Asociación G. para la Libertad de Idioma

La Coruña, España

R.N.Asociaciones: 80.224, CIF: G-15200553
    postmaster-libertadidioma.com  
(no olvide cambiar - por  @)
www.libertadidioma.com

Desde 1.988 defendiendo los derechos humanos y constitucionales
de los que hablamos el idioma español.
Si no hemos conseguido mucho, es muy probable que una parte de la culpa sea tuya.

Recortes de Prensa     última actualización 1, 30, 29, 28, 27, 26, 25, 24, 23, 22, 21, 20, 19, 18, 17, 16, 15, 14, 13, 12, 11, 10,

Los recortes de ayer al final de la página

Limitación en los recortes de prensa
Nota del Editor 8 Noviembre 2019; 30 Agosto 2020, 22 Diciembre 2020

Desde hace algún tiempo, algunos de los medios de los que recortábamos material con objeto de formar una especie
de biblioteca con una visión crítica a los nacionalismos, están cambiando al acceso de pago,
así que cada vez disponemos de menos información.

Libertad Digital: algunos artículos solo para suscriptores
La Razón: solo el editorial, resto para suscriptores
El Mundo:  España, resto para suscriptores
El confidencial: solo para suscriptores
La Tribuna del País Vasco: no permite copiar
La Voz de Galicia:  solo para suscriptores, poco interés
El Español: lectura limitada a algunos artículos al mes, resto para suscriptores
ABC: solo el editorial, resto para suscriptores

Medios aún libres:

okdiario
esdiario
Voz pópuli
crónica global
gaceta.es
rebelionenlagranja.es
Estrella Digital: poco relevante
Periodista digital:
República. muy escorada, pocos artículos relevantes
Diario sigli xxi: pocos artículos relevantes
La Opinión: poco relevante

   ****************** 

Euro and Europe doomed by Spain's inefficiency
AGLI Editor. 22 August 2012

The Spanish government has no intention to attack the intrinsic inefficiency problem, otherwise it should already have abolished the laws of  regional languages. This measure  would destroy inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, and benefits are outstanding.

Spain has seventeen regional governments partitioning the country with laws and languages. Therefore, the disassembly of the regional system, by abolishing the laws of the regional (and many local) governments and reducing the redundant government employees is also compulsory. This measure means a heavy social cost, two million people should be laid off, but the private sector could recover and start creating productive jobs. As a byproduct, professionals of politics would probably disappear (as they are the problem). 

Spain will sink the Euro and Europe unless it returns to common language and law.
AGLI Editor. 22 August 2012

The deep problems of  Spain's economy are paving the way to the destruction of the Euro and Europe and the Spanish governments have no intention to fix their problems, otherwise the first measure with zero cost, returning to the spanish common language by abolishing all laws of  regional languages, should already have been taken. 

Basically, the inefficiencies of the governments and the unnecessary expenses are so high that no tax system can survive after the depletion of its citizens. 

Spain has a multitude of regional governments (seventeen) with many of them using different regional languages instead of the Spanish, and consequently the country is divided by laws and languages, the work force can't move unless families surrender themselves and the education of their children from their mother spanish language to the regional languages, government employees are valued more for their knowledge of the regional language than anything else, enterprises have to cope with many different and opposing laws written in different regional languages, and have to translate their operating  business systems to them. 

Therefore, should the Spanish government have any intention to fix the problem, the first measure should have been to abolish all the laws concerning regional languages, letting the Spanish be the common language. This measure  would destroy many inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, on the contrary benefits are absolute neccesity. 

The second measure should be the disassembly of the regional systems, abolishing the laws of the seventeen regional (and many local) governments and reducing the redundant and unnecessary government employees. This measure has a very heavy social cost, around two million people should be laid off, but by reducing those, unnecessary expenses, the private sector could recover and start creating productive work. As a byproduct, the superfluous class of professionals of politics would probably disappear (they are the problem).

El español: una lengua viva. Informe 2016. Instituto Cervantes
http://www.cervantes.es/imagenes/File/prensa/EspanolLenguaViva16.pdf

La colección de 'El valor económico del español', un homenaje a nuestro idioma
Fundacion Telefonica 3 Marzo 2017

Para descargar estos libros
https://www.fundaciontelefonica.com/cultura-digital/publicaciones
Tema “Valor económico del español”

Esta ambiciosa obra analiza la importancia que tiene el español como activo de las empresas que impulsa su internacionalización en mercados donde se habla el mismo idioma.

¿Sabías que las industrias culturales en español aportan hoy más de 30.000 millones de euros anuales? ¿Y que nuestra lengua es la tercera en la Red y que el 7,9 % de los usuarios de Internet se comunican en español?

Son datos extraídos de la investigación 'El Valor Económico del Español', formada por 14 títulos, una ambiciosa investigación sobre la cuantificación económica de nuestra lengua, como una forma de lograr que apreciemos el valor cultural de este activo hablado por una comunidad formada por más de 500 millones de hispanohablantes.

Te recordamos que en nuestra web están disponibles los 14 títulos gratuitos que conforman 'El Valor Económico del Español':

Atlas de la Lengua española en el mundo. Presentación gráfica y didáctica de la situación del español dentro de la riqueza y diversidad del universo de las lenguas. En 2016 ha salido la tercera edición revisada y ampliada de la obra.

Lengua, empresa y mercado. Analiza la importancia del español como activo que impulsa la internacionalización de las empresas en mercados que hablan el mismo idioma.

El futuro del español en EE.UU: La lengua en las comunidades de migrantes hispanos. El español es la 2ª lengua más hablada en Estados Unidos gracias a que las segundas generaciones de inmigrantes la mantienen como segunda lengua tras el inglés, un hecho novedoso en la historia de este país, conocido por ser un “cementerio de lenguas”.

El español, lengua de comunicación científica. Este libro analiza los aspectos cuantitativos y cualitativos del español como lenguaje científico y tecnológico.

El español en las relaciones internacionales. Un recorrido por la presencia del español en foros y organismos internacionales y su futuro en el mundo globalizado.

Valor económico del español. Compendio de conclusiones de la primera parte de la investigación sobre la proyección del español en tanto que lengua de comunicación internacional.

El español en los flujos económicos internacionales. Más de 500 millones de hablantes hacen del español un importante ‘puente económico’ sobre el Atlántico.

Economía de las industrias culturales en español. El español como lengua global aparece como un importante motor del desarrollo de las industrias culturales.

