Recortes de Prensa  Viernes 5 Agosto 2022

JORNADA 163 DESDE LA INVASIÓN RUSA

Salen otros 3 buques cargados de cereales mientras se intensifica el combate

Después de varias semanas de tensa calma, los combates se han intensificado en las afueras de la capital de Donetsk, lo que no ha impedido que zarpen otros tres buques cargados de cereales destinados a Turquía, UK e Irlanda

El Confidencial. 5 Agosto 2022


Las autoridades ucranianas han informado este viernes de la partida del puerto de Chornomorsk, en la región de Odesa, de un convoy de tres buques con más de 58.000 toneladas de cereales, destinados a Turquía, Reino Unido e Irlanda, la segunda operación de este tipo a través del corredor establecido bajo supervisión de Turquía y la ONU. Después de varias semanas de tensa calma, los combates se han intensificado en las afueras de la capital de Donetsk, pero también en el eje de Bajmut-Soledar que conduce a los principales bastiones ucranianos, objetivo número uno de la tercera fase de la campaña militar rusa.


La evacuación de la población en las áreas de Donetsk bajo control de Kiev, ordenada el pasado domingo por el presidente, Volodímir Zelenski, va mucho más lenta de lo previsto. Según las autoridades, este miércoles solo 821 civiles habían abandonado el territorio. "Los días 1 y 2 de agosto consiguieron salir de Donetsk 821 personas, incluidos 185 niños y 49 personas con movilidad reducida", ha anunciado la viceprimera ministra, Iryna Vereshchuck. Estos ciudadanos fueron evacuados principalmente a regiones del centro de Ucrania, como Kirovohrad, Poltava, Zhytomyr, Rivne y Vinnytsia, ha agregado.


El Ejército ruso ha asegurado este jueves haber logrado avances territoriales en el Donbás, aunque a costa de la muerte de ocho personas en un ataque contra una parada de autobús, mientras cinco civiles también han perdido la vida en un ataque ucraniano en el centro de Donetsk.


Las claves del momento:

Salen otros tres buques cargados de Cereales

Rusia condena a la baloncestista Griner y Biden pide su inmediata liberación

AI dice que las tácticas de combate ucranianas ponen en peligro a civiles


09:24 — El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha subrayado que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, no ha mostrado "interés" en mantener una reunión en los márgenes de la reunión ministerial anual de la Asociación Nacional del Sudeste Asiático (ASEAN) en Camboya.


"Hoy nos hemos sentado con él en una mesa de discusión. No he visto que tuviera interés en hablar conmigo, pero los botones están en su sitio", ha dicho Lavrov, en referencia a las declaraciones del coordinador para comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, John Kirby, sobre una posible reunión.


Kirby afirmó recientemente que Blinken podría abordar con Lavrov la posibilidad de un intercambio de prisioneros en caso de que existiera la posibilidad de "agarrarle de los botones", si bien el ministro de Exteriores ruso ha recordado que ya existe un canal especial para discutir sobre intercambio de prisioneros.


09:10 — Las autoridades ucranianas informaron hoy de la partida del puerto de Chornomorsk, en la región de Odesa, de un convoy de tres buques con más de 58.000 toneladas de cereales, destinados a Turquía, Reino Unido e Irlanda.


"La primera caravana ha salido de los puertos de la región de Odesa los tres granaleros Navi Star, Rojen y Polarnet", informó el ministro de Infraestructuras, Oleksandr Kubrakov, según recoge el portal Ukrinform. Es la segunda operación a través del corredor establecido bajo supervisión de Turquía y Naciones Unidas, tras la realizada el pasado lunes por el barco Razoni con 26.500 toneladas de grano.


09:04 — Rusia podría estar utilizando los alrededores de la central nuclear de Zaporiyia para establecer bases seguras para sus tropas, según el último parte de la Inteligencia británica.


"Las fuerzas rusas probablemente han utilizado el área más amplia de la instalación, en particular la ciudad adyacente de Energodar, para descansar sus fuerzas, utilizando el estado protegido de la planta de energía nuclear para reducir el riesgo de ataques ucranianos durante la noche para su equipo y personal", informan.


