Asociación G. para la Libertad de Idioma
AGLI

La Coruña, España

R.N.Asociaciones: 80.224, CIF: G-15200553
    agli.geo-yahoo.com  
(no olvide cambiar - por  @)
www.libertadidioma.com

Desde 1.988 defendiendo los derechos humanos y constitucionales
de los que hablamos el idioma español.
Si no hemos conseguido mucho, es muy probable que una parte de la culpa sea tuya.

 

Feliz

Una         opinión crítica contra los nacionalismos

En         Defensa de los Derechos Constitucionales de los que hablamos el Idioma         Común Español
FelñFiRecortes de Prensa    Última actualización 17 16 15 14 13 12 11 10 9 8 7 6 5 4 3 2
1 31 30 29 28 27 26 25 24 23 22 21 (act),  20 (re-act),  19 18 17 16

Los recortes de ayer al final de la página

Limitación en los recortes de prensa
Nota del Editor 8 Noviembre 2019; 30 Agosto 2020, 22 Diciembre 2020

Desde hace algún tiempo, algunos de los medios de los que recortábamos material con objeto de formar una especie de biblioteca con una visión
crítica a los nacionalismos, están cambiando al acceso de pago, así que cada vez disponemos de menos información.

Libertad Digital: algunos artículos solo para suscriptores
La Razón: solo el editorial, resto para suscriptores
El Mundo:  España, resto para suscriptores
El confidencial: solo para suscriptores
La Tribuna del País Vasco: no permite copiar
La Voz de Galicia:  solo para suscriptores
El Español: lectura limitada a algunos artículos al mes, resto para suscriptores
La Gaceta.eu: desaparecido
ABC: solo el editorial, resto para suscriptores

Medios aún libres:

okdiario
esdiario
Voz pópuli
crónica global
gaceta.es
rebelionenlagranja.es
Estrella Digital: poco relevante
Periodista digital:
República. muy escorada, pocos artículos relevantes
Diario sigli xxi: pocos artículos relevantes
La Opinión: poco relevante

   ******************

 

Lenguas inútiles - Y ahora Ucrania, tomad nota
                    idiotas!!

 

Euro and Europe doomed by Spain's inefficiency
AGLI Editor. 22 August 2012

The Spanish government has no intention to attack the intrinsic inefficiency problem, otherwise it should already have abolished the laws of  regional languages. This measure  would destroy inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, and benefits are outstanding.

Spain has seventeen regional governments partitioning the country with laws and languages. Therefore, the disassembly of the regional system, by abolishing the laws of the regional (and many local) governments and reducing the redundant government employees is also compulsory. This measure means a heavy social cost, two million people should be laid off, but the private sector could recover and start creating productive jobs. As a byproduct, professionals of politics would probably disappear (as they are the problem). 

Spain will sink the Euro and Europe unless it returns to common language and law.
AGLI Editor. 22 August 2012 

The deep problems of  Spain's economy are paving the way to the destruction of the Euro and Europe and the Spanish governments have no intention to fix their problems, otherwise the first measure with zero cost, returning to the spanish common language by abolishing all laws of  regional languages, should already have been taken. 

Basically, the inefficiencies of the governments and the unnecessary expenses are so high that no tax system can survive after the depletion of its citizens. 

Spain has a multitude of regional governments (seventeen) with many of them using different regional languages instead of the Spanish, and consequently the country is divided by laws and languages, the work force can't move unless families surrender themselves and the education of their children from their mother spanish language to the regional languages, government employees are valued more for their knowledge of the regional language than anything else, enterprises have to cope with many different and opposing laws written in different regional languages, and have to translate their operating  business systems to them. 

Therefore, should the Spanish government have any intention to fix the problem, the first measure should have been to abolish all the laws concerning regional languages, letting the Spanish be the common language. This measure  would destroy many inefficiencies affecting market, work force, education, legal, procedural, health, security systems and more. This measure has no cost, on the contrary benefits are absolute neccesity. 

The second measure should be the disassembly of the regional systems, abolishing the laws of the seventeen regional (and many local) governments and reducing the redundant and unnecessary government employees. This measure has a very heavy social cost, around two million people should be laid off, but by reducing those, unnecessary expenses, the private sector could recover and start creating productive work. As a byproduct, the superfluous class of professionals of politics would probably disappear (they are the problem).


El español: una lengua viva. Informe 2016. Instituto Cervantes
http://www.cervantes.es/imagenes/File/prensa/EspanolLenguaViva16.pdf

La colección de 'El valor económico del español', un homenaje a nuestro idioma
Fundacion Telefonica 3 Marzo 2017

 

Descárgatelos gratis http://email.fundaciontelefonica.com/re?l=D0Ilily6zI5ztd4nnIh

Descárgatelos gratis

Esta ambiciosa obra analiza la importancia que tiene el español como activo de las empresas que impulsa su internacionalización en mercados donde se habla el mismo idioma.

¿Sabías que las industrias culturales en español aportan hoy más de 30.000 millones de euros anuales? ¿Y que nuestra lengua es la tercera en la Red y que el 7,9 % de los usuarios de Internet se comunican en español?

Son datos extraídos de la investigación 'El Valor Económico del Español', formada por 14 títulos, una ambiciosa investigación sobre la cuantificación económica de nuestra lengua, como una forma de lograr que apreciemos el valor cultural de este activo hablado por una comunidad formada por más de 500 millones de hispanohablantes.

