AGLI Recortes de Prensa   Lunes 12  Julio  2021

Un Gobierno todavía más sanchista
EDITORIAL. Libertad Digital 12 Julio 2021

A pesar de que la prensa lacaya ha celebrado la remodelación del Gobierno socialcomunista como una apuesta decidida para afrontar la recuperación económica, política y social tras superar lo más duro de la epidemia del Covid-19, lo cierto es que última la maniobra de Sánchez tiene como objetivo configurar un Consejo de Ministros afín para llevar adelante sus planes de cara a implantar un nuevo régimen.

Dos datos nos permiten acotar las dimensiones de esta crisis de Gobierno, que nada tiene que ver con la necesidad real de imprimir un nuevo impulso a la marcha del país. En primer lugar está el hecho de que dos de los ministros más incompetentes de la historia de España, Castells y Garzón, permanecen tan tranquilamente al frente de las carteras de Universidades y Consumo, las mismas que han venido desempeñando desde su nombramiento con episodios que han oscilado entre la inanidad más vergonzosa y el ridículo más pavoroso.

Por otro lado, la decisión de mantener a los no menos ineptos ministros podemitas refuerza la certeza de que lo que ha hecho Pedro Sánchez nada tiene que ver con la necesidad de impulsar la acción de Gobierno en ámbitos determinados, sino más bien con un nuevo pago del peaje político a la extrema izquierda para permitirle seguir empotrado en La Moncloa.

Sánchez se ha desembarazado de los elementos que actuaban de enlace de su partido con el Gobierno para tener las manos libres en los meses venideros, en los que se van a sustanciar los elementos decisivos de este cambio de régimen en ciernes. El nuevo Gobierno sanchista no solo elimina las posibles discrepancias entre Ferraz y La Moncola, sino que incorpora elementos especialmente dotados, como Félix Bolaños, con el fin de proporcionar soporte legislativo a los cambios que Sánchez tiene planeados para hacer saltar por los aires definitivamente los consensos de la Transición.

Yerra gravemente quien valore este cambio de cromos ministeriales como un gesto a beneficio de inventario de un Gobierno incompetente, porque el nuevo gabinete socialcomunista va mucho más allá de lo que se espera de un Ejecutivo democrático. Estamos ante la última maniobra para configurar un nuevo orden a través de las leyes habilitantes pergeñadas por los socialcomunistas españoles a imitación del chavismo.

El nuevo Gobierno está hecho a la medida de las necesidades de Sánchez para mantenerse en el poder a través de la incorporación de una nueva hornada de inútiles proteicos, pero con una más que probada lealtad lacayuna hacia el líder que los ha nombrado para ponerlos al servicio de los intereses de los principales enemigos de la Nación.

El Gobierno de los recortes sigue siendo el más desmedido de toda Europa
Sánchez no puede seguir imponiendo recortes e impuestos a la sociedad mientras él mantiene un Gobierno desproporcionado y derrocha en asesores y privilegios.
Editorial ESdiario  12 Julio 2021

Pedro Sánchez no ha reducido el Gobierno más amplio de Europa, cuyo gigantismo no obedece a las necesidades objetivas de la gestión, sino a las cuotas y exigencias de sus aliados: los 22 Ministerios que existían antes de la remodelación seguirán existiendo, con otros titulares en algunos casos y los mismos que ya conocíamos.

La falta de recato y austeridad de Sánchez, también presente en la abrumadora contratación de asesores y en la creación de áreas, contrasta con los sacrificios que sufren o se imponen a los ciudadanos, resumidos en una catarata de catástrofes casi ilimitada.

Desde el paro -especialmente intento en jóvenes y mujeres- hasta los concursos de acreedores, pasando por las subidas de impuestos y de los suministros; el contraste entre el sufrimiento de la sociedad y los privilegios del Gobierno es abrumador, insolidario e inaceptable.

Sánchez prescinde de su núcleo duro político con “la muerte en los talones”

No se puede pedir sacrificios a nadie sin dar un mínimo ejemplo, cuyo valor no es simbólico: lo que se concede a sí mismo el Gobierno acaba marcando la senda en el conjunto de la Administración Pública, el único sector en el que, lejos de soportarse las apreturas del resto, todo han sido buenas noticias.

La Administración debe hacer el mismo esfuerzo que impone a la sociedad y no vivir ajena a ella con todo tipo de privilegios

Y no solo en los servicios esenciales, alguno como la Sanidad merecedor de todo: también en la llamada "industria política", ese compendio de entidades superfluas y duplicadas cuyo coste, según no pocos economistas, alcanza unos disparatados 40.000 millones de euros anuales.

España tiene pendiente muchas reformas, pero una de las más relevantes es, a la vez, la más demorada: si la estructura de gasto público no se modera en la propia Administración, todas las demás serán insuficientes.