08:24 — El presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski, criticó este viernes el informe publicado este jueves por Amnistía Internacional, que acusa a su país de poner en peligro a la población civil, porque dice que "intenta amnistiar a un estado terrorista" y equipara a víctima y agresor.


"Vimos hoy un informe completamente diferente de Amnistía Internacional, que lamentablemente intenta amnistiar al estado terrorista y trasladar la responsabilidad del agresor a la víctima", dijo Zelenski en su discurso esta madrugada.


La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) señaló este jueves que las fuerzas ucranianas ponen en peligro a la población civil al establecer bases militares en zonas residenciales y lanzar ataques desde áreas habitadas por civiles.


07:28 —Tres buques cargados de cereales saldrán de puertos ucranianos este viernes, en el marco del corredor marítimo acordado el pasado 22 de julio entre Kíev y Moscú con la mediación de Ankara y la ONU, anunció hoy el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar.


Los tres buques tendrán como destino puertos del Reino Unido, Irlanda y Turquía, anunció el Centro de Coordinación Conjunta (JCC) en un comunicado emitido conjuntamente con Naciones Unidas. En total, transportarán 58.041 toneladas de maíz.


07:00 — El Ejército ruso aseguró este jueves haber logrado avances territoriales en el Donbás, aunque a costa de la muerte de ocho personas en un ataque contra una parada de autobús, mientras cinco civiles también perdieron la vida en un ataque ucraniano en el centro de Donetsk.


Después de varias semanas de tensa calma, los combates se han intensificado en las afueras de la capital de Donetsk, pero también en el eje de Bajmut-Soledar que conduce a los principales bastiones ucranianos, objetivo número uno de la tercera fase de la campaña militar rusa.


La decepción de Vox

Cristina Losada. libertad digital. 5 Agosto 2022

La retirada de Macarena Olona de la política acrecienta la sensación de desencanto que han dejado para Vox los resultados de las elecciones andaluzas de junio. Aunque sólo sea por las expectativas que tenían y el peso específico de la candidata, es consecuente hablar de decepción, por más que en los partidos tiendan a negar las decepciones en público. La propia trayectoria de Olona, que ha sido uno de los puntales de Vox y se retira después de sólo tres años en la política, se presta a realizar proyecciones de su caso al partido en su conjunto. Y, se proyecte o no, ya se están perfilando pronósticos desfavorables, que apuntan a un proceso irreversible de declive y ocaso.


¿Se encuentra Vox en la fase crepuscular en la que han entrado sus dos compañeros y antagonistas de la llamada nueva política? Puede ser. Y puede ser que no. Yo no extendería certificados de defunción política por adelantado. Más aún: para saber si un partido empieza a ir de bajada, conviene tener claro primero por qué ha subido. Y subir no es nada fácil. Introducir a un partido nuevo en nuestro mapa electoral nacional con efectos relevantes no es tan sencillo como algunos creen y otros hacen creer. Otros como, de manera señalada, los que hoy ocupan el puesto de hechiceros de la tribu y dicen conocer las claves del secreto para ganar; y los políticos, criaturas inseguras pese a todo, van y se lo compran. Pero lo cierto es que la fortuna de llegar y besar el santo sólo concurre en circunstancias extraordinarias. Aquí se dieron en la travesía del desierto posterior a la gran crisis, y siguen coleando.


Hay oportunidades para entrar por la puerta grande, pero son pocas y momentáneas. En 2018, cuando Vox entró en escena con poderío en las andaluzas de aquel año, el Partido Popular acababa de abandonar el Gobierno, moción de censura mediante, en un estado de lánguida postración. Tras siete años en el poder, sorprendido por el golpe separatista, estaba noqueado y sin ánimo de lucha. Fue una de esas raras ventanas de oportunidad para un partido de derechas nuevo, descarado y combativo, y Vox entró por ella. Pero el panorama es hoy algo distinto. El PP se ha recompuesto y consigue remontar. Con uno de sus competidores, Ciudadanos, fuera de juego, ve posible reagrupar el voto de la derecha y del centro con una estrategia incremental. Es lo que ha hecho, sin ir más lejos, en Andalucía.