Te recordamos que en nuestra web están disponibles los 14 títulos gratuitos que conforman 'El Valor Económico del Español':

Atlas de la Lengua española en el mundo. Presentación gráfica y didáctica de la situación del español dentro de la riqueza y diversidad del universo de las lenguas. En 2016 ha salido la tercera edición revisada y ampliada de la obra.

Lengua, empresa y mercado. Analiza la importancia del español como activo que impulsa la internacionalización de las empresas en mercados que hablan el mismo idioma.

El futuro del español en EE.UU: La lengua en las comunidades de migrantes hispanos. El español es la 2ª lengua más hablada en Estados Unidos gracias a que las segundas generaciones de inmigrantes la mantienen como segunda lengua tras el inglés, un hecho novedoso en la historia de este país, conocido por ser un “cementerio de lenguas”.

El español, lengua de comunicación científica. Este libro analiza los aspectos cuantitativos y cualitativos del español como lenguaje científico y tecnológico.

El español en las relaciones internacionales. Un recorrido por la presencia del español en foros y organismos internacionales y su futuro en el mundo globalizado.

Valor económico del español. Compendio de conclusiones de la primera parte de la investigación sobre la proyección del español en tanto que lengua de comunicación internacional.

El español en los flujos económicos internacionales. Más de 500 millones de hablantes hacen del español un importante ‘puente económico’ sobre el Atlántico.

Economía de las industrias culturales en español. El español como lengua global aparece como un importante motor del desarrollo de las industrias culturales.

Lengua y Tecnologías de la Información y las comunicaciones. Existen vínculos lingüísticos en el patrón geográfico de internacionalización de las operadoras de telecomunicaciones.

El español en la Red. El informe analiza la presencia de páginas web en español en la Red y las consecuencias que Internet tiene sobre la vida de las lenguas.

Emigración y Lengua. El papel del español en las migraciones internacionales. Estudia el efecto que tiene una lengua como el español en los procesos de decisión y en los resultados laborales y sociales del emigrante.

Las Cuentas del Español. Aborda uno de los aspectos cruciales de este ambicioso proyecto: la cuantificación del español en términos como el PIB o el empleo generados en la economía española en los últimos años.

La economía de la enseñanza del español como lengua extranjera. La enseñanza del español a hablantes de otras lenguas genera empleo y valor añadido.

Economía del español. Una introducción. Introducción del proyecto de investigación ‘Valor Económico del español’ que cuantifica la actividad productiva o de intercambio que la lengua aporta a la economía.


*******

Si te importa España, diez acciones indispensables
Nota del Editor 1 Noviembre 2011

  la lengua española para unificar mercado, educación, sanidad, justicia, legislación, seguridad, anulando toda la legislación sobre lenguas regionales.

 desmantelar el tinglado autonómico.

3ª  deshacerse de la enorme casta de profesionales de la política

4ª  simplificar y reducir el enorme aparato burocrático y millones de funcionarios

5ª deshacerse del intervencionismo de un estado ineficiente y depredador de los recursos de la clase media

6ª deshacerse de un estado indoctrinador y comprador de votos de unos con dinero de otros

7ª  arreglar un sistema educativo desastroso con menos medios y más responsabilidad

8ª  educar en valores humanos a una sociedad indoctrinada y adormecida

9ª liberalizar y optimizar un mercado fragmentado e ineficaz

10ª arreglar una justicia irracional, politizada, lenta, incompetente e irresponsable con menos medios y más responsabilidad

******

El Nacionalismo Obligatorio en las Aulas
Por Ernesto Ladrón de Guevara y Arbina.

A LAS PERSONAS QUE HAN SACRIFICADO SU BIENESTAR PARA HACER PREVALECER LA VERDAD
(Vitoria, año 2011)
394 páginas

www.educacionynacionalismo.com

******
La "normalización lingüística", una anormalidad democrática. El caso gallego
Dedicado "A todos aquellos que piensan que los idiomas se hicieron para las personas y no las personas para los idomas"
Manuel Jardón     (1.284KB, formato .pdf)  Nota: si no consigue descargar el libro completo, pulse el botón derecho de su ratón y
seleccione "Guardar destino como" en
Internet Explorer o "Guardar enlace como" en FireFox.

La normalización lingüística, una anormalidad democrática. Manuel Jardón

Por la normalización del español: El estado de la cuestion, una cuestion de Estado.
FADICE      (747KB, formato .pdf )

Índice General

Recortes de Prensa   18 junio 2021
Boletines
Artículos y Conferencias
Bibliografía  
 Legislación
Enlaces/links
English
© Copyright

Del libro de Manuel Jardón

"A todos aquellos que piensan que
los idiomas se hicieron para las
personas y no las personas para los idiomas"

 

 

 

AGLI Recortes de Prensa   Jueves 17  Junio  2021

El «arbitrario» e «indeseable» mercenario de La Moncloa
OKDIARIO  17 Junio 2021

En 2013, Pedro Sánchez era un joven diputado socialista por Madrid que empezaba a destacar en aquel PSOE liderado por Alfredo Pérez Rubalcaba, que le designó coordinador adjunto de la Conferencia Política con la que el socialismo -en horas bajas- pretendía rearmarse ideológicamente. Pues bien, sobre la figura del indulto el PSOE proponía lo siguiente: «Revisar la institución del indulto para convertirlo en un instrumento que sólo se aplique de forma excepcional, asegurando el ejercicio de una prevista y lícita potestad discrecional y excluyendo injustificables e indeseables expresiones de arbitrariedad». Ironías del destino: el mismo coordinador adjunto de la Conferencia Política del PSOE de 2013 que reclamaba acabar con las «injustificables e indeseables expresiones de arbitrariedad» derivadas de la figura del indulto, utiliza el perdón a los golpistas catalanes de forma arbitrariamente indeseable e injustificable. Ése es Sánchez: el mayor truhan que ha conocido la política española, el presidente con menos principios de la democracia, un tahúr capaz de decir una cosa y la contraria sin inmutarse.

