Recortes de Prensa  Miércoles 3 Agosto 2022

JORNADA 161 DESDE LA INVASIÓN RUSA

Kiev evacúa Donetsk ante el recrudecimiento de los combates

El comienzo de la evacuación se ha producido varias horas después de que Estados Unidos anunciase un nuevo paquete de ayuda militar por un monto de 550 M, que incluye 75.000 proyectiles para obuses de 155 milímetros

El Confidencial. 3 Agosto 2022


Ucrania evacúa ya a la población de las zonas que controla en la región de Donetsk, en prevención del recrudecimiento de los combates en ese frente oriental, mientras intenta potenciar una ofensiva en el sur del país. "Ha comenzado la evacuación obligatoria de la región de Donetsk. El primer tren llegó a Kropyvnytskyi esta mañana. Mujeres, niños, personas mayores, muchas personas con movilidad reducida. Todos fueron recibidos y acomodados, todos recibieron ayuda", ha escrito la viceprimera ministra ucraniana Iryna Vereschuk en Telegram.


El comienzo de la evacuación se ha producido varias horas después de que Estados Unidos anunciase un nuevo paquete de ayuda militar por un monto de 550 millones de dolares, que incluye 75.000 proyectiles para obuses de 155 milímetros y cohetes para lanzaderas HIMARS. Además, este lunes el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksyi Réznikov, ha informado de la llegada al país de lanzaderas múltiples de cohetes MARS II alemanas.


Mientras los militares ucranianos destacaban sus avances el sur, Rusia aseguró que en la región de Járkov, en el noreste de Ucrania, sus fuerzas causaron "hasta 500 muertos" a la brigada mecanizada 92 de las Fuerzas Armadas de Ucrania. Los ataques se llevaron a cabo en las localidades de Merefa y Chugúev, señaló el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov, que precisó que en ellos se emplearon armas de alta precisión En el sur, en la región de Mykolaiv, Rusia golpeó una base provisional de la Legión Extranjera que combate en Ucrania, agregó.


Las claves del momento:

Rusia daña un hospital en los ataques con misiles en Mykolaiv

Comienza la evacuación obligatoria de Donetsk

Llega el primer barco cargado de cereal ucraniano a Turquía

El Supremo de Rusia reconoce al ucraniano Batallón Azov como organización terrorista

EEUU sanciona a la supuesta novia de Putin por la guerra de Ucrania


08:42 — Según la última actualización de Inteligencia del Ministerio de Defensa del Reino Unido, es probable que aumente el número de civiles que intentan huir de Jersón y sus alrededores a medida que continúan las hostilidades y empeora la escasez de alimentos, lo que ejerce presión sobre las rutas de transporte.


08:20 — El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha acusado a Rusia de utilizar la crisis alimentaria derivada del bloqueo de la exportación de cereales ucranianos como arma de guerra para conseguir concesiones políticas. "Rusia provocó la crisis alimentaria" para utilizar como arma la oferta de trigo o de maíz, como hizo también con el petróleo y el gas, denunció el mandatario ucraniano en su habitual discurso nocturno.


07:27 — Un misil ruso ha alcanzado en la noche de este martes una instalación militar ucraniana en el distrito de Chervonohrad, según ha anunciado la administración de la región de Leópolis (Lviv), cerca de la frontera occidental de Ucrania con Polonia. "Durante la alerta aérea, ocurrieron dos explosiones en el territorio de una instalación militar en el distrito de Chervonohrad. Aún se está determinando la escala de la destrucción", ha informado el jefe de la administración militar regional, Maksim Kozitskii, en su perfil oficial de Telegram.


07:00 — El Razoni, el primer buque con cereal que logró salir de Ucrania desde la invasión rusa a finales del pasado febrero, llegó a las costas turcas, adelantándose a la previsión de Ankara que esperaba al carguero alrededor de la medianoche local (21.00 GMT).


¡A grandes males, grandes remedios!