Y quien más ejemplo debería dar al respecto es quien menos lo ofrece: el gigantismo del Gobierno, más allá de valoraciones sobre su eficacia política, es un abuso inaceptable cuyo mantenimiento recae en quienes, tal vez, más difícil tienen llegar a final de mes.

Golpe bajo a un centro derecha baldío
Pedro de Tena. Libertad Digital 12 Julio 2021

Esto huele a elecciones generales anticipadas en cuanto el "resistente" haya comprobado el efecto de su ilusionismo político.

La demolición de un tercio del gobierno sin esperar a la canícula del verano es, si se mira con detenimiento, un golpe bajo a la indecisión del centro derecha español que no acaba de darse cuenta de cuál es la hora de España ni cuál es su identidad y su misión.

Lo primero, el momento. Ni siquiera ha esperado el "resistente" a que se consumara el aturdimiento vacacional porque le ha interesado sobremanera que el desenlace de la crisis de gobierno tuviera la atención que se merece. Ahora, sólo las especulaciones sobre sus motivos, sus razones y sus metas son para el verano.

Segundo, ha sido gorda y el barranco de los caídos acoge a la vicepresidenta primera, al jefe de su gabinete, al ministro de confianza Ábalos, al ministro de Justicia, a la ministra de Asuntos Exteriores, a la ministra de Educación y al resto, entre los que cabe destacar a Miguel Iceta, que no se ha ido pero ha sido descolocado a defensa escoba y situado a pocos centímetros del despeñamiento final. Esto es, la crisis ha sido espectacular y ha conseguido la audiencia deseada.

Pero ha sido gorda asimismo porque a los que se han quedado como estatuas de sal, sobre todo, los inamovibles de Podemos no les hace ningún favor, sino que los desprestigia y los enlata dejando claro que quien gobierna es el PSOE. Ha quedado demostrado que a las momias podemitas se las noquea con un chuletón al punto, rumores de divorcio o consultas de psiquiatra mientras quedan presos cojoneros en el panal de la rica miel de Moncloa a la espera del desastre electoral.

Y, finalmente, ha sido gorda porque los que han entrado entran desde el partido ya controlado por Sánchez con Andalucía en la faltriquera, sin manchas visibles en las camisas ni cadáveres en el armario - bueno, salvo del de Franco en el del nuevo gurú Félix Bolaños-, y entran en un consejo de ministros donde las guerras tribales han sido eliminadas de un plumazo aparente.

Tercero, la crisis ha sido hábil porque, a simple vista, todos los desgastes peligrosos han sido conjurados, que, en inglés, significa que han desaparecido como por arte de magia. Ya la feminista Calvo y Redondo infinito dejarán de embestirse, Redondo dejará de joder a Ábalos, culpable de la moción de Murcia que encumbró a la Ayuso, lo de los indultos pasa a ser cosa de un ex ministro no del nuevo jefe de gabinete, Bolaños, el desmadre de la Educación asunto de la loca de Neguri, lo de Cataluña del go-go del PSC, lo de Ceuta y Marruecos un lío de una desinhibida peligrosa y así sucesivamente.

Cuarto, la crisis ha sido retorcida para que pueda deducirse con facilidad no sólo que el que se mueve no sale en la foto, sino que el que la mete la pata, aunque sea por orden del mismo Sánchez (es impensable que algo como la entrada ilegal en España de Brahim Ghali, un ejemplo, lo decidiera la soberbia Laya), lo paga. Esto es, ha sido una crisis para limpiar de sospechas la imagen del "resistente" haciéndolas recaer sobre sus subordinados, como hacía Franco.

Por tanto, esto tiene toda la pinta de ser un golpe seco y sin preaviso en los bajos de un centro derecha que, pinto pinto gorgorito, moción de censura sí o no y quién o cuándo, se encuentra con que sus bombas más peligrosas y corrosivas han sido desactivadas por la purga sanchista y hay un nuevo gobierno escudo que libra a Sánchez de la acusación de responsable verdadero de todos los desmadres, desde la pésima gestión del Covid a la romería tras Biden pasando por las pensiones.

Esto huele a elecciones generales anticipadas en cuanto el "resistente" haya comprobado el efecto de su ilusionismo político. Por el camino que iba, hasta Tezanos sabía que el barranco estaba cerca. Ahora, con la hoya llena de "culpables", hay una posibilidad de que pueda recomponerse su figura y seguir el camino emprendido: la nación de naciones con dos de ellas privilegiadas sobre las demás hasta la disgregación final, la hegemonía absoluta del socialismo sin opciones de alternancia democrática (la dictadura ya no mola) y la consagración de una cúpula capital-socialista que dirija la vida y controle la hacienda de unos ciudadanos cuya entidad y libertad individuales no importen a nadie. Ni a ellos mismos.

