Recortes de Prensa  Viernes 9 Septiembre 2022

JORNADA 198 DESDE LA INVASIÓN RUSA.

Kiev ha recuperado más de 1.000 km² en una semana, según Zelenski

El Confidencial. 9 Septiembre 2022


El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha asegurado que las Fuerzas Armadas del país han recuperado una superficie de más de mil kilómetros cuadrados de territorio ucraniano desde el pasado 1 de septiembre. "En total, más de mil kilómetros cuadrados de nuestro territorio han sido liberados desde el 1 de septiembre. ¡Agradezco a todos los que lo hicieron posible! Estoy agradecido con el Ejército, los oficiales de inteligencia y los servicios especiales por cada bandera ucraniana que se ha izado en estos días", ha expresado el mandatario de Ucrania en su mensaje diario a la población del país.


Por otra parte, en grupo de diputados municipales rusos se dirigió este pasado jueves a la Duma o cámara de diputados con la petición de que acuse de alta traición al presidente del país, Vladímir Putin, por iniciar la campaña militar en Ucrania. "Consideramos que la decisión del presidente Putin sobre el inicio de la operación militar especial perjudica la seguridad de Rusia y sus ciudadanos", señala la petición de los diputados del consejo municipal de Smólninskoye de San Petersburgo, ciudad natal de Putin.


El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, se reunió ayer jueves con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en una visita no anunciada al país europeo, y anunció nuevas ayudas por valor de 2.700 millones de dólares. La Secretaría de Estado informó en un comunicado que en el encuentro Blinken comunicó a Zelenski dos nuevos paquetes de ayudas, uno por valor de 675 millones para armas, municiones y equipos de defensa.


Las claves del momento

Zelenski afirma que el Ejército ucraniano ha recuperado 1.000 kilómetros cuadrados de territorio.

Anthony Blinken se reunió con Zalenski en Kiev en una visita sorpresa

EEUU enviará dos nuevos paquetes de ayudas a Ucrania, uno por valor de 675 millones para armas, municiones y equipos de defensa.

El partido oficialista del Kremlin propone celebrar referéndum en el Donbás el 4 de noviembre

Erdogan critica la política "provocadora" de Occidente hacia Rusia

Kiev admite que atacó objetivos militares en Crimea el pasado mes de agosto


09:35 — El ejército ucraniano ha asegurado esta mañana que las nuevas entregas de defensa aérea de Occidente podrán derribar los misiles Iskander utilizados por Rusia.


Según un portavoz de la Fuerza Aérea de Ucrania (UAF), Estados Unidos está suministrando IRIS-T alemanes y NASAM, misiles que cuestan alrededor de 20 millones de dólares cada uno y son capaces de interceptar drones, misiles de crucero y helicópteros, entre otros.


08:55 — El Institute for the Study of War acaba de publicar su actualización diaria de la situación en el frente ucraniano. "Los éxitos de Ucrania en la línea Járkov-Izium están creando fisuras dentro del espacio de información de Rusia y erosionando la confianza en el comando ruso en un grado no visto desde el cruce fallido de un río a mediados de mayo", ha publicado la organización en Twitter.


08:39 — El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, tiene previsto llegar hoy a Kiev para una serie de reuniones importantes, según afirmó su portavoz.


"Habrá una serie de varias reuniones, cosas importantes que discutiremos en relación con la situación geopolítica, también el mercado energético, la energía y la seguridad militar", indicó el vocero.


07:50 — ¡Buenos días! El ministro de Justicia ucraniano, Denys Maliuska, ha detallado este viernes que Ucrania exigirá a Rusia más de 300 mil millones de euros en compensación por los daños ocasionados por sus tropas durante la invasión del país.


"Nuestro objetivo es llegar a una resolución en una sesión especial de la Asamblea General de la ONU en octubre que sentará las bases para un mecanismo internacional de reparación", ha dicho el titular de Justicia ucraniano en una entrevista con el diario alemán 'Waz'.


Parajodas (sic) judiciales o a cada uno lo suyo

JAVIER GÓMEZ DE LIAÑO. libertad digital. 9 Septiembre 2022

Hecha la advertencia de que la errata es del desaparecido Cabrera Infante, se trata de ofrecer una serie de reflexiones a propósito del colapso que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) padece y que producen en el ciudadano común y corriente estupor y rechazo, a partes iguales. Quien esto escribe cree en la Justicia, en el sentido orteguiano y se siente orgulloso de hacer pública su fe. Pues bien, desde la experiencia de haber vivido desde dentro y desde fuera lo que la Justicia es, tratando de explicarme, así, a bote pronto, me vienen a la cabeza las siguientes ideas.