IGNACIO CENTENERA. Okdiario. 3 Agosto 2022


Para estos papelones, como la presentación de la Proposición de Ley para el establecimiento de gravámenes temporales energéticos y de entidades de crédito vienen muy bien los diferentes registros de Patxi Lopez. Por algo el vizcaíno es considerado, con casi unanimidad a derecha e izquierda, uno de los actores más mendaces e incongruentes de la política española; y a un personaje con esas cualidades y un brutal sectarismo no podía desaprovecharlo Pedro Sánchez. Atrás quedan las cuitas de las primarias de 2017 en las que seguramente hubo mucha pose para hacerle la cama a Susana Diaz.


En la referida propuesta de ley, las 16 páginas de la exposición de motivos (parte de los textos legales que este gobierno utiliza como las aspiracionales consignas de la revolución cubana) son un compendio de falacias y de tendenciosas interpretaciones que tratan de justificar lo injustificable, que viene a ser lo siguiente: como no soy capaz de enderezar la economía y evitar el empobrecimiento que el incremento de precios está generando, culpabilizo a Putin, le meto la mano en la cartera a los bancos y las eléctricas, que son los malos oficiales, y ya reparto yo la guita con la fanfarria que acostumbro.


Créanme que esa es la vocación inconfesable de una medida, que, además de injusta, es completamente inútil. Porque, vamos a ver, nuestra economía además de sus limitaciones estructurales enfrenta ahora dos problemas graves, y con este tributo no solucionas el primero, que es la inflación, y agravas el segundo que es la inevitable caída de la actividad económica.


Para terminar de hacer política se enfangan en un montón de disquisiciones sobre el dinero que ganan estas entidades, las ayudas que les han dado y sus comportamientos poco edificantes, para acabar prohibiéndoles que repercutan este tributo a sus clientes. Utilizan medias verdades para construir una mentira, que de grande que es se convierte en invisible e inatacable, porque en realidad las eléctricas y los bancos no tienen más rentabilidad que otras empresas, no reparten más dividendos y soportan, por ser sectores muy regulados, numerosas restricciones operativas y financieras. Bien saben ellos que no van a poder impedir que, de una forma o de otra, hagan con su gestión y su cuenta de resultados lo que quieran; y, como ocurre en los contratos con las cláusulas limitativas de los fundamentales derechos de propiedad, esas restricciones son puro voluntarismo y se tendrán por no puestas. Pero, como decía Nietzsche, la verdad tiene menos valor que la ilusión.


Ya puestos, lo que debían hacer es expropiar los bancos y las eléctricas, o mejor, expropiar el IBEX entero. Con esta vuelta de tuerca demuestran que ya están maduros para el madurismo. Propias del chavismo más rancio son las medidas que nos están embaulando, que son consecuencia a partes iguales de su incapacidad y de su populismo manipulador. Y no son los peores los ministros podemitas, de los que no esperamos nada, sino que los supuestamente más preparados son los que terminan adoptando soluciones más simplistas e ineficaces.


Seguro que tienen otra batería de pautas de éxito asegurado para acompañar al sincorbatismo como gran medida de ahorro energético. Convocaran súperferolíticos consejos de ministros para terminar pidiéndonos que ahorremos electricidad y que combatamos el calor saliendo a tomar el fresco y caminando por la sombra. Cuando viajas a La Paz aterrizas en el aeropuerto de El Alto que está a la friolera de 4.100 metros. Al salir del avión te entra un terrible mal de altura (el soroche que dicen los bolivianos), te mareas y te duele la cabeza, y hasta te reverbera la vista con una luz cegadora. A la espera de tomarte un reparador mate de coca los paceños te ofrecen un remedio que aportamos a la ministra Ribera: “Comer poquito, andar despacito y dormir solito”. La verdad es que con esta tropa uno se va tranquilísimo de vacaciones.


Sánchez contra el interés nacional

EMILIO CAMPMANY. libertad digital. 3 Agosto 2022

Hace diez días, Teresa Ribera sorprendió a todos saltando a la yugular de Ursula von der Leyen cuando ésta sugirió que todos los europeos estaremos obligados a reducir nuestro consumo de gas para ser solidarios con quienes no tendrán más remedio que hacerlo debido a su dependencia del gas ruso. Lo hizo parafraseando al ministro de Finanzas germano, que rechazó en su día rescatar con dinero alemán a países que habían vivido por encima de sus posibilidades. La ministra dijo que España, a diferencia de otros, no había vivido por encima de sus posibilidades energéticas y se negó a aceptar ningún recorte en defensa de nuestra industria y nuestro interés nacional.