Más que los errores de campaña, la falta de implantación o la ausencia de programa autonómico, son esas nuevas circunstancias las que causan el pinchazo de Vox en las andaluzas. Al final, la suerte de un partido no depende tanto de lo que haga y diga: hay momentos en que se le perdonan cosas, que en otro instante lo condenan a la ruina. Un partido no es un ente aislado, sino una pieza de un juego. Está en una constelación en la que es decisivo qué hacen los otros y cómo les va. Es una constelación dinámica, cambiante. Por eso resulta tan difícil, pese a la cotizada labor de los hechiceros, tener todo controlado y ganar, que es de lo que se trata. Ciertamente, para el PP será muy deseable el ocaso de Vox. Pero los astros no dejan de moverse. Y hay algo del azar de la ruleta en todo esto. Dar por finiquitado al partido de Abascal en las próximas generales es, en rigor, prematuro. Claro que este tipo de pronósticos suelen tener voluntad de funcionar como profecías autocumplidas.


Estertores peperianos
Nota del Editor 5 Agosto 2022


Que el pp debe desaparecer está tan claro como una gota de agua transparente. Que debe desaparecer inmediatamente, también.

El pp ha sido causa suficiente para que los comunistas y sus quates estén ya casi al final de la destrucción de España.


Todas las personas que conozcan un poco los acontecimientos recientes, cincuenta años más o menos, han sufrido la alternancia de los profesionales de la política que se han dedicado a lo suyo y desde los comunistas también a lo de los demás.


Así que cualquier duda sobre Vox es un tiro en el pié.


Que pidan perdón

EMILIO CAMPMANY. libertad digital. 5 Agosto 2022


El canciller alemán, Olaf Scholz, un lince al que como buen socialista no se le escapa una, se ha dado cuenta de que la disminución del flujo de gas ruso no tiene nada que ver con la turbina, sino que es una venganza del Kremlin. Tras averiguarlo, ha dicho que se está planteando dejar funcionando los tres míseros reactores nucleares que al país le quedan y que iban a cerrarse en diciembre. Esos reactores producen el 7% de la electricidad que consume el país y parece poco prudente prescindir de ellos ahora. O sea, que cuando aprieta la piedra en el zapato por el gas ruso, la energía nuclear ya no es tan peligrosa ni tan contaminante. No sólo, sino que Bruselas la ha declarado energía verde para que los socialistas puedan conservar limpia su conciencia. En España, donde ya sólo nos quedan funcionando cinco reactores que el Gobierno tiene intención de cerrar, Pedro Sánchez, don Erre que erre, cabezón, cateto y melón como él solo, insiste en prescindir de ellos. En Francia, donde su pueblo y sus políticos nunca han sido alérgicos al interés nacional, tienen la intención de construir catorce que añadir a los 56 que ya disfrutan.


Dice la izquierda que la derecha, aunque se opone a las políticas progresistas cuando se implantan, termina por hacerlas suyas. Tiene razón, pero no porque sean a la larga buenas, sino por cobarde conformismo. Un ejemplo es la política de restricción y supresión de la energía nuclear. La izquierda la impuso y la derecha la asumió. El caso más obvio es el de Angela Merkel, que no sólo estuvo de acuerdo con acabar con las centrales nucleares, sino que aceleró su cierre después de 2011, tras el accidente de Fukushima, por razones de populismo electoral con las severas consecuencias que Alemania tiene hoy que pagar.


Ahora que la izquierda quiere que la derecha pida perdón por cosas que no entrañan responsabilidad alguna, como el descubrimiento de América, o por otras en las que no tiene menos culpa que la izquierda, como la Guerra Civil, no estaría de más que los socialistas, los comunistas y toda la izquierda nacionalista recorrieran en procesión la Carrera de San Jerónimo cubiertos de ceniza pidiendo humildemente perdón entre los abucheos de la multitud. Es lo menos que se merecen por haber privado a España de la energía nuclear que nos habría permitido tener una electricidad mucho más barata en beneficio de particulares y empresas. Hemos estado pagando una de las energías más caras de Europa durante lustros por el estúpido empecinamiento de la izquierda en prescindir de una energía barata y limpia. Y encima, habiéndolo fiado todo al gas porque las renovables son groseramente insuficientes, le hemos metido un dedo en el ojo a Argelia, que era quien nos lo suministraba, para que nos lo encarezca lo suficiente y que sigamos siendo tan poco competitivos como siempre. Y la culpa de todo esto la tiene desde luego el PSOE, a quien Dios confunda, pero también el PP, que no tuvo el coraje de darle la vuelta a estas políticas cuando tuvo las mayorías suficientes para hacerlo. ¿A que por esto no piden perdón?