1. Nunca como ahora la Justicia había sido entendida en clave tan ideológica, como jamás hubo tanto político partidario de la división de poderes, pero con coordinación de funciones.


2. Nunca como ahora se había olvidado que el Poder Judicial es un poder del Estado, no un poder de los partidos, gobiernen o no gobiernen. Si lo que se desea es una justicia auténticamente independiente, debería procurarse alejarla de las siglas políticas y de sus sedes. Los fines de la justicia y de la política partidista nunca hermanan bien.


3. Nunca como ahora se habían visto juntos tantos enemigos de la Justicia empeñados en esterilizarla mediante el proceso de sumergirla en una bañera de ácido político y, por si fuera poco, en ocasiones con la complicidad de jueces que actúan como compañeros de faena.


4. Nunca como ahora hubo tanto juez político y hasta en activo, ni, en consecuencia, tantos jueces que repudien que los cargos judiciales, sobre todo, los más altos, sean cubiertos con igual carga política e idéntica discrecionalidad con que se nombra un director general.


5. Nunca como ahora hubo tanto descaro en llamar juristas de prestigio a falsos genios con currículos vacíos de méritos jurídicos, pero sí repletos de trabajos políticos. Tal vez debiera tenerse presente que el juez que se ha metido en política, llegado el caso, ignora lo que es la justa verdad y la verdadera justicia. A salvo la categoría de reputados jueces que han accedido a la judicatura por esas vías y han dignificado la profesión, recuérdese que la ignorancia es pariente de la mentira e impedimento para ser justo.


6. Nunca como ahora los jueces se dedicaron a manifestarse y polemizar sobre cuestiones políticas, dando pie a que el ciudadano confunda al juez vocero con un miembro del gobierno o de la oposición. Tan absurdo es que los políticos constituyan tribunales y se metan a juzgar, como que los jueces se congreguen en hermandades para hacer política.


7. Nunca una Justicia cobijada a la sombra de la política puede ser sana justicia. Cuando en el oficio de juzgar, ese gran arte, se buscan rentabilidades políticas, sobra la justicia y basta la intriga. Y lo peor es la morbosa complacencia que los jueces pudieran prestar a esta situación. Si todos los jueces estuvieran al servicio de la justicia, los políticos no encontrarían tantas facilidades para sus lucubraciones, errores y hasta desmanes.


8. Nunca como ahora se hacen actuales aquellos polvos de 1985, cuando en plena borrachera de poder socialista un alto cargo del partido gobernante decretó la muerte de Montesquieu y los miembros de la carrera judicial comprendieron que su futuro profesional iba a ser decidido por un gobierno judicial designado por la maquinaria partitocrática.


9. Nunca como ahora recobra tanto sentido la sentencia del Tribunal Constitucional 108/1986, de 29 de julio, que habló del peligro de que la designación parlamentaria de todos los vocales del CGPJ, incluso los 12 que, según el artículo 122.3 de la CE, han de ser "Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales", fuesen designados en razón del peso de los grupos parlamentarios, pues ello podría responder a la "lógica del Estado de Partidos", pero no a la "lógica del Estado de Derecho" ni a la configuración deseada para el propio Consejo como garante de la independencia judicial.


En fin. Lo dejo aquí. No es cuestión de echar más leña al fuego, pero al rebufo de los análisis, encuestas y sondeos de opinión que tan a menudo se hacen, algunos de ellos muy solventes, creo que, hoy por hoy, la Justicia española da más sobresaltos y disgustos que gozos y satisfacciones. Lamento decirlo. Hace tiempo que la fe de los ciudadanos en la administración de Justicia es escasa y todo por culpa del papel residual que el Poder Judicial ha ocupado dentro del Estado, girando como un minúsculo rodamiento fácil de engrasar por los políticos de turno.


Hacer política con los tribunales es menester de traficantes de la justicia que alteran su esencia, envenenándola; o sea, aquellos a los que se refería San Agustín en La ciudad de Dios, llamándoles partida de bandoleros.


******************* Sección "bilingüe" ***********************


Prohibido hablar en español

Iván Teruel. cronica global. 9 Septiembre 2022


Con el inicio de curso, ha empezado en la enseñanza catalana una ofensiva integral, expansiva, holística. La consigna es clara: prohibido hablar en castellano en los centros educativos. Si creen que exagero, pueden consultar en este documento oficial del Departamento de Educación las directrices respecto a todo lo relacionado con el uso de la lengua catalana en la enseñanza.