Lengua y Tecnologías de la Información y las comunicaciones. Existen vínculos lingüísticos en el patrón geográfico de internacionalización de las operadoras de telecomunicaciones.

El español en la Red. El informe analiza la presencia de páginas web en español en la Red y las consecuencias que Internet tiene sobre la vida de las lenguas.

Emigración y Lengua. El papel del español en las migraciones internacionales. Estudia el efecto que tiene una lengua como el español en los procesos de decisión y en los resultados laborales y sociales del emigrante.

Las Cuentas del Español. Aborda uno de los aspectos cruciales de este ambicioso proyecto: la cuantificación del español en términos como el PIB o el empleo generados en la economía española en los últimos años.

La economía de la enseñanza del español como lengua extranjera. La enseñanza del español a hablantes de otras lenguas genera empleo y valor añadido.

Economía del español. Una introducción. Introducción del proyecto de investigación ‘Valor Económico del español’ que cuantifica la actividad productiva o de intercambio que la lengua aporta a la economía.



Si te importa España, diez acciones indispensables
Nota del Editor 1 Noviembre 2011

  la lengua española para unificar mercado, educación, sanidad, justicia, legislación, seguridad, anulando toda la legislación sobre lenguas regionales.

 desmantelar el tinglado autonómico.

3ª  deshacerse de la enorme casta de profesionales de la política

4ª  simplificar y reducir el enorme aparato burocrático y millones de funcionarios

5ª deshacerse del intervencionismo de un estado ineficiente y depredador de los recursos de la clase media

6ª deshacerse de un estado indoctrinador y comprador de votos de unos con dinero de otros

7ª  arreglar un sistema educativo desastroso con menos medios y más responsabilidad

8ª  educar en valores humanos a una sociedad indoctrinada y adormecida

9ª liberalizar y optimizar un mercado fragmentado e ineficaz

10ª arreglar una justicia irracional, politizada, lenta, incompetente e irresponsable con menos medios y más responsabilidad

La "normalización lingüística", una anormalidad democrática. El caso gallego
Dedicado "A todos aquellos que piensan que los idiomas se hicieron para las personas y no las personas para los idomas" Manuel Jardón   
Por la normalización del español: El estado de la cuestion, una cuestion de Estado.
FADICE     

Recortes de Prensa 
Boletines
Artículos y Conferencias
Bibliografía  
 Legislación
Enlaces/links
English
© Copyright

Del libro de Manuel Jardón

"A todos aquellos que piensan que
los idiomas se hicieron para las
personas y no las personas para los idiomas"










Recortes de Prensa  Viernes 1 Julio 2022

Por qué España ha sido irrelevante en la Cumbre de la OTAN

Jesús Cuadrado. vozpopuli. 1 Julio 2022


La cumbre de la OTAN en Madrid no encumbró a Pedro Sánchez, lo rebajó aún más. Pero lo que importa es que su irrelevancia convirtió en irrelevante a España. Y cuando, como consecuencia de la agresión imperialista de Vladimir Putin, en la Unión Europea se está produciendo uno de sus mayores cambios existenciales, aquí tenemos el gobierno menos fiable para la Alianza.


Toda la UE ha girado sustancialmente en sus estrategias de seguridad y defensa para dar respuesta a una realidad geopolítica en el continente marcada por la acción expansiva rusa. Todos, salvo el gobierno de Sánchez, que no lograría consensuar en el Consejo de Ministros ni uno solo de los acuerdos del nuevo Concepto Estratégico. Poca relevancia podía tener quien está impedido de llevar a un proyecto de presupuestos el aumento del gasto en defensa acordado con nuestros aliados.


Con Sánchez fue imposible la presencia de España en la foto de Kiev con Macron, Sholz y Draghi, la que selló el carácter irreversible de la entrada en la Unión Europea de Ucrania y Moldavia. Esa era la foto que importaba, y ahí no podía posar un presidente atado a todos los anti-OTAN, representados en el llamado “Manifiesto por la Paz” de inequívoca trazabilidad comunista. No falta nadie, con Baltasar Garzón y Manuela Carmena, Juan Diego Botto y Noam Chomsky, Ione Belarra y Yanis Varoufakis, en cabeza.


Pero, en políticas de seguridad, los españoles están en un lado y el conglomerado de gobierno en el otro. Si algo demuestran los estudios de opinión publicados estos días, como los de Pew Researche o el Instituto Elcano, es que los españoles son tan pro-OTAN como todas las poblaciones de las democracias euroatlánticas. Como suecos, alemanes, franceses o canadienses, han entendido qué significan para nuestro modelo social las acciones de Putin y cómo se deben responder.


Los españoles están en las antípodas de todos los que se han manifestado contra la Alianza Atlántica y a favor del acuerdo con el imperialista Putin, incluidos UGT y CCOO, sindicatos independentistas de profesores, medios de comunicación proclives, académicos de vieja trayectoria anti-EEUU o artistas “comprometidos”. Tienen todos ellos una enorme capacidad de influencia, pero no han podido evitar que, como muestran las encuestas, haya crecido el apoyo popular a la OTAN y a la conveniencia del gasto en defensa ante las amenazas rusas. Saben, ellos sí, qué significa que “sin seguridad no hay desarrollo”.


La anomalía española está en la composición de un Ejecutivo que tiene vetadas decisiones como las adoptadas por el Gobierno alemán, incluido el aumento del gasto en defensa de un 0,5% del PIB en un solo año. Pregúntese sobre el particular a Yolanda Díaz, Irene Montero, Rufián, Otegui y etc. Lo que ha dejado al descubierto a toda la intelligentsia comunistoide española es comprobar, en vivo y en directo, cómo el expansionismo de Putin se ha convertido en la principal amenaza para nuestras democracias. Y que la respuesta militar es insustituible.


A quienes viven del negocio de la izquierda eterna les han descolocado las evidencias que proporciona la salvaje agresión rusa. No asumirán que en unas semanas se hayan reorientado radicalmente las prioridades de la UE. El objetivo de integración económica ya no es el principal, ahora la seguridad y los intereses geopolíticos pasan a ser lo prioritario. Eso es lo que refleja el giro copernicano en el Concepto Estratégico de la OTAN, que afecta en primer lugar a la construcción europea.


Participé, a través de la Asamblea Parlamentaria de la Alianza, en el proceso de elaboración del Concepto Estratégico de 2010, en el que Rusia era definida como un socio estratégico al que se ofrecía participar en la gestión de un sistema antimisiles compartido. Que Putin nos engañó a todos es hoy una obviedad. Que se pretenda seguirle el juego desde sectores de gobierno en España, una traición. Que la sociedad sueca haya decidido abandonar la neutralidad resuelve el debate.