Decía Sánchez por entonces que la Conferencia política era el contrato que el PSOE iba a firmar con los ciudadanos. Si alguna vez el PSOE firmó ese contrato -cuestión harto discutible-, Sánchez se ha encargado de romperlo al indultar a los sediciosos catalanes a cambio de mantenerse en el poder. Reflexión aparte merece el comportamiento del PSOE actual, que ha abdicado de sus señas de identidad para abrazarse al ‘sanchismo’: no hay ninguna señal que invite a pensar que algún dirigente socialista sea capaz de resucitar el espíritu crítico de un partido que se ha rendido mansamente al jefe. Ese es el problema: Pedro Sánchez ha devorado al socialismo, convirtiéndolo en un obsceno retrato de sí mismo. Que Pedro Sánchez contradiga a Pedro Sánchez no es noticia, pero que el PSOE haya claudicado ante la figura de un mercader sin escrúpulos revela hasta qué punto el socialismo español se ha suicidado por orden del iluminado que ocupa la secretaría general.

De Sánchez y su poderío
Agapito Maestre. Libertad Digital 17 Junio 2021

Sánchez no está solo: recibe ayuda de todos los enemigos de la Nación.

El país sigue patas arriba. Basta reparar en el comportamiento de la chusma separatista ante el Jefe del Estado y los enjuagues de Sánchez con el Gobierno de la Generalidad para saber qué tipo de democracia es esto. La Nación está desaparecida y el Estado en descomposición. Pero el cachondeo no falta. Dicen que para el próximo fin de semana La Sexta y TVE preparan un programa conjunto sobre la entrevista completa de Sánchez y Biden. Parece ser que no habrá cortes publicitarios. Lejos de mí hacer mofa de algo tan serio como el humor, pero creo que el cachondeo, la excesiva ironía, sobre ese ridículo saludo entre el español y el useño nos pone a todos los españoles a los pies de los caballos. Es difícil caer más bajo.

Y, sin embargo, este Sánchez, falsificador de su tesis de doctorado, mentiroso compulsivo, traidor a sus propias palabras y, por supuesto, de la institución que representa, inepto hasta decir basta en el combate de la covid-19, y principal auxilio de los Gobiernos más despóticos del mundo, como el de Venezuela, resiste. Traiciona a la Nación, pero sigue teniendo un perfil alto en las encuestas. Pacta los indultos con los separatistas, pero la oposición no es capaz de detenerlo. Y es que Sánchez no está solo, aparte de los miles votos que lo legalizan, recibe ayuda de todos los enemigos de la Nación.

¿Aguantará hasta el final de la legislatura? No lo sé. Pero respaldo tiene. Millones de votantes fanatizados siguen creyendo en él, por ejemplo, un tal Víctor Manuel, cantante de las glorias de su abuelo en la mina, dice que Sánchez hace bien concediendo el indulto a los golpistas. Imagino que siguen a este señor los periodistas de la izquierdona totalitaria, entre los que destacan los de El País y medios afines, que frecuentan miles de profesores, poetas y gentes de ese jaez intelectual. Por este camino de ideología, o sea de mentiras construidas a conciencia, Sánchez está bien respaldado. Pero, además, este hombre tiene detrás gente de mucha influencia económica. Creo que los más ricos del país no están descontentos con él. Más aún, muchos de ellos están esperando que les llegue alguna ayuda de los fondos de la UE. O sea que Sánchez aprovechará de una u otra manera y, por supuesto, saltándose todos los controles de la Comisión para ayudar a los suyos. Por aquí , por el lado de la economía, también me temo lo peor. Sí, dicen que la economía española crecerá de modo espectacular en los próximos meses, especialmente en los sectores de la producción y los servicios, ¿será suficiente ese crecimiento para rescatar a dos de cada tres negocios en ruina? ¡Quién lo sabe!

Pero, seguramente, Sánchez cantará ese crecimiento hasta decir que sobrará para salir de la crisis… Sospecho que el crecimiento de la economía sólo beneficiará a los de siempre y, de paso, al Gobierno. Los arrastrados seguiremos siendo arrastrados y las clases medias seguirán depauperándose. Los sueldos seguirán siendo bajos y las personas más preparadas, ninguneadas. Y seguirán cosiéndonos a impuestos. De la pandemia salen más tocados los sectores menos favorecidos. Obvio. En cualquier caso, el Gobierno de Sánchez ha empezado a utilizar esa baza no sólo para mantenerse en el poder, sino para hacerse más fuerte. El poder de Sánchez es mucho. Y, además, el Consejo de Europa ya le ha adelantado nueve mil millones, que no hace falta que les diga para qué los utilizará. Por mucho que le exijan justificar esas partidas para recibir más, Sánchez no tiene otro objetivo que usar ese dinero para mantenerse en el poder. ¡O espabila la oposición o tenemos Sánchez para rato!

De la crisis con Marruecos al desprecio de Biden y su amenaza arancelaria: Sánchez condena a España a la irrelevancia
'Los enemigos de España insultando. ¿Y Sánchez? Indultando'
Daniel Lara Farías. https://gaceta.es/ 17 Junio 2021

La diplomacia tiene métodos que, a veces, son más letales que los desarrollados en un campo de batalla. Que lo diga Pedro Sánchez después de haber sido objeto de la mirada de desprecio de Joe Biden en el pasillo que los conducía a la cumbre del G-20 de este lunes.