El bloque hispánico no existe

AMANDO DE MIGUEL. Gaceta. 5 Agosto 2022


El mundo se organiza, o se desorganiza, en forma de la coexistencia de distintos bloques culturales o políticos. El bloque los países hispánicos, lo que, aquí, llamamos Iberosfera, es muy potente, culturalmente, pero, como conjunto, sus efectos políticos son muy escasos. Cuenta con un formidable activo: el castellano como idioma común, uno de los pocos de comunicación internacional. En todo caso, funciona en la Iberosfera una especie de factor común de tipo político: la predominancia del progresismo en las minorías rectoras. Es una mezcolanza del indigenismo (donde hay poblaciones indígenas diferenciadas), restos nacionalistas, comunistas y socialistas, importación del feminismo o el ecologismo radicales. La combinación es aciaga para desprenderse de la hegemonía que marcan los otros bloques, singularmente, el estadounidense y el chino. En la práctica, la mayor parte de los países de la Iberosfera siguen dominados por elementos tan tradicionales como el personalismo, el caciquismo, el caudillismo, el autoritarismo. La corrupción política es un elemento atávico. De forma más ostentosa, muchos de los jefes de Gobierno de la región dan la impresión de verdaderos indocumentados. Uno de los más destacados por su mediocridad es el actual presidente de México. El de España no le va a la zaga. Con estos bueyes tenemos que arar.


Todos estos caudillos del bloque hispánico se creerán “progresistas”, pero, la verdad es que poco progreso ofrecen a sus respectivos países. Para lo cual se necesitaría dar un vuelco a la política de la región para llevar a cabo proyectos de gran envergadura, realizados de forma conjunta y solidaria por varios países. A título de ejemplo, y como simple lucubración, se me ocurren algunas propuestas en el sentido indicado. Todas ellas suponen un gran esfuerzo económico, que debería ser adelantado por los países más prósperos y con la ayuda del Banco Mundial u otras agencias parecidas. El factor común de todas las iniciativas sería, de forma inmediata, la creación de muchos miles de puestos de trabajo. Naturalmente, habría que tener mucho cuidado en que no fueran estímulos para la corrupción política, el mal endémico de la Iberosfera, por razones que, ahora, no hay por qué explicitar. La lista ofrecida es una forma de empezar a pensar. Habrá otras muchas iniciativas de similar alcance. Lo importante es caminar de una forma conjunta y con propósitos de verdadero progreso. El orden de las propuestas es, meramente, expositivo:


Tendría mucho interés simbólico un acuerdo entre Perú, Bolivia y Chile para abrir un paso desde las tierras bolivianas hasta el mar, aproximadamente, por Arica y el desierto de Atacama. Ese corredor permitiría la explotación conjunta de las inmensas reservas minerales de la zona. Bolivia se quedaría con el dominio político del nuevo territorio, una reivindicación histórica. Otra posibilidad del acuerdo sería el de una empresa común a los tres países para explotar los recursos pesqueros de la costa del Pacífico con base en Arica, que tendría que transformarse en un gran puerto de contenedores.

No estaría mal un acuerdo, verdaderamente histórico, para renunciar a la producción de drogas estupefacientes en muchos países del bloque. Naturalmente, una decisión de ese tipo debería acompañarse de una decidida política de renovación de la agricultura y la ganadería. Las posibilidades son inmensas.


Un proyecto de gran envergadura y de enorme utilidad sería la construcción de una línea de ferrocarril de alta velocidad entre Valparaíso, Santiago, Mendoza y Buenos Aires, unos 900 kilómetros a lo largo del mismo paralelo. Sería tanto para pasajeros como para trenes de contenedores y atravesía el murallón de los Andes a través de un imponente túnel. Al igual que en el caso de Arica, esta infraestructura, serviría para conectar mejor la región con la actividad comercial de China y otros países asiáticos y australianos. Sería una excelente vía de salida para la exportación de materias primas del llamado Cono Sur americano: trigo, cobre, petróleo, carne, pescado, etc. Al paso que vamos en el mundo, estos bienes elementales van a experimentar un alza cuantiosa de los precios.