¿Y el centro derecha? Su papel es ser parte del paripé seudodemocrático, la oposición florero, gente biempagá, biencallá o bien ilegalizá que no se atreva con los "vigilantes" de la Expaña que quede. O esto o una estrategia de demolición del sanchismo y todo lo que implica en defensa de una España unida, democrática, abierta, plural, crítica y moral. Ya ven, soy un perdedor romántico.

El centro derecha, Vox y Franco
Nota del Editor 12 Julio 2021

Eso del centro derecha parece la dirección de un piso en una comunidad de vecinos. Si se refiere al Partido Podrido del Casado insultador, tengo la impresión de que significa el conjunto vacio en lo que se refiere a España y los españoles, su interés son sus profesionales de la política. No creo que dentro del centro derecha incluya a Vox, porque cualquiera con principio éticos, humanos y constitucionales no puede estar en el centro, punto elástico que depende de donde se sitúen los extremos.

Así pues nos queda Vox y si no lo apoyamos, pues dentro de poco enviadiaremos a los venezolanos.

Por otro lado, eso de comparar al dr cum fraude con Franco, no tiene por donde sostenerse. El señorito del bigote nos libró durante cuarenta años de los profesionales de la política y de perecer entre los cien millones de muertos y otros mas de los comunistas, izquierdistas, separatistas, secesionistas y demás.

Discurso de Estado o palabrería de Sánchez
Agapito Maestre. Libertad Digital 12 Julio 2021

Contrasta la figura de Isabel Díaz Ayuso con la de Pedro Sánchez. Mientras la primera está en su sitio, el segundo ha olvidado cuál es la primera obligación de un Presidente del Ejecutivo en la amplia remodelación de su gobierno. Me explico. Acertada, oportuna y contundente ha estado la señora Díaz Ayuso en su visita a La Moncloa. Le ha dicho a Sánchez en privado y en público cuál es peligro principal de España. Ha marcado una nueva agenda política. Ha estado en su sitio. Porque es la primera representante del Estado en Madrid, sin duda alguna, tiene la obligación de hacer un discurso de Estado. ¡Sólo faltaba que viniera cualquier aventurero del gobierno o sus aledaños a decirle a un alto cargo político e institucional sobre qué debe o no debe hablar! Nadie en su sano juicio político puede aceptar que el adversario nos imponga su particular agenda política. La inteligencia política reside en crearla para toda la nación. Esta es, en efecto, la mayor creación de la señora Díaz Ayuso: "Sánchez o España".

He ahí contenido en tres palabras un discurso de Estado. Justificado limpia y brillantemente por una representante del Estado. Por encima de su partido, Díaz Ayuso es la presidenta de todos los madrileños. Por lo tanto, bien hecho está su discurso y en el sitio exacto. Carecen, pues, de escaso razonamiento y menos juicio quienes censuran que la Presidenta de la Comunidad de Madrid no estuvo en su lugar. Al contrario, defendió al Estado-Nación, España, ante quien no deja de fracturar la Nación desde que llegó al poder sin apenas legitimidad, entre otras razones, porque siempre hace lo contrario de lo que promete o propone. Sánchez siempre mantuvo que jamás gobernaría con los comunistas y los separatistas.

La cuestión clave no es, pues, si Díaz Ayuso ocupó un lugar que no le correspondía para hacer un discurso de Estado, sino si es o no acertado. Y en eso, por fortuna, la mayoría de los españoles son categóricos: el diagnóstico de la Presidenta de la Comunidad de Madrid para atajar los males del Estado está hecho con precisión. Es un discurso de sentido común, propio de cualquier ciudadano de bien, dicho en cualquier tabernáculo de España. Díaz Ayuso ha conseguido una argumentación seria y contundente de defensa del Estado-Nación. Ha diagnosticado con solvencia intelectual la situación dramática de España en general, y de la Comunidad de Madrid en particular. Ha señalado sin ningún tipo de tacticismo particularista, es decir, al margen de cualquier forma de partidismo, cuál es el principal problema de la Nación, a saber, el Presidente de Gobierno, Pedro Sánchez-Castejón, depende en todas sus decisiones de las minorías nacionalistas, separatistas y rupturistas de la nación española.