Cito apenas algunas de las actuaciones en las que hay que "garantizar" el uso del catalán: "Todas las actividades internas del centro, las exposiciones de los profesores, las actividades de aprendizaje y de evaluación, la interacción entre docentes y con los alumnos". Ya ven que el mensaje es diáfano: no se puede utilizar ninguna lengua que no sea el catalán una vez se traspone la entrada del centro educativo.


El documento no solo es deliberadamente inconstitucional --vulnera el artículo 3--, sino de un totalitarismo bastante diáfano, por aquello, recogido en la definición del diccionario de la RAE, de querer "controla[r] coactivamente las relaciones sociales bajo una sola ideología oficial". Lo dijo Gonzàlez-Cambray: los catalanes tenemos que amar en catalán. Nada menos que una nueva y original forma de totalitarismo: el totalitarismo cursi.


Así que el documento tiene un doble objetivo: por un lado, coaccionar a profesores, alumnos y familias; por el otro, darle apariencia de legalidad a unas instrucciones que vulneran artículos esenciales de la norma suprema de nuestro ordenamiento jurídico. El mundo al revés, como siempre.


Y todo ello aderezado con la siniestra figura del coordinador lingüístico de centro, forma eufemística de referirse a un híbrido entre comisario y delator encargado de vigilar que tanto profesores como alumnos no caigamos en la tentación de usar la lengua herética. Lean alguna de sus funciones: "Recoger información sobre las lenguas en que se imparten las áreas, materias o asignaturas no lingüísticas", así como "proporcionar datos sobre el contexto sociolingüístico del centro, del alumnado y de las familias". Lo que se dice ir a calzón quitado. De todas formas, les convendría a los comisarios lingüísticos y a los directores tener presente el artículo 542 del Código Penal, por si se toman la aplicación de las instrucciones con un exceso de celo.


Pero no se circunscribe la ofensiva a los centros educativos. Lean con atención: "Se traslada a los profesionales encargados de gestionar las actividades no docentes (comedor escolar, actividades extraescolares, etc.) información sobre los usos lingüísticos de la escuela acordados en el proyecto lingüístico". Recuerden: el objetivo es que amemos en catalán. Pues bien, al parecer se han tomado muy en serio esta voluntad expansiva y ya hay ideólogos realizando sesiones de concienciación lingüístico-nacional en diferentes organismos públicos para instruir a todos los trabajadores que tengan alguna relación con la administración catalana y mantengan contacto con los alumnos.


La instrucción, sazonada con dosis importantes de doctrina identitaria y actitud paternalista, vuelve a ser clara: desde que se montan en el bus escolar por la mañana, hasta que el mismo bus los devuelve a casa por la tarde, los alumnos solo deben escuchar el catalán en su trato con todo el personal que se relacione con ellos. Por el bien de los alumnos, claro.


Y toda esta campaña que han puesto en funcionamiento, esa soberbia chulería con la que dicen que no se va a aplicar el 25% de horas en castellano, tiene un mensaje muy claro para los catalanes constitucionalistas y para el resto de España: en Cataluña no rigen las leyes españolas, no rige el Estado de Derecho. Por eso dijo la exconsellera Ponsatí que en Educación ya estaban creadas las estructuras de Estado.


También habrá que recordar que el decreto 6/2022 y la ley 8/2022, redactados y aprobados ad hoc para no aplicar la sentencia del 25%, contaron con el concurso de una izquierda catalana que se alinea, sin empacho alguno, con el nacionalismo catalán para despojar a los niños de las clases populares, mayoritariamente hispanohablantes, del derecho a educarse en su lengua materna, con los beneficios pedagógicos, reconocidos por la UNESCO, que se derivan de esa circunstancia.


Y, justo ahí, en ese instante en que se priva a los alumnos castellanohablantes de su lengua materna en el colegio, empieza el proceso de desvinculación afectiva con respecto a la escuela. Tratados como extranjeros desde los tres años, los que no paguen el peaje identitario impuesto para el ascensor social serán los abstencionistas del futuro. Y así se sigue controlando el cortijo.


Por eso es tan importante la manifestación del 18 de septiembre convocada por Escuela de Todos, porque, como en octubre de 2017, tendrá que ser la sociedad civil la que se movilice. De la política, visto lo visto, y hasta nueva noticia, poco cabe esperar.