Más peliaguda es la reforma de la circulación de personas entre los diferentes países de la región, y de esta a los Estados Unidos de América. Desde liego, debe ser proscrita la corriente de refugiados políticos. La, estrictamente, migratoria, debe ser canalizada con generosos acuerdos bilaterales. España y Portugal podrían recibir muchos inmigrantes de ese tipo. Se requiere un gran esfuerzo formativo para adiestrar a la población dispuesta a emigrar dentro del espacio de la Iberosfera.

Insisto en que la lista propuesta, solo, es una iniciativa no especializada, de sentido común, para empezar a hablar. Habrá quien la haga más explícita y con mayor fundamento. Mi imaginación y mis conocimientos conocen un límite. Huyamos de retóricas y digamos al pan, pan; y al vino, vino.


EL FIN DE LA PREFERENCIA COMUNITARIA ARRUINA AL SECTOR PRIMARIO

Fanatismo climático: dependencia energética hoy, ¿crisis alimentaria mañana?

JORGE BUXADÉ. Gaceta. 5 Agosto 2022


¿A alguno de ustedes le ha preguntado el gobierno – de Zapatero, de Rajoy o de Sánchez – si estaba de acuerdo con poner fin al principio de preferencia comunitaria en la Política Agrícola Común? A mí no. Pero lo han hecho de facto. En realidad, populares y socialistas, sobre todo en campaña, se golpearán el pecho y rasgarán las vestiduras, y repetirán salmódicamente que la PAC no se toca. Pero luego, como vienen haciendo desde 1985, harán lo contrario. Han puesto fin al principio de preferencia comunitaria de nuestra producción agraria, ganadera o pesquera.


Cuentan con una legión de medios de comunicación sostenidos con fondos públicos que dedicarán páginas y páginas a justificar las omisiones y renuncias del gobierno, popular o socialista, de turno. Hace unas décadas fue lo de liberalizar el comercio mundial; ahora es lo del desarrollo sostenible y el respeto medioambiental. En el camino pierden nuestros productores.


Hay que dejar cosas muy claras. VOX apoya, ¡cómo no vamos a hacerlo si España con su Imperio forjó un mercado transoceánico!, los intercambios comerciales internacionales. Más aún, una de las principales fortalezas de nuestro sector primario es su vocación exportadora; algo que hay que promover, premiar y apoyar.


Sin embargo, no vamos a colaborar en la hipocresía de “liberalizar” el comercio con países donde se permite todo lo que se prohíbe hacer a nuestros agricultores. No vamos a participar en la criminalización – ejecutada por oenegés y artificiales foros internacionales – de la ganadería por las emisiones de metano.


El fanatismo climático no sólo ha provocado la dependencia energética de Europa sino que amenaza también con provocar una crisis alimentaria. Nuevas normas de “bienestar animal” que incrementarán los costes cuando no provoquen el cierre de determinadas explotaciones – las pequeñas y medianas -, reducción de pesticidas sin dar alternativas a los agricultores, drástica reducción de productos fitosanitarios autorizados que sí se utilizan en terceros países; por poner solo unos mínimos ejemplos.


¿A qué español le han preguntado si está conforme en que la Unión haya importado en los últimos tres años un 30% más de productos agroalimentarios procedentes de Marruecos? ¿O que las normas de etiquetado impidan de forma real y efectiva conocer la trazabilidad y origen de los productos que adquirimos en un supermercado? ¿O directamente, si queremos someter a nuestros agricultores y ganaderos a este régimen injusto que consiste en criminalizar su actividad y obligarles a actuar en un mercado cumpliendo reglas que no exigimos al extranjero?


Palancas”, “desjudicializar” y otras mentiras

SERGIO FIDALGO. Okdiario. 5 Agosto 2022


El nacionalismo catalán es maestro a la hora de enmascarar con un lenguaje falso sus manipulaciones. Son más hábiles incluso que Pedro Sánchez, que tiene varios masters en cómo engañar a la gente cambiando el significado de las cosas. Esta capacidad secesionista de retorcer las palabras llega a todos los ámbitos, y han conseguido que en la Cataluña oficial no exista ni la verdad, ni la claridad. Todo es mentira y postureo en el independentismo, para seguir engañando a su gente y así seguir controlando el chiringuito.