Descubiertas las cartas rusas y superada la ingenuidad demostrada en 2014 ante la ocupación de Crimea, se acabó el falso dilema entre las opciones hard power y soft power, EEUU frente a la UE. Sin capacidades militares “duras” no hay posibilidad de respuestas de “poder blando” negociador. Los españoles lo entienden, de ahí su apoyo inequívoco a la OTAN, sin la que la UE carecería de capacidad propia de disuasión frente al criminal Putin. La respuesta que proponen los aliados a los que está encadenado el PSOE no es “poder blando”, es apaciguamiento. Lo mismo que animó a Hitler y Stalin a repartirse Polonia en 1939.


A esa amenaza existencial para la UE responden los cambios que han sido asumidos en días por la ciudadanía europea. Por su parte, el intento de Sánchez de aparentar mirada estratégica con su improvisación sobre la frontera sur provoca vergüenza ajena. “Finalmente, los Aliados discutirán la amenazas y desafíos del sur”, concedió el Secretario General de la OTAN, como quien le da un juguete a un niño para que “deje de joder con la pelota”. Está este gobierno como para arreglar algo en el Magreb, Argelia y Marruecos incluidos.


Finalizada la borrachera fotográfica del “doctor”, pasamos a modo resaca, con la subida de la carestía de la vida superando ya el 10%. Tras una cumbre en la que el único acuerdo del gobierno fue que los de su cuota anti-OTAN se mantuvieran ocultos esos días, ahora volvemos a la constatación de que quien quería arreglar el flanco sur preside un Ejecutivo en el que es imposible consensuar un sistema nacional de seguridad. Porque todos los aliados lo saben, España ha sido irrelevante en el proceso que llevó a la revisión de la estrategia OTAN. Otro éxito de Sánchez, el nuevo amigo de Biden.


Ensaladilla Kiev

PABLO PLANAS. libertad digital. 1 Julio 2022

Mientras las bombas caen sobre Ucrania y Marruecos trata de borrar el rastro de la masacre en la Valla de Melilla, repetidamente elogiada por Pedro Sánchez, los mandatarios de la OTAN han celebrado en Madrid una cumbre que ha sido tratada por los medios oficiales y los afines como si fueran los bailes de Romy Schneider en "Sissi Emperatriz". El vestido rojo de escote asimétrico que lucía la esposa de Sánchez, Begoña Gómez, se vende como el resumen gráfico de una reunión que en el plano estratégico habría reforzado los cimientos del Tratado de Washington.


El hecho de que Ceuta y Melilla permanezcan fuera del "paraguas" de la OTAN y a merced del "comendador de los creyentes" de Rabat, queda fuera de plano, centrado en las peripecias gestuales de la señora Gómez con el tío Joe. La misma izquierda que se cisca en el protocolo, pondera con entusiasmo el estilismo y el encanto de la señora de Sánchez, convertida en reina de España por aclamación de las manadas republicanas tuiteras. La campaña de imagen del sanchismo ha resultado un éxito.


Pero las bucólicas estampas madrileñas de los jefes de la OTAN no cuadran con la gravedad de la situación, con la invasión rusa de Ucrania, los crímenes chinos, la crisis energética, la inminencia de una recesión descomunal, las hambrunas, el terrorismo islámico, la inmigración descontrolada, etcétera, etcétera. Los paseos por el Museo del Prado son difícilmente compatibles con la resistencia ucraniana en medio de un país devastado y que suplica armas y sanciones contra Putin.


La imagen de decrépita y frívola decadencia que proyecta el álbum de fotos de la cumbre de la OTAN parece el canto del cisne de las viejas alianzas transatlánticas surgidas tras la Segunda Guerra Mundial para hacer frente al comunismo. Rusia masacra a los ucranianos y los líderes de la NATO toman gazpacho de bogavante y ensaladilla rusa. Uy, no, perdón, ensaladilla Kiev. Putin tiene que estar acojonado.


Cumbre de la OTAN: después del humo, nada

EDITORIAL. libertad digital. 1 Julio 2022


Acabados los fastos, las fotografías, las ruedas de prensa saturadas de autobombo, los encuentros ampulosos en los que no se decide nada y las entrevistas masaje que las televisiones y radios amigas están regalando a un Pedro Sánchez que nunca estuvo más encantado de conocerse, el balance de la cumbre de la OTAN es el que es para el España: prácticamente nulo.


Es cierto que, como ha ocurrido siempre que se ha organizado un gran acontecimiento, la imagen de nuestro país ha salido reforzada, especialmente la de Madrid, que ha aparecido como la gran capital que es en todos los medios de comunicación del mundo.


Pero, más allá de eso, que no es novedad –al menos desde Barcelona 92, España siempre ha dado la talla en las grandes citas–, por mucho que el Gobierno y la numerosa prensa adepta se empeñen en lo contrario, el balance político que el Ejecutivo puede presentar tras estos días de fastos es bien magro.


A pesar del acuerdo firmado, EEUU ha mantenido las distancias con el Gobierno de Sánchez de manera muy significativa: el gesto de no conceder una rueda de prensa conjunta desde Moncloa fue harto elocuente. Además, ese acuerdo servirá para abrir una brecha muy importante entre el PSOE y Unidas Podemos en el Gobierno y entre el primero y sus aliados antisistema en el Parlamento. Tanto que Sánchez se verá obligado a reclamar el apoyo del PP y quizá hasta el de Vox. Menudo papelón.


Lo más significativo, no obstante, es que, pese a que desde tantos medios se estén lanzando mensajes en sentido opuesto, el estatus de Ceuta y Melilla no ha cambiado ni un milímetro para la Alianza Atlántica: como todos los territorios que no están incluidos en el documento fundacional de la OTAN, un ataque a nuestras dos ciudades africanas no recibiría una respuesta automática de la organización, sino que dependería de un consenso político entre los miembros.


Un consenso que no parece tan sencillo lograr cuando, hoy por hoy, Marruecos resulta un aliado más fiable para EEUU que una España en la que medio Gobierno se manifiesta contra la OTAN. En cualquier caso, esa no es la cuestión a dilucidar en este momento; lo que ahora nos ocupa es que el Gobierno ha desaprovechado una oportunidad extraordinaria para dar un paso crucial de cara a atajar la mayor amenaza exterior, por no decir la única, que tiene nuestro país.