Isabel Díaz Ayuso, además de inteligencia, tiene legitimidad para defender el Estado ante el jefe de un Ejecutivo que sólo gobierna para contentar a los partidos golpistas, separatistas y ex-terroristas. Recordemos algunas fuentes relevantes de esa legitimidad moral y política para llevar a cabo un discurso de Estado que, sin duda alguna, ha puesto en evidencia al gobierno y sus aliados a la par que nos ofrece algunas vías de salvación. La legitimidad de origen de la señora Díaz está a la vista: ganó las elecciones en 2019, frente a todos los aparatos ideológicos del Estado que utilizaron contra ella el Ejecutivo de Sánchez y sus terminales mediáticas, y conformó un gobierno de coalición; después, cuando alguien de su mesogobierno lo puso en cuestión, recurrió a la ciudadanía y le dio a todos los madrileños la oportunidad de volver a votar. Y, otra vez, ganó las elecciones y, sobre todo, venció con tal contundencia que hizo abandonar la política al antiguo vicepresidente del gobierno de Sánchez, un comunista de Podemos, y desapareció C´s del mapa político de la Comunidad de Madrid. Consiguió no sólo revalidar los resultados anteriores sino aumentarlos con creces. Ahora, después del 4 de mayo, ha bastado el apoyo de VOX para conformar un sólido gobierno.

¿Tendría valor e inteligencia política Sánchez para imitar el comportamiento de la señora Díaz Ayuso? Es obvia la respuesta. Tan obvia que Sánchez ha preferido, antes de someterse a una cuestión de confianza en el Parlamento o adelantar las elecciones, hacer una crisis de gobierno sin ton ni son, carente de cualquier lógica democrática. En los últimos cuarenta años, se dice pronto, es la primera vez que se hace una crisis de gobierno sin dar un solo razonamiento sobre cuáles son los motivos de la misma. Sánchez está fuera de lugar. No está en su sitio. No representa a todos los españoles. No sólo desconoce los usos democráticos más elementales sino que elimina los existentes. No ha dado ninguna justificación de por qué ha llevado a cabo esta amplia remodelación del gobierno, o peor, ha dicho algo realmente ridículo e inverosímil "quería un gobierno más joven y más feminista". También el anterior era muy joven y muy feminista.

La carencia absoluta de explicaciones sobre la remodelación del Gobierno sitúa a Sánchez en ese espacio de opacidad y autoritarismo que tan bien conocen los dictadores. Penoso. Nuestra "democracia" es muy imperfecta, se da la mano con las "democraduras" de nuestro tiempo, pero en poder de este aventurero político, incapaz de dar un argumento convincente, roza la dictadura. Lejos de mí poner en cuestión la facultad constitucional de Sánchez de nombrar y despedir a los ministros que quiera para formar un gobierno, sólo pongo en evidencia que nadie sin discurso, sin explicación, en fin, sin dar razón del cambio de gobierno puede adquirir legitimidad política. En fin, mientras que el discurso, la explicación y la justificación de Díaz Ayuso está al alcance de cualquier mortal, la palabrería oscura de Sánchez es ininteligible. Nadie entiende por qué ha hecho esta crisis de gobierno salvo para salvar su poder y el de la gente de Podemos y los secesionistas.

Aunque me temo lo peor, esperemos que Sánchez convoque una sesión parlamentaria para informar de esta crisis de gobierno y ojalá consiga dar alguna explicación coherente sobre esta remodelación de su Gabinete. En cualquier caso, una cosa es clara, Sánchez ha renunciado a una parte de sus facultades como Presidente de Gobierno al no tocar a los ministros de sus socios de coalición. Sí, ha cedido a Unidas-Podemos una de sus facultades exclusiva. Sánchez es sólo Presidente de dos tercios de Gobierno… De traca.

De soldadas y chuletones
Rosa Díez. okdiario 12 Julio 2021

Soldada
1. f. Sueldo, salario o estipendio.
2. f. Haber del soldado.

Lo de viajar para hacer el ridículo también fuera de casa se ha convertido en una constante en Pedro Sánchez.

Aún no nos habíamos recuperado del bochorno que sentimos al ver al Presidente del Gobierno de España persiguiendo a Biden por un pasillo en la cumbre de la OTAN y “explicando” después en rueda de prensa los “importantes asuntos” que habían abordado durante los veintinueve segundos que tardó el Presidente norteamericano en zafarse de ese tipo que le perseguía -y a quien, luego supimos, ni siquiera identificó- cuando Sánchez decidió ampliar su biografía internacional viajando a Lituania.

Su breve estancia en el país Báltico ha dejado para el recuerdo algunas imágenes imborrables. La primera de ellas da muestra del “valor” de Sánchez; estando en rueda de prensa conjunta con el Presidente Lituano Gitanas Nauséda se produjo una alerta Alfa scramble, eso es la detección de un avión desconocido sobrevolando el espacio aéreo báltico. El País cuenta que Sánchez “parecía muy tranquilo. De hecho, fue de los últimos en alejarse”. Pero, ¡ay!, resulta que también se pueden ver los videos del momento en cuestión, de cómo Sánchez recoge apresurado los papeles y se escapa de la sala mientras el Presidente lituano, sigue hablando calmado. Vamos, que ni siquiera espera a salir detrás de su anfitrión…

Luego está el episodio de las “soldadas”, eso que llaman lenguaje “inclusivo” y que además de ser un atentado a la lengua común (esa en la que se prohíbe estudiar en el sistema público de enseñanza, esa por la que castigan sin recreo a quienes la utilizan…) es un insulto a la inteligencia y una soberana demostración de estupidez. Soldados y “soldadas”, ahí es na, en plena comparecencia pública en país extranjero, para que todos comprueben el desnivel del tipo que habita en el Palacio de la Moncloa.

