuencias son impredecibles y es altamente probable que no serán gestionadas por el actual gobierno. Quiere decirse que una decisión que puede determinar el futuro de España no la debe tomar un Presidente del Gobierno apoyado por una escuálida mayoría parlamentaria basada en los partidos representados por los delincuentes.

De lo que se trata no es de un indulto, para el Presidente es un hecho de renuncia pública a la promesa pública de acatamiento a la Constitución que le permitió acceder al cargo, las explicaciones son meros deseos. Defender la Constitución no admite matices, no se pueden negociar aspectos que atentan contra ella. Si se desean tratar esos temas, el Sr. Sánchez debe convocar elecciones llevando el indulto y la “mesa” en su programa. No es posible otra legitimación.

Cuando el Gobierno de España está compuesto y legitimado por partidos que anuncian y actúan públicamente en contra del orden constitucional, algo no encaja. Si a ello se le añade la carencia de gobernanza producto de una composición gubernamental cuya virtud es el encaje partidista y no la eficacia, se está ante una mezcla de incompetencia, deslealtad y puro capricho personal.

La “cogobernanza”, modalidad de gestión descentralizada de asuntos propios del Gobierno que afectan por igual a todos los españoles es, de hecho, un mecanismo que le permite al Gobierno camuflar su falta de capacidad de gestión y evitar tener que darle órdenes a la Generalitat. No existía, ni existe motivo para que con el estado de alarma declarado, no hubiese una gestión centralizada del tratamiento de la pandemia igual para todos los españoles. Resultado: “cogobernanza” igual a otro ámbito de enfrentamiento político.

Una persona con un mínimo de responsabilidad sería consciente de que tomar una medida como el indulto, sin apoyo popular, sin respaldo judicial y sin conocer si puede gestionar sus consecuencias es un precio muy caro para tratar de terminar una legislatura catastrófica, pero el Sr. Sánchez es un “militante” de partido y solo mira por lentes partidistas. Las relaciones PSOE-PSC no han sido siempre buenas para España y ahora el poder de Sánchez dentro del partido depende mucho de los catalanes. En diciembre de 2019, escribí el artículo “Pedro Sánchez, un problema para la Seguridad Nacional”. Ha demostrado claramente su absoluto fracaso como político y como persona, si tuviese un mínimo de dignidad tomaría una decisión.

Sr. Sánchez convoque elecciones. Usted no aporta soluciones, sólo problemas. No es cuestión de opiniones, los hechos hablan y los pitos pitan.

ETA, las víctimas y la desmemoria

Francisco Muro de Iscar. diariosigloxxi 7 Junio 2021

MADRID, 6 (OTR/PRESS)"Las víctimas son un pilar de nuestro sistema democrático" y su memoria "es un elemento esencial para evitar cualquier legitimación o justificación del terrorismo y para que no se vuelva a repetir el injusto dolor causado". Lo dijo el Rey Felipe en la inauguración del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo en Vitoria, un centro que busca deslegitimar todo tipo de terrorismo y uno de cuyos lugares estrella es la recreación del zulo de 2 metros de alto, 1,80 de ancho y 2,48 de largo donde ETA tuvo secuestrado durante 532 terribles días a José Antonio Ortega Lara. Lo liberó la Guardia Civil porque ETA lo hubiera matado o lo hubiera dejado morir allí. En ese museo del terror hay testimonios y objetos personales de las víctimas, bombas, cartas de extorsión, objetos de la lucha antiterrorista... pero no están las heridas incurables que quedaron en las familias de las víctimas, la orfandad y el dolor que siguen vivos y que niegan la paz a las familias de los asesinados, casi siempre por la espalda, ni a los que sufrieron los secuestros, las extorsiones, las amenazas o fueron obligados a huir de su tierra para salvar la vida... Nunca la paz que se ha recuperado en el País Vasco y en el resto de España con la desaparición de ETA compensa las vidas que se llevaron sus pistolas ni la impotencia de la injusticia por la que todavía no han pedido perdón.

Euskadi ta Askatasuna (Euskadi y "Libertad", eso sí que es una agresión a la verdad) ha sido la banda terrorista más letal y duradera: 3.500 atentados, 853 asesinatos, 2.632 heridos y 86 secuestrados, además de miles de personas y de empresarios amenazados y extorsionados durante más de cincuenta años. ETA nació en el franquismo y fue derrotada por la ley, por la unidad de los constitucionalistas, por las fuerzas de seguridad y por la cooperación internacional cuando ya llevábamos 36 años de democracia. Esta banda criminal sólo fue posible por el apoyo de una parte importante del clero y de la sociedad del País Vasco, la complicidad del PNV y la benevolencia de una izquierda que pensaba que eran cosas de "chicos idealistas antifranquistas" y que solo se despertó cuando empezaron a caer bajos sus balas militantes y cargos socialistas. La red de intereses que sostuvo a ETA abarcó amplios estratos civiles y funciona todavía.