Así, el muy separatista Joan Laporta llama “activar palancas” a empeñar hasta las joyas de la abuela. Es muy legítimo endeudarse aún más con fichajes para intentar jugar a todo o nada: o conseguir títulos, aumentar ingresos e ir pagando deudas o, si no llegan los triunfos deportivos, acabar cediendo el club a un fondo de inversión o a un jeque para no caer en bancarrota. Así, lo de vender parte de los derechos televisivos durante décadas, y otros futuros ingresos de la entidad, se convierte en una “herramienta virtuosa” gracias al eufemismo “palanca”.


El término ha calado tanto que esta semana leí en el diario AS que el Valencia ha “activado” las “palancas de Racic, Vallejo y Cillessen”. Y es que la mancha del vocabulario secesionista tiende a extenderse por todo el país. Como la “desjudicialización” de la política catalana que con tanto ahínco defiende buena parte de la izquierda española, y que para el independentismo es sinónimo de “impunidad”. Cuando se habla de “desjudicializar” lo que pide el separatismo es que ningún juez meta las narices en sus corruptelas y en su malversación de dinero público para conseguir sus fines políticos.


La “desjudicialización” es el gran objetivo secesionista desde que Jordi Pujol sacó a la gente a la calle para que no le condenaran por el escándalo de Banca Catalana. Felipe González se arrugó, pero los nacionalistas catalanes decidieron que había que garantizarse la impunidad, sin depender de la voluntad política del inquilino de La Moncloa. Recuerden la pretensión, claramente inconstitucional y que fue tumbada por el Tribunal Constitucional, de colar en el Estatuto de autonomía un sistema judicial en Cataluña que se controlaba desde Barcelona. Y como Puigdemont pretendió, en la legislación que precedió a su intento de golpe de Estado, imponer un Tribunal Supremo catalán a las órdenes del presidente de la Generalitat.


Y no olvidemos la “mesa de diálogo” que es lo mismo que “mercadillo en el que se negocia el apoyo de ERC a Sánchez en el Congreso a cambio de concesiones”. Una versión puesta al día de lo que fue el pujolismo, pero mucho más desagradable, dado que el independentismo, que anda muy crecido, no se corta a la hora de lucir el ofensivo lazo amarillo – que define a España como un país totalitario en el que hay presos políticos, por sus ideas – o de no dar ruedas de prensa en edificios del Gobierno, para darlas en la ‘embajada’ que el proyecto de República catalana tiene en Madrid en el Centro Cultural Blanquerna.


Que parte de la izquierda del resto de España le compre al separatismo el término “exiliados” para referirse a los prófugos de la justicia, que han huido del país para no afrontar las consecuencias legales de sus (presuntas) conductas delictivas, como intentar dar golpes de Estado para destruir la democracia española, es casi lo peor de esta asunción por parte de nuestro presunto progresismo del vocabulario secesionista. Mientras les sigamos la corriente y utilizando su lenguaje, el independentismo seguirá avanzando, a costa de los derechos civiles de millones de catalanes. De momento, nuestros niños no pueden estudiar en español en las escuelas catalanas. Y van intentar que no puedan usar el castellano ni en el patio, ni en el comedor, ni en las actividades extraescolares. Queda mucho camino para acabar con los supremacismos nacionalistas que atacan a nuestro sistema democrático. Comencemos por no comprarles su vocabulario.


******************* Sección "bilingüe" ***********************


La catástrofe del paro y la ceguera del Gobierno

EDITORIAL. libertad digital. 5 Agosto 2022

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sostiene contra todo criterio racional que hay que mirar los nefastos datos de desempleo y afiliación a la Seguridad Social del último mes de julio con "lentes distintas" y no caer en el catastrofismo. Tal reacción es idéntica a la de José Luis Rodríguez Zapatero cuando negó la última crisis y renunció a tomar medida alguna que pudiera paliar los efectos de aquella catástrofe.