Y después llegó lo del chuletón. Preguntado por las declaraciones de uno de sus ministros comunistas (en Lituania, por cierto, el partido comunista es ilegal) solo se le ocurrió decir: “Donde me pongan un chuletón al punto… eso es imbatible”. O sea, que la “idea” del Ministro comunista no se convierte en ley porque a Sánchez le gusta el chuletón, no porque sea una mamarrachada sin ningún tipo de rigor y que puede llevar a la ruina a muchos miles de españoles.

Fleta un Falcon y viaja a un país amigo para que lo único que quede sea el ridículo, para que conozcan en vivo y en directo quién está al frente del Gobierno de España…. No se si este viaje es la despedida de la Ministra González laya o el estreno del nuevo Ministro de Exteriores, este que saltó a la fama por aquella performance de Sánchez en el Falcon cual Kennedy en el Air Force One, con sus gafas de sol y todo… Pero lo que sí está claro es que el mérito de las chuletas al punto, las soldadas y la fuga en directo es solo de Sánchez.

Pero cuando aún no nos habíamos recuperado de este último ridículo internacional, va Sánchez y anuncia al “crisis” de gobierno. Y luego, lo explica; sin preguntas de periodistas, por supuesto, que los caudillos no responden a la plebe. Y ahí es cuando nos enteramos de que “desde hoy comienza el gobierno de la recuperación”, confirmando que hasta ahora su sanchidad presidía un gobierno para la demolición. Conste que yo publiqué un libro explicándolo con detalle…

Y, para más datos, Sánchez ha explicado que la recuperación está garantizada el nuevo gobierno es “digital, joven, verde y feminista”. Palabrería hueca aparte, lo que más me ha llamado la atención es el énfasis en lo de “joven”. En el Gobierno en el que se desprecia el mérito académico, en el que se regalan los aprobados en el sistema educativo, en el que la capacidad demostrada es un lastre, resulta que lo más meritorio para formar parte del gabinete de los elegidos es haber nacido hace poco. ¿Quién puede presumir o considerar un mérito profesional o político una circunstancia personal que te ha venido dada, sobre la que no has tenido ni arte ni parte y que perderás de forma inexorable ? ¿Desde cuándo la edad ( o sea, tener poca) es un “mérito” que te acredita para enfrentar y resolver los problemas de la sociedad? Pero es que suena tan guay eso de verde, joven, feminista, social, digital… Bla, bla, bla…

Y claro, enredados en las palabras fetiche de la política líquida no nos fijamos en lo esencial: que Sánchez sigue. Y que fiel a sí mismo, a esa personalidad psicopática, narcisista y maquiavélica, se ha liquidado a quienes tuvieron el encargo de hacer el trabajo sucio, los que se quemaron desenterrando al caudillo a quien quiere emular, proponiendo leyes para la desmemoria democrática, haciendo trampas jurídicas para amnistiar al golpismo e indultar a los golpistas, teorizando el proceso constituyente, favoreciendo a los narcotraficantes venezolanos, impulsando el asalto al poder judicial, haciendo una ley para legalizar el adoctrinamiento en la escuela y expulsar a la lengua común de las aula… Todos ellos, junto con el gurú al que los medios convirtieron en dios, han cumplido su papel. Ahora les da una patada para seguir con la ficción que ya ha intentado que le funcione en relación con Iglesias y con Podemos: su sanchidad es el bueno, malos los otros… Y, ojo: Marlaska sigue, lo que augura que aún queda mucho juego sucio por hacer desde el Ministerio del Interior.

Que nadie espere nada nuevo ni nada bueno, aunque algún plumilla de El País se haya permitido escribir respecto de los cambios “me suena de nuevo, aunque esta vez solo sea de espíritu, a volver a dejar el timón de la nave en manos de Rubalcaba”. “El timón de la nave en manos de Rubalcaba”. Hay que tener valor…

Ni hemos notado ningún cambio en la forma de gobernar desde que se fue Iglesias del Gobierno ni notaremos nada ahora, porque el capo sigue en su sitio y eso es lo único que importa.