Diez años después de su derrota, los herederos de ETA están en los Parlamentos nacional y autonómico, dirigen y ocupan cargos en muchos ayuntamientos y diputaciones y han sido, son, imprescindibles para la llegada al poder de Pedro Sánchez y para su mantenimiento. Hoy, los asesinos que terminan su condena regresan a sus pueblos, son homenajeados públicamente como héroes y se cruzan con las familias de sus víctimas, si es que éstas no han tenido que huir por la presión contra ellas. Hoy, la casi totalidad de los asesinos presos han sido trasladados a cárceles del País Vasco o muy cercanas, las competencias en instituciones penitenciarias han sido transferidas al Gobierno del PNV y ya hay presiones para que gocen de beneficios y libertad. Los disfrutarán en breve.

Hoy, Pedro Sánchez está pagando las deudas a quienes le sostienen en el poder --PNV y Bildu en este caso-- y Grande Marlaska, el juez que se enfrentó valientemente a ETA, ejecuta, obediente, los compromisos del presidente. La desmemoria voluntaria de unos pocos se ha impuesto a la memoria democrática de los terribles crímenes de ETA que este Gobierno está ayudando a blanquear. Hay que contar los hechos una y otra vez para que no olvidemos la historia y para impedir que la memoria de unos pocos se imponga como la memoria de todos. El dolor reclama verdad. El dolor reclama justicia. El silencio engendra amnesia y amnistía. Los verdugos que causaron un daño irreparable deberían oír el llanto de las familias de sus víctimas hasta el día en que se mueran.

Toque de atención del TSJC a la Generalitat por querer priorizar los exámenes en catalán en la selectividad
GERMÁN GONZÁLEZ. Barcelona. El Mundo 7 Junio 2021

El tribunal considera que se debe garantizar que los alumnos pueden usar catalán, castellano o aranés sin preferencia ya que "la elección de la lengua de los enunciados de examen no puede venir determinada por la Administración y, en su lugar, deberán estar disponibles en las tres lenguas cooficiales"

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ordena al Consell Interuniversitari de Catalunya, que depende del Departamento de Investigación y Universidades de la Generalitat, que reparta a los alumnos los enunciados del examen de selectividad que empieza este martes en catalán, castellano o aranés según la elección del estudiante. De esta forma han estimado la medida cautelarísima presentada por la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) que consideraba que la Generalitat vulneró los derecnos constitucionales de no discriminación y educación de los 40.000 alumnos catalanes matriculados en esta prueba de acceso a la universidad al instar a los profesores a a repartir los ejercicios en catalán y solo en el caso de que algún alumno lo solicite, podrán entregarle el ejemplar del examen en castellano.

Entre las normas del el Consell Interuniversitari de Catalunya para los miembros de los tribunales de selectividad se instaba a "repartir primero los enunciados de examen en catalán y, solo si algún alumno lo pide, darle la versión en castellano y recuperar la versión en catalán. A efectos estadísticos, hay que hacer constar en informe cuántos se libran , en castellano, sin identificar los alumnos". En su resolución cautelar el TSJC suspende esta norma y recuerda que "la elección de la lengua de los enunciados de examen no puede venir determinada por la Administración y, en su lugar, deberán estar disponibles en las tres lenguas cooficiales y se ofrecerá de forma individual al alumno la opción de escogerlos en el idioma oficial que estime". Por eso requiere al "presidente/a y al secretario/a del Consell Interuniversitari de Catalunya, mediante la notificación de esta resolución, a fin de que disponga lo necesario para la ejecución de lo acordado".

"La lengua oficial está configurada como un derecho subjetivo: El derecho de los ciudadanos a utilizar el idioma de su elección, y a relacionarse con los poderes públicos y la Administración imponiendo su opción, y no a la inversa. Por ello ha de estimarse la solicitud de suspensión del apartado indicado para mantener el derecho de elección, que corresponde al alumno, como medida cautelar urgente dada la inminencia de la celebración de las pruebas de acceso a la Universidad, como hemos dicho, en los términos que se dirán, excluyendo los enunciados de Lengua catalana y literatura, Literatura catalana, Lengua castellana y literatura, Literatura castellana y Lengua extranjera (inglés, francés, alemán e italiano) que serán entregados en la lengua del ejercicio", señala el TSJC.

La AEB pedía que se "impriman los exámenes en las tres lenguas y que el alumno en el reparto del profesores las tenga disponible", ya que los exámenes no se pueden cambiar en menos de 24 horas. Sin embargo creen que para la evaluación de septiembre se podrían imprimir con los enunciados en catalán, castellano o aranés. En concreto señalan que el reparto prioritario de los exámenes en catalán es contrario al principio de no discriminación y al derecho a la educación, ya que estas pruebas son determinantes para el futuro académico de los estudiantes y deben por ello realizarse en igualdad de condiciones, sin que ningún tipo de discriminación pueda influir en su resultado.

"La desinformación sobre la posibilidad de escoger el examen en cualquiera de las dos lenguas, la necesaria petición expresa y la contabilización del número de exámenes entregados en castellano, tienen como objetivo obstaculizar que el alumno elija esta lengua para responder. Es una clara discriminación por razón de lengua que el Consell Interuniversitari de Catalunya establezca, sólo por razones identitarias, una preponderancia del catalán sobre el castellano que perjudica claramente a los estudiantes que quieran desarrollar los ejercicios en castellano o en aranés", indicaba la entidad.


Recortes de Prensa   Página Inicial