Ahora, con unos indicadores y unas previsiones nefastas, Sánchez presume de la política laboral de su Ejecutivo y relativiza o niega los datos que anticipan una profunda y larga recesión, que será más grave y acusada en España por su incompetencia y populismo. Los indicadores del mercado laboral apuntan al cambio de ciclo de forma manifiesta, pero como ya ocurrió con la inflación, el Gobierno dijo primero que era coyuntural y que en pocos meses estaría controlada, después fulminó al director del Instituto Nacional de Estadística (INE) y por último arbitró unas medidas tan populistas como ineficaces. Igual de inútiles que la "excepción ibérica" para contener el recibo de la luz.


Meses después de que se hayan disparado todas las alarmas económicas, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, dice que "hay que estar preparados para lo peor". Como si el fantasma de la recesión se le hubiera aparecido ayer. Lo peor, como se demostró sobradamente durante la pandemia, es estar en manos de un Gobierno calamitoso cuya ministra de Trabajo, la ínclita Yolanda Díaz, dedica todos sus esfuerzos a montar una plataforma electoral con la que sobrevivir al naufragio de Unidas Podemos en vez de dedicarse a los cometidos propios de su flamante cartera.


Que en plena temporada turística aumente el desempleo y caiga la afiliación a la Seguridad Social hasta niveles inéditos en las últimas décadas activaría los resortes de cualquier gobierno decente, pero el que preside Sánchez no es ni decente ni competente y todas sus acciones van encaminadas a maquillar y manipular la realidad con el único objetivo de llegar hasta el final de la legislatura aún a costa de destrozar la economía y el sistema institucional de la democracia.


A eso responde la burda manipulación de los datos del desempleo, el ocultamiento de ese medio millón más de parados que el Ejecutivo de Sánchez ha decidido eliminar de las estadísticas para poder seguir mintiendo sobre el paro en España.


Inflación, paro, pobreza. Eso es lo que ofrece este Gobierno, además de un ecologismo mortal para los intereses del medio rural o cesiones y concesiones a los proetarras y los separatistas catalanes acompañadas de ingentes fondos públicos que se destinan, en el caso de la Generalidad catalana, a abrir nuevas "embajadas". Estamos ante el umbral de una crisis dramática y se multiplican los gastos superfluos, se manipula la realidad y se miente y engaña a los españoles. Sanchismo puro.


Deplorable tiempo de impunidad sobre ETA

Editorial La Razón. 5 Agosto 2022


Es un ejercicio de salud, higiene y resistencia democráticas no asistir con pasividad al escándalo que supone para cualquier estado de derecho normal el proceso de blanqueamiento de una banda terrorista, en este caso ETA, y de su historial criminal durante más de cuatro décadas en las que intentó por los medios más brutales y despiadados poner a la nación y a los españoles de rodillas. Con Pedro Sánchez en La Moncloa y Fernando Grande-Marlaska en el Ministerio del Interior se han sobrepasado todos los límites que una moral pública e institucional que se tenga por tal maneja para deslindar actos éticamente valorables de otros intrínsecamente malvados, dañinos y ofensivos. Al apadrinar una política de colaboración con la izquierda proetarra, mercadear su respaldo, incensar sus méritos para con la gobernabilidad del Estado, el gabinete de la nación tiroteada ha elegido un nuevo bando, cuando el suyo fue siempre hasta el presente el de los demócratas y las víctimas. Desde el momento en el que Bildu es celebrado desde Moncloa y el PSOE como una referencia democrática y un ejemplo en contraste con la oposición del centroderecha, la conversión y la adulteración de valores medulares son un hecho y la deriva consiguiente de actos ejecutivos va en consonancia. Los principios constitucionales han estallado por un puñado de votos y unos meses en el poder y el relato oficial ha sido convenientemente manipulado, ante una sociedad desorientada y absorta, en el que se consagra un escenario homologable a la derrota del vencedor.