La gallina belga
Alfonso Ussía. https://gaceta.es/ 12 Julio 2021

La prueba más concluyente de la degradación intelectual de una buena parte de la sociedad catalana no es otra que el mantenimiento de la admiración hacia el forajido cobarde que la dejó tirada y abandonada con su huida a Bélgica. Gallina de Gerona, según Salvador Sostres. Probablemente, en pocos meses, Gallina belga, por cuanto el truhan de Waterloo ha anunciado su posible cambio de nacionalidad. Pasará de ser español a ser ciudadano de Bélgica, una nación partida en dos que fue un invento de España. Pero la posibilidad de que la gallina gerundense adopte la nacionalidad belga me ha colmado de alegría y satisfacción.

España está saturada de ellos, colmada de sus miserias y traiciones, pero que un maleante y demostrado delincuente deje de ser español es siempre una buena noticia. No se notará, pero será un alivio moral. Es más agradable figurar a la gallina en su corral de Waterloo que picoteando desperdicios en las urbanizaciones de Gerona. Si en Cataluña predominaran el sentido común y la inteligencia, la buena noticia habría sido celebrada con jolgorio, cohetes y fuegos artificiales. Pocas cosas más vergonzosas que un supuesto hombre-gallina. Supuesto hombre y reconocida gallina, quiero decir. El que abandonó a sus partidarios escondido en la maleta de un coche. El que proclamó la independencia de Cataluña y siete segundos más tarde la desmintió. El que dejó a sus compañeros de fechorías en la cárcel mientras él se gastaba el dinero de todos los españoles viviendo como el reyezuelo de una Corte de tontos. El que encomendó su defensa a un abogado que fue colaborador de la ETA, partícipe de un secuestro y ahora se mueve entre acusaciones y nubes de blanqueo de dinero procedente del narcotraficante Sito Miñanco. El que engañó a los catalanes disfrazando una fuga de falso exilio. El impostor. No alcanzo a comprender cómo un malhechor capón y cagueta de esa calaña pueda ser añorado y respetado en Cataluña. Dice muy poco de Cataluña, la región del silencio cómplice, la mirada a otra parte y la corrupta burguesía pagadora de comisiones. También la región de muchos héroes que resisten, cada vez menos, cansados de defenderse de la violenta estupidez separatista sin que nadie en el resto de España valore el riesgo de su valentía. Lo cierto es que la confusión imperante no ha sabido distinguir entre el catalán y el separatista, y que la hartura se ha generalizado. Que la gallina se nacionalice belga carece de trascendencia, pero alivia la serenidad. Por otra parte, entre las valoraciones gallináceas, una gallina de Flandes suena mejor que una gallina de Gerona, y más aún si se trata de una gallina blanca de Avecrem.

Tener a una gallina, clueca o no, como símbolo y referencia “nacional”, es muy triste. Y hay que ayudarla a que cumpla con prontitud el papeleo democrático que facilite su pequeño salto de corral a corral. Eso sí, no esperen los flamencos una benéfica producción de huevos por parte de esa gallina. No los conoce ni por la cáscara. Se trata de una gallina piadora, no ponedora. Es decir, una desdichada gallina que no sirve absolutamente para nada. Por ello es saludable que sea una gallina belga, y no española.

Si yo fuera uno de sus seguidores, me sentiría profundamente avergonzado. Como contribuyente español, soy uno de sus financiadores, que ya es suficiente. Y si la gallina renuncia a la nacionalidad española, dejaré de contribuir a su mantenimiento en la huida. No es negativa, pues, la pequeña, mínima e insignificante novedad. Todo en la gallina es pequeño, excepto su desvergüenza, su impostura y su cobardía. Que se vaya cacareando. Tampoco es mal destino Waterloo. Tiene una media de 23 días de sol por año. Para una gallina mediterránea no es mucho sol, pero se sobrevive. No le faltará el pienso pagado por la media y alta burguesía de Barcelona. Y a piar, picar y cacarear, que la vida son dos días.

Centro centrado: ni Castillo ni Keiko
Pedro Fernández Barbadillo. https://gaceta.es/ 12 Julio 2021

Es inminente el nombramiento de Pedro Castillo como nuevo presidente de Perú para el próximo quinquenio y quién sabe si varios años más, pues algunos de los miembros de su candidatura ya han anunciado que pretenden convocar una asamblea constituyente. El guion del ‘socialismo del siglo XXI’ se repite una y otra vez en cada país de Iberoamérica; en muchas ocasiones, como en Chile, con la colaboración de la llamada derecha, que nunca aprende y siempre cree que “lo de Venezuela aquí no va a pasar”. Lo mismo ha ocurrido en Perú.

La diferencia en votos oficiales entre Castillo y Fujimori ha sido inferior a 50.000. Mientras, ha habido más de 1,1 millón de votos viciados. En Perú, el sufragio es obligatorio y muchos ciudadanos han expresado su malestar anulando su voto. Con que sólo uno de cada diez hubiera escogido la papeleta de Fujimori, ésta habría vencido… si las mañas de la izquierda lo hubieran permitido. El resultado electoral muestra dos fracasos del grupo social dirigente.