Una mirada de desprecio, un gesto de desgana a la hora de intercambiar saludo. Un paso apurado al caminar junto a una persona. Evitar ver a la cara al dignatario que intenta entablar una conversación.

Más contundente es declarar público amor al régimen marroquí en plena crisis en Ceuta, con Mohammed V mandando chiquillos engañados a cruzar al enclave español para humillar al ya humillado Pedro Sánchez. Un gesto poco elegante de la diplomacia de los EE.UU. para decirle a España: “No me importa tu crisis con Marruecos, no me importan tus productos de exportación ni me importa faltarle el respeto al país que acoge dos de mis bases militares en Europa”.

Por cierto, que fue el propio Sánchez quien renovó en noviembre de 2020 el acuerdo de permanencia de dichas bases. Para mayor vergüenza.

Si todo eso no es suficientemente grave para evaluar la relación entre España y EE.UU. desde la llegada de Biden al Gobierno, ahora salta la amenaza arancelaria, respuesta infame a la imposición de deberes tributarios a las grandes tecnológicas.

En el nombre de Facebook
Cuando España anunció que impondría un Impuesto a determinados Servicios Digitales, el conocido popularmente como “Tasa Google”, Donald Trump prometió una investigación, considerando el mismo un castigo al libre comercio.

Pero era una investigación, obviamente llamando a un entendimiento. Con Biden las cosas, se supone, cambiarían, pues el demócrata le debe su presidencia a los grandes conglomerados tecnológicos: la esposa de Mark Zuckerberg se gastó 300 millones de dólares desde su fundación para “colaborar” con el sistema electoral del país para promover el voto por correo que, a la postre, le daría la victoria a Biden. Todo eso, según se reveló en el ya legendario reportaje/confesión de Time, en el que los involucrados contaron cómo torcieron al sistema electoral para favorecer al Partido Demócrata y a su candidato.

Obviamente, Facebook, Google, Amazon, Spotify, Apple, son “cuenta ahorristas” del bando demócrata. No es sorpresa entonces la medida que ha lanzado, cuál sentencia a muerte suspendida, el gobierno de los EE.UU. anunciando la imposición de barreras arancelarias a una lista de productos de exportación españoles, como castigo por la ‘Tasa Google’.

Una infamia y nada más. En principio, por la desproporción. Luego, por lo rocambolesco del proteccionismo que pretende EE.UU.. Estamos hablando de que los conglomerados digitales, en especial Google y Facebook, han asesinado al negocio de la publicidad en medios de comunicación desde que aparecieron por el horizonte, creando un mercado alterno donde se mueven miles de millones de dólares al año.

Pretenden las “big tech” que sus actividades se establezcan en paraísos fiscales o se amparen en los acuerdos de doble tributación, para pasar por alto que en cada país de Europa donde operan, recogen miles de millones de dólares libres de impuestos, en desmedro incluso de los derechos de millones de usuarios cuyos datos son transados en el mercado con fines publicitarios.

Pueden entonces las empresas tecnológicas que financiaron la llegada de Biden al Gobierno de forma impune eludir impuestos. Pueden además quedarse con los datos de sus usuarios. Pretenden además influir en el discurso de la sociedad determinando qué esta bien y qué esta mal en el discurso político o en la difusión de contenidos. Y de paso, si se les cobra impuestos por sus actividades, usan al Gobierno de Biden como brazo armado y los aranceles como balas.

¿Y Sánchez? Pues persiguiendo a Biden por los pasillos de la cumbre. No ha habido ni una carta de protesta ni una postura rígida ante los desplantes, por el contrario, la actitud ha sido la de poner la otra mejilla, una y otra vez.

Como un triunfo anuncian que han “logrado” sacar algunos ítems de la lista de productos a ser castigados con aranceles. Es decir, negocian qué es importante y qué no lo es a la hora de recibir castigos. Como el esclavo al que se le deja decidir de qué lado de la espalda recibirá el latigazo. Una vergüenza.

Ni una referencia a la permanencia de las bases militares de EE.UU. en España. Ni un llamado de atención a la embajada. Ni un gesto que busque mejorar la relación y darse a respetar.

Eso con EE.UU. Con Marruecos, ya vamos al colmo de la vergüenza, donde un gobierno de izquierdas que se declara y actúa contra la monarquía española, huye despavorido ante la monarquía absolutista marroquí, que usa a sus jóvenes y niños como arma arrojadiza obligándolos a cruzar la frontera, solo para incordiar y molestar al vecino.

Los enemigos de España insultando. ¿Y Sánchez? Indultando.

Vamos de mal en peor.