Ni Sánchez ni sus epígonos esconden ya sus decisiones convertidas en la compensación a Bildu por sumar sus escaños a la mayoría, como tampoco ocultan su desapego a las víctimas del terrorismo, un colectivo molesto, convertido en la conciencia de un país y un tiempo que estorban en la hegemonía de la izquierda. Se han recopilado 339 actos de homenaje a presos terroristas en los primeros siete meses de 2022 sin que autoridad alguna del Estado haya intentado al menos entorpecer la felonía. Que se jalee en la calle a los asesinos de hombres, mujeres y niños, como sucede otro verano más en demasiadas localidades vascas y navarras, da la talla de al menos esa parte de la sociedad vasca y sin duda de los gobiernos, los jueces y los fiscales que miran para otro lado. Da también la idea de la capitulación de la democracia, o al menos de los que la dirigen hoy, el intenso proceso de entrega de los etarras presos a la autoridad nacionalista penitenciaria. Solo 50 internos siguen fuera de las prisiones del País Vasco y Navarra, que acogen ya al 70% de ellos. Se los recompensa sin haber colaborado con la Justicia, sin haber pedido perdón a las víctimas y sin arrepentirse. Sánchez y Marlaska han enlutado a la democracia con una mancha de infamia que costará higienizar. Será el primer deber de otro gobierno, honrar a nuestros muertos, esos que ahora se han quedado tan solos.


Las víctimas necesitan que se haga justicia

Los jefes que dieron las órdenes de llevar a cabo el atentado, quienes podían haberlos evitado con solo haber levantado el teléfono, se fueron de rositas

Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia. la razon. 5 Agosto 2022


A las 20:15 horas de un día como hoy de hace 20 años, los terrorista Óscar Zelarain y Andoni Otegi hacían explosionar un coche bomba en el perímetro del cuartel de la Guardia Civil de Santa Pola. Como consecuencia de la onda expansiva, perdieron la vida la niña de seis años Silvia Martínez, hija de uno de los guardias civiles que residían en el acuartelamiento, y el prejubilado de 57 años Cecilio Gallego, que se encontraba en ese momento esperando el autobús cerca de lugar donde se produjo la explosión.


Reapertura de causas. La Audiencia Nacional investiga ya a la mitad de exjefes de ETA


Diez años después, la Audiencia Nacional condenó a 843 años de cárcel a los dos etarras, miembros del denominado «comando Argala», que colocaron el coche bomba sin previo aviso y en un momento en el que el cuartel estaba lleno. Ellos fueron los autores materiales del atentado, pero no quienes lo idearon ni quieres ostentaban la responsabilidad por dominio de la banda terrorista que en aquel verano, como en otro muchos, había puesto en marcha una nueva «campaña» de masacres destinadas a socializar el sufrimiento e infligir por esa vía el terror en la ciudadanía.


Los jefes que dieron las órdenes de llevar a cabo todos esos atentados, quienes podían haberlos evitado con solo haber levantado el teléfono para verbalizar la idea salieron de rositas de aquel procedimiento de la Audiencia Nacional. Jamás fueron perseguidos como autores mediatos. Hasta ahora.


Después de aquella sentencia que en 2012 condenó a Zelarain y a Otegi, tras otras muchas que se quedaron únicamente en quienes apretaron el gatillo y como continuación a un proceso de reflexión jurídica sobre cómo buscar a los culpables de 379 asesinatos de ETA que aún siguen sin resolver, Dignidad y Justicia ideó una estrategia en los tribunales para perseguir a esos autores escondidos que idearon los crímenes, que pudieron haberlos impedido y que, sin embargo, dejaron que se materializaran.


La semana pasada, a solo unos días de que se cumplieran 20 años del atentado de Santa Pola y, por lo tanto, de que se alcanzara la fecha tope para considerar el delito técnicamente prescrito, la Audiencia Nacional imputó a todos los dirigentes de ETA que ostentaban el cargo de jefe en el momento en que tuvo lugar el atentado. Era el segundo grupo de máximos responsables de la organización que el alto tribunal consideraba investigado tras haber concedido ese «estatus» a los líderes que idearon el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco en 1997.



Dignidad y Justicia espera, por supuesto, que no sea el último, pues mantiene otras cinco causas abiertas contra dirigentes de la organización. Las víctimas necesitan que se haga justicia, que los que planificaron los crímenes que acabaron con la vida de sus familiares sean juzgados y, si no han encontrado al autor material, que al menos el máximo responsable de dar la orden sea investigado.


Recortes de Prensa  Página Inicial