En Perú ha sucedido lo mismo que en Chile. En dos países exitosos en economía, con aumento de la clase media y reducción de la pobreza, una parte enorme de sus poblaciones ha optado por una izquierda alucinada, en el caso chileno, de carril bici y emergencia climática, y una izquierda heredera de los genocidas de Sendero Luminoso en el caso peruano. Los políticos y pensadores que se identifican a sí mismos como liberales (aunque todos ellos practican la paradoja de hacer negocios con el Estado) estaban convencidos de que la única batalla que había que dar era la de la economía. Basta el desarrollo para que la gente sea feliz y le vote a ellos. ¿Las ideas?, ¿la trascendencia?, ¿la religión?, ¿el patriotismo?, ¿la cultura?, ¿la empatía, siquiera con los menos favorecidos y los humildes? Bah. Asuntos de escritores, de curitas, maestrillos y milicos que no saben por dónde circula la historia, que ya ha llegado a su fin.

Bueno, pues los hechos en Chile y Perú corroboran que a las clases medias y bajas les preocupa más lo inmaterial que a las clases altas, esas que hablan inglés con acento de Nueva York. Después de la caída del muro de Berlín en Europa, estas élites han fracasado, como ya lo hicieron después de las independencias, en crear naciones que integrasen a todos sus habitantes, incluso a los que vivían en las periferias: las selvas, los llanos, las chabolas… Fue una oportunidad desaprovechada. Recuerdo a un consultor español adornado con pajarita que entonces peroraba en sus tribunas y tertulias radiofónicas sobre el mundo feliz que se nos acercaba, porque las ideologías desaparecerían y entonces todos podríamos dedicarnos a ganar dinero. ¡Gran programa vital! Menudo resentimiento y menuda ignorancia han creado esas oligarquías para que los más perjudicados por la demagogia y la pobreza que traen la izquierda opten por ellas.

El segundo fracaso es la ceguera en separar el mal absoluto del mal menor. Con una convicción suicida, cientos de miles de peruanos se han abstenido o, peor aún, han viciado el voto. Son el equivalente a los Ciudadanos de España. Antes ser apaleados que llamados fascistas. “No me gustan las vacunas, pero me vacuno por responsabilidad y porque lo ha hecho Macron». “Centro centrado. Sofisticado y destilado. Yo pongo el Excel y tú la ideología”. No les gusta Castillo, pero tampoco Keiko, esa carca que está contra el aborto y el matrimonio homosexual. Y entre ambos, lo mejor es apartarse y quedar ‘en marge de la populace’. Reconozco que tienen una pequeña disculpa. Después de diez años de insultos proferidos por Mario Vargas Llosa contra Keiko Fujimori es difícil que los seguidores del ‘escribidor’ cambien en unos pocos días de opinión sobre la hija del presidente de los años 90.

De las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos a las de 2020, el Partido Libertario (sí al aborto y a los vientres de alquiler, no los impuestos ni a los aranceles) perdió más de 2,6 millones de votos. ¿Adónde fueron? Sin ninguna duda, la mayoría respaldó a Joe Biden. No hay más que leer a sus homólogos españoles para darse cuenta de que les irrita mucho más la moralidad que la fiscalidad. Forzados a elegir, optan por legalizar la ‘autodeterminación de género’ antes que por defender el ‘derecho’ de Amazon a arrasar todo el comercio local.

Esos peruanos se situarían en la equidistancia entre Sánchez y Orban, con lo que siempre gobernará Sánchez; pero ellos tendrán las manos limpias y sonrisa de superioridad. Lo comprobaremos cuando muchos de ellos empiecen a mudarse a España.

Sí, el PIB y la renta per cápita han subido en Chile, Perú y Colombia, mientras que en Venezuela se han desplomado. ¿Por qué entonces en los tres primeros países hay millones de personas que quieren como futuro la ruina y la tiranía venezolanas? ¿Sólo por sobornos o ‘paguitas’? Como me decían mis mayores, cuando trates con alguien a quien el destino ha colocado por debajo de ti hazlo con amabilidad, con respeto, y mirándole a los ojos. Ya sabe, querido lector, influencia del cristianismo y esas filosofías superadas por la marcha de la historia hacia una sociedad abierta, donde todo se hará posible.

‘¡Abajo la dictadura!’: histórico levantamiento popular en Cuba contra el régimen castrista
MILES DE CUBANOS SE MOVILIZAN CONTRA EL COMUNISMO
https://gaceta.es 12 Julio 2021

Miles de cubanos han salido a las calles este domingo para protestar contra el régimen castrista, la represión y las violaciones sistemáticas de derechos humanos en la isla.