No son los indultos del Rey, son del felón
Carlos Dávila. okdiario 17 Junio 2021

El 3 de octubre de 2017 Felipe VI, pronunció en televisión el discurso que, probablemente, será el más comprometido, más arriesgado, más polémico de su Reinado. Fue la respuesta del jefe del Estado al golpe que habían perpetrado días antes los sediciosos catalanes. Dijo cosas tan claras, tan extraordinariamente medidas, como éstas: “Se ha proclamado ilegalmente la independencia de Cataluña”, “Las autoridades han incumplido la Constitución”, “Han vulnerado los principios democráticos de todo Estado de Derecho”, “Se han situado al margen del Derecho y de la democracia”, “Han pretendido romper la unidad nacional” y “Han quebrado el orden constitucional”. Normalmente, de las intervenciones trascendentes del Rey (por ejemplo, sus intervenciones en Nochebuena) tiene conocimiento previo la Presidencia del Gobierno. Siempre ha sucedido así, tanto que en ocasiones muy contadas el texto preparado en La Zarzuela ha resultado inconveniente para La Moncloa. Así ocurrió cuando en plena conmoción nacional por la corrupción monstruosa del Partido Socialista, Don Juan Carlos redactó un primer borrador en el que, sin ambages, se dolía y denunciaba los numerosos casos de corrupción general que nublaban la sociedad española hasta hacerla apestosa. El borrador sufrió alguna variación y la final el discurso real quedó, si no anulado, sí bastante decolorado.

¿Qué sucedió en los primeros días de octubre de 2017? Pues que el Rey, ya Felipe VI, comunicó a Rajoy su interés por intervenir en el tremendo conflicto institucional que habían provocado los secesionistas. Al presidente de entonces le pareció adecuada la iniciativa, y La Zarzuela compuso un discurso calificado, casi por unanimidad, de “magistral”. No se ha dicho que Rajoy no añadió, ni quitó una coma al texto del Monarca, ni tampoco que el presidente, dada la trascendencia del momento, juzgó imprescindible que el jefe del principal partido del país, ya por entonces el PSOE de Pedro Sánchez, conociera no sólo la intención de Felipe VI de dirigiese a la Nación, sino, además, las líneas maestras de su alegato. Así fue, por lo tanto Sánchez no puso pega alguna a lo que iba a afirmar Su Majestad, y en consecuencia, se mostró conforme con el requerimiento que hizo el Rey para que los independentistas regresaran al orden constitucional.

Es trascendente este hecho porque demuestra hasta qué punto el actual presidente no sólo ha traicionado el mensaje de Felipe VI, sino que ahora mismo se dispone a perdonar, que no otra cosa son los indultos, a los transgresores de la principal Ley que rige nuestra democracia. Son los mismos políticos con los que se conchaba y que perpetran desaire tras desaire al Rey. Pero a él le trae por una higa erosionar su figura. Con sus comportamientos indecentes ha colocado a la Monarquía parlamentaria en el trance más oscuro de su trayectoria desde el golpe de Estado de 1981. Contra la opinión de no menos del sesenta por ciento de la población, y con el único fin de permanecer en el poder, va a perpetrar un atentado al orden constitucional arrastrando para ello a un Rey que, según explicaba documentalmente el lunes Loreto Ochando en este periódico, no tiene otro remedio que suscribir los decretos, éste y otro cualquiera, que le le envíe el Gobierno. Este cronista recuerda a este respecto que en una ocasión, uno de los padres de la Constitución, el centrista Gabriel Cisneros, adujo que las funciones del Rey quedaron mermadas en la versión final de nuestra Norma Suprema. Dijo textualmente en el Club Siglo XXI de Madrid. “¿Qué pasará si al Rey se le pone a la firma un decreto disconforme con la propia Constitución?” “Pues bien -se contestó a sí mismo- que no tendrá otro remedio que firmarlo”.

Claro está que en unos momentos como estos en que, al contrario de la opinión de Cisneros, lo que menudea en el Gobierno social leninista es la idea de, al revés, recortar todavía más, las funciones de la Corona, apoyar una revisión al alza de estos poderes sería una estúpida ingeniosidad que ni siquiera secundarían los partidos del centroderecha español. Por tanto, nada por ahí; por ahí no cabe rectificación alguna al hórrido desfiladero por el que transita el felón Pedro Sánchez. ¿Qué cabe? Pues que Felipe VI, tal y como ha hecho al recibir la Medalla de Oro de Andalucía, haga varios gestos precisos y directos más para refrendar no solo la unidad de España, que también, sino la descalificación de todos los que pretenden subvertirla.

El Rey en consecuencia no tiene otra posibilidad que firmar lo que se le exige, otra cosa es sin embargo, que sea preciso en estos momentos recordar, por un lado, este extremo y por otro, delatar con toda rotundidad a quien le ha puesto en el trance de contradecir sus propias palabras del 17. Y es que contradecir es exculpar, aunque sea por deber y por mandato constitucional, a los delincuentes que hace cuatro años se colocaron “al margen del Derecho y de la Democracia”. Pero lo “políticamente correcto” triunfa tanto en España que las palabras, vehementes y sin filtro, de la presidenta de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso sobre la guarrería política que ha articulado Sánchez exigiendo al Rey una firma que seguro que aborrece, han parecido escandalosamente inapropiadas, fuera del cacho político habitual. Y nada más lejos de la realidad: la desvergüenza es que todo un presidente del Gobierno del Reino de España, someta a su titular al trance de suscribir un decreto con el que se muestra en desacuerdo, como por lo demás lo hace -ya está escrito- más del sesenta por ciento de la ciudadanía española. Ese es el escándalo que protagoniza el felón más grande que haya padecido España desde los tiempos de Fernando VII. Los indultos por todo esto no son una opción satisfactoria para el Rey, son todo lo contrario a lo que él piensa. Es su terrible obligación constitucional. No hay más cera que la que arde en la pira en que ha transformado España el psicópata narcisista (es definición de los psiquiatras) Pedro Sánchez.