Una amenaza que, hay que recordar, viene de un país que no sólo no ha renunciado en ningún momento a sus pretensiones sobre Ceuta y Melilla, sino que ha demostrado con los hechos su voluntad de traspasar líneas rojas inadmisibles en las relaciones internacionales e incluso hacer uso de la violencia: ahí está la invasión de Ceuta por miles de inmigrantes espoleados desde Marruecos o la toma de Perejil. Problemas generados desde un país que, además, ha demostrado una habilidad diplomática infinitamente mayor que la de un Gobierno capaz de pelearse al mismo tiempo con dos enemigos acérrimos como Argelia y el propio Marruecos.


En definitiva, ha pasado la fiesta, se apagan las luces y a partir de mañana la realidad española vuelve a ser la que era el pasado lunes: crisis política y económica y un Gobierno que mientras se descompone trata de dinamitar todos los límites institucionales a su poder. Terminó el gran evento y después del humo no ha quedado nada.


Ucrania y OTAN

Manuel Coma, Prof (Jub) de Mundo Actual. UNED. GEES. la razon. 1 Julio 2022


Ucrania lo ha cambiado todo. La OTAN seguía en su proceso de minimización. Se estaba cumpliendo la profecía de uno de los colaboradores de Gorbachov en su perestroika. ‘Os estamos haciendo’, le dijo a Occidente a finales de los 80, ‘la peor de las faenas: Dejaros sin enemigo’.


El propósito del tratado de Washington de 1949, que creo la alianza, y de la subsiguiente Organización del Tratado del Atlántico Norte, que, contra lo que es más que habitual en las alianzas, la dotó de una estructura burocrático-militar permanente, quedaba sintetizado de forma magistral en las tres preposiciones de su primer secretario general, el británico lord Ismay: in, out, down. Vinculó sólidamente a los Estados Unidos a la defensa de Europa -aunque más bien al revés- y en poco tiempo consiguió que una Alemania en ruinas, a cuya reconstrucción se ayudó de manera decisiva, se convirtiera en la primera línea de contención del expansionismo soviético. No tuvo que estar bajo la bota de los aliados, sino que fue uno más, especialmente importante. En cuanto a la URSS, el mecanismo defensivo creado fue perfectamente eficaz. No dejará de haber quien lo acuse de ser contribuyente neto a la “guerra fría”. Fría o caliente, como todo el que se defiende frente a su agresor. Su inmensa contribución fue mantener congeladas las perspectivas de devastación de una guerra abrasadora. A la sombra del paraguas nuclear americano y de la garantía de más de trescientos mil soldados estadunidenses en Alemania, la Europa libre y democrática pudo resurgir de sus cenizas y en menos de 20 años superar los niveles de preguerra y crear las bases de una espléndida prosperidad.


La presencia militar americana en Europa no era suficiente para derrotar una arremetida soviética. No era ese su objetivo. Fue referida como “trip wire”: el alambrito que se rompe al primer tirón, haciendo disparar la alarma y poniendo en marcha la réplica. Nunca jamás se pretendió que los trescientos mil soldados pudieran contener un ataque y mucho menos invadir la URSS o a cualquiera de sus forzosos aliados. Su papel era ser rehenes de la seguridad europea. Se suponía que su sacrificio no podía dejar a los Estados Unidos al margen del conflicto. Se verían obligados a intervenir. Pero en un segundo plano dialéctico, tampoco era esto lo que querían los europeos, por eso, amén de por las conveniencias económicas, nunca estuvieron dispuestos a pagar los costes de una auténtica defensa. No se quería, y menos que nadie Alemania, primer campo de batalla, ganar una guerra, sino que la guerra no se produjese. Si no había fuerzas suficientes para ganarla, tendrían que entrar en acción las nucleares americanas. Y eso siempre fue una eficaz disuasión.


Invirtiendo los términos, Putin ahora las blande, para librarse de las consecuencias de su desatentada agresión, convirtiendo su territorio en un santuario y haciendo flotar el temor de que es demasiado peligroso negarle todos los frutos de su “operación militar especial” para “desnazificar” Ucrania. Para aplacarlo, algún premio tiene que llevarse entre sus garras. Cuando Nixon negociaba con el Vietnam comunista decía que era conveniente que el enemigo creyese que estabas un tanto loco y qué podrías ser capaz de hacer algún disparate. A Putin le interesa crear esa inquietud en las mentes occidentales. Entre los dirigentes y en la opinión pública. Claro que si eso resulta demasiado convincente también se podría volver contra él en sus círculos más próximos. Improbable, porque se ha blindado contra esa posibilidad de la que es muy consciente, pero quién sabe.


De momento, el mensaje que nos transmite el nuevo Concepto Estratégico de OTAN, aprobado ahora en Madrid, es que OTAN aguanta. Una intensificación de las sanciones se produjo ya tres días antes, en los Alpes bávaros, en le reunión del G-7, donde todos, menos el japonés, son también miembros de la Alianza. Occidente y su brazo armado defensivo, que se venía desinflando poco a poco, acercándose a la lamentable condición de simbólico y residual, ha recibido de Putin, por reacción a lo que él representa, un nuevo hálito de vida. No sólo se mantiene la política de puertas abiertas, y por tanto la posibilidad de ingreso de Ucrania, si no quiere hacer a Putin el regalo de esa renuncia, sino que decididamente se amplía con Suecia y Finlandia, dos pesos medios muy apreciables porque todas sus muy serias defensas están elaboradas para hacer que a Rusia le resultase muy caro un ataque, como si, avant la lettre, se hubieran inspirado en el ejemplo ucraniano, cuando históricamente cuentan con el de las guerras de invierno de Finlandia a comienzos de la segunda mundial.


Los compromisos en defensa nacional de los miembros han vuelto a ser invocados. El reiterado y nunca cumplido 2% de PIB. Ahí va a estar la piedra de toque de la seriedad de los europeos.


Más pobres que nunca

El caos económico ya es masivo y no se le adivina fin, por mucho que el Gobierno se dedique mientras a la autopromoción de Sánchez y a negar la realidad que padece toda España.
Editorial. Esdiario. 1 Julio 2022

Mientras Pedro Sánchez se daba un festín de propaganda personal con la Cumbre de la OTAN en Madrid, tan positiva para Occidente como discreta para los estrictos intereses nacionales, España se sumergía en la oscuridad de la inflación con un terrible dato sin precedentes desde hace 40 años y llegaba al 10.2%.