Como poco dura la defensa del interés nacional en los gobiernos socialistas, la semana pasada España aceptó un acuerdo que recoge la propuesta de von der Leyen convenientemente aguada. Los ahorros serán voluntarios y podrán ser de menos del 15 por ciento, pero podrían llegar a ser obligatorios si Rusia corta bruscamente el suministro de gas. Los mandatarios europeos que han aceptado que, como Berlín tendrá que recortar, todos estaremos obligados a hacerlo por solidaridad, están vendiendo a sus opiniones públicas que el gas que los alemanes dejen de recibir de los rusos tendremos que dárselo los demás quitándonoslo del que compramos a terceros previa reducción de nuestro propio consumo.


Pero no es así, al menos en cuanto a España. Si Rusia le corta el suministro de gas a Alemania, no hay posibilidad de llenar parte de ese vacío con lo que ahorremos los españoles porque las conexiones con Alemania no son lo suficientemente anchas como para hacerle llegar tanto gas. España podría, sin necesidad de reducir su propio consumo, revender a Alemania gas licuado tras haberlo tratado en nuestras plantas. sin embargo, no puede hacerlo porque Francia nunca ha permitido que España esté conectada con Europa Central para que dependiéramos de su electricidad de origen nuclear. Por eso nosotros no dependemos del gas ruso, porque Francia nos impidió su acceso a él, que es lo que nos obligó a comprar el de Argelia. Ahora que esa conexión vendría bien para enviar en vez de para recibir gas, resulta que sólo podemos hacerlo a muy baja escala por los inconvenientes puestos en su día por los franceses.


La verdad es que, si Rusia le corta el gas a Alemania, lo que ocurrirá será que el país germano tendrá que decretar cortes de energía eléctrica en sus fábricas y sus manufacturas dejarán de ser lo relativamente competitivas que son ahora. Esto permitiría al resto de países europeos que no dependan del gas ruso apropiarse de mercados que hasta ahora eran alemanes. La Unión Europea está tratando de evitarlo imponiendo a todos los recortes que Alemania no tendrá otro remedio que hacer.


Podría defenderse que España ha aceptado la propuesta de la Comisión por su carácter esencialmente voluntario. Pero, entonces, ¿por qué se apresura el Gobierno a sacar un decreto-ley donde aparentemente se impone el ahorro obligatoriamente a las empresas? Porque Sánchez quiere quedar bien con von der Layen, que es quien tiene que buscarle un enchufe cuando logremos echarle de la Moncloa, y porque así nos tiene entretenidos hablando de si se pone o no la corbata. Quien le ha puesto en evidencia es Isabel Díaz Ayuso mandando el decreto a freír puñetas, que es la mejor manera de defender a nuestra industria y a nuestro interés nacional. La única que en esto lo está haciendo.


La sentencia del Supremo augura para el PSOE una pesadilla con los ERE: del chófer de la coca al conseguidor Lanzas

Las condenas ratificadas por el Supremo son el paraguas del que cuelgan el resto de causas pendientes.

M.J. Grech. libertad digital. 3 Agosto 2022


La semana pasada el Tribunal Supremo ratificaba las condenas de la Audiencia Provincial de Sevilla de hace tres años a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y otros 21 ex altos cargos de la Junta de Andalucía, en lo que se conoce como pieza política del mayor caso de corrupción de la historia en España: el conocido como caso de los ERE, una macrocausa complejísima con una de las instrucciones más larga y lenta de la historia judicial española.


Lo cierto es que la ratificación del Supremo es un auténtico mazazo para el PSOE, que a través de sus terminales mediáticas trata de parar el golpe que suponen las altas condenas a miembros que han sido tan relevantes dentro del partido. Y lo peor es que augura un otoño caliente judicial... y más allá.