Sánchez se quita la mascarilla
Dados los antecedentes, no es descartable que Sánchez anuncie la fecha definitiva del fin de las mascarillas a la vez que aprueba los indultos para encubrir un abuso con una buena noticia
Editorial ABC 17 Junio 2021

Hace tiempo que cuando Pedro Sánchez habla sobre la pandemia, solo lo hace para anunciar noticias favorables. Nunca habla de la fallida cogobernanza, elude cualquier debate sobre la aparente inconstitucionalidad de su primer decreto de alarma, se calla cuando los tribunales le reprochan que no legisla, y ya nunca cita cifras oficiales sobre fallecimientos durante la pandemia. Solo alude a estadísticas para adueñarse de «millones y millones» de vacunas y para sobreactuar con una euforia que su Gobierno debería contener porque todavía falta tiempo para lograr ese ansiado 70 por ciento de inmunización de rebaño. Sánchez no puede apropiarse de las expectativas científicas sobre la progresiva pérdida de letalidad del virus, y a la vez evadirse de la evidencia de que por ahora solo hay tres españoles de cada diez completamente inmunizados. El presidente sigue siendo el mismo que ordenó colocar adhesivos propagandísticos del Gobierno en las primeras cajas de vacunas que llegaron en enero a España, para que se visualizase que si los ciudadanos se inmunizan es gracias a él, y no a la Comisión Europea, al trabajo denodado de muchos investigadores en tiempo récord, o a la inversión de multinacionales y farmacéuticas. Ahora hace lo mismo arrogándose en exclusiva el anuncio de que en breve los españoles podremos despojarnos de las mascarillas durante las actividades al aire libre. Ojalá sea factible aprobar esa medida porque, más allá de la incomodidad, será otro indicio más de que la amenaza del coronavirus se va alejando definitivamente.

Sin embargo, Sánchez siempre se empeña en utilizar una buena noticia como coartada para reivindicarse con criterios oportunistas. En eso es infatigable. No puede ser el Ministerio de Sanidad quien lo anuncie con argumentos científicos creíbles, sino que tiene que ser él personalmente quien se exhiba con narcisismo político. Desde esta perspectiva, y dados los antecedentes de Sánchez con la utilización del marketing y la demagogia, no puede descartarse que estos globos sonda que va lanzando a la sociedad sean para combatir la indignación que produce la inminencia de otro de sus anuncios: la concesión de indultos a los golpistas catalanes. Desvelar en el mismo Consejo de Ministros la fecha para la liberación de las mascarillas como contrapeso a la aprobación de los indultos se convierte así en una tentación para el presidente del Gobierno, porque ese es su modo superficial de concebir la política.

Para Sánchez, la pandemia acabó hace tiempo, aunque para los españoles no sea así. Cuando el TC haya dictaminado sobre el estado de alarma, ya dará igual. Sus consecuencias no son reversibles en el tiempo. Lo mismo empieza a ocurrir con la decisión del Tribunal Supremo, meses atrás, de derivar hacia la jurisdicción ordinaria muchas de las querellas y denuncias planteadas por la pésima gestión de la pandemia, y determinar si alguna actuación fue delictiva. Hoy son investigaciones judiciales perdidas en algún limbo. Sánchez solo quiere combatir su desgaste acumulado, y todo su empeño está en liderar cualquier iniciativa que el ciudadano interprete como positiva. Así, él será el liberador de una carga, y en cambio las autonomías serán quienes gestionen las dificultades, las contradicciones, los agravios y la incertidumbre que plantee otra medida estrella del presidente. De cualquier forma, retirar parcialmente las mascarillas no será un mérito de Sánchez, sino de la ciencia, de la evolución de la pandemia, y del trabajo ingente de nuestros sanitarios.

Ética para Simón
EDITORIAL. https://gaceta.es 17 Junio 2021

Durante los dos primeros meses de la pandemia de covid-19, la falta de preparación, la escasez de recursos y la rápida propagación del virus y de la enfermedad —incluso en una parte sustancial de los profesionales sanitarios— colapsaron el troceado sistema de salud español que se vio desbordado ante el elevado número de pacientes con necesidad inmediata de cuidados intensivos y de sistemas de ventilación mecánica con los que no se contaba en número suficiente.

Fue en esos instantes cuando se empezó a aplicar, sin criterios claramente marcados ni, en algunos casos, ajustados a principios éticos, un «triaje de guerra» en las urgencias de los hospitales que sólo tuvo en cuenta la edad de los pacientes. Desde un punto de vista ético hay enormes lagunas en esa decisión como el hecho cierto de que no se informó a la sociedad con la suficiente autoridad y claridad de cuáles eran los factores excluyentes de la atención médica, ni se contó con el daño psicológico que podía causar —y ha causado— a los sanitarios civiles sobre los que recayó, injustamente, la responsabilidad de establecer ese «triaje de guerra» para el que no estaban preparados, ni tenían el conocimiento ni la práctica adecuada. Que los médicos militares debieron haberse responsabilizado de ese triaje está fuera de toda duda (salvo para las autonomías, el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Defensa que no dudan en sus complejos), sobre todo al observar los estragos psicológicos que ese triaje ha causado en los sanitarios civiles y al observar la desafección de una parte importante de la ciudadanía.

Dicho lo anterior, es evidente que la necesidad es una de las fuentes relevantes de la ética y ante la ausencia de tiempo y medios materiales para establecer la gravedad real del paciente —que en condiciones normales debe ser el criterio que decida la atención—, resulta indudable que no se puede reprochar desde un punto de vista ético la actuación de los profesionales sanitarios ni las órdenes dictadas por las autoridades competentes (si es que hubo tal cosa) sobre el criterio de selección de los pacientes que en aquellos dos primeros meses debían ser tratados o, por desgracia, abandonados en hospitales y residencias en función de su edad.