De cada 1.000 euros que tenga un ciudadano, por retribución o de ahorro, los sobreprecios le han quitado 102, un empobrecimiento galopante y dramático para el que no se divisa fin: los expertos no descartan ya que alcancemos incluso el 12% y que se mantenga en torno al 7% todo lo que resta de año y el próximo también.


La hecatombe en los precios es un hecho: el IPC supera el 10%, récord desde 1985


A esa asfixia hay que añadirle la subida de tipos de interés, ya visible en las hipotecas variables, y que será progresiva de aquí a la Navidad, probablemente, hasta elevarse un punto: que coincidan ambos fenómenos en esa tormenta económica perfecta llamada estanflación, presagia nubarrones muy espesos para la economía española, para las familias y para sus empresas.


Que todas las previsiones del Gobierno se hayan desplomado con estrépito debería ser suficiente para que Sánchez diera una explicación y procediera a una rectificación, que no existe si se limita a improvisar medidas ajenas a costa de ampliar el déficit público y demorar la adopción de medidas estructurales, más dolorosas cuanto más tarden en aplicarse.


Que se ajuste el Gobierno

Un buen comienzo, siquiera simbólico, sería comenzar por apretarse el cinturón en la llamada "industria política" y en el conjunto de la Administración Pública, que derrocha ingentes cantidades del presupuesto en nombre de servicios esenciales como la Sanidad o la Educación que acaban, en realidad, en sostener un sector improductivo deudor de peajes políticos y sindicales.


Porque si es grave el empobrecimiento y agudo de la sociedad española, que ya es masivo y no ha terminado, resulta escandaloso que los únicos que se salven de la quema y renuncien a apretarse del cinturón sean los responsables, cuando no culpables, del tétrico paisaje que nos rodea.


Tiempos oscuros, intereses claros

EDITORIAL. https://gaceta.es/. 1 Julio 2022


El apolíneo galán que preside España se dejó caer ayer por su emisora de radio favorita para deslizar que hay intereses oscuros detrás de poderes ocultos y minorías poderosas que atacan a su ‘incómodo‘ Gobierno y a su persona. Lo primero que habría que recordar al eterno adolescente al mando es que a la Presidencia del Gobierno de una nación se viene llorado de casa, y eso incluye no achacar a poderes subterráneos ni confabulaciones lo que es una visión más que mayoritaria en la sociedad sobre la ineptitud de su persona y de su Gobierno.


Los intereses oscuros, que haberlos, haylos, sólo pueden ser aquellos que han permitido que siga siendo presidente un político sin escrúpulos que se dejó atrás a 150.000 españoles en una pandemia de la que tendríamos uno o dos casos todo lo más y de la que saldríamos más fuertes porque España puede. Si el diletante Mariano Rajoy hubiera sido el presidente del Gobierno en marzo de 2020, no quedaría una sola piedra de La Moncloa y todavía estaríamos juntando los restos desperdigados del gallego. Esto no es una hipótesis, sino un axioma que comparten todos los españoles, da igual de qué partido o de qué ideología.


Que haya triunfado la idea de que tenemos el peor Gobierno posible en los peores años posibles (por ahora) no es, como denuncia Sánchez, una confabulación de sectores empresariales, financieros y otros poderes fácticos fácilmente reconocibles. Es consecuencia a partes iguales de la debilidad de nuestro sistema electoral que concede a determinados partidos regionales un desproporcionado poder, de la decisión de Pedro Sánchez de apoyarse en ellos engañando a sus propios electores y de la paupérrima categoría de los ministros elegidos por el presidente para gobernar España. Nadia Calviño como epítome, Alberto Garzón como absurdo.


Los intereses oscuros, los de verdad, fueron aquellos que fulminaron la línea editorial antisanchista de El País que en tiempos clarividentes escribiera que «Sánchez ha resultado no ser un dirigente cabal, sino un insensato sin escrúpulos». Los intereses oscuros son los que permiten el asalto institucional orquestado por el Gobierno y sus socios del Grupo Prisa para hacerse con el control de empresas estratégicas españolas como Indra y que tratan, como denuncia el propio gobernador del Banco de España, de minar la independencia y la neutralidad de nuestras instituciones financieras. Intereses oscuros, sin duda, son los que forzaron al presidente a modificar sin permiso del Parlamento la política exterior de España con respeto a Marruecos y que le han llevado hasta el extremo de la desvergüenza al calificar la masacre de ilegales en territorio marroquí como una crisis bien gestionada.


Podríamos seguir. Hasta el infinito y más allá. Inflación, estanflación, recesión, pobreza energética, fondos europeos, la desintegración del orden en el Sahel, la destrucción de las relaciones con Argelia, el precio de los combustibles, la extensión del franquismo hasta 1983 por exigencia de ETA, los indultos a los golpistas, el otro asalto institucional al Tribunal de Cuentas en beneficio de esos mismos golpistas, el uso abusivo del dinero de nuestros impuestos para políticas ideológicas y leyes absurdas y peligrosas…


Los intereses oscuros no están detrás de nadie que señale el desastre del Gobierno sanchista-podemita. A llorar a la llorería, presidente. Los intereses oscuros están detrás de que sea posible que todavía tengamos este Gobierno y este presidente y a su corte de aduladores mediáticos y gubernamentales.


Tiempos oscuros se acercan a velocidad de vértigo y los intereses son claros. El día en el que podamos volver a votar, una gran mayoría de los españoles relegará al socialismo de corte sanchista al pudridero de la historia. En ese momento será cuando de verdad haya que luchar contra los intereses oscuros que querrán que todo cambie para que nada lo haga.


Vida, Libertad y Verdad

AMALIO DE MARICHARLAR. Okdiario. 1 Julio 2022


El domingo, miles y miles de españoles de todos los rincones de España nos unimos en Madrid para decir al Gobierno «¡Basta ya!» 200 organizaciones de todos los ámbitos tanto civiles como de inspiración cristiana nos unimos por primera vez tras la gota que ha colmado el vaso y es la ley aprobada para poder abortar a los 16 años, una auténtica aberración que atenta contra lo mínimamente humano y también contra toda mínima lógica se piense lo que se piense y se tengan las ideas que se tengan. O sea, una niña a los 16 años no puede conducir, no puede entrar en una discoteca, no puede votar o no puede comprar alcohol y resulta que sí puede abortar sin consultar a nadie; de auténtica esquizofrenia.


Un cúmulo de leyes está atacando desde el Gobierno la vida y primando la cultura de la muerte, un cúmulo de leyes que atentan contra la dignidad humana y la protección de la vida desde la concepción hasta la muerte. Ayer mismo la ley trans, otra auténtica perversión en contra de la naturaleza humana y del significado de lo que es un hombre o una mujer. Toda una ingeniería social directamente orientada a deshacer las conciencias de los españoles y dedicada a atentar contra la moral individual, así como contra una ética social plenamente legítima.