Las marchas se han iniciado en San Antonio de los Baños (Artemisa) al grito de «¡abajo la dictadura!», «queremos libertad», «no tenemos miedo» y “patria y vida», aunque después se han extendido a el Malecón de La Habana, Santiago, Santa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey, Bayamo, Guantánamo, San José de las Lajas, Holguín y Cárdenas, entre otras ciudades.

Esta manifestación tiene lugar en medio de una gran crisis económica, política y social en el país, con un gran desabastecimiento de productos básicos… y violaciones de derechos humanos.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) cifró en 713 las acciones represivas atribuidas a las fuerzas de seguridad del régimen castrista en el mes de junio. De ellas, 114 corresponden a detenciones arbitrarias y 599 a otros abusos tales como hostigamientos, viviendas sitiadas, multas, amenazas, etc.

El organismo ya denunció a la dictadura castrista ante la ONU por las más de 30.786 detenciones arbitrarias ocurridas en los últimos cinco años contra opositores, periodistas y activistas independientes. «Se llevan a cabo de forma regular por agentes policiales (…), y como método de represión contra personas con un activismo político contrario a los intereses gubernamentales», señaló.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Una crisis para el poder total
Las cinco claves de la crisis de Sánchez
Redacción. https://rebelionenlagranja.com 12 Julio 2021

La crisis de gobierno de Pedro Sánchez tiene cinco claves de naturaleza puramente política, cinco sentidos para garantizar e incrementar el poder político del presidente, que va camino de convertirse en un poder total. Son las siguientes:

1.- Afianzar su poder en el marco de la Unión Europea y en el mundo económico. El ascenso de Nadia Calviño -una vez desaparecido el contaminante de Pablo iglesias- es un gesto indudable para trasladar tranquilidad a Bruselas, para transmitir cierta «normalidad» de un gobierno que había dejado de ser homologable con los estándares comunitarios, y en ese sentido, en una manera de garantizar a Bruselas la ortodoxia en la gestión de los 70.000 millones de euros con cargo a los fondos de recuperación que la Comisión Europea entregará a los largo de los dos próximos años a España. Sánchez será el gran repartidor del dinero entre las empresas del IBEX, lo cual le dará una indudable hegemonía política en el mundo del dinero.

2.- Afianzar su poder en el PSOE. Sanchez elimina los contrapesos del partido en el gobierno. Ábalos y, sobre todo, Carmen Calvo, viejos restos del zapaterismo y del aparato de Ferraz, han sido literalmente fulminados. No queda ya nada del PSOE en el Gobierno. Y tampoco en Ferraz. Pedro Sánchez gobernará sin el contrapeso de Ferraz.

3.- Afianzar su poder en el gobierno. Sánchez ha eliminado a todos aquellos con criterio propio y diferenciado: los que le daban problemas con los socios de coalición, ya fueran estos Podemos, ERC o Bildu. Y ha fulminado también a Iván Redondo, su super poderoso jefe de gabinete en Moncloa y artífice de su llegada al poder. Sánchez ha venido a decir: dejadme solo.

4.- Afianzar su poder territorial: Los nuevos ministros tiene todos -o casi todos. una indudable proyección electoral con vistas a las próximas elecciones autonómicas: la nueva ministra de Educación, aragonesa, amiga de Sánchez, sustituirá con toda probabilidad a Lambán; la nueva ministra de Ciencia, alcaldesa de Gandía, es es recambio perfecto de Ximo Puig; la nueva ministra portavoz del gobierno, ex alcaldesa de Puertollano, es el recambio perfecto para un García-Page cada vez más díscolo; y la nueva ministra de Fomento, ex alcaldesa de Gayá es un inmejorable recambio en el PSC como futura candidata a la Generalitat. En consecuencia, Sánchez ha conformado un gobierno de candidatas para las próximas elecciones autonómicas y de nuevas baronesas territoriales del PSOE.

5.- Afianzar su poder generacional: Llama poderosamente la atención que Sánchez ha nombrado a una mayoría de ministras más jóvenes que él. Es una forma de afianzar su liderazgo: el macho alfa de más edad y sabiduría dirige una nueva manada.

Sánchez se ha hecho una operación de cirugía estética para que el cambio de gobierno simule la apertura de una nueva época, que realmente se abre, sobre todo en el seno de su propio partido, donde acaba de tomar el poder absoluto. Sánchez barre una época, usa ministros como si fueran kleenex, y reaparece en escena como si fuera otro Sánchez y el mismo.

Y otra cosa: ha destruido a Podemos, del que no queda ya más rastro que unos pequeños ministros que se dedican a dar noticias estrambóticas, enredar entre bambalinas y hacerle el trabajo sucio de la ingeniería social y la agenda global sin mancharle las manos. Una vez que el comunismo ha sustituido la lucha de clases y la destrucción del capitalismo por la ideología de género ya nada puede preocupar a Pedro Sánchez.

Recortes de Prensa   Página Inicial