La sentencia del TS hace de paraguas, por decirlo de una forma gráfica, del resto de piezas (133) que aún no se han juzgado. Al considerar el TS ilegal el procedimiento fraudulento que puso en marcha la Junta, todo lo que cuelga de ese procedimiento siguiendo ese sistema es más probable que acabe terminando en condena y facilita la instrucción de tantas piezas pendientes. Por el contrario, una absolución en el TS habría dejado tocadas el resto de piezas —60 todavía en fase de instrucción y otras tantas pendientes de juicio—, y todo el proceso pendiente habría quedado claramente afectado. En definitiva, si el Alto Tribunal hubiese considerado legal el sistema de concesión de ayudas de los ERE ideado por la Junta, toda la macrocausa habría quedado reducida a los "cuatro o cinco golfos" que, según la tesis de Manuel Chaves seguida con entusiasmo por su partido y medios afines, se aprovecharon de un sistema benéfico diseñado para conseguir la paz social y ayudar a los desfavorecidos.


No obstante, y como ya hemos contado en Libertad Digital, fuentes jurídicas próximas al caso prevén una "avalancha" de acuerdos antes de llegar a juicio para evitar, sobre todo, el ingreso en prisión, tras las condenas por malversación que recoge la sentencia ratificada por el Supremo. Eso sí: lo interesante de que se produzcan esos acuerdos antes de llegar a juicio es que se tienen que hacer, sí o sí, reconociendo la culpabilidad.


Si esto fuese finalmente así, se vendría abajo también, por otra vía, la tesis de que los que habrían cometido corrupción en este caso fueron sólo esos "cuatro o cinco golfos", porque el requisito inexcusable es que los acusados que quieran llegar a un acuerdo reconozcan que cometieron un delito.


Empresas e intermediarios

Además de la pieza política, la macrocausa de los ERE está formada por otros dos grandes bloques: el de las empresas que recibieron las ayudas públicas; y el bloque de los intermediarios, donde estarían incluidos las aseguradoras, abogados y sindicatos que cobraban suculentas comisiones. Los imputados en estas piezas superan los 500, a los que habría que añadir la responsabilidad de los que se consideran partícipes a título lucrativo.


En el segundo de esos bloques, el de las empresas, cada una es una pieza. Y son unas 180, pero 60 se han archivado —bien por prescripción o porque no se ha concluido que hubiesen incurrido en delito alguno— y la mayoría continúan en fase de instrucción. De este bloque de empresas, tres han tenido juicio, y en uno de ellos fue condenado a año y medio de prisión por las ayudas públicas para empresas del corcho el excalcalde de Cazalla de la Sierra, Ángel Rodríguez de la Borbolla, hermano del que fuera presidente de la Junta de Andalucía entre 1984 y1990, José Rodríguez de la Borbolla, Pepote para los amigos. Como dato curioso, el propio José Antonio Griñán pidió que se imputase al hermano de Pepote por los más de cinco millones en subvenciones directas que recibió una de las tres empresas participadas por él.


El chófer de la coca

De esos bloques de empresas e intermediarios que forman la macrocausa, hay una decena de piezas que están listas para juicio y pendientes de fecha. Entre las que seguramente concitarán el foco mediático está la que afecta al chófer del que fuera director general de Trabajo en la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales con Manuel Chaves de presidente de la Junta, Francisco Javier Guerrero —fallecido de un infarto en octubre de 2020—, el conocido como chófer de la coca porque reconoció que gastó gran parte del dinero público que recibió —1,5 millones— en cocaína y juergas... y antigüedades.


La Audiencia Provincial de Sevilla ha reservado para la vista oral contra Juan Francisco Trujillo —que así se llama el chófer— varios días a partir del próximo 5 de septiembre.


Según el relato de la Fiscalía Anticorrupción, que pide 14 años de cárcel para Trujillo, el fallecido Guerrero y su chófer a fin de "poder disponer para ellos de parte de los fondos públicos" que tenía a su disposición la Dirección de Trabajo, "idearon la constitución" de sociedades mercantiles "para que recibieran cantidades para financiar falsos proyectos".


El 'conseguidor' Lanzas

El tercer bloque, el de los intermediarios entre la Junta de Andalucía que daba el dinero y las empresas que lo recibían —formado por aseguradoras, abogados y sindicatos que se embolsaban comisiones sobredimensionadas— también está a la espera de que se fije fecha para el juicio.


Y en este bloque está otro de los imputados más mediáticos, el exsindicalista de UGT Juan Lanzas, más conocido como el conseguidor de los ERE, del que su madre dijo la célebre frase "mi hijo tiene dinero pa asar una vaca", además de contar que "su Juan le metía dinero en su cuenta todas las semanas, en cantidades de entre 20.000 y 25.000 euros".