Es paradigmático todo ello, auspiciado desde un Gobierno que es exactamente el ejemplo contrario a lo que debiera ser su trabajo exclusivamente en defensa del bien común y también defensor del derecho natural como cuestión esencial para liderar los interese de la sociedad.


Nunca se había gobernado con tanto sectarismo, sin diálogo ninguno y pactando sólo con el diablo. El diablo es todo lo que representa, por cierto, todo el mundo que rodea a sus socios de Gobierno cuyo plan es enfrentar a la sociedad y destruir España.


Atacar de frente los fundamentos morales de los españoles, tengan las ideas que tengan, es perverso y persigue no sólo destruir la persona, sino destruir nuestra unidad y nuestras convicciones en bien de esa unidad y permanencia, tras muchos siglos siendo así, de España. En la manifestación hemos podido vivir un espíritu libre, un grito unánime clamando por la vida y por la verdad. Multitud de jóvenes gritando la defensa de los principios básicos y el respeto exigible a quien gobierna, la sociedad entera clamando por el mínimo sentido común y todo en un día de fiesta democrática con la alegría de quienes se saben con la conciencia tranquila y se saben con la obligación de defender los derechos más necesarios de las personas y defenderlos pensando sólo en el bien de las presentes y futuras generaciones.


Enfrente, la sinrazón, la soberbia y la sordera premeditada más poco democrática que uno pueda llegar a conocer. La falta absoluta de «diálogo», ese mantra tan poco ilustrativo ya de un Gobierno que jamás dialoga e impone dictatorialmente sus leyes adoctrinadoras, como también lo son las de la educación, queriendo sembrar discordia en vez de encuentro, queriendo hacer dejar de existir a España vía decreto, o queriendo hacer dejar que exista el español y su derecho y deber a hablarlo o a que lo puedas escuchar en cualquier punto de España.


Una ley que prima el «género» a las matemáticas, la física o la lengua, de nuevo para tratar de predisponer a los estudiantes en actitudes que en nada tienen que ver con la educación, ya que solo a ellos y a sus familias compete la libertad personal y jamás a que la quiera orientar el estado como se hace en Cuba o Venezuela.


Es sencillamente una situación insólita. Una manipulación perversa, una propaganda plenamente dañina y una orientación sectaria que únicamente persigue adormecer y conducir a la sociedad a derroteros sin salida y de quiebra de un orden social que es preexistente a un sistema corrupto e inspirado en doctrinas nacional-socialistas (nazis) o comunistas estalinistas que tanta tragedia causaron en la humanidad.


Nuestra conciencia es libre y es lo único que no podrán encadenar como pretenden, pero tampoco vamos a permitir desde la sociedad civil que nos encadenen a las personas. La manifestación del domingo así lo ha gritado alto y claro en un momento tan necesario ante el encarcelamiento vía legislativa y de hecho que se pretende de una sociedad libre y democrática que no admite el chantaje de un Gobierno que no vela por el bien común, sólo existe gracias a quienes quieren la desaparición del alma de las personas y del ser de España.


******************* Sección "bilingüe" ***********************


Los focos de la OTAN se apagan y Sánchez sigue acorralado en cinco frentes

La Cumbre de Madrid se cierra con un indudable éxito diplomático de España rentabilizado por el líder del PSOE. Pero desde ya, Moncloa regresa a la cruda realidad de un país en ruinas.

Javier Ruiz de Vergara. España. Esdiario. 1 Julio 2022


Euforia en La Moncloa y escepticismo en el PSOE son las dos palabras que mejor definen el balance de los dos días de la Cumbre de la OTAN que ha terminado este jueves en Madrid. Euforia porque pocos dudan de que Pedro Sánchez se ha movido como pez en el agua en el terreno que más le gusta, la escena internacional, y porque le ha permitido o congraciarse con Joe Biden y aparecer como el perfecto anfitrión.


Hasta el punto de opacar al Rey Felipe con la cena en el Prado en la que el matrimonio Sánchez-Gómez apareció con un papel más propio de la pareja presidencial de una república que la del jefe del Ejecutivo de un país con un Jefe del Estado al frente.


La OTAN crece y se rearma en España con Yolanda Díaz y Garzón mudos y aferrados al cargo


Pero los focos de la gran cita de la Alianza Atlántica se apagan a estas horas y con el trabajo de los operarios para desmontar la infraestructura del IFEMA comienza a desmontarse el gran trampantojo del presidente para ocultar la cruda realidad de su mandato. Este mismo viernes, todos los frentes abiertos que acorralan al Gobierno seguirán estando ahí. Más inquietantes e inciertos que nunca.


Soledad parlamentaria agravada

Todos los compromisos de Sánchez ante la OTAN penden de un hilo y sirven para ratificar la asbsoluta soledad del PSOE y el abandono por parte de sus socios de legislatura.


Hasta el punto de que la ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha visto obligada a telefonear ya al dirigente del PP, Esteban González Pons, para reclamarle su apoyo al aumento de la dotación militar americana en la Base de Rota.


Una votación que amenaza con escenificar una nueva estampida de la coalición Frankenstein que retrataría la extrema debilidad parlamentaria del presidente.


IPC amenaza de derrumbe

Ni varias cumbres internacionales encadenadas servirían para disimular le emergencia social que está provocando el descontrol de los precios. La economía familiar de la inmensa mayoría de los españoles está en coma.


Salarios y pensiones se esfuman a mediados de mes y la batería de medidas de Nadia Calviño se han demostrado como fuegos de artificio. Vísperas de un otoño durísimo en cuanto se apaguen las luces de la temporada turística y del parón estival.


El espejo andaluz

Este mes que entra servirá para bajar a la tierra al líder del PSOE y para recordarle el verdadero termómetro de su apoyo ciudadano a pie de calle. Será el día 22 cuando Juanma Moreno suba a la tribuna del parlamento de Andalucía para ser investido con mayoría absoluta.


Nadie duda de que la "operación imagen" de Sánchez se ha saldado con éxito para él. Pero los problemas de los españoles siguen ahí...


La imagen de la derrota del socialista Juan Espadas retumbará en Moncloa para recordar el reciente fracaso electoral del propio presidente del Gobierno y los problemas estructurales en los que Sánchez ha sumido a su partido y a los barones en vísperas de unas elecciones autonómicas y municipales.