Si ha llegado hasta aquí, permítanos insistir en que todo lo anterior se refiere a los dos primeros meses de la expansión de la pandemia en España. A partir de ahí, cuando los medios ya eran suficientes para no tener que recurrir al triaje de guerra, la ética médica y los principios de autonomía, beneficencia, no maleficiencia, justicia y dignidad de los códigos deontológicos que iluminan la profesión médica desde hace tan poco como 2.500 años, exigen que no se discrimine a nadie por su edad, sino por la gravedad real del paciente.

Las declaraciones de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, en las que discrimina de una manera impúdica, aberrante y amoral —y de pie delante de las cámaras— entre la vida de una persona de 95 años y la de una persona de 20 años, merecerían un reproche contundente desde el Gobierno en forma de cese inmediato y una investigación de cómo pudo aprobar la asignatura de ética médica.

Por supuesto, de su jefe, el doctor (?) Sánchez, no esperamos que haga ni una cosa, ni la otra. Para reprochar a alguien una inmoralidad, primero hay que saber qué es lo moral, y Sánchez es, a todas luces, y sobre todo desde el día en el que sobre los cadáveres de más de cien mil españoles se dio un notable alto en la gestión de la pandemia, un inmoral. El resto de su acción de Gobierno, desde sus pactos con los deudos de ETA hasta los inminentes indultos a los golpistas republicanos y nacionalistas, sólo son constataciones de que no sólo es Simón quien no sabe lo que es la ética.

‘Vamos a ganar esta batalla’. Crónica de la primera sesión del histórico Foro en defensa de la libertad en la Iberosfera
'La UE se ha convertido en altavoz de los regímenes totalitarios'
Agustín Benito. https://gaceta.es/ 17 Junio 2021

El grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos ha hecho historia con la primera gran Cumbre ECR-Eurolat, un Foro conservador y anticomunista en defensa de la libertad y la democracia en la Iberosfera frente al avance de las fuerzas totalitarias del narcocomunismo.

La serie de ponencias comenzó este martes con la Mesa -moderada por Jorge Buxadé– titulada “ECR Eurolat: Un nuevo comienzo para la relación Euro-Iberoamericana», una charla en la que participaron dirigentes como el presidente de VOX, Santiago Abascal; la líder de Frattelli d´Italia, Giorgia Meloni; el profesor y co-presidente del Grupo ECR (Polonia), Ryszard Legutko; el eurodiputado Carlo Fidanza; y el presidente del Grupo de Acción Política Iberoamericana ECR-Eurolat y gran impulsor de la cumbre, Hermann Tertsch, y se puso de manifiesto la necesaria articulación de una alianza entre las fuerzas democráticas a ambos lados del Atlántico, «una cuestión de supervivencia», y se valoró la Cumbre como un «hito» para mejorar las relaciones de la UE con Iberoamérica.

Así, Legutko, luchador por la libertad frente al comunismo en Polonia y referencia para el movimiento conservador europeo, señaló que siente «en primera persona» la situación de muchos países bajo regímenes no democráticos en Iberoamérica y proclamó el ECR como «la voz de la libertad en el Parlamento Europeo», y Meloni resaltó la importancia de Iberoamérica para Europa y llamó a llevar a cabo una «estrategia distinta» con la región, y a ayudar a «los amigos y aliados» que «luchan por la libertad y la prosperidad para sus pueblos ante la irrupción de la izquierda radical».

Tertsch, por su parte, incidió en la importancia de dar la batalla ideológica en Iberoamérica y reafirmó que la Iberosfera es el espacio más fraternal a Europa. «Juntos tenemos que recuperar la fuerza, la vitalidad y el músculo moral para combatir a aquellas fuerzas que nos agreden y que nos han hecho tanto daño», subrayó. Y recordó los más de 120 millones de muertos a manos del comunismo, un modelo ideológico que no solo es responsable de la extensa supresión de libertades individuales, sino que siempre se ha caracterizado -además de por el hambre- por la sangre y el terror.

Abascal: ‘Vamos a ganar esta batalla’
El líder de VOX, Santiago Abascal, celebró «la primera gran cumbre del primer gran proyecto europeo de resistencia a las dictaduras narcocomunistas y terroristas de Iberoamérica» y tildó el día de «histórico». «Por primera vez en el Parlamento Europeo hay un grupo político decidido a combatir la peste totalitaria que lleva décadas carcomiendo a nuestros hermanos de Iberoamérica», dijo.

Asimismo, censuró que durante demasiados años las fuerzas que tenían la obligación de combatir esta peste «se hayan dedicado a contemporizar con los comunistas». «Algunos por pura comodidad, otros pensando de buena fe que así la bestia se entregaría tiernamente a sus brazos… Nada de eso ha ocurrido», añadió, al tiempo que sostuvo que «lo único que han logrado estas posiciones débiles ha sido normalizar, dar legitimidad y envalentonar a toda una serie de dictaduras anacrónicas insaciables que no pararán hasta ver caer la última piedra de nuestra gran civilización occidental y cristiana».

Abascal afirmó que la cumbre ECR-Eurolat «abre una nueva etapa en las relaciones entre Europa e Iberoamérica», un camino que se inició con la ‘Carta de Madrid’, iniciativa de la Fundación Disenso en defensa de la libertad en la Iberosfera, y que les acompañan «toda una serie de fuerzas europeas que saben muy bien lo que es luchar contra el comunismo». «Vamos a ganar esta batalla. Porque somos los buenos y porque por primera vez los buenos estamos más decididos que ellos. Por nuestras naciones, por nuestras familias, por nuestra libertad y nuestra vida. Y ya no hay vuelta atrás», concluyó.