Lanzas era amigo de Gaspar Zarrías, por entonces todopoderoso cerebro en la Junta de Andalucía presidida por Manuel Chaves. El juicio sobre la ayuda de 2,3 millones de euros al laboratorio fotográfico Surcolor, una de las piezas, no la única, en las que el conseguidor Juan Lanzas está procesado, arrancará el 10 de julio de 2023, casi 13 años después de que se iniciara la instrucción del caso.


En definitiva, la confirmación por el Supremo de la sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla augura el inicio de una pesadilla judicial para el PSOE, que se alargará durante meses y años, aunque podría reducirse temporalmente en caso de llegar a acuerdos prejudiciales. Pero bien por avalancha de juicios o por avalancha de acuerdos, va a ser difícil que el PSOE se libre de la mancha de ser el protagonista del mayor caso de corrupción de la historia de la democracia en España. Por mucho que sus portavoces y medios afines intenten quitar hierro al caso.


Otra purga entre comunistas

RICARDO RUIZ DE LA SERNA. Gaceta. 3 Agosto 2022


Sucedió el 3 de marzo de 1937. El pleno del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética acordó la destitución de Nikolái Bujarin (1888-1938), uno de sus miembros más destacados. El NKVD —la policía política que había sucedido a la Cheka— se lo llevó detenido. Era la penúltima etapa de la ofensiva de otro comunista, Yezhov, para acabar con la carrera de su adversario. La última estación de ese camino fue el juicio-farsa al que fue sometido Bujarin y su ejecución al día siguiente de recaída la sentencia condenatoria. Nuestro hombre, uno de los tipos más peligrosos de las décadas de 1920 y 1930, acabó devorado por el monstruo que él mismo había creado. El comunismo se alimentaba —y se alimenta— de seres humanos; incluidos los propios comunistas.


Así, la purga que estamos viendo estos días entre algunas facciones de la izquierda dista de ser una novedad. El cese de Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España y ex secretario de Estado para la Agenda 2030, y su sustitución por Lilith Vestrynge son la escenificación de luchas entre los distintos grupos de poder. No se trata, pues, de situar a los más competentes ni a los más leales, sino a cualquiera que pueda impedir el paso a los rivales. En un terrible vaivén histórico, los purgadores suelen terminar purgados —a Yezhov lo liquidó Beria siguiendo órdenes de Stalin— de modo que nadie puede dar por segura su posición.


Alguien que defiende la Agenda 2030 ya ha optado por las élites globales, es decir, por la traición a los trabajadores


Sin embargo, hay una diferencia importante entre aquellos comunistas de los años 30 y estos de nuestros días. Los revolucionarios de la primera hora habían corrido riesgos. Muchos se habían jugado la vida en la Guerra Civil o se habían expuesto a largas estancias en prisión. Muchísimos tenían las manos manchadas de sangre. A lo largo de 20 años, habían tomado decisiones apocalípticas. Víctor Serge (1890-1947), un trotskista que logró salvar la vida huyendo a Bélgica, resumió así aquella época: “Por mi parte, sufrí un poco más de diez años de cautiverios diversos. Milité en siete países, escribí veinte libros. No poseo nada. Varias veces he sido cubierto de lodo por una prensa de gran tirada porque digo la verdad. Detrás de nosotros, una revolución victoriosa que dio mal resultado. Varias revoluciones fracasadas, un número tan grande de matanzas que da un poco de vértigo”. Estos comunistas de ahora ni siquiera se juegan nada. Se parecen más a “la nueva clase” que denunció en 1963 Milovan Djilas (1911-1995) que al Rubashov de “El cero y el infinito”, la gran novela de Koestler (1905-1983) en la que narra cómo fueron entregados desde Moscú a la Gestapo aquellos comunistas alemanes que se opusieron al pacto Ribbentrop-Molotov.


En efecto, los comunistas de hoy ni siquiera pueden reivindicar aquella “revolución victoriosa que dio mal resultado”. Alguien que defiende la Agenda 2030 ya ha optado por las élites globales, es decir, por la traición a los trabajadores. Es la última de una serie de vilezas que comenzaron bien pronto. Los equivocados revolucionarios de la primera hora terminaron presos o muertos a manos de otros peores que ellos. Ahí está “Requiem”, de Anna Ajmátova (1889-1969) o la propia vida de Vsevolod Meyerhold (1874-1940), impulsor del Nuevo Teatro Soviético, detenido, torturado y fusilado en 1940.