Debate de la Nación agónico

A mediados de julio llegará, por fin, la hora de que Sánchez rinda cuentas. Será en un Debate sobre el Estado de la Nación reconvertido en realidad en una moción de confianza al sanchismo.


El fuego va a ser graneado. De propios y extraños. El PSOE sabe que no solo se va a televisar en directo su absoluta soledad sino también el alcance de los chantajes a los que le ha sometido Esquerra, PNV y Bildu.


El gasto militar desata el tsunami: Podemos votará en contra de Sánchez


El asalto "chavista"

También apagadas las luces de la cumbre y con los líderes planetarios ya en su casa, Pedro Sánchez va a tener que dar muchas explicaciones sobre el deterioro institucional tras la segunda oleada de asaltos del Gobierno a los órganos independientes del Estado. El PP ha anunciado ya una ofensiva total en el Congreso. Los escándalos con el CGPJ, Indra y el INE no hay cuadro de Las Meninas que pueda taparlos.


Putin y la 'memoria histórica'

Cristina Losada. libertad digital. 1 Julio 2022


Las leyes de memoria histórica son artefactos peligrosos. Para empezar, por esa deliberada confusión de memoria e historia que las distingue. Se justifican con la intención de reparar moralmente a las víctimas, cuando se podría hacer sin imponer una versión del pasado y condenar cualquier otra. Pero su auténtica utilidad es la de abonar una reescritura de la historia y su instrumentalización política. Un caso paradigmático es el de las leyes de memoria que rigen en la Rusia de Putin. No sólo han servido para dotar de un relato nacional al régimen autocrático. También han dado sustento a la invasión de Ucrania.


No por azar, dos días antes de que las tropas rusas atacaran, la Duma aprobó multas y penas de prisión para quienes contravengan la ley que prohíbe todo intento de equiparar los objetivos y acciones de la Unión Soviética y la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, y todo cuestionamiento del "papel decisivo del pueblo soviético en la victoria sobre el fascismo". La noción de que había que invadir Ucrania para desnazificarla no es una creación reciente. Ha tomado cuerpo a lo largo de los años en un proceso de revisión del pasado donde el tema clave es la lucha contra el fascismo, y cuyo corolario es que la vieja consigna "quien está contra el Comunismo está con el Fascismo" se sustituye por "quien está contra Rusia está con el Fascismo".


Putin lleva dos décadas haciendo política con la historia. Ya en 2009, con Medvedev, se formó una comisión sobre "las falsificaciones de la historia en detrimento de los intereses de Rusia". Del empeño formó parte una rehabilitación parcial de Stalin, pero su figura no generaba el mismo consenso que la mitología de la guerra, muy viva y presente entre la población. De ahí que se desembocara en una ley para defender "la memoria de los defensores de la Patria", que castiga a quienes falten al respeto a "los días de gloria militar y fechas memorables" o difundan falsa información sobre los veteranos de la Segunda Guerra Mundial.


En esta reescritura del pasado, cualquier asomo de analogía con los crímenes de los nazis está vedada y penada, y prácticamente se hace desaparecer el tratado de no agresión entre la Alemania nazi y la Unión Soviética de 1939, el Ribbentrop-Mólotov, en el que ambos países se repartieron Europa Oriental, y que condujo a la invasión de Polonia por unos y otros, y luego a la anexión de Lituania, Estonia y Letonia. Lejos de reconocer estos hechos y la responsabilidad de los soviéticos en la matanza de Katyn, las autoridades rusas caracterizan la invasión de Polonia como una "campaña de liberación". Lo hacía el 17 de septiembre pasado, aniversario de la invasión, el Ministerio de Exteriores ruso en un mensaje en Twitter que decía que, tras la entrada del Ejército Rojo en Polonia, "los pueblos de Bielorrusia Occidental y Ucrania Occidental saludaron a los soldados soviéticos con regocijo".


Oficializar una versión del pasado de un país, convertirla en ley y sancionar e imponer penas de cárcel a quien incurra en desviaciones es lo que ha hecho Putin. Cuando nuestro Congreso de los Diputados aborde esa Ley de Memoria Democrática que el Gobierno ha pactado con Bildu debería reflexionar sobre lo peligroso del artefacto. ¿O van a llamar a Putin para pedirle consejo sobre cómo se hace política con la historia?


Veinticinco años de la liberación de Ortega Lara: el milagro de la luz tras 532 días de tortura

Hoy hace 25 años que comenzó en Mondragón la operación para liberar al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, rescatado finalmente la madrugada del 2 de julio de 1997. Fue el secuestro más largo de la banda: 532 días

Pablo Muñoz. MADRID. ABC. 1 Julio 2022


«Durante mi cautiverio pensé muchas veces en que la Guardia Civil estaría investigando, pero perdí la esperanza con el paso de los días. Llegó un momento en que perdí también las ganas de vivir y decidí dejar de hacerlo. Hice un primer intento cortándome las venas con el metal, previamente lijado, de los auriculares, y quedé desmayado momentáneamente con sangre a mi alrededor; pero acabé despertando, y limpié la sangre diciendo a mis carceleros que había sangrado de la nariz. Un escenario lleno de sangre no me pareció la mejor manera de morir y opté por ahorcarme con una cuerda de plástico que había conseguido tejer. Tenía ya fecha, pero la liberación por parte de los guardias civiles me devolvió a la vida».


Quien escribe estas líneas –el testimonio completo se puede leer en el libro 'Historia de un desafío', escrito por el coronel Manuel Sánchez Corbí y la cabo primero Manuela Simón– es José Antonio Ortega Lara, la víctima del secuestro más largo y cruel de la historia de la banda terrorista ETA y que fue liberado por agentes del Instituto Armado tras 532 días de cautiverio, hace 25 años.


Pero si cruel fue el secuestro, no lo fue menos el titular con el que el diario proetarra 'Egin' daba cuenta de la noticia. «Ortega vuelve a la cárcel», escribieron en portada. Los presuntos periodistas nunca pidieron perdón a la víctima por aquella infamia, lo mismo que tampoco lo hicieron los autores materiales de la salvajada: José Luis Erostegui Bidaguren, excarcelado en marzo de 2020; José Miguel Gaztelu Ochandorena, que quedó en libertad en octubre de 2017; Javier Ugarte Villar, libre desde julio de 2019 y el aún más siniestro Josu Uribetxeberria Bolinaga, fallecido en 2015 y en la calle desde dos años antes por razones humanitarias; justo las que nunca concedieron al funcionario de prisiones.