‘La UE se ha convertido en altavoz de los regímenes totalitarios’
La segunda Mesa llevó como título ‘Eurolat: una oportunidad para mejorar las vidas y la libertad en dos continentes’ y tuvo como participantes al expresidente colombiano Andrés Pastrana; a la exministra de Exteriores de Polonia, Anna Fotyga; al miembro por JA21 en la Cámara de Representantes de los Países Bajos, Derk Jan Eppink; y al diputado de VOX Víctor González, que denunció que la UE supuesta garante de la libertad colabore y se haya convertido «en altavoz de los regímenes totalitarios» en Iberoamérica. «Les hemos estado financiado con miles de millones de euros a través de distintas fórmulas que nos vamos a recuperar nunca si en esas naciones hermanas gobierna el comunismo».

También participaron el presidente del Partido Republicano de Chile, José Antonio Kast, que denunció que el Foro de Sao Paulo esté ahora «más vivo que nunca» y sigue dedicándose a «derribar las instituciones a nivel iberoamericano» y al director gerente internacional del Acton Institute de Argentina, Alejandro Chafuen, que pidió «potenciar» redes conservadores en Iberoamérica tal y como ha hecho el «enemigo» y «buscar aliados» en Europa central y del este.
******************* Sección "bilingüe" ***********************
Sánchez indulta a los condenados y legaliza los insultos a España

El Gobierno da un cheque en blanco al separatismo para seguir en su desafío, permite plantar al Rey y además aprueba el inexistente derecho a injuriar a buena parte de España.
Editorial ESdiario  17 Junio 2021

A escasos días de que el Gobierno de España indulte con la firma del Rey a los políticos catalanes condenados por sedición y de que Pedro Sánchez reciba con honores a Pere Aragonés en Moncloa, el Gobierno de la Generalidad ha plantado a Felipe VI en una cena convocada para apoyar, paradójicamente, a los empresarios catalanes.

El presidente Aragonés no acudirá a la cena presidida por el Jefe del Estado con el Círculo de Economía, prolongando la actitud vejatoria hacia la Corona de la que hizo bandera el anterior presidente, Quim Torra.

La ANC boicotea al Rey días antes de que Sánchez le obligue a firmar indultos

Un encuentro con el que don Felipe pretende además, como tantas veces, auxiliar a un sector lastrado por la pandemia, sin duda, pero sobre todo por el "procés", que ha provocado la huida de 7.000 empresas de Cataluña en solo cuatro años.

La actitud de rechazo y persecución al Rey ha incluido, en los últimos años, el veto constante en actos oficiales; su declaración como “persona non grata” en ayuntamientos nacionalistas y el desprecio institucional constante, hasta el punto de que se le exigió que no acudiera a la conmemoración de los atentados terroristas de Las Ramblas.
Tolerar que se plante al Rey y a la vez indultar a quienes le acosan es una tropelía de Sánchez sin ninguna justificación

El veto al Rey ha escenificado, además, el constante enfrentamiento interno entre ERC y Junts dentro del Gobierno catalán: Aragonés no ha conseguido que le sustituyera el vicepresidente Puigneró, que tampoco irá pese a estar anunciado, en otro reflejo de que el separatismo es tan cainita en su seno como con el resto de España.

¿A quién se debe Sánchez?
En esta escena se resume la incoherencia de Sánchez: va a indultar a dirigentes políticos que no aceptan a la figura que simboliza la Constitución y que incluso la vetan en público cuando hace el esfuerzo de acudir a ayudar a su tejido empresarial, atacado por las mismas instituciones que, pese a existir gracias a la Carta Magna, dedican su tiempo y recursos a acabar con ella

La laxa actitud de Moncloa se completa con el apoyo del PSOE a Podemos en la reforma que despenalizará los delitos de injurias al Rey, a las instituciones del Estado, a los sentimientos religiosos y el enaltecimiento del terrorismo. Justo al revés de lo que impone el sentido común y el respeto por la sociedad a la que Sánchez, teóricamente, se debe.

Dolores Delgado, el escudo para garantizar los indultos
Editorial ABC 17 Junio 2021

Aún no se han aprobado los indultos y sin embargo ya se está produciendo un amplio debate doctrinal sobre quién estará legitimado para impugnarlos ante el Tribunal Supremo y quién no. Argumentos a favor y en contra hay para todos los gustos porque ni siquiera está claro que pueda hacerlo Vox, partido que ejerció la acusación en el proceso penal, y que por tanto tiene un interés directo en la causa. Quienes sí podrían impugnarlos son la Abogacía del Estado y la Fiscalía. La primera, a las órdenes directas del Gobierno, no se lo planteará aunque, como ocurrió con algunas decisiones arbitrarias relacionadas con el ‘procés’, tanta sumisión pueda causar malestar interno. La segunda, a las órdenes de Dolores Delgado -exministra de Justicia de Pedro Sánchez-, se da por descontado que tampoco lo hará. Los cuatro combativos fiscales que ejercieron la acusación penal quedarán al margen, y será Delgado quien decida; eso sí, de modo encubierto porque a fin de cuentas está contaminada por haber sido ministra. ‘A priori’, los indultos parecen tan garantizados como el fervor de Delgado por el sanchismo. Todo atado, y bien atado.


Recortes de Prensa   Página Inicial



















































































































































































































































 

 

 1  1