No sucedió sólo en la URSS. También se dio, por ejemplo, en la Cuba de Fidel. Es innecesario recordar las circunstancias de la muerte de Camilo Cienfuegos o la misión disparatada que se le encargó a Ernesto “Che” Guevara. Ahí están los años que pasó en prisión Huber Matos, que narró su tragedia en “Cómo llegó la noche”. La impronta castrista se extendió por toda América. ¿Quién entregó a Rodolfo Walsh? Teniendo como hermanas cofrades en La Gaceta de la Iberosfera a Zoé Valdés, Karina Mariani y María Zaldívar, no hace falta insistir en la dimensión americana de las purgas comunistas. Lean sus columnas para ver cómo se las gastan el Foro de São Paulo, el Grupo de Puebla y todos los amigos de los Castro, los Chávez, los Maduro, los Ortega y tantos otros.


En realidad, esta tendencia a la purga y la matanza la comparten todos los totalitarismos. También a Röhm y los “camisas pardas”, asesinos entre los asesinos, les llegó su hora en la Noche de los Cuchillos Largos (1934). Todos ellos pretenden construir un mundo sin Dios. La consecuencia, ya lo dijo Juan Pablo II, es que “este mundo acabará por volverse contra el hombre”. Esa pulsión homicida que el comunismo, el fascismo y el nacionalsocialismo llevan consigo la vieron Orwell y London. Algunos de los grandes escritores del siglo XX —Solzhenitsyn, por ejemplo— dedicaron sus mejores páginas a denunciar la inhumanidad radical de estas ideologías.


A fin de cuentas, resulta que el comunismo es inseparable de las purgas.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El último ataque de Sánchez a la libertad y la prosperidad

EDITORIAL. libertad digital. 3 Agosto 2022

Las medidas anunciadas por el Gobierno para cumplir con el compromiso con la Unión Europea de ahorrar un 7% de energía son un nuevo ejemplo de improvisación teñida de frivolidad e incompetencia. El apagón nocturno, el control del aire acondicionado en locales públicos y privados de toda índole, salvo hospitales y curiosamente las peluquerías, las trampas en la gratuidad con fianza del transporte público, la delirante regulación sobre las puertas... Todo ello remite a la manifiesta característica autoritaria del Ejecutivo.


Que todas las medidas propuestas por Sánchez desde la pandemia del Covid-19 hasta hoy hayan sido completamente ineficaces no impide que el Gobierno se empecine en cometer errores que nos están llevando de cabeza a la catástrofe económica y social. España es el país europeo con peores datos económicos tras la pandemia y lleva camino de repetir condición ante la inflación y la crisis energética. Al Gobierno encabezado por Pedro Sánchez le da lo mismo.


La fórmula sanchista de gestionar las crisis consiste en repercutir todos sus efectos en la ciudadanía, a la que exige sacrificios constantes a cambio de paro, inflación, pobreza e incertidumbre. Prohibir la iluminación de los escaparates, que tiene más efectos positivos sobre la seguridad ciudadana que sobre el comercio, de los monumentos o edificios singulares, o legislar a la cubana sobre los termostatos de centros comerciales, bares, restaurantes y cines es el último episodio de la peligrosa deriva contra las libertades y el progreso que ha adoptado Sánchez de grado y para satisfacer a sus socios, a quienes más conviene la destrucción de España.


Tras los más que cuestionables toques de queda y la mayoría de las medidas decretadas con la excusa de la pandemia, Sánchez reincide y plantea auténticas estupideces que sólo van a contribuir a empeorar las condiciones de vida de una ciudadanía flagelada por la pandemia primero y ahora por la inflación, que comenzó mucho antes de la invasión rusa de Ucrania.