Un agujero de tres metros

El secuestro había comenzado el 17 de enero de 1996, cuando un comando de ETA lo abordó en el garaje de su vivienda de Burgos, lo metieron a la fuerza en el maletero de un coche y lo llevaron hasta una nave industrial a las afueras de Mondragón, en Guipúzcoa. En el sótano de aquel lugar, muy húmedo al estar junto al río Deva, los terroristas habían construido una «cárcel del pueblo» –así llamaban a un agujero tres metros de largo, 2,5 de ancho y 1,8 de altura– que ya antes había acogido a otra víctima: Julio Iglesias Zamora.


En aquel terrible lugar permaneció Ortega Lara durante año y medio, aislado del mundo, con la única conversación que le daban sus verdugos y un periódico como exclusivo contacto con el exterior... El interior del zulo –una réplica exacta se puede visitar en el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, en Vitoria– estaba revestido de madera. Los secuestradores le daban cada día dos cubos, uno para lavarse y otro para hacer sus necesidades.


«Me pidieron que firmara varios documentos; al principio lo hice en dos ocasiones, arremetían contra el gobierno del PP y contra mis compañeros de instituciones penitenciarias, pero luego ya me negué, aunque me presentaron varios más», escribe Ortega Lara en el citado libro de Corbí y Simón. «También me hicieron dos grabaciones en vídeo. Como yo no me dejaba entraban dos, me ponían los grilletes y me obligaban a posar después de preparar todo el escenario. Me decían que cuando saliera no contara nada a la Policía; yo les decía que sí lo haría, me replicaban aludiendo a que no les debía nada, pero yo les respondía que a ellos no, que me lo debía a mí», añade, para remachar: «De los captores siempre había uno que hacía de bueno. Cuando me veían fastidiado no se ensañaban conmigo, ahora bien, cuando discutíamos eran crueles, malos, muy malos. Solo los reconozco por la voz, siempre estuvieron encapuchados delante de mí».


Desde el primer momento del secuestro el Gobierno y las Fuerzas de Seguridad sabían que la única posibilidad que tenía Ortega Lara de recuperar la libertad era con una operación policial. ETA había exigido concesiones en materia penitenciaria y José María Aznar no estaba dispuesto a ceder al chantaje de los terroristas. Por ello, la presión para los investigadores era brutal; eran muy conscientes de que de su trabajo dependía la vida de la víctima.


Cualquier error significaba la muerte para Ortega Lara, porque si los etarras sentían cerca la presión de la Guardia Civil huirían, por supuesto sin revelar dónde estaba su rehén. La zona en la que se centró la búsqueda, en la Guipúzcoa más afín a la banda y donde cualquier desconocido era mirado con recelo, tampoco era fácil de trabajar para los investigadores.


Hasta llegar a Mondragón había sido necesario hacer un trabajo inmenso, con análisis de miles de documentos, seguimientos, vigilancias, pistas que no llevaban a ningún lado... Los medios técnicos de entonces, además, eran mucho más limitados, por lo que la investigación era casi artesanal.


Detención en Francia

El primer avance significativo se produjo con la detención en Francia de Juan Luis Aguirre Lete, 'Inzuntza', jefe del aparato logístico de ETA. En una libreta había escrito '5k BOL. Ortega'. En julio, tras el arresto de otro terrorista, Daniel Derguy, se encontró otra anotación en la que se hablaba de una cita con el tal BOL. Los agentes del servicio de Información de Intxaurrondo estaban convencidos de que aquello estaba relacionado con el secuestro, pero no tenían más datos que apoyaran esa teoría.


Aquellas tres letras, BOL, podía ser una abreviatura del nombre de un etarra, un pueblo o un lugar concreto, así que hubo que volver a analizar miles de documentos para tratar de encontrar un sentido a aquello. Tras semanas de búsqueda se dio con un nombre, Josu Uribetxeberria Bolinaga, simpatizante de la izquierda abertzale de Mondragón. Era una buena posibilidad, porque además el sujeto respondía al perfil de los secuestradores que había elaborado la Guardia Civil: veterano, con actividad legal, que llevara una vida discreta...


Por supuesto, a partir de ese momento se controló cada uno de sus movimientos. Llamaba la atención que visitara una nave industrial, pero por lo demás los primeros días de seguimiento no dieron resultado alguno. Todo cambió un día cuando le vieron comprar unas cantidades anormales de pan y leche, más de lo que podía consumir una familia. Y las sospechas se confirmaron al comprobar que algunas noches dormía en la nave industrial, que además estaba junto a un río, como otros zulos descubiertos antes. Paralamente se detectó a los que parecían sus compañeros de comando.


Doscientos guardias civiles

El 1 de julio, hace hoy 25 años, fue el día elegido para hacer la operación. Doscientos guardias civiles permanecían ocultos en una zona boscosa próxima a Mondragón. Cuando ya estaban preparados para actuar se conoció que ETA había liberado a un secuestrado... Hasta que se aclaró que se trataba de Cosme Delclaux, cautivo durante 232 días, se dudó de que la investigación hubiese sido correcta. A las cuatro de la madrugada del 2 de julio comenzaron las detenciones y a Bolinaga se le trasladó hasta la nave industrial.


Aquel individuo no colaboró; es más, el entonces juez Baltasar Garzón, pasadas unas horas, dio por cerrado el operativo ante la falta de resultados. La insistencia en seguir buscando de la Guardia Civil, muy particularmente del entonces capitán Manuel Sánchez Corbí, dio finalmente sus frutos. Fue al mover una maquinaria cuando se detectó el agujero que daba acceso al zulo. Bolinaga, que hubiese dejado que Ortega Lara muriera allí sin tener remordimiento alguno, quedó demudado. ETA había perdido y su camino hasta la derrota era ya inexorable.


«Me influyó mucho el ser creyente –relata la víctima en la obra mencionada–; no era fácil quitarse la vida siéndolo, pero cuando ya estaba muy mal, con un gran sentimiento de culpa, tenía claro que aquello se acababa. Todo fue muy rápido cuando me sacaron. Recuerdo perfectamente que me introdujeron en una ambulancia, con una ventana lateral con cristal traslúcido al que no quitaba la vista de encima, miraba allí de manera fija. En el vehículo me acompañaban dos personas con bata blanca y un guardia civil (el comandante Julio), que me dijo: «¿Por qué miras tanto para allá?». Le contesté: «Estoy mirando la luz, esto para mí es un milagro, la luz»…


Recortes de Prensa  Página Inicial