La Diada, día de luto para media Cataluña

Aragonés rescata el «España nos roba»: exige a Sánchez las balanzas fiscales para apoyar los Presupuestos

La Generalitat duplica el dinero para las series en catalán tras pactar Sánchez con ERC los Presupuestos

SERGIO FIDALGO. okdiario.


El domingo se celebra la Diada, la “fiesta nacional” de Cataluña para los separatistas y un día de luto para los catalanes que no somos independentistas. Y lo es porque se ha convertido en una fiesta llena de odio, en la que millones de catalanes somos insultados por parte de los líderes que gobiernan la autonomía y los fanáticos que les apoyan. Tanto en los actos oficiales de la Generalitat u otras instituciones dominadas por el independentismo, como en las manifestaciones y aquelarres diversos el mensaje será de división, de ataques a las instituciones comunes de todos los españoles y de rencor hacia todos nuestros compatriotas del resto de España. Sea desde el púlpito de Pere Aragonès, o desde el escenario que monte la ANC en su menguante manifestación ‘multitudinaria’ de un millón de asistentes virtuales y quince mil reales, no habrá ninguna palabra de reconciliación ni de arrepentimiento. Escucharemos diversos grados del “ho tornarem a fer”, con tono más o menos agrio, y a gritos o con voz más calmada.


La Diada nunca ha sido la fiesta de todos los catalanes, siempre ha sido un aquelarre nacionalista, dado que está basada en la manipulación histórica que vende el soberanismo conforme el 11 de septiembre de 1714, con la caída de Barcelona ante las tropas de Felipe V, se perdieron las “libertades catalanas”, cuando fue una guerra civil entre españoles, porque españoles había en el bando austracista y en el borbón. De hecho, hubo catalanes a los que le fue muy bien con la victoria de Felipe V. Pero como el nacionalismo ha creado una realidad paralela en la que “España” siempre ha estado “contra Cataluña”, escogieron el 11-S como la “Diada Nacional de Cataluña”. Y el PSC y los neocomunistas en sus sucesivas reencarnaciones, por supuesto, se lo tragaron, y el PP también ha ido a unas cuantas ofrendas florales. Siempre les han pitado e insultado los radicales independentistas concentrados ante el monumento a Rafael Casanova, pero allí estaban llevando sus ramos con el logo socialista, neocomunista o el popular, ejerciendo de figurantes, por no decir de tontos útiles, siempre vejados mientras sonreían para las cámaras.


La división del separatismo tras el fracaso del golpe de Estado del 1 de octubre de 2017 ha llevado a que durante la Diada hayan aumentado el número de incidentes entre separatistas. Hay mucho botín en juego, y en Cataluña las acusaciones de “traidor” y “vendido a España” son las armas para intentar quedarse con la llave del tesoro. La ANC, que ha decidido jugar la carta de Junts, ha cargado contra Esquerra, y Pere Aragonès ha dicho que, para ser insultado, no va a la manifestación. Por supuesto, a los cinco minutos todos los consejeros que Junts tiene en el Govern dijeron que iban a acudir. Los neoconvergentes quieren visualizar que los nuevos “botiflers” son los de ERC por “dialogar” con el PSOE. Tiene gracia que los neopujolistas de Jordi Turull y Laura Borràs llamen “vendidos” a los de Oriol Junqueras por ejercer el “pujolismo” hasta sus últimas consecuencias.


Pero no se equivoquen. La división del separatismo sólo se sustancia a la hora de repartirse el botín. En el resto de temas están totalmente de acuerdo. Cuando se trata de despreciar y sojuzgar a los millones de catalanes no secesionistas, no dudan en actuar conjuntamente. Por ejemplo, para impedir que los niños castellanoparlantes reciban ni un minuto de español en las escuelas. Luego se pelearán sobre en cuestiones menores, sobre si el español es o no “curricular” y si eso es lo mismo que “vehicular”, pero el hecho es que Junts y ERC trabajan conjuntamente para impedir que centenares de miles de niños reciban docencia en su lengua materna. Y lo mismo hacen con TV3: se pelean por controlarla, pero a ambos partidos ya les va bien que sea un medio de comunicación sectario y propagandístico que sólo siembra rencor entre Cataluña y el resto de España.


El domingo es un día de luto porque la fiesta oficial de nuestra comunidad autónoma se celebra contra más de la mitad de los catalanes y por qué está presidida por unos partidos políticos que nos desprecian y nos consideran ciudadanos de segunda. Y, lo peor, es que no podemos esperar ayuda del Gobierno de España, por qué tiene entre sus “socios preferentes” a los supremacistas que gobiernan Cataluña.


Recortes de Prensa  Página Inicial