Sánchez pide sacrificios, compromiso, solidaridad, pero se niega a recortar los gastos superfluos del Gobierno, a reducir ministerios, prescindir de gabinetes y renunciar a algunos de sus lujos pagados a costa del erario público. En todos estos años de dificultades, no ha adoptado ninguna medida de austeridad que afecte a su Ejecutivo. Ni una sola. Es más, ha contratado más asesores, ha incrementado su actividad aérea, ha cedido recursos vitales para disparates como la última campaña de Irene Montero y ha dilapidado ingentes fondos públicos para mantener el apoyo de sus socios proetarras y separatistas.


Las medidas decretadas ahora son tan molestas y dañinas para las actividades económicas como inútiles. Alemania recupera las minas de carbón. Las centrales nucleares francesas funcionan a toda máquina. Italia se aprovecha de la crisis española con Argelia para asegurarse el suministro del gas. Todos los países europeos adoptan medidas estructurales. Aquí se opta por apagar la luz en las calles y convertir el país en una recreación de la Albania comunista.


Y al igual que durante lo más crudo de la pandemia, Sánchez ordena y manda sin consultar con nadie. Ni siquiera con las comunidades autónomas, que son las que tienen las competencias para regular, por ejemplo, las condiciones ambientales de los locales de pública concurrencia. Ni siquiera se ha tomado la molestia de arbitrar con los gobiernos regionales las medidas que tales gobiernos deberían ejecutar y sancionar. Es el sistema de Sánchez, al más puro estilo bolivariano.


Los delirios sanchistas durante la pandemia han causado estragos en la economía y la historia se repite. Y como entonces, sólo la Comunidad de Madrid se alza ante el atropello contra las libertades de los españoles. Sólo en el momento en el que Sánchez prescinda de uno solo de los ministerios absurdos y absolutamente prescindibles que pueblan su Gobierno (aunque lo convierta en una secretaría de Estado) se podrán atender y debatir sus propuestas, pero con la prevención de que una medida razonable por su parte sería una excepción en el sentido literal, no en el ibérico.


El PSOE jamás pide perdón

LIBERAL ENFURRUÑADA. Okdiario. 3 Agosto 2022


El Tribunal Supremo acaba de ratificar la condena a Chaves y Griñán y en vez de pedir perdón por lo que hicieron, todo el PSOE ha salido en tromba a defenderlos. Es cierto que los dos socialistas no están condenados por haberse lucrado personalmente ni se les han descubierto patrimonios ocultos ni cuentas en Suiza, ni tampoco ha quedado demostrado que hayan financiado ilegalmente al PSOE. Por lo que están condenados es por haber manejado los fondos de la Junta de Andalucía como si de su cortijo se tratase, como aquellos señoritos amigos de sus padres franquistas que a principios del siglo pasado compraban el voto de los jornaleros a cambio de una golosina. Pero es que el daño que han hecho a los andaluces es mucho mayor que si sólo hubieran robado. Porque el dinero “para asar una vaca” que malversaron tenía que haberse usado para generar empleo y riqueza en Andalucía, y no para dotar un “fondo de reptiles” con el que comprar votos, agradecer favores, silenciar a los críticos y asegurar lealtades a un régimen clientelar que les mantuvo en el poder durante 40 años, hasta que se demostró cómo lo hacían. Pero no han pedido perdón, ni lo van a hacer.


En 1997 ocho personas entre las que se encontraban el senador socialista Josep Maria Sala, el diputado del PSOE Carlos Navarro y la coordinadora de finanzas del partido Aída Álvarez, fueron condenadas a penas de entre seis meses y 11 años de prisión en el conocido como caso Filesa, que fue una trama de empresas en la que quedó acreditada la financiación irregular del PSOE con más de 1.200 millones de pesetas para la campaña electoral de 1989, en la que Felipe González revalidó su tercera mayoría absoluta. Las empresas creadas por el PSOE cobraban ese dinero a cambio de informes inexistentes a las grandes empresas a las que adjudicaban concursos públicos. En el año 2000 el Gobierno de Aznar indultó a los condenados que seguían en prisión, incluido el diputado socialista Carlos Navarro. Al conocerse la sentencia, Joaquín Almunia, por entonces secretario general del PSOE hizo unas declaraciones en las que se quejó de que la justicia no trata igual la financiación del PSOE que la del PP y afirmó que el PSOE no se siente condenado, pues nunca estuvo incriminado.


En 1998 dos altos cargos socialistas del Gobierno de Felipe González, José Barrionuevo, ministro de interior y Rafael Vera, secretario de Estado para la Seguridad, fueron condenados por el Tribunal Supremo a diez años de prisión cada uno, por el secuestro del ciudadano hispano-francés Segundo Marey, reivindicado por la organización terrorista GAL, y por el delito de malversación de caudales públicos. Mercenarios contratados con fondos reservados del Ministerio del Interior confundieron a un vendedor de mobiliario de oficinas con un etarra, lo rociaron con gases lacrimógenos, le golpearon, lo secuestraron, lo trajeron de Francia a España y se lo entregaron a un grupo de policías a las órdenes del subcomisario Amedo, que lo mantuvo encerrado con una capucha durante diez días hasta que lo soltaron con un comunicado en el bolsillo en el que los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) acusaban al gobierno de Francia de permitir las andanzas de ETA en el sur de Francia y amenazaba con dar «la respuesta necesaria» a cada asesinato de los terroristas. Toda la cúpula del PSOE acompañó a Barrionuevo y a Vera a su ingreso en prisión, encabezados por el mismísimo Felipe González. Sólo estuvieron 3 meses en la cárcel antes de ser indultados por Aznar. Durante ese tiempo ambos recibieron íntegro el mismo sueldo que cobraban en sus cargos, mediante una colecta que realizaron mensualmente entre todos los diputados socialistas.


Todas estas tropelías por las que el PSOE no ha pedido perdón, sino que, más bien al contrario, ha sacado pecho por ellas, son sólo las cometidas desde la Transición. Antes, en 1923, el PSOE colaboró con la dictadura del General Primo de Rivera en la que Largo Caballero formó parte de la Consejería de Estado y durante la cual el PSOE fue el único partido legal y la UGT el único sindicato permitido. En octubre de 1934, con Largo Caballero como presidente del PSOE, tras la victoria de la CEDA en las elecciones de 1933, los socialistas promovieron una huelga general que desembocó en un golpe de Estado contra la II República, que consiguió arraigar en Asturias con las armas conseguidas por el socialista Indalecio Prieto. Siguiendo las instrucciones del PSOE se incendió la Universidad, el Teatro Campoamor, la Catedral de Oviedo, así como numerosos edificios religiosos. El 1 de julio de 1936 el diputado Ángel Galarza (PSOE) interviene en el Congreso dirigiéndose de este modo a Calvo Sotelo: «La violencia puede ser legítima en algún momento. Pensando en su señoría, encuentro justificado todo, incluso el atentado que le prive de la vida». Doce días después, Calvo Sotelo fue secuestrado en su casa por un grupo que incluía a miembros de las fuerzas de seguridad, que lo asesinaron de un tiro en la cabeza abandonando su cadáver en el cementerio de La Almudena. El disparo lo hizo Luis Cuenca Estevas (PSOE) guardaespaldas de Indalecio Prieto (PSOE). A los dos meses del inicio de la Guerra Civil, los socialistas Largo Caballero y Negrín expoliaron más de 500 toneladas del oro del banco de España que enviaron a Moscú junto a todas las joyas robadas a los españoles. Tanto Largo Caballero como Indalecio Prieto son admirados y reverenciados por todos los socialistas.


Si el PSOE no ha pedido perdón por asesinar al jefe de la oposición, por dar un golpe de Estado armado contra la II República, por robar el oro del Banco de España, por crear y financiar la chapuza de los GAL, ni por financiarse ilegalmente con Filesa, es ridículo esperar que vayan a hacerlo por robar 680 millones de euros a los parados andaluces y gastárselos en drogas y prostitutas. Y no lo hacen porque conocen a sus votantes y saben que gozan de una falsa superioridad moral que se lo perdona todo. La portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE y ministra de Educación, Pilar Alegría, hablando en nombre de todo el partido, defendió la honestidad, la honradez y la integridad de los condenados Chaves y Griñán. Para ella, así como para todo el PSOE y sus votantes, los socialistas son honestos y honrados porque son socialistas y no importa lo que hagan, lo mismo da que roben para financiar su partido, que secuestren y asesinen a inocentes o que den golpes de Estado. El PSOE nunca pide perdón porque sus votantes creen que ellos son los buenos, aunque asesinen o roben.


Recortes de Prensa  Página Inicial